Día 1º- Distrito Jumarashi- Residencia de Kuni Heisa- Noche

Registro de las Historias de OU.
Cerrado
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6804
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Día 1º- Distrito Jumarashi- Residencia de Kuni Heisa- Noche

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Nov 13, 2008 7:05 pm

Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

¿Por fin en casa? Bueno... era una forma de decirlo... sobretodo tras aquella tarde, sin embargo tus quebraderos de cabeza no terminarían allí, no, de eso nada. En la puerta de la casa aguardaba un crispante Asako...

"Buenas noches."

Dijo con tono amable y risueño mientras Heisa pasaba delante suyo hacia el interior de la casa sin prestarle mucha atención. Lo habías olvidado ese crispante Inquisidor tenía una reunión con Heisa por la noche...

"Puedes irte a bañar y a cambiarte si quieres Kaigen, yo me ocupo de Asako-san."

Te infomó mientras se dirigía al salón de té. Otra cosa es lo que tu hicieras... la dejarías a solas con él?????



Hida_Kaigen

En casa al fin, después de un día tan largo y con tantos problemas. No negaba haber hecho algunos progresos, pero estaba cansado, sucio y realmente bastante perturbado por lo ocurrido hoy.

Pero las fortunas estaban decididas a probar la paciencia de este pobre cangrejo, por que, realmente no lo sabia. Pero el empeño que le estaban poniendo al día de hoy rayaba lo macabro, la fortuna de la ironía era la que se decidía a molestarme ahora.

El Asako estaba en la puerta de la casa esperando por la llegada de Heisa, por que de seguro no quería saber mucho de mi.

“puedes ir a bañarte y cambiarte si quieres yo me ocupo” dijo Heisa y raras ideas cruzaron mi cabeza.

Primero me vi salir de la ducha desnudo por gritos en la habitación donde se reunirían, encontrar al Asako y a Heisa haciendo el amor, mi katana cortando los dos cuerpos de un solo golpe…pero eso implicaba desconfiar de Heisa, así que descarte el pensamiento.
Luego se me ocurrió algo distinto, los gritos eran de Heisa, intentando defenderse del Asako, yo entrando en la habitación con la espada en mano y cortando la cabeza del maldito viendo en su cara la expresión de libido mezcla con terror…desgraciadamente tuve que descartar la idea, Heisa lo haría papilla antes de que yo llegara y me quitaría la diversión.

Así que no habría mucho beneficio en dejar mi puesto de yojimbo y darle de que hablar al fénix.

-Se lo agradezco Heisa sama, pero mi deber es antes que mi comodidad, tendré tiempo de cambiarme en cuanto terminen- dije en el tono neutro que correspondía- tan solo me cambiare el kimono si me lo permiten-

Habrí la puerta para que pasaran y me dirigi a cambiarme el kimono y luego regrese a donde se reunian Heisa y Miroku.




Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

Heisa esbozó una ligera sonrisa ante esto y entró en la sala en donde el Fenix parecía ya cómodo, se había sentado, puesto que ya le habían invitado a pasar y conocía el lugar y había empezado a sacar unos papeles.

"Mientras antes terminemos... más tiempo tendremos para lo demás..."

Dijo de manera "inocente" aunque Heisa realmente ignoraba todos sus comentarios y sus oscuros ojos ya estaban ceñidos sobre aquellos papeles que hablaban de difenretes cosas. Cuando llegastes tras cambiarte el kimono apresuradamente e ir oyendo mientras tanto en la distancia las palabras del Asako oistes los siguiente.

"Doji Hajime es funcionario en la embajada Grulla, supongo que de Magistrado Doji, es decir, como justicia, aunque supongo que tendrá más de un problema con el sentaku por ello. Sin embargo parece un hombre más que competente y serio y supongo que quizás los problemas sean menos debido a su buena relación con éste.

Nos ha ayudado a entrar en el distrito Tesarugi, uno en el norte de la ciudad, muy grande, en el mismo donde tuvo lugarla Batalla de las Tumbas Robadas...

Hemos estado en el monasterio de los monjes que custodian ese barrio y... bueno... lo demás y hemos hablado con el honorable sennin... Un viejo adorablemente extraño...

En fin... que él nos ha dado tres nombres para emepezar a investigar, sólo que para cuando hemos ido dos de ellos no estaban y la última estaba indispuesta por lo que hemos dejado un recado y la intención de volver mañana..."

Pareció meditar algo unos segundos y le preguntó mientras se apollaba en la mesa:

"¿La próxima vez no podríamos repartir el trabajo de manera que visitara lugares más interesantes?"

En su voz había un tono de broma evidente, algo que Heisa no solía soportar mucho, no si no eran bromas inteligentes y sarcásticas, o de humor negro, era bastante peculiar para sus cosas.

"No, me temo que no, porque si te mandara a ese trabajo yo debería hacer el aburrido."

Dijo secamente y por supuesto con su hubor negro pero que dejó más que paralizado al Asako durante los segundos que tuvo que necesitar para percatarse de que era broma, os eso suponía. Traslo cual rio.

"Casi me lo creo."

Heisa no dijo nada, haciendo más desconcertante aquello.

"Bueno... ¿y cómo os ha ido a ustedes?"

Preguntó para romper el silencio. Justo cuando iba a contestar Heisa, la criada, Yuri, la llamó desde la puerta. Heisa miró a Kaigen y le dijo:

"Ahora vuelvo... hazle un resumen mientras tanto."



Hida_Kaigen

Asentí y me adelante para quedar frente al monje saliendo de la posición que ocupaba detrás de Heisa. Mientras hacía esto recordé al shiba que era su yojimbo, me llamo la atención no verlo con su protegido, en algún momento tendría que preguntarle donde estaba.

-Como bien sabe nos dirigimos al distrito Hiro a ver si encontrábamos algo de información, lo cual resulto ser mas provechoso de lo que esperaba. Tenemos dos frentes escudriñando el barrio y rastreando las actividades de cualquier portavoz que pueda haber en este. Luego de conseguir esta inesperada “ayuda” decidimos regresar aquí, pero en el camino encontramos una persona en actitud sospechosa, resulto ser parte de una célula de portavoces. La célula esta ahora destruida, desgraciadamente ofrecieron alguna resistencia y su presunto líder murió en el combate. El interrogatorio final del único sobreviviente lo realizo Heisa sama, por lo cual no sabría decirle todo lo que se obtuvo de este individuo. Solo puedo adelantarle que los portavoces están esperando a una persona para que los guíe-

Mire al monje para ver si mi resumen le resultaba satisfactorio y esperé a que me pidiera aclarar algún punto del relato.




Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

Miroku escuchó atentamente lo que decías, justo cuando terminabas apareció Heisa con lo que parecía una carta en la mano mientras la volvía a enrollar. Se sentó de nuevo y dijo:

"Eso es lo que ha pasado... Acerca de la cédula... me temo que deberemos buscarlos por otra parte... eran muy pocos y yo rastreo un grupo superior... de hecho rastreo la posibilidad de que se unana varias... Hay alguien que las está incitando a seguirles a su muerte segura..."

Dijo esto último con una sonrisa cruel en los labios. Luego se acomodó en su posición y le dijo quizás con un tono más frío de lo normal.

"Bueno... Miroku-san... ¿habéis cenado? supongo que vuestro yojimbo estará esperándoos para hacerlo en vuestra residencia..."

Miroku se encogió de ombros, quizás no cogiendo o obviando la indirecta pero él siguió con sus oensamientos.

"No, no he cenado, y a riesgo de ser descortés con Kinnôjôi-san por no cenar con él acepto de buena gana vuestra invitación, ya me disculparé con él cuando vuelva."

Dijo riéndose. Algo que a Heisa le hizo muy poca gracia, aunque seguramente al Hida menos... Ese hombre nunca sabía cuando sobraba???



Hida_Kaigen

Me demoré unos segundos en reaccionar…primero el asunto del te …ahora se invitaba a cenar solo…este tipo era un descarado. Como podía siquiera pensar en actuar de esta manera. Si Heisa me diera tan solo una señal lo sacaría a patadas de la casa inmediatamente.

Desgraciadamente la señal no llegó nunca así que dije.

-Avisare a Yuri que seremos tres para cenar entonces, Dama Heisa, si desea ponerse mas cómoda para cenar yo atenderé a Miroku sama por usted.-

casi sin esperar la respuesta de Heisa me levanté y salí de la habitación en busca de Yuri.



Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

Cena para tres, cena para tres... Kamis... cómo le odiabas. Y más que nada porque tenías la sensación de que era como un lobo que ni se molestaba en esconderse. Le mirabas y veías cómo sus ojos estudiaban el níveo cuerpo de Heisa con lascivia imaginándose seguramente el tacto de su suave piel y el roce de sus carnosos labios...

La sangre te emepzó a hervir cuando pensastes en aquello y tu llamada a Yuri más bien pareció un rugido que otra cosa. La criada llegó enseguida tras esto y se ocupó de ser más que eficaz a la hora de acatr tus órdenes, pues la prisa te corroía en volver allá dentro. No te podías ni imaginar cosas buenas, la paranoia te aumentaba por segundos...

Sólo de pensar que ese tipo se atreviera a...

Debías alejar aquello de tu mente o le matarías allí mismo, y no querías un conflicto con el Fenix, no era la manera de conseguir gloria mejor que se dijera... Cuando entrastes vistes como ese tipo charlatán hablaba de tonterías para tratar de sacar a una aburrida Heisa algún tema interesante.

Lo que si que noatbas es que o era tu imaginación o estaba sentado más cerca que antes...

"¿Y bueno, cómo les ha ido por ese submundo? Seguro que muy desagradable..."

Preguntó Miroku por decir algo y sacar algo que decir.



Hida_Kaigen

Parecería ser que el tipo no tenia limite. Al echarle esas miradas a Heisa se estaba poniendo en peligro, no solo por mi. Ella podría romperle el brazo antes de que se diera cuenta de que ocurría.

Cada vez que el tiempo pasaba me preguntaba que tan capaz sería este tipo. Solo había conocido un inquisidor en mi vida y había escuchado pocas historias de ellos. Siempre pensé que eran tipos duros como los cazadores, no niñitas de corte que corrían detrás de la primer falda que se les cruzaba.

-Cuando uno se encuentra ante compañía indeseable siempre es desagradable Miroku sama-

Dije intentando velar lo mas posible mi disgusto.

Si bien yo estaba molesto co esto ahora empezaba a pensar en que la pobre Heisa se llevaba la peor parte de todo, en realidad era ella la que debía soportar al tipo y no yo. Tendría que hacer algo para llamar un poco la atención sobre mi mismo y sacárselo un poco de encima.

-Miroku sama, me resulta extremadamente extraño que su yojimbo no nos acompañe esta noche, espero que nada de importancia ocurriera que lo obligara a alejarse de su deber-

Un poco de charla intrascendente y luego la cena. Después de esto se iria o lo echaria a patadas yo mismo.




Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

Miroku quedó como algo distraido en sus pensamientos como si no supiera muy bien de qué le hablaban, a saber qué se le pasaba a ese tipo por la cabeza. No dudabas de su eficacia en su trabajo, bueno, sino habría muerto ya ¿no? Pero si que dudabas de su integridad tanto profesional como moral particular.

"Kinnôjôi-san... ha tenido hoy un día muy... interesante... verá... debió hacer una demostración de tiro con arco para Hajime-san que le colocó en una posición llamativa con los hermanos grullas... Uno de ellos ha querido entrevistarse con él por ello. Cuando se fue no sabía muy bien porqué le llamaban pero yo huelo que debe de ser por alguno de esos concursos de apuestas que hacen nuestros hermnos grullas por amor al arte. Y habrán visto en él un participante muy interesante... Supongo!"

Dijo mirando a ambos, aunque claro, siempre miraba más a Heisa... La cual parecía que empezaba a perder los nervios, al principio le había ignorado pero poco a poco su seño se había empezado a fruncir con más disgusto y ahora ya su tez parecía totalmente ensombrecida. Miroku no había hecho nada directamente pero por menos Heisa le había partido la nariz a tus hermanos cangrejos en la Muralla.

De hecho aún recordabas cómo le había partidola nariz y parte de los dientes delanteros a Yiben cuando insinuó que ese kimono que llevaba era más pegado que de costumbre. Se lo había tomado muy mal, debido a que ellahabía interpretado que sefijaba en cómo de ceñidos le quedban los kimonos. Yiben había aprendido una valiosa lección ese día, si piensas algo de Heisa que creas mínimamente ofensivo callate si quieres que tus huesos se mantengan en su sitio...

Heisa temiró con la expresión de alguien que va a cazar y dijo:

"Tarde ya..."

Hora de desalojar o él se iba o ela le hecharía... y lopeor es que tu eras el que luego debías lidiar con sumal humor... o mejor dicho... con lasmlignidades que luego se le ocurrieran... si es que no pensaba ya hacerle algo al pobre fenix que no sabía con quien semetía, con una cangrejo.




Hida_Kaigen

Tuve que hacer un esfuerzo monumental para no reírme tanto por las palabras como por la actitud de Heisa hacia el Asako. Debia sacarlo de aquí antes de que el pobre de Kinnôjôi tuviera que cometer sepukku por perder a su protegido.

El problema era que no me sentía muy cómodo con la idea de dejarlo vagar solo por la ciudad, no después de cómo Heisa y yo habíamos agitado el avispero.

-Si es cierto, dama Heisa debe descansar después de tan largo día, me imagino que su guardaespaldas esta al llegar Miroku sama, no sería muy seguro que usted caminara solo por la ciudad a estas horas, aunque estoy seguro de que un Inquisidor como usted no tiene nada que temer-

Dije dejando en claro que era hora de que se fuera y que el único tiempo que se le concedería era si tenia que esperar a su yojimbo y que si este no venía ya podía ir yéndose.



Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

"Emmm... no, sin ningún problema... le dije a Kinnôjôi-san que quedaríamos cerca de aquí sobre esta hora... Aunque le advertí que podía retrasarme...-Dijo duditativamente.- Aunque parece que están muy cansados...- Algo de pena en su voz, quizás más cómico de lo que el quisiera que sonara.- Será mejor que los deje ya..."

Heisa hizo un leve movimiento con la cabeza y dejó que Kaigen le acompañara a la puerta, ella no se movería, seguramente habría gastado ya demasiada fuerza de voluntad en no pegarle un puñetazo como para forzar una despedida en la que todo podía cambiar.

Le acompañastes pues y el Asako se despidió de ti y de la dama desde lejos y se marchó con el gesto algo desilusionado, quizás pensaba quedarse más tiempo... Eso te crispaba...

Sin embargo tu mente quedó parada por un sonoro grito en el aptio.

"¡¡KYA!!"

Incoscientemente tu cuerpo se movió hacia donde había oído el grito sin pensar si quiera que aquel barrio era extremadamente tranquilo como para que de repente pasase algo, pero el entrenamiento en la Muralla hacía que primero actuases y luego pensases. La vida se perdía muchas veces por pensar demasiado...

En el patio, Heisa había dado un tremendo golpe al tronco de uno de los árboles que se alzaban entre la oscuridad nocturna. La corteza estaba agrietada del tremendo golpe y las hojas caían como copos de nieve a su alrededor mientras su cuerpo se agitaba por la respiración acelerada de la Kuni. La cual, de espaldas a ti, callada, cambiaba su postura marcial a una más relajada para volverse hacia el Hida.

Cuando lo hizo su cara era totalmente una máscara de pasividad, siendo sólamente las lágrimas de sangre que caían por sus blanquecinas mejillas y las enredaderas de color azabache de su cuello lo único "colorido" en su expresión.

"¿Qué miras?"

Dijo algo más molesto su tono que su gesto. Y se dirigió hacia dentro de la casa mientras exclamaba.

"Yuri! Prepara el baño!"



Hida_Kaigen

Me despedí aliviado de Miroku, al fin podríamos distendernos un momento.

Escuche el grito e instintivamente me dirigí preocupado hacia allí, ¿Qué podia estar ocurriendo?

Me quede Mirando a Heisa sin poder salir de mi asombro, estaba aporreando al árbol intentando descargar la frustración. Al menos no la había tomado conmigo.

He pasado algunas cosas difíciles en mi vida, pruebas de voluntad que muchos hombres no habrían superado, pero esta creo que fue una de las mas difíciles de todas ellas.
Hice lo posible para contener la risa ante la afrenta de Heisa, estaba desencajada y mi risa podría haber desencadenado algo peor. Mi cara se contorsionaba con la fuerza que hacia para no reírme y mis labios no quería responder a la orden de no sonreír.

Por suerte Heisa pidió a Yuri el baño y se metió en la casa, no creo poseer las palabras para escribir el alivio que me provocó poder reírme finalmente. Mis piernas y mi abdomen se flexionaron mientras el aire se negaba a dejar mis pulmones un una risa ahogada. Tuve que golpear el suelo con el puño varias veces para que el dolor cortara la risa. Cedió unos minutos después-

Espere algunos minutos para componerme y me dirigí hacia la casa. Golpee la puerta del baño y pregunte.

-¿Todo bien ahí dentro?-

No entraría a menos que me lo dijera, los objetos que estaban cerca de la tina de baño podían ser muy peligrosos si se arrojaban de la manera adecuada, además como todo cangrejo Heisa llevaría la espada al baño y no me quedaban demasiados kimonos para estropear.

Fuera: JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA, hace rato que no me reía tanto con un post, muy bueno JAJAJAJAJAJAJAJ



Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

"¡¿Bien?! Se oyó tras la puerta un tono exasperado mientras el sonido del agua al derramarse era el acompañante de esas palabras.- Dependiendo de lo que sepas que es "estar bien"... ¡Si estar bien es arrancarle la cabeza a un oni o, mejor aún, a un Fénix, no! No estoy bien porque no lo he hecho!!

Por Hida! El sabio Kuni y todos mis antepasados!! ¡¡Creíq eu explotaría si ese presuntuoso y lascivo inquisidor no se hubiera ido el caos que yo hubiera provocado hubiera dejado en una nimiedad el peor día en la Muralla!!!!!


AAAAAARGGGG!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!"

No estabas seguro de si lo que había allí dentro era una mujer o una leona, a ambas cosas, o un oni o... Bueno, la esencia se captaba... Lo cierto es que se oía el agua tambaleándose por la bañera, seguramente se encontraría de pie en ella paseándose histéricamente por esta haciendo que el agua callese a mares por el borde.

Lo cierto es que, para lo callada, seria y sobria que era ella cada vez que alzaba la voz de esa manera, cada vez que el enfado la podía y la ira tomaba control de su cuerpo... bueno... ya habías visto la risa que te entraba...

Bueno... habías entrado en las entrañas de la tierra del Oscuro... pero... serías tan valiente como para entrar en el baño????


OUT

Avergonzado Jajajaja eso es por desquite jajajaja

Lo cierto es que como hablamos menos por msm así tehago reir por aqui jejejeje Giño
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6804
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Nov 13, 2008 7:08 pm

Hida_Kaigen

La risa estuvo a punto de atacarme de nuevo, cubrí mi boca con la mano e intente respirar calmadamente.

Respire profundamente y me arriesgue a entrar, después de todo era un mujer… no?

-Tranquila Hei-chan, ya se fue, ahora podemos dedicarnos a cosas mas importantes- dije mientras entraba y me quitaba la chaqueta del kimono- ¿Hay lugar ahí dentro para mi, o tu furia y tu ocupan todo el espacio?-dije mientras me acercaba a la tina con cautela, con Heisa nunca se sabía cuando la fiera estaba dormida.



Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

Heisa estaba de pie en la bañera de madera mientras caminaba por ella como una leona encerrada. Su piel blanca, mortecina estaba llena de pequeñas gotas de agua que se entremezclaban con el negro tupido de sus largos cabellos, los cuales, sueltos, resbalaban por su tersa piel cubriendo de la vista parte de su cuerpo.

Sus ojos pasaban rápidamente por los lugares más insospechados de la habitación como si tratara de encotnrar algún error, o mejor dicho, alguna distracción. Cuando entrastes se dejó caer en la bañera haciendo que el agua se agitase con fuerza y rebosase aún más. Echó para atrás su cabeza y miró al Hida que acaba a de entrar por la puerta con una mueca semi de desagrado, pero no por él.

"¿Te hará mucha gracia no?"

Dijo molesta mientras empezaba a sumergirse poco a poco en el agua hasta que la boca casi le quedó tapada por esta.

"Sí... Sí puedes entrar..."

Sumergió su boca en el agua mientras farfullaba algo y las burbujas salieron mientras parecía seguir maldiciendo con palabras malsonantes a ese Inquisidor.

"Alguien como yo no deberia ni tolerar ni tener que pasar por esto..."

Dijo tras sacar un poco la boca del agua a la vez que le veía meterse en la bañera con los ojos más calmados y su expresión también.

"En la Muralla ningún tonto se hubiera cruzado así en mi camino... No me explico como..."

Resopló tras esto puesto que seguía divagando en algo que ya no se podía cambiar, y terminó por salir algo del agua, sentándose mejor en la bañera, no estando tan reclinada y sumergida.

Miró a Kaigen sugerentemente y con una ceja levantada y su tono sarcástico le dijo:

"Bueno "yojimbo" qué piensas hacer para que a tu señora se le pase el mal humor..."




Hida_Kaigen

Fuera: Bueno la clasificación de esto no es exactamente XXX pero no creo que sea apta para menores.

Dentro:
Camine con una media sonrisa hasta estar detrás de Heisa, tome una de las toallas y comencé a tallarle la espalda.

-Seguramente algo se me ocurrirá-

Dije mientras comenzaba a besarle el cuello. Mis torpes manos intentaron quitarle algo de la tensión de la espalda con firmes masajes. Continúe durante algunos momentos antes de meterme en la tina con ella.

-Tal vez puedas desquitar algo de toda esa energía que te sobra con migo, siempre es bueno canalizarla hacia cosas mas “productivas”-

Lentamente mis manos comenzaron a recorrer todo su cuerpo regalándole todo el placer que era capaz de dar. No era un experto amante de las cortes Doji pero había tenido algún que otro feliz encuentro con una geisha e incluso alguna que otra prostituta se me había cruzado en el camino. Después de todo un joven bushi cangrejo debe poder disfrutar la vida cuando puede, nunca sabemos si existe el mañana.

Intente mantener a Heisa a raya esperando el momento adecuado para actuar, quería que se relajara completamente, después de todo había sido un día duro y para empeorarlo había sido coronado por Miroku, se merecía un final mejor.

Todo termino como correspondía, los dos exhaustos y sonrientes. Me coloque detrás de ella recostado en la tina para que ella apoyara su espalda en mi pecho.

-Ya te has calmado Hei-chan o debo demostrar para que me he pasado i vida corriendo con una armadura completa de aquí para alla. Si pensaste que los sensei lo hacían para que peleáramos mejor te equivocaste- dije bromeando- el mío siempre decía que todo era cuestión de resistencia y aun queda algo aquí por si acaso-

Acaricie su negro cabello, el mismo que había causado tantos dientes perdidos y narices rotas en mi tierra, con un sentimiento de incredulidad que no me cansaba de sentir lo lleva a mi cara y respire el aroma. Los dulces campos de yomi no deberían oler distinto.

Fuera: sea lo que sea que pase a continuación, en cuanto tengamos algún momento de “calma” le digo lo siguiente.

Dentro:
-hay algo que he querido preguntarte desde esta tarde Hei-chan ¿sacaste algo mas del maldito del sótano?¿llego a nombrarlo?. Yo estoy seguro de que es el al que esperan, tu me dijiste algo antes de venir pero recuerdo que parte de la historia te la guardaste- tome un poco de aire para continuar- ¿Estamos detrás de algo grande verdad? Mucho mas grande que mi venganza, mucho mas grande que tu y yo juntos. ¿esta bien que lo hagamos solos? Lamento nombrarlo otra vez pero Miroku solo no creo que sea la ayuda que necesitaremos para resolverlo. Ya sabes lo que pienso…Estoy con tigo para lo que sea pero no quiero que te pase nada a ti…ni a mi antes de poder cazarlo.-



Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

OUT

Para que luego digan que yo soy la mal pensada... mira el que parecía tonto Muchas risas En fin prosigamos...

(Tras las últimas palabra de Kaigen, lo que hay entre medio es XXXXX Muchas risas)

IN

Heisa agachó la cabeza mientras contraía sus piernas hasta pegarlas a su pecho, y luego se inclinó hacia atrás, apoyándo su cabeza en el pecho de Kaigen y mirnado hacia arriba, de manera que le veía del revés, mientras su flequillo mojado caía por su frente, ondulándose.

Sus ojos oscuros ahora eran el úncio marco a su piel pálida, pues las lágrimas de sangre de sus pinturas estaban más qe borradas por el agua. El leve titileo de la piel al relucir con la iluminación ténue de la sala le daba un toque extraño pero muy hermoso.

Poco a poco retiró la cara de esa posición y miró al frente mientras apretaba las piernas contra su pecho. Entonces empezó a hablar con un tono serio, preocupado, pero siempre con un toque distendido y cínico que le caracterizaba. Podía estarse muriendo que ese tono no lo cambiaría...

"Mucho más grande de lo que piensas Kaigen... mucho más...

Lo cierto es que no somos los únicos... hay más inquisidores en esto... y más cazadores... y lo que es más... hay MÁS que vienen...

No puedo contarte todos los detalles pero has de saber que hay unas cédu´las má grande de lo normales, más numerosas y con una organización interna más definida y organizada...

Estan... planeando ir hacia "dentro"... Y puede que no lo entiendas... pero sabemos que hay cosas que deberían estar bien y no lo están... se han detectado más que irregularidades...

Y lo que es peor de todo... él... si, él es el que decía... él es uno de los que piensan poner en contacto más de una cédula para organizarlas en grupo...

Verás, te puede parecer una locura, trabajan siempre solas por miedo a ser destruidas todas a la vez pero... peinsalo bien... ¿Y si tuvieran un único contacto poderoso que supiera defenderse solo de los ataques y lo que es más sin miedo a la muerte?

Un líder, un contacto, alguien así es de oro para ellos y un horror para nosotros... Por eso venismos todos, no sólo hay que cazarle... no sólo hay que purgar todo esto...

Hay que restablecer lo dañado y hay que cazar y aniquilar todo vestigio... Sí... será peligroso peeero... Dijo con el cinismo casi al máximo.- Ese es mi trabajo, morir en cualquier momento, como cualquier Cangrejo...

Pero estoy tranquila ahora. Dijo de repente con un tono amable y tierno mientras bajaba la cabeza algo.- Porque estas conmigo... porque ya no tengo miedo, como otras veces, a morir en una de estas misiones suicidas... porque antes pensaba que mi cuerpo ardería en algún lugar lejos de tí... Pero ahora... me conformo con que ardan juntos si ese es nuestro karma..."




Hida_Kaigen

Otra vez me quedaba con las manos vacías, Heisa parecía muy ducha en el arte de hablar y no decir nada. Desgraciadamente ya me estaba acostumbrando a este tipo de cosas y casi ni me molestaban.

Ya llegaría el momento en que las cosas se debelarían por si solas, tenia que moderar un poco mi temperamento.

-Bien, entiendo -dije, dando por terminada la conversación, no le sacaría mucho mas así que no tenia mucho sentido seguir preguntando- si estas tranquila yo lo estoy-

La bese por ultima vez y me levante.

-ya es hora de ir a dormir, mañana nos espera un día agitado y debemos estar listos- le dije mientras me secaba- iré a rezar unos minutos y lego a acostarme, te dejo para que termines de lavarte.-

Termine de vestirme y me dirigí al pequeño altar que había montado en mi habitación. Rese a las fortunas y a mis ancestros. Le pedí fuerza a mi padre y a mi hermano que tuviera paciencia, el momento que ambos esperábamos estaba cerca.

Cuando termine coloque mis espadas en el atril y me acosté, mañana sería un largo día y podría traerme lo que tanto tiempo había estado esperando.




Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

El silencio de la noche embargó la estancia mientras el susurro del viento en el patio removía las hojas caídas de los cerezos de por la mañana. El incienso volaba por la habitación describiendo extrañas e incluso temibles siluetas en el aire.

Una sensación extraña te embargaba, allí, tumbado en tu futón, mirándo a la nada en el techo, mientras oías los lentos pasos de Heisa pasar hacia su habitación contigua a la tuya.

Sólo el ruido de la seda al deslizarse en la piel de esta era lo único de lo que eras conciente... Puesto que poco a poco una imagen borrosa se formaba en tu mente... La de un hombre... la de un demonio ciego... la de tu peor enemigo... la de un dios de la muerte... Al que tú pensabas darle muerte... Al que pensabas arrebatarle la vida con crueldad extrema mientras rezabas por que el karma te perdonase tal regocijo al hacerlo, por muy mosntruoso que quedara.

Las imagenes sacudían tu cabeza... Mirastes tu mano... podías notar aún la piel de Heisa y aquel tajo fino y seguro en su piel, aquella cicatriz imborrable en la piel de la cazadora que atestiguaba su salvación casi milagrosa de la hoja de aquel... De...

Setsuna...

Alzastes la mano al aire mientras contemplabas la fuerza en ella, y con gran fuerza la cerrastes de golpe imaginando que estaba entre tus dedos su cuello. Con tanta ansia que notastes tus uñas en la piel pero seguistes apretando hasta que la sangre manó de la carne. Entonces la abristes lentamente, mirándo el carmín de tu cuerpo... igual que el que brotó de Heisa... igual que el de tu hermano...

Tu respiración empezaba a entrecortarse por la rabia contenida mientras sólo podías pensar en lo cerca que estabas de encontrarle... La Niebla, ese barrio inmundo sería vuestro... y le encontraríais... Sí... Y verías su cara preciosa de ronin Grulla y sus ojos ciegos por el acero y sabrías entonces que... tu vida había girado por esto... por ese momento.

Todo se reducía a matarle o a ser muerto por su hoja...

¿Sólo a eso? ¿Sólo se reducía a la muerte de Setsuna? ¿y qué pasaba con lo demás? ¿Es que no habías aprendido nada en estos últimos meses? ¿es que no te servía de nada ver a tu madre en su lecho, tan débil, como nunca lo estuvo, queriendo que volvieras? ¿Es que de nada te sirvió ver por primera vez sin maquillaje a la sonrisa de la cínica Heisa? ¿Es que de nada te sirvió poder tocar su pálida piel?

¿Todo se reducía a matar a Setsuna? ¿Y... si... te mataba él? ¿Qué había tras eso? ¿Estaría ella a tu lado y una vez tu muerto a su merced?

Tu vida sólo había tomado un camino cuando te enterastes de la muerte de tu hermano... habías vivido prácticamente como un berseker, viviendo para matarle... sin motivación alguna, esperando algún día formar parte de ese altar que cargabas como tu penitencia con tu padre, tu hermano, tu madre cuando su salud se quebrase por completo y... ¿tu?

¿Así querías terminar tu vida? ¿Que querías para el día de mañana? ¿Querías vivir o sólo sobrevivir?



Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

El silencio de la noche embargó la estancia mientras el susurro del viento en el patio removía las hojas caídas de los cerezos de por la mañana. El incienso volaba por la habitación describiendo extrañas e incluso temibles siluetas en el aire.

Una sensación extraña te embargaba, allí, tumbado en tu futón, mirándo a la nada en el techo, mientras oías los lentos pasos de Heisa pasar hacia su habitación contigua a la tuya.

Sólo el ruido de la seda al deslizarse en la piel de esta era lo único de lo que eras conciente... Puesto que poco a poco una imagen borrosa se formaba en tu mente... La de un hombre... la de un demonio ciego... la de tu peor enemigo... la de un dios de la muerte... Al que tú pensabas darle muerte... Al que pensabas arrebatarle la vida con crueldad extrema mientras rezabas por que el karma te perdonase tal regocijo al hacerlo, por muy mosntruoso que quedara.

Las imagenes sacudían tu cabeza... Mirastes tu mano... podías notar aún la piel de Heisa y aquel tajo fino y seguro en su piel, aquella cicatriz imborrable en la piel de la cazadora que atestiguaba su salvación casi milagrosa de la hoja de aquel... De...

Setsuna...

Alzastes la mano al aire mientras contemplabas la fuerza en ella, y con gran fuerza la cerrastes de golpe imaginando que estaba entre tus dedos su cuello. Con tanta ansia que notastes tus uñas en la piel pero seguistes apretando hasta que la sangre manó de la carne. Entonces la abristes lentamente, mirándo el carmín de tu cuerpo... igual que el que brotó de Heisa... igual que el de tu hermano...

Tu respiración empezaba a entrecortarse por la rabia contenida mientras sólo podías pensar en lo cerca que estabas de encontrarle... La Niebla, ese barrio inmundo sería vuestro... y le encontraríais... Sí... Y verías su cara preciosa de ronin Grulla y sus ojos ciegos por el acero y sabrías entonces que... tu vida había girado por esto... por ese momento.

Todo se reducía a matarle o a ser muerto por su hoja...

¿Sólo a eso? ¿Sólo se reducía a la muerte de Setsuna? ¿y qué pasaba con lo demás? ¿Es que no habías aprendido nada en estos últimos meses? ¿es que no te servía de nada ver a tu madre en su lecho, tan débil, como nunca lo estuvo, queriendo que volvieras? ¿Es que de nada te sirvió ver por primera vez sin maquillaje a la sonrisa de la cínica Heisa? ¿Es que de nada te sirvió poder tocar su pálida piel?

¿Todo se reducía a matar a Setsuna? ¿Y... si... te mataba él? ¿Qué había tras eso? ¿Estaría ella a tu lado y una vez tu muerto a su merced?

Tu vida sólo había tomado un camino cuando te enterastes de la muerte de tu hermano... habías vivido prácticamente como un berseker, viviendo para matarle... sin motivación alguna, esperando algún día formar parte de ese altar que cargabas como tu penitencia con tu padre, tu hermano, tu madre cuando su salud se quebrase por completo y... ¿tu?

¿Así querías terminar tu vida? ¿Que querías para el día de mañana? ¿Querías vivir o sólo sobrevivir?
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6804
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Nov 13, 2008 7:09 pm

Hida_Kaigen

Un samurai no puede vivir sin honor y un samurai no tiene honor mientras el asesino de su familia camine bajo el mismo cielo.

No habría vida para mi hasta no completar mi tarea, solo una espera que se me estaba haciendo interminable. Como podía pensar s en el futuro si el todavía respiraba. No habría destino posible para mi mas que la vergüenza si no terminaba con su vida. Como podría presentarme ante mi madre y decirle que deje de buscarlo, como podría siquiera soñar ser aceptado por la familia de Heisa si no acababa con mi vergüenza.

No había vida para mi hasta que no lo matara. Hasta ese día no soy mas que una espada.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado