Día 6º Mañana.- Kakita Koji

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6899
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Día 6º Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Sep 02, 2016 3:56 pm

Día 6º.- Mañana.- Kakita Koji
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6899
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Sep 02, 2016 4:07 pm

Hora del sol. de 6 am a 8 am
Residencias para miembros del Clan Dragón, de la Embajada Dragón



Togashi Otsu así como muchos otros de los miembros que visitaban la ciudad en aquellas fechas se hospedaban en los complejos residenciales de los distritos interiores que tenían los clanes predispuestos para aquellas ocasiones.

El Dragón tenía sus propios edificios y uno de aquellos es en donde la maestra tatuadora se hospedaba. Era un sitio tranquilo, sencillo, suficiente era la palabra que mejor lo describiría, nada de alardes de ningún tipo en cuanto a su construcción ni comodidades y grandes patios donde meditar o practicar con la espada.

Tras haber preguntado por ella Yashiko y tu os habíais dirigido a uno de los patios traseros en donde parecía estar meditando desde la salida del sol, y así fue, la encontrasteis sentada al lado de un pequeó lago artificial de aquel jardín, sobre una pulida roca caliza, en posición del loto, tal y como ella solía pasearse por el mundo, descalzan, con unos pantalones verdes desgastados y con sus tatuajes al sol.

Cuando os acercasteis Yashiko se quedó un segundo mirandote y a ella, seguramente pensando lo mismo que tu, si era bueno entrometerse en su momento de meditación.

Los tatuajes de su cuerpo parecían moverse en su piel algunos brillaban como si se alimentasen del sol y otros parecían incluso interactuar entre ellos mismos, con la preciosa grulla que parecía dar con el pico a algunas flores de cerezo que "caían por su piel" o arañas que parecían jugar entre ellas mismas al escondite.

Mientras estabais ahí los dos, plantados mirandola, la 2vieja maestra" entreabrió uno de sus ojos y dijo:

"Un minuto más y voy a tener que hacer que paguéis por exhibirme Yashiko-san, vos mejor que nadie sabéis que por ver arte se paga juju"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3155
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Dom Sep 04, 2016 12:13 pm

Mientras camino un poco distraido tras Yashiko, el territorio Dragón no es en principio tan amenazante como otros cotos de la ciudad, me doy cuenta de que el escenario, la embajada y sus residencias adyacentes de ese Clan, me resulta bastante agradable.
Nunca he sido uno de esos grullas obsesionados con lo recargado pero tampoco he caido nunca en el exceso de austeridad que es otra recarga como otra cualquiera. Sin embargo, este espacio Dragón parece fluir tal como está organizado, equilibrado sin que sobre pero tampoco falte nada.

¿Es posible que tenga que ver con mi estilo de pintura, o tal vez con recuerdos inconscientes que perduran de mi paso por aquellas montañas... Del paso de Aoki Ko?

No lo se, y ni siquiera se si importa. Me gusta, me hace sentir sereno y lúcido, y eso es suficiente.


-Apuesto a que muchos pagarían por ver estos tatuajes moverse por vuestra piel de un modo tan... natural. El arte habitual suele ser inerte.
Aunque dudo que os gustara eso, maestra; la ley de la oferta y la demanda es mezquina por naturaleza. Para que el público quisiera pagar por veros, deberíais cubriros
-bromeo con un toque de humor, antes de inclinarme frente a ella a modo de saludo.

-Es un placer volver a veros, Otsumoko-sensei.
Espero no haber interrumpido vuestra iluminación inminente
-me encojo de hombros como si tal cosa fuera posible y no un hecho ya consumado hace quien sabe cuantos años -Aunque cuando yo meditaba siempre me alegraba de que alguien lo hiciera... Salvo que fuera mi maestra con su bastón, ju -resoplo frotándome la cabeza, que aún me duele cuando lo pienso tras "parecer" dormido alguna que otra vez.

-¿Podemos acompañaros...? Como veis, esta vez he convencido al león con alas de grulla para venir conmigo hasta las montañas -suspiro dedicándole una sonrisilla cómplice a Yashiko.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6899
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Sep 05, 2016 10:08 am

Otsu, aún con un ojo abierto y el otro cerrado sonrió al oir tus sibilinas palabras dejando una risilla divertida, cerró el ojo que tenía abierto, asintió y os indicó con una palmetada en la roca a su lado que os sentaseis.

"Sin duda todo esto es nuevo en nuestra relación, Ko-chan, creo que es la primera vez que me pides meditar a mi lado y no al revés juuuujuju

Como entenderás pasé un gran tiempo luchando contra tu culo inquieto en el pasado, algo que al parecer va tan constreñido con tu alma como tu vena artistica juju"


Te replicó esta con los ojos cerrados y aquella expresión divertida.
Yashiko obviamente no entendía nada pero por su expresión no parecía importarle como si no entender a un ise zumi fuera una de las grandes leyes universales, y te hizo caso cuando los dos tomasteis asiento en aquella enorme piedra caliza grisácea de plana superficie.

Cuando tomastes asiento a su lado te dio un gran sentimiento de deja vú, que obviamente entendías, casi como si estuvieras haciendo algo que habías hecho por días, meses, años... algo natural para ti, el estar allí en seiza sentado junto a Otsu.

"Dime... Ko-chan... ¿Entendiste ya el koan del elefante y del anillo?"

No habías podido responder nada cuando ella te dijo:

"Te lo recordaré...

Un elefante corria hacia su boda, llevaba en la trompa el anillo de compromiso. Corría por el cauce de un río. De repente tropezó con una roca y en la búsqueda del equilibrio para no caer y mojarse, la trompa soltó el anillo y vió como se zambullia en las aguas. Se volvió loco, removió todo con su cuerpo para buscar el anillo, y con cada movimiento, lo único que hacia era elevar la arena y el sedimento del lecho del río, oscureciendo las aguas. Cada vez se agitaba más, y cada vez era más difícil averiguar donde estaba el anillo. Así llevaba rato.

Cerca, en una de las márgenes del río, sentado en una de las ramas de un árbol, un pájaro multicolor observaba todo suceso, riéndose de vez en cuando. Al final grito:

- Eh tu, para ya-

el elefante al principio no sabía quien le hablaba,

- Si tu- para ya, quédate quieto-

Al final vislumbró al pájaro tranquilo en una de las ramas del árbol. Se lo quedó mirando embobado.

- Si quédate quieto, por favor, no te muevas más.

El elefante dejó de moverse, las aguas fueron calmándose, y el sedimento bajo hacia el lecho.

Poco a poco las aguas se volvieron claras, el elefante estaba quieto, asombrado del hecho.

Al final cuando todo estaba tranquilo, en el fondo del río, descubrió algo que brillaba.

En plena quietud y calma pudo recuperar el anillo....."


Otsu sonrió, aunque no podías verla del todo pero lo sabías.

"Lo más complicado para un culo inquieto suele ser encontrar la quietud como elemento de armonía y serenidad."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3155
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Lun Sep 05, 2016 2:36 pm

-Nunca ha sido mi fuerte el ser capaz de quedarme sentado mucho rato -sonrío encogiéndome de hombros -Madre consigió conciliar las dos cosas en mi, la vena artística y la inquietud, porque al final si consiguió que me quedara quieto y tranquilo mientras pintaba...

No se diferencia mucho de escribir una obra maestra conclusiva en la tranquilidad de un monasterio, supongo
-suspiro reconociendo eso, mientras tomo asiento después de cabecear galantemente ante Yashiko para que lo hiciera ella primero.

Me gusta sentarme ahí, la sensación de repetición y armonía acude enseguida a esa parte recóndita de la memoria que supera el trauma de la rencarnación, pero estoy seguro de que compartir aquella vez no sólo con la ise zumi sino también con mi león azul mejora en mucho ese sentimiento.
Si es verdad que siempre actué como si me faltara algo, esta vez no es el caso.

-Supongo que por eso soy duelista
-contesto con media sonrisa, como si quisiera decir que es parte del "castigo" del destino para que aprenda de una vez por todas -Para nosotros la calma espiritual, incluso llevada al extremo del no pensamiento, es la senda que nos abre los ojos al chi...
No siempre me resultó fácil. La ira, la frustración, el deseo... nada de eso funciona bien con el iaijutsu.

Imagino que el sentido primario de ese koan es "más o menos" evidente para casi todos; el elefante sufre ansiedad, se frustra, el deseo de encontrar el anillo nubla su mente y le impide precisamente encontrarlo... Después de todo es él quien remueve el río así que la metáfora es bastante directa. Cuando se calma, es cuando puede ver. No es la primera vez que oimos de alguien mayor que la mejor forma de encontrar algo que no aparece y que buscamos como locos es "dejar de buscarlo"... y entonces lo vemos ahí, delante de nuestra nariz. No es que antes de eso no estuviera, ni que se trata de olvidarlo; se trata de calmarse, y de fluir como agua cristalina.

Aunque debo decir algo... me parece injusto que el koan se conozca como "el elefante y el anillo" Lo justo sería... "el elefante y el ave" Para mi al menos, es el sentido oculto que también posee este koan: A veces, todo lo que necesitamos para encontrarnos es... escuchar a la voz que, en nuestra arrogancia, consideramos más improbable.

Cuando casi pierdo mi brazo, fue mi señora madre quien insistió, no en curas ni ungüentos exóticos, sino en... enseñarme a pintar. No fue un proceso fácil, requirió de una concentración y una quietud que no tenía entonces, sacar aquello de mi.
Y cuando alcancé por fin ese estado y lo conseguí finalmente... mi cuerpo sanó. Kashin no era un anillo claro, ju... pero también brilla, cuando quiere.

Resulta que el destino tiene un sentido del humor particular. Si no hubiera dejado fluir esa vena artística, quizás si no hubiera sido herido nunca, puede que no estuviera aquí ahora sino que continuara aún rodeado de aguas turbias.

Ése es mi koan, al menos
-sonrío con un toque socarrón dejando caer que en el fondo esa clase de "perlas de sabiduría" son lo suficientemente ambiguas como para que casi todo el mundo encuentre algo propio en ellas.


-Aunque apuesto a que el elefante, una vez encontrado su anillo, siguió corriendo para llegar hasta a quien quería ponérselo.
Quizás a partir de ese momento escuchara a los pájaros, pero seguía siendo un elefante el día de su boda
-puntualizo con una carcajada.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6899
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Sep 06, 2016 11:02 am

"No, no se diferencia mucho.... creo que es de las pocas veces que te he visto quieto."

Dijo Otsu haciendo una doble alusión, ya que realmente ella nunca te había visto pintar, pero si te había visto escribir, ya que Hana la terminaste en las montañas Dragón...

"Debiste ser un discípulo terrible jiiiiijiji"

Se rió Otsu con el tema de que fueras duelista, y la verdad es que alguna reprimenda si que te había caído.... en más de una... y de diez ocasiones...

"Esa es otra gran lección que antes no hubieras apreciado.
Te dijo esta sobre el cambio de nombre que le darías a la historia dar a cada elemento su importancia y valor es una lección también muy importante de la vida...."

Casi parecía como si ella supiera que aquel koan podía discutirse de aquella manera, de hecho hasta llegaste a pensar que puede que ni tan siquiera aqel fuera el título del koan, sino que era algo que ella había puesto para ver que decías. Y aunque nunca habías vivido aquello y eran suposiciones tuyas... te cuadró, como si en cierta parte de tu mente, o mejor dicho, de tu alma, aquello se repitiera. Charlas y charlas con Otsu... sobre todo y nada.

"Un koan de vida...."

Asintió esta. Casi como si asintiera a eso mismo Kashin se "calentó" rozando tu cuerpo también.

Tras lo cual puntualizaste aquel final y los tres tuvisteis que reiros.

"Es que lo hermoso de esa historia también se encuentra en eso... no se trata de cambiar lo que somos, un elefante es un elefante, está bien siendo lo que es, lo que necesita es cambiar, mejorar sus propias cualidades..."

Otsu dejó una leve risilla en el aire y añadió:

"¿No es acaso eso lo que pasa con nuestra alma y la iluminación?
No se trata de dejar de ser un elefante...
un zorro...
un león...
sino de ser el mejor de esas posibilidades para poder llegar al final del camino con la misión de nuestra vida completa.... con ese anillo... a nuestro destino...."


La mestra ize sumi dejó un largo silencio entonces entre aquellas palabras y al final dijo:

"Entonces.... habéis venido a invitarme a desayunar, a apuntaros a mis clases de meditación o a qué lio, porque las únicas veces que Ko-chan se sentaba conmigo de forma voluntaria a meditar y sin rechistar es que algo quería ju"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3155
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mié Sep 07, 2016 3:51 pm

-Aún podríais verme pintar... -sonrío de medio lado insinuando haberme planteado la posibilidad de utilizar a Otsu como modelo. Después de todo las obras de un artista dicen mucho de éste, y mi historia no estaría completa sin su aportación -Aunque tendría que retrataros vestida con un elegante kimono de corte Doji. No puedo permitir que ninguna de mis obras deje de resultar escandalosa -bromeo con una risotada.

-Bueno, yo no diría tanto -suspiro con una sonrisilla inocente -El bastón del maestro de mi dojo tocó casi todas las cabezas... Puede que la mía un par de veces más, pero a mi me gusta pensar que todos los kendokas pasamos por eso.
Excepto Kirako-san, imagino
-suspiro encogiéndome de hombros.

-Antes... ¿"antes" de ahora o... "antes-antes"? -pregunto con un tonillo socarrón. Tiene su gracia estar hablando con alguien con quien he podido hablar durante decenas de años, puede que incluso antes de la propia Aoki, y sentir a la vez esa sensación familiar con cada palabra mezclada con la de descubrir algo nuevo.


Me quedo un rato pensando en aquello, en las palabras de la ise zumi en silencio. Se que he debido gastar mucho tiempo con ella de aquel modo, así que dudo que le importe; y en cuanto a Yashiko... lo dudo aún más. Es notable lo que la auténtica confianza puede hacer para rellenar esos silencios que en otras circunstancias, con otras personas, parecerían incómodos.

-Los Daidoji dicen que: "si la vida te da pies de pato, aprende a nadar en vez de bailar". Yo diría que viene a ser algo parecido... aparte del detalle de que los grullas lo llevamos todo al reino de las aves.
Supongo que es parecido a no dejar de ser un elefante. La novia ya debe saber que lo eres... Lo que cuenta es no presentarse en la boda sin el anillo
-digo al final mirando de reojo a Yashiko con media sonrisa.


-Bueno, hay quien diría que, filosóficamente, todos queremos algo siempre... Pero especificando un poco... hum, supongo que si. Quería compartir con vos una reflexión, sobre ese tatuaje que "intuíais" bajo mi piel pero que en aquel momento, hace un par de días, no conseguíais llegar a ver del todo.

Suponíamos que era porque aún no había... madurado, aflorado o como quiera que los ise zumi se refieran a ese estado aún demasiado temprano. Pero, ¿y si no era el caso? ¿Y si el hecho de que no pudiérais verlo con claridad no se debía a que aún estuviera oculto sino... a que en realidad estuviera "incompleto" en mi?

Es una ocurrencia más que otra cosa, pero en realidad todas las grandes teorías comienzan por una. Desconozco la auténtica naturaleza de este tipo de cosas, no obstante es posible que no se diferencia tanto de la energía que hace falta para sacar a la superficie el dibujo bajo un papel en blanco; así que, por intuición, pensé en esta posibilidad mientras estaba... dibujando bocetos, de ella
-me encojo de hombros con un gesto de confianza hacia Yashiko. No importa que Otsu sepa lo que siento, porque es seguro que lo sabía mucho antes que yo.

-¿Podría un único tatuaje "existir" en dos cuerpos a la vez? Y por tanto ser claramente visible sólo cuando estos individuos están unidos el uno al otro... Como apuntes en trozos distintos de papel que sólo cobran la auténtica forma cuando se disponen unos junto a los otros. Mientras tanto están ahí, pero... incompletos, ya sabéis.

Oh, así que antes de venir aquí le pregunté a una dama si quería "hacerse" un tatuaje conmigo, ju... asumiendo que casi con toda seguridad se horrorizaría ante la idea. Eso descartaría mi ocurrencia, porque aunque ella desconociera la causa general del asunto, si realmente formara parte de algo así dentro de su espíritu, algo dentro de éste... no se, reaccionaría instintivamente de manera positiva, aunque fuera contra todo pronóstico. Incluso contra su propia consciencia, claro.

Además ella suele reconocer las locuras posibles de las simplemente absurdas, así que... en cierto modo me sorprendió que semejante idea le pareciera bien. Creo que ni siquiera ella tenía muy claro el motivo de eso
-bromeo sonriéndole a Yashiko -Pero funcionó en su mente. Mencionar vuestro nombre ayudó, por descontado Otsu-sensei; alguien como vos no aceptaría realizar ningún tatuaje en nadie si no tuviera clara la oportunidad.

Por supuesto, entonces el siguiente paso era venir a veros juntos, porque si realmente fuera el caso... deberíais poder verlo.
Imagino que el hecho de que ni siquiera se os haya pasado por la cabeza es una maña señal... ¿me equivoco?
-resoplo chasqueando la lengua con un toque de resignación para la que de todos modos ya me había mentalizado. Las cosas con los dragones rara vez suelen discurrir tal como alguien no-dragón llega a imaginarse nunca.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6899
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Sep 07, 2016 5:10 pm

"Sin duda sería escandaloso juju creo que sería lo más tapado que se me habría visto en cientos de años."

Y aquello de los cientos no sabía si lo decía por bromear o en serio, pero ella disfrutaba con vuestras caras al pensarlo.

Yashiko sonrió ante aquel inciso y añadió:

"Creo que a mi hermana sólo cabría reprimirla para tratar de hacer que se reprimiese menos... pero no tendría mucho sentido juju"

"¿Tu que crees? ¿Te suena a problemática muy de antes o muy antes de ahora?"

Se rió Otsu ante tu pregunta haciendote otra. Yashiko os miró a los dos con cara de "¿en serio?" y suspiró al ver que lo peor es que encima parecía que ambos sabíais de lo que estabais hablando.

"Espero que esto no sea contagioso."

Bromeó al final.

"Si se rió a carcajadas otsu me temo que o la novia es ciega y tu un elefante embustero o ya sabe que lo importante no es que seas un enorme paquidermo."

Asintió esta.

"Aunque claro, también esta esa opción, que necesites perder más de una vez el anillo para darte cuenta que no es tanto lo que eres ni lo que portas sino a dónde vas y con quién."

Sobretodo si es la misma persona una y otra vez... de hecho.... era justamente como la historia de Enma-Oh...

Otsu oyó lo que tenías que decirle con los ojos cerrados, asintiendo a cada parte con un "hum hum" como si meditara profundamente cada cosa que le decías y al final dejó una media sonrisa.

"¿Te acuerdas la primera vez que nos vimos, Ko-chan? en esta ciudad, me refiero, hace pocos días, me refiero apuntó con sorna ¿te acuerdas la visión que te enseñé y las luces que bailaban alrededor de las personas?
¿Te acuerdas que te dije que esos brillos tenían que ver con estados mentales y espirituales?
Bueno.... pues también tiene que ver con energías internas y posibilidades de flote de estas..."


Asintió a sus propios pensamientos esta.

"Creo que recordarás que no sólo tu brillabas... ¿verdad?"

"La pregunta ahora es... ¿Crees que los brillos y los estados mentales, actuales, son compatibles como para que pudiera existir algo semejante?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3155
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Jue Sep 08, 2016 2:21 pm

-Apuesto a que eso desconcertaría a más de uno... Es curioso como para la mayoría las cosas no se dividen entre "escandalosas" o no, sino entre habituales o no... Es decir, sea cual sea la naturaleza de una acción, si se repite las suficientes veces pasa a ser entendida como aceptable -murmuro frotándome la barbilla -Claro, es el principio que permite a los tiranos mantener sus privilegios frente a muchos -suspiro encogiéndome de hombros. El humano tiene más en común con corderos que con lobos, al menos la mayoría.

-Espero que ninguno de vuestros tatuajes tratara de picarme por intentar cubrirlo -bromeo mirando a esas arañas que corretean por sus brazos. Aunque la grulla también debe de ser vanidosa por naturaleza, ju, ju...


-Hum me suena a... "muy" de antes. Bueno, es posible que fuera así, resuelto "muy de antes", pero que resultara una de esas cosas que me costaron un poco recordar "antes de ahora"
Así que, un poco de ambos "antes" Tampoco creo que esperase salir completamente indemne del viaje de vuelta, por lo que es lógico tener que "refrescar" algunas cosillas que quizás ya superé y... ahora tengo que ir recordando.

Pero creo que me quedé con lo más importante
-sonrío al final mirando a Yashiko, que a esas alturas debe de estar a punto de darme con los nudillos o algo así, porque se lo mucho que detesta pensar que se le escapa algo que desconoce.

-A su tiempo -bromeo con media sonrisa lobuna cuando ella insinúa que espera no contagiarse de aquella manera de hablar. Imagino que cuando le hable del león acudirán cierta clase de recuerdos olvidados a su espíritu, pero le prometí a Hanashirusato no hacerlo antes de tiempo, claro...


-¿Qué pensáis vos... Dirías que me parezco a un elefante patoso, Yashiko-san?
-pregunto sonriendo, pasándole la cuestión a ella con notable descaro.

-Eso es cierto -asiento a la reflexión siguiente, que además de mi historia también me suena poderosamente a la de Enma-Oh y su amada -Es como esos acertijos que comienzan diciendo a donde va el protagonista, para a continuación inundar de datos y números sobres quienes, cuantos y a donde van todos los que se cruzan con él, hasta preguntar al final... ¿cuantos van a donde yo voy? Y la respuesta está ahí desde el principio, claro; sólo uno. Pero el alboroto de lo accesorio nos hace despistarnos.

Es importante recordar a donde vas
-sonrío mirando de nuevo a la dama Doji, un poco de medio lado por no "fastidiarla" demasiado; lo que en parte también tiene su entretenimiento, ju...


-Oh, si que me acuerdo... Recuerdo que me dijisteis que no tratara de fijar la vista sin cuidado o podría quedar atrapado dentro del chi de alguien, ¿como olvidar semejante revelación para un recién llegado a la capital?
-suspiro con una sonrisilla.
-No sólo yo... cierto. También brillaban de un modo extraño Kirako-san y Notatsu-sensei. Creo que... no fui capaz de "ver" nada del interior de Yashiko-san, por algún motivo, pero... si recuerdo claramente haber pensado que a ella le quedaría especialmente bien una grulla como la vuestra...

Es probable que entonces no fuera capaz de interpretar lo que eso significaba -confieso encogiéndome de hombros, tampoco es que ahora sea un experto -Quizás deberíais dejarme ver el mundo de nuevo de aquel modo, para apreciar la diferencia, pero...

...siendo completamente honesto, no creo que en aquel momento ella y yo brillásemos del mismo modo, tanto como para hacer posible que existiera algo como lo que digo. En aquel momento.

Sin embargo, aún sin ver como somos ahora... estoy convencido de que ahora si. De que actualmente es diferente, y existe esa compatibilidad de la que habláis, Otsumoko-sensei.

Es como... cuando tienes en la mano dos piezas de puzzle que no ves que encajen directamente, pero que sin embargo la intuición te dice que si; quizás sea por el dibujo, los colores, o cualquier cosa... el caso es que empiezas a darle vueltas a una y a otra hasta que resulta que encajan como un guante: sólo era necesario cambiar el punto de vista, es lo que el instinto te decía.

A estas alturas, creo que hemos "girado" lo suficiente. Por lo tanto, la respuesta es absolutamente, si
-afirmo con seguridad, mientras coloco la mano suavemente sobre la de Yashiko, aunque asegurándome tapar el gesto con el cuerpo de modo que no se perciba desde otro punto del patio.

OuT: referencias a un tema del 2005, tela XDDDD
http://www.otosan-uchi.com/viewtopic.php?t=99
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6899
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Sep 08, 2016 3:24 pm

"Bueno... yo recuerdo que una vez un profesor de etiqueta Grulla me dijo con cierta sorna... "la diferencia entre una persona educada y otra desconsiderada es básicamente el tiempo y la forma en el que lleva ejecutándose esa acción"

Otsu se rió

"Ya no quedan muchos profesores con ese sentido del humor juju"

Otsu obviamente te seguía perfectamente la retahílas de antes y no tan antes, pero Yashiko estaba a punto de daros a los dos sin piedad, algo que a la ise zumi le hizo gracia y asintió a tu "a su tiempo" .

"Antes o después lo importante al final es no liarse y aprender algo jajaja"

Añadió esta al final con una sonora risotada.

"Un elefabte no va muy mal desencaminado, no."

Sonrió de medio lado esta.

"Es que esa clase de acertijos son como la iluminación, tan simples que al nacer sabemos la respuesta, tan complicado que la vida es la que nos la hace olvidar."

Te dijo Otsu.




OUT
xDDDD si, la verdad es que ha sido una referencia puta jajajajaja pero vamos que no era tanto por saber quién brillaba y no sino por el hecho en si XDD pero bueno estas cosas que pasan xDDDD he tenido que hacer este OUT antes de tiempo porque me estaba riendo al leerte xDDD
IN


"Otra de las ventajas de las sendas iluminatorias es que no se trata sólo de la meta sino del camino en sí."

Dijo la ise zumi.

"Es como la llama de una vela.... que puede ser pequeña al inicio y puede incrementarse, incluso apagarse... depende mucho de lo que le pase a esta, de lo que la alimenten, de lo que la maltraten...

Esas luces son así..."


Comentó.

"Así que estás seguro que ahora...."

Otsu se levantó y mientras se desperezaba os miró a los dos.

"Esta bien.... si están en vosotros yo puedo encontrarlos. Así que para eso..... desnudáos."

Dijo con total normalidad.
¿Qué?!!!
Y ese "¿Qué?! no lo habías dicho tu, ni tan siquiera se había pronunciado pero sabías que Yashiko te iba a matar.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3155
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Jue Sep 08, 2016 9:32 pm

-Es cierto... Pero a mi lo que me extraña de verdad es que pueda ser pragmático algún profesor grulla de etiqueta, que viene a ser la práctica filosóficamente más alejada del pragmatismo, ju, ju.
No se, no digo que no haya algunos, pero supongo que los Doji los mantendréis recluidos como los Bayushi a esos pobres jushin, ¿no?
-le digo a Yashiko, antes de soltar una carcajada.

-Es una desgracia
-continuo más en serio, sobre eso de que no queden muchos profesores con ese sentido del humor -Que no seamos capaces de satirizar algo no implica que lo respetemos más, sino que lo tememos como algo todavía extraño a nosotros mismos, aunque sea inconscientemente. Y es triste que un profesor piense así de su materia -suspiro encogiéndome de hombros.

-Bueno, yo me entiendo así que sigo aprendiendo un poco más cada día
-sonrío "rindiéndome" ante la expresión de Yashiko, y terminar por fin con el asunto del antes y el antes-antes. Antes de que me sacuda, claro.

-¿De veras...? -le replico a la dama con media sonrisilla canalla, cuando afirma que si ve en mi a una especie de elefante, insinuando con esa mirada que ha podido pisar una "trampa", que me planteo si hacer estallar o no -Oh, apuesto a que exageráis, mi señora, pero... gracias de todos modos -murmuro al final conteniendo una risotada. No me permitiría esa clase de complicidades en un lugar más comprometido pero, para una cortesana de la Ciudad Prohibida, el patio de la embajada Dragón debe de estar más o menos como en las antípodas de su estricto y vigilante mundo habitual, así que en el fondo quizás me agradezca esa clase de distensión.
O quizás me de un sopapo. O ambas cosas...



-Siempre me ha gustado mucho la luz de las velas; tiene un aire especialmente romántico
-sonrío, esta vez sin dobleces sino de un modo honesto. Me gusta la idea de ver todo esto bajo ese foco, incluso como si nosotros mismos fuéramos una cada uno -También es fácil encender una con otra -añado dejando un suspiro en el aire, mas alegre y no melancólico.

-Si, estoy seguro. Además, creo que... he considerado todas las opciones posibles, y no veo que nada de esto tuviera porqué fallar
-aseguro con una sonrisilla, más que de arrogancia de seguridad hacia Doji Yashiko y lo extraña o directamente aterradora que puede que llegue a parecerle toda esta locura.

¿Desnudáos...?
¿Qué? -Ehm... -digo antes de quedarme con esa sonrisa congelada en la cara, como si de pronto me hubiera caido con todo el equipo -Vale, puede que... eso no lo hubiera considerado. Pero en mi defensa diré que... estooo... -me cruzo de brazos pensativo -No, era evidente que tendría que pasar tarde o temprano. Ella va medio desnuda, y tiene tatuajes por todo el cuerpo... y si los nuestros aparecerían al estar juntos... ¿cómo no pensaste en eso? -murmuro, hablando conmigo mismo. -Vale, había otro montón de detalles en los que pensar, no podías estar en todo... Y el resto está muy bien argumentado...

Al final vuelvo a dirigirme "a todos" Hum, definitivamente yo diría que... todo plan requiere de correcciones sobre la marcha. Un gran general dijo una vez que los planes de batalla sólo duran en firme hasta que ésta comienza... En fin, veréis Otsu-sensei, no se lo que diría el profesor de etiqueta con sentido del humor ahora, pero pienso que tal vez pudiéramos... trasladar esta parte del proceso a un lugar más discreto, pues creo que todos estaríamos más cómodos y... mi esperanza de vida lo agradecería mucho.

¿Un poco al menos...?
-murmuro mirando finalmente hacia Yashiko, cosa que no me había "atrevido" a hacer hasta ahora, por si las moscas. Quien sabe a cuanta distancia está en estos momentos de levantarse y dejarme aquí sentado... Pero tal vez si le pongo ojitos de cachorrillo abandonado...
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6899
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Sep 09, 2016 2:50 pm

"De hecho casi creo que se refiere al origen del Imperio... porque no tengo constancia de una aberración así en nuestras filas."

Bromeó con sarcasmo Yashiko aunque la verdad es que no sabías si lo decías en serio, porque probabilisticamente podría ser que Otsu tuviera esa edad... ¿o no? La ise zumi a la que pareció hacerle gracia aquel comentario sólo se rió.

"Yo no creo que hayáis dejado de hacerlo más bien creo que los habéis declinado a otras profesiones..."

Sonrió Otsu como si dijera "como los bufones" que lo ponían todo en duda y satirizaban todo.




"la luz de las velas te hacen sentir como en el inicio de la existencia ¿verdad?.... sonrió de medio lado Otsu o quizás sean recuerdos del pasado... de muchas noches a la luz de las velas... quien sabe...."

Murmuró.



Otsu se cruzó de brazos como si no viera ningún problema en lo que pedía, totalmente tranquila, mientras el aura de yashiko se espesaba a tu lado tanto que aunque no mirases hacia ella parecía que de un momento a otro iba a abofetearte.

"¿Más discreto?"

Otsu por un momento no pareció entenderlo pero luego miró a Yashiko y se quedó con cara de "Oooooh entiendo...." luego puso una mueca de cierta molestia, chasqueó la lengua y dijo:

"Grullas grullas.... ni en campo ageno dejáis de jugar con vuestras propias normas.... es muy maleducado eso..."

Chasqueó la lengua y luego añadió un "shikata ga nai" (no hay más remedio) tras lo cual os hizo una seña para que la siguierais.
Yashiko prefirió no hacer ningún comentario y tu decidiste no preguntar ya que estabas seguro que si decía algo iría hacia ti, de tal forma los dos seguisteis a Otsu hacia una espartana habitación que daba al patio en la primera planta. Una habitación que estaba casi vacía, salvo por un discreto escritorio lleno de libros correctamente apilados, eso si y un armario donde supondríais que había un futón quizás. Nada de decoración, nada de polvo, nada de nada.

Otsu os hizo una seña entonces.

"¿Suficiente intimidad o debo separaros por habitaciones?"

Preguntó esta entre la sorna y la cortesía, en partes muy proporcionales y realmente parecía la parte cortés preguntarlo en serio.
Al mirar la cara de Yashiko chasqueó una vez más la lengua y asintió.

"Hai hai... un segundo..."

Murmuró mientras salía de la habitación y al poco entraba con un biombo.

"Uno a cada lado."

Ordenó entonces.

"Veamos si vuestras ropas Grulla os estorban en más de un sentido o no..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3155
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Sab Sep 10, 2016 7:33 pm

-Si, los bufones -repito asintiendo -Aunque para mi la existencia de estos es una manera muy "sutil" de recordarle a todo samurai justo lo que acabo de decir; que mientras no sean capaces de sonreir ante su propia caricatura, significará que aún no han sido capaces de superar sus debilidades.

Digamos que los Kakita lo tenemos más claro que el resto. Y por eso hacemos siempre un gran esfuerzo en recordárselo primero a nuestros queridos hermanos Doji
-sonrío enseñando toda una fila de dientes, en un gesto socarrón y algo burlón. Siempre he considerado que mi pintura tiene implícito algo de sátira hacia determinados aspectos contradictorios de la sociedad.


-Es posible que sean recuerdos del pasado... Sin embargo estoy bastante convencido de que eso es porque ya entonces me gustaban, como algo hipnótico, bello, efímero... todo a la vez.
Oh, y una inmejorable manera de chamuscar las cortinas de casa y ganarse un castigo antológico, también
-añado riéndome.



-Ehm, os lo agradezco mucho, maestra
-suspiro inclinándome profundamente ante la Togashi antes de levantarnos una vez que comprende los impedimentos de hacer todo aquello en mitad de un patio, por muy Dragón que fuera.

-Bueno, se podría decir que las normas de Dama Doji son todas, aunque sea en origen. Social, organizativa y filosóficamente, y en esto último entra cualquier cosa; así que, técnicamente, no hay campo ajeno en todo el Imperio.

Tsk, tal vez en lo alto de una montaña Togashi si, ya sabe... Pero esto es más bien una Hantei
-murmuro intentando evitar tensar de más la cuerda de Yashiko, pues dice mucho de ella que no haya puesto ya un pie en la calle pero sería un poco tonto que por ello tenga mecha ilimitada.
-Es una lástima que no estuviera aquí Kakita Kotoko-san... Ella y Kuronuma-san podrían haber ofrecido puntos de vista muy interesantes respecto a todo esto -comento quitándole trascendencia, como si ahora pareciera algo gracioso de lo que reirse, je, je... mientras observo de reojo a la Doji, ¿je?


-Oh, es más que suficiente, graci....
-comienzo a contestar agitando las manos en forma de negación de que necesitáramos nada más. Pero alguien ha debido dejarse una ventana al polo abierta, porque una ráfaga de hielo vuelve a congelarme con un gesto idiota en la cara.

-Si. Mejor. Gracias
-digo con la cabeza agachada desde mi lado del biombo por fin. -Aunque pienso que estáis perdiendo una gran oportunidad, Yashiko-san. Esto podría servirnos como "práctica" para desembarazarnos de cierta inhibición molesta para el arte, ¿no os parece? Hoy tendré mi terce cuadro, y cuando lo veáis no podréis negar que será también de éxito -argumento encogiéndome de hombros mientras me pregunto donde demonios puedo dejar la ropa si en aquella habitación no hay nada. Eso es porque la ise zumi apenas la utiliza claro...
Al final la cuelgo del propio biombo.


-De todos modos... opino que sería una crueldad no dejarme ver el tatuaje al menos...
-suspiro de un modo lastimero mientras observo el trabajo de carpintería Dragón para fabricar aquel armatoste de madera y papel de shoji. Puede que tenga desperfectos, o algo así. Grietas, quien sabe...

Luego miro hacia Otsu, encogiéndome de hombros con un simple "pues yo ya estoy" Los bushis lo tenemos mucho más fácil.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6899
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Sep 13, 2016 9:36 am

"Creo que vuestra patrona ha pensado que ya que hacemos la tontería la hacemos entera."

Dijo Otsu antes que Yashiko respondiera mientras ponía el biombo.

"Ya ves..... como si a mi me importase mucho las veces que os habéis visto desnudos en esta vida...."

Farfulló con media risilla mientras terminaba de ponerlo, un comentario que atragantó a Yashiko al otro lado con un "¡QUé?!"

"Ea, ea.... no me hagáis perder más el tiempo de lo necesario que lo importante es lo importante...

Desvestíos rápido y hacer lo que os diga por muy raro que sea..."


Otsu os dejó un tiempo y se puso justo enfrente de ambos, de forma que los dos si mirabais para delante podíais verla pero entre ustedes no.

"Bien....
Quiero que los dos giréis despacio de izquierda a derecha sobre vuestros talones, despacito."


Os indicó con un gesto de la mano.
Tras un par de vueltas en esa dirección entonces esta dijo:

"Y ahora hacia la derecha desde la izquierda...."

Y así obedecisteis.

"Ahora Koji-san vos dar vueltas de derecha a izquierda y Yashiko-san de izquierda a derecha."

En ese punto oiste suspirar a Yashiko, pero al no oirla hablar supusiste que estabais haciendo lo que se os ordenaba. Otsu mantenía sus manos sobre sus caderas en una posición en jarras mientras os miraba con cara excrutadora, cuandod e pronto...

"¡¡¡QUIETOS!!"

Dio un salto y se acercó corriendo hacia ti tan rápido que casi te saltó encima, Otsu tomó tu hombro derecho y pareció como si lo observase y luego fue hacia el otro lado del biombo, Yashiko dejó escapar un leve sonido de sorpresa seguramente por la forma en la que la estaría tocando tan directa y al final Otsu se apartó hacia donde antes os miraba y dijo:

"Vale... vestíos...

Tengo una buena noticia y una mala
Y otra buena y otra mala.
Y al final otra buena.

¿Cuál queréis antes?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3155
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mar Sep 13, 2016 12:09 pm

-Bueno, al menos no ha pedido que me vendéis los ojos como a un condenado -bromeo con un resoplido de sarcasmo... y resignación. Pero al menos me he librado de una cosa tanto como de la otra; de momento, aunque... quizás la vergüenza de Yashiko le impida recordar este momento para hacérmelo pagar, ju, ju. Cosas de cortasanos...

-Eso tiene mucho sentido viniendo de una ise zumi que se pasea sin camisa por Otosan Uchi -me río tras aquel comentario de Otsu sobre lo poco que le importa a ella la desnudez, propia y ajena, y entre terceros. No es que lo diga en voz alta porque acabe de darme cuenta de ello, es por si a la Doji de aquí al lado le da por pensarlo. En cierto modo pienso que no es exactamente predicar en el desierto; aún debe de haber algo de bushi dentro de ella que le susurre que todo esto tiene algo de "absurdo"
Eso si, habrá más de Doji que le diga que se vengue de mi en cuanto pueda, así que tampoco es que quiera tensar mucho una cuerda con la que podría colgarme. No obstante, todo esto tiene algo de divertido, ju, ju, y eso no puedo disimularlo.

-¿Mi izquierda...? -pregunto frunciendo el ceño haciendo primero el gesto con la mano, antes de girar finalmente hacia donde la dragón desea.

-A la derecha... -esto parece una clase baile. Para torpes con pies de madera, de momento. Casi mejor, nunca se me ha dado demasiado bien bailar, salvo con espadas de duelo en la mano.

-¿Hacia la derecha otra vez yo? -murmuro sin estar muy seguro. -Oh, tendría que gastar el resto de mis mil vidas para volver a estar en una situación tan "curiosa" como ésta... ¡Y me la estoy perdiendo por culpa de un biombo!
Creo que voy a empezar a odiar la ebanistería
-suspiro con una risilla mirando a aquel estorbo.
-Vamos, Yashiko-san, no me digáis que ahora no os arrepentís un poco de no poder verme haciendo el pato -añado aumentando la carcajada.

Entonces la maestra tatuadora ordena detener el carrusel. Prácticamente me salta encima, y después supongo que hace lo mismo con la Doji. Creo que en la alergia a ser "tocada" si coincide plenamente con la filosofía Akodo, así que...

-¿Ya? -pregunto con un hilillo de decepción. Empezaba a divertirme todo aquello, y esperaba algo más claro.

-Hum... la mayoría suele preferir las malas primero, porque la mente tiende a quedarse con lo último que escucha y por autocomplacencia prefieren que éstas sean buenas noticias. Yo sin embargo prefiero dejar las malas para el final, así me quedo con ella en la cabeza y puedo intentar cambiarlas o mejorarlas.
Por tanto, por mi las buenas primeros y las malas después
-suspiro mientras termino de vestirme con soltura. Por cortesía, no me muevo de mi lado del biombo hasta que Yashiko salga del suyo, porque supongo que ella tardará mucho más en arreglarse que yo.

No podía ser tan fácil, aunque... por un instante pensé que si, que lo sería, ains. Pero quien sabe, quizás la buena-buena noticia sea que para que se vea mejor tengo que abrazarla o algo así.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6899
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Sep 15, 2016 3:53 pm

"No creas que aún no estpy por pedirselo."

Te contestó Yashiko con sorna.

"pero a saber dónde están esos tatuajes..."

Siseó divertida al final con un medio suspiro fingido.

"No entiendo qué os ha dado a todos por pensar que las cosas que hacemos o decimos los ise zumi no tienen sentido...."

Se rió otsu mientras se encogía de hombros como si dijera "sois todos unos crios en un mundo de adultos que no podéis comprender", y en cierto sentido, al menos en el iluminatorio tenía razón.


"Voy a terminar arrepintiendome si."

Se rió Yashiko al otro lado del panel.

"Bueno, hija, siempre puedes hacerselo repetir en otro momento."

Terció Otsu con sorna mientras os indicaba que cambiaseis una vez más de dirección con un gesto de sus manos.

Otsu esperó a que os vistierais, con los brazos en jarras mientras meditaba lo de las noticias y al final dijo:

"Bien... pues primero las buenas...
Las buenas es que... tenéis tatuajes.
Los dos.
Que vienen de vuestra anterior vida.
Y el extra es que podría hacer que los dos tuvierais vuestros tatuajes tatuando sólo a uno."


Indicó con el dedo índice levantado casi con cara de "tadah" ante una exclusiva similar. ¿Tatuar a uno y que de pronto los dos tuvierais un tatuaje? ¡Magia!

Luego la ise zumi se cruzó de brazos y puso una cara muy seria.

"La mala noticia es que es doloroso...
MUY doloroso...
Ya que son unos tatuajes muy complicados... voy a tatuar dos pieles por cada uno de vosotros, para que me entendáis, mis agujas van a traspasar vuestra piel y llegar hasta vuestro karma...

Y creedme cuando os digo que ese dolor jamás lo habéis experimentado...
Ninguno
de
los dos."


Y te miró al final a ti como si te dijera que si creías haber sentido dolor en un espadazo aquello no era nada.




OUT
Vale, a efectos del juego hablemos del tatuaje.
Cada uno de los tatuajes hace dos niveles de heridas, que pueden ser suplidos gastando dos de vacío. O puedes usar unod e vacío y quedarte con un grado de heridas o dejarte las heridas y ya está.
La cosa es que uno de los dos puede asumir todo el daño o el gasto de vacío si quiere, porque puede tatuarse sólo uno.

¿Dónde está el problema? Además de en lo evidente tienes que tener en cuenta en qué días estás, que es por la mañana, que no sabes cómo se va a desarrollar el día y que no sabes si ese daño o esas heridas van a ser una carga o no. Todo esto lo comento aunque no tendría por qué hacerlo pero me gusta ser justa.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3155
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Vie Sep 16, 2016 2:47 pm

-Si me vendan los ojos no tendría más remedio que guiarme al tacto, por mi seguridad ya sabéis -replico mostrando una ancha sonrisa socarrona.

-No, al contrario... Creo que todo esto tiene mucho sentido. Es decir, todo menos la timidez de Yashiko-san claro. Después de todo el concepto de la vergüenza tiene que ver con la discrepancia de un determinado acto comparado con lo que esperan quienes lo presencian.
O sea, algo es apropiado o inapropiado no en si mismo, sino en función de que quienes son testigos de ese algo lo vean como apropiado o no. Así que en presencia de... casi cualquier otra persona, la desnudez de Yashiko-san sería algo de lo que avergonzarse porque ellos esperarían verla vestida, sin embargo la cosa cambia mucho frente a una ise zumi que normalmente viste a medias. De hecho, incluso me atrevería a decir que la corrección de etiqueta aquí sería estar igualmente medio desnudos, así que es este biombo quien debería avergonzarse, y no la dama.
Al menos en esta habitación ante Otsu-sensei sólo, a diferencia de en el patio antes
-me encojo de hombros explicando mi punto de vista. Honestamente, creo que ni siquiera una cortesana Doji podría rebatir este argumento, ju.
Por supuesto, aunque no lo había dicho explícitamente, lo hacía extensivo a mi presencia también...

Cuando la Doji aparece completamente vestida por su lado, salgo tras ella y le ofrezco la mano con una reverencia galante como si estuviera entrando ahora por la puerta o bajándose de un transporte personal.
-No podréis decirme que nadie antes os hubiera sacado a bailar de un modo tan especial y divertido, mi señora -digo sonriendo de medio lado, haciendo evidente el motivo de mi gesto como si la música hubiera cesado justo en aquel momento tras uno de esos bailes "de etiqueta" más frecuentes en tierras Grulla que fuera de ellas.

-Y si finalmente os arrepentís de haber mantenido los ojos cerrados como una chiquilla asustada en su primer baile, podemos repetirlo cuando deseéis, Yashi-chan -añado con una risotada socarrona.


-Ahá... Hum, ya veo... -murmuro cruzándome de brazos mientras Otsumoko va exponiendo todas las noticias, buenas y malas. Al final respondo sin dejar tiempo a otra réplica -Reclamo cortésmente el derecho a que ese tatuaje se realice enteramente sobre mi, entonces -digo con seguridad, pero encogiéndome de hombros con un toque de negligencia fingida. Pero es complicado imaginar como será un dolor que es por definición inimaginable, así que de todos modos pensar en ello no tiene mucho sentido, salvo que contemplara la opción de volverme a casa asustado con el rabo entre las piernas, después de haber llegado hasta aquí.

-Y hago mío este derecho por dos motivos... A saber; la idea de venir aquí ha sido sólo mía, así que es lo justo. Pero además, imagino que la maestra no podrá tatuar por encima de la ropa, por tanto en el "turno" de la dama yo tendría que volverme a ir detrás de ese biombo y... sinceramente, le he cogido bastante manía -sonrío con un sencillo gesto de "cosas mías"
Aparte de esa broma, se me daban especialmente bien las reclamaciones para meterme en lo fregado de cualquiera; de hecho, es todo un arte Kakita, duelista y yojimbo, en ese orden. Y yo lo soy todo.


OuT:
Vale, entonces tengo que gastar un punto de vacío por cada tatuaje, o uno por cada nivel de heridas...? De todas formas, tengo 4 puntos así que la cosa sería la siguiente:
Si interpretamos la herida permanente como te expliqué que era originalmente, en la prehistoria con el otro master, pues gastaría 3 vacío y me quedaría con un nivel de heridas lleno.
Si no, para evitar llenar un segundo nivel y tener penalizadores, gastaría los 4 de vacío. A lo soviético XD

Por descontado, me quedo yo los dos tatuajes y que sea lo que Enma-Oh quiera :mrgreen:
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6899
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Sab Sep 17, 2016 3:10 pm

"Supongo que ese razonamiento de primaria es el que los bushis alegáis cuando tratáis de llevar a una cortesana de medio pelo a la cama ¿no?"

Se burló yashiko.

"¿Si la decencia en la vestimenta y el decoro en estar vestido en público sólo dependiese de la naturalidad con la que unos u otros se lo toman por qué la Dama Doji no dejó que fueramos todos como Togashi?"

Siseó.

"Vas a tener que esforzarte más, Koji-san..."

Te dijo esta con sorna.



"Podríamos poner esto de moda, cosas más tontas se han visto en la corte."

Se rió la Doji de lo del baile.



Luego Otsu explicó todo aquello y tu expusiste tus argumentos cuando de pronto Yashiko dijo muy tajantemente:

"Lo declino. Y es más, creo que la idea es pésima en todo su ser y de hecho alego ser yo la que tome todo el tatuaje."

Te dijo encarándote.

"No tiene sentido, no tiene utilidad Yashiko te miró muy fijamente como si te dijera "entiende lo que voy a decirte ahora" entrelineas un bushi mermado, incapacitado, herido y no preparado con todo lo que tiene en estas circunstancias sin embargo... yo tengo una alta tolerancia al dolor y bajo mis capas y capas de seda jamás nadie notaría si voy vendada por culpa de un prematuro sangrado. Por no decir que he andando, bailado y estado noches enteras en corte con altas fiebres y hasta con heridas en mi cuerpo, como un tobillo roto en una caida cuando no debería, por lo que se me da bien fingir que nada pasa, soy totalmente consciente de todo mi cuerpo y el control que poseo sobre mi misma en momentos de presión en la corte es mucho mejor que el de cualquiera, y lo digo sin miramientos.

Así que.... teniendo en cuenta qué día es hoy... tu puesta a punto en tu nuevo cuadro... y tooodo lo que puede traer... la solución más lógica y apta es que sea yo la que lo asuma."


Terminó diciendo cruzandose de brazos como si dijera "no es negociable".

Otsu os miró a los dos lentamente y se encogió de hombros:

"Está claro que hay cosas que nunca cambian.... ufufu"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3155
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Dom Sep 18, 2016 3:31 pm

-Oh, me ofendéis, Yashiko-san -le contesto con retranca -Sólo los bushi de las demás familias se interesarían por retos de medio pelo, ju... Así que un Kakita siempre se reserva sus razonamientos infantiles para la "alta corte" -digo con una sonrisilla traviesa.

-Dama Doji, en su infinita sabiduría, decidió que la "opción mayoritaria", y por tanto la etiqueta en términos generales, fuera la vuestra; es decir, la vestimenta y el pudor a la desnudez. Hasta ahí tenéis toda la razón, como no.
Pero precisamente el hecho de que Ella no le prohibiera a Togashi-Kami vestir como quisiera, implica que la opción mayoritaria de etiqueta no es un decreto imperial obligatorio, sino más bien una "recomendación" debida. Y como todas, depende del escenario donde se pretenda establecer...
Por tanto tampoco puede decirse que la etiqueta obligue a desnudarse en la tierra del Dragón, pero del mismo modo tampoco es una falta de etiqueta el hacerlo. Y según el estatus de las embajadas, podría considerarse que estamos en territorio Togashi...

¿Y si la corte se trasladara aquí se desnudarían todos? No, claro. Por cortesía se adoptarían las costumbres de las provincias centrales, donde vive Su Majestad; pero evidentemente habría que asumir que no se le puede decir al anfitrión en su propia casa qué es lo debido y lo que no.

Así que sigo pensando que desnudarse, aquí, no es indebido ni siquiera para una dama como vos
-expongo sonriendo de medio lado.



-¿La declinas...? ¿¿Todo el ta-?? -casi estoy por llevarme las manos a la cabeza al escuchar eso, pero me doy cuenta de que había infravalorado un poco la preocupación recíproca de Yashiko hacia mi. Tiene alma de león, después de todo; mirándola a esos ojos celeste casi tengo que hacer un esfuerzo por no sonreir orgullosamente ante su deseo de acaparar todo ese daño para si misma.
Pero claro, si lo hiciera perdería fuerza en mi insistencia; y no pienso darme por vencido por las buenas. Así que carraspeo y contrataco.

-No dudo de vuestra voluntad para ser capaz de bailar con un tobillo roto, mi señora Doji; y en condiciones normales... podría admitir que las posibles consecuencias tendrían menos riesgo para un cortesano. Pero, y en pos de la utilidad que habéis mencionado, ambos sabemos que "normal" no es el estado actual de las cosas en la corte de la Ciudad Prohibida.
De hecho, vuestra escuela siempre ha defendido que la corte es como un campo de batalla en muchos aspectos... así pues, presentarse a la batalla mermado sería un riesgo tanto como para un bushi. Las consecuencias de un mal paso actualmente, desde luego, serían igual de funestas
-le respondo sosteniéndole la mirada, dispuesto a no ceder en mis argumentos.

-Por otro lado, la maestra Otsumoko ha dicho, textualmente, "un dolor nunca experimentado" Por tanto podría ser un poco más que alta fiebre o una herida, o cien veces más, así que los antecedentes deben considerarse como poco relevantes.

Estamos hablando entonces de terreno inexplorado que en cualquier momento podría convertirse en un campo de batalla, estaréis de acuerdo conmigo en esto. Pues bien, dicho de un modo metafórico, cualquier general se negaría a que su cuerpo de oficiales fueran los primeros en internarse en una zona así. Enviaría exploradores; bushis adiestrados no para mantener líneas de batalla sino para actuar de forma individual, ser capaces de adaptarse y en última instancia de luchar hasta la extenuación con el objetivo de regresar con la información.

Es evidente que ése soy yo. Por tanto insisto en que me corresponde a mi, en derecho y en lógica táctica.
-asiento con la cabeza a mi propio pensamiento mientras me cruzo de brazos yo también.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6899
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Sep 19, 2016 4:50 pm

"Pero tampoco se desnudaría toda la corte del Emperador ni este mismo al estar en tierras Dragón, por lo tanto, lo que sea normal para ellos no implica que sea la normalidad en si misma."

Te replicó esta.

"Pero qué os gusta discutir por las cosas más nimias!"

Dijo de pronto Otsu.

"Digamos que los dos tenéis razón y así esa cabezonería tan proverbial queda tranquila, y listo, total, al final la que está desnuda siempre soy yo juju ¡qué más dará!"




Yashiko se encaró hacia ti sin ningún reparo ante lo que decías y alegó entonces:

"Otsumoko-sensei ha dicho que ese dolor será al hacerlo, no implica que sea luego, sólo implica la posibilidad que perdure si no se tiene un control sobre uno mismo. Estoy segura que un alma adistrada puede superar ese dolor y lo que es más, salir indemne, otra cosa es que quede debilitada el resto del día, pero, tal y como te digo... ahora mismo y... tal y como estan las cosas el que debe estar intacto físicamente eres tu, no yo."

Hizo un aspamientos con la mirada como si te mirse de arriba abajo y dijese con ello que tu trabajabas con tu cuerpo y ella con su mente.

"Un día complicado en la corte para mi requiere de concentración mental, que no física, algo para lo que estoy preparada.

Por eso insisto en ser yo la que tome lo que tenga que venir, por no decir que aunque realmente aprecio que no quieras que sufra daño... Quizás esto es justamente lo que necesitas para tener en cuenta mis sentimientos cuando actúes de ahora en adelante más presente."


Dijo de pronto dejandote sin saber qué decir ante aquella súbita declaración, después de todo la que temía cuando salías que no volvieras y que encontraras la muerte en cualquier lugar de la ciudad ahora era ella... algo que podría haber pasado la noche anterior, no había pasado nada, pero ella se había marchado a la Ciudad Prohibida sin saberlo. Aquello era como decirte que ahora sabrías lo que ella había sentido, que puede que no sufiera ningún daño, que puede que si, pero que la incertidumbre que había sentido sin duda había sido peor.

"o podéis hacer cada uno vuestra parte...."

Murmuró Otsu sin querer meterse demasiado.

"Lo digo porque ambos sois tercos como mulas ju"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3155
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mar Sep 20, 2016 12:09 pm

No puedo evitar soltar una risotada ante la oportuna intervención de Otsu.
-Tenéis razón, por supuesto... Pero aunque nimio, es una cuestión interesante; y está en la misma esencia del Clan Grulla debatir largo y tendido sobre nimiedades de interés general -explico encogiéndome de hombros con un suspiro.
-De todos modos, mi estimada patrona y yo mantenemos este debate desde hace un par de días, ¿no es así, Yashiko-san? Tiene más que ver con la diferencia entre admirar la belleza y el escándalo, me temo -añado sonriendo de medio lado.



-Un cuerpo, incluso un alma, debilitados, pueden dificultar la concentración mental... O al menos la capacidad para llevar ésta un paso más allá cuando una situación extrema lo requiere.
Por supuesto que se que estás preparada para esos momentos, pero... lo imprevisible de la advertencia de Otsu-sensei ofrece una duda más que razonable, y creo que lo sería para cualquiera.

También para mi, claro...
-suspiro desviando la vista un momento, pero enseguida vuelvo a cruzarla con la de la dama.

-Puede que esto sea lo que ambos necesitamos
-asiento dándole la razón, aunque con esa pequeña corrección. Con los hechos que se están sucediendo en la Ciudad Prohibida, de repente los cotos de caza se han vuelto mucho más peligrosos. Incluso para ella.
-Este asunto del tatuaje no es algo estético, aunque espero por los dioses que no sea una mariposa, sino algo... para aprender, para avanzar hacia la luz del entendimiento de la que hablan los iluminados. Mutuo, en este caso, lo que a veces lo hace más complicado.

Tal vez los dos debamos aprender una lección de todo esto; que no es justo "sobrearriesgarnos" para proteger al otro de algo que, en nuestro afán por evitarle cualquier mal, obviamos que podría soportar.
Que la unión no nos hace débiles, ni nos obliga realmente a uno de los dos a llevar todo el peso, sino que por el contrario nos fortalece y... que de ese modo tenemos que aprender a confiar en la capacidad del otro para compartir todas las cargas.

Si se sobrecarga un muro para evitarle esfuerzos al otro, se está infravalorando éste. Ni siquiera el cariño debería ser un buen motivo para dejar a alguien capaz al margen... Ya sea para evitarle el dolor físico, o la preocupación emocional de quien se queda esperando cuando el otro parte hacia un camino peligroso...
-digo al final tomándole las manos suavemente entre las mías.
He entendido bien lo que ha querido decirme. Su anterior yo tuvo que aprender esto por las malas, así que es justo que me pida que no repita yo su error; pero a la vez debo evitar que sea ella quien tropiece en esa misma piedra una vez más.
No es muy diferente de lo que siento yo cuando Yashiko se interna en un jardín repleto de víboras histéricas.

-La maestra tiene razón, lo compartiremos.
Pero cada uno su propia parte no, sino la del otro. Tú mi tatuaje y yo el tuyo...

¡Con una condición, eso si! Nada de biombos esta vez. Puedes sacarme luego los ojos si quieres, pero... durante el proceso quiero estar a tu lado
-añado sonriendo, mostrando al final esa terquedad de la que hablaba la Togashi, aunque finalmente algo mejor encauzada creo yo. Por supuesto espero que lo entienda esta vez; más que tener que ver con la curiosidad de ver un proceso así, se trata de desear permanecer cerca, y hacer todo esto realmente juntos. Tal y como la naturaleza del tatuaje que supuse debía ser.

Ojalá también ella lo vea del mismo modo al fin.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6899
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Sep 20, 2016 3:36 pm

"Los Escorpiones dicen que el pecado está en los ojos del que mira, a veces creo que llevan razón."

Te dijo Otsu mientras se encogía de hombros.



La discusión discurrió entre argumentos contrapuestos, yashiko no parecía nada convencida de tu interés pero tanto ella como su alma sabían que tus nuevos razonamientos no estaban escasos de valor.

Los peligros que existían eran para los dos, eran muchos ahora y nadie sabía lo que iba a pasar mañana... quizás la mejor forma fuese tomarse de la mano y seguir adelante.

Yashiko iba a hablar cuando dijo Otsu:

"Si os sirve de consuelo están en los hombros, lo cual hace que no sea un espacio muy amplio donde tatuar, ni tampoco de por si, sin contar con el tatuaje que es, que vaya a ser muy molesto para el resto del día...

Koji-san lo tiene en el hombro diestro y vos en el izquierdo, y ambos forman un enso complementario muy curioso..."


Al ver vuestra expresión Otsu hizo un movimiento con el dedo sobre su palma de la mano para indicaros como era un Enso, un cículo no cerrado, y empezó a explicaros...

"El equilibrio perfecto en la búsqueda de un significado espiritual que dote a nuestra existencia de sentido.... Un círculo que representa la plenitud, simplicidad, integridad y el cuerpo infinito para lograr una armonía perfecta, eso es el Enso. Conocido también como el círculo del sumi, es una representación de nuestro verdadero ser, una forma que no es matemáticamente perfecta, igual que nuestra alma, nunca perfecta.

Los Enso nunca están cerrados, porque esa apertura indica que que no puede contenerse, sino que se abre al infinito.

Este círculo es considerado un símbolo supremo del zen que ilumina los caminos... Y por eso es muy acertado que ambos tengáis ese símbolo... aunque es muy diferente de lo que se suele ver normalmente, no tenéis un enso normal... juju... Diría que de por sí es complementario."


Yashiko la miró a ella y luego a ti y suspiró:

"Bueno... era una ventaja el que uno pudiera hacerlo por los dos, no algo obligatorio, así que supongo que en el término medio está la virtud...

Entonces... ¿Cómo lo hacemos? ¿Se tarda mucho? Tenemos la exposición en unas horas..."


Otsu negó con la cabeza:

"No es muy grande y uno de los dos parece más sencillo que el otro, además los veo claro, así que podría hacerlo ahora... otra cosa es que estéis mentalmente preparados para ello."

Te miró a ti y de pronto Otsu comenzó a reirse.

"pero en realidad no sé ni por qué lo pregunto, llevas desde tu anterior vida tratando que te tatue, así que supongo que tu irás primero ¿no?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3155
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mié Sep 21, 2016 3:31 pm

-Una vez decididos a compartirlo, hasta las explicaciones de Otsu-sensei suenan más alentadoras respecto a las consecuencias para el resto del día que antes -sonrío asintiendo a la Doji. No lo digo de forma sarcástica, sino que lo pienso de verdad; probablemente incluso la propia ise zumi ha escogido inconscientemente las palabras de un modo diferente, pese a pensar aún en lo mismo.

Sea como sea, estoy más convencido aún de que ésta es la mejor solución.

-Ah, un enso.. uno de esos símbolos
-murmuro trazando aquel trazo con la punta del dedo en el aire, pensativo -Recuerdo que mi padre los hacía... Bueno, dibujaba muchos kanjis y trazos como ése, le gustaba la caligrafía. Cuando era pequeño me sentaba a su lado mientras él escribía, y me iba quedando los dibujos que no le convencían; después yo pensaba que los "arreglaba" con siluetas, flores, ramitas y cosas así...
Y para cuando acabábamos, mi madre nos reñía a ambos por haberme manchado de tinta la ropa... Tiene gracia, hacía mucho tiempo que no pensaba en nada de eso
-suspiro mirando un instante al techo mientras rebusco en la memoria de aquella lejana época.
Si acabara siendo un pintor famoso, aquellos trazos pasarían de garabatos infames a obras de arte, eso también es gracioso...

-En fin... así que mi hombro derecho y el izquierdo de Yashiko-san... ¿Por la parte de frente o de detrás?
-pregunto colocándome frente a ella y mirando la zona, imaginando como funcionará el asunto para que Otsumoko diga que ambos forman un único enso complementado.

-¿No es normal...? ¿A qué os referís con que no es un enso que suela verse?
-vuelvo a preguntar, revelando cierta impaciencia. -¿Y qué quier decir eso de que uno es más sencillo que el otro? ¿El de quien? -Pero en cierto modo llevo esperando esto mucho tiempo, más que años llevo en esta vida quizás.

Así que también le sonrío a Yashiko con una amplia muestra de confianza cuando admite mi último argumento al fin.

-Oh, si. Si que estamos preparados -asiento enérgicamente -Hum, lo estamos, ¿verdad? -recuerdo consultarle a la Doji, pero se que si. No habría estado tan segura de venir conmigo hasta aquí si no lo sintiera así, aunque no sea conscientemente.

-Los yojimbos cruzan primero, si me lo permites Yashi-chan
-bromeo refiriéndome a aquella variación de la etiqueta, cuando los bushi deben preceder a quienes protegen por su seguridad. Ya ha quedado claro que no es el caso, pero la maestra tiene razón, buena parte de mi no es capaz de esperar mucho más.

-Entonces... ¿sólo me quito la chaqueta...? ¿O hay que hacer alguna clase de... algo más? -pregunto con interés.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6899
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Sep 22, 2016 3:03 pm

“Soy una persona bastante razonable, no sé porqué se opina lo contrario.”

Dijo Otsu mientras se encogía de hombros y dejaba una sonrisa socarrona en sus labios.

“Los enso siempre han servido para la meditación, al igual que los koans para vaciar la mente y los sutras para convocar un estado de calma mental y física para la meditación, pero a a través del papel.”

“No, no, no son ensos partidos los que tenéis, cada uno tenéis uno sin embargo el uno sin el otro no se entiende y los tenéis así…”

Dijo mientras te pasaba el dedo alrededor de tu hombro, no estaba delante, ni detrás sino que la forma del hombro desde el lado hacía la forma redonda perfecta para que pasase por encima de este desde delante hacia atrás.

“Lo tenéis en los opuestos de forma que si os acercáis se pueden tocar el uno con el otro, hombro a hombro. Y bueno… supongo que ahí es donde luego viene la magia juju”

No sabías a lo que se refería pero seguro que no lo decía por nada…

“Pero no pienso decir nada más, que eso arruinará la sorpresa sino.”


Yashiko cuando le preguntaste si estabais preparados asintió y te hizo una seña como que empezases tu antes si querías.

“Sólo con que te bajes esa parte de la hakama es más que suficiente.”

Te indicó Otsu mientras iba hacia un armario y sacaba una caja de madera de bambú. De ellas extrajo unas grandes agujas de tatuar, del mismo material, estas solían tener un conducto interior a través del cual pasaba la tinta y así lo hacían, pero la sensei no cogió colores ningunos, simplemente se sentó en el suelo, te indicó que te sentaras con ella y cogió aquellas agujas.

“Es hora de los valientes… te recomendaría que entraras en trance y meditaras pero si te cuesta tanto entrar como recuerdo voy a terminar yo antes que tu lo consigas… así que… no sé… ¿Piensa en cosas bonitas?”

Y bueno, ojalá eso hubiese sido suficiente…


OUT
Tu elijes ahora si quieres sufrir daño, gastar puntos de vacío o dejar entrar una herida y otra no. Me lo indicas antes de responderme e interpretas esa parte, la respuesta a lo que voy a describir dependiendo de ello. OJO, que gastes vacío no es que no sientas dolor ni nada sólo que no te desmallas ahí xD como quien dice.
IN

Y entonces Otsu comenzó a trabajar.
Ojalá hubiese mentido en el dolor…
Las agujas no tenían tinta, no sabías si era por eso por lo que dolía tanto pero literalmente notabas con cada pinchazo como si te estuvieran despellejando vivo, una y otra vez, una y otra vez, capa a capa hasta tal profundidad que llegaste a pensar que no había piel suficiente en una persona sola para provocar esa sensación de quedarte sin piel…

Entonces entendiste por qué Otsu decía que no sólo te estaba tatuando a ti… era extraño de explicar pero no sólo te dolía el hombro sino todos y cada uno de los puntos donde se encuentran los shakras, sobretodo aquel en donde reside el hilo hacia el alma, el cual vibraba cual latigazos en el interior de tu cuerpo en una reverberación infernal que te hacía saber a ciencia cierta que aquel dolor, que aquel tatuaje llegaba hasta la propia Kotome… ¿O es que en realidad venía de él?

Ni cuando la carne se te había abierto por las heridas, ni cuando habías sufrido en tu recuperación ni… era tal y como Otsu decía, era un dolor que jamás habías experimentado, inmisericorde, punzante, arrastrado por todo tu cuerpo, que avanzaba hasta tu conciencia y te hacía tener que contenerla a toda costa, un dolor que te hablaba del sufrimiento del propio alma, un sufrimiento de dos personas en el cuerpo de una.

No había tinta, o eso es lo que tu habías visto, sin embargo por cada pinchazo iban a apareciendo, surgiendo de la nada colores, naranjas, amarillentos, rojizos y azulados y te distes entonces cuenta que tu enso era una carpa retorcida en su postura para formar aquel símbolo, una carpa en posición de ascensión, de subida hacia la puerta del karma para reencarnarse en algo superior.

Poco a poco, en cada punzada hasta tu alma los colores brotaron burbujeantes hasta que… una hora casi más tarde el tatuaje estuvo terminado. Y casi tu mismo… porque aún no sabías cómo estabas sentado.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3155
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Vie Sep 23, 2016 12:32 pm

-Entonces podría decir que mis pinturas son ensos, koans y sutras, todo en uno. Y el resultado no se parece mucho a ninguno por separado -bromeo sonriendo, asumiendo que al final si que ha salido algo bueno de mi disposición a garabatear encima de los kanjis de padre. Le encontré el sentido después de todo.

-Ah, así que el mío "enmarca" el brazo derecho y el de Yashiko-san el izquierdo... Muy apropiado para un bushi y una cortesana.

¿Magia... Si se acerca un enso al otro...? Hum, bueno, tendremos que probarlo necesariamente para desvelar esa sorpresa. A mi señora patrona no le gusta nada quedarse con las ganas de saber algo que le parezca interesante
-sonrío con un toque de descaro travieso. Pero lo pienso de veras, y a mi tampoco me agradaría por nada del mundo dejar de descubrir lo que puede salir de todo aquello. Aunque para ello tengo que "sacrificarme" y abrazar a la Doji, por ejemplo, ju, ju...

-Está bien, creo que es justo que no digáis nada más sobre eso
-le ruego en realidad, así no quedará más remedio que ponerlo en práctica, como sin duda estará pensando Yashiko ahora, pienso con una mirada divertida a la Doji.


-Podría dibujar algo, pero necesitaría el brazo derecho
-suspiro quitándome la chaqueta, respondiendo a eso de intentar meditar mientras me coloco en la posición que Otsu me manda, que efectivamente no deja mi mano libre, ni mucho menos espacio para vaciar mi mente sobre un trozo de papel en blanco.
-Si, tendré que conformarme con pensar en algo bonito -murmuro al final mirando de reojo a la dama. Un amanecer despertando junto a ella bajo un árbol me parece una buena idea...

OuT: Pues gastaré vacío entonces. Desmayarse quedaría muy feo XD
IN

Pero enseguida resulta evidente que eso no va a ser suficiente. Cada vez que una de esas agujas me toca tengo la impresión de que se está clavando mucho más allá de la piel, atravesando la carne y taladrando el hueso con saña. Como si quieisera escribir algo en mi esqueleto en vez de en mi superficie.
Lo peor es que no es sólo algo físico. Duele a nivel kármico y eso es algo que simplemente nadie me ha enseñado a manejar ni a controlar.

Intento pedirle la mano a Yashiko, esperando poder concentrarme en no retorcérsela en un espasmo reflejado por el dolor, lo que no es poco. Pero se que puedo confiar incluso en la situación peor en que todo mi ser evitará hacerle daño, así que funciona.
Con este pequeño retazo de calma, voy alejando mi pensamiento para intentar pensar en esas cosas hermosas que dijo Otsu, pero llendo más allá de esta existencia, esperando que eso funcione mejor. Ya que estoy seguro de que buena parte del daño viene directamente de lo que fue Kotome, quizás profundizar en esa zona me sirva de algo; una especie de re-equilibrio.
Además, aunque no entiendo muy bien el proceso, es posible que aquella aguja del infierno esté conectando ambas personalidades cada vez que nos atraviesa, por lo que tal vez ésta sea una ocasión inmejorable para bucear en el karma, y vaciar mi mente de ese modo.

Siguiendo la idea repaso las escenas que ya he visto, siendo ella. Trato de visualizar lo que he sabido aunque no haya visto. Y de imaginar el resto. Quien sabe...


Y por suerte, el tiempo terminó pasando.


-Una carpa... -murmuro haciendo un esfuerzo por levantar el brazo tatuado para observar el dibujo -Así que... ¿no es casualidad que Miya Nisio me hablara el otro día de las que pestañean? -pregunto tocando con los dedos de la mano izquierda el colgante de la piedra solar que me regaló aquel día.
-¿Por qué una carpa? ¿Simboliza eso, la ascensión? -le digo directamente a la ise zumi, mientras miro hacia todas las paredes de aquella estancia en busca de un espejo. No hay ninguno... ¿Pero cómo demonios se viste...? Oh, claro.
-Bueno, como crítica de arte y marchante... y parte interesada... ¿qué opinas tú, Yashi-chan? -me dirijo también hacia ella, involucrando una impresión sobre aquello que genuinamente me interesa bastante..
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6899
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Sep 23, 2016 3:26 pm

"Si te ha servido, da igual que sean ensos o koans, las formas de meditar y de llegar a la iluminación son tantas como los caminos."

Asintió Otsu.

"Lo dices como si fuera un pecado o como si no supieras lo que estas pensando ahora."

Te dijo Yashiko con media sonrisa acerca de comprobar lo que pasaba cuando se acercaban.

"Ya te lo dije entonces "ve a tu lugar feliz y permanece en él hasta que todo el dolor haya pasado"."

Te dijo Otsu mientras sacaba las enormes agujas, una frase que jamás habías oído con ese cuerpo y sin embargo que sabías que habías oído muchas veces.

Yashiko al ver tu expresión constreñida se sentó a tu lado y sin que le dijeses nada te tomó la mano, acariciandote el dorso con la otra suya y susurrandote que todo iba bien, que estabas bien, que todo terminaría antes de lo que pensabas y que luego ella podría reirse un rato de ti antes de ser sometida a aquella tortura.

Los ojos de la Doji son preocupados pozos azules que de pronto te hacen sentir mareado, pero no hacia el desmallo sino una extraña sensación hacia el interior. Cuando te das cuenta estás mirando aquellos mismos ojos, pero no son azules, sino terracotas en un rostro que...
No eres capaz de recordarlo pues un dolor punzante parece cruzarte desde el hombro hasta el pecho y entonces sientes el culo dolorido justo igual que cuando te pasabas horas y horas meditando, pero con la frialdad de una piedra. Espera... tu nunca meditabas sobre piedras... al menos no en esta vida.

"¿Duele?"

Dijo la voz de Otsu, al mirar a tu lado la vistes sentada sobre otra roca, en un paisaje dificil de olvidar, sobre las cimas de las monatñas dragón al borde de precipicios que señalabn nubes más bajas que aquellas cimas.

"El dolor no sólo tiene porqué venir del pasado... puede venir del futuro... pero cuando vienende este... puede que no sea tan malo..."

Te dijo la maestra con los ojos cerrados a tu lado con justamente la misma cara y expresión que conocías.

"Puede que ese dolor sea la respuesta a lo que me has pedido."

De pronto el mismo mareo hace que cierres los ojos con fuerza y de pronto escuchas la voz de Yashiko susurrandote:

"Ya esta.... Koji.... tranquilo... ya ha terminado..."

Y de vuelta estabas allí, justo allí.

"Pocas cosas hay que sean casualidad. dijo Otsu es una carpa koi, las carpas que ascienden y se reencarnan en dioses."

Señaló esta con media sonrisa.

"creo que es precioso y pretensioso si decís eso bromeó Yashiko pero muy de su estilo... juju"

Luego se quedó mirando mientras Otsu ponía una crema de aloe vera pura que había sacado de la caja y comenzaba limpiar con cuidado la sangre que salían de los poros.

"El color es......... precioso...... vibrante.... bueno.... y claro... ni tan siquiera sé que decir de cómo ha aparecido..."

Otsu dejó una media sonrisa en sus labios y le dijo:

"Son colores del alma, por eso son únicos... juju Y eso que aún no habéis visto nada... ya veréis cuando esté completo... esto es sólo una parte, no estará acabado hasta que no tengas el tuyo... entonces... luego podréis decirme qué os parece..."

Yashiko asintió despacio sabiendo que era su turno y con cuidado que no se viera nada descortés sacó su brazo del kimono y lo ajustó para que no fuera indecoroso. Luego te miró de reojo, no estaba asustada pero estaba preocupada y supiste que no era por ella, incluso en aquel momento, antes tan siquiera de saber lo doloroso que iba a ser para ella aquellos ojos estaban preocupados por ti, por lo que tu ibas a sufrir al verla aguantar el dolor, no se planteaba lo que iba a dolerle, se planteaba lo que tu ibas a sufrir.

"Tranquila, contigo voy a terminar mucho antes...."

Dijo Otsu mirandoos como si os leyese la mente.

"Puedes tratar de calmarla... pero sólo espero que Yashiko-san tenga una forma más rápida de meterse en su no-mente."

Yashiko respiró hondo mientras Otsu tomaba las agujas y asintió, cerrando sus ojos y bajando la cabeza como si fuese a entrar en trance. Pero tu sabías bien que no había trance que pudiera con aquello porque tal y como dijo Otsu era un dolor que jamás habríais sentido ni sentiríais... notar como el alma se os abre a pinchazos y cómo el cuerpo se siente que lo retiran en tiras.

Yashiko apretó tu mano mientras convertía su boca en una media sonrisa irónica como si dijera "está todo bien, tranquilo" pero casi en una broma que no salía y tu te concentraste en tratar que ella oyese tu voz... aunque en poco tiempo también quedaste prendado de lo que iba saliendo de su tatuaje sin tintas...

Era agua... el enso de yashiko era la estela de agua que alguien o algo había dejado, un surco en una inmensidad que parecía tan real que pensabas que si tocabas aquel azul te mojarías los dedos. De hecho los azules eran tan intensos e intercalados que casi podías ver como las olas se formaban y se movían por su cuerpo en una ilusión óptica de el punto de fuga que tenía el tatuaje.

El trabajo sobre el cuerpo de Yashiko apenas tardó más de media hora y menos de una, aunque te pareció una inmensidad más que la tuya debido a que cada segundo sabías que era como si la sometieran al infierno.

Cuando terminó la frente de Otsu estaba perlada de sudor, pero sonreía totalmente contenta mirando aquel enso acuático de prístina agua.
La ise zumi asintió sola mientras limpiaba la sangre y ponía la crema y dejó que Yashiko respirase hondamente mientras lo miraba.

"Y ahora es cuando el dolor se termina... creedme..."

Dijo de pronto esta mientras señalaba tu tatuaje...
De pronto y literalmente vistes como la carpa que tenías en tu hombro se movía haciendo con su movimiento la forma del enso... desapareciendo cuando llegó a dar casi la vuelta y entonces, casi como si aquello fuese una respuesta instintiva inmediata el enso de agua de Yashiko se movió de la misma forma, respondiendo el agua al movimiento de tu carpa. Cuando hizo aquella onda también desapareció en su hombro. Quisiste decir algo pero Otsu os hizo una seña que callaseis y señaló el hombro de Yashiko en donde apareció... Tu carpa!! la cual repitió el movimiento del enso haciendo automáticamente que en tu hombro se pintase su estela.

Otsu sonrió ampliamente y dijo:

"He de decir que este es uno de los trabajos más hermosos que he hecho nunca... un tatuaje que viaja por cuatro cuerpos y dos almas..."





OUT
tienes mensaje en tu recámara
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3155
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Dom Sep 25, 2016 3:19 pm

-¿Pecado? Oh cielos no... Yo jamás pensaría que algo en lo que participáis vos fuera un pecado, Yashi-chan; y sin duda estáis en eso que estaba pensando ahora -replico con una sonrisilla divertida.

-Eso es más fácil de decir que de conseguir, me temo: en mi "lugar feliz" no habría agujas... -protesto en un largo suspiro antes de apretar los dientes y que comience todo aquel trance.


"¿Duele...?" Es la pregunta que me parece escuchar, después de lo que creía que era haberme desmayado, pero parece haber resultado ser otro de esos momentos donde mis experiencias pasadas convergen con las actuales. ¿Será la iluminación vivir en un permanente estado como éste?

"¿Duele?" entonces reconozco la voz de Otsu. Suene exactamente igual, aunque mis oidos sean diferentes.

-Como si me atravesara un rayo... -respondo esforzadamente con una voz dulce y femenina, mientras veo una mano notablemente más pequeña y frágil que la mía, aunque mía sea igualmente, colocarse sobre mi pecho. -¿Le dolerá a él, maestra...? -pregunto entonces yo, tratando de evitar que el sonido de esa voz se vea afectada por aquel pinchazo de dolor.

Pero por toda respuesta, vuelvo a ver los ojos de Yashiko.
"Si. Le dolerá" intuyo escuchar aún en la lejanía. Y noto que la sensación que me invade al oir eso es de felicidad, porque significa que volveré a ver aquellos ojos del color del hielo en el que se refleja el anaranjado ocaso.

Levanto la mano, que vuelve a ser la de un duelista, hasta acariciar el rostro de la Doji. -Si... ya ha pasado, mi amor -sonrío como si lo viera por primera vez, o si acabara de despertar de un largo sueño otra vez.


-Si es precioso y pretencioso... si, entonces es mío -asiento coincidiendo con Yashiko. -Puede que no hace tanto fuéramos carpas que nadaban río arriba, ¿no os parece, Yashi-chan? -añado con media sonrisa. Al menos había conseguido una gota de sangre de un dios, ju.


Pero en cierto modo lo peor viene a partir de ese momento. Se que la opción de compartir todo aquello es la mejor, no albergo dudas al respecto pero a buena parte de mi le gustaría ser yo quien se pusiera de nuevo bajo las agujas.
Miro sus ojos y se lo que ella está pensando. Así que le tomo de la mano libre y ajusto mi postura para que ella pueda apoyar su cabeza sobre mi, tratando de evitar al menos que se le agarroten los músculos.

Trato de decirle que no es tan malo hacia el final, que estoy tan orgulloso de ella y que en realidad me va a dejar a la altura de los tabis en lo que a superar todo aquello se trata. Incluso bromeo recordándole quien habría podido hacerle creer hace unos días cuando nos conocimos en la recepción en su mansión, que acabaría dejándose arrastrar a semejante locura...
Pero sobre todo, cada vez que veo que uno de aquellos pinchazos atraviesa su rostro en un gesto de dolor, trato de evitar derramar las lágrimas que no han caido antes cuando sucedía sobre mi mismo; y es mucho más difícil.


Sin embargo acabó, aunque me pareció una eternidad, llegó al desenlace al fin. Pude ver el alivio en sus ojos y es como si solo entonces mi corazón volviera a latir con normalidad.
Y vi el tatuaje completo. La carpa en mi hombro saltaba, la estela de agua respondía a su zambullida y... entonces apareció en la piel de Doji Yashiko, pasando de un cuerpo a otro como si fuera el mismo soporte.
-¿La carpa recorre... un lazo kármico invisible entre ambos, que nos une...? -pregunto sonriendo y repleto de curiosidad, aunque algo en mi interior me dice que evidentemente así es. Puede que ya hubiera llegado a esa conclusión hace muchos años, en otra vida. Pero nunca habría imaginado presencia una prueba tan irrefutable de la existencia de algo tan espiritual, y que hasta ahora habría considerado más metafórico que real.

Puedo decir que estoy bajo el shock traumático del proceso, así que más o menos tengo excusa después de acercar mi cara a la de Yashiko y besarla con toda mi alma, en todas sus versiones -Un beso de mis dos para ti, mi dama -susurro al hilo de lo que Otsu afirma sobre los cuatro cuerpo -Creo que ahora... ya si que no podrás librarte fácilmente de mi -añado sonriendo, refiriéndome a que aquel vínculo me mantendría unido a ella en cualquier circustancia, y fuera donde fuera.

-¿Como podría agradeceros todo lo que habéis hecho, Otsumoko-sensei...? -pregunto al final inclinándome ante la ise zumi, hasta tocar el suelo con la frente. Por supuesto no me refiero sólo al tatuaje, sino a... años y vidas cuidando de mi alma.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6899
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Sep 26, 2016 3:35 pm

"Pues debería haber agujas, las agujas siempre sacan lo mejor de nosotros."

Te sonrió Otsu, algo que no ibas a entender hasta que vieses el tatuaje terminado...



"Que le duela será bueno."

Te dijo la maestra sentada sobre aquel pico en mitad de las montañas con sus ojos cerrados.

"Porque que le duela significará que estáis conectados... y esa unión, ese dolor, compartido, es mucho más fuerte y de más orgullo de lo que un pinchazo pasajero pueda parecer."



"No me importaría ser carpa si luego puedo ascender en la gran puerta."

Te replicó yashiko hablando del mito que decía que las carpas koi se iluminaban y cruzaban la gran puerta para convertirse en dragones marinos.



Otsu al ver tu cara ante la reacción del tatuaje puso sus manos en las caderas y asintió con fuerza con un gesto de su cabeza.

"Hace mucho tiempo te dije que conseguirías aprender en tu vida y enseñarte a ti misma en la siguiente. Que lo que se graba en nosotros se puede grabar en los demás, que la huella que dejamos es eterna y que nuestros pasos sobre los demás, para bien o para mal pueden durar mil años."

Otsu asintió a sus propias palabras muy orgullosa antes que besaras a yashiko, esta trato de veitarlo y luchó por liberarse después de todo aquello era todos menos adecuado, sin embargo tu mismo notaste que lo hizo con cierta desgana y más por aparentar que otra cosa, pues cuando se separó de ti sonreía y te llamó tonto sin mucha insistencia mientras Otsu silbaba y miraba para otro lado "dejándoos intimidad".

"Eso si que es una cadena para toda la eternidad se rio Otsu mientras señalaba vuestros tatuajes pronto entenderéis porqué juju.... aunque necesariamente una cadena no tiene porqué ser mala...."

Luego te inclinaste ante ella y la ise zumi se sentó en el suelo con sus piernas cruzadas delante tuya.

"Me debes un té."

Dijo de pronto.

"Uno al atardecer como hacíamos antes..."

Otsu miró a la nada sonriendo y añadió:

"Es hermoso añorar viejas puestas de sol... pero más hermoso es poder volver a verlas con viejos amigos...

Sobretodo cuando... me has hecho esperar tantos años para poder volverlo a hacer juntos."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3155
Registrado: Dom Sep 21, 2008 4:09 pm

Mensaje por Kakita Koji » Mar Sep 27, 2016 1:38 pm

-Claro, todo es cuestión de quien lo piense... Un duelista diría que las espadas sacan lo mejor de cada uno, y quizás más de uno vería esa idea algo oscura -bromeo pensándolo un poco.


-Entonces será bueno... Gracias, maestra. -escucho de aquella voz femenina, sintiendo la sonrisa en mis labios.


-Seguro que serías la carpa más hermosa del río -replico con un tonillo entre sincero y socarrón a la dama -Pero, pudiendo escoger... te prefiero como Doji -añado mirándola con descaro antes de soltar una risotada.


-Imagino que... "nos" diríais eso justo antes de escribir aquel último libro. En cierto modo, creo que pudo ser sobre todo un mensaje para mi mismo, para el futuro... No necesariamente literal, no es que haya tenido que leerlo para saberlo ya que como decís estaba grabado en mi, pero ella si tuvo que escribirlo para asimilarlo. Era su estilo, su forma de expresarse y de sacar fuera lo que llevaba dentro. Una pluma, es lo que habría dicho en vez de aguja o espada, ju -le digo a Otsu pensando en voz alta.

-¿Ehm...? -me quedo un poco sorprendido de que se "extrañen" de que la bese, hasta que me doy cuenta de que... bueno, de lo que he "hecho" a la vez que me ruborizo un poco -Eh, oh... yo... bueno, dadas las circunstancias... creo que no habría podido evitarlo. Aunque hubiera querido -suspiro encogiéndome de hombros, inclinando la cabeza a modo de disculpa espontánea pese a que eso no signifique que lamente haberla besado o que no volvería a hacerlo.
Tampoco parece que a ella le haya perturbado mucho, o por lo menos Yashiko asume que tras verla en aquellas no se me puede culpar conscientemente, ju.

-No, no pienso que sea mala... ¿Y vos, Yashi-chan? No se si sabes lo que acabas de hacer...
-bromeo riéndome, como si dijera con muy poco reparo que ahora ya si que le va a costar librarse de mi y de mis locuras... como esta misma.

-¿Un té a la puesta del sol...? Podéis darlo por hecho, maestra.
¿Desde donde contempláis los ocasos cuando estás en esta ciudad?
-pregunto curioso, porque estoy seguro de que la ise zumi conoce cada "nodo de energía" de Otosan Uchi. O al menos, el mejor ángulo posible para pensar que está de nuevo en un lugar tranquilo en vez de en una populosa y retorcida urbe.

Me quedo unos segundos mirando a Yashiko, suponiendo que ella no termina de entender todo esto. Pero por supuesto no puedo desvelarle toda la verdad, a riesgo de que Hanashirusato me despelleje por fastidiarle el clímax que se haya propuesto crear.
-¿Nunca... has tenido la sensación de que ya conocías a alguien de antes, aunque fuera la primera vez que le veías en tu vida? En la actual, claro... -le propongo a la Doji para explicarle a qué se refiere Otsu -Bueno, creo que para la maestra funciona de forma algo diferente; lamento haberos hecho esperar tanto, pero Enma-Oh tenía razón cuando me dijo que la vida no es un camino fácil de recorrer -comento pensativo.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6899
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Sep 27, 2016 3:52 pm

"Sólo alguien como tu le encontraría la gracia a esa broma ju"

Te dijo Otsu.


"Pudiendo escoger yo también prefiero ser yo misma juju"

No se veía como carpa igual de hermosa seguramente la vanidosa grulla.



"Bueno, en realidad espero que esa carpa sea la primera y última vez que la veas, y que aprendais los dos a nadar rio arriba como ella hacia las puertas de la iluminación, que sea vuestra guía y que no tenga que verte más la cara por esta tierra juju"



"Soy de las que piensa que las cadenas no son malas si eres tu quien las tiene en las manos juju"

Te replicó yashiko mirandote de reojo divertida.



"Hum... ¿Dónde? Me gusta especialmente ir al templo de la Diosa Amaterasu para ver las puestas de sol.... cuando se reflejan en su tejado de oro lo que puedes ver es algo sobrecogedor..."

Meditó Otsu en voz alta con un dedo sobre los labios pensativa.

"lo que me queda claro es que os entendéis demasiado bien.... y no sé si eso es bueno o malo... si es que estás muy cuerdo o muy loco..."

"Entonces si depende de mi reflejo creo Koji-san que está pensando muy mal de vos jiji"

Se rió Otsu.

"Dejadme que os diga algo más sobre ese tatuaje... de hecho más que contaros algo nuevo voy a insistir en la idea que sigáis a la carpa rio arriba, juntos, porque juntos podréis cruzar la gran puerta y porque cuando la carpa lo haga en primer lugar... eso será síntoma que estáis ya los dos muy cerca de hacerlo con ella."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 8 invitados