Día 3º- Mañana- El inicio de una enorme ocupación I Mitsuomi

Registro de las Historias de OU.
Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Lun Sep 21, 2009 4:23 pm

Mitsuomi quiso gritar mientras el viento le golpeaba, lanzándole por la fuerza fuera del interior de Kuro; hubiera querido decirle a Kokuro que todo iba a salir bien (aunque ni él mismo estuviera seguro de que aquello no era una mentira), que debía tener esperanzas; hubiera querido despedirse de otra forma, abandonando él mismo aquel extraño lugar.

Ahora se encontraba de nuevo junto al Kuro de siempre. Se apresuró a incorporarse y a tranquilizar al tensai, diciéndole que se encontraba bien, que no le había pasado nada.

Estaba sumido en un mar de dudas. No sabía cuánto debía contarle a Kuro de lo que había vivido. Kokuro le había dicho que le dijera que aquello no era vivir y unas palabras a modo de contraseña. ¿Contraseña de qué?

Antes de contaros nada, Kuro-san -dijo al fin-, ¿os dicen algo las palabras "sensei hari kuyou"?

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6804
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Sep 24, 2009 7:53 am

La expresión de Kuro se relajó al ver que podias coordinar, y moverte con soltura aunque fuera en un corto espacio de tiempo y de lugar, y se sentó más tranquilo hasta que de pronto dijistes aquellas palabas.

Entocnes Kuro se llevó de manera energica y tan rápido en movimiento que te asustó a la cabeza mientras parecía empezarle un fuerte dolor de cabeza, un dolor insoportable que quebró la tranquilidad de su expresión, estiró su rostor, contrajo de dolor su boca y apenas dejó que se mantuviera enrguido, agachandose y plegándose sobre si como un junco tirado por un fuerte vendabal, como el que te azotó mientras un quejido, un gemido parecido al del dolor que un moribundo debe sentir salía guturalmente de su garganta.

"Aaaaargggg......... qué.... qué es esto.... qué es...."

Casi se podía percibir el zumbido de la presión que de él provenía cuando en aquel momento fue él el que quedó inerte, quieto, casi como estuviera muerto, sobre el tatami. Y, entonces, extrañamente, oistes en tu cabeza la voz de Ko-Kuro.

"Ya puedes volver, ahora todos veremos la verdad."

Dijo.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Jue Sep 24, 2009 1:20 pm

¡Kuro-san! - exclamó Mitsuomi al ver la extraña reacción del tensai ante aquellas misteriosas palabras.

¿Se habría equivocado? No había sido su intención que Kuro se enfrentase a la verdad tan pronto. Hubiera preferido prepararlo, esperar incluso a la información que pudiera conseguir su tía, la Kuroiban. No pensaba que las palabras, pronunciadas de forma casual fueran a provocar aquel efecto. Tal vez había precipitado demasiado las cosas.

Al escuchar a Kokuro no le quedaba otra opción.

Volvió a introducirse en el Vacío y penetró de nuevo en el interior de Kuro. Aunque fuera con su sóla presencia y el apoyo moral que ésta pudiera prestarle, ayudaría al tensai a afrontar el amargo trago que le esperaba.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6804
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Sep 25, 2009 7:26 am

De improvisto la tranquila marea que habitaba en el interior de Kuro, al traspasarle una vez más se convirtió en un huracán cenizo que no te hubiera dejado ni respirar de no ser porque anidabas en el vacío. No se veía nada, sólo se escuchaba el quejido del aire... ¿o no era sólo el aire?

Algo más te llamaba, era un quejido, es cierto, pero era humano... era Kuro... Sin saber hacia donde avanzabas pusistes todo tu empeño en ser capaz de discernir entre el aullido sofocante del viento y de aquel lamento. Tus pasos eran cortos, cansados y pesados, avanzando en ninguna dirección concreta hasta que... Una pequeña mano salió de entre la niebla gris, era Ko-Kuro.

No te dijo nada, sólo cogió tu mano y en ese momento te sentistes más liviano, como si aquel aire no te tocase. Avanzasteis como un rayo por su interior hasta que llegasteis al ojo del huracán en donde un doblado Kuro, justo como lo habías visto antes de caer inconsciente se debatía de puro dolor como si su cabeza fuera a estallar de un momento a otro.

Había una tercera persona más, alguien que no habías visto nunca, un jovencito, de la misma edad que Ko-Kuro que tenía el pelo revuelto, del color de la ceniza y una mirada y expresión que rayaba más allá de la picaresca, aunque ahora parecía gravemente enfadado.

"¡¿Pero que hicistes botarate?! dijo a Ko-Kuro Miranos ahora, estamos a punto de recordar ¡¡algo que no sé decir si no nos volverá locos!! Tantos años tratando de mantenernos y vas tu y tu amiguito y lo fastidiais todo!!"

Gritó enfurecido.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Vie Sep 25, 2009 2:28 pm

Aquel muchacho debía de ser Kokoro. Era natural que estuviese enfadado. Aquella era la reacción que Mitsuomi había esperado, pero era evidente que ya no había vuelta atrás. Él estaba de parte de Kokuro, pues Kuro tenía que enfrentarse a su pasado, a su propia naturaleza y afrontar lo que le deparase ese conocimiento y el futuro. Si debía luchar contra Kokoro lo haría.

¿No ves la contradicción en tus palabras, kokoro-san? -dijo con calma Mitsuomi-. La revelación que está a punto de suceder será terrible, durísima para Kuro, no lo dudo, pero tu mismo ignoras si será suficiente para abocar a Kuro a la locura. Debes confiar en él, en tí, en Kokuro-san, si no, ¿por qué no dejar que el ego de Kuro se colapse si de todas maneras iba a hacerlo algún día? "tantos años tratando de mantenernos" has dicho. ¿Y qué hubiera pasado cuando ya no pudieras? Todo se derrumbaría igualmente y sería peor aún porque tras tantos años de olvido, de tantos recuerdos maravillosos sepultados supuestamente para protegerlos, Kuro-san no tendría la fuerza necesaria para enfrentarse a la verdad. ¡Mejor ahora que más tarde! ¿Cuánto queda de tiempo, kokoro-san? ¿Unos pocos años? ¿Y qué pasará cuando la aguja de jade se torne negra por completo?

Debes confiar, el alma humana es fuerte. Apoyad a Kuro, tú y Kokuro, Razón y Emoción, la Ley y la Libertad. ¿Y sabes que sucede cuando ambos extremos se complementan? Armonía, Belleza, el Sol del Alma despuntando en un amanecer glorioso que ni siquiera las ancianas piedras de Kyuden Asako han contemplado nunca.

Confía, Kokoro, afrontad juntos la verdad. Y yo ayudaré en todo lo que pueda. nadie merece vivir en el gris, liberemos todos juntos el oro.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6804
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Sep 30, 2009 9:50 am

El chico de cabellos revueltos y mirada terrible se dio la vuelta con virulencia, enfadado y apretando los puños y siseó con rabia contenida.

"Si la verdad es demasiado dura para soportarlo luego no vengáis a mi para que os salve... Porque los recuerdos más felices se terminan... Ahora..."

Y fue decir aquellas palabras cuando de pronto la intensidad de la marea se volvió sofocante, aullante, y del cuerpo de Kuro, pareció empezar a surgir una espesa nube negra que salía de todo su cuerpo mientras él se doblaba más si cabía por el dolor y mascaba un grito que no dejaba salir de su garganta.

Aquella nube comenzó a formar una pompa una esfera oscura, como las que Ko-Kuro te había enseñado, pero esta vez no era luminosa sino más bien absorvía la luz a su alrededor,

Ko-Kuro te miró con el ceño fruncido en una expresión de miedo contenido y tiró de tu manga tratando de decir "ven conmigo" cuando este empezó a andar hacia aquella esfera de oscuridad.

Kokoro se quedó allí de pie, detrás de vosotros, mientras apartaba su mirada hacia donde Kuro sufría dolores y en un aspamiento de aire salido de su nariz se resignaba a que siguierais vuestro camino.

Primero fue... oscuridad...

Oscuridad tan farragosa que parecías haber caído en un lodazal, en un pantano en mitad de la noche, notabas la esencia pegajosa del pasado encerrado, y sólo la cálida mano de Ko-Kuro te recordaba que estabas en alguna otra parte.

Luego vino el dolor...
Se apareció en un primer momento como dolor punzante en el pecho y luego se extendió a todas las extremidades, como si cuatro potros tiraran de vosotros hacia opuestos sitios.

Por fin todo aquello se conviritó en lacitud, en el desvanecer de las fuerzas... hasta que...

Notastes como si estuvieras tendido sobre una losa de piedra. Todo era oscuro, te pesaban los parpados... asi que tratastes de abrirlos... y fue entonces cuandod espertastes en una sala que no conocías.

No podías moverte, te pesaba tanto el cuerpo como si te aprisionara una montaña. Lo que veías era un techo oscuro de piedra gris y el sonido de un goteo incesante. Apenas moviendo la cabeza, pues no podías más de unos centímetros, vistes lo que parecía una sala de operaciones, un montón de lirbos, pergaminos, sobre estantes, mesas, y artilugios cortantes y de formas repulsivas y botes con hiervas y otros componentes que no sabrías decir qué eran...

De pronto un rostro apareció justo delante tuya, sobresaltandote. Era un hombre... de edad indeterminada, podría tener cuarenta, trneta o quizás hasta cincuenta años... su piel pálida estaba pintada de ceniza, ni una arruga se mostraba. Dos lágrimas de sangre le caían pintadas de unos enormes ojos escrutadores negro como esa oscuridad de la que habías salido. Su túnica gris azulada y el mon cangrejo entremezclado con el Kuni le delataban. Su expresión tenía algo... algo malsano, quizás malvado... o quizás sólo era esa sonrisa que no se despintaba de su rostro que lo hacía todo tan siniestro.

Pasó su mano por tu rostro, y con ello notastes una caricia tan suave como la que se le otorga a una amante o a una flor.

"Has despertado Kuro-chan.... pero siento decirte... que aunque te han traido hasta aquí... ya no te queda mucho tiempo... No quiero mentirte... ni yo con todo mi conocimiento de medicina podría arreglar ese desgarro que te llega hasta el corazón..."

Su voz era oscura, siniestra pero a la vez era como el canto de un ser prohibido, atrayente, peligrosamente hermosa, profunda y gutural, resonante en tus oídos y con cada una de sus palabras se metían en tu cabeza y resonaba hasta el infinito.

Entonces la puerta se abrió de golpe, la del fondo, la que casi podías ver y vistes a "sensei" entrar furiosa, furibunda ella casi, mientras en movimientos bruscos casi lo tiraba todo.

"Dijistes que podáis salvar a cualquiera que estuviera vivo!"

Gritó tan cerca del Kuni que podría haberle mordido con aquella rabia, pero el hombre ni se inmutó.

"Es cierto... pero Kuro-chan ya no lo está... se mantiene por mera voluntad de Cangrejo... este tiempo es el que le está robando a la muerte no a la vida..."

Su voz calmada desolaba pero a la vez transmitía calma. ¿Esto era el fin?

"Debe de haber algo! Por favor! ¡te lo suplico Taka-san! ¡Haré lo que sea!"

La mujer tenía lágrimas en los ojos saltadas que resbalaban por su piel teñida de colores de guerra desfigurados por el sudor.
Aquel hombre tendió su mano y atrapó una de esas lágrimas y entonces volteó su rostro hacia el sentido opuesto donde te encontrabas, hacia donde no podías verle su rostro, aunque si que le vistes que permanecía con aquella sonrisa...

"¿Lo que sea?.... En ese caso..."

Pero la incosnciencia se hizo presa de ti...

Unos ruidos te despertaron, era el sonido del caer de algo, de un jarrón que se hacía añidos. Abristes los ojos con tanta fuerza que un dolor sofocante y punzante te invadió. En la sala estaba de nuevo ese hombre, sentado en una silla enfrente tuya mientras acariciaba un gato negro.

El sonido del caer había sido un jarrón. Sensei apoyada en una mesa, sangrando, tenía algo en la mano, un paquete envuelto en telas asperas y marrones sucias.

"Tal y como prometí... ahora sálvale!"

Aquel hombre al que habían llamado Taka se levantó despacio, su gato saltó al suelo y este se acercó despacio al paquete.

"Ya casi esta todo... Has conseguido "la aguja del corazón" ahora sólo queda..."

Taka le indicó que le siguiera, ella delante suya, hacia fuera de la habitación. Y al salir oistes o creistes hacerlo... como una voz femenina, salida de ninguna parte, por lo menos dentro de tu campo de visión que decía:

"Ya sólo tiene que pagar el rpecio equivalente al salvar una vida..."

De nuevo la inconsciencia te abatió... entre una extraña sensación y un sonido lejano de un fuerte golpe... Entonces... el permanente sonido de goteo de la sala... se incrementó...

Dolor... dolor terrible y una fuerte exhalación fue lo que sin darte cuenta sentistes, tan fuerte que te hizo levantarte de tu estado de invalidez... Los colores vinieron a ti y las imagenes tan fuertes que te mareastes. Unos brazos te cogieron, eran fuertes, aunque al enfocar la vista creistes ver que sus delicadas lineas eran finas.

Era aquel hombre, Taka. Seguía sonriendo.

"No deberías hacer cambios bruscos... acabas de sobrevivir a una experiencia... única... Y "eso" aún no ha encontrado bien su sitio... debes tener cuidado o lo que te cierra la herida se te clavará y te atravesará el corazón..."

Mirastes a tu pecho y vistes como justo donde debía estar el corazón una placa de jade salía, notabas un punzón que se adentraba en tu carne y un dolor indescriptible en todo tu cuerpo.

"Bien Kuro-chan... Ha sido increible... Todo tu escuadrón murió con aquel Oni... todos... fue... extraordinario que herido como estabas te arrastraras hasta que unos exploradores Hirumas te encontraron... realmente increible... Y has tenido mucha suerte que yo estuviera aquí, en mi torre y con el último tesoro que le arrancamos a las Tierras Sonbrías, de los que nos robaron hace años... en mis manos...

Así te has salvado... pero claro.. qué no iba yo a hacer... por ti..."


Esa sonrisa no se despegaba de su rostro... incluso al salir todas aquellas... mentiras...

¿Qué había pasado realmente? O mejor dicho... ¿Acaso no lo sabías?
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Mié Sep 30, 2009 4:57 pm

¿Lo sabía, sabía acaso qué había llegado a hacer Kuni Taka para salvar a Kuro? Maldijo por un momento la escasa atención que le había prestado siempre a todo lo relacionado con la Mancha y las Tierras Sombrías. Tal vez si se hubiera interesado más por esas cuestiones (tan alejadas, por otra parte de su Elemento propio) podría entender por fin todo aquello.

¿Qué sabía ahora? Poco más que antes: Kuro había sido herido de muerte en una incursión a las Tierras Sombrías junto a su sensei, ésta, para salvarle, le había llevado junto a su tío, Kuni Taka, al parecer experto en cuestiones médicas; el Kuni había sido incapaz de salvarle por medios "ortodoxos", por lo que ante la insistencia de la sensei había recurrido a otra técnica, probablemente prohibida o incluso blasfema; para ello, había exigido a la sensei algo, probablemente esa "aguja del corazón" que ella al fin había conseguido no sin salir herida y que al parecer servía para sellar el extraño corazón de Kuro al cuerpo de éste o para activarlo o Shiba sabía para qué; finalmente, alguien había exigido un precio "equivalente a salvar una vida" y sólo había un precio semejante, que Mitsuomi no dudaba que había pagado la propia sensei con su muerte.

Siendo aquello lo que había sucedido o no, Mitsuomi seguía ignorando la naturaleza exacta del corazón y de lo que había hecho Kuni Taka, además del nuevo interrogante planteado por esa tercera persona involucrada en los hechos. Su sospecha de que el corazón fuera algo corrupto seguía manteniéndose.

Ko-kuro -intentó decir-, ¿qué es esto? ¿Es esta la terrible revelación que esperabas?


OUT
La ignorancia de Mitsuomi es la mía también ^^

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6804
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Oct 26, 2009 5:07 pm

OUT
me alegra estar de vuelta, esto se pone interesante neh?
IN


Ko-Kuro tenía los ojos llenos de lágrimas cuando le mirastes, miraba a la nada como perdido mientras un Kokoro inflexible os miraba a los dos con odio. Se acercó y le golpeó en el rostro duramente, con un guantazo sonoro.

"Ahora no me vengas con esas! Yo traté de impedirlo, que te hicieran daño! pero tu siempre tienes que exigir más, siempre quieres saberlo todo! Siempre! Pues esta es la verdad ¡¿Y ahora qué?! ¡¿eh?! ¡Si! Hay lo tienes, lo que quizás siempre has sabido pero que has sido muy cobarde para aceptarlo, lo que yo quería mantener a salvo, nuestra cordura, porque por NOSOTROS sensei murió.

No se puede devolver la vida, es una regla prohibida, no se puede hacer intercambio adecuado, a menos que uses algo que no sea adecuado, y la rueda del destino se parará entonces, un segundo, es cierto, pero no se irá sola si no se quiere alterar todo, los planos, una vida requiere una muerte.

Ella no lo sabía, o si lo sabía era tan estúpida como para dejarnos solos. Pero... ¿Y ahora qué? ¿Crees que seremos capaces de vivir con esto? ¿Con la muerte de nuestro amor a cambiod e nuestra mísera vida? ¿Al recordar que todo lo que nos dijo alguien al que amamos tanto como nuestro tio era mentira? ¿Que puede que él mismo sea quien la matase? ¡¿Eh?! ¡¿Responde?!

¡¿De que sirven ahora las buenas palabras?! ¡¿De qué?! ¡¡Ella está muerta POR NUESTRA CULPA!! y nosotros... nosotros... no somos más.... que un monstruo..."


Dijo mientras Ko-Kuro caía al suelo desplomado y llorando.
Kokoro ahora se encaró hacia ti y con desprecio dijo:

"Ahí tienes el precio del saber. Espero que estés satisfecho."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Mar Oct 27, 2009 2:24 pm

¿Me desprecias, Kokoro-san? -preguntó Mitsuomi con una sonrisa-, ¿o realmente te desprecias a ti mismo? La verdad nos hace libres, siempre. Hay que pagar un precio por esa libertad, obviamente, pero...

Tú, razona -le dijo a Kokoro-. La elección no fue de Isawa Kuro, sino de la sensei: ella tomó la decisión, ella pagó el precio. ¿Es acaso vuestra culpa? ¿Os vinculan acaso las acciones de ella? Isawa Kuro es inocente de cualquier transgresión que se haya cometido aquí. ¿Por qué culparse entonces de algo sobre lo que no se tuvo ninguna culpa y mucho menos ningún poder de decisión? Si ella se lo hubiese comentado a Kuro-san y él no la hubiese detenido... entonces, ¡laméntate! ¡Sufre y carga con la culpa de una cobardía tan grande! Pero ese no es el caso.

Tú, siente -le dijo a Ko-kuro-. La sensei le hizo a su pupilo, a su amor, el mayor de los regalos: detuvo para él la rueda del destino. ¿No es su sacrificio digno de ser celebrado por vosotros? ¿Haréis que fuera en vano? ¿Os sumiréis en la locura y destruireis la vida que ella murió por salvar? Lo que ella quiso es que Isawa Kuro vivira y tú, junto con él -señaló a Kokoro- sois los pilares en los que se sustenta su existencia. ¡Ayudadle, ayudadle a asumir esta verdad!
El problema, es que vosotros no sois quien teneis que tomar la decisión más importante -dijo mirando hacia el espacio que tenía ante él-. Sois la Razón y el Corazón de Isawa Kuro, pero no sois Isawa Kuro. Hay algo más alto, la fuente del Intelecto y de la Pasión, de donde brota todo razonamiento y toda emoción: el Alma.

Kuro-san
-gritó Mitsuomi-, ¿dónde estás? ¡Déjame llegar hasta ti, déjame ayudarte!

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6804
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Oct 28, 2009 4:34 pm

Kokoro balanceó la cabeza en una energica negación, aunque con tanta vehemencia que no parecía ir dirigida contra tí sino quizás hacia sus propios pensamientos, hacis sus propios sentimientos, hacia él mismo, hacia algo que quizás le desagradaba y le...

Anduvo hacia Ko-Kuro, que lloraba en silencio con las palmas sobre su rostro aniñado tapandolo, y se sentó junto a él, primero con desgana, luego le puso un brazo sobre el hombro sin mirarle, para por fin abrazarle y hundir su cabeza entre el pelo de su homónimo.

"No pudimos hacer nada..."

Dijo en voz baja.

"Pero... Sensei... ¿querría esto?..."

No había respuesta, sólo el leve llando ahogado. Una brisa como respiración divina azotó suavemente vuestro mundo mientras Kokoro se le abrazaba con más fuerza.

"Un don... la vida... es el signo de mayor amor entre dos personas... es como concebir un hijo... somos... su hijo..."

De nuevo susurró.

"Debemos... por eso nosotros... debemos... ser... un buen hijo..."

Entonces un destello inmenso surgió de entre aquellos dos entes, tragandolos con intensidad y borrandolos de tus ojos.... la luz no desapareció sino que se acrecentó y te cegó por más de unos minutos... Pero lentamente esa luz fue desapareciendo, y en el lugar en dodne estaban aquellos dos corazones enfrentados, o mejor dicho, aquel único corazón, apareció Kuro, tumbado como un bebé recién nacido, con sus ropajes desprendiendo aún luz y el sonido del latido de un fuerte corazón resonando en aquel espacio.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Mié Oct 28, 2009 4:54 pm

Los habitantes de los Reinos de Marfil creen que hay siete puntos en el cuerpo humano que recogen toda la energía espiritual. Justo sobre el corazón se encuentra el que ellos llaman Anahata. Muchos son los significados de esa palabra: invicto, incólume, indestructible. Anahata es el alma, el punto más alto del ser humano, rozando casi las alturas celestiales de los tres núcleos superiores y divinos.

Mitsuomi lo había sabido siempre: el alma es indestructible. Su luz puede disminuir hasta casi desaparecer, pero nunca se extingue. Incluso en el mayor de los sufrimientos el alma permanece intacta, sí, sufriendo más, pero intacta.

Lo acaba de comprobar. Allí estaba Kuro, su alma, su verdadero ser, libre de las dicotomías. Y brillaba.

Se preguntó si Kuro había comprendido realmente lo que él había querido decirles a Kokoro y Ko-kuro, si las revelaciones que estos habían aceptado al final habrían calado dentro de él. Debía ser así, ¿no? Al fin y al cabo ellos eran él.

Contempló a Kuro en silencio durante unos instantes, incapaz de actuar, de romper aquel momento de sosiego. Kuro yacía como un niño y cuando despertara debería enfrentarse a la crueldad del mundo, pero Mitsuomi estaba seguro de que ahora sabría como afrontarlo, aunque aún quedaban sin resolver algunos enigmas.

Anahata representa también el sonido de los reinos celestiales, el delicado flotar de los astros por firmamento, el rumor de las hojas de los árboles dorados de los cielos, el zumbido de las abejas en los jardines del Sol.

Nacemos ciegos, lo primero que percibimos del mundo son los sonidos, incluso en el vientre de nuestra madre lo hacemos y también es el sonido lo que nos rescata de esa muerte diaria que el sueño. Tal vez toda nuestra vida no sea sino un desesperado intento por recobrar esa melodía que escuchamos antes de nacer, la música de las esferas.

Sea pues, se dijo Mitsuomi, que el sonido te devuelva al mundo, Isawa Kuro.

Despierta, Kuro-san -dijo en voz alta-, despierta.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6804
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Nov 03, 2009 10:51 am

Tu voz resonó con un eco descomunal mientras el todo y la nada se nublaban y una espesa neblina sobre tus ojos caía a la vez que los colores, las formas y tu mismo te difuminabas.

Tu voz resonó una vez más en tu cabeza justo antes de que todo se volviera claro, en aquella sala en donde habías empezado el ritual, sentado en posición seiza, tu cuerpo resistía el empuje de caer hacia adelante sobre un Kuro que dormitaba o mejor dicho, también despertaba en la posición del Loto.

Todo los sonidos del mundo exterior, al que pertenecías, volvieron a tus oídos, el bullicio de la calle, los pasos de los criados por los pasillos, conversaciones que se perdían en las esquinas... Todas las visiones del mundo corpóreo vinieron a tus ojos, el color del tatami, los anaranjados de las fusamas, el marrón de la madera...

Pero, sobretodo, los colores que formaban a Kuro, el cual pareció mantener los ojos cerrados unos segundos antes de abrirlos, mientras su respiración se hacía más y más pausada.

Entocnes abrió los ojos, aquellas orbes negras y sin destellos de luz, opacas como una noche cerrada ahora tenían un brillo particular, extraño, quizás el de una lágrima que no se atrevía a salir en un lacrimar ahora húmedo. Su expresión era una mezcla de paz y angustia, no supistes bien que iba a pasar hasta que Kuro alzó su mano para coger la tuya y con un tono algo atragantado, mientras aquella lágrima escapaba por una de sus mejillas blancas dijo:

"Arigato... Domo Arigato gozaimasu..."

El miedo es el momento antes del valor, lo que hace a este último un sentimiento grande, y fuera para enfrentarse a la muerte con una katana o a la realidad de esta, hacía falta mucho valor...
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Mar Nov 03, 2009 10:01 pm

¿Por qué me das las gracias, Kuro-san? -preguntó Mitsuomi con una sonrisa-. Yo no he hecho nada. Tú eres quien ha buscado la verdad, la ha encontrado y ha pagado el precio por aceptarla. El esfuerzo ha sido tuyo no mío. En todo caso, deberías estarle agradecido a ella, a la que salvó tu vida a costa de la suya. Pero, insisto, no debes castigarte o lamentarte por ello, pues ahora sabes los sentimientos que albergaba hacia ti y que lo que hizo fue un regalo, uno de los más grandes que alguien puede recibir. Ahora tienes algo que muy pocos llegar a poseer en su vida: un propósito para mantenerte vivo incluso en las circunstancias más adversas, pues sabes debes proteger esa vida que ella te dio por segunda vez. Aprovecha la fuerza qeu te da ese conocimiento.

Por otra parte, también puede ser muy prematuro para agradecer nada. Sabemos más que antes acerca de esto, pero ni de lejos conocemos lo más importante, la naturaleza exacta del "corazón" y del ritual que se realizó con él. Aunque, sin duda, las nuevas informaciones que tenemos nos ayudarán mucho para llegar hasta la verdad definitiva. No a mí, desde luego, que soy un ignorante en todo lo relacionado con la sabiduría de los Kuni -se resistió a nombrar directamente a la Mancha y las Tierras Sombrías-, pero tal vez tú si hayas reconocido algo o tu tía, Kura-san, pueda sacar algo en claro con estos nuevos datos.

Pero, animaos, animaos, Kuro-san. En breve tenemos una cena en la Ciudad Prohibida, en presencia de su Divina Majestad, Hantei XVII. Gozad del evento como si acabarais de volver a nacer. Y... contad conmigo para lo que sea.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6804
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Nov 04, 2009 3:57 pm

Kuro se miró las manos como las abría y cerraba lentamente mientras tu hablabas como si fuera consciente por primera vez de que el movimientod e su cuerpo no era sólo suyo, tal como si hubiera perdido la movilidad y ahora lo hubiera recuperado, con asombro y cierta parte de deboción.

"Dice que esta vida nace y muere con sacrificio... lo duro es asumirlo y proseguir por ello...

Pero tenéis razón en algo... no tengo tiempo de lamentaciones, por mucho tiepo he mirado a otro lado...

Esto no es fácil... puedo decirlo ahora y mentiría... sé que me costará mi tiempo, incluido el terminar de saber si yo soy o no puro, si este corazón realmente me ha salvado... pero lo que si que es cierto es que ahora tengo un propósito y una convicción más fuerte que la de antes...

Es curioso... siempre he sido una persona directa, sin tapujos, pero he tratado de no hablar por hablar ni mucho menos de decir cosas que no puedo cumplir... pero ahora mismo siento algo en mi interior que me hace querer, por primera vez, tener algo más de confianza en mí mismo, o quizás sea pura arrogancia y quiero...

Deseo... poder ayudar al Clan con todo lo que sé, con lo que sabía y con lo que ahora tengo... Me gustaría realmente decir... que... pienso ponerselo muy duro a los mellizos, porque pienso llegar a ser el Maestrod e Tierra."


Sentenció.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Jue Nov 05, 2009 11:46 am

De la misma manera que yo quiero ser Maestro del Vacío -dijo Mitsuomi con mucha complicidad. Si no le hubiera parecido siempre un gesto demasiado informal, hubiera guiñado un ojo-. Lo mejor par reconstruir una vida es tener un propósito firme y si este es noble, como es vuestro caso, mejor todavía. Confío en que todo saldrá bien al final. Yo os aconsejaría que de momento os olvidaráis de todo este asunto, en la medida que podáis claro, y dediqueis esta sobremesa a prepararos para el evento que se aproxima. Disfrutad en la medida que todos podremos hacerlo de la cena en la Ciudad Prohibida y ya mañana poneros en contacto con vuestra tía y contádselo todo. Ella sin duda os ofrecerá palabras más útiles que las mías y os ayudará mejor que yo con la investigación.

Sea como sea no os obsesioneis con la idea de la pureza. Es algo terrible en las manos equivocadas. Yo nunca he aspirado a ella. No puede dar la felicidad, sólo colocar una máscara imperturbable sobre nuestro rostro, una máscara dura y fría, como la piel de un muerto. Eso sí, la pureza no depende de vuestro cuerpo, sino del espíritu. Si se demostrara lo peor, es decir que el corazón está corrupto, ¿dejaríais de ser por ello menos noble en vuestro propósitos? No, el cuerpo por su propia naturaleza es impuro y la Mancha ataca al cuerpo, no al alma, aunque cuando la invasión ya es completa se vierte sobre ella como una repugnante miasma. Sólo en ese caso debéis preocuparos.

Pero estamos muy lejos aún de todos esos pensamientos funestos, ¿no es así?
-Mitsuomi trató de hablar de una manera tan animosa como lo hubiera hecho Kazumi-. Lo que os decía: preparémonos y disfrutemos del banquete de esta noche. Promete ser divertido.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6804
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Nov 09, 2009 10:54 am

"Estoy seguro que cualquier Escorpión o incluso cualquier cortesano me mataría por decir lo que pienso hacer, pero, sinceramente, quien piense que puedo sentir lo que voy a deciros no merece mi respeto, y es que, Mitsuomi-san... Dijo mientras se levantaba y se alisaba sus ropajes con una queda sonrisa Estoy en deuda con vos, no dudéis en pedirme lo que gustéis, os debo una lo suficientemente grande como para no olvidarlo de por vida.

Espero que podamos decir que este año comenzó nuestra amistad, y que este día sea el inicio más que cordialidad."





OUT
Te quedaba algo por hacer??
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Lun Nov 09, 2009 2:40 pm

OUT: ¿Acaso dudas que me quede algo por hacer? Pero primero respondamos.

IN

Mitsuomi pensó en responder en un principio con alguna broma, fingiendo ser un despiadado Escorpión (una risa maligna, una mirada aviesa), pero pensó que era improcedente en semejante situación. No dudaba que Kuro daba mucha importancia a los sentimientos que le habían llevado a manifestar aquella deuda. Era un hombre honorable y criado en la disciplina Cangrejo, la deuda que había contraido probablemente no supondría un peso para él, pero estaría verdaderametne dispuesto a complacer a Mitsuomi en lo que este pidiera. Resultaría una horrible falta de respeto tomar a la ligera el ofrecimiento de Kuro.

No os preocupéis, Kuro-san -dijo con una sonrisa cordial-. Somos Fénix, somos Isawa y por tanto hermanos. Es mi obligación, mi deber, ayudaros y como creo que esto aún no está del todo aclarado os reitero mi ofrecimiento para ayudaros a dilucidar del todo este asunto, si bien es cierto que de momento mis recursos se han acabado.

Y, por supuesto, no dudeis en considerarme vuestro amigo. Aunque he vivido casi toda mi vida dentro de Kyuden Isawa, no he tenido oportunidad de relacionarme demasiado, no en vano soy un Ishiken, ya sabeis, siempre perdido en mis ensoñaciones. Pero esta ciudad me está abriendo más, pues estoy conociendo a muchísima gente interesante. Lo cual es de agradecer, no sé si a los dioses, al destino o a esa misma gente, ¿por existir tal vez? Nah, pero olvidad estas palabras tan insensatas. Como os he dicho, no dudeis es acercaros a mí con lo que necesiteis. Y quien sabe, tal vez seamos compañeros de un círculo algo más reducido -añadió al final con una sonrisa si no abiertamente maliciosa, si
bastante pícara.

OUT
BIen, en cuanto a lo que queda por hacer:
a - Mandé a Akemi a por Otsu y tengo que hablar con ella sobre la agenda y su futuro.
b - Isawa Sanjiro tiene que informarme de como le fue pidicneod mi cita con murasaki.
c - tiempo libre si queda, tengo que pensar si hago una cosa o no

Recuerda que en teoria me han tenido que llegar las dos cartas de los embajadores grulla y leon. Tal vez me las podria traer otsu o sanjiro.

Todo esto claro, condicionado al tiempo en que hayas decidido que hay que ir hacia la cena.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6804
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Nov 23, 2009 11:17 am

Kuro agradeció tu ayuda una vez más y se despidió no sin antes rozar de manera amigable tu hombro con una sonrisa escueta pero muy cálida antes de desaparecer por la esquina de un largo pasillo.

Aún, como en tu vida desde que habías llegado a la ciudad, quedaba mucho que hacer, por lo menos un par de conversaciones pedientes antes de empezar a vestirte y a acicalarte.

Pensando en esto un criado que te vio andando y meditando por el pasillo se te acercó y te espetó:

"Mitsuomi-sama, Sanjiro-sama me manda a decirle que le espera en su despacho con su trabajo hecho."

Por lo cual te dirigistes hacia donde se te había ubicado como nuevo ayudante de Emi-sama, en un despacho acomodado entre varios jardines interiores agradablemente lejos de la escena del crimen.

Sanjiro esperaba pacientemente en una erguida y noble posición que delataba cierto orgullo de si mismo, lo que te avecinaba una buena noticia, casi de por seguro, pero claro, los matices era lo maravilloso del mundo de la corte...

"Fui como me dijistes a la Embajada Escorpión."

Dijo mientras te sentabas y le dabas paso a que hablara.

"Al parecer Murasaki-sama había salido cuando yo llegué... Sin embargo estuve hablando con su secretaria. Al cabo de unos minutos volvió de nuevo esta, parecía haberse olvidado algo, y así pude hablar directamente con ella.

Al principio parecía con prisa, pero, en cuanto oyó hablar de usted sonrió levemente y asintió.

Sus palabras fueron....

"Cuando guste en cuanto guste."

Tras lo cual añadió que estaba deseosa no sólo de acabar con los lazos que la unían a tan peliagudo asunto y que así "de paso" por fin podía conoceros en persona a lo cual añadió "más de lo que de por seguro podremos hablar en la Cena"

Así pues, tras su marcha su secretaria me dijo que Murasaki-sama atiende a visitas sobretodo por las mañanas y que eligierais día y hora, y ella vería cómo hacer hueco en su agenda."




OUT

Tu como no......... XD No tendras mucho tiempo libre, quiero tardar lo menos posible en anular los paralelismos.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Lun Nov 23, 2009 11:37 am

Mitsuomi sonrió complacido, pero no para Sanjiro, sino para sí mismo. Así que la secretaria del Embajador Escorpión dejaba de tener prisa al escuchar su nombre. Se sentía levemente halagado y también algo asustado por despertar tanto la atención de un Clan con la reputación del Escorpión, pero no podía arrepetentirse ahora, es lo que él mismo se había buscado.

Tampoco aquello le pillaba de nuevas. Lo que le había contado Aya aquella mañana, la conversación en clave entre el Embajador y sus secretarias, ya le había dado pruebas del interés que se estaban tomando en su persona.

De momento no podía hacer otra cosa que aprovechar aquella circunstancia lo mejor que pudiese, teniendo siempre presente que él podía convertirse perfectamente en un pequeño insecto atrapado en la telaraña de un voraz y despiadado arácnido. Pero yo también sé nada, pensó por un momento.

Os agradezco mucho vuestra ayuda, Sanjiro-san -dijo cordialmente-. Lo habéis hecho muy bien. Puesto que la dama al parecer hablará conmigo esta noche durante la cena, ya concertaré en ese momento la cita, que supongo será para mañana por la mañana después de la reunión de la Comisión. No os robaré más tiempo, Sanjiro-san, sin duda tendréis mucho que hacer o querréis descansar. Espero poder contar con vuestra ayuda en el futuro y si deseais algo de mí no dudéis en planteármelo.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6804
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Nov 25, 2009 5:58 pm

"Hai! Hai sama! Como gustéis, me siento halagado de serle de utilidad, se lo aseguro, no dude en recurrir a mi siempre que lo necesite, es mi trabajo, facilitar el suyo."

Dijo amable y energicamente el chico antes de salir. Justo al abrir la fusama la figura radiante y elegante de Akemi apareció acompañada en un segundo plano de la pequeña y frágil, sobretodo en estas circunstancias, Otsu.

Sanjiro hizo una reverencia al verlas y una vez más hacia ti antes de desaparecer. Akemi dejó pasar en un primer lugar a Otsu mientras ella hechaba un leve vistazo al pasillo antes de entrar y cerrar la fusama, formación de yojimbo, pensates, antes quizás hubiera estado de más pero con un asesinato en los muros de la Embajada, bedijistes en tus pensamientos tal diligencia.

Mientras Otsu se sentaba Akemi decidió permanecer de pie mientras daba pequeños paseos por el fondo de la sala, muy callada y atenta como si tratara de escuchar más lo que pasaba fuera de la habitación que dentro. No pudistes dejar de notar que en su cinto, uno que antes en aquellas instalaciones sólo llevaba el wakizashi ahora llevaba el daisho completo.

Otsu alisó bien su kimono al sentarse y esperó a que su señor hablara primero, como manda la etiqueta de castas.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Mié Nov 25, 2009 9:13 pm

Al encontrarse de nuevo con Akemi, Mitsuomi pensó que llevaba sin verla una eternidad. El asunto con Kuro había sido tan intenso que había desdibujado por un momento todo lo demás a su alrededor. Estaba contento de retomar de nuevo un ritmo y unas actividades que pudieran considerarse "normales".

Saludos, Otsu -dijo con cordialidad a la antigua criada de Asako Hiro-, espero que tu traslado a la residencia de los yojimbos no te haya supueso un cambio de actividades algo turbador o incluso oneroso, siendo como eras la servidora del secretario de un Embajador. He de reconocer que fue obra mía, pues estoy seriamente preocupado por tu seguridad, puesto que posees sin duda informaciones que el asesino de tu antiguo señor no querrá que salgan a la luz.

Además, tal vez al estudiar la agenda de Hiro-san hayas encontrado algo interesante, ¿ha sido ese el caso?

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6804
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Nov 26, 2009 9:28 am

Otsu negó levemente con la cabeza y se excusó:

"No, en absoluto, aprecio mucho su interés en que mi vida siga su curso, se lo aseguro, creo que en esta Embajada, aunque he tenido una despedida muy agria siempre he tenido la suerte de que me traten con cariño especial...

Así pues por favor no os desonréis al pensar que una heimin como yo no encuentra halagador que tan siquiera hayáis pensado en salvarme la vida..."

Luego juntó sus manos en su regazo y comenzó a hablar esta vez en un tono menos cortés, más despacio y bajo. Akemi la miró de reojo para luego quedarsete mirando unos segundos antes de desviar la mirada despacio, como si tratara de ver si estabas bien tras el encuentro con Kuro, el cual ella conocía, al igual que el riesgo.

"He decidido, sama, no tomar notas de nada lo que estudiaba... por si hay algún infiltrado... por lo menos en este primer estudio... Una vez que os cuente lo que he podido avergiguar puede que vos queráis que cambie de estrategia...

Bien... leyendo la agenda me he percatado de ciertas variaciones insignificantes que ni yo misma me había percatado en un primer momento...

Verá, Asako Emi-sama usualmente mantiene una fluida correspondencia con Asako Tadahisa, señor de los Asako y con Shiba Ruriko, señora de los Shiba. Obviamente ser embajador de una ciudad como esta requiere muchos reportes a los superiores, Kondou-sama hacía otro tanto con Isawa Mizuno-sama... Lo que he notado es que en los últimos tiempos Kondou-sama había cambiado el cauce del carteo usual, ahora Emi-sama sólo escribía a su señor y Kondou-sama a Mizuno-sama y Ruriko-sama.

En un primer momento no parece que tenga mayor relevancia, sino fuera a ser por cierto detalle... Hiro-san tuvo que enviar varias cartas el mismo, de Kondou-sama, ya que cierto tiempo del invierno su ayudante estaba indispuesto. Nada inusual, incluso guardó, como se debe, los registros de los sucesos. Me llamó la atención que cierto día el mismo mensaje fue enviado con el mismo sello, uno que se usaban Emi-sama y Kondou-sama (y usan) especialmente cuando le mandan a sus superiores cartas, pero hacia el lado opuesto, hacia territorio Escorpión.

Hiro-sama no le debió dar mucha importancia, creo que ni se fijó en el detalle, pero claro visto que hay que estar al detalle me dediqué a rebuscar y encontré que cada cierto tiempo periodico, una vez al mes era enviada una carta exactamente igual, con el mismo sello y el mismo destino. Traté de rastrearlo, pero al parecer, la carta iba dirigida hacia la Embajada Escorpión antes de desaparecer, parece que esta es la pantalla para no rastrearlo...

Pero si he conseguido saber quien es el responsable de mandarlo a donde se deba... y esa persona es Shosuro Murasaki.

Puede que tenga que ver el porqué quería reunirse con ambos ese mismo día..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Jue Nov 26, 2009 4:43 pm

Es decir, por casualidad, Hiro-san envió una carta del Embajador Isawa -repitió Mitsuomi para ver si lo había entendido- y dicha carta llevaba los sellos habituales que empleaba habitualmente para dirigirse a sus superiores, pero esta vez iba dirigida a la Embajada Escorpión. ¿No es así?

Por otra parte, ¿la Embajadora Emi-sama dejó de escribirse con la Campeona Shiba como solía hacer y pasó a hacerlo Isawa Kondou? Esto último me parece no sospechoso como lo anterior, sino incomprensible. Hoy mismo he desayunado con ambas y la relación parecía enormemente cordial. ¿Por qué dejarían de cartearse? ¿Sería acaso una petición de Isawa Kondou?

Pero lo más intrigante, ciertamente, son esas cartas a la Embajada Escorpión que luego se remitían a territorio Escorpión. ¿Qué motivo tendría para hacer algo así?


Mitsuomi calló por un momento y luego sonrió.

Nah, creo conocer el motivo perfectamente y esto confirma algo que sospechaba. Sobre lo primero prometí guardar silencio, pero está claro que no voy a proteger a los Escorpión. Lo que no me gusta es el papel de mano ejecutora, veremos quién puede hacer eso de manera eficiente en mi lugar. Y si caen unos caerá el otro.

Mitsuomi se dio cuenta de que había estado expresando en voz alta, las ideas que se la habían ocurrido y que tan sólo estaban dedicadas a priori a sí mismo. Miró a Otsu sin perder la sonrisa.

Creo que Hiro-san le prestó mucha atención a este asunto, Otsu. Creo que vio que era algo muy raro y se citó primero con Asako Emi para comentárselo, pero ésta tuvo que cambiar la cita por mi culpa y tuvo que planteárselo a Isawa Kondou. Es fácil suponer que le planteó directamente a este todo el asunto. tal vez incluso, Hiro-san había visto el contenido de alguna de las cartas y pidió explicaciones al Embajador. Además de eso pidió una reunión con Shosuro Murasaki, probablemente con la intención de aclararlo más. Pero, entre medias, murió. La pregunta es, ¿murió por lo que había descubierto sobre todo este asunto que implica a nuestro querido embajador y a los Escorpión o por otra razón?

Lo que no dijo en voz alta fue: ¿descubrió Asako Hiro que Isawa Kondou era gozoku y que tenía contactos con los gozoku Escorpión? Si todo lo que le había dicho Kondou era cierto y él se inclinaba a pensarlo, el propio Kondou no había cargado contra Hiro, pero, ¿se lo habría contado a alguien más, tal vez a los Escorpión, y estos no habrían tenido reparos en actuar? ¿Cómo encajaba todo el asunto de Akodo Yoshinaka en esto? El uso de drogas indicaba a algún tipo de maniobra Escorpión. Pudiera ser que los Escorpión hubieran visto la posibilidad de matar a un potencial enemigo que sabía demasiado, Asako Hiro, al mismo tiempo que incriminaban en el acto a un león de cierta importancia, enemistando al Fénix y al León, con el consecuente desprestigio de este último; una gran maniobra en el momento actual, pues les interesaba más que el Cangrejo fuera la Mano Derecha y no el León, pues el primero sería más fácil de manipular.

Aquello resultaba muy lógico, pero, ¿sería así o ambas tramas no tendrían realmente una relación y se habrían encontrado por casualidad? No era conveniente olvidar que Yoshinaka había salido de la Embajada León herido. ¿Por quién? Era muy factible que se hubiera encontrado con el verdadero asesino que nada tendría que ver con la trama gozoku.

La cosa se complicaba. Si estas últimas suposiciones eran ciertas, el asesinato de Asako Hiro había sido planeado por dos mentes al mismo tiempo: una lo habría ejecutado y la otra habría llegado un poco más tarde.

Y luego estaba cierta idea verdaderamente extraña que se había aposentado poco a poco en su mente.

De momento lo mejor sería aguardar hasta que pudeira hablar con Kondou y con Murasaki más detalladamente.

Decidme una cosa, Otsu -dijo-, ¿cómo reaccionó Asako Emi-sama cuando le pedísteis la agenda? Contadme vuestra entrevista con ella. ¿Tenéis aún la agenda?

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6804
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Nov 27, 2009 11:42 am

Otsu pareció sorprendida por el giro al que habías tomado, meditó unos segundos mientras se miraba las manos y en derredor por unos segundos y al final fijó la mirada y asintió para si misma ante de comenzar a hablar.

"Ahm... Bueno, Shiba Goro-sama me acompañó, o mejor dicho, le acompañé hacia donde Emi-sama estaba y pedí un segundo de su tiempo. Parecía muy ocupada, había montañas de papeles, incluso más de lo habitual, pero claro, esta noche es algo fuera de lo habitual.

Emi-sama siempre es amable conmigo, aunque ella no tenga ni porque mirarme siempre me trata muy bien, me hizo sentarme e intercambiamos un par de palabras amables antes de hablar un poco de mi fallecido señor... Se veía cansada, las ojeras estaban tapadas con maquillaje, pero estaban ahí...

Tras una leve plática sobre Hiro-sama me pidió que expresara a lo que había ido y le conté que necesitaba el diario... Ahm... no pareció muy sorprendida, la verdad, asintió y dejó una sonrisa apretada en los labios, fina y amigable, como cuando revisaba mi trabajo en el pasado y me felicitaba... dijo algo como:

"No te preocupes, era de esperar."

Y luego mandó a un criado a que se lo pidiera a Isawa Seiryo, pues miembros de la comisión también lo andaban inspeccionando. Si no recuerdo mal la excusa para que me lo dieran fue que había que copiar el resto de las citas para seguir con la vida de la Embajada lo antes posible.

No se opuso en absoluto. Cuando me lo dio parecía mirarlo con ojos... extraños, rozó la tapa del diario como si fuera un diamante... creo que era añoranza, suspiró hondamente y me lo entregó con otro suspiro.

Lo he tenido casi todo el día, pero antes de que me llamara me la crucé por un pasillo y me espetó que "no lo tuviera en grandes lapsus de tiempo porque había otros que se lo habían pedido, que trabajara en periodos interrumpidos" así que lo devolví tras hacer mis indagaciones...

¿es eso realmente importante señor?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Vie Nov 27, 2009 2:43 pm

No, Otsu no -respondió Mitsuomi-. La información más vital de la agenda sin duda era lo que arrancaron y si tú, que eras la persona más cercana a Asako Hiro-san no has descubierto nada más, no creo que la agenda pueda ofrecernos más información. Aún así, hablaré con Seyrio-san, pues tal vez su escrutinio haya resultado fructífero. Es sin duda un hombre muy inteligente, más de lo que puedo serlo yo.
¿Se habría dado cuenta Seyrio de lo que le había revelado Otsu. En ese caso, Mitsuomi podía sentirse aliviado, pues todo se habría solucionado por sí mismo, pero lo dudaba, pues a Seyrio le faltaba mucha información que la heimin poseía por su actividad diaria junto al secretario. Aún así, Mitsuomi confiaba en la perspicacia del tensai y si ésta no hubiera sido suficiente, era muy posible que él pudiera darle un pequeño empujoncito en la dirección correcta.

Prefirió no seguir ahondando en sus preguntas sobre Asako Emi. ¿Cómo podría justificarlas ante Otsu? ¿Podía acaso decirle la verdad: que una oscura sospecha contra la Embajadora había anidado en su mente retorcida y paranoica? No, mejor dejarlo así.

Bueno, Otsu -dijo tras un breve silencio-, creo que debemos preocuparnos ahora por tu futuro. Que sirvieras a Hiro-san no implica que tengas que servirme a mí, pero creo que él querría que tu devoción fuera recompensada. Es posible que tengas deseos o sueños, algún destino especial en mente, alguna función que desees desempeñar; si tal es el caso no dudes en decírmelo ahora y si es algo razonable haré lo que pueda por ayudarte.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6804
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Nov 30, 2009 11:51 am

Otsu asintió despacio y con una educación cuidada, como ya había hecho gala en anteriores ocasiones y respondió:

"Bueno, sama, siempre puedo de ir revisandola poco a poco, tampoco es que tuviera mucho tiempo para hacerlo, y no me cuesta demasiado si me consigue un hueco cerciorarme de que todo esta por fin en orden... Estpy a su servicio, gustosa... ya le dije que yo... aunque no lo merezca, estoy especialmente interesada en que este asunto salga a la luz... por la memoria de Hiro-sama..."

Luego meditó tus palabras y miró hacia el vacío unos segundos.

"Lo cierto... es que nunca me lo había planteado... podría haber sido una criada de cocina... pero Hiro-sama vio en mí algo más, he sido educada con una paciencia que no merecía, crecido entre estas paredes y estos documentos hasta amar esta forma de vida... Es cierto, mentiría si dijera lo contrario... que me ha dado algo de miedo esta situación... uno teme por su vida, y quien no lo hace esta o mejor dicho, no está del todo sano... en mi opinión... pero... la verdad es que no me gustaría apartarme de aquí. He hecho muchos amigos, no sólo en esta Embajada, conozco a cada uno de los criados del resto de las Embajadas, de las Bibliotecas, de los puestos de guardias de los cuatro distritos interiores, de casa importantes y no tanto, de templos... y creo que eso os podría ser muy útil, y yo me siento completa cuando puedo ser de utilidad..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Lun Nov 30, 2009 3:23 pm

Mitsuomi sonrió complacido y no sin cierta ternura.

Intentaré conseguir la agenda más adelante, podríamos repasarla juntos -dijo-. Respecto a la otra cuestión. Me alegra saber que te gusta ser de utilidad, pues es un sentimiento más raro de lo que pudiera parecer, incluso entre los samurai, que supuestamente son "los que sirven". La verdad es que me gustaría bastante contar con tus servicios, al menos mientras me encuentre en esta Embajada -Mitsuomi no podía olvidar que el cargo que ahora mismo ostentaba para él tenía carácter temporal-. Supongo que no será un cambio muy brusco para ti, pues yo desempeño las mismas funciones que Hiro-san -¿era así realmente? De momento al parecer no. Asako Emi le había entregado aquel cargo sin darle realmente misiones importantes, ni hablarle de cuales eran sus funciones concretas-. Luego, pues ya veremos que pasa. Respecto a tu seguridad, es lógico que te preocupes y que yo también lo haga, dada la situación. Te prometo que haré lo que esté en mi mano para garantizar tu integridad.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6804
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Dic 01, 2009 11:37 am

"Se molesta mucho más de lo que debiera por una simple heimin, sama, pero se lo agradezco de todo corazón."

Dijo Otsu mientras tocaba con su cabeza el suelo.

"Le reitero que toda la ayuda que pueda sacar de mí estaré encantada de proporcionársela... Puesto que en cuanto Emi-sama se reuna con vos y empiece el verdadero trabajo, váis a necesitar delegar si valoráis vuestro tiempo..."




OUT
si no me equivoco... ya estamos terminados???
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Mitsuomi
Ishi erudito
Mensajes: 1719
Registrado: Mié Sep 24, 2008 9:41 am

Mensaje por Isawa_Mitsuomi » Mar Dic 01, 2009 3:26 pm

Siempre he pensado que uno ha de ganarse a los que le rodean mediante el respeto y no mediante el miedo y tratar a todos en su justa medida. No considero justo menospreciar a alguien tan sólo por ser de una casta inferior, sobre todo porque así uno puede perder los talentos y la inteligencia de quienes le sirven. Digamos que me gusta atemperar los rigores del Orden Celestial, creo que es la única blasfemia que me permito.
Terminó diciendo aquello con una sonrisa. Tal era la manera en la que quería gobernar cuando fuera Maestro del Vacío, ganándose el respeto de los que estaban bajo y junto a él, pues lo consideraba una manera mucho más eficaz que el miedo, pues si ese miedo desaparecía la rebelión aparecía casi de inmediato. Además, todo funcionaba mejor cuando la gente trabajaba a gusto.

Bueno, pues habiendo aclarado estas cuestiones -dijo alegremente-. ¿Qué tal si me ayudais a vestirme para la cena? Tengo un kimono muy especial que no he estrenado nunca esperando una ocasión especial como esta...


OUT
Sí, termina esto y paso ya del todo a la cena.

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6804
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Dic 02, 2009 11:31 am

Otsu se inclinó respetuosamente ante tus palabras y tu persona cuando te levantastes para poder dirigirte a tus aposentos y así comenzar a aderezarte para la cena y os siguió a Akemi y a ti con el fin de ayudar en el cometido asignado en aquel momento mientras las ideas revoloteaban inquietas en la mente acerca de no sólo una pomposa fiesta.

Las calles de la ciudad pronto se llenarían con los colores de los clanes en una ascensión más que literal...



OUT
fin de tema
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado