Día 3º.- LGC.- en pie toda la corte

Un evento exclusivo en la Ciudad Prohibida donde no todo tiene que ser de ensueño.
Avatar de Usuario
isawa_misae
Mensajes: 93
Registrado: Mié Abr 08, 2009 7:19 am

Mensaje por isawa_misae » Dom Jun 27, 2010 9:27 am

-Si... El sabor agridulce de la victoria... Lo conozco... - Me reí un poco al acordarme de una cosa – Os reiréis pero mi madre me enseñó de pequeña la manera de atenuar esa pequeña decepción y es algo tan simple como pensar en el futuro y en todos los retos que nos quedan por delante y disfrutar de verdad de nuestra victoria... Y ya que su victoria es tan importante ¿No deberíamos celebrarlo como corresponde? Da la casualidad que estamos en una fiesta... Espéreme aquí un momento

Me acerco a la mesa de las bebidas y cojo dos tacitas de sake y vuelvo a rincón donde esta Seiryo y se la ofrecí

- Brindemos por esta gran victoria y por las futuras

Avatar de Usuario
Kitsu_Raigi
Cazador de Oscuridades
Mensajes: 1446
Registrado: Mié Oct 08, 2008 11:17 pm

Mensaje por Kitsu_Raigi » Dom Jun 27, 2010 3:10 pm

La pregunta es algo que necesito buscar a marchar forzadas .
Que diríais si posiblemente exista una nueva amenaza,una tan grande que pueda golpear a la misma familia imperial como ninguna,si os dijera que la vida del hantei puede estar en juego??
Y ahí es donde yo entro Se me ha sido asignada ciertas tareas y al final creo que deberé enfrentarme a él.
Pero esta vez el enemigo es algo mas que un servidor del que no debe ser nombrado apostaría que se encuentra en una escala mayor ,peor su naturaleza es la misma claro.
Y debo mantener mi misión para mi solo .
La duda es como podre enfrentarme a eso, conozco mis limites ,por supuesto y no son los mejores.
Ahora mismo si he de ser sincero no sabría si tendría alguna posibilidad, pero no puedo echarme atrás ni fallar y menos cuando el hijo de los cielos pueda estar en juego…

Mi poder no es suficiente, debo encontrar la forma de aprender de despertar, debo recordar.
Y no es la iluminación lo que busco tan pronto claro no soy tan presuntuoso-añadio con una pequeña, sonrisa en su rostro.
Si pudiera asomarme durante unos segundos,una grieta ,una fisura tal vez vislumbrar lo que habita en mi.

De repente como si hubiera invocado algo dentro de el cerro los ojos,y como un susurro entono una vieja canción…

Cuando las nubes oculten el sol
y el camino derrote tus pies,
si el viento en la cara quema tu piel
recuerda siempre que te esperaré

Durante unos segundos parece que continuara pero se detiene .Y mientras abre lentamente los ojos sigue hablando.
Quizas solo la busque a ella dentro de mi…

Busco ayuda Otsu-sama y sinceramente es la vuestra la que necesito…


Off si Raigi atmbien canta...La cancion es esta :

http://www.rtve.es/television/20100108/ ... 0673.shtml


Es una version de Scarbarough Fair,pero la letra esta inventada para el capitulo de la serie...

Avatar de Usuario
Okami (Wolf)
Anclado a su Dominatrix
Mensajes: 294
Registrado: Dom Sep 07, 2008 6:16 am

Mensaje por Okami (Wolf) » Lun Jun 28, 2010 7:15 am

-Vaya, me decepcionáis. Pensé que hacíais todo ésto porque no podíais estar sin mí y no por mi clan.-Añadió un cómico gesto despreciativo y luego sonrió.

El bushi observó que sin duda era cierto lo que decía sobre ser apadrinado por su clan, y su clan rara vez se implicaba en este tipo de asuntos si no es por un interés muy especial. Pensó. Sin duda, se sentiría muy mal si le ocurriera algo estando con él, no se lo permitiría de ningún modo. Ahora ya no era sólo una compañía de placer sino también un compromiso para con su clan, así al menos se lo propuso.

-Tengo curiosidad, ya que si para vos es un destocado bebedor es porque debe de ser una Fortuna viviente del libertinaje, si es que existe dicha Fortuna. Así que será un placer conocerlo.-Se apartó para que élla lo guiara.

OUT:

Jejeje, a ver qué te sale :lol:

Avatar de Usuario
Shosuro_Onnamura
Playboy de sonrisa pícara
Mensajes: 772
Registrado: Mar Sep 23, 2008 6:10 pm

Mensaje por Shosuro_Onnamura » Lun Jun 28, 2010 9:28 am

- Soshuro Kiho, la actriz que representó a Dama Doji, es merecidamente la actriz principal y jefa de nuestro grupo, Kakita-sama... sólo ella, y nuestra señora Shosuro Masu, son capaces de llenar así un teatro con su presencia.. Bayushi-kami fue representado por Yogo Masi, una nueva incorporación que realmente ha aportado mucho.. yo fui simplemente... Hantei-kami... así lo tendréis más fácil en la próxima representación.. aunque habrá... obras de arte... de todo tipo esta noche... lo que me recuerda a las vuestras... lo que impulsa una duda que si no os molesta, me gustaría que me respondierais...

Medito durante un segundo como intentando encontrar las palabras

- Si vuestras obras son juzgadas válidas y de gran arte entre los... entendidos... ¿Qué camino seguiréis?.. ¿Continuareis de Yojimbo de la siempre noble Kamoko-hime, protegiendo ese gran valor para el Clan, y protegiendo… como está claro… - reverencia leve hacia la Otomo - a otros damas... como el héroe que decís que no sois o contribuiréis a la nobleza de la Grulla dedicando vuestro tiempo al noble arte a pintar..? No sé si el ideal de… perfección.. tan noble que vuestra familia, la Kakita siempre busca es compatible con dos… misiones...

Espero que la pregunta no os incomode… por otra parte os agradezco la invitación… y en agradecimiento por ella, intentaré que otra persona cercana a la Emperatriz en temas de cultura acuda conmigo… aunque sólo sea por la publicidad, espero que os ayude…
La apreciación de la belleza es el comienzo de la sabiduría

Bajo el cielo de la noche silbo sin canción, trazando constelaciones con los dedos

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Jun 28, 2010 10:54 am

Seppun Daisetsu

La Ama sacó su abanico de plumas coloridas y comenzó a abanicarse mirando siempre hacia donde se encontraba su hijo pero con los ojos abstraidos en algún lugar del pasado cuando comenzó a evocar:

"Conocí a Kamashomarû-san cuando era tan sólo una niña, y él el hijo mayor del Daimyo Daidoji que acababa de pasar su gempukku... Recuerdo que me impresionó mucho aquella mirada tan impasible, severa pero a la vez llena de fuego...

Fue en esta corte... cuando el padre del padre de mi hijo aún reinaba...

Pasaron muchos inviernos en los que coincidimos... nuestros padres eran viejos amigos de las cortes...

Luego el tiempo pasó, y él tomó el relevo de la familia tras aquella terribles fiebres que asolaron a parte de su territorio... Estuvimos muchos años sin vernos...

Tantos... que yo casi ni le reconocí cuando le volvía a ver, su aura... todo él había cambiado a un ser más impactante y regio.. Fue él quien me ayudó a.... "viajar tranquilamente" cuando cambié de residencia desde esta ciudad hacia Kyuden Miya, pero antes de eso viví por un tiempo en las tierras Daidoji, de hecho... el Emperador nació en Shiro Daidoji...

¿qué de coincidencias tiene la vida verdad?"



Isawa Mitsuomi

Mai miró hacia el firmamento, observando la amplia luna en el cielo y te respondió sin mirarte a la cara:

"Mientras menos sepas de todo esto... mejor... Mitsuomi-kun... al final... es lo único que puedo regalarte... un rápido olvido de mi persona... es mejor así... no quiero atraerte al ciclo de destrucción que estoy a punto de comenzar...."

Luego bajó despacio su rostro y susurró:

"Así que... por favor... vete... es lo único que puedo darte ya... el que no nos relacionen.... así tu si que podrás cumplir tus sueños......."



Kakita Koji y Shosuro Onnamura

"Entonces os consideraré como un hombre artístico más que como un artista hombre, ya que parecéis tener tan claro que vuestro arte es tan sólo parte de vos y que no parecéis estar interesado en más patronazgo que el de la casa de Higshikawa, que es muy buena elección sin duda...

Como habéis dicho ya dentro de su propia familia se demuestra dicho arte...

De hecho ahora me siento muy intrigada en ver cómo se desarrollara el mundo artístico en ciertos aspectos ya que me han dicho que ha llegado a la ciudad casi a tiempo para esta cena Doji Kaoru, un joven artista muy excñentrico que pasa ciertos tiempos en la ciudad y que es todo un interés andante... que creo que por cierto lo ha traido especialmente otra de las familias Grullas más prestigiosas en patronazcos...

La ciudad se llena de interesantes personajes..."


Dijo Hanashirusato pareciendo muy divertida.

"Tanto... querida, que me temo pronto problemas en los que tendré que intervenir... Dijo de pronto Nazoko con gesto adusto y serio después de todo los... enfrentamientos entre mecenas por sus artistas en esta ciudad son todo un catálogo en mis citas como árbitro..."



Bayushi Sakura

"Puede...

Eso pasaba sobretodo al "principio" cuando no les había quedado aún claro qué es lo que realmente le podria pasar...

Por eso llamamos a Shunsuke Hiromu, él se ocupó de todo, sin que pudieramos ser tachados de ser nosotros...

Mató a los familiares de los testigos, a los amigos de los familiares de los testigos, a la familia de los amigos de los familiares de los testigos... y luego... cuando el dolor les mostró la verdad, los mató a ellos...

En un par de días el mensaje había quedado alto y claro...

Además de eso tenemos sólo el problema de los Kasuga, pero digamos que ellos usan las mismas tretas, así que saben que no hay opciones de "recordar"... y los que son muy incautos... ¿Te he hablado ya de los hitokiris que tenemos a nuestro servicio?"


Dijo Yugao con una queda sonrisa.

"Lo mejor que tiene Jumarashi, por eso lo elegí como barrio, es que nadie se mete en la vida de nadie, nadie pregunta, nadie mira, todo el mundo atiende tan sólo sus problemas y no fisgonea... lo que da mucha seguridad y es un barrio... peculiar por ello."

Explicó Sango.

"Perfecto asintió Yugao Ya te habrá explicado que es un buen tipo, pero como todos en esta ciudad, peculiar, sólo hay que saber cómo nadar en sus aguas y listo.

Y claro, tu tienes que aprender mucho y rápido, sobretodo porque tu misma le eres apetecible a la gran mayoría de esta ciudad... y cada cual tiene su melodía..."




Isawa Misae

Seiryo tomó la copa y brindó contigo mientras respiraba aliviadamente, por lo menos más que antes. Tras lo cual, con su perenne sonrisa dijo:

"Os agradezco vuestras palabras y consuelo, Misae-san, tened por seguro que no dejaré que caigan en saco roto...

Espero que a partir de mañana pueda ser yo siempre de utilidad y pueda hacer honor a la confianza que personas como tu me brindan en mi nuevo cargo, es por cosas como estas, por todos nuestros hermanos por lo que me esforzaré todo lo que pueda..."




Kitsu Raigi

"Creer implica el no conocimiento a ciencia cierta de un suceso, Raigi-san, así que sí, me considero creyente... Y seguramente entienda mejor de lo que pensáis acerca de ese problema que acecha al laurel..."

Dijo esta mientras miraba en la sala hacia el fondo de esta, hacia donde estaba el reservado de las familias Imperiales y de los Hantei.

"Pero nada en estanques muy profudos cuando uno es pez de río no de océanos es tan insensato como aquel conejo que se cree capaz de derrotar a un oso...

En todos esos casos lo que uno debe hacer es delegar, y buscar ayuda... Puede que vuestros pulmones no puedan aguantar la presión del agua hasta ir buzeando hacia el castillo bajo el mar de Suitengu... pero seguro que hay un tensai de agua que puede ayudaros...

¿Entendéis Raigi-san?"


Otsu te miró con una cálida sonrisa.

"Gracias a los Kamis en este Imperio no estamos solos..."



Mirumoto Okami

Había un corro inmenso hacia donde os dirigíais, había al menos diez personas que contaras, mujeres cotilleando y riéndose tras sus mangas y hombres que bebían distendidamente escuchando a alguien que estaba acaparando toda la atención.

Cuando Nozomi y tu llegasteis cerca, la Daidoji te hizo seguirla hacia la parte "más abierta" de aquel círculo de habladurías y risas, donde pudistes ver al tipo del que ella te hablaba.

Estaba rodeado de casi cinco mujeres, dos de ellas a cada lado, el cual las sostenía cerca suya de manera impúdica por la cintura mientras reía estrepitosamente contanto algo.

Su pelo era blanco como la nieve y en su rostro aniñado había ojeras de un juerguista nato y una sonrisa socarrona de un inconformista de la vida. Todo ello añadido a un aire cansado de todo, burlón de lo que le rodeaba y distendido, muy distendido incluso para la fata de etiqueta que estaba mostrando al hablar libremente como si de una casa de geishas se tratara.

Imagen
Imagen

"... Y entonces, aquel tipo se despertó desnudo por completo y pintado de la cabeza a los pies y dijo..."

De pronto su mirada se topó con la de Nozomi y por un segundo quedó con la boca abierta y suspendida en lo que decía, haciendo que su público estase todavía más expectante y como si de un calambre le hubiese dado soltó de un golpe a las dos mujeres hizo una enorme y perfecta inclinación a los presentes y dijo:

"Y me temo que el final de la historia me la guardo para quien sea tan cotilla como para saber algo tan inoble de ese pobre tipo en un rato, ahora mismo esta Fortuna libertina acaba de ver a alguien a la que no ve desde hace mucho y desea saludar."

Nozomi mientras decía esto te indicó con una sonrisa que la siguieras un par de pasos hacia atrás para apartaros, y mientras se oían las quejas del público de aquel extraño tipo, este abandonó al grupo a grandes zancadas y casi se encaja entre hombro y hombro de Nozomi al darle un abrazo, también muy fuera de lugar, mientras decía:

"¡¿Es un fantasma o sigues vivas No-chan?! ¡No me lo puedo creer!"

"Ya, ya, se ha expeculado mucho de mi muerte."

Replicó esta mientras se separaba un poco y proseguía:

"Pero más se va a hablar de ti si sigues con esas... Tu suerte algún día acabará, Kaoru-kun..."

"Nah! No te creas, he sido llamado aquí por uno de los patrones grullas más forrado de la ciudad porque las serpientes al parecer quieren música que pegue con tu arte así que, ando a salvo mientras la moda dure juju y ya sabes que soy experto en hacer las cosas durar... y durar... y durar... y..."

"Ya lo pillo, ya lo pillo, deja de decir tonterías...

Por cierto, te presento a mi amigo, Mirumoto Okami-san, el cual puede estar tranquilo esta vez la presentación incidiosa la voy a hacer del zoquete este... te presento a Doji Kaoru-san uno prodigio de la música, puede tocar cualquier instrumento como si hubiera bajado del cielo... eso si, es lo único celestial en su persona..."


A lo que Kaoru rió sin discutir ni una palabra.

"Si, soy el Rey Lagarto" **


OUT
**No me podía resistir a poner esta broma XDD



Shinkyu

No destacar en la cena había sido la mejor elección por lo que habías podido observar. Tanta gala y tanto glamour cazaba poco con vosotros y menos con los nervios que sentías y realmente el malestar al pensar lo complicado que era dar un paso sin caerse en este juego.

Ahora estabais Tarako y tu, en uno de los pasillos exteriores que hacían de balcones, los dos solos, mirando hacia el interior de la sala, repleta de invitados, con una copa en la mano.

"Ahora que hay más cantidad de alcohol en el cuerpo... es cuando podemos comenzar a relajarnos levemente... Shinkyu-kun... pero no te confíes demasiado, los cazadores son cazadores las veinticuatro horas del día... ¿comprendes?

Pero si deseas entrar allá dentro y comenzar a hacer amigos de abajo a arriba es el momento de comenzar..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Lun Jun 28, 2010 12:53 pm

Daisetsu mostro verdadera sorpresa. No tenia porque esconderselo a ella pero si entendia porque Yurikohime habia retirado de su obi aquel abanico.

Miro a la Emperatriz y luego nuevamente al Emperador. Retiro su abanico e imito la misma complicidad.


"¿Sabe Kiyasu sobre esto?", pregunto en un tono serio. Luego se relajo y continuo, "Digo, quizas le gustaria conocer su lugar de nacimiento. Su tierra natal.", termino bromeando Daisetsu.

"Que yo recuerde, pocas han sido las veces que ha dejado la Ciudad Prohibidad. No recuerdo que alguna vez haya dejado Otosan Uchi. ¿Y vos, mi Dama? ¿Habeis podido recorrer el Imperio en tiempos donde escapar o andar escondidas no era necesario?", girandose para ver la respuesta en sus ojos y oirla de sus labios.
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Lun Jun 28, 2010 2:25 pm

Mitsuomi sonrió.

¿Me dices eso? ¿A mí? Vamos, Mai-chan -dijo con tono divertido, mientras se acercaba un poco más a la tensai, pero no demasiado, pues no pretendía con sus gestos generar rumores, por ello también se mantenía de espaldas a la concurrencia, para que nadie pudiera leer sus labios-. AL parecer has renunciado a ser Maestra del Fuego y todo se debe a una conversación reciente con Isawa Seyrio. No me equivoco, ¿verdad?

No puedo culparte por la decisión que has tomado. Seyrio es una personalidad apabullante y como rival es sin duda formidable. Si has calculado tus posibilidades y crees que no puedes vencerle, tu decisión es lógica, pero me parece que no es algo tan simple, ¿no es así? Pretendes ocultarme algo, hay miedo en tu voz y una tristeza cercana al desespero. Entiendo que renunciar a algo así cause pena, pero ¿a qué viene todo eso del círculo de destrucción? ¿Acaso piensas inmolarte por no convertirte en Maestra del Fuego? Por favor...


Pero la pregunta más importante no eran esas, sino el por qué Mitsuomi se empeñaba en entender el comportamiento de Mai e incluso de hacerla reconsiderar su decisión si él mismo estaba desesperado por encontrar una forma de "romper" con ella sin herirla demasiado. Ella estaba facilitándole las cosas de una forma increíble y él le ponía obstáculos. ¿Se trataba de una simple curiosidad por aquella misteriosa relación entre Seyrio y mai o había algo más profundo?

No voy a censurar tu decisión -dijo, desechando todas aquellas dudas y adoptando un tono más cercano, más serio pero al mismo tiempo más cálido-, tampoco voy a apoyarla. Son tus deseos y tu lucha, no es justo que yo intervenga, ni para Seyrio ni tan siquiera para ti; pero lo que no puedes hacer es apartarme de tu lado sólo por la tristeza que sientes. ¿Recuerdas cuando antes de venir entramos en el Vacío y yo te sostuve? También puedo sostenerte ahora, si me dejas. Cuéntamelo, Mai, por favor. Además -terminó diciendo con tono de broma-, ¿pretendes ocultarle algo a un ishiken?

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Lun Jun 28, 2010 3:11 pm

Eso compensaría el filo de los kokus, pero el del acero... ¿se puede amenazar con una muerte más horrible que otra? -Ese tal Shunsuke Hiromu debe ser un "empleado" muy concienzudo para conseguir tanta disuasión. Creo que aún no había oido hablar de él... no, ese nombre es nuevo para mi; ¿trabaja para nosotras? -pregunté con curiosidad, ni siquiera estaba muy segura de si se trataba de una de esas pequeñas familias vasallas que tenía el escorpión o de un samurai por cuenta propia.

-No, no me has hablado de esos hitokiris... al menos si están realmente a nuestro servicio, al de Soshi Satomi-sensei.
Si son samurais del clan simplemente, como Seto-sama, entonces si, les conozco profesionalmente en general. Ruidosos en mi opinión; un solo muerto sin causa aparente donde debería haber un vivo es a veces mucho más terrorífico que un baño de sangre.
Personalmente... me gustan más las hojas teñidas de oscuridad que de sangre... pero mientras no dependa de mi...
-añadí pausadamente, sonriendo malvada y deliciosamente tras mi abanico finamente ornamentado.

Luego me encogí de hombros y me reí recuperando el gesto más aniñado y dulce que era el estándar el mi.
-Parece que bastante extraordinario en esta ciudad... creo tu barrio, el Jumarashi, parece la mejor elección posible cuando quiera... hum, pasar de una vida a otra; si no te molestan las visitas que llegan a cualquier hora sin avisar, Sango-san -dije dedicándole una franca sonrisa -Oh, no te molestaré mucho. Con un biombo y acaso una taza de té ya serás la anfitriona perfecta. Y siempre podemos aprevechar para tratar algo nuevo sobre tu ciencia... quien sabe quizás finalmente incluso descubras algo de mi que te interese y podamos intercambiarlo, mm... ¿te gusta la música, doctora? No se me da mal el samisen -expliqué orgullosa. Podía enseñarle a tocar, eso siempre era un recurso útil en una corte.

-"Peculiar" es una palabra tremendamente abstracta. Soshi Seto es peculiar, Satomi-sensei lo es también... bueno ya sabes, en realidad no dice mucho de alguien.
Puedo ser apetecible, lo se, pero para muñecas conozco a un clan del distrito Hiro que puede conseguirlas mejores que yo... y de toda confianza
-dije bromeando. Las samurai-kos, o al menos yo, necesitamos que nos guste la música que toquen para nosotras.

No quería retar a nadie, ni mucho menos a Yugao, pero a veces me enervaba que se me considerara un bonito trapo sin carácter que tenía que salir a bailar en cuanto comenzaran a escucharse las primeras notas.
Ese orden era el equivocado. Primero veríamos en qué me podría interesar a mi ese famoso ex gobernador y luego ya nadaría en sus aguas si me convenía. Y eso valía para casi cualquiera, escorpión o no.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Lun Jun 28, 2010 4:07 pm

La cena estaba pasando sin muchas complicaciones, ni sobresaltos. Él mismo casi no había hablado, tan solo lo justo y necesario para no resultar descortés con aquellos que le hablasen; y a la hora de que los clanes se juntasen y empezasen a relacionarse entre ellos, Tarako y él habían encontrado refugio en una de los pasillos exteriores. Seguramente casi nadie los hubiese echado en falta, salvo aquellos que les hubiesen echado el ojo desde el principio... y de esos, por sus temores, prefería mantenerse alejado, ya que era posible que no tuviesen buenas intenciones para con ellos.

Pero sabía que aquello de permanecer aislados no duraría eternamente. Era consciente de que si Tarako se había esforzado tanto para que fueran a la Gran Cena no era para pasarla ellos solos. Seguramente ella tuviese planes y personas con las que estaba interesada en hablar.

Y, tal como temía, ese momento llegó... Tarako indicó que ese era el momento para empezar a mezclarse con todos aquellos cortesanos y demás personalidades, no sin antes advertirle del peligro. Por mucho que pudiera haber bebido alguno, sabía cual era su posición y que seguía siendo peligroso si no se andaba con cuidado. Además, él ya había tenido experiencias con samurais borrachos en el pasado y, en ocasiones, lo pueden usar para saltarse un poco la etiqueta y darle aun más problemas.

La verdad, si aquello hubiese sido un dojo lleno de bushis se habría sentido bastante menos inquieto... Pero entre tanto cortesano, y gente dedicada a la palabra, lo que podía esperar es que no le dieran muchos palos.

-Entiendo. Tendré cuidado -respondió a Tarako, para que no se preocupase por él... al menos no demasiado-. Creo que estoy todo lo listo que podría estar para acerles frente.

Le dejó saber que estaba preparado para aquello, pero dentro de lo posible para él, ya que ambos sabían que el joven ronin no era un chico de corte.

-Pero antes de entrar -empezó a hablar, aunque no parecía muy seguro de como decir lo que quería-... Bueno, supongo que tendrás asuntos que tratar ahí dentro y personas con las que hablar, pero yo...

Shinkyu dejó las palabras en el aire, pero su mirada lo decía todo. No quería ser una carga para Tarako, ni pasarse toda la noche bajo su ala protectora... Pero no estaba muy seguro de como empezar. Si fuese por él se quedaríacerca los clanes menores o el Cangrejo, que era donde más cómodo estaría seguramente. Y ya pensar en el Escorpión o la Grulla era imposible para él.

-... No sé con quienes podría "hacer amistad".

Shinkyu, tras otra mirada a la mujer ronin, volvió la vista al interior de la sala y veía muchos samurai... pero no era capaz de poner nombres a esas caras. Por lo que no rechazaría sugerencias por parte de Tarako, ella parecía conocer a bastante gente y confiaba en su juicio.

-Sé que tengo que aprender a manejarme en estas situaciones -afirmó él mismo, consciente de que podría aprender bastante de aquello- Pero quizás un par de sugerencias no me vendrían mal.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3167
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Lun Jun 28, 2010 9:00 pm

-Shosuro Kiho-sama, por supuesto. ¿Por llenar un teatro os referís simplemente a la expectación que crean o al hecho de que llenan cada recóndito espacio del lugar con los sentimientos que transmiten, involucrando a cada espectador en su mundo y ocupando así su volumen?
Supongo que es una pregunta de quien desconoce realmente el arte de actuar... pero en cualquier caso me inclinaría más por lo segundo. Los buenos músicos o recitadores, los mejores sería más oportuno, también son capaces de crear ese aura envolvente... es algo que siempre he envidiado desde la pintura, sanamente claro
-explico sonriendo.
-Hantei-kami -repito pensativo; buena caracterización, eso siempre puede esperarse del escorpión -Debe de ser todo un honor meterse en la piel del favorito de Dama Amaterasu... apuesto a que si, sean cuales sean las circunstancias.

¿Kamoko-hime? Qué atrevido... bueno, no parece que a ella le haya ofendido así que...

-Si mi arte es juzgado válido por los entendidos... sería completamente irracional modificar las circunstancias personales que lo han fertilizado ¿no os parece Onnamura-san?

Todos tenemos multitud de misiones en la vida que requieren la búsqueda de la perfección; unas ocupan una existencia entera y otras son tan efímeras como una ceremonia del té, pero en cualquier caso es una filosofía de vida, para cada tarea que uno vaya a emprender; así que al contrario de lo que pensáis, la senda de mi familia es normalmente compatible con toda la multitud de misiones que forman una vida humana. Filosóficamente "no hagas aquello en lo que no puedas ser perfecto" es radicalmente opuesto a "busca la perfección en todo lo que hagas" que es de lo que se trata realmente, dicho a groso modo.
Además la perfección no es un camino único, lo que es válido para un artista de carrera no tiene porqué ser necesario para mi o viceversa. Mi esgrima está influenciada por mi arte y al revés, mi pintura no sería la misma si la afrontara desde el punto de vista más... bohemio... que es bastante popular estos días, dicho sea de paso.
Pero precisamente eso me da ventaja para hacer algo nuevo, que es justo lo que pretendo.
Cambiar ebrio de un pequeño éxito inicial sería traicionarme a mi mismo, y eso es lo peor que puede hacer un amante del arte
-termino con una sonrisa cortés a su ofrecimiento. La publicidad es en realidad una amante traicionera, pero sin ella el arte no es más que oscurantismo... difícil elección.

-Entonces me consideráis simplemente un samurai Kakita, y os lo agradezco enormemente Otomo Hanashirusato-sama -contesto sonriendo con franqueza -Sólo intento ser digno, aunque sea lejanamente, del ancestro fundador que conquistó el corazón de una diosa con su inteligencia, su habilidad y su sensibilidad... y obviamente no es fácil -me inclino explicando mi pequeña gran motivación.

Después observo a Nazoko explicar como los mezquinos habitantes de esta ciudad convierten en enfrentamiento cualquier excusa. Seguramente sea la clave de su prosperidad, pero también lo será de su caida.
Afortunadamente yo resolvería esos asuntos con la mejor pintura, la sangre, sobre el mejor lienzo, el del tatami. Otra de las ventajas de no caer en la decadente vida de los artistas de Otosan Uchi.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Kitsu_Raigi
Cazador de Oscuridades
Mensajes: 1446
Registrado: Mié Oct 08, 2008 11:17 pm

Mensaje por Kitsu_Raigi » Mar Jun 29, 2010 2:36 am

Raigi asintió ante las palabras de la togashi pensaba que podría tener razón debería pedir ayuda o quizás encontrar una misma solución para ambas cosas.

Es cierto, en realidad siento que en ambas cosas necesitaría algo de ayuda pero si he de ser sincero si no me creyera capaz en el momento dado nunca me lo perdonaría.

La verdad hace tiempo que busco dislumbrar y aprender a conseguir resolver ese enigma que tenemos en nuestro interior ,al camino a ese propósito iluminado también estoy buscando.
Hablais de un tensai de agua pero es una maestra tatuadora lo que yo busco en realidad ¿Seréis mi guía al castillo de suitengu, Otsu-sama?
¿Compartireis también vuestras artes con el tatuaje con un novel en el tema??


Off
Le estoy diciendo que busco la senda a la iluminación de alguna forma si puede guiarme o darme algunos consejos, también quiero hablar del tema de los tatuajes

Avatar de Usuario
isawa_misae
Mensajes: 93
Registrado: Mié Abr 08, 2009 7:19 am

Mensaje por isawa_misae » Mar Jun 29, 2010 10:05 am

¿Nuevo cargo? Ummmm, creo que se me ha pasado algo... Entonces me di cuenta que el nuevo cargo era ser el Maestro de Fuego.”¡Pues claro! Mira que eres lenta para unas cosas... ¿No te has dado cuenta que lleva todo el rato insinuando lo?” “Pues la verdad es que no, bastante preocupación tenia yo con no equivocarme en la conversación...” Al repasar todas las conversaciones me di cuenta en como se fue Isawa Mai, con esa cara... ¿Qué había pasado? ¿Porqué ahora se ha decidido que Seiryo sea maestro? Pero había tiempo para hacer todo... Así que me volví a concentrar en la conversación con el nuevo maestro

- No os preocupéis, seguro que lo hacéis muy bien y todo el clan se sentirá orgulloso de usted. ¿Cuando será oficial su nuevo cargo?

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Jun 29, 2010 1:33 pm

Seppun Daisetsu

"Claro que lo sabe, pero fue apenas un mes el que estuve allí, me quedé porque mi estado ya andaba muy avanzado como para ir a Kyuden Miya, que era el destino final... así que Kamashômaru-san me pidió que me quedará mientras el embarazo y el parto en donde pudiera tenerme vigilada y segura...

Luego me marché hacia las tierras de nuestros primos... y Kiyasu vivió allí hasta el tiempo en el que....... cambiamos de régimen...

Así que supongo que ha disfrutado de un poco "de libertad" antes de asumir su importante función en esta tierra... el del ser el Sol que nos ilumina...

Ahora ya es mayor, debe aprender a que el Imperio es suyo, pero que no implica que pueda ser un trotamundo shisha..."


Dijo esta mientras abanicaba su rostro despacio y miraba hacia la fusama abierta, que mostraba el lago entre luces y sombras y los jardines a media noche.

"Por mi parte... no he visitado todas las tierras del Imperio Esmeralda, ni mucho menos... pero mis padres si que me llevaron a algunos eventos interesantes en otras partes, como al Campeonato Topacio o a festivales de magia en tierras Fénix... y las tierras Grulla... y parte de las Escorpión... esa las conozco bien... por las cortes...

Pero una vez... que el anterior régimen empezó... quedé... captada...
dijo de manera muy suave ... por esta ciudad... y por su corte permanente.... y bueno... gracias a eso tengo..... el bien más preciado del Imperio..."

Terminó mirando hacia su Hijo con una pequeña sonrisa en la comisura de los labios.



Isawa Mitsuomi

Mai se enfrentó entonces a ti, volviéndose hacia donde estabas con los ojos cristalizados por las lágrimas y el gesto serio, muy serio, contraido casi por la rabia, una que apenas le dejó entre la pena y la congoja sacar sus palabras de sus labios:

"Sé que tratas de ayudarme.... de verdad que lo sé.... mejor que nadie sé la bondad que habita en ti.... el amor..... pero... Mitsu...... es opor eso mismo! es por eso mismo que yo... no puedo, no puedo hacerte eso ¿es que acaso no me he aprovechado ya suficientemente de ti, de tu amor como para hacerte esto?

Por favor, no me pidas que sea más egoista con la única persona que he sentido que realmente me ha querido... porque con sólo una palabra de mi historia puedo romper todos tus sueños... tu vida.... porque él lo sabrá... y entonces... te destruirá a ti también...."


Su voz quedó sumida en un sollozo y enjugó sus lágrimas en su manga mientras trataba de marcharse a paso muy rápido.

"Olvidate de mí, Mituomi-kun! Tu nunca me has conocido más que como la antigua Maestra de Fuego, nunca hemos tenido que ver el uno con el otro, nunca me..... has querido.... tu nunca...."

Su voz se apagó en un gemido, y tras tragar con esfuerzo concluyó diciendo:

"Tu nunca... deberás ser relacionado conmigo....... es lo único que te dejo..."


Bayushi Sakura

"Es ronin... se vende al mejor postor... pero tiene lazos en su pasado con el Escorpión y trabaja más... alegremente... para nosotros...

Lo que nos sirvió de él fue su fama sobretodo, mantiene el pequeño reino de terror saber que podemos actuar con ciertos peones..."


Replicó Sango con una sonrisa lobuna.

"Si, es lo mismo que ahora que ha llegado Seto-sensei el distrito Hiro se retorcerá en temor al saber el lazo que tiene éste con nuestra señora..."

Añadió Yugao. Luego esta sonrió con maldad y con tono sinuoso y viperino susurró:

"Nuestro Clan tiene muchas cartas ocultas... y hay cierta división que usamos de vez en cuando... pero me temo que esos van a quedar eclipsados con lo que va a pasar.... jujuju....

Satomi-sensei me ha dicho que Seto-sensei ha mandado traer expresamente de Ryoko Owari Toshi a sus.... hombres.... con el fin de ayudarle a él, a sus amigos y al Clan....

Lo que nos suma una cantidad de... personas... interesantes como posibles aliados...

¿Has oído hablar del Dôjo del Tigre Blanco? El dôjo que lleva Seto-sensei... un Dôjo en el que sólo sobreviven los más fuertes.... o locos..."


"Será un placer que toquéis para mi, Sakura-san, gusto de oir música mientras trabajo muchas veces, sobretodo cuando son operaciones laaargas...."

Dijo Sango asintiendo a tus palabras.

"Si, sin duda esta ciudad está llena de personas peculiares, y como ves eso no tiene por qué ser malo... sin ir más lejos... Sakura-chan tú eres muy peculiar....."



Shinkyu

Tarako sonrió de medio lado mientras ocultaba cierta parte de su mirada con su flequillo viéndose sobretodo lo blanco y afilada de su sonrisa. Te puso la mano en el hombro y tiró de ti para que quedaras a penas un paso de ella.

"Tranquilo... pequeño hombre ola... yo no dejaría nunca que te metieras en un gran lío... estaré siempre donde pueda ver a mi pequeño cachorro... apreció decir divertida pero hay pasos que yo no puedo dar por ti...

Te daré unos consejos como pides... entonces...

Primero, con otros que no sean Cangrejos o quizás los enigmáticos Dragones, no te atrevas a mirar directamente a los ojos a nadie.

Elude los cortesanos, ten precaucion con los bohemios borrachos que gustan de excentricidades.... y cree que la mejor compañía es la de los bushis que siguen el código regio del honor, porque aunque ellos sean los primeros en dejar claro las diferencias de posiciones... también serán los primeros en respetar tu honor y el hecho de que... aún siendo como somos... estamos aquí... ¿entiendes?

Y.... comienza con los Clanes menores, por supuesto..."


Añadió casi como se le olvidara. Entonces de pronto miró hacia un lado y añadió:

"Pero si tienes un anfitrión semejante... aprovechate..."

Tras lo cual pudistes ver como en un par de grandes zancadas Sanzo apareció a vuestro lado.

"No sabéis cómo me disgusta que este tipo de cosas no nos agraden demasiado a ninguno de los tres... pero me temo que es el mejor camino para que el karma siga su curso...

¿Cómo va la noche Shinkyu-san? ¿Queréis venir conmigo? Dejemos a Tarako-san que ande por donde quiera... seguramente querrá presentarse como fantasma a un par de personas...."




Kakita koji y Shosuro Onnamura

OUT: a expensas de completar si Onnamura me hace agregar algo más.

"Bueno, lo dejaremos por ahora en sólo eso, Koji-san, aunque eso no os librará en absoluto de ser el héroe de la velada, la verdad es que obviamente no puedo comparar mi dolor con el de mi querida Nazoko-san pero si a mi sobrinita le hubiera pasado algo......"

Terminó con voz afligida y sobrecargada.

"Ie, Ie, tia Hana, Koji-san sin duda hubiera salvado la situación en cualquier circunstancias... replicó Aiko sonrosada Ahm.... y espero... yo también Koji...san... que me dejéis ver esos lienzos cuando estén terminados.... Estoy segura que sea como sea.... yo querré....."

"Si, claro, claro La cortó de pronto su madre mirando hacia Koji con gesto serio pero marcado por una indescriptible sonrisa en los labios.... Querremos que os vaya bien en vuestro debut, Koji-san, pues pensamos comprarle algún cuadro, es lo menos que podríamos hacer... exponer su arte en nuestra morada..."


Kitsu Raigi

"Yo puedo mostrarte el inicio del sendero, hijo, pero no existen maestros que te llevan de la mano hasta el final... ojalá así fuera, pero me temo que todo es mucho más complejo que eso...

¿Y porqué? Pues porque se trata de responder, de encontrar la Gran pregunta, no la Gran respuesta... esa es la diferencia de los necios que creen saber lo que buscan... La pregunta que define nuestra vida y que le da sentido...

Y es por eso mismo, Raigi-san, que yo os puedo mostrar el inicio... pero cómo encontrar yo vuestra pregunta..."




Isawa Misae

Seiryo sonrió algo más ampliamente al ver que captabas lo que decía y mirando hacia la nada te respondió:

"Pienso hacerlo oficial mañana por la mañana, no querría delantarlo por ejemplo inadecuadamente a esta noche en donde todo el protagonismo lo tiene la Santa Madre... por eso esperaré...

Quiero además que Mizuno-sama, el único Maestro por derecho propio, nuestro Maestro de Agua esté... de alguna forma... "presente" cuando se sepa la noticia... pues quiero que la convalide y que reconozca mi validez... Sino fuera de ese modo me sentiría algo... "mal"... pues Mizuno-sama es para mi muy importante...

Además... ya que nuestra Señora de los Shiba se encuentra en la ciudad y en esta sala también le diré que... asista... a la pequeña.... ceremonia... que tengo prevista...

Ellos, los Embajadores y el resto de Candidatos...

Será corto pero.......
su voz entonces se mostró más intensa, susurrada y ronca efusivo..... muy efusivo.... las sorpresas.... serán el plato fuerte......"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shosuro_Onnamura
Playboy de sonrisa pícara
Mensajes: 772
Registrado: Mar Sep 23, 2008 6:10 pm

Mensaje por Shosuro_Onnamura » Mar Jun 29, 2010 1:44 pm

Onnamura escuchaba las palabras de Koji como quien ve una pintura muy grande... intentando encontrar la perspectiva... el punto de vista..

- Me refiero a ambas cosas... cuando actúan, son lo que son, y no puedes preguntarte otra cosa, ni puedes hacer otra cosa, que ser absorbido en la obra... Pero descuidad, Koji-sama.. la ventaja de la pintura es que te envuelve... y su recuerdo es mucho mas perfecto que una obra... y sí, fue un honor representar al Hantei... es muy hermoso sentirse cerca de la divinidad, aunque sea por imitación...

Noto la ligera preocupación al decir "-hime"... interesante...

- Ciertamente no pensaba que vos tomarais esa decisión, Koji-sama... se ve que sois bastante feliz haciendo lo que hacéis... protegiendo a princesas y princesitas... a la vez que pintáis... Seguir trabajando.. esperaba esa respuesta... debéis ser excelso en ambas cosas... mi preocupación era más si el clan os lo ordenaba... deber y preferencia siempre ha sido un tema... recurrente... en el drama...

Espero que vuestro arte... igual que vuestra esgrima... sea capaz de soportar cualquier prueba...


- digo con total inocencia...

- No faltaré a vuestra exposición, Koji-sama... me encargaré que sea conocida por todos, no os... preocupeis...


La ultima palabra fue pronunciado en el tomo mas paternal posible, como el que anula cualquier tipo de problema o error.

Tras el comentario de las Otomo, declaro:

- Dada la seguridad de Koji-sama, no creo que tengáis problemas con su mecenas.. espero que mi publicidad simplemente le ayude... más eso me ha recordado Hanashisurato-sama.. la razón por la cual me permito incordiarle.. es un historia apasionante.. mezcla épica.. amor kármico... deber, lealtad.. una profecía.. os encantará.. con vuestro permiso, me la llevo unos segundos....

Se inclina profundamente ante los Otomo y la Grulla...

- Dama Nazoko, su excelencia Yukiyasu-dono, Otomo Aiko-hime, Dama Kamoko ... disculpad nuestra ausencia. - y miro un segundo hacia Koji, como recordando..- ¿Sabe, Koji-sama..? mañana será un día curioso para la pintura... pues veréis las mejores pinturas... sobre los peores lienzos...

y con una sonrisa de kitsune travieso, se marchó con la Otomo...
La apreciación de la belleza es el comienzo de la sabiduría

Bajo el cielo de la noche silbo sin canción, trazando constelaciones con los dedos

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Jun 29, 2010 3:00 pm

OUT
Añadido a lo de Onnamura

Shosuro Onnamura

La Otomo te siguió, tras despedirse dicharacheramente, con un claro gesto de intriga en su rostro mientras parecía terriblemente divertida por los sucesos que la rodeaban.

"Sin duda esta noche me va a dejar indiferente... tengo taaanto trabajo que hacer..."

Dijo casi para ella misma en un susurro pero que se entendió claramente, como su sonrisa malvada indicaba que deseaba. Luego, cruzó sus brazos frente a su pecho, alzó la barbilla, te miró a los ojos y con una sonrisa que se iba ampliando ladinamente dijo:

"Ya tenéis sólo mi compañía...

Mi tiempo...

Y mi atención...

Será mejor que me contéis una gran historia, porque odio las mediocres que me hacen desperdiciar mis preciosos minutos...

Peeero.... mientras yo juzgo eso... hablad libremente, pocas veces me nombran una mezcla tan... interesante en un relato y no me quedo a oirlo...."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Mar Jun 29, 2010 3:13 pm

Algo terrible estaba pasando. Recordó la comida del día anterior. ¿Tendría todo esto algo que ver con ese misterioso hechizo especial de Seyrio que revelaría a los "indignos"? Todo parecía indicar que sí, pero estaba completamente a oscuras en cuanto al motivo por el que Mai era "indigna". Por las acongojadas palabras de la mujer, dedujo que Mai tenía algún tipo de oscuro secreto en su pasado que no le había revelado, pero que sí era conocido por Seyrio. Lo más seguro es que éste hubiera amenazado con revelarlo si ella no le cedía el puesto. Pero aún siendo así, ¿por qué veía Mai tan negro el futuro?

Ya no pensaba en lo fácil que le resultaría ahora acatar las palabras de Mai y alejarse de ella, dejando para siempre oculta su propio secreto. Ya sólo pensaba en averiguar lo que estaba pasando y en ayudar a Mai en la medida que pudiera, aunque ello implicara un conflicto grave con Seyrio.

Mai, tranquilízate -dijo con un tono consolador. Deseaba acercarse más a ella y poder limpiarle las lágrimas, pero era una intimidad que no podía permitirse en medio de aquella celebración, Resultaba enormemente duro tener que consolar a alguien tan cercano a él sin poder tocarla-. No sé que está pasando, no sé que me has ocultado que Seyrio sabe y te ha echado en cara, pero te perdono... sea lo que sea te perdono. Hay algo en nosotros que impide que nos abramos completamente a los demás, por mucho que amemos a alguien siempre habrá un lugar de nuestro corazón que no querremos revelarle. Pero no me importa lo oscuro o terrible que sea eso que ha utilizado Seyrio para hacerte abandonar el puesto de Maestra del Fuego, yo siempre estaré a tu lado para ayudarte a afrontarlo.

Libérate, Mai, cuéntamelo y déjame ayudarte. No temas por mí, pues más de una posible amenaza pende ya sobre mi cabeza. No seas injusta conmigo. Por ese amor que reconoces que te he brindado, no me dejes en la oscuridad, con el recuerdo de tu tristeza, de esas lágrimas que desearía poder limpiar yo mismo. No quiero separarme de ti así, Mai.

Además
-añadió en un tono más distendido, intentando alegrar un poco a la tensai-, poco me conoces después de tanto tiempo. ¿Desde cuando me he tirado atrás ante un enigma? Deberías saber que cuanto más difícil me lo pongas más intentaré averiguarlo. Soy obsesivo con los secretos, quiero saberlo todo y más aún si se refiere a tí, Mai. ¿Voy a tener que ir a preguntarle a Seyrio?

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Jun 29, 2010 3:32 pm

OUT
me tienes frita Mitsu, es lo que quieres, pues tu miiiiismo...... ^_^que te aproveche........ juju
IN

Isawa Mitsuomi

Mai quedó parada delante tuya, sus lágrimas resbalaban por su rosadas mejillas sin control en una hilera brillante de estrellas que se desparramaban hacia el suelo, con sus ojos cándidos llenos de una tensión que hasta ahora nunca habías visto.

"Seiryo-san no me ha amenazado..... No me ha obligado a nada..... la culpa es mía... sólo mía... él sólo me ha sacado de mi sueño... él sólo... ha cumplido con su papel... su importante papel en.... este despertar...

No puedo culpar a quien no ideo esta farsa, a quien no se arriesgo tan tontamente, a quien creyó que podía romper el orden divino...

No puedo culparle por recuperar lo que siempre ha sido suyo... él... y no yo... es el legítimo dueño del puesto de Maestro de Fuego... Mitsuomi-san.... él y no yo.... desde siempre... para siempre...."


El silencio se exparció por la sala como si del paso de un kami se tratase, tiempo en el que Mai se abrazó a si misma y miró hacia el estanque nublado.

"Si te lo digo.... Mitsuomi... tu también estarás en peligro.... porque he hecho algo terrible... y él lo sabe... y preguntará quién ha sido mi cómplice.... y si tu lo sabes arderás conmigo en las llamas de la culpa y la miseria.... y todo.... como te he dicho habrá acabado...

Sólo... yo sólo... quise estar bajo vuestra misma luz... y calidez.... fui una estúpida... y una egoista.... y ya que he fallado... voy a mantener ese egoismo...

Lo siento, Mitsuomi... es por lo mismo que siento que no puedo ser yo la causa de tu destrucción... mi secreto es... bochornoso... aborrecible... y no merezco ni tu perdón... te he... mancillado.............

Por eso ahora tengo que ser fuerte, por la única persona que me ha mostrado amor... y tengo que llevarme esto conmigo.... hasta el final.... Espero que puedas perdonarme... algún día... cuando lo sepas... será pronto... pero prefiero que no lo sepas aún, que nadie pueda tacharte... cuando.... la hora... de mi juicio.... llegue...."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Mar Jun 29, 2010 3:46 pm

OUT
Yo no sé que tenéis en contra mía, tan sólo sigo la personalidad de mi personaje. ¿O tu si tu novia te dijera lo mismo que mai no querrías saber por qué y ayudarla?

IN

¿Es que acaso eres una bruja de esas de la ciénaga que ha robado la piel de una hermosa joven y se ha hecho pasar por ella? -dijo Mitsuomi con una sonrisa. Sabía que lo último que debía hacer era culparla por guardar el secreto o por no querer decírselo, eso tan sólo le daría a ella la excusa necesaria para parapetar su negativa tras el odio de Mitsuomi: si veía que él se enfadaba por su negativa a hablar podía usar ese enfado para aumentarlo y hacer que él se alejara de ella definitvamente. Mitsuomi no quería que Mai pudiera ni siquiera plantearse aquella estrategia. Por ello, tenía la intención de rebajar su dolor con aquellas bromas, con una sonrisa que le demostrara a Mai que el asunto no era tan grave o, por lo menos, que a él no se lo parecía.

Mai, Mai, Mai... Si yo te contara la de secretos oscuros que he descubierto desde que estoy aquí. ¿Es tu secreto más grave que usar los recursos de la Embajada para satisfacer perversiones sexuales o tener un corazón artificial proveniente de magia tan oscura como prohibida? Ni siquiera Seyrio es impoluto y diáfano. Yo también podría hablar y hacer que el verdadero fuego que arde en su interior saliera a la luz, tan brillante como vergonzoso.

Ya cargo con varias y terribles confidencias, la tuya no supondrá un peso desmedido. Pero tal vez te sirva más un argumento más egoísta: si dices que he sido la única persona que te ha tratado con amor, precisamente por eso deberías contármelo y dejar que sea yo quien decida que hacer una vez conozca ese secreto que te atormenta. Piensa además, que si Seyrio sabe ese secreto tuyo desde hace tiempo, y parece que es así, y no ha actuado aún, ¿acaso no es el un cómplice? Informándome a mi no me pondrás en peligro, créeme, y, sin embargo, yo podría ayudarte, sea como sea, de hecho tengo algunos medios a los que podría recurrir. Pero nada puedo hacer si tu no me cuentas lo que pasa. Y sabes que me enteraré, aunque tenga que pasar el mal trago de preguntarle directamente a Seyrio.

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar Jun 29, 2010 5:06 pm

-Supongo que los ronins no levantan sospechas en el distrito Hiro; tengo entendido que allí son una fuerza considerable -reflexioné asintiendo a las palabras de la doctora -O lo serían si no fueran tan heterogéneos...
¿Cual es esa fama de la que habláis que tiene ese ronin en concreto? ¿Un asesino inmisericorde... ?
-¿y no teníamos ya a Seto para eso?

-Ahora tienes tu propia carta oculta entre los lobos -le dije a Yugao ocultando mi rostro concienzudamente -Así que quizás no haya que recurrir a nadie externo... El caso es que, gracias a Satomi-sensei de momento, Seto-sama me ha admitido como discípula -expliqué sonriente, aunque no pudiera verme demasiado bien en aquel momento.
-No es el Dojo Del Tigre Blanco de Ryoko... lo que quizás sea una suerte porque no estoy tan loca ni soy tan fuerte... pero ya tengo uñas de gata, por cortesía de mi marido, sólo se trata de que me las afile lo necesario para esta Ciudad... unas clases magistrales de perfeccionamiento, digamos.

¿No estás orgullosa de tu O-Kashira?
-dije alegremente, retomando una pose de más encanto.

-¿Operaciones? Uf, no se si estoy preparada de momento para eso... soy terriblemente empática con el dolor ajeno en féminas... quizás sería mejor empezar con modelos "intactas"... ya sabes sanas, e ir paulatinamente de fuera a dentro... no querría perder el estómago de primeras; sería muy humillante -comenté en voz suave, porque más bien dije aquello último para mi misma.

-Peculiar yo... pero qué dices Yugao-san, si no soy más que una humilde esposa que sólo busca crecer como persona y ama de casa... ¿A ver qué tengo yo de peculiar? -pregunté entre risas, aunque me resultaba curioso saber lo que pensaba exactamente alguien como Shosuro Yugao de mi.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Mar Jun 29, 2010 7:25 pm

"Todas las estrellas dejan de brillar en algun momento. Incluso el sol debe dejar el paso a la luna...", dijo con un leve suspiro.

"Vive cada momento como si fuera el ultimo. Eso nos enseño Kakita.", comento mientras miraba a Kiyasu tambien.

"Todo termina. Todo empieza. Todo cambia.", sonrio.

"Eso me fascina de Otosan Uchi. Siempre se renueva. Siempre hay algo nuevo. Y aqui, encima siempre disfrutamos de lo mejor que el Imperio puede ofrecer.", se quedo pensativo un instante.

"Realmente somos afortunados. Este tiempo, esta vida, este lugar. A pesar de todo lo que sufrimos para llegar aqui. Realmente somos afortunados. ¿Lo sabes, Yurikohime? ¿Realmente lo puedes apreciar?", le pregunto indiscretamente tras su abanico, escapandosele sus pensamientos por su boca, como tantas otras veces, rompiendo esa postura que le era tan dificil mantener ante su presencia cuando estaban a solas.

A solas, rodeados de tanta gente, pero a solas estaban ahora ellos dos.
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3167
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mar Jun 29, 2010 9:52 pm

-Los condicionales son tan infinitos como intrascendentes, aunque es una opinión algo marcial quizás, pero en todo caso nada ha sucedido, eso es un hecho, así que la familia está bien a salvo protegida por la fortuna, Otomo Hanashirusato-sama -contesto amablemente, antes de que se vaya.

Más condicionales... en cualquiera quizás no Aiko, pero te salvé en las que se dieron ¿Importa algo más? ¿Como pueden darle más importancia al quizás que al suceso? Cuanta emotiva irracionalidad.

-Me halagan, mis señoras -digo refiriéndome a madre e hija. Pero ¿comprar? ¿Cuando he dicho yo que pinte para venderlos? El arte no puede tener un fin tan caduco o dejaría de serlo al momento... tsk, en fin, una obra mía en un salón Otomo no es una publicidad al nuevo estilo que quiero trabajar que pueda desoir así como así... pero venderlo para pagar un favor... es tan infame...

-No podría aceptar dinero por el grandioso honor de ver mi obra expuesta en tan noble lugar... visible en una galería de tan seguro gusto -regalar es más fácil, les obliga moralmente (si tienen) a exponerlo aunque no les guste; y vuelven a estar en deuda conmigo
-Lo dicho -añado con una decidida y firme sonrisa -Os lo regalaré -a vuestra noble familia -si a vuestra madre le parece bien ¿Os agradaría eso Aiko-sama? -me refiero a ella en particular dado que ha sido la niña quien ha sacado el tema (según la continuación de su madre) de querer un cuadro mío... además cuando una hija consentida se encapricha de algo no hay madre ni etiqueta que consiga quitárselo de la cabeza.

-Si el clan considera que soy necesario en algún frente de batalla allá que marcharé con orgullo... los bushis nacemos sabiendo nuestro destino, en realidad. Que consigamos cumplirlo es otro cantar, pero saberlo... lo sabemos, Onnamura-san.
Mi daimio decidirá qué parte de mi, si es que son divisibles, le interesa más para defender mejor sus intereses en cada momento
-digo encogiéndome de hombros, ¿por qué preocuparme si no depende ni dependerá nunca de mi? -Y se que lo hará con buen criterio... a fin de cuentas para eso hay señores y vasallos en el orden celestial ¿no es así? -repongo con una media sonrisa -Por eso hay directores y actores, si lo preferís. Los primeros reparten los papeles que los otros interpretan, otra cosa sería el caos.

Inocencia y paternalismo en un Shosuro... ja, ésa si que es buena. Pero da lo mismo, haga lo que haga mi arte pronto será público y su juicio dejará de estar bajo mi control, eso tengo que asumirlo, así que tendrá que dejar de afectarme.

-Me gusta la pintura -contesto sin más.
-Ha sido un placer conoceros Onnamura-san
-digo a modo de despedida, con una sonriente inclinación de cabeza. Y curiosamente no me suena sarcástico; será escorpión, pero no se puede negar que es un buen conversador... lo que visto lo visto esta noche es taaaan de agradecer...
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Mar Jun 29, 2010 10:59 pm

El joven ronin no pudo evitar sonreir ligeramente ante la reacción de Tarako. No es que le gustase que le tratase como un niño o un cachorro, pero sí que le gustaba verla de buen humor y, ciertamente, la idea de que estaría ahí para echarle una mano en caso de necesidad le daba bastante seguridad.

-Seguro que pronto empiezo a andar, ya verás -respondió con complicidad, sonriente.

Entonces la mujer empezó con sus consejos. Tal como había pensado, los Cangrejo serían una buena opción en caso de tener que ir con los Grandes Clanes, y los cortesanos eran gente a evitar. Hasta ahí lo tenía todo bastante claro... y el tema de los bohemios borrachos también se lo había temido.
Lo que si que no había pensado había sido en los bushis con fuertes códigos de honor, y no pudo evitar cierta sorpresa hasta que escuchó el motivo. Pero, ahora que lo pensaba con algo de calma, ella tenía razón... Si habían sido invitados ahí, si de verdad seguían su código con devoción, pensarían que debía haber algún motivo y no serían demasiado duros en ese sentido... por muy inflexibles que pudieran mostrarse con las clases sociales. Eso quería decir que varios miembros del León, que eran normalmente conocidos por su sentido del honor, podían tener posibilidades de no ser una mala compañía; al menos no del todo.

-Eso me lo haía llegado a suponer yo mismo -comentó con una leve sonrisa, haciendo referencia a su último consejo. No quería que pensase que ni siquiera había llegado hasta ese punto por él mismo... que no estuviese familiarizado con los tejemanejes de la corte no quería decir que estuviese tan verde como para no saber que los Clanes Menores eran lo que más le convenía.

Entonces Sanzo llegó a su lado con un par de zancadas. El Bonzo le caia bastante bien, no solo porque les estuviese ayudando, si no por esa serenidad y familiaridad que parecía emanar. Si tuviera que describirlos con terminos familiares, Tarako sería como una protectora hermana mayor y Sanzo un afable y sabio abuelo, siempre dispuesto a compartir su conocimiento y enseñar algo nuevo.
Y, bueno, saber que no eran los únicos que no eran afines a todo aquello era un alivio.

-La noche marcha bien. Gracias, Sanzo-sama -respondió agradecido, con una inclinación. Por lo menos hasta ahora no había tenido problemas y eso era suficiente para considerar que la noche iba bien-. Sería un honor acompañaros, por supuesto.

Shinkyu aceptó el ofrecimiento del hombre, consciente de que la compañía de Sanzo podría abrirle muchas puertas y que, posiblemente, suavizaría el comportamiento de muchos de los presentes contra él. Además, como había dicho, Tarako tenía sus asuntos y si estaba con él estaría más tranquila para centrarse en sus cosas.
Aunque debía reconocer que sentía curiosidad por saber a quienes tenía que presentarse como fantasma la ronin... Entendía que era a alguien que la había conocido en el pasado, y era eso lo que le llamaba la atención. Saber con quienes se trataba en el pasado podía darle una idea de quien era ella entonces.

-Espero que puedas atender todos los asuntos que necesites -le dijo a Tarako como despedida, deseandole lo mejor a su manera.

-Cuando queráis, Sanzo-sama -indicó al bonzo que estaba listo para acompañerle.

Mientras hablaba con ellos, había estado mentalizandose para aquello. Estaba bien acompañado y eso le ayudaba a no temer grandes problemas... aunque no por ello se mostraría poco precavido. Además, sentía interés por las personas que aquel hombre podría presentarle entre los Clanes Menores, que era por donde suponía que empezarían.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Kitsu_Raigi
Cazador de Oscuridades
Mensajes: 1446
Registrado: Mié Oct 08, 2008 11:17 pm

Mensaje por Kitsu_Raigi » Mié Jun 30, 2010 2:20 am

Agradezco mucho vuestra ayuda en ello Otsu-sama,en verdad asi habria de ser casi todo aunque mi naturaleza quizas busque siempre algun tipo de sensei en casi todo en mi búsqueda de la sabiduría .Quizas sea eso también como cierta inseguridad lo que hace que de algun modo no termine por conseguir usar todo mi potencial.Es curioso en verdad 2 cosas que parecen comaptibles sean contradictorias.
En cuanto a la ayuda le sere sincero prometi y di mi palabra que parte d ela gloria de mi misión seria entregada a una persona ,la misma que me ha ofrecido cierta información en esa tarea.
Por eso mi intención de conseguirlo solo,no pdoria eprmitirme el lujo de pedir ayuda al dragon sin ofrecer nada de la gloria de esta misión a cambio no estaría bien .Aunque podria pedirla si no fuera necesario compartirla .
Es tan difícil esta capital y sus extrañas leyes y juegos de poder.
Yo solo quiero proteger a los que amo , pero es tan complicado y hay tantos dichosos cortesanos en medio…
Última edición por Kitsu_Raigi el Mié Jun 30, 2010 1:01 pm, editado 2 veces en total.

Avatar de Usuario
isawa_misae
Mensajes: 93
Registrado: Mié Abr 08, 2009 7:19 am

Mensaje por isawa_misae » Mié Jun 30, 2010 10:50 am

Notaba a Seiryo totalmente emocionado. Se notaba que lo que había pasado era algo que ansiaba muchísimo. Normal ¿Quien no ansia llegar a lo más alto?

- Será una gran reunión y un gran momento, y por lo visto lo tiene todo muy bien planeado. Si necesitáis que haga algo para mi será un placer. - Estaría bien estar presente en dicho acontecimiento... y así podre conocer a más gente importante en el clan...

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Jul 02, 2010 10:15 am

Isawa Mitsuomi

OUT: mal no te quiero sino no te enviaría taaaantas salidas... pero vamos...


Mai, parada en seco te miró a los ojos con rostro cargado de angustia y dijo:

"Ojalá pudiera ser tan fácil la salida... pero me temo... que Seiryo-san estaba esperando un acto de valor y dignidad por mi parte que me redimiera en última instancia...

Obviamente no pensaba que yo fuera a ser tan cobarde... o que le tuviera tanto aprecio a la vida que llevo........ porque... realmente... en estos pocos años... he conocido la felicidad... el ser más que "algo"... que "una cosa"... el ser yo misma... o tratar de serlo, sentirme una persona y que me traten como tal....

Por eso no pude satisfacer las expectativas de... Seiryo-san... y lo peor es que sé que aunque me dieran una nueva oportunidad volvería a actuar de la misma manera... porque aunque corta... esta vida me ha sido intensa y me ha permitido conocer a alguien como tu...."


Respiró hondamente mientras bajaba el rostro y tras asentir a sí misma te respondió:

"Lo sabrás... mi secreto lo sabrás... Mitsuomi-san... como sé que lo sabrán todos... pero más vale que sea tarde, que sea "con el resto" que antes... porque entonces él podrá acusarte... y si su excusa es que estaba tratando de dejar que yo desapareciera honrosamente de escena... ¿Cuál será la tuya? No... podrías quedar manchado por mi secreto... que conozcas el resto te aseguro que no es tan terrible para ti mismo, porque que Kuro-san esté vivo gracias a una magia extraña... no le controla, él sigue siendo él... Y que Kondou-sama tenga extraños vicios... mientras eso no le distraiga del trabajo... ju... si supieras los vicios de los que otros adolecen........ pero... lo mío.... es... realmente deshonroso... para todos... los que sepan de ello...

Por ello, te enterarás... ojalá no lo hicieras... pero no tendré esa suerte... pero, como te digo, no antes de que pueda ser destructivo para ti...

Y siento decirlo de esta manera... he tratado siempre de ser lo más amable que he podido y nunca buscar conflictos... pero ha llegado la hora de hacer algo bien... como dijo.......

Por eso
te miró de frente con fuerza yo te protegeré."



Bayushi Sakura

"El distrito Hiro tiene de todo... ronins entre ellos... y los que hay no suelen ser trigo limpio...

Ese ronin del que te hablo es más viejo que la mayoría de nuestros hitokiris, lo que implica que posee una habilidad especial de supervivencia... Y al contrario que, por ejemplo, Seto-sensei, no tiene más lealtad que hacia el dinero... por lo que es terriblemente más peligroso, un hombre que no tiene nada que perder... que no tiene ideales...

Seto-sensei es un artista, incomprendido de hecho... pero un artista, no puede ser metido con esa ralea...

¿Ah?! ¿Conseguistes hacerte discípula de Seto-sensei? Es una gran noticia para todos, Sakura-san, sin duda, y si, no creo que forméis parte de su Dôjo, del que dicen que no todos están locos... o iluminados, como algunos otros dirían... pero realmente será de gran ayuda, empezando para ti misma... ahora bien... dicen que sus entrenamientos son......... muy... muy duros..."


Luego Sango ladeando la cabeza levemente de un lado a otro replicó:

"Empezaremos por lo fácil entonces, pero me temo, querida, que si lo que buscas es evitar el dolor.... no trabajamos en algo en lo que no haya exactamente... y la verdad es que nuestra mercancía tiene suerte porque es lo que menos sufre del negocio..."

Yugao sonrió mientras tapaba levemente su boca con su mano y resplicó con sorna:

"Pues eso mismo, Sakura-chan, eso mismo, que sois una casta y digna esposa metida de lleno en el mundo de la prostitución juju"



Seppun Daisetsu

Yukirohime, mirando hacia la seda transparente que mostraba la corte, su cuerpo hacia aquella dirección pero su mirada ladeada hacia tu lado, mientras se abanicaba sonrió de medio lado finamente con su carmín resplandeciente y asintió despacio.

"Nacer entre las familias Imperiales no implica conocer todo lo que uno desea... pero es algo que facilita mucho las cosas....

Pero llegar.... hasta este momento... es un viaje que se inicia antes de nuestro nacimiento incluso... es algo predestinado de por vidas.... y eso mismo es lo que hace que aprecie realmente lo que vivo y lo que veo...

Hemos vivido tiempos.... interesantes.... y aunque nunca haya estado en las lejanas tierras del sur de las Tierras Cangrejos... te aseguro que la muerte me ha tratado de recordar más de una vez esto que os explico.... como si yo no lo supiera ya...

Pero es algo que sabéis de sobra.... por eso... en estas circunstancias uno o muere... o se hace más fuerte...... y yo....
quedó callada con una amplia sonrisa que decía "Yo soy la más fuerte". Luego movió su cabeza hacia tu dirección y sonrió denuevo pero menos ampliamente que antes..... Disfruto de esta ciudad como la que más... pues... la adoro... realmente... Toda ella nos ofrece como dices oportunidades nuevas y únicas.... Y eventos y momentos.... que no a todos le son.... deparados... ¿verdad... Daisetsu-san?

Ha pasado ya un tiempo... desde que llegasteis... quizás vuestra opinión haya cambiado al respecto del interés de permanecer solamente en una ciudad..."




Kakita Koji

Aiko miró a su madre cuando hablastes delr egalo con los ojos muy abiertos y la expresión expectante pero no dijo nada. Nazoko ni la miró, tenía los ojos clavados en ti con su gesto adusto y una media sonrisa ladeada.

"Es totalmente innecesario dado que somos nos los que le debemos algo más que comprarle un cuadro... pero no puedo evitar pensar en lo altruista de su persona y a que actúa de acuerdo a sus principios, y no quisieramos disgustarle, así que amablemente deberemos aceptar dicha propuesta... OUT: acepto casi directamente por aquello de no alargar el post con las veces que hay que negarse Aunque claro... aquello no iba a librar de nuestra gratitud a su persona... más parece que deberemos pensar en algo más para comenzar a compensar por sus servicios....."

OUT: espacio mientras habla con Onnamura y marcha de estos dos personajes.

"Espero que no hayáis olvidado que mañana estáis invitado a comer con nosotros aquí."

Dijo de pronto Aiko.

"Si tanto os gusta la pintura luego podemos ir a visitar la Galería de Arte de la Gran Madre, os la puedo enseñar.... no hay mucha gente que tenga permiso para entrar en ella pero.... yo... nosotros sí..."

Rectificó despacio sonrojada.



Shinkyu

Tarako sonrió de medio lado al oir tus primeras palabras.

"No dudo que sepas gatear ya, Shinkyu-kun, y nunca he dudado que tardes en andar... Pero recuerda una cosa, el mayor peligro de esta corte eres tu mismo. Nadie te va a hacer que digas algo indebido más que tu, tu boca es tuya, así que sea con quien sea que te topes recuerda que el silencio no comete errores, por mucho que crean que te averguenzan sino entras en su juego no caerás en sus trampas..."

Explicó esta mientras miraba hacia los cortesanos moviendose por la sala.

"Después de todo... somos una de las atracciones de esta feria... te buscaran tarde o temprano... y la corte, al fin y al cabo es como un duelo... hay muchas formas de ganarlo y muchas veces no hace falta desenfundar la katana..."

Entonces Sanzo llegó y tomó el relevo de figura que daba seguridad cerca tuya, haciéndote avanzar por la sala.

"Vamos a ir a conocer a una persona que ha vivido muchos años por el camino del guerrero... y eso hace que conozca bien la vida de trotamundos de un ronin... eso te ayudará a conocer a varias personas que van a estar en el Seminario, te servirá de ayuda..."

Explicó Sanzo mientras se dirigía a un par de personas que parecían coger tazas y servirse varias bebidas mientras hablaban. Uno de ellos era un Mirumoto rapado tatuado de oreja a oreja apenas a escepción de la cara, en la que aún así tenía varios tatuajes pequeños y una mujer de largo cabello blanco recogido en una cola alta que al acercarte te distes cuenta de.... la peculiaridad de sus ojos... uno celeste casi cristalino y el otro... rosado cuyo iris parecía una flor de cerezo.

Sanzo al llegar con una enorme sonrisa dijo:

"Un placer ver que andáis de una pieza, Harada-san, Haname-san...

Permitid que os rpesente a un amigo que me he traído expresamente esta noche...
explicó con exactitud haciendo ver cierto interés en los ojos de los dos bushis... Este es Shinkyu, un hombre ola de fe que llegará tan lejos como se proponga gracias a la fuerza de su espíritu, coraje e ideales...

Shinkyu-kun, estos son... Mirumoto Harada, un maestro de las espadas escepcionalmente rápido y Kakita Haname "Ojo Flor" bushi errante del Clan de la Grulla que tiene una habilidad con la katana igualable a Notatsu-sensei..."


"Casi."

Dijo solamente esta mientras se inclinaban levemente a la presentación.

"Pero siempre es halagador de alguien que entiende tan bien de estos menesteres..... Sanzo-sama... vuestros amigos siempre son... peculiares."

"Lo sé, os tengo a vosotros." replicó este divertido



Kitsu Raigi

La ize sumi te miró con ojos de abuela benevolente y posó su mano en tu hombro.

"Mientras te mueva el amor... el sentimientod e protección... y los dieales salidos de lo más profundod e tu corazón no tienes que temer a fallar, esta vida está hecha para eso, para caminar, caernos, aprender...

Lo importante es no abandonar y aprender, aprender mucho... Siempre que llegamos a un nuevo lugar nos parece enorme, imposible de comprender... nos asusta... pero hay que ser fuertes, creer en nosotros mismos y andar siempre hacia adelante...

Tu camino a la iluminación... Raigi-san, no es el mío... ni ha sido el de tus Ancestros... pero siempre hay una estela que seguir... ¿qué es lo que me define? ¿Qué es lo que da sentido a mi vida? ¿Qué es para lo que he nacido? ¿Para lo que siento que he nacido?

Contesta esas preguntas y comienza a investigar el camino muchacho... pues sólo tu puedes hacerlo."




Isawa Misae

Seiryo miró a la sala con gesto pensativo y tardó unos minutos en volver a hablarte, pero cuando lo hizo, de nuevo, tomó contacto visual contigo con su gesto amable.

"Bueno... habrá cierta parte que sólo compete a... los representantes del Clan... es una parte privada porque hay... ciertos detalles que solucionar.... pero luego supongo que dependerá de lo que crean oportuno los Embajadores si es preciso hacer una especie de... recepción en la Embajada para que todos sean partícipes del nuevo momento... creo que es lo que se hará... conociendo a los Embajadores.... dijo esto último pensatico. Uf! Otra fiesta.... no sé yo si eso es bueno o malo ¿verdad?

Pero la verdad es que en cierta parte me encantaría aunque sea que me dejen un momento para explicarle al Clan... algo sobre mí... no me gustaría ocupar mi cargod e una manera altiva y alejada, me gustaría que se supiera que el elemento del fuego en mí es dador de vida y de renacer, no quiero ser una figura alta e inasequible... aunque eso no implica que no haya que cumplir formalidades...

Como digo, para mi este puesto es muy importante, porque quiero poder representar todas las esperanzas y los animos de personas como vos, Misae-san... espero poder cumplir vuestras espectativas... así que espero que si las cosas pasan como creo que estéis en dicha recepción..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Vie Jul 02, 2010 3:23 pm

OUT = ¿Y cómo sabe Mai que Mitsuomi hablaba de Kondou y Kuro? XD

IN

Habían llegado a un punto muerto, un camino truncado que se asomaba al abismo de la repetición. Si Mitsuomi persistía por la misma senda, Mai no haría más que enroscarse en su constante negativa como si fuera un caracol escondiéndose en su concha. Si quería avanzar en la conversación, debía buscar otro camino, una vía distinta para convercer a Mai de que derribara la barrera que había erigido para separarse de él.

Decidió permanecer en silencio almenos unos segundos para meditar sus siguientes palabras. Varias opciones se le presentaban. La más directa sería insistir de nuevo en que por mucho que quisiera guardar el secreto, él siempre podría recurrir directamente a Seyrio o usar sus propios dones para indagar en la mente de Mai. También podía mentirle, afirmando que la dejaba tal y como ella quería, pero obteniendo la información que deseaba por cualquiera de los dos medios anteriores, pero sin que ella lo supiese, actuando más tarde dependiendo de la naturaleza del secreto. Pero ninguno de aquellos cauces de acción le parecía lícito: no deseaba violentarla ni usar ningún subterfugio con ella. La verdad, la simple y sencilla verdad: eso era lo que buscaba y lo que, por justicia, debía ofrecer también a cambio.

Realmente todo se reducía a averiguar el secreto que Mai guardaba tras sus lágrimas y que Seyrio había usado contra ella. Si conseguía descubrirlo, ella ya no tendría razón alguna para persistir en su actitud. Pero, ¿cuál podría ser ese secreto? Terrible, al parecer, dañino tal vez, pero eso no era algo que pudiera arredrar a Mitsuomi cuando la resolución de un enigma se trataba. Además, él siempre aceptaba las consecuencias que pudiera traer el descubrimiento de cualquier verdad.

Intentó centrarse en cada una de las frases y expresiones de Mai, para intentar encontrar alguna pista, algún pequeño desliz que la tensai pudiera haber tenido y que la traicionara.

Pronto encontró lo que buscaba. Hasta aquella última intervención de Mai, sus palabras habían sido muy oscuras respecto al secreto en sí, pero ahora se había traicionado.

he conocido la felicidad... el ser más que "algo"... que "una cosa"... el ser yo misma... o tratar de serlo, sentirme una persona y que me traten como tal....

Aquellas palabra spor si mismas eran muy significativas, pero unidas a algunas anteriores lo eran más todavía. Mitsuomi dedujo que Mai había tenido una vida muy distinta antes de llegar a Kyuden Isawa. Una vida en la que se la consideraba una "cosa" y donde no se la trataba como una persona. Luego, había buscado compartir... "la luz" de la gente como Mitsuomi, y aquí podía referirse tanto a los shugenja, como a ser Candidata como a ser samurai. Y hablaba de su vida actual como de un sueño del que sabía que tarde o temprano habría tenido que despertar, aunque se negara a aceptarlo.

La conclusión era obvia: Mai no era una samurai de nacimiento y aquella referencia a ser tratada como una "cosa" tan sólo podía significar que antes de convertirse en Isawa Mai había sido una... eta.

Mitsuomi no pudo evitar estremecerse.

Odiaba el Orden Celestial. Lo consideraba un sistema terriblemente injusto que condenaba a miles de personas a la infelicidad tan sólo por la decisión de unas divinidades que nada sabían de las circunstancias humanas, mientras que otros eran exaltados por méritos obtenidos en vidas anteriores que ya no eran capaces de recordar. Ni el premio ni el castigo tenían sentido de aquella manera. El Orden Celestial era absurdo, una mordaza cuyo único fin era el mantenimiento de un orden artificial que impedía que el Imperio progresase a costa de la injusticia. Sí, odiaba el Orden Celestial, pero lo había aceptado, pues no había en su ánimo razón alguna para convertirse en un revolucionario, no sólo porque le faltara valor o dudase de sus capacidades, sino porque también le era imposible decidir cuál debía ser el sistema que lo sustituyese.

Sin embargo, ni siquiera pensando así era capaz de librarse de cierto poso cultural, de ese peso de la tradición que, aunque de manera residual en su caso, se enquistaba en el espíritu de todo samurai. Mai había sido una eta y se había atrevido a fingirse samurai y ellos dos habían... habían...

La indignación creció dentro de él, un sentimeinto virulento e ígneo que le sorprendió precisamente por ser tan ajeno a su carácter habitual. Alzó la vista al cielo, en busca de la calma de los astros. La traición a su confianza había sido enorme. Era cierto que él dudaba que sus sentimientos hacia ella hubieran sido alguna vez auténticos, aunque era incapaz de explicar por qué, pero siempre que le había dicho "te amo" había sido con el convencimiento de que ese sentimiento existía; nunca había mentido conscientemente; sin embargo, ella le había ocultado desde siempre su verdadera identidad, contaminándole con lo que muchos otros considerarían un pecado imperdonable.

Mai había sido una eta... y ambos... ambos...

¡Y QUÉ MÁS DA!

Fue como si amaneciera de pronto ante sus ojos, como si el sol rasgara de golpe el firmamento nocturno y derramara una explosión de luz sobre su alma. Aquella exclamación que sus labios no habían pronunciado, pero que su mente había gritado con una fuerza insuitada, cayó como una ola sobre su indignación, su angustia, su rencor... apagando todos los fuegos.

Mai era Mai. Mitsuomi era Mitsuomi. Lo demás no importaba. Él había entrevisto el oro que era patrimonio común de todas las almas, un tesoro que no entendía de castas ni Órdenes. El alma de Mai no estaba manchada, brillaba, como brilla el espíritu incluso del limpiador de letrinas. En la Eternidad todos somos etas y samurais, Emperadores y mendigos, Fortunas y Onis; no hay nada en el infinito océano del Vacío que alguna vez no haya sido exaltado o sumido en la más abyecta podredumbre. ¿Quién soy yo?, se dijo, ¿quién soy yo para juzgarla por querer ser feliz? ¿quién soy yo para decidir que su vida es más válida que la mía?

Y luego estaba el tema de su poder. ¿Cómo una eta había obtenido el poder de una tensai, un poder suficiente como para convertirla en Maestra del Fuego? Existían shugenjas ronin, pero ni siquiera estos se emparejarían con esa casta. Y, por supuesto, era imposible que Mai se hubeira convertido en lo que era sin la aquiescencia de las altas instancias del Fénix. Isawa Mizuno tenía que estar enterado de aquello.

Mitsuomi se volvió hacia Mai y en sus ojos había una alegría radiante.

Mai, ¿de qué necesitas protegerme? -le dijo con una sonrisa-. Ya lo sé y tú me lo has dicho. Y no me importa, te lo juro por lo más sagrado, no tiene ninguna importancia y ahora soy yo el que puede protegerte. Pero tienes que contármelo, porque hagas lo que hagas y digas lo que digas no te voy a dejar caer, aunque antes de ser Isawa Mai hubieras limpiado las letrinas de la más inmunda y sucia taberna del Imperio. Las estrellas y la luna son testigos de mi voluntad, de mi deseo. Todo brilla, Mai, y tú no eres la más débil de esas luces.

Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Vie Jul 02, 2010 7:06 pm

"Por supuesto que mi opinión ha cambiado.", sonrió Daisetsu.

Miro hacia cada sector reunido allí, como si recorriese al mismo Rokugan con su mirada, posándose sobre cada sector, imaginando cada tierra visitada y cada lugar aun por visitar.


"Las razones por las cuales ahora deseo estar aquí, no son las mismas por las cuales llegué al lugar donde ahora me encuentro.", comentó con su mirada aún hacia el frente.

"Las personas que conocí me cambiaron. Es común en los Seppun ser influenciados por la luz de los Cielos, mas en mi caso, he estado demasiado expuesto a estos y sería necio el negar que mi corazón ahora llama a este lugar, su hogar.", con una leve sonrisa, proyectando su mirada sobre Kiyasu.

"Ahora tengo otras razones por las cuales permanecer aquí. Afortunadamente, no son contradictorias a las cuales me llevaron hasta vuestro lado, mi Dama. Podría decirse, que más que nunca, es mi deseo el estar donde estoy.", su sonrisa serena, como si de alguien satisfecho se tratase.

"He encontrado la paz que perdí tres años atrás. Ahora tan solo me queda vivir lo máximo posible para poder disfrutar todo lo que pueda de esta bendición, y mantenerme atento para proteger todo esto...", dijo quedándose pensativo por un instante.

"Este es mi Imperio, eso le respondí a la Copa de Gohuri. Quizás mi orgullo y egoísmo no me permitieran resolver el acertijo. Quizás amo a mi Imperio demasiado para poder entregárselo a esa copa en pos que me lo devuelva."

Su mirada se posó sobre ella, primero severa pero luego fue tornándose gentilmente hasta que nuevamente había paz en aquella mirada.

"¿Protegerás mi Imperio, Yurikohime, o tendré que defenderlo de ti incluso aunque seas parte del mismo?", le pregunto honestamente bruto como solía a serlo con ella, enfrentándola si fuese necesario, pero con absoluta compasión en el tono de voz y en su mirada.
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Sab Jul 03, 2010 4:46 pm

-Supongo que debe ser difícil encontrar lealtades honrosas siendo ronin -dije sonriendo, con un gesto inocente aunque supiese perfectamente de lo que hablaba. Un perro sin amo no era más que un animal que sólo busca comer y sobrevivir, pero ¿se le puede culpar por ello? ¿Qué otra cosa le permite ser el Orden?

-Si, me ha admitido... aunque de momento tenga que fiarse de mi palabra; creo que hasta que no compruebe por si mismo que puedo estar a la altura de sus enseñanzas no me considerará realmente como discípula, pero ciertamente que me haya aceptado ya es un paso adelante.

No se como serán sus entrenamientos, pero Satomi-sensei dijo que siempre los personaliza para cada estudiante, así que confiaré en que se adapten a mi, o mejor dicho, que yo pueda adaptarme razonablemente a ellos
-expliqué confiada. De momento no había lugar para no serlo; Yugao no me conocía pero yo suplía mi escasa fortaleza con bastante habilidad, y hasta ahora eso siempre me había servido.
Esperemos que Seto piense lo mismo, pensé.

-Mercancía... que palabra tan fea... ¿Pero a quien te refieres entonces que sufra más que nuestras chicas, Sango-san?

Oh no me malinterpretes, no me refería realmente a eso... puedo soportar el dolor propio y ajeno; simplemente la imagen ha aparecido en mi mente de forma un poco chocante por lo inesperado. De haber estado en un entorno distinto, precisamente en el que suelas trabajar, el proceso habría sido más progresivo... como acostumbrarse los ojos a un cambio repentino de luz, hacen falta al menos unos segundos de adaptación para volver a situarte mentalmente en el espacio de tu entorno.
Segundos, minutos, horas... al final el tiempo es relativo y cada adaptación tiene el suyo propio, pero siempre es necesario alguno ¿no estás de acuerdo, doctora?


Le seguí la broma a Yugao con una sonrisa -Las guerras son siempre parecidas, por mucho que cambie el escenario. Pero es cierto, supongo que eso me hace peculiar... pero no es lo más peculiar que podría yo ser en contraste con mi faceta de casta y obediente esposa esposa...
Aunque bien pensado... mi castidad y obediencia personal si serían realmente peculiares para alguien que me conociera de verdad... quizás lo que más, quien sabe
-añadí sonriente como un sol, dejando en el aire una pequeña risa sin intención ninguna de dar muchos más detalles sobre mi misma.

-Hum, ¿crees que ya es hora de comenzar a rondar a las tortugas, Yugao-san?
Me muero de ganas de llegar a conocer a ese O-Oyabun... y cuando lo haga... el sentimiento será mutuo
-dije apretando los labios en una fina sonrisa.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Kitsu_Raigi
Cazador de Oscuridades
Mensajes: 1446
Registrado: Mié Oct 08, 2008 11:17 pm

Mensaje por Kitsu_Raigi » Dom Jul 04, 2010 2:16 am

Raigi sopeso lo dicho por anciana habían grandes verdades bajo aquellas palabras.
Quiza debiera empezar a plantearse realmente ,todas auqellas cosas que no había tenido nunca explicación en su vida,quizás aquello fuera una solución..
Creo que tiene razón Otsu-sama y nos abe cuanta .is pudiera plantearme tan solo todos esos interrogantes y responderlos quizás podría llegar a saber mas..

El kitsu cambio de tema ahora habia caído en una cuestión que quiso plantearle anteriormente en la embajada.

Según nos contaron en la embajada sois en cierta forma una vidente ,cual ha sido vuestra ultima visita hacia el futuro algo que ver con la misión que tengo a mi cargo?’

Más tarde siguió

Ah quería preguntarle también por el tema de los tatuajes podría contarme algo acerca del arte de tatuar la piel que dibujos suelen ser los mas buscados alguno que haya hecho alguna vez y mas le llamo la atención?
Para voz el arte de vuestra función que intenta plasmar en el dibujado, quizás el interior del sujeto ,sus miedos ,grandes virtudes de este o quizás es solo por la belleza del arte..

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3167
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Dom Jul 04, 2010 4:53 pm

-Jamás podría disgustarme por el juicio en derecho propio de grandes damas como ante las que me encuentro... pero os agradezco enormemente que lo aceptéis tan altruistamente como ha sido entregado -especialmente sin el seguro de esperar a verlo primero. Quien sabe, quizás no les parezca apropiado el tema, pero ahora ya lo tiene complicado para discutirlo.

Luego sonrío, transmitiendo la idea de que ya habrá tiempo de gratitudes, si se tercia. Como si no fuera algo muy importante para mi, que en realidad no lo era. No porque no supiera que podía granjearme muchos beneficios sino porque incluso la gratitud Otomo también podía causarme perjuicios.

-Por supuesto que no lo he olvidado, mi señora Otomo Aiko-sama -contesto amablemente -Ninguna fuerza en el mundo podría impedirme volver mañana a cumplir mi palabra a vos dada -añado sonriente.
-Ni siquiera mi desconocimiento de este divino reducto de la ciudad -comento bromeando, aunque sin nada de sarcasmo -Aunque gracias a la fiesta de su majestad de esta noche y al consejo de nuestro mejor enlace con la Ciudad Proh¡bida, creo que puedo minimizar mis defectos en ese sentido.

Luego me quedo mirándola, con un repentino interés creciente en mi. La gelería Hantei... eso si que me resulta atractivo -Las pinturas del tesoro imperial... para mi sería un verdadero privilegio contemplarlas, aunque no tanto como honor me supone vuestro interés por mi compañía -respondo galantemente, aunque sea una verdad ambigua... pero en eso consiste la sinceridad a fin de cuentas.
En cualquier caso, si Aiko quería llamar mi atención lo ha conseguido definitivamente.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado