Día 4º.- Noche.- Una nueva Rosa Dorada

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3099
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mié Ene 23, 2013 11:00 pm

-Si, eso dicen... aunque juraría que el sentido de la frase es otro. Pero mira, hecha la ley, hecha la trampa; es la máxima de cabecera de muchos cortesanos así que no veo por qué no deberíamos aprovecharnos nosotros de la "letra de la norma" de vez en cuando.

Lo digo encogiéndome de hombros. Sea como sea, la nueva embajada le sacará lustre a la insigne poetisa recuperándola de las manos Otomo, es lo único lógico. Y ésta tendrá buenas cartas en la mano para ser lo que quiera ser.

-Desde luego esa es la felicidad sensorial, la de las pequeñas alegrías, los pequeños placeres... Una gran artista dejó escrito que el arte simplemente consistía en identificar esas pequeñas dosis de felicidad y mostrarlas. Otros filósofos los han descrito como todo aquello que mejora cuando se está bien acompañado... Aunque no se si en este caso se contaba con el "factor felino" de algunas personas, ¿qué os parece a vos, mi señora? -pregunto con una media sonrisilla.
-Ver tus deseos cumplidos son palabras mayores, sin duda. La mayoría de las personas pasa por la vida sin llegar a saber siquiera cuales son sus verdaderos deseos... Por tanto no digamos ya atreverse a tomarlos por la cintura.

Sonrío de una manera más afilada, mirándola a los ojos con un momentáneo toque de descaro. Algo sutil desde fuera, pretendo sin embargo.

-¿Y acaso no está presente la sabiduría de los dioses en el cuerpo humano, mi señor Isawa? Supongamos el caso, ya que andamos entre pinturas, de pensar en la obra de un sensei reverenciado; al cuidado ha quedado de uno de sus aprendices, que para su mejor conservación decide cubrirlo de la exposición de la luz, protegerlo del frío y de la intemperie en general. Diría que su maestro puede estar orgulloso de su celo.
Pero éste se excede, y acaba por pensar que a la obra le vendría bien un poco más de color, y que tal parte sobra y desmerece, así que la cubre y dicta a los que acuden a verla donde deben mirar y donde no, y lo más atrevido, como deben mirarla.

Yo calificaría tal actitud de arrogancia. ¿Está acaso un aprendiz en disposición de corregir a un maestro? ¿Pueden los hombres reinventar una obra que no es suya, sino de los dioses? En realidad, Kondou-sama, yo diría que lo transgresor es el arte de dormitorio que se había asumido como tal hasta ahora. La mía es una visión mucho más fiel, y por tanto conservadora, de como es la realidad.


-Oh, las personas que saben de arte... bueno, saben de arte -replico con una sonrisa amable -"Escuche a un arquitecto si quiere cambiar las vigas de su casa, a un sacerdote si quiere hablar con los kamis, y a personas que saben de arte si quiere hablar de arte..." dice el refrán.
Pero hay algo que nos enseña la historia, mi señor, puede encontrarse en cientos de libros. Toda explosión comienza por una chispa, todo arte comienza por una idea, y una idea es siempre algo residual si la comparamos con todo el pensamiento de una sociedad. También el primer haiku de la historia fue algo residual, el primer grabado, la primera espada...
Cualquiera puede ver una semilla en una semilla, claro. Pocos pueden ver el árbol, y menos aún juzgar si el fruto vale la pena. Yo no digo que sea uno de ellos, no... pero yo no diría que Su Majestad se equivoca dejando su colección en manos equivocadas
-añado con la misma sonrisa, cortés y poco descifrable, pero no férrea o marcada a fuego como la mayoría de los bushis consiguen esbozar, sino fluida y natural como a los grullas nos enseñan.

-Tenéis mucha razón, puede ser incómodo. Pero mi maestro siempre decía que debíamos adoptar una postura incómoda para meditar, o de lo contrario nos dormiríamos, y quien sabe cuantas oportunidades de sabiduría podríamos perder en ese instante.

Después me giro amablemente para permitir a la recién llegada incorporarse a la conversación, y así disolver cualquier apariencia de que haya entrado en ella de manera inadecuada, por la que tenga que disculparse -Asako Emi-sama, es un honor conoceros -contesto a su presentación con una reverencia más gentil -He oido hablar mucho y bien de vos, mi señora Asako, así que es mi placer encontrarme con vos, me temo -añado de un modo sonriente y amable.

-El mensaje no es nada en si mismo, es la mente que lo interpreta la que lo define. Y en ese caso puede aprender algo, y progresar, o mantenerse en la conservación de hoy, que no es más que el progreso del ayer.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Ene 24, 2013 12:12 pm

"El placer de la felicidad acompañada es cuando las dos personas está en conexión y es libre y voluntario, eso es lo que pienso, felinamente o no."

Te replicó con cierto aire divertido esta.

"Por eso no pueden disfrutar de la verdadera felicidad aquellos que no son dignos, pues no se conocen ni a sí mismos."

Añadió esta con un tono fulminante.


Kondou puso el ceño fruncido mientras trataba de encajar esa definión tuya, estaba claro que tu razonamiento tenía cierta lógica, sin embargo, y como es muy común en las personas que se dejan guiar por sus primeras impresiones y por el inmobilismo aquello no terminaba de cuadrarle.

"Bueno...... esta claro que los que conocen son los que son capaces de ver más allá de una simple visión....

Pero me pregunto si se subestima aquí el papel del "público general" el cual, entendiendo o no, tiene su propia idea y opinión, y en temas subjetivos.... incluso esta puede tapar la opinión del "conocedor"...."


Lo que pasa es que Kondou no veía mal esta idea cuando era aterradora que una masa sin conocimiento pudiera dictar las corrientes. Menos mal que la Ama tenía claro que eso no debía ser así, aunque fuera porque pensara que la única voluntad factible era la suya, al menos protegía de ese ánimo comunitario tragaldabas.

De nuevo, tu meditación acerca de lo incómodo parece incomodarle a este, por la parte de razón que en esta estriba, o al menos eso piensas hasta que llega Emi.

"Querido, a mi edad y con tooodo lo vivido es imposible que no se oiga hablar de una... Lo importante es saber... ¿bueno o malo? jiji"

Te replicó esta jocosa con su propia edad haciendo una broma con esta con media sonrisa en los labios. Emi parecía tranquila incluso con el aura intransigente de Kondou casi chocando con ella.

"Mi maestro decía que las ideas son divinas y que las palabras mortales...

Así pues siempre me ha parecido maravilloso el mundo del arte pues es la demostración más claro de nuestra conexión con lo divino..."


"Tu ves en todo algo divino...."

Masculló Kondou. Emi rió ante eso y le replicó con gracia:

"Lo extraño es que tu, querido Kondou-san, no lo veas tan bien como yo, después de todo el shugenja de los dos sois vos."

Casi oíste el fustigazo en la cabeza de Kondou que pareció muy molesto de pronto.

"Por cierto, querido, también me he acercado para deciros que Noriko-san os buscaba ahí al inicio de la sala...."

Kondou pareció sorprendido y seguramente curioso por este hecho y no tardó en disculparse pronto para ir a ver qué pasaba. En cuanto este se fue Emi sonrió pícaramente y te dijo:

"Espero que perdonéis una pequeña mentirijilla, es que es imposible hablar cuando Kondou-san se emperra en algo sin sentido, y no quería dejar pasar la oportunidad de charlar con vos antes que os plaquen más y más personas... jijiji"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3099
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Jue Ene 24, 2013 10:26 pm

-Un pensamiento tan interesante como todos los vuestros, Yashiko-chan... O quizás incluso más -sonrío de un modo amable, pero todo lo que no se ve es más intenso, como si pudiera sentir ese interés poderosamente con el resto de mis sentidos -Pero la voluntad es relativa en muchas ocasiones, hay causas de fuerza mayor que la coartan... La etiqueta, por ejemplo -señalo a mi alrededor con un gesto ligero de la mano.
-O la precaución. Yo sólo añadiría a vuestra definición que esa felicidad es mayor cuando se supera la cautela, la que nosotros mismos creamos a nuestro alrededor. Entonces es más arriesgado, claro, pero si hemos juzgado bien esa conexión de la que hablábais...

Eso es lo que yo llamaría conocerse a uno mismo; en cuanto a felicidad al menos
-es la parte más complicada para los felinos, en el fondo los gatos son unos paranoicos. Por eso prefiero los zorros.


-En eso os doy toda la razón, Kondou-sama; el arte debería estar abierto a ese público en general del que habláis. De hecho, si dependiera de mi, abriría al menos una vez por estación la galería Hantei a todo ese público, a toda la Ciudad, para que cualquier individuo pudiera ver al menos una vez en la vida, o más si tiene empeño, lo que es el arte -expando deliberadamente su concepto de público a toda la sociedad, sin atender a ninguna distinción social. ¿Pero acaso ha tenido él en cuenta esa precaución? La definición sigue siendo suya, ese mérito se lo cedo.
-Pero... como siempre hay un pero... aún así seguiría existiendo una diferencia cualitativa insalvable entre que el populacho conociera el arte, y que el populacho dictara en modo alguno lo que es arte y lo que no... Eso sería como si los lanceros decidieran el plan de batalla en lugar de los oficiales -bromeo con una franca sonrisa, quedándome con lo que me interesa de sus palabras y reduciendo el resto al absurdo, con la ayuda de una "leve" exageración argumental. Nada que no se enseñe en las clases de oratoria grulla, por otro lado.

-¿A vuestra edad, Emi-sama? -repito con cierta extrañeza contenida -Ah... así que ése es el último misterio Asako -sonrío con una galantería divertida por lo descarada. -Pues, disculpad mi honestidad mi señora, pero lo cierto es que... casi todo bueno. Y lo no tan bueno resultaba venir de personas que no me gustan, así que... también cuenta para bien.

Nuestra conexión con lo divino... Justamente, excelencia. No podría haber descrito con más sencillez ni adecuación la idea que sustenta todo esto. ¿Por qué despreciar como sucio precisamente la parte de nosotros que nos conecta con lo divino, es decir aquello con lo que ya nacemos? Cuerpo y alma; todo lo demás son artificios, más o menos oportunos desde luego, pero nunca mejores.


Por cortesía retengo una sonrisa mayor tras el golpe de la dama Asako a su "partenaire" en la embajada; la parte cómica de la pareja, diríase. Pero la cortesía es sagrada...

-Oh, lo lamento profundamente, pero me temo que no estaba demasiado atento -me encojo de hombros con una media sonrisa, para cortésmente a la vez insinuar que no he oido mentirijilla alguna, ni mucha ni poca. -Hay "placajes" mucho más interesantes que otros -indico manteniendo, afilando en realidad la misma mueca, comparando entre líneas para mejor su compañía que la de Kondou. Y la sinceridad es impecable en mi voz.
-¿Me permite mi señora la osadía del artista de preguntar indiscretamente qué os ha parecido la obra propuesta? Aunque ya me ha dicho que a una mitad de vuestro clan le gustará lo que significa, y supongo que no es la que apoya a Kondou-sama... Aunque, para seros del todo sincero, la política interna de nuestros hermanos del Fénix resulta algo complicada para mi en estos días...
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Ene 28, 2013 11:19 am

"Se puede ser libre hasta dentro de los límites sociales, Koji-san... sobretodo porque en el calor del hogar uno crea y descrea esos límites a placer...."

Te sugirió esta como si no notara la segunda en aquella con una media sonrisa.



"Pero espero que sepáis diferenciar entre lo que se puede enseñar y dónde ¿verdad? Es que son matices... Es una "idea muy noble" el extender el arte pero... No a costa de abrir la Ciudad Prohibida para todos, claro... hay lugares y lugares...."

Te dijo este con una segunda oculta...

Emi te sonrió y llamó "adulador Grulla" mientras negaba con la mano y sonreía cortés a tu cumplido, de manera elegante y señorial, pero a la vez cercana, como pocas mujeres eran capaz de expresar.

"¿Lo veis? Estoy segura que incluso cuando pintáis sentís ese "poder divino" en vuestras manos y en vuestra mente que os guía.... seguro..."

Te dijo esta con una media sonrisa.

Emi te guiñó un ojo cómplice "de vuestro acuerdo de silencio" y te sonrió con diversión ante todo aquello y tu pregunta y te dijo:

"¿Sinceramente?... Pues lo que yo opino es que....

¡Ojalá fuera joven y hermosa de nuevo para ser una de vuestras musas!! jijijiji

La verdad es que me ha complacido mucho lo que vi y me alegro mucho que el tiempo haya cambiado, a mejor, y algo así puede ser mostrado... ¿Sabéis que ya hubo un intento en el anterior reinado de hacer algo semejante? Oh... si... cuando una ya tiene unos años ha podido ver algunas cosas....

Pero el pobre artista calló garras de la inestabilidad del...... gobernante.... Fue una tragedia, y a mi personalmente me entristeció mucho, porque pensaba, y pienso, que era una gran idea y que era la dignificación del cuerpo que nos han dado los dioses...."


Emi suspiró como si se acordara personalmente de aquello y se acercó un poco a ti para decirte en un susurró:

"Lo cierto es que conseguí salvar el cuadro, personalmente... y a costa de mi vida, es un secreto, claro, pero espero que alguien como vos comprenda lo que me movió a hacerlo. A día de hoy no me arrepiento de nada, y por eso de una manera tan personal me hallo tan encantada con su obra."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3099
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mar Ene 29, 2013 11:24 am

-La mayoría de los individuos están tan “traumatizados” por las convenciones sociales que ni siquiera son capaces de librarse de ellas al abrigo de ese calor del hogar del que habláis, Yashiko-chan. Pocos se atreven realmente a crear y destruir esos límites a su voluntad, teniendo en cuenta además cual es el criterio mayoritariamente reinante para establecer esos hogares.
Incluso para eso, hace falta cierta rebeldía, ¿no os parece?
–respondo con una media sonrisa. Sin duda ella la tiene, aunque en general la utiliza de un modo distinto al que yo preferiría claro.

-La Ciudad Prohibida es un objeto de arte en si mismo… Pero uno funcional, así que no, no se puede abrir tan fácilmente. Los objetos que contiene este Palacio, sin embargo, deben de ser mucho más sencillos de transportar. Al menos alguno de ellos.
Como las personas; un día están aquí arriba, y al siguiente… allí abajo
–puntualizo con un levísimo toque sarcástico.
-En fin, como toda idea, no es más que una locura hasta que tiene éxito, mi señora Isawa. Y eso puede suceder hoy, dentro de siglos, o nunca. Pero esto también era una locura hace dos días –me encojo de hombros, refiriéndome al cuadro de Nozomi, que por cierto ayer estaba en su casa, esta mañana en la de Yashiko y ahora aquí, así que movible es.

-Cuando pinto, y en eso se nota el dicho de que el iaijutsu es el mismo arte con un pincel distinto, puedo notar incluso el peso de la influencia de las experiencias de vidas pasadas.
No es que “las vea” o pueda identificarlas, no hasta ese punto… pero si comprendo en ese instante que soy más de lo que soy en esta vida.

No se si eso responde a vuestra pregunta sobre la conexión divina, Emi-sama… pero yo diría que en cierto modo así es
–sonrío asintiendo elegantemente.

-Oh, la relación entre juventud y belleza es perversa. Filosóficamente perversa –corrijo no sin cierta osadía a la embajadora, pero con una sonrisilla galante impecable.
-Pero me alegra mucho saber que le ha complacido mi humilde propuesta artística, excelencia. Es la vuestra una opinión que debo valorar en muy alta estima –a diferencia de la anterior, claro.

-¿Precedentes? Qué interesante, lo desconocía. Bueno, se oyen cosas… ya sabéis rumores… pero aunque fueran ciertos se hunden en la misma miseria, o aún peor, que el “mal llamado arte” de dormitorio. Sin embargo no sabía que hubiera habido un intento semejante…

Después escucho su historia con interés; parece que Okucheo no se limitaba a perseguir a familiares, salvo que ese artista del que habla Emi fuera uno de esos imperiales –Desgraciadamente el anterior reinado se llevó consigo muchas cosas valiosas, como un tsunami arrastra objetos de valor a su paso, llevándoselos al mar.

-Oh, salvasteis el cuadro… -repito pensando en aquello, y en si eso sigue siendo un problema hoy en día. Después de todo la mayor parte de las maldades ordenadas por parte del Hantei loco y sus secuaces no se han sancionado oficialmente por la nueva regencia –Yo diría… que se trataría de todo un acto de heroísmo, si os interesa mi humilde opinión.
Comprendo lo que pudo moveros El arte tiene mucho de divinidad, una componente espiritual que nos hace admirarlo de un modo que roza la auténtica adoración, lo que demuestra esa divinidad. Protegerlo es casi un acto de fe, un instinto del alma.

Hum, ¿me permitís una pregunta inevitable por curiosidad “profesional”? ¿Quién fue ese autor y a quien retrató, Emi-sama?
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Ene 29, 2013 4:45 pm

"Bueno, hoy la Grulla está demostrando que desde el calor del hogar podemos hacer cosas muy rebeldes, ¿no lo crees'"

Te dijo esta con respecto a tu cuadro con una media sonrisa.

"¿Y creéis que si por ejemplo Noriko-san bajara a las galerías que posee en la ciudad realmente le merecería la pena? Hay tanto ingrato suelto...."

Se quejó Kondou. (OUT: inserte tonillo de Scar cuando se queja "lastimeramente" XD)

Emi te sonrió de vuelta y asintió despacio mientras contestaba levemente:

"¿No vamos a pensar que la conexión divina es para todos igual y de la misma forma verdad?

Concediéndote "tu" conexión, al menos desde su punto de vista.

"Si, jiji, lo único que el tiempo nos deja, al menos para casi todos, es la perversión de ganar sabiduría con los años"

Aunque Kondou no estaba se permitió aquella alusión con una queda sonrisilla traviesa, en los ojos de Emi había vida, realmente, había pasión y fuego, al contrario que en los taimados y profundos ojos calculadores de su homónimo.

"Oh si... pero no se habla demasiado, aunque quizás ahora ya se haga, fue una cosa muy.... somera, porque se... cortó demasiado de raíz... como digo, una pena..."

Sintió Emi.

"Dicen, joven autor, que estamos ante el tiempo "más encorsetado" en alusión a la Ama pero le aseguro yo que no es así.... en cierto tiempo de Okucheo... había hasta tribunales de dignidad..."

Y dejó una entonación final como si te indicara que bajo aquello calló el autor.

Emi te sonrió con verdadera amabilidad, había algo en sus ojos, una deje de bondad y de paz, pero nostalgía, melancolía y tristeza ante ese "acto de heroísmo" como si pensara que no fue suficiente y te dijo:

"Lo más sacrílego del cuadro, Koji-san... fue que no estaba pintado por un samurai... sino por un heimin... un criado... de palacio... alguien que sin duda debe ser samurai ahora, pues su alma ya despuntaba en aquella vida...

pero no es lo único curioso, cuando uno piensa en un desnudo no puede evitar pensar el arte de dormitorio, sin embargo, este no era eso... ni tampoco era el vuestro, era una escena costumbrista, la escena de una mujer lavándose con agua fría antes de entrar al baño...

La mujer da la espalda al cuadro en su mayoría, como el vuestro, aunque está más torcida en cierta parte... y se le ve parte de sus senos y figura, pero no la cara...

Parte del problema fueron las especulaciones... muchos pensaron que se parecía a la Rosa Gris... preferida de Okucheo por aquel entonces, y otros divagaron por otras mujeres muy poderosas hoy en día... así que el tema sin duda no lo salvó...

Aunque él juró y perjuró no haber espiado a nadie, después de todo el cuerpo de la mujer es el mismo en forma para todos, en su base, ya me entendéis, que cogiera, como seguramente lo hizo, a alguien de musa... no fue nada oportuno....

Una lástima..."


Suspiró.

"Deberíais venir a verlo, lo tengo en mi casa. Pero sería nuestro secreto, claro."

Te guiñó el ojo Emi.

"No creo que nadie entienda más su belleza que vos..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3099
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mié Ene 30, 2013 6:25 pm

-Oh, ¿podemos? –repito con una mirada aviesa, pero más bien con la inocencia de un niño al que le han dado permiso para algo que sólo él entiende en su cabeza.
-Recordadme que cuando vayamos a ver esas Flores del Ocaso tengo que contaros como van mis planes para esos tres cuadros de éxito que me pedisteis… Ya tengo ganas de que llegue ese momento, porque entonces si veremos cuanto de rebeldes podemos ser en el calor de un hogar grulla –añado con la misma sonrisilla, si cabe aún más traviesa.

-Tenéis toda la razón, Kondou-sama. El mundo está repleto de ingratos tanto como de incapaces; yo no lo habría dicho de un modo tan directo estando aquí arriba… pero así es. Aquí, allí, más allá… si sólo se tratara de gratitud indiscriminada para medir lo que vale la pena y lo que no, a Noriko-sama no le valdría ni para salir de sus aposentos.
Pero Noriko-sama es una dama tan sabia como apasionada en su trabajo, y es por eso que sabe, creo yo, que las únicas opiniones que deben importarle las puede contar con los dedos de una mano, y pese a todo el arte siempre le valdrá la pena. El arte por el arte…



Mirando los ojos de Asako Emi, recuerdo uno de los consejos de Yashiko sobre la mala idea que era demostrar atisbo siquiera de felicidad en una Ciudad Prohibida atestada de serpientes hasta las cotas más altas. Sin embargo a la co-embajadora fénix no le había ido tan mal… Curioso cuanto menos.
-Yo tampoco diría encorsetado –asiento dándole la razón a la Asako –Una estancia iluminada por un único foco de luz es mucho mejor que uno completamente a oscuras, y además crea interesantes claroscuros –añado encogiéndome de hombros. La Ama había tenido la arrogancia o habilidad, dependiendo de como se mirase, de personalizar a su gusto toda la ciudad, y el arte no era menos. Aunque sólo unas pocas personas portasen el morado en su vestimenta, casi todo en Otosa Uchi estaba teñido de ese color si se miraba detenidamente.
-¿Tribunales de moralidad? Terrible… Otro vanos intento del ser humano por usurpar la influencia de lo divino en la sociedad.

Hum, un heimin… eso tuvo que complicarle mucho las cosas, desde luego. Una desgracia cuando se trata de defender tu palabra, incluso la plasmada en un lienzo.
Es sorprendente que un criado tuviera no el talento pero si la técnica adecuada para pintar algo que llamara tanto la atención, aunque son conocidos muchos casos de autodidactas que nada tenían que envidiar a los estudiosos, al contrario… La envidia de estos seguramente no le ayudó tampoco.

-Una escena casual –reflexiono tratando de verla en mi mente, de analizarla incluso –Donde el desnudo no tiene una intención ni otra, simplemente es inevitable en el momento y el lugar, como mojarse bajo la lluvia.
Si, sin duda eso aportaría matices distintos que los de mi propuesta
–la rancia idea del arte de dormitorios ni siquiera es algo que me interese comparar a la misma altura –Postura, actitud… los músculos, los gestos… Naturalidad, al fin y al cabo.
Muy interesante… y a la vez una lástima pues me habría gustado conocer a ese criado.

Si, las especulaciones gustan mucho en la corte, eso es algo que ningún cambio de régimen cambia… Pero aunque tuviera una musa, podría haber sido cualquier otra criada de palacio; ellas también se bañan y de todos modos lo más probable es que posara para él durante un cierto tiempo, así que lo del fruto del espionaje…
-me encojo de hombros, quien sabe. Un samurái no habría tenido tantos problemas, supongo yo, pero ¿Quién iba a defender a un simple criado señalado por un tribunal de hipócritas, parásitos de un Emperador corrupto en cuerpo y alma, pero Emperador después de todo?
-Una lástima, si.

¿Verlo? Oh, eso sería excelente, Emi-sama
–respondo con un cabeceo agradecido y a la vez genuinamente interesado –Iremos, no veo porqué no. Yashiko-san tendrá que reconocer que esta cuadro no era una completa locura… filosóficamente, al menos, cuando contemple esa natural belleza de la que habláis, mi señora Asako.
Sin duda sabrá apreciarla tanto como nosotros, ella contempla el arte desde un punto de vista muy… puro, lo que demuestra el hecho de que pasara por alto la participación de… ya sabéis, Nozomi-san. Así que el hecho de que este autor fuese heimin no le impedirá juzgar la obra con absoluta justicia, como tampoco las desgraciadas circunstancias de su controvertida acusación.

Y quizás incluso pueda inspirarnos para utilizar esa temática naturalista en mi serie… Mi señora patrona insiste en estar al tanto de todo el proceso creativo, y yo que lo agradezco
–sonrío sin dobleces, como si fuera una imposición provechosa por su gran visión del mundo del arte y de la ciudad a la par.
-Por supuesto, será nuestro secreto si así lo deseáis, excelencia…
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Ene 31, 2013 11:47 am

"Lástima que las flores del Ocaso estén al aire libre y no en el hogar ¿verdad?

Te pinchó esta con una media sonrisa divertida.


"Cuando se trata de la ingratitud hacia lo más alto uno nunca debe andarse por las armas..."

Dijo seriamente Kondou.

"Y menos cuando los hay que se pueden aprovechar, como bien decís, de la gentileza de la Dama Noriko."

Una rara flor en el erial...


"Y al menos se está bajo techo en esa estancia ¿Verdad? sonrió Emi Ni me lo hagáis pensar... pero no hablemos muy alto de esos tribunales... pues los había muy partidarios... y siguen estando vivos..."

Te dijo Emi con cuidado y con una media sonrisa como si ella supiera quién y donde... pero no era el momento, claro...

"Sabía que vos sabríais ver el arte del costumbrismo llevado hasta tal extremo incluso...

Lo que más me gusta de esa corriente es la naturalidad de todo lo que representa, me da calma y sosiego, me hace parecer todo más... cómo explicarlo... Como os dije antes para mi el arte es como si los dioses se expresaran a través de nosotros, cuando veo el costumbrismo en la pintura es como si sintiera que ellos bendicen cada uno de los momentos de nuestra vida, y eso me hace sentir felicidad y calma a la vez."


"Cuando la ignorancia se vuelve peligrosa.... ve culpables en todos lados..."

Asintió con pena Emi ante aquel incidente.

"Oh, querido, bien saben los Kamis que me encantaría enseñarselo a tu patrona también, pero me temo que, aunque el acto que hice pensara y pienso que era correcto iba contra los designios de un Hantei... así que supongo que no os importará venir sólo...

Después de todo Yashiko se codeaba en lo más alto... Pero había algo más, algo que no la acusaba directamente a ella y que te hizo de nuevo de pronto pensar en los Tribunales de Honra... Pero aún no tenías todas las claves, aunque tenías piezas... Y eso era enervante...
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3099
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Jue Ene 31, 2013 11:06 pm

-Claro, lástima… Pero quien sabe, quizás nos dejen llevarnos una –respondo ladeando la cabeza con una sonrisa inicisiva.
-Sin embargo, si crecen aquí arriba también podrán crecer en los distritos… Así que mejor verlo como un… buen comienzo; ¿no os parece, mi dama? –digo prácticamente a modo de despedida, dejando las palabras en el aire entre nosotros antes de que Kondou reclame, en qué molesta hora, mi atención, y Aki la de Yashiko.

No añado nada más a lo dicho por el embajador Isawa. Emi mueve sus hilos para hacerlo desaparecer como un conejo y yo que lo agradezco. Tampoco creo que hubiera podido sacar ya nada bueno de ese hombre, si es que algo he podido obtener en este tiempo.
Al menos me he dado a conocer que no es que me importe demasiado, pero he captado su atención y cuando conozca la opinión condescendiente de la Ama hacia el cuadro, quizás se convierta en uno de sus defensores, quien puede saberlo.
Seguro que sigue siendo igual de desagradable, eso si.

-Techos muy altos, pero ciertamente un resguardo de las inclemencias de la anarquía… del clima –añado finalmente con una media sonrisa.
-Como desee su excelencia –respondo asintiendo a su cuidado de no mentar al diablo en voz alta. Por probabilidades tenía que referirse a alguien del consejo Otomo, sólo ellos, algunos de ellos, habían mantenido el poder al pasar del antiguo régimen a éste… Al menos de entre las personas lo suficientemente influyentes como para intimidar a una embajadora y presentes en esta presentación a la vez. Que yo supiera, claro.

-Más… real, diría yo, si me permitís tomaros la palabra, Emi-sama. La escena de una mujer bañándose es más natural, y desde cierto punto de vista filosófico, más real, que todo lo que se desarrolla en una escena de corte.
La sociedad tiende a llenar la vida de artificios, y a veces es necesario el recogimiento que transmite un testimonio de que la sencillez y la naturalidad también poseen una belleza propia, incomparable en ocasiones incluso.
Supongo que eso es lo que podría transmitir ese cuadro… a la persona adecuada
–reflexiono; lógicamente a quien basa su poder en esos artificios quizás no le resulte tan apacible que le recuerden que vive en una burbuja.

-Hum, bueno… pero aunque aquel tribunal ordenara la muerte del autor y la desacreditación de su obra como tal objeto de arte, cosa que habría llevado a su destrucción por inercia, ¿acaso ordenó también explícitamente que el mismo lienzo fuera destruido en un modo y tiempo preciso, como sin duda consideró sobre el desdichado pintor?

Ahora tengo que asumir que ese miembro del consejo Otomo debía ser probablemente Nishi, o uno de sus colaboradores a expensas suyo, por eso Emi no se fía de su favorita Doji Yashiko para revelar que guardó una obra que él juzgó negativamente, lo que podría ser tomado en cualquier caso como una especie de afrenta hacia él.
Como explicación no es mala, pero me extraña que se fíe de mi entonces, patrocinado por la susodicha.
-No me importaría acudir por mi cuenta a vuestra invitación, excelencia, claro que no. Pero ahora no puedo evitar dudar sobre si debo, dado que no querría poneros en un compromiso innecesario sólo por un egoísta sentimiento de interés artístico por mi parte.
Veréis, es obvio que no soy un cortesano, pero Doji Yashiko-san si que lo es. Aunque os guardase el secreto explícitamente, en cuanto hablara con ella sobre ese costumbrismo en este tema en concreto sobre el cuerpo humano, o quizás sólo con que sacara detalles sobre esa inspiración para añadirlos a alguna de mis propuestas artísticas… en fin, temo que implícitamente os “traicionaría” al resultar demasiado evidente para alguien como ella vislumbrar en mis palabras el origen en esa obra perdida, de la que sin embargo debió de hablarse bastante en su momento en los círculos concretos.

Bueno, estoy bastante seguro de que le conviene más mantener nuestro contrato después de esta noche que remover truculentos detalles del pasado, pero de un modo o de otro sentiría estar faltando a ese secreto vuestro, mi señora Asako…

¿No os parece?
–pregunto con un tono reflexivo, como si tratara de darle vueltas a aquello para encontrar una supuesta solución que cubriera todas las posibles vías de agua, pero sin hallarla de primeras.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Feb 01, 2013 5:52 pm

"Ya te enterarás... te dijo Emi acerca de los Tribunales No es que se oculten especialmente... Nadie habla de lo "adecuado o no" de estos pues fue creación del anterior Hantei, así que si les gustaba o no... pueden seguir diciendo lo que eran, sin problemas..."

"Una naturalidad refrescante, Koji-san, pues aunque incluso en el baño tengamos nuestros rituales... puede que sea el lugar donde con mayor facilidad los dejamos atrás..."

Te dijo esta acerca del ritualismo de la sociedad rokuganí, con normas para todo, aunque bien era cierto que algunas salían de la lógica más que otras...

Emi sonrió de medio lado ante aquella pregunta y asintió despacio y no muy alto:

"Pues claro que se ordenó! Menos mal que el shugenja que debía incinerarlo estaba a mi cargo y pude... hacer yo misma magia, sin ser shugenja juju"

"Querido, sois un encanto, gracias por preocuparos por esa clase de detalle, pero, aunque vuestra patrona sea una excelente cortesana, me temo que "sin objeto no hay delito" por lo que, aunque pudiera ella suponer que conocéis esa historia...

Primero cómo sabría que existe aún realmente y luego... ¿Cómo puede probarlo? Porque tampoco es que se sepa dónde está...

Pero más allá de todo eso, querido, no creo que vuestra patrona se metiera en esos asuntos, a escarbar en el pasado como si no tuviera nada que hacer en el presente...

Es sólo que... una se hace mayor, vieja y algo más... precavida...

Y todo el mundo sabe que cuando haces este tipo de "apuestas arriesgadas" más vale no hacerlo con un número alto de personas ¿no creéis?

Aunque si os arrepentís... siempre, si triunfáis con vuestra obra, os la podría dejar como legado a mi muerte jiji"


Dijo de forma melodramática a posta.

"A vuestra muerte.... ¿Quién podría querer algo así?"

Dijo una oscura voz a tu espalda, fuerte, profunda, pero a la vez con un toque susurrado, gutural, masculina e imponente...

Al darte la vuelta el mempo de demonio de fauces abiertas de la máscara del Embajador Jubei se te encaraba de frente.

"No, querido, ya sabéis, los viejos nos gusta hablar de lo poco que nos queda en esta vida, pero no es que activamente, nadie desee mi muerte ¿o si? Si alguien lo sabe, ese deberíais ser vos Jubei-san..."

El mempo de Jubei casi pareció sonreír ante aquella forma tan elegante e inteligente de reconducir la conversación y andó un par de pasos más hasta hacer un trío con vosotros.

"Que yo sepa... todos la adoran tanto como yo, Emi-san..."

Respondió Jubei con voz falsamente melosa, o eso te sonó.

"Entonces realmente alguien pretende mi muerte"

Terció Emi haciendo que de detrás de la máscara del Embajador se oyera una queda risa.

"Bueno.... mi querida co-Embajadora ¿le importaría si me autopresento al artista del momento? Emi negó con la cabeza Dos días de gloria... Kakita Koji-san... eso es mucho más de lo que la gran mayoría de los que vienen a esta ciudad pueden llegar tan siquiera jamás a soñar...

Sois lo suficientemente interesante como para que hasta un humilde servidor sienta interés por vuestra fortuna..."


Aunque eso no estabas seguro si era bueno o malo... No, era malo seguro..
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3099
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Dom Feb 03, 2013 6:07 pm

-Una naturalidad cargada de simbolismo, aunque requiera del artificio de una mirada indiscreta -que al autor acabó por costarle demasiado caro –Cuando me la imagino, no puedo evitar pensar en la idea de que cuanto más tratamos de ocultarnos más vulnerables somos en realidad… Y eso me recuerda mucho a lo que la dama Kotoko-sama me ha dicho hace un instante, que sólo quien es capaz de reírse de si mismo está a salvo de las burlas de los demás.

Interesante paralelismo, ¿no lo creéis, Emi-sama? Al menos a mi me lo parece. Ahora la pregunta sería, ¿debería sorprender que un criado, un heimin, llegara a esa conclusión y la expusiera de un modo artístico? Si, si juzgamos sólo por su origen, pero no si tenemos en cuenta que los samurái solemos ignorar la presencia de los sirvientes, así que muchos incluso en Palacio son muy “honestos” consigo mismos ante ellos…

Supongo que eso debió molestar a quienes se vieron reflejados en esa pintura, y en eso no hay distinción entre hombres y mujeres.


¿Magia para destruir un simple lienzo? Menudo exceso… Les está bien empleado haber fracasado, con semejantes ínfulas.
-Oh, no, mi señora Asako. Aunque ahora no lo parezca –sonrío mirando a la sala –en realidad mi auténtico trabajo es estar pendiente de esa clase de detalles –explico para definir el papel del yojimbo en la corte. Siempre atento a las grandes amenazas, pero son las pequeñas las más peligrosas al final.
Dicho lo cual, de entre éstas, las que sonríen suelen serlo aún más.
-Sin embargo, obviáis que si realmente deseara satisfacer esa curiosidad cortesana, Yashiko-san tendría una forma muy sencilla de conocer esos detalles, como la existencia de esa obra y su ubicación… Preguntar. Yo no soy un cortesano –reconozco sin más encogiéndome de hombros. Si ella me preguntara directamente, no podría mentirle, y lo que es más importante, no tengo ningún motivo para hacerlo. No es que sea bueno ni malo, es sencillamente un hecho; la mentira implica miedo a la verdad, o sus consecuencias, y a los bushis no nos gusta esa palabra. -Pero estoy completamente de acuerdo en que no creo que sienta especial interés en remover ese tipo de pasado, menos aún en las circunstancias actuales. Por eso yo no creo que debáis tener cuidado de ella… muchas cosas están cambiando en la embajada Grulla… pero la decisión es vuestra, claro –concluyo sonriendo con amabilidad genuina.

Un demonio a mi espalda. Pero para chanza de cangrejos y Daidojis, éste es de madera pintada. Peligroso sigue siendo, aunque no por esa estrafalaria máscara.
Pero para gustos… todo el mundo tiene derecho a tener los suyos, y equivocarse, ju.

-Por eso hay que tener cuidado con lo que uno sueña, excelencia –contesto al escorpión tras haber realizado la correspondiente reverencia que dicta la cortesía y la etiqueta –Aunque me temo que debería declinar vuestra generosidad; sin duda toda la gloria de anoche fue para Su Majestad la Ama Emperatriz, el suspiro de un haiku afortunado no puede cambiar eso, y durante ésta… bueno, no lo negaré pero atendiendo que Nozomi-san merece al menos tanto reconocimiento como yo –añado volviendo a encogerme de hombros, como si fuera lo justo, que lo es. Ella será recordada mucho más que yo por esto, probablemente.

-¿Servidor? Hum, sin duda, a vuestra causa… Pero permitidme dudar de que seáis humilde, Jubei-sama; la humildad no es más que el opio de los pusilánimes.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Feb 04, 2013 12:03 pm

"La Dama Kotoko sabe muy bien de que habla, te lo aseguro. Y más alguien como ella que ha tenido un pasado.... tan... problemático..."

Asintió la Embajadora con una información que ella parecía presumir que sabías pero que.... no.... no tenías ni idea....

"Tratar a otros como si no existieran es el inicio de nuestra propia perdición..."

Asintió Emi.

"Es cierto, sois yojimbo como primera ocupación, es fácil, con vuestro talento a veces olvidarlo, pero como vos no lo olvidáis... ¿Qué más importa si esa es la verdadera clave?"

"Bueno... una sabe hasta donde puede llevar sus "arranques" de valentía, con mis años, Koji-san... "

Te dijo a aquello de eser prudente y a la vez saber que yashiko no sería de por sí un problema.



Los oscuros ojos en la sombra de la máscara te observan con atención, cada latido es como si él lo escuchara y no puedes evitar pensar que Jubei, como los animales de caza "saben oler el miedo"... así que, no lo tengas.

"Bien dicho... el haiku es un suspiro de iluminación creativa... una ilusión pasajera que todos podemos tener en nuestra vida pero a la vez una disciplina cruel que arrebata egos a quien se creen que pueden sostener más del tiempo necesario esa iluminación....."

Te responde Jubei del haiku, con su voz cadenciosa y susurrada al final de cada frase, en una mezcla de palabras perfectamente entonadas y oídas con una voz profunda y atrayente de bardo.

Tras aquella respuesta tan voraz por tu parte el Embajador dejó una sonrisa gutural en su boca, tras la máscara, casi como si te concediera el honor de oirla y asintió despacio:

"Ya veo qué es lo que tenéis que no es tan común en vuestra Embajada, al menos por ahora... y que puede despertar... antipatías... pero no dijo de quién sin embargo es una cualidad de que yo aprecio...

Oh... en estos momentos siento que "no seáis uno de los míos"... pero quien sabe, quizás os pudiera ofrecer una de nuestras "buenas esposas" para solventar este hecho..."


¿Por qué pensabas que había algo en esta forma de cambio de acontecimiento en la conversación que no entendías y por qué pensabas que estabas siendo dirigido a alguna parte? Pero... ¿ a donde?
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3099
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Lun Feb 04, 2013 10:20 pm

-Así es, creo que hay bastante más sabiduría de la que podría parecer a simple vista tras esa filosofía de vida aparentemente caótica e iconoclasta; un gran conocimiento del auténtico orden de las cosas.
Pero de pasados no se mucho, más allá de ese intento de asesinato del que Kuronuma-san dio buena cuenta, si es que se puede hablar en singular...


Me pregunto si me lo contará. La etiqueta dicta no interesarse explícitamente por dimes y diretes de terceras personas, se considera poco cortés preguntar de ese modo por lo personal incluso de quien no está presente, menos aún si es de su pasado. Pero obviamente eso no implica que no se cuenten, ya que después de todo la etiqueta también dicta que la información es poder en la corte, y todo el mundo quiere su pequeña parcela.

-Como deseéis, entonces, excelencia -acabo concediendo con una inclinación amable de la cabeza. Sus argumentos para dejar de lado a Yashiko no son demasiado racionales, al contrario parecen emotivos en exceso; ¿tendrá alguna disputa pasada con mi patrona Doji o esa sonrisa amable esconderá algo más? Si por precaución fuera no se porqué yo le parezco distinto...

Pero supongo que ya lo averiguaré.


-Lo que me gusta del haiku es la preciosa metáfora que traslada de la propia vida humana. Efímera, como todo lo que podemos conseguir y perder en un suspiro; como bien decís, Jubei-sama, pretender sostener un suspiro sólo puede conducir a la asfixia... Para poder mantenerlo hay que volver atrás, e inspirar de nuevo el mismo aire, que ya es distinto.

Salvo que se alcance la categoría de maestro, claro. Entonces ¿quien puede discutir que cada ocurrencia de un experto no sea inspirada?
-contrapongo con cierto toque sarcástico sobre las categorías del arte; aunque es un modelo de crítica exportable a muchas disciplinas humanas es en el arte donde más notable resulta.

-Los Kakita siempre hemos sido únicos en lo que a despertar antipatías y aprecios se refiere; celebro que vos lo veáis como una cualidad... sea lo que sea -sonrío amistosamente, sin ninguna apariencia de dobles sentidos ni juegos de palabras.

-¿Uno de los vuestros, mi señor Bayushi? Un escorpión, entonces. Pero tenía entendido que las perlas cultivadas por Satomi-sensei son dignas de reyes y daimios... Me temo que no cumplo ni de lejos los requisitos, así que dudo que mi señor quisiera negociar por mi tan a la alza -me lamento sin más, aunque ahora si tiene cierta retranca, a la espera de descubrir a donde quiere llegar a parar, o al menos insinuar, el embajador demonio.

P.D Post cortito pero este pnj siempre hace las cosas interesantes...
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Feb 05, 2013 12:35 pm

"Es una persona que sabe vivir como nadie, eso seguro y que ha sabido encontrar la forma perfecta de nunca hundirse en esta marejada continua en la corte, es algo que no muchos pueden decir, y más viviendo "en el nido"....

Pero no, querido, no me refiero a eso, me refiero a sus orígenes, aunque quizás sea muy indiscreto que yo hable de esto, no es nada malo, ni nunca he "pensado que es un cotilleo" ni me dedico a ellos, pero supongo que no está entonces bien que yo os lo cuente cuando podéis acudir a ella, se habla de que ya sois muy amigos."


Amigos o más cosas, pero Emi no parece hablar de algo más, aunque ya haya rumores...


"Morir asfixiado por el arte... ¿neh? Es un concepto muy interesante...."

Dejó Jubei en el arte.

"Llegar a ser un maestro en el haiku y en la poesía sin duda es una proeza, por eso todos respetan tanto a vuestra musa, la cual, por cierto, no ha escatimado en varias sorpresas en esta noche..."

Dejó en un hilo de voz final Jubei, no estaba claro qué era lo que más le había gustado, pero suponías que al contrario de lo que se pensaría de él sería la poesía, aunque fuera sólo por llevar la contraria...

"Mi padre siempre me decía "Vive cada día de manera que te hagas un nuevo enemigo" aunque claro, ese refrán él lo enredaba a su manera... pero en su versión original también nos sirve."

Añadió con un toque jocoso, a aquel dicho que pretendía hacernos valer ante los demás sin miedo.

¿Por qué te pareció que la máscara te sonreía?

"Bueno..... comenzó de manera susurrada es cierto que nuestras pequeñas perlas del Amor son dignas de grandes hombres.... pero creo que estamos a punto de descrubrir por vuestros hechos y no palabras qué clase sois vos...."

Si, parecía sonreír con malicia ladina, como si se divirtiera llevándote por senderos que no sabías acertar.

"pero sabéis qué dijo de pronto ahora hacia Emi Cómo me alegra saber que no niega nuestro autor mi oferta. ¿qué? ahora te miró para ti. Si. Sonreía esa máscara Esperaré entonces ansioso a que demostréis vuestra valía, después de eso no tendríais por qué decirme que no..."

La Embajadora Emi te miró de soslayo como si te dijera "niño, o haces algo o vas a tener a dos Embajadores que entienden un acuerdo táctito, y entonces trata de demostrar lo contrario...."



PD: Jubei siempre la lía en pocas palabras.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3099
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mié Feb 06, 2013 10:27 pm

-Yo diría que además ha encontrado un yang muy adecuado para mantener esa flotabilidad de la que habláis, Emi-sama, tanto física como emocionalmente... diría yo.

Somos familia
-respondo asintiendo, sin buscarle vueltas al hecho ni al dicho sobre Kotoko y yo -Tengo esa suerte, así como la de que nuestras iniciativas le hayan caído en gracia. Pero es un buen comienzo, por los Kamis; espero que en capítulos posteriores pueda mantener el interés de tan noble y distinguida dama -sonrío cortésmente.
-Oh, yo jamás pensaría que alimentáis rumores, mi señora Asako -asevero de la forma más tajante posible que permite la etiqueta, que no es ni mucha ni poca. De todos modos dejo claro que si quiere contarme algo no me lo tomaré como aquello. Así ya depende de ella, pero las formas están bien salvadas, en mi opinión.


-Morir asfixiado por al éxito, excelencia -corrijo el matiz de lo que había expuesto anteriormente -Es aplicable al arte pero también a muchos otros escenarios, como la política, si me permiten el ejemplo fácil dado el lugar donde nos hallamos. Los Mirumoto siempre dicen que cuanto más asciendes una montaña, menos aire hay para respirar...

Si algo caracteriza a Nozomi-san es que nunca defrauda ni a críticos ni a admiradores
-me permito añadir con una pequeña sonrisa –De todos modos me alegra saber que vos os contáis entre los segundos, Jubei-sama. –Otomos, Bayushis, Matsus… lo mejor de cada casa sigue a la poetisa loba con piel de oveja negra, ju.

Un refrán interesante debo reconocer, pienso reflexionando sobre esas palabras. No se si Kakita-shiryo lo dijo o siquiera lo pensó alguna vez, pero está claro que lo puso en práctica, y así nos hemos esforzado sus descendientes desde entonces.
Claro que, a diferencia del señor padre del escorpión, nuestra parte Doji nos incita a hacernos con algún que otro amigo también entre enemigo y enemigo.

-¿Cielo Santo, qué juez podría ser tan cruel como para juzgar a un samurái en una corte por sus hechos en lugar de sus palabras?
–replico sonriendo de medio lado, no sin bastante socarronería al fingir una pequeña teatralidad escandalizada.
-De todos modos, y hablando de palabras, la negación tajante siempre me ha resultado… poco considerada, pero os diré una cosa, excelencia, y es que creo que jamás me consideraré digno de una esposa escorpión.
Así que, lo niegue o no, me temo que es la vuestra une generosa oferta que desgraciadamente nunca tendrá la respuesta que merece.


Porque de todos modos, ¿qué clase de acuerdo tácito sería el que atestiguan dos embajadores, o dos fortunas caídas del cielo si se quisiera, sobre la vida de un samurái a quien ésta no le pertenece, ni tampoco a quienes negocian?
Yo podría vender mi alma al diablo, que mientras que el daimio Kakita o aquel en quien delegue su autoridad no firmen el acuerdo de venta, sólo es humo. Eso incluye a Aki, de momento al menos, pero no creo que esa clase de matrimonios responda al perfil público que sostiene, y en cualquier caso tanto daré en breve. Eso espero.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Feb 07, 2013 12:12 pm

"Es la constatación del karma en nuestras vidas, Koji-san, o al menos eso dijo una vez Sanzo-san acerca de ellas."

Emi te dio un par de golpecitos suaves en el brazo mientras asentía sonriendo, tanto al hecho de que estaba segura que mantendrías su atención como al hecho que la creyeras.




"El riesgo y la emoción de la cumbre no sería tal sin ese tipo de.... retos... ¿no creéis'"

Te dijo Jubei con su sempiterna máscara sonriente de manera lacónica.

"Oh si... soy un gran admirador de alguien que sabe jugar al shogi de una manera tan excelente... contra una ciudad si hace falta, sin rechazar ni un duelo y venciendo en todos ellos..."

Añadió sobre Nozomi despacio.

"Ohhh no habléis muy alto, en esta ciudad hay muchas divergencias de los jueces... los de corte... los de la magistratura... tooodo un embrollo legal... Es un tema para hablar largo y tendido, cuidado..."

Dijo Jubei con cierto toque de sarcasmo, como si dijera "hay quien aceptaría una u otra cosa y yo se quien".

"Oh... ¿Un Kakita humilde? Sin duda, Emi-san, hemos dado con un tesoro perdido."

Dijo Jubei con un leve tonillo divertido y sobreactuado a posta [OUT: inserte voz sobreactuada de Scar XD].

"Pero bueno.... esta ciudad tiene a bien demostrar el verdadero valor y ego de cada cual... estaremos atentos..."

"Cuando se tiene los pies en la tierra es complicado caerse."

Dijo de pronto la voz de alguien que llegaba por un lateral, era Otsu.

La ize sumi se puso entre el Embajador Dragón y tu, te sonrió un segundo y le dijo a él:

"Además, sino quedó consumido la primera vez en su renovación por qué esta sería diferente?"

El Embajador dejó un pequeño ronroneo de risa en el aire, como si dijera "es imposible hablar con un iluminado" y asintió despacio.

"Me alegro que quieras darme una puerta un poco más abierta a mi forma natural de vestir Koji-san ¡O no iba de eso el cuadro?"

Te dijo la maestra con una sonrisa burlona mientras tiraba un poco del cuello mao de la camisa de seda verde que tapaba su usualmente desnudo cuerpo.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3099
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Jue Feb 07, 2013 9:18 pm

-Supongo que no sería lo mismo, claro… ¿Pero vos creéis que los reflexivos dragones buscan emociones fuertes cuando construyen esos monasterios en la cumbre de sus montañas?
Yo me atrevería a decir que no, y no porque los retos no puedan ser interesantes sino porque los hay también en las llanuras; así que yo diría que debe haber algo más ahí arriba… Metafóricamente hablando, al menos.


-¿Tanto? –replico ligeramente sorprendido por el nivel de admiración que destilan las palabras de Jubei hacia Nozomi –Pero os comprendo, desde luego. Es una de esas personas que surgen entre un millón.
Aunque, al menos un duelo ha perdido… Esta mañana mi bokken ha sido más certero en el seminario de Notatsu-sensei
–bromeo con una media sonrisa, habiendo dejando una pausa para que Jubei pensara quizás en otra causa –Lo que me extraña es que, con un historial como ése, aún haya quien rete a su prosa; pero imagino que, como decíais antes, en esta ciudad los retos de riesgo son muy apreciados.

-Los intrincados sistemas legales no siempre son malos, gracias a ellos a los duelistas nunca nos falta trabajo. Palabras y hechos pueden interpretarse, pero el filo de una espada ofrece muy poca ambigüedad, mi señor Bayushi; cara o cruz, blanco o negro.

Y no hace falta que lo digáis: Si, es un riesgo emocionante
–sonrío de medio lado.

-No me cabe duda de que lo estaréis, excelencia –cabeceo amablemente, más allá de su pretendido doble sentido. Después de todo el embajador del clan de los secretos me decepcionaría sino estuviera bien atento a todo.

La llegada de Togashi Otsumoko supone un soplo de aire fresco, como siempre, pero esta vez incluso más agradecido que de costumbre.
-… -aunque siga sin entender la mayoría de lo que dice. Al menos ahora vislumbro palabras que me suenan, como si hubiera viajado unas semanas en un barco repleto de extranjeros.

-Ciertamente, mucho de eso hay, Otsu-sensei
–saludo con una reverencia muy marcada –Es un placer inmenso volver a veros, maestra. Me alegra saber que la etiqueta no le ha hecho renunciar a asistir al evento. Es una lástima no haberlo preparado todo para que vuestra vestimenta habitual tuviera su merecido papel en el escenario que ha preparado Noriko-sama para nosotros… Pero Doji Yashiko-san no me habría perdonado que esta noche alguien reclamara más atención con su atuendo que ella –bromeo con una sonrisa sincera.

-Pero como decía, no me cuesta reconocer que nada de esto habría sido igual de no haberos conocido la otra noche, mi señora Togashi.
Para empezar, jamás se me habrían ocurrido las muchas posibilidades que ofrecía escribir sobre la piel…

Os importa si os pregunto Otsu-sensei, ¿es esta obra lo que esperabais?
–pregunto con un cortés interés, como si recabara la opinión de alguien más, aunque no sea así en absoluto; no es “una más”.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Feb 08, 2013 12:04 pm

"Quizás sea todo lo contrario... quizás se podría explicar su forma de ser porque viven siempre en la cumbre..."

Te replicó Jubei.

"Oh bueno.... le perdonaremos su pérdida en el entrenamiento de las manos en otras aptitudes alejadas de la pluma, después de todo nadie es perfecto salvo el Emperador... y su Madre, claro..."

Dejo aquello último casi con un deje de sarcasmo, casi.

"Oh juju un hombre que sabe apreciar la ley en todos sus sentidos, no me dejáis de sorprender juju Y luego dicen que los Escorpiones somos un poco...... buscabroncas..."

Dijo por aquello del trabajo extra de los duelistas y tu forma de aceptarlo incluso con sorna.

Jubei parece interesado en tu forma de hablar con él y de no amedrentarte, lo notas, es como que sabes que huele el miedo, y también cuando sabes que despiertas curiosidad, aunque no sabes si para bien o mal...

Otsu te quita aquellos pensamientos de encima de pronto, con su sola presencia.

"Bueno, me alegra de haberme vestido no sólo para el Hantei sino para ver una obra que revindica algo tan mío... así que digamos que el placer ha sido mío."

Te dijo con un par de golpecitos en tu antebrazo. No hay que confundirse con la apariencia de una mujer de mediana edad muy atlética, Otsu habla y se comporta como una mujer de gran edad y sabiduría, que no una carcamal, son cosas diferentes. Y eso incluía los pequeños sarcasmos de la edad...

"Oh... ¿así que me puedo sentir incluída, una vez más, en vuestra obra? Que emoción..."

En cierto modo ahora sabes lo que es tener una de esas informaciones Togashis entre tus conocimientos, todo el mundo parece desconcertado menos vosotros dos, y si, es gracioso en su punto.

"Pues... diría que... me ha gustado mucho, esta vez veo luz y no oscuridad, pero de lo obvio seguís haciendo algo nuevo... algo que todos observan pero no todos ven... Escandalizáis pero a la vez mostráis defecto y virtud a los que miran...

Sí... me gusta..."


Emi miró a Otsu y dijo:

"¿Así que ya habísia visto más obras de Koji-san?

"¿De quién? dijo Otsu con una amplia sonrisa Oh... si, si... de Koji-san, si, no es la primera..."

Y si, aquello despertó aún más la intriga... O al menos en sus caras...
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3099
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Dom Feb 10, 2013 8:45 pm

-Difícil decirlo… ¿Somos los individuos quienes moldeamos nuestras circunstancias o al contrario éstas nos influyen de un modo poderoso?
¿Es el embajador Bayushi el portador de una máscara de demonio o por el contrario la mayoría identifica al desconocido que respira debajo precisamente por ella, y por tanto ésta le lleva a él…?
Hipotéticamente, ¿Cuántos de los aquí presentes sabría distinguir sin lugar a dudas que hay “otra” persona tras tal ornamento? Oh, no me entendáis mal, excelencia, os lo ruego. No pongo en duda más que la capacidad de percepción del ser humano, y como ésta confunde con extrema facilidad los hechos con sus circunstancias.

La filosofía de lo racional siempre me ha resultado sumamente interesante
–reconozco al final con una media sonrisa inofensiva, encogiéndome levemente de hombros, como si eso explicara toda la disquisición sobre dragones y mascaradas, sin más vuelta de hoja que un ejemplo oportuno.
O quizás no.

-Claro –contesto reafirmando su añadido, y por extensión el juicio sobre el Emperador. Aunque a mí siempre me ha parecido que ser perfecto o no es poco relevante, lo crucial es parecerlo cuando toca.
Pero es un tema complicado, tanto la Ama como la perfección, siendo yo grulla, así que de extenderlo el embajador escorpión podría buscarme las cosquillas con demasiada facilidad, y eso no me interesa.

-La conflictividad que genera la existencia de la ley requiere de respuestas. Reconozco que aprecio ese aspecto pero no más que un músico las melodías.
Con la ventaja de que el conflicto es el germen del progreso. La excelencia aplicada a ser un bushi necesita, en primer lugar, demostrar su propia existencia…



-Tal vez ahora podáis convencer al Sagrado Hantei de permitir ciertas licencias creativas en la indumentaria de corte
–respondo sonriendo con franqueza, siguiendo ese pequeño sarcasmo. –Se que no necesitáis de más argumentos que vuestra sabiduría, pero he aquí mi humilde aportación a la causa –bromeo, aunque sólo hasta cierto punto.

-Por supuesto que os incluye, con todo el respeto Otsu-sensei. He llegado a la conclusión de que el arte no está sujeto a la vida y la muerte como si lo está aquello que “interpreta”… Por eso lo que es retratado, sea cual sea la disciplina usada, adquiere cierto grado de inmortalidad.
El arte es vehículo del alma hacia algo superior… Eso pienso
–puede que después de todo Jubei acabe creyendo que soy una especie de bushi filósofo, pero me da lo mismo. Hasta puede ser una ventaja, en alguna circunstancia que otra…

-Apuesto a que Otsu-sensei puede ver el alma de las personas, Emi-sama
–respondo con una sonrisa leve, dejando cierta ambigüedad en el aire sobre la literalidad o no de la afirmación –Así, el presente de una obra no es más que una anécdota en el mar espiritual, el chi…
¿Me equivoco, maestra?

Y como habéis dicho, seguís viendo cierto conflicto en mi obra… del que debería surgir el progreso, de la oscuridad a la luz… Que es la sensación que os ha transmitido.
No es el final del camino pero… al menos diría que es un paso
-intento deducir de un modo que en realidad cualquier otro tertuliano allí presente podría suponer como parte del debate sobre el cuadro en si mismo. Y en parte lo es, por supuesto.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Feb 11, 2013 12:37 pm

"No me molesta juju de hechos estoy seguro que ella me porta a mi y no alrevés, incluso mis querida secretaria Miaka bromean conmigo diciendo que el día que me vea sin máscara no me reconocerá"

La secretaria Miaka, no suS dos secretarias, pues se especulaba de que Jubei mantenía un lío amoroso con la joven Murasaki, más de uno le había visto ir y venir de las residencias privadas a ambos... Y la ciudad gustaba de cotilleo siempre...

"Oh.... yo soy MUY de la opinión que el conflicto trae el progreso...."

Susurró Jubei haciendo que su máscara pareciera sonreir con malicia por él. Ya lo creías, Jubei podría haber sido Otomo igualmente...

"Yo creo que el Hantei, como Dios en la Tierra es el que menos prejuicios puede portar sobre la vestimenta, me espero otra cosa más de los faisanes emplumados que están bien cebados que viven aquí."

Dijo con descaro esta con una enorme sonrisa.

"¿Lo decís por alguien en particular?"

Preguntó Jubei con sorna.

"Por los faisanes de los jardines, claro, por todos ellos."

Replicó la Togashi, que sería muy lo que uno quisiera, pero tonta no era.
Aquella respuesta hizo reir al Embajador Escorpión.

"No hay mejor inmortalidad para una obra, Koji-san, que la que le da la carne..."

Te dijo Otsu.

"Te lo aseguro..."

Te guiñó un ojo ante tu pregunta.

"Toda evolución conlleva una revolución, Koji-san, y los aquí presentes tenemos ya unos años encima para saber que eso implica.... cuanto menos... "mojarse"...."

O sangre, también muchas veces se usaba la sangre... aunque esperabas que eso no fuera el caso.

"Creo que muchos verán este nuevo rocío como algo... evolutivo y divino, Otsu-sensei."

Dijo Emi.

"Cuanto menos esperemos que no haya sangre de por medio... sino nuestro querido autor deberá batirse personalmente para defender su obra.... algo que no es muy común...."

Y casi pareció añadir "y eso sería.... interesante...." Dejó en el aire aquel posible aunque no parecía probable futuro...
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3099
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Lun Feb 11, 2013 11:26 pm

-Más preocupante que eso sería que dudase al ver a otra persona con esa misma máscara -aporto a la broma, que en realidad tiene su fondo y mucho. De hecho, ¿quien puede asegurar siquiera que éste que me habla sea el auténtico Bayushi Jubei?
También tiene relación con la esa idea de que nuestra fama nos precede, y cuando ésta es grande también nos oculta. Pero de secretarias no se mucho, y la verdad es que los cotilleos de alcoba me importan menos que el sexo de los kamis.

-El conflicto natural, si me permitís la osadía de añadir la especificación a vuestra certera afirmación, mi señor Bayushi. El conflicto artificial, deliberadamente provocado, está vacío y arde sin generar el calor necesario para mover ese progreso; de hecho es un instrumento justo para lo contrario, para conservar un statu quo inalterable a la evolución que sería natural.
En mi opinión, sólo el conflicto "espontáneo" es útil... Dicho de otro modo, si dos cuerpos del mismo peso buscan chocar directamente el uno contra el otro, tras hacerlo se detienen. Pero si confluyen en cualquier otro ángulo el choque les hace cambiar su dirección, pero seguir avanzando en una dirección físicamente más óptima para la existencia de ambos en un entorno compartido.


La conclusión es que la conflictividad del escorpión es admisible, puede inducir al progreso, pero la de los Otomo sólo es una rémora para la sociedad que la ancla en los errores repetidos una y otra vez. Como su misma existencia.

-Todos los animales de jardín tienden a cebarse -aporto al divertido diálogo entre el Bayushi y la Togashi, seguro que sus propios antepasados divinos tuvieron intercambios semejantes de ideas. La mía es una reflexión más mundana, es un hecho cierto.


-Otra ventaja de nuestro sistema legal, excelencia. Si hay que recurrir a palabras mayores, yo no tengo necesidad de buscar a quien la sostenga por mi
-sonrío sin tratar de parecer amenazante con respecto a la katana que soy precisamente de los pocos en llevar, a buena vista de todos, pero la idea es evidente -No sería mala causa por la que batirse, a fe mía. El arte por el arte -opino sobre el iaijutsu y la pintura. Tiene su gracia, la verdad.

-Aún así... filosóficamente, eso desviaría la atención, me temo
-añado encogiéndome de hombros, indicando que tampoco es mi primera opción -Una obra como ésta requiere de críticos, a estas alturas son un catalizador necesario. Otra cosa me decepcionaría... pero ya he podido comprobar que al menos tengo un buen "aliado" en ese sentido -bromeo insinuando la reciente presencia entre nosotros de Kondou.

-Aunque no se cuanto me durará -concluyo de un modo sibilino.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Feb 12, 2013 11:00 am

"Jaja si, lo que pasa es que mi "mal gusto" por las máscaras no está muy extendido, así que es complicado toparse con alguien así."

Bromeó este sobre su excentricidad de siempre llevar máscara de demonios. Jubei era un hombre listo, y en esta corte, quien no sabía reírse de sí mismo.... no duraba demasiado, pues Kotoko estaba para eso, entre otros motivos.

"Interesante reflexión, Koji-san pero... ¿No cree que al final el conflicto es el conflicto? Sea buscado o no que exista implica que existen las condiciones para que pueda surgir... por lo que... por qué tendría uno más valor que el otro..."

Dejó entre misterios el Embajador Escorpión, sin que se supiera si es que era amante del conflicto, eso seguro, de la filosofía de vida Escorpión, eso también y quizás hasta la otomo... quien sabía...

Otsu rió ante tu comentario y dijo:

"Sólo hay que ver esas hermosas carpas koi de los estanques!"

Jubei asintió con una pequeña risa gutural de fondo, animales o no lo cierto es que la actividad política pasaba por muchas comidas, cenas, meriendas, desayunos, tés... para charlar y pactar...

Cada cual lo interpretaba como quería..

"lo cierto es que creo que es bastante... poético, y muy de su familia, el poder batirse literalmente y retóricamente por lo que uno ha construido.

Si, creo que tenéis suerte. Yo soy de las que cree que cuando uno hace algo de lo que sentirse orgulloso u obra en esta vida de acuerdo con sus principios debe asumir toda la responsabilidad y es mejor siempre de primera mano que con la ayuda de otros, por muy amables y dispuestos que estén...

Así que, en cierto sentido, siempre he "envidiado" eso de los bushis."


Te dijo Emi con una forma de hablar parca y sincera, pero educada que resaltaba.

"En este caso si no tienes cuidado quizás la que se bata en duelo sea la musa jajaja"

Bromeó Otsu con el hecho que Nozomi estaba en tu misma situación.

"oh.... pero tranquilo, Koji-san... todos los presentes sabemos el valor de las críticas, aunque vos habéis caminado por senderos muy seguros, con un plan en mente, eso seguro... aún así... es siempre más divertido con... detractores..."

Y casi pareció que mencionaba a su mayor detractora, Aki, particularmente...

"Yo diría más bien que no sé cuánto durará como detractor...."

Se rió Emi como si supiera que pronto Kondou se arrodillaría, la experiencia de Emi en la ciudad era más larga y profunda... y eso, se notaba
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3099
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mié Feb 13, 2013 5:42 pm

-Es complicado verlas, si. Al menos tan al norte.
Aunque yo no diría que es de mal gusto, excelencia
–blasfemo quizás, pero doctores tendrán los kamis –Después de todo cumple con la función que se le supone, el diseñador que pierda de vista la funcionalidad de sus creaciones está filosóficamente igual de perdido.

No, personalmente hablando, no lo creo
–contesto encogiéndome de hombros –Si debe buscarse, si debe provocarse activamente, significa que no se dan las condiciones naturales para que sea germen de progreso; sería como iluminar con linternas a las semillas que han caído fuera del alcance de la luz del sol y esperar que crezcan productivas.
Las semillas son las mismas, las circunstancias no, los frutos tampoco tendrán el mismo valor.

Como alimento al menos.


-Cierto, Otsu-sensei… Algunas hasta hablan –bromeo, aunque aún recuerdo lo extraño de la escena cuando encontré a Miya Nisio conversando con unas. O lo parecía, ¿y quién es capaz de negar categóricamente a estas alturas una posibilidad como ésa si se relaciona con esa mujer?
En la corte también pasaban cosas extrañas, si los embajadores querían entenderlo así.

-Reconozco que lo es, Emi-sama. Enlaza con la idea romántica del duelista como guerrero individualista pero capaz de batirse con fiereza por una causa que le haya llegado al corazón…
¿Quién soy yo para desmontar las ideas que hay sobre nosotros? Además ésta me gusta, aunque yo acentuaría que si el samurái desea vivir sin miedo no puede más que defender con orgullo aquello en lo que cree. Si es un bushi por medio de las armas, si es un cortesano mediante las suyas propias… Así que seguro que muchos bushis “envidian” vuestra facilidad de palabra, excelencia, la etiqueta que domináis con maestría o la calidez y confianza que sois capaz de transmitir en cada gesto
–respondo con un cumplido a su vez, sonriendo de un modo amable.
En realidad da igual que esa confianza sea cierta o no, el hecho es que consigue hacerla creíble y por supuesto es de lo que va todo esto. Por eso como arma no tiene nada que envidiar a flechas certeras.
-Por si eso fuera poco, desbaratar espadas con retórica debe de ser tan “satisfactorio” como para un bushi un corte perfecto, ¿me equivoco, Jubei-sama? –añado con una media sonrisa. Tampoco creo que él tenga que envidiar, a su manera.

-Tendremos que ponernos de acuerdo en el orden
–replico a la Togashi con una sonrisilla socarrona –De momento tendría que ser fácil, sólo somos dos –añado, no en vano tengo la esperanza de que mis cuadros creen nuevos defensores cada vez, y confío en reunir mejor tropa que la de los detractores.

-Oh desde luego, mi señor Bayushi. ¿Qué sería de la luz sin la sombra? ¿Qué del komei sin su villano?
–digo como referencia del teatro bunraku tradicional de marionetas, especialmente de las obras que evidencian ese tipo de enfrentamientos.
Y hablando de marionetas y de Aki, aún tengo que llegar hasta ella… pero no quiero que los embajadores, especialmente el escorpión, se mezclen con la Doji; eso me desbarataría bastante la atención que pudiera captar de la dama. La Togashi, claro, es otro cantar...

-Me temo que, cuando Sus Majestades insinúen al menos su parecer, si es que nos honran con tal honor, muchos “indecisos” terminarán por descubrir si realmente les agrada o no la propuesta
–comento, ni como bueno ni malo, sólo plausible. De todos modos esos críticos de poca convicción no serían demasiado útiles, así que tanto da.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Feb 14, 2013 6:44 pm

"Bueno, de mal gusto por comprarlas, habiéndolas tan hermosas como las hay en la ciudad... No sé si habéis visto a mi secretaria Murasaki, ella más allá de su hermosura, es capaz de sacarle partido a toda máscara que se pone...

Son las ventajas de la juventud y la belleza..."


Su tono pareció sonreír, aunque no sin sorna, al final.

"Entonces... naturalmente hablando, claro... ¿cree que es malo usar abono para la tierra, medios más avanzados de cultivo y el mimo que toda la mente humana pueda sacar para crear cultivos?"

Te preguntó este con un tono taimado pero a la vez jocoso.

Otsu rió ante tu comentario y asintió mientras decía:

"¡Si sólo hablaran...!"

Emi te sonrió de vuelta con ese aire maternal, familiar, eso que a todos os hacía recordar a alguien amado que transmitía.

"Yo diría, sin miedo a equivocarme aunque sea algo pretencioso y aventurado a que la satisfacción, sino es la misma debe ser quizás hasta mayor...

Pues digamos que en la corte hay muchos que caen por el orgullo... y seguro que vos estáis de acuerdo conmigo en que esa clase de rivales..... son los más.... placenteros en batir...."


Te dijo Jubei como si pensara en varios ejemplos propios...

"Mi madre siempre me decía "Un héroe se mide por la envergadura de su villano".... pero claro, ella era muy melodrámática, era actriz..."

Comentó Jubei con cierto deje al final como si "desvirtuara" aquellas palabras pero sin hacerlo claro, era uno de esos trucos para ver si te metes donde no debes...

"Estoy deseando saber quiénes son los que, aún a sabiendas de que "no sabrán de arte" dijo en alusión a ir en contra de la opinión de los hantei seguramente ganarán mucho a vuestros ojos... ¿verdad?"

Y a los suyos, seguramente, pero eso él no lo decía.

"Por cierto! dijo de pronto Otsu yo había venido aquí para robarte si me lo permiten los Embajadores, pues mi Embajadora quería presentaros a algunos del Clan que están interesados en vuestra obra."

Dijo la monje con total descaro.

"Así que si a sus excelencias no les importa, pues se los robo y ya se los devolveré."

Terminó con total tranquilidad mientras te tomaba del brazo y te sacaba de aquel corro.

Mientras os marchábais Otsu dejó escapar una leve risilla y te dijo:

"No he mentido, os lo aseguro, pero tampoco he dicho toda la verdad juju Lo que no vamos a hacer es dejar a Jubei-san pensando en cómo cazaros a la primera de cambio ¿verdad Ko-chan? Nonononono... ya te dije que te cuidaría... ¿verdad?

Y ahora... ¿te apetece conocer a alguien de mi Clan? ¿Quizás a los tormentos? o vamos a hablar con Sanzo-sensei, al que por cierto le debo una respuesta..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3099
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Vie Feb 15, 2013 11:59 am

-No tengo el gusto –respondo sobre la tal Murasaki. Pero me resulta curiosa la contradicción entre una máscara, cuya única función es ocultar, y la alabada belleza natural de un rostro.

-Oh, desde luego, mi señor. El arado es uno de los mayores inventos de la humanidad; en igualdad de condiciones, cuidar el cultivo marcará una diferencia… Pero ni todo el mimo humano puede convertir a un oscuro y fangoso pantano en tierras fértiles de cosecha.

Aunque supongo que llegados a este punto habría que pedir la opinión de un campesino experto
–sonrío amablemente, en tono de broma inofensiva.


-En eso tengo que daros toda la razón, excelencia. Entre depredadores existe una satisfacción instintiva en el acto de “eliminar” de la manada a un individuo débil, ¿y qué mayor debilidad puede haber para un samurái que dejarse cegar por su propia presencia?
En mi opinión, lejos de ser una crueldad, es un placer completamente justificado, Jubei-sama.

-Sabias palabras
–replico, aunque sin especificar si me refiero al dicho sobre héroes y villanos o a lo del dramatismo. Aunque obviamente podría firmar lo primero. Por eso a Sho le funciona tan bien ser su peor crítico.
-El general inteligente, cuando escriba sus memorias no ahorrará hacia los enemigos vencidos elogios. Debidos, claro… -acabo sonriendo de medio lado.


-Oh, siento que el destino me reclama –bromeo encogiéndome de hombros, seguro de que a los embajadores no les extrañará que una Togashi, y menos esta Togashi, haga de su capa un sayo a conveniencia –Ha sido un placer conocerles, mis señores. Jubei-sama, Emi-sama… confío en tener el honor de volver a vernos pronto –saludo finalmente a modo de despedida con una reverencia muy cortés.

-Y yo os lo agradezco, Otsu-sensei… No sabía hasta donde podrían llegar mis escuetos conocimientos sobre agricultura y jardinería sin tener a una experta como Nozomi cerca –bromeo riendo sobre el debate reciente con el embajador escorpión. –En cambio… ¿qué opinión os merece a vos la embajadora Asako, maestra? Se que Yashiko-chan diría que nadie llega tan lejos durante tanto tiempo en esta corte siendo tan amable –reconozco en tono bajo, con una leve sonrisilla socarrona.

-Hum, aún tengo que acudir a saludar a Doji Aki-sama… pero la oportunidad de conocer al Maestro de los Diez Mil Templos no es algo que pueda dejar pasar sin más… Sin embargo algo me dice que en esa conversación a tres voy a entender lo mismo que una vaca mirando a dos jugadores de go…
-suspiro mirando a la mujer dragón con fingido recelo jocoso.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Feb 18, 2013 12:23 pm

"Bueno, eso ya cambiará... te dijo Jubei sobre Murasaki pues ya os haré llamar a través de ella... porque... ¿Estáis dispuesto a recibir encargos en el futuro verdad? Estoy deseando tener un cuadro vuestro de esta colección pictórica..."

Y casi parecía tener un nombre en concreto de musa... casi...

"Oh.... os sorprenderíais.... quizás en el pantano haya oro, no sirva para cultivar pero si para otras formas de enriquecimiento...."

Te replicó despacio Jubei.

"De hecho... ¿quién leería las memorias de un general que no haya tenido cruentas y desesperadas batallas, verdad?"

Añadió este a tu comentario del general.

"Somos así...... de morbosos...."

Y que te lo digan a ti... o mejor dicho, a Aoki Ko, que después de tantas quejas y animadversión seguía siendo la número en su época...


Otsu te sacó en el mejor momento de aquel entuerto y dejó una pequeña risilla en el aire ante tu comentario sobre los jardineros.

"En la corte hay que aprender una regla, la regla de los 10 minutos en las recepciones, si pasas más tiempo de ese hablando con invitados, sino eres un experto, cometerás un fallo imperdonable, acuérdate de eso.

Me lo dijo una vez una cortesana Doji hace ya muchos años... y en todos mis años he podido comprobarlo... Los cortesanos tienden a crear cierta tensión al principio, una tensión que te mantiene a salvo, pero mientras más tiempo pasas a su lado te vas relajando, es lo que ellos pretenden, y ahí es cuando vienen los fallos...

Y digamos que Emi es experta en eso juju"


Enlazó un consejo con la opinión que le habías pedido con una sonrisa pícara.

"Aunque yo no digo que sea igual de peligrosa que Jubei...."

Matizó.

Otsu rió ante tus argumentos y te dio un par de palmaditas en el hombro.

"Bueno, bueno, entonces lo pospondremos a después de que vayas a ver a tu Embajadora, así tienes otra excusa para salir "del círculo" que cree, pues me da a mi en la nariz que no es de las que está más contenta con tu cuadro..."

Te dijo mientras te señalaba disimuladamente hacia donde Aki y yashiko parecían mantener una conversación muy intensa.

"Creo que lo mejor será un chiste para empezar jaja"

Bromeó jocosamente la ise zumi
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3099
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Lun Feb 18, 2013 11:38 pm

-No veo por qué no, excelencia… Seguro que mi señora patrona está encantada con el hecho de recibir encargos –sobre todo con luz y taquígrafos, ni loco voy a donde quiera mandarme un escorpión endemoniado sin carabina.
-Pero espero que no os decepcione un detalle, ya sabéis que no soy un artista de profesión lo que significa que no me veo capaz de pintar cuadros a través de una fría metodología, sin la necesaria inspiración, la cual puede invocarse pero no garantizarse…
Confío en que quien me encargue una obra concreta sepa disculpar esta irremediable limitación, mi señor Bayushi
–explico casi disculpándome, casi, en un tono sincero pero no por ello menos amistoso.

-Bueno, en los pantanos también se puede pescar
–replico encogiéndome de hombros, productivo puede ser –Aunque dicen que en esos lugares suele haber criaturas peligrosas, pese a provechosas, como cocodrilos.
También habría que tenerlos en cuenta para buscar oro en esas aguas negras, supongo.


-En ese caso el morbo es un elemento de supervivencia intelectual, mi señor. ¿Qué interés tendría el relato del general de un regimiento de samuráis al derrotar a un enemigo inferior en calidad y cantidad que huye apenas iniciada la contienda? ¿Podemos aprender algo de todo eso, aparte de la obvio?

Tras decir lo cual, sonreir y dictar los correspondientes saludos formales, sigo mi camino con la Togashi tatuada.
-¿Diez minutos? Vaya, entonces creo que metí la pata con Yashiko-san desde la primera vez que la vi –respondo con buen humor. Pero ciertamente debo haber cometido ya suficientes fallos como para que me colgara de las puertas de Otosan Uchi, de las cuatro a la vez.
-Pero la buena noticia es que sigo vivo, ju. Aunque no creo que tuviese esa suerte con Asako Emi-sama, algo me dice que también esconde aguijones bajo las plumas. ¿Cómo si no ha llegado hasta donde está, y ahora en mejor posición aún que precisamente su colega?

De todos modos Yashiko podrá decirme si ir a ver ese cuadro es una buena idea o si por el contrario es mejor comenzar una retahíla interminable de excusas puntuales, porque este estanque de carpas habladoras, pantano o lo que quiera ser, está lleno de anzuelos, eso seguro.

-Eso me temo –digo sobre Aki –A la mayoría de mujeres de esa familia no les caigo bien –bromeo, dos de tres es una mayoría absoluta.
-Y es una pena…

Oh, os agradecería mucho que mantuviéseis la invitación para presentarme a Su Excelencia Sanzo-sensei en cuanto Aki-sama tenga a bien concederme el privilegio de intentar ahorcarme con su círculo… Me temo que mis chistes son más adecuados para el sentido del humor de Nozomi-chan o Kotoko-sama que no el de nuestra honorable embajadora
–vuelvo a sonreir, aunque es literalmente cierto.

-En fin… Desde aquí dan un poco de miedo –suspiro con una media sonrisa sarcástica mirando la animada conversación entre las dos damas Doji.
-Espero volver a veros en esta vida –añado a modo de jocosa despedida momentánea, aunque espero que tampoco se vaya demasiado lejos la ise zumi, quien sabe cuando podría necesitar el comentario de alguien a quien nadie se atreve a responder por si acaso no han entendido lo dicho.
Despidiéndome de la cual, me dirijo hacia las dos grullas, esperando cuando llegue a que Yashiko me introduzca con la etiqueta que merece la ocasión…
…Y después abro finalmente la bocaza –Arduo es el camino, pero el destino bien vale la pena –saludo de forma amable, expresando una pequeña disculpa por haber tardado tanto en saludar a mi propia embajadora, aunque sea a causa de los demás embajadores que si han sentido el suficiente interés como para pasar junto a mi.
Pero me da igual, no soy tan arrogante como para pensar que una dama Doji no se merezca ser buscada, y nunca lo contrario.
-Es un honor encontraros, Aki-sama –digo con un tono elegante y una reverencia muy marcada, incluso más de lo necesario, que no es poco de por si.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Feb 19, 2013 4:49 pm

"Ooh... si, claro, claro entiendo que no sois un artista todo el día, y estoy seguro que sabremos recompensar el esfuerzo que haga por darnos alguna que otra obra suya... De hecho no se me ocurriría dejar que nadie le encargue nada sin supervisarlo personalmente... o incluso... siendo yo el primero..."

Te dijo este despacio y con voz misteriosa...

"También hay posibilidades en un pantano de engañar, si eres lo suficientemente listo y audaz a un kappa y que te deba un favor..."

Te dijo Jubei como si sonriera. No creías que nadie fuera tan loco para ir a buscar a un devora humanos personalmente... o quizás Jubei si... Después de todo... ¿No eran de la misma especie? (o al menos gustos culinarios...)


Otsu rió ante tu "sorpresa" de seguir vivo y te dijo:

"Tienes suerte, o no han querido usar esa ventaja contra tí o no la sabían, aunque más creo yo que tu patrona no quiso más que no supo jujuju

Emi es una mujer que ha vivido en esta ciudad casi toda su vida... ¿Qué significa eso? Pues que cuando nadas en un estanque tan lleno de pirañas por tantos años sin que te coman a ti... o eres muy cobarde, o eres muy listo o eres tu una piraña peor que otras...

Elije la opción que más te guste, todas a la vez o haz tu propia mezcla"


Te respondió con una media sonrisilla divertida, la de alguien que veía el sarcasmo incluso en eso mismo, en la "lucha por el poder" cuando ella mejor que nadie sabía que... no era eterno...

Otsu se rió ante tu humor jocoso y te respondió.

"A mi me da en la nariz que más bien te gusta empezar de una manera poco ventajosa siempre para que luego tenga más valor el caerles bien...

Siempre haces lo mismo... Seguro que con Yashiko en esta vida tampoco empezastes al uso jajaja"


Otsu asintió a lo de llevarte con sanzo y te dijo:

"Daré una vuelta, en diez minutos, o te daré quince, porque tienes a tu patrona que te cuida, te buscaré de nuevo, siempre me puedes usar de excusa para "salir" de allí jeje"

Tras lo cual te dio un par de golpecitos en el hombro con una enorme sonrisa como si te dijera "ánimo" con ese aire de abuela que, por muy joven que pareciera Otsu la acompañaba.



Yashiko te vio por el rabillo del ojo y te hizo una leve seña, mientras te dejaba espacio, para que te pusieras a su lado, de hecho, al entrar en aquel círculo pudistes notar una extraña presión, como su desde Aki hubiera un flujo de energía arrolladora y pesada que trataba de tragarte, y a la vez al estar cerca de Yashiko te posicionabas en un lugar en donde esas energías no llegaban, pero estaban ahí, a apenas centímetros tuya, fuera de "la barrera" de tu patrona, la cual, con pose elegante sonreía de medio lado ante la adusta y seria expresión de Aki.

Aki se permitió no contestar en seguido ante tu "placer" de verla y asintió simple y escuetamente.

"Le estaba diciendo a Aki-sama que vuestra señora estaba muy orgullosa de vuestra iniciativa."

Algo en los ojos de Aki brilló fugazmente como fuego bajo todo aquel hielo... fuego... ¿o ira? Su expresión no cambio pero ella respondió a aquello muy despacio:

"Para mi hermana... cuidar de un tercer hijo ya le coge... algo mayor..."

Parecía decir que estaba siendo bastante indulgente contigo, algo que no parecía agradarle demasiado.

Te miró a los ojos y te hablo:

"Yashiko-san ha estado tratando de explicarme.... qué se os pasaba por la cabeza para hacer.... eso.... Pero la verdad es que me gustaría oírlo en persona de vuestros labios...

Decidme, Koji-san... ¿Qué os llevó a desnudar a la persona más problemática de la ciudad de nuestro Clan para representarnos delante de los Cielo?..... ¿Qué?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3099
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mié Feb 20, 2013 11:33 pm

No pienso tanto en recompensas, no es eso precisamente lo que me mueve, sino en el hecho de que el encargo tenga algún interés artístico para mi; de ahí lo de que me inspire. Pero bueno, si llega el momento, ya se verá, por ahora tengo de hecho una escorpión como próxima "víctima" así que mis pasos a dar están más o menos calculados.

-No creo que Emi-sama sea una cobarde -respondo, dando por hecho que la verdad debe por tanto encontrarse en un punto intermedio de las otras dos posibles respuestas -Pero me cae en gracia. Nadar entre pirañas, lo sea o no, no quita para ser amable. La cortesía debería ser sagrada...

Pues tenéis razón, ju… La primera vez que la vi mi señora Kamoko-sama me había encargado que la distrajera mientras ella trataba con su señor padre… y mi forma de intentar retener su atención fue “simplemente” confesarle que trataba de hacerlo, y hasta preguntarle el mejor modo de lograr tal cosa…
Bueno, creo que conseguí que el descaro le hiciera gracia. Ahora que lo pienso, puede que siempre se me haya dado especialmente bien decir la verdad… Cosa que a la mayoría de samuráis les molesta y a la vez les atrae
–bromeo refiriéndome al cuadro de Nozomi, y antes de eso a los escritos, pese a que de ellos no puedo otorgarme el mérito conscientemente.
-Pero a Yashiko-chan no parece disgustarle. Debe de estar curada de espanto conmigo –sonrío volviendo a bromear.

-Os agradezco la confianza en que duraré esos diez minutos, Otsu-sensei, y aún más la promesa de que volveréis…
Es una lástima porque Aki-sama me “gusta”, y me gustaría poder conocerla como merece, pero me temo que está demasiado acostumbrada a ver enemigos por todas partes. Espero poder limar esa diferencia entre ambos, poco a poco al menos.


Sonrío y asiento finalmente a su despedida temporal, agradeciendo de corazón el interés que la mujer Togashi se toma en mi, casi como si esa entrañable a la par que sabia abuela fuese la mía propia.

En realidad me da igual lo cortante o incluso aprensiva que pueda mostrarse la dama de hielo, como mi superiora tiene derecho a hacerlo así que, por una vez, no entraré al trapo del sarcasmo o la arrogancia… por mucho que pueda decepcionar por ello a cientos, miles de ancestros sarcásticos y arrogantes Kakita.
Así que si quería atravesarme con esa energía agresiva, no intentaría evitarlo, aunque tampoco piense ceder.
-La maternidad es inherente a la edad física, pero la maternalidad no –respondo en un tono cortés, pero sin obviar que yo no sería el tercer hijo sino, como poco, el quinto –Hay personas que incluso nacen así pero en todo caso, y en mi humilde opinión, reconozco que son una bendición para cuantos les rodean –eso nos incluye a ambos, lo que también es obvio.

-Interesante cuestión, mi señora; aunque al decir vos “representarnos” no estoy seguro de si habláis de la Grulla o de las mujeres como colectivo, ya que compartís ambas bendiciones.
En cualquier caso, es justo reconocer que ni de lejos tenía la esperanza de que este cuadro se presentara ante los Cielos de este modo. Simplemente sucedió; a Otomo Noriko-sama le gustó, y le gustó lo suficiente como para dedicarle un puesto de honor en esta exposición. Así que para responder con merecida exactitud a la parte de vuestra justa pregunta sobre “para representarnos delante de los Cielos” tendría que contar con la colaboración de la susodicha dama.

Dicho lo cual, si hubiera sabido todo esto habría pintado el mismo cuadro, así que supongo que para el caso mi respuesta os valdrá lo mismo, excelencia
–añado en un tono sincero, pero no socarrón, aunque podría hacerlo. No es mi intención fastidiar a Aki sino contestar sinceramente a lo que ha preguntado.

-Mis motivos filosóficos eran netamente artísticos, la reivindicación de una belleza tradicionalmente denostada en lo que me parecía una visión injusta de la realidad, la confrontación ante unos precedentes hipócritas sobre el asunto y el convencimiento de que el arte no puede vivir de cánones asumidos como incuestionables, sino que debe tratar de rebelarse periódicamente contra el orden estético reinante.

Bueno, podría extenderme más en lo que es el arte y la función que debería tener en la sociedad humana, así como la belleza en si misma, la femenina en este caso, y la forma en la que la desnudez además de vincularnos directamente con los dioses sirve de metáfora para desnudar los prejuicios que el ser humano ha extendido sobre si mismo durante generaciones… Como decía podría profundizar en todo esto, si fuera vuestro deseo, pero ya la idea estaría trazada.

Esto sólo respondería a la parte de “¿por qué eso”?, aún queda la de “¿por qué Nozomi-san?”… Pues bien, idoneidad y oportunidad. Lo segundo es evidente, en cuanto le hablé sobre el proyecto le encantó la idea, lo interiorizó de inmediato y se prestó a colaborar con una audacia que en ese momento me habría resultado casi imposible obtener de cualquier otra persona. Supongo que es una de las ventajas de, como decís, ser tan problemática en una ciudad como ésta y haber sobrevivido: la idea de un problema más no resulta desalentadora en absoluto.
Pero por supuesto no sólo se trata de eso, las coincidencias filosóficas eran evidentes no sólo como poetisa sino como artista que primero es bushi y por tanto ofrece una imagen más cruda de la realidad de lo que la mayoría de los académicos se atreven a ofrecer. Ella ya poseía esa rebeldía y provocación que yo buscaba… Un arte apreciado en la ciudad y patrocinado por la propia marchante imperial, sobra decirlo. Pero su fama además me permitía “desnudar” mucho más que su cuerpo, y tratar de mostrar a la Nozomi más… digamos auténtica, en según qué distancias. Esto hace del desnudo algo intelectual incluso, conectando con esa idea de los prejuicios mortales que expuse antes.

Aunque en realidad toda la idea acabó de tomar cuerpo en mi mente después de conocerla, así que no me importa reconocerla como mi musa. Por eso no puedo contestar en realidad un “¿por qué Nozomi-san?” simplemente porque nada de esto habría sucedido sin ella.
Ahora bien, ¿es mi única inspiración? No. De algún modo me siento vinculado al mundo del arte durante toda mi vida, pese a que mi primera opción sea el del iaijutsu… Pero si algo marcó un antes y un después ese honor correspondería a haber conocido a Yashiko-san y su amor por el arte.

Algo me dice que no hace falta ser un zorro para notar que, por muchas razones que pueda daros, no ha sido una obra de vuestro gusto, mi señora Doji Aki-sama… ¿Puedo preguntaros por qué?
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Feb 21, 2013 12:23 pm

"Sin duda la amabilidad debería ser algo obligatorio, o al menos una asignatura en los dôjos, sea de lo que sea jejeje

Pero si, tenéis razón, lo que mejor se os da ser un descarado encantador. Me alegro de que por fin lo hayas logrado."


Otsu se dio cuenta de tu extraña expresión al verte la cara por aquellas palabras y se rió mientras te daba un par de golpecitos en el hombro diciéndote:

"Ko-chan siempre quiso haber podido ser así... era una persona que decía la verdad, como tu, pero que caía mal por ello. Has conseguido ser lo que tu alma deseaba, un punto más para ti en esta reencarnación juju"

Y se quedaba tan tranquila hablando de tales cosas...

Otsu se paró delante tuya un segundo antes de irse y te cogió una de las manos, dándote un leve apretón pero que te transmitió calma, seguridad amabilidad.

"Date tiempo... tu alma atrae a las demás, es fuego... y nosotros polillas ante ella... porque la verdad es así de atrayente y de dolorosa... Pero las personas valientes al final son capaces de ponerse delante de ella y aceptarla y mejorar...

Y yo no dudo que Aki-san es de esas personas...

Déjala a su tiempo... las cosas, te lo digo yo, tienen todas su curso... más o menos lento..."




Aquel primer comentario hizo que los ojos de Aki se entrecerraran un segundo, como si te calibrara, pero más aún, calibrando tus palabras y las sensaciones que iban unidas a su hermana y a ti. La mejor parte de enfrentarte con un cortesano es cuando no mientes y ellos lo pueden ver, no es una derrota para ellos, pero sin duda es un punto a tu favor.

Aki torció el gesto en una media mueca entre la sonrisa forzada y la frialdad contenida y dijo despacio:

"Si..... hay personas que nacen para ser madres...."

Parecía que al menos pensabais en la misma persona, en Kamoko, y al ser los dos de la misma opinión eso te acercaba algo más a su postura, aunque no relajara el ambiente.

"¿Que no os habíais parado a pensar en el hecho de a quien representábais?"

Ahí casi pareció dejar escapar una risa ahogada de ironía.

"¿Recibisteis a Noriko-san en ropas grises y apagadas o en azul y plata mostrando el emblema de nuestro Clan?"

Casi parecía oír "es la escusa más burda que he oído en años" con respecto a que un samurai siempre está representando a su señor desde el momento en el que se viste y sale a la calle.

El rostro de Aki se levantó un poco haciendo que te mirara desde una pose más alzada.

"Pero, su excelencia, ya sabe cómo son los artistas... van más allá de los convencionalismos y de pensar en las normas de la sociedad, sólo tenéis que ver a Sho-sensei, pero eso no implica, ni aún siendo como es, que repudie o trate de hacerle mal al Clan."[/b]


Aki miró a Yashiko, su mirada fría parecía estar molesta, aunque no tenías claro si era porque te defendía, porque lo hacía bien o porque sus argumentos al señalar a otros miembro polémico eran razonables.

La Embajadora escuchó luego tus propios argumentos, del por qué y del con quien, en silencio, con sus ojos halconados sobre ti, como si pudiera estrangularte con la mirada. Sin duda aquella era la mirada de la persona capaz de hacer temer a todos los clanes al estar en su presencia, incluido al Escorpión.

"¿Por qué? Pareció ahora ella hasta divertida por la pregunta Los Kakita siempre sois........ demasiado extravagantes e individualistas, tanto que a veces parecéis olvidar de quién procedemos, a quién representamos y cuáles son nuestros valores..."

Dejo un leve gruñido casi un "tsk" en sus labios tras esto y añadió:

"La casa Doji lleva siglos cumpliendo las normas divinas entregadas por la Dama Doji, normas divinas para el comportamiento humano... ¿Crees que puede agradarnos a todos una muestra totalmente contraria de la buena educación de nuestra madre?

Y no, no hablo del desnudo, solo, hablo de esa muestra tan de mal gusto de transmitir las interioridades de una manera tan..... directa y en contra de toda educación...

Aunque claro, tu musa ya de por sí es conocida por su mala educación... pero pensaba que vos no érais así."





OUT
Esto no lo pongo como pensamientos y como narración pero quiero aclararlo.
Recordemos que en rokugan el sexo totalmente desnudos y hablar de las cosas clara y directa es una falta completa de educación, por eso mismo los Cangrejos son la mofa de la sociedad, porque no saben actuar de acuerdo con esta.
Para nosotros puede parecer una locura, pero no a ellos ni a su cultura, y menos de alguien que basa su escuela y su vida en las enseñanzas de la Dama Doji que son totalmente opuestas a la idea que tu representas
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado