Día 4º.- Shinkyu

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Nov 30, 2012 11:35 am

"Si, bueno, ya sabes, cosas de familia."

Te dijo Tamaki mientras se encogía de hombros y sonreía, sin darle importancia a lo que te había contado, como si hablara de una caja de dulces que hubiera comprado en la mañana.

"¿No?" pareció sorprendido"Bueno, no todos piensan lo mismo, pero yo pensaba que tu si que lo serías, porque tendrás que reconocer que tu situación de hace.... un año a ahora mismo no es para nada igual... ¿No te hace eso creer en algo superior al hombre?"

Te sonrió con calidez que ahora te parecía hasta divina, en cierto modo tenía sentido, transmitía algo, algo especial, diferente, no era como Sanzo, obviamente, pero era ese aura de quien está en paz consigo mismo.

"Oh! Amigo! eso no tiene NADA que ver, yo he construido una capilla porque puedo, pero te aseguro que no es más importante que quien reza en la soledad de su hogar, o como aquella ancianita que sus huesos apenas le responden y aún así va todos los días al templo encima de la montaña...

Lo importante de la fe no es la ostentación, es la fe en sí misma... Yo he hecho el templo por motivos más... "egoístas" como desear tener un lugar bonito donde rezar o querer hacer que los demás vean las bondades de la fe, pero no porque realmente lo necesite.

Mientras yo esté aquí, en la tierra, podré rezarles."


Te aseguró con calma.

"¡¿Cómo es posible que no hayáis pensado en eso?! Me refiero, no es un crimen, claro, pero los ronins tenéis algo que un samurai no podrá tener nunca, y es la elección de a quien amar y con quien estar.

Para nosotros es casi motivo de novelas y de muuuuchos muuuuuchos dramas...
en sus ojos se pintó una chispa de tristeza, como si supiera de lo que hablaba pero no para vosotros, y es algo maravilloso que no puedes dejar pasar.

Puede que os digan que carecéis de muchas cosas en vuestra vida, pero esa es justamente una de vuestras ventajas."


"¿Y quién habla que tenga que ser una noble?" te preguntó con una sonrisilla traviesa¿Me estás diciendo que si fueras a elegir a una criada sabrías como cortejarla y cómo hacer que se enamorara de vos? ¿Que al resto de mujeres que no sean nobles no les hace falta el cortejo?

Porque si es así, Shin-kun te reto ahora mismo a ir a las cocinas y a demostrarme que puedes encandilar a una de nuestras cocineras, ya que al parecer en vuestra mente sólo las nobles sigan esas reglas tan "extrañas" de mujeres...."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Lun Dic 03, 2012 9:08 am

Ciertamente el chico no sabía a qué se refería con cosas de familia. Ni de lejos su familia había llegado a la categoría de la de Tamaki, ni sabía como funcionaba realmente la familia Otomo… y no creía que todos en la familia tuvieran palacios como ese y pudieran permitirse el lujo de tratarla como una secundaria. Pero el chico pensó que sería mejor no seguir con ese tema, así que, con un suspiro dejó pasar el asunto.

-No me refería a que no sea creyente. Creer, sí creo en los Kami, los Ancestros y las Fortunas, Tamaki-sama –aclaró, ya que el otro joven parecía haberlo tomado de otra forma-. Solo digo que no practico mucho… No creo que les dedique el tiempo ni las plegarias que, posiblemente, se merezcan… y mucho menos comparable será el tiempo que les dedique respecto a los verdaderos devotos. Quizás, ahora que estoy en la ciudad, debería tratar de adquirir cierto hábito.

Estaría feo decirlo, pero mayormente rezaba cuando se acordaba y encontraba algún santuario en el camino. Así que, aunque fuese creyente, no era que pudiera llamarse devoto

-Y no digo que la ostentación sea equivalente a la fe, no creo que tenga que ver… pero, ¿para qué os habríais construido una capilla si no tuvierais la intención de usarla? Su pongo que la habéis construido para poder rezar con la frecuencia que deseáis, sino sería absurdo. –quizás era inocencia, pero Shin era una persona bastante practica y no pensaba que Tamaki hubiera hecho aquello solo por complacencia.


-Bueno, simplemente siempre he tenido cosas más urgentes en las que pensar… y siempre he pensado que lo que tendría que pasar, pasaría. Y si la mujer de mi vida apareciera, pues, no sé, supongo que esperaba darme cuenta o que pasara algo que pusiera en sobreaviso... La verdad es que no estoy muy seguro de como debería funcionar esa situación… -dejó escapar una leve risa, algo nerviosa, en un intento de quitarle importancia al asunto. Pero no estaba seguro de que funcionara, el Otomo parecía tomarse ese tipo de cosas bastante en serio.

-Tamaki-sama… ¿Dejasteis pasar vuestro amor? –preguntó antes de darse cuenta, al ver ese brillo de tristeza en él- Perdonad si os ha incomodado la pregunta, no hace falta que no respondáis –se apresuró en corregirse. No quería obligarle a recordar alguna mala vivencia.

Parecía que el joven príncipe y el ronin estaban teniendo algún problema de entendimiento. Quizás el chico se lo tomaba con demasiada pasividad, mientras que Tamaki abordaba el tema con demasiado ímpetu y acababan por no comprenderse… la verdad es que el espíritu que ponía el Otomo era casi abrumador en ciertas ocasiones.

-No es eso lo que quería decir, Tamaki-sama. No creo que las mujeres que no son nobles no necesiten del cortejo –dijo algo avergonzado por el hecho de que Tamaki lo hubiese tomado por ese tipo de elitista-. Creo que todas, sean de alta cuna o no, merecen ser cortejadas y que se les demuestre el sentimiento que se les profesa.
-Yo solo os expuse mi opinión respecto a como creo que actuaría en caso de la nobleza, ya que mencionasteis que a la hora de ganar el corazón no importan el poder, ni la clase social… que puede que no lo haga; pero hay más consecuencias a tener en cuenta y que pueden hacer infeliz a esa persona –explicó, más o menos, lo que quería decir con lo dicho anteriormente-. Pero no solo lo haría con una dama de la nobleza… Si la mujer de mi vida fuera de origen humilde y al estar conmigo, por lo que fuera, pudiera causarle desdicha, si no pudiera solucionarlo... no creo que fuese capaz de intentar conquistar su corazón. Anteponer mis deseos a su bienestar me parece que sería demasiado egoísta.

Por regla general no le gustaba causar problemas a los demás, mucho menos a las personas que eran importantes para él.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Dic 03, 2012 12:10 pm

"Pues deberíais cambiar ese hábito! Ahora que vives en esta ciudad, y aunque haya muchas cosas que hacer podrías dedicarle un pequeño tiempo a rezar, si no es en tu casa, puedes venir al Palacio siempre que quieras, a rezar, aunque el templo esté dedicado a Benten obviamente puse altares pequeños para el resto de las grandes partes de la fe.

De hecho, si quieres, luego te enseño el templete."


Se ofreció este.

"Oh! Eso claro, construí el templete para poder rezar todos los días todo lo que lo hago, para poder realizar ofrendas y ceremonias todas las semanas, y para acercar como te digo esta posibilidad a todos."

Parecía que parte de su tiempo libre Tamaki tenía una parte reservada a su fe, algo que parecía muy importante en él.

"¡Claro! Si esa observación es acertada "cuando aparezca aparecerá" eso no te lo niego... lo que yo te pregunto es... ¿Y cuando aparezca TU estarás preparado para no dejarla escapar? ¿eh?"

Pregunta simple pero... ¿Respuesta simple?

Tamaki te sonrió con algo de melancolía y negó despacio.

"No. Yo no... pero mis padres nunca pudieron tener la vida que desearon... como te digo el amor es una bendición más para vuestra casta que para la nuestra, a veces...

Mi madre era una Miya con mala salud y con no la deseada posición que "merecía" mi padre... así que...
Tamaki se rascó la cabeza y sonrió con ironía Pues ya véis, soy un "Príncipe Bastardo"... No todo es perfecto en mí, sabéis."

Te reconoció sin tabúes pero sorprendiéndote.

"Mis padres nunca llegaron a casarse... mi padre estaba destinado a otra, pero su amor les pudo...

Pero bueno, al final "me reconocieron" así que al menos mi madre puede descansar en paz ahora."


Y es que, detrás de cada sonrisa en esta ciudad te podías sorprender...

"Oh, eso de por seguro, amar implica sacrificarse, por eso no dudo que si la dama en cuestión tuviera problemas con vuestro amor seríais capaz de evitarlo peeeero, lo que yo me refiero es que "enseñaros" no implica que os lance en pos de un amor incierto y que pueda ser trágico, sino más bien como un camino abierto más a un mundo de posibilidades."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Jue Jun 20, 2013 8:28 am

-Claro, sería un placer que luego me mostrarais el templete, Tamaki-sama –aceptó el ofrecimiento de Otomo-. Seguro que poder rezar allí hace que me sea mucho más fácil poder adquirir el hábito y prestarle la atención que se merece.

No dudaba que el joven estaría complacido con las palabras del ronin, después de todo la fe parecía una parte importante en su vida, y el hecho de hacer que alguien más se acercase más a ello le resultaría reconfortante, sobre todo teniendo en cuenta que él era una pieza importante en ese cambio. La verdad es que llegados a ese punto no dudaba que, seguramente, Tamaki y Sanzo se llevarían de maravilla; no solo por el hecho de la religión, que sería un punto importante, sino porque con sus personalidades seguro que congeniaban.


-Eh… Pues no sabría deciros –el joven ronin dudó ante la pregunta del samurai. En su estado actual, ¿sería capaz de no dejarla escapar? Planteado así, tenía serias dudas-. Supongo que lo intentaría… pero no es que esté muy versado en esos temas, como ya sabéis… y, bueno, creo que esperaba que si surgía el momento… que las cosas se desarrollarían por sí mismas.

El chico había perdido bastante confianza en esa manera de ver su posible encuentro amoroso gracias a la aparición de Tamaki en su vida, y ahora era, más bien, un mar de dudas al respecto. ¿Eso quería decir que si no aprendía lo que el otro joven quería enseñarle tenía posibilidades de perder su oportunidad? Parecía que esperar algo del karma en esos momentos no iba a ser buena idea…


-No creo que nadie que os conozca de verdad piense que sois un “príncipe bastardo”, Tamaki-sama. Sois el resultado de un pequeño triunfo del amor, a pesar de que todo podría haberse desarrollado de una manera ideal… Pero aquí estáis, un Otomo reconocido, que ayuda a todos los que puede con su calidez y no duda en compartir su tiempo con las damas que necesitan un amigo, un confidente o algo así. Incluso intentáis enseñar a alguien como yo sobre todos estos temas complejos que, posiblemente, por mí mismo, me llevarían una vida en entender –le respondió con una sonrisa-. Puede que no haya sido todo perfecto, pero os habéis ganado vuestro puesto de príncipe.

A pesar de la sorpresa de la revelación de Tamaki, estaba seguro de que la gente que le conocía pensaría de una manera parecida a la suya. Era un producto del amor en una sociedad donde eso no era lo común, y por ello su madre podía haber sufrido en el pasado... y, aun así, ahora que estaba reconocido no hacía otra cosa que recorrer un camino de amor, mostrándolo y compartiéndolo con los demás… si él no se merecía ser el príncipe de aquel lugar es que nadie lo hacía.

-Sé que no es vuestra intención lanzarme a las fauces de un amor trágico y lleno de penurias, o al menos de momento lo habéis ocultado bien –se permitió una pequeña broma con una sonrisilla-. Es más, por mi parte, preferiría algo simple y puro donde todo se desarrollara fácilmente, claro… pero supongo que me he acostumbrado a pensar siempre en las posibilidades menos alentadoras para que no me cojan desprevenido.

Después de todo, la vida de Shinkyu no había sido un paseo por un campo de flores donde todo era bonito… Así que había tenido que aprender que el peligro y las situaciones difíciles podían presentarse en cualquier momento y lugar, y a pensar en ellas con antelación. Al fin y al cabo, si era capaz de encontrar una salida para esas situaciones, si al final acababa resultando en evento más sencillo, por lógica, debería resultarle más fácil de salir adelante.

-Aunque, supongo que sus enseñanzas y las de Yuu-sama, para algo estamos aquí, estaré preparado para vencer los posibles imprevistos. ¿No es así, Tamaki-sama? –preguntó con un tono algo más animado, intentando elevar un poco el ánimo.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Jun 20, 2013 11:03 am

Tamaki se alegró mucho al oir tu aceptación y te condujo por una serie de lujosos pasillos llenos de obras de artes maravillosas y jardines interiores parecido sacados de ilustraciones hasta un majestuoso jardín interior entre varios edificios que tenía una estera de flores rojas de todos los tipos y un pequeño riachuelo entre ellas de flores rosadas y violáceas que enmarcaban una pequeña pagoda de maderas rojizas y doradas con una forma peculiar, hexagonal.

"Este templete está en el centro de toda la finca del Kin No Bu, es su corazón, es mi ofrenda a Benten, para que nos cuide, proteja y de fuerzas."

Te explicó mientras ibais por un sendero de piedras entre las flores.

"O, claro que las cosas se desarrollaran por sí mismas, Shin-kun pero... ¿será como deseáis? Dejármelo que os lo reformule... ¿Podéis enfrentaros a un adversario sin practicar kendo? Claro, pero... ¿Podéis vencer? Bueno.... ¿No sería más sencillo o al menos os daría más confianza el saber que habéis entrenado noche y día?


Pues es lo mismo. Veréis... ¿sabéis que Benten es una dualidad? Si, ella es el calmado Yang y su pareja es Bishamon, el impetuoso ying. Y es por eso que sus filosofías, si lo pensáis detenidamente, se parecen mucho.

Por lo tanto, en vez de estar asustado e inseguro... ¡¡mirad esa buena noticia!! en realidad sabéis lo que tenéis que hacer, es sólo que no os habéis parado a usar el mismo método cambiándolo en determinadas circunstancias!

Ejemplo! ¿Cómo se acerca uno a una mujer? En vez de morirte en un mar de dudas piensa ¿Cómo te acercas a un oponente? Pues con seguridad ¿verdad? tratas de proyectar tu presencia para darte a valer. ¡Es lo mismo!

¿Cómo te enfrentas a un adversario? Primero, habiendo entrenado antes, segundo, confiando en tu habilidad y tercero dando lo mejor de ti mismo.
¿No te suena eso a lo que has estado haciendo con las damas?

¿Ves lo que te digo?"


Te sonrió ampliamente como si te dijera "más que temer por lo que pueda pasar tienes que entender que llevas ventaja!"

Tamaki ante tu dramatismo comenzó a reirse a carcajada limpia y clara.

"¡Cuidado con lo que decís!! En la corte está la Dama Hanashirusato deseando de dar esa clase de historias a los incautos!! jajajaja Yo soy...más bien como un pequeño kami del amor que ha venido a ayudarte juju

Has tenido mucha suerte conmigo
te guiñó un ojo yo seré tu sensei en los caminos de la corte y del amor, ¿quién mejor que yo?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Vie Jun 28, 2013 8:44 am

Cuando Tamaki le había comentado que tenían su propio templete dedicado a Benten, el chico había imaginado que sería algo como un gran altar o una pequeña capilla dentro del edificio, y aquello que le estaba mostrando superaba con creces sus expectativas. Cómo habían sido capaces de colocar eso en el centro de la finca, y el dinero que tendría que haber costado, eran un misterio para Shin, que no podía más que estar sorprendido.

-Es magnífico, Tamaki-sama –alabó la estructura, mientras observaba el manto de flores, siguiendo siempre de cerca al Otomo.


-Si entiendo lo que me decís, Tamaki-sama, y tenéis razón. Todo sería mucho más fácil si supiera desenvolverme con más facilidad en esas situaciones… Es solo que nunca me había parado a pensar en todas las posibles situaciones y contratiempos. Simplemente pensé que ocurriría y, si debía ser así, saldría adelante… sino pues que ocurriría algo que nos separase –reconoció el hecho de que, realmente, nunca había pensado en la posibilidad de plantar cara verdaderamente en esas situaciones. Simplemente que pasaría lo que estuviera destinado a pasar.


-Yo no me asusto… -murmuró por lo bajo cuando el otro joven mencionó esa posibilidad-. Pero a pesar de las similitudes aun necesito algo de tiempo para adaptarme… no es fácil cambiar de vida de la noche a la mañana y empezar a hacer cosas que nunca antes había hecho. Simplemente estoy siendo cauto.

-Y es cierto que la presencia cuenta a la hora de imponerte sobre tu adversario… pero no me veo haciéndolo frente a una dama –porque, aunque era cierto que poco a poco iba consiguiendo confianza, al principio le costaba arrancar sin ayuda-. Creo que, en estas situaciones, ellas son las que ganan los enfrentamientos de presencia. Así que tendré que entrenar bastante más antes de que mi presencia alcance un nivel aceptable frente a ellas... Si no fuera por vuestra ayuda, Tamaki-sama, dudo mucho que hubiera tenido las habilidades para llegar hasta aquí.

Los enfrentamientos con katanas habían formado parte de su vida y, a pesar del riesgo que suponían, se sentía mucho más cómodo en esas situaciones. Con las mujeres todo le parecía demasiado imprevisible y no sabía qué podía ser lo que ocurriría a continuación.

-Supongo que nadie podría ser mejor que un pequeño Kami del amor para ayudarme con este entrenamiento–respondió siguiéndole la corriente-. Tal vez sea lo primero por lo que deba rezar y agradecer a Benten, por enviarle en socorro de este bushi que se adentra en territorio desconocido.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Jun 28, 2013 11:25 am

"En todo hogar debe haber sitio para los Dioses, Fortunas y Ancestros, y este es nuestro espacio, aunque me temo que soy un poco partidista jujuju le tengo especial devoción a Benten y este lugar es el símbolo de ello, pero creo que el resto me lo perdonará."

Bromeó Tamaki al verte sorprendido pero orgulloso de su obra, para Tamaki, un hombre que parecía tan frívolo en un primer momento, la religión parecía ser realmente importante, o al menos el culto a Benten.

"Bueno, no me entendáis mal, no es que "no pueda pasar con naturalidad" es sólo que... ¿para qué confiar sólo en la suerte? ¿No somos los hombres poseedores del don de la actuación? ¿Y no son los hombres ola, además, los mayores poseedores de la libertad?

¡Entonces tenéis que verlo como una actitud más!!

Y más si queréis dejar de ser una ola para ser parte del mar en el futuro...."


Añadió al final.

"¿pero cómo que no?!"

Te dijo de pronto cuanto dijistes lo de las damas.

"Todo lo contrario! Con las damas es más sencillo a la vez que complicado a la vez.

Pensar en ellas como el acero del enemigo, es muy hermoso, de eso no cabe duda, pero no os podéis dejar impresionar ni por este ni por su fama, tenéis que entrar digno, mostraros poderoso, seguro y confiado.

Y os aseguro que lo demás si que vendrá solo!

Se trata de actitud, os lo demostraré!"


Dijo mientras jalaba de ti para llevarte dios sabía dónde.
Tamaki, a toda velocidad, mientras reía de tu último comentario, te llevó por pasillos hasta salir a un patio exterior lateral en donde había una multitud de árboles frutales y bajo estos estaban dos damas en lo que parecía un picnic, charlando solas, cuando apareció, de uno de los edificios Kyoya, que llevaba una especie de cesta con él.

"Kyoya no es duelista, ni mucho menos, pero practica artes marciales, te servirá de ejemplo. Mira como se mueve y cómo se presenta sin palabras antes de comenzar a hablar."

El Yasuki, de porte elegante pero regio anduvo con paso seguro, elegante pero tenía un toque masculino, hasta regio y militarizado. Las muchachas se fijaron en él cuando aún estaba a más de diez metros, de reojo, y parecieron comentar algo entre susurros y risillas.

Kyoya anduvo hasta ellas, hasta estar a unos dos metros de estas, en ese momento estas dejaron de hablar y centraron toda su atención en este, como si el mundo se parase ante su presencia, justo como cuando contemplas a un gran enemigo o a alguien que admiras.

Entonces el Yasuki anduvo un par de pasos más, hasta estar muy cercan, se inclinó entonces, puso rodilla en tierra y entonces ofreció la cesta que llevaba, empezando un segundo después a hablar.

Pero para entonces las dos damas no apartaban ni un centímetro los ojos de él, embelezadas.

Tamaki te dio un codazo entonces y te dijo:

"¿Lo ves? Presencia."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Vie Jul 05, 2013 7:47 am

-Dudo mucho que haya algo por lo que debáis ser perdonado, Tamaki-sama. Por muy partidario que seáis de Benten, no todo el mundo puede decir que ha hecho algo como lo que vos habéis hecho.

Después de todo, aparte de dudar que mucha gente pudiera considerar aquel sitio una residencia secundaria, no creía que fuesen demasiados los que dedicaran la parte central de la residencia para construir un templete como el que le había mostrado.

-Este curso intensivo va a ser incluso más complejo y completo de lo que había temido en un principio –respondió con un suspiro el chico. Sabía que Tamaki tenía buenas intenciones con él a la hora de tratar de mostrarle como desenvolverse en el mundo de las damas y el cortejo, pero era muy pronto como para esperar que el joven ronin se desenvolviera con soltura en aquellos escenarios-. Nunca antes me había parado a pensar que esos temas podrían ser tan complejos y que podrían necesitar de habilidades, más que del sentimiento y un poco de suerte…

No es que fuera a echarse atrás como un cobarde ni nada parecido. Pero, posiblemente, aquel sería el tema al que más le iba a costar cogerle el hilo y en el que temía que Tamaki más serio iba a mostrarse.

-Ya sé que no debo dejarme impresionar, ni intimidar… pero no es tan fácil salir digno, confiado y seguro la primera vez ante un rival desconocido, menos aun si no se ha practicado nunca antes. Es por eso que creo que sin vos no habría sido capaz de plantarles cara por mí mismo.

Después de eso, Tamaki siguió arrastrando al joven Shin en su tour por el Kin No Bu, en esta ocasión para mostrarle un ejemplo gráfico de lo que él se refería por presencia ante las mujeres. Y, la verdad, es que la manera de presentarse y tomar las riendas de la situación de Kyoya era bastante impresionante no había necesitado decir ni una palabra y ya tenía toda la atención de las dos chicas. Como ejemplo, sin duda, era perfecto para mostrar lo que Tamaki quería decir… pero eso parecía estar bastante lejos de las habilidades actuales del ronin.

-Lo veo, lo entiendo y admito que Kyoya es impresionante en muchos sentidos –reconoció el chico, admitiendo así la amplia superioridad del Yasuki en ese aspecto-. Pero no esperaréis que yo sea capaz de hacer eso mismo en mi primer día aprendiendo, ¿verdad? Aún soy estoy bastante verde como para lograr algo así sin ayuda… Porque aunque pudiera intentar aparentar esa compostura, creo que vacilaría y ellas se darían cuenta. No me tengo siquiera por un buen actor como para ocultar las dudas que tengo al respecto.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Jul 05, 2013 9:41 am

"¿Estar todo el día con mujeres bellas? jajaja si, eso es otra cosa por la que debo ser perdonado jajaja"

Bromeó este sin darle importancia.
De pronto Tamaki comenzó a reirse ante tus palabras y te dijo:

"Los cortesanos empiezan su adiestramiento a los 4 años mientras que los bushi a los 7 u 8 ¿y nunca te parastes a pensar que podría ser bastante complicado el juego de corte? jajajajaja ¡¡sois único!! jajajaja

Pero es así, Shin-kun, esto no es más que otra parte de los saberes de un cortesano, el saber estar, el saber hablar, el saber moverse y el saber ser un galán, por supuesto! juju"


Tamaki asintió ante tus dudas con una cálida sonrisa y te dijo:

"¿Y quién dice que no podáis tener miedo? El necio es quien no teme a nada, es un imprudente. No se trata de no dudar y temer, se trata que no lo noten jujuju

Pero pensarlo de esta manera... de todos los adversarios con los que vais a toparos en vuestra vida, una bella dama sin duda es el adversario más perfecto "ante el que morir"


Tamaki se cruzó de brazos mientras miraba de reojo a cómo seguía la escena con Kyoya y te dijo:

"No desde el primer día pero sí desde el primer día.

Me refiero, esto no es más que un arte escénico, tenéis que pensar que Shinkyu puede que no pudiera hacer eso de buenas a primera, pero Namiko, amigo mío, Namiko es lo que tu quieras que sea!

Interpreta un papel, no uno cualquiera, interpreta a tu mejor tu, a tu alter ego. No te centres en las muchachas sino en actuar, brilla por eso, por lo que haces, por cómo te mueves, por lo que dices, no le prestes atención a las damas más de lo imprescindible en ese sentido.

Piensa que estas en un dôjo, rodeado de alumnos, sabes que están ahí, interactúas con ellos, pero tu estás centrado en tu entrenamiento, en tu espada, en tus golpes.

Crea ese espacio en tu mente, visualiza todo aquello y entonces podrás empezar a sacarlo."


Sonrió ampliamente.

"Pero eso ya en otro momento jaja Creo que por ahora has aprendido mucho y no te quiero saturar. Los deberes para casa es practicar lo aprendido con las damas de tu entorno. ¿Entiendes? recalcó con TODAS las damas de tu ambiente."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Mar Jul 16, 2013 12:53 pm

Quizás su comentario sobre la dificultad no había sido muy brillante, y de ahí la risa del Otomo, pero el joven ronin, hasta ahora, no había tenido contacto alguno y no había puesto mucho pensamiento en esas materias y, por tanto, siempre las había imaginado más ligeras de lo que realmente eran.

-No creo que sea el único que ha subestimado el juego de la corte –dijo ligeramente enfurruñado.- Es solo que hasta ahora no sabía nada de ella y pensaba… bueno, la verdad es que pensaba que sería bastante más ligera.


-Y no se trata de que no tenga miedo o me ponga nervioso, sino que el problema es precisamente que no creo ser bueno en eso de ocultar cosas… y estoy seguro de que las damas tendrás los sentidos más agudizados para detectarlo –era casi como las bestias salvajes que huelen el miedo a su opinión.- Porque al menos cuando tengo una katana tengo confianza en mis capacidades y es más fácil aparentar. Pero cuando se trata de hablar no tengo esa confianza… y eso creo que me hace más transparente y fácil de leer, así que no debe ser muy difícil saber que no estoy en mi terreno. Tan solo con vuestro apoyo he sido capaz de mantenerme en lugar, más o menos.

A pesar de que el chico tenía coraje para explorar un mundo totalmente diferente al suyo, era lo suficientemente sincero para reconocer sus deficiencias y que, sin practicar primero, dudaba llegar muy lejos sin la compañía de Tamaki o alguno de los otros del Kin No Bu.

-Sabéis, Tamaki-sama, vuestra filosofía de ser y no ser al mismo tiempo es un tanto complicada –dijo francamente Shin, un tanto duditativo.- Sobretodo porque lo que quiero mostrar con Namiko también es a mí mismo, aunque no sea mi mejor yo y, seguramente, comenta algún error en el camino y no deslumbre demasiado… Pero quiero mostrarme como soy e intentar mejorar en el proceso para llegar brillar, como vos decís, sin necesidad de proyectar otra cosa que a mi verdadero yo actual…
Creo que con sinceridad, y lo que aprenda de todos, podré salir adelante, a pesar de que ahora esté algo verde para hacerlo solo.


-Cuando dices todas… ¿lo dices especialmente por Tarako? –preguntó, sospechando que ese podía ser su plan. Cosa que le resultaría bastante extraña… No porque la ronin no lo mereciera, sino porque ella era más como la hermana mayor que le cuidaba a él.- Porque, a parte de ella, tampoco conozco tantas damas a diario… aparte de Kokó-san y mi hermana.

Shin se quedó pensativo por un segundo intentando recordar a más chicas que conociera o hubiera conocido recientemente con las que podría tener un trato más habitual aparte de las mencionadas. Ya que Haname, por ejemplo, había sido cosa del seminario y no estaba seguro de si la vería más además de allí.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Jul 17, 2013 11:05 am

"Oh, claro que no sois el único que ha subestimado el juego de la corte amigo mío te dijo mientras te pasaba el brazo por encima del hombro peeero... no queremos que termines como esos que lo subestiman ¿verdad? Pues te diré que no termina nunca bien..."

Dejó una pequeña sonrisa en los labios.

"Aaaaaaaaaaaaaaaaaahhhh! Por fin llegamos al que creéis que es el problema! Excelente, está bien que sepáis "cuál es vuestro problema" porque justamente yo estoy aquí para abriros los ojos...

Decirme, Shin-kun... ¿Creéis que yo miento cuando hablo con las damas? Decirme la verdad."


Te preguntó directamente con una amplia sonrisa.

"Es la filosofía del pensar y del no-pensar, después de todo, amigo mío, no es muy diferente a esta, tiene su complejidad pero existe una forma de entrenarla y hay pruebas palpables que no es imposible!"

Tamaki se rió ante tu cara cuando dijistes Tarako y asintió.

"Especialmente ella!

Ohhhh no seáis burro! jaja Estáis rodeado de mujeres, la panadera, la pescadera, la mujer del carnicero, la chica que riega las flores en la casa de al lado...

El mundo está lleno de flores, sólo hay que parar a olerlas! Tu misión es charlar con ellas, aunque sea unas palabras, aunque sea una conversación vanal, habla con ellas! Aprende qué les gusta, que les disgusta, qué las emociona... haz patrones en tu mente... Recuerda lo que te han contado y al día siguiente muestra interés en eso sin que te lo digan o dile que recordastes aquello que te dijeron cuando vistes algo que les gustaba.

Las mujeres son seres detallistas y sensibles y esa clase de detalles les llegan hondo.

Y con respecto a las samurais ko, sigue siendo mujeres, menos las Matsu claro jajaja pero el resto siguen siendo mujeres.

Te pondré una tarea, de aquí a la próxima vez que nos veamos, que puede que sea en muy poco... deberéis hablar hablado al menos con 5 mujeres y me deberéis contar algo de todas ellas."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Jue Jul 18, 2013 12:15 pm

-Supongo que no, que no queremos que acabe así, y que, en parte, por eso estoy aquí, ¿no? –respondió el joven ronin, sin querer pensar en lo que podría sucederle si cometía un error en el momento y lugar menos oportuno. La corte podía ser un lugar peligroso.

Después de quedarse mirando por un segundo al Otomo, tras su pregunta sobre la mentira, el chico reflexionó sobre ello. Pensó en los momentos las situaciones que habían pasado juntos hacía unos momentos con las diferentes damas… y la verdad es que no podía decir que Tamaki les mintiera.

-No, no creo que les mintáis al hablar con ellas –dijo, dudando de lo que esperaba oír su compañero-. Pero sí que creo que sabéis bastante bien lo que debéis decir en cada momento y lo que no. En cambio, yo no creo que aguantase mucho por mí mismo y, si insistieran un poco, posiblemente les acabaría por contar casi todo… Que no es que tenga ningún gran secreto… pero creo que eso disiparía casi todo el misterio del que hablamos antes. E intentar aparentar algo cuando eres bastante transparente puede ser difícil, así que entra en conflicto con el tema de las apariencias y presentarse con seguridad y todo eso. Y… creo que de momento no soy apto para aparentar –fue la conclusión a la que llegó el chico.

Tal y como pensaba, el príncipe del Kin no Bu se refería especialmente a Tarako con su “TODAS”. Pero para él era difícil comportarse así, cuando frente a la ronin era poco más que un cachorrillo desvalido… y de que ella veía claramente a través de él.

-Pero… no es fácil tratarla así… ella más bien parece que la trate como a otro bushi sin importar que sea una mujer… Así que no veo cómo conseguir lo que pedís sin faltar a sus deseos –expuso sus pensamientos, algo confuso sobre cómo debía arreglárselas para hacer ambas cosas al mismo tiempo.

-Sé que hay muchas, no soy tan burro… ¿pero cómo se supone que empiezo a hablarles si ni siquiera las conozco? Lo que me pedís no es como lo que hemos hecho aquí, donde todos tienen una predisposición… No sé cómo podría hablar con normalidad con la chica de al lado, ni la panadera, ni la pescadera si ni siquiera he tratado con ellas antes –dijo Shin, apurado por las locuras que pasaban por la mente del Otomo, al menos a su parecer-. No es como si pudiera inventarme cualquier cosa para acercarme a hablar con ellas, ¿no creeis? –aunque algo en su interior empezaba a decirle que, posiblemente, el Otomo sí que lo creyera.

-Creo que vuestras expectativas en mí son demasiado altas. ¿Cinco en un día, y además averiguar algo sobre ellas? Porque supongo que no valdrá un simple saludo… Solo se me ocurre evitaros hasta que consiga hacerlo –confesó de manera un tanto derrotista, con un suspiro-. Y eso no sería bueno si debo venir a mejorar, porque sería casi como fracasar por propia voluntad.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Jul 19, 2013 9:51 am

"os voy a decir un secreto del arte de no mentir, querido te dijo Tamaki sonriente Puedes hablar cuanto quieras, lo que quieras y siempre habrá alguien que malinterprete o retuerza tus palabras, pero tus silencios, esos son tuyos.

No hables de lo que no quieras hablar, no cuentes lo que no quieras contar, no digas lo que no sabes ni cuentes lo que los demás no quieren que sepas.

Limítate a cambiar de tema a sonreir a hablar de banalidades, a crearte incluso una reputación de alguien un poco.... insustancial si hace falta... y nunca hables cuando no quieras.

Ese es el secreto. Yo no miento, simplemente no digo todo lo que sé, es una gran diferencia. No es malo, de hecho... ¿quién me obliga a decir todos mis secretos? ¿Nadie verdad? pues lo mismo.

Tu eres Namiko, hombre ola, es lo que eres, es lo que ellos saben. ¿es mentira? No, es verdad, puede que ellos lleguen a esa conclusión de manera diferente a la realidad, bien, pero sigue siendo la misma realidad... al final estamos en el punto que queremos, no importa tanto como hemos llegado hasta ahí.

Y creo que eso está en vuestra mano. De hecho actúais por instinto así, cuando no sabéis algo calláis, cuando no queréis contar algo, calláis... Seguid haciendólo, pero mientras tanto tratar de ser más.... "sociable"."


Te dijo este con alegría.

"¿Y por qué suponéis que tratar a una bushi como una mujer es algo que a ella no le gustará? Me refiero, mientras no sea una Matsu, todo irá bien. Se trata de no olvidar lo que son, no implica que pienses de ella que es menos fuerte sino que sigue siendo lo que es...

Ejemplo! Estos días está el festival del Distrito Hidan, ir con vuestras chicas, regalarle algo, conseguir un pez de color para ellas, cuando se prueben una orquilla si no pensáis que sois capaz de decirle "os sienta bien" sonreírles... ¿Todo eso va en contra de su visión y de tu visión como ella de ser bushi?

No, lo que haces es no olvidar ninguna parte de ella. Una bushi no es una tímida y desvalida flor, pero sigue siendo una flor. ¿Entendéis?

A veces las bushis son las más necesitadas (lo quieran reconocer o no) de un trato como mujeres, pues los hombres parece que quieren olvidar las cortesías que a las demás se les presta por el mero hecho de llevar daisho."


Tamaki se rió ante tu expresión de horror con lo de los cinco acercamientos y tus palabras y asintió despacio como diciendo "si lo creo."

"¿De verdad que sois incapaz de mirar a vuestro alrededor y no saber cómo empezar una conversación?

¡No me lo creo!

Por ejemplo, la chica que vende flores. ¿No es obvio que podríais acercaros a preguntarle cómo estan las flores de temporada? ¿Si han crecido bien? ¿Darle un cumplido de su mercancía?

En el dôjo, cuántas veces habéis pensando que alguien tenía una hermosa técnica, una hermosa forma de desenvainar, una forma peculiar de asestar golpes. ¿No podríais empezar una conversación hablando de eso? Dando un cumplido o simplemente interesándoos por su técnica?

En un festival, una chica que no es capaz de coger un pez de color de un puestecillo de diversión. ¿No os saldría cogerle uno para ella por el mero hecho que sea feliz?

Los inicios no son tan complicados, sólo hay que mirar la situación unos segundos desde fuera y ver una entrada.

Y en cuanto a la información, no es que deba contaros un secreto, vale con que la florista os diga su flor preferida, con que la bushi os cuente cómo llegó a hacer ese movimiento de aquella forma o la chica del festival os cuente cómo es que está sola en un evento tan encatador.

Se trata de crear conexiones, recuerdos y sensaciones y estar a gusto con esto."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Mié Oct 09, 2013 11:12 am

-Ser sociable… mientras conservo mis silencios y secretos -reflexionó el joven para sí mismo durante un segundo--… Supongo que es algo que puedo intentar hacer. Pero creo que los silencios también pueden ser malinterpretados, como las palabras, y usados a conveniencia. Así que puede que debiera practicar eso de dar conversación insustancial y poco dañina, después de todo… Pero nunca se me ha dado bien eso de hablar por hablar.

Shin dejó escapar un leve suspiro. Durante toda su vida había estado demasiado centrado en un solo camino y había descuidado otras facetas de su propia persona y no era hasta ahora, con Tamaki, que se había preocupado realmente por ellas. Había aprendido algunas cosas para entretener a su pequeña hermana, pero nada que creyera que pudiera ayudarle en la corte; después de todo, no es lo mismo entretener a una niña que a un cortesano, ¿no?

-Y creo que vos tenéis unas expectativas muy altas en mis dotes latentes, Tamaki-sama.


-Entonces, a pesar de que las bushis también son flores, ¿las Matsu necesitan de un trato especial? –preguntó al otro joven tras mencionarlas como una excepción.
-Entiendo lo que queréis decir: que las mujeres, aunque sean bushi, siguen siendo mujeres… Pero como tienen un carácter más fuerte, supongo que incluso me intimidan más que una dama más… “frágil”, por así decirlo. Es como tener un enemigo con una faceta doble contra el cual no sabes cómo reaccionar en el momento sin descuidar alguna –intentó explicarse con una comparción-. Y para mí, que no soy muy bueno con eso de las palabras y actuado con ellas, temo equivocarme y ofenderla o algo así.


-Y no es como si no supiera en absoluto como empezar una conversación… pero me da algo de vergüenza –reconoció de manera algo entrecortada.- Porque, aunque tenga las palabras, ¿por qué debería hacerla si no conozco a la otra persona? ¿Y si malinterpreta mis intenciones? ¿Y si se ofende o le resulto inoportuno? Es por cosas así que, aunque puede que sepa algo que decir, pues no lo hago y me echo para atrás.

El joven ronin expuso sus preocupaciones y una de sus principales debilidades. Pensaba demasiado sobre lo que podría pensar la otra persona y acababa por no verse capaz de avanzar a causa de la timidez.

-Así que, aunque trataré de mejorar, de momento me es bastante difícil lanzarme e iniciar una conversación por mi mismo.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Oct 11, 2013 10:21 am

"Exacto! A nadie daña un poco de palabrería sin demasiada sustancia, a veces hablar de la forma de las nubes es una bonita formad e pasar la tarde."

Te dijo este sonriendo de manera resplandeciente como si fuera capaz de convencerte de cualquier cosa que se le ocurriera, pues de pronto hasta te pareció una gran idea volver a pasar una de esas tardes tumbado en la loma cerca de un rio mirando el pasar de las blancas nubes por el cielo de manera despreocupada.

"No en vuestras dotes como algo desarrollado, sino en vuestras dotes como un tesoro oculto, pero es normal que dudéis, no todo el mundo sabe ver el valor de las piedras preciosas, hay quien cree que sólo hay circonita cuando yo veo diamantes."

Te contradijo este con tono taimado y amable, incluso hasta condescendiente como si te dijera "por ser tu te perdono que te infravalores".

"Noooooooo nono, no cometas ese error, la Matsus no son mujeres, son hombres, o al menos así ellas se consideran y si así ellas lo hacen nosotros también lo hacemos, después de todo se trata de respetar a los demás ¿verdad?

¿Te dan miedo las mujeres con carácter? ¡Vaya! Yo pensaba que las agredeceríais! Mirad, querido amigo, si algo tiene de bueno una mujer que es como un vendaval es que se la ve llegar desde MUY lejos, para los novatos como tu eso es una bendición, pues nunca meterás la pata hasta el fondo si tienes un mínimo de interés en lo que andas haciendo con ella, y por haciendo me refiero a hablando, claro. Sin embargo una dama que tenga un corazón muy sensible puede callarse que la has ofendido porque sea muy educada y luego sufrir en silencio, mientras tu puede que tardes días o los kamis sabrán cuánto en darte cuenta!!

Por eso las bushis son las mejores mujeres con las que puedes practicar, porque son claras y directas, y a la vez, mujeres."


Te corrigió este.

"Excelente pregunta y excelente duda y temor."

Te dijo de pronto haciendo que le prestaras más atención.

"Toda persona debería fijarse antes de empezar una conversación si la otra parte esta dispuesta, que en realidad se simplifica en el sentido de si esta de humor.

Osea, que es a la inversa de lo que piensas, salvo que esté claro que una persona está en modo arisco, cerrado, distanciado... y eso se ve con facilidad, cualquiera, aunque sea por educación continuará tu iniciativa, y ahí es cuando depende de ti que sea más que cortesía la que haga que siga hablando contigo, pero, por la Dama Doji, no somos gaijins! nadie va a rechazar hablar contigo de primera, y más si empiezas con una apertura adecuada, por ejemplo...

Siempre es una buena apertura con una mujer halagar algo que no sea demasiado evidente en ellas, como un broche, un peinado, un estampado... Son cosas que la mayoría de los hombres no se fijan pero ellas si. Primero le das valor a su elección, luego te muestras como alguien diferente a muchos hombres y al final, para que no te malinterpretes sacas la conversación a un punto neutro en donde tu no hagas ningún movimiento galante de cortejo hacia ella, de forma que le queda claro que simplemente es que eres así de encantador juju

¿Quieres un ejemplo práctico antes de irte?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Mar Oct 15, 2013 9:17 am

-Seguro que más de uno sí que diría que esa sí que es una habilidad útil, ver diamantes donde otros no los encuentras –dijo con tono bromista-. Supongo que aún me queda un largo camino antes de poder ver los diamantes en vez de meras piedras en el camino.

Desde el punto de vista del joven ronin, más que un diamante en bruto sin pulir, lo que veía en sus dotes sociales era una piedra basta de campo. Pero quien sabía, tal vez algún día Tamaki y sus chicos consiguieran sacar el diamante escondido. El chico tenía fe en el Otomo y confiaba en que podría enseñarle correctamente, a pesar de que veía un duro camino por delante… Por suerte no era de los que se rendía fácilmente, ni tenía intención de traicionar las esperanzas que todos tenían en él.

-¿Cómo? –expresó con desconcierto ante la explicación del samurai-. Entonces a las Matsu hay que tratarlas como hombres; pero a las demás bushi como a mujeres, siendo las más fáciles de comprender porque con su carácter son más claras y directas, por mucho que tema meter la pata…; Y luego las damas más sensibles como el enemigo más formidable e inescrutable, capaces de ocultar su dolor por cortesía, por lo que puedo haber metido la pata y enterarme años más tarde.

-Sabéis, Tamaki-sama… Cada vez el mundo de las mujeres me parece más complicado y aterrador –suspiró de manera derrotista-. Teniendo en cuenta que decís que el “oponente más fácil” son bushi, siendo que ya me preocupaba, acabáis de hacer llegar a otro nivel mis dudas y preocupaciones sobre el trato con las otras damas.


-Entonces es buena idea halagar detalles en los que otros puedan no fijarse –repitió, como si intentase memorizar lo que le decía Tamaki-. Supongo que observar y encontrar esos detalles es algo que podría hacer, aunque no estoy seguro sobre como introducir el cumplido en la conversación sin que pareciera demasiado forzado y luego cambiar a un tema normal… Aunque supongo que enseñaréis aquí, ¿no?

-Por ejemplo práctico… ¿os referías a que me ensañaréis como se hace, o que me mandaréis a hacerlo por mí mismo con una excusa demasiado obvia? –preguntó con recelo, recordando claramente el asunto de la cuchara en la ceremonia del té. Una excusa realmente pobre, y un motivo para dar gracias a todos por su comprensión y dejarlo pasar sin comentarios, aceptándolo como un hecho cierto-. Pero supongo que acepto el ejemplo. Después de todo he venido para aprender y tengo que aprovechar hasta el último instante.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Oct 15, 2013 10:40 am

"Es lo que soy, un buscador de perlas."

Rió Tamaki.

"Míralo en esta escala. Una Matsu es como un hombre, tirnes suerte, si la hieres te golpeará por eso, pelearéis y haréis las paces sin muchos problemas. Si hieres a una bushi de cualquier otra familia se pondrá de malhumor, te pegará en ese entrenamiento más fuerte de la cuenta y al final lo terminará diciendo, por lo cual podrás pedirle perdón... Pero una dama a más refinada es más esconde lo que realmente siente y si, ahí es cuando los hombres se vuelven locos... PERO no desesperes, amigo míp, hay una cosa que nunca falla y es que por muy refinada que sea una mujer y secretos pueda guardar ante una persona sincera y abierta no pueden ni mentirles ni ocultarles su dolor porque lo ven injusto ya que queda bastante patente que no es que lo hayas hecho a posta.

Y esa clase de hombres, amigo mío, para tu suerte, eres tu."


Dijo mientras ponía su mano sobre tu hombro y te sonreía.

"Oh! Eso es lo maravilloso del truco que acabo de enseñaros, que es fresco y natural, y como son detalles que uno no se fija a simple vista queda muy bien que salgan "del alma" al decirlo de pronto.

Por ejemplo "Oh! No me había fijado en la preciosa manicura que lleváis hoy, es adorable" lo decís de manera natural y soporprendente, en cualquier momento, porque se supone que os habéis fijado "de pronto" y no habéis podido parar el impulso de decirlo, así os verán mejor incluso.

Otra forma es decir "No quiero parecer descortés diciendo algo tan fuera de lugar de pronto pero es que llevo un buen rato, desde que hemos empezado a hablar, fijándome en esa maravillosa peineta que lleváis en vuestro peinado y no he podido resistirme a deciros lo encantadora que estáis con ella y lo hermosa que es."...."


Te contó este varios trucos.

"Ejemplo práctico, por supuesto juju es la mejor forma de aprender!"

Te dijo mientras te tomaba por el hombro y te conducía por uno de los pasillos exteriores del palacete que daba a los jardines como si buscara algo.

De pronto se paró y dijo:

"Ah! Perfecto! ¿Veis a aquella jardinera que está cortando las rosas? Ir hacia allá, decirle que Tamaki-sama desea hacer un arreglo floral con rosas y que me corte varias que tu me las vas a traer y usa justamente ese momento, mientras las corta, para mirar algo que lleve, algo que tenga, algo que te guste, puede ser algo simple, como un recogido, como un detalle en el traje o quizás el color de sus ojos, o de sus mejillas sonrosadas y haz la prueba, dilo con naturalidad. Luego le cojes las flores y te vienes."

Te dio un empujoncito en la espalda y añadió "Suerte!" Estaba claro que Tamaki era el rey de los líos de faldas...



La jardinera vestía un kimono negro con obi en verde que poseía al final de las mangas unos laureles y pequeñas flores blancas. Era una joven que no llegaría a los 17 años, su cabello negro reluciente estaba recogido en una cola alta anudada con un pañuelo de color rosáceo de la que se escapaba un flequillo a ambos lados de su cara algo tostada por el sol. Sus ojos eran de un verde olivado intenso y trabajaba con unas tijeras de podar y guantes para no pincharse.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Mié Oct 16, 2013 8:46 am

-Así que, según vos, ¿yo no tendría que permanecer ignorante del mal que he causado durante años antes de saber la verdad? –Ciertamente, podía considerarse que era un alivio. Después de todo, saber lo que has hecho mal siempre ayuda a la hora de solucionarlo; por otro lado…- Qué puedo decir… aunque eso sea en cierta manera algo bueno, si una dama me dijera el daño que le he causado sin darme cuenta… creo que me sentiría bastante mal, tanto por haberlo hecho, como por no haberme dado cuenta y haberle puesto remedio de inmediato. Así que lo mejor será que evitemos la llegada de ese momento a toda costa.

A pesar de no saber mucho sobre cómo tratar con el género contrario, Shinkyu estaba cargado de buena voluntad y aprendería lo que hiciera falta por evitar el desagradable momento de herir los sentimientos de una dama.

-No sé… no sé si me veo capaz de decirlo así, tan natural… o siquiera si sería capaz de cortar la conversación en absoluto para decirlo. Me falta algo de confianza a la hora de hablar, ya lo sabéis Tamaki-sama, y, aunque me fijase en los detalles, me temo que al final me los callaría –compartió sus pensamientos con el Otomo-. ¿Cómo lo hacéis vos para ser tan natural con ellas? A parte, claro, de por ser el carismático príncipe del Kin No Bu.

Después de aquello, habiendo acepto el ejemplo, Tamaki volvió a guiarle por el patio exterior en busca del que suponía que sería el objetivo del ejemplo. Una joven jardinera que estaba cortando rosas… y, aunque esta vez la estrategia de acercamiento le parecía algo mejor, aun pensaba que se podría haber buscado algo mejor.
Pero eso poco importaba, ahí estaba Tamaki instándole a entrar en acción, mientras que él vacilaba.

-¿Así de simple? En serio… Realmente debéis disfrutar de verme hacer todo esto –se quejó, a pesar de ponerse en camino.

El chico estaba realmente nervioso ante la perspectiva de tener que soltarle un cumplido a una extraña con la cual hablaba por primera vez… ya le costaría con una con la que tuviera más confianza, así que con una desconocida era incluso peor. En ese momento lo que quería hacer era irse a algún sitio solitario y gritar hasta dejar salir toda la tensión que llevaba encima. ¿Pero es que a quién se le ocurría mandar a un joven con el propósito de halagar a una extraña? Si no fuera porque Tamaki le parecía una buena persona, podría pensar que lo hacía para echarse unas risas a su costa.

-Disculpad, me envía Tamaki-sama para que cortéis unas rosas, ya que desea hacer un arreglo foral… Yo mismo se las llevaré –dijo, tenso y nervioso como no recordaba haber estado en algún tiempo. Y menos mal que esa tensión y la situación le habían hecho olvidarse un poco sobre cómo iba vestido…

Al tiempo que la joven jardinera empezaba a trabajar, el ronin aprovechó para hacer que su mente trabajara a toda velocidad buscando algo por lo que halagarla. Pero como tampoco quería ser demasiado descarado, pensaba que lo mejor sería hacer un cumplido sobre su ropa o un adorno, a pesar de que su brillante pelo podía tener un buen punto, ya que debía de cuidarlo bien para tenerlo así… En cierta manera le recordaba a cuando era pequeño y su madre aún vivía.

-Tenéis un pelo precioso, sabéis -la halagó, casi sin darse cuenta mientras pensaba- Quería decir ojos… ¡No!¡T-tijeras! –en un acto de nerviosismo y timidez, había intentado corregirse y lo siguiente que vinieron a su mente fueron aquellos ojos intensos de color verde olivado. Y avergonzado por ello había desviado la vista y encontró las tijeras. Y, ahora, sintiendo que los colores le subían y con más vergüenza que pocas veces en su vida después de ese resultado solo quedaba una cosa por hacer: -Lo… ¡Lo siento! Disculpad mi indiscreción.

En ese momento, Shin solo deseaba correr como lo haría un niño que sabe que ha hecho algo mal y va a ser castigado si lo pillan… Pero aún tenía cierta compostura y, antes de huir como perseguido por una horda de Onis, esperaría a tener las rosas que había pedido, a pesar de ser incapaz de mirar a la chica a la cara ahora mismo. La misión había fracasado.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Oct 16, 2013 10:39 am

"Te sentirás mal porque eres buena persona, lo cual señalará más aún el hecho que lo hiciste sin malicia pero eso no implica que parte de la culpa es de esta por callarse, bien es cierto que tenemos una sociedad en donde decir las cosas sutilmente es lo correcto pero si lo bloqueas cómo quieres que lo sepas. ¿Quieren que leamos las mentes? Ellas saben que eso es imposible así que tienen que ceder, es por el bien común, no sólo tuyo, salimos todos ganando."

Tamaki se cruzó de brazos y te miró con una sonrisa amable aunque un poco divertida y te dijo:

"¿Te gusta mi kimono? ¿Te daría vergüenza decirme que es bonito? Simple y llanamente, como quien ve una katana de una calidad extraordinaria que te hace simple y llanamente decir algo para admirarla, salido ese comentario más del corazón que de los labios...

Pues haz lo mismo, y no sólo conmigo, sino con ellas, no somos tan diferentes."


Tamaki rió ante tu cara de angustia y tu afirmación y meneó la cabeza.

"Todo esto me duele más que a ti ¿no lo has oído nunca de un sensei? No disfrutamos con el sufrimiento, disfrutamos con el avance de nuestros discípulos.

Te cuesta, lo ves aterrador, es cierto, pero yo soy la prueba de que se puede ir y venir de ese lugar sin salir herido por ello jeje Así que tienes que verlo, asimilarlo y hacerlo. Como ves muchas veces yo mismo me pongo de ejemplo, yo mismo lo hago para que lo repitas, no trato de escabullirme y hacerte hacer cosas que creo imposibles o que no haría yo.

En esto se basa este aprendizaje, en ensayo y error. Pronto descubrirás que el error no es tan fatal y que se aprende mucho de eso."


Luego te dio un golpecito en la espalda como si dijera "anda, ve" y te dejó marchar.


La criada al oir sobre la necesidad de Tamaki pronto asintió con una media sonrisa y con delicadeza eligió las rosas más bonitas que tenía el rosal, cortándolas con tino y con delicadeza.

La chica, cuando dijistes aquello te miró de reojo, sorprendida, mientras daba el último click a las tijeras y sostenía cinco rosas entre sus brazos y dejó una leve risilla mientras se tapaba la boca con la mano enguantada mientras te miraba con aquellos ojos verdosos.

"Arigato sama... sois muy amable..."

Dijo mientras tu mirabas un segundo hacia Tamaki que te hacía un gesto con la cabeza que decía "quieto ahí clavado hasta que termines con la tarea". Entre ese vistazo y la de la chica, vistes cierto rubor en sus mejillas mientras esta pasaba ahora la mano del guante por el flequillo un segundo como si se lo apartara un poco y con una tímida sonrisa te dijo:

"El pelo y los ojos son herencia de madre... he tenido mucha suerte de tenerlos como ella..."

Oye, no iba tan mal... La chica te tendió las flores y mirándote por debajo de su flequillo añadió:

"Pero las tijeras si son mías."

Bromeó esta al final. Oye, pues si que no había ido mal, institivamente miraste hacia Tamaki el cual te hizo un signo afirmativo con la mano y te señaló que ya podías tomar las rosas e ir hacia él.



"No te ha comido, ni se te ha caido la lengua ¿verdad? Entonces creo que no ha sido tan terrible."

Bromeó Tamaki cuando volviste a su lado.[/i]
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Mié Oct 16, 2013 6:27 pm

-Ay… La sutileza es un gran arma contra un chico de campo como yo –bromeó-. Aunque poder leer la mente sin duda sería una gran ventaja para solventar ese tipo de situaciones. Pero estoy seguro que luego me remordería la conciencia y me sentiría mal por haber leído su mente. Supongo que soy un caso perdido.

Tamaki lo llamaba ser buena persona, cosa que le gustaba. Ser considerado con los demás, preocuparse por ellos e intentar no hacer daño si era posible eran cosas que había intentado lograr durante su vida. Era difícil, pero era más gratificante que otros caminos más fáciles… Aunque había conocido a quien veía su manera de ser como una debilidad.

-Teniendo en cuenta que yo también voy vestido de época no sería inteligente por mi parte decir que no me gusta –reflexionó en voz alta-. Pero creo que sí, que posiblemente me diera vergüenza decirle que su kimono es bonito, sin embargo con una katana no creo que tuviera problemas… debe ser cosa de mentalidad. Una Katana me parece algo más normal.


-Soy consciente de que se puede aprender de los errores, a veces más incluso que de los aciertos… Pero no estoy tan seguro de que sufráis tanto como yo –lo miró fingiendo desconfiar de él-. Pero seré un buen alumno y confiaré en su palabra, y marcharé a enfrentar mi destino.


Después de que, desde su perspectiva al menos, hiciera el ridículo de una manera horrible, permaneció observando el trabajo de la joven en silencio. Sabía que Tamaki no le permitiría huir, pero no sabía que más hacer o decir, salvo lamentarse internamente por lo que había dicho.

Para su suerte y consuelo, una vez hubo acabado la joven le entregó las flores y respondió a su intento de halago. Cuando mencionó lo de las tijeras, Shin no pudo evitar sonrojarse un poco pensando lo ridículo que debía de haber resultado a los ojos de la chica.

-Siento mi… inoportuno comentario. Pero lo que dije es cierto, de veras… lo de las tijeras también –dejó escapar una risa tímida-. Gracias por vuestro trabajo.

Después de coger las flores volvió junto a Tamaki, mientras se lamentaba de haber dicho lo de las tijeras. ¿Por qué las tijeras? Con la de cosas que podría haber dicho, y tuvo que decir eso. Seguro que de haber estado con más gente ahora mismo sería famoso en todo el Kin No Bu por apreciar unas tijeras de podar.

-No, no me ha comido… pero casi lo habría preferido –respondió a la broma del Otomo entregándole las flores-. ¿Sabéis por lo que la he halagado? Realmente he pasado más vergüenza que… creo que nunca me he sentido tan avergonzado por algo que he dicho en mi vida. Realmente quería salir corriendo y huir lejos… lejos y no volver.

Aunque el momento de vergüenza ya había pasado, ahora quedaban el nerviosismo y la frustración ante la idea de haber cometido un error y haber hecho el ridículo de una manera horrible. Tan solo podría esperar que a la joven se le olvidase pronto… o al menos para la próxima vez que se cruzaran.

-Ahora, la próxima vez que me cruce con ella, ¿Cómo voy a mirarla a los ojos? –porque si ella trabajaba allí, estaba claro que podía cruzársela cualquier día que él también fuera.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Oct 18, 2013 10:31 am

"Más de campo que una amapola, oye, eso no es malo, las amapolas son flores silvestres muy hermosas."

Te dijo este con sonrisa amplia y luminosa.

"¡Bueno! Pues en vez de kimono piensa en tu cabeza "katana" pero di kimono, haz una capsula en tu cabeza en dónde te sientas a gusto para decir algo que no te es normal. Todo se aprende, hasta algo tan extraño como eso!"

Tamaki rió al ver tu cara de incredualidad ante tus palabras y te respondió con falso orgullo dolido:

"Un adepto de Benten nunca se divierte con el sufrimiento de otros!! Oye! Lo digo en serio!"

Y le creías, pero era complicado.



La criada negó con la cabeza con cierto rubor en las mejillas y te susurró "No. Gracias por vuestra amabilidad, sama" Tras lo cual te dejó marchar mientras veías como te miraba de reojo un segundo antes de, con cierta verguenza, se pusiera de nuevo a trabajar.

"Le habéis dado una alegría y una anécdota que contar todo el día, cómo el misterioso nuevo miembro del Kin no Bu la halagó, no veo que tiene eso de terrible!"

Te replicó Tamaki a tu vuelta.

"Además ha sido encantador, hasta la equivocación, ha sido tan natural y espontáneo que no puede negarse que lo que le has dicho te ha salido del corazón y es un verdadero halago."

¿Desde aquí podía oírte? Miraste un segundo hacia la chica, no estaba a más de 15 metros, al volver a mirar hacia Tamaki este te sonreía muy ampliamente. Ah, claro, seguro que sabía hasta leer los labios.

"¿Cómo? Pues sencillo! Cada vez que la veas ahora puedes bromear de esa primera torpeza, puedes sonreirle o simplemente agradecerle que cuide tan bien las flores, ahora tienes más de cinco posibles inicios de conversación con ella. Te centras en lo malo y no en lo bueno.

Como te he dicho le has halagado, a las mujeres le gusta, y con sinceridad, le has alegrado el día y podrá cuchichear con sus amigas de esto durante días. ¿Qué puede tener eso de malo?!

Además, no tienes que preocuparte, quizás, la siguiente vez que te cruces con ella ya seas todo un experto, pues no voy a dejar de pulirte hasta quedarme satisfecho..... jujuju"


Te dijo mientras te tomaba por el hombro y te hacía caminar a su lado de manera distraída.

"Y ahora la pregunta del millón... ¿has pensado ya cómo usar todo esto que estas aprendiendo con Tarako-san? Porque ella es una mujer, bushi, cercana a ti, así que NO me vale un no por respuesta, debes practicar con toda mujer que tengas cerca hasta que yo te lo diga juju"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Dom Oct 20, 2013 4:27 pm

-No puedo negaros que las amapolas sean hermosas… ¿pero no son flores que duran poco tiempo? –Preguntó, en la creencia de haber oído algo así en algún lugar.- Espero que mi tiempo no sea también corto.

-¿No sería pensar una cosa para decir otra como intentar engañarme a mí mismo? No creo que sea lo mejor realmente -expresó sus dudas respecto-. Prefiero ir con la mente clara sobre lo que quiero decir, aunque al principio me pueda costar… Pero tendré que irme acostumbrando, por lo menos si voy a estar por aquí una temporada, ¿no creéis?

A pesar de ese falso orgullo dolido, Shin no es que pudiera negarle que lo que había dicho era cierto. No se imaginaba al Otomo disfrutando del dolor ajeno. Lo que sí seguía convencido era del hecho de que se lo pasaba bien viendo sus torpezas, casi como un padre que ve a su hijo intentando levantarse y caerse de culo por primera vez.

-Está bien, está bien. Os creo. Pero seguro que te divierte ver mi torpeza en estas situaciones.



Después de dejar a la chica nuevamente con su trabajo, el joven ronin volvió a mirarla y después a Tamaki un par de veces intentando medir las distancias. ¿De verdad que había sido capaz de entender todo lo que decían? Eso sí que era un oído fino… o una habilidad de lectura remarcable.

-¿En serio creéis que eso ha sido encantador? –el chico permanecía incrédulo ante las palabras del otro joven.- Supongo que está bien si creéis que eso ha podido halagarla y que le ha alegrado el día, pero… ¿por qué tuve que decir tijeras? Ahora seré el misterioso nuevo miembro que alaba las tijeras de podar.

El ronin se lamentaba por su última elección, con la de cosas que podría haber dicho en ese momento… Que se alegraba de que la chica se hubiera alegrado, al menos según Tamaki; pero él sentía que había hecho el ridículo y todavía era nuevo en todo aquello como para sobrellevarlo perfectamente.

-Quizás me centre en lo malo, porque vos ya os centráis en buscar todo lo bueno –replicó al príncipe-. Pero, bueno, lo aceptaré e intentaré seguir adelante. Y espero que vuestro pulido me salve de una situación embarazosa la próxima vez.

Después de aquello, mientras volvía a ser guiado por el samurai, llegó la pregunta del millón: Si ya sabía cómo usar lo que había aprendido con Tarako. Y, de hecho, si tuviera que responderle en ese exacto momento la respuesta sería básicamente la que no quería que le diera posiblemente.

-Apuntáis alto desde el principio. ¿No hay un periodo de adaptación antes de llevar lo aprendido a la vida diaria? –Intentó desviar un poco la conversación, antes de confesar, consciente de que seguramente no serviría.- Pero la verdad es que no sé… Ni siquiera antes de venir sabía muy bien cómo debía actuar frente a ella, y ahora me dices que ponga lo que he aprendido en práctica con ella… Si tuviera que decir algo, pues… sería hablar un poco más de cosas que ella quiera saber. Como el tema de si me gusta alguna chica, ella parecía interesada en eso… ¡aunque ahora mismo no hay ninguna! –se apresuró en decir oliéndose que Tamaki podía estar interesado en ello también-. Creo que hablar con más naturalidad sea, posiblemente, una de las cosas que ella más agradecería. Eso es lo que se me ocurre.

-Aunque también me gustaría poder demostrarle que puede contar conmigo cuando ella lo necesite. No simplemente ser alguien a quien ella puede cuidar.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Oct 21, 2013 10:51 am

"Un día, sólo un día duran... y eso quizás es lo que las haga tan hermosas, la futilidad del momento..."

Te dijo Tamaki.

"¿Engañar o técnica subversiva? ¿Nunca has intentado esa clase de técnicas cuando por ejemplo no tenías ganas de seguir entrenando y debías? No tomes toda las "mentiras" como mentiras, y no hablo de tratar de no ser fiel a la verdad, sino que hay veces que necesitamos estos pequeños... trucos..."

Tamaki, al decirlo aquello que disfrutaba al menos con su torpeza, puso un segundo un gesto muy serio, se cruzó de brazos, alzó su rostro, mostró sus dientes blancos al final en una sonrisa y te replicó llanamente:

"Oh, eso si, claro que si."



"Claro que ha sido encantador! ha sido refrescante, en un mundo de verdades cuidadosas de pronto naturalidad y espontaneidad... ¿Quién no caería rendido ante eso?

jaja ¿Por qué tijeras? Porque huíais de sus ojos, y os centrásteis en sus manos, si hubierais mantenido el contacto visual eso no os habría pasado.

Pero es bueno, de pronto habéis pasado a ser "diferente" MUY diferente, el chico del cumplido honesto, espontáneo, encantador y un poco... peculiar juju

Con el tiempo aprenderás a que esas cosas van en tu favor."


Tamaki puso su mano en tu hombro de manera reconfortante mientras decía aquello.

"La relación con las mujeres que nos rodean cotidianamente marcan quienes somos y cómo vamos a ser, sobretodo en la juventud y adolescencia, por lo cual... y si me permites la indiscreción, creo que tu has estado, lamentablemente, separado de eso ¿me equivoco?"

Puso una sonrisa comprensiva y cariñosa.

"Bueno, no eres el único marcado por algo así, mírame a mi con mi madre..."

Se sinceró este para que vieras que no era nada malo, era simplemente como era.

"Recuerda una cosa, ser un hombre galante no es ser un hombre que necesite protección, me refiero, a que como has visto hay bushis en el club, no te voy a enseñar a ser una mujerona, te voy a enseñar a ser un gran hombre en todos los sentidos, así que podrás en el futuro cuidar de Tarako tu, ya verás."

Te guiñó un ojo.

"Pero mira, has acertado en lo que me refería con usar estas tácticas con ella, en este caso lo que queremos es que "te sueltes" hablando con mujeres y de paso con ella, ya que no es una cualquiera para ti ¿verdad?

Así que piensa... Recuerda cómo se hace una introducción en un momento en el que ella esté sola. Cómo alabar algo de manera casual sin que parezca malvado, como hablar con naturalidad...

Y sobretodo, como bien has dicho, a las mujeres, para que se nos abran , hay que abrirse primero, una flor requiere agua para que crezca, nosotros somos ese agua, así que te toca dar el primer paso."


Tras lo cual cuando te distes cuenta estábais en el jardín de entrada del Palacete.

"Y bueno, esto ha sido todo por esta mañana... Puedes venir siempre que quieras y cuantas veces quieras, aunque te pediría que al menos una vez al día lo hicieras... pero no te quiero robar mucho tiempo más, tarako me dijo que estábais atareados..."



OUT
Por cierto tenias algo mas en el planning antes de la clases de la tarde??
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Lun Oct 21, 2013 2:27 pm

-Aunque no tuviera ganas, si sabía que debía seguir entrenando, simplemente me forzaba a seguir adelante, porque es lo que debía hacer… mmm… quizás tenga una mentalidad un poco simple, pero así es como lo he hecho siempre –reconoció francamente-. Pero sí que he oído de otros que usan trucos, como por ejemplo pensar en cosas que les gustan si hacen otros diez ejercicios y cosas así. Para seguir motivados, supongo.

En ese aspecto, Shinkyu, siempre había tenido una mentalidad más simple y centrada. Si tenía que hacer algo, siempre iba de frente hasta que lo conseguía.


Por las palabras de Tamaki, si le hubieran preguntado, incluso se habría aventurado a decir que él estaba más complacido con el halago que le había brindado a la jardinera que la propia chica. Suponía que eso era lo que significaba ser un devoto de Benten y alegrarse por su discípulo. Aunque, ciertamente, las partes sobre ser MUY diferente y peculiar podían sonar a que era un chico raro… y eso no siempre era bueno. Suponía que el Otomo lo decía en algún buen sentido, o eso esperaba.

-No sé quién no podría caer rendido ante eso, pero debo decir que lo de honesto y encantador no suena mal. Aunque la parte de peculiar…, ¿a qué os referís exactamente? No estoy seguro de que ser MUY diferente sea tan bueno –dijo con fingida suspicacia en la mirada.

Al menos había que reconocer que con Tamaki no había momento aburrido.


-No, mi madre murió cuando era aún pequeño y nunca hubo otra mujer cerca… Así que supongo que realmente crecí sin una figura femenina que me explicara ciertas cosas sobre las mujeres y como debía tratar con ellas –compartió algo de su pasado con el joven Otomo-. Y por otro lado mi padre nunca me dio ninguna lección sobre ello.

Quizás ese fuera uno de los motivos de su falta de confianza cuando se trataba de eso… pero no podía asegurarlo al cien por cien. Algo más podía haber que no hubiera cruzado por su mente en ese momento.

-Realmente espero que puedas ayudarme a convertirme en ese gran hombre que decís, incluso capaz de cuidar de ella –ya que, siendo Tarako una mujer tan fuerte como era, veía complicado llegar a ser el que la cuidara. Al menos no en un tiempo cercano.

-Tarako es una mujer especial, no todo el mundo recogería a un par de cachorros de la calle e intentaría ponerlos en el buen camino… Así que digamos que es como una hermana mayor. Si intentáis decirle alguna vez algo sobre que parece una madre, o su instinto maternal, puede ser que os arrepintáis –bromeó en voz baja, como si compartiera un secreto con él, recordando la situación con Kokó en el desayuno.

Después de eso se encontraban en el jardín a la entrada del Kin no Bu. La verdad es que se le había hecho corto el tiempo que había pasado ahí, y había conocido gente buena. Debía decir que, salvo por la pequeña retirada que tuvieron que hacer, no había estado mal.

-Nos preocupéis Tamaki-sama, seguro que tengo tiempo para venir. Supongo que Tarako preferirá que cuidéis de mi mientras ella se ocupa de sus asuntos personales, que tenerme suelto por ahí causando a saber qué problemas –dijo en broma, con una sonrisa-. Al menos aquí estoy en un ambiente controlado y seguro que sabe que lo peor que puedo hacer es porque vos me lo digáis.


OUT
Importante no tenía ningún plan para la tarde. Luego había misiones secundarias como tener una visita guiada por los templos de mano de Sanzo, por ejemplo.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Oct 22, 2013 10:52 am

"No, no, está bien, me sigue valiendo tu forma de ver las cosas... entonces reorganicemos tu mente de esta forma "Debes aprender a controlarte, a poder hablar y a poder implicarte en las relaciones con otras personas porque es lo que debes, porque es el camino a la perfección y porque de esa forma proteges no sólo con la espada a los tuyos"..... ¿Te gusta más? Se trata de darle el enfoque que cada uno ve mejor para él."

Te comentó este.


"¿En qué eres diferente? jajajajajajajajaja ¿Lo ves? JUSTO en eso. En que no lo ves. En que eres una flor del campo, natural, espontánea en un jardín de flores ordenadas minuciosamente por un maestro del ikebana que no deja crecer ni un pétalo fuera de su lugar predestinado. A eso me refiero."

Te señaló este con un humor inmejorable, parecía que para Tamaki no sonreir no era una opción.

"Lo suponía dijo esta vez más serio pero tranquilo... Para muchos hombres, sobretodo los bushis hablar de esas cosas les es muy complicado, de padres a hijos se incrementa el nivel de dificultad y si encima le sumas que érais nómadas ronins... Ninguno de los dos tenéis la culpa, el pasado es el pasado. No le puedes dar más poder sobre ti en el presente ¿entiendes?

Ya no puedes cambiar eso, pero puedes determinar cómo te comportas ahora, así que... una vez que sabes el motivo y lo has racionalizado, a partir de ahora piensa siempre en eso. Pasado es pasado. "


Asintió este como si él mismo se lo recordara.

"Un hombre de confianza no se forja en un día, amigo mío, así que tranquilo, lo importante es llegar a serlo, y de eso estoy seguro."

Tamaki se alegró que le dijeras que podías ir más a menudo y te dijo:

"Pues si no tienes nada que hacer hoy vamos a ir todos a un concierto de uno de los músicos de la corte más famosos en un rato, porque comeremos por ahí antes, te puedes venir si quieres. Incluso puedes quedarte hasta que vayamos si no te molesta ningún plan. Creo que iremos desde aquí nosotros y nos encontraremos a las clientas allá. Así podrás tener un poco de tranquilidad antes de la marabunta juju"



OUT
MODIFICADO EL FINAL.
sorry por el agujero de liebre XDD
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Lun Oct 28, 2013 9:52 am

La nueva reorganización que proponía Tamaki a Shin le resultaba muchos más aceptable para su manera de ser. Además, no faltaba verdad en lo que decía: si estaba en un camino hacia la perfección debería ser capaz de hablar con las demás personas, sin importar su género o profesión. Sí, era más fácil pensarlo que hacerlo, pero, como todo, era cuestión de ponerle voluntad.

-Tenéis razón, Tamaki-sama, me gusta más ese enfoque –reconoció-. Y debo admitir que no os falta razón en lo que decís... tanta razón que debería habérseme ocurrido antes. Pero a partir de ahora intentaré centrarme y dar lo mejor de mí en todo momento y situación.

A pesar de que a primera vista Tamaki podía parecer una persona alegre y algo tontona, después de pasar un rato con él era obvio que esa primera impresión era errónea. Aunque sí que era un tipo alegre y jovial, no tenía un solo pelo de tonto; es más, reconocía que, por los consejos que le daba, era bastante más sabio de lo que quería aparentar… Suponía que era cosa de mantener su reputación.

-Entonces ese supuesto maestro del ikebana no debería estar muy complacido por mi presencia en su jardín perfecto, ¿no creeís? –y estaba seguro de que más de una flor tampoco debía estar contenta por compartir jardín con una flor de campo.


-No se preocupe, Tamaki-sama. Sé que el pasado es pasado –dijo con una sonrisa algo amarga. Realmente él, aunque no quería reconocerlo, estaba bastante marcado por los hechos del pasado-. Pero ahora os tengo a Tarako-san, a Sanzo-sama, a vos y a todos los demás, ¿no? Estoy seguro de que podré sobreponerme a las carencias que ha dejado el pasado.

Había cosas de su pasado que, por mucho que quisiera no iban a cambiar y que, por mucho que quisiera, no iban poder ni siquiera reemplazarse. Pero debía seguir adelante…, y con la ayuda de todos los que estaban poniendo su confianza en él, debía convertirse en un hombre digno de esa confianza.


-Supongo que no tengo nada que hacer de momento. Tarako no me ha dejado ningún encargo, ni ha venido a por mí aun… y tampoco es que sepa mucho de la ciudad como para saber qué hacer –expuso con gesto pensativo mientras intentaba recordar algo que pudiera tener que hacer-. Lo único que tengo que hacer es esta tarde, que debo ir al seminario de esgrima.

OUT

Si no recuerdo mal, el seminario empezó esa tarde. Lo que no recuerdo es la hora.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Oct 28, 2013 11:29 am

Tamaki sonrió orgulloso, no estabas seguro de si era de sí mismo y de haberte convencido o de tu aceptación, lo cierto es que se veía contento.

"Incluso el monje que reza 20 horas al día para buscar el camino a la iluminación habla con "algo" en este caso los dioses y debe aprender a relacionarse, este mundo es un mundo en sociedad, y vivir alejado de esta es imposible y además contraproducente."

Tamaki se rió ante tu pregunta y negó con la cabeza:

"Bueno, tienes suerte que esto sea "el descanso de la corte" no la corte en sí... Shin-kun, amigo mío, tienes que aprender a asumir que no siempre vamos caer en gracia a todos, es imposible para la graaaaan parte de los mortales ese hecho, así que preocuparse en exceso es contraproducente, sobretodo cuando en un lugar como este no hay peligros que te puedan destrozar..."

Aunque tu dudabas que a alguien no le cayera bien Tamaki.

"Aún así es una buena lección que debes tener en cuenta cuando estés "fuera de aquí". Y es el hecho que no siempre vas a caer bien y que no siempre te vas a encontrar con personas que te ignoren, sino que habrá quien quiera tu caida, pero en ese caso, como en la espada, la vía recta siempre es una ayuda en nuestro camino.

Y los amigos, claro juju descuida."


Añadió al final como si te dijera "ahora eres uno de nosotros y entre nosotros nos cuidamos".

"Esa es la actitud, amigo mío, el pasado dice mucho de quienes somos pero no lo dice todo, no podemos darle más poder del que debemos...

Y si alguna vez te sientes caer o tienes miedo... ¿para qué están los amigos?"


Añadió.

"ohhhhhhhhhhhhh!! ¿Vas al seminario?! Maravilloso, yo pensaba ir, no porque sea esgrimista claro jaja sino porque Takeshi-kun irá, si quieres puedes quedarte aquí y luego nos vamos juntos para allá.

Si te quedas me gustaría que volvieramos al templo de Benten, porque después de toda nuestra charla estoy seguro que si supieras más de la senda que practico quizás estuvieras más calmado y feliz, quizás tu ansiedad se borraría si dejaras apertura al ying de Benten en tu corazón y así no sólo entenderías un poco mejor a las mujeres sino que te comprenderías mejor a ti mismo."





OUT
Tamaki versión evangelista XDDD
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Mar Oct 29, 2013 10:45 am

-Eso ya lo sé, Tamaki-sama. Sé que es prácticamente imposible llevarse bien con todo el mundo –incluso alguien como él, que siempre intentaba mirar por los demás, sabía que había un límite-. Aunque no me esperaba que el Príncipe Carismático del Kin No Bu me reconociera algo como eso. ¿Incluso vos tenéis alguien con quien no podéis congeniar entonces?

El chico lo picó un poco, ya que realmente tenía dudas sobre eso. Era difícil de creer que alguien pudiera desearle algún mal a Tamaki, ya que tenía una personalidad desenfadada y que era difícil que cayera mal, podía caer mejor o peor… pero era difícil de odiar. Y aún más difícil veía la posibilidad de que Tamaki odiase a alguien, y más siendo un fiel devoto de Benten como parecía.

-Pero no os preocupéis, aunque haya alguien a quien no gustéis, a mí me caéis bien –terminó la broma.


Shin mostró una sonrisa sincera cuando el Otomo dijo para qué estaban los amigos. No es que hubiera tenido muchos amigos en su vida… un estilo de vida nómada no da mucho tiempo para realmente congeniar con alguien y poder seguir llamándolo amigo incluso después de varios años sin verlo. Suponía que era bastante más sencillo en la ciudad, donde podían verse día a día.

-Claro, ¿por qué no? Será más entretenido estar aquí que vagar sin un rumbo por la ciudad, supongo –aceptó la invitación del joven para ir con ellos luego al seminario-. ¿Takeshi-sama va como participante o como espectador?

El chico suponía que como participante, pero nunca estaba de más saberlo a ciencia cierta.

-Si gustáis, vayamos al templo. No es que sepa realmente cómo funciona la senda de Benten, pero si me la explicáis… no creo que pueda hacerme daño conocer mejor a las mujeres y a mí mismo de paso.

Una gran duda que tenía el ronin era qué tipo de plegarias se le dedicaba a Benten. No era un fiel devoto y él era más de rezos generalizados cuando tenía la oportunidad, pero suponía que cuando entrabas en profundidad en la senda de alguna fortuna tendría sus propios rituales y oraciones... Quizás una charla con Sanzo también sería conveniente para entender un poco mejor esos temas.
Todo viaje comienza dando un paso.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Oct 29, 2013 12:06 pm

Tamaki de pronto puso una expresión que te resultó muy extraña en él, como si en absoluto le pegara, como si jamás debiera tener aquella expresión, una sonrisa triste y melancólica y te dijo con voz tenue:

"Si... yo creo que a mi abuela yo no le caigo muy bien... suspiró y de pronto amplio su sonrisa y borró todo rastro de triste y dijo con mucha energía ¿qué le vamos a hacer!! Está claro que aún tengo que mejorar en la senda de Benten para llegar a la universalidad del amor supremo y que eso no me pase!!

Así que ya sabes, Shin-kun, la solución para que universo os ame es amarlo tu a este."




"Oh! Como participante! Takeshi-kun es increíble con la espada y con el yari y naginata, su familia tiene a mucho orgullo ser una de las familias más respetadas en el campo de la protección de la familia Shiba, y lleva sirviendo su linaje al de Hani desde el inicio de ambas estirpes!"

Te explicó este.

Tamaki pareció encantado con tu aceptación de ir a la capilla y de camino a esta empezó a explicarte:

"Los bushis rezáis a Bishamon por que guíe vuestra espada, pues yo rezo a Benten para que guíe mi corazón y mis sentimientos, que nunca los traicione y que estos sean mi apoyo y ayuda no mi perdición.

La senda de Benten supone el entregar tu corazón al mundo, al universo, primero poco a poco, a través de las personas a las que amas, para ir poco a poco dejando a un lado el rencor, el dolor, la maldad, el odio... y dejar sólo en tu corazón sentimientos positivos motivados y movidos por el amor.

Lo cual no es incompatible con la lucha, si es lo que te preocupas, de hecho sería el MU del guerrero, aquel que entra en combate tranquilo consigo mismo, sin odio, sin miedo, sin rencor, sólo de manera positiva, sólo de manera que se acepte el resultado sea cual sea.

Amar al universo implica aceptarlo todo de este, incluso nuestra derrota y muerte como algo que debía pasar.

Por eso, si te preguntabas si podrías seguir a Benten y a Bishamon al mismo tiempo la respuesta es "si". Bishamon te ayuda en el camino del guerrero, de la perfección de este, del valor y de la batalla y Benten a asumir al adversario como este, de manera neutral.

Después de todo, si te paras a pensarlo son dos Fortunas complementarias, son el ying y el yang"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 262
Registrado: Sab Nov 22, 2008 9:59 am

Mensaje por Shinkyu » Dom Nov 03, 2013 1:02 pm

Era un poco triste para el ronin enterarse de que una de las personas que no aceptaba al otro joven fuese de su propia familia, su abuela. No es que él hubiera tenido una familia muy grande, pero nunca había tenido que enfrentarse al rechazo de los suyos y, mientras estuvieron con él, podía con su ayuda siempre.

-Amar el mundo… esa sí que es una aspiración elevada. Creo que puede ser difícil incluso aceptar todo el mundo tal y como es, no hay que mencionar amarlo –meditó en voz alta-. Pero debo reconocer que no me parece mala idea. Si todo el mundo fuera capaz de lograrlo todo sería mejor, ¿no creéis?

Estaba claro que esa posibilidad no era más que un sueño. Había demasiadas emociones negativas en el mundo como para poder cumplir un ideal como ese, un mundo de amor universal.


-Es impresionante. Ahora tengo ganas de ver a Takeshi-sama en acción, seguro que podría aprender bastante.

El chico se mostró entusiasmado ante la posibilidad de ver las habilidades de Takeshi, el cual parecía estar bastante más adelantado que él, tanto en el camino del guerrero como en el social. Otro ejemplo a seguir y del que aprender.


La idea del guerrero que sigue tanto el camino de Bishamon como el de Benten, sonaba básicamente como el ideal del guerrero. Uno que entra en batalla con la mente clara, sin prejuicios ni dudas, que no odia ni teme… Claro, que si todos los samurai consiguieran llegar a eso habría muchos menos conflictos.

-Entiendo lo que decís. Y, la verdad, si un bushi fuera capaz de aunar ambos caminos sería básicamente perfecto –claro que eso llevaría años de prácticas, entrenamiento y mentalización-. Pero, incluso aunque no llegase al máximo potencial de esa senda, una espada guiada por un buen corazón siempre será mejor que una que no.
Todo viaje comienza dando un paso.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado