Día 4º.- Mañana.- Kakita Koji

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3138
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mié Jun 22, 2011 8:25 am

-Oh por favor, no dejen de avisarme conforme avance su escenificación para poder apreciar su arte en toda su magnitud. Estoy seguro de que será un espectáculo digno de... las más altas sensibilidades.
No me lo perdería por nada del mundo
-contesto sonriendo sobre Kondou. Supongo que podría haber dicho Doji Aki, pero no me termina de convencer la idea de atacarla de ese modo, así que la cabeza visible del gozoku fénix es la siguiente mejor apuesta de la lista.

-Si, ya me dió la impresión de que me miraba con un cierto aire Matsu, la buena de Yukihiko-san. Así que es cierto, y además esa "opción" está más arraigada en ella de lo que parecía incluso.

Menos mal, ya se me iba a hacer raro no estar rodeado de otros grulla que quieran verme enterrado
-suspiro, casi riéndome; pero es mejor que otras opciones.

-No se si esto es menos escabroso, supongo que si dada mi condición innegociable de masculinidad, pero si que me interesa saber si puede llegar a ser un problema para nuestra causa, por el motivo que sea, activo o pasivo, cuando la relación entre las otras dos hermanas se tense un poco más.

Eso por un lado, y por otro, algo más personal... Todos los animales de cuatro patas, ya sean felinos o caninos, tienen siempre un punto donde les gusta que les acaricien. Ya sabéis a lo que me refiero, o lo sabréis en cuanto dejéis de pensar en connotaciones demasiado "íntimas", Kotoko-sama.
Lo que quiero, y supongo que vos debéis saberlo teniendo tantos datos de la hermana de mi señora almacenados en esa hermosa cabeza vuestra, es saber donde debería rascar si me propusiera seriamente llegar a caerle bien a Doji Yukihiko-san... Como cortesía hacia mi señora, supongo.


Explico encogiéndome de hombros al final. Tampoco es que para mi sea demasiado importante estar en gracia con esa Matsu vestida de azul, pero puede que en el futuro la necesite para algo, o simplemente me resulte útil tener la llave para rebajar la tensión, de haber aumentado, pues nunca se sabe.


-Aquí estaré, mi señora Otomo Aiko-sama. Volveremos a hablar de arte con Noriko-sama, si me lo permiten mis damas
-instintivamente pienso en alguna forma galante e interesante de despedirme de la joven dama Otomo, pero en seguida descarto la opción de alimentar su posible interés, pese a que me cuesta comportarme como un no-grulla. Así que me limito a realizar una profunda reverencia, sonreirle una vez más... y nada más.


-Bueno, no hace tanto tiempo que el estatus social de un individuo en Otosan Uchi se medía por el número de veces que habían intentado asesinarle
-tercio con una sonrisa sarcástica -Es reconfortante saber que las tradiciones imperiales no se pierden. Aunque no me imagino quien podría tener algo contra vos, Kotoko-sama -más sarcasmo -Estoy en deuda con vos Kuronuma-san, como samurai Kakita, por haber preservado un valor tan notable de nuestra familia, viva claro.
Esto si lo digo en serio... Además deberéis reconocer mi señora Hida que la ciudad sería mucho más aburrida de no ser por los bufones de la corte
-sonrío con cierta malicia, porque es obvio que no me refiero sólo a los de profesión como la Kakita, aunque obviamente ella si que sea la más divertida.
-Ha sido un placer conoceros, mis señoras. Un auténtico placer. Espero volver a vernos pronto -me inclino de nuevo, esta vez para las dos mujeres, como es una hidra servirá una para las dos, ju.


Cuando llego a aquellos jardines no puedo evitar sentirme impresionado por los logros de la ingeniería cangrejo. Resulta obvio que combinado con el gusto para la decoración grulla forma un tándem artístico insuperable; lástima que no colaboren más a menudo... el mundo sería un lugar menos aburrido en general.
Mis primeros pasos me llevan a descubrir la parte excavada, intentando descubrir como consiguieron que no se les cayera el monte encima en el proceso, como lograron sustentarlo, techarlo y mantenerlo estable definitivamente. Debió de ser un proceso extraordinario del que ahora es complicado extraer todos los detalles viendo sólo el acabado, lo que en parte es una lástima.

Al cabo de un rato comienzo a ascender, dándome cuenta de que el equilibrio entre ingeniería y decoración va paulatinamente cediendo a favor de éste último, lo que es lógico siendo después de todo parte de la residencia grulla.
Finalmente, en la cima descubro la parte más interesante sin duda de todo aquel conjunto.
-Tenía razón quien me dijo que éste era un lugar extraordinario -saludo desde una distancia de cortesía mientras me acerco, fijándome en la presteza con la que guarde esos papeles, lo que revelará parte de su importancia -Habría sido un error imperdonable irme de este recinto sin haberlos visitado -sonrío, al llegar junto a ella, disfrutando de su aspecto radiante bajo la luz de Amaterasu.
Entonces le pido con mucha galantería la mano y a la vez que me inclino para saludarla la beso suavemente. Un gesto algo excesivo en público, pero es justo lo que pretendo, ir siempre algo más allá de lo previsible.
Además después de todo es innegable que mi estilo posee influencias de la estética gaijin.
-Lo que no me habían dicho es que la belleza más emocionante estaba en su cumbre, supongo que porque la presencia femenina es tan adorable como efímera. ¿Pero como juzgar de otra manera a aquella dama cuyos misterios internos y belleza proyectada hacia el exterior lejos de tener nada que envidiarle a los Jardines Flotantes, acaso produce el efecto contrario?
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Jun 22, 2011 9:31 am

"Podemos empezar esta misma noche, los embajadores estarán invitados a la exposición.... podemos así hacernos notar que realmente estamos de vuelta ¿ qué te parece K-u-r-o-tan?"

Dijo enfatizando el apodo de la amiga usando el "Tan" que era igual que el "chan" que de todas formas pegaba una cosa tan poco como la otra en la enorme y seria Hida. Esta se cruzó de brazos y casi bufó un...

"¿Pero acaso me vas a hacer caso si te digo lo contrario?"

Sólo hubo una carcajada de respuesta con un "No" claro e implícito, asi que Kotoko te sonrió.

"Oye, no te creas, no es tan mala opción juju Total... ¿realmente qué podéis ofrecernos vosotros aparte de una mínima parte diferente? las mujeres somos más hermosas, suaves, sensuales y entretenidas juju yo la entiendo..."

Rio mientras Kuronuma se llevaba una mano a la cara y le espetaba:

"Por favor, Kotoko-san, deja ese tipo de comentarios... nos costó casi dos años acallar los rumores.... sobre....... nosotras........"

Estas palabras despertaron una bocanada de risas de la Grulla y mientras negaba con la mano enfatizó con tono despreocupado:

"¿Y qué más dará lo que piensen los demás de nosotras?! No tiene pruebas ¿verdad? rio de nuevo haciendo que la Hida suspirara Ya, ya... no te preocupes, querida, si las dos sabemos que el que no tengamos hombre presente es que teniendote a ti de referencia a mi todos los hombres me parecen aniñados, presumidos y aburridos jujuju"

"¿Debo tomarmelo como un cumplido?"

Casi se podía ver un "¿en serio?" castigado en su expresión de manera muy cómica a lo que la Grulla asintió con fuerza con la cabeza sonriendo haciendo que al final esta suspirara.

"Más bien pienso que no existen hombres a nuestro alrededor por la culpa de.... alguien...."

La miró fijamente.

"¿En serio? ¿Tu crees que es tan malo? Pues yo creo que Dama Hana no es tan insoportable...."

Se hizo la loca la Grulla a lo cual la Hida una vez más suspiró mientras la bufón sonreía con su victoria por agotamiento una millonésima vez más.

De pronto Kotoko se centró en tu pregunta y dijo:

"Aaaaaaaaaaaaah... buscamos que le caigas bien no chantajearla... meditó en voz alta como si aquello de amenazar y subyugar fuera algo muy normal Vale, vale, entendí mal la pregunta...

Entonces hay dos cosas por las que Yukihiko-san pierde pie... una de ellas es su hermana Kamoko, si consigues que hable de ella o que ella vea que hablas muy bien de esta y despiertas sus recuerdos de infancia verás una Yuki-chan nueva sin duda.

Y la otra son... las muñecas de porcelana tradicionales, como las del festival de las niñas, ya sabes...

Debe ser por un recuerdo de infancia, seguramente por su madre, ya sabes, la fallecida, por la que me han dicho que tiene una enorme colección, aunque eso no es de dominio público, ya sabéis... ¿Quién se podría imaginar que a esa gélida mujer le gustaran las muñecas? juju




Tras despedirte de Aiko-san y de las dos particulares damas sonrientes ascendistes como si de un camino hacia lo elevado se tratara más allá de lo físicamente ostensible hasta el lugar donde Yashiko se encontraba.

La mujer cuando te vio pareció levemente sorprendida, no por verte, sino por haber sido sacada de su lectura con cierta brusquedad, no por tus pasos ni palabras sino por lo absorta que esta estaba. Y despacio plegó los papiros de manera que no pudistes ver nada y sin dejar de mirarte a los ojos y sonreir.

"Te advertí que era un lugar mágico... en realidad la Ciudad Prohibida esta llena de lugares ocultos, misteriosos y mágicos... pero sin duda este es uno de mis preferidos..."

Dijo con tono susurrado y galante dejandose besar la mano y ofreciendote sitio junto a ella.

"Sin duda sois todo un adulador... cada vez se os está pegando más lo de bohemio... aunque hasta esta mañana pensaba que érais pintor... ¿Ahora me sorprendéis con otra rama de vuestra persona? ¿Poeta?"

Sonrió.




OUT
Bueno Koji, una vez que mis dos locas no estan en escena más o menos es hora de preguntar por aquí pero si quieres respondes en el general...
¿Qué te parece mi extraño tandem de Kotoko-Kuronuma??????? Extraño pero divertido ¿verdad?
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3138
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mié Jun 22, 2011 8:53 pm

Vaya, la exposición será movida, ju, qué divertido promete ser...

-No es una cuestión de opciones, Kotoko-sama. Si lo fuera, la mayoría de los hombres preferirían casarse con su mano, a la que no tienen que repetirle que la quieren y lo guapa que está constantemente.
Pero a nadie le preguntan, es una cuestión de química. No es que se tenga mucho o poco que ofrecer cuantitativamente, es que estamos condenados a desear esa mínima parte del otro sexo.

Bueno, al menos la mayoría. Los dioses no quieren que este reino se despoble, ¿quien mantendría a raya al enemigo?

¿Acaso no es lo más romántico que habéis escuchado en la vida, mi señora Kakita?
-bromeo entre risas.

-Oh, gracias por el halago de "aniñado, aburrido y presumido", Kotoko-sama. Con aduladoras como vos quien podría mantener los pies en la tierra... Pero el hecho de que ninguna de mis señoras tenga amantes celosos, y potencialmente mejores que yo con la espada, me hace pensar en una idea para un cuadro... Algo distinto, mismo estilo pero con alguna peculiaridad formal -digo mientras me alejo un par de pasos y encuadro a la pareja colocando una mano sobre la otra y formando un espacio cuadrado entre los pulgares a través del cual las miro con una enorme sonrisa divertida -Apenas si estoy comenzando, ya lo se, pero por si acaso tengo que empezar a considerar variaciones para no aburrir a mis futuros admiradores. Odio a esos artistas que se plagian a si mismos una y otra vez, ¿ustedes no?

Chantajearla ¿eh? Mira, no se me había ocurrido que podría usar este chisme para eso, sobre todo si es verdad, cosa de la que parece muy segura la bufón.
Pero no es muy elegante, desde luego. Lo dejaremos como plan B... ehm mejor C.
-Bueno, la familia de Kamoko-sama es casi como la mía. Un poco disfuncional entonces, pero a la familia se le perdona todo. Después de todo no es la hermana más problemática.
Así que prefiero el camino largo con Yukihiko-san, si. Intentarlo al menos.

Adular a Kamoko-sama... bien, eso es fácil. Se que no soy muy objetivo pero creo que es una gran mujer, así que usarla como un interés común debería resultar sencillo. Sobre todo sabiéndolo
-añado con una media sonrisa y un leve cabeceo de deuda hacia la dama grulla.
-Y muñecas. Bueno, eso si que no me lo esperaba, aunque tiene sentido si inconscientemente piensa que perdió su infancia como niña.
Da igual, no es un tema del que vaya a charlar delante de un té caliente y pastas de flores, pero quizás si regalarle una cuando estuviera un poco más ablandada. No creo que haya mucho en las tiendas que no tenga, pero podría pedirle a Kohane-san que hiciera una para mi, ella es ceramista debe saber algo de porcelana. Y sería única, no creo que la nieta de Sho-sensei fabrique muchos juguetes; justo lo que interesa a los coleccionistas... hasta podría preguntarle a Kamoko por algún diseño en concreto.

Vaya, ahora si que me siento aniñado
-vuelvo a reir, con cierta contención elegante para variar.


¿Será esa la información que estaba esperando conseguir con tanto interés? No, lo dudo. No puede ser tan fácil de conseguir -¿Estáis leyendo el primer edicto oficial de Hantei XVII sobre nuestra nueva Canciller Imperial? -pregunto sonriente, dejando en el aire el "misterio" de que me haya enterado tan deprisa en un entorno que no es el mío habitual.

-No puedo más que daros toda la razón. Ciertamente existe magia flotando en el ambiente
-contesto mirándola a los ojos con una cierta intensidad apenas contenida. "Aunque no me gustaría estar aquí durante un terremoto", pienso en añadir, pero al final felizmente me lo callo.
-¿Adulador? No, mi señora; simplemente me siento inspirado por alguna razón, inusualmente lúcido e inspirado desde esta mañana. Por eso puedo apreciar aún más y mejor que antes las presencias más bellas a mi alrededor. Como la vuestra, por supuesto; espero no incomodaros al hacerlo notar, mi dama Doji -digo volviendo a sonreir, con una timidez más o menos fingida, pero divertida y sensual.

-Oh, los grulla somos todo lo que podamos ser, quien mejor que vos para saber eso. Además después de todo gané esta rosa bordada con un haiku, no estaría bien renegar ahora de la poética.
Aunque sea para las situaciones más especiales, porque ciertamente la pintura ocupa ahora casi toda mi atención. Os agradará saber por lo que os toca de ello que tengo unos cuantos testimonios de privilegiados que han observado nuestro cuadro de Noriko-sama, y que de momento el balance es bastante positivo; a tres más les ha gustado y sólo una no lo ha entendido...
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Jun 23, 2011 9:07 am

Al oir Kotoko tu conclusión sobre los hombres y su mano estalló en una risotada que cais la atraganta mientras asentía a tus palabras. Al final, retirándose con el dorso de la mano hasta lágrimas de sus ojos te miró y con la sonrisa aún marcada en su rostro te dijo:

"Yo apoyo ese tipo de matrimonios, menos indeseables sueltos jajajaja"

Cuando de pronto se te ocurrió una nueva idea de cuadro las dos mujeres se cuadraron en sus posiciones, Kuronuma puso los brazos sobre sus caderas y te miró seriamente mientras que Kotoko mucho más ligera puso sus dos manos en la espalda casi como si mostrara todo su cuerpo sin importarle sonriendo y luego las dos se miraron. En los ojos de Kotoko había diversión pero sin duda pudistes leer claramente en el rostro de Kuronuma un "¿Inmortalizada para toda la eternidad con ella? es demasiado..." pero aún así tampoco había desagrado, sólo que sin duda una sesión de pintura con ellas dos debía ser una verdadera locura.

"Oh si, Kohane-chan sabe hacerlas, de hecho ellas dos son amigas por eso mismo. Kohane-chan no hace muy amenudo muñecas pero es famosa por las suyas, lo que pasa es que se pasa más tiempo detrás de Sho-sensei y sus excentricidades que trabajando en sus propias obras juju aunque todo el mundo que la conocemos sabemos que no le hace falta, tiene talento de sobra, es mejor que disfrute ahora de la compañía de sensei que aún todos podemos...

Y si, la opción de acercarse despacio es lo mejor... Bueno, otra cosa que se me ocurre es que obviamente adora su profesión y es una mujer que le gusta mucho la literatura, quizás eso también te ayude. Es de las que no se comeinza fácil con ella pero es una buena chica tras toda esa capa de hielo, es como mi Kuro-chan juju"


Kuronuma levantó una ceja ante eso y espetó:

"¿Encima haces que piense Koji-san que la que se hizo la dura fui yo?"

"No eres fácil de tratar y lo sabes."

Replicó con total descaro y malicia en su tono brulón. La Hida restalló en un bufido y con un dedo amenazador le dijo:

"Aún no sabes lo complicada que realmente puedo llegar a ser..."

"Pero me lo imagino le terció la otra con descaro Aún no te he hecho desesperar y estallar como al resto así que... algo debe de ir ahí dentro mal... señaló a su cabeza mientras se reía porque yo soy tan desesperante que me mataría a mi misma a veces. jajajajaja"

"Menos mal que lo reconoces...."

Suspiró la otra.



......

Yashiko posó sus dos manos sobre los papiros plegados de manera casual y elegante y negó despacio.

"No... estaba haciendo búsqueda de unos documentos en los archivos imperiales, para esta noche, ayer noche salió con ciertos cortesanos un tema de conversación del que no estaba muy segura de mi información y quería contrastarla por si de nuevo sale... No hay nada peor que hacer el ridículo delante de la corte..."

Y si eso era verdad o no tu no tenías ni idea...

"¿Inspirado neh? Pues me extraña, si me permitís decirlo, después de todo esta mañana me parecía que vuestra visita a las cortes de las víboras era más un suplicio que un placer... pero debe ser que ha sido muy fructuoso para haberos subido tanto el ánimo... Quién lo diría, quizás aunque lo negéis si que seáis un animal de corte...."

"Oh... ¿Habéis visto de nuevo la obra con Noriko-san? Bueno, si habéis estado en Kyuden Otomo no me extraña que estuviera por ahí... ¿pero decís que han habido otros que lo han visto?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3138
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Jue Jun 23, 2011 4:16 pm

-Un matrimonio feliz no garantiza que no surjan bastardos, mi señora Doji -concluyo con una media sonrisa.

Y debería haberla ensanchado después de comprobar que ninguna considera grandes impedimentos a la hora de posar.
Es bueno saber esas cosas, desde luego. Además la combinación de las dos damas en el mismo espacio del cuadro abriría posibilidades dintintas, digamos un contraste con muchos matices.

Si, la sesión de pintura sería sin duda de locos; pero el previo para conocer lo que realmente hay debajo de cada piel podría ser realmente interesante.

En fin...

-Hum, así que de Kohane-san ya tendrá alguna que otra... Pero bueno, tampoco quiero pedirle matrimonio a Yukihiko-san, con que no me deteste me conformo. Y después de todo el diseño de Kohane-san sería único y dedicado especialmente para la Doji; servirá si la convenzo de que me ayude.

Cuando surja el momento claro. Si el hielo no se ablando un poco primero ni un ejército de muñecas Daidoji podrá romperlo.

Mis señoras...
-dejo definitivamente en el aire junto a una sonrisa afectuosa.


-Oh, trabajo de corte -respondo sonriendo a Yashiko -A veces, cuando estoy tan cansado de practicar con la espada y de la severa disciplina de la rutina bushi, me consuelo pensando en que al menos no tengo que hacer trabajo de corte -bromeo de forma distendida mientras me siento a su lado, en un gesto no falto de la necesaria elegancia en un lugar y una compañía como aquella.

-Os parecía bien, os lo aseguro. Pero al final no ha sido tan malo como me temía ayer, aunque eso ha sido más bien un efecto de mi inspiración, no la causa.
Como os he dicho, mi buen ánimo se remonta a esta mañana, mientras que sólo estoy desde el mediodía en el nido de víboras. Así que es otro el origen... aunque puedo decir que también ha resultado muy fructífero, sin duda
-añado, con una mirada profunda sumada a un leve pero muy intencionado roce de mi mano sobre las suyas en su regazo.

-Es verdad que hay "partes" de la corte que comienzan a gustarme más de lo que habría imaginado en un principio, Yashiko-san. Pero sigo siendo un invitado eventual...

Pues si, allí estaba Otomo Noriko-sama, junto a un jactancioso capitán de la rosa, Bayushi Dansan-san. Éste vuestro servidor había ido a recorrer la galería Hantei con la joven Otomo Aiko-sama
-explico encogiéndome de hombros con una media sonrisa, insinuando un descarado "ya que estaba allí, al menos sacar algo bueno de ello"
-El caso es que nos encontramos con ellos y una cosa llevó a la otra... Bueno, al escorpión le gustó el cuadro, aparentemente. Pero a la joven Aiko-sama no, aunque no estoy muy seguro de sus motivos, si son éticos, estéticos o emocionales incluso.
Después aparecieron dos damas de Su Majestad, Kakita Kotoko-sama e Hida Kuronuma-sama. Y a ambas les agradó también. La grulla me prometió una buena crítica en los oidos que importan, y hasta se ofrecieron a ayudarme a "cortejar" a una posible futura modelo... cuyo nombre no os revelaré para no influenciar vuestra opinión
-vuelvo a sonreir. Lo que de paso también es una forma de indicarle la confianza que ha surgido con las dos damas en el breve contacto, algo de lo que sin duda tomará buena nota.

-Al final, cuando afrontas la vida con un buen extra de ánimo positivo, ésta tiende a devolverte la sonrisa. Así que espero que me digáis que a vos también os ha sonreido, Yashiko-chan -susurro su nombre para que no se oiga demasiado lejos el sufijo cariñoso, y también para darle un toque sensual -Y que por tanto os interesa retomar las conversaciones privadas... quizás esta noche, después de la exposición. Conociendo las reacciones de la mayoría podríamos seguir negociendo nuestro contrato... con más énfasis si cabe, mi hermosa dama Doji.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Jun 24, 2011 9:10 am

Yashiko te sonrió divertida ante el comentario de lo atroz de trabajar en la corte y asintió despacio sin dejar de sonreir.

"Siempre hay alguien haciendo algo peor que lo tuyo ¿verdad? Si, a mi me consuela no tener una vida ociosa en donde lo más interesante que pueda hacer en el día es ver qué clase de kimono me compro esta vez..."

Yashiko dejó un "ah..." sin decir cuando le comentastes que no estuvistes sólo con las víboras y sonrió casi como si dijera "un gran alivio para vos ¿verdad?"

"Ah, pues claro, me hubiera resultado extraño que Dansan-san lo hubiera visto con malos ojos y que Aiko-san no se hubiera escandalizado, después de todo son quienes son...

Entonces realmente habéis estado en una situación con personajes muy dispares... a mi siempre me ha hecho "gracia" lo bien que pueden llevarse Noriko-san y Dansan-san, aunque claro, nadie puede decir de él nada malo a priori... es un escorpión "muy correcto" algo que hace que todo el mundo tema cómo será realmente...."


Bromeó.

"Así que os dejo sólo unas horas y me salen competidoras patronas por todas partes ¿no? Juju vaya, si estáis aquí hablando tan bien de las dos damas es que realmente le habéis caído bien, con esas dos sólo hay dos opciones, o sales llorando de su lado o con una enorme sonrisa.

Son un tadem muy conocido de la Ciudad Prohibida, las llaman "la trituradora" porque si pasas junto a ellas y no eres de los afortunados tienen que venir a recoger tus trozos desde aquí hasta Ryoko Owari..."


Sonrió esta.

"Nueva modelo... ¿Y lo saben las dos damas de la Ama y no yo? Hum... ¿debería estar celosa?"

Añadió con cierto tonillo altanero mientras instintívamente alzaba su excelso cuello y te miraba con el perfil medio alto.

"Controlar vuestro optimismo, Koji-san, no porque no tengáis razón en estar contento sino porque la satisfacción es el mayor enemigo en este lugar, por eso... prefiero estar satisfecha en el calor de mi hogar y nunca tras estos muros...

Pero supongo que sí... podríamos felicitarnos, si todo va como debería ser, tras la exposición de esta noche... ¿Quizás para una última copa?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3138
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Vie Jun 24, 2011 5:06 pm

-Cierto, un minuto ocioso es un minuto para el demonio -sonrío recordando la viaje enseñanza medio en serio medio en broma tan típica de los senseis.

-Un alivio, desde luego. Pero en fin, dos de las tres víboras no pertenecían a las especies más venenosas así que tampoco es que deba quejarme demasiado; sino quedará mal la práxima vez que me queje con más motivo, ju, ju.
Hum, tenéis muy claro que a Aiko-sama no le iba a gustar... Os propongo un juego, a ver si os gusta ¿A quien más de los que acudan esta noche no les gustará y por qué?

Si los acertáis a todos... mmm, bueno, no se que podría apostaros... acepto sugerencias
-reconozco cruzando los brazos levantando la vista al cielo. La verdad es que por muy alto que esté aquí, en la cúspide de la pirámide imperial, el cielo sigue estando tan lejos como desde el callejón más apestoso. Uh, la poesía...

-Dansan-sama... Si, todo cortesía. En realidad nunca se ha puesto en duda la capacidad de los Bayushi para ajustarse a las convenciones sociales. Hay que agradecérselo; si te van a apuñalar, al menos que lo hagan con educación.

Creo que Kotoko-sama insinuó algo gracioso en su papel de bufón sobre sus encuentros privados con alguna dama importante de palacio que no recuerdo bien... Pero debió de ser algo de buen gusto porque él mismo acabó riéndose.

Da igual, el caso es que supongo que su buen entendimiento con Noriko-sama se debe a sus obvios intereses comunes
-la emperatriz, desde luego; el sol que más calienta, aunque la Otomo se acerque con más naturalidad e inocencia que los demás.

-Yo no los llamaría competidores. Bueno a Noriko-sama si, ya lo sabéis. Pero Dansan-sama estaba más "interesado" en comprar que en otra cosa, y las damas simplemente se mostraron muy afines con mis planteamientos... artísticos.

Supongo que entonces soy un afortunado, porque yo quedé encantado del fusión de estilos que ha formado la Ama, el afilado sarcasmo Kakita y la contundente honestidad Hida. Durante un buen rato me quedé a solas con las dos y tuvimos la ocasión de hablar de un montón de cosas interesantes sobre la corte. Incluso de vos
-digo con una sonrisa pícara, pero nada agresiva.
-Al final incluso Kotoko-sama se rió a conciencia conmigo, no de mi. Y cuando una dama grulla se ríe de una barbaridad dicha con gracia es que le caes bien.
Aunque claro nunca había conocido antes a una que fuera bufón de profesión y quizás eso no sirva para ella. Pero soy optimista en ese sentido.

¿Celosa? No, no deberíais. Aunque sería todo un cumplido, mi señora
-susurro con una media sonrisa divertida -Ya sabéis que no tengo secretos para vos, aunque quisiera. Pero decir un nombre a mi patrona sin tenerlo cerrado sería presuntuoso por mi parte, y quizás luego tendría que desdecirme.
Si ella se muestra conforme os lo diré, si es que no preferís esperar para ver la obra acabada sin prejuicios previos de ningún tipo...

De hecho, ahora mismo, más probable que ése sería el de ellas mismas, que no se mostraron nada contrariadas con la idea cuando lo insinué. La grulla se rió y la cangrejo resopló, lo que en su idioma particular creo que implica aceptación.
Oh, y el vuestro propio, no nos olvidemos de ése. Tenemos que trabajar las particularidades de esa idea, pero aún con eso está más avanzada que el de... bueno, estoy seguro que acabaréis adivinando en quien pienso. Soy como un libro abierto
-vuelvo a sonreir con gracia, pero no falta de un toque sarcástico.

-Cierto, buen consejo, Yashiko-san. Gracias por vuestro interés; a veces olvido que la felicidad es como los sonidos graves; llaman la atención de los ofidios que andan cerca.
Que sería de mi sin mis damas de la guarda...

"Última" es una palabra muy fea, si me permitís decirlo mi señora Doji. Implica que no habrá más después, sin especificar si se refiere a ese día, o vida.
Y en lo que se refiere a nosotros, no deseo contemplar esa posibilidad, ni siquiera implícitamente oculta dada la oportunidad que supone trabajar con una patrona tan exigente como virtuosa como Doji Yashiko-sama. Así que... ¿por qué no decir "penúltima", por lo que pueda pasar? Me encantaría felicitarnos con una penúltima copa con vos, si todo va como debe, tras la exposición.

Entonces... tenéis una cita, mi dama.


Recito con sensualidad, nunca es demasiada para los estándares grulla, pero dejando muchas cosas sin decir, dado el escenario en el que toca representar esa escena.

-No deseo perturbar más tiempo vuestro lugar de trabajo, Yashiko-san. Se que soy un extraño aquí y supongo que estaréis cansada de verme hoy con esta imprudente frecuencia. Yo no a vos, pero odiaría tentar vuestra paciencia.
Sin embargo hay algo más que quería deciros, pues recordaréis que tratamos el asunto de Otomo Hanashirusato-sama... No se si seguís considerando prudente tratar de "cortejar" a la dama ofendida, intentar ofrecerle al menos una versión distinta del cuento para que tenga algo más en lo que pensar y entretenerse...
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Jun 27, 2011 10:44 am

"Claro que no le iba a gustar... ¿A qué mujer le gusta que el ser amado pinte desnuda a otra?"

Replicó con tonillo divertido mientras apoyaba su rostro en sus dos manos apoyadas estas a la vez en la mesa y te miraba fijamente sonriente.

"¿A quién más no le va a gustar? Pues... por supuesto habrá más de un hipócrita en el consejo de los Seis... casi todos los hombres más bien... creo que Tenshi-sama sería el único que no diría tal cosa... aunque quizás lo pensara, quién sabe, sin duda es el más inaccesible de todos... a su mente digo, claro...

Luego hay cierta facción "dura" de cortesanos "retirados" o eso dicen... que viven en la ciudad Prohibida con ciertas cabecillas ancianas y muy retrógradas que pondrán el grito en el cielo, y eso hará un pequeño efecto dominó hacia sus patrocinados, amigos y familiares...

Pero por suerte Nishi-sama no creo que se oponga al criterio de Noriko-san, el daimyo Seppun como toda su familia lo verá con discrección y no se sabrá realmente lo que opinan en global y... los Miya, como siempre, sorprenderán con sus opiniones variopintas... pero sin duda creo que esta noche Miya O-Nomi-sama temerá por su nieta juju... siempre han tenido las dos mucho caracter así que temiendo la daimyo Miya que su propia nieta se preste alegremente a algo así es probable que lo reproche en cierta manera, no por el cuadro en sí sino por la futura "caza de modelos" que podéis tener...

Pero creo que donde tendréis más detractores paradójicamente será en el gremio... la envidia es muy mala... hay personas que llevan años tratando de conseguir no una exposición en la Ciudad Prohibida sino tan sólo una audiencia de arte con Noriko-san... así que... imaginad...."


Comentó divertida por todo lo que se os venía encima Yashiko mientras observaba tus reacciones.

"Oh si.... todo el mundo sabe de las "aventurillas" de Dansan-san... o por lo menos de los rumores... pero me temo que frecuenta menos camas de las que muchos piensan... las mujeres odiamos que nos comparen ¿sabéis? Y claro... cualquiera que se acerque a Dansan-san sabe que puede ser COMPARADA en mayúsculas... así que no hay muchas valientes... ahora bien, no le veo disgustado, es fiel a su propia pirámide de lealtad...

Un hombre curioso, si señor... y bueno, como decís tiene mucho en común con Noriko-san... así que es el Capitán de la Rosa perfecto para estar rondando siempre por el Ala Oeste......."


Anotó esta con tono chismoso adrede y divertida por esto mismo.

"Ah... así que el siempre encantador nueva Rosa Dorada haciendo amigos juju...

¿Hablasteis de mi? No me extraña, creo que no hay día que no lo hagan juju pero de Kotoko-san es algo más interesante que el resto....a saber...."


Dejó en el aire con tono misterioso mientras te miraba de soslayo con una sonrisa cerrada en sus labios.

"¿Y se rió mucho? Pues sin duda eso es buena señal... todo el mundo que es alguien en la ciudad sabe que realmente Kotoko-san rie poco cuando está "trabajando"... sólo cuando se relaja es más... abierta y dicharachera... digámoslo de ese modo...

De hecho normalmente Kotoko-san da bastante.... miedo... y si esa no es la impresión que os ha dado os aseguro que es bueno...."


"¿Celosa yo? ¿Por qué? ¿Debería?"

Preguntó con malicia mientras te miraba a los ojos.

"Claro que a Kotoko-san le va a gustar el cuadro, hay muchos puritanos que se van a escandalizar, algunos poderosos, como algún embajador, y ella esta deseando eso mismo para abrir brechas... ¿Ya os ha dicho que adora su trabajo? realmente da miedo... juju"


Yashiko rió bajito ante tu visión de "una última copa" y asintió con elegancia dándote el gusto del renombre pues.

"Si.... he estado pensando yo también en cómo acercarme a Dama Hana... por eso mismo... de hecho creo que he encontrado la opción... esta mañana he mandado a que me traigan varias listas de casaderos y casaderas en busca de unión y creo que podría ser un buen tema de conversación si encuentro algo que parezca complicado... y de ahi llevarlo hacia el tema principal..."

Hizo un gesto señalando los papeles que tenía bajo el brazo dandole golpecitos.




OUT
Tras esto donde íbamos???
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3138
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Lun Jun 27, 2011 7:29 pm

-El ser amado -suspiro resoplando. Es extraño pero aquello no suena demasiado bien en labios de Yashiko; claro que habla de una cría -Que frivolidad, pero supongo que tenéis razón.

¿Y decís que eso disgustaría a cualquier mujer? Así que podría decirse que la parte de Doji Yashiko a la que no le gustó mi cuadro... Porque se perfectamente que a vuestro yo marchante le agradó el fondo y la forma, valorásteis su sensibilidad artística y también su oportunidad de negocio.
Pero también se que hubo otra parte de vos a la que no le gustó. ¿Sería demasiado aventurado considerar que tal vez fue vuestro lado más... femenino?
-digo con una curvada sonrisa mientras le miro directamente a los ojos enmarcados de aquella adorable forma en su rostro apoyado sobre las dos manos.

-Cualquiera pensaría que es simplemente porque odiáis a Daidoji Nozomi-san, y no dudo que algo de eso haya, pero creo sin fanfarronear que yo os conozco mejor que la gran mayoría, y pienso que no es ése el sentimiento mayoritario que hay en vos.
Nozomi-san obstaculizaba vuestro camino, así que la apartásteis; si no lo hubiéseis logrado entendería que la odiáseis sin más, pero lo cierto es que si lo conseguísteis. No murió pero cayó a un lado y vos continuasteis vuestro ascenso, que era lo único que os importaba.
Es lógico que ella os odie, pero en realidad no lo es tanto que alguien como vos siga malgastando demasiadas energías en odiar lo que en realidad no es más que un obstáculo ya superado, uno de tantos.

Así que... tuvo que haber algo más que desagradara. ¿Tal vez como... mujer, Yashiko-chan?

Paladeo su nombre, lo saboreo. Es mi opinión un pequeño juicio de valor sobre la propia cortesana, lo que es arriesgado en si mismo. Pero es verdad que creo que he empezado a entenderlo, me sentiría un verdadero idiota si a estas alturas no lo lograse siquiera un poco.
Quien sabe, quizás eso le halague, que me interese conocerla más allá, mucho más allá del brillante exterior que suele atraer los intereses más superficiales.

-Otomo Tenshi-sama... ¿los oidos, verdad? Bueno, no es el sentido más apropiado para un cuadro, pero menos lo es la pluma, la legislación o el puño. Así que no está tan mal... me alivia saber que los ojos si lo apreciarán.

Miya Nadesiko-sama, la he conocido subiendo hacia el palacio Otomo. No, perdón; ya estaba arriba, junto con Nazoko-sama y Aiko-sama.
Algo me dijo que era una mujer muy interesante, supongo que ella misma. No había pensado en una dama imperial... aún. Pero supongo que es un halago que O-Nomi-sama si lo considere factible
-digo con una sonrisa sincera -Y en realidad al hacerlo, si lo hace, me dirá que realmente es posible que su nieta aceptara, y quien mejor que ella va a conocerla.
¿No es fantástico cuando te hacen el trabajo más duro intentando estorbarte?
-añado riéndome, seguro que la cortesana Doji sabe bien a lo que me refiero.

-Ah el gremio... Si, eso lo supuse. Pero también consideré probable que tantos perdedores optaran por criticarme para obtener notoriedad como los que intentaran copiarme, cada cual en su estilo.
Parecería que ambas fuerzas se contrarrestaran, pero en realidad yo pienso que las dos me convienen para asentar el género; después de todo incluso la mala publicidad no deja de ser publicidad.
La indiferencia si que me ofendería, ju.

Comparada con la Ama Emperatriz, asiento al comentario de Yashiko insinuando que conozco ese particular, al menor el rumor tal como lo dijo Kotoko.
-Bueno, la comparación solamente es mala cuando se sale perdiendo, mi señora Doji -susurro sonriente mientras me levanto del banco, aprovechando el gesto para acercarme a su oido durante un instante, con disimulo para quien lo observara desde lejos -La proclamada "mujer más hermosa del Imperio" no siempre es rival para el interés ni el atractivo que otras llegan a despertar en lo más profundo del alma de un hombre... Yashiko-chan -susurro directamente a escasos centímetros de su oido -Aunque no tanto como Dansan-san, pude verla bien ayer cuando recogí el mérito por el concurso de haikus; y mi voto no es para ella... aunque tenga que llevarle la contraria al espejito. Tampoco sería la primera vez que estoy en desacuerdo con los dioses, ju, ju.

Termino de levantarme y me acerco unos pasos a un macizo de flores, mientras continuo hablando -Kotoko-sama... creo que incluso os admira, como rival eso si. Aunque espero que no os ofenda pero confio en que no os tenga demasiado en cuenta en su vuelta al trabajo -añadí con una sonrisilla y un implícito "porque yo se lo pedí"
-Entonces yo debí tener la suerte de ver su lado abierto y desenfadado, porque me resultó adorable lejos de darme miedo. Eso no significa que no me diera cuenta de sus enormes colmillos... pero digamos que me sentí tranquilo junto a ellos.

¿Qué le voy a hacer? Soy irresistible
-aseguro riéndome, bromeando con la arrogancia tan típica de los hombres grulla...

-Uh, espero que esos "casaderos afortunados" sean... porqué no decirlo, ajenos a nuestros nuevos intereses comunes, mi señora Doji, incluso contrarios. ¿Por qué entretener a un posible enemigo cuando puedes entretener a dos? -concluyo con una media sonrisa; no dudando sino recordando que ahora está de nuestra parte o, en un lenguaje que alguien como ella entendiera, su interés es ahora también el mío.
También es una mueca de duelo por aquellos que caigan en las amorosas manos de Dama Hana.

OUT: bueno, según la agenda lo siguiente programado eran las jornadas de esgrima aquellas. Pero como Nakama tb estará y ellos ni han comido, creo que voy adelantado.
Así que las opciones son: Otsumoko, que hace tiempo no hablo con ella; o Notatsu, ya que estoy aquí, y después Otsumoko. Mejor lo segundo, si está disponible...
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Jun 28, 2011 9:59 am

"Ju... que atrevido... ¿en tan alta estima os tenéis o pensáis que yo os tengo?"

Te desafió en cuanto a la pregunta de su lado femenino sin dejar de sonreir y sin negarlo en ningún momento...

"Hay personas que han nacido para ser amigas, amantes, esposos... y otras para ser odiadas... me temo que estamos ante uno de esos casos... simple y llanamente no creo que Nozomi-san y yo nunca seamos amigas... es algo casi... kármiko... no se podría explicar con palabras..."

Siguió con aquel tono jactancioso con la conversación sin responder a tu pregunta.

"Sin duda Nadesiko-san puede ser muchas cosas, hasta una dama, de ahí que a su benerable abuela le de tanto pánico sus ocurrencias... pero si, es cierto, ya os aventuro que por la propia actuación de O-Nomi-sama os abriría paso a pensar que su nieta aceptaría una oferta como la que pasa por vuestra mente..."

Asintió Yashiko mientras pasaba un dedo por su labio inferior de manera despreocupada como si pensara cuantitativamente lo que eso podría suponer pata ella a la vez que miraba a la nada en algún punto del techo del kiosko.

"¿Copiaros? Si, es posible, pero en esta ciudad en realidad se estila más destruir lo creativo que uno no ha inventado más que subirse a la cresta de una nueva ola, somos todos una panda de pretensiosos arrogantes.... juju"

Se rio esta.

Yashiko te miró de soslayop cuando te colocastes a su lado, dejando ver su perfecto perfil y sus largas pestañas que se abrían y cerraban despacio en un gesto magistral y perfecto y su sonrisa se curvo en la parte que podías ver mientras espetaba despacio:

"Sois un autor que le gusta inovar... pero eso no implica que lo demás sea menos hermoso... aunque esta bien saber que sois tan poco centrado como para llevar la contraria a los dioses... aún así espero que lo hagáis... discretamente... vuestra cabeza, ahora me pertenece ¿lo recordáis verdad querido?"

Amplió su sonrisa un poco más mientras terminaba con un tonillo divertido y autoritario de patrona y ama y señora de lo que usualmente la rodeaba. El poder extasiático que emitía Yashiko con tan solo su presencia...

"Un tigre de pequeño puede resultar tan adorable como un gatito, pero recordar que crecen... y en este caso que vos y poco más la ven como gatita... aunque parece ser que os va bien sin mi ayuda... si..."

Bromeó esta sobre el tema de Kotoko.

"Las mejores piezas se guardan para el final... Koji-san... no se puede desperdiciar en una primera jugada..."

Susurró esta.



OUT
No importa, se pueden abrir dos temas para que Nakama este, aunque si quieres primero puedes ir a ver a Notatsu y luego hacemos eso.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3138
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mar Jun 28, 2011 7:14 pm

-Es posible que sea kármico, si -respondo encogiéndome de hombros -Aunque no tengo tanta fe en el karma como para estar demasiado convencido.
En todo caso, habéis vuelto a hablar de Nozomi-chan de forma ambigua. Hay una diferencia enorme entre no ser amiga de alguien y malgastar tu tiempo en odiarla
-sonrío de medio lado.

-Pero bueno contestando a vuestra restallante pregunta... yo diría que es un poco de ambas lo que me hace pensar así.
Por una parte soy grulla, no puedo evitar tenerme en alta estima. Los otros samurai dicen que demasiada, pero eso es porque desconocen lo que implica nacer en nuestro clan.
Por otro lado... digámoslo de este modo; si soy yo quien expone los argumentos, y soy yo quien saca las conclusiones, ¿por qué no voy a barrer a mi favor, dado que de todas formas lo que piense no cambia la realidad, sea cual sea?

Además, en realidad no creo en eso que dicen sobre Doji Yashiko de que en lugar de corazón tenéis un nido de serpientes en vuestro suave y... cálido pecho
-aunque tampoco dudo que tenga alguna escama. Vaya, creo que he pasado demasiado tiempo con Kotoko-sama.

-Puede que eso me convierta en arrogante o en estúpido... pero lo cierto es que no me cambiaría por nadie, mi hermosa dama.
Me doy cuenta de que apreciáis mucho el karma, Yashiko-san. Espero que entonces vuestra filosofía me depare haber nacido para algo... interesante
-termino volviendo a sonreir, girándome hacia ella de nuevo.

-Miya Nadesiko-sama si me pareció una dama, desde luego. Una samuraiko agradable e inesperadamente honesta. Aunque por encima de todo daba la impresión de ser... es difícil describirlo, quizás "un espíritu libre" sea una buena definición.
Eso desde luego la hace interesante como persona además de para nuestro proyecto. Así que esperaré atento a la reacción de la honorable y protectora O-Nomi-sama, aunque sólo sea por la posibilidad que ofrece una alternativa como ésa, imperial nada menos.

Lo que no me gustaría es que ningún cuadro tomase la forma de una especie de chantaje; es decir que hubiera alguien esperando a pagar lo que fuera preciso por "hacer desaparecer" la pintura y que no viera la luz pública.
Eso me recordaría demasiado a...
-Oh, es verdad a ella no le conté lo de Kitashi-san -bueno, justo lo que quiero evitar.

-¿Poco centrado? Al contrario mi señora. Precisamente estoy tan centrado que no necesito que las fortunas me digan lo que debo sentir, como debo reaccionar ante cada escena de la obra.
Pero no os preocupéis, no tengo intención a corto plazo de separarme de mi cabeza, ni de quitaros lo que ya es vuestro, mi generosa patrona
-susurro con una sensual sonrisa.

-Quizás Kotoko actúe algún día contra mi. Puede que lo lleve en la sangre, que sea su misma naturaleza y no pueda evitarlo aunque quisiera. Tal vez, no es ésa la impresión que me ha dado, pero si lo fuera ¿qué le voy a hacer? Supongo que forma parte de mi naturaleza sentirme más atraido por lo peligroso que por lo convencional.

Diciendo lo cual... espero que no esté mi nombre en esa lista vuestra para Hanashirusato-sama; una cosa no quita la otra
-digo riendo, con discreta elegancia.
-A no ser claro que el vuestro también esté -vuelvo a reir.

-Por cierto, vuestra hermana me dijo que intentaría presentarme al maestro Notatsu-sensei... ¿creéis que ambos puedan estar aquí en la Ciudad Prohibida por casualidad?

OUT:
Notatsu entonces, a ver si saco algo en claro del sosopán ése XDDDDD
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Jun 29, 2011 10:35 am

"Odio a la gente.... persistente... inútilmente...."

Dijo Yashiko de pronto con una sonrisa de dientes apretados y una mueca fría y despiadada casi como si dijera "odio a los que no se dejan matar". Tras lo cual de pronto aflojó aquella expresión tan intensa que era tan fría como el filo de una katana y sonrió ahora con dejadez, casi con familiaridad y tranquilidad y añadió:

"Por eso me alegra ver que vos no sois así... Aunque muchos ven la arrogancia como una desventaja yo creo que es un buen escudo de la autoestima, aunque claro, todo con moderación, por supuesto... pero no os veo... alocado en ese supuesto... así que creo que estáis en lo cierto en pensar que no estaríais mejor siendo otra persona que vos mismo..."

El cambio de tono fue hasta chasqueante en tus oídos, casi increible que pudiera pasarse a un tono liviano y ligero de uno que estaba lleno de odio retenido.

"¿No creéis acaso que hubo otra vida antes que la vuestra y que habrá otra? Sino conseguimos iluminarnos en esta claro...

Si, creo en el karma, es en lo único en lo que creo que directamente tiene relación con nosotros a diario..."


Espetó esta con tranquilidad ahora cada vez haciendo que el aire se fuera destensionando.

"Muchos la llaman justo eso, así que "espíritu libre" creo que es muy acertado, es una mujer, peculiar sin duda, muy interesante, a veces puedes olvidar donde estás y transportarte con ella con sus relatos...

Pero por eso mismo y por las multiples cualidades que posee y su abuela quien es por eso creo que estaría más horrorizada que nunca...

Quizás no lo sepáis, pero O-Nomi-sama sólo tuvo dos hijos, uno de ello, el padre de Nadesiko-san, su primogénito, murió hace pocos años de una enfermedad, y ahora nadie tiene muy claro a quién podría pasar el cargo cuando O-Nomi-sama lo desee dejar o muera...

Aunque claro, visto de ese modo a nosotros nos interesa y mucho tener la escandalosa y poco común figura morena de Nadesiko-san en uno de vuestros cuadros y más si se convierte en daimyo... ¿os imagináis?"


Meditó esta en voz alta con un tono interesado en donde se podía palpar las múltiples posibilidades y caminos que se montaban en su mente en segundos. Casi como una Yasuki sacando provecho de cada cosa que le daba la vida...

"Sería muy raro ver a Kotoko-san ir en contra de alguien de su agrado... más allá de las bromas más livianas y sin malicia, sino preguntadle a Kuronuma-san... nadie pensó que haría tan buena pareja... bueno, quizás yo si... pero por aquel entonces no es que tuviera mi opinión mucho de interés para el resto...."

Se acordó esta.

"¿Vuestro nombre? Juju bueno, seguro que el mío lo está, como lo ha estado por años... pero no sabía que vos deseárais estar casadero más allá de lo evidente... ju"

Sonrió esta con picaresca.

Yashiko miró al sol y asintó despacio:

"Si, ahora mismo deben estar aún los dos aquí, aunque esta tarde es el seminario seguro que el Emperador los ha retenido algo de más tiempo... si lo deseáis puedo llevaros a donde creo que estarán... Me pilla de paso hacia Kyuden Otomo..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3138
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mié Jun 29, 2011 8:24 pm

-Uhm... ah, pero no me incluís a mi en ese grupo; me siento aliaviado. Al menos de momento.

En fin, supongo que entonces tendré que daros toda la razón y asumir que era un exceso de alta estima hacia mi mismo lo que me hizo interpretar equivocadamente vuestro disgusto sobre el cuadro. Tsk, culpa mía
-admito encogiéndome de hombros, tratando de sacar de una vez el asunto de mi cabeza. Quizás simplemente no la conocía tanto como había calculado.

-Mejor, peor... son consideraciones subjetivas. Lo que se es que prefiero estar aquí hablando con vos antes que hacer lo que quiera que estén haciendo ahora los héroes y los señores, mi señora Doji.

Explico pero sin sonreir, ni añadir una gesticulación excesiva a mis palabras. Sólo exponiéndolas como un hecho, que en realidad ni siquiera se si es bueno o no, visto lo visto.
Da igual. Es.

-Si, no pongo en duda la religión oficial sobre las rencarnaciones, no os alarméis -digo volviendo a sonreir -Pero no creo que el karma afecte demasiado... Bueno, eso es incorrecto; si que afectaa nuestra vida diaria, desde luego. Lo que no creo es que llegue al punto de determinar de antemano lo que voy a hacer o ser. No creo en un karma que implique un destino sellado; prefiero pensar que son mis decisiones las que me dirigen, aunque sean malas.

-No, no sabía que fuera la heredera más plausible. Aunque eso explica que su abuela la haya hecho venir para tenerla cerca y controlada.
Detestaría ser yo quien estropeara eso... pero es una decisión de Nadesiko-sama elegir entre ser lo que se espera de ella o ser ella misma. Sólo a ella le corresponde contestar a eso, y actuar en consecuencia


Definitivamente, no es mi decisión. Tomarla por quien no me corresponde sería más una ofensa que un halago, especialmente hacia un miembro noble de una casa imperial, que poca protección requiere por mi parte.

Aunque tampoco me molesta que Yashiko piense en un formato "práctico"; ella es marchante, puede que incluso ésa sea su parte del trato.

-No es que desee o deje de desear... En fin, ya sabéis a lo que me refiero. No es que esté dentro de mis planes, pero hay cosas que no lo estaban y de todas formas han sucedido.
Depende de lo que consideréis como "estar casadero", supongo. Pero obviamente no descarto casarme... detestaría no tener a nadie a quien dejar en herencia mi espada cuando acaben conmigo... para que me venguen
-digo con una sonrisa divertidamente maliciosa.
-Pero claro, mi nombre no vale mucho, así que quizás tenga que jugar bazas heterodoxas en la negociación... o esperar a volver a Kyuden Kakita en algún momento -suspiro con fingida resignación.


-Os lo agradecería, Yashiko-san. Para ser honesto, no estoy seguro de que lo sucedido sea asunto mío. No será el primer samurai de mi familia que pierda la cabeza de forma estúpida por una mujer, ni mucho menos el último.
Pero es que detestaría tanto ver a vuestro amado hitokiri como Campeón Esmeralda...
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Jun 30, 2011 10:24 am

"No sois un cortesano dedicado a leer entrelineas.... no tenéis porqué saber lo que me puede disgustar o no la imagen de Nozomi-sa tan siquiera."

Te informó sin darte tampoco la razón a que el motivo de tu ego fuera equivocado, poniendo de nuevo en claro que lo molesto era Nozomi, ahora bien... el motivo de esa molestia en el cuadro en si.....

"Escéptico con los kamis, con los Ancestros... con el karma... ¿Creéis en algo, Koji-san?"

Preguntó burlona Yashiko.

"Oh si, O-Nomi-sama, siempre tuvo una gran lucha con su nieta porque era como una potrilla sin domar, pero ahora que su hijo no está la tiene todavía más atada en corto, pero es normal... en realidad es sólo una abuela preocupada por la salud de su nieta, el trabajo de heraldo es más peligroso de lo que parece...."

Meditó esta en voz alta.

"Aún así, si tu obra va como debe y tu expresión del arte es como dices un retrato así tampoco debería manchar ninguna reputación ¿verdad? No debería ser nada por lo que sentirse avergonzado... o esa es nuestra intención ¿cierto?"

Yashiko rió de tu sarcasmo con el "que me venguen" al final y asintió despacio mientras sus ojos estaban cernidos en los tuyos y un "ajá..." que no salió de sus labios se articulaba mudo.

"¿"Mi amado"? Juju... ahora debo ser yo la que detecto "el germen del hombre" en vuestras palabras.... pero claro, quizás me equivoque..."

Dijo esta divertida mientras se levantaba y te indicaba que la siguieras hacia el destino fijado. Bajar en compañía de Yashiko desde el jardín flotante se comparó en tu mente con la propia bajada del cielo a un mundo terrenal, para bien o para mal. La escalera de bajada que tomasteis no fue la misma que de subida y al terminar te distes cuenta que acababa en un mar de rosas rojas que se extendían como si fuera una mancha carmín derramada hacia un cesped verde que terminaba justo en la loma que ascendía hacia el palacio de los Otomo.

Y desde aquella vista también pudistes ver que una de las alas del palacio principal, el del Hantei, en una única planta se extendía por detrás de este hasta un patio más marcial y que parecía de entrenamiento en donde había un gran edificio de madera maciza en media que parecía un dôjo. Mientras íbais bajando Yashiko te lo señaló con el abanico y te dijo:

"El dôjo del "Sendero hacia el Tengoku"... el dôjo de su Alteza el Emperador... seguramente estarán en los patios aledaños, a su alteza le gusta mucho jugar al kemari cuanto acaba sus lecciones prácticas, es un joven muy vivo y saludable, sin duda tras varias horas de entrenamiento yo sería incapaz de ponerme a jugar a la pelota..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3138
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Jue Jun 30, 2011 8:31 pm

-No aspiro a leer entre lineas a cualquiera, pero a vos... sin duda, si -contesto suspirando, aunque tampoco es que esté muy convencido de que me haya equivocado. En el fondo no deja de ser un halago, tal como yo lo veo, que mi interés por su mente sea tan especial.

-Creo en el aquí y en el ahora, en el individuo. Y también en sus obras.
Pero si que creo en todas esas cosas que decís. En quien no creo en realidad es en ese tipo de personas que niegan la responsabilidad sobre sus actos achacándolos a los kamis, los ancestros o el karma. O el Imperio.

Parece sutil, pero en realidad la diferencia es abismal, mi hermosa dama.


Después pienso un poco antes de responder de nuevo el hilo sobre la dama Miya. Me gusta que Yashiko pregunte ese tipo de cosas, con ese inevitable acento de cortesano a insidia velada; se que no lo hace adrede contra mi, pero me sirve de entrenamiento.
-Mi arte no debería causar vergüenza ni mancha, así es. Y en las personas inteligentes, que saben ver más allá de la superficie como Noriko-sama no lo causará.
Pero vos misma habéis anticipado quien se opondrá al estilo por tener unas miras demasiado cortas o intereses contrarios. O simplemente una opinión distinta.
Y el debate legítimo no debería perjudicar a nadie, pero no hay que ser inocentes. A Nozomi-san no le importa lo que puedan pensar de ella, incluso le divierte provocar de esa forma, pero no todas las mujeres tienen... esa característica especial. Ni siquiera todos los samurai en general; muchos viven dentro de quebradizas burbujas de cristal, esperando una oportunidad para hacerse añicos afilados.

La suerte es que Nadesiko-sama no me dió la impresión de ser una de esas personas. En el fondo es buena cosa que su familia entienda que tendrán que aceptarla como es, o buscarse a otro daimio. No todos tienen esa suerte, ni el carácter necesario para buscarla.
Así que ya veremos; sin duda las palabras de la venerable O-Nomi-sama serán interesantes...


No puedo evitar luego reir junto a su réplica mordaz y divertida sobre el hitokiri -Yo nunca podría decirle a una dama como vos que se equivoca, Yashiko-san -contesto dándole la razón pero sin dársela.

-El Sendero hacia el Tengoku... -caramba, hasta el nombre es endiabladamente presuntuoso, sobre todo teniendo en cuenta que el adiestramiento Kakita del heredero Hantei es algo más pomposo que práctico.
-Es cuestión de práctica. Jugar al kemari no, sino ser capaz de digerir el entrenamiento como algo rutinario. De hecho yo me siento abatido y cansado precisamente los días que no puedo realizarlo por alguna razón.
Aunque claro, no se como de estrictas son las prácticas físicas de Su Majestad; después de todo los Seppun nunca le permitirán experimentar el indescriptible placer de desenvainar por su vida, o su honor
-explico con una mueca de sonrisa casi endiablada.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Dom Jul 03, 2011 9:07 am

"Pues dejadme deciros que sois el creyente menos aparente de los que he conocido, y es un halago porque he conocido a muchos jujuju"

Bromeó Yashiko.

"Así que os daré un consejo, aparentar un poco, al sentido contrario sobretodo delante de algunas personas, estáis en la Ciudad de los Grandes Templos, aquí hay mucha religiosidad....."

Añadió esta sin dejar de sonreir.

"Bueno.... como decís ya que nuestro trato con vuestro arte es más alto que la sensualidad de un cuadro de cabecera de cama... deberíamos hacerlo entender no sólo con esta primera obra vuestra... y quien sabe.... quizás las siguientes modelos reciban también la aceptación no sólo propia sino de sus familiares y... ya sabéis que mientras más famosa es la modelo más.... interesante es la exposición en la galería...."

O más beneficio se saca, casi podrías paladear que decía y no pronunciaba con aquella sonrisa de cortesana.

"Quizás no deberíamos descartar a Nadesiko-san de primeras para el futuro.... puede que nunca lleguéis a pintarla pero... seguramente tendríamos que tener audiencia con O-Nomi-sama... y eso es un privilegio que pocos pueden tener... es una mujer muy ocupada...."

Todo puede ser aprovechable sin duda para una mente como la de Yashiko...

Yashiko sonrió ante tu "rendición" a sus palabras y asintió con un elegante cabeceo mirándote a los ojos.



"¿Pero no es acaso esta vida un sendero hacia el Tengoku para su Majestad? ¿Por qué no recordarle que irá con daisho en el obi?"

Preguntó Yashiko al aire mientras andabais aunque en su tono había una nota marcada de sarcasmo aunque su sonrisa liviana lo "ocultaba", todo ello a posta, claro.

"No asisto a las sesiones de entrenamiento de su Alteza pero Kira-chan me dice que todos los días entrena varias horas, si Notatsu-sensei no está por la razón que sea se las da ella, al parecer son órdenes expresas de la Ama... quiere que su hijo entrene mucho todos los días, algo que él apoya y está muy contento...

Pero ya sabéis... donde un niño ve que su madre le deja jugar con katanas.... yo por ejemplo veo otro tipo de comportamiento muy inteligente de nuestra Regente..."


Si cansas a los niños dormirán muy bien... Un niño cansado es un niño que no se ocupará nunca de los problemas reales y aburridos del papeleo y del gobierno real... Pero él estará contento haciendo lo que desea... ¿verdad?

"Lo cierto es que nunca usará más la katana que para llevarla en el cinto en ocasiones especiales, pero hay más de uno que hace lo mismo aunque no sea Emperador..."

Se burló pero no sabías de quien, sabías que de ti no, pero pensabas que era de otro arquetipo de la ciudad seguramente...

Cuando llegasteis a una encrucijada Yashiko se paró y te señaló un cartel en el que se leía el nombre del Dôjo.

"Una vez más, aquí nos separamos...."

Dijo esta con una media sonrisa.

"¿Necesitáis que os desee suerte?"

Añadió con tono burlón.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3138
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Dom Jul 03, 2011 10:05 pm

-Si es un cumplido, entonces me honráis, Yashiko-san -sonrío de medio lado; casi da igual lo que diga si es en tono halagador, aunque no dudo que haya también algo de sarcasmo contenido en sus palabras.
Pero me vale.

-De nuevo os agradezco el consejo, mi señora. Es agradable saber que os preocupáis por mi; en si mismo eso ya es todo un halago, mucho mayor que el anterior si me permitís hacerlo notar -añado.

-Coincido -aunque probablemente por motivos distintos, pero eso es lo de menos -Es importante escoger bien la modelo si es que algo va a tener ese tipo de repercusión, ese lenguaje filosófico detrás.

En realidad, Miya Nadesiko-sama sería una opción más que interesante. Por la persona y la personalidad, pero también por su familia y su condición social.
Además, los olmos no dan peras ni para lo bueno ni para lo malo. Ella no parece del tipo de flores que crecen entre cactus, por mucho que su especie floral sea algo más salvaje que su entorno. Intuyo que su familia no la dejaría de lado por algo así, por lo que acabaría aceptando las reticencias anteriormente mostradas; de hecho la misma idea de que O-Nomi-sama critique la obra para desmotivar esa posibilidad indicaría que no pasarían por su cabeza con demasiada fuerza otras opciones más radicales como prohibir o castigar.
Y eso nos conviene, sin duda. Aunque es sólo una intuición.

No, no descartemos nada
-aunque yo pienso en términos puramente artísticos; las negociaciones con Miya O-Nomi no me interesan demasiado si son mediante otro tipo de lenguaje, por mucho interés que Yashiko pudiera tener en ellas.
Puede que como admirador me considere manejable, pero como "protegido" creo que no lo soy demasiado, ju.

Bueno, dudo que el tarado XVI ascendiera a un cómodo cojín de los salones de Tengoku cuando su propia guardia le asesinó. Me costaría mucho creerlo. Así que quizás el sendero sea fácil, pero no a prueba de idiotas.
-"Una mente cansada es una mente dócil..." Vaya, no se porqué me han venido a la cabeza de repente las palabras que siempre repetía el adiestrador de los canes que teníamos en casa para cuidar la hacienda.
Me encantaban esos perros. Se podía aprender mucho observándolos... aunque la verdad es que no se porqué lo recuerdo ahora
-contesto con una media sonrisa curvada en la comisura de los labios.

-Nostalgia de infancia, supongo.

En esta ciudad hay más katanas de papel que de acero, me temo
-asiento dándole la razón. No es que sea malo, es lo que es. El papel corta bastante si no se maneja con cuidado. Y tampoco es que añore una civilización basada en quien es capaz de cortar más cabezas en menos tiempo para solucionar las discusiones sobre poesía y leteratura, pero como bushi me molestan los falsificadores de bushido, no puedo evitarlo.

Supongo que sería demasiado decirle que no creo en la suerte, así que mejor ir a lo poético dejando de lado la filosofía -Siempre mi señora. No hay palabra mas dulce para un oido entregado al arte, que no es más que un eco de lo hermoso, que escuchar un buen deseo por parte de una musa.
Así que... si. Necesito que me deseéis suerte, mi hermosa dama.

Concluyo sonriendo, con una reverenciada inclinación después para despedirnos definitivamente. Después suspiro, repaso instintivamente el nudo de la empuñadura de la katana y me encamino por el sendero marcado...
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Jul 04, 2011 9:46 am

"Yo más bien opinaría que Nadesiko-san es como una flor salvaje de un camino no de un jardín, nadie sabe qué especie es, ni cómo ha llegado, pero sola ha crecido fuerte y hermosa... de ahí el encanto que muchos le ven...

Pero no te preocupes, O-Nomi-sama no prohibirá nada, no es su estilo, otra cosa es que critique la obra... pero claro, para gustos los colores...."



Sonrió Yashiko mientras hablaba.
La dama grulla asintió con una queda sonrisa maliciosa en sus labios al oír aquella frase, referida a los perros de tu pasado y añadió:

"Una vecina nuestra decía lo mismo con los niños... pero claro, su hijo era muy hiperactivo y era la única manera que estuviera tranquilo y obediente...."

Lo dijo en tono como si la conversación hubiera totalmente tomado un rumbo diferente hacia lo anecdótico y el pasado, aunque bien ambos sabíais de lo que hablabais, pero claro, estabais en medio de los jardines imperiales... Un poco de discreción...

"Os aseguro que no me importan las katanas de origami, Koji-san, en esta ciudad es lo mejor que puede haber, me resultan más peligrosos los que hacen el origami.....

Recordarlo..."


Te previno con una media sonrisa antes de marcharse.

"Pero estoy tranquila.... espeto de pronto con voz languida mientras te miraba tras sus largas pestañas con la vista baja porque me da la sensación que pintar y hacer poesía no son las únicas disciplinas artísticas que se os da bien...."

Así pues esta se dio la vuelta despacio te hizo una media inclinación mientras sonreía levemente y mantenía sus hermosos ojos en los tuyos y se marchó despacio con andares altivos, refinados y casi volando sobre la tierra con gracia y destreza.

Tras dejar a Yashiko atrás caminaste por el sendero de tierra amarillo albero rodado de arriates de flores que iban cambiando levemente de tonalidad desde el rojo encarnado del camino de donde veníais hasta el amarillo que se avistaba al fondo y pudiste ver a varios guardias en corro oyendo a una Seppun bajita que parecía estar contándoles algo con mucha energía.

Un poco más allá de aquella escena se veía el Dôjo y sentado en la entrada estaban Kirako y Notatsu los dos hablando de algo.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3138
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Lun Jul 04, 2011 7:52 pm

-No me importa que la critique, de hecho es hasta necesario. Como le explicaba a Otomo Aiko-sama, un acto de rebeldía sin críticos es algo vacío, un fracaso rotundo sin ningún significado de valor.
Desdén, burla y odio; ésas son las etapas que todo buen innovador debe despertar, normalmente en ese orden, en las mentes acomodadas si pretende ser digno de ese nombre. En este caso, en el mundo del arte.


Explico sin perder la sonrisa afilada en ningún momento. Quedarse sólo con la primera es de perdedores, a la segunda llegan los payasos y sólo los mejores consiguen el trío, los que verdaderamente han conseguido remover algo en la conciencia común.
Así que veremos.

-Incluso también es aplicable a adultos. Creo que tanto el "Arte de la Guerra" como el "Manual de Amor" hablan de conceptos parecidos, aplicados en distintos contextos claro -digo con una curvatura maliciosamente divertida de mis labios.

-Depende de lo que consideréis como disciplina artística... mi dama
-contesto mientras miro fijamente sus preciosos ojos semiocultos, imito su reverencia aumentándola un poco más y del mismo modo su sonrisa.
Finalmente me permito degustar con calma todos los matices de su exquisito y sensual caminar, conforme se aleja de mi. Hasta que la pierdo de vista, no antes.


Seppuns... lo único bueno que tienen es que depende del interés con que te miren sabes al instante lo cerca que estás de un estorbo imperial a la vuelta de la esquina.
Estos parecen tranquilos... hum, ¿conozco a esa oficial...? Creo que no, pero puede que me suene de la descripción de Nozomi, o puede que la viera ayer sin más, quien sabe.

Al cabo de unos pasos más alcanzo por fin el dojo, y no hace falta ir mucho más allá para encontrar a los senseis del mismo.
No se si eso es bueno o malo, pero supongo que es mejor descubrirlo pronto.

Me acerco sin prisa, haciéndo notar mi presencia con discreta voluntariedad, como exige la cortesía -Kirara-san, es un placer volver a veros... vuestra hermana me dijo que os encontraría aquí -explico sonriendo a modo de presentación improvisada.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Jul 05, 2011 10:14 am

Yashiko levantó una ceja con tu tríada de argumentos contra tu arte casi como si se acordara de algo... si, de por seguro tu sabías que estaba relacionado con Nozomi, aunque no sabías en qué punto...

De pronto se te pasó por la cabeza que quizás tu tuvieras una Yashiko esperando a odiarte de la misma manera que la Daidoji... y de pronto no te pareció del todo tan gracioso, después de todo mira hasta dónde había llegado esta en contra de la poetisa...

Esa posibilidad existía... y hasta ahora no lo habías visto...

"Nunca nadie dijo que el Arte de la Guerra sólo pudiera aplicarse a una conocida sólo como tal...."

Habló despacio antes de marcharse con aquella sonrisilla cínica.


Al pasar por cerca de los Seppuns te distes cuenta que sólo te prestaban la atención justa para identificarte, saber si eras peligroso, mirar el nudo en tu katana y no prestarte más atención. La chica joven no te sonaba de que la hubieras conocido de primera mano, pero al ver su juventud y el kimono lleno de rosas doradas como la Guardia de la Rosa supusistes que se trataba de la capitana de la que Nozomi te había hablado. Parecía simpática y llena de vida nada más verla por sus movimientos, gestos y energía al expresarse.

Luego un poco más adelante estaban Kirako y Notatsu. Al verte los dos levantaron su rostro, y te saludaron levemente con un cabeceo.

"Buenos días, Koji-san ¿venís de estar con mi hermana? Yo no la seguiría a los nidos que frecuenta en la Ciudad Prohibida, pero vos sois temerario..."

Dijo con un tonillo neutro aunque algo picaresco en el fondo.

"Ah... ¿Koji-san conocéis personalmente a Kakita Notatsu-sensei? "

Se apresuró a presentarte esta.

"No nos han presentado oficialmente, pero ayer me quedé con su nombre al ser nombrado nueva Rosa Dorada, creía que érais el yojimbo de Kamoko-san, pero veo que no sólo es eso, lo cual me alegra mucho, creo que a esta ciudad le sobran bushis perfeccionando el arte de la katana y le faltan bushis que piensen que la perfección se debe buscar y encontrar está en todo lo que miramos..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3138
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mar Jul 05, 2011 8:40 pm

De hecho estoy bastante seguro que cuando Daidoji Nozomi comenzó a publicar sus atípicas poesías, sus detractores pensaron que no valía la pena ni prestarles atención y que se esfumarían en el viento en cuanto se levantase la más mínima brisa que indicase un cambio de moda en la ciudad.
Después, al darse cuenta que permanecían más de lo que esperaban, comenzaron a burlarse de sus versos para destruirlos, intentando desprestigiar a la autora por su estilo, su forma de vida o cualquier cosa que se les ocurriera que pudiera denostarla. Finalmente comprendieron que eso la hacía más fuerte, y comenzaron a odiarla como último recurso.

Aún así creo que el caso de Yashiko es más personal, porque Nozomi tiene esa ansiedad guerrera de los Daidojis que la hacían sin duda especialmente beligerante con los gozokus.
En mi caso, en el de mi arte, es más improbable que algo llegue a lo personal, pero es posible... En todo caso confío en mi Yashiko para devorar el corazón de las demás Yashikos antes de que éstas lleguen a mi, ya que a la original le va un interés propio en mi éxito, como marchante... y quizás algo más.
Bueno, hacer pactos con diablesas tenía que tener sus partes buenas... Más aún, ju, ju.


-No lo soy tanto, Kirako-san -contesto con una amable sonrisa -Sólo la he seguido desde los jardines flotantes... Me he encontrado con ella allí gracias a la buena fortuna.

Oh, eso me recuerda que esta mañana he estado en vuestra residencia familiar, mi señora Doji. Lamento no haber podido coincidir con vos en el dojo, pero Otomo Noriko-sama no disponía de mucho tiempo... Algo perfectamente entendible, por otra parte.
Así que ahora he decidido corregir esa descortesía presentándome aquí ante vos, ya que el destino me ha brindado esta nueva oportunidad.


De paso me fijo en la reacción del hombre al nombrar de imprevisto a la dama Otomo; quien sabe. No espero mucho pero es bueno ir reconociendo el terreno por si acaso el futuro depara algo de interés a ese respecto.

-La fama del sensei de Su Majestad le precede, el prodigio del clan de la Grulla, pero no tengo el gusto de conocerle personalmente. Es un honor hacerlo ahora, Kakita Notatsu-sensei -respondo a su saludo con una profunda reverencia; no es que vaya a golpear el suelo con la frente pero noventa grados me parece algo bastante apropiado para la ocasión, no sólo por ser maestro del niño dios, sino por ser un kenshinzen de mi escuela y una autoridad de mi familia.

-Efectivamente soy el yojimbo de la dama Doji Kamoko-sama, casi todo lo demás es una derivada de esto, sensei. Después de todo no creo que se pueda alcanzar la perfección como un fin abstracto sino como un medio para un objetivo de honor samurai -el cazador de dragones que se queda sin dragones y bla bla bla, todo ese cuento que solía relatar el viejo sensei de mi dojo.

-Precisamente esta ciudad ofrece unas posibilidades casi ilimitadas para el desarrollo personal. Quien me iba a decir que ayer estaría siendo felicitado por la Madre de los Cielos por un haiku, y esta mañana vendiendo un cuadro... Pero después de todo somos duelistas, somos grullas. Lejos de encorsetarnos en una disciplina el iaijutsu nos convierte en todo lo que podamos ser.

Ahora, por ejemplo, estoy interesado en las... historias. Casi como un cuentacuentos. ¿Les agradan las historias con moraleja, mis señores? Precisamente ayer escuché un par... si, creo que fueron justo dos... realmente sensacionales.


OUT: te he dejado un mensaje en el sótano, míralo antes y me dices ¿okis? :-P
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Jul 06, 2011 9:56 am

OUT
P´al sótano que vamos XD
Todo el post allí para no tener que estar "arriba abajo" todo el día okis? ^^
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado