Día 4º.- Shinkyu

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6801
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Día 4º.- Shinkyu

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Ene 10, 2011 12:00 pm

6 am a 8 am. Hora del Sol
Lugar: residencia de Tarako


No habías podido abrir los ojos y desperezarte cuando Sakura saltó encima tuya en tu cama mientras se quejaba diciendo:

"Shinkyu-niisan!! Despieeeeerta!!! Me prometistes que me contarías toooodo lo que vistes ayer!!! Joooooooo ¡¡yo quería haber ido también!! Fue divertido quedarme con Kokó pero yo también quería haber iiiiidooooo!!"

De pronto la voz de Tarako la sacó como un gato asustado de encima tuya mientras decía:

"Sakura-chan, esas no son formas de despertar a nadie, anda, dejale que se vista y vamos a la mesa, el desayuno está listo."

Sakura se levantó del suelo y la siguió contenta mientras canturreaba de buenas ya por la mañana.

Tras aquel comienzo de día, te vestistes y preparastes y fuistes hacia el comedor, en donde la mesa estaba puesta y había una invitada, Kokó.

"¡Buenos días Shinkyu-kun! He venido a acompañaros para desayunar."

Tarako, que servía el arroz ya sentada añadió:

"Hoy abre un poco más tarde la tienda ya que al haber habido un evento importante ayer los clientes suelen aparecer más tarde... así que ha aparecido para gorronear comida."

Kokó, que estaba sentado a su lado le dio un codazo y se quejó diciendo:

"¡Eso no es así! No le diags eso o se lo creerá! Que no, que no, Shin-kun, que he traido dulces y todo!"

Dijo señalando una caja en el centro de la mesa llena de una amplia variedad de ellos. Sakura trató de coger uno pero tarako le dio un palmetazo en la mano mientras le indicaba:

"Eso de postre, no mezcles dulce y salado en el desayuno. No es bueno para tu cuerpo."

Kokó se rio y con tono fastidioso dijo:

"¡Quien te ha visto y quién te ve Tara-chan! Si pareces toda una madre...."

Tarako la fulminó con la mirada y mientras se metía un par de tragos de arroz casi a la vez terció ofuscada:

"No digas tonterías, no tengo la edad para ser su madre, como mucho su hermana mayor."

Sin duda los días se habían vuelto peculiares desde que llegastes a la capital pensastes sonriente mientras te sentabas a la mesa...
Última edición por Isawa_Hiromi el Mar Nov 26, 2013 6:49 pm, editado 1 vez en total.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Mar Ene 11, 2011 11:23 am

La noche anterior, quizá más por los nervios que por otra cosa, había sido agotadora. Y ahí se encontraba el joven ronin, desperezándose en su cama antes de comenzar un nuevo día, cuando un peso cayó sobre él, quejándose y reclamando promesas con más energías de las que le gustaría que tuviese recién levantada. Normalmente era él el que se levantaba primero de los dos, pero esa mañana la pequeña Sakura parecía que estaba a pleno rendimiento e impaciente por escuchar lo ocurrido la noche anterior.

-Vamos, tranquilízate, tenemos tiempo para hablar de ello durante el desayuno, si quieres –replicó, riendo levemente por el buen humor de la niña, antes de que Tarako llegase y se la llevase como un cachorrillo. La verdad es que la ronin se había adaptado bastante bien y rápido a la presencia de los dos.

Mientras se preparaba, antes de ir a tomar el desayuno, Shinkyu se entretuvo a observar nuevamente el regalo que le habían entregado la noche anterior. No terminaba de comprender el significado del por qué aquel muñeco y no sabía cómo juzgarlo, al menos no sin precipitarse. Quizás lo hablase con Tarako, aunque tenía algo más importante sobre lo que hablar con ella en esos momentos.

Una vez fue a desayunar, se encontró con la grata sorpresa de Kokó, lista para desayunar con ellos, aunque la opinión de la ronin fuese más que iba a gorronear… Quizás un poco de esas intenciones sí que tuviese la joven dependienta, pero al menos había traído unos cuantos de sus dulces...

-No te preocupes Kokó-san, siempre es agradable contar con tu presencia –la saludó, intentando quitarle peso a las palabras de Tarako con una agradable sonrisa.

Una pena que la ronin fuese implacable hasta en el desayuno, y no iba a tentar la suerte como lo había hecho Sakura al intentar echar mano de uno de los dulces; la recompensa de la niña había sido un palmetazo en la mano y una regañina, y no quería saber la suya si probaba. Al igual que tampoco tentaría a la suerte comentando sobre los instintos maternales de la bushi. Realmente Sakura tampoco era tan mayor y podría llegar a ser su hija si hubiese sido una madre bastante joven. Pero a ver quién se lo decía sin recibir esa mirada fulminante.

-Itadakimasu -el ronin se sentó a la mesa, sonriente, antes de empezar el desayuno-. Esto tiene una pinta estupenda.

El joven ronin intentó desviar la atención de todos hacia la comida, sobre todo porque no quería que Kokó le preguntase por su opinión en cuanto a lo que acababa de decir… No se sentiría cómodo camuflando la verdad con una respuesta que no le costase una mirada asesina. Y el asunto de los Lobos Grises prefería tratarlo cuando Sakura no estuviese presente.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6801
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Ene 11, 2011 12:50 pm

Tarako te sirvió un cuenco de arroz hasta arriba y mientras te señalaba "amenazantemente" con el cucharón casi te ordenó:

"Cómetelo todo, hoy vas a gastar mucha energía, necesitas comer bien para que no te flanqueen las fuerzas."

Kokó rio por lo bajito entonces haciendo que Tarako se centrara en ella y riñera ante las insistentes bromas de la dependienta. Pero lo cierto, mientras te llevasbas los palillos a la boca, pudistes contemplar una interesnte estampa que creistes no ver en mucho tiempo... y era aquel sentimiento de.... familia.

Cuando termiasteis de comer Tarako os acercó los dulces y entonces si que dejó que os comierais alguno. Kokó le dijo a Sakura que la ayudara a recoger la mesa, ya que Tarako se había ocupado de cocinar y ponerla mientras tu y ella terminabais algo el té.

Tarako cogió su taza y te señaló que la siguieras al pasillo exterior que daba al patio, y se sentó en este, con las piernas colgando tarima abajo mientras veía las flores de cerezo del arbol que había en el patio movidos por la suave brisa.

"Bueno... Entonces lo que te preocupa desde tan temprano en la mañana es esa yakuza ¿o hay algo más?"

Dijo de pronto, sin mirarte, casi como si te leyera la mente, a la vez que bebía despacio.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Mié Ene 12, 2011 10:02 am

Shinkyu no dudó en comer el arroz que le había entregado tras un asentimiento, observando como Tarako podía convertir hasta un simple cucharón en un arma de disuasión con un par de movimientos. Por suerte Kokó estaba ahí para hacer insinuaciones y recibir las regañinas de la ronin por los demás, era algo que agradecerle. Además… lo que vio mientras comía era algo que creía que había quedado ya muy atrás en el pasado: familia. Esa era una sensación por la que valía hacer frente a miles de cucharones asesinos.
El joven sonrió feliz, antes de volver a centrarse en su cuenco y captar la atención de Tarako.

Tras desayunar y que Tarako les permitiese comer algún dulce, dejando bien claro desde el principio quien era la mandamás, ella y Shinkyu salieron al pasillo exterior mientras Kokó y la pequeña Sakura recogían la mesa.
Shinkyu se sentó junto a la mujer, observando el cerezo al igual que ella. Sorprendido por su pregunta, el chico se tomó unos segundos en responder… Realmente era como si ella hubiese sido consciente de que algo le perturbaba desde el mismo momento en el que lo vio al despertarse.

-Supongo que no se me da muy bien lo de ocultar cosas –quizás era la falta de costumbre-. Pero, la verdad, es que no sólo me preocupa la yakuza, eso ya me temía que no sería nada bueno –confirmó que, aunque no la única, era una de sus preocupaciones-. También me preocupa Sakura, que pueda pasarle algo en esta ciudad, que no pueda ayudarla cuando me necesite…

El chico se detuvo a beber un sorbo de té antes de hablar, tras dedicarle una mirada a la ronin.

-También me preocupa que se acabe esto, lo que ha ocurrido en el desayuno… era algo tan familiar. Por un momento he pensado que las cosas podrían quedarse así para siempre, que no sería malo… pero sé que hay que avanzar –dijo con cierta pena, ante la idea de que al avanzar pudiera perder otra vez algo que pensaba que no volvería a tener.

-Hasta el regalo de anoche, el muñeco del samurái, me hace pensar. No consigo entender su significado y eso me hace ver que no estoy tan preparado como pensaba antes de llegar aquí. Aunque tengo confianza veo que muchas cosas están muy lejos de mi alcance, y temo que nunca lo estén.

Aquella era una de esas mañanas para el chico en las que uno se da cuenta que las cosas no son siempre como uno quiere y le hacen dudar, y aunque podía sobreponerse a ello sin demasiados problemas normalmente, no significaba que sus dudas y problemas desapareciesen. Era consciente de que hasta que no hiciera algo no desaparecerían.

-Pero las cosas hay que solucionarlas una por una, así que supongo que tienes algo que contarme sobre esos Lobos Grises –de no ser así, seguramente no hubiera mencionado el tema.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6801
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Ene 13, 2011 11:47 am

Tarako sonrió al oir tu reflexión acerca de lo poco que podías evitar que ella te leyera, pero no te miró, sólo sonrió y espetó despacio:

"No te preocupes, no se te ve en la cara.... es sólo que siempre se me dio bien "leer" a la gente.... supongo que por eso es por lo que sigo viva después de todo..."

Luego miró de reojo hacia el fondo de la sala, en esta Kokó y Sakura se marchaban cargadas hasta arriba de los platos. La ronin chasqueó la lengua mientras soltaba:

"No se puede ser más perezosas... van a dejar caer los platos con tal de no dar dos viajes...."

Luego te miró de reojo a ti y prosiguió:

"Preocupate de ti mismo, Sakura esta a salvo, te lo aseguro...

Soy una ronin, es cierto, pero tengo amigos... y Kokó es una heimin o peor, es una bastarda de una geisha, pero te aseguro que media ciudad la adora... Por ampliación la niña está segura con nosotros. Además...
amplio su sonrisa ahora ya no sólo estás tu para defenderla, somos más ¿verdad?"

Casi podías oir "ya no estás solo" en sus palabras...

Tarako puso sus manos tras ella, apoyada en la tarima y se reclinó un poco hacia atrás, en el claro cielo volaban varias gaviotas.

"Nada se acaba... Shinkyu.... sólo cambia.... se transforma... se amolda.... Antes tuvistes un padre.... ahora una familia no de sangre.... puede que en el futuro eso siga avanzando y tengas una familia todavía más amplia...."

Dijo haciendo alusión a formar parte de un Clan.

"Eso no es malo...

Avanzar da miedo, y sólo los necios no tiene miedo, pues es un mecanismo para la autopreservación...

La verdadera valentía por lo tanto no es no tener nunca miedo, sino superarlo....
Susurró, luego te miró de reojo y con una pequeña sonrisa terminó diciendo tu eres realmente valiente, Shinkyu, no tienes que temer...

Cuando se te olvide, descuida.... aquí estaremos el resto para recordártelo..."


Luego estiró las piernas y se posicionó sentada algo más correctamente mientras le daba un trago al té, cogiendo la taza sólo con una mano de manera languida. Tarako se movía a veces con movimientos que podrían ser llamados vulgares, sin etiqueta, pero a la vez todo lo que hacía estaba envuelto en un aura exquisita como la de una cortesana de la época de Hantei Genji.

"Los Lobos Grises..... Hum....

Empezaremos por el principio...

En esta ciudad las yakuzas actuan en los diferentes distritos, exteriores solamente, claro, pero no en todos hay...

El Distrito más rentable para ellos es el Hiro, en él existen dos yakuzas, una de ella es los Lobos Grises, y están muy peleados con los otros, claro está...

Se rumorea, claro que nada hay a ciencia cierta demostrable, que los Lobos Grises están patrocinados por el Escorpión y los otros por los Kasuga, así que es una guerra por ver quién se queda con las ganancias del tráfico de mujeres...

Los Lobos Grises antes eran una yakuza muy desestructurada, caótica y cruel, ahora son como una máquina Kaiu, engrasada y perfecta.... dicen que tiene que ver con el apadrinamiento Escorpión y con que los mantienen vigilados...

Lo cierto es que antes era muy común drogadictos en esa yakuza y el consumo de opio por sus miembros, por lo que sé... ahora están todos limpios, o por lo menos mientras están de servicio...

La "mercancía", como ellos les llaman a las mujeres tiene un estatus alto en la ciudad en cuanto a ese tipo de trabajos, de hecho tienen una serie de casas con diferentes niveles y al final... esta la Mansión de la Nube Gris... y en ella las conocidas en toda la ciudad Cinco Oniagans de los Elementos, cinco prostitutas que rayan casi a las geishas y que su tiempo es puro oro, sólo los hombres más ricos pueden pagárselas... y por supuesto estos son samurais siempre...

Las mujeres suelen ser compradas, pero desde hace un tiempo hay algunas que se ofrecen casi como quien dice "voluntariamente" porque aunque el trabajo es...... lo que es, el modo de vida que llevan es bastante alto y rico, sobretodo para mucha gente que viene de fuera....

Y bueno, eso es un resumen en general...."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Lun Ene 17, 2011 9:20 am

No le sorprendía que a Tarako se le diese bien leer a las personas. Es más, no le sorprendería que cualquier cosa se le diese bien a la ronin, le sorprendería bastante más enterarse de algo que no se le diese bien. Estaba claro que era una mujer curtida y eso le hacía preguntarse el tipo de vida habría llevado, tanto como ronin como antes... no tanto así las causas de su estatus actual. Sabía que normalmente no era agradable hablar sobre el motivo de que un samurai pase a ser ronin.

En cierta manera le aliviaba saber que no era tan fácil de leer, así podría seguir aparentando normalidad ante la pequeña al menos. No quería preocuparla y que acabase haciendo algo que no debiera en un intento por ayudarle.

-No puedo criticarlas. Seguramente yo habría hecho algo similar para acabar antes -reconoció sinceramente, mirando a Kokó y Sakura recoger los platos. Tarako seguramente lo habría hecho con calma y perfectamente... pero él lo habría hecho rápido para dedicarse a otras cosas que considerase más importante que recoger la mesa. Sabía que no era el pensamiento adecuado para aspirar a ser samurai, pero siendo ronin había cosas que te ayudaban más que recoger los platos correctamente.

El joven seguía los movimientos de la mujer con detenimiento, observando lo que ella miraba, atendiendo a sus palabras como si fieran las lecciones más importantes de su vida... y a medida que hablaba se sentía feliz y, aunque el temor no se disipara, sentía que podría sobrellevarlo.

-Gracias, Tarako... -Al chico no le habría importado dejar salir un par de lágrimas en aquella ocasión. Las palabras de la bushi habían calado hondo y la idea de tener una familia, lo pensase las veces que lo pensase, resultaba gratificante.- Aunque no tengamos la misma sangre, para mi siempre seréis mi familia, pase lo que pase.

Después de eso, el tema pasó a ser bastante menos agradable, pues hablar de los Lobos Grises era hablar de drogas y prostitución... Y lo más triste de todo era pensar que eso ocurría hasta en una ciudad como Otosan Uchi, a un paso del Emperador por así decirlo.

El tráfico de mujeres era un asunto que no gustaba en absolto a Shinkyu. Si una mujer se vendía voluntariamente, simplemente para vivir mejor, era problema suyo... pero estaba convencido de que no era así en la gran mayoría de los casos. Cuántas de esas mujeres habrían sido entregadas para pagar deudas, habrían sido chantajeadas o incluso secuestradas... arrancadas de su familia por la codicia de unas cuantas personas. Y lo que más le perturbaba era que Sakura podría haber acabado siendo vendida de esa manera... quizás no para prostitución, pero vendida al fin y al cabo.

-¿Y nadie hace nada por detenerlos? -preguntó Shinkyu directamente. No era capaz de asimilar que, tan obvios como parecían los movimientos de las Yakuzas por allí, nadie hiciese algo por detenerlas.- No puedo creer que puedan actuar tan libremente aquí, que incluso los samurai se beneficien de su negocio.

Y también se preguntaba por qué Bayushi Sakura le había mencionado a los Lobos. Era imposible que alguien como ella estuviese metida en negocios tan turbios, a pesar de que el Escorpión pudiese estar patrocinandolos... Ella le había parecido una persona amable, una esposa preocupada por el bienestar de su familia, no una traficante de mujeres.

-¿Y por qué los mencionaría Bayushi Sakura-sama? -compartió su inquietud con la ronin.- ¿Tienen algún tipo de problema con los ronin del que deba preocuparme?

Shinkyu terminó pensando que tal vez había sido alguna advertencia. Que tal vez podrían actuar contra ellos y que la Escorpión había tratado de ayudarle.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6801
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Ene 17, 2011 12:18 pm

Tarako dejó escapar una leve risa al oir tus palabras acerca de la fullería al quitar la mesa y añadió:

"Las prisas nunca son buenas, pero es la juventud..."

Tras lo cual Tarako miró hacia el cielo que lentamente se iba despejando y sonrió ante tu muetsra de gratitud y tus palabras, pero no añadió nada más... era como si no lo necesitara, como si tu no lo necesitaras. En aquella sonrisa pudistes ver claramente una frase "Somos una familia".

"¿Para detenerlos dices?"

Preguntó Tarako casi al aire como si lo que hubieras dicho fuera un chiste muy gracioso con una sonrisa socarrona pero hastiada. Luego meneó la cabeza, y mirándote te explicó:

"Mira, Shinkyu, la Ciudad de Otosan Uchi funciona de esta manera....

Hay 10 distritos exteriores, 4 interiores y la Ciudad Prohibida.
Cada distrtio tiene su Gobernador, y cada Gobernador tiene su guardia, sus propios apagaincendios y sus asuntos. Los demás no se meten en tu barrio y tu no husmeas en el de los demás.

La Guardia Seppun se ocupa de la Ciudad Prohibida, patruya en los distritos interiores y en las Murallas de los Exteriores, pero si aquí "fuera" nadie los llama expresamente, ellos no acuden pues para eso está la Guardia de cada distrito.

El Distrito Hiro, se llama así por su Gobernador, Isawa Hiro, cada distrito, menos el Jumarashi, toma el nombre de su Gobernador.

Isawa Hiro es un adicto al opio y esclavizado "extraoficialmente" del antiguo gobernador del distrito Bayushi Sanjuro. Hiro tiene su droga y sanjuro prosigue con sus actividades rentables, y encima le paga una cuantiosa suma al Gobernador actual para que siga viviendo su ociosa y drogadicta vida sin preocuparse por nada...

Así son las cosas realmente, si la cabeza falla el cuerpo falla, así que en ese distrito la cabeza está infectada y el cuerpo entero también.

¿Alguien ahce algo? ¿Y por qué debería si es lo que el Gobernador quiere? ¿No se dice que un samurai sirve? ¿Todo va bien no? ¿Quién va a decir lo contrario?... Tsk!
chistó Bienvenido a la otra parte del "on" Shin-kun... no sólo afecta a las geishas sino que puede convertir a un samurai en lo más bajo..."

Luego meditó acerca del tema de la Escorpión y se encogió de hombros.

"No hemos metido las narices en temas yakuzas así que ellos no tendrán nada en nuestra contra.... pero quien sabe, quiás necesite escolta, o quiera contratarnos para algún negocio que quiera poner en la ciudad y le preocupe esa yakuza o......"

De nuevo se encogió de hombros.

"Puede que lo sea... en esta ciudad los ronins son los que más les conviene que existan, pues dan buen trabajo y bien pagado..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Mié Ene 19, 2011 9:12 am

Tarako tenía suerte de que Kokó no hubiese estado para escuchar su comentario sobre la juventud, porque en ese momento ni siquiera él podría negar que la ronin tenía cierto aire de madre. Pero sería mejor no tratar el tema y seguir pensando en ella como una hermana mayor; así que sonrió sin decir palabra y atendió a lo que tenía uqe decirle.

La verdad es que Shinkyu, al oir como funcionaba aquella ciudad, quedó un poco decepcionado. Que aquella muestra de corrupción se diera en el distrito era algo que, seguramente, a cualquier ajeno a la ciudad le sorprendería... y más aun el hecho de que el Fénix no hiciese nada con un gobernador así. No podía creer que el Fénix pudiera querer dar esa imagen con un hombre así en una posición como esa.

-¿Quieres decir que, simplemente, nadie interfiere en los otros distritos? -Preguntó sorprendido.- ¿Ni siquiera cuando es obvio que algo no va bien? ¿Los Gobernadores no deberían mirar por el bien de la ciudad en conjunto, no solo en el suyo propio?

-¿Y el Clan Fénix? ¿Si el gobernador es Isawa, no debería hacer aglo? No creo que la imagen que quieran dar sea la de un hombre drogadicto que permite el tráfico de mujeres en sus calles -dijo con cierta molestia. Su padre siempre había tenido buenas palabras cuando hablaba del Fénix y eso no era en lo que él creia.

Luego, referente a la Bayushi y la yakuza, las palabras de la bushi le dejaron un tanto intranquilo. Ella le había comentado algo sobre una inversión en el distrito y, como Tarako había dicho, tal vez le preocupasen los Lobos; porque la opción de que fuese una yakuza era algo que se resistía a contemplar. Le costaba pensar así de alguien a quien había conocido, y no es que le diera motivos para pensar que se dedicaba al tráfico de mujeres, la prostitución, ni nada con lo que pudieran estar relacionados los Yakuzas.

-Ella comentó algo sobre una inversión en el distrito y que quería tener amigos por aquí... ¿Crees que quiera contratarnos?

No es que le importase trabajar para un conocido, y menos si era para proteger de los yakuzas lo que tuviese intención de hacer. Pero ella había sido bastante amable, si sólo hubiese querido eso no habría habido motivo alguno para ello; le habría bastado con concertar la cita y marcharse sin más.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6801
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Ene 20, 2011 12:26 pm

Tarako te sonrió de manera maternal, como cuando un niño pregunta algo disparatado pero que en su mente infantil tiene mucho sentido, y tras negar despacio con la cabeza dijo:

"Los distritos son como las casas.... uno responde de la suya y no se mete en los asuntos de los demás si todo está en órden. Si la casa de al lado se incencia entonces bien que puedes tomar medidas, pero si todo transcurre con normalidad.... ¿Qué haces husmeando en otra casa que no es tuya con todo lo que tu tienes que hacer en la propia?"

Explicó despacio.

"Está muy mal visto meterse en esos menesteres.... Porque ya te digo, mientras parezca que todo va bien, el dueño de todas esas casas que se las tiene arrendados a sus habitantes actuales no tiene porqué pedir explicaciones...

¿Lo entiendes? Mientras los trapos sucios no salgan del distrito y no afecten a los demás, ni ellos se meterán ni la Ciudad Prohibida hará nada...

¿Y los Clanes? ju ¿Sabes el prestigio que le da a un Clan que tenga un Gobernador en un distrito con su apellido? ¿Y el dinero que da?

Me temo, Shinkyu que esta ciudad es más política de lo que parece.... todo se mueve por poder y dinero, después de todo vivir en esta ciudad al ritmo que uno desea, si eres samurai, es muy caro y costoso...."


Miró al cielo que se iba limpiando de nubes y prosiguió:

"El Fénix actualmente está demasiado ocupado en rehacerse, tiene que encontrar a los nuevos Maestros, salir del caos de posición de poder en el que se encuentra y bueno..... luego está ese Co-Embajador.... Isawa Kondou, el cual se beneficia de lo que pasa en el Distrito Hiro....

Es algo que sabemos sólo los que somos como nosotros, los que trabajamos allí y allá y oímos de todo en los barrios bajos.... pero dicen que Kondou se lleva una buena comisión de las yakuzas, del Gobernador y que así paga su capricho más sonado y menos conocido a la vez...... a la Oniagan del Fuego..."


*Oniagan= prostituta de lujo. El cartel yakuza de los Lobos Grises tiene cinco, una por cada elemento, puedes ver la imagen en el archivo

Y luego se encogió de hombros con respecto a lo de Sakura.

"No lo sé, podría ser, las inversiones en ese distrito requieren al principio de protección, y los ronins somos muy discretos.... puede que sea lo que busca....

Pero cuidado, no fantasees demasiado con ser el yojimbo de una mujer así, para empezar está casada y para terminar es Escorpión."


Dijo al final fulminandote con una mirada entre la seriedad y el sarcasmo.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Mié Feb 23, 2011 12:43 pm

Tarako realmente sí que tenía madera de madre, pero estaba claro que no iba a ser él el que se arriesgase a decirselo. La manera de sonreirle y de explicarle el asunto como si fuera un crío lo demostraba, y, aunque no le gustase el hecho de que lo tratase como a un niño, era reconfortante.

Shinkyu comprendía lo que la ronin le explicaba, que ir cotilleando en casas ajenas no era algo aceptable y no había que meterse en los asuntos de los demás si no te incumbían... pero aún así le seguía pareciendo incorrecto que se permitieran esas prácticas. ¿Es que el mundo de los samurai se reducía a dinero y renombre? Al parecer, por lo menos en las altas esferas, lo que le contaba Tarako parecía confirmar ese hecho.

-Entiendo lo que dices, pero aún así... no me parece que sea lo más correcto. Es simplemente ignorar los problemas porque no te perjudican directamente, como si pasara de largo a alguien que está siendo asaltado solo porque no es mi problema.

El joven ronin plantó la mirada en el suelo, decepcionado porque todo fuese cuestión de política en esa ciudad, sin preocuparse como pueda perjudicar eso a la gente que vivía allí. Quizás estuviese siendo demasiado subjetivo ya que nunca había estado en contacto con la política, y su punto de vista era más cercano al de las personas mundanas. Esa era la manera en la que había crecido y le habían educado, y era difícil pasarlo por alto. Él creía en unos valores que pensaba que los samurai deberían tomar más en serio que la política.

La revelación sobre el capricho de Kondou no le sorprendía llegados a ese punto, pero eso de la Oniagan del Fuego llamó su atención.

-¿Oniagan del Fuego? No sabía que tuviesen un elemento, ¿es algún tipo de apodo? -preguntó, aunque no fuese algo realmente importante. No sabía que las oniagan se rigiesen por los elementos, ¿o era una burla a los Maestros Elementales del Fénix?

Shinkyu miró extrañado a la bushi cuando mencionó que la Bayushi estuviese casada y que fuese escorpión, más cuando vio aquella mirada seria. Y no es que fantasease con ser su yojimbo, estaba convencido de que el Escorpión tendría gente competente para ese puesto, pero... ¿cual era el problema entonces?

-Sé que es Escorpión y no creo que haya que desconfiar de todos, pero... ¿qué tiene que ver que esté casada? -seguramente fuese mejor que su yojimbo fuese una mujer en ese caso, pero a veces tendría que recurrir a un hombre, ¿no? Entonces, otra idea en la que no había pensado pasó por su cabeza.- No estarás pensando nada raro, ¿no? Ya sabes... en ese tipo de relación. No tengo ese tipo de interés por ella, si es lo que piensas. En serio.

Estaba un poco nervioso y avergonzado por hablar de la posibilidad de que le gustase la joven Bayushi, lo cual demostraba su poca experiencia tratando ese tipo de temas, pero era mejor asegurarse de que Tarako no tuviese ninguna idea rara sobre sus intenciones a la hora de relacionarse con Bayushi Sakura.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6801
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Feb 24, 2011 11:11 am

"Pues claro que no está bien! Faltaría más.... yo sólo te explico cómo están las cosas, no que sean idílicas....

Aunque no todos son así, el problema es que los que son hacen lo que sea por llegar arriba y convertir la ciudad en lo que es... Pero esta llena de buenas personas aún así y de buenos samurais... Están por todas partes, sólo tienes que fijarte bien y los encontrarás"
te sonrió animándote
"Además, tu piensa que el peor distrito es el Hiro, el resto son mejores y hay mejores personas... Quizás sea consuelo de tontos, peeeero no por ello es menos verdad..."

Suspiró Tarako, ella tampoco parecía contenta con aquello pero es como decía, las cosas eran como eran, y unos ronins no podían cambiar aquello, pensarlo más era frustrante.

"Si, es un mote, no es que tenga poderes ni nada, pero tiene cinco, una por cada elemento porque dicen que cada una de ellas tiene una personalidad y un cuerpo lleno de este y que su forma de relacionarse sexualmente es como dicho elemento.... ya sabes, feng sui."

La Yakuza y las Geishas, todo el mundo flotante y el licenciado eran muy superticiosos y seguían todos los rituales Feng Sui, pero no eran los únicos.

Tarako sonrió ante tu nerviosismo y con cierto tonillo sarcástico dijo:

"Claaaaaaaaaaaro que te da igual que esté casada.... ya lo veo, ya lo veo...."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Jue Feb 24, 2011 12:14 pm

Parecía que Tarako también pensaba que las cosas podían mejorar por allí, pero también era consciente que en la condición de ronin, como lo eran ellos, no había mucho que pudieran hacer por arreglarlo. Sabía que la bushi tenía razón, que no había mucho que pudieran hacer salvo resignarse, pero aún así no se sentía bien ignorando ese tipo de asuntos.

-Sé que hay gente buena en todos lados, pero es triste que sean los peores los que más alto lleguen y contagien su decadencia a los que no tienen culpa.

Que el distrito Hiro fuese el peor no era algo que le consolase. Que fuera el peor no quería decir que los demás no pudieran ser malos, simplemente que no eran tan malos como ese.

Shinkyu se sorprendió un poco ante la mención del Feng Sui relacionada con la yakuza y sus oniagans. ¿Realmente tenía algo que ver con su manera de practicar el sexo, o no era más que una excusa para atraer a más gente? No podía responder a esa pregunta, y tampoco quería hacersela a Tarako... no era un tema que quisiera hablar, la verdad.

-Te he dicho que no pienso en ella de esa forma, deja de burlarte de mi -se sonrojó un poco ante las palabras de la mujer-. Ni siquiera habría pensado en ello si tú no lo hubieses mencionado... No me dedico a pensar en ese tipo de cosas.

Y eso era cierto, el chico trataba de evitar pensar en asuntos de mujeres y relacionados, sobretodo porque le daba un tanto de vergüenza. Lo que no se esperaba es que Tarako le sacase un tema así, eso le había pillado con la guardia baja.

-Además, por eso mismo, porque está casada, hay otro motivo más para no hablar de ello... ni siquiera de pensarlo -sentenció con la mirada clavada en el suelo. Si Tarako le decía algo más sobre eso, sabía que se pondría colorado, así que lo mejor era evitar su mirada.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6801
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Feb 25, 2011 7:10 pm

"La gente buena no hace lo que sea por llegar alto, y usualmente disfruta de lo que tiene a su alrededor, de los verdaderos placeres de la vida que otros no ven por su ambición y codicia, como la familia, un buen desayuno o simplemente descansar tras un duro día de esfuerzo..."

Replicó Tarako con una cálida sonrisa en sus labios mientras miraba al cielo como si recordara algo que la hiciera sonreir.

"Bueno.... bueno.... ya veo que eres muy reservado en ese tema, ya veo...

En fin, es sólo que el matrimonio no es más que una alianza política, ya sabes ju...
añadió con sorna Bueno.... ¿Y ahora qué? ¿Qué piensas hacer con eso? ¿vas a ver qué es lo que realmente necesita Bayushi Sakura de ti?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Mar Mar 01, 2011 9:04 am

Shinkyu no podía negar las palabras de la ronin: La gente buena no hacía cualquier cosa por llegar a lo más alto. Si lo hicieran no serían buenos, serían exactamente iguales a las personas de las que él se quejaba, pero entonces los cargos más altos siempre acabarían ocupándolos personas que no se preocupaban más que por ellas mismas... Si las cosas pudieran cambiar, sin duda esa sería una de las que le gustaría que cambiasen.

-¿Crees que las cosas cambiarán en algún momento? ¿Crees que pueden cambiar?

Miró a Tarako con su cálida sonrisa, quizás hubiese recordado algo agradable, o puede que hablar así le gustase... Pero, ¿pensaría que las cosas podían cambiar? El chico esperaba que si, aunque fuese el mero hecho de tener esperanza seguro que ayudaba.

-Bueno... no es que sea reservado... Es extraño hablar de ese tema, no estoy acostumbrado, y no es que me pregunte mucha gente... y, bueno, me da algo de verguenza -habló con sinceridad y un poco azorado. No llegaba a comprender el interés que mostraban los demás en los intereses amorosos de otros.

-Supongo que sí, que iré a ver qué quiere realmente. Esa era mi intención desde el principio, no ninguna otra cosa... Así que no tienes de qué preocuparte, no creo que haga nada extraño. Y si las cosas toman un camino que no me guste, me inventaré una excusa o algo para irme.

Quizás eso último fuese lo más difícil, Shinkyu no era muy bueno con las excusas ni mintiendo, pero esperaba que aquello le diese algo de tranquilidad a la bushi. Sabía que se preocupaba por él, y por eso él intentaría no darle muchos motivos para ello.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6801
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Mar 01, 2011 11:46 am

"Puede, Shinkyu-kun, a veces soñar es el primer paso para cambiar las cosas...."

Susurró esta mientras te ponía la mano en la cabeza y te despenaba un poco con gesto cariñoso.

"Y en esta ciudad es donde más personas sueñan... seguro que veremos grandes cambios..."

Añadió.

"Je, es cierto, no sueles hablar de ti y mucho menos en esos términos, pero tarde o temprano deberás empezar a abrirte ¿no crees? Un samurai cuenta con sus hermanos de Clan, es lo mismo que en una familia, y sino puedes descansar, ser tu y descargar tus pensamientos con tu familia ¿con quien lo harás sino?

Es cierto que yo, al ser mujer, puede que no sea la más adecuada, pero si es eso sólo tienes que decírmelo, es decir, tengo amigos hombres en el distrito, de clanes menores, ronins, heimins... buenos chicos con los que podrías hacer amistad."


Tarako realmente estaba dispuesta a no dejar que tus pensamientos se pudrieran en ti fueran de la clase que fueran y de pronto dijo:

"De hecho tengo una noticia para ti, estuve pensando en tu meta, va a ser una misión casi imposible hacer que llegues a ser de la confianza de los samurai y ascender será realmente una misión para estar tocados por kamis, pero no imposible...

Pero si una cosa aún te separa de ellos es su educación. Ya he visto que te manejas con la espada pero eso no es suficiente, necesitas una buena educación, así que he pensado que vayamos a ver a Suzume Guren-sensei para que te ayude con tu caligrafía y conozco a un Bibliotecario Kasuga que podría enseñarte mucho de historia, literatura y otras materias muy útiles. ¿Qué me dices?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Mar Mar 01, 2011 1:13 pm

Shinkyu sonrió cuando Tarako le despeinó, no sin cierta verguenza. Podría acabar acostumbrandose a eso, aunque cada vez que lo hacía se sentía más pequeño de lo que era... pero era una sensación agradable. Y saber que soñar ayudaba era algo bueno; él mismo soñaba mucho, la gente como él era normalmente a lo que podían aspirar, a soñar... por eso, si realmente contaba, significaba que él mismo ya había puesto algo para ese cambio.

-No tiene nada que ver con que seas mujer, de verdad. Es sólo que no se me da bien hablar de mi mismo... no creo que tenga nada tan interesante que contar -alzó la mirada al cielo, intentando evadir la mirada de Tarako. Sabía que la ronin probablemente no pensaría lo mismo, pero no podía evitar pensar que no era gran cosa. El mundo era muy grande y estaba convencido de que habría mucha gente que tenía cosas mucho más interesantes que contar-. Además, especialmente ese tema es en el que menos pienso. Ya has dicho que el matrimonio es una alianza política... y alguien como yo no es que piense mucho en eso. Y... y, bueno... el amor se supone que es algo que ocurre, no que se busque... así que no tiene mucho sentido pensar en ello, ¿no?

Quizás Tarako no compartiese su punto de vista, después de todo él era jóven e inexperto, mientras que ella debía saber mejor de lo que hablaban. Pero aquel era su punto de vista, otro motivo para no tener mucho que decir al respecto.

-¿Eh? -fue la primera respuesta, un tanto confusa que le dio a la pregunta que le había hecho. Había atendido a cada una de sus palabras, pero aún así no pudo evitarlo... ¿Significaba aquello que su educación era insuficiente, o que la de los demás era demasiado elevada para él?

-Claro, supongo que nunca está de más aprender cosas nuevas -eso por no mencionar que tenía bastantes ganas de conocer a Guren-. Pero... ¿por qué me preguntas tan de repente?

El chico estaba dispuesto a encajar cualquier cosa que pudiera decirle, sabía que su educación podía ser mejor... pero también quería saber hasta que punto debía ser mejor.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6801
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Mar 02, 2011 9:28 am

"Vale, me alegraré entonces que no sea por eso.Replico Tarako con tonillo Lo que pasa es que yo sé muy bien lo que es callarte todo lo que eres, lo que piensas, sientes y sueñas... sólo trataba de evitartelo, pero no puedo obligarte, claro, así que cuanto quieras hablar ya sabes..."

Espetó con tranquilidad y una media sonrisa. Luego ante tus utlimas preguntas no pudo más que reir y te respondió:

"Si lo que te preocupa es que poseas una etiqueta espantosa, tranquilo, eres algo tosco, no posees la elegancia Grulla, eso esta claro, pero tampoco eres un Hida.

Te decía lo de la educación porque....... ayer estuve hablando con Sanzo-sensei... las cosas en tu karma se mueven y hay que estar preparados... Hay algo grande preparado para ti, pero debemos hacer que estes listo...

Imagina por un momento que pudieras ascender a samurai, pero a Grulla y estos te ponen varias pruebas no sólo con la espada, necesitas estar preparado para lo que sea, así que he pensando que debería buscarte a varios amigos que me puedan ayudar con eso...

Por lo que si quieres conocer a Guren-sensei mejor, pensaba llevarte esta mañana, antes de las clases de Notatsu-sensei ¿Qué me dices vamos?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Mié Mar 02, 2011 12:27 pm

-Lo sé. Cuando quiera hablar sé que puedo contar contigo -le respondió con una sonrisa-. Pero si quieres saber algo, puedes preguntarme, de verdad... Tampoco es que tenga ningún secreto y no es que me importe hablar sobre mis sueños, simplemente no veo el momento para hablar de ello. Pero no me preguntes cosas sobre eso... Ya sabes... No son lo mio.

Shinkyu no quería que la ronin pensase que no confiaba en ella, sí lo hacía; era solo que le resultaba difícil sacar temas de conversación personales, a no ser que le preguntasen. Y los temas amorosos eran otro cantar... quizás no se veía realmente preparado para pensar en ellos.

-Es bueno saber que, aunque no rivalice con un Grulla, tampoco lo haga con un Hida. Supongo que nunca le he prestado la atención suficiente a mi etiqueta.

La vida en los caminos tampoco requerían que fuese un cortesano grulla para encontrar un sitio dónde dormir y ganarse la comida, pero por lo menos no pecaba de grosero... algo era algo. Pero entendía lo que quería decirle Tarako y, aunque no comprendía muy bien el tema de su karma ni sabía lo que le preparaba, sabía que una formación más amplia le podría ayudar en el futuro.

-¿Guren-sensei? ¿En serio? ¿Ahora? -se mostró sorprendido ante ese ofrecimiento- Claro que quiero conocerlo, he escuchado algunas cosas sobre él.

Debía reconocer que, desde que había puesto el pie en esa ciudad y había conocido a Tarako, el ritmo de su vida se había incrementado y no parecía que fuese a hacer otra cosa que seguir aumentando. Había ido al teatro, a la Gran Cena, iba a ir a las clases de Notatsu, había conocido a Sanzo, y ahora iba a conocer a Guren... Si se lo hubiesen dicho unos meses antes no lo hubiese creido, la verdad.

-¿Eres amiga de Guren-sensei o simplemente lo conoces? ¿Y a qué otros amigos tienes pensados para ayudarme? -el joven bushi sentía curiosidad por qué tipo de personas podía conocer- Por ejemplo... ¿quién ese bibliotecario Kasuga que mencionaste antes?
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6801
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Mar 03, 2011 11:44 am

Tarako sonrió ante tus palabras y mientras te daba un pequeño golpecito en la cabeza con el dedo, un chorlito en la frente te dijo:

"No te preocupes por los modales, de eso aún me acuerdo yo, seré tu tutora desde hoy mismo, pienso sacar lo mejor de ti, ya que pareces confiar en mí voy a estirar tu confianza hasta ver donde llegamos jajaja"

Rio ante la insinuación que iba a ser muuuuuuy dura contigo.

Luego sonrió lacónicamente con los labios cerrados mientras arqueaba una ceja y te respondió:

"Claro que conozco personalemente a Guren-sensei, somos buenos amigos ¿con qué tutora crees que te dejó tu padre? Soy la mejor ronin de toda la ciudad y te diría que mucho mejor que algunos samurais ju."

Tras lo cual te guiñó un ojo y añadió:

"Soy el tipo de persona tan interesante que no me hace falta tener casta para que quieran ser mis amigos.

¡Bueno! Vamos a ponernos en marcha, Guren-sensei tiene su escuela en el distrito Gatto y eso está a un paseo de aquí!"




8 a 10 a.m Hora de la Luna.
Lugar: Distrito Gatto
Cita: En la escuela de Suzume Guren


El Distrito Gatto estaba gobernado por Asahina Gatto, era el distrito Grulla por excelencia, todo estaba lleno de referencias a este clan, tenia tiendas de modas por todas partes y descuentos fabulosos para los miembros de ese Clan. Además el movimiento y las personas de aquyel distrito eran calmadas, amables, deslumbrantes y..... Grullas, en conclusión.

Tarako te explicó:

"Aunque a Guren-sensei no le va este modo de vida tan cercano a las nuevas tendencias y la moda de la Grulla la Grulla cudia bien de sus Clanes menores y el Gobernador es muy buen amigo del sensei, así que le cedió en su tiempo gratis el terreno en donde edificó la escuela y los gastos de su construcción casi de por entero, y se lo dio en un lugar tranquilo del distrito en donde Guren-sensei no pueda quejarse demasiado."

Por aquel motivo, aunque las enormes avenidas llenas de tiendas y restaurantes eran la columna vertebral de aquel distrito en poco os metísteis por un sistema de pequeñas calles y barrios residenciales donde el bullicio se difuminó entre los árboles y su sonido casi desapareció con el del viento.

Paseabais por una calle pequeña pero muy bien cuidada, llena de flores en arriates en el centro de esta cuando de pronto esta se abrió y dejó ver una pequeña plaza con unos bancos de piedra de manera circulares en torno a un enorme ciruelo que daba sombra y varios árboles más en las esquinas de aquel lugar.

Y justo en frente del ciruelo una tapia blanca con dos enormes puertas de mandera abiertas dejaron ver una enorme casa de una planta que se extendía entre patios de ordenación zen y telas vaposorosas y coloridas tras los shojis abiertos en donde se veían los alumnos, vestidos con las túnicas de la escuela de color celeste grisáceo practicar en los terrarios.

Tarako entró sin preocupación, en los patios algunos criados barrían las ojas y cuidaban de la casa. La ronin parecía segura de a donde iba, y por uno de los patios se acercó hasta uno de los shojis abiertos con una tela vaporosa y translúcida que dejaba ver el interior de una clase.

En esta unos veinte alumnos practicaban un kanji que estaba desplegado en el fondo de la pared. En la parte dlantera de la clase, justo bajo el kanji y tras un enorme terrario había un hombre muy imponente. Podría pasar del 1´80, su cuerpo estaba muy musculado, su pelo moreno ya despintaba en canas y su expresión era muy varonil en sus rasgos cuadrados y a la vez serena y pacífica tras sus ojos azules.

Practicaba en silencio como el resto de la clase. Tarako se apoyó en el poste del pasillo exterior de la casa mientras miraba hacia dentro con una media sonrisa y esperó a que, de pronto, Guren levantara la cabeza y os mirara. Al veros hizo un amago de dirigirse al primer alumno de la primera fila, le dijo algo y se levantó mientras se dirigía hacia fuera, hacia donde estábais vosotros.

"¿Me fallan mis ojos?"

Dijo el enorme Suzume cuando salió por la tela y se presentó, de cerca guren parecía todavía más grande e imponente.

"¿Cómo tu por aquí Tara? Creía que estabas muy ocupada con tus menesteres de alto secreto como para venir a verme... Aunque ya vi ayer que esos planes tuyos deben estar bien encaminados para que tu y..."

Te miró entonces a ti a los ojos y sonrió:

"Así que me has traido al joven lobo.... Muy bien, muy.... Encantado de conoceros, joven lobo, mi nombre es Suzume Guren y soy maestro en esta humilde escuela de caligrafía..."



OUT
La escuela de caligrafia de Guren es como la de la peli de Hero ^^
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Jue Mar 03, 2011 1:01 pm

La confianza que mostraba la ronin en sí misma era envidiable y, seguramente, habría hecho algún comentario de no estar altamente preocupado por la noticia de que iba a ser su tutora personal, ante lo que solo pudo forzar una sonrisa. No sabía por qué, pero cuando la bushi rio se imaginó a si mismo huyendo de una Tarako endemoniada que le perseguía con un shinai por algo que no hubiese hecho bien... Sabía que aquello no tenía por qué ocurrir, pero no pudo evitar que un escalofrío le recorriese el cuerpo.

-¿Y como conociste a Guren-sensei? ¿Es un viejo amigo? -preguntó con la intención de averiguar si era cosa de su misterioso pasado, o si era algo más reciente. Además, como se suponía que había un paseo, suponía que tenía hacerse a la idea de como sería eso de las clases del Suzume.

Una vez en el Distrito Gatto, Shinkyu atendió a la explicación de Tarako sobre el por qué estaba Guren en un sitio como ese, no sin distraerse un tanto con sus alrededores... Aquello era todo muy Grulla, en efecto. Y aunque sentía algo de admiración ante aquel estilo, debía reconocer que se sentía bastante fuera de lugar con toda esa moda y gente de aspecto perfecto.

-Supongo que también es bueno tener a personalidades importantes residiendo en el distrito -dejó escapar el comentario, dudando que todo hubiese sido un gesto de amistad profunda y sincera. No dudaba que también hubiese influido la amistad, pero el prestigio de Guren seguro que también había ayudado a que lo hiciera-. Pero, bueno, un lugar tranquilo por aquí debe ser un buen sitio para tener una escuela.

La verdad es que el joven se sintió un poco más cómodo cuando dejaron las avenidas y las tiendas atrás, fuera de aquel mundo que, aunque calmado, era demasiado deslumbrante para él.

Una vez en la escuela, Shinkyu se sorprendió de la armonía y la dedicación que se respiraban allí, además de la seguridad con la que avanzaba la ronin por el recinto. Se le hacía bastante obivio que no era la primera vez que Tarako estaba por allí, pero no podía asegurar que fuese del todo correcto ir así sin avisar... pero aún así siguió a la buchi de cerca mientras dedicaba alguna que otra mirada furtiva a los estudiantes.

Una vez llegaron al lugar que parecía el objetivo de Tarako, Shinkyu no pudo evitar ojear con curiosidad la clase, sin obviar a aquel enorme Suzume que no era otro que el mismísimo Guren... Y no es que el maestro le intimidase, parecía más bien sereno y afeble, pero sí que le resultaba bastante imponente, y más aún cuando se levantó para acercarseles.

-Mi nombre es Shinkyu. Es un honor conocerle -se presentó y le dedicó una inclinación respetuosa. Ese era el tipo de persona a la que le gustaría causar una buena imprsión y respetaba, aunque no estaba muy seguro de lo que debía decirle.

Al parecer Guren ya estaba informado sobre su existencia y, por lo que suponía, su presencia junto a Tarako no le sorprendía. La verdad es que el chico se preguntaba con cuantas personas habrían hablado Sanzo y ella sobre él... se sentía como si jugara en desventaja.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6801
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Mar 03, 2011 2:40 pm

"Guren-san y yo nos conocimos cuando yo era pequeña, antes de vivier en la capital vivió un tiempo en tierras Grullas, primero en las de su Clan, en las Gorrión y luego en las Daidoji, allí le conocí, mi madre asistía a sus clases, ya desde joven se le daba muy bien la caligrafía y la enseñanza, aunque fuera bushi de profesión su alma era blandía un pincel más que una katana..."

Rememoró con cierta nostalgia en sus palabras.

"Guren-san podría, por su rpestigio, vivir en la Ciudad Interior, donde sólo los samurais pueden, pero le gusta más estar en el exterior, es muy.... como él, podríamos decir.

El viejo Gatto, un hombre muy listo, sabe bien a quien arrimarse, pero tampoco diré que todo es estrategia política... es un gran hombre el sensei, suele hacer muchos amigos con facilidad, aunque claro, no te negaré que puede que al principio no fuera así.

De todas formas este distrito, aunque bullicioso tiene muchas ventajas, tiene las mejores tiendas, de lo que te puedas imaginar, tiene muchos restaurantes y una vida nocturna muy animada y "sana"... ya me entiendes."


Si, los fumadores de opio y los distritos rojos más famosos estaban en el Hiro.

Cuando te presentastes Guren sonrió ante tu forma de hacerlo y te examinó como quien contempla una hoja nueva sacada de su saya. Por fin dejó escapar una leve risotada y tras darte una palmada en el hombro dijo:

"No estés tan serio, chico, la corte terminó anoche! Tratastes de ser discreto, pero un ronin en una corte del Emperador es tan discreto como un Ki-Rin en medio de una llanura sin árboles."

Rio. Tarako sonrió ante esto y añadió:

"Es justo por ese motivo por el que hemos venido. Shinkyu-san tenía mucho interés en conocerte, ya sabes que eres muy famoso en esta ciudad.... yo aún no me explico el porqué la verdad dijo con sorna mientras sonreía pero lo cierto es que aquí estamos, quiero que el chico entre en tus clases, nuestra meta es el menor tiempo posible pulir su educación al máximo... ¿Tu que crees?"

Guren cruzó los brazos sobre su pecho y te observó con una cálida pero severa sonrisa y apostilló:

"Cuando el tallo del junco es joven se puede moldear con pasmosa facilidad."

Tarako asintió.

"Es lo mismo que he pensado yo."

"Bien, bien, entonces no perdamos más tiempo ¿verdad? Shinkyu-san... ¿Querrías formar parte de mi clase ahora mismo y demostrarme qué clase de junco eres?"

Preguntó mientras te señalaba a la última fila, en donde aún quedaban varios terrarios por ocupar.


OUT
No he mirado aun si tienes caligrafia, pero si quieres usar algo de vacio o lo que sea o solo tiro y listo, lo que tu me digas
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Lun Mar 07, 2011 9:08 am

Así que las tierras Daidoji eran parte del pasado de Tarako, y fue allí dónde conoció a Guren gracias a que su madre, que asistía a las clases de este... tal vez era cierto que el sensei llevase el pincel en el corazón desde un principio. Shinkyu intentó imaginarse la situación: Guren más joven, Tarako más pequeña y la madre de la ronin... Sinceramente, a la madre de Tarako solo podía imaginarla como a ella, pero poniendole algunos años más; por lo que la escena en su cabeza era la de un Guren sin cana alguna confundido por la presencia de la versión juvenil y la madura de una misma persona...

Ante el fracaso de su imaginación, pensó en preguntarle sobre su madre y aquella época... pero al final optó por no hacerlo. Aquellos seguramente serían unos buenos recuerdos, pero eran de su vida pasada y, probablemente, era algo a lo que no podría volver.

-Así que es un viejo amigo... Debe ser agradable conservar una amistad durante tanto tiempo -dijo, pensando que haría muchos años de aquello, puede que incluso más de los que serían realmente, y pensando cómo sería eso de mantener un amigo.

Con Guren las cosas se sucedieron con más velocidad de la esperada para el joven ronin. El Suzume le había dicho básicamente que sus intentos de ser discreto en la corte habían sido en vano, que por mucho que no lo quisiera había sido un foco de atención, y que se relajase... aunque después de eso le preocupaba el hecho de poder haber captado el interés de alguien no recomendable. Pero eso no fue lo único, antes de que pudiera decir palabra ellos ya habían decidido meterlo en clase y pulir su educación. En ese momento casi se sentía como si fuera el nuevo juguete de un par de niños que planean qué hacer con él.

-Claro que me gustaría formar parte, estoy preparado para hacerlo en cualquier momento... ¿Pero está bien que entre ahora? -preguntó, consciente de que estaban en mitad de una clase y no sabía si era lo más adecuado- ¿Y qué tendría que hacer exactamente?

La verdad es que Shinkyu estaba un poco nervioso. Era la primera vez que iba a asistir a una clase de caligrafía y no tenía mucha idea sobre como las llevaba Guren. Suponía que simplemente tendría que copiar el kanji de la pared, pero era mejor prevenir... eso por no hablar del hecho de que su habilidad en caligrafía sería muy inferior a la del resto de los alumnos, cosa que le daba cierta verguenza.

Aún así, no se iba a amedrentar, si Tarako y Guren quería que les mostrase sus habilidades con el pincel lo haría... no podía ser tan difícil hacer algo medianamente aceptable. Él tenía buena mano, y aquello era un trabajo de sincronización entre su ojo y su mano. Tan solo tenía que intentar imitar lo mejor posible el kanji que veia, dejar que su mano se moviese con libertad, evitar la rigidez de los nervios... y rezar por un poco de inspiración.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6801
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Mar 07, 2011 12:01 pm

"Hum... asintió con un sonido gutural como un ronroneo meditabundo Sobretodo cuando el tiempo pasa y las cosas cambian... Cuando conservas a personas pase lo que pase siempre es asombroso y una clara señal de su valor..."

Replicó esta acerca de su amistad con Guren.

"Claro que está bien, joven lobo, aprender y querer aprender siempre es el mejor de los sentimientos y nunca ¿me oyes? NUNCA debes sentir vergüenza de ello. Eso mis alumnos lo saben de sobra, así que no te preocupes, te mirarán con curiosidad, pero como la novedad, no te sentirás más incómodo que eso, ya lo verás."

Dijo con tono paternal Guren mientras te daba un par de palmaditas en el hombro y te hacía pasar con él.

Tal y como dijo Guren algunos, pero ni tan siquiera más de la mitad de la clase, miraron el movimiento que se había producido con vuestra entrada en la sala, pero acto y seguido volvieron a sus practicas. El olor a incienso quemado y el sólo sonido de los palos de madera recorrer la arena era lo único que sonaba en aquel lugar. Ni un comentario, ni un cuchicheo...

De hecho, al ir todos vestidos con la ropa de la escuela ni tan siquiera podías advinar más que por su porte y su aira quién podría ser samurai y quién heimin con un caudal suficiente como para poder mandar a sus hijos a esa escuela.

Guren, al ver todo esto te miró y asintió con una cálida sonrisa que decía "¿Lo ves?". Tras lo cual te llevó hasta un asiento con el terrario delante.

Guren se sentó a tu lado y dijo:

"Primero siéntate erguido, de manera que peudas ver el terrario entero con facilidad.

Coge el bastón y siente que es parte de tu mano, es parte de tu brazo, como cuando sientes a tu espada en las manos... La espada no esta en las manos, esta en el corazón... El pincel no está en las manos también esta en el corazón, sale por los brazos y se manifiesta más allá de las manos, pero esta en nuestro alma..."


Te tendió el baston de madera con una media sonrisa y miró hacia el kanji en la pared.

"No trates de copiar trazo a trazo, memoriza el kanji primero, siente sus lineas en su mente y cuando puedas formarlo con facilidad en tu cabeza entonces pasalo a la arena...

Y recuerda... la técnica de la caligrafía es como la del iai... No te obseques en pensar en tu mano. No pienses en el pincel. No pienses en el kanji... No pienses en fallar...

No pienses.

Hazlo."



OUT
No tienes caligrafía así que tiras sólo agilidad.
Como no me has dicho de hacer aumentos ni gastar vacío debo pensar que quieres una tirada simple, sin arriesgar demasiado.
Así que allá vamos.
Tirada 4g2= 15 (justiiiiiito, menos mal que no se ha hecho aumentos ni nada... ^^U)

Puede interpretar como sientes que te sale y tal...
IN



Guren se quedó mirando como tu mano lentamente y con duda iba realizando el kanji sin pestañear. Cuando terminastes cruzó los brazos sobre su pecho y miró de reojo a Tarako un segundo antes de decir:

"Me sorprende la templanza que tienes, chico, esta claro que la situación te estresaba y aún así has sabido realizar el kanji correctamente..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Mar Mar 08, 2011 9:39 am

Ante las palabras del Suzume, Shinkyu no pudo más que asentir. Tenía razón en que no había que sentir vergüenza por querer aprender algo, y él no sentía verüenza por ello. Él temía más molestar a los demás entrando en mitad de la sesión, pero, tal como había advertido el sensei, no parecía que los demás alumnos pareciesen molestos ni nada parecido, como mucho algunos parecían tener curiosidad por la nueva incorporación.

Las miradas tampoco duraron mucho, es más, seguramente, él los miraba con más curiosidad que ellos a él. Con todas aquellas personas vestidas igual y concentradas en hacer el kanji no era tan fácil distinguir su estatus social, casi como si fuera un método para practicar lo más parecido a lo que sería la igualdad de las personas... y eso lo lograba Guren con unas simples clases de caligrafía.

Una vez llegó al asiento que Guren le indicó, siguió sus instrucciones a la hora de colocarse, ya que incluso eso parecía tener su método para ser más efectivo en la realización del kanji. Y cuando cogió el bastón, intentó sentirlo como cuando tenía su katana entre las manos... sentirlo como una parte de sí mismo, una extensión de su persona y una forma de expresarse a sí mismo, no como a un objeto ajeno a su persona. Luego observó el kanji, observando con detenimiento los trazos e intentando deducir el ritmo con el que se habían trazado. Cerró los ojos e intentó imaginarse a sí mismo realizando aquel kanji de la manera más precisa, concentrandose únicamente en aquello... después solo había que dejar la mente en blanco y dejar que todo lo aprendid ofluyese por si mismo.

El resultado distaba mucho de la perfección, ni siquiera podía decirse que fuese algo elegante, pero por lo menos, como había dicho Guren, era correcto. Aquello debía ser suficiente para su primera vez, aunque eso no significase que fuese a confiarse y dejar de esforzarse... si había llegado a ese punto en su primer intento, debía esforzarse más e intentar alcanzar su máximo.

-Ha sido gracias a sus indicaciones... he intentado buscar el sentimiento de manejar la katana y aplicarlo. No ha sido perfecto, pero seguiré esforzandome.

La verdad es que aquella era otra gran oportunidad que había conseguido gracias a Tarako y, en particular esta vez, a Guren, y era algo por lo que siempre estaría agradecido, aun si nunca tenía la oportunidad de poner en práctica su caligrafía. Además, estaba seguro que una buena caligrafía no sería el único provecho que le sacaría a aquello.

-Le agradezco esta oportunidad que me ha dado -dijo sinceramente agradecido.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6801
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Mar 08, 2011 10:16 am

Guren, con sus brazos cruzados sobre su pecho asintió a tus palabras y dijo:

"No te sientas avergonzado nunca del resultado que provocas, sea cual sea mientras te hayas esforzado. El arte de la caligrafía no se domina en un día ni en cientos de estos... Por eso es un arte."

Añadió al final con una leve sonrisilla.

"Tengo alumnos que llevan más de diez años conmigo, su caligrafía es estupenda, especial, con matices mágicos... pero aún así no es perfecta... Pues la perfección se encuentra cuando el kanji esta en nuestro corazón al igual que el pincel, y eso es un camino a la iluminación por el arte tan arduo como el sendero de la espada...

Así que, tanto como no dejas nunca que la adversidad te pueda en el sendero del bushi no dejes nunca que esta te pueda en el sendero de la caligrafía, Shinkyu-san...

Esa esa la lección más valiosa que puedes aprender jamás.

Porque con tesón y esfuerzo siempre se llega, antes o después, al final del camino..."


Explicó con tono autoritario pero no agresivo, sino con el tono de un sensei de muchos años de profesión y aclamada fama, sincero, sencillo y cercano.

Luego te sonrió al ver tu agradecimiento y poniéndote una mano en el hombro dijo:

"No me lo agradezcas aún, no cuando aún no has pasado horas sentado rehaciendo los trazos, hasta que las piernas se te queden dormidas y sientas pinchazos por todo el cuerpo...

Si en ese momento aún me estás agradecido, entonces con mucho gusto las aceptaré."


Dijo entre la broma y la realidad.

"¿Probamos de nuevo con el kanji?"

Te indicó Guren mientras te señalaba que como los demás prosiguieras. Él se levantó y se dirigó hacia su lugar en la clase, delante, haciendo que formaras parte de esta.

Tarako se sentó en el lugar que Guren había dejado y cogió ella también una vara tras lo cual te miró y dijo:

"Esforcémonos hasta el final de la clase ¿de acuerdo? Luego Guren-sensei querrá seguramente compartir té con nosotros y charla."

Tras lo cual Tarako miró con atención el kanji en la pared durante largos minutos y cuando empezó a trazar las rayas en la arena te quedastes realmente asombrado...

Su trazo era tan sereno, firme y con tanta elegancia que podría haber sido sacado de un libro de poesía clásica
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Mar Mar 08, 2011 10:53 am

Shinkyu sabía que no debía sentir vergüenza por su trabajo, que mejorarái con el tiempo, ya que no había manera de alcanzar la perfección en algo con solo un intento. Si fuera un camino fácil hacia la perfección, mucha más gente praticaría ese arte en un intento por acortar el camino hacia la iluminación... Sería como hacer trampas.

Aunque los síntomas que le había dicho Guren que podía tener tras una clase completa no parecían muy agradable, estaba seguro de que seguiría estandole bastante agradecido... Aunque no había imaginado que una clase de caligrafía pudiera tener esos efectos.

-En ese caso, volveré a agradecerle después de haberme esfozado al máximo durante la clase.

Tenía la certeza de que entonces podría agradecerle de una manera completamente sincera, tras haber experimentado el trabajo de aquella clase.

Tras eso Guren se marchó, segurmaente para seguir suprevisando la clase, y Tarako acupó el lugar junto a él, dispuesta a unirse a la clase. Shinkyu había supuesto que, conociendo al sensei desde hacía bastante tiempo, aquella no sería la primera vez que practicaba su caligrafía... Pero observar su técnica y el resultado final era fascinante, más de lo que había esperado en un principio. ¿Habría algo que no se le diese bien a aquella ronin? Sabía manejar los asuntos de la casa, tenía etiqueta, sabía cocinar, le había demostrado que sabía luchar... y ahora la caligrafía. Tendrían que probar con la música y la pintura a ver si había algo que no supiese hacer.

Con Tarako a su lado, Shinkyu estaba determindo a esfozarse al máximo. No era por competencia, pero se sentía inspirado para mejorar al ver como ella no dejaba de sorprenderle con todas las capacidades que tenía.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6801
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Mar 08, 2011 11:48 am

Tarako te miró de medio lado con una sonrisilla curiosa al verte la cara y susurró:

"Aunque ya hace años que no hago caligrafía ilustrativa de este tipo parece que estas cosas nunca se olvidan... Es la buena noticia, pues pase el tiempo que pase aprendas lo que aprendas aquí siempre te seguirá...

Además... lo mejor que tiene la caligrafía es........ esto....."


Susurró Tarako mientras miraba a la sala. El silencio os envolvía, había más de veinte personas en la sala pero ni un sólo sonido más alto que el canto de un ruiseñor en el patio, el sonido del viento entre los pasillos y el rastrillar metódico y sonoro, como una canción sin letra de los bastones en la arena.

Por un momento fue casi como si tus sentidos se te expandieran y tocaras con la punta de los dedos tu lugar en el karma y en la tierra... una paz sobrecogedora se agarró en tus entrañas y se soltó un segundo más tarde para dejarte con el sentimiento en el cuerpo que allí, en aquella clase, en aquella modalidad, en aquel arte existía realmente un camino a la iluminación.

"Disfrútalo...."

Susurró esta sin apartar su mirada del terrario.

Y así la clase prosiguió...



10 a.m - Mediodía Hora del hantei (de la Serpiente)
Lugar: Escuela de Caligrafía de Suzume Guren



Una hora más tarde en la posición seiza, como te había indicado Guren con más certeza que picaresca, las piernas te dolían como si hubieras estado practicando un día entero esgrima. El resquemor del cosquilleo de las agujetas empezaba a ser agujas en tus musculos. Después de todo no estabas acostumbrado a estar sentado de una manera ritualista por tanto tiempo...

Y cuando creistes que no podías aguantar más...

"Queridos alumnos. llamó la atención Guren de todos demos por terminada aquí esta clase..."

Y señaló al reloj de arena en una mesilla en la esquina de la sala que acababa ya sus granos.

Todos los alumnos incluido el maestro hicieron una revenrecia en silencio entonces los unos a los otros y el murmullo estalló casi como un patio de recreo. Los alumnos comenzaron a levantarse con cuidado estirando sus piernas, se veía perfectamente los que llevaban años los cuales se levantaban sin problemas y los que como tu aún ni tan siquiera podíais poneros en pie.

Guren se levantó y fue despidiendose uno por uno de sus alumnos, de los que se marchaban pronto, hasta que llegó a vosotros y entonces con una sonrisa se paró delante tuya, que aún no podías levantarte del entumecimiento y con las manos en las caderas y voz bonachona dijo:

"¿Aún me lo agradeces?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Mié Mar 09, 2011 9:23 am

Aquellas clases eran duras, más de lo que podría haber llegado a imaginar. Al principio parecía bastante fácil estar allí realizando el kanji, luego empezaron las molestias, a las que siguió aquel incómodo cosquilleo que anuncia que tus piernas van a dejar de funcionar pronto... Llegados a ese punto aquella clase se convertía en una prueba de resistencia y fuerza de voluntad, en la que realizar el kanji correctamente empezabaa ser más trabajoso.

Por suerte, cuando pensaba que ya no podría aguantar más en aquella postura sin moverse, o caerse en el intento, la voz del maestro anunció el final de la clase, causando cierto alivio en el jóven. Y cuando se fue a levantar fue donde se notó quien tenía experiencia y quien no. Los que tenían experiencia se levantaron y estiraron un poco antes de marcharse, y los que como él se había quedado clavados en el sitio.

-Esto es más duro de lo que creía... es casi como si hubiese echado raices -le dijo a Tarako, antes de que guren apareciese, dándose unos golpecitos en las piernas para reactivarlas un poco.- Creo que una advertencia sobre este problema no habría estado mal...

Entonces llegó Guren para preguntarle que si aun le agradecía aquella oportunidad con ese aire bonachón, mientras que él seguía plantado en el suelo intentando recuperar la movilidad de la parte inferior de su cuerpo.

-Claro que le agradezco. Le agradezco de veras esta oportunidad -afirmó con seguridad-. Seguramente sería más creible si pudiera levantarme, pero creo que aun necesito un momento...

La verdad es que era un poco embarazoso para él estar clavado en el sitio, sin poder levantarse, mientras aseguraba estar agradecido... pero algo le decía que aún le llevaría algún tiempo poder levantarse nada mas terminar la clase si seguía asistiendo, por lo que tendría que acostumbrarse.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6801
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Mar 09, 2011 9:37 am

Tarako se rio mientras estiraba las piernas y se levantaba despacio y movia sus gemelos un poco ante tus palabras y te replicó socarrona:

"De hecho te lo advirtió."

Guren, ante tus palabras dejó salir una enorme risotada mientras te tendía la mano y te levantaba con facilidad del suelo, ayudandote a ponerte de pie.

"Siempre pasa el primer dia, y da gracias a que llegasteis algo tarde a la clase, normalmente son de dos horas, aunque eso si, hay un descanso entre medio no sólo para descansar de la postura jeje."

Rio este con ganas.

"Seguidme, vamos a estirar las piernas."

Dijo mientras empezaba a andar saliendo de la clase, hacia el patio lateral. Los patios de la escuela eran de orientación zen, los arboles estaban bien recortados, eran bajos y de ramas retorcidas con formas interesantes, arena rastrillada, faroles de piedra caliza, pequeños lagos con carpas doradas...

Os acercasteis a uno de los lagos donde un criado estaba dandole de comer a las carpas y Guren le pidió su bolsa y ese trabajo para vosotros mientras le mandaba a que buscara otra ocupación. Os tendió la bolsa y mientras miraba a las carpas dijo:

"El mundo real es muy parecido a un estanque con carpas... es hermoso por fuera, lleno de criaturas increibles.... pero en realidad es un mundo cruel y duro recalcó cuando las carpas se peleaban por la comida donde muchas veces impera la ley de la naturaleza más que la razón pero.... sin embargo.... los humanos somos las criaturas, junto a las carpas más afortunados del mundo... pues en todos y cada uno de nosotros está la capidad de "ascender".... de iluminarnos...."

Dijo Guren haciendo una analogía increible. Pues las carpas Koi era culto de adoración porque se creía que estas al ascender y atravesar "la puerta" que era para los humanos como la iluminación se transformaban en dragones.
[/b]
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Mié Mar 16, 2011 10:15 am

Tarako tenía razón, se lo había advertido, pero aquello era digno de una advertencia más seria de la uqe le había dado. En ningún momento pensó que ni siquiera iba a ser capaz de levantarse después de una hora en clase... A ese ritmo iba a tener que entrenar más para conseguir aguantar en clase, que para mejorar su caligrafía; y más si tenía que quedarse dos horas.

Al menos tenía el consuelo de que había un descanso. Un descanso que podría aprovechar para hablar con sus compañeros de clase y con Guren seguramente, por lo que suponía que serían unos descansos amenos y bastante útiles.

Después de aceptar la ayuda del sensei para levantarse, este los guió al exterior, a un estanque de carpas, dónde les tendió una bolsa con comida para las carpas mientras el comenzaba a hablar. El joven ronin echó un poco de comida a los animales del estaque, mientras prestaba atención a las palabras del Suzume.

La verdad es que no estaba seguro de comprender del todo lo que quería decirles, aunque no podía negar que el mundo tuviese una faceta cruel y dura... como ronin que era estaba acostumbrado a ver esa cara del mundo; y nunca se le habría ocurrido la idea de comparar a las personas con carpas, por mucho que las creencias dijesen que ambos podían "ascender"

-Tenéis razón en que la realidad es dura y, en ocasiones, cruel, pero hay que reconocer que también puede ser agradable y hermosa, no solo en la superficie. La familia, los amigos y los buenos momentos que se pasan con ellos son realmente agradables.

El chico sonreia al decir esas palabras, aportando una visión más positiva sobre la realidad del mundo. Sabía que no era un mundo perfecto, pero podía esforzase por ver las partes buenas e intentar exprimirlas al máximo.

-Y ya que somos unos de los afortunados que ascienden, creo que también podriamos hacer algo por sacarle más lados ventajosos al mundo y hacer la vida un poco menos cruel.

Quizás su visión del mundo estuviese un poco idealizada y que sus esperanzas nunca pudieran llevarse a cabo, pero no sería porque él no quisiera y no se fuese a esforzar por ello.
Todo viaje comienza dando un paso.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado