Día 5. Mañana.- Kakita Koji

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Oct 12, 2015 12:48 pm

La Dama Hana dejó una risilla al saber de la historia en tierras Grullas y asintió.

"Con el asno es más gracioso sin duda, aunque la moraleja sigue siendo lo primordial quizás los niños la disfruten así más ju"

Luego dejó una media sonrisa ante tu añadido final con una expresión de "qué suerte la tuya" aunque en esa expresión no especificó si que suerte para ti, como niño o asno, a saber...

Hana te miró de soslayo como si sopesara el tamaño del sarcasmo o si no existía de tu "suerte" con respecto a Aiko y luego asintió dándolo por concluido.
Aunque notaste un leve alo frío en la nuca, como el que ve una flecha pasarle muy cerca... te imaginas que no hubieses decidido contarle nada a Hanashirusato??? ella venía a buscar una nueva historia en la que quizás los personajes erais tu y Aiko....

"¿Arriesgado? jum...... me gusta llamarlo más... "dramático"... el elemento del riesgo y al muerte siempre le da.... ese toque...."

Meditó en voz alta como la que hablaba de un pasaje de un libro.

"Oh, pues la Dama Kotoko actualmente es la que ostenta el record de rapidez, aunque os aseguro que en la ciudad prohibida hay muy buenos abofeteadores juju Nunca os confiéis de la edad, por ejemplo la anciana daymio de los Miyas tiene una zurda estupenda juju"

Te comentó esta con media sonrisa mientras se abanicaba despacio.

"A mi me gusta pensar que es un juego bastante emocionante justamente porque muchas veces los mejores no tiene por qué aparentarlo....

Aunque hay quien sí lo aparenta juju la Dama Kotoko enseñó a la Dama Kuronuma, toda la ciudad lo sabe y nadie quiere retarse con ella jujujuju"


"Vuestra flor tiene espinas sin duda sonrió Hana y quizás sea por esa mezcla de belleza y riesgo la que los ha traído de cabeza.

Esa historia que os cuento es una de mis preferidas pero no la única. Recuerdo una que fue realmente bochornosa para el interfecto y que a día de hoy ella niega haberlo hecho queriendo, pero yo os la cuento y luego juzgarme si pensáis que es sólo un contratiempo... juju

Hubo un tiempo de cierto amigo de los romances, que plantó su visión en su patrona, y comenzó a enviarle ciertas misivas amorosas.
Primero, como las misivas empezaron un tono suave y gentil, parece ser que aunque fueron rechazadas, el rechazo fue suave y amistoso.
Pero como aquel hombre no conocía de límites, pensó que esa suavidad era quizás una ventana entreabierta y prosiguió... lo hizo hasta que cierto día, en un evento diurno junto a muchos miembros de la corte, el maestro de los amores fue rechazado públicamente por Sho-sensei
estalló en una carcajada al parecer la dirección estaba errónea mandada y el interfecto de los amores era el anciano ceramista rio aún con más ganas la cara del pobre.... fue demasiado divertido.... la cosa es que vuestra patrona niega haber cambiado la dirección y lo achacó a una equivocación porque iba para un casillero que tienen en la embajada.... Aunque yo me enteré más tarde que uno de los criados creyó en ese tiempo haber visto a cierta figura sin identificar cambiado las placas las casillas de lugar."

Volvió a reir.

"Creo que no tengo que explicar que tras un rechazo similar en público del viejo maestro cualquier tipo de intriga amorosa posterior fue tomada a risa jajaja"

Hana oyó tu pregunta y pasó una de sus manos por su mentón pensativa.

"Si os digo la verdad.... cuando la mejor parte se puso en escena... fue cuando Nishi-sama "copó" a vuestra patrona.... hasta ahora te miró a los ojos no me había encontrado nadie tan imprudente... temerario... o.... valeroso."

Dijo con una sonrisa final.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3139
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Lun Oct 12, 2015 10:56 pm

-Ilustrada es más divertida aún. Los niños se acercan a esa clase de historias como un juego, y la moraleja llega después... Para quien tiene la fortuna o buena guía de entenderla, claro -puntualizo encogiéndome de hombros. No todos lo hacen, en ese caso no habría asnos en el mundo.

No hay sarcasmo en aquel "suerte". Realmente la había habido, he dedicado bastantes esfuerzos para posicionarme en un lugar más alto desde el que pudiera llegar a Yashiko sin ser demasiado consciente de que eso también me hacía más atractivo para otra suerte de coleccionistas; que Hanashirusato hubiese decidido ponerse de parte de estos habría resultado un contratiempo notable, quien puede saber con qué consecuencias pero seguro que con una indeseable dosis de frustración para ambos... Y la mía me preocupa menos que la suya.
Pero, desde su punto de vista, se habría enfrentado al destino sin saberlo, a mi destino, y tampoco le habría gustado ese trago.

Afortunadamente el karma no tenía sed de sangre esta vez, y ha tenido a bien soplar en la misma dirección para ambos. Es lo único que importa ahora.

-Arriesgado apostar por bushis por esa tendencia de pensamiento que considera que no estamos hechos para esta clase de existencia, así que tarde o temprano perdemos nuestro equilibrio si la mantenemos por demasiado tiempo. El "abismo" nos llama, si le damos la espalda... eso dicen.
Ejemplos hay, seguro que podéis pensar en más de uno reciente. No son sólo bushis quienes los protagonizan, pero después de todo somos minoría en la Ciudad.

Aunque, en mi opinión, lo realmente relevante para evitar la implosión -o explosión- no es tanto estar aquí o allá, sino conseguir completar cada uno nuestro puzzle a tiempo
-explico levantando la vista al cielo del atardecer. Mi ventaja es que yo se cual es, y a lo que me arriesgo si lo pierdo...

-Claro, es Kakita después de todo. De casta le viene al galgo -bromeo mostrándole a Hana la palma de la mano diestra como si fuera a ofrecerle un regalo, al estilo que se usa para el iai. Quiero decir con ello que es pura técnica de mi familia, sólo que se cambia el final de desenvainar una espada por el de soltar un guantazo como todo presente.

Miro a la Otomo tratando de contener una expresión de sorpresa. ¿Lo dice en serio? Dioses, Kamis y demás fauna del universo... mis ancestros se levantarían de sus tumbas para matarme a pellizcos si me atreviera siquiera a levantarle la vista a una anciana daimio Miya, cuanto menos la mano. ¿Qué más da lo rápida o no que fuera ella? Es simplemente... una barbaridad, que hasta hace que me duela el estómago sólo de pensar.

-Ah si, Kotoko-sama me contó como dejó casi inconsciente de una bofetada a alguien que creía que podía sacar ventaja de su prohibición para tomar armas... olvidando que los Hidas ya nacen armados.

Yo preferiría retarme con ella cien veces antes que con ninguna anciana daimiyo
-añado acto seguido con una media sonrisa. Pero no hay ironía ni gota de sarcasmo, es una verdad literalmente cruda, pese a que esté a punto de soltar una carcajada. -Aunque a ser posible solo en el dojo -suspiro asumiendo que llevaría todas las de perder, que hay que ser necio para pensar lo contrario.


-Las mejores flores las tienen -replico esbozando apenas una sonrisilla que no puedo evitar al pensar en Yashiko como ese manjar que todos los asnos desean, y del que todos acaban escaldados. Además, son rosas como se conoce a las damas más importantes de la corte, no es casualidad. -Quizás haya que inventar una nueva especie sólo para ella... como la "Rosa Diente de León", por ejemplo, ju...

Al final no puedo evitar reirme yo también de aquella historia. Oh, Yashiko me va a matar cuando sepa que he estado hablando de sus "historias de amor" con Otomo Hanashirusato, pero... demonios, es demasiado divertido como para hacerle caso al buen juicio.
-Fue cosa del destino, sin duda -murmuro entre una carcajada; por supuesto no voy a llevarle la contraria a mi dama si ella asegura que no fue su mano la que cambió las direcciones... pero es obvio que alguien, o algo, se divirtió a costa del asunto. -Es sabido que el karma tiene un particular sentido del humor.


-Si, no es la primera vez que me lo dicen... sobre todo las dos primeras. Quizás todos los grulla lo seamos, o quizás sólo yo me consuele pensando que todos lo somos... En cualquier caso, me resulta casi ofensivo que tantos se hayan dado por vencidos "sólo" por el casi seguro destino de la caida y la muerte al intentarlo...
Después de todo, ¿acaso no vale una flor como ella el riesgo? Descartada la opción de vivir eternamente debida a la previsible naturaleza del hombre mortal, ¿por qué no acudir al salón de la corte de Enma-Oh con una buena historia capaz de silenciar al auditorio entero? Quien pense que obtendrá más puntos con el relato de una existencia larga y anodina es que no ha entendido la vida... y por tanto tampoco la muerte.

Pero por otro lado... si hubiera otros tan imprudentes, temerarios y valerosos como para atreverse a optar a mi rosa "diente de león"... tendría que matarlos a todos, así que su ausencia me ahorra bastante trabajo, ju
-explico sopesando ambas manos, como si tuviera ambos argumentos en cada una de ellas, mostrando una sonrisilla lobuna, divertida y oscura.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Oct 15, 2015 11:30 am

"Dicen que el arte de Soshi Seto está tan bien visto en los círculos de arte relacionados con la guerra y en los compradores bushis por eso mismo ¿verdad? Le llaman el "arte del borde del abismo" es casi como si miraras siempre a la muerte a los ojos con sus obras....

Dijo no sin cierto aire de cinismo.

"Sin tratar de menospreciar su arte... la verdad es que prefiero otras temáticas."

Hana sonrió ante tu broma y asintió.

"La escuela de iai es de artistas después de todo ¿verdad?"

Sonrió.

"Pero creo que le puede incluso más la adrenalina, es como si todo el nervio que posee y la aparente vacuidad de sus pensamientos de pronto se centraran en un solo golpe y movimiento, puro iai ju"

Hana asintió ante tu expresión con la dama Miya y te dijo:

"Oh si, Oh-Nomi-sama dicen que es muy rápida desde joven, los que tienen su edad suelen bromear con el hecho que tanto que ahora regaña a su nieta por su comportamiento impulsivo ellos dicen que ella de joven era aún peor... Y por lo que me han dicho alguno de los retirados sigue siendo tan hábil como siempre, es una mujer..... de las que nunca son lo que parecen... en esta ciudad hay más de uno así, es divertido juju"

La Dama hana dejó media sonrisa y una risilla pícara al acordarse de ese hecho de Kuronuma y asintió mientras se tapaba la boca con el abanico, seguramente estaría sonriendo aún más.

"Ese fue un gran día ju"

Consiguió murmurar al final con la voz una risa contenida.

"Propondré ese nombre a su Majestad la Gran Madre."

Te asintió con media sonrisa a tu propuesta.
Hana se rió de la historia y te contó algunos detalles más bochornosos de aquel pasaje con las cartas a Sho-sensei, como que al principio las cartas la respondió Kohane tratando declinar amablemente su oferta pensando en que a saber el abuelo qué pensaría, pero que al final este se topó con ellas y cuando le rechazó en público tuvo la gran idea de saber recitar algunos poemas que habría escrito que visto hacia aquel hombre más bien parecían sarcasmos, pues no es lo mismo hablar del plateado color del cabello de una dama que el de un anciano o de su piel.
Todo fue demasiado cómico.

"Esta ciudad tiene grandes paradojas, Koji-san, tenemos una población samurai enorme, personas que saben que nacen muertas y sin embargo que son capaces de postergar su muerte todo lo posible hasta por encima de sus propios valores con tal de conseguir lo que desean en esta vida...

Puede que sea por eso por los que actúan de esta forma no suelen llegar a buen puerto... esta ciudad te enseña a apostar, a arriesgar y a esforzarte, con un marjen de previsión, por supuesto, pero la suerte sólo favorece a los audaces, y si no usas ese punto de suerte puede que haya diez más buenos que tu.... pero ese detalle lo puede decantar todo a tu favor o no...

Quizás haya habido más imprudentes.... eso debe saberlo mejor que nadie tu patrona, pero te aseguro que grandes rechazos no hubo más.... aunque me niego a creer que el cartero no le lleve cartas románticas... quién sabe, quizás Tori-san lo sepa, él se entera de todo el tema de misivas siempre...."


Murmuró nombrando al Otomo que llevaba el tema de la moda y del Reflejo en la ciudad.
[/b]
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3139
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Jue Oct 15, 2015 9:11 pm

-Es cierto, pero... ¿hace falta mirar a Dama Amaterasu a los ojos para "ver" el sol? ¿No es Ella igualmente la protagonista si miramos un Palacio como éste iluminado por un brillante mediodía o un atardecer anaranjado? ¿No percibimos entonces una imagen aún más nítida y cristalina de la Dama Astro que si la miramos directamente? -murmuro pensativo, como una velada crítica al estilo tan directo del Soshi. Aunque no es que lo critique realmente, es sólo que yo no lo haría del mismo modo.
-Y si después, tras pintar el mismo edificio a varias horas del día, lo hacemos una última vez durante una noche sin Luna... ¿No sería entonces en conjunto el retrato más riguroso que podría hacerse de Amaterasu-Kami?

El sol, la muerte, la vida...
-suspiro encogiéndome de hombros. Quien sepa mirar puede ver a la misma Muerte en una cesta de fruta fresca recién recogida, o incluso aún en el árbol.
Pero hay que saber, así como pensar en ello, no es tan directo como una cabeza cercenada, ju, ju...

No me molesto en evitar levantar la vista con un brillo de admiración hacia Hanashirusato por sus palabras sobre la escuela de iaijutsu; es bastante honesto y quizás no hubiera podido evitarlo aunque hubiera querido -Qué afirmación tan maravillosamente bella y acertada sobre la auténtica esencia de la tradición y la filosofía Kakita, mi señora Otomo... Tanto como difícil, acaso imposible de obtener si no se ha sido testigo personalmente de ella.

Espero que fuera en Otoño. Sin duda es la estación donde Kyuden Kakita más resplandece... Entre nosotros, la primavera allí está terriblemente sobrevalorada por poetas con más canon que imaginación
-le digo con una sonrisilla cómplice. Me aventuro dando por hecho que ha estado en mi tierra natal, pero no es que sea tan arriesgado teniendo en cuenta que la corte de cualquier castillo Grulla reúne a lo más granado del Imperio, y dudo que alguien como Hana hubiera querido perdérselas, estando en su mano Otomo obtener una de las preciadas invitaciones.
Y si resulta que nunca ha estado más se acentúa el halago anterior, así que igualmente queda bien.

Lo del otoño, es indiscutiblemente verdad, de nuevo.


Parece que la dama no comprende el motivo de mi imposibilidad de ver a la daimio Miya como una rival de ninguna clase de enfrentamiento físico, ni de cortesanos ni de ninguna otra clase, por ridícula que sea; pero después de todo Hana no es un bushi, ni está cerca de haber intentado jamás ver la vida como uno de nosotros, así que es lógico que no perciba el hecho.
Tampoco es que la empatía haya sido nunca el fuerte de los reptiles, claro.


-Oh, es... un honor, Hanashirusato-sama -replico algo pillado por sorpresa al responder que llevaría ante la Ama el caso del "enrosamiento oficial" de Yashiko. Ni siquiera se si lo dice en serio, como algo vacío o incluso una de sus burlas.
De todos modos, modestia aparte, sigo considerando que el título posee cierta inspiración. Además tiene su arte poético cambiar el esperado color por algo que no lo es, pero a la vez evoca alguno... y que ahora nosotros sabemos lo mucho que tiene que ver con su espíritu.
En fin, sea como sea me conformo con su retrato. Bueno, mentira... varios retratos.


-Sin duda Kakita Sho-sensei posee el afilado humor de un duelista... O debería decir que nosotros tenemos el suya, ya sabéis
-digo asintiendo con una media sonrisa divertida, refiriéndome a lo mismo de antes otra vez, la naturaleza común de todos los que salimos de esa ciudad, bushis, artistas o cortesanos.


-Mi sensei siempre decía... "no pienses en atacar, ataca en vez de eso; si piensas que puedes fallar, ya has fallado..."
Así, aislado, puede parecer arrogancia, pero deja de serlo cuando a eso él le añadía el obligarnos a practicar y entrenar durante horas cada día, todos los días. Un poco de talento y un mucho de esfuerzo... y entonces, tras todo ese sacrificio, no arriesgarse se convierte en un pecado mortal.

Diria que es filosofía bushi, pero... lo cierto es que pinto de la misma manera. Digamos que es filosofía Grulla, ju
-resoplo con un tonillo muy... grulla, si. Es que no puedo evitar serlo mucho tiempo, pero en el fondo me gusta, qué demonios.

-Hum, entonces no debería enviarle cartas; estropearía vuestra sorpresa -digo sobre Otomo Tori, el tipo de pavo real si no recuerdo mal su nombre. Ya me cuesta fiarme de uno, como para confiar en más Otomos -Casi mejor, hay disciplinas que creo se me dan bastante mejor que la poesía escrita -sonrío, no por un detalle como ése voy a dejar de rondar a Yashiko.
Esa misma noche, de hecho, tengo una cita "de trabajo" con ella, y quien sabe si ya le habrá llegado noticia de mi larga conversación con Hanashirusato.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Oct 16, 2015 5:05 pm

"Lo interesante de la filosofía con el arte es la multitud de puntos de vista ¿verdad?
Y vos... Parecéis tener uno bastante completo... sobre la vida y la muerte"


Kashin se calentó bajo tu palma en aquel momento como si ella misma te recordara aquello. O eso te pareció. Quizás ahora que eras más consciente de todo eras capaz de percatarte de detalles que antes no veías, o quizás la espada ahora hablaba más que antes...

"Oh, lo cierto es que todo el mundo se imagina al oir mi nombre en un pueblo en el momento de la caída de las flores de cerezo sobre este, cuando los árboles se desfloran... pero lo cierto es que yo me lo imagino en otoño, creo que es la estación más melancólica, bucólica y paradójicamente romántica de todas...

Siempre he creído que el amor tiene un punto justo entre el dulzor y el amargor que me recuerda a la caída de las hojas en otoño..."


Quizás de ahí la "composición de sus obras".... siempre tan llenas de obstáculos.



"Como una vez alguien definió a Sho-sensei es un "bello y extraño espécimen de corte" sobretodo por su amor y odio a esta misma juju
Pero si habéis podido tratarle ya os habréis dado cuenta que bajo esa faceta de gruñon posee un sentido del humor afinado. La verdad es que aunque no creo que jamás reconozca que le dio cierto placer lo que hizo.... no puedo imaginarme que una réplica tan maravillosamente ingeniosa no saliera con algo más que inspiración sino un poco de.... saña sana juju"


"Si hubo entonces más pretendientes no debían de ser bushis, ni grullas, por esa filosofía ju"

Sonrió la Dama con el abanico medio sacado.

"Lo cierto es que aunque podríamos reirnos un poco más de ellos, ya quizás en otra ocasión lo haremos ju"

Entonces la dama se buscó algo en un pequeño bolsito que llevaba y te lo tendió, parecía un anillo con un sello.

"Cogerlo. Cuando me escribáis nunca pongçais vuestro nombre, sólo firmar con este sello, yo sabré quien sois. De la misma forma recibiréis una misiva con el mismo símbolo cuando proceda... y espero que sean muchas... mis palomas son rápidas y son muy trabajadoras."

Cuando cogiste el anillo miró a ambos lados, estabais solos por aquel patio, sólo se veían a algunos cortesanos en las lejanías paseandos o a criados de los jardines cuidandolo.

"Bueno, me temo que ahora debo dejaros, mis obligaciones me reclaman y aún tengo un par de asuntos maritales que terminar para esta noche... tengo una gran boda que preparar a las puertas..."

Era verdad, la de la Ama.

Hana dejó una media sonrisa en sus ojos no sólo en sus labios y te dijo muy despacio:

"Jamás pensé que entablaríamos una relación... Rosa Dorada, no pensaba que estaríais entre mis intereses.... es lo divertido y maravilloso de esta ciudad... que siempre puede sorprenderte..."

Dio un par de golpecitos con el abanico en su palma de la mano y añadió:

"Sabrás pronto de mí.... y ahora, si me disculpas..."

Tras lo cual se despidió y al poco... desapareció.
Era hora de ir a las puertas de la ciudad para bajar con Kamoko.


OUT
Porque no quieres hacer nada más verdad??
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3139
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Dom Oct 18, 2015 4:48 pm

-Dicen que el arte es la celebración de la vida, y el bushido de la muerte... Obviamente ambos conceptos poseen multitud de facetas, pero la esencia es ésa. En cualquier caso, yo disfruto de ambas perspectivas -contesto con una media sonrisa de leve complicidad.

Si, Kashin parecía estar de acuerdo con eso. Tenía su gracia sentirla aportar su particular punto de vista a la conversación, ju...

-Es curioso, también es mi época del año favorita
-sonrío con un pequeño encogimiento de hombros para especificar la casualidad, aunque a estas alturas ya no puedo evitar preguntarme cada vez si realmente se trata de una -La primavera tiene toda la fama, pero ¿quien puede negar la enorme belleza de las flores de otoño, repletas de tonos cálidos?

Además, ¿no decía el poeta que el otoño separaba a los auténticos amantes de aquellos meros admiradores que sólo buscan lo más superficial?
"Él se enamoró de sus flores y no de sus raíces,
y en otoño, no supo qué hacer"


Aunque, como siempre, la poesía resulta mucho más imperfecta que aquello que trata de describir, dado que el autor tenía la idea, pero, como he dicho, ignoró la belleza de las flores de otoño, ju, ju. Eso no habría sucedido en un cuadro
-añado en tono entre reflexivo y algo burlón de esos poetas que fingen caminar un palmo sobre el suelo.


-Oh, si que he conocido al admirable maestro, y su inteligente sentido del humor -aunque no creo que se tratara de eso cuando me dijo que veía un buen.. yerno en mi; parecía bastante honesto y por lo que he sabido después, lejos está de hacerle semejante cumplido a cualquiera -Creo que le caí en gracia.

Eso me recuerda que... entre samurais de honor no vale hacer oidos sordos, así que necesitaré una negativa lo suficientemente inspirada para no ofenderle ni a él ni a Kohane-san. Así que es mejor que Hanashrusato no lo sepa, o podría considerar casar a la pobre chica con cualquier cortesano ambicioso con tal de "quitarla de en medio".

Dudo que ese riesgo exista con Tenma, pero ese asunto aspiro a poder solucionarlo sin tener que recurrir tampoco a enviar al kraken en su busca.


-Así lo haré, mi señora Otomo -tomo el anillo entre las manos sin considerar necesaria la pompa de rechazarlo porque no es un regalo y resultaría del género estúpido considerarlo así. En lugar de eso, al acercar mis manos a las de la Otomo me inclino galantemente ante ella, sosteniendo con delicadeza su mano y trazando el gesto de besarla, aunque dadas las costumbres samurai no lo hago físicamente.
Así, además, disimulo la transacción en medio de un gesto floridamente grulla. Nunca se sabe quien observa en un lugar custodiado por la guardia que presume de verlo y oirlo todo...

-El destino está en vuestra mano, ahora -sonrío con elegancia al devolvérsela, como si me refiriera a eso mismo. Por supuesto, no falta literalidad en mis palabras, aunque no se hasta qué punto las cosas habrían sido distintas de... bueno, haber sido distintas.


-Y sin embargo, habéis venido a buscarme antes de saber que pudiera interesaros... El karma tiene un curioso sentido del humor, ¿no os parece? Constantemente pensamos que nada de lo que sucede tiene sentido, más que descrito desde el azar más caótico, y de repente... una pieza encaja y... de pronto vemos el dibujo que apunta el puzzle.

Entonces es cuando toca preguntarse, ¿estaba ya mi imagen ahí, o la he formado yo al colocar aquella última pieza...?


Expongo soltando al final una carcajada, es cierto que empiezo a hablar como Otsumoko.

Cuando se marcha, me inclino profundamente ante ella, y espero cortésmente que ella me de la espalda a mi y se retirse antes de proceder yo a lo propio.
Mientras camino silbando hacia la puerta donde esperar el transporte de Kamoko, no puedo evitar soltar un larga exhalación al recapacitar sobre todo lo que acaba de suceder, como si hubiera estado conteniendo el aliento hasta ahora.

"Liberad al Kraken" pienso antes de estallar en una carcajada, a medio camino entre la iluminación y la demencia...

OuT: No, nada más ;-)
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Oct 19, 2015 4:43 pm

"Oh, justamente esa versión del otoño, la que nombráis, es parte de lo que más me gusta de él.... el otoño es como el verdadero comienzo... es final pero a la vez es inicio... uno que sólo los merecedores pueden verlo."

Asintió con una sonrisa complacida al oir tu poesía.

"Seguro que, por vuestro humor, Sho-sensei os ha cogido estima, es una persona.............. peculiar, auténtica, diría yo, que sólo gusta de hablar y relacionarse con las personas como él."

Asintió esta.

Hanashirusato hizo un ademán con la cabeza cuando recibiste el anillo de complicidad y aprobación y asintió ante tus palabras.

"El Destino nunca nos da más de lo que podemos sobrellevar, somos nosotros los que tenemos que afrontarlo con valor y valentía."

Te dijo esta con un optimismo en cierto sentido que te sorprendió, o quizás no, después de todo era Otomo y podía permitírselo...





OUT
iba a decir algo más pero
ME HA ENCANTADO EL CIERRE DE CONVERSACIÓN, ASÍ QUE LO DEJAMOS AHÍ.
Vamos a hablar un poco con Kamoko y he abierto un tema que sigo teniendo el problema con los nombres de los temas no sé por qué pero es tuyo esta puesto ahi por algo.
IN


Las puertas sur de la Ciudad Prohibida estaban aún abiertas, con la guardia Seppun haciendo su trabajo y los rayos del sol cayendo por encima de la muralla que parecía relucir con cientos de colores que no tenía cuando visteis aparecer a Kamoko con paso ligero y elegante.

"Creía que tenía días ocupados, creía...."

Suspiró mientras te saludaba y ordenaba a uno de los rickshaws que estaban preparados a la salida de la Ciudad Prohibida para desplazarse hacia la ciudad interior.

"Pero creo que todo va como cabe esperar, lo cierto es que vuestros avances en la corte me han facilitado ciertas cosas, es un buen tema de inicio y siempre consigue que quien deseo que me hable termine acercándose a mi solo, ya que sois la comidilla en la ciudad"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3139
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Lun Oct 19, 2015 7:22 pm

-Es un honor seros de utilidad, Kamoko-sama -respondo inclinando la cabeza respetuosamente, y más que eso también agradecido. -Aunque vais a hacer que mi yo duelista termine por tomarle celos a mi yo pintor...
Menos mal que los Kakita no tenemos muy clara la diferencia entre unos y otros
-sonrío distraidamente.

-Y sólo con un cuadro... Veremos cuando exponga los siguientes. Yashiko-san asegura que existe un riesgo cierto de que algún exaltado trate de robar el de mañana... Resulta que soy el último en enterarme de esa clase de detalles, respecto a mis modelos quiero decir. Es asombroso lo mucho que aprendo yo de ellas; cuando la inspiración acude, la comunicación que se crea entre el autor y el modelo es enorme...

Lástima que no pudiera retratar a vuestra hermana la embajadora Aki-sama. Porque no querría... ¿verdad?
-pregunto chasqueando la lengua, me temo que se la respuesta.


-Lo bueno para vos es que todo este asunto que se ha montado no deja indiferente a demasiados, así que no habrá muchos a los que no le interese esa clase de conversación para romper el hielo, ju... Ahora que digo eso, ¿puedo preguntaros qué clase de opinión os merece la dama de Su Majestad Otomo Hanashirusato-sama?
-digo con una "fingida" distracción. No es que ponga demasiado empeño en ocultarle cosas a Doji Kamoko, así que no me preocupa que perciba que en realidad estoy más interesado de lo esperable en lo que tenga que decir sobre esa mujer.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Oct 20, 2015 12:04 pm

"Como duelista hoy habéis dado de que hablar, muchos han visto vuestra pelea con Umeko-san como un acto entre locura, audacia, rebeldía y arrogancia.... básicamente lo que es un duelista Grulla juju"

Te respondió Kamoko con media sonrisa.

"Sólo espero que hicierais más amigos que enemigos en esta clase."

Añadió.

"Sin duda ya vuestra primera obra era peligrosa, pero vista desde la Ciudad Prohibida poco iba a pasar, si esta vez es en un lugar con menos seguridad, Yashiko-san seguro que se encarga... hay un movimiento un poco..... purtiano en esta ciudad que más que puritano yo lo llamaría retrógrado, o ni eso, sino más bien "piensa como yo" pero no tanto en el desnudo sino en vuestra forma pictórica de retratar.... tan.... diferente."

"¿Hanashirusato-san?"

Pareció sorprendida de la pregunta.

"Creo que es una de las cortesanas más hábiles y peligrosas que pocas veces he visto...

No sé si sabréis de su historia, pero dicen que la Dama Hana posee una memoria prodigiosa, una habilidad especial para leer los rostros y las verdades y mentiras y una capacidad para modular sus tácticas poco común.
Una genio de la corte que a los 11 años hizo su gempukku y a los 13 ya nada le suponía un reto.

Era una pequeña peligrosa, sus padres tuvieron ojo en mudarse de la ciudad cuando vieron que el anterior Hantei empezaba a tener una especie de obsesión con su familia.

Se mudaron a Ryoko Owari Toshi hasta que todo terminó, en ese tiempo la Dama Hana conoció a la Madre del Emperador cuando estuvo "exiliada" con su hijo, por aquel entonces como todo le aburría comenzó a... obsesionarse, algunos lo llaman "centrarse" por contra... con el tema de los matrimonios, vio que cada "caso" era diferente y divertido y comenzó a dejarlo todo de lado salvo aquello.

Cuando el Emperador anterior murió y muchos volvieron a la ciudad, esta lo hizo y comenzó a hacer de las suyas a nivel de gran corte, algo que llamó en atención de la Ama y pronto la llamó a su servicio...

Como puedes ver, ante alguien así sólo puedo sentir dos cosas.... respeto por su talento y por otro lado.... una enorme precaución en cuanto a toparme con ella como rival se refiere.

La Dama Hana es como ciertos artistas talentosos que después de perfeccionar la técnica comienzan a deconstruir el arte para llevarlo a nuevos niveles..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3139
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mar Oct 20, 2015 6:52 pm

-Si, eso se nos da bastante bien a los duelistas grulla -sonrío de medio lado con un tonillo divertido -Me alegro que ese combate haya resultado tan interesante, y tengo que agradecerle a Umeko-sama lo mucho que ha puesto de su parte para ello. Debo reconocer que me ha sorprendido que se manejara tan bien con el iaijutsu... Y con la izquierda, nada menos, ju -no puedo evitar una pequeña carcajada mientras niego con la cabeza; hasta la Matsu más sensata está bastante loca.

-Yo diría que ahora le caigo un poco mejor... a su modo, claro. Resulta que la guardiana Matsu de que el embajador león no "progrese" el clan en demasía, está mucho más adelantada a su tiempo de lo que cabría imaginar.
Es bastante chocante, por lo visto tiene algo que ver con la influencia de la esposa de su hermano, una extrovertida dama de origen Ikoma
-explico lo que Nozomi me contó, encogiéndome de hombros. Supongo que para una cortesana cualquier información puede ser útil, dado que Kamoko tendrá que tratar con el León más de una vez en el futuro a corto plazo -Aunque eso no la hace menos cabezota que las demás, así que... Oh, pero incluso sospecho que mi cuadro, lejos de ofenderle, le gustó. No es que lo fuera a reconocer así a la ligera, pero tratándose de una "extravagancia Kakita" cualquier ausencia de furia por su parte hacia mí es una señal de alegría; interna suya, quiero decir.

Yo también me alegro de ello, por descontado... Me iba a resultar mucho más duro convencerla de ser mi modelo en el futuro si hubiera ardido "Kyuden Troya"
-expongo con una risotada.

-En fin, si, creo que he hecho más amigos que lo contrario. Tampoco creo que Umeko-sama sea la única que de que hablar en las próximas horas respecto a conversaciones que me involucren; Mirumoto Tenma-sama ganará muchos puestos cuando acuda a la embajada a "pedir mi mano"

Al Tormento Sangre de Kami también podría retratarla, con muchísima más facilidad. Los inconvenientes aquí... son de otra naturaleza
-murmuro chasqueando la lengua. Yashiko si que podría hacer arder alguna que otra ciudad si pintara a la Mirumoto después de que se entere de sus intenciones... No se porqué me huelo que de ésta me va a ser más difícil librarme sin un buen mordisco, y eso que en este caso soy totalmente inocente, cosa que rara vez puedo decir con todas las de la ley.


-Tiene algo que ver con la modelo del próximo cuadro... Parece ser un imán para los exaltados y fetichistas, ni siquiera creo que el problema tuviera nada que ver con el arte en si mismo, sino con su mera imagen. Pero supongo que... es el precio por acercarse tanto a una Fortuna -digo encogiéndome de hombros, sin especificar si me refiero a mi o a la retratada en cuestión.

-Si intentas arreglar el avispero, ten por seguro que intentarán picarte. Hay muchos samurais acostumbrados a la comodidad de no tener que inventar ni siquiera discutir sobre nada original, sentados simplemente a la sombra de los antepasados, mientras disfrutan del mayor lujo que la riqueza puede comprar: no hacer nada...
No se trata sólo de arte, pero en ésas estamos. Todos disfrutan de las sedas, pero ninguno quiere oir hablar de que el tipo al que se le ocurrió deshacer el capullo de un "asqueroso" gusano para tejerse una capa tuvo que ser considerado en su día un perturbado, un loco... y mirad ahora, todos cubiertos de lo que algún gusano ha excretado, como el cúlmen mismo de la elegancia.

No quiero ni pensar en todas las cosas de las que se cubrieron antes de separar las buenas de las malas ideas, pero es obvio que tuvieron que realizar ese proceso.
Yo no pretendía tanto cambiar los cánones como... sacudirlos. Abrir el debate en el fondo, así que... bienvenidos sean los que son capaces de defender con valor su postura de seguir desnudos por el mundo antes de vestirse de seda
-explico con un tono socarrón, pero realmente divertido con todo aquello.


Escucho atentamente sus palabras sobre la dama Hana después, frotándome la barbilla pensativo -Que suerte para mi que desprecie a los mentirosos... -murmuro al final, refiriéndome a mi visión de que sólo un cobarde siente la necesidad de mentir. De lo contrario, podría haber caido en el error de intentarlo con la Otomo.

-Se me ha acercado antes, cuando estaba a punto de venir hacia la puerta para esperaros -replico, dando la explicación debida aunque no me lo haya preguntado por cortesía Doji -Alguien le había preguntado si yo tenía algún proceso de "mai-ai" activo, por lo visto... y eso le había hecho cierta gracia.
Al final conseguí saber que se trataba de Otomo Nazoko-sama, de cuya pequeña hija Aiko-sama ya os hablé el otro día... Resulta que me he convertido en una "apuesta razonable" para los Otomos, según palabras textuales de Hanshirusato-sama, ju, ju... ¡Yo!, ¿quien lo iba a decir...?

Pero, de todos modos, creo con bastante certeza que la historia no terminó por interesar a la casamentera, parece ser que las tiene mejores... Y la boda de Su Majestad, por supuesto.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Oct 22, 2015 2:21 pm

"Si te soy sincera creo que a día de hoy no importa cuantas veces la vean emplear el iaitsu, creo que todos siguen sorprendiéndose como tu.... al menos eso me ha parecido ver ji Te guiñó un ojo esta. No todos los días se ve a un pez volar después de todo."

"La posición de Umeko es complicada en la embajada, sin duda, ella está allí como guardiana de la tradición y de la influencia Matsu sobre este, sin embargo como ya has visto la propia Umeko vive en un precario equilibrio entre lo viejo y lo nuevo...

Sinceramente, aunque al principio tuve mis reticencias... puede justamente que la figura de Umeko sea muy beneficiosa para el Embajador, pero no como seguramente le gustaría que fuera a los tradicionalistas, sino como símbolo de que ambas cosas pueden convivir... no de forma sencilla, pero posible."


"¿Tu modelo futura?"

Levantó una ceja interesada Kamoko al oir aquello.

"¿Qué qué?!"

Casi explotó en una carcajada.

"Koji-san, querido, creo que estáis teniendo tanto éxito entre las mujeres que al final me vais a necesitar a mi de vuestra guardaespaldas jujuju"

se rió.

"Tenñeis imán para haceros amigo de esa clase de mujeres ¿no?" Dijo por el problema de los exaltados con el cuadro, con una media sonrisa en los labios.

"El arte de la locura a un paso, la victoria ¿verdad?
Siempre me sonó mucho como el iai... por eso siempre creí que era una disciplina artística esta muy hermosa...."


Te contestó sobre lo de los detractores de tu tendencia.

"¿Con la hija de Nazoko-san?
Y ya van dos hoy mismo jiji Querido mío.... jiji Pues si que vas a ser un tema interesante de conversación estos días jiji Pero tranquilo, no creo que nuestro Clan quiera "desprenderse" de una joya como tu, y como tu señora tampoco tengo intención a que cambies de mon, no te quedarían bien las serpientes... perderías tus preciosas alas."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3139
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Jue Oct 22, 2015 10:24 pm

-En mi defensa, diré que a mi no volverá a sorprenderme una segunda vez -sonrío de medio lado, no sólo refiriéndome al iaijutsu por parte de la Matsu, si no a cualquier otra cosa de la que sea capaz en general.
-Esto es más como ver a un elefante volar, pero si, os comprendo -bromeo dejando escapar una leve risotada.

-Es interesante, porque según he sabido su propia madre repudió a Umeko, que fue rescatada directamente por la daimio Matsu. Y ahora la ha enviado aquí, como "guardiana" de las tradiciones.
Eso es un hecho, ahora tenemos dos opciones, o asumir que la daimio no conocía realmente a su protegida y que se equivocó al mandarla a mantener a raya a Toushi-sama, o que al contrario sabía perfectamente de la naturaleza de Matsu Umeko-sama, y que si la asignó a ese puesto fue precisamente para "aparentar" ante los sectores más inmovilistas de su familia ponerle freno al embajador, pero en el fondo estar plantando las semillas de un clan algo... más renovado a medio plazo.

"Renovado" en términos león, por supuesto. Pero ya es algo -digo encogiéndome de hombros.

-Ah si, ella no lo sabe aún, claro... me habría matado de habérselo dicho así sin más, me parece a mi, ju, ju. Pero se que entrena jiujutsu con Hida Kuronuma-san, y que respeta muchísimo a la dama de Su Majestad.
Bueno, dicen que a palos se ablanda hasta el pulpo, ¿no? -pregunto riéndome, aunque no lo digo exactamente en tono de broma. La cangrejo puede convencerla... al menos de que no me mate directamente al comenzar a hablar.

-¿A que sería una obra poderosamente interesante? -digo con una sonrisilla de confianza, y temeridad, Kakita.


-Pues no descarto necesitarla -murmuro sobre esa supuesta protección, aunque no temo por "esas otras", sino porque Yashiko caiga en la tentación de pensar que yo he hecho algo para buscarlo. Si algo en su cabecita de víbora le hace pensar que soy uno de esos conquistadores pagados de si mismo no sólo sentirá celos, sino una furia enorme por haberse dejado embaucar. Y esa perspectiva no me parece especialmente divertida.

-Pero a decir verdad, Tenma-sama sólo tiene interés en mi espada -explico dando unos golpecitos con los dedos sobre la empuñadura de Kashin -¿Habéis oido esa historia sobre su señora madre...? Pues yo diría que ella cree realmente ser hija de una Fortuna, y no sólo eso sino que... en fin, también piensa que esa misma entidad participó hace siglos de... mi propio árbol genealógico.

Parece muy segura -suspiro volviéndome a encoger de hombros de un modo más sentido esta vez -El asunto resulta un poco complicado de precisar, pero Nisio-sensei ha prometido ayudarme a esclarecerlo, más o menos.
La cosa debe de tener gracia, porque ella asegura que Enma-Oh tiene un marcado y único sentido del humor.

Explico sin más, antes de romper la solemnidad con una carcajada. Es posible que Kamoko empiece a pensar que estoy algo más loco de lo que ya hubiera pensado, pero si alguien está en pleno derecho de saberlo todo sobre su yojimbo, es ella.
Además, así puedo comprobar si suena tan extraño como yo sospecho...


-¿Con mujeres que atraen a exaltados... o a la propia exaltación a su alrededor? Pues... es posible. Espero que eso no me convierta a mi en uno -chasqueo la lengua frunciendo el ceño, como si dudara. Es cierto que no he tenido mucha "paciencia" para los plazos tradicionales del romance con Yashiko... ni reparos para pedirles a otras que participaran en semejante serie artística.
Diablos...

-Como el iaijutsu. Exactamente.
¿Sabéis que una vez intenté combinar ambas técnicas...? Ataba un pincel en el extremo de mi katana y "pintaba" en el lienzo tratando de proyectar el chi como en un duelo, en lugar de pensando en lo que esperaba que surgiera.
Creo que la idea no era mala, pero resultó que Kashin estaba demasiado afilada y hacía trizas todos los soportes que ingenié para sostener el pincel en cuanto golpeaba el aire con ella. Pero supongo que es obligado fracasar antes de alcanzar el éxito, o de lo contrario no sabríamos diferenciarlo, ju, ju.

-Hum... tres, si contamos a Sho-sensei diciéndome que sería un buen marido para su nieta. Aunque bueno, Kohane-san no estaba presente, así que tal vez no cuente -murmuro pensativo -Si, dos; digamos dos.

O me convertiría en una nueva especie de serpiente alada capaz de atacar no sólo a los que pisan el jardín... Pero tenéis toda la razón del mundo, no me quedaría bien. Eso mismo pensé yo cuando envié a Tenma-sama a nadar entre el papeleo y la burocracia de la embajada para tramitar su petición oficialmente.
Después de todo soy un bushi, no puedo escoger mi destino por mi propio criterio; me debo a mi clan. Y quizás mi clan tenga otros planes -no puedo ser más explícito pidiéndole ayuda con la Mirumoto, creo yo. Porque sigue siendo una buena aliada para la causa, eso hay que cuidarlo. Aunque ahora Kamoko sabe que quizás no se conforme con cualquier otro pretendiente grulla... lo que me ofendería seriamente, dicho sea de paso.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Oct 23, 2015 12:03 pm

"Si sólo os ha sorprendido una vez eso dice mucho de la capacidad de control sobre las habilidades que influyan en vos, para bien.

Los hay que no saben hacer eso"




"Dicen que la daimyo de las Matsus parece una loca sin estrategia alguna..... parece...."

Murmuró Kamoko.

"Pero también se dice de ella que no hay batalla en la que haya participado que no haya ganado, aún cuando estaba todo perdido...
Algunos le llaman suerte, otros fortuna, otros que son los kamis, otros que cuando no tienes nada que perder das más de lo que sabes que tienes... lo cierto es que en su grupo de Orgullos por lo que tengo entendido hay mujeres muy dispares y habilidosas...

Por lo que veo... lo de dispares y habilidosas no sólo se refiere en el manejod e armas."


"Usar la palabra Renovado para el León ya es algo sin duda jaja"

Bromeó esta.

"Los palos son capaces de ceder todo menos la voluntad, parece mentira que la voluntad no pueda ser cedida cuando puede ser lo primero que ceda.... o lo último....

Pero sin duda, de todas las virtudes que ha tenido la Ama es el saber de quién rodearse... Creo que a día de hoy la Dama Kuronuma es una de las opiniones más respetadas en toda la corte, sin que ella haya "hecho nada"....

Eso es sabiduría de quien sabe qué soltar y donde...
Tanto es así que hasta la propia Umeko cae antes eso..."


"Sería una obra que valdría un incendio sin duda." Rio de pronto esta.

"¿Qué Tenma-san piensa qué? preguntó sorprendida, y blanca se quedó al oir la implicación de Nisio ¿Y vos lo creéis?"

Y tu no parecías mentir ni mucho menos pensar que era broma. Suspiró.

"Los Kamis son sin duda unos seres de humor complicado si todo lo que me dices es cierto........."

Suspiró.

"Si que vas a necesitar ayuda si Tenma-san ha puesto su ojo..... en tu espada ju"

No pudo evitar sonreir por la ironía.

"Sabes.... cuando te me asignaron como yojimbo pensaba que eras un chico muy tranquilo, con buen historial como kendoka que quizás hasta se aburriera en la ciudad por mi culpa juju parece que la que me aburro soy yo juju"


"¿Con los exaltados hemos topado o con vos mismo Koji-san?

Bromeó esta al verte tan envuelto en la polémica.

"No creo que la idea fuera mala, pero quizás vuestra señora espada pensaba que pintar a ella no le gustaba demasiado jaja"

Que después de saber que éra la espada y de quién ahora hasta tendría sentido preguntarle qué le parecía......

"¿Tres? soltó una carcajada vaya.... creo que es hora que te ingrese en el Kin No Bu jajaja"

Kamoko se encogió de hombros mientras te sonreía ante lo del papeleo y murmuró:

"Quien sabe... el papeleo es complicado..."

Se rió.

"Un buen padre siempre sabe lo mejor para un hijo..... pero un buen padre nunca debería olvidar que el que va a vivir el resto de su vida (o al menos hasta el divorcio) con esa persona es su hijo, así que siempre es bueno saber su opinión."

Y te guiñó un ojo como si dijera "mensaje recibido".

"Así que.... ya que el papeleo puede que pierda en trámites absurdos a Tenma-san, y no pensáis estar muy interesado ni en la joven Aiko ni en la adorable Kohane.... eso nos deja con la Dama Hana ayudándoos a conseguir a la mujer que se os ha cruzado entre ceja y ceja desde que llegásteis casi a la ciudad ¿verdad?"

Y tras esto Kamoko te sonrió con una ceja levantada
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3139
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Dom Oct 25, 2015 4:24 pm

-Para un duelista, dejarse sorprender una vez ya es bastante peligroso, no se puede conceder esa ventaja dos veces. Se parece un poco al credo de un buen domador de fieras, al menos al de uno que desea llegar a viejo -explico con una sonrisilla de medio lado.

-Lo que yo me pregunto es si la propia Umeko-sama conoce su potencial y por tanto su papel en ese asunto, si ése fuera el caso. Lo malo de los giros de guión y los planes dentro de planes es acabar por confundir incluso a tus propios actores; yo diría que la corte, como la batalla, no es ajena a esta máxima.
Pero si ha sido bien calculado... terminará por ser consciente, incluso de si misma. Eso asumiendo que la daimio sea tan buena estratega de combate como se dice, claro. Esa posibilidad es la que la hace, a nuestra consejera, tan atractiva como modelo, el proceso de confusión y renovación que ella misma estará viviendo en su interior, y que acompañará al de su embajada.

Si el plan era así pretendido, y si sale bien
-puntualizo con un leve encogimiento de hombros. Tampoco es que las tenga todas conmigo en otorgarle tanta sutileza a la familia Matsu, pero cosas más raras se han visto... como un león usando la mano izquierda.


-He dicho lo de los palos principalmente porque se que Kuronuma-san y Umeko-sama entrenan juntas lucha sin armas. Cuando dos guerreros de tanto calibre entrenan juntos, o se matan o aprender a respetarse, y como ambas siguen vivas supongo el segundo caso, por eso me atrevo a decir que, en cierto modo, algunas resistencias naturales ya han sido ablandadas... y a puñetazos, precisamente.
Pero es más bien algo metafórico. No creo que la Matsu respete a la Hida tanto por lo que ha hecho en la corte como por lo que la ha visto ser capaz de hacer en el dojo, y aún así ser capaz de nadar entre tiburones sin haber sido adiestrada para ello.

Es el conjunto lo que la hace tan valiosa
-murmuro, sin especificar si ahora me refiero aún a la leona o a la cangrejo.


-Que si yo lo creo... bueno, es evidente que Tenma-sama se lo cree, y Nisio también le da credibilidad, así que... Además, la implicación de algo más allá de este mundo alrededor del origen de mi espada parece ahora innegable incluso desde un punto de vista puramente racional; Nozomi-san y yo llevamos a Kashin a ser examinada por un maestro forjador de la Universidad Kaiu en la ciudad y no se limitó a hablarnos de una leyenda, sino que la puso a prueba introduciendo el acero de mi katana en su forja, alimentada ésta por un hechizo especialmente diseñado por Isawa Seiryo-sama para generar la mayor temperatura que el ser humano sería capaz de lograr sobre la faz de la tierra... y Kashin apenas si se calentó, mientras seguía mostrando esa sonrisa de su grabado aún con más intensidad como si se burlara de nuestros intentos por "provocarla"

Pero Tenma-sama sólo tiene un acero de esta misma naturaleza, y a los Mirumoto les gustan los gemelos, así que ha considerado que era una señal "divina" encontrarnos ambos poseedores aquí y ahora, para que nuestro descendiente dispusiera de un daisho completo de dos espadas forjadas por una divinidad.

Ni que decir tiene que si consigue su propósito, demostrará su acierto, y si no... se demostrará su equivocación al interpretar las "señales"
-por eso no tengo que molestarme en buscar argumentos para convencerla de otra cosa, sino demostrárselo con hechos incontestables. Porque yo creo lo segundo, por descontado; incluso Enma-Oh se equivocaría si pensara lo contrario.


-No hay peor cuña que la de la propia madera
-bromeo sobre eso de los exaltados, riéndome socarronamente incluso del hecho de que yo pudiera parecer uno de ellos, y por eso se hubieran exacerbado tanto.

-Si, debe de ser algo parecido a cuando de niño tuve la idea de vestir al perro guardián de la hacienda con un kimono pequeño... A mi me parecía adorable y muy divertido, y el caso es que a él también... sólo que su idea de diversión consistía en esperar a que terminara de vestirlo para hacer trizas la tela con sus dientes en un abrir y cerrar de ojos.
Puede que venga a ser algo similar
-murmuro pensativo, mirando hacia la empuñadura. Seguro que ahora se está riendo, pienso.


-¿Qué...? -acierto a preguntar, levantando la vista hacia la Doji en cuanto oigo eso de Hana y Yashiko -¿Pero como...? -hay dos pregunta en el aire, pero hacer cualquiera de ellas implica asumirlas. Por otro lado, cuestionarme ahora que se haya dado cuenta de mis sentimientos por Doji Yashiko quizás me haría parecer aún más idiota de lo que mi expresión debe de revelar ya -¿Como sabéis que Hanashirusato-sama ha accedido a ayudarme?
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Oct 26, 2015 12:31 pm

"Creo que Umeko-san nunca supo de lo que ella misma era capaz quizás hasta hace poco, y creo que aún no entiende lo que puede llegar a ser en el futuro...

Es complicado nacer con una estrella y creer que has nacido bajo esa y descubrir que quizás todo lo que antes creías era mentira, no una mentira premeditada y dolosa, sino simple y llanamente una equivocación..."


Musitó Kamoko justo antes de añadir:

"Por eso es tan de sabios rectificar y no montar dramas innecesarios por eso."

"Creo que Umeko-san respeta tanto a Kuronuma-san también porque siente que si ella hubiera estado en su situación también casi se hubiera vuelto loca, y ve el valor de lo que ahora es la Dama y seguramente piensa que ella no sería capaz de llegar a la misma conclusión de la Hida, creo que ella misma se cree más intransigente de lo que realmente es...."

Te añadió.

Kamoko escuchó con gesto serio tu historia de Kanshin y asintió.

"Los designios divinos son incomprendibles a veces....."

Asintió para si misma.

"Pero eso no implica que no puedan ser desenmarañados..."

Dijo con tono serio.

"Tenma-san tiene cierta lógica al pensar en aquello.... sin embargo.... bueno, ya sabéis que no soy una amante de las leyendas, tengo suficiente ya con lo palpable... pero... vuestra espada no es la única que "parece haber sido forjada en el infierno" en esta ciudad...."

Dijo Kamoko de pronto.


Kamoko te miró con una sonrisa de oreja a oreja y casi estalló a reir por tu cara cuando te quedaste petrificado y te dijo:

"En realidad, querido, vis acabáis de decirmelo, lo mío sólo era una apuesta, que he ganado por cierto."

Se rio entonces mientras se tapaba la boca con la manga.

"En el juego de la corte se debe saber cuándo y cómo apostar... son muchos años de experiencia jiji"

"Quizás ahora os preguntéis que cómo es que llegué a la conclusión de que podía hacerla, pero claro, quizás esa pregunta ya no es tan divertida de oir su respuesta juju"

Kamoko te dio un golpecito en tu hombro y te sonrió de forma maternal y te dijo:

"No es nada personal, querido, pero es que hasta tengo un hijo de tu edad..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3139
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Lun Oct 26, 2015 5:35 pm

-Tal vez sea ése el valor de esta ciudad, un gran espejo que muestra a cada uno la persona que realmente es, y no la que desearía ser o la que le han convencido que es. Eso explicaría que su confusión comenzara hace poco como decís -opino como una posibilidad. No es que este lugar sea la única posibilidad de descubrir esa clase de cosas, pero puede que si el escenario más grande, y complejo a la vez.

-Le rompieron el brazo derecho y aprendió iaijutsu con el izquierdo... ¿Intransigente? A muchos juncos ya les gustaría poder doblarse tanto sin romperse -replico resoplando. A veces las huellas más difíciles de rastrear son las propias.

-Todo eso la hace una candidata perfecta. Sólo es necesario que se de cuenta ella en vez de cerrarse en banda si un Kakita se lo propone, pues eso podría ser demasiado incluso para la consejera; por eso resulta tan oportuno que respete el punto de vista de alguien como Kuronuma-san...


-¿Lógica...? -pregunto curioso. Yo diría que precisamente lo primero que sale huyendo por la ventana cuando comienzan a interpretarse designios divinos en actos corrientes o casuales, es la lógica. Aunque reconozco que el hecho de que Tenma me reconociera como un portador sin haber sabido nada de mi le añade necesariamente la variable sobrenatural al asunto.
-¿Queréis decir que hay más espadas de esta naturaleza en Otosan Uchi, en este momento? -digo con evidente interés. Diría que la Fortuna no se ha aburrido, aunque puede llevar haciendo esto miles de años -Eso es muy interesante, si hubiera otras podría resultar mucho más discutible que Tenma-sama tuviera que casarse conmigo, incluso aún dando por bueno el hecho de que esté predestinada a reunir dos aceros gemelos de este tipo... -expongo, mirando a Kamoko con la esperanza poco disimulada de que me cuente todo lo que ella sabe al respecto.



¿Una apuesta? Así que no era una suposición sino una pregunta, y yo las he contestado... ambas. Me llevo la mano a la frente, pasando las yemas de los dedos por ésta. Al final empiezo a reirme, con un tono incluso socarrón hacia mi mismo.
-Tocado -replico aún con los ojos cerrados por mi palma, usando la frase que los duelistas utilizamos en el dojo para concederle la victoria al rival en ese asalto.

-Tenía la esperanza de que dijérais que no habíais dudado ni por un instante de que mi determinación hubiera sido capaz de convencer incluso a alguien tan "particular" en su propia visión de las cosas como Otomo Hanashirusato-sama.
Supongo que me lo merezco, ju. No duele tanto como un golpe del bokken de mi sensei de esgrima en los nudillos, pero no diría exactamente que es mejor
-bromeo con una risotada.

-Claro que tiene interés saber esa respuesta, mi señora. Me gustaría saber que no lo llevo escrito en la frente -carraspeo recomponiéndome un poco. Yashiko podría matarme si se entera antes de tiempo, y Hana también si eso sucede. Lo único bueno es que una tendría que conformarse con mi cadáver. Lo mal es... todo lo demás.

-Qué suerte para él no ser capaz de mantenerle nada oculto a su señora madre
-murmuro con un tonillo a medio camino entre la ironía y la genuina admiración, sonriendo de medio lado. -Pero como vos misma habéis dicho antes, en ocasiones alcanzas un capítulo de tu existencia en el que te das cuenta de que el autor ha jugado contigo desde bien el inicio de la novela antes de desvelar la verdadera trama... Y a fe que es una buena historia.

¿Puedo preguntaros... qué le dijistéis a vuestro hijo cuando os disteis cuenta por primera vez...?
-digo desviando la vista hacia el exterior del vehículo a través de una rendija descorrida de la cortinilla, aparentemente distraido.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Oct 29, 2015 12:21 pm

"No sólo como espejo, sino como desafío de alma y cuerpo, esta ciudad es el fin de las mentiras hacia nosotros mismos... "

Te dijo.

"No tengo muy claro como vas a presentarle el beneficio de la obra superior a lo que puede que tenga que soportar de cara al clan...."

Meditó esta en voz alta.

"Puede que eso le costara hasta el puesto en el que está...."

"Bueno, en realidad diría que siempre ha existido una en esta ciudad...."

Te dijo de pronto de la espada.

"Hay una leyenda en esta ciudad que dice que el templo de los monjes guerreros que hay en la ciudad, unos monjes que estan dedicados al culto a la guerra y a la muerta fue fundado por un descendiente de Enma-Oh en la tierra.... una mujer, la misma mujer que aún siendo humana era hija de dioses y madre de dioses... Toda una historia digna de esta ciudad...

Y que está custodiada en el templo..."




Kamoko se rió al ver tu expresión y te dijo:

"Si os sirve de consuelo no he dudado ni por un momento de vuestra determinación para conseguir lo que deseáis, son más bien vuestros ojos de cordero enamorado los que os han delatado jiji"

Kamoko te dio una palmadita en el hombro como si dijera "no es nada malo" y te sonrió.

"Pues a mi hijo le dije exactamente igual que te voy a decir a ti... Que has nacido mil años tarde para tratar de ocultarme algo así jiji se rió esta, pero luego te sonrió no con la boca sino con la mirada y añadió y que... soy su madre y siempre querría lo mejor para él y lo ayudaría en todo lo que pudiese, incluso aunque supiera que se iba a caer de boca, porque a veces sólo así los cabezotas aprenden, que estaría si elegía ese camino el estar ahí para tenderle la mano para levantarse.

Lo mismo que te digo ahora a ti...

aunque, sinceramente, mi hijo.... nunca se tropezó."
y te guiñó un ojo.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3139
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Jue Oct 29, 2015 9:38 pm

-Perder su puesto... -repito resoplando un largo suspiro -Si ése fuera el caso, si no lograra sacar nada más que eso, no presentaría el cuadro "al público". Se lo cedería a Umeko-sama para que hiciera lo que considerara oportuno con él; a diferencia de las personas, el arte puede vivir siglos, y confiaría en que éste sobreviviera el tiempo suficiente como para que el día que saliera a la luz la Matsu ya fuera una ancestro en el Yomi, puesto del que ya nadie podría moverla.

Pero eso no significa que no tenga una idea más a corto plazo... Lo que yo espero es poder ofrecerle un argumento que le sirva, a ella y a cualquier otra samuraiko bushi en su lugar, para arrojárselo a la cara a cualquiera que en el futuro intentara volver a burlarse de ella por esa dualidad "mujer-sin-mujer" a medio resolver, sin tener que molestarse en rebajarse a entrar en una guerra dialéctica con nadie.
Es decir, mostrar sin reparos un cuerpo objetiva y físicamente femenino, y aún así que esa imagen transmita todas las virtudes del "bushi-no-mujer" que ellas reclaman al renegar de su feminidad. Justo lo que... bueno, lo que ellas normalmente son incapaces de argumentar sin montar en cólera por el hecho de que un cortesano más hábil le de la vuelta a todo cuanto digan; una imagen inapelable, que valga más que mil de las palabras de las que no van sobradas.

No algo de lo que tuviera que avergonzarse delante de la daimio que la envió aquí, sino precisamente al contrario algo que hiciera a ésta considerar que tuvo mucha razón al hacerlo.
Ah, y por supuesto algo que aterrorice a los que llevan siglos beneficiándose de avivar la enemistad entre nuestras respectivas familias y por extensión nuestros clanes.

Ya, no hace falta que lo digáis, ju; se que es un reto disparatado para mi mismo en primer lugar... pero no intentaría convencer a una Matsu de participar en algo así si no considerara un beneficio enorme de ganar la apuesta
-explico con una sonrisa socarrona, encogiéndome de hombros.

-Por descontado, me gustaría escuchar cualquier opinión que tengáis al respecto, os lo ruego. Necesitaré los mejores consejos posibles para alcanzar la solución a la que aspiro con semejante obra, ya que mi visión natural de hombre Kakita no me sitúa precisamente en la mejor de las perspectivas para resolver asuntos pendientes de las samuraikos león
-añado con sorna, lo evidente es gratis.


-¿Madre e hija...? ¿Qué humana es ésa?
-pregunto interesado.
-Pero entonces ¿la espada no es portada ahora mismo por nadie... que pudiera desposarse con una posible daimio Mirumoto, por poner un ejemplo? -digo chasqueando la lengua; me habría venido muy bien, para variar por una vez, encontrarme con otro gallo.
Aunque no se quien lo es aquí en realidad, si ella o yo...


Le sonrío de vuelta a Kamoko con un cabeceo gentil agradeciéndole el gesto, aunque parezca un poco condescendiente ahora, ju. Pero se lo acepto de corazón, así como su cercanía simbolizada por esa palmadita amable, y su comprensión y tutela respecto a mi... cabezota.

-Ahora debería preguntar "¿de qué ojos habláis?", y nunca "¿tanto se me nota?", para no volver a cometer el mismo error de confirmar vuestra apuesta con mi pregunta, ¿verdad? -bromeo con una risotada. En el fondo confío en que realmente sólo se me note "tanto" por tratarse de Kamoko, que como ha dicho no sólo me conoce sino que le lleva mucha ventaja a un hombre, grulla, y de mi edad.

-Pero me alegro de que vos seáis consciente de mi... determinación. Hanashirusato-sama no quiere, con buen criterio, que lo sepa nadie, y ella menos aún... Y yo odio guardar mis propios secretos, nunca se me ha dado nada bien.
¿Puedo preguntaros, honestamente, lo que pensáis... de mi, de ella, de la gran serpiente gorda, de todo, ya sabéis? Yo no soy objetivo pero diría que... el karma ha querido que hiciéramos buena pareja. Con ella, no con la serpiente, quiero decir.

Oh, me temo que yo... puedo caer mil veces en esta misma piedra, y no en otra, y me temo que lo único que aprendería sería a levantarme mil una, pero jamás a tratar de evitarla.
Estoy seguro de que ésa no es la lección que el karma querría que aprendiera de esta vida. Y si lo es, el karma puede irse al infierno
-sonreí de medio lado, retador y cabezota como sólo los duelistas Kakita conseguimos ser.

-Me alegro por él
-le replico con una sonrisa mucho más franca y nítida, respecto del hijo de Doji Kamoko -Aunque lo "siento" por él -puntualizo esbozando una sonrisilla algo más ladina, tendiéndole descaradamente la mano a la cortesana. ¿Quien no querría sentir la de alguien así tirando de la propia, sabiendo que será en la dirección correcta? Siento que él se lo perdiera "sólo" por no tropezar, ju, ju...
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Nov 03, 2015 6:32 pm

"Bueno, querido, si sois capaz de convencer a la Embajada León de eso, por ejemplo al otro consejero de Toushi más que a la propia Umeko quizás tendrías un argumento casi imbatible...

Lo que quiero decir es que el arte es tan poderoso que puede afectar a la vida de una persona, y debes tener cuidado con el poder que eso trae, porque es cierto que tus intenciones pueden ser puras pero.... no todos miran las cosas con ojos limpios..."


Dijo esta con tono apenado.

"Pero si os digo la verdad.... es algo que me gustaría ver....

Quizás...
meditó mirando al cielo quizás la solución a ese cuadro esté en representar justo lo que las Matsus llevan reclamando desde siempre, algo tan claro que negar el cuadro por ellos mismos sería negar la propia esencia de las Matsus....

Quizás la solución esté en representarla como el "hombre" que se supone que una Matsu dice ser......


Todo un reto..."




"No, no es portadora de nadie pero tampoco lo necesitas según el argumento que Tenma-san te dio.... ella buscaba al portador de la otra parte de su daisho ¿no? Bueno, pues ahora tiene varias opciones, lo cual le deja con un problema principal mayor que tratar de unirlo que es unirlo con la posibilidad y la katana adecuado.... debería darte el tiempo suficiente para moverte hacia tus deseos ¿no crees?"


"Oh querido se rió si supuerais cómo disimular los ojos de enamorado entonces no seríais bushi sino cortesano jaja"

"Pero tranquilo, querido, por línea general mostrais vuestra aura de desgana, no estáis, aún expuesto, pero os aconsejaría delante de los grandes cortesanos abstenerte de mirarla más de la cuenta...."

Te guiñó un ojo.

"¿Qué pienso?"

Casi se aguanto una risotada.

"Que sin duda os gustan las cosas complicadas, en todo."

Se rió ahora si.

"No lo sintáis por él, eso significa que se calló mil veces en la misma piedra pero nunca la esquivo como tu ¿verdad?"

Puso una sonrisa de medio lado.

"Os parecéis a veces mucho jiji eso me da nostalgia...."

Suspiró.

"Pero bueno... volviendo al tema... sinceramente hubiera estado horrorizada de que os interesárais en ella si fuera de "los otros" ya sabéis.... porque entonces entraría en conflicto tu deber con tus deseos....

Aún así... y fuera del hecho de si eres correspondido o no o de cómo vas a hacerlo... creo sinceramente que debes tener mucho cuidado... te aseguro que si aparecieras flotando boca abajo en la bahía del sol no serías el primer ni el segundo intento de amante de esta que se rumorea que la gran y gorda serpiente ha mandando al agua..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3139
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mié Nov 04, 2015 5:08 pm

-Si consiguiera convencer a la facción de Umeko-sama y la del embajador, ya tendría dos tercios del total... no está mal como mayoría. El Kitsu se quedaría en minoría por mucho que a él no le convenciera.
Me preocupa convertirme en esa clase de persona que busca contentar a todo el mundo, incluso aunque eso implique defraudar los planteamientos propios. No estoy seguro de que pueda existir el éxito sin la suficiente cantidad de críticos, son "variables dependientes" digamos, especialmente en el mundo del arte. Si no ofendes a nadie significa que tampoco molestas a los idiotas que nunca faltan, y si estos te aplauden... o eres uno de ellos, o te has vendido.

No digo que convencer al Kitsu sea necesariamente este caso, es un pensamiento general contra la manida idea de "no ofender a nadie" como principio... -explico encogiéndome de hombros. Dependerá de cada uno de los leones por supuesto; tendría que conocerlos a todos por separado y no tengo el gusto, ni siquiera se si llegaré a tenerlo.

-Quizás Umeko-sama pueda convencerlo, si ella se convence primero -añado pensativo. Eso me parece razonable desde un punto de vista personal.

-Sin duda -replico sobre la opinión de Kamoko -El problema es que lo que se supone que las Matsus dicen ser... resulta complicado de entender, y tengo que hacerlo antes de pensar en retratarlo.
Para empezar, yo creo que sobrevaloran bastante el concepto real de "hombría", así que de lo que están hablando realmente es de una percepción propia sobre lo que "sería ser" algo más filosófico que físico.

Así que hay que meterse en la cabezota de una Matsu, para saber de qué color ven ellas el mundo.
Yo no lo soy, ni siquiera estoy cerca. Pero puedo aproximarme de manera razonable a través de la visión femenina en general y después de la de bushis en particular, como por ejemplo Nozomi-san o Kuronuma-san, hasta terminar por ponerme en la piel de Umeko. Teóricamente podría funcionar, teóricamente...

Por eso me interesa ahora vuestra opinión, ya que es una visión cercana a mi por ser grulla, pero al menos femenina, lo que ya es un paso en la dirección correcta, si me permitís preguntaros.
¿Qué pensáis vos que es "el hombre" que una Matsu, o al menos una bushi en general, dice ser? -pregunto inclinándome levemente hacia delante en señal de interés en su respuesta.


-Hum, cierto... -replico frotándome el mentón sobre el asunto de Tenma. Diversificar presas para reducir la energía del cazador sobre cada una de ellas individualmente. -Sólo tendría que sacarle el dato a Mirumoto Tenma-sama sin que resultara evidente la táctica de "distracción"
Aunque ¿quien sabe si Enma-Oh contaba con ello, con que yo hiciera precisamente eso para encaminar a Tenma-sama en la dirección deseada? -expongo asintiendo. Una vez que se supone la interpretación de designios, cualquier cosa es posible como tal.


-Ya lo había pensado -confieso sobre lo de no mirar a Yashiko más de la cuenta en la corte -El problema que he observado al llegar al escenario imaginado, es que ella brilla de un modo... especialmente atractivo cuando está, precisamente, rodeada de esas grandes situaciones de la corte... Como... bueno, digamos que el vuelo de una garza resulta aún más impresionante cuando surca a su antojo las rachas de viento de una tormenta que cuando lo hace en calma, aunque sus alas sean las mismas. Y si funciona con garzas... -sonrío de medio lado, justo con "esa" expresión, con grullas mucho más.

-Aún tengo que mejorar -chasqueo la lengua al final, como toda conclusión.


-Es un honor que me veáis en él, viniendo de una madre. ¿Puedo preguntaros... si consiguió lo que deseaba, vuestro hijo, mi señora Doji? -pregunto inclinando la cabeza con más incluso del respeto debido.

-Podría no haber resultado un conflicto. lo consideré en su momento... Podría haber sido una oportunidad para atraer hacia nosotros a alguien que hubiera sido "de los otros", ¿no os parece?
Tratándose de grullas, y aunque admito ocasiones en las que sólo se puede optar por cercenar el miembro gangrenado, como precepto general me parece más sano que la confrontación pura y dura.
Quiero decir atraerlos a nuestro bando, no el método en si... -especifico carraspeando.

-Tiene gracia que yo diga esto, pero ahora confío en Otomo Hanashirusato-sama para conseguir no terminar nadando con las carpas. Y en todo caso, espero que llegado el caso, hipotéticamente, aquel cuya mano forjó la espada que recibí tuviera planes más interesantes para mi que ser "un intento más..."
A veces se comete el error de creer que porque los bushis abrazamos la muerte despreciamos la vida... pero nada más lejos de la realidad. Precisamente lo primero lleva a amar aún más la vida, no lo contrario.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Dom Nov 08, 2015 1:06 pm

"Así que digamos.... que eres de los que cree que debe siempre haber algo contra lo que enfrentarse, la confrontación como forma de avanzar el arte para bien o para mal y que de resultados..."

Te dijo kamoko.

"Sin duda es un camino más interesante pero más peligroso como autor...."

Sonrió de medio lado como si dijera "te pega".

"Pues creo que justamente eso, si consigues comprendería el alma de ese cuadro y tal y como estás haciendo los otros, querido, ambos sabemos que no merecerías hacer menos que aquello, por lo que me temo que te queda un gran camino hasta entender la mente de una Matsu juju Quién lo diría.... tanto esfuerzo de un Kakita por entender a una Matsu ju"

Luego meditó tu pregunta y te dijo:

"Con el paso de los años y lo que he observado en su comportamiento creo que en cierto modo lo que ellas entienden por su hombría es el hecho que su feminidad no se interponga en hacer las mismas cosas que los hombres..

Nunca he visto a una Matsu sufrir o al menos parecer hacerlo o decirlo de los males que las mujeres sufrimos, ni tan siquiera tener un tiempo de descanso tras el parto... actúan como si su cuerpo fuera de hombre aunque sea el de una mujer...

Así que en cierto sentido... creo que su apuesta es por demostrar que el cuerpo no es lo que te impide ser hombre o mujer, sino tu voluntad...."


"Todo el mundo sabe que un animal de corte en esta es especialmente hermoso, pero al menos contemplar a otros para que no se note demasiado cuál es el favorito...."

Te contestó esto con el tema de Yashiko.


"Justamente por eso te dije que nunca necesité recogerle del suelo, querido, porque consiguió a la mujer que quería."

Te sonrió de medio lado.

"Aunque no por ello pasó menos calvario juju que habría sido menos, todo sea dicho, si hubiera oído más a su madre...."

"No te disculpes por tu forma de pensar, es la misma que yo tengo...."

Murmuró despacio mientras miraba a la nada, sin duda hablaba de su hermana...

"Quiero atraerlos hacia nosotros.... porque lo que una vez defendieron con vehemencia puede cambiar... pero los ideales que los hicieron apostar es lo importante.... hay causas que cuando maduras ves que eran imposibles o vanas.... pero el alma del que lucha... es es eterno..."

Dijo con cuidado.

"Esta bien que confiéis en los que os rodean, armas o no, para vuestra supervivencia, Koji-san, porque para elegir a esas personas hay que tener cierto ojo clínico.... pero no dejéis de estudiar a los rivales de la misma forma y a vos mismo ¿me entendéis?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3139
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Lun Nov 09, 2015 12:53 pm

-Supongo que es una deformación profesional debida a mi naturaleza de duelista -expongo tras pensarlo unos segundos mirando distraido al techo del transporte. Estos trastos no están hechos para bushis, concluyo de paso.
-La esgrima se basa en cierta medida en la repetición de los movimientos, pero en el iaijutsu no basta con ejecutar el lance a la perfección, hace falta la intuición adecuada para leer el chi del rival y hacerlo en el momento preciso, ni antes ni después, y eso no puede entrenarse contra un poste. Peor aún, el bokken de madera que permite simular combates de kenjutsu sin demasiadas consecuencias aparte de moratones, resulta casi inútil para el iai ya que no se puede desenvainar, por lo que hay que entrenar con las espadas desnudas, a riesgo de herirse gravemente en los dojos... cosa que ningún sensei desea en su tatami.
En consecuencia, el mejor entrenamiento para un duelo son los duelos que se hayan librado anteriormente. Por eso los mejores duelistas disfrutan de carreras dilatadas, pues cuanto más combaten, mejores son.

Como decís, es un camino más peligroso pero más interesante, ju. Así que ¿por qué no aplicarlo al arte o a... otras disciplinas?
-termino de decir con una media sonrisa, dejando en el aire todas las que pueden ser esas otras. Aunque sería más fácil listar cuales no, si es que acaso hubiera alguna.

-Lo bueno es que si Umeko-sama ha interiorizado realmente la filosofía del iaijutsu, será muy consciente de esto, y quizás valore igual que yo la posibilidad de "buscarse" algún enemigo interesante -bromeo, a medias.

-Mucho esfuerzo, si. Notablemente más que para comprender a mis otros modelos... Pero cuando lo logre debería haber valido la pena, y no sólo en lo que respecta al arte; mi familia en particular y la Grulla en general ganarían mucho si aprendieran a meterse en la mente de los Matsu. Mirad a las damas Kotoko-san y Kuronuma-san... su pequeña alianza demuestra lo útiles que pueden ser los bushis en la corte, ya que sus defectos de etiqueta se compensan con una testaruda lealtad una vez que se les convence la primera vez.


Después escucho atentamente su reflexión sobre las contradicciones filosóficas de las bushis, rascándome la barbilla pensativo a la vez.
-Me pregunto si alguna vez se habrán planteado las complicaciones que genera la "masculinidad" para nosotros. Nosotros no parimos, claro, pero eso no implica que no tengamos puntos débiles, más emocionales que físicos por otro lado...
En fin, yo diría que confunden los conceptos de "bushi" y "hombre", o para ellas ambos son lo mismo, así que de lo que se trataría es de demostrar que ni el cuerpo, ni los músculos, las hormonas ni el sexo, son lo que deciden si se es un buen bushi o no, sino la voluntad del guerrero.


¿Creéis que eso funcionaría para ellas, el representar en un cuadro esa "voluntad" perfecta de bushido, revestida de una piel explícitamente de... hum, digamos "hembra humana" por no decir femenina? Eso desmontaría el mito de que ese cuerpo les impide en modo alguno ser igual de válidas que sus compañeros o, como ellas suponen, ser un "hombre" En tal caso, no estaría mostrándose como una "mujer" aunque permaneciera desnuda, sirviendo así para lograr que quien quisiera criticar a Umeko-sama por posar de semejante forma estuviera criticando igualmente su "hombría" demostrada... -trato de argumentar racionalmente, aunque no es fácil. Ni siquiera el maldito idioma es lo suficientemente "Matsu" como les gustaría a l@s Matsus, ju... Si que debe ser duro ser uno de ellas, ju, ju.


-Muchas gracias por el consejo Kamoko-sama, lo tendré muy en cuenta
-contesto inclinando la cabeza como agradecimiento sincero por su recomendación. Aunque no pensé que fuera mi caso, nunca me había imaginado embelesado por el aura de los cortesanos en general, y en general no me sucede, pero resulta obvio que los que poseen la sangre de Doji resplandecen de un modo especial.

-Oh, a mi siempre podéis considerarme dispuesto a escuchar, mi señora Doji
-digo con mi sonrisa de buen chico, no sin añadirle un toque irónico para advertir de que esa falta de oído general es uno de aquellos defectos particularmente frecuentes en la masculinidad de los que hablaba anteriormente. No es que no lo sufran todos los adolescentes, sólo es que los hombres normalmente no salimos jamás de esa etapa.


-¿Puedo... haceros una pregunta "incorrecta", mi señora? ¿Vos os veis reflejada, en algún modo... en Aki-sama, a su edad?
Esa maduración de ideales de la que habláis, la que termina por separar lo racional de lo imposible... ¿la recorristeis vos en su momento, y por eso ahora deseáis guiar a vuestra hermana?
-pregunto con cuidado, aunque no puedo evitar el interés. Sin duda está muy lejos de mi el deseo de prejuzgar a nadie, y menos a ella, al contrario esa experiencia previa podría resultarnos muy útil, si ya es conocido el camino a recorrer.

-Creo que si os entiendo. Aún tengo que profundizar bastante para atisbar si hay algo más de lo evidente con respecto a esta espada... Tal vez Tenma-sama tenga razón y la Fortuna espere algo de nosotros, tal vez no...
Y en cuanto a los rivales, al menos se quien está muy lejos de mi alcance. Peón come peones
-siseo con una sonrisilla lobuna.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Nov 09, 2015 5:42 pm

"Lo interesante es el hecho que pudiendo elegir otra forma de afrontar los retos elijáis el mismo que el de la espada."

Te anotó.

"Si consigues interiorizar algo como el pensamiento Matsu.... no tengo claro si harán una procesión a donde hayan arrojado tus cenizas o te maldecirán por toda la eternidad."

Se rió Kamoko.

"Pero como decís creo que merece la pena el esfuerzo por la posibilidad que existe al final del camino...."

Hizo alusión a lo que decías de las damas de compañía.

Kamoko meditó tu pregunta un largo tiempo mientras miraba a las nubes pasar en el cielo y dijo:

"No sé si seríais capaz de hacerla ver algo así.... pero sería digno de verse... sin duda...

Y otro punto a tener en cuenta sería... ¿podríais pintar el bushido en una persona sin importar que fuera hombre o mujer?"



Kamoko se tapó la boca con el abanico mientras te miraba de soslayo con ojos de madre que decía claramente "como si quisieras oir de tus defectos juju" pero con ese punto entre ironía y ternura que la hacían única.

"Las preguntas comprometidas son las que hacen avanzar las mentes...."

Te respondió esta con un cabeceo de cabeza antes que preguntaras.

".... Si, querido, si.... me temo que la imprudencia, la cabezonería y los ideales sin miras en el horizonte son una enfermedad de la juventud que en mi familia ha estado siempre muy presente...."

Suspiró.

"Cuando yo era joven hice también varias locuras... por aquel entonces el Crisantemo de Hierro se presentaba como un Emperador renovador y lleno de grandes ideas... antes de su ida a las tierras sombrías y la pérdida de algo en aquel lugar...

También me negué a creer más tiempo que otros que la sombra de la locura pasaba por los ojos de su Alteza...
suspiró como te digo... creer en algo con todas tus fuerzas no es malo, lo malo es no darse cuenta que las cosas cambian...."

Kamoko te dejó una media sonrisa y te añadió a lo de tu espada:

"Mi tia siempre me decía que hay más soluciones en esta vida rezando a los Kamis de lo que podemos creer todos aquellos que no eran shugenjas... quizás es hora que empieces a rezar más."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3139
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Lun Nov 09, 2015 8:56 pm

-Supongo que si. Eso demuestra que el arte no es objetivo, sino que se trata de interpretaciones subjetivas; por eso hay tantas posibles, y resulta tan interesante compartirlas con la sociedad.
Incluso los propios modelos... Tal vez yo mismo las vería de otro modo de no ser por mi naturaleza concreta, por mis circunstancias y mi karma, incluso. Y si en luga de pintar escribiera, seguramente lo haría de otro modo, a su vez, por eso cada obra es única.


Concluyo encogiéndome de hombros. Por eso el mundo del arte es interesante.

-Espero que un poco de cada -bromeo con una carcajada socarrona. Sigue gustándome la idea de retar a más de uno y de dos incluso después de muerto; hasta para eso soy un kendoka.


-El bushido... Tal vez no sea el caso en las escuelas de cortesanos, pero en los dojos bushis esa cuestión surge siempre, en algún momento alguien pregunta ¿qué es el bushido?
La respuesta más frecuente es decir que es un código de como el bushi debe actuar, y del cual no debe alejarse nunca. Y por supuesto acto seguido se enumeran las virtudes; compasión, coraje, cortesía, deber o lealtad, honestidad o justicia, honor y por último sinceridad.
Y ya está. Se supone que las discusiones llegan al interpretar ciertos aspectos de algunas o todas ellas de formas distintas, o la hora de decidir si tal acto las cumple o no... Pero en realidad el debate jamás versa sobre si la anchura de las caderas o la talla del pectoral de la armadura importa a la hora de cumplir el bushido.

Así que... el reto sería ser capaz de reflejar todo eso en la imagen inmóvil de un individuo, y hacerlo de un modo coherente con ese individuo. Pero que éste posea un género u otro no cambia absolutamente nada, ni lo facilita ni lo dificulta.


La verdad es que... yo no estoy seguro de que realmente nunca a nadie le haya importado nada que las Matsus sean hombres o mujeres; si es cierto que en los clanes centrales existe una mentalidad muy tradicionalista a la hora de interpretar el papel de la mujer en el matrimonio como responsable por defecto de permanecer en su casa y dedicarse a cuidar de la descendencia y todo eso, pero en el Clan León quizás más que en ningún otro. Así que lo que yo creo que sucede es que las Matsus sufren un conflicto consigo mismas al no ser capaces de librarse de ese estereotipo, y eso deja un punto débil expuesto en su armadura, motivo que aprovechan los cortesanos de clanes rivales para meter el dedo en la herida sabedores de que tocarán fibra sensible, no porque les importe realmente el fondo del asunto.

Como dicen los bufones Kakita, si te ríes de tus propios defectos desarmarás a tus críticos, pero si tratas de ocultarlos les estarás dejando armas dispuestas a ser usadas contra ti... Y de eso va todo.

Aunque me conformo con mucho menos, claro. No aspiro a que ni siquiera Umeko-sama de repente comprenda la filosofía de Kotoko-san, me vale con que sea capaz de leer las siete virtudes sobre su pellejo
-resoplo con una media sonrisa socarrona, casi resignada a quedarme en ese punto.


De nuevo, vuelvo a escuchar las siguientes palabras de Kamoko con una atención muy especial, centrada en su respuesta. Dejo que exponga todo su argumento y sólo cuando estoy seguro de que ha terminado me permito volver a hablar yo.
-Así que vos conocéis todas las fases por las que Aki-sama pasará, o está pasando, al perder aquello en lo que creía... Imagino que no debe de ser muy distinto a cuando se pierde a un ser querido, ¿me equivoco? Negación, ira, negociación, dolor y aceptación.
Bueno, quizás no sean las mismas, o la sensibilidad de cada uno las varíe, pero...
-pienso en añadir algo más pero al final lo dejo ahí, esperando si Kamoko está de acuerdo en esa interpretación o no, dependiendo de lo que ella sintió en su momento.


No puedo evitar dejar un largo suspiro en el aire -Siempre he sido un mal alumno a la hora de rezar... No es que no creyera que hubiese "alguien" al otro lado, sino que... estaba aún más convencido de que le daba exactamente igual lo que yo pudiera decirle.
Supongo que ahora que soy algo más consciente... debería de hacer una prueba; tenía pensado visitar mañana ese templo de Enma-Oh donde ahora se que se guarda una de sus espadas. Aunque de todos modos Nisio-sensei me dijo que para rezar valía cualquier lugar.

Es irónico
-digo bufando una media sonrisa -Ser un grulla y no saber lo que debería decir...
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Nov 10, 2015 5:46 pm

"Justo por eso, debe se capaz de estar en el hombre y en la mujer, en quien sigue la senda, justamente por eso que la dibujaras a ella o cualquiera sería la clave para la aceptación, si, es ella, pero si se ve el bushido cualquiera se verá en aquella obra..."

Te dijo Kamoko.

"Es muy complicado."

Se rio.

"pero esta claro que cada vez vas a tender a hacer cosas más complicadas sino tu obra quedaría estancada..."

Luego se rió de tu "me conformo con..." como si todo aquello fuera fácil.

"Mi padre siempre me decía que a uno más mayor se hace más creyente se vuelve.... supongo que es porque empezamos a abrir los ojos a la realidad y nos damos cuenta que no todo lo que existe es lo que se ve, que no todo es casualidad y que al final en este mundo llamamos al Emperador Hijo de los Dioses y del Cielo.... y eso es por algo."

Asintió esta.

"Podrías ir a ver su templo... pero me da la sensación que resultará más efectivo si lo haces en soledad y justo cuando sepas qué decir, o más que saber qué decir, cuando te animes a decir algo...

Sin pensar que estas loco claro juju creo que ambos sabemos que esa parte tuya es la que más te impide la conexión..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3139
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Jue Nov 12, 2015 10:08 am

-Si que lo es. Reflejar "las virtudes" ya lo sería de por si, pero además tendría que convencerla de que en mi serie se darían las condiciones perfectas para lograrlo... Es decir, no puedo recurrir sin más al concepto de la belleza del ser humano, porque no se hasta donde eso tiene valor para ella, así que tendría que conseguir explicar que las "máscaras de seda" no sólo ocultan esto sino incluso detalles reveladores del bushido y de cualidades intrínsecamente marciales... además de bellas.

Lo cual por supuesto es cierto, pero eso no implica que esté dispuesta a creérselo de primeras, viniendo de un Kakita
-expongo esa dificultad añadida rascándome el mentón; por eso me ayudaría mucho que Hida Kuronuma me hiciera de abogado, claro.

Al final no puedo evitar esbozar una sonrisilla cómplice al decir Kamoko aquello de que no pensaba que fuera a conformarme con algo que no fuera complicado. Es la ventaja de no necesitar hacer nada de esto para vivir, ju, ju.


Me quedo un rato pensativo mirando las calles por una rendija de las cortinas. Aún no debo de ser lo suficientemente mayor, porque el hecho de que ahora admita que, como ella dice, no todo sea casualidad, no quita para que siga pensando que la mayor parte de las cosas si lo son; y en cuanto al Hijo de los Cielos... bueno, sería extraño tratarlo como a un dios viviente sin repetir que lo es, conduciría a la duda y se supone que los samurai no dudan.
Pero eso da para otro cantar, de lo que si estoy más o menos convencido es de que una de esas cosas que no son completamente casuales es mi particular historia. Ni siquiera los dioses podrían fijarse en todos los seres humanos, todo el tiempo, así que imagino que escogerán a los más interesantes, ju.
Soy un grulla, eso si me resulta fácil de creer...

-¿La locura...? Hum, yo siempre había pensado que era precisamente mi parte racional la que me impedía sentir esa fe injustificada en que a un ser inmortal y hedonista en el quinto pino del universo le importaran mis preocupaciones, que por otro lado no representarían más que... ¿la duración de un segundo comparado con su existencia? Quizás menos.

Eh, pero resulta que tengo una espada forjada por uno de ellos, y resulta que uno de mis antepasados era de su sangre... lo que demuestra que si le interesan las vidas de los mortales, al menos lo suficiente como para regalarles armas a unos, y tener hijos con otros...
Siento alivio por pensar que yo soy de los primeros, lo que me hace deducir que es la parte "loca" de mi mente la que cavila todo esto.

Pero creo sinceramente que hace falta una buena dosis de "locura iluminada" para esperar hablar con un dios, así que yo diría que es la parte adecuada. De hecho, mi yo racional opina que en realidad no me regaló la espada a mi, sino a un antepasado de la época de Doji Maricastaña, así que podría no importarle un pimiento quien la portara ahora... Ésta es la que dificulta la conexión
-explico demostrándoselo al revelar mi pensamiento más o menos espontáneo sobre el asunto.
-Sin embargo, es un dios, así que podría haber movido hilos para que Kashin le llegara a... no se, a cualquiera... incluso de vuelta a su reino de Meido. Pero no, aquí está... con su sonrisa burlona grabada a fuego.
Este argumento por contra tiene más de locura, pero pienso que facilita las cosas...

Y he aquí que es cuando la parte racional se ve incapaz de tumbar un argumento de la locura, que empiezo a creer que podría funcionar. La conexión, quiero decir.
O no, porque después de todo es una Fortuna y a saber lo que estará pensando ahora, pero vale la pena...
-abro un poco más la rendija para mirar hacia el cielo -De momento no me ha fulminado todavía, lo cual es una buena señal... ¿no os parece? -comento aún fijándome a través de la ventana. Quizás cuando lleguemos a la mansión de Kamoko, y pueda moverme a un espacio lo suficientemente alejado de ella, por si las moscas...
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Nov 12, 2015 12:21 pm

"Bueno, también podrías usar un poco el ego humano."

Sonrió.

"No creo que a ningún bushi le desagrade que le digan que ve en él la encarnación física del bushido, un poco de halago nunca viene mal, sobretodo si es alguien que ha luchado tanto por acercarse a él como Umeko-san...

Eso si, deberéis ser listo para encontrar el punto medio entre adulación y realidad agradable..."


"¿Pero sabes qué es lo que pasa?"

Te preguntó de pronto Kamoko.

"Me acuerdo que cuando era joven le hice una pregunta parecida a un monje y me respondió que puede que sea cierto que nuestra existencia para los dioses no sea más que un pestañeo pero que tienen taaaanto tiempo para pestañear que es normal que se entretengan haciendo muchas cosas...

Y Nisio-sensei siempre suele decir que los humanos somos los más entretenidos de todos los Reinos...."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3139
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Jue Nov 12, 2015 9:10 pm

-Es cierto... -contesto rumiando eso del ego. No es que la mayoría de los bushis nos quedemos cortos de él, y las Matsu en eso no son tan raras.

-Tendría que tener cuidado también de que no le diera por pensar que es una de esas burlas "sinceras" de cortesanos, como esa historia del escorpión que halaga la "grandeza nobiliaria" de un daimio conocido por su demedido apetito.
En todos los cuentos con moraleja de este tipo aparece siempre un escorpión...
-murmuro, sin estar muy seguro de que me importe demasiado.

-En fin, que todo pasa porque hubiese ganado el suficiente respeto de Umeko-sama antes de eso. En ese sentido, ha sido una suerte haberme enfrentado esta tarde con ella, y no menos haberla derrotado. Creo que ella respeta la fuerza en el combate, para empezar.
Además, así tengo la ocasión propicia para hacerme el encontradizo en algún lugar que frecuente y ofrecerle una revancha, dudo que pueda resistirse a eso.

Tampoco me ha dado la impresión de que el cuadro de Nozomi-san le haya ofendido realmente. Dudo que se le haya ni pasado por la cabeza verse reflejada en él, pero que no vea allí una degradación de la samuraiko por algún oscuro motivo ya es bastante. Veremos qué opina de los siguientes...
-comento pensativo, frotándome el mentón distraido.


-Hum, supongo que eso explica muchas cosas
-coincido asintiendo a la cita de Nisio, incluyendo el motivo por el que la persigue ese gaki del demonio. Pero el efecto es el mismo, imagino, sólo que los dioses ven más entretenimiento en jugar con nosotros que en devorarnos, porque ellos ya son inmortales, y eso.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6869
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Nov 17, 2015 6:25 pm

"Entonces suerte al menos que no tengas cola."

Bromeó Kamoko.

"Si eres sincero, la sinceridad y la verdad le llegará."

"Puede que sea hora de visitar más la Embajda León ¿no te parece? dijo de pronto Kamoko podría yo tener un par de charlas con el Embajador y tu "distraerme" a su caravina... ¿Qué te parece?"

Te propuso.

"Porque yo tampoco creo que le molestara demasiado el cuadro de Nozomi-san, puede que sea porque ella misma es todo un icono de lo indebido, pero eso lo hace en realidad más sencillo."

"Quizás de la misma forma deberíamos preocuparnos por la situación de alguna de las mujeres del clan que están ese club de buenas esposas de la cuñada de Umeko-san, sería de buen gusto..."

Murmuró.

"Piensa que somos hormigas capaz de imitar a elefantes... ¿a quién no le divierte eso'"

Bromeó kamoko al final sobre los dioses
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3139
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mié Nov 18, 2015 7:06 pm

-Tengo alas, lo cual tampoco debe de estar entre los atributos favoritos de ninguna Matsu... Pero tenéis razón, cualquier cosa mejor que una monstruosa cola de insecto -murmuro con un gesto arrogante deliberadamente exagerado hasta darle un toque socarrón a todo el asunto.

-Eso también es una suerte, entonces. Se me da mejor ser demasiado sincero que demasiado poco... como ya habéis comprobado -confieso disimulando un leve rubor al desviar la vista hacia el exterior, pensando de nuevo en la manera en la que he reconocido como un pardillo todo el asunto de Hanashirusato y Yashiko.

-Oh, pues... me parece una gran idea, mi señora. Quiero decir que sin duda tenéis mucho de que tratar con Toushi-sama, y sin duda podríais hacerlo con más tranquilidad cuantas menos bushis tuviéseis a vuestro alrededor, ¿no es cierto? Se distraen, respiran fuerte -al menos los que no son grulla- y todo eso...
-respondo volviendo la mirada hacia ella, con un añadido brillo de admiración y agradecimiento por el hecho de que realmente piense hacer eso por mi, siendo ella la excusa en este caso. Aunque sea igualmente cierto que puede beneficiarse de apartar a Umeko del embajador león.
-Sospecho que alguien tan competitiva como Matsu Umeko estará deseando tener la oportunidad de demostrar que puede superarse y vencerme... Y es posible que pueda, ju, así que tendré que dosificar las oportunidades que le deje para intentarlo; nunca es bueno que el caballo se coma todas las zanahorias -añado con una pequeña risilla divertida por la comparación. Y a las Matsu nunca se les ha dado demasiado bien resistirse a los encantos Kakita en cuanto a provocar enfrentamientos armados se refiere...


-Que sea "indebida" a su modo la hace más apropiada... Alguien con una mentalidad demasiado tradicionalista y convencida de las bondades de seguir lo canónico aunque no le encuentre sentido, nunca llegaría a encajar en una de mis obras. Ese brazo izquierdo, el reto a su madre y todo eso hacen que perciba con cierta notoriedad que Umeko-sama si podría hacerlo, encajar quiero decir.

Además es un símbolo de su familia, no ha quedado relegada a oveja negra, con lo que su presencia resulta más interesante todavía...

Dudo que sea el primero en pensarlo. Bueno, para posar en un cuadro quizás si, pero supongo que alguien como ella ya habría despertado el interés de otras personas en la corte a las que les atraiga, por el motivo que sea, lo que es único y distinto, ¿me equivoco?
Ni siquiera me extrañaría que algún atrevido le hubiera llegado a proponer matrimonio y todo
-siseo intentando evitar una carcajada al imaginarme la cara de la Matsu al recibir oferta semejante de algún idiota con un ramo de flores y la rodilla clavada a tierra.

-¿El club...? Hum, si, creo que he oido hablar de él... De esposas, si no me equivoco. Esposas cuyos maridos están ausentes o aburridos, que se reúnen para tomar el té y evitar ser presa fácil para según qué clase de los depredadores que se mueven por aquí; como esos herbívoros que se arremolinan en grupos para desalentar a las fieras e invitarlas a buscar su cena en otra parte más propicia...
Lo que en realidad es un mecanismo de supervivencia bastante práctico. Aunque también subirse a los árboles, claro
-murmuro pensativo, me da la impresión de que al final me he desviado un poco de la metáfora original...
-En fin, no se qué damas del Clan están formando ahora parte de ese grupo. Aunque quizás también debiera preocuparme que Umeko-sama no me considerase precisamente uno de esos cazadores, con arte o sin él de por medio -digo exponiendo mis dudas al respecto.


-Ju, supongo que si -me río asintiendo dándole la razón en esa conclusión final.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado