Día 4º.- Noche.- Una nueva Rosa Dorada

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3082
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Jue Dic 13, 2012 10:20 pm

-Así es, no todo el mundo puede comprenderlo -confirmo con un leve asentimiento -Pero por otro lado, si todas las personas tuvieran la misma e inequívoca interpretación de lo que es hermoso, el arte no tendría sentido, Toushi-sama. Después de todo éste suele consistir en encontrar la belleza que a veces nos pasa desapercibida.

Interesante cuestión, las cavilaciones de un hombre como vos, excelencia
-respondo sonriendo de manera distendida, pero no por ello poco interesado en todo aquello -Aunque pudiera escoger, no sabría si prefiero saberlas todas ahora o ir descubriendo cuales de ellas van confirmándose y cuales rechazándose al hilo de los acontecimientos futuros...

Oh, creo que me quedaría con lo segundo; así además tendría la excusa perfecta para volver a hablar con vos de todo esto cada vez
-termino por afirmar con un cabeceo de respetuosa admiración.


-Justamente. Campos de batalla o cortes, murallas o prejuicios; los nombres cambian las ideas no -replico con una media sonrisa muy liviana, de bushi, a la Matsu.

-Realidad en pequeñas dosis, un tratamiento médico que todo individuo con poder debería recibir por orden médica; y aquí hay muchos -bromeo, permitiéndome una ligera risa con una Matsu algo menos... bueno, Matsu -Emocionante si, sobre todo porque en esos casos ya no es necesario conformarse con reescribir definiciones sino que podemos tener la oportunidad de inventar nuevas.
Si no completas, al menos si parcialmente
-sonrío antes de despedirme cortésmente del embajador y de la consejera, emplazándolos de buena fe para futuras charlas. Y al poco igualmente de la propia Shinode, de la que lamento pero comprendo su marcha, ofreciéndole mis respetuosos saludos para que se los ofreciera a su marido cuando lo encontrara.

-Dignidad y no retar a las nubes, ésa es la clave. Los espíritus bromistas suelen aburrirse de quienes no sobrereaccionan... O habría que decir al contrario, adoran cebarse con esos. Cosa que es más fácil decir que hacer cuando se trata de rumores ya no sobre uno mismo sino sobre alguien cercano.
Desde luego, en nuestro caso, si, publicidad gratis
-concluyo encogiéndome de hombros. De todos modos Yashiko no es ninguna advenediza en esto como para dejarse influenciar por algo así; más debería preocuparme por mi mismo, sin duda.


-Soshi Satomi-sama -saludo con una marcada reverencia -Por favor, ¿quien en su sano juicio sería capaz de negaros nada? O incluso falto de él... Además tratándose de algo tan insignificante como mi humilde tiempo -sonrío galantemente, no sin cierta socarronería base.
-El de ella vale más, pero en este caso soy yo el que lo malgasta -añado como si fuera un secreto mirando de soslayo con sentido del humor a mi patrona, cruzando a la torera el propio reojo de ésta. -Creo que ya no tiene sentido reservar la sorpresa sobre quien ha aceptado ser nuestra próxima modelo, Yashiko-san -sobre todo después de haberlo dicho tras el espejo, claro -A no ser que haya venido a darme alguna que otra calabaza tras ver el cuadro de Nozomi-san -comento jocosamente ahora a la Doji. Tendría su cochina gracia, eso no se puede negar.

-Soshi Seto-sama, supongo. Vuestra fama os precede
-digo inclinándome, pero menos que ante la mujer; aunque ahora el Soshi es no-se-qué-de-compañía de la Ama, y eso seguro que reporta gloria por toneladas, así que lo tengo en cuenta -Dadas las circunstancias debo decir que desde que he tenido la oportunidad de conocer de primera mano vuestra obra, soy un admirador de esa sencilla pero tremendamente expresiva manera de celebrar la vida...
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Dic 14, 2012 11:39 am

"Y la corte sería un lugar muy aburrido."

Bromeó el Embajador con media sonrisa picaresca.

"Pues si preferís "la segunda vía" entonces, como veo que vamos a tener una excelente colaboración, ya le iré contando mis cabilas conforme vayan saliendo las oportunidades, pues además estoy seguro que en esta noche añadiré, eliminaré y modificaré mis iniciales, seguro."

Te sonrió este.



"Realidad en pequeñas dosis...."

Meditó Shinode en voz alta pero susurrada mientras asentía levemente como si le hubiera gustado aquella definición, tras lo cual sonrió.

"Los espíritus bromistas son expertos en fastidiar en aquellos que no son capaces de reírse de uno mismo... esa es la gran clave para mantenerlos a raya...."

Y si pensabas bien en esto Kuronuma era la primera que dejaba que se metieran con ella y seguía las bromas. una vez tu madre te dijo que las personas inteligente podían reírse de sí mismas, pero las estúpidas no, pues pensaban que eran perfectas o que el no serlo era indicativo de su inferioridad. Una muestra de estupidez, pues nadie era perfecto.

Y Kotoko parecía seguir esa regla, mostrar que nadie es perfecto, empezando por ella misma, pues no dudaba nunca en bromear sobre sí misma la primera.



"Por supuesto que es un placer para nosotros dedicarle nuestro tiempo...."

Dijo Yashiko antes de dejar en su boca un "aaah..." cuando añadistes aquello que ya había aceptado un trato contigo.

"Sois un autor muy independiente, Koji-san, veo que no contáis conmigo ni para saber quien era vuestra próxima modelo."

Dijo Yashiko con una sonrisa pegada de lábios.

"Cosas de artistas nóveles... qué le vamos a hacer...."

Dejo en un suspiro como si dijera pero Yo te perdono a TI. Hasta eso quería dejarlo claro...

Satomi entonces intervino:

"Si os sirve de consuelo, Yashiko-san, yo creo que ni Koji-san sabía muy bien quién sería su próxima modelo, pues esta obra es bien arriesgada."

Bueno, aquello no era del todo cierto, pero pensabas que Satomi si que sabía que decir alguna mentirijilla de vez en cuando y en buenos casos no repercutía en su contra.

"Pero no os preocupéis, le estaba contando ahora mismo a Seto-kun que estoy muy emocionada por este proyecto y altamente intrigada...."

Seto asintió de manera elegante y dejó una sonrisa de labios pegados en su rostro antes de hablar:

"Oh si.... esta como una colegiala... Espero, Koji-san, que me la cuidéis bien... aunque claro, es un decir, después de todo yo mismo he visto vuestra obra y no me altera reconocer no sólo vuestro arte y nuestra "rivalidad amistosa" nueva por nuestra patrona, sino con la delicadeza con la que está tratada la imagen de la modelo de Nozomi-san... ha sido muy agradable ver por fin como las modelos son algo más que pinturas en un lienzo...

Y para mi es todo un honor que os haya gustado mi... distracción, pues me temo que no puedo decir que trate de constituirlo como arte en sí... es simple y llanamente una forma creativa de expresión...

Vos debe saber bien que los duelistas como nosotros necesitamos más que la katana para liberar todo lo que llevamos dentro...

Así pues, como dije, celebro nuestra "rivalidad amistosa" dentro de los mismos ámbitos..."


La voz de Seto era suave, elegante, con un toque susurrada y grave, era una voz que podría encantar serpientes, pues tenía algo... como su presencia... algo que atraía y asustaba a partes iguales...
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3082
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Sab Dic 15, 2012 11:03 pm

-Supongo que si, eso le quitaría mucho interés al día a día de una corte tan extensa... Pero siempre quedarían las conjuras para motivar a los cortesanos; si hay algo más cierto que la búsqueda de la belleza como cualidad inherente al ser humano, es la búsqueda del conflicto -sonrío con algo de sentido del humor sarcástico; no por él, claro, sino por el pulso con el que late la corte en general. Participes o sólo asistas como espectador, sigue siendo divertido.
-Hace tiempo leí que un hombre iluminado había dejado dicho una vez que el sabio no era aquel que conocía todos los caminos, sino el que sabía reconocer los desvíos equivocados. No recuerdo su nombre exactamente, el abad de un monasterio famoso hace unos siglos, si no me equivoco, pero la frase se me quedó grabada en la memoria; siempre me ha gustado.
Además del honor, será todo un placer contrastar esa opiniones con vos, excelencia
-sonreí amablemente y me incliné a modo de despedida del embajador Ikoma. Un hombre interesante, sin duda.

-Comprendo que el rígido tradicionalismo león les incitara a designar "consejeros" para Toushi-sama. Un hombre como él sería capaz de cambiar cosas, ¿y qué poderoso no teme eso? -comento con Yashiko durante el instante en que quedamos los tres solos.
-Sigo pensando que toda conspiración que se precie de serlo debe tener algún integrante que durante toda la obra haya pasado desapercibido y en el momento de rebelarse haga surgir ese celebrado comentario de "jamás lo habría imaginado"... Pero claro eso tiene que ver más con el concepto teatral de conspiración que con el propio Ikoma -reflexiono observando fallos de "hiperlógica" en ese razonamiento. Al menos si esa palabra existiera... da igual -Al menos le ha gustado el cuadro, y lo más importante, es capaz de comprenderlo... ¿Qué opinión les merece a mis señoras? -pregunto distendidamente.

-Ah, poder doblarse sin romperse como un junco de bambú, Nozomi-san. Esa frase es cierta igualmente para los bushis; incluso para los herreros, pues una espada demasiado rígica y dura no sirve de mucho. Tiene gracia que en realidad nada de lo que suele considerarse implícito de la corte es exclusivo de ésta, pues todo este teatro no es más que el reflejo de la misma naturaleza humana que ha creado todo lo demás
-humana, que no divina. Aunque si hubiera algún purista intransigente cerca no lo diría.


-Admito mi inexperiencia en relaciones de este tipo, Yashiko-sama -contesto con una media sonrisa ligera a la Doji -Soy un kendoka de escuela, no un artista, y en los dojos los senseis siempre suelen decir que, aunque luchemos para otros, debemos hacer el máximo por nosotros mismos... Bueno, al menos los senseis Kakita -reflexiono en voz alta -Así que cuando surgió la oportunidad, y la colaboración de Soshi Satomi-sama es una grandiosa, me decidí a ir por ella al instante... Esperando también, en cierto modo, demostrarle a mi señora patrona que la confianza que había depositado en mi era digna de crédito. Como artista novel, claro.

Así pues, ¿qué mejor momento que éste?... Sorpresa, Yashiko-sama
-añado con algo de socarronería, sólo en parte -Espero que os agrade la idea. Aunque, sinceramente, no se como podría ser de otro modo -vuelvo a sonreir, inofensivamente esta vez.

-Arriesgada tendrá que seguir siendo, Satomi-sensei, pero me es grato anunciaros que ahora puede que un poco menos, ya que Sus Majestades han expresado una opinión favorable. Lejos de ofenderles han coincidido en muchas de las ideas que filosóficamente hay plasmadas en la pintura.
Sólo es un comienzo claro, pero yo diría que ha sido un buen comienzo.

Lo que por otra parte añade una nueva presión para el futuro inmediato
-anoto sonriendo. -Y no sólo por Sus Majestades, ni por la opinión de críticos y admiradores... Kotoko-sama, una de las admiradoras para mi suerte, ha insinuado que los Hanteis podrían no ser los únicos dioses que acabaran fijándose en mi humilde serie... con sus cinco sentidos -me encojo de hombros, porque si ésa es una buena o una mala noticia, aún no lo se, menos después de contar hasta esos cinco, y puede que medio. En fin, quizás la dama escorpión pueda arrojar algo de luz sobre ello.

-No os preocupéis Seto-sama, admito lo mucho que me va en retratar con la justicia que merece a Satomi-sama. Lo que reconozco que es también intrigante para mi, pues en realidad será un proceso inverso del que participó Nozomi-san ya que a ella la había conocido antes, mientras que de mi señora Soshi creo que aún tengo mucho por descubrir. Por eso, aunque ya haya pensado algunas ideas, ni siquiera yo se ahora mismo cual será el resultado final, y eso... ciertamente, es emocionante -asiento dándole la razón a la mujer escorpión.

-Bueno, yo diría que toda forma creativa de expresión es arte. Solemos pensar que para serlo debe ajustarse a unas ciertas normas tradicionales, pero como veréis por la técnica y la temática de este cuadro, ésa no es exactamente mi opinión.

Coincido plenamente en eso también, Seto-sama. El arte es además una manera de "liberar" ese interior mucho más adecuada que otras... que esta ciudad también ofrece. Al menos para un samurai.
Celebro las rivalidades amistosas, abono para la superación personal
-respondo con una sonrisa cortésmente amable.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Dic 17, 2012 11:46 am

"Bueno, el conflicto revela que hay algo en disparidad y que puede haber mejoras, o al menos, cambios..."

Te dijo el Embajador con un cabeceo.

"Oh! Una gran frase, sin duda... Voy a recordarla muy a menudo, pues uno siempre trata de ser más y más sabio."

Añadió con un leve guiño antes de marcharse.


"El León teme perderse en el cambio, aunque a veces parece no darse cuenta que ha estado a punto de hacerlo por no cambiar.... Tienen suerte de tener a Toushi-sama."

Te comentó Yashiko mientras lo veía marcharse con total sinceridad, una tan simple que hasta te llamó la atención.

"Bueno.... tendrás de eso, seguro... pero la pregunta es en qué ámbito te van a sorprender......"

Dejó un "aaah" en sus labios con una media sonrisa hasta peligrosa, como si dijera "a veces las sorpresas no son siempre buenas".... Aunque no parecía ir por el Embajador, era "un hablar general"....


Nozomi asintió ante tu comentario y añadió:

"Somos al final una repetición hasta la saciedad... pero... ¿de qué?"



Yashiko te miró de soslayo casi como si le divirtiera tu "excusa" pues ella parecía haberte calado y entender que por mucho que "no supieras algo" sabías más de lo que aparentabas. Pero no hizo más drama de aquello y asintió despacio.

"Si, ya veo que eres un artista muy entregado... no se te puede reprochar eso..."


"Ah.... No me extraña que le haya gustado a sus Majestades, había magia pura en el cuadro... y mucho amor...."

Que de una manera u otra tenía que ver con aquel enorme ojo disimulado en las filigranas del traje de la Ama con el kanji de amor en él...

"Oh... ¿en serio? dijo despacio y con voz aterciopelada Satomi interesante.... muy interesante.... Pero supongo que aunque no seamos los humanos dioses al menos nos dejará que estemos intrigados por esos sentidos de su serie... ¿verdad?"


Te "pidió" esta con una ceja alzada y un alo de interés.

"Satomi-chan es una mujer con una vida extensa y muy interesante pero a la que paradojicamente se conoce pronto... Pues su alma llega desde el primer momento, su esencia... Creo que ya lo habéis notado..."

Te dijo Seto mientras Satomi le daba un leve golpecito a este con su punta de los dedos como si le reprochara alabarla tan libremente en presencia de otros, por aquello de la vergüenza y el rubor que levemente se pintó en su bello rostro que lo hizo aún si cabía más...

Seto sonrió ante esto y ante tu respuesta.

"Oh...... me alegro tanto que no seáis un inmovilista... Obviamente con vuestro cuadro se destaca pero... vos y yo, como bushis y artistas sabemos muy bien que a veces nuestra creatividad...... es vista de una manera totalmente distinta de lo que en realidad es...."

Aunque no estabas seguro de qué clase de creatividad se refería en aquella ocasión...

"Vamos a ser muy buenos rivales artistas... Koji-san, rivales que se escriben con parte de los kanjis de amigo y enemigo..."

Dijo con una media sonrisa, no de manera peligrosa, sino más bien como señalando que había elegido justamente esa forma de escribir rival.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3082
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Lun Dic 17, 2012 11:48 pm

-Temer al cambio debería ser considerado uno de los primeros síntomas de su necesidad; denota debilidad.
Bueno, ahora nosotros también tenemos suerte de que ellos lo tengan, ¿no?
-contesto con una media sonrisa. Alguien más apegado a las tradiciones absurdas habría sido una traba para los imperialistas grulla, y por tanto también de ese cambio igualmente necesario en nuestra embajada.
Y probablemente no le habría gustado mi cuadro, o se habría sentido más cómodo en esa posición, que todo cuenta.

-No me cabe duda de que las habrá, Yashiko-san, otra cosa sería casi decepcionante
-bromeo asintiendo a su sonrisa peligrosa, aunque yo no estilo de ésas -Que no sean buenas es relativo... podrían no ser buenas para nuestros rivales o, al menos, peores para ellos. Quien sabe, es lo divertido de las sorpresas -sonrío yo también.


-De ecos del pasado, Nozomi-san... de ecos del pasado...
-replico con un leve gesto sarcástico de "saber algo más", pero no lo mantengo más que un suspiro. Finalmente sólo me encojo de hombros, aún con una risilla, pero indefinida en aquel caso como si me hubiera limitado a bromear sobre todo aquello, especialmente de la soberbia de quien cree que tras hacerlo a él, o ella, rompieron el molde.


-Soy un Kakita, nunca creo que se me pueda reprochar nada
-respondo en evidente tono de broma, para animar un ambiente algo más distendido; después de todo la dama Soshi ofrece un aspecto amable y su tigre... en fin los aperitivos son excelentes, esperemos que tenga el estómago lleno.
-Tengo suerte de tener una patrona tan generosa conmigo, mi señora -añado en un tono algo más serio ahora, pero siempre con un sentido extra añadido a cada palabra... o no -No me gusta demasiado hacer planes a largo plazo por la moraleja del cuento de la lechera, que en los bushis adopta un significado mucho más profundo, pero si me concedéis una oportunidad los haré con vos, Yashiko-san. Entre dos debería ser mucho más seguro llevar un cántaro -sonrío cabeceando elegantemente.

-El amor está en el aire, Satomi-sama. Bueno... ya sabéis, ese enorme templo privado a la Fortuna del Amor que Su Majestad ordenó ampliar en su ala privada del Palacio Hantei... seguro que extiende sus bendiciones por toda la colina sagrada.

Oh, no me atrevería a designar sentidos para mi serie, mi señora Soshi, no quiero pisar ideas de otros
-aclaro con un gesto suave y cortés, no afectadamente delicado pero si amable - No, la idea para seriar este proyecto podría ser la personificación en cada cuadro de una virtud femenina. Así de fácil pero complicado a la vez, y sobre todo muy subjetivo. Al final, vista en su conjunto, la serie definiría un ideal de mujer que no coincidiría con ninguna en concreto, ni de este tiempo ni de este mundo, pero todas podrían verse reflejadas del mismo modo subjetivo con el que se compiló esa lista.
El ideal de perfección es inabarcable, quien más y quien menos tiene ya el nombre de su mujer perfecta en la memoria, y no se trata de que coincida con la de todos... Por tanto no sería una cuestión de "afinar" con esa lista, sino de "completar".

Pero como he dicho, es una idea que aún está en el aire, en una fase teórica... Lo que me lleva a preguntarme... si ya que estamos reunidas, serían mis señoras Doji y Soshi tan amables de compartir conmigo lo que ellas consideran que sería la lista de esas virtudes, pues como método de investigación, ¿qué mejor que el de recabar la opinión de las damas más interesantes que llegue a conocer?
No olvido a Nozomi-san, pero ella ya me dió su punto de vista
-apostillo con un gesto de agradecimiento a la Daidoji.

-Si que lo he notado, Seto-sama. Aunque yo no diría que se conoce tan fácilmente si tenemos en cuenta que en un lugar como éste la fama precede a las auténticas personas, y si bien es cierto que cuando conocí a Satomi-sama esta tarde esa esencia de la que habláis se mostró tan cristalina como interesante, sería faltar a la verdad negar que fue toda una sorpresa, lo que demuestra que mi impresión inicial era ridículamente inexacta.
Así que, en términos globales, creo que es más fácil confundir a Satomi-sama que llegar a conocerla de verdad... Ah, pero, aunque peque de soberbia, espero que mañana pueda conseguir a través de mi pintura que ese hecho cambie en la buena dirección. Que esas personas que no tienen la suerte de llegar a compartir su tiempo con esta dama, puedan ajustar sus prejuicios a la realidad, por ligera que sea la variación.
Si ése fuera el caso, no me importa el resto, consideraría el cuadro un auténtico éxito. Y creo que el reto es enorme para una simple pintura, por eso me resulta tan interesante.


Curioso razonamiento del espadachín escorpión. Mi creatividad es una perversión tanto como la suya la de un asesino inhumano, al menos intuyo que eso insinúa. Me sorprende que rechace ser considerado de tal modo -Una obra de arte no es una autobiografía, y sin embargo aporta mucho de su creador. Pero de un modo tan alegórico e incompleto que el espectador que quiere leer algo más se ve obligado a rellenar los espacios en blanco con su propio ser, lo que hace que el reflejo acabe por ser el suyo propio -claro que eso no quita para que yo no trabaje por encargo, así que admiro aquello que retrato. Si Seto siente lo mismo, si admira la muerte como algo hermoso en si mismo, es cuestionable que no le convierta en inhumano.

-Acertada elección de escritura. Si, realmente espero poder disfrutar de una buena rivalidad con vos, Seto-sama. Espero que alguna vez nuestras creatividades artísticas puedan compararse de forma complementaria, como he tratado en este cuadro con los versos de la propia Nozomi-san, dos expresiones distintas de un mismo objeto o en este caso de una misma emoción.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Dic 18, 2012 10:49 am

Yashiko te miró de soslayo como si dijera "que audaz, asumiendo cualquier riesgo" con una sonrisa divertida, quizás como si pensara que era fácil decirlo pero más complicado asumir las cosas como llegaban sorpresas o no.


Satomi rió con elegancia a tu broma acerca de tu forma de ser natural a tu familia y asintió con un leve cabeceo y una media sonrisa pícara.

"Hacéis bien en hacer planes a corto plazo, o al menos a usar la mente de manera ágil, los planes largos, en la corte, sólo les salen a aquellos jugadores maestros que son capaces de componer un plan a largo plazo a base de pequeños planes a corto..."

Te dijo esta mientras miraba a Yashiko y esta asentía con una complaciente y educada sonrisa.

"Oh jaja claro, siempre el amor esta en el aire juju.

Si, muchos conocemos ese templo, yo misma tuve el placer de visitarlo en su construcción... La comunidad religiosa de la ciudad es amplia, pero aún así el núcleo sigue siendo algo asequible, así que nos conocemos todos y disfrutamos de ciertas ventajas..."


Sobretodo de un núcleo de... cinco.

"¿Virtudes? Buena idea... "

Te dijo Satomi despacio como si ella misma te señalara eso de no pisar ideas ajenas con sumo cuidado.

"Pero os metéis de lleno en una discusión también compleja y complicada... El decidir cuales son las 5 virtudes de la mujer que destacan sobre todas las demás, los pilares bases.

Seguro que ya habéis hecho correr el caos en las cabezas de más de una..."


"Lo apoyo."

Sonrió Nozomi ante esto.

"Aunque quizás al final lo más interesante son las que él mismo elija...."

Añadio Yashiko mientras te miraba.

Luego tu propusiste que ellas mismas añadieran las virtudes ante lo cual parecieron pensarselo.

"¿Cuáles tienes por ahora? Para ver si me repito o para ver si puedo matizar."

Te preguntó Satomi.


"En un mundo tan superficial a veces como este y un mundo donde la fama lo es todo para algunos y no es nada para otros... esta clase de cosas, como las que le pasan a Satomi-chan son terriblemente normales....

Desde mi punto de vista creo que quien atienda a rumores antes que a sus propios ojos y concepción.... se merece lo que le pueda pasar..."


¿Por qué a veces las palabras de Seto parecían amenazas veladas? daba igual que sonriera con amabilidad o que no pareciera estar pensando nada raro... era algo de él... algo que te decía que aún un tigre enjaulado era peligroso...

"Es cierto, no es autobiográfico, pero sólo las obras auténticas de arte no son trasponibles a otros autores porque tienen de cada autor algo que las hace únicas e inseparables...."

Asintió Seto.

"Oh.... interesante... muy interesante..."

Meditó seto en voz alta.

"Quizás vuestra obra podría tener un última visión... La belleza es puramente fememina, pero al igual que la mujer, esta en la vid de los hombres tan presentes que algunos de ellos tienen esa faz de belleza..."

[*Te recuerdo que la belleza rokuganí es femenina (como la asiática) por eso un hombre bello posee rasgos finos y "afeminados"]

"De tal modo... no me importaría ser el sexto elemento de vuestra colección y único hombre."

Dijo de pronto Seto sorprendiendo a todos los presentes con su ofrecimiento...
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3082
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mié Dic 19, 2012 8:46 pm

Las sorpresas no se pueden asumir, o mejor dicho no se pueden dejar de asumir. Así que tampoco es aplicable la temeridad, creo yo.
Otra cosa es asumir sus consecuencias... otro cantar; pero bueno mientras tenga mi espada siempre podré suicidarme si no me gusta la mano del destino, ju.

Miro a Yashiko cuando sonríe complacida. Me gusta ese gesto en ella, pero no puedo evitar preguntarme si yo seré uno de esos planes a corto plazo a una sorpresa que asumir.
-Un núcleo que ha llegado lejos, sin duda -respondo sobre el templo. ¿Ha sido antes el huevo o la gallina? Siempre es una pregunta divertida.

-¿Visitarlo en su construcción, pero no luego, cuando se erige como uno de los altares más fastuosos de la ciudad, de todo el Imperio, hacia la Diosa que veneráis, Satomi-sama? Disculpad mi terrible ignorancia si os he entendido mal pero... no alcanzo a comprender ese detalle.

Cierto, Nozomi-san me dió en primer lugar su opinión. Luego Kotoko-sama y después Kuronuma-san. De momento ésas son mis fuentes, pero creo que la calidad compensa en mucho la pequeña cantidad de la muestra. Y aún puede mejorar -añado sonriendo a la Soshi y la Doji.
-Si, me reservo el derecho de escoger finalmente, Yashiko-san -digo con una pequeña sonrisilla -O quizás sea todo lo contrario, que en realidad ya las tenga individualizadas, aunque ni siquiera haya pensado en ello. Veremos, es uno de los aspectos divertidos de la creatividad del arte.

Oh, veamos... Nozomi-san dijo fuerte, flexible y sensual.
Kotoko-sama añade astucia, sensibilidad, feminidad y expande el concepto de fortaleza dándole un tinte más espiritual que físico aún de lo que mi musa Daidoji había expuesto. Aunque ella también iba por ese lado, creo sinceramente.
Finalmente Kuronuma-san coincide, para su propia sorpresa, con la dama Kakita y sólo añade unas correcciones a su lista. Suma independencia a la astucia, y expande el concepto de fuerza de nuevo, como pilar de la familia y desde ésta de la sociedad. Lo que es una interpretación bastante "cangrejo" de la vida -muchos hombres mueren en batalla y sus mujeres se ven con la responsabilidad de criar herederos... como la propia Kuronuma, en cierto modo -y esa variedad tiene un gran valor.

Así que espero que ahora pueda añadir aún más puntos de vista interesantes de parte de mis señoras -preguntaría también cual creen que sería Nozomi ya pintada, pero eso es cosa mía y en todo caso Yashiko mejor no saber lo que piensa a ese respecto.

-Ah, lo olvidaba, la serie no tiene porqué constar de cinco cuadros exactos, así que el número dependerá de la propia inspiración y evolución de todo el asunto -anoto pensativo.

-Desgraciadamente Seto-sama, aunque todos nazcamos con ojos, no todos aprenden realmente a ver -respondo encogiéndome de hombros. Una cosa no lleva a la otra, se puede mirar sin ver nada.

-Gracias por vuestra halagadora opinión -respondo asintiendo cortésmente ante eso de que sólo las auténticas obras de arte... lo que doy por supuesto que incluye a la mía. Pudiendo escoger...

-Hum, interesante... muy interesante -digo llevándome la mano a la barbilla meditabundo sobre las posibilidades de aquello, y también de sus contras. No era eso exactamente a lo que me refería, su propia visión personal de Satomi habría servido, pero ha añadido un factor al asunto que, no por esperado tarde o temprano, es menos llamativo -La belleza es femenina si, y aún así es sobre ellas sobre quienes recaen degradaciones como ese lamentable, y mal llamado, arte de alcoba. Reconozco que mi obra tiene mucho de reivindicación en ese punto, de abrir algunas ventanas para que entre luz y aire fresco en estancias demasiado tiempo cerradas y oscuras, y esa vid masculina de la que habláis no encaja en eso.

Pero añadiendo el asunto de las virtudes... está claro que hombres y mujeres no están hechos de pastas distintas en realidad, y reivindicar lo que hay de femenino en nosotros podría ser un giro muy interesante -creo que decepcionaría a Murasaki-sama, ju, ella dijo que no me interesarían sus "presas"
-Así que, en ese caso... ¿qué virtud femenina representáis vos, Seto-sama? Y, permítanme mis señoras este exceso, podría hacer esta pregunta concreta extensiva a cada una de ellas -explico con una sonrisilla.

OUT: Siento que el post parezca muy pobre... pero es que esto echo polvo de verdad hoy. :???: ;-)
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Dic 20, 2012 6:28 pm

Satomi te miró de cierta manera... parecía haber comprendido el verdadero núcleo de tu pregunta y respondió despacio:

"Luego... las cosas son complejas... subir a la Ciudad Prohibida a rezar no siempre es sencillo, sobretodo cuando hay tantos templos a los que le presto atención y cuando hay tantas fe que requieren de una ayuda... algunas están más cercas y otras simplemente... me necesitan más..."

"Bueno, decidir en eso es algo que "os lo permito"..."

Te dijo Yashiko con una media sonrisa pícara como si dijera "bueno, te haré ese favor, sólo porque me caes bien". Y la gracia del asunto es que no dudabas que pudiera convencer a cualquiera de cambiar cosas que a ella no le gustara.

"Hum.... son muy buenas acepciones... Pensó Yashiko en voz altabastante completa... Y Kotoko-san ya ha dicho al parecer lo que se me habría ocurrido... ¿Vos añadiríais algo más Satomi-san?"

Satomi meditó aquello.

"Bueno, se ha hablado de feminidad, supongo que como creadora de vida ¿verdad? Pero yo lo llevaría un poco más allá, lo llevaría al punto de que es el útero de la mujer no sólo la que crea la vida sino como parte del sendero del karma y nexo de unión con otros reinos espirituales, eso seguro que Nisio-sensei estaría de acuerdo jiji aunque... la verdad es que no sabría cómo reducirlo en pocas palabras!

Hum... Quizás como... ¿Sendero entre vidas? O quizás como... Inicio a la iluminación... Después de todo dicen que todos nacemos iluminados, pero que desde el primer momento en que vemos la luz de esta tierra lo olvidamos, y pasamos el resto de nuestras vidas tratando de recordar por qué comenzamos a llorar tan desesperadamente al nacer, el motivo de nuestra pérdida de iluminación..."



"Bueno, también pasa con otros sentidos, sensei, muchos tienen, o se supone que tienen gusto y no saben apreciar un buen pescado o sake de uno de un zeni."

Sonrió con ironía Seto.

El Soshi pareció encantado que te pareciera interesante su idea y con una sonrisa cerrada de labios, amplia y serpentina dijo:

"¿Yo? El producto del amor de una mujer, claro... Un hijo o el hombre que las ama... los hombres siempre estamos unidos a esa parte espiritual de la mujer y de su amor al mundo... Somos el complementario, por ser siempre el receptor de sus sentimientos de una forma u otra...

Al menos... en su mayor parte ¿no creéis?

Y lo que es más... ¿No sería un giro interesante a los que planteáis? Primero, que el arte desnudo, de cuerpo y alma no sólo ha estado desvirtuado, sino que se revindica sólo.

Y luego, que no sólo es de mujeres.

Para finalmente decir que somos complementarios...

Aunque claro, esa es una visión personal mía, el sensei sois vos... en vuestra obra..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3082
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Vie Dic 21, 2012 10:41 am

Así que "otras" no la necesitan, pienso tras asentir respetuosamente agradecido la sinceridad en la respuesta de la dama Soshi. Porque aunque haya sido todo un ejercicio de vaguedad argumental, sin duda ella sabía que respondiendo de ese modo decía mucho más de lo que podría parecer. No todos esos sentidos forman un grupo heterogéneo, la rama imperial por un lado y la escorpión por otro... aunque Etsuko no acaba de encajar en eso, claro.
Bueno, tampoco hace falta ser un lobo de mar aquí para ver qué aletas son de tiburones y cual de delfín.

-Sólo el artista más afortunado del mundo podría tener sobre él a una patrona que le permitiera tanto -digo con una elegante reverencia ante Yashiko, y una sonrisa impecable mientras la miro a los ojos con la galantería natural grulla. -Después de todo, la integridad artística de una idea es más valiosa que ningún contrato. Vos también apadrináis artistas, Satomi-sama, ¿no estáis de acuerdo en esta reflexión? -añado inofensivamente.

-La feminidad de la que hablaba Kotoko-sama... ella la expresó como algo distinto a ese aura de "debilidad" de las damiselas novelescas en apuros, si no... lo que hay de exclusivo en las mujeres que no poseemos nosotros. No físicamente, ellas, porque en ese punto Kuronuma-san se mostraba de acuerdo, se referían a algo más espiritual, casi kármico; la sensibilidad, el instinto maternal, la intuición... Yo añadiría la belleza, claro, aunque para mi obra sería un error lógico usar aquello que pretendo definir en la definición.

El instinto maternal coincidiría con esa idea de creadora de vida. Aunque ése es un punto que a mi siempre me ha costado seguir, si me permitís la osadía de exponerlo ante vos, Satomi-sensei
-la llamo deliberadamente de ese modo para que se observe que ahora hablo desde la duda, no tratando de contra argumentar -El amor puede ser creador de vida, si, y la mujer lo canaliza... pero también una violación impulsada por el deseo animal de un desalmado puede derivar en la creación de vida. ¿No es eso contradictorio?

¿Decís que el útero femenino es un vínculo con otros reinos espirituales?
-pregunto algo confundido -Con aquel donde esperan las almas que no han logrado alcanzar aún su destino y requieren de otra vuelta de la rueda del karma, supongo... Eso implicaría que los que llegan allí pueden darse cuenta de lo que "deberían haber hecho" en sus vidas anteriores, pero al volver a nacer lo olvidan... -reflexiono pensativo. Supongo que si ahora me dijeran que tengo que arrastrarme a través de un tubo de un palmo de diámetro durante horas a mi también se me habría olvidado ya hasta mi nombre al llegar al otro lado. Claro, es algo más espiritual que eso, porque de lo contrario los niños que nacen por cesárea ya vendrían iluminados.
-Pero si es el origen de una senda, lo intuitivo sería que tendiésemos a dejarlo atrás al caminar... sin embargo los humanos volvemos constantemente hacia la feminidad, la adoramos como ideal de lo que es bello y atractivo.
Si es una senda, no es en línea recta, eso seguro
-medito antes de tener un segundo de iluminación y tener que tragarme una carcajada sin que nadie note nada ante la idea de la forma que deberían tener entonces las puertas del Tengoku.

Pues oye... no es tontería. Si la de jigoku es redonda y oscura, ahora ya se de donde viene toda esa rivalidad... Vale, ni una gilipollez más.


-¿Sensei? -repito encarcando una ceja, antes de sonreir distendidamente -Me temo que no, Seto-sama. Ni siquiera creo que ésa sea una parada de mi destino a medio plazo. Un sensei es alguien que tiene algo que enseñar a los demás, y yo como mucho podría considerarme alguien que tiene el atrevimiento de expresar una opinión.

Tenéis razón, estamos unidos a esa parte emocional de la mujer. Pero eso es bueno y malo, ya que somos receptores, y emisores, tanto de buenos como de malos sentimientos. Me gusta la idea, pero aún habría que pulir ese trasfondo filosófico
-musito rascándome la barbilla mirando al techo del palacio. Caramba, menudos artesonados... los maestros grulla que decoraron este edificio no repararon en gastos.

-Un giro interesante si que sería, desde luego
-además de todos modos incluyendo a Umeko ya no podría decir en voz alta que es un reflejo exclusivista de lo femenino sin que llegara a sus oidos y viniera a arrancarme la cabeza. Pero claro, yo me conformaba con una Matsu, no tenía previsto incluir a un hombre aunque sabía que surgiría el tema en algún momento.
-Somos complementarios, eso sin duda. Así que realmente no creo que se pueda establecer una barrera absoluta, en eso coincido con vuestro argumento, claro. El ser humano en su conjunto es la obra de los dioses y por tanto hermoso en si mismo... pero a la vez la Fortuna del Amor y la Belleza es una mujer, la única mujer entre los grandes dioses; luego la jerarquía existe. La belleza en el hombre es la que tiende a lo femenino, ésa es la máxima... No deja de ser un halago hacia la mujer.

¿Os veis como un halago viviente hacia el ideal de mujer, Seto-sama?
-pregunto con una sonrisa de quien va encajando ciertas piezas filosóficas.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Ene 04, 2013 11:49 am

"Estoy de acuerdo pero a la vez tengo que decir algo en "mi contra" y es que yo, particularmente, tengo la "mala costumbre" ya sea con mis alumnas o con mis artistas de adoptar un papel de madre y protectora que muchos dicen que no me va demasiado, después de todo no tengo ni un sólo hijo carnal, aunque creo que los que lo dicen nadie de ellos me conocen bien."

Te dijo Satomi.

"Lo femenino es bello, sin duda, pero además esta belleza no tiene por qué ser débil, siempre he pensando en lo paradójico que muchos igualen una cosa con otra cuando... ¿No son acaso las flores del ocaso de las cumbres dragón una de las flores más hermosa que se pueden ver y al mismo tiempo sobreviven a condiciones climatológicas más que adversas para muchos tipos de vida?

Yo creo que la belleza está unida a más fuerza de lo que muchos piensan..."


Comentó Yashiko con un interesante dato. Y de pronto pensaste que quizás hasta Otsu tuviera una de aquellas flores tatuadas, pues parecían tener un símbolo muy fuerte.

"Como shugenja, Koji-san, os puedo decir que mi creencia en la vida va más allá de la casuística...

En un mundo en el que los dioses caminan al lado de humanos.... ¿Puede haber algo casual? ¿Incluso si ha nacido de un hecho atroz?

Quizás es el ser humano el que mancha las posibilidades de esa pequeña y nueva vida arrebatándole lo que podría ser y dejándole sólo lo que ellos quieren que sean."


Expuso de pronto esta haciendo crecer la duda en todos.

"las sendas nunca son rectas, Koji-san, y menos las iluminatorias....

Pero mi "teoría" no es tan alocada como parece, deberíais preguntarle a Otsu-sama qué piensa de ello... Pues dicen los rumores que Otsumoko-sama nació iluminada, pues no había olvidado la Gran Verdad, la Pregunta, no la Respuesta de la que ella era parte..."


Otra revelación más interesante de la monje.... rumor o no...


"Tenéis un cuadro material, es cierto, pero mujeres dispuestas a hacerlo una serie y no sólo eso... veo en vuestros ojos los demás lienzos desde el fondo de vuestra mente... Os merecéis ser llamado sensei."

Te replicó Seto, no estabas seguro, no parecía reírse de ti, pero sonaba extraña aquella humildad de alguien a quien llamaban loco. Aunque claro... Satomi era amigo de Seto... Una vez más pensabas qué sería de verdad y de mentira en la leyenda de Soshi Seto...

Seto amplió la sonrisa al ver como su razonamiento iba calando lentamente en ti.

"Bueno........ yo no soy una persona pagada de sí misma, no sé si podría, con la misma claridad que por ejemplo mi primo Nanaki haría, decir que soy un halago viviente para las mujeres....

Pero lo que si os puedo decir...... Koji-san....
su voz, que hasta ahora había sido liviana se volvió susurrada y oscura, pesada y profunda que por halagar a una mujer haría cualquier cosa... en esta y en el resto de mis vidas...."

Un leve silencio quedó en la conversación y de pronto añadió este de nuevo con un tono mucho más liviano e incluso alegre.

"Pero es sólo mi idea, no me hagáis demasiado caso si no lo creéis oportuno."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3082
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Dom Ene 06, 2013 7:15 pm

-El instinto maternal no tiene porqué ir unido al hecho de tener hijos -afirmo reflexivamente, coincidiendo con la dama escorpión en eso. En la Ciudad Prohibida no es difícil darse cuenta de esto, al menos si se tienen en cuenta los rumores -Yo creo que si os va bastante, mi señora Soshi. Después de todo considero que ese instinto tiene que ver mucho más con el amor, al menos una faceta de éste, que con la sangre.
Aunque sea contradecir el lema de vuestro clan en estos tiempos... sin embargo creo que sois lo suficientemente única como para permitiros ese lujo
-añado con una media sonrisa. "Sangre y Oro", no dice nada de amar.

-Yo diría que el problema surge de identificar el concepto abstracto de fuerza con el particular de "fuerza física", Yashiko-san. Es evidente que de lo segundo el hombre está más dotado, como los burros que pueden pisotear sin miramientos cualquier flor
-bromeo sin demasiada trascendencia -Pero como han explicado mis señoras, la fortaleza es algo mucho más amplio.

Me detengo un instante a pensar es esas flores. No las recuerdo. Se que nunca las he visto, pero es muy probable que no hace tanto si las hubiera tenido entre mis manos, pese a todo mi memoria no da con esa imagen.
Al menos la visual, es posible que si las oliera o algo parecido repentinamente notara cierta familiaridad, esos instintos son más irracionales y por tanto más dados a profundizar en el alma... o eso he creido siempre. ¿Habrá de esas flores en Otosan Uchi?
-Sin duda tenéis razón. Me gustaría añadir la imagen de esa flor a mi obra de algún modo... ¿Es posible que algún comerciante disponga de ellas en estas fechas, aquí en la capital? -pregunto repentinamente interesado.

-Efectivamente, se puede llamar perro a un humano, y eso no hará que ladre... O si. Los hombres tendemos a redefinir constantemente la obra de los dioses y tratar de apropiarnos de ella, es una de las causas que me llevaron a pretender reivindicar la imagen que estos le dieron a la belleza mortal en lugar de los cánones artificiales que nosotros hemos inventado después.
Pero, aún así... la idea de la casualidad como motor del mundo es la que permite seguir creyendo en el libre albedrío, y por tanto en el hecho de que nuestro destino no está escrito y por tanto podemos esforzarnos por cambiarlo para mejor.

No me cabe duda de que Otsumoko-sensei está iluminada, se nota por el hecho de que cuanto más claro parece responderte a algo, menos lo comprendes -
explico permitiéndome el lujo de reirme con elegancia, aunque con una nota de sarcasmo -Para mi ese concepto de responder a una pregunta que se desconoce, sin siquiera saber sobre qué se quiere preguntar o con qué objetivo responder... simplemente... choca con mi percepción de la realidad. Si una cuestión, una pregunta, no puede exponerse con claridad precisamente a causa del hecho de conocer la respuesta... -en fin, me encojo de hombros. Pese a lo que me duele la cabeza al hacerlo, lo cierto es que he dedicado mucho más tiempo del que jamás habría creido a pensar sobre todo este asunto.

-Una cosa es deducible de todo esto, en el fondo vos también habláis como ella, Satomi-sama. No como una Togashi, claro, pero si... bueno, ya sabéis, lo demás
-añado con una media sonrisilla. Está claro que el contacto personal con Benten hace algo más que hervirle la piel. ¿Pero significa eso que el resto de sentidos están en ese mismo nivel? Buena pregunta... -Si, le preguntaré -concluyo finalmente. Aunque se que no entenderé demasiado de lo que diga; me preocuparía lo contrario.


Seto es un sanguinario. Sólo hace falta ver el cuadro que enamoró a Yashiko para verlo. Pero eso no significa que esté loco, no al menos en un mundo donde la casta dominante es guerrera, samurais para los que uno de sus destinos soñados suele ser morir en el campo de batalla rodeado de cadáveres de enemigos muertos.
Pero Soshi Seto lo lleva algo más allá, especialmente por el hecho de no tratar de ocultar ese gusto por la sangre, ni siquiera de endulzarlo con supuestas capas de refinamiento y civilización. Yo no diría que es un loco, simplemente demasiado honesto. Puede haber miles con esa misma mentalidad, sólo que ninguno más tiene la experiencia de quien sabe cuentas vidas acumuladas en el filo de su espada.
Un caso entre un millón es una casualidad. O una broma del destino. Da igual, ambos siguen siendo interesantes.
-El arte, por suerte o por desgracia, requiere de reconocimiento, mi señor Soshi. Muchas buenas ideas se han disuelto en el anonimato, así que lo importante no es ver mis lienzos futuros en mis ojos, sino en los de los que lleguen a verlos, y tengan voz para juzgarlos.

¿Nanaki...? Ah si, el hijo amargado por la falta de amor de un padre por su madre. Tan lejos y tan cerca a la vez. -El prometido de Hatsuyo-san, ¿no es así? No se trata tanto de ser un supuesto regalo para las mujeres como un halago, filosófico si se quiere decir. Después de todo el hecho en si sería lanzar la reflexión de que lo que hay de belleza en el hombre es la parte de éste que tiende a la feminidad, ése es el halago.

No tengo por qué disimular que no se de qué mujer habla, ya que anoche todo el público asistente al teatro pudo darse cuenta de lo mucho que escorpiones y grullas ansiaban la mano de Otomo Noriko, pese a no recibir nada a cambio incluso. Pero de todos modos no diré su nombre, no es cortés -¿Qué pensáis que le parecería a ella entonces vuestra participación en mi serie, Seto-sama? -pregunto curioso, es interesante saber hasta donde llega su percepción hacia la dama, que probablemente será igual pero opuesta a la de su némesis.
-Oh, y sólo como una reflexión puramente hipotética para saber hasta donde llega vuestra idea sobre todo esto... así como saber si debo empezar a preocuparme por los pretendientes de Nozomi-chan... ¿os importa si os pregunto qué os parecería a vos la más que improbable participación de esa mujer? -expongo como una cuestión teórica, interesándome en realidad lo que pensaría el enamorado sobre eso, no la posible imagen de la mujer, que técnicamente podría ser cualquiera.

-Bueno, la idea me gusta, lo reconozco. Sin embargo tampoco tiene todo el sentido definirla con excesiva precisión ya que en todo caso sería una especie de cierre, un punto y seguido o aparte, de la serie; y ésta no ha hecho más que comenzar. No os importará en este caso que explicite que Satomi-sama es mi prioridad artística ahora
-sonrío cortésmente.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Ene 07, 2013 11:25 am

"Doy gracias a los Kamis que se me permita ser quien soy aunque no sea nada común."

Te dijo Satomi con un elegante cabeceo.

"Estáis en la Ciudad Prohibida, Koji-san, aquí tenéis todo lo que gustáis...

Hay dos lugares en esta ciudad donde existen esas flores, pues aunque son muy fuertes no es que sean muy comunes. Una es en uno de los Jardines de la Ciudad Prohibida, en el "jardín montaña" y otra... es en el jardín privado de la Embajadora Dragón."


Te informó Yashiko.
No habían casualidades en una ciudad como aquella, ni tan siquiera faltas, pero no sabías por qué aquella flor te llamaba la atención.... sobretodo porque tu en el pasado vistes donde ellas se encontraban... y en cierto sentido tenías curiosidad por saber si pasarían a formar parte de ti o te mostrarían algo que fuistes...

"Un libre albedrío que es más puro y divino que lo creado y llevado a cabo por siglos por el hombre.... sin duda...."

Añadió Satomi.

"Es que el hombre es ansioso por naturaleza, por eso el camino a la iluminación es lento e introspectivo te dijo Satomi además... tendemos a pensar que somos el centro del universo... qué hacemos aquí, qué haremos, qué será de nosotros... seremos grandes? ¿pequeños?.... Preguntamos, preguntamos y preguntamos buscando respuestas cuando no nos damos cuenta que quizás no se base en saber respuestas sino en descubrir que ya las tenemos...

Nosotros somos el resultado del amor divino... somos una respuesta en nosotros mismos... Darnos cuenta de eso es dejar muchas veces atrás nuestro propio ego y vanidad...

Y he ahí parte del trabajo y de lo complejo..."


La Soshi sonrió cuando le dijiste de su "parecido" con Otsu con cierta picaresca y te guiñó un ojo con complicidad.
Y al final dijo...

"Bueno, estoy segura que a muchos les encantaría que me pareciera más a Otsu-sensei o al menos a su forma de vestir..."

O no-vestir. Bromeó Satomi con aquel deseo de todos hacia ella con una picaruela risilla.


"Bueno...... entonces esperemos que el alma de un bushi no permita que sus ideas se disuelvan con la facilidad de otros menos versados en la fuerza de la voluntad...."

Dejó una media sonrisa Seto en sus labios.

"Si, mi afortunado primo. asintió acerca de quien era Nanaki un hombre que ha nacido "de pie" en más cosas de las que jamás sabrá... como tener al amor de su vida ligado a él desde antes de nacer. De manera.... exclusiva....."

Susurró aquello al final con una entonación aterciopelada que ocultaba quizás un resquemor pasado incontable... de cientos de vidas perdidas.

Seto te escrutó cuando hiciste aquella cortés pero insidiosa pregunta, con sus ojos entrecerrados como quien trata de desvelar algo más oculto, con una oscuridad en aquellos ojos que podías notar casi como si sus manos se cernieran en tu mente para abrirla y sacar tus pensamientos.

"Ella... y había pura devoción en aquella palabra, como quien adora a un dios con total ceguera de amor es capaz de ver lo que otros no ven en el arte..... y aún así creo que vuestra pregunta no es lo realmente interesante de ese plausible hecho....

Lo interesante sería si... podríais hacerla que amara ese cuadro más allá de todos los sentidos conocidos....."


Al cuadro. A él.

Seto alzó una ceja ante la siguiente pregunta, ante la posible participación de ella y puso una enorme sonrisa de labios pegados en su rostro, era tan amplia que recordaba a las litografías de relatos imposibles de cambiaformas serpientes que mostraban sonrisa sibilinas y peligrosas hasta puntos insospechados y susurró muy despacio:

"En ese caso...... tendríais que tener mucho cuidado.... pues ya habéis demostrado que sois capaz de mostrar al mundo lo que los demás no ven...... el problema estriba en si los nuevos...... "enamorados" de su posible obra estarían realmente en condiciones de saber lo que ese "amor" por vuestra obra.... realmente.... significa..."

El cuadro no era el pecado para Seto, el pecado estribaba en quien pensara que podía amarla más que él. Algo imposible, algo intolerable, algo por el que pagarían un alto precio quien osara....
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3082
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Lun Ene 07, 2013 11:05 pm

La embajada Dragón es un lugar mucho más tranquilo y accesible que las montañas imperiales, y además seguro que Otsumoko-sensei tiene acceso a ese jardín -Flores del Ocaso... ahora siento una repentina curiosidad que resulta emocionante hasta cierto punto. Si, sin duda en esta ciudad hay de todo. No es Kyuden Kakita, pero no está mal -bromeo con un ligero toque socarrón, disimuladamente divertido.

-Ansiosos, ciertamente. Aunque también podría decirse que, a diferencia de los dioses, los mortales tenemos el privilegio de saber disfrutar de un presente que podría tener o no futuro.

Hay divinidades que aman, pero también otras especializadas en odiar. En todo caso, si los humanos somo una respuesta, significa que la pregunta es tan vaga y ambigua que puede ser respondida de cientos de miles de formas distintas; bajos o altos, buenos o malvados, ¿acaso la cuestión cambia para cada uno? Porque otra cosa significaría que nuestra individualidad no tiene demasiado valor más allá de este mundo, y eso es... desasosegante, cuanto menos.


Pues yo, para llevarle la contraria al resto del mundo, me alegro de que vuestro estilo de vestir sea mucho más clásico que no el de Otsu-sensei -respondo cabeceando cortésmente -Eso arruinaría el interés por mi próximo cuadro -añado sonriendo distendidamente. Aunque la verdad es que en cierto modo el tatuaje de la grulla de Otsumoko fue una de mis primeras inspiraciones para todo lo que de arte ha devenido después.
-Y hablando de eso, he estado pensando sobre variaciones formales para esa segunda obra, si le interesa cierto desvelo de la "sorpresa" para mañana, Satomi-sama. Pero me gustaría preguntarle algo, ¿qué significa para usted un abrazo? En el sentido más amplio de la palabra, en realidad -no es algo menor; muchos piensan que cualquier contacto físico entre individuos es siempre indeseable... hasta que deja de serlo. Pero algunos otros opinan que es un buen transmisor de emociones, muy instintivo, como si los espíritus se comunicaran entre ellos a través de la carne al acercarse uno al otro el de dos personas.


No puedo evitar algo de solidaridad con el resentimiento de Seto sobre la suerte de Nanaki. Por mi mismo, si el destino hubiera sido más amable podría haber conocido a Yashiko antes de que se enzarzara en campañas kamikazes. Aunque la verdadera cuestión es si en ese caso habría podido evitarlo mejor que ahora. O siquiera ahora.
-Quizás falló una docena de veces antes de dar con la "tecla" kármica que le ha permitido nacer de pie esta vez. Antes de aprender a andar todos caemos. -replico encogiéndome de hombros. No vale la pena lamentar las cartas recibidas, juégalas o pasa, es la única decisión que importa.

¿Insidiosa? Nada más lejos de la realidad. Mi interés por conocer a Seto es genuino, no únicamente artística pero eso es por tratarse del famoso Tigre Blanco de Ryoko Owari... ¿era blanco verdad? si, creo que si. Da lo mismo, es él quien odia a uno de mis familiares, yo no tengo nada en su contra.
De hecho seguramente sería un campeón esmeralda bastante interesante, sólo que creo que podría haberlo más.
-Estoy seguro que también es capaz de ver más allá no sólo en el arte -respondo asintiendo con un respetuoso halago hacia la dama en cuestión. Después de todo muchas cortesanas habrían rechazado de plano la posibilidad de convertirse en la esposa de un sanguinario guerrero con una moral tan radicalmente opuesta a la común que roza la inmoralidad social. Pero ella ve algo más, o al menos lo que ve no le asusta tanto como a la mayoría.

-¿Si yo podría hacer que ella amara el cuadro? Supongo que eso dependería de que yo fuera capaz de transmitir algo a través del lienzo que ni siquiera ella, con su visión, hubiera percibido aún en vos. Algo de su agrado, claro -o quizás simplemente algo que se saliera del patrón habitual, quien sabe.
-Pero ese grado de complicidad, el que creo que si transmite el retrato de Nozomi-san, no es algo tan fácil de plasmar.

Los "enamorados" de esa supuesta obra, como los llama Seto, se meterían de lleno en un torbellino que les quedaría grande. Bueno tampoco es que hubiera pensado otra cosa -En ese caso no me sentiría responsable, si he pintado algo que valiese la pena mostrar, de las malinterpretaciones que ciertas personas pudieran hacer, ni lo que eso les supusiera. Como he dicho antes, el arte está siempre expuesto al juicio de valor, y la mayoría piensa que por tener oídos pueden juzgar un poema, por tener lengua un plato o por tener ojos una imagen que han mirado sin ver.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Ene 08, 2013 11:29 am

Yashiko asintió con una sonrisilla traviesa por tu comentario de las tierras Grullas.

"Bueno, buscaremos una excusa como que las quieres de fondo para tu obra para poder ir a verlas acá si quieres..."

Dijo esta.

"Claro, es que los caminos iluminatorios no son cuentas en un ábaco, no hay sólo una forma de hacer las cosas para un único resultado porque para empezar no hay sólo un final del camino... aunque la consecuencia si que pueda ser la misma."

Te comentó Satomi.

Satomi te respondió la broma con una sonrisilla divertida y asintió con un pequeño cabeceo.

"Oh si... sorpresas, adoro las sorpresas, al contrario que a muchos del clan....

¿Un abrazo? Para mi es mucho, la verdad... de hecho creo que es una de las formas de contacto más maravillosa que existen para expresar cientos de cosas y para poner a dos personas en consonancia...

Porque un abrazo es un gesto simple, hermoso, tierno, especial y a la vez puede estar provisto o desprovisto de sensualidad... y estar lleno de simple y puro amor...

Es una de las posturas meditatorias de mi senda ¿Lo sabía? La senda de la iluminación por el amor se recorre mejor con otras personas, y el abrazo es una de las formas que nos acerca a las energías de otros y a sus puntos vitales para ponerlos en consonancia con los nuestros...

Así que vuestra pregunta no es un valadí sin duda..."



Seto meditó tus palabras acerca de las muchas pruebas y asintió despacio mientras decía:

"Un lema Hida pese a las reencarnaciones..."

Cáete en siete vidas, levantate de nuevo en la octava... En realidad eso lo llevaba haciendo muchas vidas Seto y en ese sentido era increíble el poder de las atracciones de por vida y de la fuerza de estas.

Y quizás por eso el mismo karma pudiera irse retorciendo de aquella manera...

Quién sabía cómo era el primer Seto en aquella locura de reencarnaciones, quizás su actual estado era presa de una locura interna, del alma, por la desesperación de no conseguir lo que deseaba...

Quien sabía... era todo mucho más complicado de lo que se podía pensar...

"Si.... algo más.... muchas veces me pregunto qué vera tras esos ojos claros.... es un mundo, seguro, que no es el mismo que el nuestro...."

O quizás que el suyo. Seto habló despacio, con verdadera intriga por el significado de sus palabras y por la mujer que le traía literalmente desde otra vida a por ella.

"Plasmar lo que otros no ven más allá de la carne, Koji-san... no es fácil... he ahí el legado que vos queréis dejar y el instinto o habilidad especial que poseéis...

Pues no dudo que mañana hagáis lo mismo con Satomi-chan..."


Te concedió este hablando muy despacio, como si sintiera el peso de cada una de las cosas que decía, de su importancia.

"Oh... no me malinterprete, Koji-san, en ningún momento creo que la culpa hipotética fuera suya... sino de aquellos que se pudieran meter en una puja de arte sin par sin estar preparados a darlo todo...

No se si lo sabe... quizás su patrona se lo haya explicado, pero en esta ciudad las pujas de patrones y de compradores por los cuadros no son normales... hay unas reglas que no se dan en otra parte del Imperio, unas reglas que dicen que "si no lo das todo por el arte el arte no lo dará todo por ti"..... y eso ha hecho que más de uno que ha tratado de meterse en este precioso y colorido mundo haya quedado tragado por él al no ver los peligros que se encuentran también en este...

Después de todo, en este mundo hay quien piensa que el arte lo es todo y que entrar con sólo medio corazón es un insulto a los demás... Un insulto que puede pagarse caro... sobretodo en la capital..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3082
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mié Ene 09, 2013 5:54 pm

Miro detenidamente a la dama Doji. Quizás no lo sepa, pero acaba de aportar algo muy interesante que había pasado por alto; si hay una idea mejor que ir a ver esas flores, es ir a verlas con ella. Claro que las de aquí estarán llenas de insectos y alimañas que arrastran su vientre, por eso no me planteé la opción, pero visitarlas acompañado por Yashiko sería como unir dos recuerdos a la vez, y eso quizás mejorara el efecto.
Pero incluso dejando aparte ese detalle, pasear con ella por un jardín, cualquiera, siempre parece una buena idea.
-Podemos ir esta noche, cuando salgamos de aquí. Estando en Palacio, un pequeño rodeo para salir de la Ciudad Prohibida no creo que preocupe mucho a la guardia... Y puestos a buscar excusas, necesito verlas tanto de día como de noche -digo señalando levemente al cuadro, o la dirección en la que se que está tras alguna pared móvil. En él he pintado flores de noche.
-¿Qué os parece Yashiko-san, me permitiréis robaros unos minutos más de sueño? -pregunto con una sonrisita muy cortés, galantemente grulla.

-¿Y cual es la consecuencia, Satomi-sama? ¿El mundo iluminado se ve distinto? -pregunto con genuina curiosidad, ¿qué significa realmente eso de "estar iluminado"? Sin contar con que siempre pierdes al escondite, claro...

-Suponía que os gustaría ese gesto. Hace tiempo leí que en su origen el ofrecimiento de un abrazo servía para demostrar que no se llevaban armas ocultas, ya que se abren los brazos y se permite "palpar" a la otra persona y de un modo recíproco... Imagino que por eso a la mayoría de los samurai no les agrada. Pero filosóficamente yo lo entiendo como un acto de confianza, en el que ambas personas demuestran cierta vulnerabilidad a cambio de ofrecer seguridad, calidez y afecto.

Aunque como habéis dicho, dependiendo de cada persona y de las circunstancias, lo que cada abrazo promete puede variar. Recuerdo que vos me pedisteis como condición que ofreciera una imagen vuestra que cada espectador pudiera interpretar como el ofrecimiento de un amor casi personalizado para cada uno de ellos. ¿Podría un abrazo cumplir esa expectativa?
Para aumentar el efecto potencial, usaría un recurso que siempre me ha gustado, el de reflejar en una pintura un movimiento justo antes de comenzar éste, no durante éste. Así que no os retrataría abrazando a nadie en concreto sino ofreciendo o inequívocamente a punto de ofrecer, un abrazo a... nadie en particular, de modo que el espectador pudiera sentirse aún más implicado; incluso la persona a la que va dirigido.

Habría que hacer muchas pruebas, claro
-explico haciendo un gesto circular con la mano -pero la idea sería ésa. Si os parece bien como interesada... y a vos como mi patrona, Yashiko-san -añado involucrando a la dama Doji. Con una mirada cómplice tambien invito a Nozomi a decir lo que piense al respecto y, ya que Seto está receptivo, quizás él también quiera opinar.
-Por supuesto la luz desempeñaría un papel revistiéndoos desde arriba para hacer mención a vuestra vinculación con lo místico... Además de permitirme usar una técnica nada común en nuestro arte, lo que algunos llaman "claroscuro" o "pintar" la luz casi como si tuviera entidad propia.

¿Una meditación? Vaya, y yo que siempre he detestado sentarme a esperar sentir crecer la hierba... si hubiera sabido que podía hacerse así tal vez habría meditado mucho más. O quizás al contrario, quien sabe
-sonrío encogiéndome de hombros. Supongo que esa técnica requerirá que la otra persona sea lo suficientemente especial, y esa oportunidad puede llegar a ser tan esquiva como la propia iluminación en si misma.


Quizás en el caso de Seto, el lema Hida se ha enquistado por si mismo. Levantarse sólo tiene sentido si eso te coloca en una disposición mejor o al menos igual para evitar caer de nuevo; en mitad de un huracón sería mejor quedarse tumbado y echar una siesta hasta que escampara.
Pero si Seto era presa de una locura interna, Notatsu también lo era, y eso ya no encajaba con tanta sencillez. Obviamente ambos se habían ido radicalizando, pero lo más probable es que sus bases ya estuvieran definidas la primera vez. O eso diría yo.

-Cada uno ve el mundo a su manera -respondo filosofando un poco -De hecho es posible que ni siquiera exista "un mundo" objetivo como tal y que simplemente cada individuo viva en el suyo propio. O si no, al menos si que nuestras percepciones modifiquen tanto la imagen de ese mundo real que al final cada consciencia viva más en si misma que fuera.

Más allá, si, pero también plasmar la belleza de la carne que la mayoría tampoco suele ver, confundiéndola con deseo o corrupción, es interesante en si mismo. Negarlo sería cínico por mi parte. El ser humano es bello en si mismo; desde luego no es el objeto sucio que el arte de dormitorio suele mostrar.
Por supuesto modelos interesantes permiten añadir muchas más variables, y por tanto enriquecer la obra de forma exponencial. Me halaga la confianza en el éxito para con Satomi-sama, Seto-sama, pues sin duda es un reto sensacional al tratarse de una dama única de un clan... único
-afortunadamente, sonrío con un toque de sorna de buen gusto. Pero ciertamente el hecho de ser una escorpión le da una dimensión distinta a su imagen, para empezar desde mi propio punto de vista.

-Así que quien quiera un cuadro, pero no esté dispuesto a pagar lo que vale, a amarlo como merece, será "ajusticiado" de un modo o de otro por el mundo del arte en la ciudad, ¿no es eso lo que decís, Seto-sama?
Pero claro, llegaríamos a una encrucijada entonces en nuestro caso, pues imagino que ninguna puja, por alta que fuera, os parecería suficiente de no venir de vos mismo.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Ene 10, 2013 9:39 am

"Bueno... hablaremos con Miaka, es la Seppun menos rígida del lugar, veremos qué se puede hacer...."

Te dijo pensativa con una media sonrisa.

"¿Distinto?.... Hum... digamos que si uno lo desea.... puede ver las cosas que realmente importan de manera distinta... pero creo que eso vos ya lo sabe... Koji-san."

Te dijo esta con una enigmática sonrisa esta en los labios como si supiera de tu aventurilla por el mundo de la percepción extrasensorial...

"Oh... claro que es un buen gesto... un abrazo es muy diferente dependiendo de quien lo de, una madre, un amigo, una amante...."

Asintió Satomi a tu idea con una sonrisa encantada.

"Lo que más me interesa de esa idea es ver cómo demostráis ese movimiento."

Te dijo sinceramente Yashiko pero a la vez como si añadiera "acepto el reto que me sorprenda".

"Si, si, es una forma de meditación muy efectiva en mi senda... quizás... para que su cuadro pueda tomar la forma deseada debería meditar conmigo... Si a su patrona no le importa, claro."

Dijo Satomi con una pequeña sonrisilla traviesa en los labios mientras Yashiko ponía cara de no saber por qué debería molestarle...


"Si... yo siempre me he preguntado cómo ven el mundo los demás... tengo por seguro casi que no es igual que como yo lo veo....."

Y no te quedaba claro si eso era una advertencia de un loco o de un iluminado..

"Oh.... os equivocáis... las pujas pueden parecerme bien... la cuestión es si serían suficiente para ganar la mía...."

Sonrió con una amplitud maquiavélica...


De pronto una persona se acercó desde no muy lejos, Nozomi se había distraído hablando con alguien y esta al final había irrumpido en el grupo, era la Dama Hanashirusato, o Dama Hana, como se la solía llamar.

"Perdonar la intromisión aunque no parecía importarle pero quería saludar antes que fuera imposible al autor. Vengo ex-ta-si-a-da por vuestro arte y descaro juju"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3082
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Jue Ene 10, 2013 8:20 pm

-Miaka-sama -asiento con una sonrisilla satisfecha por la buena disposición de Yashiko a acompañarme, incluso cuando ella probablemente ya ha visto ese jardín muchas veces y las flores que lleva en el pelo, camelias, siguen siendo mucho más importantes para ella que cualquier otra.
Pero yo quiero estar allí, aspirar el aroma de ambas, aunque sea un instante.

-Se que se pueden ver de forma distinta, Otsumoko-sensei tuvo a bien demostrármelo. Pero lo que "realmente importa" es algo tan subjetivo que no estoy seguro de que fuera eso lo que pude vislumbrar; al menos desde mi punto de vista, claro -durante la recepción en la mansión Higshikawa, la primera noche que llegué a esta ciudad. Otsu me permitió ver esos resplandores, recuerdo el de Notatsu, Kirako y el tenue brillo de mis propias manos. Pero ni Kamoko ni Yashiko destacaban, así que aquello puede que fuese lo más importante para el universo, las personas que están a punto de llegar al destino de sus viajes, pero no lo era para mi.
-Bueno, en aquel momento tuvo su importancia desde luego. Como un despertar, si analizo el hecho en si en lugar de los detalles circunstanciales del mismo. Aunque me pregunto si ahora vería algo distinto... -reflexiono en voz alta frotándome la barbilla con un toque de elegancia. Pero bueno, de reflexiones sin puerto al que llegar está el mar lleno.

-En este caso seríais vos quien lo ofreciera, Satomi-sama. O mejor dicho, vuestra imagen a través de un pequeño lienzo que conectara el mundo real con el de los sueños... Así que los que cambiasen serían aquellos que lo "recibieran", merecedores o no, una especie de abrazo universal que cada espectador podría analizar de un modo personal... si quiere, puede o se atreve.
Así que habrá quien no vea más que una escorpión. Y les dará miedo. O una mujer carnal, y les ofenderá. Como hacia Nozomi-san, habrá de todo. Asi que la pregunta sería, ¿estáis dispuesta a ofrecer ese gesto tan valioso de un modo tan indiscriminadamente altruista?

Si he comprendido en algo vuestra filosofía, creo que si. Por eso he pensado en ello
-respondo con una sonrisa cortés, pero animada por la buena recepción de la idea.

-Eso es lo interesante, Yashiko-san. Nunca he puesto en práctica con un fin tan concreto esa técnica, así que tendré que trabajar y analizar muchas posibilidades; eso es lo que me gusta de esta serie.
Pero la idea del movimiento contenido es fantástica en si misma. Imaginen por ejemplo que quisiera retratar a un lancero en una batalla; podría disponerlo sosteniendo la lanza en alto, con una expresión furibunda y enemigos a su alrededor. Todo el mundo sabría que es un guerrero, pero sólo verían el combate que yo hubiera podido dibujar en el espacio del cuadro. Sin embargo, también podría retratar al soldado en aparente reposo, con el asta a su lado, instantes antes de que ese mismo combate estalle. En su mirada de concentración podrían verse a cientos de enemigos acercándose, en la tensión acumulada en sus brazos poco a poco, el inminente ejercicio físico de yarijutsu; en la calma la tormenta. Sigue siendo un guerrero, pero ahora el espectador puede ver todo un mundo más allá de las pinceladas físicas.


¿Se puede conseguir esto con un abrazo? Ju, pues eso espero... Realmente si que habrá que practicar el gesto... -admito mirando de soslayo a Yashiko -pero me temo que no conmigo, mi señora Soshi. Eso sólo me daría una visión muy parcial y subjetiva de lo que busco; como se dice, el historiador no debe contaminar la historia.
Pero contaba con la colaboración de alguien más de su confianza, quizás una criada de cámara, ¿cree que será posible, Satomi-sama?


Pregunto genuinamente interesado, mostrando la inocencia de que no hay nada más allá del arte. Y la verdad es que no lo hay. Puede que no hace mucho Soshi Satomi me hubiese parecido una mujer irresistible, un mal partido pero válida la pena a fin de cuentas; sin embargo ahora no creo que ni siquiera me lo planteara. Ni en mi alma ni en mi cabeza existen ya ese tipo de debates.


-No, claro. No dudo de que será una visión única. Parcial y subjetiva, precisamente única por eso
-De hecho hasta los camareros tendrán una visión única del mundo. Tan única como todas. ¿Es la de Seto más o menos especial? seguramente si, por aquello de haber acumulado tantas experiencias. El problema es que la suya es la menos independiente de todas.

-Tampoco dudo de eso. Ninguna os superaría. ¿Pero acaso eso es importante, me pregunto gentilmente, si no os ofende la reflexión? Hay subastas que gana la puja más alta, pero las hay que tienen un criterio de aceptación mucho más complicado; en ese caso ser "suficiente" o no pasa a ser algo completamente subjetivo.


O al menos eso creía yo. Era supervivencia pura porque de lo contrario sólo un macho de cada generación de cualquier especie podría reproducirse, y esa especie se extinguiría estúpidamente deprisa. El arte también tenía mucho de esa subjetividad.


-Otomo Hanashirusato-sama -saludo inclinándome cortésmente con toda la amplitud necesaria a su estatus que, disquisiciones aparte, es mucho -Estoy seguro de que para vos nunca sería imposible -sonrío.
-Oh, así que os ha gustado... Lo celebro enormemente. Pero, si me permitís la indiscreción, ¿qué parte del mérito le debo a mi arte y cual a mi indiscreción para mostrarlo, mi señora Otomo?
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Ene 11, 2013 8:49 am

"Es cierto... se ven las cosas diferentes pero... el nuevo "código de colores" tiene un nuevo significado que no sabes de primeras....

Quizás ahora, si supieras de qué color es el cielo en "esa realidad" supieras ver otras diferencias..."


Te dijo esta como si te dijera que había más de un cambio y color en todo aquello.

"Oh.... pero no me importa, Koji-san, porque todo lo que vean será verdad y mentira a la vez, verán ese cuadro como me ven a mi... y eso es auténtico.

Lo que espero que es que tras esa visión primaria de lo que quieren ver de mi... puedan ver algo más a través de vuestra obra. Como si le diera un minuto de mi tiempo a todos y cada un a de las personas que vean ese cuadro, un minuto que necesito para cambiarles la opinión que tienen de mi.... por otra, ni más buena ni mejor... sólo otra apreciación...

Eso es lo que me atrae de esta obra..."


Yashiko meditó tu explicación y te dijo:

"Podrías jugar con las visiones dependiendo de dónde te coloques al ver el cuadro, eso podría hacer el movimiento, en un extremo que pareciera una cosa y en el otro otra...."

OUT: básicamente te propone, aunque no existe pero para que lo investigues el manierismo de Rafael.

"Oh, claro, mis flores están siempre ocupadas pero siempre pendientes de mí."

Pareció referirse a sus criadas con un toque personal y cariñoso.

"Si.... hay pujas más complejas... pero al final el ánimo es el mismo, Koji-san... lo que diferencia a los ganadores de los perdedores en cualquier competición se basa en si lo dan todo y si ya se ven ganado... dos cosas muy importantes, foco y sacrificio..."

Hanashirusato parecía encantada con algo... algo que aún no sabías pero que estabas seguro que no tardarías en saberlo, esta te dio un leve tirón del codo para que te acercaras más a ella y con su boca tapada por un abanico emplumado dijo:

"En realidad la pregunta es... ¿qué parte del mérito es pintar un amor casi condenado desde el primer momento por el fuego del odio y que no? jujujuju

No sé si sois muy valiente o muy poco cuidadoso.... habéis desnudado no sólo a Nozomi-san en esa obra jijiji"


Nozomi chasqueó la lengua y meneó la cabeza.

"Ya se lo he dicho, Hana-sama, por mucho que le parezcamos "una pareja adorable" me temo que estamos una vez más ante uno de sus intentos por casarme, que no es que no se lo agradezca, pero me temo que estamos persiguiendo nubes...."

Hana le dio con el abanico en el hombro a Nozomi con el ceño fruncido y dijo:

"¡Pero no seáis pesimista! Oh! que mujer... ¡De verdad que no la entiendo! Con los de pretendientes que ha tenido y a todos me los ha rechazado!"

"Porque, con todos mis respetos, Dama Hana, la mayoría os los habéis inventado."

Dijo con total descaro Nozomi.

"¡Yo no invento! ¡Veo! el mio es el arte de la captación de lo que los demás no ven, yo puedo intuir inicios donde otros no ven nada y ver sus ventajas y desventajas, claro..."

"¿Y no ve mejor a Koji-san con otra que no sea yo, digo yo...?"

Hana te miró de reojo y dijo con una leve risilla:

"Puede, y hay varias divertidas, pero la tuya es la opción que más me gusta."

"Estáis deseando buscarme marido ¿verdad?"

Se rio Nozomi aunque el tema era más bien delicado teniendo en cuenta con quien hablábais.

"¿La verdad? preguntó Hana sin tapujos si respondió tal cual ya sabéis que sois mi artista favorita y que sólo quiero veros feliz."

"Y yo es algo que realmente aprecio, dama Hana, ya lo sabéis, pero sería mejor que dejaramos aparcados el tema de buscarme marido sobretodo si implica ponerle un candado a la nueva sensación del día...."

Hana te miró con cierto disgusto, pero no por ti, sino como si lo que dijera Nozomi tuviera algo de razón, aunque no del todo y al final asintió despacio.

"Bueno.... podría ser.... aunque sigo pensando que pega más contigo que con Kotoko-chan."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3082
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Lun Ene 14, 2013 8:46 am

-Si, supongo que me faltaba práctica. ¿De qué color veis el cielo vos, Satomi-sama? -pregunto con un gesto curioso.

-El arte siempre tiene algo de cierto y algo de ilusión -sonrío, usando el ilusionismo como un modo más alegre de decir simplemente "mentira" porque hay una diferencia, sobre todo de intención -Sacudir los prejuicios, demostrar que vos, y por tanto vuestra filosofía, tiene muchos más matices de lo que la mayoría de las personas llegan a ver a simple vista -reflexiono asintiendo, si no he comprendido mal su indicación -Como filosofía artística no podría estar más de acuerdo con tal fin. Eso es lo que me atrae de vos como modelo, mi señora Soshi -añado con un cabeceo cortés, amable.

-Interesante recurso, Yashiko-san. No lo había considerado... Interesante, si, muy interesante -digo casi pensando en voz alta, frotándome el mentón pensativo por las posiblidades, pero también la dificultad, de aquello.


-¿Flores? Ahm, vuestras sirvientas... Extraña manera de referirlas. Hermosa también por cierto. ¿Sólo admitís a criadas con nombre de flor o se trata sólo de algo más simbólico, si me permite mi señora la curiosidad? -no es que sea algo trascendental, pero al menos lo suficientemente llamativo como para curiosear por la mente de la Soshi. Al final, mañana todo puede ser importante, o nada.


-Siempre hacen falta sacrificios para ganar las grandes pujas, ciertamente -respondo al Bushi otorgándole razón. El problema es, ¿cuanto sacrificio? ¿Ni él ni Notatsu han dado jamás el suficiente, o acaso se han enquistado ambos sacrificándolo todo, a Noriko incluida, cada vez?

-¿Condenado? Bueno, creo que si que sería un amor imposible, me temo que el alma libre de Nozomi-san está fuera del alcance de la mayoría. Pero ésa es precisamente una de las virtudes que hacen de ella alguien tan único... -intento explicar con una sonrisa amable, aunque se que los Otomo suelen ver el mundo como a ellos les da la gana.

Diablos, ¿qué hago metido en esta conversación? -El arte consiste en captar pequeñas "alegrías" que todo el mundo percibe instintitavemente, pero nadie más que el artista logra identificar... Además, Nozomi-san ha conseguido demasiado en la corte de Su Majestad como para que su mano valga menos que un seguro para que su talento permanezca en esta ciudad. Y yo quizás tenga que volver a Kyuden Kakita cuando mi señora Kamoko-sama prescinda de mis servicios... -digo encogiéndome de hombros. Sería cruel decir que se merece un marido imperial, pero desde el punto de vista de estos... En fin, tiene su gracia.

-¿Varias divertidas...? Ehm, pues yo no he recibido ninguna noticia... ¿Kotoko-sama? Oh no, me temo que esa liga me queda muy grande -bromeé, recurriendo a los rumores sobre ella sin decirlos, cosa que quedaría fea aunque la mayoría los haya extendido la propia Kakita.

-Pero decidme, Hanashisursato-sama, espero que no os moleste que aproveche la oportunidad de aprender de alguien como vos... ¿Creéis que la "nueva" imagen de Nozomi-san os hará más fácil o más difícil buscarle un marido perfecto? -todo lo que no sea hablar de mi... Lo malo es que tampoco me atrevo a pedir socorro a Yashiko, no quiero volver a congelarme entre ella y mi musa Daidoji. Quizás ahora me queme.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Ene 14, 2013 10:39 am

"¿Os reiríais si os digo "depende"? se rió Satomi depende del momento del día, claro, no es igual el color del amanecer que el de pleno día jijiji"

"Entonces la halagada soy yo por encarnar esa visión."


Te sonrió Satomi con gesto dulce.
Yashiko te dejó con tus pensamientos y dejó una leve sonrisa en sus labios al verte de pronto metido en tus cavilaciones.

"Ah no... soy yo la que les pone el nombre de flores... Me gusta elegir personalmente a todas las personas que me rodean porque muchas veces lo que trato es de mostrarles otro mundo y otra vida de la que antes llevaban, así que muchas veces les aconsejo dejar atrás cosas que sólo nos dan malos recuerdos y entrar limpios en una nueva vida, así que les suelo "ofrecer" un nuevo nombre como un nuevo inicio...

Las flores son hermosas pero a la vez son fuertes, y se parecen mucho a las mujeres, así que elegí nombres de flores para ayudar a esa clase de personas... Y... Hasta ahora todas han aceptado ji."


Te contó esta.

Seto asintió despacio al hecho de los sacrificios con "esa clase de mirada", del hombre que entra en batalla sabiendo que no tiene por qué volver, de quien realmente piensa que esta muerto...

Una mirada fría e implacable que podía llegar a dar miedo...


"Bueeeno.... no creo que nuestra Nozomi-san piense que ser un alma libre va en contra del amor..."

Dijo la Dama Hana con una enorme sonrisa mientras la miraba a ella.

"No es así y tampoco es como decís."

Le advirtió Nozomi como si supiera por donde iba. La otra chasqueó la lengua y sonrió con picaresca mientras se encogía de hombros en una especie de diálogo en silencio entre ellas.

"Sin duda vuestra obra va a hacer que nuestra querida Nozomi perdure más que muchos en esta corte."

Te dijo esta otorgándote lo que parecía un cumplido sincero.

"Si... mi culo para la posteridad...."

Se rió Nozomi haciendo que la Dama se tapara la boca con un abanico y no mostrara si sonreía o le desagradaba tales palabras, pues sus ojos estaban fijos, estáticos y sin mostrar ni un sentimiento. Hasta aquel momento no te habías fijado, pero Dama Hana tenía dos expresiones muy diferentes, sus ojos ocultaban todo y no decían nada y su boca decía lo que quería... ¿A qué parte hacerle caso? Estaba claro que no se llegaba a ser Dama de la Ama por nada...

"¿Grandeee? Oooh... tenía entendido que le habíais caído muy bien a la primera, y apenas nadie le cae muy bien a la primera...."

Se quejó Hana del asunto de Kotoko como si tratara de ver algo más... o quisiera verlo, a saber...

Hanashirusato, como la polilla que queda prendada del fuego, te miró muy atentamente ante tu pregunta y dejó una sibilina sonrisa en sus labios.

"Bueno... en realidad es algo más complicado... a Nozomi-san no le faltan los pretendientes... ¿no os lo había dicho? Quizás no tenga muchos en su Clan... pero el resto del Imperio la adora...

Lo que quizás pase es que quizás gracias a vuestro cuadro vuestro Clan se percate, por fin, que si deja escapar a Nozomi-san del Clan su arte y su legado se irá con ella a la familia que haya tenido buen ojo en quererla para ella.....

Quizás el Clan que aprecia más que nada el arte por fin aprecie a una musa de este como es debido... Sino... como habéis dicho, quizás sea la familia Otomo, la que la ha apoyado desde primera hora, la que tenga que hacerse cargo de ella, para los restos, para que siempre esté en la Ciudad Prohibida con nosotros....."


Dijo dejando entrever que entre los Otomos había más de un interesado en ella maritalmente hablando...
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3082
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mar Ene 15, 2013 12:10 am

-Claro, el amanecer es más dorado que el mediodía. No hace falta iluminación para ver eso, aunque se puede perder la poca visión que se tenga mirando demasiado tiempo la de Dama Amaterasu-kami. Aún así, sabía que diríais "depende" -replico riéndome de su broma. Porque ha sido una broma, ¿no?

-Oh, me temo que no. Vos encarnáis esa visión a causa de vuestra naturaleza... Me gustaría otorgarme el mérito de haber dicho un halago hacia vuestra persona, mi señora Soshi, pero lo cierto es que no es más que la verdad. El halagado soy yo por recibir la confianza de que pongáis esa imagen vuestra en mi pincel -sonrío cortésmente amable, con ese toque de elegancia grulla que siempre nos hace especiales. O al menos a nosotros nos lo parece.

-¿Un nuevo nombre y la entrada a una nueva vida? Para que luego digan que no tenéis hijos, Satomi-sama... -con esa base, me pregunto como podría una de esas mujeres rechazar el ofrecimiento de la dama, nombre incluido. Es lógico que todas acepten.
Lo curioso es que por lo que dice parezca que sólo tiene a chicas empleadas; ¿ni un jardinero, ni un albañil? Las damas samuraiko sólo admiten a mujeres entre sus criadas cercanas, pero eso no significa que no pueda haber incluso familias enteras trabajando en las grandes mansiones. Bueno, es curioso como mucho.
-¿Tenéis una Flor del Ocaso, mi señora Soshi? -pregunto interesado, resultaría de un simbolismo divertido.


-Gracias, Hanashirusato-sama -agradezco el cumplido inclinando la cabeza respetuosamente -Pero es el mérito de Nozomi-san el que siempre le ha hecho destacar, yo me he limitado a preservarlo en un medio que sólo es tan admirable en la medida en que lo es ella.

Bueno, Nozomi-san, ¿acaso no pueden los niños nacer de... espaldas, y es considerado igualmente una bendición? Que tú entres de ese modo en la posteridad sólo es un... buen comienzo. Como todo nacimiento
-añado enseguida, para que no perdure un doble sentido sarcástico demasiado tiempo.

-Puede que le haya caido en gracia, para mi suerte. Pero es porque somos de la misma familia y, como dice Kuronuma-san, tenemos un sentido del humor ciertamente parecido en algunos casos
-sonrío levemente -Oh, pero como os digo, me temo que es un interés platónico, por la novedad de una nueva Rosa Dorada.
Además yo diría que mi señor daimio querrá atraer con su mano a una personalidad importante a la familia... y la mía ya la tiene
-concluyo finalmente, exponiendo que no hay caso posible, a mi humilde pesar y bla bla bla. Y eso sin contar los rumores, espero no tener que recurrir al juego de la propia Kotoko.

-Si que me lo había dicho, aunque no usó la palabra pretendientes. Simplemente que la adoraban...
Si mi cuadro es capaz de conseguir un beneficio como ése, me daré por más que satisfecho. Sin duda Nozomi-san es un tesoro del clan. No me la imagino... no me la quiero imaginar, vistiendo ningún otro color... el azul le sienta tan bien... Y por si fuera poco, se rumorea que hay grandes planes para ella en el futuro de la embajada, y sería una lástima que se los perdiera, ¿no te parece, querida?
-pregunto con un gesto sereno a la Daidoji.

Otomo Nozomi... hay que reconocer que tiene fuerza, pero sólo de pensarlo me da un escalofrío. Daidoji sigue sonando mejor. Quizás a Hana le parezca trivial, pero dudo que Nozomi quisiera separarse de su amado jardín, ni de la libertad y la paz que le transmite, por muchos que haya aquí arriba, no tienen ni punto de comparación.

No puedo dejar de lado a Hanashirusato como si nada, menos aún después de lo sucedido en la fiesta de anoche, pero no puedo evitar pensar que lo que a ella le interesa... a mi no, dicho con elegancia. Supongo que se aburrirá pronto y seguirá fustigando a la pobre Nozomi con sus visiones de casamientos.
Yo aún espero encontrar el momento para poder tratar de conocer un poco más a Doji Aki, pese que no abandonaría a la Otomo descaradamente por ella, por si acaso. Siempre usaría a alguien de parada intermedia... Kamoko, por ejemplo. Kirako, Kohane... vaya todo "K" qué cosas.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Ene 15, 2013 11:20 am

Satomi se rió bajito y de manera encatadora ante tu respuesta y te guiñó un ojo con descaro y picaresca.

"Entonces dejaremos en tablas el "placer" de ambos."


Te concedió amablemente con una sonrisa en sus labios humilde.

"Oh... buena pregunta, pero me temo que la respuesta es que no, aún no tengo mi Flor del Ocaso, mis niñas tienen nombres de flores que se les parece pero aún no tengo a mi servicio alguien tan....... peculiar..."

Dijo esta con voz suave y melódica, casi como si lo deseara.



"Que yo "nazca" de ese modo es una curiosidad que de por seguro se convierte en la anécdota que se cuenta en todos los cumpleaños venideros, ya verás."

Se rió Nozomi.

"Si tenéis un sentido del humor parecido entonces estoy deseando verlo... quizás deba pasar más tiempo con vos, nueva Rosa."

¿Por qué aunque no lo decía o parecía no decirlo como una amenaza te sonaba así? ¿La atención de la Dama Hana? No, gracias...

"Pero tenéis razón en una cosa, la Gran Madre me tiene dada claras instrucciones de qué clase de hombres son los únicos aptos para pretender a las dos Damas, tanto a Kotoko-san como a Kuronuma-san..."

Dejó en el aire como si dijera "que aburrido, a menos opciones menos cosas interesantes que pueden surgir..."

Nozomi os miró a los dos con un gesto de "a mí por qué me meten en estos líos" y pareció leerte la mente en tus pensamientos, así que de pronto dijo:

"¿Y no sería mejor que hablarais con Togue-sensei de sus cinco preciosas nietas? esas no tienen tantas restricciones, aunque no es que sean fáciles... y he oído cosas..."

Hana puso cara de "¿¿en serio???" Y miró en derredor buscando a las mencionadas, las cuales no sabían quienes era, y sin dejar pasar mucho tiempo se disculpó para ir a "saludar a más gente".

Nozomi sacó su pipa mientras la veía marchar y dijo:

"Mientras se la tenga ocupada y sin algo que la haga centrarse en fijo no es muy peligrosa, el peligro viene cuando se centra...

Entonces es de las personas que más me dan miedo en esta ciudad...

Bueno, te he visto mirar a todos lados... ¿Vamos a saludar a alguien en concreto?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3082
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mié Ene 16, 2013 6:06 pm

-Tablas es un resultado muy apreciable jugando con los maestros -respondo con una amable elegancia, tras apreciar su encantador gesto con una sonrisa.

-Hum, lástima... Bueno, en realidad estoy seguro de que cualquiera de vuestras flores es capaz de sacar el cariño de vos que requerirá el retrato, de lo contrario no formarían parte de ese jardín. Sea cual sea su naturaleza, siempre se establece una relación muy especial con las flores que uno mismo cuida, eso lo se bien -Nozomi y sus rosas, flores de noche y demás eran un buen ejemplo de ello; pero recuerdo claramente que cuando yo era pequeño me encapriché de hacer "mío" uno de los mandarinos que adornaban el jardín, así que lo regaba personalmente y ninguna otra fruta de ningún otro árbol me supo nunca tan dulce.
Tan ambiguo es el mundo samurai; despreciamos a castas enteras de personas y nos encariñamos de árboles.


-Eso tiene fácil solución, querida -contesto a la Daidoji con una amplia pero controladamente delgada sonrisa -Haremos que este cuadro no sea una anécdota en tu existencia sino el comienzo de tu propia serie, cada uno en el momento oportuno. Aún quedan estrofas sin revelar -insinuo sobre el poema de su piel, aunque no es más que una forma de hablar de su propia persona -y cuando el público prueba algo que le gusta, siempre acaba deseando más.

Aunque quizás para entonces tenga que lidiar con tu marido
-añado a modo de nota sarcástica hacia la bushi, pero como un halago para la Otomo, dando por hecho que si se empeña en casarla lo logrará incluso tratándose de la indomable Nozomi.
Lo que puede que Hana desconozca es que eso será solo cuando la poetisa quiera, seguro.

-Bueno, eso no necesariamente limita las opciones, Hanashirusato-sama. Veréis, creo que se lo que diría Kotoko-sama a eso con su típico sentido del humor, y es que la Gran Madre sólo ha limitado a los posibles hombres aptos... Desde luego yo no me atrevería a decir algo así, pero al menos le daría la razón en una cosa, con restricciones y todo sigue siendo un rompecabezas interesante -en el fondo ésta también es una pequeña muestra de mi propio sentido del humor; los deseos de los Otomos no pueden contravenirse demasiado tiempo.

Pero la parte gratuita de la actuación ya llega a su fin, así que me parece suficiente y no dudo en seguirle las intenciones a Nozomi cuando pone el anzuelo necesario para desviar la atención de la dama. No se quien es ésa tal Togue-sensei, pero casi me siento culpable. Casi.
Acepto la disculpa de Hanashirusato con un cortés lamento por su marcha y todo lo necesario para mostrar una etiqueta perfecta, lo que se esperaría de un grulla cuanto menos. Después sigo hablando con mi musa Daidoji.
-Justo como una tormenta, ¿verdad? Mientras esté dispersa sólo son nubarrones, la cosa se pone fea cuando todo esa energía se concentra en el tiempo y el espacio...

Oh, por cierto. Si mutas en serpiente y te vienes a vivir aquí arriba, me ofrezco para hacerte el favor de quedarme con tu casa... Así podrás ir a disfrutar tus jardines cuando quieras, y yo esas termas -bromeo con deliberada sorna.

-Pues ya que lo dices, si. Y te va a encantar; la jerarquía es la jerarquía así que las normas dictan saludar a Doji Aki-sama
-explico con una media sonrisilla; además es obvio que por Kamoko tengo intereses particulares en la embajadora, tanto políticos como casi "familiares"
-¿Qué les parece a mis señoras? -pregunto con encanto, incluyendo a Yashiko por si ella desea unirse a la expedición, cosa que supongo dado su exquisito manejo de los tempos de la corte, salvo que haya encontrado un objetivo más interesante. Y de paso me vendrán bien ambas si consigo que entretengan a los que seguro estarán rodeando a la Doji para conseguirme algo de tiempo más personal con la dama de hielo.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Ene 17, 2013 11:53 am

"Si... vos mismo lo veréis mañana, como decís, no hay jardín más hermoso que el que uno cuida con esmero y dedicación personalmente..."



"Estoy deseando que llegue ese momento... Los poemas son mejor con más de una estrofa..."

Sonrió Hana mientras asentía a tu comentario. Estuviera más o menos loca, lo que era claro es que Nozomi le caía realmente bien y no lo ocultaba. Al parecer era un sentimiento común entre los Otomos hacia tu musa.

"¡Lo es y en eso mismo estriba el arte del casamiento!"

Te dijo esta con una amplia sonrisa, a Hana le gustaban los retos, no la desmotivaban...

"No lo sabes tu bien... Este invierno ha sido terrible, hay muchas tramas cortesanas, cierto, pero el día sigue siendo demasiado largo para alguien con una mente tan rápida... fue un caos...

Pero esta primavera hay tanta gente y tantos eventos que está como una adolescente juju mucho mejor, como te digo, pues cuando llueven flores en la aldea... Puede que sean flores carnívoras... a saber!"


Asintió Nozomi mientras la veía marcharse.

Nozomi te dio un puñetazo en el hombro, no muy fuerte pero lo suficiente como para dejar claro su "Noooo!!" a eso de darte su casa y se rió mientras decía:

"Lo único de lo que me arrepiento de llevarme tan bien con ellos es esa terrible posibilidad! Pero los Kamis quieren que si en esta nueva "Grulla" tengo un sitio que antes no tenía con gusto me quedaré en mi casita!"

Yashiko acababa de despedir a Seto y a Satomi cuando asintió a tu idea.

"Me parece una buena idea... aunque parece que vamos a tener a uno de los "detractores" justo cuando vamos a verlos..."


Hizo un gesto yashiko mostrando que en aquel momento era un cuarteto el que Aki formaba parte. Estaba tu señora Kamoko, estaba Asahina Yue y estaba el co-Embajador Fénix en el grupo...

"Kondou-san aún no sabe de la opinión de la Ama, aunque sabe la de Noriko, por eso no va a empezar con mucha fuerza, pero esperate más de una alusión, juego de palabras y alguna que otra indirecta... "

Te advirtió Nozomi.

"Y si te comparan con su primo, tu, ni caso, se supone que eso es un rumor."

Dijo de manera picajosa Nozomi haciendo que Yashiko frunciera el ceño mientras ibais para allá.

La primera en acercarse un poco para abrir el círculo y dejaros entrar fue obviamente Kamoko, la cual te tomó de la mano con una enorme sonrisa en la boca y te dijo:

"A este paso me van a reprochar que ocupe tu tiempo custodiándome en vez de pintando, querido Koji...

¿Conocéis ya a quien me acompañan?"


Se ofreció esta a hacer las introducciones de quien te faltara de conocer.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3082
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Jue Ene 17, 2013 8:58 pm

-Espero verlo -contesto inclinando la cabeza amablemente -Ahora, me resulta lamantable pediros esto, pero me temo que debo apelar a vuestra compasión para despedirme por el momento de vos, mi señora.
Lo malo de todo esto es perder la libertad de dedicar mi humilde tiempo sólo a quien me gustaría. Ha sido un placer escuchar vuestra inspirada primera impresión sobre mi obra, y ya espero que sea el momento de ampliar los límites de ésta junto a vuestra persona.
Con vuestro permiso, volveré a veros mañana, Satomi-sama
-me despido realizando una marcada reverencia elegante. No me importa pensar exactamente como de aguda debería ser según el estatus, alguien como esta Soshi se merece el máximo de respeto.

También me despido de Seto, claro. Aunque él no requiere de tanta ornamentación. Algo más marcial sirve, igualmente cortés pero ajustado a la etiqueta bushi, que siempre tiene un punto o dos de pragmatismo añadido.

-Bueno, debo advertir que todo dependerá de la evolución de la propia serie. Estoy convencido de que ésta me volverá a llevar a Daidoji Nozomi, pero las circunstancias de esa nueva inspiración... en este momento, incluso a mi me son desconocidas. Puede que incluso radicalice mi estilo y la retrate vestida -bromeo con cierto sarcasmo sobre mi mismo esta vez.

-Los rompecabezas, como los acertijos a fin de cuentas, son un arte muy interesante, mi señora Otomo. Filosóficamente tienen mucho recorrido; teóricamente todos tienen solución, incluso los que parecen imposibles, si pretenden entrar en la categoría de la que hablamos, pero basta con una pequeña traba añadida deliberadamente para enquistar su resolución. Por eso yo siempre he pensado que tiene tanto mérito resolverlos como ser capaz de verlos... en toda su auténtica extensión.

Pasado un instante, también toca despedirse de la dama de las tormentas perfectas -Permitidme la osadía dedeciros que ha sido un placer conoceros, dama Hanashirusato-sama. Espero que encontréis vuestro acertijo perfecto -añado a modo de cumplido, como uno de esos buenos deseos, aunque en realidad tiene un significado algo más profundo que probablemente no verá, enfrascada ya en enredar a las nietas de esa tal Togue que Nozomi le ha mentado.

De todos modos es mejor que piense en cualquier otra cosa antes que en Notatsu-sensei. Bastante ha estropeado ya la posibilidad de darle a esa trama un desenlace definitivo, aunque no puedo evitar preguntarme si ese tipo de injerencias no forman parte del ciclo inacabable. Después de todo, cuanto más brilla una luz, más y más grandes polillas acuden.

-Pero Otomo Hanashirusato-sama tenía razón en una cosa; no te ofendas pero si ahora eres una pieza codiciada, cuando tengas un sitio en la nueva Grulla -no digo "si" sino "cuando"
-lo serás aún más, y quizás no siempre puedas rechazarlo con una sonrisa socarrona, ovejita -anoto sonriendo yo de un modo deliberadamente divertido por picarla. Pero tengo razón, no se tratará sólo de ofertas de Otomos deseosos de añadir una poetisa deslenguada a su colección de extravagancias, sino que podrá entrar en los planes de la nueva embajadora, y cuando tenga ese lugar de privilegio en la embajada, no podrá pasarse por el forro del kimono las políticas del clan en la ciudad.

-Hum, Kondou-sama... En fin, si tengo que responder insinuaciones es mejor hacerlo sabiendo que él mismo se "retractará" de ellas más pronto que tarde. Jugar con ventaja le da una dimensión mucho más divertida aún al sarcasmo -por eso las serpientes sonríen siempre, supongo.
-De todos modos es un estorbo... la embajadora Doji es demasiado fría y calculadora como para resultar interesante cuando está en presencia de oidos indiscretos -replico a Yashiko poniéndole "ojitos" ¿me harás el favor de llevártelo a pastar, Yashi-chan? ¿porfa, porfa, porfa...? Puedo seguir así toda la noche... , sonrío finalmente con descaro, sin haber pronunciado una sóla palabra.

-Si, lástima -replico sobre Kitashi. Es un fastidio que sólo sea un rumor y por tanto no poder sacarlo, porque venir a cuento, viene. Por cierto está claro que a Yashiko no le hace mucha gracia el asunto... supongo que eso me da puntos sobre su señor primo. Ronda uno, gano.

Eso deja a Yue, porque Kamoko obviamente no es ningún estorbo -Nozomi-san, ya que está ahí Yue-sama podrías aprovechar para consultarle ese problema que... ehm tenías con... ya sabes, aquel espíritu de... algo... Demonios, jamás pensé que me arrepentiría algún día de dormirme en las clases de "historia folclórica, mitos y cosas raras que dan miedo"
En fin, ¿te importaría hacerme un favor y tirar al noble Yue-sama por un balcón? Se supone que no podrá defenderse
-sonrío con "metafórica" malicia. Además así no tendrá que soportar a Doji Aki demasiado tiemp, no creo que ninguna sea santa de la devoción de la otra, precisamente.


-Quien se atreva a reprocharos algo se encontrará con mi pincel en su cuello, mi señora Kamoko-sama
-replico con una sonrisa de mil kokus mientras me inclino ante ella en una reverencia galante y florida, con el característico estilo marcial repleto de "licencias artísticas" con el que los duelistas Kakita lo hacemos todo, sosteniendo su mano con fiel devoción.
-Conozco a la noble embajadora Doji Aki-sama, por supuesto. Y a su erudito cosejero espiritual, Asahina Yue-sama -saludo inclinándome ante ambos, por supuesto más ante la dama, aunque ni de lejos me atrevería a tomarle la mano. A Yue ya podrían matarme antes de eso. -Es un placer y un privilegio volver a ver a mis señores en un evento aquí en la Ciudad Prohibida -admito con amable sinceridad.
Eso deja como desconocido a Kondou, sin necesidad de decir algo impertinente como ¿Quien es este chico? Así que espero a que Kamoko realice las formalidades.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Ene 18, 2013 10:06 am

Las despedidas sólo son nuevos comienzos en nuevos lugares y con nuevas personas, dejando detrás a tres personas tan distintas como Satomi, Seto y la Dama Hana empieza un nuevo juego.

"Quizás mi muerte poética esté cerca ¿no crees? En la paz tras la guerra los bushis se quedan ociosos y aburridos, en la paz tras la corte una poetisa de lengua viperina se queda sin trabajo....... Bueeeenooo.... tengo mucho que hacer en mi jardín, tampoco es que me importara tomarme un descanso."

Te dijo Nozomi mientras pensaba en infinitas posibilidades, aunque que una mujer como ella se quedara callada era casi imposible...

"Por eso la corte es tan divertida para quien lo saben todo y tan terrible para el resto...."

Te sonrió Yashiko haciendo que pensaras que parte del hecho que Kotoko estuviera siempre tan despreocupada podría ser por eso o... bueno, estaba claro que Kotoko fuera como fuera estaría siempre despreocupada....

Luego te miró de reojo la Doji y asintió despacio a tu petición como si dijera "ya me inventaré algo", y sabías que lo haría rápido, fácil y bien, mira tu, que suerte el contar con ella de tu lado...

Nozomi te miró con rostro pétreo cuando la metistes en aquel juego, era una experta jugadora y sus caras de "voy de farol o no?" no se notaban y asintió despacio de pronto con una expresión severa como si fuera un "gran problema" lo que hizo que Yue la mirara con detenimiento y pronto se ofreciera a acompañarla un poco más alejados, mientras Nozomi, antes de despejarte la zona te daba un golpecito en la espalda como si dijera "despejado". Contabas con ella para mantenerlo alejado.

Con dos menos ya sólo quedaba Kondou, al cual dejarías un rato para ver qué pasaba con él y hacer un placaje direfecto a Aki.

Kamoko sonrió ante tu presentación con irreverencia y humor y te dijo:

"Kakita Koji-san os presento a Isawa Kondou-sama, uno de los dos Embajadores del Fénix en la ciudad."

Kondou se inclinó un poco como reverencia y te miró algo fijamente.

"No sois... como os había imaginado."

Dijo con un tono algo... peculiar, no estabas seguro si era por la decepción o la sorpresa de saber como eras.

"Bueno, ya os advertí, Kondou-sama, que era mi yojimbo, no sólo una gran artista."

"Cierto, cierto, Kamoko-san, pero es que debe ser que de vivir tantos años en esta ciudad... cuando piensas en cierta clase de personas más o menos siempre piensas en cierto.... cánones...."

Aki por detrás estaba hablando con Yashiko en algo que parecía cada vez tenerlas más enfrascadas, estaba claro que era parte del plan de esta para apartarla, necesitaba algo con suficiente gancho para que pensara la Embajadora que mejor era "retirarse un poco".
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3082
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Sab Ene 19, 2013 10:28 pm

-Sep, tienes que conseguir aún rosas doradas -replico con sarcasmo evidente, eso si que sería todo un terremoto emocional en esta corte tan personalista alrededor de la figura de Yukirohime. -Oh, cielos, ¡qué adorable melancolía! Me están entrando ganas de abrazarte, Daidoji, ju, ju... Pero no creo que le vaya a faltar ocupación a esa lengua tuya; a diferencia del campo de batalla, donde se suceden periodos alternativos de guerra y paz, en la corte algo me dice que se mantiene permanentemente un mismo estado de guerra fría.
Durante la oficialidad del invierno, y de la primavera a este paso, obviamente el clímax alcanza cotas mayores, pero eso no significa que vaya a llegar nunca la paz como tal. Al menos no lo creo.

Además, por si te sirve de consuelo, un gran artista dijo una vez que todo pintor que buscase encontrar el espacio perfecto en sus cuadros tendría que vender parte de su alma a un poeta. Bueno, reconozco que la cita textual no era tan blasfema, pero ya me entiendes... No vas a tener la suerte de librarte de mi tan fácilmente cuando te hagan mascota oficial de la embajada
-sonrío con divertida socarronería en un tono deliberadamente bajo.

-Es curioso, Yashiko-chan, siempre he pensado que la felicidad era el fruto de la ignorancia -vuelvo a sonreir, aunque hacia la Doji no puedo evitar hacerlo siempre de un modo mucho más honesto de lo que es normal en mi, y no podría evitarlo aunque quisiera.
Si que es una suerte contar con ella...

Cabeceo en un gesto imperceptible para alguien que no sea la propia Nozomi cuando cumple su papel de Daidoji implacable con tanto talento. A saber lo que le estará contando al pobre Asahina... Pero ya hay uno menos. Sólo falta el Isawa y podré, intentar comenzar al menos a hacer buena la confianza de Tsumeo en cuanto a mi habilidad paa ganarme el favor de damas de hielo imposible,

-Es un placer conoceros, Isawa Kondou-sama -respondo cortésmente marcando la inclinación necesaria para la reverencia, pero ni una coma más.

-Gracias por el halago -agradezco agachando la cerviz con humildad, asumiendo con el toque justo de descaro que soy mejor de lo que podría haberse imaginado. Además supongo que se refiere al estereotipo de artista de moral depravada y convencimiento de que su éxito le permite cualquier exceso; desgraciadamente hay muchos de esos en la Grulla -Me gusta ser capaz de desajustar los cánones, como espero haya podido apreciar en mi obra. Para bien o para mal, si alguien pierde la capacidad de sorprenderse a si mismo es que ya está listo para el retiro -sonrío con amabilidad, aunque ésta es de nuevo distinta.

Mirando distraidamente de reojo, espero que Yashiko no convenza de algún interés tan grande a Aki que quede incluso lejos de mi alcance llegar hasta ella.

-Sois demasiado generosa, mi señora. Mi arte de momento se limita a ser polémico, lo que es de interés en si mismo, pero de ahí a que llegue a ser grande... aún me queda mucho por hacer para hacerle justicia a esta rosa bordada
-respondo humildemente, pero no tanto como para no hacer notar mis méritos hasta la fecha.

-¿Me equivoco al dar por hecho, mi señor fénix, que si yo no soy como esperábais mi cuadro... el cuadro de Noriko-sama ahora... tampoco ha sido lo que habíais esperado?
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Ene 21, 2013 11:58 am

"Tu déjame con mis sueños de retirarme felizmente con mis futuras rosas doradas te guiño un ojo y dijo aquello con voz melodramática que no me tienes compasión!!"

"¿mascota?!"

Rió de pronto ante tu ocurrencia.

"Bueno, si puede ser como los gatos, me apunto, todo el día al solito y durmiendo juju"


"La felicidad liviana es para los tontos, los que saben disfrutar de la verdadera felicidad es quien sabe el valor de esta. Y esos no son exactamente tontos."

Te contestó Yashiko con una sonrisa de medio lado.



Kondou te miró con ojos entre curiosos e interesados pero con un toque oscuro...

"Bueno... No es común, eso os lo concedo... pero me hace preguntarme cómo es que alguien que proviene de una familia tan....... tradicional... ve mal esta tradición."

Kamoko te puso la mano en el antebrazo con un leve toquecito y una sonrisa maternal y te respondió con dulcura:

"Sois un hombre de sorpresas Koji-san, siempre lo habéis sido."

Kondou pensó su respuesta ante tu pregunta y dijo:

"En general, como os he dicho me ha sorprendido.... Quizás no el hecho que Nozomi-san pueda ser retratada de esa manera, incluso tampoco quizás que fuera justamente como lo hayáis hecho sino todo en sí... que estamos aquí esta noche, por lo que estamos y con el patrocinio de quien lo estáis..."

¿Suerte o habilidad? Kondou no lo tenía muy claro.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3082
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Lun Ene 21, 2013 10:34 pm

-Compasión es lo que tengo, por eso no te deseo el retiro entre rosas y serpientes -replico con una sonrisa desenfadada y cierta.

-¿Gata? Hum, ya hay muchos gatos en Otosan Uchi... Yo te veo más bien como... uno de esos caballos de guerra que los nobles se compran sólo para tenerlo en un lujoso establo y enseñarlo a sus no menos nobles amigos una vez al mes
-digo fingiendo reflexionarlo seriamente -Claro que eso pega más para un semental que para una yegua... pero nadie dijo que el susodicho noble entendiera de caballos, ju...


-Interesante. Me gusta esa reflexión, Yashiko-chan
-concedo con una sonrisa amplia y honesta -Supongo que saber el valor de le felicidad implica saber reconocerla en primer lugar... ¿Qué es para ti esa felicidad, si me permites la insolencia de preguntarlo? -obviamente, me lo permitiera o no, ya lo he preguntado con una mirada curiosa e interesada por su respuesta. Ella tampoco entraba en esa consideración de tonto infeliz, así que seguro que se lo habría planteado; que la hubiera alcanzado ya o no era otro cantar.


-Porque en realidad yo diría que la familia Kakita es de todo menos tradicional, mi señor Isawa -respondo con una cortés etiqueta sonriente -Es cierto que elevamos a la categoría de arte una disciplina de combate que nuestro ancestro fundador estableció hace siglos, y que la mantenemos sin apenas cambios desde entonces... el Imperio la mantiene en realidad, pero no es menos cierto que sólo una parte de nosotros seguimos esa senda. Hay Kakitas artesanos, de muchas técnicas y categorías distintas, los hay cortesanos, diplomáticos y también bushis de corte más "soldadesco"
Pocas familias samurai reúnen en sus súbditos tal cantidad de diversidad, porque la nuestra fomenta cierta individualidad que permita a cada cual alcanzar su máximo potencial personal sin tener que adaptarse a un estándar común que podría no ser el más apto para él. Y lo hacemos por tradición, ya que, ¿qué era Kakita-shiryo? ¿Un aventurero, un guerrero, un poeta, un duelista o un seductor...? Pues así nuestra familia, a su imagen, puede buscar la excelencia en todo a la vez.

Y la individualidad, nuestra tradición, requiere inculcar la capacidad para no aceptar los cánones establecidos y hasta atreverse a retarlos... Como obtener la mano de una Diosa fuera del alcance de un mortal, o en una versión infinitamente más humilde, negar lo que es considerado moral y bello y lo que no.

Os aseguro, mi señora Doji, que yo soy el primer sorprendido
-respondo con una gran sinceridad a su gesto cercano y maternal, agradeciendo su aprecio con un cabeceo muy sentido y una honestidad muy personal.

-Así que no os sorprende el cuadro en si sino más bien el hecho de que Doji Yashiko-san lo patrocinara y Otomo Noriko-sama lo adquiriera para la colección imperial y hasta organizara esta exposición... ¿me equivoco? Bueno, reconozco que en eso he jugado con un poco de ventaja, ya que Nozomi-chan goza de una gran admiración en estos momentos en los círculos artísticos de la Ciudad Prohibida... Además en algunos de esos lugares, independientemente de que estén a favor o en contra de mi propuesta filosófica, les encantan las polémicas.
Pero, por encima de todo, Noriko-sama posee una sensibilidad incomparable para descubrir lo que es bueno, en toda la extensión de ese adjetivo. ¿Por qué si no iba a gozar de tanta confianza por parte de Su Majestad?
-pregunto con una sonrisa de medio lado.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Ene 22, 2013 11:51 am

"Oye, pues tampoco está mal, me da igual que sea un semenatal o una yegua, por aquí se dice mucho que las bushis somos como hombres ¿no? jajaja"

Se burló Nozomi de todo lo conocido y pre-escrito una vez más.

Yashiko meditó un segundo tu pregunta y dijo:

"Para mi hay diferentes clases de felicidad... Esta la felicidad de desayunar un pastelito que te gusta, una puesta de sol en un jardín hermoso, una buena pieza musical, un descubrimiento artístico... Una felicidad asequible a todos o al menos para los que saben ver la felicidad de las pequeñas cosas...

Y luego está la felcidad de ver tus deseos cumplidos... esa es la complicada de obtener..."




"Pero como decís.- Dijo Kondou.- Hasta en esas artes variadas seguís los designios de los Kamis, y no es malo en absoluto, ni lo critico, todo lo contrario, pero creo que el individualismo Kakita siempre ha estado reflejado también en la sabiduría de los dioses y de los mortales que los siguieron..."

"Bueno.... es una forma de simplificarlo, digamos que si...

Lo que me llama la atención es algo... semejante, un arte... que algunos llamarían residual, alternativo, poco común.... alentado por personas que saben tanto de arte."


Y ahora no estaba claro si eso era una decepción de Kondou que parecía "tenerle más respeto a esas personas".

"Pero no os voy a arrebatar el mérito, aunque espero que sepáis que hay muchas personas que, independientemente de su saber de arte o no,. se sienten muy incómodos con algo semejante, demasiado......... liberal, podríamos decir."

"¿Y desde cuando lo liberal es malo?"

Dijo de pronto una voz desde detrás de Kondou, presentándose allí la otra Embajadora Fénix, de los renovadores, claro.

"Perdonar mi intromisión, pero quería venir a conocer al hombre de la noche, soy Asako Emi, co-Embajadora del Fénix, quería decirle que al menos la mitad de mi Clan va a estar encantado con su obra y con lo que significa."


Lanzó ahí una pulla a la otra facción mientras Kondou la miraba con el ceño fruncido.

"¿Y creéis que ese mensaje es bueno realmente?"

Le preguntó Kondou con el ceño fruncido. Emi, como si no notara la creciente hostilidad de su homónimo sonrió con amabilidad y de manera radiante y respondió:

"Claro, la sangre nueva trae nuevas ideas, es el progreso, el avance..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado