Día 2º.- Distrito Kanjo.- Embajada Fénix.- Mediodía

Registro de las Historias de OU.
Cerrado
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6798
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Día 2º.- Distrito Kanjo.- Embajada Fénix.- Mediodía

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Nov 07, 2008 3:05 pm

Isawa Hiromi

Quizás debieras haberte asegurado de por dónde ibas, o haber buscado un guía aunque cada persona que preguntabas estaba más perdida que la anterior. Esta ciudad era un caos arquitectçonico, donde te decían que no había una calle lo había y por donde se suponía que tenías que pasar había un edificio. Así pues tardastes lo indecible en salir del distrito en donde te hayabas y puro esfuerzo psíquico y físico, pues la ciudad era muy grande, en llegar hasta el distrito interior Kanjo, en donde sólo la casta samurai puede entrar.

La Embajada del Fénix estaba en uno de los cuatro distritos interiores, y haciendo uno de paciencia y maña fuistes preguntanado y fallando hasta que por fin, al final de una calle un enorme edificio con el mon del Clan te alertó de que lo habías logrado.

Las calles estaban llenas de gente que iban y venían de comprar, pasear, de hacer guardia, de sus que haceres,... Todo lleno de colorido y glamour en uno de los barrios mejores de la ciudad.

Cuando arrivastes al lado de la embajada, un complejo de edificios de dos plantas con forma de U de arquyitectura tradicional, vistes como muchos de tus hermanos entraban y salían con prestreza. Todo en esa ciudad era frenético.

Entrastes algo desorientada hasta que te topastes con lo que sería una recepción en donde dos gemelas atendían a unos Asako que estaban a puntod e marcharse. Cuando esto sucedió, una atendió unos papeles que tenía que firmar al parecer y la otra, con una enorme sonrisa en los labios te preguntó:

"¿En qué puedo servirla Isawa-sama? ¿es nueva en la ciudad? ¿Busca residencia? ¿Quizás tenga una audiencia con alguno de los embajadores?"

-------------------------------------------------------------------------------------
Isawa Misae


"Estupida, estupida, estupida" bueno, ya se cayaria la maldita voz... " ¿porque no te has informado antes de salir? hubiera sido hasta inteligente" la voz de mi cabeza estaba empezando a ponerme de mal humor, no porque no dejara de tener razon sino porque no dejaba de repetir las cosas una y otra vez, ya me era lo suficientemente dificil poder orientarme con las instrucciones que me habian dado como para estar discutiendo con la maldita voz, "¡basta ya! recuerda todo lo que ha pasado ¿de verdad crees que tenia la cabeza como para pensar en esto?, hazalgo util y dejame en paz por un rato" y parecio que me hizo caso... hasta que al volver a girar una esquina me daba de bruces con un edificio que no deberia de estar ahi... entonces volvio a la carga.

Cuando llegue a el distrito interior me alegre de por lo menos haber llegado hasta ahi, bueno, ahora solo me faltaba encontrar mi embajada, aun me quedaba medio dia para poder hacerlo... pero no tarde tanto... gracias a los kami...

El edificio me parecio muy hermoso, lo contemple unos instantes y entre dentro... "no, otra vez perdida no..." .Con todo ese ajetreo de gente que iba y venia me volvi a sentir perdida por decima vez en todo el dia, si iba a ser asi mi estancia en la capital mal lo iba a pasar, asi que volvi a hacer algo que con mayor o menor resultado me habia dado para llegar a mi destino... preguntar.

Una samurai-ko muy amable me guio hasta el sitio donde debia de presentarme, y despues de haberselo agredecido de la manera correcta fui hasta el lugar...

"¿En qué puedo servirla Isawa-sama? ¿es nueva en la ciudad? ¿Busca residencia? ¿Quizás tenga una audiencia con alguno de los embajadores?"

Le devolvi la sonrisa a la recepcionista y le conteste...
"Buenos dias... soy nueva en la ciudad... he llegado hace poco... venia a ofrecer mis respetos al embajador"

Y le volvi a ofrecer una de mis mejores sonrisas...

-----------------------------------------------------------------------------------


"Por supuesto, Isawa Misae-sama, le atenderemos en un momento. Sígame por favor."

Dijo una de las gemelas recepcionistas, la cual salió de detás del mostrador y te indicó que la siguieras por los pasillos.

"Ahora mismo los embajadores, Isawa Kondou-sama e Asako Emi-sama están muy ocupados con el asunto de que los candidatos a Maestros están en la Ciudad y hay que tratar de impedir el Campeonato de Jade, pero el viceembajador de Asako Emi, Asako Gohei le atenderá encantado."

Habías oído decir que los que podrían ser Maestros Elementales habían llegado a la ciudad para hacerse un nombre y beneficiar su elección, todos juntos, todos luchando por sí mismos y por el Clan con tal de impedir el campeonato de jade que tanto os desonrraba. Sin embargo, bien era cierto que tu mente ahora donde menos estaba era con el clan...

Había dicho que la mano derecha de Asako Emi era ese tal Asako Gohei, el que te recibiría... pues bien...

Al llegar a uno de los patios interiores fuistes llevada ante una puerta que daba a un pequeño recinto lleno de paz donde sólo se oía el sonido del agua de una cañita callendo.

"Este es su despacho."

Te dijo la muchacha, mientras se inclinaba para abrirte la puerta.

"No escatime en pedirnos lo que desee."

Anotó muy amablemente antes de irse. La puerta se abrió y dejó ver un despacho bien amueblado lleno de pequños detalles como retablos en las paredes, verosos en los shojis pintados o jarrones con flores, todo ello entre estanterías llenísismas de documentos. En una mesa baja y ancha y llena igualmente de pergaminos y papeles había un hombre que tendía unos treinta y muchos años, no sabrías decirlo con certeza. Era moreno, tenía el pelo corto con una coleta bien cogida en estilo tradicional (la coleta no el pelo) y un bigote bien poblado en una tez blanca y de rasgos duros. sus ojos, cuando entrastes estaban examinando algo, pero al notarte entrar la levantó y vistes unas orbes negras y penetrantes. Era una sensación extraña, ese hombre representaba a un padre duro, pero seguramente justo, no como el tuyo. Inspiraba confianza y respeto sólo con verle allí sentado, con su kimono de buena calidad bien ataviado y sus quehaceres ordenados.

"Pase señorita Isawa, y siéntese... ¿desea un poco de té?"

Te dijo amablemente mientras te sentabas. Tras tu respuesta y decirle a qué habías venido el te pidió tus documentos de viaje, los cuales en cuanto los tuvo se puso a inspeccionarlos y al parecer como a copiarlos.

"Una copia será llevada al registro Asako de visitantes de la ciudad y permanencia en ella."

Te informó cuando vio tu cara entre el desconcierto y la curiosidad del motivo por el que harías eso.

"Y dígame... señorita... ¿Dónde se hospeda? necesita nuestra ayuda, tenemos posadas en las que se guardan a nuestros hermanos e itinerarios para los nuevos. Aparte de eso... En su visado pone que viene por motivos diplomáticos a la ciudad. ¿Puede concretármelo? Esta primavera los movimientos diplomáticos, o considerados así son muchos... es por mera formalidad, para sbaer qué debo decir en e Registro, y, sobretodo, para saber si puedo ayudarla en algo más con respecto a sus pensamientos de su estancia en la capital."

------------------------------------------------------------------------------------

Segui a la recepcionista por los pasillos de la embajada, maravillandome de la arquitectura del edificio, hinchandome de orgullo de pertencer a ese clan, " Solo es un edificio..." ya empezaba....

Cuando me enseño el despacho me despedi de ella con educacion y respeto, y a partir de ahi espere a que el ayudante del governador se dignara a dirigirme la palabra... Mientas esperaba le observe todo lo detenidamente que pude sin que se sintiera ofendido por ello. Me soprendi de la dureza de su cara y de lo ordeando del despacho... indicaba una gran personalidad y rectitud, habria que acordarse de ello...

Le di los papeles como el me indico y no me gusto demasiado que transcribiera todo lo que ponia en ellos, pero tambien es verdad que era mi primer viaje "oficial" y no tenia claro muchas cosas de las que estaban pasando, asi que me guarde mis recelos, pero no baje la guardia.

¿En que posada me hospedaba....? " ainssssss, ¡no me acuerdo! " intente ganar un poco de tiempo sonriendo "poco tiempo vas ha ganar asi..." " ayudame, como era, ¿la sobriedad del Hantei? ¿ la honorabilidad del Hantei? aaahhh, ¿ cual era? " " puf, menos mal que me tienes a mi... "Posada la Esperanza de los Hantei", distrito exterior Dozan"

" Gracias por el ofrecimiento, pero ya estoy hospedada en una posada, es "La posada de la Esperanza de los Hantei", esta en el distrito exterior Dozan" otra sonrisa para que la otra no pareciera forzada o... para ganar tiempo, continuemos...
" La razon por la cual he venido a la capital es debido a que mi honorable padre decidio que no solo de libros y estudios debe ser la educacion de su hija, asi que me manda aqui para aprender la vida en la capital y poder ayudar a mi clan de la manera que mejor estimen ustedes otra sonrisa...

" Espero de verdad que me tome por una niña malcriada y estupida para que no me tenga perdiendo mucho el tiempo..."

------------------------------------------------------------------------------------

El hombre anotó aquello que decía en un instante y de nuevo se volvió hacia ti.

"Si necesita protección también podemos proporcionarle un yojimbo."

En ese momento estuvistes a punto de sonreir al pensar en la persona que te protegía.

Tras esperar tu respuesta porsiguió hablando:

"Si ha venido a aprender entonces hay mucho que hacer en esta ciudad, si lo desea puede pasarse por esta embajada a menduo, aquí hay muchas personas interesantes y hacer vida en sociedad es lo que hace que conozcamos a las personas adecuadas para nuestra formación."

Te sonrió amablemente mientras te devolvía tus papeles ya copiados y dejabas a trás el malestar del principio, pues ese hombre era ciertamente encantador aunque con un cariz paternal que aunque pudiera disgustarte como mucho te hacía pensar en la mala suerte que tu habías tenido por no tener a alguien como él de progenitor. Entonces te tendió algo que en un principio no supistes que era.

"Es la entrada para una representación que esta tarde habrá en el teatro del Pavo Chillón, en el distrito exterior Ieku. Mucha gente asistirá, dicen que es una gran compañía la que hace la obra. Vaya, relacionese y disfrute de su estancia en esta bella ciudad. Una jovencita tan encantadora de por seguro que pronto hará buenos amigos.

Aproveche que no tiene que trabajar mucho! jeje"

-------------------------------------------------------------------------------------

¿si necesito proteccion? no, mas bien no. Me costo muchisimo no poder sonreir...

Os agradezco el ofrecimiento, pero por ahora no me hara falta, gracias

Escuche sus siguientes palabras con antencion... pero otra parte de mi se moria de envidia por la familia que tendria ese hombre ¿porque no habia tenido yo a alguien asi? habria sido tan feliz... y quizas lo seguiria dando. En seguida otro pensamiento vino a mi mente, si hubiera sido feliz, si los acontecimientos no hubieran sucedido de la manera que sucedieron, ahora no estaria aqui, ahora no estaria con Setsuna... quizas las cosas hayan sucedido por bien... quizas ha pasado lo que tenia que pasar....

¿una representacion? ¿tengo que ir a una representacion? la idea no me hacia mucha gracia, es tiempo perdido... o no... dependiendo de como llevara las cosas podria ser de gran ayuda las amistades que pueda hacer alli... ummm, bueno, no tengo mas remedio que ir. Supire interiormente, el deber para con el clan...



Para mi sera un gran honor ir a la representacion teatral de esta tarde sonreir entusiasmada, o por lo menos a el le pareceria que lo sentia.

-------------------------------------------------------------------------------------

Sin más dilación de la debida te despedistes de aquel buen hombre para ir a reunirte con la persona con la que realmente querías pasar tiempo. Aunque parecía que las cosas se ponían de manera que todo se complicara para que no pudierais a pasar tiempo juntos... en fin... cosas del clan...

Así pues, tras pregunatrle dónde se encontraba el Pavo Chillón y hacerte con un mapa que ya te adviriteron que podía ser confuso, como aquella ciudad, te fuistes directamente para la casa de Setsuna para empezar cuanto antes a aprender...
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado