Día 3º.- LGC.- Fuegos artificiales.

Un evento exclusivo en la Ciudad Prohibida donde no todo tiene que ser de ensueño.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6834
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Dic 10, 2010 10:59 am

Isawa Mitsuomi

Hanzo no pareció darle más importancia, seguramente espoleado por el hecho de todos los asuntos que tenia el fenix entremanos ahora mismo.

Kondou hizo un gesto de interés ante tus palabras y con un gesto de la mano para que continuárais dijo:

"Es bueno ser humilde... algo que por cierto él no era pero en estos momentos tanta iniciativa e inteligencia en movimientos viene estupendo... de hecho, soy de la opinión de los que piensas que hay que "ahogar" al público a ideas maravillosas hasta que no puedan resistirse a la marea de este cambio a mejor de nuestro Clan...

Hablad... hablad..."


Dijo mientras se despedía de Hanzo y hacía un gesto con la mano para salir de aquella multitud y seguirte para oir tus ideas.



Kakita Koji

"No se le pasará por alto... estoy segura..."

Susurró Kamoko con una sonrisa taimada.

"De hecho... según mis cálculos mañana misma deberíamos tener noticias... aunque sea livianas del pensamiento de su Majestad al respecto..."

Eso sería sin duda de gran ayuda en el caso que fuera positivo...

"De hecho.... si Otomo Noriko-sama va a vuestra exposición no dudo que ella pudiera ser el canal de enlace...."

Meditó despacio Kamoko.

"Deberéis estar atento a eso también..."

Asintió a sus propias palabras y luego miró hacia Nozomi en cuanto supo de aquella información y sonrió de maneraalgo picaruela.

"Ya.... "trabajo".... por mi bien, claro, claro, mientras me dejéis a salvo en casa... bromeó podéis trabajar en vuestra pintura tooodo lo que queráis..."

Se permitió bromear.

"Parece que mañana será un gran día... He estado hablando con Asahina Noriko-sama y Chugo-san y he concertado unas primeras charlas con Tsumeo-sama y sus hombres... Chugo-san me ha dicho que vienen como refuerzo..."


Bayushi Sakura

"No sólo los gatos ronronean... creame..."

Dijo Tsumeo con tono jocoso y atractivo.

"Si pero no... Actuamente si la conozco, por mi posición, pero en el pasado pude conocerla antes de lo previsto... pero se retrasó todo...

Una mujer muy interesante, sin duda."


Dijo esto último con franqueza, y en tu detector de mentiras ni saltó la alarma ni saltó, algo que te causó curiosidad, la alarma del deseo al hablar de ella.

"Bueno... se me han empezado a dar bien los golpes de efecto a base de practicar mucho je, así que si por lo menos impresionaros he podido, me deberé dar por satisfecho."

Amplió entonces su encantadora sonrisa mostrando sus blancos y perfectos dientes.

"Obviamente yo haría que nadie os viera.... pero entiendo vuestra discrección... es una lástima pues allí quería mostraros algo en concreto... pero me conformaré sin luchar más con este resultado....

Estaré allí sin falta... descuide..."


Tsumeo sonrió finalmente con calma a tus últimas palabras y se inclinó con elegancia ante ti para despedirse.

"Entonces soñaré con una segunda oportunidad...."

Dijo justo antes de marcharse, con un leve deje en la voz en sus últimas palabras que casi parecieron decir tu nombre con suavidad... antes de desaparecer entre la multitud...



Otomo Washi

"Es más interesante de lo que parece a primera vista, ha concertado ya una cita con la Dama Noriko para enseñarle su obra... si Noriko-san le da el visto bueno una vez más de pronto se verá en la cresta de la ola artística...

Confiaremos en nuestra prima...."


Dijo Asano divertida por tu comentario mientras apoyaba su abanico en sus labios mirando hacia Noriko. En cierto tiempo muchos Otomos trataban de hacer caer a cada paso aquel híbrido Otomo con Doji... pero ahora su posición como marchante de arte de la Ama estaba muy consolidada, sobretodo, y por mucho que le doliera a más de uno, por méritos propios...

Asano en aquel tiempo se había mantenido discreta con respecto a ese problema... puede que ella.... con sus buenos ojos... supiera que en el futuro merecería tenerla como aliada... De hecho era bien conocida la amistad de las dos mujeres...

"Oh.... por mi perfecto, dejemos lo aburrido para después... aunque bien es cierto que podríamos hacer varias cosas a la vez... entre ello la criba al Fénix... soy una mujer que me gusta estar siempre atareada en multitareas... y soy buena en ello...."

Sonrió con malicia.

Luego pareció acordarse de algo y dijo:

"Ah! Por cierto, no sé si os lo han comentado antes, pero creo que deberíais saber que vuestro padre marchó ya a sus habitaciones indispuesto. Creí que deberíais saberlo, por si mañana querríais ir a verle tras... terminar todo el trabajo... ya sabéis..."



Kitsu Raigi

"Tampoco seas asi, todos los Embajadores tienen ayudantes, y fuera del clan sólo se sabe que ellos son algo más conservadores, es dentro del clan donde se sabe que no es que le estén vigilando es que... Toushi-sama a veces tiene ideas... demasiado novedosas para el clan al que pertenece..."

Explicó esta.

"¿Algo más esta noche? Pero si ya es casi la hora de Togashi... (las doce de la noche) Me temo que yo soy más diurna, había pensando dormir pronto, que mañana al alba tengo que entrenar."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Vie Dic 10, 2010 4:30 pm

Daisetsu se mantuvo atento y callado mientras toda la escena con Kakita Koji se sucedía. Este no era su momento. Aquí, solo era un yoyimbo más.

Por dentro, frunció el ceño al Yurikohime interferir en la ceremonia del regalo. Uno de sus tantos caprichos.

Luego acompaño a los Hantei mientras se alejaban de todos, sumidos en la oscuridad. Los llevo al palco, en el cual, nunca estuvieron, hasta recién.

Daisetsu aguardó junto a ellos, mientras miraban a todos los presentes. De seguro ahora se despidieran ambos, cada uno a su manera. Luego de eso, hablaría.
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2891
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Vie Dic 10, 2010 5:15 pm

"Conocer" a Satomi era una frase con muchas interpretaciones. Como la propia Benten, mi maestra tenía muchas facetas y sin más detalles resultaba difícil saber a cual se refería el Daidoji, si a la de su fachafa, la pública, privada, mística, intelectual... incluso la maternal, que ésa probablemente sería yo una de las pocas en la fiesta que la conociera.
Pero algo era algo, sin duda. Ya tenía claro mi próximo paso en toda esta extraña situación.

-Interesante es poco, o al menos una definición sesgada sobre ella. Es un ser humano maravilloso, simplemente -respondí con una franca sonrisa de devoción. Así al menos Tsumeo quedaría avisado, en un acto de honestidad por mi parte, de que con toda probabilidad al menos Soshi Satomi acabaría enterada de todo esto.
El resto de la embajada... ya se vería. Desde luego mientras Murasaki siguiera siendo una amenaza no debería saberlo... a no ser que Tsumeo se convirtiera en una mayor y pudiera usarlos para anularnos mutuamente.

-Este "resultado" es sólo provisional, se lo advierto -dije manteniendome incluso en la conversación un paso alejada de él -Pero quizás consiga que aumente, Tsumeo-sama... aunque para bien o para mal, eso ya lo veremos.

Sonreí con una ambigüa, pero hermosa, sensualidad y le devolví la inclinación de despedida, bastante más profunda la mía como era lo correcto.
Era perturbador la forma en la que hablaba de segundas oportunidades cuando no conseguía ubicar la supuesta primera en mi memoria. Pese a lo cual si que había conseguido convencerme de que había existido, lo que resultaba más confuso aún.

-Entonces... ya nos veremos, mi señor Daidoji.

Lancé una mirada felina a nuestro alrededor una vez quedé sola buscando cruzarme con alguna mirada demasiado interesada, con los ojos amenazantes de quien hubiera visto demasiado y fuese a parar a una pequeña lista para despertarse mañana con escorpiones bajo los pies.
En ese momento me di cuenta de que un pequeño número de grullas adornados con el emblema Daidoji habían formado una discreta pero efectiva pantalla alrededor de su señor, lo que había mantenido con toda probabilidad el encuentro en la intimidad, y de paso hablaba bien de la lealtad y eficacia de los grullas de hierro. Tal vez si que hubiera sido capaz de hacerme llegar hasta su residencia con toda discreción, pero con sirvientes tan entregados habría quedado por completo a su merced, y no era tan inocente como para fiarme por completo del Daidoji.

Respiré profundamente, me alisé el kimono con elegancia y me dirigí hacia la única persona que ocupaba mi mente en aquel momento además del grulla, Soshi Satomi.
A fin de cuentas la fiesta ya estaba acabando, y pensaba salir con ella a la ciudad.

La saludé con una sonrisa afectuosa pero nerviosa, la misma que pondría un náufrago al encontrar una boya en el mar, y ella leyó la confusión en mis ojos como un libro abierto, como había hecho siempre...
En ese momento le pregunté simplemente por el heredero del Daimio Daidoji, Tsumeo, por lo que sabía de él y lo que le conocía.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Kitsu_Raigi
Cazador de Oscuridades
Mensajes: 1446
Registrado: Mié Oct 08, 2008 11:17 pm

Mensaje por Kitsu_Raigi » Sab Dic 11, 2010 3:01 am

-Novedosas eh ,creo que algun dia tendre que preguntarle a ese hombre que ideas son esas y porque son malas para el clan...

Vaya asi que te vas a dormir ya tan pronto,desde luego pareces un felino tantas hoars de sueño.
Pero bueno yo queria presentarte a mi cuervo en condiciones ,bueno otro dia sera entonces.

Yo creo que tomare un baño,me relajare ,repasare todo lo que tengo que hacer mañana ,mas mis rezosy creo que poco mas .Oms bueno quizas tenga que hacer alguna cosilla tonta pero no creo que sea demasiado importante.

Lo que voy a lamentar es tener conmigo a una rareza como una domadora de leones y no verte con ninguno nunca, de verdad que es una pena.

Respecto a lo que dijistes d evida de clan me apunto a descubrir cosas sobre la cueva y como funciona ,despues de todo va a ser como mi segunda casa.
Eso si no me pienso separar de ti lo que queda de cena y embajada ,despues de lo”buena”que ha sido la fiesta solo queda que alguien me haga caer un rayo encima,..

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Dom Dic 12, 2010 1:53 pm

Mitsuomi esperó hasta que ambos estuvieron lejos de los oídos de la multitud para comenzar a hablar.

Vereis -dijo- todo esto se me ocurrió cuando los invitados empezaron a entregar sus regalos a Su Alteza. Al ver todos esos presentes pensé en cual sería el regalo perfecto tanto para Su Alteza como para Su Majestad. Lo didícil es regalarle algo interesante a quienes ya pueden conseguir todo aquello de este mundo que deseen.

La respuesta me pareció evidente: si no sirve nada que exista en este mundo, por lógica el regalo debe ser algo que no exista.

Tras ese pensamiento, el resto vino solo, casi como si no fuera una idea mía, como si estuviera ya allí y yo tan sólo la hubiera encontrado.

La idea que se me ocurrió fue regalarla a Su Alteza una isla, pero no un territorio que exista en el mar más allá de nuestro Imperio, al fin y al cabo tales reductos ya existen y nadie muestra ningún interés por ellos ya que son simples gaijin, lejos de las bendiciones divinas de las que nosotros gozamos.

Entonces, solo puede tratarse de una isla inventada. La idea me pareció en un principio absurda, pero luego fui considerándola con más detenimiento y terminó por resultarme fascinante.

Plantearoslo de este modo: el Fénix se presenta ante SU Alteza y le plantea que han tenido constancia de una nueva isla perdida en el mar. Se puede endulzar la historia diciendo de que se trata del regalo de alguna divinidad del océano. Así de pronto pensé en que el Rey Dragón del Mar o el propio Suitengu habían hecho que una inmensa perla surgiera de las profundidades hasta convertirse en una nueva isla, regalo de las divinidades del mar a la Madre del Emperador.

Todo esto, por supuesto, habría uqe plantearlo como una supuesta leyenda, nada cierto, nada real, para que ningún dios pudiera molestarse. Debe resultar evidente que se trata realmente de un trasfondo falso aunque nunca se pudiera descartar que fuera posible. Se trata de que todos sepan que no es cierto, pero que desearan que fuera cierto, como un juego en el que los niños inventan aventuras que saben falsas. Ya sabeis, algo de "mentijillas".

Bien, al revelar la existencia de la isla, podríamos afirmar que el Fénix ha enviado exploradores allí y que trae muestras de la cultura de los habitantes de la isla, así como una descripción de la misma. Y aquí es donde aparece el regalo de verdad, pueto que la isla es realmente un conjunto de posibilidades infinitas.

Si decidimos que haya pobladores en la isla, podemos hacer que nuestros literatos inventen una hsitoria para esas gentes, como si estuvieran escribiendo un monogatari, con sus historias de intrigas, pasiones amorosas entre los gobernantes de la isla, guerras épicas, leyendas sobrenaturales, etcétera.

Nuestros artistas inventarían las artes de la isla, exóticas y maravillosas a los ojos de Rokugán. Podríamos hacer que bellas muchachas de nuestro clan aprendieran las exquisitas danzas de la isla y nuestros músicos reproducirían las extrañas músicas de esas gentes.

¿Os lo podeis imaginar? Es que no se si me estoy explicando bien. Se trataría de crear un reino nuevo, con su propia historia, su cultura, su arte. Pero no solo se trataría de una nueva civilización, sino también de la propia isla, que nuestros pintores podrian describir mediante pinturas que mostraran los fantásticos paisajes del lugar. Y no se trataría solo de paisajes, sino tambien de la fauna y la flora, con exóticos pájaros y maravillosas flores.

Se trataría de un mundo nuevo que podríamos crear a nuestro gusto, sin más limitaciones que el buen gusto y el decoro y, por supuesto, los intereses de Su Alteza y de Su Majestad, los cuales, si se interesaran realmente por el proyecto empezarían a mostrar sus propios deseos con respecto a la isla, lo que esperarían encontrar y lo que no y eso nos serviría de guía para hacer nuestro regalo aún más interesante para ellos.

El único peligro es el hecho de que no podemos hacerlo todo demasiado "gaijin" pues tal cosa no sería bien visto en la Corte y podrían surgir lenguas malintencionadas que contaminaran nuestro regalo con dudas de legitimidad. Pero creo que esta dificultad podríamos subsanarla sin demasiada dificultad una vez nos pusiéramos a pensar realmente en ello.

¿Qué os parece? Como os he dicho, es una idea de muy difícil realización, pero que podría marcar un hito, puesto que se trata de un regalo infinito, que nuestos descendientes podrían continuar, cambiando la historia de la isla a medida que cambian los intereses del propio Rokugan.

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3120
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Dom Dic 12, 2010 8:49 pm

-Si las noticias de Su Majestad son del tipo que esperamos... es decir que está interesada en nuestra oferta... el hecho de que las transmita precisamente Otomo Noriko-sama mañana podría venirnos muy bien para que Doji Yashiko-sama se percatara de su naturaleza pensando que lo ha logrado, la información, por sus propios medios... Es un riesgo pero siendo la palabra de Yukirohime-dono no me cabe demasiada duda de que su reacción sería plantearse acudir a nosotros con una sonrisa de "buena voluntad"
Como buena cortesana, jugar esa ventaja para desmarcarse del resto de gozokus antes de que comience la limpieza.

Que es justo lo que queremos. Interesante ¿no os lo parece así, Kamoko-sama?


Tsk, todo el mundo supone que lo más interesante que puede hacerse con alguien como Nozomi es acostarse con ella. O peor aún, que es lo único que se me ocurriría a mi.
Que miras tan cortas, pero deberé acostumbrarme. Si no quiero aburrirme tendré que ser muy selectivo a la hora de explicarlo en realidad.
-Con una persona como Nozomi-san, lo más "previsible" es casi lo menos interesante para mi. Los bushis suelen ser demasiado torpes al arte y los artistas demasiado pagados de si mismos... pero ella tiene algo único... y otras cosas muy repetidas en el resto de la humanidad.
¿Tan baja consideración de mi como grulla tenéis que pensáis que voy a buscar algo que no sea lo extraordinario?
-digo sonriendo de medio lado con un gesto taimado.

-Oh si, Daidoji Tsumeo-sama... he tenido la oportunidad de conocerlo hace unos minutos. Su determinación parece fuerte a nuestro favor, a pesar de su padre. Incluso está convencido de que aquel cambiará de mano cuando sea el momento oportuno, sin aspavientos.

Me encojo de hombros. Lo dice él, no yo. Ya lo veremos, aunque no parece un mentiroso compulsivo como otros grullas que he tenido la mala suerte de conocer.
-Además trae una guardia personal, así es. Es importante saber que estén de nuestro lado... por si acaso y como forma de disuasión.
Sin contar por supuesto que, aún dependiendo del tipo de guerreros que sean, los Daidoji son bien conocidos por lograr establecer eficientes redes de información, que es justo lo que nos hace falta ahora.

Ha sido extraña, sin embargo, la forma en la que se ha despedido... tal parecía que acabara de recordar que se había dejado el hornillo encendido en Shiro Daidoji, por la rapidez con la que ha marchado.
Quizás haya visto un fantasma, a estas horas ya no me sorprendería nada.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Lun Dic 13, 2010 8:34 am

Tagako tendría razón en que todos los actores de la compañía tendrían sus rarezas. Tras haberles conocido a ellos no dudaba que el resto del grupo tampoco debían encajar en el perfil habitual, y es posible que por eso la compañía gozase de éxito... seguramente sería muy difícil encontrar otra compañía con semejantes personajes como aquellos.

Aquel par de actores habían hecho bastante ameno el tiempo que había pasado con ellos, era una pena no haberse encontrado con ellos antes aquella noche. Eso era lo que pensaba el joven ronin mientras reía con ellos. Aunque Tagako le parecía más discreto que Ganawa, también le resultaba un tipo alegre, y su rareza entre los escorpiones le hacía bastante especial... sin duda no debía haber sido fácil seguir el camino del honor para él. Pero, el hecho de seguir esa senda por decisión propia, hacía que lo respetase aun más.

-Sin duda no solo Bayushi Sakura-sama es una gran persona, Shosuro Tagako-san. Hoy he conocido a varias personas a las que podría valorar de esa manera, cada una a su forma.

El joven Shinkyu respondió al halago con una sonrisa, devolviendoselo tanto a Tagako, como a Ganawa, los cuales habían causado una buena impresión en el chico.

-Parece que mientras vosotros andéis cerca Koko-san no tendrá problemas par mantener Yum Yum Mochi. No cabe duda de que sabe captar buenos clientes. Si queréis puedo decirle que para la próxima vez que vayáis os tenga muchos dulces preparados o le vaciaréis la tienda -bromeó con ellos, viendo aquella disputa sobre si Ganawa era o no un goloso. Seguramente Tagako tendría razón en eso, pero no dudaba que Ganawa le compraría muchos dulces a Koko si lo necesitase.

-Bueno, tal vez debería ir a avisar a Bayushi Sakura-sama para que pueda seguir planeando su agenda para mañana, sin la incognita sobre si voy a ir o no con ella a por esos dulces, y de paso la felicitaré -dijo tras las bromas, fianlmente. No quería que acabase por marcharse sin aclarar aquel tema.

El ronin esperó a que ellos decidieran si acababan su encuentro ahí, o si por el contrario ellos también irían a felicitar a la joven Bayushi.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6834
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Dic 13, 2010 12:54 pm

Seppun Daisetsu y General

Los Hantei fueron guiados por los guardias hasta el Palco de honor en donde se divisaba la bajada de los jardines iluminados senderos con velas titileantes hacia la salida de la Ciudad Prohibida y el pabellón donde descansaban sus armas, papiros y demás enseres tachados de peligroso, además de los regalos preparados para el final de la velada, por supuesto.

El Hantei se adelantó una vez que el público estuvo listo para comenzar su marcha y dio paso a la despedida oficial diciendo:

"Queridos invitados... os deseo una vuelta rápida y segura a vuestros hogares con la mayor de mis bendiciones al haber compartido baje este cielo estrellado esta maravillosa velada en honor a Mi Madre...

Espero que hayan disfrutado estas horas y que a partir de mañana un viento renovador lleno de nuevas fuerzas y energías para reemprender nuestros ocupaciones llenen esta gloriosa ciudad de júbilo y entusiasmo...

Asi pues... doy por terminada esta grata velada Imperial..."


Tras lo cual la Ama fue la primera en emprender un aplauso moderado y lleno de educación y etiqueta sublime a las palabras de su hijo mientras asentía con una leve sonrisa en sus labios. Comenzando así la oleada de aplausos y el regresar de las comitivas al punto de partida.... sus casas...



Bayushi Sakura

"La valía de un padre se mide por cómo son sus hijos... así pues coincido con vos en decir que Satomi-sensei es extraordinaria..."

Tildó tus palabras Tsumeo con una sonrisa encantadora.

El Daidoji se dio la vuelta y se dispuso a marcharse y como si fuera un movimiento militar en ala vistes perfectamente como de todos los rincones que podrían haber hecho via de visibilidad aparecía un Daidoji que pasaba a tu lado sin inmutarse siguiendo a cierta distancia a su señor...

Una pantalla perfecta...

Mirando aquella notastes unos ojos sobre ti. Justo en frente tya había una mujer, de un kimono azul tan oscuro que parecía casi negro, sólo iluminado por una grulla que volaba en la parte más baja del kimono blanca como la nieve. El rostro de aquella mujer era pálido y destacaba sobre ele unos ojos azules casi grises, del color del mar antes de una tormenta, de cabello moreno y cejas perfiladas, que te miró seriamente. Mientras apoyaba su peso en su talón izquierdo para girarse y darse la vuelta apoyándose en este sus labios dibujaron una fina línea de una sonrisa sarcástica, casi superior, antes de alzar levemente su rostro y darse la vuelta haciendo que su larga cabellera negra revoloteara en el aire como en ala de un cuervo. En su pecho... como todos... el mon Daidoji...

Aquella mujer desapareció junto al resto... dejando aquella escena casi como una ilusión nunca vista por nadie... excepto por ti...

Satomi te recibió con una leve caricia en tu mano languidamente caida, mientras escuchábais las palabras del Hanti junto a Yugao, listas ya para marcharos como el resto.

"¿Daidoji Tsumeo? ¿Y esa pregunta? Ah! Es cierto... os he visto hablando en presencia del Hantei... Que honor ¿verdad?! Estoy muy orgullosa de ti, aún no sé nada de aquello pero sé que habrás desempeñado un papel limpio."

Dijo dandote un par de palmaditas en el dorso de una de tus manos mientras la mantenía esta cogida por las suyas.

"Pues... qué podría yo contarte que te interese que no salte ya a la vista....

Es muy guapo, muy apuesto y muy casadero jujuju"


Bromeó.




Kitsu Raigi

"¿Y quién ha dicho que no me vayas a ver con ninguno?"

Dijo Yoshiratsu con una sonrisa burlona en su rostro.

"¿Por qué crees que mañana me debo despertar pronto? Pues porque mañana llegan mis mininos, o por lo menos cuatro de ellos, los que pienso usar para mis fines, ya te dije que queremos reclutar personas, y para ello necesitamos práctica real...

Además, incluso se me ha ocurrido esta noche, algo que aún no lo he comentado con el Embajador pero si con algunos camaradas es... ver si al Emperador le puede interesar algo de mi... "arte"... Me refiero, ahora que el León vuelve a ser lo que es debemos mostrar todo nuestro potencial y atraer la atención del Emperador lo máximo posible ¿no crees?"


Yoshiratsu sonrió triunfal y terció diciendo:

"Por mi no hay problemas en cuidar un León más, eso si, deberás entrar en la jaula de los felinos para ver a qué escala de la manada perteneces jujuju"



Isawa Mitsuomi

Kondou frunció el ceño mientras te escuchaba mirando a la nada en un punto perdido en el suelo a cierta distancia de vosotros.

"A ver si lo entiendo... Lo que planteáis es regalarle una mentira... ¿Pero ella debe saber que es mentira? Porque si no lo supiera y lo descubriera podría quemar el Clan entero....

Y si ella sabe que es mentira..... ¿No le estaríamos regalando más bien la opción de inventar la historia de un libro? Casi como si el mismo Fénix fuera el escritor y ella diera las ideas... ¿no?

El planteamiento me es confuso... la verdad... No sé si podríais explicarlo de algún modo más liviano, porque por lo que he oído y entendido no me parece buena opción, pero viniendo de vos debe haber algo que me falla al entenderos...

Pues basados en la premisa de engañar a la Ama nada va a mejor..."


Dijo este.


OUT: Kondou y yo estamos liados XD



Kakita Koji

"Lo mejor que nos podría pasar es que se nos ofreciera esa "buena voluntad" aunque fuera muy poco nítida, pues al haber palabras sobre la mesa, aunque sólo sean esas, cuando nosotros aumentemos el poder y la presión obviamente cobrarán fuerza las dichas por la Ama y ella, más lista que ninguna no dudará en hacer parece de manera muy fiable que siempre fueron fuertes en realidad... Lo cual nos viene perfecto."

Añadió Kamoko a tus palabras.

"Oooh... ¿Os habéis enfadado Koji-san? Lo siento, lo siento querido, no trataba de molestaros, es sólo que me lo veía venir... Y tal como vos lo decís, no me refiero a lo "obvio"... Nozomi-san es una gran mujer, es muy interesante y es cierto que lo mejor de ella es lo que no se ve, por eso supe desde el principio que haríais buenas migas... es solo eso, querido."

Explicó Kamoko con sus dos manos unidas en gesto concilidiador a la altura de su pecho.

"Tsumeo-sama es una gran hombre, igual que su padre, Kamashômaru-sama, y no dudo que este haya hecho lo que hizo por el bien del Imperio, pero ya el enfermo esta casi sanado, darle más emplastes innecesarios sólo lo harían más vulnerable, y eso es algo que los Daidojis saben muy bien, yo confío en las palabras de Tsumeo-sama sobre su familia, sin duda..."

Alegó kamoko despacio y con una sonrisa en sus labios.

"Y sus hombres son bien conocidos, son la Guardia de Hierro, es una Guardia especial que creo Tsumeo muy joven cuando marchó a la Muralla, todos sus hombres son muy competentes... y si... creo haber visto entre ellos... ese tipo de personas que son buenas para todo... ya me entendéis..."

Terminó con tono suave.

"Pues no sé, puede que se le haya olvidado decirle algo a alguien, me han dicho que es muy amigo de un Capitán de la Guardia de la Rosa, Seppun Daisetsu..."



Shinkyu

"Kiho-san, nuestra actriz principal, dice que donde está la adversidad está la oportunidad. Y yo creo que tiene mucha razón, muchas veces uno ve este tipo de fiestas como una encerrona se nos pasan grandes oportunidades por ese miedo, pero si vais con la mente abierta..."

"¡Te puedes encontrar gente como nosotros!"

Le cortó Ganawa mientras, poniendo el brazo alrededor del cuello de tagako tiraba de él en un apretón/abrazo cariñoso mientras el otro se ruborizaba y trataba de soltar la presa como podía por aquella forma tan inapropiada (y el lugar sobretodo) de hacerlo.

"Aunque aún dudo si eso para Shinkyu-san es bueno o no..."

Contestó el Junshin mientras se recolocaba lel cuellod el kimono y le sacaba la lengua a Ganawa, el cual se rió ante esto.

"¡¡¡Yo estoy harto de decirle a Koko que cuando se canse del negocio que cierre y que sea la cocinera oficial del Loto la cuidaremos como oro en paño!!! ¿verdad Tagako-san?"

Tagako asintió sonriendo y le advirtió:

"Pero no sueñes demasiado, con lo bien que le va no creo que lo deje nunca!"

"¡¡Déjame soñar!!"

Replicó Ganawa con los ojos falsamente llorosos antes de estallar en carcajadas todos.

"¿A Sakura-san? Bien, claro, si quieres vamos contigo, tendríamos que darle nuestras felicitaciones por llegar a la final... ¿No te parece Tagako-kun?"

El cual asintió.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2891
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Lun Dic 13, 2010 4:44 pm

OUT: Kondou e Hiromi están liados, va a ser verdad que al coembajador le van las duras ;-)

Aún estaba mirando como se alejaba el familiarmente desconocido Daidoji cuando no pude evitar fijarme en aquella mujer que, por su posición, había estado observando la escena todo el tiempo. Su gesto de superioridad la delataba como un rango alto entre la guardia de Tsumeo (que resultó ser más numerosa de lo que había percibido en un primer momento)

Su mirada no parecía juzgadora, pero si parecía posible que hubiese escuchado la conversación, lo que me ofendió bastante, y en realidad me hizo recordar que había actuado como una inocente crédula. ¿Y si el Daidoji resultaba ser mucho mejor actor de lo que lo había juzgado?
Al menos me alegré de haberlo citado en nuestro palacio, pues allí podría alejarlo de sus hombres... por "estrictas normas de discreción de la casa", por supuesto.

Después mi pequeño mundo volvió a girar a su reconfortante velocidad normal al acercarme al astro solar de mi galaxia, Satomi.
-Ha sido maravilloso -dije como una niña ilusionada cuando habló del Hantei -Me alegro de que lo haya visto, maestra. Estaba hablando con Yukihiko-san sobre las virtudes de las esposas de su escuela... cuando él apareció... ¡y me dió la razón! Estaba interesado en nuestra filosofía, y yo le hablé de ella y de usted, Satomi-sensei... creo que quedó complacido... el divino Hantei ¿Se lo puede imaginar? -sonreía nerviosamente, no podía dejar de sonreir.
-Dijo... dijo que yo debería ser profesora en su academia de Otosan Uchi... y que sería una buena idea contar con una de sus alumnas en su séquito, Satomi-sensei...
Fue tan maravilloso oir algo así del Kami Emperador... que pensé me echaría a llorar... y quizás aún lo haga...
-reí, enjugando la emoción de los ojos discretamente.

-Después apareció Daidoji Tsumeo-sama y un capitán de la rosa, Seppun Daisetsu-sama... quien no estaba muy de acuerdo conmigo, pero Su Majestad no pudo dejar de apreciar el argumento de que Su Madre es la buena esposa que se ha casado con todo Rokugán, por lo que, independientemente del trámite del matrimonio formal, las virtudes de las buenas esposas que usted enseña son dignas de su séquito y de provecho para todo el Imperio.


Intenté tranquilizarme un poco, Tsumeo casi me había hecho olvidarlo pero relatar el encuentro de nuevo me volvió a llenar de aquella emoción, similar quizás a la de una adolescente que recibiera su primer beso de amor y lo contara a su hermana mayor, su madre, su mejor amiga... o en este caso todo a la vez.
Menos mal que con Soshi Satomi podía ser yo misma, tan inocente y soñadora como nunca debería haber dejado de ser.

-Después, sin embargo... cuando Su Majestad marchó, quedé a solas con Daidoji Tsumeo-sama; pensé que querría charlar de algo intrascendente pero lo cierto es que, aprovechando que la atención se dirigía a los Hantei en ese momento y con toda probabilidad su buena amistad con el capitán Seppun Daisetsu-sama (estoy casi completamente segura de que nadie que él no pudiera controlar se dió cuenta de la escena, aparte de mis propios hermanos)... se "acercó" a mi. Lo cortés y más aún.
Pero no fue agresivo ni acosador, nada de eso, parecía todo lo contrario de hecho... atento, amable... pasional, fue bastante turbador.
Sobre todo el hecho de que por sus palabras parecía como si me conociera de mucho antes de esta fiesta, de mi llegada a esta ciudad. Pero ya sabe usted que yo nunca me he alejado demasiado de Kyuden Bayushi y por supuesto si hubiera conocido al heredero de la casa Daidoji me acordaría. Nadie que pueda extraer de mi memoria encaja con Daidoji Tsumeo, y aún así... se que me resultaba extrañamente creíble... familiar incluso.

Así que cuando me pidió que acudiera esta noche a su residencia para explicarme... según sus palabras... lo que éramos... me negué claro, pero... le ofrecí vernos en nuestro palacio del Jumarashi.

No se si he hecho mal, Satomi-sensei... dejarme guiar por el instinto...


Terminé mi relato mirando al suelo, pero aferrando con firmeza la mano de mi maestra en un gesto de ansiedad contenida por su inminente reacción.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Lun Dic 13, 2010 5:03 pm

Mitsuomi pensó durante unos segundos antes de responder al Embajador y cuando lo hizo su rostro reflejaba una expresión contrita, casi avergonzada.

Teneis razón, Excelencia -dijo con un tono apagado-, teneis toda la razón. No me refería a que mintiéramos a Su Alteza sino a... bueno a otra cosa, pero es cierto que es una idea poco meditada. Me he precipitado demasiado al ofrecérosla tan pronto. Disculpadme, por favor.

Y, entonces, la oportunidad de aprovechar aquella disculpa iluminó su cabeza.

Pero es que... ¿sabeis? -dijo sin variar el tono ni la expresión- me preocupan ciertas cosas que he estado viendo. Y es que como la idea de las Jornadas de Magia ha sido cosa de Emi-sama, pues me ha parecido que lo más correcto era ofreceros esta otra idea a vos. Si bien es cierto que cualquier iniciativa personal termina siempre siendo en beneficio del Fénix, no creo que sea bueno que el mérito o el prestigio se asocien siempre a un mismo nombre, así que pensé que si Emi-sama tenía las Jornadas, vos podríais tener la Isla. Lástima que realmente no sea una buena idea. Os prometo que pensaré en alguna otra cosa. Y es que soy un firme partidario del equilibrio, de la equidad, y si tenemos un excelente sistema de dos Embajadores, lo lógico es que ambos posean la misma consideración y que no sea uno solo el que acapare la atención y teniendo más trato con el resto de Clanes que el otro. No, no sería justo de ninguna manera.

Esperaba haber herido y halagado a Kondou por igual. Sin duda el Embajador estaría siempre pendiente de que el nivel de influencia que tenían él y Emi fuera parejo. Mitsuomi acababa de decirle que no era así. ¿Lo sabría ya Kondou o al menos lo sospecharía? Tal vez no y entonces los "inocentes" comentarios de Mitsuomi habrían abierto una herida que Kondou se aprestaría a cerrar de cualquier manera y para eso estaba la mano tendida de Mitsuomi.

Al menos me consuela -continuó diciendo el ishi con una sonrisa resignada- que gracias a esto he podido hacer un aparte con vos. y es que vereis, tras ciertos detalles que he conocido hoy considero que es casi urgente que mantengamos una conversación privada esta misma noche. Además, lo sucedido durante este evento me preocupa, y mucho, por ello deseo conocer vuestra informada opinión sobre mis dudas, puesto que vos teneis una mayor experiencia que yo en todos estos temas y tal vez podais iluminar los puntos oscuros que me perturban.

Avatar de Usuario
Otomo Washi
Cruel y desalmado
Mensajes: 815
Registrado: Jue Sep 25, 2008 10:32 am
Ubicación: Oz
Contactar:

Mensaje por Otomo Washi » Lun Dic 13, 2010 10:29 pm

Asano era sabia. Le sugería ver a su padre, sí, pero después de trabajar toda la noche con ella. Le encantaba esa actitud proactiva e inquieta. Una sonrisa se dibujó en sus labios mientras las manos de Washi forzaban un reluctante aplauso al fin del evento. Esperó a que la salida de sus señores terminara para intervenir:

- Sí, quiero ver a mi padre. Mi encuentro con Bayushi Jubei me ha dado increibles ganas de querer hablar con él. Mañana será un buen momento, ahora necesitará descansar.

- Lo que me sorprende es cuando ese tal Kakita Koji ha ganado la atención de Otomo Noriko-sama - era simple curiosidad aunque reconocía que los quehaceres de Noriko eran de su interés. Por, bien, intereses directos.

- Y, bueno. Parece que todo este teatro, por la obra claro, termina, para otros puede que comience. Uf, y pensar que aún tengo que planificar mi agenda para mañana. Ha cambiado treinta veces en las últimas diez horas. Espero que me enseñeis vuestras técnicas de concentración para poder ponerlas en practica yo también.

Realmente ahora que todo terminaba siempre era buen momento para irse moviendo.
A fin de cuentas si la orden se ejecuta gano yo... y si no lo hace vos perdéis. ¿Cuál preferís pues? (Cardenal Richelieu)
Washi en su tiempo libre

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3120
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Lun Dic 13, 2010 11:20 pm

-Probablemente Yashiko-sama llegue a esa misma conclusión; en todo caso sabrá que nuestra vía tiene futuro mientras la que es actualmente suya languidece de forma inevitable.

Pero claro, los penosos contratiempos recientes... tsk
-chasqueo la lengua, no se como va a afectar todo esto a la causa. Es decir a Doji Kamoko.
En fin, ya se verá, no voy a adelantar nada elucubrando posibilidades en este momento, pero es obvio que habrá que vigilar muchas cosas en el futuro cercano.

-¿Enfadado? Oh no no no
-respondo con una cortés pero honesta sonrisa -Nada de eso, mi señora. No hay motivo para tal sentimiento hacia vos. De hecho soy yo quien debe disculparse, pues siendo probable que en el futuro me enfrente a algún reto de ese tipo... simplemente he intentado poner en práctica mis recursos oratorios sobre el asunto.
Mañana veréis de que os hablo... aunque nunca hay que descartar que la suerte se alíe conmigo para variar, a fin de cuentas aún desconozco el poder de una rosa dorada bordada y quizás me sorprenda a mi mismo
-añado con cierto aire críptico. Cuando viera el cuadro seguramente lo entendiera, mientras tanto no valía la pena adelantar acontecimientos.

-Lo malo es que los convalecientes son especialmente vulnerables a nuevas infecciones, y de la plaga gozoku quizás pasemos a una peste escorpión, que dudo fuese mucho mejor para la salud pública.
Es fundamental tomar las riendas de la embajada y unir al clan de nuevo con una sola voz, una sola fuerza
-suspiro en voz deliberadamente baja.
-Daidoji Tsumeo-sama y su guardia pueden desempeñar un papel fundamental... esperemos que así sea. Lo necesitamos.

Tanto como esa red de informadores, pero supongo que será innecesario decirle a un general como debe distribuir sus tropas, aunque nunca estaría de más una tranquila charla táctica junto a Chugo-san y su señor ante una buena taza de té...

¿Seppun Daisetsu-sama decís? No me suena, pero me dijo que tenía buenos contactos entre las familias imperiales, supongo que se referiría a él entre otros. Es bueno saber que no todo lo que hay bajo la corteza del árbol es madera podrida.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Kitsu_Raigi
Cazador de Oscuridades
Mensajes: 1446
Registrado: Mié Oct 08, 2008 11:17 pm

Mensaje por Kitsu_Raigi » Mar Dic 14, 2010 12:05 am


Mm me muero por conocerlos a fondo...

¿Vas a meter al emperador en una jaula? ,eso si que quiero verlo

A que escala ,a la alpha por supuesto, asi te hare la competencia.Y ahora,¿Que te apuestas a que soy capaz de entrar hay dentro, solo y no me muerden?,tengo carisma natural para esas cosas.
Despues de todo ,para muestra llevo contigo todo un dia y aun no me mordistes,bueno no pero casi jajaaja.

Aprenderan a quererme o eso o sere almuerzo para leones .


Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Mar Dic 14, 2010 8:18 am

Grandes oportunidades... era posible que él hubiese dejado pasar alguna debido al miedo, eso lo sabía; pero al menos había tenido la suerte de conocer a los actores escorpión, porque de momento el consideraba ese encuentro algo bueno y no parecía haber motivos para pensar lo contrario. Sabía que encontrar samurais con los que hablar tan cercanamente como aquellos le permitían era algo inusual, por eso lo consideraba así.

-Creo que, mientras no queráis que actue delante de todo el imperio, habrá sido algo bueno el conoceros -respondió a Tagako con una sonrisa-. Pero si es eso lo que intentáis, además de que os habréis equivocado de persona, me veré obligado a odiaros... y mucho -bromeó el ronin.

-Shosuro Ganawa-san, creo que si os quedaseis con Koko-san para vosotros, muchas personas en esta ciudad se resentirían con vosotros por quitarles a Koko-san y sus dulces -rió un poco-. Pero, bueno, no seré yo quien termine de destrozar vuestro sueño... así que solo diré que creo que Shosuro Tagako-san tiene razón.

Luego los escorpiones se ofrecieron a acompañarle para felicitar a la joven Bayushi, cosa que le resultaba un poco tranquilizadora. La verdad es que no habría sabido muy como acercarse a ella en solitario para decirle que aceptaba su invitación... sin embargo, si los actores iban con él, podrían empezar con las felicitaciones, y sacar ese tema después. Eso por no mencionar que seguramente le habría sido más difícil tratar con ella en solitario... Era posible que los nervios le pudieran y por ello, en cierta manera, temía el momento en que llegase su encuentro con ella.

-Claro, venid conmigo -acepto el ofrecimiento de Ganawa sin dudarlo-. Seguro que le gustará que también la felicitéis, así que cuando queráis nos ponemos en marcha -después de todo a las mujeres les gustaban ese tipo de cosas, que les prestaran atención y tal, ¿no? No es que estuviese muy seguro, pero... tampoco es que supiese demasiado de mujeres.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6834
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Dic 14, 2010 11:53 am

OUT
Hiromi esta liada con todos los hombres de OU, sobretodo con Seiryo juasjuasjuas
Por eso controlo al Imperio XD
IN


Bayushi Sakura y Shinkyu

Satomi te dio un par de palmaditas en la cabeza y te sonrió todo el tiempo que le contastes tus pequeñas aventuras en la corte, asintiendo a las mejores partes y señalando con algún que otro alegre comentario lo interesante de aquello o eso otro.

"Como ves estaba en lo cierto, siempre haces un buen trabajo juju

Pues mira, si su Alteza el Emperador piensa que debiera contratarte como sensei... quizás debiera hacerlo, aunque la verdad es que yo pensaba esperar un poco más para proponértelo..."


Dijo Satomi mientras te guiñaba un ojo.

"Bueno, primero ocupémonos del reverso de la escuela y ya que andamos metido en eso y ya veremos un plan de jubilación, quizás no tan lejano, en el futuro ¿de acuerdo?"

Sonrió con calma y ternura esta mientras te daba un par de palmaditas en las manos.

Luego oyó muy interesada tu relato y sonrió ampliamente al terminar.

"No creo que hayas hecho nada malo, la verdad... los caminos de Benten están llenos de senderos extraños y a la vez familiars, de ilusiones ópticas y de mentiras... pero todo envuelto en el magnífico manto del amor que lo hace único y especial...

Y creo saber por dónde va ese sendero... jujuju... pero será mejor que quien lo averigues tu misma...

Por ahora te diré que has tomado bien las precauciones peroque si todo transcurre como creo... no te harán falta, Tsumeo-sama parece realmente sincero en sus sentimientos..."


Terminó esto último con un susurro.


...


Los dos actores sonrientes asintieron a la invitación del ronin felices de ver que eran incluidos en el plan y te siguieron charlando de cosas intrascendentes pero interesantes, como por ejemplo el festival que mañana comenzaba en el distrito exterior Gatto, las bellezas que podían verse por las calles del distrito Takuni, aquella tienda tan curiosa de mapas...

Bayushi Sakura estaba charlando tranquilamente con dos mujeres. Una de ellas tenía el estilo de una geisha, con ese maquillaje tan claro y encantador de cabello oscuro y mirada penetrante y la otra... era la mujer más explosiva que tus ojos jamás hubiesen visto, y esa mujer sólo tenía un nombre... Soshi Satomi, la filántropa Directora de las Escuelas de Esposas Escorpión, deseada por todos, conseguida por nadie, amante de las artes, debota profesa, escorpión que no solía portar más máscara que su maquillaje...

Ganawa silbó bajito, no porque lo deseara, sino porque Tagako le tapó la boca con la mano y le chsitó para que se comportase.

"Déjame a mi las presentaciones ¿quieres? Que según como te comportas tras una obra de teatro no me extrañaría nada que llevaras toda la noche presentándote como Akodo Un Ojo..."

¡¡Y qué razón tenía...!!


...

La llegada al grupo de bellas y delicadas mujeres contrastó fuertemente con el grupo que formaban estas.

Un ronin muy joven era el exponente máximo de lo variado, sobretodo por el motivo que debiera estar en una cena asi.

Y luegos dos actores muy extravagantesa su forma... uno sin máscara y el otro... simple y llanamente era quien era.

"Buenas noches honorables damas, venimos a darle la enhorabuena a Bayushi Sakura-san por su logro esta noche en la competición de haiku..."

Dijo Tagako con su tono y su etiqueta impecable, algo que casi hizo reir a Ganawa, pero no lo hizo por el pellizco que el joven actor le dio por la espalda y es que su cara bien decía ya de por si "honorable??? pero con quién hemos venido a hablar bwajajaja"......




Isawa Mitsuomi

"Oh... no me entendáis mal, no es que crea que es una mala idea, el problema que veo es que me resulta un grato regalo para el Emperador pero no sé si para su Madre..."

Explicó este con cautela.

"Oh! Vaya, no puedo decir que no me esperaba eso de vos, después de todo, aunque nos conocemos poco he podido más que de sobra veros actuar, pero me siento halagado que el secretario de mi co-adjunta se preocupe tanto por mí..."

Y ahora realmente no sabrías decir si lo decía en serio o aún no terminaba de tragarse tus palabras, aunque bien es cierto que parecía muy sincero y que ese pensamiento era sólo debenido de tu experiencia con él posterior, no en aquel momento.

"¿Dudas creadas esta noche? Si es un tema tan urgente podríamos hacer algo, pero si es por el tema de la Embajada... no tenemos porqué ser tan presurosos..."

Claro que no, a nadie le gusta hablar de su propio cuarto masoquista...



Otomo Washi

"Claro, claro, dejadle descansar esta noche y veréis como mañana está todo bien, vuestro padre es de los que más trabajan en el Consejo así que no me extrañaría nada que, por la presión de los últimos días, haya tenido un acceso de fatiga... nada más..."

Dijo Asano con un tono calmado y comprensivo, acompañado de una media sonrisa alentadora incluso. Esa mujer o era muy buena actriz, que lo era, o lo pensaba... que se dieran ambas cosas también podía suceder pero es que... ser Otomo siempre te hacía dudar de todo...

"¿"Ese" Koji-san? Ah... No es tan de extrañar... al parecer se le ha visto muy amigable con Yashiko-san, la muñequita de Nishi-sama y con su hermana Kirako-san, la sensei adjunta de Notatsu-sensei... parece llevarse bien con la prole de Higshikawa-san...

Y Yashiko-san es muy amiga de Noriko-san, en realidad tooodo el mundo es "muy amigo" de Noriko-san
ahora si que parecía haber cierto sarcasmo, aunque en realidad no parecía que quisiera decir más que Noriko era demasiado amable para ser Otomo Al parecer, por lo que tengo entendido de esta noche, una nunca descansa de trabajar, ya me entendéis... el bushi también pinta, y parece ser que ha conseguido a Yashiko-san como poco como garante y quién sabe si patrón... y a usado esa influencia para hacer que Noriko-san vaya a ver su obra... y ya sabemos qué pasa si a Noriko-san le gusta algo...

Sin duda ese Grulla es más de lo que parece... por eso ya le tengo en mi peculiar lista.... de personas que "merecen atención especial" en estos días..."


Dijo Asano con cierto interés malévolo en su voz.

"Ah! Os entiendo perfectamente la verdad... siempre ando rehaciendo mi agenda, a veces es taaan molesto..."


OUT: bueno washi, no sólo queda que me diags que planeas para el día 4º sino qué planeas para esta noche más allá de la "cortinilla de estrellas guiño guiño" ^^



Kakita Koji

"Oh... seguro que sabe qué hacer... es una chica lista, no dudo que sepa cuando cambiar de kimono y cómo demostrar que todo lo pasado no fue más que "tonterías de juventud" de una manera que todos nos lo creamos..."

Dijo Kamoko con una queda sonrisa en sus labios una que te recordaba a la de una madre prediciendo los pasos de su hijo, incluso con cierto orgullo...

"Pues entonces, querido mío, espararé con paciencia hasta ver qué es lo que tenéis que mostrar mañana... una mujer como yo no llega a mi edad sin tener paciencia."

Añadió con tono calmado y divertido mientras asentía a tus palabras con un pequeño cabeceo.

"Tsumeo-sama es un hombre criado en parte de su juventud con los Cangrejos, sabe oir a la tienda de campaña, pero luego, obviamente, decide él, así que no creo que supongo ningún problema... ¿Tienes el almuezo ocupado? Es para decirle a él y a sus hombres en quedar a esa hora para charlar de eso..."

Preguntó Kamoko.

"Contactos... contactos... eso es lo que esperamos de esta segunda etapa, una vez ya establecidos..."

Susurró casi para si.



Kitsu Raigi

"Me temo que aquí el único suicida en la corte eres tu, yo nunca metería al Emperador con los leones, es el Emperador!

¿Tu como alpha? jajajaja No me hagas reir, no sólo porque no puedes realmente conmigo, sino que además, te lo advierto desde ya, mis niños son muy fieros, será mejor que no les hagas enfadar porque aunque ellos "te aparten" con un pequeño y leve manotazo te pueden quitar la cabeza con ese simple gesto.

Así que recuerda siempre que no hay que mostrarles miedo, pero tampoco es que haya que ser idiota jajaja

Son buenos chicos, ya lo verás, sobretodo una vez que han comido jajaja

Pero tranquilo, no dejaré que te hagan nada."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Mar Dic 14, 2010 4:21 pm

Entonces, tal vez podría seguir madurando la idea y llegado el momento, si lo considerais oportuno, usarla como regalo para Su Majestad -dijo Mitsuomi con un tono esperanzado. Prácticamente se había desentendido de su idea, pero quería seguir dándole coba a Kondou, que éste pensara que Mitsuomi pensaba a su vez en él y en su provecho, no sólo en Asako Emi.

Oh, mis dudas pueden esperar, al fin y al cabo sería una descortesía por mi parte retrasar vuestro merecido descanso tras una velada tan intensa. Es que me inquietan mucho las nuevas expectativas políticas que se han creado a partir de lo sucedido durante el evento...

Aunque la había acabado, dejó la frase como en suspenso. Le interesaba que Kondou se devanara los sesos intentando rellenar esos puntos suspensivos que nada escondían. Al mismo tiempo, le haría reflexionar aún más sobre lo sucedido durante la noche, aunque Mitsuomi daba por supuesto que ya lo había hecho en profundidad, al menos eso esperaba.

Entonces, Mitsuomi se acercó unos centímetros a Kondou, aunque no demasiado como para que ese acercamiento resultara sospechoso para quienes pudieran estar observándoles. También bajo la voz ligeramente, pero no varió la expresión distendida de su rostro.

Kazumi-san esta interrogando a los kami del aire para que encuentren a los kamis que fueron expulsados del despacho de Asako Hiro ayer por la mañana -musitó con una voz neutra, expresamente carente de matices-. La situación está pronta a escapar de la influencia de un simple secretario de una Embajadora co-adjunta.

Ya no le importaba que Kondou accediera o no a entrevistarse con él aquella noche. Incluso le interesaba más ver qué medidas tomaba el Embajador ante sus palabras, en las cuales había un doble significado clarísimo: apóyame como Maestro del Vacío y podré protegerte.

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3120
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mar Dic 14, 2010 5:17 pm

-Es del tipo de mujeres que siempre saben que hacer -contesto con una sonrisilla ligeramente maliciosa, ya que Kamoko también lo es -Lo que me preocupan son sus motivaciones; tanto carácter y dedicación dirigidos por un camino destructivo pueden tener consecuencias terribles.
Al menos creo que estoy cerca de poder situarlas, esas motivaciones de Yashiko-sama, con cierta precisión, dadas las circunstancias. Mañana tendré algo más de información que Nozomi-san ha prometido lograr de sus contactos Miya y podré entregarle un "informe" completo.

-Siempre tendrá esa oportunidad, mi señora Doji, de contemplar mi obra. Si a Noriko-sama no le agrada decorará alguna pared de la casa donde resido... la suya, claro.
Y probablemente, aunque si le guste, también acabe allí. A los primeros hijos siempre se les tiene un cariño especial, y una obra de arte lo es para cualquier artista... que se precie. Lo que descarta a alguno que otro famoso, no os creáis.


Mientras hablo no puedo evitar localizar con la mirada a Kitashi. Por mucho que me esfuerce, que tampoco lo he hecho tanto, sigue sin caerme bien.

-Me temo que para comer ya tengo una cita en la Ciudad Prohibida, con Otomo Aiko-sama y su señora madre. Antes de eso pensaba acudir a la residencia de Yashiko-sama para encontrarme allí con Otomo Noriko-sama... Tal vez Daidoji Tsumeo-sama quiera compartir con nosotros un desayuno de trabajo, a primera hora de la mañana.
Eso además nos dejaría más margen para organizar las cosas si llegamos a algún acuerdo, y espero sinceramente que así sea.


Lo pienso durante un momento, contactos hay, el problema es movilizarlos. finalmente lo expongo en voz alta -Kakita Sho-sensei, su adorable nieta, la propia Nozomi-san, Kirako-san... aliados potenciales dentro de la embajada hay unos cuantos, y eso sn contar a los recién llegados Kakita Haname-san y Daidoji Tsumeo-sama... y los que aún estén por venir. Todos esos fuera de nuestro cuarteto central, por supuesto.
Aparte de establecer redes de información, necesitamos una figura respetada y con el carisma suficiente para movilizarlos... y esa persona sois vos, Doji Kamoko-sama.
Ya os lo he dicho al respecto del asunto de Notatsu-sensei, es el momento y tenemos la oportunidad de dar un paso al frente, mi señora Doji.


Sonrío devotamente confiado. En ella, por supuesto. Es triste, pero la única manera de despejar las dudas sobre Aki-sama es sustituirla... salvo que ella misma acuda a nosotros. Pero a estas alturas eso es tan improbable como que la Ama Emperatriz abdique y se case con un Akodo.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2891
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar Dic 14, 2010 7:50 pm

-Gracias maestra. Ser merecedora simplemente de su confianza para plantearse algo así es un orgullo y un honor mayor que el que jamás habría imaginado -respondí visiblemente emocionada respecto al asunto de llegar a ser una sensei de su escuela. ¿Acaso podía imaginar una meta mejor, incluso con todas las posibilidades humanas y divinas que había vislumbrado hasta el momento? Lo dudaba...

-¿Cree usted posible que realmente Su Majestad admita a una de sus alumnas en su séquito personal?
Han dicho que quedan doce plazas libres, supongo que nuestro clan deseará copar cuantas más pueda... no es una mala opción la de su escuela, Satomi-sensei, nada mala, pues ningún otro clan puede presentar alguien que rivalice en prestigio en su terreno, uno que cuenta con la bendición misma de la Ama al haber permitido la apertura de una de sus academias en la capital...
Quizás Jubei-sama me viera con buenos ojos para ese puesto teniendo en cuenta mis habilidades ocultas (las cuales no estoy segura que conozca en realidad)... si usted me da su permiso y bendición, desde luego... ¿Cree que debería presentar mi opción ante la embajada?


Pregunté interesada. Era una oportunidad de oro, sin duda eso casi por si solo me pondría por encima de Kagehisa dentro pero también fuera del clan.
Pese a todo, si a Satomi no le parecía oportuno... ni siquiera lo intentaría. A fin de cuentas estaba aquí por y para ella.

-Oh, me alegro de no haber cometido un enorme error con ese asunto -suspiré aliviada por su positivo veredicto, aunque sus palabras me extrañaron un poco más. Tal parecía que mi maestra si había logrado situar a Tsumeo, pero si eso era gracias a su particular visión mágica o simplemente buena memoria, no podía saberlo.
-Su buena predisposición hacia ese hombre me intriga, Satomi-sensei, pero en cualquier caso me deja muchísimo más tranquila su confianza -repuse alegremente. Era verdad, esperaba averiguar el resto de todo en breve
-Sus sentimientos... -repetí dejándolo en el aire, y no pude evitar ruborizarme al recordar lo pasional que habían sido.

Entonces, unos instantes antes de que llegaran hasta nosotras, me percaté del heterogéneo grupo que se nos acercaba. Ganawa, el joven Tagako y de nuevo el amable ronin Shinkyu.
-Encantada de volverles a ver, señores -dije con una sonrisa cálida y una hermosa reverencia, una general hacia los tres, sin hacer distinciones de menos hacia el ronin.

Cuando dijo el motivo de su acercamiento me sonrojé un poco, en un gesto elegante -Son muy amables... la verdad es que la poesía no es mi especialidad, pero como bien se ha dicho, un haiku no es más que una exhalación, y la inspiración fugaz puede surgir en cualquiera de ellas.
En cierto modo es uno de los encantos del género, del haiku improvisado.

Pese a todo, algún mérito debe tener estar entre los mejor considerados... y sin duda ese mérito es de mi maestra. Por favor, permitidme que haga las presentaciones oportunas... Shinkyu-san, esta hermosa dama es Shosuro Yugao-san, una de mis antiguas compañeras y actual flor (yugao es un tipo de flor) del jardín Shosuro.
Y ella... es mi maestra, Soshi Satomi-sensei, directora de las famosas Escuelas de Esposas Escorpión. Es un tesoro vivo de nuestro clan, y a ella debo todo cuanto soy... al menos lo bueno
-sonreí sin poder ocultar mi cariño y devoción por ella.

-Yugao-san, Satomi-sensei... éste es el encantador samurai del que les hablé... Shinkyu-san, un invitado personal de Su Eminencia Sanzo-sensei, nada menos.

Mostré una sonrisa más tímida y comedida al terminar las presentaciones formales. Al dulce Tagako y al ácido Ganawa ya les conocían de sobra mis dos acompañantes así que estaba fuera de lugar nombrarles.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Kitsu_Raigi
Cazador de Oscuridades
Mensajes: 1446
Registrado: Mié Oct 08, 2008 11:17 pm

Mensaje por Kitsu_Raigi » Mié Dic 15, 2010 12:17 am

Ya ,pero de ti poco me extrañaria ya, despues de todo me has demostrado que hasta las matsu tienen sentido del humor ,cosa que nunca me habia pasado ,despues de eso seguro que puedes hacer cualquier cosa ,realmente te veia enseñando tus cachorros al emperador aunque no entrara dentro,porque tendras pequeños tambien no??

Despues cuando esta hablo del alpha

Bueno quizas,pero yo no apostaria nada ,podrias llevarte una sorpresa.

No mostrare miedo entonces,pero tampoco les voy a poner la cabeza en la boca,mayormente le tengo aprecio lleva conmigo toda la vida....

Pero estaria bien visitarlos seria como volver a las raice so los principios de alguna forma creo que ..


Espero unos segundos
-Quizas encontrarse con uno mismo,de nuevo .Seria una buena forma de empezar ,por el principio de todo.

Como se llaman esos pequeños y entre ellos estara ese que comentabas que tanto te costo entrenar??

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Mié Dic 15, 2010 10:00 am

El ronin se había alegrado cuando los actores decidieron acompañarle, pero más aun se alegró de su compañía cuando vio que Bayushi Sakura estaba hablando con otras dos mujeres. Sin duda, de no haber estado en compañía, aquello le habría resultado bastante violento y a saber si no se habría echado para atrás y optado por esperar a otro momento para acercarse... Pero al menos con Tagako y con Ganawa tenía algo más de confianza, sobretodo si Tagako se ofrecía a hacer la introducción.

-Te conoce bastante bien -le dijo por lo bajo a Ganawa, con una leve sonrisa divertida, antes de que llegasen hasta el grupo de mujeres-. Esta vez no podrás ser Akodo.

Si Shinkyu se paraba a hacer comparaciones entre ambos grupos, el de bellas damas escorpión y el suyo, sin duda el suyo seguramente llevaría las de perder en ese entorno. Sin duda el que mejor encajaría de ellos entre aquellas bellezas sería Tagako. Él parecía bastante más sereno y educado que Ganawa, y no cabía duda de que ese tipo de situaciones debían darsele mejor que a él. Su etiqueta era impecable y sus palabras las justas... solo la cara de Ganawa rompía un tanto con aquella introducción.

Bayushi Sakura no se quedaba atrás en cuanto a etiqueta y saber hacer se trataba. Su respuesta fue humilde y elegante, además de mostrar lealtad y afecto hacia su maestra para honrarla con su éxito, lo cual no hacía más que hablar a su favor. Ese tipo de comportamiento hacia un maestro, una persona que claramente influía sobre aquellos a los que enseñaba, era algo que valoraba positivamente. Lo que no esperaba era esa presentación para él: "éste es el encantador samurai del que les hablé".
"Encantador" no era una forma de referirse a él a la que no estaba realmente acostumbrado, eso por no mencionar que no estaba acostumbrado a que nadie hablase de él... ¿Qué les habría dicho? Ahora el joven sentía cierta curiosidad por saberlo, aunque estaba claro que no preguntaría.

-Es un honor y un placer conocerlas -dijo con algo de verguenza por la amable presentación que había recibido, haciendo la adecuada y respetuosa inclinación que debía a las damas.

El joven pensó en devolver el cumplido a la joven escorpión... pero la presencia de las otras dos mujeres le cohibía y temia resultar torpe, que dijese las palabras de manera inapropiada o algo así. Y no quería quedar como un tonto... era mejor parecerlo que confirmarlo con las palabras equivocadas. Necesitaba un poco de tiempo antes de lanzarse.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Yogo Masi
Corazón Dividido
Mensajes: 565
Registrado: Mié Sep 17, 2008 7:34 pm

Mensaje por Yogo Masi » Jue Dic 16, 2010 12:49 am

EDIT OUT: No he podido resistirme, y auqnue casi está acabado este hilo, me voy a saltar a Hiromi y me voy a poner por ahi en medio. Sólo para confirmar que ando por aquí de nuevo... ^_^.
Creo que Hiromi me deja charlar un poco con alguno, si es que hay alguien interesado...xD
IN

Masi se paseaba sin rumbo por los jardines. Ya se había quitado el traje de Bayushi-kami, por el que sentía demasiado respeto como para mantenerlo fuera de la obra, y además se sentía mucho más a gusto con su kimono granate.

Los hechos de la noche habían convertido el Palacio Imperial en un hormiguero, con gente andando de un lado para otro, cambiando de dirección aparentemente sin sentido, y sin embargo aquello era como un baile que a él, en parte le resultaba divertido.

Todas las conversaciones que había tenido hasta el momento habían resultado tremendamente estimulantes, pero debía reconocer que le apensaba no haber podido hablar con otras muchas personas, cuyos nombres había escuchado en trazos de conversaciones sueltas. Por los kami, esta ciudad era apasionante.

En medio de la multitud, elevó sus ojos, y centró su mirada en las estrellas de Tsuzumi aprovechando que la fiesta había acabado ya. Ver el tambor siempre le relajaba...
Última edición por Yogo Masi el Jue Dic 16, 2010 3:20 pm, editado 2 veces en total.

Avatar de Usuario
Kitsu_Raigi
Cazador de Oscuridades
Mensajes: 1446
Registrado: Mié Oct 08, 2008 11:17 pm

Mensaje por Kitsu_Raigi » Jue Dic 16, 2010 12:52 am

OUt :Tiro un dado o me pido a Masi directamente,Hiromi???xD

Avatar de Usuario
Otomo Washi
Cruel y desalmado
Mensajes: 815
Registrado: Jue Sep 25, 2008 10:32 am
Ubicación: Oz
Contactar:

Mensaje por Otomo Washi » Jue Dic 16, 2010 9:48 am

Washi no desvió la vista de Asano: ni quería ni podía. Prestaba atención a sus ojos, a sus labios, a la dulzura de sus palabras – el tono, que no el contenido – y en realidad a cualquier cosa que hiciera que su imaginación estuviera muy lejos de aquel palacio, que en ella era prácticamente todo (descontando hechos como pertenecer al círculo de los Seis, su trabajo o nuestro señor en común. Washi la miraba como mujer, no como Otomo):

- Últimamente pensaba que aquí en la Corte las cosas se estaban torciendo para la Grulla, que el Escorpión demostraba su poder y capacidad una y otra vez, al menos aquí en la capital imperial dónde ellos controlan la mayor parte de las influencias en contraposición a sus adversarios celestes. Me pregunto hasta que punto estaba equivocado y cuanto Doji Aki o jóvenes influyentes como ese Kakita Koji son la madera que provocará ese cambio.

- Así que le añadiré también a mi peculiar lista de gente interesante, esa que tiene de título “Gente a la que hacer caso cuando estoy aburrido”. Increiblemente cuando estoy falto de trabajo o deseoso de nuevos emociones suelo coger ese papel, leer el primer nombre al azar y entonces dedicarme a crear moda. No es muy práctico si uno busca un objetivo concreto pero aún ni tengo ni estoy seguro de querer tenerlo sobre ese samurái, Kakita Koji. Vos, en cambio, pareceis más decidida y sin duda, con más planes…

- Por mi cuenta ya sabéis que vos sois todos mis planes para esta noche…

El seiyaku se inclinó hacia ella, intentando buscar con la mirada si aún mantenía la rosa de cristal, y con cierto tono confidencial la preguntó:

- ¿Queréis que nos movamos ya a terminar el trabajo o… queréis terminar aquí antes alguna última cosa?

OUT: A ver, yo para esta noche... Washi no está pensando para nada en trabajo. Absolutamente para nada. Hablaré de trabajo, la daré coba, e incluso atenderé a peticiones y favores si Asano está dispuesta a entretenerse con esos menesteres en algún momento de la noche, y a mi como jugador no me importa. Pero Washi no está pensando en cribar Fenix... no hasta mañana por la mañana. A nivel jugador me da un poco igual hacer más charlas esta noche o no, eso como prefieras tú. Si Asano veo que se va a entretener unos minutos más por aquí yo hablo con Tanuki o cualquiera que te apetezca que me entretenga unos minutos.
A fin de cuentas si la orden se ejecuta gano yo... y si no lo hace vos perdéis. ¿Cuál preferís pues? (Cardenal Richelieu)
Washi en su tiempo libre

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6834
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Dic 16, 2010 5:50 pm

OUT
Siento la espera chicos, y eso que hoy queria hasta postear dos veces :_(
Cuando no puede ser es que no puede ser.... ains....


Isawa Mitsuomi

"Oh... si si sería bueno que madurárais esa idea por si al Emperador le place, siempre podemos presentársela con el bonito lazo de Kazumi-san, la cual me da toda la impresión que va a ayudar al Fénix muuuucho en esta epoca... Bueno, no es de extrañar después de todo..."

"Es de mi facción" casi le faltó decir, o mejor dicho "es la de la facción adecuada" es lo que quizás pensaba... Algo que no se te pasó por alto, al igual que el hecho que las ideas no pertenecían a nadie más que al Clan, para beneficiarlo, claro, menos als suyas.... por supuesto...

"¿Durante lo sucedido?" Preguntó curioso "¿En cuál de los grandes momentos de esta noche?"

Pero al decir aquello último el rostro de Kondou se volvió serio, casi tenso, pero no pareció tener miedo.... algo extraño... y dijo...

"Así que Kazumi-san es la que se está encargando de eso.... que..... combeniente...."

Asintió con una sonrisa extrañamente tranquilo.

"Gracias por decirmelo... cuando todo pase me acordaré de vuestra colaboración..."

Demasiado tranquilo... algo aquí pasaba....



Kakita Koji

"Nunca le digas a un bushi que no sea alocado... O mejor dicho... Ustedes a eso le llamáis valentía ¿verdad?"

Dijo Kamoko con cierto aire graciocillo.

"Como tu bien dices, Koji-san, el sendero de la espada no sólo está al empuñarla... Creo que Nozomi-san es siempre una bushi, quizás sea más bushi cuando hace poesía que con un yari en las manos...

Puede que sea por eso mismo que nosotros vemos algo alocado cuando sólo actúa igual que en un campo de batalla, sin pensar, sin temer... siendo samurai-ko ¿no crees?"


Dijo Kamoko con tranquilidad mientras asentía sola a sus palabras.

"Así que esperaremos a ver qué nos trae Nozomi-san de esas noticias..."

Terminó con un leve susurro...

Cuando buscas a Kitashi lo encuentras rodeado de mujeres, apenas sin un hombre cerca (o alguno con realmente hombría...) que le ríen las gracias y se acercan algunas más descaradas que otras... Todo un caza mujeres...

Luego kamoko escucha con sus manos unidas tus palabras y asiente sombría a ellas mirando levemente cabizbaja al suelo, meditabunda, terminando por susurrar:

"Soy la hermana mayor después de todo....."

De pronto subió su rostro totalmente respuesta de aquella expresión, de nuevo serena y tranquila y dijo:

"No hay que dejarle espacio al ocio y mucho menos a la duda, tenemos mucho que hacer ¿verdad Koji-san?

Empezaremos por afianzar las posibilidades mañana y el inicio del ataque... Y te necesito al cien por cien, te voy a necesitar mucho a mi lado, y no sólo como espada, no aún, mi vida comenzará a ser peligrosa cuando la amenaza que representamos se combierta en real para ellos...

Aunque quiera la Dama Doji que me equivoque....."




Bayushi Sakura y Shinkyu

Satomi meditó las palabras de Sakura con una mueca meditabunda unos largos segundos hasta que por fin sonrió con cierta picaresca y dijo:

"Si su Alteza Imperial ha bendecido a nuestra Escuela con sus amables palabras es que obviamente somos suficientemente capaces para poder acaparar más cumplidos. Y en este sentido, Sakura-san, no veo por qué no podríais pretender algo semejante, mientras seáis capaz, claro está, de compaginarlo con el trabajo que yo misma os he conferido apoyaré vuestra candidatura..."

Tras lo cual no pudo evitar que se le escapara una risilla ante tu embelezamiento por el hecho pasado hacia un momento...

La "calma" de las señoras se rompió con la presencia de los interesantes recién llegados.

"Un placer, Shinkyu-san, debo decirle que cualquier amigo de Sanzo-sama es mi amigo, por supuesto."

Asintió con seguridad Satomi y con una cálida sonrisa en sus rojizos y tentadores labios.

Yugao por su parte hizo una exquisita reverencia con aire distinguido y guardó silencio.

"Le estábamos diciendo a Shinkyu-san, Satomi-sama, que su escuela es signo de calidad, de ahí que Sakura-san haya quedado en esa posición tan asombrosa, pero que es una de las muchas mujeres tan increibles que vos moldeáis."

Dijo Ganawa con soltura. Satomi rió ante esto y le respondió:

"Como siempre Ganawa-san el don de la palabra y el desparpajo viajan siempre a vuestro lado jeje Gracias, gracias, pero el mérito es de la alumna, no mio... de hecho... creo que pronto me veré en la tesitura que todo sensei ansiamos y a la vez nos horroriza... ser sobrepasado por nuestro alumno."

Dijo poniendo cierta expresión medio el pavor medio el ansia mientras miraba de reojo a Sakura.



Kitsu Raigi y Yogo Masi

OUT: Torre llamando a control, tiene permiso para aterrizar XDD
Cuando y como quieras Masi.

"No te creas que es tan extraño lo del sentido del humor, lo que pasa es que muchas veces no se nos entiende juju

Pero claro que mis leones no son de circo, tu mete la cabeza en su boca y verás lo que te pasa! jaja
rio esta Pues ahora mismo no sé bien si me habrán traido a los que yo pedí, pero si es así debería haberme traido a Ichigo, que es mi macho alpha actual, con Ami que es mi leona más taimada, Chika que es el león más astuto de mi manada y Takeshi que no es el alpha porque le falta algo de sentido común jeje pero que es el más grande de todos ellos."

Te hizo gracia, porque Yoshiratsu habló de ellos como si fueran personas casi.



Otomo Washi

OUT: vale, pues te tengo que abrir un tema en la subcamara para ciertas cosas que no se puede enterar el personal de la conversación que tambien habrá...
Más que interpretación es otra cosa, pero bueno, tu leelo alli, okis.

"La Grulla es engañosa tanto como el Escorpión, Washi-san, eso nunca hay que olvidarlo, porque nos deslumbran con sus preciosos kimonos y no nos dejan ver lo que llevan en las manos...

Que "por casualidad" ese joven esté destacando tanto no es tanta casualidad.... es realmente un diamante oculto... ¿Os he dicho que esta mañana salvó a mi sobrina de ser atropellada por una carroza y sus caballos? Y ahora.... esto...

No quiero decir que este conectado... más que el hecho de recalcar el valor de ese hombre... Y obviamente un diamante no se descubre el mismo... sino quien lo porta... Doji Kamoko, la hermana mayor de la Embajadora... esa mujer dará mucho que hablar... ya lo verá...."


Asano hablaba de manera despacio, casi se podía ver el movimiento de sus labios a camara lenta como dos rosas encarnadas abiertas y deseosas.

Luego sonrió con cierta picardía y dijo con un tono como si fuera poco importante lo que iba a decir:

"No... por mi he terminado..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2891
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Jue Dic 16, 2010 7:09 pm

"Compaginarlo", repetí en mis pensamientos... no tenía porqué suponer un problema. No estaba segura de lo que tendría que hacer para lograr aquel honor, eso por descontado, pero resultaba obvio que de esos doce puestos más de uno y de dos serían reclamados por el escorpión, y lo cierto es que desde el punto de vista de Bayushi Jubei yo debería ser una candidata más que interesante. Si había introducido aquella marioneta de Seto en palacio, por el mismo motivo tendría que ver con buenos ojos llevar hasta el séquito del emperador a alguien con un "doble fondo" como el mío.
No es que fuera a hacer nada contra el Hantei en palacio, pero Jubei, como buen escorpión, siempre dormiría mejor con cuantos más ases en la manga.

Además, yo era actualmente el tipo de mujer por el que el joven Hantei podría sentir algún interés "añadido"... uno de naturaleza distinta al que profesaba hacia su madre, por supuesto. El embajador consideraría eso cuando fuese informado, y lo sería con todo detalle, de mi encuentro con el divino Kiyasu.

No eran estos argumentos los que yo personalmente esgrimiría en mi defensa, pero obviamente Bayushi Jubei los consideraría a mi favor en todo caso, así que resultaban una ventaja incluso sin tener que especificarlos por mi parte.

-Tal vez la carrera sea complicada... pero creo que ahora mismo tengo una cierta ventaja, así que no hay motivo para no tomar la salida.
Otra cosa es que a medio plazo algo se tuerza, pero le aseguro que en ese caso, si me incita a desatender su servicio Satomi-sensei, me retiraré sin dudarlo.
Usted me acogió cuando no tenía a nadie... me mostró el amor, le debo todo cuanto soy y renunciaría a cualquier cosa por seguirla. Su séquito siempre será para mi el mayor honor de este mundo, maestra.


Susurré en voz baja, sólo para sus oidos, con una cálida honestidad que manaba directamente del corazón.

Así que no pude evitar ruborizarme cuando Ganawa y ella hablaron de mi, especialmente en aquel modo que lo hizo la Soshi.
-Oh, eso es absolutamente imposible, Satomi-sensei -protesté en seguida sin dejar de mostrar una amable sonrisa.
-Usted no es una sensei más, es un ser especial... inalcanzable y hermoso como el final de un arco iris... -iba añadir más, pero me di cuenta de que tal vez avergonzaría al ronin mostrar excesiva emoción.
Más aún, me corregí. Al menos el hecho de ser invitado de Sanzo había calado hondo en la buena predisposición de Satomi, como era previsible en cualquiera que la conociera en realidad.
-Cielos, pero que va a pensar el joven Shinkyu-san de nosotros -sonreí con delicada amabilidad -Bueno, creo que al menos esta vez podemos acogernos todos a la excusa patentada de Ganawa-san de haber bebido un poco más de la cuenta... no en vano el agasajo de Su Majestad ha sido generoso en calidad y cantidad.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Otomo Washi
Cruel y desalmado
Mensajes: 815
Registrado: Jue Sep 25, 2008 10:32 am
Ubicación: Oz
Contactar:

Mensaje por Otomo Washi » Jue Dic 16, 2010 7:45 pm

Washi sonrió y, tras un último vistazo a los jardines por si algo o alguien importante le destacará, se dirigió a la salida en compañia de Otomo Asano. Tomarían el carruaje - o palanquines - más lujosos para alejarse de la escena.
A fin de cuentas si la orden se ejecuta gano yo... y si no lo hace vos perdéis. ¿Cuál preferís pues? (Cardenal Richelieu)
Washi en su tiempo libre

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Jue Dic 16, 2010 9:44 pm

Espero poder tener un grato recuerdo yo también de lo acontecido esta primavera -dijo Mitsuomi con una sonrisa. La intencionalidad de aquella frase era evidente, o, al menos, debería serlo para Kondou: si Mitsuomi terminaba por recordar de forma agradable aquella primavera sería porque su deseo de verse nombrado Maestro del Vacío se habría cumplido.

No estaba tan segudo de que Kondou terminase por añorar aquella época. El que sonriera de forma tan despreocupada al saber lo de Kazumi lo hacía todavía más odioso a los ojos del ishi. ¿Es que Kondou no se daba cuenta de que cerca estaba de que todas sus actividades ilícitas se descubrieran? Era un necio o su ansia de poder le nublaba toda perspectiva, lo cual lo convertía en un incompetente. Fuera como fuese, estaba condenado.

Teneis razón al preguntarme sobre cuál de los acontecimientos de la noche me ha generado dudas, Excelencia -continuó diciendo Mitsuomi-, puesto que hemos asistido a unas horas llenas de acciones trascendentes en grado sumo para el futuro del Imperio; sin embargo, no quiero entreteneros más y haceros perder vuestro tiempo. Creo que lo más conveniente es que en los día sucesivos me hagais llamar cuando lo considereis oportuno y así poder hablar de todas estas cuestiones. Espero que podais ayudarme a clarificar mis ideas. Ahora, si me disculpais, debo dejaros, debo hablar con Emi-sama. Sin duda el anuncio de las Jornadas habrá generado una gran cantidad de compromisos, debo acercarme por si mis servicios como secretario son necesarios.

Una verdad que ocultaba su motivo real para reunirse con la otra Embajadora del clan Fénix. Pero es que no quería que Kondou supiera de antemano de la reunión entre Doji Kamoko y Asako Emi, no cuando se trataba de algún tipo de alianza en contra del gozoku, siendo Kondou uno de sus máximos representantes en su Clan. Lo que hizo fue expresar el hecho de tener que abandonar la compañía del Embajador como si se tratara de algo que le supusiera una molestia. Kondou, como bien le había dicho Emi, era una persona que deseaba poder y autoridad y Mitsuomi sabía como crearle la ilusión de que la poseía, como cuando le había llamado "Excelencia", siendo que a Emi la había llamado simplemente "Emi-sama".

Se alejó de Kondou tras hacerle una profunda reverencia, dirigiéndose a continuación al lugar donde se encontraba Emi.

Buenas noches, Excelencia -dijo como saludo, acompañando sus palabras con una reverencia. Su sonrisa no era nada forzada ni torcida, como la que le había ofrecido a Kondou-. Permitidme felicitaros por el anuncio de las Jornadas, sin duda habrán creado una gran expectación. De seguro que tendremos mucho trabajo en los próximos días, pero antes de nada me gustaría informaros de que Doji Kamoko-san, hermana de Su Excelencia Doji Aki-sama a través de su yojimbo, el ahora tan célebre, Kakita Koji-san ha solicitado un encuentro con vos para mañana. Le he propuesto como momento una hora tras el almuerzo, ¿es de vuestro agrado o teneis algún compromiso?

Ante el asentimiento de Emi, Mitsuomi se despidió formalmente, alegando que tenía que partir de prisa a confirmar el encuentro con Kakita Koji, pero le dijo a Emi que deseaba hablar con ella lo antes posible sobre múltiples cuestiones, especialmente sobre lo sucedido aquella noche.

Pero antes de encontrarse con Koji y su señora, a los que había divisado ya, tomó un pequeño rodeo para acercarse a una solitaria Isawa Mai (se resistía a llamarla de otra manera). Lucía en el rostro una sonrisa cálida y tranquila, completamente anodina.

Buenas noches, Mai-sama -dijo-, ¿lo habeis pasado bien durante la cena? Ha sido una noche verdaderamente interesante.

Mientras decía todas aquellas palabras vacías y vulgares, destinadas a servir de pantalla, fue moviéndose lentamente hasta situarse en una posición en la que nadie pudiera leer sus labios ni ver la expresión de Mai. Entonces le dijo:

Mai, escucha, he tenido una idea. No sé si funcionará pero creo que debemos intentarlo. Cuando volvamos a la Embajada escribe una carta. Que sea muy parecida a la de una mujer que ha decidido suicidarse. Que la caligrafía te tiemble un poco y si alguna lágrima te cae sobre el papel mejor. Luego, abandona el edificio tranquilamente con alguna excusa tonta, pero sin tu yojimbo, es mejor si la despides con otra excusa tonta delante de otros, así creerán que todo esto es porque habías pensado suicidarte. Dirígete al templo de los Kami y espérame allí, no se cuanto tardaré pero sé paciente. Ahora debo dejarte, no quiero que sospechen.

Y Mitsuomi, tras dedicarle a la antigua geisha una sonrisa que pretendía trasmitirle esperanza, dejó la compañía de Mai, manteniendo la sonrisa tranquila con la que se había acercado. En ningún momento se había planteado que Mai se negara y por ello apenas la había dejado hablar.

Se dirigió entonces hacia Kakita Koji, al que descubrió en compañía de una mujer que probablemente era su señora, Doji Kamoko. La madura belleza de la hermana de la Embajadora Grulla le asombró no poco. Tenía un porte majestuoso y sereno, pero capaz sin duda de estallar en la más furiosa expresión de la autoridad. Sin duda se trataba de alguien muy competente.

Mitsuomi se detuvo por un momento, prendida su mirada del porte de la Doji.

:@_@: :@_@: :@_@: :@_@: :@_@: :@_@: :@_@: :@_@: :@_@:

Finalmente, pudo romper el hechizo que había caido sobre él y se acercó lentamente, sin pretender ocultar su llegada, lo cual habría sido una gran falta de cortesía.

Disculpadme un momento, Koji-san -dijo cuando estuvo lo suficientemente cerca-. Oh, pero antes de nada felicitaros por vuestro triunfo de esta noche. Espero con ansia la posibilidad de leer vuestro haiku.

Hizo una inclinación ante Koji como reconocimiento a su victoria en el concurso de haikus y luego se volvió hacia Kamoko.

Me temo señora que no os conozco -dijo respetuosamente al tiempo que se inclinaba- y es algo que lamento profundamente tener que decir. Soy Isawa Mitsuomi, secretario de Su Excelencia Asako Emi-sama. A vuestro servicio.

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3120
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Jue Dic 16, 2010 10:32 pm

No puedo evitar ensanchar la sonrisa socarrona cuando bromea sobre la supuesta valentía. Se le podría llamar coraje, también, más apropiado.
O estupidez, sin más, esta versión bastante menos elegante.
-Es cierto lo que decís de Nozomi-san. Algunos cortesanos encuentran cierta fascinación en el arte que crean los bushis cuando se dedican a ello... la propia Yashiko-sama lo ha dicho, aunque sobre Soshi Seto, nada más y nada menos.

Pero también los nacidos bajo el destino de la corte, son, sois valientes y alocados cuando atravesáis un campo plagado de serpientes y aguijones venenosos, y grullas con los picos afilados como puñales... y quien sabe aún que cosas peores.
¿No es eso alocado? Nosotros le llamamos valentía, vosotros diplomacia... al final ningún samurai es capaz nunca de despegar la muerte de su rutina cuando se junta con otro cierto número de Hijos de Dama Amaterasu...


Luego el tono fue más pesado, el asunto lo requería -Sois Doji Kamoko-sama -respondo sin más con una franca sonrisa.

-Así lo quiera La Dama, ciertamente. Hay que estar preparados para cualquier contingencia, pero pese a todo aún tengo la esperanza de que algunos de ellos, al menos los grullas, hagan lo mejor para el clan y se retiren con la cabeza alta.
El propio Doji Hajime, el consejero de Aki-sama... tengo entendido que es un virtuoso del bushido. En su situación estoy seguro de que habrá leido todo lo posible sobre otro grulla que también lo era, Doji Raigu
-susurro en voz baja. El campeón Grulla que encabezó el primer gozoku -Y a fin de cuentas éste entregó su vida sin dudar cuando la situación así lo requiso; tal vez tome ejemplo. Tal vez podamos hacerle ver la posibilidad, cuando el asunto esté algo más maduro a nuestro favor...

En ésas estamos cuando observo acercarse al secretario de Asako Emi, Isawa Mitsuomi, que después de embelesarse a conciencia con la visión de una dama Grulla... suerte tiene de que no lleve la katana o habría tenido que zurrarle el lomo... se presenta.
-Me alegro de volver a veros Mitsuomi-sama. Oh, gracias, sois muy amable... si, quizás debería volver a escribirlo antes de que se me olvide; la musa de la inspiración es una dama caprichosa, que tan pronto otorga sus bendiciones como te abandona sumido en la oscuridad.
Así que, ahora que ha tirado de mis hilos de marioneta para bordarme una rosa dorada, no puedo dejar de preguntarme si no será sólo para dejarme caer con más fuerza
-río con la broma. A medias, porque Yukirohime ha sido ciertamente la musa inspiradora del haiku, y es a fin de cuentas la de todo artistas a quien encumbra o hunde con un leve mueca de agrado o desagrado.
Así de unidimensional es esta sociedad en la que vivimos, tanto como la fina hoja de una espada.

Despues dejo que Kamoko le responda amablemente...
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Kitsu_Raigi
Cazador de Oscuridades
Mensajes: 1446
Registrado: Mié Oct 08, 2008 11:17 pm

Mensaje por Kitsu_Raigi » Vie Dic 17, 2010 1:02 am

raigi siguio escuchando la voz d ela matsu hasta que esta termino de hablar y sin querer vio acercarse a una figura que parecio confundir con un heimnin hasta que mas de cerca reconocio como el actor que habia hecho de bayushi en la obra.

¿Acaso buscais por cuarta vez a onnotangu maese Bayushi-sama?No creo que lo encontreis entre las lagrimas de Tsuzumi Boshi.
Y quizas el imperio este condenado de nuevo..

Avatar de Usuario
Yogo Masi
Corazón Dividido
Mensajes: 565
Registrado: Mié Sep 17, 2008 7:34 pm

Mensaje por Yogo Masi » Vie Dic 17, 2010 1:49 am

Estaba paseando distraído, buscando la salida de los jardines tranquilamente con las manos tras la espalda, cuando oí una voz que se refería a algún Bayushi. Me giré rápido buscando al miembro de su clan, pero sólo pude encontrar al León. Y bien se podía decir que era EL León, porque esa noche no había nadie más de su clan a quien nadie pudiera recordar. Si el Kitsu sobrevivía algunos años, o si moría esta noche, su nombre acabaría siendo parte de algún refrán, de eso estaba seguro.

-"Disculpadme, Raigi-san,"- supuse que me había reconocido, y que se acordaba de cuando nos presentaron tras la obra -"pero creo que no debeis juzgarnos a todos por el tiempo que habeis pasado con Ganawa-san esta noche. Se presentaba a todo el mundo como Akodo-kami, y estoy absolutamente seguro que usted, con mucho más motivo no ha sido una excepción."- me río con ganas

-"La verdad es que sólo paseaba y disfrutaba de las estrellas. Me relaja mucho, y lo cierto es que ha sido una noche interesante en muchos aspectos."- Y evidentemente Raigi había sido uno de ellos. -"Lo que me lleva a felicitaros, Raigi-san. Hace falta mucho valor para hacer lo que habéis hecho esta noche, y creo que es justo que se os reconozca. Yo sé bien que el destino es caprichoso, pero no todo el mundo es capaz de aceptar a dónde les llevan sus hilos cuando ese destino les resulta ingrato."- mis palabras son sinceras, aunque también piense que en ese acto haya también algo de estupidez...

-"Y os recomendaría que si mañana seguís teniendo molestias en esas costillas, vayais a que os mire algún médico. Tratais de disimularlo bastante bien, pero haceis algún gesto extraño de vez en cuando, y eso os delata... Pero no os preocupeis, lo disimulais bastante bien."- y seguis vivo, que no es poco.

-"Pero disculpadme, creo que estoy siendo tremendamente grosero hablando demasiado y escuchando demasiado poco, toda una vergüenza para un escorpión como yo, así que contadme, Raigi-san..."- me encorvo un poco, cruzo mis brazos y apoyo mi barbilla en la mano derecha, como si estuviera tratando de captar cada palabra que iba a oir, Incluso cambio mi voz, para hacerla rasposa, un tono de voz que transmitía sospechas... -"Qué os trae a Otosan Uchi? "-
aguardo medio segundo antes de ponerme a reir, y adoptar mi postura normal, alisando los pliegues del kimono que han quedado descolocados. Después, sigo hablando en un tono cordial, con mi propia voz.

-"He oído que sois un Sodan Senzo, y he de reconocer que sé muy poco acerca de vuestra profesión. Sólo que sois shugenjas que además tienen tratos con los espiritus de los ancestros. Es así? La verdad es que me gustaría saber más acerca de vuestra profesión... hasta donde podais contarme, claro..."-

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado