Día 3º.- LGC.- un teatro... VACIO

Un evento exclusivo en la Ciudad Prohibida donde no todo tiene que ser de ensueño.
Cerrado
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Día 3º.- LGC.- un teatro... VACIO

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Sep 16, 2010 11:33 am

Primero... la visión comenzó a nublarserte tal y como si se tratara de un desvanecimiento atroz que llenaba tu cuerpo de hormigueo y la sensación del duermevela del caer hacia el infinito...

Después... caías y caís como si no tuviera un final...

Hasta que de pronto tu cuerpo se topó con un mar insondable, y notastes el caer al agua, zambullirte en ella con una claridad que casi podías notar su tacto y tus elaborados ropajes totalmente empapados, y pesados llevándote hacia lo más profundo...

Sino fuera porque sabías que ese "agua" no era "real"... o quizás fuera lo más real que notaras en tu propia existencia... Decirlo era complicado...

Los ojos te pesaban y aunque tu respiración era pausada notastes como si durmieras hacia el sueño eterno para no volver más...

Y de pronto...

El sonido lejano y melancólico de... ¿un kentai?

Abristes los ojos y despertastes... Despertastes pero no en el teatro... sino... en una pradera cubierta la hierva verde de pétalos de cerezo rosados, bajo la sombra de mil cerezos y la melodía cada vez más cercana de la flauta de madera...

Venía de muy cerca... de tan cerca...

Mirastes hacia arriba y justo del cerezo de donde caían como copos de nieve sus pétalos, sentada con gracia en una de sus ramas... vistes a una mujer...

Vestía con un amplio kimono blanco adornado en colores oscuros en estampados florales. Su rostro era de un blanco pálido y perfecto como efigie de la Dama Doji, sus cabellos eran del color de la madera oscurecida por la lluvia y sus ojos... melancólicos y pesarosos... del color de los más oscuros pétalos de un cerezo... rojos...

Imagen

Entonces, la mujer dejó de tocar en el instante que vuestras miradas se cruzaron.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Jue Sep 16, 2010 3:57 pm

OUT
Reconozco que tanto Mitsuomi como yo estamos muy sorprendidos, pues no era lo que ninguno esperábamos XD Pero vamos a ver que se le ha ocurrido a tu mente de mujer malvada (y perdón por la redundancia).

IN

Aquel lugar... ¿Dónde estaba? Las cosas no deberían estar sucendiendo así. Él había abierto sus sentidos al Vacío, lo cual no debería haber llevado a su espíritu a ningún ámbito ajeno, pero ahí estaba, bajo los cerezos.

Tal vez todo aquello se debía al hecho de haber usado un hechizo en la Ciudad Prohibida. ¿Quién sabe qué poderosas influencias llenarían las salas del Palacio del Hantei?

Y aquella mujer... No le gustaron nada aquellos ojos rojos y el kimono blanco, el color del luto, distaba de tranquilizarle. ¿Quién sería? De momento más valía recordar las formalidades de la etiqueta.

Siento haber perturbado vuestra música -dijo cortesmente al tiempo que se inclinaba-. Mi nombre es Isawa Mitsuomi, es un placer conoceros.

Avatar de Usuario
Miya Nadesiko
Shisha sonriente
Mensajes: 3241
Registrado: Vie Oct 31, 2008 9:03 pm
Ubicación: Donde mis pies me lleven

Mensaje por Miya Nadesiko » Vie Sep 17, 2010 9:36 am

OUT
No suelo usar esta cuenta para esto, pero como se que seguro andas algo falto de moral, postee o no para el resto te voy a postear a ti, con esta cuenta para que no me desaparezcan mis lucecitas de mis deberes para con el resto, y así por lo menos te mantengo entretrenido ¿no? ^_^ es lo menos que puedo hacer, y por cierto, piensate en serio lo del prestamo, hablamos en serio, puedes hacerlo y lo sabes.
IN


La mujer dio un leve cabeceo ante vuestra presentanción como reverencia y con la gracilidad de un gato bajó del árbol tal y como si la gravedad no la sujetara a ella, con lentitud y parsimonia bajó por el aire mientras sus ropajes y cabellos se movían lentamente, hasta que sus pequeños pies envueltos en los tabis blancos y sus getas negras tocaron el suelo.

De nuevo te miró a los ojos directamente y dio otro cabeceo como reverencia mientras guardaba su kentai en su obi, sobresaliendo algo este de él.

"El destino es inalterable...comenzó con voz de ruiseñor, melodiosa como el propio sonido de su flauta con un toque melancólico de dama crecida en la era de Hantei Genji por mucho que deseemos lo contrario... Si vos estáis aquí... si mi melodía ha sido interrumpida... todo es porque debía pasar... como el caer inexorable de las hojas de los árboles con la llegada del otoño..."

Su porte languido y señorial te recordaba a esas damas antiguas de modales exquisitos y aire aristocrata, sutil y delicado.

"Así pues... un placer... caminate del Vacío Isawa Mitsuomi-san... yo soy... Sakura..."

Terminó mientras con una mano hacia un gesto con el que mostraba todo el valle lleno de cerezos y sus pétalos danzando en el viento.

"Y tanto como vos mismo... yo me pregunto... qué necesidad de cruzar hasta el vacíos tendríais... y qué casualidad que poseáis un poder tan extraño y extraordinario justo cerca de... mi realidad en el vacío..."
"Oye mi voz, pues es la del Emperador"


"El arte de la guerra es la manera de conservar la paz"

Miya Nadesiko, heralda del Imperio Esmeralda

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Lun Sep 20, 2010 6:47 am

La casualidad no existe -dijo Mitsuomi con cierta solemnidad-, tan sólo existe lo inevitable, ¿no es así?

Cada vez se sentía más intrigado por la naturaleza de aquella mujer. La gracia de sus movimientos, su voz, sus palabras y, especialmente, sus ojos, revelaban algo no humano en ella. ¿Quién o qué sería? Parecía conocer las costumbres del Imperio, pero ignoraba qué era un ishiken. A pesar de su apariencia daba la impresión de ser alguien antiguo. ¿Sería algún tipo de espíritu?

Luego estaba la cuestión del nombre. Llamarse "sakura" en un lugar repleto de cerezos era como decir o bien "no tengo nombre, acepta este porque es lo más cómodo" o "tengo nombre pero no te lo quiero decir". La primera opción ratificaba sus propias impresiones, la segunda, aunque en menor medida, también.

Sin embargo -continuó diciendo-, no creo en el destino. La hoja cae, sí, una vez llegado su momento de hacerlo, pero no hay una voluntad superior que ordene esa caída: la hoja cae porque debe hacerlo y no porque alguien quiera que lo haga. Existe lo inevitable, pero no por causa del destino, sino por la necesidad.Igual que mi presencia aquí o esta conversación. No es que alguien haya querido ambas cosas sino que al parecer eran situaciones que debían darse.

Yo soy un ishiken, señora, un shugenja del Vacío y se me ha otorgado el don de poder adentrarme en el vacío, aunque no es algo que haga a menudo y menos para irrumpir en ámbitos ajenos. Esta vez no ha sido por gusto, desde luego, pero pesaba sobre mí una onerosa responsabilidad que me era imposible soslayar. Pero no esperaba que en su cumplimiento me viera arrastrado hasta lugares distintos al que me encontraba.

Podría decirse perfectamente que soy algo así como un viajero perdido
-terminó diciendo con una leve sonrisa.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Sep 20, 2010 10:27 am

Aquella extraña mujer con gesto delicado se tapó con su amplia manga su boca mientras se entreveía la aparición de una sonrisa oculta por ella cuando salieron de tu boca tus primeras palabras.

Pero acaso... Isawa Mitsuomi-san... ¿lo inevitable no es de esta manera porque los Kamis así lo han deseado para que sea inalterable como el destino? ¿No han sido los kamis los que han moldeado el mundo a su voluntad para que todo siga el curso que ellos han rpevisto que suceda?"

Lentamente bajó la manga mientras miraba aquellos eternos copos rosados caer a vuestro alrededor y dejó una escueta sonrisa en la comisura de sus labios.

"¿Paseamos Isawa Mitsuomi-san? Os prometo que no os perderéis más de lo que parecéis estarlo..."

Dijo mientras con un gesto de su mano, haciendo que las largas mangas del kimono se movieran, mostrara el prado lleno de cientos de millares de cerecos en flor.

Apenas había esperado tu respuesta cuando esta comenzó a caminar despacio, con elegancia.

"Así que una responsabilidad... susurró al aire siento sin duda ser el motivo que os retrase en vuestro cometido... Isawa Mitsuomi-san... pero es que no recibo muchas visitas... la última vez que pude hablar con alguien fue... hace tanto tiempo que apenas lo recuerdo... dijo alzando levemente su gracil mano y cogiendo en el aire un pétalo. pero si recuerdo que era otro... ishiken... como os habéis llamado... aunque claro... nosotros tenemos para vosotros otro nombre... os llamamos "Caminantes del Vacío"...

Al igual que vosotros tenéis otros nombres para nosotros..."


Su tono era melodioso como una canción entonada por una geisha de la élite. Soltó el pétalo y este ascendió con una corriente de aire que parecía perpetua en aquel lugar.

La extraña mujer te miró de soslayo con aquella escueta sonrisa en sus labios y prosiguió.

"Os noto... algo... alterado... aunque no me extraña demasiado... no debe de ser muy tranquilizador estar en presencia de alguien como yo... la última vez pasó lo mismo... amplió entonces su cálida sonrisa Ah... de pronto abrió levemente sus ojos como si se acordara de algo y prosiguió con su tono calmado Ya me acuerdo... la última vez... le dije mi nombre a mi invitado y pareció calmarse... quizás a vos también os tranquilice saberlo entero..."

Sakura, como se hacía llamar aquella mujer, se paró despacio, con sus ropajes lujosos y de corte antiguo en frente tuya y puso sus manos en su regazo, unidas con una delicadeza digna de la caida de una flor de cerezo y con una leve, casi imperceptible reverencia de cabeza dijo:

" Mi nombre es Sakura... es cierto... pero ésa es sólo mi abreviatura... mi nombre completo es...

Kara no Sakura no kami...

La Flor de Cerezo del Vacío... y soy... lo que ustedes llamáis un Kami de Vacío..."


Tras lo cual, una vez más con delicadeza, sonrió.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Mar Sep 21, 2010 9:06 am

Kara no Sakura no Kami... Así que las impresiones de Mitsuomi habían sido acertadas. Sakura no sólo no era una humana, sino que además era un kami del Vacío, una de esas extrañas y escasas criaturas que servían al Vacío, tan diferentes de sus congéneres de los demás elementos como lo és el propio Vacío del resto de Elementos.

Ahora que conozco vuesta identidad, mi señora, lamento todavía más haber perturbado vuestra música -dijo con respeto al tiempo que hacía una profunda reverencia, no en vano estaba ante lo que muchos consideraban una diosa-. Y sí, conocer toda la extensión de vuestro nombre me tranquiliza y mitiga enormemente mi desconcierto. Reconozco que he tratado poco con vuestros semejantes, pues nunca he considerado correcto perturbar a los kami sin una buena razón; sin embargo, me maravilla como ahora que tenía precisamente la necesidad de hablar con alguien de vuestra naturaleza he sido traído aquí ante vos. Desde luego, si hay una voluntad tras todas las causas, debo considerarla ahora una voluntad benévola.

Prefirió no incidir en el debate metafísico sobre el destino, pues sería contraproducente contradecir a quien se le va a pedir un favor, especialmente si ese alguien era un tipo, por muy menor que fuese, de divinidad, pero no dejaría pasar aquella oportunidad de someter a la autoridad y conocimientos de Sakura la idea que había concebido recientemente y por la que él mismo había tenido la intención de invocar a un kami de Vacío aquella misma noche.

Es que veréis -dijo-, tengo una idea, pero desearía saber si es factible, si es lícita y el precio que exigiría y me gustaría someter estas cuestiones a vuestro discernimiento.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Sep 21, 2010 10:03 am

"Suponía que ese detalle mitigaría vuestro desconcierto... lo cual me deja ahora con el terrible malestar de no haberme percatado antes..."

Dijo esta mientras asentía despacio a tus palabras con un tono muy cortés y encantador.

"Así que... veníais buscando el consejo de alguien como yo... Eso está bien, siempre me ha gustado observar vuestro mundo y en un modo poco común para los míos... tratar todo lo posible con vosotros... lo cual debido a mi circunstancias es muy complejo..."

Sonrió de nuevo con comedimiento, como toda una dama de la era Genji.

"¿Qué tal si hacemos un pequeño intercambio?"

Preguntó sonriente.

"Vos me exponéis vuestro caso para que yo formule mi opiniín y a cambio yo os pregunto sobre cierta persona, que debe estar literalmente muy cerca vuestra, y de la cual me interesa mucho saber de su persona... me refiero a Kakita Haname..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Mar Sep 21, 2010 6:05 pm

Ya veo -murmuró Mitsuomi con una sonrisa. Sí, veía o mejor dicho, entendía el por qué de su presencia en aquel ámbito.

El destino implica que todas las causas tienen un sentido y se suele pensar que su contrario, el azar, niega el sentido de todas las causas, pero eso no es cierto, porque existen tanto la voluntad como la necesidad o, mejor dicho, la voluntad bajo la necesidad. Si Mitsuomi había llegado hasta aquel lugar no había sido por una casualidad sino probablemente por voluntad de Sakura y ahora empezaba a entender por qué.

Kakita Haname... Me temo que lo que sé sobre ella es tan escaso que probablemente no sea justo por mi parte aceptar el intercambio que me proponéis.
Mitsuomi procedió a contarle a Sakura todo lo que Akemi le había dicho sobre la duelista errante y trató de describirle lo mejor que pudo el extraño ojo de la mujer.

¿Veis? Como os decía se muy poco sobre ella -dijo cuando terminó con la descripción-. Pero creo que igualmente someteré mi duda a vuestra discrección, por si consideráis que el trato aún tiene validez y queréis ayudarme.

Entonces, Mitsuomi le habló de Mai, contándole toda la historia de la joven, pero sin aparecer él en el relato. Si Sakura adivinaba por sus palabras que tipo de relación mantenían o habían mantenido ambos que actuase como considerase oportuno, pero Mitsuomi no iba a contarle sobre algo que le perturbaba tanto.

Quiero salvarla -terminó diciendo- y tan sólo veo dos posibilidades para hacerlo. La que deseo consultaros es de las dos la que más recientemente ha acudido a mi mente. Veréis, yo he pensado mucho (demasiado quizá) sobre la naturaleza del Vacío y he llegado a la conclusión de que éste es en realidad el Todo en estado de potencia, compuesto por la superposición de las infinitas posibilidades del propio Todo, algunas con variaciones infinitesimales entre sí y otras completamente diferentes. Si esta hipótesis es cierta, entre ese cúmulo de posibilidades tiene que existir un Todo que reúna las características que busco, es decir, un mundo que existe en espera de que ella llegue hasta allí y que empezará a moverse en cuanto ella acepte quedarse allí. No se si me explico bien. Se trataría de un Todo que ya surgió con la apariencia del Todo actual nuestro, pero con la diferencia de que ella sería verdaderamente la Maestra del Fuego e ignoro todos los demás detalles, pero tampoco son importantes para mí. Sé que un mundo así suena extraño, artificial, pero sí yo tengo razón ese mundo existe.

Mi idea es cumplir la función de ese mundo y llevarla a ella allí. Pero no creo tener suficiente poder para hacer eso por mi mismo, ni siquiera sé si hace falta poder para hacerlo. Pero en todo caso creo que tal vez pudiera hacerse desde la sala del Vacío que existe en el templo que Isawa levantó para vosotros.

Y, bueno, esta es la consulta que deseaba haceros.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Sep 23, 2010 9:49 am

Sakura paró su lento caminar justo bajo un enorme cerezo que si existiera en tu realidad tendría más de trescientos años y se sentó despacio apoyada sobre su tronco dejando que sus elegantes ropajes se extendieran como si de otra flor se tratase. Y despacio, con sus gestos comedidos, te indicó que te sentaras.

"...

Lo que apuntas te lleva a una gran iluminación... pues es tan cierto como que ahora estás aquí como que esa posibilidad existe... después de todo mi universo es diferente al tuyo y aún así... aquí estamos...

Sin embargo... ¿No te has parado a pensar que si existe esa posibilidad también debe existir una Mai en ese plano? ¿Estarías dispuesto a sacrificar la vida de esa Mai por la que tu conoces?

No puede existir el mismo mundo sin las mismas personas, aunque sean diferentes... es por eso que estos viajes son tan... peligrosos para vosotros, los Caminantes... pues corréis muchos peligros... el primero de ello encontraros a vosotros mismos...

Puede que por primera vez entiendas la expresión de muchos Ishis que han advertido que otros desaparecieron en la inmensidad del vacío cuando "se conocieron a ellos mismos realmente"..."


Dijo con tono pausado pero divertido, dando preferencia a la conversación que tu habías iniciado sobre tu duda, sin embargo, desde que nombrastes el tema de Haname tenía una sonrisa divertida en la comisura de los labios. Tras decir esto, por fin dejó salir una leve risa, y tras ver tu perplejidad te explicó.

"Pensaba en otra cosa... Mitsuomi-san... no me refía de vos, obviamente... es que me ha hecho gracia vuestra descripción de Hana-chan... y cómo habéis matizado en lo de su ojo... eso está bien, implica que no sólo ella lo tiene presente día y noche... porque veréis... Mitsuomi-san...

Ahora mismo estamos en el reino del vacío dentro de su ojo... Yo soy el Kami que habita en él..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Jue Sep 23, 2010 4:36 pm

Fascinante - murmuró Mitsuomi sin poder contener su sorpresa- Completamente fascinante.

Atendiendo a la invitación del kami, tomó asiento en el suelo sembrado de pétalos de cerezo.

Creo que nuevamente debo justificar mi asombro -dijo-, pero es que debeis entenderme. Cualquier habitante del Imperio sabe de vuestra existencia, la de los kami, y son muy pocos, si existen, los que ignoran que ciertos objetos o lugares especiales pueden generar su propio espíritu, como es el caso de los nemuranai, pero nunca había escuchado que una parte del cuerpo no sólo albergara un kami sino que creara un reino para él.

Si al saber del ojo especial de Kakita Haname me había asaltado una gran curiosidad, imaginad ahora. Y uno de los interrogantes que me asalta ahora mismo tiene que ver con vuestra petición. Si sois el kami residente en el ojo de Kakita Haname, ¿qué podéis querer saber acerca de ella que no podáis obtener vos misma?


Y cuando terminaran de hablar de ese tema y Mitsuomi consiguiera alguna respuesta que saciara mínimamente su curiosidad, Sakura y él debatirían sobre metafísica.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Sep 24, 2010 9:44 am

Sakura dejó una intrigante sonrisa tras sus ojos del color del pétalo maduro mientras hablastes, y sólo cuando termianstes dijo con su tono melodioso.

"Me temo que no es sólo un reino en "un Ojo" sino este es el "Reino del Ojo Flor"... habito en este momento en el cuerpo de Haname, como graciosamente se ha querido llamar... pero antes de eso viví en su padre, en su abuela... y así... hasta el día... en el que uní mi destino con su familia..."

Termino esto con un tono tan susurrado que casi fue inaudible, mientras bajaba levemente su excelso rostro y dejaba sólo entrever entre el azabache de sus cabellos cierta mirada de melancolía y profundo pesar.

"Por eso preguntaba por ella en concreto, pues no siempre hemos estado unidas, o mejor dicho, no ha sido la única ni lo será... cuando tenga un primogénito... ella dejará vuestro mundo y yo el suyo... para que ambas anidemos en otros reinos... Haname más allá del puente... y yo... en el ojo de su bástago...

Así ha sido y así será hasta que llegue de nuevo la primavera en este largo invierno de la estirpe de Kojiro...

Una bendición y una maldición la Flor de Cerezo... pues tras su innegable belleza esconde siempre el color de la roja sangre..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Vie Sep 24, 2010 10:21 am

OUT: Como te aprovechas de que Mitsuomi sea meddler, luego os quejais del comportamiento de Mitsuomi XD

IN

Al final, Sakura le había ofrecido muchas de las respuestas que él hubiera buscado en una pregunta directa a Haname y que le habría prometido a Akemi que no haría.

Sin embargo, esas respuestas traían aún más preguntas y no pesaba sobre él la prohibición de no preguntar a Sakura.

Dicen los bushi que la vida de un samurai es como la flor del cerezo -comentó Mitsuomi-: bellísima mientras permanece en el árbol pero esa belleza es frágil y breve, pues la flor apenas dura unos días y siempre puede soplar el viento y arrebatarle los pétalos.

Al parecer, ese tópico es cierto en este caso: una vida breve, pero perfecta, destinada a desaparecer en su momento máximo, ¿no es así? Ciertamente, es una maldición, aunque para muchos samurai la gloria que puede acarrear los dones de "la flor de cerezo" podrían compensar la brevedad de la vida. ¿Acaso el samurai no está siempre preparado para morir? ¿Acaso no desean los samurai morir cuanto antes para así tener menos oportunidades de caer en el deshonor?

Muy triste, muy triste.


Mitsuomi reflexionó un momento sobre si debía seguir preguntando. Decidió que sí, pues el pie se lo había dado la propia Sakura ofreciéndole toda aquella información. Además, le había pedido ayuda, ¿tendría el kami la intención de acabar con aquella maldición? Su mente empezó a barruntar maneras de hacerlo.

Si lo he entendido bien -dijo- se trata de una maldición familiar que hace que el portador muera en cuanto tiene un hijo al que trasmitírsela, ¿no es así? Y a cambio dota al portador de talentos extraordinarios. Decís que afecta a la "estirpe de Kojiro". Tal vez queráis contarme algo más al respecto y si necesitais ayuda sobre esto estoy a vuestra disposición.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Sep 24, 2010 11:06 am

Sakura suspiró mientras los pétalos se arremolinaban en torno a esta con melancolía y te miró con su afable expresión.

"La vida como una flor de cerezo... me gustan esas comparaciones... por motivos obvios claro... Es tan despiadadamente hermoso..."

Susupiró. Pasó sus dedos por su largo cabello del color del ala de un cuervo, como si fueran delfines salido de olas negras, cepillandolo hasta casi sus puntas y añadió.

"Ningún poder que realmente exista como tal no va atado a una enorme carga...

Veréis Mitsuomi-san... la vida del Samurai Ojo Flor es corta... es cierto, pero os aseguro que mientras vive es el ser humano más poderoso de la faz de la tierra... de eso me ocupo yo, es mi bendición... si... Haname, la actual portadora del Ojo lo deseara, podría matar en duelo a quien se propusiera... no hay límites, no para la habilidad que une la vida y la muerte... así lo prometí..."


Pasó su mano por su extenso kimono, alisando con cuidado las arrugas de este, y de nuevo te miró con su expresión taimada.

"Pero mientras más vidas sesgan... más cerezos hay en este reino... más rojo en su Ojo... y más cerca está su final...

Por eso preguntaba... ¿Tiene ya Haname-san el ojo rojo o aún pedura el rosado?

¿Ha encontrado ya un marido? ¿Se le conoce hombre con el que se relacione?...

No sé si debería desear pasar una vida más en la estirpe de Kojiro... si acabar con este dolor eterno no sería mejor... pero... lo cierto es que no puedo mentir... deseo tanto verle de nuevo... que estoy dispuesta a vivir las vidas que sean necesarias, aguardando pacientemente... con tal de podernos de nuevo encontrar...

De ahí mi deseo egoista de que tenga un hijo..."


Explicó entre suspiros.

"Sois un caminante muy amable... Mitsuomi-san... me alegro mucho que me hayáis visitado, pase el tiempo que pase os recordaré y os procuraré mi favor siempre que nos recéis y esté yo cerca..."

Te miró a los ojos mientras decía esto último, incluso dio un par de palmaditas en tu mano para enfatizar esto último.

Suspiró una vez más y miró al infinito con una queda sonrisa en sus labios.

"Se llamaba Kakita Kojiro... y vivió en los tiempos del final del reinado del que ustedes llamáis Hantei Genji...

Era un joven muy hermoso, delicado, comprensivo... amado... pero era exactamente como una flor de cerezo... pendiente de que su belleza se evaporara con un leve soplo de aire y terminara con su frágil vida...

Recuerdo la primera vez que lo ví... yo habitaba cerca de en un enorme cerezo que aún existe en los jardines de Kyuden Kakita... era media noche, la luna estaba llena y se reflejaba en el estanque que estaba a los pies del árbol... No sé porqué, pero de pronto me embargo... lo que ustedes podríais llamar sentimiento, una sensación inmensa, inconmensurable.. me gritaba a vuestro mundo... era tan hermosa esa visión que sentí la necesidad de no sólo contemplarla desde aquí... sino de estar allí...

Me... "materialicé" en vuestro mundo... y mientras observaba las hojas de cerezo flotar en la luna reflejada... conocí a Kojiro...

Cómo tratar de explicar cómo un kami puede... enamorarse de un humano... es tan increible e imposible que yo no lo entiendo aún así... pero... sí... creo que es exactamente ese sentimiento... He pasado años y siglos hablando con Benten... y es la única conclusión a la que he podido llegar... le... amaba...

Él obviamente no sabía quién yo era... qué era... y durante un tiempo que pareció eterno y feliz nos encontramos de noche en aquel lugar... Pero mientras más necesitaba de esos momentos más consciente era que el cuerpo de Kojiro se iba debilitando día a día...

El padre de Kojiro había sido un gran samurai, un gran duelista, que se avergonzaba de su débil hijo... y eso siemrpe estuvo impreso en el alma de Kojiro, su incapadidad para sostener una katana... y eso, y muchas otros conocimientoss fueron transmitidos a mí en esas noches...

Y un día, o mejor dicho... una noche... no volvió a aparecer... le esperé pacientemente... por días y semanas... pero no apareció...

Asustada decidí buscarle, y entonces supe que estaba en cama, delirante... en sus últimos días de vida en ese mundo... No podía soportarlo, perderle... era tan doloroso que no creía estar preparada para soportar una eternidad de dolor...

Entonces... hice quizás el acto más egoista de mi existencia... antes nunca había deseado nada porque lo tenía todo... era parte del vacío... pero... por una vez en mi existencia... desee una cosa, ni todo ni nada... sólo una cosa... a él...

Me presenté en su habitación... con mis ojos más rojos que nunca y cuando él creía que deliraba le prometí todo lo que él deseaba... poder portar un arma, poder ser el gran duelista que su padre y él siempre desearon, tener salud... descendencia... vivir...

A un simple precio...

"Serás una flor de cerezo" Le dije "Nacerás pequeña más vivirás siendo la envidia del jardín, hermosa, poderosa, grande... nada se escapará de tu mano, nada de lo que desees... La vida y al Muerte, el color carmín será tu propia exitencia...

Pero morirás de la misma manera que la caída de los pétalos... De manera abrupta, en un final hermoso... y dejando el árbol preparado para seguir dando las más exquisitas de las flores..."

Y él... aceptó...

Así pues desde aquel día yo viví en su ojo... trasladé todo mi reino a su ser y con ello toda mi fuerza y mi poder...

Pero no volvió a ser lo mismo... Kojiro, no sólo por esa recuperación milagrosa sino por su nuevo ojo y su destreza fueron repudiados... y así comencó un linaje lleno de vergüenza, honor, poder y gloria... y mientras más avanzaba en su propia desdicha mayor era la grandeza del camino que se granjeaba... no sólo para él, sino para su estirpe...

Yo... lo cierto es que no pensaba quedarme en el ojo de su descendencia... pero... otro suceso inesperado cambió aquello...

Recuerdo que mi reino se llenó en aquellos años de cerezos y su ojo, por tanto, se volvió rojo como la sangre... como los míos... Notaba como de nuevo su existencia iba a desaparecer y entonces...

Él me llamó...

Me llamó a mí... como si siempre hubiera supido quién era... y ahora dónde estaba...

Los años habían pasado en su cuerpo pero para mí era el mismo Kojiro que me había hecho experimentar una sensación tan humana...

El mismo lugar donde nos conocimos, la misma luna llena...

Cuando aparecí no se sorprendió... me dijo que tras aquella visión en su delirio febril lo había comprendido todo... y lo que creyó un sueño se volvió su realidad...

Y entonces me dijo...

"Acepté tu regalo, este ojo... porque no podía soportar la idea de dejarte atrás... de dejarte sola... Pero ahora parece que todo lo que he hecho me ha llevado hasta el mismo final... sin ni tan siquiera haber disfrutado de una vida entera a tu lado...

Por eso sé que mi karma no está resuelto, porque desde el momento en el que vi tus ojos rosados supe que tú eras el final de mi meta... y ahora estoy de nuevo demasiado lejos y demasiado cansado para llegar...

Así que sólo puedo hacer una cosa, una mísera cosa, y es pedir tu paciencia, porque un día volveré, volveré siendo de nuevo uno contigo, compartiendo el cerezo y entonces... Sea corta o larga mi existencia, en guerra o en paz... pasaré el tiempo mortal que tengo contigo para que pase el tiempo que pase nunca te arrepientas de haber sido en toda la longevidad y eternidad de tu existencia, por un leve lapso de tiempo... "mortal"...."


Sakura quedó largos segundos en silencio y luego, mientras retiraba su cabello de sus hombros con un delicado gesto de su mano y sus ojos cargados de una nube de emociones mortales e inmortales concluyó diciendo:

"Y yo le creo... sé que volverá... y que tal y como una vez me dijo la propia Benten... "Experimentar los sentimientos mortales en un inmortal es una experiencia por la que merece la pena entregar toda nuestra divinidad"..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Dom Sep 26, 2010 4:46 pm

No existen los sentimientos mortales, mi señora -dijo Mitsuomi con una leve sonrisa-. El deseo es un poder inmenso que atrapa incluso a los inmortales. Que alguien, humano o dios, piense que puede quedar al margen del deseo es tan sólo vanidad.
Calló por un momento. Estaba buscando las palabras correctas con las que continuar.

Me habéis considerado amable -dijo entonces con lentitud y con un tono cálido que evidenciaba sus buenas intenciones- y os agradezco tal consideración. Por ello mismo, considero mi obligación deciros que esta situación no puede traer consigo nada bueno, no es correcta. Pero la culpa no es vuestra, sino de Kojiro. Vos tenéis todo el derecho a ofrecer los dones que deseeis y a exigir a cambio el precio que queráis oportuno; igualmente, Kojiro tenía todo el derecho de aceptar ese don si aceptaba el precio, pero lo que bajo ningún concepto tenía derecho a hacer era trasmitir ese don y ese precio a su descendencia y menos aún siendo todo por un sentimiento tan personal y egoista como el amor.

Cierto es que muchos samurai pagarían el precio que fuese por poseer el ojo de Haname-san, pero habría otros que no y siempre he pensado que el ser humano debe ser lo más libre posible para elegir las cosas por las que está dispuesto a pagar un precio. Lo que me sorprende es si Kakita Haname sabe todo esto, porque, veréis, ella ahora mismo es una duelista errante, embarcada en un peregrinaje que suelen emprender muchos bushi en busca de un mayor dominio de sus técnicas marciales. Pero, ese mismo dominio en el caso de Haname-san debería ser ya absoluto gracias a vuestro poder, al del ojo, entonces, ¿por qué ha emprendido el Musha Shugyo?

Y esta pregunta debería responderos a la vuestra sobre su situación matrimonial. No, no está casada, aunque ignoro si tiene alguna perspectiva al respecto. Y en cuanto a su ojo...
-Mitsuomi le describió cómo había visto el ojo de Haname y la intensidad de su carmín.

Todo esto me lleva a preguntarme qué pasaría si por ejemplo Haname-san muriera sin concebir descendencia o si por algún motivo el ojo fuera apartado de su cuerpo o destruido.

Además, tenéis que pensar que cuando Kojiro renazca en el cuerpo de uno de sus descendientes, ¿creéis que renunciará al ojo? Por supuesto que no, entonces, su vida será corta y tendreis que volver a esperar quien sabe durante cuanto tiempo. ¿Sorportaréis el dolor de la pérdida por segunda vez?

Por esto os he dicho que esta situación no puede acabar bien. Si lo que deseais es estar junto a Kojiro permanentemente, ¿por qué no vais en busca de su alma? Si no ha renacido tiene que estar en Meido. O, incluso, podríais intentar la misma solución que busco yo.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Sep 27, 2010 10:50 am

El kami sonrió con amabilidad mientras asentí a tus palabras y respondió despacio:

"La existencia es compleja y a veces desde los diferentes prisas es fácil o complicado, justo o injusto...

Pero lo cierto, Mitsuomi-san... es que todos los que portan el Ojo Flor lo aceptan voluntariamente... Cuando digo que al nacer su descendencia mueren no implica que es ipso facto... El Ojo les desaparece a la espera de ese suceso trágico que termina con su vida como una flor...

Y así todos eligen el camino del cerezo como si el karma así lo predestinara, aunque soy muy consciente que no tengo por qué ver el ansiado final... Un final estúpidamente trágico ¿no te parece? Siempre me gustó mucho ese arte humano, el kabuki... a veces me recuerda mi historia a una de kabuki... y en realidad...
su voz se volvió aterciopelada Lo cierto es que románticamente no veo mejor forma de terminar esta... obra... que con un michiyuki..."

Te miró y sonrió de nuevo esta vez con cierto tono avergonzado y continuó:

"Que cosas digo... ¿verdad?

Pero lo cierto es que Haname-san puede que me de ese final agridulce... quizás ella esté destinada a hacerme ver la posibilidad de no volver a ver a Kojiro nunca más... De acabar con esta espera sin sentido... de devolverme mi condición de kami... pues a veces pienso que he olvidado mi lugar en el Gran Ciclo... si... puede que este sea nuestro final...

¿Sabéis por qué? ¿Por qué os pregunto por ella?... ¿por qué opino de esta manera?... Pues porque creo que ella es la única "cuerda" en esta cadena de acontecimiento... y creo que es la única que me ve como la culpable de la desgracia de un legado, de una familia... de toda su progenie..."


Su sonrisa se volvió melancólica como el tiempo, pareciendo que empezaba en aquel eterno despertar a ser un eterno anochecer...

"Ella aceptó de muy pequeña mi don... tras la brutal muerte de su madre por venganza... pero creo que ahora, pasado el tiempo, ha comprendido que la verdadera causante de su muerte no fue ese hombre... sino yo...

Ese Mushia shugyo lo está haciendo para fomentar sus dotes humanas... con el fin... de acabar conmigo... Mitsuomi-san... quiere acabar conmigo y con todo esto..."


De pronto el cielo se oscureció y el viento comenzó a soplar muy fuetemente arremolinando los pétalos y lanzándolos al firmamento como una lluvia invertida. Sakura no pareció asustarse, agarró con delicadeza sus cabellos que volaban libres y te dijo:

"Parece que te están reclamando..."

Entonces, como si viniera de un sueño, de entre la neblina del pensamiento oistes la voz de Akemi resonando en aquel balle rosado.

"Mitsuomi-sama... Mitsuomi-sama... despierte..."

Sakura te miró a los ojos con aquella expresión amable y te cogió las dos manos diciendote:

"No sé si volveremos a vernos... pero si alguna vez lo deseáis... ya sabéis donde por siempre será un atardecer bajo los cerezos... a mi me alegrará volver a tener compañía... sobretodo si sois vos... Id con cuidado, Caminante del Vacío... estáis rodeado de peligro... y debéis de ser cauto sino queréis formar parte pronto del vacío...

Adiós..."


Y como si de un despertar en medio de la noche se tratara, de un respingo, te despertastes en la obra, cuando las luces se encendían, con el rostro de Akemi mirándote preocupada.



OUT: ahora vuelves al abierto y ves lo que ocurre para el general...
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado