Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6785
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Mar 12, 2018 3:45 pm

"Una puntualización muy acertada. te dijo Kimihiro Hay muchos caminos de un reino a otros, muchos de ellos pasan por el Ningen-Do, hay caminos conocidos, más o menos transitados o pasadizos secretos... Esta tienda es de los conocidos y transitados.

Y en cada reino puede incluso estar en varios lugares a la vez, después de todo un camino puede tener varias "posadas" hasta llegar a su destino.
En el Ningen-Do es donde sólo hay una puerta para todo el Reino y no es casualidad, ya que así es como lo desea para mejor control Nisio-sensei."


Te comentó este.

...


"Bueno... aún tienes una oportunidad más, después de todo si ha llegado hasta este lugar implica que ha superado las demás pruebas, puedes verle en la exposición y ahí tratar de ahondarle más que el precio, por ejemplo dándole una solución a este."

"Ah pero... ¿querías que lo abriera ahora?" se sorprendió Kajiko cuando tu ni tan siquiera le habías ofrecido el regalo con el clásico ritual, lo cual por otra parte era lógico que tu no lo hicieras con tus seres queridos, pero la sangre Matsu formalista a veces primaba. Kajiko te miró algo desconcertada como pidiendote permiso para hacerlo.


...

"Me resultó muy apropiado... ahora que sé quien es su hija." Te dijo Kimihito como si dijera con eso que era normal esa atracción si al final había tenido una hija con un humano. "Nuestros deseos se reflejan en nosotros a veces desde niños.."

"Ah...." Kimihito dejó una triste exclamación ante u pregunta sobre la máscara y asintió despacio. "Me temo que sí... al menos tenía para ella un valor sentimental... que sino lo sabía en aquel momento luego sería consciente de ello... Como todo niño que va a esa clase de festividades quien les acompañan son los adultos... Esa máscara se la compró su padre... Fue lo último que le compraron sus padres antes del incidente... de la línea dinástica por la cual... Creo que lo sabe ¿verdad? Como en muchas familias del Chikushudo hay problemas de linajes...

Por eso, cuando todo aquello pasó pensé que si alguna vez ella volvía sería bonito el poderle dar esta máscara como último recuerdo de sus padres... Así que supongo que para ti es un recuerdo no sólo de tu madre, sino de tus abuelos maternos."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2859
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar Mar 13, 2018 2:14 pm

"Así que es eso, un cruce de caminos...
¿Por donde podría cruzar a Chikusudo?"


Pregunté con una sonrisa inocente. No es que fuera a hacerlo, no pensaba que Nisio me dejara hacerlo sola, pero sentía curiosidad por saberlo.

...

"¿Volver a la exposición...?" repetí sin estar muy segura. "En todo caso, antes o después, ¿cómo voy a darle una solución? Yo no tengo esa clase de problemas, y en realidad no le conozco a él ni a su madre lo suficiente como para saber realmente qué es lo que debería hacer.

Pero puede que tú si...

Sin tener que llevarle a tu sótano, claro"


Murmuré mirándola de reojo.

"¿Que si quería...? ¡Pues claro que quería que lo abrieras! ¿Para qué te lo iba a comprar si no?"

Dije enarcando una ceja y apoyando las dos manos en los costados.

...

"Si, si que lo se... Lo que sucedió, me lo contó mi tío. El hermano pequeño que estuvo aquí..."

Suspiré tomando la máscara entre las manos y mirándola de una forma nueva.

"¿Cuanto cuesta?"


Dije al final con una sonrisita melancólica. Después de tomarla no me veía capaz de dejarla allí, sabiendo de quien había sido...
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6785
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Mar 20, 2018 3:37 pm

"Efectivamente, y esto podría ser una posada del camino, pero resulta que es una tienda... pero para el caso nos es lo mismo...
es un cruce en los caminos, un lugar desde donde puedes llegar desde "el norte" "el sur" "El este" o el "oeste"..."
Dijo el dependiente.

"¿Por dónde podríais salir al Chikushudo? Pues por la puerta, por supuesto, que parece la misma por la que habéis entrado pero que no lo es."

Te dijo mientras te indicaba que le siguieras hasta la puerta cerrada. Te diste cuenta que a los lados de la puerta parecía haber dos máscaras, de nuevo la de una mujer con rostro de porcelana y la de un demonio al otro lado. El dependiente pareció parar un segundo antes de abrirla, pudiste oir un sonoro "clack" amortiguado como si algo se ajustara en un sistema de engranajes y al abrir la puerta lo que había delante de la puerta no era sin duda la calle por la que habías venido. De pronto estaba al final de una calle, cual callejón, rodeada de árboles en una pendiente que parecía descender hacia un enorme valle lleno de edificios muy altos, de pagodas, de colores celestes los techos.

"Creo que esta zona la conoces. dijo el dependiente. esta es la entrada de la zona del Chikushudo que esta en la zona de los tsurus... Si bajas colina abajo o si al final de la calle miraras hacia la derecha verías el lago y al otro lado los templos de Benten."

Te indicó. Eso si, te diste cuenta que se ponía delante tuya como en una indicación que no debías salir.

...


"No te hace falta saber más de él, se trata que estes para cuando le de el regalo y puedas estar en una posición de superioridad observando la reacción de este, de Satomi-sama, tuya incluso. Se trata de separar vuestros estatus aún más."

"Pu... pues... no sé... no se supone que yo deba recibir... regalos..."

Kajiko cogió el regalo y lo abrió, era el libro de cuentos que Satomi te leía. Primero quedó muda, pareció impactada de alguna forma, tanto que le costó tragar mientras con una de sus manos, despacio, tocaba la portada con mucho cuidado. Entonces viste el reflejo de una lágrimas en sus ojos.

"Este.... susurró no puedo creerlo... me hacía leérselo todas las noches... le encantaban todas sus historias.... era su libro preferido... de mi..." Kajiko cerró la boca y apretó los labios mientras cerraba los ojos y respiraba profundamente.


...

"¿Cuánto cuesta?" Preguntó el dependiente con una sonrisa sincera.

"Ese precio va a ser sencillo... esa máscara lleva mucho tiempo queriendo volver a alguna fiesta... Así que el precio es que vayas a algún festival con ella puesta, ya sea en el chikushudo o en el ningendo, y luego vengas a tomarte un té conmigo y me cuentes qué tal te ha ido."

Kihihito amplió su sonrisa y añadió:

"Recibir buenos recuerdos de mis clientes es de mis pagos preferidos."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2859
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mié Mar 21, 2018 12:21 pm

"Uh, así que hay alguna clase de mecanismo secreto... ¡Qué divertido!"

Exclamé con una ancha sonrisa observando como el dependiente abría la misma puerta que en realidad ahora era otra, y conducía a un lugar diferente.

"Qué peligroso parece equivocarse con la combinación y terminar en Jigoku sin saberlo"

Murmuré algo de lo que hasta yo me daba cuenta. Aunque ese riesgo no hacía que la idea de investigar todas las opciones pareciera menos divertida.
Sin alejarse mucho de la puerta, eso si.

"¡¡Y allí debe de estar el Barrio de Satomi!!
Si que he estado aquí... Vine con tio Tsuki, aunque llegamos por el otro lado, directamente al Templo...

¿No podemos siquiera asomarnos al final de la calle...?
Hum no, claro. Nisio-sensei dijo que no entrase yo sola... y supongo que usted tampoco puede salir en este Reino...

¿Y si sólo recojo unas flores para sensei sin alejarme de la puerta...?
Claro que no sería la primera vez que me pierdo haciendo eso, pero, esto... podría dejar un rastro de piedrecitas de colores, o algo así.

Ehm... ¿no?"


Por un momento tuve la sensación de estar debatiendo conmigo misma. Y algo me decía que la respuesta iba a ser siempre la misma.

...

"Bueno, acaba de salir con el regalo. Para coincidir con él tendría que prever si irá directamente a entregarlo, si lo consultará con su madre o si irá a rumiarlo él solo a alguna parte, y lo que tardará en cualquiera de esas opciones.
Ya le he dicho que el regalo era perfecto, pero dado el carácter tan personal que tiene puede que dude de si debe o no mostrarlo, e incluso si quiere o no quedárselo para él mismo"


Dije pensativa. Las personas sumisas eran dadas a dudar mucho cuando tenían que tomar decisiones por si mismas.

"¿Quien no lo supone?" pregunté frunciendo el ceño extrañada "No soy una Doji, ji, ji, no hago regalos porque quiera conseguir nada a cambio. Los gatos regalamos cosas a quienes queremos"

Expliqué soltando una pequeña risilla por el doble sentido del verbo querer en esa frase, y los dos eran correctos.

Pero después de todo su reacción me tomó completamente desprevenida. Había previsto que enarcaría las cejas al ver el libro y me preguntaría que era aquello y porqué había pensado en que fuera un regalo para ella, sin embargo lo que dijo fue algo mucho más chocante.

"¿De tu hijo...?"

Susurré, sabía que no era una pregunta. No había otra explicación para su reacción. Me acerqué y puse mis manos sobre las suyas.

"Es... es el libro que Satomi me regaló cuando yo era pequeña... Era mi favorito. Recuerdo que le pedía que me lo leyera todas las noches, una y otra vez. Aunque me sabía todas las historias de memoria y ella me preguntaba si no prefería que me contara otras, yo siempre quería las de este libro.
Supongo que... bueno, estoy segura de que en mi corazón estos cuentos habían quedado asociados con esos momentos al final del día en los que me escabullía del dormitorio de las alumnas y me colaba en el de sensei, me abrazaba a ella para dormir juntas y de repente el mundo era un lugar mucho más cálido, los problemas dejaban de importar y todo parecía más sencillo, más insignificante comparado con su voz, su abrazo y el latir de su corazón.

Pensaba que la tienda me había llevado hasta este libro al pensar en ti porque es justo lo que deseo poder ofrecerte a ti conmigo. Un pequeño refugio desde el que todo lo malo que te ha pasado te pareciera lejano e insignificante...
Aunque sólo fuera... alguna vez, ya sabes. No se... pensé que quizás pudiéramos leer este libro juntas... o tener nuestro propio ritual.
Yo... no sabía lo que... significaba para ti. Creo que sigue siendo un buen regalo, aunque... entendería que quisieras guardártelo sólo para ti y... tu pequeño.

Y dicho lo cual... te advierto que como llores voy a empezar a hacerlo yo también, y no voy a poder parar"


Acerté a decir al final, notando la primera lágrima por mi mejilla. Menos mal que conociéndome me maquillaba de modo que no me estropearan demasiado la imagen.

...

"Hecho. Invitaré a Oji a venir conmigo, quizás recuerde la máscara y aquella noche..."

Respondí sonriendo con una alegría renovada al transformar en ésta la melancolía.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6785
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Mar 21, 2018 4:15 pm

"Podría serlo si jeje Por eso sólo Nisio-sensei y yo podemos abrir la puerta hacia otra de las salidas, cada uno de los seres de los reinos abren la puerta hacia el suyo... aunque ahora que lo pienso quizás vos por ser de dos mundos podríais abrir la puerta en dos direcciones..." Meditó este en voz alta.

"Me temo que yo no puedo salir de la tienda, como os comenté, ya que sólo existo en esta. Y no debería dejaros salir, ya que en realidad no debería ni haberos enseñado esto, así que dejaremos esa aventura para otro momento cuando Nisio-sensei me diga si sería adecuado o no dejarla pasar... ya que ha estado en el Chikushudo pero no sé si entiende o sabe todas sus reglas para que pueda volver."

Te comentó este, aunque quizás si tirabas por la baza que puede que pudieras abrir la puerta tu sola por pertenecer parte a ese mundo cambiara la idea y pudieras salir aún así si insistías...


...


"Irá, puede que tarde un poco, pero irá, seguramente antes de la hora de comer, no querrá demorarlo porque entonces supondría demostrar que ha tardado mucho en hacer todas las pruebas pero sin embargo no querrá ir directamente por la aflicción que le ha causado... así que estará allí dentro de una hora máximo dos." Dijo Kajiko.


Kajiko apretó fuertemente los ojos al pedirle que no llorara y negó con la cabeza.

"Mi hijo adoraba el cuento de Momotaro nacido de un melón, le gustaban las historias de héroes, pero en especial esa... creo que era porque le hacía pensar que hasta "naciendo de algo tan frágil" podías llegar a ser fuerte... un héroe..."

Explicó despacio entre largas tomas de aire para controlar su pulso y nervios.

"Me acuerdo que todas las noches me pedía que le leyera algo... normalmente estaba en el despacho, atendiendo asuntos... entraba ya con su pijamita y con el libro y se me acercaba en silencio con sus enormes ojos preguntandome sin hablar si podía leerle algo...

¿Has rezado ya tus oraciones? le preguntaba mientras él asentía con mucha fuerza. ¿A nuestros ancestros? Volvía a asentir. Entonces lo cogía en brazos y lo llevaba a la cama mientras le decía que entonces se merecía un premio antes de dejar aquel día y comenzar el siguiente... Me aseguraba que el dormitorio estaba caliente por el brasero... ya que tenía salud frágil... y siempre andaba resfriado y me sentaba a su lado a leerle una historia antes de domir...

No pasaba todo el tiempo que debía con él, o quizás que él quería... siempre estaba ocupada con los asuntos del clan... pero aquel momento era nuestro momento... en el que le leía el cuento y me contaba cómo le había ido el día antes de quedarse dormido... a veces ni tan siquiera llegaba a BF8040]"Arigato... sama..."


...

"Sé que en Otosan Uchi hay un barrio que esta de fiestas y creo que justamente en esta parte de Chikushudo que te he enseñado también, tal vel podrías aprovechar y "traerme ese recuerdo pronto."" sonrió este.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2859
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Jue Mar 22, 2018 1:41 pm

"Creo que... Nisio-sensei no confía demasiado en mi.

Quizás no tenga en mucha estima la voluntad de los neko para hacer "lo correcto" en vez de "lo que quieran", o quizás sea algo que ve, o que no ve, en mi... pero puedo imaginarme que es por eso por lo que no ha querido llevarme a la ciudad ningyo con ella.

Así que... quien sabe qué más me perdería si cruzara esta puerta habiéndome dicho expresamente que no lo hiciera..."


Susurré mientras seguía con los ojos clavados ahí fuera. Recoger un ramo de flores salvajes para sensei, sólo eso... ¿qué malo podía haber en eso?

"Hum, puede que la próxima vez... Prefiero no salir."

Dije al final para mi misma.

"No, no conozco las reglas para volver... por eso creo que sería una garantía para mi seguridad futura ante cualquier posible "accidente", si me enseñara a abrir esta puerta, ¿no le parece? Especialmente ahora que se donde está la tienda en el Reino de mi madre...
Así también podríamos comprobar si realmente alguien como yo puede abrir en las dos direcciones"


Le pedí con una sonrisilla inocente. No recordaba que Nisio hubiera dicho nunca nada en contra de jugar con puertas, siempre que no pasara sola al otro lado...

...

Al escuchar aquellos recuerdos, estuve a punto de echarme a llorar y pedirle perdón por haberle regalado algo que le hubiese puesto tan triste, pero justo en ese momento recordé algo que Satomi me había dicho a mi de pequeña.

"Recuerdo que una vez, tras volver sensei de uno de sus viajes, uno de los primeros a los que yo ya no pude acompañarla, la maestra que había dejado al cargo en la escuela le dijo que yo me había pasado todo el tiempo llorando, vagando por sus aposentos, apenada...
Entonces Satomi me dijo que pasara lo que pasara, y fuese cual fuese la duración de su ausencia, no quería que me pusiera triste y deprimida al recordarla. Que era injusto para ambas llorar al pensar en alguien con quien había sido tan feliz, en vez de quedarme con todos los buenos recuerdos juntas y al contrario sentirme feliz y afortunada por haber podido compartir esos instantes con alguien así.
Por que si no, estuviera donde estuviera, ella también se pondría triste al estarlo yo, y que estaba segura de que yo no quería eso... sino enviarle alegría y agradecimiento por la felicidad que me había dado.

Verás, este libro... para ambas, simboliza algunos de los mejores recuerdos de nuestras vidas. No es justo que al tenerlo y recordar a tu pequeño te inunde la tristeza, Kaji-kun, deberías estar alegre y agradecida por haber tenido la oportunidad de compartir una parte de tu vida con alguien tan dulce y adorable como él, aunque fuera mucho menos tiempo del que hubieras querido, eso no fue culpa suya...
Yo creo que... él no querría que llorases al volver a leer el cuento de Momotaro, eso le pondría triste también. Y no te dio su amor y su cariño para que eso te entristeciera, sino para que fueras feliz tal como tú le hacías a él al leérselo.

Es injusto recordar a los seres amados y dejar que en ese momento nos ahogue la pena y la desesperación. Ellos no se merecen que les asociemos con eso, sino que el corazón se nos llene de agradecimiento y amor al traerlos de vuelta de nuestros recuerdos. Así se sentirán también felices al otro lado.

No llores por lo que perdiste, Kaji-kun... llora feliz por lo que tuviste"


Le dije al final, llorando, antes de abrazarla.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6785
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Mar 22, 2018 4:49 pm

"O puede que no es que no confíe sino que os conozca ya demasiado bien." Te replicó este con media sonrisa."Una decisión complicada pero creo que adecuada." añadió"De todas formas no se preocupe, la tienda seguirá donde siempre." Te comentó como si dijera que ya habría mas ocasiones."Quizás la siguiente vez quiera venir con sensei."Añadió. "Será mejor eso que abrir la puerta sin saber hacerlo."

...


Kajiko se dejó abrazar, primero sentiste su cuerpo rígido en un rictus que seguramente estaba tratando de aguantar todo lo que llevaba dentro. Luego, con el abrazo, con la magia que siempre Satomi te decía que estos tnían, se fue destensando hasta que notaste sus brazos sobre tu espalda devolviéndotelo. No notaste lágrima sobre tu hombro, puede que ya no hubieran más de esas en sus ojos pero si sentiste el peso de estas y de cómo se evaporaban.

"Tu maestra.......... es muy sabia...."

Murmuró apoyada en tu hombro.

"Tiene... tenéis razón... por eso te di antes las gracias... porque esos recuerdos...... duelen.... pero... son lo único que tengo... es la demostración... ese dolor... que todo pasó... que no es un mal sueño... y que esos momentos de felicidad también lo hicieron..."


...


Kimihito sonrió al veros a las dos ya dispuestas y os comentó:

"Por favor darle recuerdos a vuestra maestra y mis mayores deseos, ella y yo nos conocemos y es una lástima que no pueda ir a ver la obra, pero estoy seguro que será digna de admirar y de esta ginkana en la que me alegra de formar parte..."

Estabais a punto de iros cuando la puerta sonó, una llamada, hasta ahí todo parecía normal, sin embargo habías oído con tu buena escucha que ahora sabías de herencia neko un "clack" de un mecanismo que rápidamente identificaste como el cambio de la puerta.

El dependiente os miró un segundo, en su expresión nada delataba sin embargo este dijo (confirmando lo que pensabas):

"Por favor... aguarden un momento en la salita... tengo que ir a atender la puerta."

Kajiko no pareció percatarse de nada, pero el dependiente salió raudo de la sala y cerró la puerta tras él. Oiste como se marchaba por el pasillo y hasta sola, sin darte cuenta, te dirigiste a la puerta cerrada para oir al fondo del pasillo algo.

"Bienvenida a la tienda de Deseos Perdidos mi señora Ran, hace tiempo que no os veía por aquí... ¿en qué puedo servirla?"

Al otro lado se oyó la voz de lo que parecía una chica muy joven, a la que sin embargo, por el tono de voz de Kimihito se la trataba como una adulta.

"Eso es algo que espero que me contestes tú, yo sé por qué he venido pero no sé que me voy a encontrar."

"Entiendo... por favor... sígame..."

Oiste pasos en el pasillo que iba hacia vuestra dirección, mejor dicho, hacia el fondo y cuando estuvieron cerca vuestra no pudiste evitar tratar de mirar por la rendija de la puerta que no estaba del todo cerrada. El dependiente iba acompañado de una chica muy bajita sobre unas guettas de enormes tacones únicos con un traje blanco y rosado. Al pasar por tu lado te apartaste antes que te vieran pero aunque la chica iba con una especie de capucha que llevaba su traje hubo dos cosas que a tus ojos no se le pasaron por alto... sus ojos eran rojos y... tenía cuernos.





OUT
lo que ves:
Imagen
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2859
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Dom Mar 25, 2018 4:46 pm

"¿Piensa que me conoce demasiado bien, y que por eso no quiere llevarme con ella?" pregunté con una expresión horrorizada "Me gustaba más la idea de que aún no confiase en mi, pero todavía pudiera demostrarle lo contrario..."

Suspiré como un cachorro abandonado.

...

"Si que lo es"

Sonreí acariciándole el cabello mientras me abrazaba. Me refería tanto a la clase de sabiduría que encerraba decirle, y hacerle entender, algo así sobre la ausencia de un ser querido a una chiquilla como era yo, como a la que suponía defender la magia del abrazo en una sociedad samurai que tendía a despreciar como indebido e innecesario casi todo contacto físico. Pero lo cierto es que incluso una Matsu con ese concepto bien interiorizado tenía que terminar por rendirse a la cálida verdad...

"Claro que la felicidad fue real... La existencia pasa, pero el amor perdura para siempre en el seno de Benten-Kami. Tu pequeño te amará eternamente, Kaji-kun"

Le dije con todo el cariño que podía. Ojalá hubiera podido tener la capacidad de sensei de hacerlo sentir casi directamente a través de aquel abrazo, pero aunque no fuera así aún podía sentirlo de algún modo.

"Satomi-sensei te lo puede demostrar sólo con rozarte. Ya lo verás, se lo pediremos" sonreí sin dejar de abrazar a mi precioso león.

...

"¿Ya has encontrado tu regalo, Kaji-kun...?"

Estaba a punto de pedirle que me lo enseñara sin ningún reparo, cuando escuché el ruido de la puerta al cambiar de "dirección", y a alguien entrar en la tienda y hablar con el dependiente.

"Ha dicho Ran..." susurré como si anotara aquello.

Lo primero que pensé al mirar por la rendija es que el traje era realmente bonito, y lo mucho que echaba de menos poder vestirme con esos colores que, aquí en Otosan Uchi y para mi desgracia, no representaban al Clan.

"Espera, tiene... ¿cuernecitos...? y los ojos rojos... Si, si que los tiene...
Me recuerda al Riaru Oni Kazama, aunque... tiene un aire hacia Ai-Kami muy curioso. Puede que sea de ese otro Clan, ¿como se llamaba...?

Hum, era algo como... Enmai... wa Oni, creo recordar.
Si, eso es. Tal vez Nisio-sensei la haya convocado por algo...

Espérame aquí. Voy a... ehm, asegurarme de... que todo está en orden"


Le dije a Kajiko antes de deslizarme silenciosamente por el pasillo por el que acababa de pasar aquella curiosa chica.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6785
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Mar 26, 2018 3:20 pm

"Piensa que para ti lo que hay fuera de esa puerta es como un parque de atracciones y que aún, por esa vida que llevas dentro y que es parte de tu luz, como niño que acaba de empezar en este mundo, no ve los peligros tras las sonrisas y las máscaras... Siendo discípula de Soshi Satomi-san esa clase de maternalismo no le debería resultar muy desconocido."

Sonrió el dependiente.

...


"No sé... si mi corazón soportaría eso..."

Murmuró con cierto anhelo Kajiko en cuanto a que Satomi pudiera mostrarle algo así, sin embargo tu en aquel momento te diste cuenta de lo que Satomi siempre te decía "que el tacto de Benten a ella le resultaba más feliz cuando de aquella forma podía transmitir todo su amor." ¿Cómo no se tir dicha cuando eras capaz de transmitir esas emociones? O mejor dicho... cómo alguien malograría un don tan grande... Sin duda necesitabais volver la senda lo que había sido, para que todos pudieran sentir ese amor de Benten, para que el amor fuera puro.


...

"Ah bueno creo que he encontrado algo..."

Estaba Kajiko hablando del regalo cuando la puerta sonó y el dependiente fue a ver quién era.
Ran. Y si, sin duda tenía parecido con el otro Oni que habías conocido cuando habías quedado con Nisio. La sensei te había explicado que había tres clanes de Onis que servían a los kamis verdaderos, no al corrupto, los Riaru Oni, y que uno de esos clanes, uno matriarcal, servía a Enma-Ai Kami. No dijo el nombre de la líder pero de pronto aquella muchacha de rostro angelical y ojos rojos cual sangre se te presentó con un poder que pudiste sentirlo en todo tu ser, o mejor dicho, más allá de este, en tu ser sobrenatural, en la parte de ti que había más allá de lo humano. Por un momento creiste que hasta Hanegawa se movió en tu vientre.

Saliste despacio al pasillo, no se oía moverte, con todo el sigilo que años de entrenamiento te había dado y te dirigiste hacia una de las salas al fondo del pasillo en donde se oían las dos voces.

"¿En qué puedo ayudarla, Ran-dono?" Preguntó Kimihiko.

"Vengo buscando algo... un regalo..." Musitó la chica pensativa.

"Esta es la tienda entonces adecuada."

"Pero quiero algo en concreto." Recalcó.

"Ran-dono ya sabe que la tienda no funciona de esa forma... Usted viene a buscar algo que puede que crea saber lo que es pero que el resultado sea ese o no no depende de vos."

"Pero es que SÉ lo que quiero."

"Y puede que si lo que sabe y lo que necesita es lo mismo, lo consiga, pero yo debo advertirle que no siempre es así... Igual que debo advertirle que la última vez que vino y pasó aquello Nisio-sama quedó muy disgustada con los desperfectos...."

"Eso..... bueno... eso tiene razón... me frustré mucho... Pero ya pedí perdón y mandé regalos en compensación..." Murmuró esta.

"Y Nisio-sama entiende vuestras buenas intenciones, sólo es mi deber advertiroslo... Porque... ¿Habéis venido de nuevo buscando algo para Kazama-dono cierto?"

la chica dejó un largo silencio en respuesta y al final añadió:

"¡Sé que perdí algo que él me dio y querría recuperarlo! Sé que eso es lo que necesito para que..."

El dependiente suspiró profundamente y al final se le oyó decir:

"Ran-dono... ¿Y si consigue lo que quiere?"

"¿Cómo?"

"Si, me refiero a que y si el regalo que estáis buscando es lo que como deseáis solucione vuestro problema... ¿Qué pasará entonces? Ya sabéis las normas de vuestro mundo... Uno de vuestros tres maridos es el hermano de Kazama-dono, vos sois la señora de una de las Casas, él de otra, pero no podéis anexionaros, por eso os casaron con su hermano..."

El silencio se hizo al otro lado de la fusama hasta que la suave voz de la chica de pronto explotó:

"¡No tengo que daros explicaciones!"

"En absoluto." la calmó el dependiente."Pero... Ran-chan... de pronto cambió el tono a uno mucho más suave y cercano, llamándola de aquella forma " eso ya no te lo digo como dependiente... sino como un amigo preocupado..."

La figura de la chica, que al explotar de ira parecía haberse levantado de un salto, se sentó de golpe, dejando caer todo su peso y en las sombras de la fusama pareció que el dependiente la abrazaba.

"Podemos si queréis ir a buscar un regalo de cumpleaños adecuado para Kazama-dono ¿de acuerdo? Algo que le guste mucho y que demuestre, sin provocaros problemas con vuestro clan, lo mucho que os importa..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2859
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar Mar 27, 2018 11:32 am

"¿Cree... usted que se trata de eso?"

Murmuré mordiéndome el labio inferior mientras desviaba la vista. Miré fugazmente una última vez a través de la puerta, antes de ruborizarme un poco; si que era probable que no fuera demasiado consciente de los peligros ahí fuera, recordaba que Tsuki me había dicho lo gracioso que le resultaba que yo viera las cosas que me contaba como un cachorro neko pese a mi aspecto adulto...

"Supongo que aún hay muchas cosas que desconozco"

Añadí con un largo suspiro.

...

"Bueno, piensa que... si a estas alturas de tu vida aún eres capaz de soportar la aparición de alguien como yo... eso significa que tu corazón es mucho más resistente de lo que nadie habría podido imaginar, ni siquiera tú"

Bromeé sonriéndole.

"Lo cierto es que, como devota de Benten que una vez fuiste, lo que tu alma no puede soportar es la ausencia de su amor. Pero su presencia, eso nunca podría dañarte Kaji-kun"

...

Mientras me deslizaba por el pasillo ni siquiera estaba demasiado segura de lo que me movía a avanzar por él. Nisio me dijo que el tal Kazama me habría matado de haberse percatado de mi presencia, y no tenía motivos para pensar que ésta otra oni fuera distinta, una vez que había notado el poder que desprendía.
Aún así... bueno, sólo una mirada más a esos cuernos tan curiosos.

Escuché una conversación del todo esperable en una tienda, un cliente pidiendo algo y un dependiente tratando de identificar el objeto que pudiera resultar adecuado, con la particularidad de que en aquel local el objeto te escogía a ti, así que más bien parecía tratar de influir en el ánimo de la oni.
Porque resultaba que entre los orgullosos demonios adoradores de Enma-Oh y Ai-Oh también sucedían conflictos amorosos, tal y como si Benten quisiera recordarles a todas las demás Fortunas que Ella estaba tan presente en el mundo como la vida misma, fuese ésta mortal o no.

Aunque también pensé que curiosamente aquella situación se parecía a la clase de conflictos que mi propio Clan creaba entre sus enmigos para que se peleasen entre ellos, solo que por descontado no siempre tenía que haber un responsable de los fallos del sistema, samurai u oni. Además los que más ganarían si los clanes de Jigoku comenzaban a pelear entre ellos no parecían de la clase de individuos seguidores de Benten, ni siquiera de su senda oscura.
Si que intuía quien se beneficaría de la ausencia de conflicto. ¿Pero habría hecho desaparecer sensei Nisio deliberadamente el objeto que Ran buscaba?
Quien sabía...

Así pues, y descartando por completo acercarme más ni mucho menos intervenir ante alguien que seguramente exigiera matarme al hacerlo, decidí que mi curiosidad tenía suficiente con aquello.
Tampoco es que me importara mucho más el cumpleaños de Kazama, quien despreciaba a los humanos y odiaba a los mestizos...

Utilizando el mismo sigilo que me había permitido acercarme, me alejé de allí para reunirme de nuevo con Kajiko. De pronto recordaba que me había dejado a medio explicarme la naturaleza de su regalo para sensei, y quien sabe si con suerte se habría acordado de algo para mi también, ji, ji.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6785
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Mar 27, 2018 2:56 pm

"Me parecéis una persona curiosa y ávida por saber y hasta donde yo sé a Nisio-sensei no le molesta en absoluto eso. Lo que le molesta son las personas desobedientes, sobretodo cuando su vida depende de lo que ella hace y puede sobrevenir algún mal por no seguir exactamente lo que ella indica.

Pero se os ve una chica lista que seguro que sabe que si quiere descubrir todo lo que el mundo realmente abarca es mejor hacerlo de las manos de sensei en vez de arriesgarse a quedar perdida en el camino sola."


Dijo Kimihiko.


....

"Bueno.... si tu lo dices..."

Murmuró Kajiko, después de todo hablar de vidas pasadas seguía siendo algo complejo y complicado de entender.

...


Los Reinos eran profundos y complejos, eso es lo que te había tratado de explicar Nisio y que no todo era lo que parecía a simple vista. Y estaba claro que eso se aplicaba en todas las capas.
Un conflicto entre los clanes Rieru Oni puede que no beneficiara a nadie, quizás incluso tan siquiera al mundo humano, ya que Nisio te advirtió que aquellos seres no eran con los que los Cangrejos peleaban, sino más bien los que luchaban contra las ordas de Fu Leng al otro lado, en el Jigoku.
¿Tendría que ver algo que Nisio estuviera en todo aquello para que Kimihiko le dijera que el regalo que deseaba no era el adecuado?

Lo cierto es que fuera como fuera partiste hacia el cuarto con Kajiko, la cual al verte entrar suspiró aliviada.

"No deberías desaparecer de pronto y menos después de decir que alguien tiene cuernos, porque no creo que lo hayas dicho en sentido figurado."

Te riñó mientras se levantaba.

"Si quieres podemos esperar a que el dependiente venga para que me diga el precio de mi regalo... y luego nos vamos..."

Musitó mientras te veía con aquella expresión pensativa por lo que habías visto.

"Ya has metido tus narices donde no debías ¿verdad? no sé lo que has visto u oído pero recuerda que siempre es mejor callar y no destacar."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2859
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mié Mar 28, 2018 12:29 pm

"Pero yo no soy desobediente, yo soy... medio neko"

Traté de explicarme, negando que se tratara de lo mismo. Los gatos no eran gregarios, por lo que no estaban acostumbrados a delegar, o, lo que es lo mismo, normalmente sentían la necesidad de saberlo todo y participar en todo personalmente. Solo cuando ya no quedaban estancias por recorrer y marcar, podían dormir tranquilos.

"A cambio de eso, incluso sensei Nisio-sama tendrá que reconocer que poseo una mentalidad mucho más abierta de lo que suelen la mayoría de los humanos, supongo"

Añadí el punto, que yo veía muy a mi favor, de que mi curiosidad natural me hacía no tener miedo a descubrir rincones oscuros, y a no asustarme por prejuicios o mitos, si no los constataba primero.

"Sea como sea... le dirá usted que no he cruzado la puerta aún estando abierta, ¿verdad?"

Sonreí con dulzura a Kimihito al final.

...

Los Bayushi decían que siempre había alguien que se beneficiaba de cualquier conflicto, fuera cual fuera. Aunque suponer eso era una cosa y conocer más detalles otra muy diferente y fuera de mi alcance.
Tal vez el príncipe Gaki, tal vez el ente que cazaba momos, o cualquier otro ser que quisiera que Nisio tuviera otro frente del que preocuparse... Nada de eso significaba que fueran actos deliberados, a menudo los beneficiados eran los primeros sorprendidos de su buena fortuna.

Pero cada vez estaba más segura de que si existía un objeto que pudiera causar tanto revuelo allá abajo, Nisio lo mantendría a buen recaudo... Todo aquello parecía muy interesante, aunque no pensaba que tuviera nada que ver conmigo. Siempre podía preguntarle a Nisio... por lo que... ¿había escuchado a hurtadillas...?
Hum, quizás no fuera tan buena idea.

"Oh no, si que tenía cuernos, literalmente. Nisio-sensei me explicó que todos los de su raza los tienen. Estoy bastante segura de que es una oni, y de los poderosos... ah, pero no uno de los malos, sino... resulta que hay onis y onis, ¿sabes? Tenemos por un lado demonios habitantes de Jigoku que existían desde mucho antes de la caida de los Kamis, y otros que se "corrompieron" y se convirtieron en sirvientes del Oscuro... algo así. Y no se llevan nada bien no, se odian mutuamente tanto como nosotros y los corruptos.
No es que los primeros no sean peligrosos, pero no más que cualquier samurai extremadamente violento y orgulloso para un hinin, por ejemplo. Pero adoran a Bishamon, a Enma-Oh y a Ai-Oh, como nosotros... y resulta que yo le caigo bien a Ai-Kami, hasta hemos jugado juntas a la pelota"


Expliqué sonriendo como si tal cosa.

"Si tienes interés podemos salir al pasillo y hacernos las encontradizas cuando pasen, supongo que no debe de ser inusual que eso suceda en este lugar, y con toda seguridad habrá reglas que prohíban el uso de la violencia en cualquier caso.

Ah si, el precio de tu regalo... ¿qué es? Enséñamelo..."
siseé con un tonillo de súplica melosa.

"Me alegro de que me preguntes eso... Pues resulta que he descubierto que esta oni, que es la líder de uno de los tres Clanes de su mundo, está enamorada de Kazama, el líder de otro de ellos. Pero los líderes no se pueden casar unos con otros, sino que lo hacen con familiares directos de las otras tres familias gobernantes, así que Ran ya está casada con el hermano de Kazama, además de con otro representante del tercer clan y uno más del suyo propio.
Resulta que también suceden líos de amoríos en el infierno, curioso ¿verdad?

En fin, conozco a Kazama porque le vi hace un par de noches cuando le trajo un arma chu-lí-si-ma a Nisio, una "Garra de Tora" que ahora tengo yo, forjada en las fraguas de Enma-Oh, para más señas... en fin, Nisio me ocultó porque si no me habría matado. El oni, no Nisio. Así que yo le "conozco" a él, pero él a mi no.
Pero no te preocupes, se me da bastante bien callar y no destacar cuando me lo propongo, ¿sabes? No me han visto ni oido, ji, ji.

Y, ehm... ¿no tienes... más regalos... además del de sensei?"


Murmuré al final cambiando de tema sin más y poniéndome de puntillas para mirar a su espalda por si acaso trataba de ocultarlo o algo así. Aún mantenía esperanza de que hubiera encontrado algo para mi también.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6785
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Mar 29, 2018 3:46 pm

"No eres ni totalmente desobediente ni totalmente humana, cierto, de ahí que tengáis esa visión tan amplia.
Sonrió de medio lado.

"Tranquila, le diré que se ha portado realmente bien, que ha tenido una enorme tentación pero que su buena conducta ha sido encomiable."

Te dijo este con una enorme sonrisa.

...


Sin duda los mundos al rededor del humano estaban llenos de misterios y de problemas, pero seguramente también lleno de maravillas y debía compensar lo suficiente como para que Nisio aceptara aquel papel de buena gana, o quizás justamente por eso, porque sabía más que sus maravillas sus problemas.

Kajiko te observó con una mezcla entre la extrañeza, el no saber qué responderte a aquello y sobretodo sin saber si merecía la pena y al final suspiró diciendo:

"Ya....... es que al parecer ni en el infierno las cosas son sencillas...." Murmuró esta no sólo refiriendose a lo complicado de la situación sino a los lances amorosos que le habías contado."Hay política hasta en el infierno... o mejor dicho, esta claro que el infierno y la política van de la mano... ju"

"Aaaah nonono de eso nada, no vamos a salir al pasillo para encontrarnos con una Oni cuando el dependiente obviamente nos ha dejado aquí por algo, como quien cuida de tu seguridad no no no."
Casi saltó esta encima tuya para que te detuvieras.

Seguramente Kajiko penso que era mejor, para mantenerte quieta enseñarte el regalo y suspiró mientras lo sacaba.

"Pues... Lo cierto es que espero que le guste el regalo a tu maestra ya que aunque es algo mío no entiendo muy bien por qué sería un buen regalo para ella, aunque juro que he ido con el alma limpia con respecto a ella."

Dijo Kajiko mientras sacaba una caja y la abría. En ella había una baraja de Hanafuda, cartas con detalles florales.

"Me la regaló mi padre cuando era pequeña, solía jugar con él y con mi abuela; y la perdí el día que todo terminó en mi antigua vida."

Añadió.
Kajiko puede que no entendiera la conexión que la tienda había hecho con ella pero tu si. Hanafuda era el juego preferido de cartas de Satomi, el cual le había sido enseñado por su padre. Cuando Satomi te hablaba de sus padres siempre te decía de ellos que eran buenos padres, pero nunca hablaba de una relación de amor y afectividad como la que ella tenía contigo. Siempre habías creído y estabas bastante segura de ello, que Satomi se había criado entre libros y manuscritos más con el amor de las historias de estos que la del contacto humano. Sin embargo, justo antes de desarrollarse y cambiar, calló enferma y estuvo varios meses en cama. Su padre entonces le compró una baraja y le enseñó a jugar. Todos los días antes de acostarse jugaban un rato y aquello era un recuerdo que a tu maestra siempre le había llenado. Creías que aquello era quizás el momento de mayor cercanía física que había tenido con su padre, y puede que el inicio del cambio mental que dio, donde se dio cuenta la necesidad de primar el amor y sus formas en todas sus relaciones.

"Como te digo... espero que tu le encuentres más sentido que yo."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2859
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Sab Mar 31, 2018 3:15 pm

"Los seres racionales podemos complicarlo todo hasta límites insospechados cuando "nuestra cabeza se cree más lista que nuestro corazón" y pensamos que los sentimientos no importan, y que podemos reprimirlos guardándolos debajo de la alfombra como si nada...

Pero claro que importan. Al final la presión estalla como una olla cerrada puesta al fuego sin cuidado. Sin emociones no seríamos lo que somos, así que no tiene sentido pretender que no existen, o que ignorando nuestras pasiones simplemente desaparecerán, porque la esencia de algo nunca desaparece.
Entenderlas, canalizarlas y finalmente controlarlas para hacernos más fuertes gracias a ellas. Todo lo que no sea eso está condenado al fracaso tarde o temprano"


Le dije a Kajiko exponiendo mi punto de vista sobre las emociones y el motivo por el que a menudo resultaban tan problemáticas, cuando los adultos se encontraban con que en todos sus años de adiestramiento no habían recibido ni una herramienta útil para manejarlas. Sería como montar a caballo sin una sola lección previa, sin duda se desbocaría o nos llevaría a donde él quisiera y no al revés.

"¿De verdad...?" le pregunta levantando las cejas extrañada "¿Quieres hacerme creer que esta noche podrás conciliar el sueño sabiendo que has tenido quien sabe si la única oportunidad en tu vida de ver a un ser semejante, y que te has quedado al otro lado de la puerta cerrada?

En fin... a veces puedes ser bastante rara, Kaji-kun"


Suspiré encogiéndome de hombros. Si quedarse ahí era lo que quería, pues...

"Oh, el regalo, si, si, si.
¿Como has limpiado tu alma respecto a ella? ¿Has pensado en lo que sabes de sensei, o has dejado la mente en blanco...?"


Pregunté con curiosidad sobre la propia leona antes de centrarme en el objeto en si.

"Una baraja Hanafuda... Vaya, no se como lo has hecho, y supongo que tú tampoco pero... lo cierto es que esto tiene mucho sentido.
Verás, en realidad la vida de Satomi-sensei y la tuya no están faltas de cierto paralelismo, y este objeto en particular lo confirma.
Ambas crecisteis en un entorno muy diferente del que... el destino os tenía reservado, digamos, y ambas sufristeis una metamorfosis que en el tiempo coinciden con este juego en particular.
Sensei jugaba a estas cartas con su padre mientras estuvo enferma; hasta ese momento había crecido rodeada de pergaminos, hechizos y kamis pero no de amor. La enfermedad además le arrebató la posibilidad de tener hijos, físicamente al menos. Tras ese trauma experimentó una metamorfosis muy intensa y "demasiado" rápida en el tiempo como para asimilarla por completo entonces, y menos aún después de que su enamorado volase literalmente.
He dicho demasiado rápida porque así fue, el príncipe tsuru acortó los tiempos de su despertar a la senda de Benten y Satomi se vio de pronto con problemas para dominarla cuando quedó por su cuenta. Para mi maestra la muerte de aquellas personas entre sus brazos resultó muy duro...
Pero lo superó claro, y ahí está ahora.
En tu caso, tú vivías por y para la guerra, y qué duda cabe que si la transformación de sensei estuvo marcada por la intensidad de la pasión, la tuya lo fue por la del dolor. También perdiste a tu pequeño y te quedaste sola en un mundo que de pronto no entendías. Hasta ahora.

No digo que sea el mismo caso, ni que cada suceso se equipare, porque es evidente que cada una partíais de inicios distantes y tu camino ha sido más doloroso y arduo al haber nacido mucho más alejada de Benten que ella, imagino... Pero el paralelismo es palpable, y en ambos casos una baraja Hanafuda simboliza un hito crucial, el afecto de un padre "fuera de guión..."

Ah, y por supuesto las dos habéis terminado por encontraros conmigo. Lo cual al final es maravilloso, ¿no es cierto?"


Sonreí ladeando la cabeza.

"Le encantará este regalo"

Susurré entregándoselo de vuelta con un largo suspiro de felicidad.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6785
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Abr 02, 2018 3:24 pm

"Es curioso cuando vivimos en una sociedad en donde los sentimientos son acallados sin embargo "Nadie puede vivir bajo el mismo cielo que el asesino de sus seres amados" como una máxima que todo el mundo comprende y cree inalterable. ¿no?" Sonrió Kajiko de medio lado.

Así era Rokugan y los miembros del imperio, tras la fachada todo era contrario a lo que se exponía. Justamente por eso la Nube Gris era un éxito, porque tras el velo había cientos de pasiones acalladas que necesitaban una canalización, fuera como fuera.

"Está claro que no has nacido para ser bushi." sonrió esta de medio lado."A un bushi se le dice salta y no preguntá por qué sino hasta dónde."

"Pues..... kajiko meditó tu pregunta y al final dijo con sinceridad. No conozco a tu maestra más que por lo que he oído de ella, así que supuse que eso no era una buena forma de encontrar algo adecuado así que.... Bueno.... pensé en ti... en como hablas de ella, en cómo me cuentas las cosas que te gustan de ella, lo que habéis vivido, lo que sientes por ella... pensé que esos sentimientos me ayudarían más a encontrar la verdad sobre ella de alguien que la ve más que como una maestra como una madre... Y bueno... espero que haya sido suficiente... porque la verdad es que entrar ahí fue muy raro...

¿Te pasó también que tus pies parecían ir solos?"


Te preguntó antes de enseñarte el regalo.

"Vaya...." murmuró cuando le contaste aquello."Lo cierto es que dudé incluso en coger la baraja cuando la vi... Es cierto que esta vieja baraja encierra buenos recuerdos con mi padre... pero también dolorosos en cierto sentido... porque el clima donde me crié... Bueno... el afecto se recibía de otra manera... En cierto modo... cuando vi la baraja recordé que quizas el tiempo en el que más pude ser yo y menos Matsu, el tiempo donde más pude hablar con mi padre... fue aquel... Es curioso ¿verdad? Es como si "necesitaramos" estar enfermos a veces para ser más quienes somos de lo que lo mostramos a diario..."

"No sabia eso de su... familia ni de su cuerpo, pero supongo que muchos, por no decir todos, no saben nada de ella más allá de lo que quieren ver ¿verdad?"

Te preguntó.

"Al final tuve el valor para coger las cartas no sólo porque para mi significaron familia e intimidad... sino porque, antes que me contaras eso pensé que quizás era un juego que le gustaría y que en cierto sentido se parece a ella ¿no crees?

El Hanafuda está llena de preciosas cartas con flores... pero es un juego de intelecto voraz donde sólo una mente preclara puede predecir los movimientos de los demás, usar las cartas que la suerte ha repartido y ganar...

Me recordó un poco a cuando la ikka cambió... Bien es cierto que yo no estuve mucho antes que cambiara, es decir, fui traída en medio del cambio, pero por lo que vi y oí y luego comprobé es un poco como ella ha jugado con la yakuza.
Le repartieron unas cartas, unas bazas, una ikka, unos recursos y unos activos y ha sabido jugar con ellos hasta hacerlo mano ganadora."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2859
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar Abr 03, 2018 11:58 am

"Los escorpiones entendemos la contradicción, por eso llevamos máscaras de verdad; no nos molestamos en pretender fingir que no existen, como el resto. Salvo, quizás, los cangrejo claro.
El caso es que es una manera de recordarle a la sociedad su debilidad, que todos los samurai llevan una careta aunque lo nieguen. Y lo peor de todo es cuando se empeñan en negárselo al espejo.

Pero qué voy a decirte a ti que no sepas ya. La Nube Gris y todo lo que sucede allí es una prueba irrefutable de que el río no deja de fluir y de inundarlo todo sólo porque se le de la espalda a la presa que lo obstruye"


Dije soltando un largo suspiro.

"No pongas a un perro a cazar ratones ni a un gato a cuidar tus lindes"

Repliqué a aquello de los bushi como si fuera la cita de alguien muy sabio, aunque me lo acababa de inventar. Aún así, estaba segura de que alguien muy sabio sin duda ya lo habría dicho hacía tiempo.

"Así que me escuchas cuando te hablo de sensei" exclamé con una gran sonrisa.
"Hay un toque irónico en todo esto ya que normalmente te empeñas en hacer como que todas esas cuestiones sentimentales no te interesan, ji, ji... Pero resulta que no sólo las oyes sino que también me comprendes, que... puedes ver a Soshi Satomi a través de mis ojos. Y con la suficiente claridad, como demuestra el hecho de que el objeto ante el que la tienda te ha llevado sea un regalo tan acertado para ella.

Bueno, no es que me sorprenda realmente. Siempre he sabido que debajo de esa coraza de hielo Matsu late un corazón empático y cariñoso"


Le dije mirándola con una permanente media sonrisa divertida.

"Oh, si que me llevaban, mis pies parecían moverse tal como si supieran antes que yo misma a donde ir. De hecho me costó un poco evitarlo para seguir antes a Kabuto-san.

Si es curioso, tener que llegar al extremo de "necesitar" enfermar para poder bajar la guardia ante nuestra propia familia. Es evidente que casi todo el mundo tiene asumido que las enfermedades no son culpa de quien las sufre, y que ser vulnerable en esas circunstancias es lo normal. Por eso lo consideran una desgracia fortuita, no nuestro fallo, y se muestran lo comprensivos y cariñosos que no son habitualmente.

Bueno, hablo en general. No es mi caso; cuando sensei se dio cuenta de lo valioso que era para ella esa calidez, decidió que su camino sería muy diferente al que habían llevado sus propios padres. Satomi siempre es comprensiva y cariñosa con todas sus hijas, sin esperar a que nos pongamos enfermas...


La mayoría se conforma con ver sólo sus propios prejuicios en vez de a la auténtica persona que es mi maestra. Eso es imperdonable teniendo en cuenta que ella es todo lo opuesto a hermética, con quien acepta escucharla de manera limpia. Pero todos aquellos fracasarán hoy y llevarán regalos anodinos que les dejarán en evidencia, o que les avergonzarán directamente.
Y Kakita Kotoko-sama se encargará de que esa mancha no se olvide con ligereza"


Añadí asintiendo con un gesto convencido de que esos se merecían el castigo.

"Estás en lo cierto, Kaji-kun. Si que le gusta el juego, y como dices es una excelente jugadora. También coincido en que la representa muy bien, preciosa por fuera e inteligente y muy hábil por dentro.
Y no sólo ha jugado con la yakuza... también con el Clan, y con toda la Ciudad. Verás, no conozco exactamente en qué circunstancias ella recibió oficialmente el encargo, ni a instancias de quien en el Escorpión, pero por lo que se ahora apostaría a que Benten-Kami tenía interés en barrer la corrupción de este lugar, que ensuciaba el cuerpo y su senda, antes de que nadie en mi Clan considerara que fuera necesario un cambio de dirección en el negocio.
¿Así que Soshi Satomi pidió el puesto al Gobernador? No, estoy segura de que no. Como dices, repartió y jugó sus cartas, predijo las intenciones y los movimientos de los demás, y al final alguien terminó suplicándole que se hiciera cargo del asunto, y ese alguien estaría completamente convencido de que la idea habría sido solo suya, y no de una Fortuna ni de una maestra iluminada.

Por supuesto la partida no terminaba ahí, aún había que volver a jugar otra mano con la anterior cúpula samurai "no oficial" que debía soltar las riendas, con la yakuza a la que debía convencer de aceptar e interiorizar todos los cambios, y hasta con la Ciudad, que debía empezar a ver el Barrio Rojo como algo distinto a lo que había sido hasta ese momento... Y ella nunca pierde"


Siseé antes de soltar una carcajada divertida. Por descontado no sólo la Ama Emperatriz era perfectamente capaz de "seducir" a toda Otosan Uchi, sólo que las ambiciones de ésta y las de mi maestra eran muy diferentes.

"Sin duda, le encantará tu regalo"
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6785
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Abr 03, 2018 2:28 pm

OUT
tras esto donde quieres ir??
IN


"Un sistema de castas donde nada se dice directamente y donde los sentimientos no tienen cabida me ha enseñado a que o termina en asesinato o en el barrio rojo." Asintió Kajiko. "En ambos casos lo curioso es que sigue siendo dejar salir las emociones que se supone que no tenemos, de diferente forma."

"Bueno... se rascó la cabeza mientras miraba hacia otro lado Ignorarte no sería muy correcto ¿no? No es que yo sea la maestra de la empatía pero... hasta una Matsu sabe escuchar... o bueno, quizás lo haya aprendido tras dejar de ser Matsu pero... la cosa es que lo hago." Te "recriminó" entre el "enfado" y la vergüenza.



"Es otra de las formas de la fachada que se permite y no se permite, como a los niños..." Musitó sobre la enfermedad.

"En mi antigua familia esa forma de educar a las alumnas se vería y seguro que se ve como muy problemática... Demasiados sentimientos, casi puedo imaginarme la clase de comentarios que se harían sobre esta "demasiados dramas y lagrimas innecesarias y poca templanza de espíritu."...

De hecho en la escuela Matsu se deja que los niños cuando se caen se levanten solos, no se les ayuda, da igual lo pequeño que sean, el padre, el sensei, espera a su lado a que este deje de llorar y se levante, sólo...

Bueno... no es que del todo sea una mala filosofía, te enseña a que puedes hacerlo tu mismo todo solo, pero te deja claro eso... que estas sola."



"La Hidra de dos Cabezas, como se las ha llamado a la Dama Kuronuma y la Dama Kotoko son muy conocidas en la ciudad, nuestros clientes mas de una vez hablan de ellas, de distintas formas depende de quienes sean pero si algo me quedó claro cuando empecé a oír de ellas... es que... son la clase de mujeres que nunca deberías tener en frente."


"No, no digo que Satomi lo pidiera, pero dicen que se reunió con el antiguo Gobernador, con Hiro, cuando se la asignó a esta zona porque él tenía sus reparos y que fue la reunión más corta de la historia...

Ella nunca suele ir por allí, siempre lo hacen... bueno, ustedes, la organización escorpión a su cargo, pero recuerdo la primera vez que la vi, vino con el oyabun, estaban revisando el barrio entero, habló poco con nosotras pero lo que dijo... o mejor dicho... cómo lo dijo me dejó claro que habrían cambios...

"Se me ha encomendado vuestro debido cuidado" comenzó diciendo mientras hacía mucho tiempo que un samurai no me miraba a los ojos... Y luego añadió "así que prepararos para un cambio en vuestras vidas"... Creo que no suponíamos, salvo Naizen, de lo que hablaba...

La Nube Gris es tranquila pero recuerdo el revuelo de las primeras semanas... más en los sirvientes que a nosotras, Naizen conocía a tu maestra y nos dijo que todo iría bien. Tsuchiko... bueno... ella no pensaba que fuera a cambiar nada para ella especialmente, Tenko tenía algo de miedo y Suiko no estaba segura si su forma de vida sería respetada... pero al final supongo que la que tenía más dudas era yo..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2859
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mié Abr 04, 2018 1:19 pm

Off.
Tendría que ir a ver a los actores del grupo de teatro. Les encargué el día anterior que consiguieran información sobre el hijo de Tora, y tb sobre el líder kasuga en el distrito.
También tendría que hablar con Nisio sobre la espada y el karma de Kajiko pero se supone que aún no ha vuelto, no?
On.

"Pues me gusta que lo hagas"

Respondí tapando con elegancia una risilla con los dedos de la mano, divertida al "fastidiar" un poco a mi adorable león.


"Los dramas no desaparecen sólo porque se prohíban las lágrimas. Enterrarlos sólo sirve para que echen raíces y broten con más fuerza.
Entiendo que desde el punto de vista del entrenamiento físico se obligue a los niños a aprender a levantarse, aunque emocionalmente me parece algo muy diferente. Verás, lo de sostenerse sola puede servir para los árboles, pero una familia samurai no es un bosque, sino un entramado de vigas y pilares que sostienen a un daimio; y si algo caracteriza a un pilar no es que resista menos que un árbol, sino que nunca está solo, siempre se enlaza con otros elementos para formar una estructura más grande.
Esos enlaces, son emociones... Curiosamente, la filosofía del Escorpión para con los suyos es justo la contraria a lo que has expuesto: "mientras seas leal, nunca estarás sola"

En cierto modo, después de todo lo que has vivido has aprendido otras maneras de ver las cosas. ¿Cual crees que es más adecuada como forma de educar, la Matsu, la del Escorpión, la de sensei...?"


Pregunté curiosa. Me interesaba bastante porque después de todo pretendía que fuera la institutriz de mis futuros cachorros.

"Hida Kuronuma-sama no está muy lejos, filosóficamente al menos, de haber sufrido una metamorfosis parecida a la tuya, ¿sabes? Ella es un bushi orgulloso que preferiría estar en cualquier campo de batalla antes que en una corte, y sin embargo le quitaron sus armas y la obligaron a permanecer aquí... Y era bastante problemática hasta que se encontró con alguien como la dama grulla, con quien supongo que nadie habría imaginado que pudiera llegar a tener nada en común.

Os caeríais bien. Podríais estar sin hablar durante horas y pelear, a puñetazos al menos, hasta agotaros en el dojo"


Dije levantando la vista pensativa.


"Ya veo, pero alguien tuvo que tener la idea primigenia de que sensei se ocupara de eso. Yo sospecho que esa inspiración tuvo influencia divina porque a la mayoría de personas de este mundo les chocaría como una bofetada que la directora de una Escuela de Buenas Esposas pudiera organizar el Barrio Rojo, tanto si conocían realmente a Satomi como si sólo habían oido hablar de ella.

Además no es tan raro de hecho. La propia Fortuna me ha asignado a mi también un "encargo" para extender su senda aún más en nuestro distrito, así que Ella no es ajena a todo esto"


Expliqué encogiéndome de hombros.

"¿Cuales eran tus dudas con ella y ese "cambio", Kaji-kun?"
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6785
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Dom Abr 08, 2018 3:47 pm

"He aprendido a que este mundo requiere de todas esas visiones pero que cada individuo es un mundo...
Es cierto que caminar solos nos endurecen.
Es cierto que confiar ciegamente sin hacer preguntas también funciona.
Pero al final lo que me he dado cuenta es que... tanto si es para ser fuerte como para hacer algo sin preguntar... se requiere de seres a los que ames..."


Te respondió Kajiko.



"Puede que fuera una intervención divina realmente... lo que te aseguro es que a muchas chicas se lo pareció..." Dijo Kajiko con seguridad ante el hecho que Satomi aceptara aquel puesto.



...

Mientras hablabais de pronto oísteis pasos por el pasillo y a dos personas hablando, a la oni y al dependiente.

"Siempre me ha llamado la atención que mientras estén cerradas las puertas de las habitaciones me es imposible detectar nada.... podría estar la tienda totalmente repleta que no se nota.... nada..."

Estaba la oni diciendo aquello cuando te diste cuenta que a la vez que ella frenaba sus palabras la puerta de vuestra habitación, por la que habías salido para ir a espiar la habías dejado abierta, no estaba del todo cerrada.

En aquel momento las dos personas se pararon delante de ella, el dependiente fue a decir algo cuando un ruido acalló su voz y la puerta de pronto se abrió mientras la Oni irrumpía en la sala diciendo:

"Hanekawa!"

¿El nombre de tu madre?
Kajiko en un acto reflejo se colocó delante tuya mientras el dependiente trató de detener a la pequeña pero a la vez enorme figura que entraba en la sala, no por su cuerpo sino por el aura arroyadora que entró cual torbellino. Los ojos rojos de la demonio buscaron por la sala hasta que de pronto se posaron en ti.

"Tu no eres ella.... Ah....murmuró de pronto. Pero... si lo eres..."

La Oni dió un paso más mientras el dependiente entraba de pronto y trataba de interponerse.

"Ran-sama... debería salir mis invitados son huma..."

"Neko." le cortó mientras te señalaba."Humana.... pero neko..." Miró con sus ojos rojos con cierto desdén hacia Kajiko, la cual parecía tensada cual tigre a punto de saltar sobre su presa. "Frena a tu mascota, neko, no me gustan sus ojos, por menos de una mirada así de donde vengo se rebanaría el cuello."

Kimihiko se puso entre medio y de nuevo pidió:

"Ran-sama por favor... será mejor que la acompañe a la salida."

La Oni miró por un lateral del dependiente hacia donde estabas y te habló directamente:

"¿Sigue tu madre sin levantarte el sello?"

¿De qué hablaba?
La oni se encogio de hombros y pareció darse la vuelta sin darle más importancia.

"Está bien, parece que se le ha comido la lengua uno de los suyos... dale recuerdos a tu madre."

Terminó diciendo mientras hacía el amago de salir de la sala.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2859
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Dom Abr 08, 2018 5:20 pm

"Eso es muy acertado, podría firmarlo cualquier sensei"

Dije con una sonrisa alegre, porque significaba que no me había equivocado al imaginarme a Kajiko como una tutora perfecta para mis cachorros, además de protectora.

"Fíjate que si este mundo requiere de todas esas visiones, y si tú misma has dicho que cada persona es un mundo... eso implica que cada uno de nosotros, mundos, necesita ser capaz de ver más de una dimensión; hay momentos en los que caminar solo, y momentos en los que dejarse caer de espaldas y confiar en que nos sostengan en el aire.
No se puede pintar un cuadro sólo con blanco o con negro, siempre hacen falta contrastes. Y si, la fuerza que lo ata todo... es el amor de nuestros seres queridos, ya sean presentes, futuros o pasados. Para el Amor no hay diferencia.

Cuanto más veo de ti, más entiendo por qué después de tanto tiempo, de tantas vidas, le sigues gustando tanto, Kaji-kun"


Dije con un tonillo tintineante, pensando en Benten por supuesto.


"Pues entonces también deriva de la misma intervención divina que yo llegara aquí.. en general al distrito, y en particular a poner patas arriba tu vida"

Siseé sonriendo de medio lado al haberlo demostrado con sus propias palabras.

...

"Ah, así que se trata de eso..."

Murmuré pensativa al escuchar aquello de las habitaciones "aisladas", mientras levantaba la vista observando desde dentro la nuestra donde Kimihito nos había dejado.
Aunque no veía nada especial en las paredes, ni... "Hum... oh, oh..." ¡¡la puerta estaba abierta!!

Bueno, quizás no tuviera mayor importancia, puede que... "¿Hanekawa...?"
Y de pronto, boom, sin saber como ni porqué, y sobre todo descartando que fuera culpa mía, me encontré de frente con una Señora de los Oni, que por si resultara poco chocante de por si, parecía haber entrado buscando a... mi madre.

Me quedé congelada por la sorpresa. Una de las dos cosas habría sido un reto, pero la suma de ambas circunstancias inesperadas me dejaron sin saber qué decir, ni hacer.
Hasta que se fijó en Kajiko, claro.

Le puse la mano a mi guardiana sobre el brazo diestro que estaba en tensión, tratando de apagar el fuego con la energía tranquila que sabía podía transmitir mediante el tacto, o al menos que había visto hacer muchas veces a sensei. Ella podía apaciguar volcanes con un roce.
Además inmediatamente me adelanté colocándome entre Kajiko y la oni para romper el contacto visual entre las dos, ya que Ren era bastante bajita de estatura. Y si alguien iba a rebanar el cuello de mi león tenía que pasar por encima de mi.

Calculé mentalmente cuanto tardaría en llegar con la mano a la funda donde escondía la garra de tora bajo mis ropas, pero mientras lo pensaba tiré del brazo de Kajiko para que se inclinara con respeto, y yo hice lo mismo porque el enfrentamiento directo no era mi mejor arma, sólo la última.

"Ren-dono de los Riaru Oni. Señora del Enmai wa Oni, por supuesto: os parecéis mucho a Ai-Kami..."

Dije con un tono elegante, realizando una de las reverencias que ensayábamos para las más altas personalidades con las que pudiéramos encontrarnos nunca.
Añadí lo de Ai para justificar porqué sabía el Clan al que pertenecía sin decir que los había espiado, y de paso hacer notorio que conocía personalmente a la Fortuna, cosa que supuse que la demonio respetaría.

"Disculpe a mi león, os lo ruego. No puede evitar sobreprotegerme, me temo... Y a los humanos les pone nerviosos todo cuanto escapa de su entendimiento, lo que es... bueno, casi todo"

Añadí a modo de disculpa en nombre de Kajiko. "Pero no es mi mascota. Es mi hermana no-de sangre"

"¿Conocéis a mi madre...?

No, no os vayáis.. os lo ruego... Por favor... permitidme que os sirva un té. Seguro que el de este lugar os gusta. Y, oh... ehm, ¿habéis probado el chocolate del Ningen-do? Puedo enviar a Kajiko-san a traer bombones de Yum Yum Mochi... El relleno de chile picante seguro que gusta en el infierno.

Y mientras esperamos... bueno, tal vez querríais hablarme de Hanekawa-dono, ya que parecéis conocerla tanto como para... sentirla en mi. La verdad es que yo... no llegué a conocerla apenas. Veréis, murió hace años, cuando yo era muy pequeña, así que... me temo que no podría darle vuestros generosos recuerdos, Ren-dono"


Le contesté con un tono educado y atractivo como una gata, esperando que aceptara mi arriesgado ofrecimiento. Pero, ¿mi madre? Necesitaba saber mucho más.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6785
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Abr 09, 2018 2:46 pm

"Naizen siempre dice que una persona debe cuidar su elemento de agua... en el sentido que debe aprender a fluir y a caber por cualquier tipo de recovecos hasta llegar al mar, fluyendo... Supongo que eso es algo que se le da mejor a unos que a otros... pero lo cierto es que esa mentalidad ayuda al desarrollo de la persona en sus diferentes etapas..." Reconoció esta.


...


La Oni parecía pequeña y frágil, delicada como una flor de cerezo que caía en cascada desde el árbol y sin embargo tu estabas segura que su aura abarcaba mucho más de lo que su cuerpo hacía. Tus ojos se fijaron en la sombra que emitía de manera inconsciente y en ella te diste cuenta que estaba distorsionada, no sabías si por la tienda en si o porque como algo que te gritaba desde tu interior desde que la habías visto te indicaba que aquella pequeña criatura era en realidad todo menos eso...

Ran te observó ponerte delante, y con ojos caidos y con cierto interés pasó su mirada de tus gestos a los de Kajiko.
Pudiste notar como la oniagan detensaba el cuerpo, no porque quisiera sino porque se lo ordenabas, y mientras mirabas de reojo hacia ella bajó la vista ya que estaba bastante segura, en realidad, ambas, que aquella mirada de leona no sería fácil de quitarsele. De ahí el acto de sumisión directo para evitar un enfrentamiento. De la misma forma tu descartaste la idea de sacar la garra, no porque pensaras que tardarías poco en desenfundarla sino que el mero hecho que la oni fuera desarmada te parecía aún más peligroso...

Cuando volviste a mirar hacia Ran esta sonreía en la comisura de sus labios satisfecha.


"Oh vaya..."

"Me conoces". Aquello no lo dijo pero lo dejó en el aire cuando supiste a quién te dirigías y te inclinabas adecuadamente hacia ella. La Oni pareció satisfecha y cabeceó.

"Si... bueno... es normal que tú puedas ver a mi diosa..." Murmuró con una sonrisilla divertida.

"Dejaré en una falta de respeto corregida lo de tu.... no-mascota... después de todo los modales les son complicados a los humanos."

Lo cual no dejaba de ser impactante que un Oni te dijera justamente eso, tal y como Nisio te había indicado los humanos no conocían todo lo que pensaban de los Onis, aquellos, los Rieru, eran una raza orgullosa mucho mas longeva de lo que la humanidad jamás había sido.

La Oni pareció salir de forma dramática cuando la paraste con tus palabras. El dependiente te miró sin saber muy bien si estabas segura de lo que estabas haciendo y la Oni se volvió hacia ti con una sonrisa divertida quizás justamente por eso. Miró al dependiente, este a ti y luego hizo un amago para que se quedase si es lo que ambas queríais.

Ran avanzó hacia la mesa y tomó asiento de forma grácil, recordándote sin duda a los mejores modales vistos en la ciudad del Emperador.

"Tu madre y yo... somos buenas amigas. No hace demasiado la vi, pero he estado algo ocupada en estas últimas dos décadas y, claro, a veces visitar a los amigos se resiente."

Comentó esta como la que los decenios no eran nada más que días o semanas en su forma de vida.

"¿Chocolate?" Ran miró al dependiente.

"¿Recordáis la bebida que os serví la última vez que os gustó?"

Los rosados ojos de Ran se abrieron mucho mientras asentía.

"Eso."

"Pues entonces sin duda quiero." Replicó la Oni con rapidez."Decidle a vuestra mas... se quedó callada al ir a decir mascota ya que la habías corregido y por alguna razón Ran pareció lo suficientemente cortés, al menos contigo, para no contrariarte en público."A vuestra sirviente que vaya por ello."

Kajiko te miró sin saber muy bien si debía dejarte sola pero el dependiente pareció leerle sus pensamientos y dijo:

"Estaremos todos bien, aquí estamos todos bien."

Remarcó el hecho del establecimiento. La ex león se levantó entonces pidiendo disculpas para poder ir a por los dulces.

"¿Murió?" La Oni de pronto pareció sorprendida."Pero... ¿Cómo es posible? Bueno, sabía que estaba preocupada, pensaba que corría cierto peligro, tenía esas neuras suyas... que pensé que estaban ya sin fundamento tras haber derrotado a su tío pero... ¿muerta?" pareció realmente afectada."No es posible............." murmuró"¿Fue por eso por lo que vino a verme la última vez?......." susurró para sí aunque tu con tu fino oído pudiste oírla.

Ran levantó sus rosados ojos que ahora parecían llamas rojas hacia ti.

"¿Y tu padre? ¿Y su hermano? ¿Todos están muertos?"

La Oni miró hacia el dependiente y prosiguió:

"¿Cómo es posible?"

"Los humanos mueren..." Murmuró este con pena.

"Los humanos, pero los youkais no, al menos no tan rápidamente..." Seguía con cierta consternación."¿puedes ver a Ai-Kami-sama por eso? ¿O por tu sello?" te preguntó entonces.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2859
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar Abr 10, 2018 1:11 pm

Por un momento recordé el consejo de Nisio sobre como reconocer a los cambiaformas, cuya capacidad para ocultar su aspecto era mucho mayor que la que tenían para cambiar su sombra. Bueno, parecía que excepto los humanos todos los demás seres del Universo practicaban esa magia, no sólo los youkais de Chikusudo, así que supuse que la idea servía para todos.
Así que... ¿como sería Ren en su forma original...?

Sentía una mezcla de curiosidad y temor por si se tomaba ofensa de la actitud de mi león de un modo que ninguna de nosotras pudiera resolver, ese tipo de cosas eran habituales cuando se encontraban guerreros que desconocían los modos de comportamiento del otro, como solía observar entre perros y gatos...
Afortunadamente Kajiko, como ella misma había dicho, era de esos bushi que no preguntan porqué saltar sino cuanto, así que se inclinó sin cuestionarlo, y la Oni se centró en mi lo suficiente como para pasar por alto el resto.

"Kimihito-san ha dicho su nombre al entrar en esta estancia, Ren-dono. El resto lo he supuesto por lo que me había explicado Nisio-sensei de vuestro Reino"

Expliqué porqué sabía su nombre y su posición. No porque hubiera espiado, aunque me alegré de haberlo hecho y, como había pensado siempre, de tener la información para futuros encuentros, como el actual.

"Le agradecemos su enorme generosidad, señora" contesté con una reverencia a su aceptación de nuestras disculpas. La mano izquierda siempre era una mejor opción como primera apuesta.

Por suerte para todos no parecía del mismo carácter del que Nisio había descrito en Kazama hacia los humanos, ni hacia los mestizos, y por descontado aún confiaba en que bajo aquel techo regirían normas particulares de la Miya referidas a restringir el uso de la violencia.

Me senté a la mesa tratando de mostrar mi propia gracilidad, como me habían enseñado. Qué demonios, nunca mejor dicho, si conocía a mi madre valía la pena el riesgo de tomar té con un Oni.

Cabeceé agradecida por no seguir considerando una mascota a mi león, y le pedí a Kajiko que trajera un surtido de los mejores bombones que tuvieran hoy en la tienda. Añadí un gesto disimulado para que no se diera excesiva prisa, quería tener tiempo para hablar con Ren y eso me daría margen.

"Le ruego entonces que me disculpe por haberle dado la noticia de un modo tan inapropiado, Ren-dono. Mi madre murió cuando yo era... apenas una niña, y eso es mucho tiempo para nosotros; me cuesta un poco ser consciente de que en realidad no sea más que un suspiro en otros Reinos.

¿Puedo preguntarle... sobre ella? Verá, como he dicho la perdí muy pronto así que prácticamente... no recuerdo nada de Hanekawa.

Oh, tío Tsuki sigue vivo. Ahora gobierna el Clan Neko en Chikusudo. En cuanto a mi padre, me temo que murió junto a mi madre; a mi me ha criado como a una hija la humana más adorable de este mundo, un Sentido de Benten, Bayushi Satomi-sensei.

Ella me recogió de entre los brazos de mi madre que por su impresión había muerto poniéndome a salvo. La aldea donde mis padres vivían fue atacada y todos murieron excepto yo, por lo que nunca se supo quien fue el responsable ni lo que buscaba.
Aunque ahora creo que si se hubiera tratado de simples merodeadores humanos, no habrían sido rival para una hengeyoukai de sangre noble, así que seguramente sabían quien era y fueron allí deliberadamente.

Y eso es, desgraciadamente, todo lo que se. Sensei Nisio-sama tiene una teoría al respecto, pero... debería ser ella quien la expusiera porque a mi me faltan demasiadas piezas del puzzle como para verlo en su totalidad.

¿Y dice usted que mi madre fue a verla antes de eso...?"


Pregunté levantando la vista con un tono de súplica. No era muy cortés hacerlo directamente, pero tenía que saberlo todo.

"Pues... no lo se. Cuando vi a Ai-Kami por primera vez yo ni siquiera... sabía quien era yo. Satomi-sensei y Miya Nisio-sensei decidieron que ocultar mi naturaleza me protegería, así que sólo lo he descubierto hace un par de días.
Antes de eso no tenía ni idea de que mis padres naturales hubiesen sido asesinados, así que no estoy segura de que fuera la causa de poder ver a la Fortuna de la Venganza.
Dado que yo acudí a esta ciudad para ocupar el puesto de una hermana de Clan que había sido asesinada por otro samurai, pensé que ése había sido el motivo de la conexión.

Bueno y... ehm... mi esposo, Bayushi Kagehisa"
reconocí bajando la vista. Pero de todos modos Kimihito no podía salir de la tienda y Ren era un Señor de los Oni, no es que mi pequeño secreto de desavenencias familiares fuera a ir muy lejos en la corte.

"Pero ha hablado usted de un "sello"... ¿Qué... qué clase de sello?"

Pregunté de nuevo.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6785
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Abr 10, 2018 3:14 pm

La sombra se perdía por el pasillo, pero a diferencia de la muchacha que tenías delante la que proyectaba era la de una mujer alta, esbelda, de larguísimos cabellos y cuerpo marcado, que vestía una ropa que no sabrías decir cual era pero que sin duda no era la que llevaba. Y... sus cuernos eran enormes, las sombras al menos que se proyectaban desde su frente, retorcidos cual carnero hacia atrás.

"Pero has sabido que soy un Rieru, no cualquier oni." Expresó mientras parecía estudiarte con una media sonrisa en sus labios divertida."Si Nisio-sensei os ha contado eso... bueno, de todas formas da igual, ya que eres su hija." Terminó por decir al final.

Al contrario que Kazama Ran parecía no tener esa aversión por los humanos ni por los mestizos, por los humanos quizás sólo verlos como raza inferior, lo cual no dejaba de ser curioso, como el bushi que ve a un heimin como lo que es, un medio alma a su lado. Pero lo predominante en su carácter te diste cuenta que era algo caprichoso y que le gustaba divertirse o al menos las situaciones que así le resultaban, de ahí que seguramente tuviera esa forma de actuar. Eso pensaste aprovecharlo a tu favor.

Ran meneó la cabeza con disgusto mientras pensaba sobre tu madre e hizo una seña con la mano para que le preguntaras.

"Que contradicción... si la vi cuando estaba recién parida... fue hace apenas... ¿qué? ¿veinte años?" Murmuró más para sçi que para ti.

"¿Tu padre también murió? negó con la cabezaAl menos Tsuki-san está bien... deberé ir a presentarle mis respetos..." Suspiró no sin cierto pesar.

"Oh... ¿Cuál de las humanas de Benten?" preguntó como si supiera de ellas.

"Oh, está claro que si Hanekawa se hubiera resistido un humano no hubiera podido hacer nada, ese ataque no fue casual." Dijo con el ceño fruncido."Deberé hablar con Nisio..." Masculló."Hay asuntos de honor que no puedo dejar pasar por alto en este tema... Kawa-chan era mi amiga, es lo menos que puedo hacer." Asintió a sus propias palabras.

"Si, tu madre vino a verme cuando estaba en cinta de ti, antes de que nacieras, y luego otra vez cuando naciste, queria mi ayuda." Mencionó ligeramente mientras te observaba con cierto aire peculiar.

"Oh... todo eso que dices de tu sed de venganza propia antes de saber quién eras sigue siendo real. te señaló con desgano. Está ahí... ese aura que te une a Ai-Kami-sama... sin duda... pero tu conexión viene no sólo de eso, no sólo de quién eres ahora, de lo que has vivido y de lo que te ha pasado antes y ahora... sino también de mí."

Reconoció abiertamente.

"Tu madre estaba preocupada cuando estaba embarazada, ella sabía lo que era y pensaba que podría ser que tu fueras como ella. Yo le dije que una Momo no nace tan deprisa, que es una cada cien años, no es algo que se herede ni es algo que se elija... pero ella estaba muy convencida que algo iba a pasar cuando nacieras, que ibas a tener problemas..."

Ran se encogió de hombros mientras miraba al techo como si recordara aquello.

"Tu madre tenía un buen instinto... pensaba que podría pasarte algo y yo no tuve por qué dudar demasiado... aunque era sólo una intuición. Entonces le dije que si cuando nacieras resultaban sus sospechas ciertas que aplicaría sobre ti una de los Conjuros Secretos de mi Clan sobre ti... Ran se apoyó sobre la mesa, sobre sus codos mirándote directamente con una sonrisa enigmáticaY entonces... naciste... y ella tenía razón...

Así que yo sellé tu poder."


Te señaló.

"Para que nadie pudiera nunca saber lo que eras mientras llevaras ese sello... sobretodo en este plano de existencia. Por eso no tienes cola, ni orejas, entre otras cosas."

Sonrió de medio lado.

"Y como es una técnica secreta que sólo sé yo al ser líder de mi clan pues nadie más que yo puedo verla sin que la haga aparecer a los ojos de los demás."

Luego te señaló al escote en V de tu cuello de kimono y te dijo:

"Descúbrete esa zona y lo veras."

Lo hiciste y entonces Ran, haciendo una sucesión de gestos con las manos te observó muy directamente hasta que al finalizar aquella cadena de movimientos de mano sus ojos se abrieron de golpe y el color rosado se volvió de un rojo tan intenso que pareció sangrar incluso. Notaste como si un golpe de aire te tirase hacia atrás y diste un pequeño respingo tratando de contenerte. Los ojos de Ran se volvieron rosados mientras te señalaba al pecho y allí, en el centro de este, había lo que parecía un tatuaje de un círculo de protección con rúbricas imposibles de leer y símbolos extraños que te ocupaban todo el centro del pecho.

"¿Ves? Estás sellada." Sonrió Ran como si nada.





OUT
se llama Ran no Ren, Ran como la palabra Venganza en japones
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2859
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mié Abr 11, 2018 12:52 pm

Pues yo habría jurado que había visto Ren, pero... no :oops:
IN

"Supongo que Nisio-sensei confía en mi más que en la mayoría del resto de humanos"

Sonreí con un toque de orgullo, me venía de raza tener más curiosidad que miedo por lo desconocido.

"¿Como era Hanekawa...? Quiero decir su carácter, me gustaría saber qué clase de mujer era.
Oji-san dice que físicamente me parezco mucho a ella, así que desde ese punto de vista puedo hacerme una idea, aunque... también querría saber como la veía usted.

Y si me permite el atrevimiento, ¿puedo preguntarle como se hicieron amigas una princesa neko y una rieru no oni?
Oh, y enlazando con esto... ¿qué pensó cuando se enteró de que pensaba casarse con un humano y vivir en Ningen Do?"


Le dije exponiendo todo lo que se me ocurría que Ran podría ayudarme a descubrir de mi madre. Aún se me ocurrirían más cuestiones conforme fuera obteniendo alguna respuesta supuse.

"¿Conoce el Culto de Benten-Kami-sama? Pues se trata de Soshi Satomi, el Tacto de la Diosa.
Si, la humana de la que se enamoró el príncipe tsuru Aoi-sama..."


Sonreó ocultando mis labios con dulzura, ya que tal vez aquella historia hubiera sonado en más de un Reino. Si Ran, por alguna razón, sabía del Culto de Benten cabía la posibilidad de que tuviera conocimiento del asunto.


"¿De usted?"

Repetí confusa. ¿De un oni, qué relación había tenido yo con ella...?
Entonces lo explicó. Todo un torrente de nueva información agolpándose en mi mente. ¿Sabía Nisio algo de esto acaso?

"¿Y si ser una momo no se hereda, ni coinciden en el tiempo... Por qué yo? Oh, y eso significa que soy una momo, pero... ¿neko o humana?
Se que la naturaleza de cada una es diferente, pero quiero decir, ¿acaso ha habido alguna vez una momo mestiza?

En este plano sobre todo... Eso explica porqué mi tío me reconoció enseguida como poseedora de la misma naturaleza que Hanekawa, cuando me llevó a su Reino.

¿Entonces Nisio-sensei desconoce esta clase de conjuro, ni siquiera sabía que yo lo tenía...?"


De repente abrí los ojos y casi me llevé las manos a la cabeza. ¡¡Sabía algo que Miya Nisio desconocía...!! No iba a durar mucho, pero... ¿cuantas personas habrían podido decir eso nunca?

Mientras pensaba aquello hice lo que me decía sin poner reparos, descubrí el cuello del kimono sin saber muy bien qué iba a pasar y de repente la Rieru comenzó a actuar de un modo extraño, apenas evité que me derribase con su poder y de pronto al mirar hacia abajo ahí estaba... sobre mi piel...

"Pues es bonito..." murmuré pensativa, aunque me daba la impresión de que a los Kuroiban no les parecería lo mismo.
"Así que... si lo deshiciera, ¿podría tener mi cola y mis orejas, y mi pelo blanco...?
¿Y qué más pasaría? ¿Atraería al enemigo que asesinó a mis padres y me secuestraría como alguien hizo con todas las demás momos del Chikusudo?

Bueno, sensei Nisio-sama piensa que ése pueda ser el motivo que haya detrás de todo esto... Entonces la muerte de Hanekawa habría sido un "accidente" por lo que aún le faltaría otra momo para tenerlas todas... Y quien sabe lo que podría suceder si alguien las devorase a todas juntas, que sin duda es lo que pretende, ¿qué si no?"


Dije explicándole aquella sospecha a Ran. Estaba claro que ella no estaba implicada.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6785
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Abr 11, 2018 2:59 pm

"¿Cómo era? Ran puso su dedo sobre el labio inferior.Pues era testaruda, caprichosa y llena de ideas locas en su cabecita... Ran al oir aquello amplió una sonrisa y añadióEra encantadora." Se permitió al final dejar una pequeña sonrisa en sus labios.

"Me acuerdo de una vez que las dos nos escabullimos juntas en uno de los festivales del clan Tora y nos bebimos aquel sake sagrado jujuju"

"¿Cómo nos hicimos amigas?" Preguntó Ran mientras se apoyaba en la mesa y miraba hacia el techo."Pues justamente en una de esas historias que nunca deberían ser ejemplo para ningún criajo juju

Verás... hay varias festividades muy importantes para los Reinos en los que compartimos casi dimensión, una de ellas es Año Nuevo... el Chikushudo y el Jigoku, entre otros planos, se acercan mucho... es un día mágico y especial en donde los Kamis son llamadas a la Gran Corte de Jade y donde los caminos se difuminan...

Hay fiestas en todos estos y cada cual es diferente y un mundo... A tu madre le gustaban las fiestas, a mi me gustan las fiestas... Y en un Año Nuevo cuando tu madre no tendría mas de unos doce años edad humana y yo nos encontramos en uno de esos caminos enlazados...

Lo primero que hizo tu madre, en vez de asustarse fue preguntarme si podía tocarme los cuernos jajaja
se rió esa a recordarlo le salió tan de pronto y tan sincero que me dio un ataque de risa, ya que te aseguro que no me lo suelen preguntar... a partir de ahí nos hicimos amigas... Yo, como líder de Clan Rieru tengo más facilidades para poder cruzar por planos, así que era yo la que solía desplazarme, a veces veníamos al mundo de los humanos donde había una mejor conexión, otras veces nos veíamos en los festivales que te he comentado, como el de Tanabata en verano, o la festividad de Inari la cual abre muchos portales hacia el Chikushudo.

Lo que me gustaba de tu madre...
murmuró mientras enlazaba sus manos sobre la mesa es que... no le importaba qué era yo o qué era ella, sino quiénes eramos nosotras... Nunca se callaba lo que pensaba y tenía un intelecto muy agudo, era muy divertida, tenía a veces ocurrencias disparatadas y muchas otras veces visiones del mundo muy peculiares..."

"Claro, como líder del Clan Rieru de Ai-Kami-sama soy también la sacerdotisa mayor de este y conozco a los dioses y a sus paladines y acólitos.

Así que es la humana Satomi... hum... mejor que esa paladín nueva suya, no es que me disguste lo que hace ni cómo lo hace pero lo cierto es que creo que un paladín debería estar mas volcado en su culto, aunque sea al del Amor... tsk"
Comentó aquello último como si dijera "si vas a ser paladín de una ridiculez así al menos hazlo bien." Y no tanto por ridiculizar al amor sino por el hecho que ella lo era de la venganza, lo cual era algo un poquitín opuesto.

"Eres muy rara... y valiosa..." Matizó Ran al final.

"Verás... lo que tu madre intuía y yo no me creí hasta que te vi en sus brazos es que eres una momo mestiza y heredada, lo más extraño de lo extraño... porque las coincidencias para que algo así se produjeran nunca había pasado...

Como creo que sabrás las Momo conceden un poder descomunal a los ayakashi, a los youkai o cambiaformas del Chikushudo.
La tradición dice:
"Si bebes la sangre de una Momo curarás todas tus heridas y te dará salud y bienestar.
Si comes la carne de una Momo te harás poderoso e inmortal.
Pero si tienes descendencia con una Momo esa criatura tendrá un poder descomunal y hará que prospere el Clan."

Por eso el destino más benévolo para una Momo es ser madre, pero te aseguro que muchas se quedan por el camino....
Hasta ahora ninguna Momo se había no sólo casado sino sobrevivido y con un humano. Los humanos no pueden sacar provecho de las Momo así que aquel poder se perdería... Pero tu madre estaba segura que aquello no iba a pasar, es como si lo intuyera, ya te digo que tenía un sexto sentido muy agudo...

Jamás ninguna Momo se había casado por amor y menos con un humano así que no había precedentes de lo que ella decía...
Hasta que te tuvo...
Y entonces vi que ella tenía razón, su poder pasó a ti, o mejor dicho, se duplicó en tí, pero eras mestiza... por lo cual... actualmente eres peligrosamente una Momo tanto neko como humana... Las Momo humanas encima tiene normalmente el doble o hasta el triple de poder que las Momo del Chikushudo, por eso son tan preciadas... así que digamos que tu eres una rara avis que encima encaja en varios puzles...

Cuando tu madre te dio a luz y supo lo que eras vino a buscarme para que yo sellara tu poder y así jamás nadie pudiera saberlo y pudieran ir a por ti.
Ella ya tuvo muchos problemas en el pasado por lo que era, de hecho en el golpe de estado de su tío ella no murió, no la mataron justamente por eso, porque era un activo demasiado valioso.

Ella no quería eso para ti, que fueras una moneda de cambio...

Así que yo... te sellé."


Señaló al círculo de invocación lleno de kanjis extraños de una lengua que no conocías.

"Ese selló, si no lo muestro no puede verse, ni sentirse sobretodo porque lo sellé en el Jigoku y el resto de su energía allí quedó, en este plano, o mejor dicho, en el tuyo, el Ningen-Do es como si no existiera... sin embargo tus energías si... por lo que se crea ese rastro difuso que ni Nisio-sensei podía desenmarañarlo, al menos sin saber de dónde provenía el bloqueo. No dudo que si hubiera podido seguir el rastro hasta el Infierno quizás se hubiera imaginado de dónde provenía pero... es sólo una humana ¿verdad? No puede estar en todos los sitios a la vez."

Sonrió de medio lado.

"Seguramente si te desbloqueo podrías transformarte en neko en el Ningen-do a placer, como un youkai más... quizás incluso hayas heredado alguna de las habilidades especiales de tu madre, como la de correr por las sombras..." Te comentó esta divertida.


"Estoy segura que tu madre murió por ser una Momo. sentenció directamente Es el destino trágico de estas, y estoy segura que si te desello quien trató de arrebatarle el poder a tu madre vendrá a por ti..."

Ran frunció el ceño.

"Sólo hay una cosa que no me cuadra en todo esto.... murmuró Que tu madre muriera... y ni la desangraran ni se la comieran... ya que ya había dado a luz es extraño........... puede que fuera porque aparecieran más humanos en aquel incendio y destrucción de todo el pueblo, como dices, y que el asesino tuviera que salir deprisa pero... Si yo me tomara las molestias de destruir un pueblo en busca de una Momo... me llevaría su cadáver al menos para devorarla... susurró de forma siniestra aunque claro... puede que su poder no se traspase si ya está muerta... No puedo decírtelo con certeza ya que, sinceramente, nunca he prestado atención a esa clase de seres, aunque los de mi clase si que podemos hacernos con vuestro poder personalmente nunca he sentido la necesidad de hacerme poderosa a base de la fuerza de otros... En mi Clan creemos que si no eres poderoso por ti mismo no te mereces ese poder."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2859
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Dom Abr 15, 2018 3:20 pm

No pude evitar esbozar una sonrisa un poco melancólica pero especialmente interesada y divertida ante la descripción de Ran de mi madre, de su forma de ser y de las "aventuras" que habían disfrutado juntas.

"Por la manera en la que la describe... es evidente que eran buenas amigas. Me... alegro mucho de habernos cruzado hoy aquí, Ran-dono; muchas gracias por ofrecerme esa imagen"

Suspiré sonriendo mientras esa Hanekawa a través de la experiencia de la Oni se formaba en mi mente, ofreciéndome un recuerdo muy valioso para mi ya que yo no poseía ninguno personalmente.

"Sus cuernos... hum... ¿se refiere a los de su auténtica forma?" pregunté con curiosidad haciendo un leve gesto hacia su sombra, donde eran mucho más espectaculares.
"¿Puedo verlos yo...? Su verdadera forma de Rieru Oni, quiero decir. Si no le importa..." supliqué con un maullidito dulce.

"Así que es la sacerdotisa mayor de Ai-Kami-sama de todos los Reinos... Oh, seguro que entonces le gustaría el "barrio de la niebla" donde la vi a Ella.
¿También conoce a todos los demás sacerdotes y paladines? Así que conoce a sensei... vaya... Es más famosa de lo que habría llegado a imaginar nunca.

Me temo que Benten-Kami-sama, en su infinita sabiduría, ha estado un poco alterada estos últimos tiempos, y... Otomo Asano-sama responde a esa clase de emociones, aunque siga buscando el poder terrenal.
Pero es la elección de Nuestra Señora y... es nuestra paladín. Hasta que cambie de parecer, claro"


Dije al final con una sonrisilla de medio lado. Esperaba que aquello no tardara mucho y ¿quien mejor que Satomi para ese puesto? Aunque sólo era mi opinión...


"Soy rara, eso no lo dudo. Pero en cuanto a valiosa... bueno, depende para quien. He terminado por verme como un espantapájaros vestido con un traje de seda bordado en oro. A él no le sirve de nada, en el mejor de los casos seguirá siendo un espantapájaros, en el peor lo desvalijarán y no será nada.
Creo que eso es lo que Hanekawa entendió.

Aunque como dice usted, estamos en mitad de un camino inexplorado. Desde que conozco este asunto siempre me han dicho lo mismo, que una momo no puede ofrecer nada de su poder a una descendencia humana, pero... también decían que las momos no nacían de otras momo, menos aún si éstas se emparentaban con humanos, y yo soy la prueba viviente de que esa creencia ha resultado ser falsa. Así que... quien sabe si la otra no lo será también, y resulte que después de todo si podemos transferir poder a nuestros hijos humanos.

Supongo que en realidad los youkai, en ese permanente conflicto latente entre razas, han codiciado y preservado para si mismos tan celosamente a sus momo que nunca han experimentado lo que sucedería en otra clase de combinaciones, aparte de devorarnos. Por eso la mayoría de lo que se considera conocimiento al respecto sólo son en realidad mitos y prejuicios. Sólo mi madre al convertirse en su propia líder pudo elegir sin que nadie se lo impidiera...

Pero claro, en cuanto me quitara este sello algún ser sediento de poder aparecería y me mataría, así que no tendría tiempo de averiguarlo. Nosotras no tenemos Orochis que juren vengarnos.

Aún así... me gustaría tanto poder sentir mi forma neko libremente..."


Suspiré apenada.

"¿Correr por las sombras...?" repetí levantando la vista, pero la idea me entristeció aún más porque no veía como podría disponer nunca de esa libertad sin mirar constantemente a mi espalda esperando al siguiente cazador que viniera a devorarme.
Era como ver todo un mundo de posibilidades a través de una ventana cerrada que nunca iba a poder abrir.

"Tal vez el atacante la necesitaba viva. Nisio-sensei sostiene que dado que fue el primer ataque, el agresor pudo haber cometido el error de herir de muerte a la momo al enfrentarse directamente a ella.
En los demás casos posteriores las momos desaparecieron sin dejar rastro alguno. Los Clanes del Chikusudo se culpan unos a otros porque no hubo testigos ni explicación, así que imagino secuestros por sorpresa en vez de ataques directos. Aprendió de su error.

¿Pero por qué no le servía muerta...? Me parece poco sólido creer que la depredación requiera de una presa viva, pues no todos los depredadores pueden permitirse tragar vivo lo que cazan... pero es posible que la naturaleza particular del ser que protagonizó este ataque en concreto requiriese de algo más que una simple alimentación de carne y sangre. Hablamos de todas las momo simultáneamente, si se alimentara de ellas de forma habitual ya lo habría hecho con las secuestradas, y en los Reinos no habría pasado por alto que de repente algo o alguien desarrollara tantísimo poder, según Nisio-sensei"


"Oh... le agradezco que no piense en comerme. Ha dicho usted que le gustó el hecho de que a Hanekawa no le importaba quien era usted, y estoy segura de que a ella también le agradaba igualmente poder estar con alguien que no la viera como una mercancía, o un bocado tentador...
Quien sabe, puede que... precisamente ése fuera el motivo de que decidiera unirse con un humano que supuestamente no podía obtener nada de ella, así que si la amaba era sólo por ser quien era, no por ser una momo..."


Aunque no estaba muy segura de que entonces eso implicara que hubiera deseado una hija como yo, o al contrario una "normal"
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6785
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Abr 18, 2018 3:09 pm

"Nos lo pasábamos muy bien juntas, creo que a ambas.... nos venía bien tener una amiga de "otro lugar"... con quien sincerarnos de algunas cosas que nos pasaban y podernos quejar del destino que nos tocaba vivir. murmuró esta pensativa Tengo que reconocer que aunque quise odiar a tu padre porque "me la quitó" no pude, ella lo quería mucho y él era un buen... humano... Hacían buena pareja, en el sentido romántico de la expresión, claro, ya que en mi mundo una alianza así jamás se entendería..." Chasqueó la lengua con cierta molestia.

Ran se sorprendió que supieras lo de su forma y miró hacia la sombra en donde se veía una mujer de apareciena exhuberante con prominentes cuernos retorcidos.

"Algún día." Te sonrió."Pero no hoy, me temo que mi verdadera apariencia está vetada en este lugar."

El dependiente asintió despacio y explicó:

"Los seres como Ran-dono al entrar en este lugar quedan mermados en sus poderes por la seguridad de los diferentes visitantes que puede haber en el momento."

"No me importa. añadió esta me gusta más esta apariencia." Reconocio.

"Al menos de nombre, sino en persona." dijo sobre lo de conocer a los Paladines."Después de todo, como te he dicho, en Año Nuevo, las festividades con los dioses nos hacen normalmente reunirnos y conocernos... Es la fiesta del año más importante."

"Benten hace tiempo que no trae a nadie a las reuniones así que presupongo que ni ella se toma muy en serio lo que anda haciendo, al menos eso es lo que algunos pensamos." Te dijo sin reparos.

"Creo que tu madre no quería que fueras usada como moneda de cambio o peor... como carnaza." Sentenció. "La existencia de una momo no es fácil, tal y como te he dicho... Hay cosas que están predestinadas y destinos que se han de asumir... pero para una madre... tratar de evitar uno doloroso... ¿no es lo habitual? ¿No debería serlo?"

En aquel momento, en aquella pregunta te diste cuenta que la voz de Ran estaba marcada con cierta acidez, con cierto dolor encubierto.

"Creo que tu madre intuyó que quizás por el hecho de "no ser usada" ya que su marido era humano su poder podría ser pasado para que el destino de las momo se cumpliera, no sé si eso es así y es cierto, quizás si tuvieras un niño lo sabríamos, ya que estás casada con un humano ¿verdad? Puede que tu poder pasara a la siguiente y así una y otra vez hasta que ese poder que ha venido al mundo por algo encontrara salida...

Lo cual no deja de ser un sarcasmo en sí mismo....

Pero claro, también es como dices, hay muy pocos textos acerca de las Momos debido a cómo se guardan y se celan y a que en la mayoría de los casos ni tan siquiera se paran a pensar si hay que analizar algo, se las usa y punto... De hecho... creo que hay un par de libros que hablan de ustedes en el Chikusudo... sino recuerdo mal uno está en el clan Tsuru."


"Si te desello no hay seguridad que quien fue a por tu madre no haga lo mismo contigo... si es que es el mismo que está llendo tras las demás momos, claro... Sin contar con que entrarías en el rastreador de todo ser sobrenatural que pueda usar tu poder, ya que la esencia de una Momo se percibe a kilómetros de distancia..."

"Creo que Nisio-sensei podría tener razón... o puede que las quiera a todas vivas ya sea para sembrar el caos entre los clanes del Chikushudo... o quizás quiera todo ese poder para si mismo y las necesite a todas vivas... Nisio-sensei va a tener que darse un paseo quizás a las puertas del Tengoku a por respuestas... quizás a ver a alguno de los sabios imperecederos de las Montañas Más Allá de los Cuatro Puntos Cardinales...." Murmuró al final.

"Creo que tu madre siempre actuaba con el estómago y el corazón no con la cabeza." se rió esta al final."Y eso está bien... eso hizo que todo lo que vivió lo hizo por y para ella, lo que quiso cuando quiso... sé que su muerte.... Ran apretó mucho los puños de pronto sobre su regazo mientras sus ojos se inflamaban de rosa a rojo."Es un terrible hecho............ pero... estoy segura que allá donde está... sabiendo que te dejó en buenas manos... está tranquila ya que ella siempre vivió bajo sus propias reglas... Para un neko no hay nada más importante, me solía decir..."

Ran tomó la taza de té y se la tendió al dependiente diciendo:

"Haz que tu tetera sirva sake, necesitamos sake, tenemos que brindar por Hana-chan."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2859
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mié Abr 18, 2018 10:46 pm

"En el mundo humano tampoco es habitual que los samurai nos casemos por amor con quien nosotros deseemos... Se nos impone lo mejor para la familia y... ya está"

Dije con un tono resignado, sin darle mayor importancia aparente aunque esperando que aquella verdad, dejando entrever que era especialmente cierta en mi caso, me hiciera empatizar con la oni.

"Quizás aún pueda tener una amiga por aquí, Ran-dono. Tal como describe a mi madre, yo diría que... muchos encontrarían que me parezco a ella"

Reconocí con una sonrisilla, porque más de uno lo diría como parte de un regañamiento aún sin saberlo, ji, ji. Pero para mi era una virtud claro.

"Ah, ya veo... tiene sentido.
Bueno, quizás entonces pueda acompañarle hasta la puerta cuando se marche. Así podría verla en su mundo, desde aquí..."

Sonreí con un tonillo orgulloso de que se me hubiera ocurrido tan deprisa una solución tan buena y elegante para poder ver a la Oni en su verdadera forma.
Eso si, era posible que entonces no podría tocar sus cuernos, salvo que sacara la mano del umbral y no estaba segura de que eso estuviera permitido, pero aún así verla no estaba nada mal. Podía conformarme.

"Ojalá Benten_Kami-sama llevara a Satomi-sensei a esas reuniones... así yo podría esconderme dentro de su equipaje. Aunque debo reconocer que ese "arte" se me daba mejor cuando era más pequeña, así que espero que no fuera un viaje muy largo."

Confesé como si tal cosa, antes de esbozar una sonrisita cómplice por aquello de que yo tampoco pensaba que Benten tuviera mucha fe en Asano ni viceversa, pero ambas se servían la una de la otra en un momento puntual de sus vidas. Claro que para la Oni era más fácil decirlo en voz alta.

"Si, debería ser lo habitual" asentí con sinceridad, sin exponer que me hubiera dado cuenta de que probablemente Ran estuviera pensando en su madre obligándola a casarse con quien ella no quería.

"Es una teoría interesante... Lo bueno que tiene es que podría explicar el motivo por el que el atacante no devoró a Hanekawa, si realmente me había traspasado el poder de la momo al darme a luz, ella ya no lo tendría y por eso ya no le servía de nada. Como dice usted que los depredadores pueden sentirlo a kilómetros, se daría cuenta de que ya no era la momo que esperaba. Lo era yo, pero ya estaba sellada...

Eso implica también que el asesino no estaba solo, preparó el ataque con antelación y para eso necesitaría observadores que le indicasen donde y cuando atacar.
Es una lástima... pensar que si hubiera esperado un poco más, se habrían dado cuenta de que Hanekawa ya no era la clase de persona que buscaban, y no habrían tenido motivos para atacarnos..."

Murmuré triste.

"Entonces no sólo tengo que prepcuparme por quien hizo aquello. Cualquier youkai acabaría viniendo por mi tarde o temprano, y... con ello condenaría a todos los que me rodearan en ese momento.
Y aunque no haga nada, ¿le transmitiré esta maldición a mis hijos...?"

Me pregunté con un destello de horror. ¿Acabaría Tsumeo igual que mi padre? ¿Mi primer hijo huérfano en el mejor de los casos, si no devorado como un animal?
De pronto todo aquello comenzó a resultarme agobiante, como si me faltara aire.

"S-si... brindemos por Hanekawa. Por una vida que vivió libre, al son de sus propias reglas"

Asentí de buena gana.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6785
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Abr 19, 2018 3:14 pm

"Supongo que eso es un denominador común en todos lados." Murmuró Ran haciendote recordar la conversación que no deberías haber oído hacía un rato mientras apoyaba su rostro sobre su mano, apoyada a su vez sobre la mesa con cara de fastidio.

"Puede que si." Sonrió de medio lado a tu propuesta de ser amigas."Tendremos que ver qué tal se te da escabullirte en donde no debes juju que es mi juego preferido juju."

Pues de fábula, pensaste, y más se te disparó la imaginación pensando en dónde podrías ir con ella y lo que podrías ver...

"¿Puede?" Le preguntó Ran a Kimihito.

"Supongo que desde la puerta.... y sabiendo quienes sois... podría hacerse, si." Suspiró este como si pensara que vaya par tenía delante.

"Tendrías que tener cuidado, no porque crea que el Tengoku sea un mal lugar o peligroso para perderse pero complicada la vuelta sin duda lo es, ya que es quizás el Reino más alejado del Ningen-Do."

"Creo que era imposible de preveer que tu madre dejara de ser lo que era para que lo fueras tu, creo que nunca había pasado y menos en un híbrido, seguramente pensó que estaba ocultando su poder con alguna clase de conjuro... Y cuando todo llegó a tal punto que no podía dar marcha atrás pues... si tu madre se resistió como seguro que haría...."

Ran suspiró al final.

"Lo que me queda claro es que sea quien sea que está recopilando Momos no tiene que estar tramando nada bueno.... es demasiado poder junto... ¿Qué opinas tu dependiente?"

Kimihito pareció meditar aquello y dijo:

"Nisio-sensei está trabajando en ello porque cree que se trata de algo más que devorar momos y hacerse con su poder... yo creo que tiene razón... las momos no sólo son poder físico sino también control y prosperidad... arrebatando eso lleva a un clima extremo al Chikushudo... algo semejante, si hubiera una guerra entre todos los clanes no dudo que pudiera incluso salir de ese reino..."

"Justamente en eso pensaba yo..."

"No, mientras estés sellada eres una humana como cualquier otra para un youkai, así que no debes temer... En cuanto a tus hijos..." Ran miró a la nada."Es algo que no podemos preveer... Pero, por suerte, tienes una amiga Oni que puede sellar ese poder en el caso que se heredase otra vez. Sólo tendría que llevarme a tu descendiente al Jigoku conmigo el tiempo necesario para el ritual."

Al Jigoku, y aunque Ran no lo dijo como algo para temer, la verdad es que sonó terrible.



El dependiente sirvió de la misma tetera en las tazas un culito de lo que ahora pareció sake y los tres brindasteis.

"Por los que nunca nos dejan mientras los recordemos." Brindó este.

Kampai. Chocasteis las copas los tres.


La puerta sonó entonces de nuevo, el dependiente miró hacia fuera de la habitación y dijo:

"Vaya... hoy es día de las visitas inesperadas... es la puerta del Chikushudo la que suena.... Discúlpenme..."

Kimihito salió de la sala cerrando adecuadamente mientras Ran con su cara apoyada en la mejilla miraba con molestia ese gesto.

"Es cuidadoso." murmuró."Si no tuviera miles de años no me habría dado cuenta de que ese gesto tan natural provoca una magia de bloqueo tan poderosa... Sin duda esta tienda es realmente de lo que no hay...."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2859
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Sab Abr 21, 2018 12:14 pm

Asentí al murmuro de fastidio de la oni, acompañándola en ese sentimiento pero dejando que ella dijera la última palabra. Si tenía que cogerme "cariño" por ese denominador común, tenía que ser poco a poco y surgiendo de ella misma de forma natural, sin apresurarme.

"Oh, pues según todas las maestras y cuidadoras que he tenido... se me da "demasiado" bien curiosear donde no debería"

Sonreí llevándome la mano a los labios para ocultar una risilla traviesa. "Después de todo soy escorpión y neko, una combinación reincidente en ese aspecto, ji, ji"

"¿Puedo?" repetí yo misma hacia Kimihito, dando un pequeño respingo de alegría al comprobar que al dependiente no se le ocurría ninguna objeción más que pudiera negarme aquella oportunidad.
Que por otro lado seguramente no le hiciera demasiada gracia... Si algo debía de fastidiar la vida de dependiente de aquel lugar tenían que ser los cruces indeseados.

Decidí no exponer la duda de si estirar la mano a través de la puerta para tocar los cuernos de Ran, pero asegurándome de que mis pies siguieran a este lado, era técnicamente cruzar el umbral, o no. Ya veríamos en su momento...

"¿El más alejado, Tengoku?
Pues no lo sabía... Pensaba que Ningen estaba más o menos cerca de todos, en el centro. De todas formas no creo que supiera volver de ninguno por mi misma, salvo quizás de Chikusudo ahora que se donde está la puerta de esta tienda ahí.
Sin embargo sensei nunca me olvidaría allí..."


Contesté pensativa. Puede que si fuera un riesgo, pero por algún motivo siempre se me olvidaba la parte de pensar en los riesgos antes de hacer las cosas.

"Por cierto, si usted conoce a los otros paladines y miembros importantes de los cultos, ¿estos también le conocen a usted y por tanto a los Rieru Oni?
Quiero decir... ¿Satomi-sensei le conoce, Ran-dono?"


Curioseé al darme cuenta de aquel detalle.

"¿Una guerra a nivel universal...? Hum, pero entonces si quien sea el agresor ya ha matado a las momos, eso no tendría remedio, ¿o si?"

Murmuré preguntándome quien podría sacar provecho de una situación así. Aunque en el fondo encajaba con la descripción que Nisio me había hecho de aquel ser que había llamado la oscuridad mentirosa. "Supongo que tiene sentido tratándose de eso... Según tengo entendido ese ser busca extenderse por todos los Reinos desde el principio de los tiempos, pero no se atreve a una confrontación directa, teme la mirada del Sol y de la Luna. No obstante si sería la clase de mente manipuladora que podría sacar provecho de una situación de caos total como ésa que describe, Kimihito-san..."


Supuse que sería la misma conclusión a la que habría llegado Nisio, claro.

"¿Llevarse a mi descendiente al Jigoku para realizar el sello...?

Un momento...

Eso significa... ¡¡que yo ya he estado allí!!"

Exclamé de repente llevándome las manos al pecho donde ahora podía ver aquel símbolo, con una enorme sonrisa de chiquilla ante un regalo sorpresa.

"He estado en cuatro Reinos, ji, ji... Cinco si contamos el de Enma-Oh, por el que supongo que pasaría antes de nacer... Y no tengo ni idea de donde estaba el del interior del baúl de Nisio-sensei, pero... aparte de la Miya, sólo habrá uno o dos humanos en todo Ningen que hayan viajado a más Reinos que yo.

¿No es emocionante? Además si ya he estado, quiere decir que... podría volver. ¿Verdad?"


Dije sonriendo ante la simple posibilidad de aquello.


"Por ellos"

Contesté antes de brindar y beber un largo trago como había visto hacer a los bushi que chocaban sus tazas. No debería, porque el sake que yo pensaba "falso" de la tetera quemaba como uno de "verdad" y tuve que hacer un esfuerzo por no toser.
Puede que no fuera tan imaginario como yo había supuesto, después de todo...

Me escondí detrás de mi tacita, esperando que Ran no se diera cuenta de que si Kimihito era tan cuidadoso cerrando las puertas para mantener los bloqueos de aquel lugar no era posible que se hubiera dejado abierta la de la estancia de unos humanos cuando iba a pasar una oni por el pasillo...
Decidí cambiar de tema con presteza.

"Ha dicho Chikusudo... ¿verdad? Hum, tal vez tenga relación con el caso... Si fueran Aoi o Tsuki podría preguntarles por ese libro sobre momos de los tsurus.
Yo creo que... sería imprudente no asegurarnos... ¿no le parece, Ran-dono?"


Insinué con una sonrisita traviesa. "Pero no deberíamos dejarnos ver, claro. No queremos causar revuelo ni problemas al señor Kimihito-san..."
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado