Día 4º.- Mañana.- Bayushi Sakura

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun May 23, 2011 10:24 am

OUT
Si quieres hacer eso pues vale, ya me dirás como lo compenes al final
IN

"Quién no arriesga no gana ¿verdad Sakura-san? He de decir que me ha sorprendido esa mezcla heterogénea de estilos pero que habéis sabido amoldarlos....... muy bien..."

Dijo despacio mientras su mirada pasaba por cada uno de los estampados, podías notarlo perfectamente. Un tiempo que te sirvió de alivio para dejar de tener que mirarle a los ojos.

Estaba mirando el finalo de los bordados en tus piernas cuando hablastes al final. Sanjuro levantó muy despacio, muy muy despacio su rostro y cuando sus ojos se clavaron en los tuyos vistes una crudeza insondable y una fuerza abrasadora.

"Bien..... susurró casi de manera contenida entonces.... ahora que ya no lloramos la pérdida de uno de los nuestros... es hora de empezar a preparar la cena ¿No cree? Hoy me siento muy antojadizo.... creo que pasaré un largo tiempo queriendo siempre cenar... sopa de tortuga... ¿Y vos?"

Y al sonreir el rostro se le tornó tan demoníaco entre sus cicatrices y la piel roja que casi pareció el rostro de un oni.


OUT
voy a tener que coger photoshop y ponerle a dos caras un kimono
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Lun May 23, 2011 5:49 pm

OUT: hombre no se, dependería de ver los kimonos realmente y que pudieran combinar, que dependiendo de los que pusieras ahora podrían o quizás no podrían de ninguna manera. Por eso te pregunté más o menos que te parecía la idea y si tenía alguna posibilidad, teniendo en cuenta la habilidad de Sakura (no la mía) y el consejo de Yugao y Satomi, que estaban allí
Pero bueno, ya me haré con alguno fabricado realmente de ese estilo; supongo que en la tienda de los gemelos grulla habrá un buen surtido ^^)
IN

No dejaba de resultarme curioso que Sanjuro tuviera una quemadura de ese tipo y una potencia tan notable en el aura que proyectaba al hablar de los Kasuga.
La coincidencia radicaba en el también incendio que había dejado en su estado actual el templo del distrito de la niebla.

Supuse que no sería más que eso, casualidad, aunque preguntar ahora estaba fuera de lugar. Quizás cuando saliéramos Yugao sabría algún detalle.

-Ciertamente, Sanjuro-sama. Las cabezas de cada tortuga en este distrito no compensarían el dolor sufrido por la pérdida de nuestra hermana, así que el hambre, el antojo, no cesará fácilmente. Si es que alguna vez lo hace.

Hokufushu no kami tendrá su ofrenda
-dije manteniendo su mirada de forma serena, con la repentina energía que me recorría al nombrar a esa fortuna, esperando ver cual era su reacción particular a ese respecto.

-Tres tortugas no serían poco manjar, aunque se que el empeño de nuestro clan en mantener el orden del Emperador incluso en sus dominios más oscuros está por encima de cualquier otra consideración, por lo que la lista debe ser reducida aún más.

En eso estamos. La primera tarea de todo buen cocinero es seleccionar del estanque el ejemplar más adecuado para obtener una sopa exquisita.
En este momento acudimos a usted, Sanjuro-sama. Su experiencia en cuanto a conocer todo lo que se cuece en las cocinas de su distrito no tiene parangón.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar May 24, 2011 9:07 am

OUT
Solo te decia que describieras el resultado final, que puedes hacer eso si quieres y es de sobra.
IN


Cuando hablastes de la Fortuna vistes como algo.... aunque no sabías qué... brilló en los ojos de Sanjuro... un extraño reflejo... no era miedo... pero tampoco era alegría... era... era.... ¿Aceptación? ¿A qué? O mejor dicho... si eso fuera así... ¿Por qué?

Pero de sus labios no salió nada al respeto sólo un leve cabeceo de aprovación a la vez que te fijabas como uno de sus puños se cerraba ligeramente más que el otro.

De pronto algo cruzó en tu cabeza, debido a la información que sólo tu poseías y a tu psicosis continua de averiguar lo que pasaba a tu alrededor para que no pudieran herirte de pronto te distes cuenta de algo...

El kimono de sanjuro era tan extraordinario que perdido en los bordados nunca nadie se fijaría en aquellas ramitas que parecían salir del obi o mejor dicho de la parte interior del kimono a la altura de la cintura que estaba bien apretado por el obi. Eran unas pajitas de paja marrón de las que apenas se veía un centímetro...

Una madera que te sonaba....
Waranngyo....
http://3.bp.blogspot.com/_uEwOmLfNbOk/S ... Ningyo.jpg

Una puerta con la Fortuna Enma Hokufushu Ai....

De pronto sanjuro habló siguiendo tus otras palabras y tu atención quedo nublada por eso.

"Hay que tener cuidado en seleccionar los especímenes... recprdemos que la Tortuga es un animal en protección y que el estanque donde nadan es de lo más Sagrado...

Si robas un rebaño entero de ovejas el pastor se dará cuenta... pero si robas una oveja nadie lo notará...

Por eso mismo quiero que todos seamos conscientes que no puedo permitir una guerra a gran escala en donde se vea involucrado más de un Kasuga que no tenga nada que ver... todas las sopas deben haber sido señaladas eficientemente... no sacrificaremos más de las necesarias...

No sino queremos despertar la ira del pastor... Y ahí, en el punto medio está la dificultad..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar May 24, 2011 1:35 pm

Hum, ok entonces ^^U. Lo pensaré echándole un poco de imaginación al tono dominante de los estampados de Yugao (que supongo todos serán tipo escorpión) y te lo escribiré a ver como queda.
Aunque si que me vendría bien un esquema visual de como son esos kimonos genji en general...
IN

Lo que parecía seguro es que el nombre de la fortuna no le resultaba extraño al gobernador. Y en parte eso explicaría porqué las autoridades dejaron el templo justo en aquel estado.

Finalmente, aquella presencia insinuada del waraningyo confirmaba que Sanjuro tenía alguna relación con Ai-kami, y quizás una comprensión de la venganza más allá del sentimentalismo.

Quizás el exgobernador hubiera utilizado el altar, el éxito en su vida profesional era una de las consecuencias posibles que había entendido. Quien sabía...

No me atreví a decir nada concreto, pero si me quedé mirando el lugar donde debía estar la muñeca unos segundos más de lo necesario, dejando entrever al levantar de nuevo la vista que era algo que reconocía, un símbolo que me era familiar.
Y a la vez, una cierta sensación de confusión. No me molesté en ocultar nada de aquello al Bayushi.

-Satomi-sensei está de acuerdo -dije expresando que nosotras por consiguiente coincidíamos en la voluntad -Además una tortuga muerta de cualquier manera no sería un plato demasiado exquisito. La simple sustitución de una por otra nos dejaría en punto muerto, sin ningún avance; una venganza inútil es una sin sentido.
Primero hay que cazarla, convencerla de que coma de nuestra mano, y cuando saque su cuello mostrando sus secretos... sólo entonces... una desgraciada muerte natural. Después de todo, si invaden nuestro jardín debemos demostrar que somos mejores que ellos en todo cuanto nos han usurpado, para hacernos merecedores ante el kharma de recuperar en exclusiva lo que es nuestro
-expliqué, refiriéndome no sólo al distrito sino a las actividades no legales como la prostitución pero también el asesinato selectivo e irrastreable, arte escorpión donde lo hubiera.

-Así se hará, Sanjuro-sama -dije con una pequeña reverencia, aunque yo no estaba a título personal muy de acuerdo con el hecho de que Yukirohime fuese a apoyar al clan Kasuga frente a los escorpiones, sobre todo ahora que estaba empeñada en empresas más importantes para sus intereses como desmantelar su red de poder en la sombra.
Pero obviamente mi opinión no iba a ningún sitio.
-¿Puedo preguntar si su excelencia tiene algún tipo de información particular que haya llegado a sus oidos sobre la oveja en cuestión a fin de separarla del resto del rebaño? -pregunté usando el término de etiqueta para referirme a un gobernador.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié May 25, 2011 9:46 am

OUT
Puedes mirar ese tipo de kimonos en la red o te ayudo si quieres.
IN


Sanjuro miró tu propia mirada y la siguió despacio hasta su obi tras lo cual la volvió a subir al tiempo que tu volvías a mirarle a los ojos. En aquel momento hubo un destello de comprensión más allá de las palabras...

"Tu sabes que no es una simple muñeca.- parecía decir.- yo también lo sé.... ambos estamos ligados con algo que nos supera y que quizás sea demasiado peligroso para nosotros mismos... pero es parte de nosotros..."

"Y quedarnos con el estanque dijo este tras tus primeras palabras Lo más importante es ahora mismo conseguir una hegemonía... es cierto que estas a veces son peligrosas pues dan la sensación de autoridad suprema... pero ahora mismo lo que se necesita es que todos en el estanque sepan que tiene un único dueño... y luego... ya dejaremos que las ranas críen centenares de renacuajos y los controlaremos de una manera menos vistosa... pero igual de efectiva... De eso se trata este negocio, señorita, de siempre estar detrás... aunque nadie lo sepa..."

"¿Sobre ella? meditó un segundo No sabemos aún demasiado... no de ella directamente... pero me ha llegado una información interesante... al parecer la nueva Tortuga reina tiene una mano derecha... una que es la que se mueve entre su ikka y entre sus gentes para dar las órdenes directas y tener información de primera mano y fiable...

Es un Mantis, uno llamado "Katsui Un Ojo"... hemos podido averiguar su identidad hace muy poco y había comenzado el plan de seguimiento en sus actividades en la ikka... tarde o temprano debería llevarnos hacia la presa mayor... es cuestión de tiempo..."


Sanjuro tomó un trago de té y dijo de pronto:

"Ah... se me olvidaba... Yugao-san ¿no os llegó mi sello para Sakura-san verdad? Tuvimos cierto lio hace un par de días y creo que se me pasó... ¿Por qué no vais a buscarlo a mi despacho? Me quedaré más tranquilo cuando Sakura-san este bien documentada para la Guardia del Distrito como el resto... luego te miró y explicó es más discreto que un retrato en todos los puestos de guardia del distrito, con esa insignia no te causarán problemas... es lo que ya habíamos hablado."

Yugao asintió y se disculpó un segundo mientras iba por aquello acompañada de una criada. Antes de marcharse Yugao te miró y te dijo con aquella mirada "todo va bien, tranquila, ahora vuelvo."

Sanjuro y tu entonces os quedasteis a solas...

El enorme hombre cruzó sus manos sobre la mesa y se reclinó hacia delante mientras el silencio se extendía en el jardín.

"Así que un waranigyo............."

Susurró.

"Espero que sepáis que eso no es un juego... señorita Sakura... estamos hablando de una deidad...."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Mié May 25, 2011 3:58 pm

-Hegemonía en el estanque -repetí pensativa, pues era un aspecto que yo no me había planteado realmente ya que no solía verlo como el negocio que realmente era, sino como una cuestión de lealtad al clan; orgullo en todo caso -¿Podría ayudarnos en eso la guardia del distrito? No me refiero a que vaya a moverse abiertamente agresiva contra la yakuza kasuga, pero quizás podría estorbarles lo necesario como para que nunca pudieran concentrarse lo suficiente en un golpe importante contra nuestros intereses.
Después de todo los yakuzas son criminales, no samurais. Acosar sus movimientos de dinero y otras rutinas logísticas podría llegar a hacer que los costes de permanecer en nuestro distrito se multiplicaran para los tortuga, lo que quizás hiciera que se replantearan su política de expansión antes de lo que habría sido en condiciones normales.

¿Un mantis...? Pero tenía entendido que ellos tenían su propia yakuza, incluso con una cierta representación en su distrito, Sanjuro-sama
-Yugao me había dicho su nombre cuando me explicó su situación, pero ahora no lo recordaba porque mi disco duro petó con todas mis notas dentro sobre el asunto; aún así sabía que lo tenía en la punta de la lengua.
-Tenía entendido que tenían fama de violentos pero que habían sido los primeros a los que la yakuza patrocinada por el clan Kasuga había atacado aquí por el control de los barrios del placer.

Por eso me extraña que un mantis colabore ahora abiertamente con nuestro enemigo. ¿Debemos suponer una alianza entre ambos clanes?

En todo caso espero que la vigilancia de sus frutos y finalmente nos permita poner a cada uno de nuevo en su lugar, Sanjuro-sama
-confiaba en ese tipo de medidas, obviamente, y pensaba que el no-gobernador si podía tener influencia suficiente en la embajada como para conseguir los espías adecuados que nosotras nos teníamos.
Los contrabandistas mantis podían ser los mejores haciendo desaparecer un cargamento pirata en los almacenes de un puerto, pero no eran tan buenos como para evitar el espionaje desde las sombras escorpión.

-Un sello -el cambio de tema me sacó precipitadamente de mis pensamientos -Oh, gracias señor. Me será de mucha utilidad para poder moverme con más libertad y evitar imprevistos inoportunos que perjudiquen mi fachada como una samuraiko corriente más.

Cuando Yugao se fue, volví a sentirme nerviosa por quedarme sola. No sabía si el gobernador lo había hecho con algún propósito.

Enseguida descubrí que si, pero el motivo no me resultó tan preocupante, y es que cuando hay alguien más grande a quien temer lo demás se relativiza mucho.

-Un juego, no. Pero ni siquiera estoy demasiado segura de lo que es -reconocí sacando la muñeca de entre mis ropas, más para volver a estudiarla yo que para mostrarla, aunque lo hice de paso.
-Volvía de la ikka con mi yojimbo Bayushi Kirara-san y al pasar por aquel templo casi en ruinas... simplemente la vi allí sentada, en las escaleras.

Me dijo que yo la había despertado y me "regaló" esto. Se para que sirve, pero no lo que significa en mis manos.

Es curioso
-añadí levantando la vista mientras esbozaba una sonrisa melancólica -Estaba decidida a llamar la atención de una Fortuna... pero no era ésta -susurré confundida.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue May 26, 2011 9:53 am

"Por supuesto.... estamos haciendo todo lo que "legalmente" podemos...

Hay más guardias en su zona, hay más redadas, se piden más los visados, multas por alcoholicos fuera de sus locales, revisión de la documentación de los locales, tenemos unos guardias muy iracundos centrandose en ellos, la mayoría ha perdido a familia por culpa de esa yakuza y esta muy enfadado...

Claro esta que todo aquello no se mueve como yakuza, sino que son locales licenciados con un mismo dueño... todo "legal" de puertas para fuera... y para adentro deben tener mucho cuidado porque el opio es ilegal también en esta ciudad, sobretodo en esta ciudad diría yo y no todos han tomado la sabia decisión de Satomi-sama de hacer que el opio se anule en ese tipo de locales y sólo se deje para los fumaderos ilegales..."


Explicó Sanjuro.

"Si, un Mantis, y no es incompatible con lo que ya sabía, señorita Sakura, es sólo que la Mantis es más grotesca de lo que cree, son perros a sueldo sin duda, y a ese perro le pagan muy bien... son temas de negocios, no lo ven como temas de clanes, sólo dinero...

Así que no tenemos constatado alianzas entre ellos... es algo... personal de "tu" a "tu"....

¿Repulsivo verdad?"


Explicó con cierta repugnancia Sanjuro.

Cuando Yagao se fue la presencia de Sanjuro fue como si incrementara hacia ti, sin embargo ahora te sentías más calmada. Este se apoyó en la mesa hacia adelante y te miró fijamente:

"Tienes un waranigyo... meditó en voz alta¿Y no sabes para qué es? pareció sorprendido Osea.... que no has hecho el "trato" ¿verdad?"

Preguntó seriamente. Tras oir tu respuesta prosiguió:

"El waranigyo tiene dos funciones.... la primera es un canal directo para comunicarse con Ai-Kami-sama... eso en el caso que ella quiera aparecer y oirte directamente...

Y el segundo es una función que tienen todos sus waraningyos y es.... llevarte al altar en donde puedes hacer el trato... Da igual donde estés, da igual que hora del día sea... En "ese" espacio... será media noche... y verás su altar...

Es la vía directa al Infierno......"


Dijo con tono susurrado y oscuro.

"Has dicho que la vistes y que ella te dijo que estabas "despierta".... debes tener mucho odio en tu interior... pues hablas de ella como si hubieras podido no sólo verla sino mantener una conversación fluída...

En todos los años que he estado en esta ciudad y como Gobernador o Gobernador en la sombra he visto a mucha gente desaparecer por Ai-kami-sama... a muchos condenarse al instante y otros... cuando mueran... Depende del odio y de "la razón" que tengas en tu venganza la ves con más claridad... puedes incluso hablar con ella...

Puede incluso darte la muñeca...

Así que supongo que tu estás en la escala más alta de ese honor.... justo como yo estaba..."


Usó el pasado al hablar...
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Jue May 26, 2011 5:03 pm

-Repulsivo, si -contesté afirmativamente -La pérdida del valor del clan y la lealtad convierte al samurai en una aberración para la sociedad, especialmente si es movido por la avaricia -después de todo un ronin debía saldar algún tipo de deuda con el kharma, me gustaba creer eso, pero alguien que se vendiera por dinero o cualquier otra cosa material... Desde luego podía entender el rechazo del no gobernador.

-Katsui "un ojo", no lo olvidaré. Pero contar con este tipo de individuos puede significar una debilidad para nuestro enemigo, ya que la vil tentación del dinero nunca se sacia.
¿Como puede saber el Kasuga que este mantis no le traicionará por una oferta mejor que la suya?
-lo que también era una pregunta implícita sobre si habíamos intentado nosotros mismos romper su "colaboración" a base de oro -A fin de cuentas quien se inmiscuya no necesita confiar en él, eso sería un error, pero con lograr que la confianza entre ellos también se deteriorase ya podría haber ganado mucho...

...Puede que en realidad no hubiese tenido que desembolsar ni un koku, sólo conseguir que la tortuga comenzara a desconfiar. Desinformación, o puede que una finta Bayushi sea un mejor ejemplo gráfico.

Pero claro, esto sólo funcionaría si no hubiera ninguna otra más sólida entre ellos aparte de su relación económica. Algún tipo de extraña y retorcida lealtad a prueba de engaños.


Lo pensé un momento. De un mantis, tal como lo había descrito además, no parecía demasiado probable. Pero los Kasuga también eran contrabandistas así que quizás tuvieran ya un historial largo de colaboraciones; Bayushi Sanjuro debería saberlo.

-¿Un trato? No, no he hecho ninguno. Pero si hablé con ella, como estoy hablando ahora. Creo que Kirara-san llegó a pensar por un instante que me había vuelto loca -sonrío débilmente.
-Me explicó lo del altar, la forma en la que podía usarlo. Creí entender que había una pequeña posibilidad de que mi "propuesta" le agradara tanto que decidiera ofrecerme un lugar como su sirviente, en lugar de acabar en... ya sabe.

Pero lo que más me perturbó fue que me dijo que yo sería incapaz en realidad de ser una sirvienta entregada a ninguna otra Fortuna, a Benten como mi maestra
-seguí sosteniendo unos segundos más la muñeca entre las manos, aunque en realidad lo que hacía era agarrarla nerviosamente hasta que decidí volver a guardarla.
-¿Usted... utilizó el altar, Sanjuro-sama? -conseguí finalmente decir tras reunir las fuerzas necesarias, pese a que me arriesgaba a enfurecerle recordándolo. Pero después de todo, éramos familia y no sabía quien más podría comprender como Sanjuro lo que yo sentía en aquel momento.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie May 27, 2011 10:15 am

"Eso mismo me pregunté yo en un primer momento... pero ¿sabéis qué es lo que más me desagrada de la Mantis?... que es un Clan Menor muy pretensioso... Mirad cómo trataron hace no más de un siglo de hacer un golpe de estado... Un golpe! ¿Ellos? Y todo porque un necio creyó poder decidir sobre el Imperio...

Ellos se creen más que los demás... y lo peor es que se creen la salvación de otros "orpimidos" por un "sistema cerrado" como ellos lo llaman...

Es decir, se creen los representantes de los Clanes Menores y odian en realidad desde sus entrañas a los mayores... como si el que los aplastaramos en ese golpe no hubieran tenido más culpa que ellos mismos...

Es eso lo que hace que no sea comprable... No a ese en cuestión... el dinero les priva, es cierto, pero también el sentimiento de poder... Y no hay nada más peligroso que ese tipo de hombres, Sakura-san... se lo aseguro..."


Dijo con desprecio.



"¿Sin trato? Entonces... realmente le habéis resultado curiosa... o cree que vuestra venganza merece la pena de ser estudiada... porque os ha dado el waraningyo con la primera de las facultades... quien tiene uno igual... lo puede "presentir"...."

Dijo interesado en voz ronca y baja, no había porqué hacerlo pero de pronto el ambiente se había empequeñecido, como si todo aquello fuera un enorme secreto, que en cierta parte lo era.

"Así que no estáis loca.... os lo aseguro... eso pasó..."

Dijo con voz profunda.

"Si.... hay una posibilidad... pequeña... que puedas servirla... esa misma esperanza es la que lanza a muchos a realizarlo... y no se dan cuenta que el Infierno al final de sus vidas es lo que le espera a la mayoría... Y es más que un justo final...

Es la Ley de los Estados Equivalentes... le das el infierno a alguien y le robas todo su futuro, todo su karma...

Es justo que por venganza tu pagues ese precio... aunque no inmediatamente. Te da lo que te queda de tu vida para que la aproveches... es la última que tendrás..."


Luego meditó acerca de tus palabras de Benten y dijo:

"Si puedes ver a la Fortuna de la Venganza y el Infierno es que tu corazón no está lleno de amor... hay una brecha...

Ella tiene razón... no es que nunca serás capaz de hacerlo sino que... hasta que seas incapaz de verla, hasta que seas incapaz de tener odio y venganza en tu corazón el sendero puro del amor te será vetado....

Es lógico y justo... ahora mismo estas entre los dos caminos, puedes optar por los dos, pero elegir uno implica reunciar al otro...

De nuevo... es la Ley de los Estados Equivalentes...."


Y al final.......... tras todo el pavor, el valor y la locura... se lo preguntastes...

Y de pronto el aire pareció pesar mil kilos por cada centímetros, el ambiente se cargó tanto que notastes erizarse cada vello de tu cuerpo mientras aquellos ojos negros te miraban como si pudieran arrancarte el alma por la boca...

Despacio el enorme Bayushi que ahora se te presentaba llevó su mano a la mita de la máscara blanca que le tapaba una parte de esta y dejaba ver la otra parte desfigurada y lentamente se la retiró.

La otra parte de su rostro estaba intacta, su piel era blanca y rigida, sus facciones varoniles y agraciadas en contraste con la deformidad de su parte derecha. Y justo bajo su ojo derecho, en la mejilla tenía un símbolo...

Imagen

"Este.... señaló con su dedo al símbolo Es el signo de mi trato con ella... La venganza por la muerte de mi esposa y mi hija... la muerte y el sufrimiento de ese...... casi masculló el dolor... del culpable.... logró finalmente decir por todo lo que quedará de mi tras mi muerte...

Y si él... sufre por toda la eternidad... bien pagada que está mi alma... pues sufriré con él, pero no por su culpa... sino por la mía propia... porque no fui capaz de salvarlas... Y por eso... yo también me merezco el Infierno."


Sentenció tras ponerse de nuevo la máscara.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Dom May 29, 2011 8:00 pm

-¿Un mercenario a sueldo de lealtad inquebrantable pese a ello? Resulta muy curioso, en efecto. No es algo a lo que un samurai esté acostumbrado a enfrentarse; es obvio que esos mantis insultan al mismo orden celestial con su actitud.

Supongo que habrá que considerarlo como un Kasuga más, a efectos prácticos
-deduje al fin, era lo más sencillo para entenderlo, ya que intentar meterse en aquella mente retorcida era del todo antinatural para mi.

Aún así, pensaba que un fanático seguidor Kasuga sería siempre un rival peor, más que un avaro del poder, que en esta ciudad no era una personalidad tan infrecuente, aunque no me lo hubiera esperado a estos niveles tan bajos.

-Yo... no quiero eso -sentencié después de escuchar su historia, con una inesperada determinación -Si esas son las condiciones, no me enfrentaré a ese trato. No mientras me quede algo de esperanza.

Quizás haya odio en mi, si. Puede que enviara al infierno a un enemigo sin pestañear, sin compasión alguna, y puede que eso me incapacite para poder seguir a mi maestra en la ascensión a Yomi que sin duda ella afrontará cuando concluya ya esta existencia.

Pero aún tengo la opción, o al menos la esperanza, de poder dar un pequeño paso yo en esta vida en esa misma dirección, de tal forma que mi alma recuerde algo de ello cuando la rueda del kharma vuelva a girar para mi.
Tal vez sea en la siguiente, o tal vez me cueste mil reencarnaciones, pero un día volveré a encontrarme con ella.
Creo en eso.

Ni siquiera quien me ha arrebatado la posibilidad de seguirla ahora, quien me ha desviado de mi camino quien sabe por cuantas vidas de esfuerzo... Es lo peor que podían hacerme, y pese a todo no le llega ni a la suela de las sandalias a Soshi Satomi; no sacrificaré mi alma por la suya. No puedo renunciar a ella por aquel.
Si eso es lo que Ai-kami esperaba... se ha equivocado conmigo. No soy "merecedora" de su atención ni de su waraningyo.


Reconocí finalmente con cierto cansancio en la voz, como si decir aquello me hubiese costado un gran esfuerzo.
Pero como podía ser de otra manera? No sentía más que lástima por Sanjuro, empatía y compasión por el dolor de su pérdida, y aunque también lo sentía por su odio no llegaba al mismo nivel.

Era ciertamente un héroe de la Fortuna de la Venganza este Bayushi, un verdadero portador de su marca y simplemente le compadecía, mientras que a Satomi la admiraba hasta la adoración por su vínculo con Benten, incluso más allá de eso simplemente por ser como era.

No, nunca había habido opción, aunque por un momento hubiese llegado a pensar que si. Ni los hombres ni los dioses me arrebatarían jamás a la única persona que me había amado sin esperar nada a cambio ni fallarme jamás. Nada en el universo, del jigoku al tengoku, valía tanto como ella.

-Debería volver a su templo y devolverlo... Desde luego no querría enfadarla. No siento más que agradecimiento infinito, pero el precio es sencillamente algo que no está en mi mano entregarle
-suspiré con tristeza por renunciar a quien se interesaba por mi desde allá arriba para volver a suplicar a quien no sólo me ignoraba sino que ahora se entretenía devorando el corazón de personas como yo.

Pero en el fondo, notaba algo de alivio. En mi tono se vislumbraba al final un genuino agradecimiento al gobernador por haberme ayudado a ver lo que era evidente. O inevitable.
Si, puede que la Benten "actual" no lo mereciera, pero Satomi si. Sin duda. Y ella estaba hecha a imagen de una de las caras de la Diosa; así que en realidad ésta si lo merecía.

En todo caso incluso una mala decisión es mejor que la duda continuada.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun May 30, 2011 9:40 am

"Digamos que esos perros prefieren trabajar para clanes menores y heimins con dinero muchas veces a trabajar para los Clanes mayores, de ahí que sean escoria..."

Espetó este finalmente.

"Una escoria con un orgullo innecesario y totalmente desmedido."

Añadió con indignación.


Sanjuro escuchó tus palabras y asintió lentamente.

"Aún puedes elegir... no has hecho nada, no tienes porqué temer nada... a menos que pienses que no podrás controlarte...."

Concluyó a tu resolución acerca de lo alejada que ahora veías la misma posibilidad que él había tomado.

"Si deseas entregarla en el templo... no te detendré...

Pero quizás debas quedartela...
añadió lentamente y con un tono mucho más susurrado No reconozco en Ai-Kami-sama un kami rencoroso que desee la lealtad pura de los humanos... de hecho... cuando acepté el trato... si es que fuera posible decirlo... creo que... creo que vi... lástima en su mirada hacia mí...

Puede que su misión sea llevar al Jigoku a los testimonios de la venganza y del mal... pero eso no implica que no se pueda apenar por el modo en el que han terminado las cosas y el alto precio que tenemos que pagar....
susurró Sabéis que...

Yo pensé lo mismo... pensé que debía devolverlo...
dijo sacando su waraningyo y mirandolo fijamentepero... no sé si es porque Ai-Kami-sama se parecía mucho a mi hija.... por aquella mirada... o.... no sé porqué.... que aunque mi alma ahora está en paz con la venganza.... no pude olvidarme de ella...

Me recordó a una niña solitaria que no tiene amigos... que nadie comprende lo que es y lo que debe hacer.... es como una de nosotgros, una escorpión en un imperio lleno de grullas que ven la vida fácil y limpia...

Y eso me hizo no tirarla... es cierto que aún guardo la oportunidad de llamarla y hablar con ella... pero.... es que... en cierto modo... no es que me de miedo... ni mucho menos... pero no sé cómo afrontar el creer que tengo en parte que reconfortarla de alguna manera, que eso es lo que siento... y el no saber como....

Por eso, Sakura-san, vos que habéis elegido la senda opuesta a la venganza... el amor...

Puede que vos tengáis una misión más allá de la propia venganza... puede que parte de vuestro karma fuera sufrir para comprenderla, amar para no elegirla y la bondad para poder calmar a una diosa..."




OUT
Comentario en tu subcamara
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Lun May 30, 2011 6:49 pm

-El orgullo no es mala palanca para resquebrajar alianzas. Después de todo el legítimo líder de los clanes menores en la capital debería ser el Kasuga mucho antes que el Mantis.
Supongo que alguien tan aparentemente calculador como nuestro enemigo Kasuga habrá tenido eso en cuenta, y aún así le vale la pena tener como mano derecha a un mercenario antes que a uno de sus propios samurais.
¿Qué es lo que le hace tan valioso a ese mantis?


Pregunté en voz alta, pero sin estar segura de si el no gobernador conocía esa respuesta. En realidad era más una reflexión personal que otra cosa, pues era un hecho que seguía resultándome muy llamativo.

-Lástima, rencor, amistad... Son sentimientos humanos. Hasta hace unos días no habría podido comprender como los kamis podrían albergarlos, pero ahora si pienso que pueda suceder -dije asintiendo humildemente.
-De una forma extraña si, pero sienten. Después de todo estamos hechos a su imagen, los mortales ¿no es así?
No se cual es la explicación, ni en qué parámetros puede moverse la emoción de quien vive en otro plano de existencia, bajo unas condiciones tan distintas como la inmortalidad. Somos adiestrados para preveer los sentimientos de los hombres; nunca se esperó... otra cosa.

Después de todo, ¿puede un dios dudar? Y en ese caso ¿a quien podría acudir para resolver sus inquietudes, o simplemente su soledad como encarnación pura de una de las múltiples dimensiones de la existencia?

¿Pero acaso aceptaría un daimio samurai el consuelo de una simple brizna de hierba sobre sus asuntos, o la segaría con su lanza sólo por atreverse a dirigirse a él de esa manera una forma de vida tan insignificante?


Curiosamente, eran cuestiones que ya me había planteado, y que por supuesto aún estaban sin respuesta. Ni siquiera estaba segura de llegar a encontrarlas nunca antes de ser "segada"
No era racional, ni intentarlo siquiera. Cualquier individuo frío y calculador devolvería la muñeca con toda la pompa necesaria, tan humilde como hueca, y continuaría con sus propios problemas.

Seguramente fuese lo más práctico, pero si algo estaba completamente alejado de mi carácter era la frialdad. ¿Como podía entonces pretender seguir los pasos del amor si comenzaba a juzgar las cosas dejando de lado el corazón?

Quizás todo esto tuviera una razón de ser para encontrarme a mi misma, o puede que resultara irrelevante. Incluso una burla cruel del universo, no sería la primera vez que me dejase engañar, y ya debería haber aprendido la lección.
Pero no podía negar mi naturaleza -Me la quedaré -consideré finalmente sobre el waraningyo -No se si querrá hablar conmigo... pero intentaré... -no supe bien como definir aquello con palabras, como terminar la frase -ofrecerle algo de mi, pese a que no sea lo que ella quizás esperaba -concluí con algo de esfuerzo lingüístico, y aún así ya temía que pudiera sonar estúpido.

-Gracias. Muchas gracias Sanjuro-sama. Estoy en deuda con usted eternamente por haberme ayudado a comprender... lo que significa, el vínculo, la venganza, ella... incluso yo misma -susurré con una sentida inclinación de todo mi cuerpo, hasta que llegué incluso a rozar la alfombra del suelo donde estábamos sentados con la frente.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar May 31, 2011 9:51 am

"No lo tengo muy claro qué es lo que le hace tan valioso, dicen que es un bebedor y un pendenciero que se mete en broncas de taberna y que no tiene reparos en dejarse ver con geishas y con putas... pero también es cierto que mis informadores me dicen que tiene un carisma natural con cierto tipo de personas y de gente y que eso mismo le abre muchas puertas... puede que sea eso lo que le hace poder moverse con facildiad en este submundo... Puede..."

Dijo pensativo Sanjuro.



Sanjuro escuchó tu plática sobre los dioses y susurró:

"No lo sabemos... pero si sabemos que hasta los samurais se dejan engatusar por las geishas... y estas se convierten en amantes y confidentes... sea del rango social que sean esto ha pasado y pasará....

Quizás nuestra función... parte de esta, a quien nos percatamos de ello sea eso mismo.... pero cómo llegar hasta ellos sin ser rechazados o lo que es peor... castigados...

Es una lección de humildad que no siempre podemos aprender los samurais... pues estando en lo alto de la escala divina de este mundo no se nos plantean estos retos a menudo... pero como os he dicho antes.... si servís a Benten... si esa ha sido vuestra lucha y determinación... creo que sois la indicada..."


Anotó despacio al final.

Sanjuro observó tu genuflexión al final el mismo te hizo una, muy profunda, tanto que te sobrecogistes y te susurró:

"No... graciasa ti por querer ayudarla... creo que no somos muchos los que comprendemos esta carga... me alegra de no estar solo..."

Tras lo cual se oyeron unos pasos al fondo y al poco llegó Yugao con un parche de tela con un mon personal, era el mon Bayushi pero en vez de navegar sobre las aguas lo hacía sobre tejados de casas, de un distrito.

"Ya estoy aquí, espero no haber tardado mucho."

Dijo Yugao mientras te tendía el mon personal de Sanjuro con un cierto aire de "¿todo bien?".

"Es este, llevalo siempre contigo cuando vengas aquí sobretodo y eso te abrirá todas las puertas y sellará muchas bocas..."

Sanjuro asintió.

"Bueno.... mis queridas damas... ¿Querrían acompañarme a la apertura de los jardines florales en el Distrito interior de nuestra embajada?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar May 31, 2011 9:55 pm

-Geishas... -repetí pensativa levantando una mano hacia la boca con gracia -Quizás Shosuro Ganawa-san pueda ayudarnos con eso... Se jacta de conocerlas a todas, o al menos a las que valen la pena, que aunque no estoy segura que coincida en criterio con un hombre como ese mantis, es una buena probabilidad -añadí con una pequeña mueca de interés, más por explorar esa posiblidad con el actor que por lo incómodo o tabú del tema en si mismo.

Después el tema volvió a girar sobre geishas, pese a haberse desplazado incluso fuera de este reino celestial. Una asociación de ideas libre, supuse.
A mi personalmente me chirriaba mucho suponer la idea de que el salto cualitativo que existía entre un kami y un samurai era similar al que hubiera entre un samurai y una geisha, incluso aún siendo eta.
Pero ése era un sentimiento personal, así que no le di mucha importancia; seguramente si hubiera usado el otro género ni siquiera me lo habría planteado.
-Las geishas suelen ofrecer algo a los samurai que normalmente no tenemos en nuestra vida cotidiana, un espacio privado donde quitarnos la máscara de nuestra fachada y poder ser el centro de un pequeño universo creado para nosotros.

No se si eso es algo comparable, pero si entiendo que lo que hacen las geishas es simplemente ser atractivas por naturaleza, parece que eso ya lo he logrado, y después permitir que el samurai...
Ésta es la parte más complicada para mi. Puede que se reduzca a escuchar.


Pero las geishas son educadas para ser humildes en cada gesto. Los samurais no, de hecho suele enfatizarse y premiarse el orgullo desmedido.
La perspectiva de ese rechazo o castigo es más cierta en este caso que para una dama de compañía.
¿Es posible que Sanjuro tenga razón y que sólo un fiel seguidor de Benten tenga la capacidad empática para lograr superar ese riesgo, llegar más allá en una extraña naturaleza divina?
Él parece convencido, y razón no le falta. Ofrecer lo que se necesita de ti y no lo que se te pide es una de las máximas de Satomi en sus clases...

-El amor tiene una cara humilde, es cierto. La que incita a ofrecer sin esperar nada a cambio...

La reverencia del gobernador me dejó sobrecogida, ciertamente. No me esperaba algo así ni por asomo, así que ni siquiera me dió tiempo a encontrar las palabras para... ¿disculparme? O al menos rechazar educadamente su generoso gesto cuando Yugao volvió a aparecer en escena.

-Gracias Yugao-san. Así lo haré -dije tomando el mon con una sonrisa de agradecimiento y más aún, de expresión de que todo había ido bien.
De hecho, de no haberme dejado sola habría conocido a Sanjuro, pero no le habría comprendido. Seguramente tampoco a Ai-kami. Así que había ido mejor que bien.

-Por supuesto, Sanjuro-sama. Será un placer
-contesté atreviéndome por primera vez a sonreirle al Bayushi, aunque fuese tímidamente y con aire de inocencia.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Jun 01, 2011 10:22 am

"Puede que lo sepa, pregúntale, que lo vigilen y que averigüen que okiyas frecuenta..."

Meditó este con tus palabras.

"Muchas veces... las geishas dejan a sus cleintes ser ellos mismos, otras veces lo que les gustarían... en cualquier caso creo que lo que ellas tiene que no tienen el resto es que... ellas no tiene porqué esperar nada, a ellas no se las defrauda... es una libertad muy disimulada pero profunda la que causa el no llevar el peso de tu familia, tus ancestros y el qué dirán sobre tus hombres aunque sea por unas horas...."


Tras los recientes acontecimientos con respecto a Ai-Kami y Sanjuro y la llegada de Yugao los tres partisteis hacia una nueva localización.


Mediodía a 2p.m Hora de Akodo.
Lugar: Distrito interior Chisei.
Exposición de los nuevos jardines de las Embajadas Escorpión y Grulla.
Autora: Shosuro Hatsuyo, alias "Hanasori"


Los Jardines de las Embajadas en esta ocasión, aunque estaban muy separadaso los unos de los otros habían sido unidos en un cordón de jardines verdes que dividía el distrito casi en dos mitades y que permitía ir de una Embajada a otra entre naturaleza o simplemente tener un pulmón hermoso y sano en medio del distrito.

Los jardines cambiaban con los altibajos del distrito, en diferentes estéticas que lentamente iban cambiando de una a otra hasta la nueva elaboración de manera sutil y muy adecuada. Los arboles rodeaban el aprque haciendo que el ruido de la calle se disipara y los edificios desaparecieran entre sus ramas dando la apariencia de un bosque en medio de la civilización.

Sin duda había sido un trabajo excelente. Los cortesanos paseaban maravillados entre las pláticas amenas y los criados con bandejas de entremeses y bebidas.

Nada más llegar se os acercaron dos personas que parecían ir hablando y discutiendo de algo y al veros decidieron acercarse. Eran el Embajador Bayushi Jubei y Shosuro Murasaki.

"Ah... Sanjuro-san... un placer verle por aquí, alejado de sus dominios..."

Dijo el Embajador cuando llegaron. Murasaki se escabulló entre los asistentes y cuando te distes cuenta estaba a tu lado.

"Que mala, Sakura-san, si hubiera sabido que íbais a venir hubiéramos venido juntas... eso no se hace..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Mié Jun 01, 2011 3:59 pm

La familia, los ancestros... ¿tendría eso algún significado para los kamis?
Pero ese "qué dirán" si ofrecía algo más, a mi entender. Al menos mirando la situación desde el punto de vista de que todo el mundo con quien se relacionara esperaría de Ai una cara suya que quizás de vez en cuando le apeteciera cambiar. Librarse de la carga de esa máscara, como decía el gobernador, por un pequeño lapso de tiempo.

Eso claro suponiendo que fuera verdad que tuviera ese anhelo, y que no fuera toda su energía interna unidimensional. De nuevo ¿tendrá eso algún significado para un kami?
Será la primera pregunta que habrá que responder.

Me entretuve pensando en aquello y más aún cuando llegamos al distrito noble, deleitándome con la decoración y la idea que orquestaba todo el proyecto como un corredor verde en plena ciudad.
Desde luego Shosuro Hatsuyo había estado muy inspirada en una empresa tan crítica como trabajar al unísono para el escorpión y la grulla... Aunque por otro lado, teniendo esos patrones ¿quien quedaría para poder criticarla?

Embelesada estaba, estúpida de mi, cuando me di cuenta que ni siquiera había considerado la posiblidad que ahora aparecía a mi lado, Murasaki.
-Oh, Murasaki-sama... me ha sobresaltado -me excusé por mi sorpresa -Me alegro de volver a verla -añadí con una reverencia tímidamente sonriente mientras pensaba que no era tan malo dadas las circunstancias; inevitable si, pero aquí no sería tan problemático.

El fastidio era aquella Doji de la que sensei me habló anoche... Ahora ya no podría acercarme a ella, arriesgándome a que la secretaria Bayushi se fijara y quien sabe lo que le pasara por la cabeza. Que inconveniente estropicio en mi agenda, salvo que se me ocurriera algo en breve.

No dejaba de resultarme curioso que precisamente la que compartía mi apellido familiar fuese quien menos me convenía de casi todas las personas que había ido conociendo.

-Lo lamento... Pero yo no sabía que iba a acudir a esta inauguración hasta hace un momento.
Yugao-san me había llevado a conocer al exgobernador Sanjuro-sama, y ha sido idea suya trasladarnos aquí
-expliqué con inocente tono.
-En todo caso, creo que en cuanto Satomi-sensei sepa de nuestra llegada me requerirá para que conozca a quien ella considere oportuno para... sus intereses, como debe ser -susurré con cierta languidez, siendo que Yugao lo reportaría en breve si es que la secretaria no me permitía acercarme a la Soshi yo misma.
-Los acontecimientos de esta noche han complicado el asunto, y encima tengo que ocuparme del encargo de esta mañana del embajador Jubei-sama -puse ahora un tono de resignación, adrede, para poder corregirme enseguida -Oh, no es que me queje, en absoluto -añadí presta -Me gusta sentirme útil, hacía mucho que no tenía esa sensación y es gratificante.
Pero simplemente... son muchas más tareas de las que había esperado en un primer momento.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Jun 02, 2011 9:50 am

Murasaki te observó con interés y una sonrisa gatuna en sus labios a la vez que asentía tu excusa.

"Sanjuro-sama no suele salir de su distrito, pero este tipo de cosas excepcionalmente bellas siempre le atren la atención....

¿Te ha ido bien con él?"


Te surruró mientras le miraba de reojo como hablaba con Jubei.

"Es cierto, Sakura-san, tenemos que ir a buscar a Satomi-sama ahora que estamos aquí, hay que tenerla al tanto de los avances..."

Murasaki miró a Yugao con cierto aire altivo y le dijo con una amplia pero doble sonrisa:

"Entonces qué tal si vaís a buscarla lo antes posible... mientras tanto, si no os importa, me quedaré con Sakura-san pata mi sola..."

Yugao te miró con cierto recelo y asintió despacio casi como si dijera "vuelvo lo antes posible".

"¿Así que la misión de Jubei-sama? Y cómo os va.... anoche os vi muy ocupada, estábais interactuando con muchas personas... creía que estaríais confusa y querríais mi apoyo pero ya vi.... que se os daba bien... tanto que ni tan siquiera pudimos tener un tiempo a solas... Y eso me apena mucho... espero que no te lo tomaras mal... yo también estuve muy ocupada... con todo lo que pasó anoche y todo lo que tiene que pasar ahora..."

Dijo mientras te miraba a los ojos fijamente.

"Aún puedo resarcirme... ¿estás libre esta noche? tengo un pase especial para unos balnearios...."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Jue Jun 02, 2011 9:43 pm

-Creo que si me ha ido bien -dije mirando yo también hacia la pareja; resultaba vertiginoso pensar en la cantidad de poder e influencia escorpión que estaban ahora mismo charlando tranquilamente.
-Al principio estaba muy nerviosa, llegué a pensar que sería alguien... terrible, que me masticaría y me tragaría después, o en el mejor de los casos me escupiría -susurré con una sonrisa traviesa tras el abanico -Pero después resultó ser una persona mucho más cercana de lo que habría podido imaginar. Resulta que coincidimos en algunas formas de entender la vida... Tampoco es tan extraño siendo ambos Bayushi.
Creo que me mostró su cara más humana
-insinué sobre el lado intacto de su rostro, el que tapaba con la máscara; aunque tampoco llegué a especificar explícitamente que se la hubiera quitado ante mi.

-Por cierto... ¿te importa que te pregunte, sólo por genuino interés en no patinar en el futuro, cómo se quemó el rostro Bayushi Sanjuro-sama?
-pregunté girándome, para darles la espalda. Suponía que tendría algo que ver con el templo, pero en realidad sólo era una intuición sin ninguna base, y me molestaba mantenerlas pudiendo evitarlo.

Cuando vi marchar a Yugao me sentí insegura. Murasaki lo achacaría a mi forma natural de ser, pero yo sabía que tenía una causa cierta.
Me esforcé por no mostrarme cerrada, eso aumentaría su interés o peor aún le molestaría; lo que tenía que parecer es poco interesante, lo más intrascendente posible.
-Si, la misión del embajador es el asunto... Daidoji, de esta mañana ya sabe -volví a ocultar mis labios para decirlo -Creo que más de una habrá quedado desilusionada de que sensei haya sugerido que me encargue yo. Aunque puede que lo haya hecho precisamente porque para mi resulta una "presa" mucho menos interesante... por mi matrimonio, claro.
Supongo que no habrá considerado que eso va a doblar mis obligaciones. Una esposa debe poder con todo.

Sea como sea aún no he avanzado nada, así que estando esto lleno de grullas imagino evidente que Satomi-sensei considerará que es una opción impagable para acercarme a ellos sin levantar ningún tipo de sospecha. Razón no le falta
-añadí con un tono de disculpa anticipada por no poder quizás dedicar más de este tiempo a la compañía de la secretaria.

-¿Anoche? ¿Se fijó en mi, Murasaki-sama? -dije risueña, aunque tímidamente comedida -Me alegro de que opine que se me dió bien... Aunque debo reconocer que parte del mérito fue del delicioso sake tibio que sirvieron.
Oh, no, claro que no me tomé a mal que se ocupara de sus asuntos. El trabajo es lo primero, creo que yo también comienzo a darme cuenta de eso.

Esta noche... Si, creo que si; me encantaría
-sonreí. Era mejor, o eso consideré, aceptar como primera intención y que luego mi maestra me sirviera de coartada para cancelarlo con la excusa de algún encargo que no admitiera discusión, que no mostrarme huidiza a las primeras de cambio.
Siempre podía surgir algo para la ikka o para su "séquito", o en el peor de los casos invocar la gran N... una repentina misión de vigilancia nocturna por ejemplo, sin detalles ni testimonios.

Satomi... donde estaría...
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Jun 03, 2011 8:48 am

"¿En serio? Como me alegro, normalmente las primeras visitas con Sajuro-sama son complicadas.... y muchas veces el que va a visitarlo no sale satisfecho, pero veo que si es como dices has sabido desenvolverte muy bien tu sola, ya ves... y yo preocupada por nada..."

Dijo con una picaruela sonrisa.

Al preguntarle sobre la quemadura Murasaki dejó un "Ah..." en sus labios apagado antes de contestarte, mientras sacaba su abanico y se tapaba la boca.

"Pues.... ¿sabes del incendio en el que murieron su mujer y su Hija? El incendio se extendió por gran parte del Distrito Hiro inclusive... él no llegó a tiempo... pero dicen que sacó en brazos los cuerpos de su mujer y su hija de entre las llamas... eso es parte de aquel símbolo...."

Luego Murasaki se dio un golpecito con el abanico en la cabeza, en la sien, como si hubiera olvidado algo importante y añadió:

"Ah! Eso, eso, pensaba que era otra cosa más... Bueno, la verdad es que te ha caído una buena... juju esperemos que tu marido no sea celoso y lo comprenda...

La verdad es que te espera un largo recorrido, Tsumeo-sama es.... un arrogante presuntuoso de muy buen ver, tenéis que tener cuidado con él...
susurró pero si tienes problemas... puedes pedirme ayuda, ya sabes... ¿Para qué estan las amigas sino? sonrió con amabilidadOh si... seguro que está por aquí, junto al resto de los emplumados importantes... así que seguro que Satomi-sense puede hacerte de enlace, o si quieres puedo hacerlo yo, le conozco, no me importaría acercarte a él y luego ayudarte si me necesitas...."

Tras lo cual dio un par de palmaditas de alegría cuando aceptastes su invitación.

"Perfecto pues!"

Jubei se volvió hacia vosotros y os dijo:

"Murasaki-san acabo de ver a Hatsuyo-san y a Nanaki-san, porqué no les vais a saludar y me los traéis, id con sakura-san si queréis, así ella podrá también saludarlos o conocerlos si es que aún no lo ha hecho..."

Detrás de unos árboles aparecían andando con parsimonia los dos prometidos, muy cerca el uno del otro, apoyada Hatsuyo en la mano puesta de Nanaki para hacerle de pilar por si los desniveles del terreno le impedían andar bien con las gettas.

Murasaki te indicó que la siguieras y fuisteis al encuentro de la pareja.

"Ohayo Hatsuyo-san Nanaki-san, y un saludo del Embajador el cual les pide que cuando tengan tiempo vayan a verle, la felicito por esta preciosidad de obra, querida...

Por cierto, ¿ya conocen a Bayushi Sakura-san?"


Nanaki se adelantó un paso hacia ti se inclinó en una reverencia cerca tuya y notastes como aspiraba tu perfume a la vez que levantaba la mirada y sus ojos estaban fijos en los tuyos a la vez que sonreía con cierta arrogancia.

"Por supuesto.... nunca olvido un rostro y una persona como la suya.... Sakura-san... Un placer volver a verla..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Dom Jun 05, 2011 4:13 pm

-Su preocupación era legítima, gracias por el interés mostrado Murasaki-sama.
Creo que he tenido algo de suerte con Sanjuro-sama; aunque no tengamos la misma naturaleza dominante si puedo comprenderlo, y eso me ha ayudado de veras.
Quien sabe, quizás sea yo la que dentro de unos años suponga "una visita complicada" para los recién llegados -dije sonriendo con aire inocente -Hum... al menos si sigo por aquí... y viva, claro
-bromeé, aunque en el fondo sólo hasta cierto punto. Yo no apostaría todo mi dinero a ambas cosas.

-Ahm... ¿fue el mismo incendio que destruyó el templo semi en ruinas que ahora hay en el barrio de la Niebla? Lo he visto al pasar.
¿Pero qué causó ese incendio, o quizás tendría que decir... quien?
-pregunté directamente pero sin darle demasiada importancia, más como un dato de interés curioso que no estratégico.

-No lo se... Creo que mi marido siempre ha esperado poder sacar provecho de mi más allá de las supuestas funciones de esposa. Aunque no estoy segura que fuera esto en lo que estuviera pensando. Los hombres son infantilmente imprevisibles, pero afortunadamente para todos él no está aquí ahora -dije con una sonrisilla pícara oculta tras la manga del kimono de capas.

-"¿Le conoces?"
-repetí con retintín -¿Hasta qué punto, si se puede preguntar?
Pero si es mutuo, no se si sería buena idea que me lo presentaras
-reflexiono llevándome con gracia el dedo índice a los labios mientras elevo la vista pensativa -La joven y soltera secretaria del embajador Jubei-sama, con quien se dice mantiene una relación algo más que profesional que nunca se han molestado en negar, da un tipo de perfil más alegre y desvergonzado de la impresión que pretendo causar yo; y quien sabe si un galán Daidoji es capaz de distinguir ya de por si un tipo de mujer de otra como para además añadir la proximidad sospechosa de tu "ayuda".

Susurré, no pretendiendo burlarme de ella, sino más bien como si contara un chisme. Divertido y malicioso aunque me lo hubiera inventado, o al menos a mi me lo parecía.

Me supo mal haberle dicho que si planeando luego cancelarlo. Tenía una tendencia instintiva a querer creerme su mascarada de amistoso interés. Sólo me consolaba concentrarme en la verdadera cara que había visto de ella, y en la promesa que hice a Satomi, irrompible aunque quisiera hacerlo.
Pero si sólo fuera un poco, muy poco. más estúpida sería la presa ideal de la Shosuro.

-Así es, nos conocimos ayer en el teatro -contesté una vez que me en presenca de la pareja del momento. Además Satomi-sensei fue no hace mucho la protegida de Nanaki-san y guarda un excelente recuerdo de su persona -añadí, a medio caballo entre la verdad literal y el hecho de que también tuviera interés en su actividad profesional.
-Encantada de volver a verles señores -dije inclinándome ante los dos, un poco más profunda la mía que la que realizó el Bayushi.
-Supongo que ya se lo habrán dicho decenas de personas con una opinión mucho más importante que la mía, Hatsuyo-san, pero debo felicitarla por la majestuosidad del trabajo que ha realizado aquí. Una obra impresionante sin duda que perdurará siglos engalanando la capital del Hantei Emperador.

Y me encanta
-sonreí cambiando el tono en aquella última frase, como si fuera algo mucho más personal; si no en el fondo, que ya lo era antes, al menos si en la forma, más cercana y honesta.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Jun 06, 2011 9:42 am

"Ya te lo advertí, tiene sus manías, pero no es un mal hombre, es sólo que ya "para lo que le queda" como él dice, prefiere vivir exactamente como él quiere, no sé a veces es tan visceral y testarudo que me hace pensar que es como si pensara que no le quedaran ya rencarnaciones jeje que agonías hay en esta ciudad..."

Bromeó Murasaki sin saber la verdad de sus palabras.

"Si, se propagó por un tercio del distrito Hiro hace unos años, casi tres ya... Sé que no se nota porque el distrito esta igual, es que en esta ciudad se construye rápido, si no es un terremoto es un incendio y sino... ya sabes...

Quien empezó el fuego nunca se supo, pero Sanjuro-san siempre dijo que fue en su casa, y por el asesino de su familia..."


Susurró esto último.

"Y como ya has visto nadie ha sido capaz de reconstruir el templo... Oh, no entiendo como pueden dejarlo así... pero claro, yo lo he visto.... y sé que da algo de.... bueno, ya sabes, es una sensación extraña la que da por eso nadie se acerca."

Se encogió de hombros.

"Los hombres siempre quieren algo de nosotras Sakura-chan dijo mirándote fijamente a los ojosPor eso no debemos tener piedad con ellos cuando los tenemos en nuestras manos, ellos no la tendrían... recuérdalo siempre."

Dijo con un tono helado pero con una sonrisa amable en sus labios, un contrapunto que te puso los pelos de punta bajo tu kimono.

"¿A Tsumeo-sama? Si, claro, pero no tan personalmente.... ya sabes a lo que me refiero... él está en todo esto, ya sabes, aunque más bien tendría que decir que es su padre quien esta en todo esto... así que no me extraña que ahora él esté haciendo exactamente lo mismo que nosotros...

En fin, política, ya sabes...

Pero bueno, que no lo conozca en ese aspecto no quita que sepa de su fama... aunque claro, es un hombre cuidadoso, nunca nadie ha posido demostrar nada... aunque dicen que es muy amigo de Kakita Kotoko-san, una de las Damas de Compañía de la Ama...

Si... haríamos una buena pareja ¿verdad? juju no, la verdad es que sino me lo mandan no lo haría, no es mi tipo... a mi me van más... más "malos"....
dijo sonriendo Ese Daidoji tiene algo que... me confunde... parece un tipo duro... pero no sé.... conzoco a los tipos duros... y no me dan esa impresión que me da él.... creo que esconde algo... no sé... quien sabe, quizás sea un llorica y un niño de papá ¿no crees?"

Se burló mientras se reía tapándose la boca con la mano.

"Aún así, por mi nueva amiga, lo que sea, ya sabes."

Dijo mientras te cogía una de tus manos y te la estrechaba mientras te sonreía.


La presencia de los otros dos Escorpiones te alivió un poco la tensión interna con Murasaki.

Hatsuyo, esgrimiendo una enorme y sicnera sonrisa, muy alejada del aspecto que una escorpión debía dar, y quizás cercana así a tu propia imagen te respondió:

"Aunque suene muy ególatra la verdad es que no em canso de oirlo ji. Es que he trabajado mucho en este proyecto, pues había muchos problemas y puntos que solucionar, y ahora verlo así... terminado y haciendo feliz a tanta gente pues..."

Nanaki sonrió al verla expresarse con tanta alegría y la acercó a él estrechándola con un brazo mientras le daba un beso en el cabello de una manera muy poco apropiada para la etiqueta pero sin embargo muy tierna y añadió:

"Es casi como si diera a luz cada vez que se abre uno de sus jardines..."

"¡Oye! ¿Qué tratas de decirme?!"

Se quejó Hatsuyo con la voz más sobreactuada que enfadada en serio mientras se separaba un poco de él y le apuntaba con un dedo amenazador. Nanaki, con una sonrisa lobuna tomó el dedo, y su mano, y se la besó mientras le respondía:

"Que sin haber consumado aún nuestra unión ya somos familia numerosa"

Bromeó a lo cual a más de uno se le escapó una sonrisa o una risotada como a Hatsuyo.

Luego esta se volvió hacia vosotras y dijo:

"La verdad es que este proyecto ha sido muy intenso y entretenido, lo hecharé de menos... pero claro... todo se acaba...

Si alguna vez tenéis tiempo, o hoy mismo, os recomiendo que lo andeis de punta a punta, desde la Embajada Escorpión hasta la Grulla o viceversa, así veréis los cambiso que he ido dándole, convertí la esencia Grulla y Escorpión en una difuminación de trozos del parque hasta que en el centro creo que encontré la armonía entre las tendencias, y no fue fácil, creedme."


"Te creemos, Hatsuyo-san, y te aseguro que apartir de ahora ese va a ser mi recorrido cuando tenga ciats en la Embajada Grulla, que mejor manera de cargar energías para el trabajo ¿verdad?

"Oh, so vendrá muy bien, he creado muchas corrientes de energía ki en el parque, de hecho lo he creado de oeste a este para que las energías se renueven, ya lo iréis notando..."

Murasaki entonces te explicó:

"Hatsuyo-san no es sólo una gran maestra del ikebana sino que es una experta en Feng Sui, todas sus obras estan relacionadas con ese concepto y crean un efecto único gracias a la manipulación del cauce de las energías ki."


OUT
cosa que tiene trasncripcion en ficha, por cierto, como que por ejemplo hay puntos en este parque que te rellenan el vacío gastado sin tener que hacer tu "nada"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Lun Jun 06, 2011 6:30 pm

-Estoy bastante segura de que no le quedan -dije sin perder la sonrisilla tímida, mostrando un contraste destacable entre lo que decía y la forma en la que lo hacía -Pero una buena amiga me ha hecho ver hace poco que no podemos lamentarnos por los caminos que voluntariamente escogen otras personas. Es su decisión, e imponer nuestros criterios sin consentimiento sería una aberración moral -esta vez incluía en mi pensamiento a la propia secretaria, aunque con toda probabilidad ella no se percataría.

-Yo si me acerqué
-de nuevo repetí la expresión anterior -Lo vi de lejos y no pude resistirme a ordenarle al cochero que me llevara hasta allí. Tiene un toque lúgubre y a la vez terriblemente vivo que siempre me ha inspirado... Como la noche. Y no me refiero a las cosas que hacen las personas por la noche, sino la propia sensación de oscura latencia que transmite una ciudad, un camino o un bosque, a la luz de Lord Onnotangu...
Siempre me he sentido un poco atraida por ese ambiente
-dije sonriendo con más timidez, incluso sonrojándome un poco al darme cuenta de que me había emocionado hablando de aquello.
-Aunque no es la senda de Benten. Creo que Kirara-san ahora piensa que estoy un poco loca -me reí tapándome con la manga -Pero al final le hizo gracia, al menos cuando finalmente nos marchamos de allí para seguir nuestro camino.

Que pena que ya no pudiera salir alguna noche con Murasaki para disfrutar la nocturnidad de una forma que seguramente nunca hubiera conocido; saltar de un tejado a otro, cruzar callejones negros como debe ser la boca del infierno, e incluso bañarse desnuda en el mar sin saber si lo que te acaba de tocar una pierna bajo el agua es un inofensivo pececito o un terrible orochi de siete metros. Lástima.

-No, no la tendrían -repetí dándole la razón, aunque sabía que era una media verdad. Ella no era un hombre y tampoco la tendría, aunque suponía que en su retorcido sentido de la moralidad si encontraría una diferencia, si es que se molestaba en buscarla.
Así que excepciones siempre habría, en unos grupos más que en otros, claro -Yo tampoco la tendré -contesté con el mismo tono descarnado enmarcado en un gesto dulce y suave.

-Política, si. Supongo que por eso es tan interesante para Jubei-sama. ¿Llorica? Ji, no lo se -repliqué siguiendo la cruel broma para sus oidos, aunque yo si sabía la verdad, o al menos otra verdad -Espero que no, sería una decepción. Aunque no creo que necesite demasiada ayuda; el embajador sólo quiere que seamos amigos... así que el "óxido" de mis años de fiel esposa no debería ser un impedimento tan grande, al contrario -reí levemente, con una discreta elegancia.


-Oh, no es ególatra en absoluto, Hatsuyo-san. Es de absoluta justicia que se sienta usted orgullosa y feliz de una obra de arte de tanta calidad.
Y poner de acuerdo en eso a las embajadas grulla y escorpión no es un mérito cualquiera
-añadí sonriendo.

-Si, Satomi-sensei me dijo que Masu-sama era una experta en las energías del feng shui; eso explica muchas cosas. Siempre me ha parecido un tema apasionante, especialmente la posibilidad de afectar la energía de otras personas mediante la corriente de la propia... ahm, pero no quiero hacerles perder el valioso tiempo de esta inauguración con una charla ahora que sería mucho más aprovechada frente a la tranquilidad de una taza de té
-me permité el lujo de proponer desde la humildad, como una forma de abordar en el futuro un tema interesante con más detenimiento junto a la Shosuro con gracia Kitsune corriendo por sus venas.

-Creo que el embajador Bayushi Jubei-sama requería de su exquisita presencia, mis señores. Seguro que tendrá que tratar con Sanjuro-sama y la propia Murasaki-sama asuntos de elevado interés... Si me excusan, yo debería ir a reportar a Satomi-sensei mi llegada
-indiqué poniéndole a la secretaria ojitos de cordero con un implícito "lo siento" que, todo sea dicho, me quedó muy realista.

Me incliné con respeto y no falta de elegante sensualidad ante todos ellos y me escabullí de aquel grupo por fin.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Jun 07, 2011 9:30 am

"¿Te acercastes? vaya, si que tienes valor, yo estuve cerca después del incendio y no tuve valor de acercarme, es como si algo susurrara a mi conciencia que era mejor no saber ciertas cosas...

Pero veo que todo sun rumores y conjeturas, pues tu has ido y pareces sana y salva, y no, no creo que estés loca, así que...

Una cosa menos de la que preocuparse en esta ciudad ¿verdad?"


Sonrió Murasaki ante tus palabras.

"Así me gusta, no seas buena chica con quien no se lo merece, aunque claro, eso no es lo que tienes que aparentar... estoy segura que ese petimetre caerá en tus redes con facilidad, le pierden las mujeres como tu.... Rio Murasaki Así que no te conformes con lo que puedas conseguir con poco esfuerzo... y saca todo lo que puedas de él, sin comprometerte a ti misma nunca, claro, hay que saber separar negocios y placer..."




"Oh si, madre me inició en la senda, y Kura-san también... pero creo que yo quedé más embelezada que ellas...."

Replicó con cierto sonrojo la Shosuro flor.

"Cuando gustéis, por mi será un placer tomar el té con vos y charlar, como he llegado nueva a la ciudad no conozco a mucha gente y menos de mi edad..."

"Y yo me sentiré más tranquilo si andas con otras mujeres y no con todos esos pedantes que dices tener por compañeros...."

Masculló Nanaki. Después de todo Hatsuyo se había criado en mitad de su vida con la Grulla por lo que seguro que a disgustod e su prometido tenía más de un pretendiente ilícito de ese clan...

Tras tu disculpa Murasaki puso cara de algo de disgusto pero todos comprendieron tu excusa, así que te dejaron marchar sin más problemas.


OUT
Tema conjunto con Raigi, okis?
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Jul 08, 2011 10:28 am

OUT
Post terminando el conjunto con Raigi y demás y seguimos.
IN

En los jardines entre las Embajadas Escorpión y Grulla

El Kaiu se despidió de ti junto con Sanzo y los dos quedaron hablando a tus espaldas aún del proyecto comentando algunas ideas sobre el mismo bastante emocionados por emprender otro pequeño proyecto de fe.

Paseabas entre los jardines, saludando a los viandantes cortesanos y absorta en la belleza que parecía natural pero que sin embargo estaba plagado de detalles y dedicación cuando pasastes por al lado de unos altos setos llenos de hojas enormes que tenían flores amarillas en ellos. parecía una pared verde y amarilla muy hermosa que comenzaba en medio de un laberinto dejando a un lado otra parte de un jardín totalmente opuesto de figuras pequeñas como si el paseante fuera un gigante.

Absorta como estabas en ello de pronto notastes como algo se aferraba a tu hombro y a tu boca y sin que pudieras decir nada, pues una mano te tapaba la boca te sumergió en aquella pared de hojas y te hizo traspasar al otro lado.

No habías podido asimilar lo que ocurría, en aquel ataque tan repentino cuando la mano se quitó de tu boca y alguien te besó de pronto en esta con tanta ímpetu que te dejó sin respiración. Unos segundos más tarde, y tu aún aturdida pudistes ver al "agresor", un Tsumeo sonriente lobunamente y con sus brazos en jarras mientras te decía:

"¿Me has echado de menos?"



OUT me leistes la mente XD
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Vie Jul 08, 2011 4:41 pm

No me esparaba aquello. Para nada. Quería pensar, y estaba casi segura, que en otras circunstancias habria mantenido los sentidos más agudizados, pero después de todo en un jardín repleto de la flor y nata escorpión y grulla en la ciudad, en pleno día, probablemente fuese el último lugar donde esperase ser emboscada de aquella manera.

Así que cuando aquellas manos se abalanzaron sobre mi y me arrastraron al otro lado de los setos, mi corazón comenzó a bombear por su propia iniciativa de forma frenética, extendiendo litros de adrenalina por todos los músculos de mi cuerpo...

...lo que hizo que aquel repentino beso lo sintiera hasta la médula, con una intensidad incomparable a cuando hacías las cosas conscientemente.


En realidad no podría decir que me resistiera demasiado, en parte por la sorpresa y en parte porque de alguna forma notaba como la sensación que transmitía aquel contacto no era agresiva hacia mi persona pese a lo violentable del asalto, sino más bien... cariñosa, incluso romántica.

¿Pero quien...? La duda me duró apenas un instante; sólo conocía a una persona capaz de algo así, con la dosis necesaria de arrogancia y pasión.

Instintivamente, aunque ya sabía que era él antes incluso de oir su voz, tardé un par de segundos en reconocer la situación, pues desconocía siquiera donde estaba.
Supuse que en algún rincón más o menos recóndito del jardín, diseñado por Hatsuyo probablemente para crear zonas de tranquilidad al margen de los recorridos naturales de su obra. Ni siquiera Tsumeo se habría atrevido a hacer algo así sin controlar ciertos detalles.

-¿Echado de menos?
-repetí levantando la mano izquierda para ocultar por completo mi rostro de sus ojos, y por tanto mi reacción consciente a sus actos, pues mi condición de dama me obligaba a mostrarme inasequible, y la de "seductora", sensual pero inalcanzable -Veo que no tanto como usted a mi, Daidoji-sama -sonreí tras mi escudo de seda.

-Oh, perdón... me parece que esto es suyo, mi señor de la Grulla -dije con una pequeña inclinación divertidamente burlona al estirar la mano derecha ofreciéndole su propio wakizashi desnudo, que durante su acometida había desatado y robado de su saya en un gesto instintivo de autodefensa repentina propio de mi estilo de lucha.
-Espero que no tome ofensa; una dama como yo tiene que saber hacer pagar el precio que vale, sea como sea. Afortunadamente soy más juiciosa que usted, para suerte de sus... ya sabe -aunque sólo me viera los ojos, en ellos se dibujaba ahora claramente una sonrisa maliciosa. Pero no de desagrado ni airada, sino divertida... ¿La causa exacta, el beso o su "honor" en mi mano? Eso ya me lo reservaba de momento.
Después de todo, una gata tiene que sacar las uñas cuando la asustan; de otra forma no sería más que un ratoncillo. Y de todas formas estaba bastante segura de que mis disimuladas garras afiladas le gustaban, así que en realidad ahora era más un acto de seducción que de protección. Quizás para mi instinto lo había sido siempre.

-Satomi-sensei me ha dicho que esta mañana fue a hablar con ella, a su propia casa -comencé a hablar de una forma más sosegada, dejando ya que sólo la máscara de mi cara ocultara mis facciones bajando la manga poco a poco, de una forma deliberadamente sensual -Hum... así que ésta es la idea que tienen los grullas de hierro de "hacer las cosas bien"... Interesante... -siseé sin dejar de curvar los labios en una fina sonrisa, poco a poco haciéndome de nuevo con el control del entorno que me rodeaba.

OUT: es que ya nos vamos conociendo :D :D
Lo del wakizashi es una licencia creativa, pero creo que con mis habilidades debería poder hacer algo así en una situación como ésa ;-)
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Jul 11, 2011 10:48 am

OUT
claro que se te admite tu licencia, tu Pj es lo que es, que menos que demostrar que no es sólo una cara bonita ^^ es parte de lo que me gusta tanto de sakura =^^=
Espero yo, por mi parte, que si que me permitas la licencia que yo me tomé ^.-
ooohhh.... como adoro a los tipos como Tsumeo.... arg... :@_@: :amor: :T_T:
IN


De pronto estabas en un callejón sin salida de setos en medio de un laberinto de estos en donde las paredes de hojas aunque eran suaves y podían ser traspasadas eran tupidas a su vez y no dejaban ver a quien se movía por detrás de ellos.

Muy típico de Tsumeo... no sólo controlar la situación sino muy típico de un asalta caminos como a veces llamaban a los Daidojis.

Mientras hablabas vistes como Tsumeo se pasaba lentamente uno de sus dedos por sus labios como saboreando en un último momento el roce de tu piel en él y sonrió con picaresca tras aquella expresión.

"Siempre...."

Susurró casi en un gruñido gutural y ronco, más parecido al de una bestia a punto de saltar sobre su presa que a un sonido humano, al responderte si te había echado de menos.

Tsumeo amplió su sonrisa al ver su wakizashi en sus manos y dejó un sonido de una leve risa sorda en su garganta para luego recoger su arma sin dejar de mirarte a los ojos y responderte:

"En realidad es la segunda que has desenvainado..."

Dijo con aquel tono grave y gutural, sexual y atrevido sin dejar de sonreirte como si pudiera comerte en cualquier momento o más bien como que lo estaba realmente teniendo entre las posibilidades del momento.

Tsumeo puso sus manos sobre tus caderas y te atrajo hacia si mientras bajaba su cabeza y la dejaba en el hueco de tu cuello y respiraba hondamente tu perfume, notando claramente su respiración sobre esa parte de tu cuerpo desnuda.

"Ajá...."

Ronroneó como un león asintiendo a su presencia en casa de Satomi aquella mañana sin ningún pudor.

"Uno trata de hacer las cosas lo mejor que sabe.... pero tu me conoces perfectamente.... y sabes que a veces soy más desastre de lo que querría....

En el pasado se trataba por falta de confianza.... ahora porque confío y vivo demasiado en mis instintos...."


Gruñó al final posando sus labios sobre tu cuello y mordiéndolo suavemente mientras te apretaba contra él.

"Pero tranquila... aún puedo controlarme.... te susurró con sus labios rozándote la piel es sólo que te llevo observando más tiempo del que crees en este evento.... y no sabes cómo me arde la sangre al ver a tantos hombres mirarte con lujuria....."

Casi dijo aquello último en un rugido apagado a la vez que te mordía de nuevo el cuello.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Lun Jul 11, 2011 3:15 pm

Out:
Por descontado ;-)
In

Levanté despreocupadamente una mano para corregir las imperfecciones que el arrebato de Tsumeo hubiese podido causar en mi cabello, y noté una flor amarilla enredada en mi pelo. Con una media sonrisa me la quité y ampliando la curvatura de mis labios a la de una niña traviesa la enganché en un mechón de la blanca cabellera del Daidoji, dejándola en una posición muy típicamente femenina.

Le miré al rostro completo y sonreí abierta y dulcemente al ver el contraste -No te la quites -me permití el lujo de ordenar a cambio de una preciosa sonrisa, porque me gustaba así.

-Eso me agrada... que pienses en mi
-irremediablemente cierto. No se si sería común a todas las mujeres, pero no entendía como a alguna podría desagradarle ser el centro de toda aquella pasión a duras penas contenida.
Especialmente viniendo de alguien como el heredero Daidoji, dicho fuera de paso.

-¡Ichiro-kun! -exclamé entre risillas ocultando mi boca con la mano, no tanto para tapar todos mis dientes como para amortiguar la exclamación -Ya veo que has aprovechado tu tiempo en las tierras cangrejo -dije con un fingido tono burlón, pero divertido en realidad -Pero me pones en un compromiso, una dama decente no permitiría un comentario tan soez... Claro que un caballero decente tampoco arrastraría a una dama detrás de un seto de flores... así que supongo que estamos en un... empate técnico -susurré sensualmente, dejando que cada palabra surgiera casi contoneándose de mis labios.
-Aunque si lo prefieres... puedo ruborizarme -añadí, manteniendo el mismo tono de confianza íntima entre nosotros dos, en aquel recodo del laberinto de setos y flores que Hatsuyo había tenido la idea de crear.

Fingir ofensa habría estado fuera de lugar; el Daidoji me conocía demasiado bien para saber que no era una estirada Doji recién salida del cascarón, al menos estando a solas. Además me gustaba la confianza en mi y en él mismo que desprendía al atreverse a todo aquello; no dejaba de ser un halago ya que probablemente no lo haría con otra mujer, o yo quería creer que no.

-Oh si, te conozco. Hay cosas que nunca cambian... ¿no es así? -contesté conteniéndome de suspirar al notar el cosquilleo de su aliento -Afortunadamente para ti... me gusta tu parte desastrosa. Especialmente la que hace que a ti también te guste la mía -volví a reir, de forma musical, dentro de mis posibilidades en aquel momento.

-¿Pero qué clase de esposa sería si te lo pusiera tan fácil, incluso a ti? -siseé acariciando su cabello antes de levantar su cabeza empujándola de nuevo a una distancia "de seguridad" de mi piel -Necesito que sepas que soy la mejor, en todo cuanto me propongo, sino ¿como confiarás en mi llegado el momento? -volví a susurrar.

-¿Lujuria? Ahm, vaya... pues yo no me he dado cuenta -sonreí con cierto tonillo malvado, aunque es cierto que no me había fijado demasiado, por falta de costumbre quizás -Pero sólo he hablado con un viejo amigo de sensei, uno de los tuyos... ¿Le conoces acaso? Porque supongo que no te referirás a Su Eminencia Sanzo-sama, que está a años luz de la lujuria, ni al amable Kaiu Sarutori-sama, que ha prometido altruistamente construir un pequeño templo a la fortuna del Amor Romántico en mi nueva residencia... Por cierto... dime, ¿recuerdas el templete de Benten en la casa de Satomi-sensei en Kyuden Bayushi...? Pues... quiero tener uno en mi propio jardín... ¿qué te parece la idea?
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Jul 11, 2011 3:44 pm

Tsumeo palpó la flor en su pelo y sonriendo de manera encantadora hizo un gesto con la cara poniéndola semi de lado como diciendo "¿a que me queda bien?" Su ego no tenía límite, o su sentido del humor, claro... tras lo cual se la dejó puesta.

"Bueno.... haremos una cosa.... tu me guardas el secreto que no soy un caballero y yo te guardo el secreto que eres aún más adorable de lo que quieres hacer ver."

Replicó el heredero con una jocosa sonrisa mientras te miraba a los ojos sonriente como si dijera "¿trato hecho?".

"Sin duda tengo suerte que mi dama sea tan compasiva para con mis defectos...."

Dijo este mientras acariciaba tu espalda con sus manos aún en ti, luego le empujastes algo más lejos y te miró mientras lo hacía descaradamente de arriba abajo para comprobar lo que decías de "que eras la mejor" con un toque de sarcasmo implícito en la mirada como si mirara carne de primera calidad. Al final, antes que te pudieras tan siquiera enfadar en broma con él dejó escapar una leve risilla y dijo:

"No me queda la mayor duda que eres la mejor, sin duda no te cambiaba ni por diez de tu maestra, sin ofender."

Te guiñó un ojo.

"Es que en el fondo soy un romántico..."

Añadió con tonillo bromista, aunque en realidad parecía haber sido fiel a su primer amor sin duda.

"No osaría a decir tales barbaries de los hombres santos o casi tanto con los que has estado, pero sin duda no todos ellos eran unos santos y no todos ellos han tenido que estar en las conversaciones que habéis tenido para que os miren de esa forma... de la misma manera que yo os observaba de lejos otros lo han hecho...

Y si me preguntas por ese Kakita, no, no le conozco, pero si tiene algún interés en lo que te rodea él si que me va a conocer a mi...."


Dejó caer con un tonillo de matón fingido sin dejar de sonreir. Luego casi dejó escapar una risotada y añadió:

"¿Se puede olvidar acaso los momentos en los que he estado contigo? No estaba al corriente de ello...

Si, querida, claro que lo recuerdo... me parece una opción muy acertada la que deseas, es una verdadera lástima que yo no pueda correr con los gastos de tu capricho... sin duda es algo que me pesa... así que deberé hacer algo ¿verdad?"


Soniró como todo un galán.

"¿Qué tal si me construyo yo otro templo en mi residencia y lo diseñas tu? Después de todo... todo lo que me pertenece será tuyo algún día..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Lun Jul 11, 2011 10:55 pm

"Me gusta como te queda" respondí de la misma forma, limitándome a sonreir con encanto. Era verdad, me gustaba.

-Está bien... trato hecho -contesté con un susurro sonriente -Odiaría que se desmoronara mi imagen de mujer fatal Bayushi. Pocos saben que cuando soy mala, soy muy mala... pero que cuando soy buena, soy mejor -añadí sosteniéndole fojamente la mirada en respuesta a su igual atrevimiento, quizás incluso más por ser yo una dama.

-Eres todo un privilegiado, futuro señor de los Daidoji -reí burlonamente por mezclar su estirpe al decirlo -Debo reconocer que me gusta tu concepto del romanticismo... mi señor grulla, pero diez aprendices de Satomi-sensei no son cualquier cosa -añadí entre risillas pícaras -Dime... ¿qué tiene ésta que te habla de especial que no podrías encontrar en diez, o en veinte... o en cualquier otra mujer de esta ciudad?

Sonrei al decirlo, con una fina mueca maliciosa, pues aunque tuviera el aspecto de la típica pregunta que pretende apaciguar la propia inseguridad con cualquier respuesta pomposa y poéticamente insustancial de lunas prometidas y juramentos eternos, no era sino una divertidamente malvada prueba para el Daidoji, cuya respuesta sería juzgada sin piedad... Riesgo que por supuesto formaba parte de la diversión de "secuestrar" a una dama escorpión, al menos desde mi punto de vista.

-Así que me has estado observando... ¿Has conocido entonces a mi nueva yojimbo? Es encantadoramente sobreprotectora, estoy segura de que ella a ti te caerá bien -pregunté pensando en lo que pensaría Kirara de quien me arrastra hasta el otro lado de una pared de setos y flores, pero sin duda Tsumeo apreciaría a quien me mantiene sana y salva como su objetivo de cada día al levantarse.
-Pero dices que sólo me observaban hombres... qué decepcionante. A Satomi-sensei le miran también las mujeres; la mayoría por envidia, algunas por algo más... Pero no me importa, yo me conformo con que se fijen en mi las personas que me quieren bien -añadí con una voz muy suave y dulce, cambiando por un segundo el tono a uno mucho más tierno y sentido. Amagué con besarle en la boca, pero finalmente sonreí y sólo rocé la punta de su nariz con mis labios fingiendo el sonido del beso.

-Creo que el señor Nakama-san si que tiene interés en algo que me rodea, pero nada de lo que debas preocuparte
-dije riendo, pensando obviamente en Satomi, que era bastante usual que atrajera la inmensa mayoría de las atenciones; de hecho caminar junto a ella ya resultaría normalmente toda una cura de humildad incluso para la mujer más arrogante. Pero a mi me parecía divertido; después de todo, en esos momentos estaba con ella.

-El amor nunca se olvida... Se puede ignorar, tapar su huella con alfombras y cortinajes, pero siempre está ahí. Al menos cuando es verdadero.
Sin embargo hay cortinas muy pesadas, Tsumeo... no siempre es fácil quitarlas
-dije con un regusto melancólico.
-Sólo espero que no me hayas idealizado; no soportaría verme superada por un recuerdo de mi misma -añadí enseguida recuperando el tono sonriente, incluso divertidamente seductor.

-La devoción a Benten no es ningún "capricho", Daidoji
-contesté sacando la lengua y fustigando su osadía con mis palabras... aunque no desprovistas de entrañable cariño -Eres un arrogante por vender la piel del gato antes de cazarlo, ji, ji... Pero no has tenido una mala idea... Claro que eso significa que tendré que ir a ver el espacio del que dispones... hum, ¿no será todo esto una excusa para invitar a una jovencita inocente a su casa, grulla-sama?
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Jul 12, 2011 11:05 am

Tsumeo sonrió ante tu aceptación de vuestro "trato" y asintió más que conforme a esto.

"El placer de ese secreto sólo me está reservado a mi...."

Añadió este.

"¿Que qué tenéis para elegiros por encima de diez aprendices de Satomi-san? Pues mira, debe ser algo muy gordo para que me arriesge a oler a unos cincuenta pasos a tu preciosa yojimbo y estar aquí aún arriesgando la vida... juju De hecho es tan increíble lo que me ofrecéis que ni tan siquiera me da por pensar lo divertido que debe ser la pelea de gatas que debe estar teniendo ahí fuera y eso que a los hombres nos encantan las peleas entre mujeres...."

Sonrió este con picaresca mientras dejaba caer aquello Tsumeo. Si, él también llevaba escolta, una muy particular encabezada por aquella mujer de cabello oscuro y rostro gatuno al que había llamado una vez "Kuroneko".

Luego tomó una de tus manos y besó despacio tus nudillos sin dejar de mirarte a los ojos y susurró con voz profunda y sonora:

"Pero os aseguro que esto me vale muuuuuuuuucho más la pena......."

Luego apartó despacio la mano de sus labios y te la soltó suavemente.

"La verdad es que no me he fijado si os miran las mujeres, pero creedme, querida, desde ahora lo haré y si veo la misma mirada que la de los hombres hacia vos.... ¿las invito a quedar con nosotros?"

Bromeó directamente esperando a que te "enfadaras" con él ya hasta cerrando un poco los ojos por el "futuro golpe" a su brazo mientras se reía por lo bajito.

"La idealización es como abrazar a una estatua de mármol frío y frígido, amada mía, no se puede comparar con el calor real de tu cuerpo, os lo aseguro..."

Sonrió de manera galán mientras uno de sus dedos pasaba por el contorno de tu cara.

"Pero creo que el que debería estar preocupado por eso más bien soy yo... he cambiado tanto que quizás pongáis vuestras cavilas por encima de lo que soy actualmente y luego os decepcione el resultado..."

Añadió pero con un tono confiado como si eso no pudiera ser posible, aunque no sabías bien si era porque no creía que tu hicieras eso por la confianza que era hasta arrogancia que exudaba.

"Oh... vaya! Me has pillado sonrió con picaresca cuando dijistes lo de ir a su casa creía que lo había dicho de manera muy sutil... juju"

Tsumeo silbo un poco mirando al cielo haciéndose el despistado y luego te miró a los ojos mientras su sonrisa poco a poco se iba volviendo un gesto un poco más y más serio.

"En realidad me viene perfecto que estés haciendo eso en tu casa y al decirte esto se me ha ocurrido como usarlo en nuestra ventaja... La verdad es que este "encuentro" tiene una parte muy grande de.... placer... claro, y otro de trabajo..."

Cruzó los brazos sobre su pecho y te miró con gesto algo disgustado.

"Tengo que hacer algo que no me gusta nada sobre ti y quiero advertirtelo, no quiero problemas entre nosotros... ya sabes, secretos, los justos... pero de hecho tu vas a tener que hacer lo mismo conmigo... así que estaremos en paz."

Te guiñó un ojo distensionando un poco el ambiente que se había cargado de pronto.

"Hoy pienso comenzar a hacer ver que tengo interés en ti, pero no sería realista si directamente pareciera un amor puro, aunque lo sea, o por lo menos para nuestros planes, así que me temo que toca sacar al jodido arrogante que llevo encima y empezar a decir que soy capaz de ligarme a cualquier mujer, hasta a una casada, y elegirte como presa...

De veras que siento que tengas que ver esa parte mía, pero si queremos que todo sea "fluido" es mejor así...

Así cuando mi "plan" de ligarte sin amor se me "vaya de las manos" y me gustes demasiado...
te sonrió como diciendo "como ya lo haces" será tu oportunidad perfecta para ser tu en ese momento la que comiences a "manipularme" y todos crean que el juego se me ha ido de las manos, es entonces cuando todo casará perfectamente con lo que los escorpiones quieren para mi... una mujer que me pueda, y mira tu por donde... esa eres tu....

En la ficción y en la realidad, encima"


Añadió con un tono más relajado mientras te guiñaba un ojo.

"Así que vengo a "informarte y pedirte casi permiso" para ser un idiota integral, aunque claro, normalmente no pido permiso, lo soy y listo jaja"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado