Día 4º.- Mañana.- Seppun Daisetsu

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Jue Jul 07, 2011 7:45 pm

OUT

A ver los escorpiones? Les habia encargado a la troupe de actores, que investigaran a los Otomo. Creo que seria posible reunirme con Murasaki. ¿Te parece?
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Jul 08, 2011 9:56 am

OUT
Vale, pero que Otomos, no recuerdo que dijeras que investogaran la troup alguien en concreto, o por troup no te refieres a los actores sino a los escorpiones en si??? es posible que me este liando y te refieras sólo a los scorps en si... >///<
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Vie Jul 08, 2011 1:32 pm

OUT

Me acerque a la Troupe, para que se encarguen de investigar a los 6. Me parecio la forma mas indirecta para incluir al Escorpion en esto. Esperando, que el Escorpion tomase cartas en el asunto antes esta posibilidad.
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Jul 11, 2011 10:29 am

OUT
Vamos pues con Murasaki y la información de estos.
IN


Jardines abiertos de la Embajada Escorpión y Grulla.
Evento social del día


Shosuro Hatusyo, única hija de Shosuro Masu la mejor actriz del Imperio del momento y actriz preferida de sus altezas, era una maestra del ikebana capaz de lograr con su arte no sólo jardines tan exuberantes como aquellos sino lograr que dos clanes tan peleados entre sí hicieran la paz por unos momentos aunque fuera.

El evento estaba lleno de todo tipo de personalidades de todos los clanes y profesiones. Muchos habían venido por motivos políticos, pero no eran los únicos motivos que se podían encontrar, trabajo, arte, diversión, socializar... la ciudad de Otosan Uchi nunca era sólo una cosa.

Buscando a la segunda secretaria del Embajador Jubei no te fue muy difícil encontrarla pues siempre estaba rodeada de varones deseosos de acercarse peligrosamente a la flor venenosa de labios carnosos y rojos de Murasaki.

Así pues de esa guisa la encontrastes charlando en un corro con caballeros de diferentes clanes.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Mar Jul 12, 2011 4:21 pm

Al parecer, tendría que dejar la madriguera, pero era necesario. Su investigación le exigía hacer cosas que no deseaba, como abandonar la Ciudad Prohibida.

Tras enterarse del evento, se preguntó si sería el mejor momento, pero al menos así, disfrazaría su acercamiento al Escorpión.

Daisetsu se acercó calmadamente, apreciando el arte que lo rodeaba. Se rió por dentro pensando lo que los Cangrejos dirían al respecto. Por su herencia Grulla, sabía apreciar todo tipo de arte.

Era un lobo en aquel rebaño, pero a su vez, una presa entre muchos depredadores. El problema de ser anfibio, que le requería muchas veces su oficio.

Vislumbró a Murasaki entre la multitud, pero decidió que no era lo mejor acercarse a ella directamente. Recordó a la joven escorpión que había conocido antes de la obra de teatro y se preguntó si andaría por allí. Parecía una niña muy agradable. No recordaba su nombre lamentablemente, algo que le volvería al verla otra vez.

A su vez, se preguntó si el tal Onnamura andaría por aquí. Lo que menos quería, era un conflicto público. Quizás no había sido una tan sabia decisión. Es el problema de tratar con el Escorpión, todo es gris.

Por último, decidió buscar a la creadora de este hermoso jardín y felicitarla. ¿Donde se encontraría Shosuro Hatsuyo en aquel momento?
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Jul 13, 2011 10:07 am

Entre las distintas partes de los jardines y sus diferentes influencias encontrastes a una mujer que parecía mirar con ternura a una pequeña estatua de un kitsune tras dar un par de palmaditas delante de su pecho y cerrar los ojos como si le brindara un segundo de oración, tras lo cual, acarició la cabeza de la estatua como si de un perro se tratara y se volvió justo hacia donde tu estabas.

Era una de las mujeres más hermosas que habías visto en tu vida, y habías visto muchas, pero esta poseía un alo casi divino, místico, entre aquel alo que emergen los iluminados y lo místico de lo que no procede de este reino espiritual. Sus vestiduras de colores claros entre rosados, verdes, rojizos y sólo en pizcas negros denotaban un complejo patrón de bosque en sus ropajes que camuflaban entre flores escorpiones negros. Sus enormes ojos verdes y su cabellera cobriza resplandecían bajo la luz del sol y sus carnosos labios sonrosados pintaron una queda sonrisa al verte.

"Buenos días... Capitán... espero que le esté gustando lo que ve...."

Dijo Shosuro Hatsuyo con elegancia e ingenuidad ante un comentario que podría ser tomado con doblez.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Mié Jul 13, 2011 11:56 am

"Buenos días.", hizo una leve pausa. "Es una criatura divina.", respondió juguetón.

"Acaso vuestro linaje se remonta a los guardianes que el Ki-Rin nos han dejado.", pregunto en referencia a los Kitsune, de quienes se decía que heredaban aquellos peculiares ojos esmeralda.
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Jul 14, 2011 7:42 am

Hatsuyo pasó sus ojos verdes desde los tuyos hasta la estatua. Curioso, pensastes, dicen que un Escorpión de ojos verdes no puede mentir, recordaste de pronto.

"Lo cierto es que si.... por eso me inspira tanto... mi abuelo era Zorro, un shugenja de ese clan... Madre se crió en parte en esa cultura y me lo ha transmitido desde pequeña llendo a las tierras de nuestros parientes todos los veranos y enseñandome las viejas reglas de la naturaleza y el culto a los dioses del bosque...

Por eso creí que sería bueno dar esa sensación en medio de la ciudad... además... así atraeríamos a buenos kamis que cuidaran de la ciudad..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Jue Jul 14, 2011 12:40 pm

"Si, nunca esta demás llevarse bien con los Kami. Si yo lo sé.", rió por lo leve Daisetsu, cual cortesano.

"La verdad, que vuestro jardín es hermoso. ¿Habéis tenido la oportunidad de conocer los jardines de la Ciudad Prohibida, Hatsuyo-san?", preguntó Daisetsu comenzando a tender la trampa.
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Jul 15, 2011 9:57 am

"La verdad es que he tenido suerte y los he conocido, aunque no todos ni con la profundidad que me gustaría... pero he recibido la propuesta de redecorar uno de ellos... me lo ha comentado Otomo Noriko-san de parte de la Ama y la verdad es que estoy muy ilusionada con ese futuro...

Hace no mucho di varias directrices u opiniones para que un jardín de melocotones que se debería haber abierto hoy o mañana también se hiciera... pero no ha sido todo mío...

Yo disfruto mucho trabajando yo misma en mis proyectos, plantando con mis propias manos y trabajando en el diseño sobre plano durante largo tiempo hasta que consigo armonizarlo todo...

Ya ve... tengo una disciplina de trabajo quizás algo "innoble" jiji"


Bromeó con aquello de hacerlo ella misma.

"Pero la verdad es que me siento muy en calma cuando trabajo, es de las pocas veces que puedo pensar sólo en una cosa, no hay problemas ni distracciones en ese momento, sólo estamos als plantas, el feng sui, los kamis y yo.

Que si lo piensa bien ya es bastante jiji"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Vie Jul 15, 2011 12:09 pm

"No podría esperar menos dedicación con alguien con semejante reputación. A mi también me gusta ensuciarme las manos con mi trabajo de ves en cuando.", haciendo referencia al juego de palabras de "ensuciarse".

"¿Os gustaría poder conocerlos con algo más de tiempo?", sembrando otro anzuelo. Pensó en decir algo más, pero se lo guardo para la respuesta de la Shosuro-Kitsune.
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Jul 18, 2011 5:15 pm

"Bueno... Capitán, es complicado ensuciarse en sus alturas, pero aún así el jugo de los pétalos ensucia la ropa igualmente...."

Sonrió con sensualidad la Shosuro evocando en sus palabras un mar en un lecho de pétalos de flores.

"No soy tan interesante como para que nadie desee conocerme más, se lo aseguro Capitán... sólo me considera así y muy equivocadamente mi prometido...."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Lun Jul 18, 2011 6:03 pm

"Hablaba de los jardines, Hatsuyo-san.", sonrió Daisetsu ante la, el creía, fingida torpeza de aquella frase.

Como había sacado aquel tema, prosiguió.


"Hay pocos hombres de los cuales me preocupo, espero que vuestro prometido no sea uno de ellos. Sé que algunos hombres pueden ser muy celosos.", dando un paso y acercándose a la Shosuro.
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Jul 19, 2011 10:13 am

Hatsuyo se tapó la boca con un elegante gesto con su manga bordada en la que aparecían una cascada de hojas y pétalos y tras sus enormes ojos verdes relucientes como esmeraldas y su expresión medio tímida y elegante dijo:

"Oh... que torpeza la mía....

¿Mi prometido? Digamos que..... es el hombre del que más deberíais preocuparos de esta ciudad... es terriblemente celoso... de hecho... si se enterase que hablo a solas con un hombre sin la presencia de una tercera persona que salvaguarde mi honra seguro que se sentiría muy...... contrariado....

Menos mal que vos no "sois un hombre sino que sois un Seppun" ¿verdad?.... Sino ambos deberíamos estar.... preocupados...."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Mar Jul 19, 2011 12:07 pm

"Quizás debiéramos preocuparnos el doble.", poniendo cara de serio. "Un Seppun es más que un hombre." y luego rió para que no se tomáse en serio su frase. Aunque claro, para él, aquellas palabras eran ciertas.

"En una novela de almohada leí: Ojos que no ven, corazón que no siente.", dijo de forma tentadora. A lo que agregó, "Pero no me haga casa. No había mucho material de lectura de calidad en Kaiu Kabe.", a lo que rió otra vez. Se dió cuenta que podía ser mucho más natural y divertido con esta desconocida, que con la Emperatriz. Con ella, todo era una constante batalla.
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Jul 20, 2011 8:26 am

"¿Doble hombre o doble bushi? Dicen los rumores en Kyuden Shosuro que cuando dejas de ver a un Seppun por el rabillo del ojo desaparecen porque su única misión en esta vida es ser guardia fiel..."

Sonrió con encanto la medio zorro.

"Ah! Pues si os gustan las novelas de almohadas os recomiendo mejores, hay algunas de amor verdadero e inmortal sobrecogedoras...

¿O usted es de los que piensa que el romanticismo sólo está en los libros?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Mié Jul 20, 2011 12:12 pm

"Pero la pregunta es... ¿Cuánto saben de los Seppun en Kyuden Shosuro?", alzó las cejas y sonrió cual lobo ante su presa.

"Sin contar, que la gran mayoría de nosotros hemos pasado tres temporadas como degustadores del sake Yasuki.", riéndose de si mismo. Era mejor mostrar hacia los demás, que los días en Kaiu Kabe, son tan solo un recuerdo. A nadie le gustaba hablar de las tierras sombrías. Al menos, a nadie con aspiraciones a cortesano.

"Proteger no es más que dedicar la vida por algo que uno ama, Hatsuyo-san. Se dice que un Seppun podria ver morir a su propia familia en llamas en pos de su deber. Tenemos sentimientos. Sentimientos absolutos hacia los Hantei. Quizás no es el romanticismo del cual cantan las novelas, historias o leyendas. Pero jamás conocereis amor alguno, como el de un Seppun por los Hantei.", quizás la Shosuro pensase que las palabras de Daisetsu eran más que simple alabacion del Bushido y de su Familia, sin embargo, el había crecido bajo ese paradigma, y había vivido de esa manera. Sus palabras, notaban, la pura esencia de la honestidad misma.

"No quisierais romper el corazón de un Seppun.", dijo con sentimiento picaz y amargo a la vez. El último recuerdo lo llevaba otra vez a Kaiu Kabe. Las consecuencias, la muerte de Okucheo.

"Sé que el amor es algo díficil y casi prohibido en Rokugan. Por eso, siempre que puedo, ayudo a los necesitados. Quizás por eso Benten siempre me ha tratado bien.", sonrió Daisetsu.

"¿Tenes alguna historia conmovedora para contarme?", preguntó realmente interesado.
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Jul 21, 2011 9:40 am

"Eso sería preguntar más o menos cuánto sabemos los Escorpiones del resto..... ¿Cuánto cree usted?"

Sonrió esta enigmáticamente enseñando su blanca dentadura de dientes perfectos, con el detalle que sus incisivos eran más puntiagudos de lo que realmente solían verse... dando un aspecto a esa sonrisa traviesa y hasta salvaje.

"En realidad, Daisetsu-san... comprendo bastante bien lo que decís... después de todo, si algo sabemos los escorpiones, aunque se nos culpe hasta de ello... es del sentimiento de lealtad....

Incluso una mezcla tan extraña como una misma sabe muy bien de eso..."


"¿Romperle el corazón? ¿Yo? Nunca, este jardín lo he creado para curar el cuerpo y alma no para castigarlo....."

Replicó con un tono levemente afligido mientras se tapaba la boca con la manga y sonreía bajo esta.

"¿Una historia? Si.... tengo algunas....."

Dijo mientras te indicaba que la siguieras para sentaros en un banco de piedra bajo un enorme cerezo en flor. La muchacha que andaba con la gracilidad de la seda volando en el aire se sentó en este y se oyó un pequeño ruido en la maleza cerca de ella, saliendo de este un pequeño zorro de pelaje anaranjado con la particularidad de tener las orejas muy rojizas. La muchacha sonrió y le tendió la mano al zorro, que como si se tratara de un perro, pues obedeció al instante fue hacia ella, se subió en el banco y se tumbó en su regazo.

"¿Ya has terminado de inspeccionar el parque Akaimi?"

Preguntó este al "Orejas rojas" (=Akaimi), como si el zorro la entendiera levantó la cabeza y sus enormes ojos verdes miraron los de la chica del mismo color. Ella sonrió.

"Te ha gustado...."

El zorro bajó su cabeza y la apoyó en las patas como si fuera un cachorro y Hatsuyo le acarició el pelaje.

"No podía tener un gato o un perro como mascota, lo sé..."

Bromeó mirándote y sonriéndote.

"Bueno.... por dónde íbamos.... a sí.... por el cuento....

Os voy a contar un cuento en donde se demuestra que aunque el amor verdadero es escurridizo no es imposible ni mucho menos... es sólo... predestinación.... Lo sé muy bien....

Y así llamaré al cuento....

Bajo la lluvia...

Era una día normal en Ryoko Owari Toshi… En realidad no lo era, ya que se cumplían ocho años de la muerte de un samurai y de su enamorada, separados por el Destino, y unidos en la Muerte, su amor fue más allá de los simples mortales.

Según la historia, una Luna enorme cubría el cielo esa noche y en un tejado de un dôjo ahora bastante famoso, se dieron, los dos amantes un último abrazo antes de que el samurai escorpión atravesara a los dos el corazón. Dicen las leyendas que se volvieron a reencarnar, otros dicen que se encuentran en el Yomi... Suposiciones todo, nada se sabe con certeza...

Ese día el cielo se había ennegrecido y descargaba una fina lluvia, aun así nadie dejaba de acudir a la ceremonia que se celebraba en honor de los dos amantes. Personalidades destacadas de ambas familias, o gente importante de otros clanes a los cuales simplemente les conmocionaba la historia de Bayushi Ichigo y Asahina Nadoka.

Había mucha gente, incluso la esposa de Ichigo, esta obviamente acudía y no era insultada por la "infidelidad" de su marido, ya que aunque algunas se pudiesen imaginar una pasional historia de amor, desde que Ichigo se casó con Shazako, y desde que Nadoka se casó con Rumishi, ambos fueron siempre fieles a sus respectivas parejas, pero la muerte de ambos debía de ser al unísono.

Shazako acudió con sus tres hijos y sus cuñadas (Mariko y Sakura), toda la familia se encontraba allí. El primogénito de Ichigo, Nanaki, un chico conocido por sus dotes como bushi, por los problemas en los que se suele ver envuelto, y por el odio que sentía hacía su padre se negaba a entrar.

Hoy era un día especial para Nanaki, ya que conocería a su prometida, la hija de Shosuro Masu, probablemente la mejor amiga del difunto Ichigo y de este fue la idea de que ambos se casasen.

Los otros hermanos de Nanaki, Miruku y Akage, también se encontraban allí, estos no comprendían el odio que Nanaki sentía por su padre. Ellos sabían que debían respetar a su ancestro, ya que les dio la vida, y todos decían que era un samurai respetable, incluida su madre, la cual era la que tenía mas razones para odiarle. Ellos sí estaban dentro.

El templo era pequeño, ya que en un principio Ichigo lo ideó como un templete para rezo personal, estaba lleno de velas y nadie sabía con certeza que hacían las velas allí, nadie ajeno al Clan, por supuesto... Con el tiempo aumentó de tamaño pero las velas, algunas ya consumidas, seguían en aquel recinto sagrado, decorado con columnas rojas, y una tenue luz daba a los viajeros un motivo mas para relajarse en la ciudad de verdes murallas.

Shazako entró con toda la pompa que se le podía permitir a una viuda en esa extraña situación, lujosamente vestida, el dinero que se consigue gracias a los que pueden ser audaces en la Ciudad de las Murallas Verdes es abundante. Los niños la seguían excepto Nanaki, aunque llovía no quería entrar.

Shazako estaba sentada junta a las hermanas de su difunto marido y junto a mi madre y su mejor amiga Yogo Kura.

- ¿Entonces- preguntó una de las hermas de Ichigo preocupada- Nanaki aun no quiere entrar? ¿No deberíais de hacer algo?

Ella se preocupaba, no era normal que un niño tuviese esa actitud hacia su padre con un fanatismo tan extremo. Y no sería bueno para su educación. Sobretodo porque, aún con todos los pecados que había cometido Ichigo este siempre había sido un devoto a toda su familia, tanto fue así que la propia ira de venganza por la muerte de un ser amado lo había llevado a una espiral de odio que había hecho perder hasta el amor de su vida.... Así pues la tia siempre trataba de llegar al primogénito de Shazako, pero a veces podía ser tan inteligente que llegaba a perturbar.

Mariko, otra de las hermanas de Ichigo, el fallecido, suspiró.

- Si, llevas toda la razón, más hemos probado de todo… Creo que con el tiempo lo aceptará…

- No hemos de obligarle, eso sólo hará que odie a su padre aún mas, el entrará con su propio pie en este templo llegado el momento-

Shazako en realidad se sentía halagada, y aunque quería a sus tres hijos, y daría la vida por ellos, sabía que Nanaki la quería mas a ella, y que más que ser una muestra de odio hacia su padre, era una muestra de amor hacia ella, por eso no veía tan necesario obligar a Nanaki a entrar.

- El problema es que cuando entre veremos si no es para llevarse la katana de su padre por la fuerza - observó Shosuro Masu, una bella, y a la vez, aunque suene raro, anodina mujer la cual tenía una niña dormida en su regazo.

- Yoake es de la familia- añadió Sakura la segunda hermana del fallecido-, si no la llevo atada al obi es por que quiero demasiado a mi hermano, pero Nanaki al ser el primogénito tiene el derecho a llevársela cuando quiera.

- De todas formas Yoake está protegida, pocas personas pueden abrir el sello que le puse. Aún no sabemos que naturaleza a adoptado la espada tras tan traumática escena. No obstante Nanaki podría hacerlo, y cualquiera de vuestra sangre.- añadió Kura.

La pequeña se revolvió en el regazo de Masu y se despertó, su pelo castaño cobrizo estaba recogido en una pequeña trenza y sus ojos esmeraldas resultaban conmovedores al estar recién levantada.

- ¿Me he quedado dormida mamá?- pregunto inocentemente.

Todas las mujeres la miraron con asombro, piropeando a la pequeña.

-Si, Hatsuyo- chan. ¿No tenías ganas de conocer a Nanaki? Está ahí fuera, pero esta lloviendo así que procura no mojarte jovencita, no me gustaría que te resfriases.

Hatsuyo se levantó, se inclinó y se marchó dando saltitos.

- Que bien educada la tienes Masu- san- felicitó Mariko.

Fuera llovía y un chico, delante del templo soportaba el tiempo sin inmutarse, su pelo le caía por el rostro, estaba empapado, y sin embargo miraba desafiante al templo, parecía que si no lo dejara de hacer fuera a perder. De la oscuridad del templo salió una pequeña figura, era una niña muy guapa pensó Nanaki, pero muy pequeña también. La chica se escondió tras una columna y le miraba con curiosidad. Nanaki a esa edad no era muy paciente...

- ¿Quién eres?- preguntó irritado, la chica le miro confusa.

- Soy… tu… prometida... –

A Nanaki le dio un vuelco el corazón, no esperaba que esa fuera la hija de Masu, no sabía que decirle. Esta siguió mirándole en silencio y entonces Hatsuyo se atrevió a preguntarle.

- ¿Por qué no entras?-

- No quiero, no pienso entrar en un templo dedicado a un cobarde...

- ¿Cobarde?- preguntó una tercera voz, por el camino cubierto con un paraguas se acercaba un hombre alto, con una largísima capucha negra que le cubría el rostro, en el paraguas estaba el mon Kuni.

A Nanaki no le importó el hecho de que quizás fuese alguien de un rango alto, y de que le pudiese costar la vida el comentario.

- Si, cobarde, abandonó a mi madre, y nos dejó solos a los tres por una cualquiera, no siguió el camino de la lealtad, prefirió morir con esa Grulla a estar vivo.

-Tu padre era muchas cosas... Un artista, un espécimen bello, extraño y extravagante... Pero no un cobarde, una vez casi acaba con un Oni de un solo golpe. Hace falta valor para no huir de ellos... Creo… que tu huirías, al menos ahora... Si tienes algo de tu padre no lo harás, y de momento la belleza la has heredado...
Tienes unos ojos distintos, pero tu mirada es aún más fiera que la de tu padre... - volvió a decir el Kuni- estoy deseando ver como creces…- dijo cuando entraba en el templo, en ese momento se percató de la niña, aún escondida tras la columna, se arrodilló y le miró el rostro. -¿Y tu quién eres, pequeña Kitsune?- preguntó dulcemente-

-¡Mi prometida estúpido! - respondió Nanaki enfurecido.- ¡Lo único que me ha dejado el cobarde de mi padre, así que no la toques!

-Siempre supe que Ichigo tenía buen gusto...- susurró y luego miró a Nanaki- ¿Qué harás, pequeño, si decido hacerle algo? ¿Me lo impedirás?-

Nanaki dio un paso hacia delante, y el Kuni respondió por él.- No, no podrías… ¿y si no pudieses estar con ella?... ¿Qué es lo que harías?-

Nanaki no sabía muy bien que responder.

- Si la quieres de verdad…- continuó el tenebroso personaje- ¿seguirías adelante? ¿No sería preferible la muerte a vivir sin ella? Pregúntate eso la próxima vez que llames cobarde a tu padre... -

Sin decir más entró en el templo ...

Hatsuyo no sabía que decirle. Ambos quedaron mudos hasta que… De repente Nanaki comenzó a golpear la tierra.

-¡¡Mierda, mierda, mierda, mierda...!!-

Seguía golpeando el barro, y manchándose aún mas y miró a Hatsuyo.

- Una vez- comenzó este- vi un lobo cuando amanecía, yo no podía dormir Hatsuyo, hacía mucho calor. El lobo despertó mi interés, por que vi en él una expresión que me llamó la atención. No me venía a la cabeza el nombre de aquel sentimiento que vi en los ojos de este, así que decidí seguirle. Pero antes de eso unos campesinos aparecieron, y dijeron que iban a ir a matarlo. Entonces ya no despertó mi curiosidad, ya debía salvarlo. Me puse en camino, pero cuando llegué era demasiado tarde…
No era un lobo sino una loba, y lo único que hacía era proteger a sus cachorros. Era madre... Murió con aquel sentimiento en sus ojos, y aún no pude recordar el nombre, conseguí salvar a uno de los cachorros. Llegué sano y salvo a casa porque me encontré por el camino de vuelta a una patrulla escorpión que me llevó de vuelta a mi casa.
Cuando entré mi madre estaba histérica, nerviosa, y entonces la miré, vi sus ojos y...- nadie excepto Hatsuyo a partir de ese momento podría decir que vio llorar a Nanaki alguna vez, pero ella sabía que el lloraba, aunque sus lágrimas se perdiesen en la lluvia.- lloré, y entre sollozos le enseñé a mi madre el cachorro de lobo que tenía y le dije "Ahora somos su única familia".
Madre me abrazo, y me consoló… entonces recordé ese sentimiento… Era responsabilidad…
La misma responsabilidad que tenía esa loba con esos cachorros, la misma responsabilidad que tendría yo con Kiba hasta que pudiese valerse por si mismo, la misma responsabilidad que tiene mi madre para conmigo y mis hermanos.- hizo una breve pausa, y con odio añadió- La misma responsabilidad que mi padre eludió, dejándonos a mi madre, mis hermanos y a mi solos- de nuevo comenzó a golpear el barro, y con congoja miró a Hatsuyo.- ¿Por qué todos lo ven como un héroe? ¿Por que nadie piensa en mi madre? ¿Acaso mis ojos son tan distintos al del resto de las personas? ¿Sólo yo lo veo así?”

Hatsuyo no sabía que decirle, pero sí que hacer, debía abrazarle. Nanaki estaba bajo la lluvia y vio el ademán de la muchacha, y, sin pensárselo dos veces, se quitó el abrigo corriendo, y lo colocó sobre la cabeza de Hatsuyo.

- No te mojes, podrías resfriarte.- dijo alarmado.

- ¿Por qué no?

- Eres mi prometida, no puedo dejar que nada te suceda.- respondió gentilmente.

- Nanaki-kun, ¿Qué clase de prometida sería si no compartiese tus cargas?-

Nanaki no supo que responder... nunca nadie le había dejado sin respuesta... Y.... Ella, su prometida, menor que él, había conseguido dejarle sin palabras. Quizás parezca absurdo, pero si le preguntasen a Nanaki cuando se enamoró de Hatsuyo, él diría ese momento.

- Es cierto, debemos andar los dos la misma senda, pero espera un momento.- se limpió las manos del barro con la lluvia, y tiró el abrigo al suelo, entonces le tendió la mano a Hatsuyo.- Ahora si-

Ésta cogió la mano a Nanaki y ambos en silencio se quedaron bajo la lluvia.


En el templo, se estaba celebrando la ceremonia y Kura desvió la mirada.
- ¿Que te pasa Kura?- preguntó Masu con curiosidad.
- Pronto va a dejar de llover....- se limitó a decir
-¿Y?-



.....


Bueno, quizás sea una historia de autosatisfacción pero habla de que los libros de almohadas pueden ser sólo eso... o quizás no...

¿Tienes el valor de hacer de tu historia sólo papel o algo más, Seppun Daisetsu-san?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Vie Jul 22, 2011 7:07 pm

"¿Mi historia?", preguntó sorprendido. La Shosuro había sido directa como daga al corazón.

"No todos pueden caminar de la mano. No todos tienen la suerte de casarse con la persona que aman. Tenéis suerte, Hatsuyo-san. Sin embargo, en vuestra historia, nunca nos enteramos de los sentimientos de ella.", a lo que retrucó con su ataque, quizás surgido por la enviada del protagonista de aquella historia. Algo, imposible para alguien como él. "Todos sabemos de la lealtad del Escorpión. Sin embargo, temería mucho, de un Escorpión enamorado. Sería un Escorpión... ¿poco fiable?. Los sentimientos suelen jugarnos malas pasadas.", en su tono, ahora no había competencia, sino comprensión, quizás intentando mostrarle a Hatsuyo el otro lado de la moneda.

"Antes de conocer el amor, una joven escorpión rompió mi adolescente corazón. No hay historias entre Grullas y Escorpiones que terminen bien. Por suerte, solo soy mitad Grulla y por eso, aun puedo contarlo.", rió un poco Daisetsu. Sus ojos celestes posándose sobre sus ojos esmeraldas. Como ella, ambos pertenecían a la mezcla de dos linajes.

Daisetsu se relajó antes de hablar. Primero había pensado en la grandilocuencia de sus palabras. De lo serio del asunto y de lo poco que podía confiar para contar algo así. Se remitió a una gran verdad, y comenzó con ella:


“No soy tan importante.”, sonrió Daisetsu dijo con simplicidad. “Soy como cualquier otro hombre y mi historia, es simple como ella.”, dijo sentándose junto a la Kitsune, mientras miraba al zorro anaranjado.

No era cierto y lo sabía. Pero no mentía, se había dado cuenta, que su historia era simple, si se sacaba del contexto al que pertenecía.

“¿Se pueden resumir tres años en una historia, Hatsuyo-san?”, preguntó mirando hacia el firmamento. Parecía como si se preguntase a si mismo.

“Debería escribir un libro para que quede registro de lo que he vivido. Y que, cuando ya nada pueda ser deshecho, Rokugan conozca nuestra historia.”, la miró y sonrió Daisetsu.

¿Cómo contarle a Hatsuyo su historia? Se preguntó a si mismo. No había manera.

“Mi historia ya está escrita, Hatsuyo-san. Al menos ya he comenzado con el prólogo y cuando lleguen mis últimos días su epílogo. Los cuentos de almohada siempre fueron afición de mi madre. Mi padre siempre me contaba sobre legendarios guerreros desde pequeño. Ambos quisieron que supiera que no existían imposibles.”, a lo cual miró a Hatsuyo y sonrió.

“Soy un simple hombre que ha logrado cosas imposibles, Hatsuyo-san. Desafortunadamente, nuestro Imperio aún no está listo para escuchar mi historia.”, y quizás sin proponérselo, había cautivado el interés de la ex Kitsune y de todo el clan del Escorpión. Afortunadamente, su mayor miedo, era intocable hasta para el Escorpión.


OUT

Era con Masu con quien tenia que hablar, ella es la lider de la troupe de actores, ajajaja
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Dom Jul 31, 2011 1:49 pm

"Bueno..... dijo la medio kitsune con una sonrisa traviesa en sus labios me gusta dejar esa parte del relato en el aire... para que así el que la escucha haga sus conjeturas...

¿Vos que pensáis? ¿Es amor verdadero bilateral o alguien se podría meter de por medio y acabar con la fantasía utópica?...."


Preguntó maliciosa.

"Oh.... si... es cierto... el amor es peligroso... y más en los Escorpiones... capitán... susurró mientras te miraba a los ojos y hablaba muy despacio de hecho.... le contaré un secreto... Nanaki-san y yo somos los mayores pecadores del Imperio... cada segundo vivos es una ofensa para el orden celestial... pues sólo nos debemos lealtad el uno al otro...

Ese es nuestro pecado, el precio de un amor tan puro e intenso...."


Dijo sin dejar de mirarte a los ojos con una intensidad que mareaba.

"Por eso sé muy bien del precio que pagamos por algo tan utópico... y a la vez tan factible... y por eso... siento mucho interés, y una gran comprensión por esas historias increibles y complicadas de explicar.... como la suya...."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Lun Ago 01, 2011 2:43 pm

"Si es amor verdadero, dudo que alguien pueda meterse en el medio. Pero... no todo lo que sucede por la noche, es amor... El Escorpión seguro sabe sobre eso...", sonrió picaramente Daisetsu.

"Jamás pondría la lealtad de un Escorpión en duda, sea para su Clan o para aquello que considere más importante.", dijo en tono serio. "Estoy seguro, que sin importar la tarea que lleven acabo, sus sentimientos jamás estarán en juego.", diciendo aquella tarea en un tono bastante sugestivo.

Luego cuando escuchó los pecados de la medio Kitsune, no pudo evitar sonreir, como alguien que ve a un niño hablar de sus proezas. Se preguntó cuanto quería la Escorpión tirarle de la lengua en pos de obtener alguna información en su provecho.

"¿Pecados? No conozco el significado de esa palabra. Ni yo ni ella. Quizás podría decir, que lo nuestro, es un desafío a los Cielos. El mayor duelo de Iaijutsu desde que se remonta este Imperio.", a lo que hizo una leve pausa. "Aun estamos haciendo foco, el Imperio y nosotros y parece que ninguno está dispuesto a ceder.", agregando expectativa a su relato, acercándose con sutileza a Hatsuyo.

"¿Quién creeis que ganará, Hatsuyo-san? ¿Rokugan o nosotros?"
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Sep 01, 2011 10:41 am

"¿Qué será... será...?"

Dijo Hatsuyo con su rostro medio vuelto, mostrando su perfecto perfil con una media sonrisa en sus labios mientras susurraba aquellas palabras con un tinte malicioso en sus labios.

"Ohm.... un duelo... Nanaki-kun adora los duelos... pero él siempre me dice que no me deje engañar, los duelos siempre comienzan por el pecado del hombre, ya sea vanidad, egoísmo, venganza, arrogancia....

¿Es su duelo una excepción a este precepto?"


Preguntó mirándote de soslayo sin dejarte de sonreír con tono inocente. Luego posó su mano sobre el pelaje del particular zorro de orejas rojas y lo acarició como un gato domesticado sin que el animal ni levantara la cabeza de su regazo y tras su flequillo y una sonrisa que de pronto te pareció hasta algo siniestra te susurró:

"No se puede ganar... Daisetsu-san... sólo hay que estar preparados para ir al Jigoku por nuestro pecado...

Asumirlo... y disfrutar de la única cosa por la que los dioses nos envidian..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Jue Sep 01, 2011 2:56 pm

"Antes de caer en Jigoku, Hatsuyo-san, me convertiré en Fortuna.", dijo con absoluta confianza.

"Si no puedes vencerlos, uneteles.", sonrió.

"¿Puedo acariciarle?", preguntó con doble sentido.
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Dom Sep 04, 2011 12:14 pm

"¿Es presuntuoso por su parte pensar eso o.... quizás es que no esté dispuesto realmente a pagar el precio de su amor?"

Dejó en el aire la medio zorro mientras cogía al pequeño zorro entre sus brazos y te acercaba la cabeza.

"Pero con cuidado... los zorros no son perros amaestrados... sólo se dejará tocar si este quiere... y sino... acariciele con su mano mala no vaya a ser que le muerda ji..."


Unos pasos se oyeron a vuestro lado y tras unos setos apareció un hombre. Era un Bayushi de cabello negro y largo, liso y espeso que vestía con un kimono gris con escorpiones en negro y llamas en granate en sus mangas acompañado de un enorme perro grisáceo. El hombre de ojos negros y sonrisa arrogante pasó sus ojos por ti, despacio, casi como si te midiera y luego hacia la dama tras lo cual cambió su sonrisa y la dulcificó pero sin perder cierta superioridad en ella y le tendió una mano.

"Ah... ahí estás... Te he estado buscando zorro escurridizo, tu madre te busca."

Hatsuyo se encogió de hombros y te miró un segundo:

"Será mejor que os presente, Seppun Daisetsu-san, Capitán de la Guardia de la Rosa este es la persona de la que os he estado hablando todo el tiempo, mi prometido Bayushi Nanaki."

Hatsuyo se levantó gracil y el zorro de un salto desapareció entre los arbustos. Nanaki se acercó a ella con paso felino y puso su mano sobre su cintura acercándosela a él algo indecorosamente más de lo necesario y sonrió con arrogancia mientras la miraba un segundo a los ojos y luego de nuevo clavaba tu mirada en ti.

"Así que hablando de mí........ casi como si dijera "no me extraña" Bien, espero..."

Terminó con un tonillo arrogante pero más desprendido y liviano. Hatsuyo dejó escapar una leve risilla y replicó con retintín:

"¿Y por qué debería hablar bien de ti si no me has comprado esa gargantilla que me gustó en el escaparate?"

El Bayushi la miró con una ceja levantada y aire de tenerlo todo bajo control y le respondió:

"Porque mientras hablamos están llegando a tu casa tres de esas..."

Los ojos de la Shosuro-zorro brillanron de pronto mientras esta se le abrazaba casi con un "gracias!" mientras el acariciaba su pelo sin dejar de mirarte a ti a los ojos. Sin duda la relación de cercanía física de aquellos dos no era usual, y menos la mirada del joven mientras te observaba y decía despacio:

"Ya sabes que no puedo negarte nada...."

Hatsuyo se retiró de él y entonces dijo:

"Entonces... ¿madre me espera?"

Nanaki asintió.

"Bueno, pues iremos... ¿tenéis asuntos que tratar Daisetsu-san con mi clan? Me refiero, queréis acompañarnos. Mi madre seguro que está con otros del Clan."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Lun Sep 05, 2011 1:21 pm

Daisetsu estaba alzando su mano para tocar al animal, cuando el Escorpión se hizo presente.

La verdad, toda la situación le causó gracia y a su vez, algo de incomodidad. Su familiaridad delante de un extraño, rompía todo protocolo en el cual él creía. Pero a su vez, demostraban las inseguridades del recien llegado. Recordó como otro día el mismo había tenido aquellas inseguridades, inseguridades que ella le había remarcado a fuego en su posterior conversación.


"Un gusto, Nanaki-san. Sois una persona muy afortunada.", a lo cual hizo una reverencia en respeto.

Por dentro, tenía toda las ganas de acabar con la moral de aquel arrogante escorpión. Pero no era momento de hacer enemigos innecesarios. Cuando hubiese paz, paz verdadera y no esta ilusión, podría darse esos lujos.


"Os agradezco, no quisiera perderme por andar distraído en la belleza de este jardín.", comentó Daisetsu.

En sus palabras no había mal intención alguna, pero no contaba cuan inseguro podría ser este Nanaki y como podría a tergiversar todo lo que había dicho. Suponía que eso no pasaría.


"Siempre es mejor ser presentado, que llegar de improvisto.", añadió Daisetsu. Recordando algo, que quizás, si era cierto. Una samuraiko no podía estar a solas con otro hombre, sin una dama de compañía. Por suerte, su reputación y posición estaban más allá de toda duda. Sino, quizás, aquel fanático de los duelos, podría haberse tomado las cosas de una manera mucho más violenta.
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Sep 05, 2011 2:55 pm

El escorpión te miro una vez más de arriba abajo con una ceja levantada mientras aún mantenía a Hatsuyo pegada a él tomándola de la cintura y al final dejó una queda sonrisa en la comisura de sus labios mientras asentía.

"Si... siempre es mejor ser presentado que ser pillado de improvisto..."

El cambio de la frase fue muy sutil, igual que el tono de amenaza velada que se veía en este mientras su enorme can avanzaba hacia ti despacio con los dientes algo fuera.

"Kiba! llamó Nanaki al enorme perroNos vamos. Por aquí."

Como si el can interpretara que bajara la ansiedad de su presencia este bajó la cabeza se dio la vuelta y comenzó primero a andar hacia donde habían venido mientras Nanaki ofrecía un brazo a Hatsuyo para caminar a su lado.

"¿Y cómo un Capitán de la Guardia de la Rosa está en la ciudad exterior?... ¿Estáis en vuestro turno de descanso?"

Preguntó con inocencia el Bayushi aunque bien era y a posta fingida, y mal fingida.

"Ver mi obra, por supuesto! ¿qué te crees, que no haría que hasta los capitanes salieran de sus horas de trabajo para ver mi creación?"

Replicó antes que te diera oportunidad Hatsuyo mientras sonreía de manera orgullosa y socarrona. Nanaki le puso una de sus manos sobre su cabeza y la acarició como si fuera un cachorrito lleno de orgullo y sonrió. Pero por primera vez desde que le habías vista esa sonrisa la vistes llena de cariño y amor, un gesto muy extraño en aquel samurai tan arrogante. Puro y sincero.

"Es cierto, yo también dejaría mi guardia si coincidiera con una exposición tuya..." dijo con un tono más suave y cariñoso este.

"Suerte que no estamos en Ryoko Owari." replicó socarrona esta

"Suerte." terció este con aquella sonrisa aún en los labios.

Hatsuyo te miró y te guiñó un ojo casi como si te dijera "todo controlado" y de pronto dijo:

"¿Sabes Nana-kun que Daisetsu-san posee un amor tórrido y prohibido como nosotros?"

Con total descaro y sin reparos soltó aquello. El Bayushi la miró con una ceja levantada casi como si preguntara "¿pero qué me cuentas?" y luego te miró a ti mientras ampliaba su sonrisa.

"Así que... otro... tórrido romance..."

Remarco con lentitud el otro, por si aún quedaba duda del primero cuál era.

"Interesante... porque ya habrá visto que mi prometida siente predilección por esa clase de historias..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Lun Sep 05, 2011 4:19 pm

"Ya los rumores sobre mi persona han dicho más que cualquier verdad que pudiese compartir. A veces, es una ventaja.", sonrió Daisetsu.

"Afortunadamente, una ventaja de los Seppun, es ser capaces de cumplir con su deber, sin importar ni donde, ni cuando, ni con quien se encuentre.", agregó Daisetsu, no desmintiendo las razones que Hatsuyo había acusado, pero a su vez, dejando en claro, que su on sobre su deber, no estaba comprometido.

"También tengo la suerte de tanto placer como deber, suelen ser muchas veces la misma cosa. Dicen que los Seppun nacemos con esa vocación."

Vocación por lo prohibido era su caso.

"¿Qué los trajo a Otosan Uchi? Si puedo ser indiscreto."
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Sep 06, 2011 10:47 am

"Que hablen mal o bien de mi... Mientras lo hagan esa publicidad es lo realmente valioso ¿verdad?"

Dijo Nanaki mientras te miraba por encima de la cabeza de Hatsuyo, que andaba pegada a su pecho y sonreía como si él supiera muy bien de que hablaba con ello.

"¿Qué nos trajo?

Bueno, en el caso de Hatusyo-chan es obvio... visto lo visto claro. Ha sido contratada por las Embajadas Escorpión y Grulla para hacer más de un trabajo como este."


"Y en la Ciudad Imperial me ha salido también algo."

Añadió esta orgullosa con una voz tintineante. Nanaki acarició su cabeza como el dueño que recompensa a un cachorrito que ha hecho bien un nuevo truco y Hatsuyo sonrió ante esto.

"Y yo... he venido en calidad de representante de mi madre y de mi familia... Personalmente, por mi habilidad como bushi se me ha pedido que ejerza como duelista por el honor de los cortesanos de mi clan... pero eso es extracurricular...

Verás... mi familia se dedica a la empresa farmacéutica... He venido a comprobar el negocio y los portes que hemos mandado desde Ryoko Owari... ya sabe...
de pronto su voz se volvió susurrada y su sonrisa sádica la capital necesita muchas medicinas..."

Como el "opio medicinal"....
Y tras aquella sonrisa esta sin duda la arrogancia de quien sabía que "todo su negocio estaba en orden"....
Y te lo decía a ti, abiertamente, eso era lo que le resultaba tan divertido.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Seppun Daisetsu
Guardia de la Rosa
Mensajes: 1225
Registrado: Mar Ene 27, 2009 2:38 pm

Mensaje por Seppun Daisetsu » Mar Sep 06, 2011 2:46 pm

"Afortunadamente, jamás he necesitado de medicinas. Debe ser que el entrenamiento que someten nuestros cuerpos desde pequeños es muy duro. ¿Habeis escuchado la leyenda de que los Seppun entrenan 16 hs al día sin descanso?"; a lo que rió Daisetsu.

"Debo admitir, mi paso por tierras Akodo y Daidoji han fortalecido mi cuerpo, pero lo que verdaderamente ha hecho de la carne, acero, fueron los tres años vividos en Kaiu Kabe. Allí no hay tiempo para medicinas. Vives o mueres.", hizo una leve pausa. "Lo que no te mata te hace más fuerte.", una típica frase compartida en la muralla. "Allí aprendes a nadar o te ahogas.", haciendo referencia a una de las mayores frases del Escorpión.

"Ojalá vuestro negocio vaya bien, entonces. Siempre hay gente que necesita ayuda. Y es importante que todos cumplamos un rol es nuestra sociedad.", comentó con una sonrisa. "El rol que a cada uno le corresponde.", agregó en tono neutro.
Never in Darkness

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Sep 07, 2011 4:20 pm

"Sin duda el ejercicio físico ayuda a fortalecer el cuerpo y la mente... pero eso no siempre pasa, mi propio hermano menor es débil y todo lo contrario a mi..."

Dijo este casi como si él fuera la perfección.

"Tampoco seas así, Nanaki-kun, madre siempre dice que un parto doble es muy complicado así que uno triple..."

"Es el karma, querida, el mismo que ha querido que nos encontráramos tu y yo es el mismo que ha querido dejarle claro a mi "amado hermano" que el número tres no es su número..."

Ni el del Escorpión pues se decía que los trillizos estaban malditos...

"No seas así con Akage-kun..."

Nanaki tomó el rostro de Hatsuyo por su barbilla y la miró con una sonrisa amorosa pero a la vez arrogante y le replicó:

"En tu bondad eres incapaz de ver la oscuridad de mi hermano, amada mía, pero te aseguro que tiene todo... lo que se merece..."

Hatsuyo lentamente bajó la cabeza pensativa mientras negaba lentamente y Nanaki te miró a ti.

"Si... cada uno debemos cumplir nuestro rol social, determinado desde los cielos... Unos han nacido para estar encima... y otros abajo... Eso es algo que vos sabréis muy bien ¿verdad Seppun Daisetsu-san? ya que tiene tan buenas vistas desde la Ciudad Prohibida...."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado