Día 2º.- Universidad Hito.- Mañana

Registro de las Historias de OU.
Cerrado
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Día 2º.- Universidad Hito.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Nov 13, 2008 7:19 pm

Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

La Universidad Hito había sido fundada a petición del Hantei en los inicio de la ciudad puesto que le pidió a la familia Kaiu que la mayor construcción estudiantil debería estar en en la capital para contribuir a hacerla un lugar lleno de personalidades con conocimientos de las artes y sabedoras de multitud de campos.

Así pues la Universidad se alza como la mayor construcción de la ciudad después de la propia Ciudad Prohibida siendo la segunda mejor escuela de Ingeniería Kaiu tras la que hay en el porpio seno del Clan Cangrejo y de esta familia. Los estudiantes poseen un nivel de rendimiento muy alto y no cualquiera puede estudiar allá, al igual que no cualquier ingeniero puede llegar a ser profesor ni mucho menos rector, como en este caso era Kaiu Retsu, el cual había demostrado unos conocmientos al nivel exigido y más.

Las máquinas de asedio y las construcciones hechas para las prácticas resaltaban por encima de los muros en los enormes patios que poseía para este fin. Y el barullo de estudiantes de todas las edades (desde las jovenes promesas hasta alumnos de nivel alto) paseaban atareados de un lugar a otro con sus quehaceres.

Entrastes algo intimidado por la multitud de personas que paseaban por sus porticos y por sus jardines, alumnos en medios de clases al aire libre y un enjambre de pasillos y eidificios interconectados que dejaban justo en el centro uno de tres plantas con un aspecto especialmente severo que te hizo pensar que podría que allí se encontrasen los seminarios y las oficinas de los profesores y del director, pero siempre es bueno preguntar si no......



Hida_Kaigen

Acomode mi ropa y salí a la calle decidido, hoy comenzaría a crear el cambio, si todo salía como esperaba no pasaría mucho tiempo antes de tenerlo todo. Al fin podría descansar de mi búsqueda y tener la familia que tanto deseaba. Mi padre estaría orgulloso de cómo estaban saliendo las cosas.

Al llegar a la universidad quede sorprendido ante el tamaño del edificio y la cantidad de gente que iba y venía por los salones. Grandes máquinas de asedio sobre salían del los muros del patio exterior como muestra del gran arte de los ingenieros Kaiu.

Busque entre las personas alguien que diera la impresión de ser un sensei en la universidad, preferentemente alguna persona de edad. Cuando lo encontré me acerque a el. Konichiwa sama, Mi nombre es Hida Kaigen hijo de Hida Goro, bushi al servicio de Kuni Heisa sama. Espere a que me respondiera el saludo y repetí la reverencia. Honrado de conocerlo, tal vez podría ayudarme a encontrar a Kaiu Retsu sama, sé que es el director de esta universidad. Tuve la suerte de conocerlo en tierras cangrejo y desearía volver a verlo.

Imagine que si le daba algunas credenciales todo sería mas rápido y no me negaría la información que necesitaba.

Al instante en que termine de formular la pregunta un nudo se me formó en el estomago, que demonios le diría a Kaiu Retsu. Como pedirle ayuda sin decirle lo de heisa y lo mío, tenia que pensar rápido o pronto quedaría como un estúpido.



Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

Entre unos diez estudiantes de unos veinte años destacaba un hombre mayor, de unos cinucenta años ya. No tenía un brazo y su ojo tuerto miraba con severidad a los alumnos que parecían montar una enorme catapulta en el patio. Su voz atronadora les indicaba con secos monológos porqué sus maniobras estabas tan equivocadas y cuál sería su terrible muerte si fallaran así en la muralla.

"EH! Tú! Maldito perro! ¿Crees que eso es ajustar las cinchas? ¡Mi madre que tiene 97 años tendría mas fuerza que tu! ¡Eso se desplomaría con el soplido de un Grulla! ¡¿Cómo piensas que aguantará la embestida de la roca maldito alcornoque?!!"

Al acercarte te miró duramente mientras te observaba, pero fue nombrarle que habías estado en la Muralla hacía poco y que no eras uno de estos que estaban ya demasiado tiempo en la ciudad cuando cambio su expresión a un más tétrica si cabía, puesto que sonreir a ese hombre no le sentaba muy bien...

Se veía que sus conocimientos habían sido forjados con sangre y sudor en la Muralla, de ahí su aspecto... seguro...

"Soy el Sensei de 3º Kaiu Akumaru, encantado Hida Kaigen-san."

Se prensetó mientras su ojo sano te inspeccionaba. Oyo lo que tenías que decirle y esbozó una especie de mueca de... ¿interés? No sabrías muy bien que decir...

"Retsu-sama está en mediod e un seminario, sigueme, chico, este lugar es infernalmente desconcertante. Te llevare hasta el aula magna en donde está impartiendo el simposium..."

Pero parecía amable... Miró a sus alumnos y les gritó:

"¡Cómo vuelva y esa máquina no sea capaz de despedar a un ogro yo si que seré uno!"

Te miró con aquella mueca "sonriente" y te dijo.

"Sígueme y cuentame de paso que haces tan lejos de nuestro hogar, hermano. Qué nuevas traes."



Hida_Kaigen

El viejo profesor Kaiu me hacia recordar a mi propio sensei, los únicos cangrejos que parecían llegar a viejos eran los mas cascarrabias de todos.

Devolví la sonrisa al viejo Kaiu respetuosamente. No hay mucho que contar Kaiu sama, la verdad es que el cangrejo sigue peleando como siempre. No le contaré a usted como es la vida alla, dije sonriéndole, sabe que algunas veces el tiempo se vuelve monótono. En cuanto a mi, vine aquí para agradecer el nombramiento que Kaiu Retsu sama me procuro como yojimbo de Kuni Haisa sama y la posibilidad de cumplir algunos asuntos personales que me habían quedado pendientes en la ciudad imperial hace algunos años.

Seguí caminando junto al anciano observando todo lo que estaba a mi alrededor y tratando de recordar el camino por donde venía, no quería tener que depender de nadie para salir o si tenía que regresar algún día.



Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

Akumaru sonrió con una mueca torcida entre risa y... Bueno, como habías dicho, los que llegaban a viejos eran los más cascarrabias y... Esperabas tu no llegar así...

Los caminos parecían pasadizos y laberintos pero cuando llevabas unos pasillos ya dentro del edifico principal te distes cuenta de que todo llevaba un orden milimétrico de pasillos enumerados. Al principio podía confundir que muchas partes de la Universidad fueran de tipos diferentes y de ambientaciones distintas pero pronto el sensei te lo aclaró al verte con tanto interés en el lugar, aunque tu lo hacías por poder salir luego...

"Cada rector hace una parte nueva de la Universidad si lleva más de cinco años en el cargo... Así pues esto es una amalgama de recuerdos del pasado, pero que queremos mucho, después de todo cada arquitecto cuida de que la consonancia que guarde con el resto sea lo mejor posible... Así que puede parecer un edifico a parchetones, pero es más sólido que la montaña más alta de los Dragón jejeje."

En el camino os cruzasteis con hombres y mujeres con carpetas y con instrumentos extraños, con maquetas y clases llenas de gente anotando lo que un profesor explicaba mediante planos y reproducciones.

El silencio de las aulas y de las salas de lectura se contraponía con el jolgorio del patio, de los descansos y de las clases prácticas.

Por fin llegastes a la torre principal. Estaba conectada con el resto de los edificios por pasillos cubiertos y exteriores, haciendo como de epicentro de una serie intrincada de los más de cinco edificios de dos plantas que componían la universidad.

Esa "torre" era de tres plantas, y con una peculiar forma circular (de ahí lo de torre) y tenía un aire mucho más serio y marcial. Nada más entrar había una recepción y un montón de buzones con nombres de los distintos seminarios y despachos de profesores.

Akumaru te hizo un gesto para que le siguieras. Saludó a la jovencita quehacía de recepcionista con un gruñido o lo que te pareció que lo era y empezó a subir por unas escaleras circulares.

"El despacho está arriba."

Dijo mientras te señalaba a la planta superior. Subistesis poco a poco viendo como ese viejo diablo tenía una agilidad mucho mayor de lo que cualquiera pudiera esperarse, pero quizás tu no, porque no eras de los que subestimabas a los cangrejos viejos, sabías de qué madera estaban hechos...

En la tercera planta había pocos despachos en comparación con las otras, de hecho podrian haber apenas unos cinco. Y uno de ellos era obviamente el más grande. En una placa dorada ponía "Rector" y un espacio debajo libre para luego colocar otra placa con el nombre del recién llegado Retsu.

Akumaru golpeó la puerta un par de veces y una voz seca y serena que te era conocida sonó tras ella.

"¿Si?"

"¿Esta ocupado, Restu-sama? Soy Akumaru, y vengo con alguien que dice conocerle y querer hablar con vos, Hida Kaigen-san."

Se escuchó un "Pasen" y Akumaru abrió la puerta. La sala que vistes acontinuación te heló la sangre. Era una sala semicircular que tenía un enorme balcón, tan grande casi como el semicirculo de la sala y que estaba abierto de par en par. Através de él se veía el cielo azul, los pájaros sobrevolando los edificios escolares, los patios con sus alumnos y las máquinas y un reguero de calles tras la muralla y de casas con la vida propia de Otosa Uchi. Una visión sobrecogedora... La sala estaba austeramente decorada con muchas estanterías con libros, eso si, con varias mesas grandes llenas de planos, una mesa de trabajo y una enorme circular en mediod e la sala con una réplica de la Universidad totalmente detallada. Había planos de la ciudad por las paredes y de construcciones de máquinas y edificios. El tono marrón claro y el amarillento llenaba la sala y un olor a té fuerte impregnaba el lugar salido de una tetera recién hecha.

Retsu estaba en una mesa que se encontraba justamente delante del centro del balcón repasando planos y más planos cuando levantó la mirada con una sonrisa amable en los labios.

"Pasa, pasa, Kaigen-san, no pensé veros tan pronto aquí, después de todo creí que tu cometido divergería de mi camino en cuanto llegasemos a la ciudad. Pasa Akumaru-san si queréis también, tngo té recién preparado."

Akumaru te dio un par de golpecitos en el homrbo y te mostro al hombre mientras negaba con la cabeza.

"Otro día, tengo una clase a medio terminar. Que te vaya bien chico. Ya nos veremos si vuelves por aquí."

Restu te señaló un sitio delante suya y se despidió de su amigo. Era hora de mover ficha.



Hida_Kaigen

Sentí un nudo en el estomago al escuchar la voz de Retsu a través de la puerta, estaba extremadamente nerviosos, debía calmarme un poco o todo se iría al infierno.

Entre cuando me lo indicaron y me incline profundamente ante el kaiu. Luego me volvi a inclinar para despedirme de akumaru. Gracias por su ayuda Akumaru sama, a sido de mucha ayuda.

Me senté donde me lo indicaba Retsu, gracias por recibirme sin aviso Kaiu retsu sama. He podido hacerme de algo de tiempo en mi búsqueda y preferí usarlo para agradecerle a usted ya que nada de lo que he conseguido hasta ahora habría sido posible sin su ayuda. Saque de mi obi el pincel que le había comprado y se lo estire agachando la cabeza. Esto es una simple muestra de mi agradecimiento Kaiu Retsu sama.

Esperaría llevar la conversación hacia algún punto que me conviniera luego de este, espero que el te ayude a alivianar la conversación un poco y que el tiempote retsu permita algo de charla intrascendente.




Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

Restu te ofreció una taza de té mientras miraba a un lado un segundo para ver volar los pájaros cerca de su balcón y ver así la expléndida muestra que le era la ciudad, como una pincelada en un cuadro.

Luego, siendo una paradoja este pensamiento con tu regalo, lo rechazó cortesmente las veces adecuadas hasta cogerlo. Después de todo aunque era cangrejo era un Kaiu, y por mucho que se pudiera pensar de su pragmatismo eran de los más corteses en el aguerrido Clan. Sin embargo el formulismo fue parco y sencillo, simplemente demostrando su agradecimiento y la finalidad de la cortesía en estos casos. Lo cual tu no fuistes capaz de interrumpir, después de todo era un superior.

Lo miró atentamente mientras hablabas y pareció acariciarlo más que tocarlo cuando lo tenía en sus manos. Una parca sonrisa pero sincera estaba pintada en la comisura izquierda de sus labios, mientras, serio, tenía en cuenta cada sílaba que salía de tu boca.

Luego se fijó en ti solamente, tras dejar con cuidado el regalo y comezó su plática.

"No esperaba agradecimiento de nadie, pero como te dije al aceptar tu regalo es un placer y un honor... Y no creo que debas recalcar más mi ayuda, después de todo te merecías venir a la ciudad tanto o más que aquellos que me buscaron con afán de gloria..."

Tomó su taza y bebió un poco despacio sin dejar de mirarte.

"Pareces nervioso... deja eso a un lado, que yo sepa no eres un alumno al que tenga que evaluar, puedes hablar con más tranquilidad...

Dime, Kaigen-san... Ambos sabemos que un Hida no sólo se desplaza para entregar un regalo... eso es un desaprobecho de energías, y nosotros sabemos bien lo que cuentan las energías...

¿Qué se te ofrece? ¿En qué puedo ayudarte?"




Hida_Kaigen

Mi cara se tiño de rojo ante las palabras de Retsu, nunca en mi vida había sentido tanta vergüenza. Me había leído como si fuera un libro abierto, que ingenuo al pensar que podría evitar esta situación. En este momento me gustaría ser un bayushi y usar esas mascaras que les cubren el rostro para así poder escapar aun que sea un poco de mi vergüenza.

Escondí mi cara en la taza de te buscando la manera de continuar, la forma tan directa de Retsu había desbaratado mi estrategia y ahora no tenía idea de cómo seguir adelante con la conversación que hacer ante una vergüenza así. Como seguir hablando con esta persona. Parecía ser que la única salida sería la verdad y una disculpa.

Dejé la taza sobre la mesa y respire profundo intentando encontrar nuevamente mi centro, solo cuando lo conseguí hable con tono firme. Ya ve Kaiu Retsu sama, me tenía en una mejor estima de lo que correspondía. En este momento soy como esos de los que hablaba, vengo aquí ahora en busca de gloría. Lamento haberlo importunado de tal manera, entienda que el regalo realmente es un agradecimiento y no una vil manera de comprarlo, jamás habría pensado semejante cosa.

Ahora si que estaba listo, que fuera lo que las fortunas quisieran por que yo ya no podía hacer mas con mi vergüenza, si tan solo pudiera explicarle el por que. No sabía que hacer, sonaría como una simple excusa si intentaba explicarlo… al menos tenia que intentarlo por heisa. Si tan solo me permitiera explicarle las circunstancias…tal vez no pensaría tan mal de mi sama.

Ahora quedaba todo en la buena disposición de las fortunas y Retsu.



Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

Retsu sonrió amablemente y dio un par de golpecitos con la mano en la mesa mientras negaba despacio.

"Tranquilo, Kaigen-san, me informé muy bien de ti antes de que vinieras a la ciudad, y no creo que mi percepción de ti cambie porque creas que puedo ayudarte en algo que no está en tu mano..."

Parecía muy amable, bueno, lo era después de todo, el único defecto que poseía este hombre eran los rumores de su... bueno... "Lascivia"... Pero nunca nadie ni lo había demostrado ni mucho menos esto había interferido en su vida.

"Veamos, empezemos por el principio. Hay algo que por tu expreisón pienso que crees que no puedes conseguir solo. Algo que seguramente deseas más que nada y que más seguro todavía te gusatría afrontar solo... pero de nuevo esa impotencia que veo me demuestra que te ves bloqueado por algo. Y ahí es donde entro yo... Bien... partiendo de esto... Bebe un poco, Kaigen-san y explícame las circunstancias para quevea que puedo hacer. Los Cangrejos debemos de ayudarnos entre nosotros sino ¿quién lo hará? ¿Los escorpión?"



Hida_Kaigen

Kaiu Retsu era como todos los Kaiu una persona tranquila y amable, sus palabras me calmaron en alguna medida pero la vergüenza que sentía no se iría tan fácilmente.
Bebí mi te buscando encontrar mi centro nuevamente, trate de llevar nuevamente la respiración a su ritmo normal. Intente llenar mi mente con el bushido, la senda del cangrejo, cumplir con lo que había vendido venido a hace. No fallar.

Kaiu Retsu sama, agradezco su generosidad. Otra vez debo decirle que esto no será olvidado. Hice una reverencia al Kaiu ya con mis ánimos recobrados continué. Tal vez alguna vez haya escuchado hablar de mi en nuestras tierras tal vez no, seguramente si lo hizo sabrá que mi fama no era exactamente la mejor, era considerado violento, incluso dentro de los cánones de mi familia. Por esta causa durante muchos años perdí la posibilidad de ascensos y beneficios… todo esto nunca me había preocupado, solo perseguía la venganza, por la muerte de mi hermano y mi padre… hace algún tiempo conseguí terminar con lo que había matado a mi padre y algo de calma entro en mi vida… algunos ascensos llegaron pero los rechacé… debía tener la posibilidad de partir cuando fuera necesario en busca del acecino de mi hermano… ahora todo marcha bien…las redes han sido puestas… todo parece terminar pronto…bebí algo mas de te buscando las palabras con que continuar.

Ahora veo que me encuentro cerca del final de mi búsqueda y que aparte de mi venganza no tengo nada. Debo empezar de cero como si fuera un samurai recién salido de la escuela pero la verdad es que no tengo tiempo Retsu sama y no se que hacer.

Me tome el atrevimiento de mirarlo a los ojos, quería que viera lo que había dentro mío sin que tuviera que explicárselo, al menos que viera que algo no terminaba de ser dicho. Tenia que ser como el agua ahora, adaptarme a los cambios de la situación, tenia que dejarme fluir hacia donde me llevara el destino y aceptarlo, ya había hachado a andar la rueda, solo quedaba no ser aplastado por ella.




Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

Retsu cruzó sus dedos sobre la mesa y te miró con gesto serio, atendiendo como si fueras un profesor que daba una clase magistral. Era agradable ver como alguien not e juzgaba y sólo escuchaba, puede que ahora empezaras a darte cuenta del porqué ese hombre se había hecho grande. Puesto que prestaba tanta atención a un novato, que a un bushi que a un importante dignatario, en su presencia todos merecían el máximo de atención.

"Entiendo... Te entiendo muy bien..."

Dijo con tono serio. Bebió un poco y te miró de nuevo.

"Mira, no soy aficionado a las historias de los monjes, más bien su puro pragmatismo, pero te contaré algo que espero que tenga moraleja..."

Dijo meditando esto último. No era un cuento recontado generación tras generación, seguramente lo sacaría de sus vivencias.

"Hace muchos años... conocí a alguien que le pasó lo que a ti. Nadie puede negar que no se puede vivir bajo el mismo cielo del asesino de tu padre, o de un familiar tuyo, por lo que todo el mundo comprendió cuando su vida se tornó por ello en una espiral de sangre.

Sin embargo, una vez saldado esto quedó como tu, vacío... Sin embargo algo me hace pensar que tu ya has elegido un nuevo camino, por lo que la moraleja de "busca otro objetivo" es innecesario...

Lo que si es necesario es que te advierta otra cosa... Esta conversación será innecesario y absurda si no puedes llegar al nuevo camino. Así que, para empezar, trata de mantenerte con vida y luego...

Veamos que puedes decirme... ¿Quién es ella?"

Dijo llanamente mientras sonreía como un padre que ha pillado infraganti a su hijo.

"Porque claramente es una "ella". Ooohh! Si! Claro que si! Conozco esa cara muy bien..."




Hida_Kaigen

Asentí a las palabras de Retsu, yo ya había encontrado el camino que seguiría una vez completada mi venganza. Era un camino raro para un Hida, un camino raro para cualquier samurai. El camino del amor estaba vedado para un samurai, nuestra devoción era solo para nuestro señor y nuestro deber. Algunos lograban escapar a esto y yo esperaba ser una de esos.

Las últimas palabras de Retsu llegaron como una lluvia helada en medio del verano, quería saber su nombre. Confiaba en el pero no podía decidir por heisa, podía poner mi vida y honor en sus manos pero no los de ella. No es que no confiara en el, había venido aquí por que lo hacía, pero el honor de Heisa no me pertenecía y no podía ponerlo en riesgo a voluntad.
“Mi espada es de mi abuelo, mi nombre es de mi familia, mi honor es mío” vivía bajo ese precepto y siempre tuve en clara mis prioridades, ahora no sabia que hacer cuando era el honor de otro el que estaba en juego.

Retsu sama, mi vos sonó sería ya que no deseaba ofenderlo, yo solo tengo mi nombre, nada mas. Para los que son como yo no hay nada que perder, a lo sumo no se gana, pero solo eso. Puedo hacer con mi nombre lo que me plazca mientras no manche el de mi familia, más no puedo hacer lo mismo con el de ella. Tome un respiro esperando ver su reacción y continué.

Yo he venido aquí a pedirle un favor, a pedirle que ponga a mi alcance lo que soy incapaz de obtener por mi mismo en tan corto tiempo. Estoy dispuesto a poner mi vida y mi honor en sus manos para lograrlo, hasta ese punto confió en su buena voluntad. Sepa que no es desconfianza Retsu sama, le daría su nombre si consintiera en hacerlo, antes no puedo. Enriéndame por favor, es mi deber protegerla ante todo.

Me quede esperando ver su reacción, si ataba mi ultima frase con otros detalles nunca tendríamos que nombrarla pero el sabría de quien estábamos hablando. De esa manera no habría dado el nombre de heisa pero podríamos seguir sin ningún percance.




Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

Retsu se cruzó de brazos con expresión seria y quizás somrbía. ¿Le habías ofendido? La duda se cernió sobre tu mente y multitud de terribles finales para aquella charla y quizás para tu amor, puesto que un enemigo como él era muy peligroso, no tanto como los escorpión pero si dentro del propio clan.

Sin embargo, justo cuando tu expresión iba a mostrar el horror de tus pensamiento, Retsu dejó escapar de sus labios una risa amable mientras estos se tornaban con una sonrisa paternal y asentía lentamente.

"Lo entiendo... y admiro tu determianción, Kaigen-san... Mucho..."

Sopesó sus palabras siguiente tomandose un largo rato, en el tiempo que te dio a ti de beber dos sorbos bien espaciados, mirar un rato por la ventana y pensar una y otra vez qué tenía ese hombre en mente.

Por fin habló y tus dudas se aclararon.

"Conseguir gloria y prestigio no es algo fácil... Pero supongo que siempre hay de donde sacarlo... sobretodo en una ciudad tan llena de posibilidades como la capital..."

Parecía muy pensativo, dónde estaría su mente en aquel momento, debía de estar muy lejos porla expresión tan concentrada que tenía, como si tratase de contener su alma que debía de estar pendiente del hilo de plata allá muy alto en el cielo.

"En tu situación actual y trabajando con y para quien lo haces no tendrás muchas oportunidades inmediatas... aunque bueno, siempre puedes ganarte un nombre entre los cazadores, pero eso no nos interesa ahora..."

Dejó de nuevo espacio, segundos interminables en los que su mente parecía ver ecuaciones que tu no podías, así que decidistes esperar.

"Supongo que puedo hacer algo... Pero... te será duro, te lo advierto..."

Sus ojos se clavaron como espadas en los tuyos y no te dejaron de mirar ni un segundo mientras recalcaba eso de "duro" con mucha precisión.

"¿Estas dispuesto a trabajar día y noche y a hacer cosas que ni pensabas?"

No había amenza en su tono pero si parecía que una verdad absoluta. Te intrigaba y a la vez aterraba.

"Te explicaré lo que he pensado..."

Dijo tras esperar tu respuesta.

"Si es lo que deseas..."

Esperó de nuevo a que hablaras y entonces respiró hondo mientras miraba a la nada, poniendo mentalmente en orden sus ideas y comezó a hablar.

"Si lo deseas puedes trabajar para mí también. Necesito un samurai de tu nobleza y características para más de una tarea, son siempre difíciles y desagradecidas pero en conjunto pueden encumbrarte, aunque claro, más de una vez fallarás y te caerás pero siempre será para tu bien incluso si consigues levantarte... ¿Qué me dices? ¿Te explico la primera?"



Hida_Kaigen

Al final pude respirar, había entendido el mensaje o no, pero al menos había entendido mis motivos, ya nunca deberíamos toca el tema otra vez.

Escuche atentamente lo que se perfilaba como una propuesta, lo deje seguir con sus recomendaciones, estaba muy contento con tener una oportunidad que me apresure a decirle. Retsu sama, no soy acaso un cangrejo? Lo imposible no me lo han enseñado todavía, si puede ser hecho se hará. Soy un Hida y el Hida no falla. Lleno de orgullo recite el lema de la familia. No sabía que tenía delante pero no tenía miedo, ahora las cosas entraban en el terreno de lo posible.

Tome e cuenta un detalle de las palabras, dijo día y noche, no quería parecer un idiota pero tenía que saber si hablaba literalmente Retsu sama, cuando dijo día y noche no lo decía en forma literal verdad? Usted mismo me asigno al cuidado de la dama Heisa y no puedo dejarla librada a su suerte ahora cuando hemos hecho tantos avance, primero debo cumplir con mi deber. Si bien lo que decía era totalmente cierto no era toda la verdad, el hacho de dejar a Heisa sola me preocupaba y además estaba, la rueda que estaba haciendo girar todos estos acontecimientos, Setsuna pagaría y yo podría seguir adelante, si.



Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

Retsu miró un segundo por la ventana al oir el piar de unos pájaros que quedaron en la baranadilla del enorme balcón y luego prosiguió comentandote.

"No literalmente, necesariamente... pero si es cierto que deberá ocuparte algo de tu tiempo libre... Pero por supuesto sé que es una misión secundaria la que te encomiende en la ciudad, después de todo no querría tener problemas con los cazadores por distraerle a uno de sus hombres..."

Dijo con una sonrisa sarcástica en los labios, o quizás algo temerosa realmente por este hecho?? Tu conocías pocos cazadores pero sabías que pocos se andaban por las ramas y que no obedecían a nadie más que al propio Clan y Daymios y al conclave de cazadores, era muy libres de hacer lo que querían. Demasiados pensaban algunos.

"Pero, por ejemplo... si aceptas ya tengo el primer cometido para ti, aunque obviamente en este podrá venir tu señora, no deseo que haya una ruptura entre ambos trabajos, además creo que ni es rechazable la oferta ni es tan malo un descanso..."

Ahora sus palabras se volvían enigmáticas al igual que su mirada.

"Y es una oportunidad única para conseguir fama y gloria... lo que necesitas..."

Señaló bien esto último mientras te miraba detenidamente.

"Verás, he recibido una invitación para una fiesta... Mañana... Es en honor a la Expléndida Madre del Hijo de los Cielos. Y me hace cargo de la selección de un pequeño grupo para que me acompañe a un acto que dará que hablar toda la primavera...

Es algo sencillo... sólo, en principio, tendrías que asistir, por supuesto tu señora esta invitada igualmente... Y, si necesito algo de ti... que me ayudaras... Hay ciertos tratos que estamos negociando y puede que tus cualidades nos fueran de utilidad...

Un cometido muy fácil que puede reportarte mucha gloria, después de todo a esa cena estarán invitados toda clase de grandes cargos y de jovenes promesas. Estar allí es hacer que muchos ojos se fijen en tu para que apuesten por tu vida, y los amigos... ya se sabe que ene este Imperio no se puede vivir sin ellos..."

Dijo intrigantemente con una entonación más misteriosa que la de un dragón y con cierto dejez de picaresca.



Hida_Kaigen

Permití relajarme cuando Retsu me aclaro que nada de lo que hiciera estorbaría mi misión así que sonreí a su chiste, aunque después de mirar bien me parece que no había sido un chiste completamente. Los cazadores eran algo de lo que cuidarse, si los hacías enfurecer…después de todo no tenían que rendir cuantas de sus actos.

Retsu continuo contándome la “misión” que tenía para mí, parecía perfilar bien en un principio, daba la sensación de ser algo tranquilo, tal vez custodiar a alguien de importancia o algo así. Fue cuando nombro a la madre del emperador y a la fiesta. Viejos recuerdos volvieron a mi memoria.

La ultima vez que había visto a un emperador una joven grulla había muerto por no hablar a tiempo. Luego lo habían matado por loco y junto con el al gran cangrejo de piedra ¿Que tan distinto sería este emperador de aquel? ¿Nunca entendí como pudieron juzgarlo de loco? el era la voluntad de los cielos y por lo tanto solo los cielos podían juzgarlo. Tal vez este que creemos cuerdo estuviera más loco que el anterior. Sería mejor tener cuidado.

En medio de mis cavilaciones me oí murmurar, otra vez el buey en la tienda de porcelana, levante la vista y mire a retsu para ver si me había oído, tenia que decir algo para que no hiciera caso a mis palabras.

Por supuesto que haré lo que me pida Retsu sama, aunque no comprendo completamente de que le servirá un bushi en una fiesta así, mis cualidades como usted dice son mayormente matar cosas y soportar golpes. Puedo hablar y sonreír si es necesario pero no es exactamente lo que mejor hago la ultima vez que me presenté en la corte imperial casi termino retado a duelo por uno de los mejores representantes de la escuela de duelos kakita, le aclaro esto para que comprenda cuales son mis cualidades y a que atenerse, no deseo abochornarlo a usted ni a mi mismo. Tenía derecho a saberlo todo después de todo el estaba poniendo su pellejo en juego por mi.

Tal vez si me explicara un poco más podría prepararme un poco y evitar dar un mal paso



Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

"Verás Kaigen... ¿Estás al tanto de las nuevas con respecto a los León?"

Preguntó con firmeza mientras te observara detenidamente.

"Ninguno de los dos clanes estamos dispuestoa a ceder en nuestro avance, ya sea por mantener el poder militar o por recuperarlo. Y esa cena es muy importante... No sólo porque tenemos que msotrar qué tipode bushis son los que sustentan nuestra supremacía sino porque ya lo que defendemos no es algo personal. El Clan León está más debilitado que nunca, no posee la fuerza para ser el brazo derecho del Emperador, eso hay que dejarlo patente...

Además... Hay algo en lo que hemos estado pensando... Y es que... Bueno... El Último Campeón Esmeralda fue un Hida, y nos gustaría que este puesto siguiera siendo del Clan Cangrejo, y si fuera Hida mejor."

Aquellas palabras calleron como losas sobre ti. ¡¿Qué?! ¡¿Acaso pretendían meterte en el Campeonato?????



Hida_Kaigen

La conversación había tomado un carácter a lo menos bizarro, si se refería a que yo entrara en el torneo debía estar tomando sake y no té. Sabía lo suficiente de iaido como para defenderme y no mas. Gamas había participado en un duelo salvo de entrenamiento. Por todos los ancestros, combatía a criaturas de infierno, no a samurai gamas me había preocupado por esto. Lo tomaría como que lo había planteado como algo general, si quería eso de mí, tendría que hacerlo expresamente.

Bien, entonces. ¿Desea que realice alguna demostración ante los invitados?, ¿tal vez un duelo de kendo contra algún león? Sera mejor que me ponga al tanto entonces de los temas de la corte como para poder responder correctamente si se me habla ¿Conoce a alguien que pueda asesorarme en este tema?

Si, bueno, debería haberlo dejado pasar, pero es que algunas veces puedo ser un verdadero idiota.

Sería un gran honor para nuestro clan si el puesto de campeón esmeralda fuese ocupado otra vez por un cangrejo ¿se han decidido ya por algún candidato? No podía evitarlo, era más fuerte que yo. Tenia que saberlo. Después de todo, participar no sería una tan mala idea… ¿o si?




Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

"No hay nada exacto con los León acerca de ese "duelo de práctica" pero se especula... y si debo elegir a alguien no quiero a un samurai que haya estado demasiado tiempo ocioso, quiero una maquina de matar que demuestre lo que se vive en la Muralla y que demuestre nuestro poder... como tu querido amigo, que vienes directo desde el infierno..."

Su mueca se volvió mordaz y malvada ante esto, puede que tuviera razónd espués de todo. Qué era mejor un bushi aburrido de la ciudad para una demostración de vuestro poder o alguien que vivía en una cosntante lucha. Esto a partes igual es te gustaba y dolía puesto que aunque eras el apto eso significaba todos los horrores de tu vida. Ahora no sabías si cambiarías tu vida por la del ocioso bushi...

Y cuando preguntastes lo otro... Su expresión se tornó pícara y distraida a la vez mientras miraba en derredor.

"Aún no lo tenemos decidido... como aún no se sabe si sólo se peleará a Iaijustu en el torneo... Puesto que un Campeón en este tiempo necesita más que un golpe al igual que un Clan más de una táctica para sobrevivir a estos tiempos difíciles...

Barajamos más de un nombre para las candidaturas, que no queremos que se queden sólo en una, pero tampoco demasiadas como para parecer ansiosos e inseguros de nuestra fuerza...

Y una... Sí, es la tuya."

Y eso te aplastó como una baldosa de metal.




Hida_Kaigen

Abrí la boca para contestarle pero la cerré rápidamente, decirle a Retsu que estaba loco o borracho no me ayudaría demasiado en este momento. Además… no iba a negar que si lo lograba… bueno era solo un sueño…pero…

De vuelta en la realidad, solamente tenia que hacer un buen papel para que mi nombre subiera un par de escalones, la idea de competir en el campeonato no era verdaderamente tan mala…y siempre podía llegar a ganar.

Sacudí mi cabeza para sacarme esas locuras de dentro, Es…es un honor Retsu sama. Es mucho mas de lo que hubiera podido pedir. Haré lo que este a mi mano, no lo defraudaré. Me incline profundamente ante el Kaiu.

Volví a mi te y mire por la ventana complacido, no había sido tan difícil después de todo, Heisa estaría contenta, no podía esperar a que llegara la noche para hablar tranquilamente con Heisa de lo ocurrido.

Solamente necesitaría alguien que me pusiera a tono con los eventos reciente de la corte, como le dije no deseo hacerlo quedar mal en ningún aspecto ¿podría indicarme alguien con quien hablar Retsu sama?

Una vez que supiera con quien hablar iría al encuentro de heisa, debíamos preparar todo para este día. La ronin y los yakuza ya debían tener algo de información para nosotros, tal vez incluso ya lo tuvieran identificado. Con la suerte que venia teniendo hasta ahora, todo era posible.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Nov 13, 2008 7:21 pm

Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

Restu asintió. Respiró hondamente y cruzó sus brazos delante suya.

"Si, el tema de la etiqueta es algo de lo que queremos ocuparnos esta vez con cuidado... Así que hemos pensado en hacer qur todos los que asistan a la cena de mañana asistan a unas pequeñas clases, mañana por la mañana en la Embajada Cangrejo.

Hemos hablado con uno de los diplomáticos que tenemos y se ha ofrecido a daros algunos consejos a los que estáis menos versados en esto... Pero de todos modos tu ya posees experiencia ¿no Kaigen-san?

Me dijeron que estuvisteis en una cena en la corte del anterior Hantei. Y sobrevivisteis! Por lo que creo que ya lleváis ventaja con respecto al resto. Esta vez serán más gentiles... No debería preocuparos jajaja"

Dijo con tono despreocupado. Pero lo cierto es que tu no guardabas esos recuerdos con tanta alegría... De todas maneras tus vivencias contigo se quedaban...

"Bueno... con respecto a tus actuaciones... No te preocupes, no creo que ningún minino pueda vencer a un hombre forjado en medio del más puro terror de la Muralla. Pueden decir lo que deseen, pero lo cierto es que por fin las cosas están colocadas tal y como se deben. Mostrando a los Cangrejos como la potencia militar que siempre ha sido, y que ha permanecido tapada hasta el Crisantemo de Acero..."

¿Era tu imaginación o no sólo no había odio o terror al nombrar al loco del Hantei sino que había cierto gusto al decirlo? Es cierto que el Hantei había favorecido al Clan pero claro, tu habías estado ante sus locos actos y no podías estar de acuerdo con aquellos que le añoraban o preferían...



Hida_Kaigen

Parecía ser que Retsu había quedado prendado por las cosas que el crisantemo de acero había hecho por el cangrejo. Era evidente que no había presenciado como yo la barbarie de la que era capaz.

Igualmente no sería yo el que lo sacara de su ignorancia, que pensara lo que quisiera, el crisantemo de acero había muerto y loco o no había otro emperador en el trono. Teníamos que ganarnos su buena voluntad, por el bien del clan y el mío propio.

Entonces, solo queda asistir, me preparare lo mejor posible Retus sama, el cangrejo mantendrá su lugar en el imperio mientras yo pueda hacer algo.

Realmente la cabeza me había empezado a dar vueltas, todo era demasiado rápido y no sabía si tendría tiempo suficiente para prepararme. Sería mejor que viera a Heisa cuanto antes.

Iré a comunicarle la invitación a la dama Heisa, deberemos prepararnos cuanto antes y las “actividades” de esta tarde no nos dejaran mucho tiempo.

Me incline esperando que retsu me permitiera partir, casi no aguantaba las ganas de salir corriendo y contarle a Heisa lo que había ocurrido.




Isawa_Hiromi
Candidata a Maestra del Agua

"Puedes retirarte si es lo que deseas. Seguro que te queda un día muy duro aún..."

Espetó mientras te hacía un gesto con la mano. De fondo se oían en el patio los chirridos y chillidos de los estudiantes montando una máquina que al parecr se les estaba cayendo. Mientras este hombre tomaba el último buche a su té.

"Ven cuando necesites ayuda, y si simplmente quieres ir a relajarte, hazlo también."

Su sonrisa era amable pero dura, eso siempre, nunca se le puede quitar a un hombre de la Muralla la dureza de su rostro.

Así pues marcastes de la Universidad Hito, con nuevos retos y esperanzas. Una cena en el siguiente día... llena de cortesanos y de gente prometedora y... ¿El Campeonato Esmeralda? ¡Por todos los kamis, si que había cambiado todo desde la última vez que estuvistes en la ciudad!!!
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 11 invitados