Día 3º.- LGC.- La llegada de los invitados

Un evento exclusivo en la Ciudad Prohibida donde no todo tiene que ser de ensueño.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6893
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Día 3º.- LGC.- La llegada de los invitados

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Nov 26, 2009 10:00 am

General

La expectación creada por el sistema de seguridad había sido notable, haciendo que a las cuatro de la tarde todos los invitados se reunieran nerviosos en sus respectivas Embajadas.

Un rugido de cuchicheos llenaba cada una de las salas abarrotadas de perfumados y engalanados miembros de los Clanes ante la expectación de la llamada de la comitiva Seppun.

Y así pues, aunque ninguno de los miembros de los respectivos Clanes tenía mucha idea de cómo serían llamados a las cuatro en punto una comitiva Seppun con cinco hombres se presento en la primera de las Embajadas... la Grulla.


Kakita Koji

El rumor se acalló cuando la Embajadora levantó la vista en aquella enorme sala pero en la que paradojicamente se encontraban pocas personas, entre ellas tu y tu señora, era una sala en la que esperaban los más cercanos a la Embajadora, y por supuesto su hermana era una de ellas.

Un criado entró anunciando que los Imperiales habían llegado. Aki miró a los presentes y no dijo nada, sólo marchó tras el criado, haciendo una oleada a su paso.

Chugo estaba cerca, igual que Noriko, a una distancia prudencial para que no fuera ni sospechosamente amigable ni frío. De hecho más cerca vuestra estaban las tres hermanas, dos de las cuales te traían dolor de cabeza y su orondo padre.

Kamoko avanzó despacio mientras al salir veíais como de otras salas se apresuraban a salir una cantidad enorme de personas, una cantidad pequeña para los palanquines y carrozas que os esperaban.


General

El segundo Clan en ser llamado fue... el León.


Kitsu Raigi

No sabías cómo estarían esperando el resto a la llegada de los heraldos, pero el León parecía metido de lleno en una meditación antes de la batalla. La sala era enorme, tan larga que parecía un enorme dôjo. Allí, los invitados del León esperaban todos sentados en posición seiza, mientras la gran parte de ellos callaba y observaba y sólo unas cuantas palabras se oían de sonido de fondo, en su mayor parte del Embajador que parecía divertido hablando con un viejo Ikoma que parecía tener más años que el mundo.

Yoshiratsu callaba seranamente pero en su mirada podías ver cómo iba inspeccionando a cada uno de los presentes en la sala.

La puerta se abrió y un criado anunció la llegada de la comitiva. Toushi se levantó con mucho ánimo y con una etiqueta descuidad, quizás a posta espetó:


"Es la hora de la batalla, samurais"

A lo cual Yoshiratsu te miró con una sonrisa lobuna en su actual y extraño aspecto, pues puede que fuera la primera y última vez que la vieras con un kimono de esas caracteristicas y sin su cabello encrespado y se levantó.


General

El siguiente Clan en ser llamado, antes de que fuera la mitad de la hora de Shiba (antes de las cinco de la tarde) fue... el Fénix.


Isawa Mitsuomi

La pequeña sala de té estaba repleta no sólo por unos dulces que Kazumi se había empeñado en traer para la espera sino de charlas distendidas alrededor de una mesa que te recordó a la primera vez que estuvistes en la ciudad, con todos los candidatos y los Embajadores.

Arousou se había sentado cerca tuya y tras pasarte un pastelillo te comentó acerca del tiempo tan inusual de los puertos de mar como la capital y que había visto la evolución del día no sólo como un acto de suerte o de bendición delos dioses, de hecho pensaba qie habían rezado oportunamente por abrir y esclarecer el día, todo por la Ama...

Tras cada uno de los que habían elegido llevar yojimbo se encontraba este sentado en silencio.

A tu otro lado la palabrería rapidísima de Aya comentaba algo a una Mai algo perdida y a una Kazumi risueña que parecía encontrar muy graciosa una historia de la que eras imposible de pillar.

La espera había sido corta, o eso te había parecido, pues un criado anunció con cuidado la llegada de la comitiva a lo cual hubo más de una reacción, pero todas de animo, en una u otra forma.


General

Justo a la mitad de la hora de Shiba fue llamado... el Dragón.

Y la extraña comitiva quizás una de las más reducidas pero no por ello de menor interés salió a la calle, estos sin palanquines ni carrozas, sino sobre aquello que te lleva a cualquier parte, tus propias piernas.

OUT: A Okami y el resto de jugadores que se dan por desaparecidos, pero que no lo están, ya os vale aparecer u os traeré de vuelta a latigazos.

Poco después de la llamada del Dragón, aunque todo esto no lo sabrían exactamente, el Cangrejo, en su Embajada de piedra maciza fue llamado, saliendo de entre sus muros la más robusta de las comitivas de la Cena.


Shosuro Onnamura y Yogo Masi

OUT: se que estáis ahí así que ya os vale...IN

Bayushi Jubei bebía sake servido por la bella Murasaki cuando alzó su copa justo en el momento en el que el criado pedía paso para entrar en la sala.

"Lo bueno se hace esperar."

A lo cual hubo un "kampai" generalizado, antes de tomar un último trago y que la comitiva de los secretos y las mentiras, en aquel tono granate inyectara sangre a las calles de la ciudad con su presencia cuando estos, tras sus máscaras y sonrientes comenzaron su ascenso a la Ciudad Prohibida.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Jue Nov 26, 2009 3:09 pm

La Gran Cena en la Ciudad Prohibida, por fin. Los nervios habían desatado un enjambre de furiosos insectos que amenazaban con destrozar su estómago, pero también notaba de vez en cuando breves escalofríos que sacudían sus entrañas, destellos de excitación ante lo que se avecinaba, un evento tan singular, tan lleno de posibilidades, que la parte de él que amaba la intriga se frotaba las manos, ávido como una fiera antes de saltar sobre su presa.

Sacó con mucho cuidado el kimono que iba a ponerse para la cena. Era un kimono con un gran valor sentimental para él, aunque de significado muy ambiguo, pues no le recordaba precisamente circunstancias agradables, todo lo contrario. Pero era un kimono espléndido, que nunca había tenido oportunidad de lucir en cinco años. Aquella cena era la ocasión idónea.

Se vistió con ayuda de una heimin especialista en semejantes menesteres. Al terminar, pudo observarse a conciencia en un espejo de cuerpo entero que habían traido a su habitación especialmente para ello. Por un momento pensó si tal vez sería una vestimenta demasiado extravagante, no por ostentosa, sino por diferente a lo que sin duda llevaría el resto de su clan.

El color predominante del kimono era el gris perla. El obi, delgado como correspondía a un kimono masculino, era de un gris más oscuro. Sobre el pecho, a la altura del corazón estaba bordado el mon isawa con hilo de plata. De idéntico material estaban bordados unos hermosos lirios que crecian delicados y airosos en las faldas del kimono, casi hasta las rodillas; bordeaban lirios también las mangas, aunque sin tanta presencia de tallos, tan sólo una cenefa de corolas y hojas.

El kimono se cubría con un haori sin hombreras y de anchas mangas. Ocupaba la espalda un gran bordado del mon fenix en plata. Plateadas eran también las estrellas que cubrian el resto del haoria, formando las constelaciones del firmamento nocturno.

Para compensar un kimono de colores tan inusuales en su clan, eligió un abanico muy sencillo, blanco hecho en madera de melocotonero. Lucía un sencillo dibujo a tinta de estanque en el que se reflejaba la luna.

Antes de bajar a la sala donde habían quedado en reunirse, tomó de un canjón el pergamino de un hechizo. Era posible que tuviera que necesitarlo aquella noche y la verdad es que si tal ocasión se presentaba,
sería sin duda lo más interesante de la noche y una ocasión también temida un poco por Mitsuomi.

Pensar en ese hechizo le hizo acordarse de lo que le había prometido hacer a Daisetsu. No las tenía todas consigo al respecto. Dudaba incluso de que alguien con el rango y la función del Seppun pudiera pedirle (aunque en el fondo fuera una orden muy sutil) que utilizara la magia de semejante manera en la Ciudad Prohibida. Pero no podía echarse atrás, tan sólo esperaba que no le descubrieran. Por otra parte, aprovecharía la cena para localizar a otro Seppun con el que tendría que concertar una cita a raíz de lo que Daisetsu había tenido que revelarle.

Bajó a la sala donde los demás estaban esperando. Que Arousou se hubiera sentado a su lado y le diera conversación le resultaba significativo (a no ser que se estuviera volviendo irremediablemente paranoico). Tenía muy reciente el ofrecimiento del tensai para "hablar". La facción renovadora se ponía en movimiento.

Pero estaba decidido a relajarse, al menos hasta el momento en que traspusiera las puertas de la Ciudad Prohibida, una vez en su interior todo tendría que ser medido, cada palabra sopesada, cada gesto recordado y analizado con la precisión del ingeniero. No iba a ser desde luego una cena enteramente de placer. ¿Y haría algo al respecto el Cangrejo con su ofrecimiento? Si sucedía algo en ese sentido, las reacciones de los concurrentes serían dignas de ver.

Muy exagerado esto de llamarnos tan pronto, creo yo -le comentó en voz baja a Arousou-. Me pregunto con qué nos entretendrán antes de la cena. Faltarán horas aún.



off

kOJI COF COF COF

Avatar de Usuario
Kitsu_Raigi
Cazador de Oscuridades
Mensajes: 1446
Registrado: Mié Oct 08, 2008 11:17 pm

Mensaje por Kitsu_Raigi » Vie Nov 27, 2009 2:04 am

El Gran momento se acercaba ,la cena estaba alli.
Puede que este dia fuera a el ultimo y mas para alguien tan devoto como el.
Habia que demostrar determinacion ,fuerza y valor.

En ese dia tenia que ser lo que su nombre significaba "justicia "
Sabia que algunos d elos gozokus mas importantes se encontrarian alli ,ademas de otra gente con la que querria tener alguna conversacion de otros clanes como dragon o imperiales y tambien otros como murasaki y demas escorpiones con los que tendria que tener cuidado.(Intentar acusar a alguien de asesinato no hacia muchos amigos...)

Con paso firme el Kitsu se acerco a Yoshiratsu.

Creo que seria mejor que nos mantuviesemos cerca ,estoy seguro de que necesitare a alguien que me rescate de alguna conversacion incomoda esta noche.
Añadio con un ligero tono de humor e ironia,venia a sonar como si se referiera a el ,pero en realidad tenia ams que ver con el hermoso aspecto de la matsu en especial.

No querria que esta se hiciera seppuku por uno de los multiples piropos que sin duda recibiria esta noche y ademas el leon cazaba en manada .

Si verdaderamente estaba atractiva si no fuera por que sabia que esta mordia puede que intentara algo o quizas era eso lo que mas le gustaba al sacerdote fuera lo que fuera definitivamente las mujeres serian su perdicion.

Como dijera y dijo en multiples ocasiones Raigi:
Si ,es un buen dia para morir .

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3152
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Sab Nov 28, 2009 1:39 pm

Si te vistes de payaso y pasas desapercibido, es que estás en un circo.

¡Y qué circo! De momento sólo había aves, pavos reales en su mayoría, mostrando sus colas orgullosas, pero pronto se unirían leones amaestrados, malabaristas de los elementos fénix, forzudos cangrejos y demás variopinta fauna. Y todos bailando para que aplaudan los cerdos.
Va a ser una noche jodidamente gloriosa.

Me muevo detrás de mi señora Kamoko, sin mostrar demasiada confianza, que no es mi lugar ni el lugar. Evito mirar a nadie, fingiendo fácilmente un sentimiento de nerviosismo, que oculta como un grueso manto mis verdaderos.

No puedo preguntarme para qué he traido la espada si es obvio que no me van a dejar portarla; sabiéndolo, es como llevar un invitado a una fiesta donde sabes que no le van a dejar pasar de la puerta, es casi un insulto a la cara, y me siento mal por hacérselo a kashin, que tiene más honor que muchos de los que si van a pasar.
Podría no haberla traido pero ¿para qué sirve un yojimbo desarmado? Y vuelta a comenzar el círculo vicioso... y con esos pensamientos intrascendentes para el universo vamos avanzando la procesión celeste.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Otomo Washi
Cruel y desalmado
Mensajes: 815
Registrado: Jue Sep 25, 2008 10:32 am
Ubicación: Oz
Contactar:

Mensaje por Otomo Washi » Dom Nov 29, 2009 2:14 am

Washi se observó frente al espejo de sus aposentos. Porque él disponía de un espejo y en su reflejo se permitía bañarse en la opulencia de su conjunto en hilo dorado sobre un fondo marrón. Se aseguró que ningún detalle en su presencia se escapara, confirmó que llevaba todo lo necesario - que era poco - en los pliegues de su kimono o en su obi y reprimió una sonrisa cuando el cristal le devolvió la oscuridad en su mirada.

Una Cena sin sentido. Una política sin sentido. Otosan Uchi estaba degenerando en parafernalia aunque agradecía en parte que estos días se hubiera retirado de la escena política: a pesar de la gravedad de los problemas actuales en la ciudad esto le permitía respirar mejor.

Como siempre, se tocó el mon de su casa en el pecho sintiendo profundamente su significado y el simbolismo de las cuatro serpientes. Esta noche más de una mordería. Esa era la labor de su familia.

Apagó las luces y salió de la sala, dirigiendose por dentro de la Ciudad Prohibida a donde tendría lugar el evento. Temía que la noche fuera larga.
A fin de cuentas si la orden se ejecuta gano yo... y si no lo hace vos perdéis. ¿Cuál preferís pues? (Cardenal Richelieu)
Washi en su tiempo libre

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6893
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Nov 30, 2009 3:17 pm

OUT
Bueno, iremos respondiendo poco a poco. A Daisetsu y Sakura que no han escrito, pueden hacer como Washi, hacerlo sin ningún problema con sus pensamientos, como el resto, y viendo sus intenciones yo iré escribiendo.
Y ahora al lio!!!
Respondo en orden de respuesta por vuestra parte y luego hay un general, para que los Imperiales se incorporen y podáis empezar a interpretar entre vosotros.
IN




Isawa Mitsuomi

El tensai asintió a tus palabras y replicó:

"Tengo entendido que quieren que lleguemos a distintas horas y con distinto recorrido para que no haya problemas con la seguridad de unas comitivas que parecen ser todas amplias... Aunque obviamente yo comparto vuestra idea de que quizás sea todo más una parafernaria para tenernos intrigados.. aunque lo cierto es que, por lo que he estado oyendo, ha dado resultado, todos estamos espectante, y ahí me incluyo, por lo que si es lo que pretendían, han hecho un buen trabajo..."

La comitiva se levantó y entrasteis en palanquines que tenían cabida para hasta cuatro personas, y enormes carrozas tiradas por corceles engalanados.

Te habían montado en una carroza, en la cual estaban otros de los tensais, lo cual ayudó a que el ambiente fuera agradable en la ascensión. Mai estaba a tu lado, se la veía algo nerviosa y quizás incómoda tras una kimono rosado con pétalos de nieve blancos. Aya en cambio, siempre nerviosa, chapurreaba una anécdota que le habían contado unos artistas hacerca de una obra de teatro. Heisuke se sentó a enfrente tuya y haciendo caso omiso a su hermana te preguntó:

"¿Cómo se os está dando la ciudad? Cada vez que os veo es para que sea casi corriendo de un lado a otro..." Tras lo cual sonrió.


Kitsu Raigi

"Malditas mariconadas de cortesanos..."

Bufó Yoshiratsu mientras se montaba molesta en un carromato, pues aquel kimono no le facilitaba lo que normalmente eran unos movimientos amplios y bruscos. Se dejó caer en los asientos de este y tras mirarte dijo con una ladeada sonrisa:

"Si tu piensas que puedes morir por un inoportuno comentario imagínate yo... Arg! No lo soporto... estoy.... arg.... si parezco una mujer!! casi gruñó Por Matsu...."



Kakita Koji

Kamoko te miró de reojo dirigiendote a su espalda para que caminaras detrás de ella cuando la Embajadora se acercó a ella y comenzó a hablarle de una cena en el pasado, un recuerdo en común mientras os montábais en la carroza de la propia Embajadora, con sus dos fieles perros, Asahina Yue y Doji Hajime, los cuales miraban despreocupados por las ventanillas mientras hablaban del resto de carromatos y de las vestimentas de los invitados.

Al parecer las polémicas hermanas estaban preciosas para esa noche, e iban por supuesto en la carroza de su padre, los cuatro miembros de la familia feliz al completo.

Una subida a la gloria esperada para muchos... no tanto para otros...






General

La Ciudad Prohibida...

Cuna de sueños, inicio de pesadillas, plato dorado donde se sostiene el manjar de la inmortalidad, el melocotón sagrado caído en medio de un jardín de flores malcuidadas.

Todo y Nada.

Para los que la Ciudad Prohibida representaban el todo de su ser, la esencia de la lealtad, la cúspide del deber, el mayor de los tesoros del honor... aquello era una cristalina ilusión que había cobrado forma en pos de verdes jardines, rosadas flores, cristalinas aguas, dorados pabellones y azulino cielo que recogía la gracia de los cielos, que custodiaba el mayor de los tesoros del Imperio la línea de descendientes del gran Hantei...

Para los que la Ciudad Prohibida no significaba nada, la opulencia, la riqueza desmedida, las mentiras, la corrupción, la avaricia, el poder, la manipulación se hacía carne en personas con torcidas sonrisas y despiadadas intenciones. Una burla a lo que pudo haber sido y no fue o dejó de ser...

Sin embargo, lo objetivo... es que cada uno de los sentidos que pudieron observar la entrada se extendieron tal y como lo haría un Ishi y dejó entrar aquel maremagnun de sentimientos...

Las doradas murallas que refulgían con canticos no susurrados nunca se abrían en una de las enormes puertas de metal y oro tallado, con una guarnición de soldados engalanados en tonos jade que se inclinaban al paso de las comitivas.

Y tras los Muros nunca cruzados por más de unos pocos privilegiados el deslumbre a los sentidos mayor jamás pensado...

Jardines verdes que se perdían a la vista y que eran intercalados por árboles frutales que escondían rojizos pabellones, cerezos que desplegaban sus rosadas flores a un aire que las conducía ondulantes entre las estatuas de setos y de madera y piedra repartidas por los senderos de amarillo albero y de piedras negras y grisáceas pulidas. Lagos que se bifurcaban entre islas engalanadas con edificios que sobresalían de pequeños montículos no sólo de piedra.

Y entre la vegetación y la armonía, los edificios de los Clanes en sus colores ancestrales saludaban y en medio de aquella armonía el Palacio Imperial, quizás no el más grande de los Kyudens, debido a la naturaleza sismica de la capital, pero si quizás el que más extensión de su primera planta tenía, al igual que sus jardines interiores, no sólo exteriores... Decían que en aquella enorme moles de pasillos techados tanto interiores como exteriores todo el ala oeste era de la Ama, quedando esto patente con el color que se atisbaba ya incluso desde los patios, el morado, uno que la Ama había hecho como propio, haciendo que en todo el Imperio se hubiera sobreentendido que era un color con seña de identidad propia y del que pocos hacían gala más que en adornos por no enfadas a la Señora del Imperio nunca llamada de tal manera, pues el humor de una mujer es cuanto menos... inesperado...

Uno de los jardines de primavera cercano al palacio del Emperador fue el habilitado con mesas es su exterior con bebidas y ciertos aperitivos para la llegada de los invitados, mientras una fila de cortesanos y miembros de la Ciudad Prohibida los iban esperando, y entre ellos, el Consejo de los Seis, que desde un pabellón cubierto y alzado entre la explanada general, sentados contemplaban la llegada de los demás.

Y es pues en esta explanada, entre un lago azulado con barcas verdes que lo cruzaban y un jardín de lirios abiertos y melocotoneros en donde por primera vez en la vida de muchos de los presentes pudieron atisbar la magnitud de la lista de invitados, pudiendose contar más de sesenta invitados de cada clan...



OUT
Ea, a jugar.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Lun Nov 30, 2009 4:42 pm

La actitud de Heisuke le resultó significativa. Había en el mellizo de Aya algo que le hacía desconfiar, tal vez porque era algo que reconocía en sí mismo; se trataba de algo difuso, un doblez apenas en la sonrisa del tensai de la Tierra. Heisuke aparentaba una serenidad que contrastaban fuertemente con la agitación permanente de su hermana, si bien era igualmente cordial, aunque era precisamente esa afabilidad la que Mitsuomi encontraba sospechosa. Heisuke tenía mucho de cortesano, quizás un carácter tan sibilino como un Otomo o, al menos, tan obtuso y artero como el del propio Mitsuomi. Se dijo que había que tener cuidado con él.

¿Nunca habéis tenido un perro, Heisuke-san? -preguntó con una sonrisa-. Yo no, la verdad, pero he visto como otros corrían detrás de un infatigable cachorro, tratando en vano de que obedeciera sus órdenes. El problema es que esta ciudad no es precisamente un cachorrillo afable, sino un León siempre hambriento.

Con aquellas palabras ambiguas, Heisuke tendría ya para cabilar mucho. ¿Qué conclusiones sacaría? A Mitsuomi no le importaba, pero si algo estaba claro es que no iba a dejarse interrogar sobre sus actividades sin devolver el golpe.

A propósito -dijo como si acabara de recordar algo-, ¿qué tal el Registro Asako? Si no recuerdo mal ibáis a visitarlo.

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2925
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Lun Nov 30, 2009 6:43 pm

Ahora nos nos observaban aún, al menos nadie ajeno al clan, pero me mantuve cerca de Murasaki en la medida de lo posible para practicar mi coartada que debería defender durante toda la noche; la de que era ella la que me había permitido un privilegio como éste, o el del club, por afinidad personal.
La realidad no era ésa, o al menos no del todo, pero resultaba creíble. Y de paso expresaba a los cuatro vientos que la secretaria debía tener mucha mano en la embajada si podía expedir invitaciones por gusto personal, lo que era bueno para su imagen.
Todas felices, y yo la que más, por la novedad, o quizás por saber que no estaba allí por ser "la esposa de" Algo de ambas.

Se suponía que debía estar nerviosa, o al menos sentirme un poco fuera de lugar, y no me costaba mucho fingirlo. Me ilusionaba estar allí, entre samurais tan principales, y aún más me ilusionaría estar en la Ciudad Prohibida con otros aún mayores.

Celebré el saludo del embajador como la que más y seguí a la Shosuro mientras sentía como el corazón se me iba acelerando poco a poco. Pensé en decir algo, pero no se me ocurría que... y menos estando siempre ella tan cerca del embajador, como era natural.

-¿No estáis nerviosa Murasaki-sama? -utilicé un tono más formal por instinto -Es en estos momentos en los que envidio las máscaras completas que a veces usan nuestros hermanos bushi.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3152
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Lun Nov 30, 2009 11:33 pm

Amigos o enemigos, al menos no se puede negar que en la carroza que me ha tocado no haya buena conversación en potencia.

-Encantado de volver a veros, Asahina Yue-sama- digo con una reverencia muy adecuada a la etiqueta, ya que vamos bien engalanados -Lamento que os hayáis perdido la entrevista con su excelencia el embajador león. Es un samurai sorprendentemente -para ser un león, quiero decir -cultivado. Hemos estado hablando largo y tendido de periodos artísticos clásicos... debo decir que es todo un experto.

Vamos subiendo al carruaje mientras me acerco al sacerdote. Es una buena idea no tener que empezar la velada andando cuesta arriba, seguro que rompe algún protocolo de buena fortuna.

-Vos debéis de ser Doji Hijime-sama ¿me equivoco? Creo que no nos han presentado formalmente pero he oido hablar mucho de vos en el poco tiempo que llevo en la ciudad. Mi nombre es Kakita Koji, soy el yojimbo de la dama Kamoko-sama -hablo en voz lo suficientemente controlada como para no estorbar la conversación de las hermanas, de por seguro mucho más interesante y valiosa para la humanidad -Es un honor conoceros en persona -ya sentados no hay mucho margen para reverencias, aún así hago lo que puedo dentro de lo que me permite la cortesía y el estirado traje que llevo.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Kitsu_Raigi
Cazador de Oscuridades
Mensajes: 1446
Registrado: Mié Oct 08, 2008 11:17 pm

Mensaje por Kitsu_Raigi » Mar Dic 01, 2009 12:05 am

Raigi siguio conversando con la matsu por el camino.

-Y si no fuera bastante con la ropa que debemos llevar la etiqueta y de mas no nos dejan llevar ningun tipo de arma y entonces si algo nos pasa como nos defendemos a golpe de abanico??

Mejor sera que nos olvidemos de la parte mala y pensemos en que podemos conseguir esta noche para con nuestro clan ,de aqui podria salir un nuevo campeon esmeralda o de jade o incluso podriamos recuperera el puesto del leon ,verdaderamnete nos jugamos mucho hoy...

Avatar de Usuario
Shosuro_Onnamura
Playboy de sonrisa pícara
Mensajes: 772
Registrado: Mar Sep 23, 2008 6:10 pm

Mensaje por Shosuro_Onnamura » Mar Dic 01, 2009 12:50 am

"lo mejor se hace esperar".. que gran verdad, murmuraba para sí Onnamura mientras comentaba con Masi los últimos detalles de el plan... porque ¿de que te sirve una gran entrada si te han visto antes de llegar? Así que llevaba una pesada capa con capucha que le cubría completamente, pasando por uno de los escorpiones que les gustaban más las sombras que la luz. Todo en su momento, a su tiempo y de la manera más profesional. Río para sí. Los Grullas buscaban la perfección. Los escorpiones la conseguían, pero no podían vanagloriarse de ello.

Comtempló la Ciudad Imperial... Casi empezaba a hacersele familiar, pues, aunque relamente hermosa, ¿Como compararla con las estancias que había visitado, y la belleza que había contemplado? Y sobre todo.. aquella voz... Tras una breve oración a Benten, su fortuna guía, volvió a sus pensamientos mientra sus entrenados ojos analizaban todo..

¿Quién era esa... ? Sakura-sama.. no estuvo en la fiesta, lo que significa que o es nueva.. o no es de fiar... intentaría hablar con ella.. sería fácil ver si habría que prestarle su apoyo.. o su desprecio.. No sin antes consultar con Murasaki.. ¿Porque fiarse de su instinto si podía tener dos versiones? Pero que estuviera en este grupo... decía mucho...
La apreciación de la belleza es el comienzo de la sabiduría

Bajo el cielo de la noche silbo sin canción, trazando constelaciones con los dedos

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6893
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Dic 01, 2009 12:48 pm

Isawa Mitsuomi

Heisuke sonrió ante tu comparativa e incluso se permitió dejar escapar una carcajada ante la idea.

"Yo no lo hubiera expresado mejor, sin duda debe ser como luchar contra corriente, yo también me he dado cuenta y he decidido eso de "hacerme el muerto" y dejar que la corriente me lleve rio abajo, muchas veces pensamos que ir hacia donde la fuerza "del mundo entero" nos lleva es malo, pero muchas veces es sólo el destino...

¿El registro? Ufff.... un caos... es enorme... es ENORME... y todos estan tan freneticos como en una embajada que se ha pasado las últimas dos semanas sin dormir.... Pero bueno, he creido sacar algo de provecho, por lo menos al ver las listas de las entradas en la ciudad."


La plática acelerada de Aya estaba como runrun de fondo hasta que de pronto se paró en seco y se volvió hacia vosotros.

"Entonces-has-tenido-que-ver-"eso"

Dijo a la rapidez del rayo. Su hermano se encogió de hombros como preguntando "¿eso qué?"

"Ya-sabes... la-llegada-de-la-artillería-pesada-de-los-asesinos... o-como-ellos-prefieren-llamarle... héroe-de-guerra-Soshi-Seto-sama... Es-todo-un-problema-para-con-nuestras-relaciones-con-la-grulla-porque-yo-se-de-buena-tinta-a-lo-que-ha-venido..."


Bayushi Sakura y Shosuro Onnamura

Murasaki sonrió a Sakura y le hizo un gesto con la mano para que se mantuviera cerca suya, en la comitiva del Embajador. Hizo una visual con la mirada y de pronto sus ojos quedaron pendidos en los de Onnamura.

Murasaki entonces tiró de la manga de Sakura y la hizo acercarse hacia donde ella se dirigía, directa hacia el actor, y una vez que llegó cerca de donde este estaba, acompañado de la Compañía teatral y en un plano más lejano de la dueña de la compañía y espetó.

"Sakura-san ¿no os dije que os presentaría a los actores de la obra que esta noche íbais a ver? Pues tengo el placer de presentarte a quien hace de Sol en el Cielo... Shosuro Onnamura-san, un orgullo para nuestro Clan como poeta, es muy posible que hayáis leido algo suyo, el público mayoritario que le lee somos jovencitas desventuradas como nosotras ¿verdad Onnamura-san?" dijo sonriendo con picaresca.



Kakita Koji

Mientras más cerca del peligro más lejo del riesgo, eso dicen... ¡Y una mierda! es lo que debistes pensar cuando vistes hacia qué lugar se os veía conducidos... hacia la misma boca del lobo dentro del estómago de este.

Yue-san de movimientos gentiles pero de presencia helada, realzado esto con un kimono predominantemente blanco con detalles en celeste tan claro que era difuso, asintió a tus palabras con una expresión neutra.

"Bueno... los desafortunados, pero que acabaron en buen puerto, incidentes no me lo permitieron, pero si el trabajo quedó bien resuelto, en ambos proyectos, me doy más que por satisfecho... Siempre hay mucho que hacer para las Embajadas asi que no me ansío por cada ocupación que se me asigna... Pero claro, me alegro de que hayáis conectado con nuestro objetivo... Toushi-sama posee fama de... peculiar..."

Hajime por su parte te saludó con modales regios y ojos fríos, como los de un bushi, como el guerrero que habías escuchado que era.

"Me alegro de conocerle en persona igualmente, he tenido el placer de hablar con vuestra señora, y tenía curiosidad por saber quién era el responsable de su suerte. He oído que habéis congraciado con más de uno en la Embajada, y con uno muy... testarudo... sin duda..."

Dijo refiriendose a Sho-sensei, el cual sin duda debía también asistir...


Kitsu Raigi

"Oh si... todo serán ventajas..."

Resopló la Matsu.

"Aquí al único juego que tenemos que jugar, Raigi-san, es al del honor, si tenemos bien presente siempre nuestro código no erraremos, pero eso implica estar muy concetrado, y la verdad, yo no apostaría a que no reaccionaría antes que pensando golpenado a algún indecente...

Pero si, lo sé... lo sé... sólo que tengo buena memoria para nombres y para rostros, y por Matsu que el que trate de sacar beneficio de nuestro Clan lo hecho, literalmente, a los leones mañana a primera hora."


Dijo la Matsu con una sonora risotada que hizo que alguno mirara hacia donde ustedes estábais.

El León, en su mayoría, optó por montar a caballo, dejando los carruajes a cortesanos y ancianos, algo que Yoshiratsu cumplió a raja tabla, aunque por primera vez en su vida debió montar "como una dama", poniendo ambas piernas a un lado de la montura. Era algo cómico ver a una Matsu por una vez más parecida a una mujer que a un león...
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6893
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Dic 01, 2009 12:49 pm

OUT
Por cierto, como he descrito ya el lugar de llegada, si queréis podéis hacer un post contestandome a mi en el camino y luego postear otra vez señalando al principio del post que esta vez es una vez que llegáis y veis ya a todas las comitivas dispersas por el terrerno de "esparcimiento" antes de la cena.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Mar Dic 01, 2009 3:07 pm

Qué curioso el símil de Heisuke. ¿Dejarse llevar por la corriente del río significaba para el tensai amoldarse a la facción ganadora? Era muy posible. Algo le decía a Mitsuomi que el mellizo era lo suficientemente taimado para considerar aquello como una forma de actuación válída.

Al parecer había encontrado cosas interesantes en el Registro, sería bueno preguntarle, pero las palabras de Aya eran también significativas.

¿Soshi Seto? -preguntó intentando recordar el nombre-. Me suena de haberlo oído alguna vez, nada más. ¿Y decís que es una asesino? Suena terrible, al menos sabéis a qué ha venido.
Aquella última frase era una clara invitación a que Aya lo contara, pero lo que la tensai dijera no le quitaba a Mitsuomi las ganas de conocer los descubrimientos de Heisuke en el Registro Asako que podían ser más amplios que la llegada de aquel asesino Escorpión?

***

Mitsuomi observó las amplias representaciones de los clanes que ocupaban el jardín de recreo. Le parecía que habia demasiada gente. Aquella cena en honor de la Emperatriz Madre había sido idea de su hijo, el Emperador, lo cual explicaba tanta pompa, pero a Mitsuomi le disgustaba, aunque no podía evitar que su estómago hormigueara ante la perspectiva de lo que podía pasar aquella noche. ¿Habría aceptado el Cangrejo su oferta? y en ese caso, ¿lo anunciarían durante la cena? Sería un golpe de efecto enorme, probablemente algo que eclipsaría por completo al resto de acontecimientos de la velada.

Tampoco podía olvidarse de lo que le había prometido hacer a Daisetsu. Tenía serias dudas sobre la legalidad de semejante acto, pero la situación era ciertamente desesperada, muy grave de hecho. Los seis consejeros del daimyo Otomo estaban reunidos juntos, parecía el momento perfecto apra hacerlo, pero había demasiadas miradas observándolo todo, demasiado bullicio, sería mejor seguir su idea original y hacerlo durante los fuegos artificiales, cuando todos estuvieran pendientes del cielo.

¿Cuáles eran sus objetivos entonces? Había dos muy claros: en primer lugar tenía que acercarse a Kaiu Godaemon para solicitarle su colaboración y preguntarle por la excepcional katana que Akemi pensaba que era el arma del crimen de Asako Hiro; por otro lado, hablaría con Murasaki para concertar la cita para el día siguiente, lo cual probablemente le llevaría junto al Embajador Escorpión. Sería interesante ver el comportamiento de este sabiendo él que había despertado el interés del clan Escorpión, gracias a los conocimientos de Isawa Aya.

Así pues, de momento debía buscar al Cangrejo. Se fijó en la delegación de ese clan. Tal vez lo más lógico sería acercarse al primer Kaiu que viera que no fuera el Embajador y preguntar por el herrero directamente.

OUT

Mitsuomi hace precisamente eso, se acerca al primer kaiu que vea que no sea el Embajador y pregunta por Kaiu Godaemon

Avatar de Usuario
Kitsu_Raigi
Cazador de Oscuridades
Mensajes: 1446
Registrado: Mié Oct 08, 2008 11:17 pm

Mensaje por Kitsu_Raigi » Mar Dic 01, 2009 3:51 pm

RAigi se despide un mometo d ela Matsu mientras se acerca cuidadosamente al embajador IKoma.


-Toushi sama,¿Algun proposito para esta noche??
¿¿Algun consejo o indicacion para esta cena,habia quedado en hacer algo en especial con algun miembro de algun otro clan para entrar juntos algo similar??
Por cierto recuerda aquella carta de disculpa que le pedi si alguien podria hacerla para esta noche para el escorpion??


Nunca se sabia quizas el embajador tenia algun tipo d eplan y no queria romper la etiqueta o sus planes sin saberlo....

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2925
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar Dic 01, 2009 7:24 pm

Pasé casi todo el tiempo, poco dada la cercanía de la Ciudad Prohibida de las embajadas, mirando hacia el exterior como si una niña viera el mar por primera vez.
Desde mi punto de vista todo era hermoso y majestuoso, y en mi cabeza no había sitio en esos momentos para todas las malas historias que corrían sobre los habitantes habituales de este lugar. Era la grandeza de Hantei, y ni rastro de la miseria de Okucheo.

Palacios, edificios, jardines... cuando llegaba a un punto en el que creía que ya estaba saturada de belleza y no necesitaba ver más descubría algo más interesante aún.
Si acaso, aquella muchedumbre de samurais de todos los clanes desentonaba un poco, arrebatándole algo de su magnficencia a la escena.

-Es un placer conoceros, Shosuro Onnamura-sama -dije en tono delicado mientras me inclinaba en una reverencia. No estaba muy segura de cuanto tocaba, pero ante la duda siempre había que dejar algo de margen a favor del recién conocido, eso me habían enseñado.
-Si es como dice Murasaki-sama -añadí sonriendo tímidamente -seguro que he disfrutado de alguna de vuestras obras. En la academia de Soshi Satomi-sensei a menudo circulaban textos de poesía "contemporánea"
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Shosuro_Onnamura
Playboy de sonrisa pícara
Mensajes: 772
Registrado: Mar Sep 23, 2008 6:10 pm

Mensaje por Shosuro_Onnamura » Mar Dic 01, 2009 7:59 pm

Mira que bien justo pensando en averiguar cosas y se me presenta la ocasión…

Onnamura sonrió ante las palabras de Murasaki.
- Si vos sois una jovencita desventurada, no me importará ser joven para siempre y en cuanto a las desventuras… al fin y al cabo soy poeta.. Pero más bien que una desventurada, creo que sois una provocadora de desventuras Muraskai-hime, cuantos habrá suspirando por vuestros ojos…

Mientras Sakura se presentaba, analizó con cuidado los gestos (muy cuidados, pero no afectados de tipo cortesano), el porte (elegante), mientras sacaba conclusiones rápidas sobre su estado físico, carácter y disciplina (Si ha salido de esas escuela y está aquí..). Respondió a la reverencia de Sakura, y contestó:
- El placer es mío, Sakura-sama, pues parece que ese es vuestro nombre. Más me temo que Murasaki-hime eleva demasiado mi valía, y los conocimientos de la academia de Satomi-Sensei superan en mucho los míos. Más que en poesía, es más probable que esté en la sección de entretenimientos o cotilleos, como mucho - sonrió suavemente - de todas formas, no he podido menos que intrigarme por su presencia aquí, del brazo de Murasaki-hime. Por cierto, me hubiera encantado haberle visto ayer en la fiesta del Loto, la ocasión sería menos formal t más entretenida. Y yo no llevaría esta capa. - comentó, mientras echaba una mirada de "fiestas compartidas" a Murasaki. - Espero que no falte a la siguiente. Suelen ser tan legendarias como difíciles de contar después. Lo cual suele venir bien para poder negarlo todo… - suspiró feliz.- ¿A que debemos el poder contar aquí con su grata compañía?
La apreciación de la belleza es el comienzo de la sabiduría

Bajo el cielo de la noche silbo sin canción, trazando constelaciones con los dedos

Avatar de Usuario
Otomo Washi
Cruel y desalmado
Mensajes: 815
Registrado: Jue Sep 25, 2008 10:32 am
Ubicación: Oz
Contactar:

Mensaje por Otomo Washi » Mar Dic 01, 2009 9:02 pm

Parpadeó. Varias veces. Desde su posición en lo alto de las escaleras que daban al jardín solemne fanfarría le continuaba pareciendo desproposito. Todo por la a... amada Emperatriz. ¿Qué sería nuestro pueblo sin ella aparte de un paraiso mejor? Fue tan díficil la pregunta para su cansancio mental que, a pesar de lo que muchos pudieran pensar, ordenó a un sirviente que le trajera el kiseru y las hierbas para fumar. Hasta entrar en el comedor tendría tiempo a respirar. No aire puro, claro. Incluso en estos paradisiacos jardines tanta presencia de falsedad e hipocresía ya lo había viciado.

Observó a las comitivas presentes con especial atención a la Fenix, la León y la Escorpión. La Grulla solo le motivaba por dos mujeres y meditó donde estaría la escl... sirvienta entrenada por Soshi Seto.

- ¡Tú! Sí, he dicho tú. No agaches la cabeza ni la mirada por lo impresionante que soy. Vete a buscar a mi nueva doncella. Necesito que haga algo por mi mientras entretengo a toda esta... - escoria. Cabeceó, mirando al criado otro instante. - Vete a buscarla. La quiero aquí antes de terminarme la pipa.

Mientras tanto, aún en las escaleras donde era visto por todos y, a la vez, pasaba de ellos, observó cuanta comitiva Imperial se había presentado. Dudaba que nadie, ningún Otomo se rebajaría al nivel de la plebe. Contó el número de guardias por la zona investigando los detalles que Daisetsu había preparado. Seppun. Serviciales hasta dar asco...
A fin de cuentas si la orden se ejecuta gano yo... y si no lo hace vos perdéis. ¿Cuál preferís pues? (Cardenal Richelieu)
Washi en su tiempo libre

Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Mié Dic 02, 2009 1:05 am

¿Me pregunto cuanto se quejaran los Imperiales por las medidas de seguridad?

¿Cuantos creeran que su posicion podra hacerles escapar a ellos tambien de la revision?

Nadie es de fiar.

Todos son amenazas.

Nadie se escapara con favores.

Ningun Seppun jamas desobecede una orden.

Excepto yo.

Mientras camino revisando todo una ultima vez, me pregunto si el plan tendra exito. Espero que si. Por suerte, son varios planes.

Proteger a los Hantei.

Combatir a la Oscuridad.

Humillarla delante de todos, sin testigos mas que nosotros dos.
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3152
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mié Dic 02, 2009 11:31 am

Asiento, dando a entender que no voy a pedir detalles sobre un tema aparentemente escabroso por no molestar a los presentes, que es una costumbre muy digna en rokugán. En realidad, claro, no me interesa sacar el tema, pero viene a ser lo mismo -Bien está lo que bien acaba -apunto sin más -Y espero que se pueda decir lo mismo en el sentido más amplio de todo lo sucedido -con el león, claro, pero por si acaso no quiero una polémica con Hajime cuya postura respecto a ese clan desconozco. Hay pendiente esta noche algún gesto público de aproximación entre ambos clanes, ya veremos en qué queda o en qué lo dejan los embajadores, a cuya conciencia queda ya la cosa.
-Aún así Ikoma Toushi-sama... si, conectar es la palabra adecuada. Quizás ambos seamos peculiares -sonreí.

La Ciudad Prohibida en si misma era todo un lujo de hermosura y belleza. De la física a la espiritual, de la más sutil en las proporciones de los edificios a la más espectacular en oro, jardines y estanques.
Lo que en si mismo era una lástima, porque podría haber sido un lugar agradable si no hubiera sido ocupado por la peor escoria del noble acero con el que se forjó la sociedad samurai.
Así que me decepcionó, porque en el fondo deseaba que fuese fea, para no sentirme mal por ella.
Doloroso como usar una seda bordada por Dama Doji como manta para el burro. Qué pena que en la revolución contra el anterior Hantei no se hubiese ido un poco más lejos para arrancar el mal de raíz y no sólo podar sus hojas.
Pero bueno, tampoco esperaba que fuese mi problema durante demasiado tiempo.

-Hasta ahora debo decir que desde que llegamos a la ciudad ha sido ella la responsable de mi suerte, y es noble guía sin duda, así que rezo por que siga siendo de esa manera y mis talentos marciales permanezcan en el dojo, Doji Hajime-sama -aunque me sentía oxidado, y más de una y dos veces había deseado tener oportunidad de cortar cosas, cosas venenosas, sabía que lo mejor sería que eso no sucediese.
-El maestro Sho-sama... así es. Creo que le he caído en gracia, aunque debo reconocer que todo el mérito ha sido de su nieta, la adorable Kakita Kohane-san, que me confió el secreto; no llevarle la contraria.
Y en el fondo es fácil, porque a un maestro no se le puede discutir en su campo
-esto era muy "bushido" pero era una verdad como un templo -Si no el arte y la civilización misma se perderían de una generación a otra que no respeta a sus mayores.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6893
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Dic 02, 2009 12:32 pm

Isawa Mitsuomi


Aya gesticulaba con su habitual exageración de manos y de gestos cuando contó aquello.

"Pues-dicen-que-el-Escorpión-le-ha-dado-el-visto-bueno-a-Seto-para-que-aparezca-en-la-ciudad... con el motivo de.... permitirle-que-mate-a.......................... Kakita Notatsu..........

Yo-he-estado-muchas-veces-en-Ryoko-Owari-y-allí-es-bien-sabido-que-desde-que-se-proclamó-de-una-manera-no-oficial-pero-si-abrumadoramente-notable-como-mejor kendoka-del-Imperio-a-Notatsu-sama... que-en-el dôjo-del Tigre-Blanco... se-clama-por... venganza...

Y... ahora-está-aquí.... y-con-la-promesa-de-un-campeonato-que... es la... excusa perfecta...."


-----------------------------------------------------------------------------

Akemi estaba a varios pasos tuyas cuando comenzastes a caminar alejandote de la protección mental de la comitiva fénix hacia la Cangrejo. Tu yojimbo te seguía con discreción a varios metros. Sin embargo eso no impedía que en un clima que acababa de abrirse un joven Fénix, sin ningún reparo inicial se lanzase a la vida social de una manera tan rápida y sobretodo hacia una dirección tan interesante...

OUT: Todo el mundo ve a Mitsuomi dirigiendose hacia los Cangrejos IN

La altura media de los presentes rondaba la enormidad, pero de entre ellos sobresalía el siempre impresionante Embajador Cangrejo. Preguntastes a uno de los cangrejos más cercano si sabía donde estaba Godaemon y te señaló hacia uno de los hombres que estaba cerca del Embajador, hablando con otra persona de un aire marcial similar a este.

El señalado Godaemon, tendría ya los cincuenta años, y al contrario que muchos de su clan, apenas mediría más de uno setenta pero su musculatura le hacía parecer más ancho que alto. Sus brazos eran enormes y sus manos también. El pelo lo tenía cano y recogido en una cola baja de la que se escapaba el cabello hasta detrás de los omoplatos. Su piel estaba curtida y morena y sus facciones eran duras e inmisericordes.


Kitsu Raigi

Toushi se encontraba siempre flanqueado por sus dos consejeros, custodios de que las ideas demasiado innovadoras para un Clan tan tradicional salieran de manera inoportuna. El Embajador te sonrió y te animó a que te acercaras mientras oía tus palabras.

"El plan es el siguiente... acercarnos tratando de llamar la menor atención posible, dentro de lo plausible, a la comitiva Dragón para poder hablar de lo que esta mañana has estado trabajando... Para ello le he dicho a mis hombres que se vayan desplegando lenta y paulatinamente de manera que llamemos poco la atención, en un ritmo desenfadado y así yo poder camuflarme entre los colores del Clan para llegar de una manera natural hasta mi homónima...

¿Por qué tanto secretismo? Es fácil... Jubei-san me querrá tener toda la noche placado, tenemos que usar en su contra la fachada de enemistad que tiene con la Grulla y mientras se tiran dardos envenenados nosotros aprovechar el máximo tiempo de discreción... dentro de lo que cabe, claro está, después de todo mira quién tenemos en posición elevada..."


Dijo refiriéndose al Consejo de los Seis...


Bayushi Sakura y Shosuro Onnamura

Murasaki sonrió al recordar la noche anterior y mientras asentía le espetó a Sakura.

"Oh! Es tan cierto, no te lo puedes perder la próxima vez, Sakura-san, si de algo nos podemos beneficiar, por decirlo de algún modo, es de no tener "miedo" al entrar en uno de los festejos del Loto Negro, cuando conozcas a la compañía, a la troupe, al completo entenderás porqué es una de las mayores diversiones... El alcohol y las risas corren hasta que Amaterasu nos manda directamente a trabajar, sin pasar por el camastro jijiji"

Un rostro de pronto salió por encima del hombro de Onnamura mientras una mano se posaba en su hombro.

"Lo tuyo es de crimen dijo el risueño Ganawa mientras hacía aparición te dejo solo un segundo y ya te codeas con las mujeres más bellas de la fiesta! ¿No serás un descortés y te las quedarás para ti solo verdad? jeje Un placer volver a verla, Murasaki-sama, y sin duda un enorme placer para mis ojos, conocerla señorita...."

El don juan que se presentaba era un hombre alto y de porte atlético, de brazos fuertes y mentón marcado por una sonrisa picaruela que relucía tanto casi como sus ojos de lobo. Su cabello azabache era corto y sus vestiduras carmesís estaban llenas de unos Lotos negros que subían desde la parte inferior del kimono de corte cortesano hasta la altura del pecho como flotando en un mar de sangre.


Otomo Washi

Desde tu posición además de a los Clanes podías ver los Guardias Seppuns bien camuflados entre la multitud y a los que paseaban con sus armaduras entre los invitados asegurandose de su bienestar. También estaba Daisestu, justo bajo la pagoda en donde en sus escaleras estabas, miraba en derredor con ojos de halcón.

El criado que había salido corriendo se adentró en el maremagnum del gentío y salió de él acompañado de la halcón nocturna... si es que esa era ella y del siempre terrible Soshi Seto...

La Halcón, si es que era esa, vestía con un kimono negro femenino ceñido que resaltaba sus formas con un obi gris, caminaba con la cabeza gacha. Su cabello había sido cortado por los hombros dejandole flequillo y relucía aquella tarde. Seto caminaba delante de ella, con una sonrisa psicópata en su rostro de kami de la belleza. Su pelo suelto y del color del ala de un cuervo y su fuerte apariencia enfundado en un Kimono carmesí con un Tigre Blanco que metía las patas en aquel mar, un tigre con una mirada infinita.

El criado corrió para dar tiempo a anunciar la llegada y luego desapareció en un segundo plano.

"Se te ve terrible."

Dijo Seto con sarcasmo mientras dejaba que la chica se colocara casi a su lado.

"Espero que te gusten con pelo corto, porque era menos engorroso para que realice las nuevas aptitudes que posee... la miró un segundo y sonriendo dijo Eh, por fin conoces al hombre que te salvó la vida, se que estabas ansiosa pero trata de hacer honor a que alguien como él, que incluso se ha preocupado que yo te enseñe a defenderte para que no te vuelva a pasar."

Te miró de nuevo y dijo.

"Es justo que la llames como quieras, es tuya, ella lo sabe y le parece que es lo menos que puede hacer ¿verdad?"

la chica bajó mas su rostro y unió sus manos en su regazo, pero en ningún momento vistes miedo en ella, todo lo contrario parecía ruborizada. Si alguna vez habías dudado del poder mental de Seto hoy era el día para dejar esas dudas atrás.

OUT: Quien esté atento de la situación ve a Soshi Seto salir acompañado de una criada de la zona escorpión y adentrarse en la Imperial.


Seppun Daisetsu

Todos parecían divertirse en el incio, era lo bueno de no estar trabajando. Si a pocos se le pasarían detalles a ti los movimientos de los demás menos, pues era a lo que te dedicabas. Mitsuomi pasó hacia los Cangrejos con gran ímpetu y sin importarle demasiado pasar entre las multitudes y mientras observabas esto vistes como Soshi Seto se acercaba a tu posición, bueno, más bien a donde estaba Washi. Este cruzó contigo una mirada y te sonrió desafiante antes de llegar donde el otro Imperial.

Todo parecía en orden, los guarias infiltrados entre los cortesanos imperiales paseaban y charlaban sin despertar sospecha, el cordón difuso de guardias visibles era como parte del paisaje y los que paseaban en el interior no molestaban. Parecía que el incio era correcto.


Kakita Koji

Hajime parecía responder con muchos gestos de su cabeza y siempre una sonrisa apretada en sus finos y duros labios mientras la belleza poco a poco inundaba el panorama visual hasta llegar a la Ciudad Prohibida.

"Esa regla no sólo se aplica al arte, sin duda, ni sólo a Sho-sama, es una valiosa lección para emplear con más de uno, esta noche."

Cuando todas las comitivas se desplegaron vistes con claridad el juego al que siempre te habías negado a jugar, y esa visión te horrorizó tanto que no oistes quien por la espalda se te acercaba...

"Bu!"

Te asustó esta. La peculiar ize-sumi, vestida (esta vez si) con un traje de pantalones anchos verdes con dragones en dorados y una camisa con cuello mao que se abrochaba a un lado, estando la tela bordada con flores de colores rosados; te saludó dandote un par de palmaditas poco apropiadas en la espalda pero... ¿a las personas mayores se les perdona todo verdad? Y ella a su edad...

"En todos los años de mi vida os juro que nunca vi un zoo tan extenso!"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Mié Dic 02, 2009 2:28 pm

Así que Soshi Seto odiaba a Kakita Notatsu por haberle sobrepasado en la estima del Imperio y haber sido considerado como el mejor duelista. Era algo normal entre bushis, especialmente si se veían involucrados dojos. Qué perdida de tiempo y de energías, que manera de malgastar la vida; Mitsuomi lo consideraba incluso una ofensa, pues despreciaban ese don, la vida, que se les había dado para hacer honor al nombre de su casta, "los que sirven". Y, ¿de qué sirve un sirviente muerto?

Se preguntó si debía prestar atención a aquella rivalidad. Las intenciones asesinas de SoShi Seto no podían ser descartadas como una posible dificultad en el futuro, pero Mitsuomi tampoco tenía claro que aquellos dos personajes fueran realmente importantes en su esquema. Lo interesante sucedería si sus planes respecto al Campeonato Esmeralda llegaban a buen fin. ¿Qué excusa pondría entonces Seto para intentar acabar con Notatsu? Probablemente lo retaría a duelo, lo extraño es que no lo hubiera hecho ya, tal vez la oportunidad de hacerlo de forma más oficial y espectacular (la final del Campeonato Esmeralda) le tentaba demasiado.

De momento decidió apartar aquellos dos nombres en un rincón de su mente y centrarse en cuestiones más apremiantes.

Aya ya había compartido su información, pero aún había que conseguir saber de los hallazgos de su gemelo en el Registro Asako.

Entonces tendremos un Campeonato Esmeral muy reñido, ¿no? -dijo Mitsuomi divertido-. Pero, decidnos, Heisuke-san, ¿habéis encontrado algo más en el Registro Asako?

* * *

Mitsuomi evitó todo lo posible acercarse o intercambiar alguna mirada con el Embajador Cangrejo, igual que lo haría durante el resto de la noche con Doji Aki e Ikoma Toushi, pero, por supuesto, siempre sin forzar la situación y faltar a la etiqueta.

Disculpadme -dijo al tiempo que se inclinaba ante el herrero-, sois Kaiu Gondaemon-sama, ¿no es así? Soy Isawa Mitsuomi, Secretario de la Embajadora Asako Emi-sama -estaba claro que si título no iba a impresionar al herrero Kaiu, pero al exponerlo pretendía darle un cierto carácter oficial a lo que vendría a continuación-. Debo disculparme por turbar aunque sea mínimamente estos momentos de asueto, pero desearía solicitaros unos minutos de vuestro tiempo en algún día próximo. Por cierto... percance que ha tenido lugar en la Embajada Fénix, ha surgido una cuestión que vuestro inigualable conocimiento sobre todos los temas relacionados con vuestra profesión sin duda contribuirá en gran medida a esclarecer.

Avatar de Usuario
Shosuro_Onnamura
Playboy de sonrisa pícara
Mensajes: 772
Registrado: Mar Sep 23, 2008 6:10 pm

Mensaje por Shosuro_Onnamura » Mié Dic 02, 2009 3:00 pm

Onnamura miró con una sonrisa cargada de ironía al maravilloso Ganawa. ¿Como conseguía el cabrón estar tan fresco?..

- Soy un escorpión, por lo tanto un criminal.. y más si ese es el crimen... pero ya sabes que es porque tuve un gran maestro... un samurai alto de irresistible carisma llamado Ganawa... Bayushi Sakura-sama, permítame presentarle a Shosuro Ganawa, gran actor, mejor persona y perfecto escorpión. Ganawa-kun, permíteme presentarte a la flor oculta de Murasaki, Sakura-sama, una mujer que cualquier querría quedarse para sí, y no cometería ningún crimen.......




************************
Todavía no habían entrado. Se fijó en que Seto se apartaba hacia la zona imperial, acompañado de una criada... extraño.. le gusta hacer cosas por su cuenta.. tendría que hablar con él, aunque fueran breves momentos... Luego estaba Kuni Aikiko... No creo que faltara a la fiesta... Mientras intentaba descubrirla entre los cangrejos, una cosa llamó su atención... Susurró a Murasaki, mientras no apartaba su mirada del hecho...
- Murasaki-chan, quién es ese Fénix que se dirige hacia los cangrejos...Se le ve... decidido...
La apreciación de la belleza es el comienzo de la sabiduría

Bajo el cielo de la noche silbo sin canción, trazando constelaciones con los dedos

Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Mié Dic 02, 2009 4:24 pm

Mitsuomi llamando la atencion de forma innecesaria. Cuando estemos a solas le preguntare el porque de dicha escena.

Seto, mi querido, Seto... Washi, mi querido, Washi... Asi que tu eres la conexion Otomo... Por suerte, ese es un combate que quedara definido mas tarde...

Juntalos para luego separarlos.

Veo, que ya estan todos.

Daisetsu alzo su mano y dio la orden para que todo prosiguiese.

Las comitivas serian separadas otra vez, los Clanes, los Imperiales, todos pasarian por diferentes lugares y todos serian revisados.

Luego de ser revisados, irian cada grupo a su respectivo sector.

Afortunadamente, Nishi-sama habia accedido a ser el primero en pasar la revision, para asi todos los demas, hacer lo mismo, puesto, si el Daimyo Otomo lo hacia, quien se creia mejor que el para no hacerlo. Eso solucionaria el orgullo de los Imperiales. El orgullo de los clanes, poco le importaba.

Hoy todos bailaban a su antojo.
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Kitsu_Raigi
Cazador de Oscuridades
Mensajes: 1446
Registrado: Mié Oct 08, 2008 11:17 pm

Mensaje por Kitsu_Raigi » Mié Dic 02, 2009 5:21 pm

ASi que ese era el 1er paso que daria hoy el embajador...
GRacias a los kamis el kimono y la mascara que llevaba Raigi era muy diferente a la de la mañana gracias a ello seria facil de ocultar su identidad ,tambien la idea de que el kimono le llegara un poco grande camuflaria aun mas su persona.

Toushi sama que le pareceria acercarse a su homonimo como usted a dicho pero en una formacion militar a su alrededor como protegiendo a un general ??
Conociendo a los leones creo que podrian llevar acabo esta tarea de forma impecable y ya si entre ellos ponemos matsus y akodos,entre ellos yojimbos y seguro que consegiriamos un paso libre.


Todo esto lentamente sin llamar la atencion tal cual usted ha aconsejado.
No estoy hablando de formar un escandalo por supuesto,lo veo la forma mas exitosa para conseguir llegar hasta el objetivo...



Al parecer 2 figuras se habian adelantado entre las comitivas ,la ise zumi y el fenix que habia conocido esta mañana ,habian sido los 1eros en romper los circulos de colores para acercarse a los demas clanes ,bueno segun lo que parecia habian sido 2 valientes...



OUT

Hago lo que te envio por privado como nadie save quien soy no creo que se note mucho aunque no creo que nadie pueda reparar en ello
Última edición por Kitsu_Raigi el Mié Dic 02, 2009 8:09 pm, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2925
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Mié Dic 02, 2009 7:14 pm

Ignoré casi completamente los movimientos que comenzaban a producirse, porque ni era mi papel ni me importaban demasiado. Salvo en Seto, en él si me fijé; salió de entre nosotros con una sirvienta y se dirigió a un Otomo malencarado. Ésas eran el tipo de cosas que le permitían tranquilamente hacer su aura de respeto.
Si encontraba a Satomi quizás podría consultar esta misma noche mi ocurrencia... ¿le horrorizará o simplemente lo considerará un desvarío de adolescente?

-Si usted lo dice, Murasaki-san -contesté casi por inercia, que una cosa era el Kin no Bu y demás lugares "respetables" y otra... pues eso, otra.
A fin de cuentas, muchos en mi propio clan podían comenzar a verme con malos ojos si consideraban que estaba humillando públicamente a Kagehisa en su ausencia, y eso ya si me complicaría la vida.

Tsk ¿por qué los hombres gustan de vanagloriarse, incluso entre bromas, de cosas que en realidad no están bajo su control? -Oh, el trato es absolutamente desmedido, Bayushi Onnamura-sama; no soy actriz principal en esta representación. Y a los figurantes no se les trata de -sama, me temo, ni en una obra tan importante como ésta -curvé los labios en una sonrisa amable, manteniendo siempre aquel tono de voz comedido y casi inaudible que tan bien entrenado tenía.
-En un honor conocerle Shosuro Ganawa-sama, he oido hablar mucho y bien de vuestra -por ambos -compañía de teatro -de nuevo me incliné en reverente saludo.

Pensé que Kagehisa se reiría con aquel último comentario de Onnamura. A él no le molestaba exhibir sus mejores trofeos y estaba claro que yo era probablemente el mejor, seguramente el más "publicitable" -No lo cometería si se limitara a quererlo, Onnamura-sama, intantarlo ya requeriría la opinión de nuestros guardaespaldas ¿verdad Murasaki-san? -hablé en tono bromista, y ocultando parcialmente mi rostro con el abanico de cortesana. Pero a la vez era una forma de comenzar a marcar mi propia distancia de manera elegante.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3152
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mié Dic 02, 2009 9:50 pm

-No puedo sino estar de acuerdo Hajime-sama. El conflicto sucede, sin embargo, cuando uno trata de distinguir a los maestros.
En el caso de Kakita Sho-sensei es un ejercicio trivial, pero desafortunadamente no siempre sucede así
-respetar a los mayores es una cuestión cultural, de eso no hay duda, pero los hay que de viejos son tan ineptos como de jóvenes y los hay dignos de admiración aún a mediana edad.

Me doy la vuelta esperando encontrar... ¿qué diablos? nadie en la comitiva grulla se atrevería a tocar en público a otro individuo.
¡La Togashi!
-No podíais ser otra, y aún así me habéis sorprendido -digo a modo de saludo sonriendo -Me temo que aún estoy embotado por tanta... belleza, mi señora Otsu-sama. Me alegro de ver una cara sin máscara esta noche -esto lo digo ya en voz más baja, mucho más. A los mayores se les perdonan cosas, pero los jóvenes no tenemos ese lujo. Aunque me pregunto cuantos conocerán la verdadera edad de la ise-zumi.

-Curiosamente zoo es la palabra que me vino a la mente hace un rato. Gran parte de la fauna está representada hoy, unos de forma evidente y otros no tanto.
¿Os gustan los zoológicos? A mi no porque me desagrada el aura que rodea esos lugares; es ésa la que, por ejemplo, ofende al olfato con un olor a excrementos rancios que nunca se quita del todo. La que arrebata a los animales la grandeza de su vida salvaje.
Sin embargo los animales sólo hacen lo que les han enseñado. Menos aún, lo que pueden. Los peores son los supuestos cuidadores que miran con aire de superioridad, y en su soberbia no se dan cuenta de que ya ni siquiera distinguen la peste del aire limpio
-miro al grupo de imperiales, que perdonan vidas a diestro y siniestro desde sus atalayas de autocondescendencia, y aún me pregunto cuantas patéticas sorpresas más nos tendrán preparadas.

Necios, como las hojas verdes que se colocan de relleno entre las flores en un ramo, valen menos que nada y no se dan cuenta.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6893
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Dic 03, 2009 12:26 pm

OUT
Debido a que es daisetsu el que "corta el royo" primero atenderé a los post en los que se interactua y luego pondré lo que pasa tras su orden.
Por cierto, para aquellos fisgones no olvidéis especificarme si la información de la que estáis al quite la queréis en privado o en abierto, para saber cómo responder a vuestros post.
Por cierto, aunque washi no haya contestado, cuando la haga ya le harñe ya un post para él, era por no perder un poco el ritmo.
IN




Isawa Mitsuomi

"Yo-mas-bien-diria-un-campeonato-donde-va-a-haber... muertes..."

Replicó Aya mientras volvía la cabeza hacia la ventanilla y veía claramente la primera línea de seguridad al lado de las enormes puertas doradas de entrada a la Ciudad Prohibida.

"Bueno, he estado largo rato y he visto muchas cosas, supongo que interesante sería dependiendo de lo que cada cual buscaba, ¿algún interés particular en que os cuente algo de lo que vi?"

Las carrozas ya casi estaban llegando a su primera parada.

-----------------------------------------------------------------------------

El maestro espadero se volvió hacia ti y pudistes ver como te observó detenidamente un largo segundo antes de colocar una media sonrisa en su rostro y sin ningún tono hostil te respondió:

"Ahm... si claro... ¿Se ha adelantado la cita entonces? Creía que pasado mañana tenía que ir para allá... quedó un segundo meditativo y entre abrió la boca un poco antes de toser levemente y añadir con un tono ahora muy serio ah... ya claro... qué cabeza la mía... llevo todo el día tan atareado que... perdoneme, debe ser por el terrible suceso de Hiro-san... Hum... las Fortunas le guarden, era un buen hombre, un gran hombre... Asintió para él solo quizás más que para ti y prosiguió con seguridad si hay algo que yo pueda hacer entonces no dude en pedirmelo, le conocía hace mucho tiempo, yo he sido quien ha forjado casi todas las espadas que la Embajada a tenido el honor de otorgar a sus seguidores más fieles, y por mis manos han pasado todas en mantenimiento... asi que si puedo ayudar.."



Shosuro Onnamura y Bayushi Sakura

Ganawa casi abrió la boca de manera desmedida cuando dijo con un tono divertido.

"No me fastidies que tu eres "esa" Sakura-san! jajaja Cuando se lo cuente a Masi-san le dará un ataque de risa jajaja tosió un poco al ver que la compostura se le iba y añadió más serio perdonarme, son los modales típicos de alguien que pasa demasaido entre casa de geishas, por deber, eh! eso sí... Es difícil destilar el alcohol de mi sangre incluso para un evento asi y creo que aún sigo algo... ya sabéis, de lo de esta mañana... jeje No, en serio, Sakura-san, me temo que un amigo y yo llevamos toda la mañana buscándola jeje ¿Usted es una de las discípulas de Satomi-sama verdad? Pues es que yo trabajo mucho por el distrito Hiro, soy... digamos que un banco de información y estaba tratando de encontrarla para ofrecerle parte de los servicios de esta compañía teatral, después de todo, somos hermanos ¿no?"

Murasaki sonrió a esa forma de actuar siempre tan fresca de ganawa y anotó:

"Otra cosa no, Sakura-san, pero en esta ciudad somos todos como hermanos...

Luego Murasaki prestó atención a las palabras de Onnamura, sacó lentamente su abanico mientras veía al Fénix pasar entre los invotados y se acercó un poco al actor para poder susurrarle.

"Ese es Isawa Mitsuomi, o mejor dicho, el futuro fallecido Isawa Mitsuomi." sentenció mientras se reía.


Kitsu Raigi

Toushi se rió tras oirte.

"Eso es lo que me temo, sería todo tan militar que llamaría la atención jeje.. pero no, me temo que este encuentro es momentáneo, yo os he hablado del plan en toda la noche... estoy seguro de que estamos a puntod e partir a nuevas posiciones...

¿Ves al Consejo? Nos están observando mientras se ríen, de por seguro querían que vieramos el orden de llegada... Lo que no entiendo es porqué... salen perjudicados en principio con que el León llegue antes que el cangrejo... a menos que estén pensando en jugar a dos manos... Es algo que me desconcierta y que me hace desconfiar... Haríais bien en recordarlo para esta noche..."



Kakita Koji

"A mi los zoos me gustan, están llenos de bichos que no finjen no serlo jeje pero me gustan con más variedad que este, veo muchos pavo reales, es cierto que hay varias especies pero vamos, esto es pasarse jajaja"

Rio descaradamente la ize sumi mientras se cruzaba de brazos.

"Es bueno que no te desagraden a ti tampoco, porque esta noche nos vamos a meter en la jaula de los leones, y es curioso que esta noche no sean el animal peligroso, sino al que hay que acercarse...

Sabes, he tenido una tarde muy turbulenta... no he conciliado el sueño en mi meditación
curioso esto... ¿dormir mientras se medita? o mejor dicho, no paro de ver cosas extrañas... y me temo, amigo mío, que de nuevo sale una Grulla con ojos desganados...

Creo que la hora está llegando... el ave tiene que volar entre el fuego para salvar una rama de laurel..."
concluyó esto último casi en un susurro...


OUT Y ahora es cuando todas las escenas quedan interrumpidas.


Seppun Daisetsu

A una orden tuya los guardias de los margenes se cuadraron e hicieron de nuevo una comitiva de cinco. Un mensajero anunció la entrada de las comitivas al Salón, pero antes deberían pasar un control rutinario y por su propia seguridad, por lo que se pidió que cada cual se mantuviese en su comitiva para seguir a sus guías hacia las distintas salas acondicionadas para su inspección.

Y para dar ejemplo la primera comitiva en marcharse fue la de los Imperiales, a la cabeza Otomo Nishi...


OUT para Daisetsu: ¿tu vas a estar en la inspección de cada comitiva?
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Jue Dic 03, 2009 3:10 pm

Interesante réplica la de Heisuke, ¿acaso le había molestado su petición? Definitivamente había algo turbio en aquel tensai, cada vez se inclinaba más a rechazarlo como posible Maestro de la Tierra, prefiriendo claramente a Kuro o a Aya. No le gustaría compartir el Concilio con Isawa Heisuke.

Oh, ¿no habéis ido al Registro Asako a informaros sobre posibles cuestiones relevantes acerca del Campeonato de Jade? -pregunto inocentemente Mitsuomi-. Si no recuerdo mal creo que dijisteis que ibais a ir por ese motivo, pero si no ha sido así por supuesto que no tenéis ninguna obligación de informarnos sobre vuestros asuntos privados, Shiba me libre de pretender tal cosa.

Y ahora que Heisuke respondiese como quisiera.

***

¿Así que el esparedo tenía ya de por sí una cita en la Embajada Fénix? Bueno, podía ser por algún motivo perfectamente razonable para tal cita, al fin y al cabo en la Embajada también había bushis. Era algo curioso que podía preguntarle perfectamente cuando ambos estuvieran a solas. Debía volver cuanto antes a la comitiva Fënix, ya estaba llamando bastante la atención.

Sería desde luego una gran ayuda contar con vuestra colaboración -le dijo a Gondaemon con tono agradecido-. ¿Creéis que podríais hacerme mañana un hueco en vuestra de seguro apretada agenda para que pudieramos hablar al respecto de todo esto?

En ese momento, se anunció que las comitivas debían pasar una inspección antes de entrar al salón. En cuanto Gondaemon le respondiese, volvería con premura junto al resto de los Fënix.

Avatar de Usuario
Shosuro_Onnamura
Playboy de sonrisa pícara
Mensajes: 772
Registrado: Mar Sep 23, 2008 6:10 pm

Mensaje por Shosuro_Onnamura » Jue Dic 03, 2009 3:21 pm

La respuesta fue inmediata, como una certeza inenudible.
-El trato es el adecuado, pues si no me equivoco, sois actriz principal en la gran obra de vuestra vida, que no se os olvide nunca. Ir por donde vuestro propio guión os dicte.
Continuó, clavando en ella sus penetrantes ojos violetas:
- Más que de vuestro guardaespaldas , Sakura-san, creó que ante todo, cualquier cosa sobre vos, requeriría... vuestra opinión. Los que intentan las cosas por la fuerza y el empuje son brutos... - su mirada se posa sobre Daisetsu, allá arriba ..- o tontos. - volvió a mirarla, la cara seria - Dejar las decisiones propias a los criados, es dejar que otros controlen tu vida. Y Benten nos dice que la vida es para amar y apreciar las obras de arte. Por eso, ese es mi camino. Buscad el vuestro, todavía noto… invisibles paredes a vuestro alrededor. Para ello o para cualquier otra cosa, puedes contar conmigo, con el Loto Negro, y - suave reverencia a Murasaki- con el escorpión.


********

- ¿Isawa Mutsuomi? ¿El que impresionó al abada de los Mil templos? ¿El que resolvió el enigma de la Copa de Gohuri...?... . Interesante. - se fija en el almacenando en su memoria su aspecto, porte y movimiento, para localizarlo a la siguiente ocasión. - Perfecto. Le estaba buscando. Y lo he encontrado. Espero que los Cangrejos nos dejen algún resto.
La apreciación de la belleza es el comienzo de la sabiduría

Bajo el cielo de la noche silbo sin canción, trazando constelaciones con los dedos

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 7 invitados