Día 5º.- Mañana.- Hiruma Eitaro

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Responder
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Día 5º.- Mañana.- Hiruma Eitaro

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Dic 11, 2012 11:43 am

Hora del Sol. De 6 a 8 am
Lugar: Otosan Uchi.
Distritos interiores



Habías viajado por días y semanas desde aquel perturbador sueño. Al principio te había costado separar la verdad de la mentira, la realidad de la ficción, pero incluso aunque llegaste a pensar que todo era una mentira, aquel nombre no se te quitaba de la cabeza...

Miya Nisio.

Nunca habías oído hablar de esa persona, no podía ser una casualidad...
Habías preguntado el mismo día de levantarte de aquel extraño sueño por ese nombre, y muchos no habían podido decirte si sabían quien era... hasta que volviste de tu guardia aquel día murmurando su nombre, entonces, en un puesto de una vieja vendedora Yasuki la mujer te dijo que ella la conocía.

Existía. Y esa tal Miya Nisio todos la conocían como Sensei Nisio...

¿Otra casualidad?
Podría ser, pero cuando aquella vendedora te dijo que era una mujer muy extraña con máscara blanca de porcelana que parecía ser experta en "viejas magias olvidadas" supiste no sólo que era ella sino que tenías que ir a la capital.


Y eso es lo que habías hecho, un caballo, poco equipaje y tu halcón. Y un nuevo destino, la capital.
Incluso tan temprano en la mañana como llegaste las puertas a la ciudad estaban abarrotadas de campesinos que hacían cola pacientemente para entrar a vender su mercancía, comerciantes, monjes en peregrinación... Y otra cola para los samurais que entraban en la ciudad.

Todos sin excepción tenían que pasar un control de seguridad en el inicio de visados con la Guardia Seppun y una mixta con la de los distritos exteriores.

Otosan Uchi era una ciudad con tres círculos concéntricos. La primera muralla separaba el campo y las casas de fuera de los distritos interiores, en donde vivían toda clase de personas.
Una segunda muralla separaba esos distritos exteriores y heterogéneos de los 4 distritos interiores y nobles en dónde sólo samurais podían vivir.
Y la última muralla separaba estos distritos interiores de la Ciudad Prohibida, residencia del Emperador.

La Ciudad más grande del Imperio era heterogénea, rica en toda clase de cosas, bella y errática, y te costó más de lo que pensaste en un primer momento llegar hasta los distritos interiores, tal y como te indicaron en la puerta, para ir a tu Embajada de Clan a dejar allí constancia de tu estancia y para que te realojaran si no tenías donde alojarte, pues ellos se ocupaban de buscar lugar de residencia a los de cada clan.

Otosan Uchi era una gran trampa de calles de todas clases pues por los continuos seísmos en los que se veía envuelto la ciudad esta se reconstruía una y otra vez y nunca de la misma manera.

Los bulliciosos distritos exteriores se distinguieron mucho de los interiores en cuando cambiaste de lugar, los interiores estaban constituidos de calma, amplias calles y grandes zonas libres y paisajisticas, con parques por doquier.

La Embajada Cangrejo era una enorme mole de construcción en piedra en la ciudad, una de las pocas de piedra, y constituía una mansión gigantesca para todos sus empleados, aunque era paradójicamente la más pequeña de las Embajadas de la ciudad.

Los funcionarios de la Embajada iban de un lado para otro preparando eventos, entrevistas, visados... Una chica joven, de tu familia, te atendió en recepción, te tomó el visado, anotó varias cosas y te preguntó:

"¿Tiene ya donde quedarse? La Embajada aún tiene plazas libres en las Residencias que disponemos para los miembros del Clan...

Si desea algún tipo de información de la ciudad, eventos, moda, gastronomía, lugares de interés... No dude en preguntar."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Hiruma Eitaro
Mensajes: 40
Registrado: Mar Nov 27, 2012 9:50 pm

Mensaje por Hiruma Eitaro » Mar Dic 11, 2012 4:15 pm

Me incliné según la cortesía y Rui trompeteó a modo de saludo. Varias personas se asustaron o se pararon en sus quehaceres para mirar al águila ante el potente chillido que había proferido.

Al levantarme, haciendo caso omiso de las miradas, le dije a la chica de recepción:

- No tengo alojamiento. Hiruma san. Me gustaría poder tener una habitación con elevadas vistas de la ciudad. A ser posible, cerca de algún bosque o jardín. Busco un lugar donde mi águila pueda volar y yo pueda ver cómo lo hace, además de llamarla o soltarla con libertad.

También, si es posible, me gustaría un dibujo o mapa de la ciudad. Donde pueda marcar los lugares que me recomiendas: lugares para comer, zonas interesantes y eventos próximos. No sé si tendré tiempo para nada pero prefiero conocerlas a verme sorprendido.

Por otro lado, me gustaría saber quién puede localizar a una persona que busco.

Además, me debo presentar ante el Daimyo o ante el señor que me corresponda. Para comunicar mi presencia en Otosan Uchi. No sé si puedes organizar esto o si con éste papeleo es suficiente. En cualquier caso, si el Clan me requiere para algo, deben saber dónde me encuentro.

Por último, he dejado fuera un caballo del Clan que habría que cuidar. Lleva muchos días de viaje conmigo. Espero que alguien pueda ocuparse de él.
Me gustaría tener un caballo de forma habitual. Si es necesario, compraré uno.

Espero que no sean demasiadas cosas. ¿Alguna duda?


Recogiendo el equipaje que llevaba me di cuenta de lo brusco que había ido poniéndose mi tono conforme lo había ido diciendo. Ése sí era un yo al que estaba acostumbrado. El militar duro y embrutecido. No me gustaba, pero así eramos la mayoría de los de mi familia. No nos gustan las lisonjas inútiles ni los tontos rodeos para llegar a las cosas. La franqueza y la sinceridad propias del clan son nuestro sello.

Aquella amable recepcionista podría haber sufrido mis modos si hubiera sido muy sensible. Estaba cansado por un viaje tan largo.
De todas formas, intenté ser cortés con la recepcionista. No se me ocurría nada muy adecuado para rebajar la dureza de mi voz, así que fui cortés al modo Cangrejo.

- Gracias.

Y punto. Colgué mi equipaje al hombro e, inclinando un poco la cabeza, saludando a la muchacha, esperé su respuesta.

Imagen
Para que el mal triunfe basta con que los buenos hombres no hagan nada.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Dic 13, 2012 11:40 am

"Si quiere que haya parques puede alojarse en una de las Residencias que tenemos en este Distrito, tenemos aún habitaciones libres, pues los distritos exteriores, aunque tienen parques y zonas verdes son menos espaciosas que en los interiores."

Te explicó esta mientra te daba un mapa y en él te señalaba la Residencia donde tenías que ir, cerca de las Murallas interiores, lugares de interés, restaurantes....
(OUT: en este mismo subforo hay un tema en post it en el que se muestran lugares de interés de los distritos exteriores, que son los que tienen en su mayoría las "atracciones" mejores XD)

"El Embajador esta algo ocupado con el proceso de selección de Candidatos para la cohorte del Emperador, pero si quiere puedo concertarle aún así una cita con alguno de sus ayudantes.

Aunque no se preocupe, compañero Hiruma, en esta ciudad y debido a los eventos que hay en estos días se entiende y dispensa que todos los samurais que lleguen a la ciudad no puedan darle personalmente sus referencias al Embajador."

Te explicó esta.

"Por su caballo no se preocupe, en la Residencia que le he mencionado y en la que se quedará tiene caballerizas."

Añadió al final.

Miró un par de cosas, revisó tu visado, firmó un par de papales y te dijo:

"Bueno, si busca a alguien quizás pueda ayudarle, si es del Clan seguro que sé si está o no en la ciudad, y si busca a alguien de otros clanes que no sepamos de su existencia podemos comunicarnos con su Embajada sin problemas...

¿Puedo saber de quién se trata?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Hiruma Eitaro
Mensajes: 40
Registrado: Mar Nov 27, 2012 9:50 pm

Mensaje por Hiruma Eitaro » Jue Dic 13, 2012 2:28 pm

El águila real pavoneó sus alas abriéndolas y mostrando todo su tamaño. Hoy Rui tenía ganas de ser el centro de atención.

Con sumo cuidado, saqué una pequeña caperuza del equipaje y le vendé los ojos para que no se asustara (o más bien debería decir para que no asustara a otros) y me volví a la chica que nos atendía.

- Me gustará residir en éste Distrito. Seguro que es más tranquilo que los otros, y eso le viene bien a mi emplumado amigo. Iré a la residencia, pues tengo ganas de bañarme. Ah, y gracias por el mapa. Ahora que veo la ciudad sé que no me perderé por ella, pero nunca estará de más recordar sitios interesantes.

Dije con cariño mientras acariciaba suavemente a Rui. De un vistazo se me quedó grabado el mapa en la cabeza y presupuse que no me resultaría difícil moverme en Otosan Uchi.

- Si me concierta cita con un ayudante del embajador se lo agradeceré. Prefiero dejar las cosas bien hechas. Respecto a la persona que busco... Creo que yo mismo podré encontrarla sin mucha dificultad. Así me doy un paseo. Gracias de todas formas. Si no lo logro le preguntaré a mi vuelta. Gracias.

No quería que se supiera tan pronto la razón de mi llegada. No sabía qué me deparaba mi destino pero no me gustaba ir dejando tan claro rastro de lo que hacía o a quién buscaba. Seguro que esa inocente y amable recepcionista no escondía malas intenciones. Pero tampoco necesitaba contárselo.

Si podía encontrar a Miya Nisio sin molestar a nadie, me sentiría orgulloso por no necesitar a nadie que me ayudara, me podría evitar problemas y podría darme un paseo disfrutando de la capital. Era la primera vez que estaba aquí, por lo que tenía que aprovechar para pasear y conocer un poco la ciudad.

A fin de cuentas, mi largo viaje fácilmente podía haber durado unos días más. Me había ganado el derecho a pasear tranquilo.
Para que el mal triunfe basta con que los buenos hombres no hagan nada.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Dic 14, 2012 11:54 am

La funcionaria Hiruma de la Embajada te cogió la cita para el Ayudante del Embajador para justo tras la comida y te recordó que la Embajada estaba para ayudar a los del clan, tras lo cual te dejó marchar.

La Residencia que te habían señalado estaba cerca de las murallas que separaban con los Distritos Exteriores, era una residencia de dos plantas, amplia, de una sola ala, que bordeaba en su forma a la muralla, y que tenía un patio delantero lleno de árboles frutales bien grandes y empezados a florecer en aquella primavera adelantada.

Uno de los criados de la Residencia te llevó hasta tu habitación, en la primera planta, con vistas al patio delantero. Las habitaciones eran simples pero suficiente, como en la vida cangrejo, sin grandes aires y sin grandes comodidades, lo justo para sentirse cómodo, lo justo para no adormilarse en la riqueza, como tu casa, así que pronto te sentistes a gusto.

El criado te señaló que la Residencia tenía baños propios amplios, una parte privad para las mujeres y una más amplia para los bushis (entre los cuales se encontraban las bushis, las cuales recibían tratamiento de hombres y era muy común verlas en las termas de hombres, sobretodo en tierras cangrejo donde el pudor y las estupideces entre sexos no se tenían en cuenta).

Tras dejar a Rui bien posicionada, bajaste al baño para acicalarte y limpiarte mientras pensabas cómo contactar con Miya Nisio, pues la Ciudad Prohibida no tenía pase libre, tenía que ser con invitación previa, y sin saber cómo dirigirte a ella era cosa improbable que supieras cómo mandarle una misiva y hacia dónde de la Ciudad Prohibida y menos posibilidades tenías de encontrártela por la calle.

Pensando en ello te metiste en el agua caliente de la gran bañera que había, en el baño había dos personas más además de ti, dos hombres, uno muy grande y fuerte y otro más delgado y atlético que comentaban algo tranquilamente.

No les prestaste demasiada atención hasta que uno de ellos dijo:

"¿Entonces cómo van las obras en el seminario de "obras religiosas"?" preguntó el Cangrejo más alto y robusto.

"Bueno, ahí estamos... lo que pasa es que es complejo, hay que seguir muchas reglas que parecen absurdas, pues las construcciones sagradas requieren algo más que cimientos..."
Replicó el otro.

"Aún así tenéis ya algunos expertos de Feng Sui ¿verdad?" Terció el enorme cangrejo.

"Si, pero es que estamos en medio de la reconstrucción de una parte del templo de Hida y es más complejo, sensei ha tenido que llamarla y todo... quería estar seguro de todos los detalles..."
Respondió el atlético.

"Oh, pues si han tenido que llamarla es que realmente se os están torciendo los planes..."

"Si, a sensei Nisio no se la llama para cualquier cosa, ya sabes..."


Nisio.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Hiruma Eitaro
Mensajes: 40
Registrado: Mar Nov 27, 2012 9:50 pm

Mensaje por Hiruma Eitaro » Jue Dic 27, 2012 11:06 am

La suerte me sonreía, una vez más.

Durante toda mi vida había hecho gala de una suerte sobrenatural. Ciertamente, mis antepasados estaban conmigo allí donde yo iba. De eso no había duda. Cualquier otro hubiera llegado a una ciudad gigantesca como Otosan Uchi y se hubiera perdido buscando sin cesar. Por otro lado, con una simple decisión, la de tomarme un baño, ya había localizado a la persona que buscaba. ¿Magia? Probablemente Miya Nisio ya había pensado en ello y me ponía las cosas fáciles. A fin de cuentas, nunca se me pidió prisa y fácilmente podría haber llegado mañana si mi viaje se hubiera alargado. Pero yo sí que me daba prisa. no podía evitarlo. Tenía que verme con Miya Nisio lo antes posible porque sentía la fuerza imparable del que tiene un objetivo en la vida y siente que se le escapa de las manos si no hace nada rápido.

Saqué la cabeza del agua y me apoyé en el borde mientras disfrutaba de mi baño placentero. Cuando escuché pronunciar el nombre de Sensei Nisio me giré con suavidad y presté más atención.

Al cabo, pregunté:

- Disculpadme, pero no he podido evitar escuchar vuestra conversación. Estoy muy interesado en honrar a los antepasados de mi Clan.
¿Quién es esa Nisio que tan importante parece?
¿Es amiga del Cangrejo? Si la llaman para recomendar cuestiones del templo a Hida... ¿Es arquitecta?


Yo ya sabía que no era arquitecta, pero quería ver qué sabían ellos y cómo veían a Miya Nisio desde fuera. No me gustaba la idea de ir a verla sin saber más de ella y de cómo la ven en Otosan Uchi, además de que podrían decirme dónde encontrarla y, con suerte, que nunca me faltaba, incluso podría acompañarles a verla y a ver el edificio. Además, es cierto que debía prestar respetos a mis antepasados, pues desde que llegué hace unas horas, no había ido a un templo.

Intenté averiguar qué cosas la habían visto hacer, cuales eran sus formas de comportarse o porqué era tan conocida e importante. Sabía e intuía muchas de ellas, pero me parecía importante descubrir las virtudes de Sensei directamente de la boca de gente actualmente relacionada con ella. Era la mejor prueba de que iba a ir puesto al día.
Para que el mal triunfe basta con que los buenos hombres no hagan nada.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Ene 04, 2013 11:58 am

Los dos hombres se volvieron hacia ti, los Cangrejos, amigables realmente y más entre ellos, no solían tener reparos en hablar libremente en donde deseaban y por ello no se tomaban mal "intromisiones" en sus conversaciones, después de todo, en su mente pragmática, sino quieres que te molesten no hables de cosas importantes donde puedan hacerlo.

Así pues estos dos se acercaron un poco a ti y te comentaron...

El más grandullón, con el mon Hida en el brazo, que ahora lo veías bien te dijo:

"¿Has llegado nuevo a la ciudad verdad? por aquí todo el mundo sabe quién es ella. Es casi como una entidad de la ciudad, pero tranquilo, hay un gran submundo en esta ciudad, a veces me da hasta dolor de cabeza...."

El otro, más bajo y "delgado" asintió.

"Si, pero no es arquitecta. No. Ella es.... ¿Cómo lo diría?... La llaman la "sensei de lo sobrenatual y del Feng Sui"... Pero el catedrático de construcciones religiosas, Sarutori-sama me mataría si dijera algo así de ella... porque no es exactamente así...

Nadie sabe muy bien exactamente qué es lo que hace, pero quien tiene problemas "nada normales" ya sea con el feng sui, el chi, los espíritus, cosas sobrenaturales... Todo lo que nadie sabe cómo tratarlo o ayudarte, ella lo sabe...

Es una mujer pelopúntica.... Nadie querría relacionarse directamente con ella pero al final todo el mundo debe hincar la rodilla y hacerlo si te pasa algo, así que siempre es mejor ser amigable con ella pues nunca sabes cuándo puedes tener un problema que nadie más que ella puede ayudarte..."

"Una mujer complicada" Dijo el Hida.

"O no tanto... no sé que decirte, tiene algunos amigos que son tan importantes que uno no sabe ni qué pensar... Para empezar Sarutori-sama la tiene en gran estima...."

Le replicó el otro. El enorme Hida asintió pensativo como si se acordara de algunos ejemplos.

"Sin duda no parece tener esos amigos por ser Imperial." Añadió el Hida.

"No es una Imperial común, no, no es por eso..." Terció el otro.

"Y no será por su belleza." Pareció bromear el Hida mientras el otro le daba un codazo.

"No digas esas cosas! dicen que puede oirlo todo si lo desea!"

El Hida se disculpó bajito como si pensara que realmente pudiera oírlo y te dijo:

"lo decía porque nadie le ha visto la cara...... es que no se hace muy fácil digerirla, y mira que nosotros tenemos a los cazadores de Brujas que también son...... peculiares, pero eso de ir con la cara tapada con una máscara blanca con una plegaria sobre la protección contra los muertos en ella........ No es fácil, como te he dicho."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Hiruma Eitaro
Mensajes: 40
Registrado: Mar Nov 27, 2012 9:50 pm

Mensaje por Hiruma Eitaro » Vie Ene 04, 2013 10:46 pm

- Vaya. Parece una mujer fascinante. Mi nombre es Hiruma Eitaro, por cierto. Es verdad que acabo de llegar, pero aquí me siento, casi, como en casa. La ciudad me ha acogido muy bien. Y mi familia mejor. Como siempre.

Hice un pequeño saludo en el agua y seguí con naturalidad la conversación (que nosotros no, pero cualquier otro hubiera entendido como de maleducados comienzos, pues me había entrometido claramente en su charla), y hablé gratamente con ellos.
Les comenté las novedades del frente (que no era ninguna), lo que consideré interesante de mi viaje o lo que a ellos les pudiera servir del exterior de Otosan Uchi, y me interesé por si sabían de alguien que hubiera sido ayudado en algún caso concreto, y cómo, por Miya Nisio.

Los ejemplos muestran más sobre una persona que las palabras.

También, fascinado por la misteriosa mujer que había tenido la suerte de conocer, me interesé por saber si sabían dónde podía encontrarla. Me resultaba interesante el tema y siempre me habría gustado saber más de lo desconocido.
Por otro lado, me guardé mucho de hablarles de Sora o de mi función aquí. No era por nada, pero dudaba que ellos pudieran ayudarme de forma alguna.

Por último, les pregunté si sabían de algún entretenimiento o me recomendaban algo para hacer ésta tarde.

El cansancio del viaje desapareció tras el baño y la calma de aquel comienzo de mi vida en la ciudad.
Para que el mal triunfe basta con que los buenos hombres no hagan nada.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Ene 07, 2013 11:38 am

Los dos hombres se presentaron tras un "oh claro", ellos también habían olvidado las presentaciones, y lo hicieron como Kaiu Goudo, estudiante de la Universidad de Ingeniaría Kaiu e Hida Tarou, bushi de Clan al servicio allí.

Goudou te dijo:

"Oh si, ha habido más de una persona ayudada por Nisio-sensei... Por ejemplo la trajeron a la ciudad, pues hacía tiempo que no venía, porque una de las Damas de Compañía de la Emperatriz parecía haber caído en una extraña enfermedad que parecía ser de origen sobrenatural...

Y ha ayudado en la construcción de templos en la ciudad y reestructuraciones. O cuando pasó todas aquellas oleadas de mala fortuna en el distrito Hiro, ella fue quien dijo que estaban ofendiendo a una diosa que habitaba allí con ciertas obras y construcciones donde no debían. Le hicieron caso y cesaron de la noche a la mañana los desfortunios."

Hida Tarou añadió:

"Pero no se suele saber del todo "como actúa" pues pocas personas lo ven o ella deja, muchas veces sólo la persona que la llama puede ver "si hace algo" aunque no sepa que es, se la suele seguir a pues juntillas simple y llanamente, porque dicen que lo que hace es inentendible."

El amigo asintió.

"Pero el catedrático la tiene en una gran estima, así que siempre que va a hacer algo importante la llama... dice que si nunca ha pasado nada malo en sus grandes obras es justamente por eso...."

Se encogió de hombros el Kaiu al explicar esto último.

"¿Dónde encontrarla?"

Te preguntó Kaiu Godou.

"Tiene dos residencias en la Ciudad. Una en el Palacio Miya de la Ciudad Prohibida, donde es complicado acceder a ella porque se requiere autorización especial para "subir"....

Creo que por eso tiene una residencia en el Distrito Exterior Jumarashi, no está muy lejos de aquí y su casa no tiene pérdida porque es sin duda una de las más extrañas de todo ese barrio...

Es.... una casa que está sobre un enorme lago...."

Te indicó este.

"¿Tienes problemas con algo "raro"?"

Te preguntó el Hida con cierto interés.


A tu pregunta de qué se podía hacer en la ciudad de entrenamiento el Hida te dijo:

"La Embajada tiene dôjo propio, donde entrenan los bushis del Clan, en su mayoría, pero la ciudad está lleno de dôjos dispares en donde puedes pedir entrenar para luchar con diferentes técnicas sin problemas, incluso se puede pedir cita, aunque es algo largo, para el dôjo del sensei del Emperador, Kakita Notatsu...

También ahora hay un seminario de esgrima, lo que pasa es que las plazas están agotadas, pero puedes ir a mirar, están los mejores espadachines de la ciudad. Y hoy en la sesión dicen que estará el mismísimo Emperador!

Pero en esta ciudad hay de todo, todo lo que te puedas imaginar y más. Clases de caligrafía, grupos de cetrería, grupos que se reunen para jugar al go o al shogi, bibliotecas, casa de té, de geishas........ de to-do.

El problema no es si hay alguna actividad o no, es elegir cuál!"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Hiruma Eitaro
Mensajes: 40
Registrado: Mar Nov 27, 2012 9:50 pm

Mensaje por Hiruma Eitaro » Lun Ene 07, 2013 1:20 pm

Me quedé encantado tras aquella conversación.

La franqueza y amabilidad de la gente de mi clan me recordaban que no hay nada como la familia. El rejuvenecedor baño me había dejado como nuevo y estaba feliz de poder comenzar aquella vida nueva en la ciudad.

A la pregunta de si tenía problemas con algo raro les dije:

- Tengo algunas lagunas en mi memoria. No habían supuesto ningún problema nunca pero, cuando descubrí que esto me sucedía, alguien en Hiruma me recomendó que buscara aquí a quien pudiera estar relacionado con lo espiritual. Sinceramente, nunca me había importado, pero ahora se ha despertado mi curiosidad con ese mundo tan misterioso.

Les comenté que iría a ver a Nisio ésta tarde probablemente, y que era verdad que la cantidad de cosas que podían hacerse era increíble.

Les dije mi dirección por si les apetecía ir a algún sitio con más compañía cuando quisieran. Para que contaran conmigo cuando hicieran planes. Me habían caído francamente bien.

- Pues sí que me apetecería visitar algo esta tarde. No sé cuánto tiempo estaré con Nisio pero si salgo a tiempo, además de practicar en mi propio dôjo, que prefería antes que visitar otros, me ha gustado la idea de ir al grupo de cetrería o al seminario de esgrima. No sólo por lo interesante que parece, sino por ver al emperador ahora que estoy en Otosan Uchi. Me parece lo más... típico. No debería marchar de Otosan Uchi sin haber visto, por lo menos una vez, al Emperador.
Para que el mal triunfe basta con que los buenos hombres no hagan nada.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Ene 08, 2013 11:38 am

"Entonces te han recomendado a la mejor.- Te dijo el Kaiu.- Haces bien en buscarla, pero ten cuidado, quién sabe por qué esos recuerdos están borrados......"

Los dos hombres te dijeron que ellos mismos vivían en aquella Residencia también, al final de la planta en donde estaba tu habitación, y que no dudaras en buscarlos.

El Hida por las mañanas solía entrenar y el kaiu ir a la Universidad, pero por la tarde solían ir haciendo cosas, entreteniéndose, después de todo había muchas cosas que hacer.

El Hida incluso te dijo que uno de los distritos exteriores estaba de fiesta y que pensaban ir a la noche.

"¿Típico ver al Emperador?.- se rió el Hida.- ¡Para quien pueda ¿no?! la clase de esta tarde quizás sea en la Ciudad prohibida, si quieres ir aunque sea de visitante vas a tener que ir a hablar en la Embajada para que te den pases, ya sabes cómo son los Seppuns con la seguridad, hay que pasar cientos de controles de todas clases!"

"Oye.- te dijo Kaiu Godou.- Si quieres buscar a Nisio, seguramente en un rato esté en el templo de Hida, donde voy cuando salga del baño, si quieres te puedes venir, y así te aseguras de concertar cita con ella..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Hiruma Eitaro
Mensajes: 40
Registrado: Mar Nov 27, 2012 9:50 pm

Mensaje por Hiruma Eitaro » Mar Ene 08, 2013 3:20 pm

- Perfecto. Te acompaño entonces. Sí. Suponía que ver al Emperador no sería cosa fácil. Pero quién sabe... Bajaré en un rato. Tengo que sacar a mi rapaz a que de una vuelta y voy luego a tu habitación. Será un placer acompañarte.

Diciendo esto me despedí y volví a mi habitación. Allí saqué a volar a Rui y me arreglé para ir correctamente a la reunión con Nisio. Era una tontería, pues ya nos conocíamos, pero sentía que aquella era "la primera impresión de verdad". Como si el sueño sólo hubiera sido eso, un sueño.

Decidí llevar a Rui (normalmente siempre ibamos juntos a todas partes, también para que Nisio y él se conocieran. Me parecía el momento adecuado.

Cuando estuve listo, fui a reunirme con Kaiu Godou para ir juntos al templo.[/img]
Para que el mal triunfe basta con que los buenos hombres no hagan nada.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Ene 08, 2013 6:31 pm

Godou te esperaba abajo. No le sorprendió demasiado que llevaras un halcón, quizás si más que quisieras llevarlo contigo a los templos, pero tampoco puso trabas ni nada, más alla del hecho que ya sabías, cuando estvuerais en terreno sagrado deberías dejarlo volar para no entrarlo como si tal cosa dentro de los templos de los Grandes Kamis.

Te adviritió que no sería gran problema, había muchos árboles al rededor y se podría distraer si problemas el halcón.

"Sabes.- te dijo mientras íbais andando por una ancha calle llena de arboles florecidos en aquella temprana primavera.- Hay muy bueno cetreros en la ciudad. Deberías conocer a Hiruma Ren, es una maestra cetrera muy conocida en la ciudad."

De camino al templo Godou te estuvo comentando las últimas del Imperio.
El Clan Cangrejo había abandonado su posición de Mano Derecha, inusual, que había ganado en el anterior reinado, debido a que el frente en la Muralla cada vez parecía más enrarecido, el deber les llamaba. Pero no sin antes llevarse varios beneficios, claro y favores, el León les debía ahora una impagable...

También te contó que la "Ama Emperatriz"(el sobrenombre que tenía la Madre del Emperador debido al poder que ejercía en el reinado de este) había anunciado sus futuras nupcias con el que iba, de por seguro, a ser el próximo líder del León. Todo como veías muy conveniente, los movimientos de poder, claro, aunque a ti eso no te importaba.

Te comentó también que el Emperador había abierto un plazo para encontrar a un séquito imperial dignod e él, en donde cualquiera 8con el aval y apoyo de la Embajada) podía tratar de llegar hasta lo más alto.

La ciudad estaba llena de eventos, como el que había tendio lugar la noche anterior en la Ciudad Prohibida para los que participaban del mundo del arte, uno muy extenso y talentoso en la ciudad, y te recomendó que si te gusta el arte, fuera el que fuera, visitaras las múltiples galerías que había en la ciudad o fueras a conciertos que daban los mejores músicos.

En el plano guerrero también había un gran frente abierto, el Campeonato Esmeralda que iba a empezar a celebrarse en muy poco, y los dos grandes rivales, Kakita Notatsu, el sensei del Emperador contra el temido Tigre Blanco de Ryoko Owasi, Soshi Seto, los cuales encima parecían enemistados, o eso se decía, por una mujer... (como no...)

Incluso los shugenjas estaban bien ocupados con más que sus plegarias, pues se rumoreaba de un Campeonato de Jade, aunque ahí Godou te comentó que como el Fénix, que era aliado del Clan, deseaba detenerlo, el Cangrejo no trataría de fastidiar sus planes.

Charlando de todo aquello no te distes cuenta de cuándo llegastes a los Grandes Templos...

La entrada no estaba cercada, ni tan siquiera delimitada, la ciudad se cortaba con una silenciosa reverencia ante colinas que conformaban la ciudad.

Un camino de tierra batida y anaranjada corría siseante como sinuosa serpiente ascendía por pequeñas colinas hacia los numerosos templos, los cuales henchidos de un silencioso orgullo se alzaban majestuosos como los Grandes Templos de los Kamis.

Allí, como robusta muralla, Hida se alzaba, con su piedra y su metal, su rigidez y fuerza. La sutileza de Doji enmarcada por mantas de flores. La misteriosa y volátil Shinjo en un santuario que los que habían dejado atrás cuidaban con esmero. La estructura intrincada de Bayushi y sus múltiples pasillos. La serenidad de Shiba y sus estanques y patios zen. La austeridad de Akodo le confería a su templo un aspecto de dôjo calmado antes del rugido del "Kya!" de las prácticas. El enigmático Togashi... cómo sólo un acertijo... no poseía templo... sólo una llanura llena de flores salvajes. Y, entre todo ellos, una pequeña capilla, la de los Hantei y en el centro, el monumento más grande a todos los kamis, el enorme santuario a Amaterasu-oh-my-no-kami, dorado y nacarado como mil soles.

Godou te dejó un momento para asimilar la estampa y te condujo hacia el templo de Hida, el único que estaba hecho en piedra. Se veía robusto, sereno, imponente y preparado para el paso del tiempo.

Había monjes que hacían sus labores, pero también vistes a varios samurais con planos fuera del templo observando algo.

Godou te dijo:

"Estamos revisando la estructura, el invierno pasado sufrimos varios terremotos, no queremos que se dañe los pilares base, o podría sufrir un enorme deterioro de pronto el templo."

Este te indicó que le siguieras y dejasteis atrás a los samurais que estaban con los planos y rodeasteis el templo, hacia un lugar en donde había una pequeña tienda de campaña, como si fuera de las que usan los generales en la guerra, rodeada de toda clase de artilugios que jamás pudieras imaginar y que te sonaban de la Muralla como esas invenciones Kaiu para reparar todo tipo de cosas por grande o pesadas que fueran.

Godou descorrió un poco la cortina y dijo:

"Sarutori-sensei, ya he llegado, le traigo los planos que me pidió."

Dentro de la tienda habían dos personas hablando en baja voz hasta que una habló mas fuerte y os dejó pasar.

En la tienda había una mesa amplia llena de mapas y papiros con anotaciones, cuentas, un ábaco, reglas, carboncillo... de todo desparramado, pero lo que miraban las dos personas era un tablero enorme que presidía el caos de Feng Sui.

Un hombre, que supusistes el catedrático Sarutori y...
Imagen

Miya Nisio...

Estaba tal y como la recordabas, pero vestía con colores diferente, de color marrón, pero con la camisa de cuello mao y pantalones anchos... Bueno, y su pelo blanco y aquella máscara blanca que no dejaba ver nada...

Y, sin embargo, cuando tu la mirastes y ella te devolvió la mirada supistes que sonreía...

Entonces ella susurró, lo suficiente alto para que la oyeras.

"Oh... ha llegado mi halcón..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Bayushi Sakura y 1 invitado