Día 1º. Distrito Kanjo - Hora de Hantei (10 a 12 horas)

Registro de las Historias de OU.
Cerrado
Avatar de Usuario
Yogo Masi
Corazón Dividido
Mensajes: 565
Registrado: Mié Sep 17, 2008 7:34 pm

Día 1º. Distrito Kanjo - Hora de Hantei (10 a 12 horas)

Mensaje por Yogo Masi » Mié Sep 24, 2008 11:30 am

MAGISTRATURA ESCORPION

Yogo Masi

Por fin habías llegado, el viaje había sido duro y cansado, pues desde que salistes de Shiro Shosuro, tal y como Aruko-sama te había indicado, no habías vuelto a parar a descansar más de lo que las noches en los caminos o en las posadas os habían permitido. Estabas algo confuso, puesto no sabías muy bien cual sería tu misión allí pero sabías que nada más llegar te lo harían saber.

Las ordenes habían sido escuetas pero claras. Lo primero que debrías hacer en cuanto llegases a la ciudad era dirigirte a la Embajada Escorpión, allí te darían tu cometido.

La Embajada estaba en el Disitrito Kanjo, en uno de los interiores. No sólo te habías maravillado de la explendosidad de la Ciudad Imperial, llena de árboles, flores, jardines, gentes de todas clases, sino de la enorme construcción que era el particular templo de cotilleos de los escorpión.

Un lugar grande y de habitaciones asimétricas, en donde los empleados y los cortesanos entraban y salian con papeles y con sus quehaceres. En donde unos salían con sus visados y otros entraban para buscar alojamiento. Pero en donde la constante era el circular de secretos...

Habían muchos por allí, incluso más de los que creías, aunque bueno, habías pasado por delante de la Embajada Fenix y habías comprobado que la actividad, por lo general, era frenética en todas partes. Aruko-sensei tenía razón, al ver a tantos Fenix eso te hizo pensar en cuantos hombres habían mandado los Clanes... y en lo que todos se jugaban allí.

Sentado en un salón de té, en donde te habían hecho pasar, te sirvieron una taza de matcha mientras esperabas. Las fusamas estaba abiertas pudiendo ver el patio que estaba justo delaten tuyo, con multitud de flores y un pequeño estanque con carpas doradas.

"Siento haberle hecho esperar"

Dijo una voz proveniente de su espalda. Una mujer, cercana ya a los cuarenta, de aspecto serio y sobrio, de pelo moreno y recogido en un perfecto moño tradicional, con un kimono escarlata con escorpiones bordados en negro, se acercóa él y le saludó correctamente.

"Soy Bayushi Miaka, ayudante personal del Embajador Bayushi Jubei-sama... El cual está muy disgustado de no poderle atender ahora mismo en persona, por un asunto que le ha urgido esta mañana y que ha precipitado su salida, por ello yo seré quien os atienda."

Se inclinó de nuevo levemente ante su comentario y prosiguió.

"Es un placer comprobar, Yogo Masi-san, que habéis llegado sano y salvo, vuestra sensei, Shosuro Aruko-san, estará contenta cuando reciba la noticia de esto."

Sus palabras eran precisas y afinadas, delatando en cada una de ellas que sabía lo que decía y a quién se lo decía.

"Ella misma fue la que nos aconsejó qué función sería la adecuada para vos incluso, pues pensó que tanto vuestras habilidades como vuestro entrenamiento estarían mejor cubiertas con lo que nos ha señalado..."

Prosiguió diciendo sabiendo que aún no había dicho de que se trataba. Pero quizás Masi no le dio a esto tanta importancia como que Aruko se había molestado en buscarle un trabajo a su medida... Esa mujer le desconcertaba tanto... Miaka sonrió tras una máscara de mariposas que le cubría la mitad de la cara, mostrando unas pequeñas arrugas en las comisuras de los labios y continuó:

"Será mejor que os lo explique..."

De su obi sacó un pergamino enrollado. Se lo tendió y dejó que lo abriese y leyese su contenido, mientras se lo explicaba a la vez.

"Os alojaréis en el Distrito Ieku, su gobernador es un Kaiu. Lo haréis junto a la compañía teatral con la que trabajaréis. Su nombre es el "Loto Negro" y son cuatro actores Shosuros que trabajan en disitintos quehaceres. El teatro del "Pavo Chillón" es el local en donde representaréis las obras y en el edificio de detrás en donde os alojaréis, es la casa para los actores."

Era la primera vez que a Masi le encargaban un trabajo de estas características y parecía que, para empezar, incluso debería actuar. Esto parecía que prometía...

"La elección ha sido meditada... esperamos que vaya a las obras de teatro cierta persona a menudo... y es con ella con quien queremos que entabléis amistad..."

La mujer entrecruzó sus manos y le miró con expresión seria.

"Formaréis parte de los escorpiones que tiene la misión de vigilar los pasos del Clan Fénix... son peligrosos ahora... no sé si habréis visto su "destacamento"... Y tu, en concreto, has sido elegido, justo con tu grupo, para captar la atención de una persona particularmente."

Le tendió entonces otro pergamino enrollado y le señaló que lo abriese mientras le decía escuetamente.

"Aquí está toda la información que hemos conseguido de ella. Es Isawa Kazumi, la Candidata a Maestra del Aire. De ella te ocuparás... Si logramos que una candidata sea nuestra aliada... haremos cualquier cosa porque llegue a Maestra... y con ello..."

Y con ello no había ni que terminar la frase.. simplemente... tendrían en sus redes a una Maestra Elemental...



Cada palabra de Bayushi Miaka resonaba en mi cabeza. Distrito Ieku, El "Pavo Chillón" con la compañía del "Loto Negro"... en Otosan Uchi. Iba a actuar en Otosan Uchi.

Leí otra vez el pergamino con la información acerca de la Candidata a Maestra del Aire, tratando de memorizar cada letra, absorbiendo cada dato buscando detalles ocultos que pudiese utilizar en el futuro. Isawa Kazumi.

Al acabar de leerlo, enrollé el papiro y lo guardé en el interior de mi kimono.

"Domo arigato, Bayushi Miaka-san." Dije mientras hacía una reverencia. "Intentaré estar a la altura de lo que el clan espera de mi."


La información del documento rezaba así:

"Isawa Kazumi, segunda Candidata a Maestra del Aire desciende de un linaje exclusivo y puro dentro de las muralla encantadas de Kyuden Isawa. Una familia orgullosa y llena de grandes shugenjas del elemento del Aire que durante su historia ha dado más de un maestro Elemental. La familia rival es la que propone al otro candato isawa Arousou.

Isawa Kazumi es una chica de apenas dieciocho años. Es vital y alegre, es imprevisible pero siempre en un grado de madurez que asombra para las reacciones aniñadas que suele mostrar. Su Clan y su deber son muy importantes, subestimarlo es caer en la peor de las trampas que oculta su sonrisa dulce.

(...)"

Luego proseguía con una descripción de su físico y su forma de vestir. Añade gustos, que te son muy similares a los de una niña pequeña. Dulces, obras cómicas, relatos fantásticos, música y danza,...

"Queremos que la vigiles..."- Dijo Miaka llamándole la atención.- "Pues queremos que ella sea la Maestra del Aire, es más... como decirlo... "susceptible" a que tengamos posibilidades de tener un aliado de tal magnitud en el Fénix... ¿me entiendes?"

Dijo sonriendo de manera perturbadora, pues no se sabía si era complicidad o malicia.

"Ahora vendrá Shosuro Kiho, butei del Loto Negro, para llevarte hasta allí, pero antes, por favor, pregunta lo que desees, tanto de tu objetivo como de la ciudad o de la compañía, de lo que tengas dudas."

Avatar de Usuario
Yogo Masi
Corazón Dividido
Mensajes: 565
Registrado: Mié Sep 17, 2008 7:34 pm

Mensaje por Yogo Masi » Mié Sep 24, 2008 12:09 pm

"Hai, Bayushi Miaka-san. Imagino que no es conveniente que me presente en la Magistratura de Bayushi Jubei-sama para informar de nada, por lo que me gustaría saber a quien debo comunicar mis progresos, si a usted, a Shosuro Kiho-san o a algún otro, y como hacerlo". Ella hizo un leve gesto, invitándome a continuar con todas mis preguntas antes de responderme.

"En cuanto a Kazumi-san, me gustaría saber de cuánto tiempo dispongo antes de que se elijan los puestos de Gran Maestro, por si tengo que apresurarme."
No pude evitar mirar hacia el pequeño estanque. Me permití ese lujo durante sólo un segundo, antes de volver a mirar a la mujer.

"Para finalizar, ¿mi tarea de vigilar a Kazumi-san incluye también contactar con ella? El Clan tiene muchos agentes, y no me gustaría entrometerme en las tareas de nadie."
Reprimo el impulso de mirar al jardín de nuevo. Estoy feliz por tener una tarea dentro del clan, y que encima incluye actuar en un teatro. Quiero salir a disfrutar de un paseo por los jardines para celebrarlo, pero me concentro en la entrevista.

"El resto de respuestas... las tendré que encontrar yo mismo. Disculpad si mis preguntas os parecen poco adecuadas, pero estoy seguro de que una vez que empiece mi misión irán surgiendo, y será entonces cuando necesitaré vuestra ayuda."
Cojo mi taza y le doy un pequeño sorbo, tras lo cual la vuelvo a dejar en la mesa, mientras espero las palabras de Bayushi Miaka.



Miaka sonrió amablemente mientras sorbía el té de nuevo atenta a lo que decías tras sus ojos escrutadores y su sonrisa de medio lado.

"Nosotros estaremos al tanto de su investigación, deberá comentárselo a Kiho-san y además también haremos que venga a darnos la información de primera mano. Así siempre nos aseguraremos de que llega a tiempo la preciada información para su correcta utilización..."

Miró el jardín y luego a él, y cuando terminó de hablar se levantó mientras le indicaba que lo hiciera. Esa mujer había estado atenta y había leído entre líneas su deseo de salir un poco.

El jardín era enorme, lleno de flores en arriates y de árboles frutales y cerezos. Había un puentecito que cruzaba un estanque de aguas calmadas en donde nadaban carpas coloridas e incluso había un pequeño techado con asientos para disfrutar del go, pues había un tablero de piedra.

Miaka caminaba por el patio con él mientras le explicaba.

"En cuanto a Isawa Kazumi... tenéis el permiso de contactar con ella, no sólo vigilarla, es más, os pediríamos que lo hicierais, queremos mantener una relación con ella que se fortalezca... Pues la candidatura terminará como muy tarde al final de esta primavera. Ahí es cuando se alzaran los Maestros, sin embargo, sé de buena tinta que antes de eso irán despuntando los mejores de los candidatos dependiendo de cómo les vayan sus misiones en la Ciudad... Eso incluye conseguir gloria para una entrevista que tiene planeado los Fénix con el Emperador Resplandeciente..."

Miaka sonrió de nuevo de lado enigmáticamente y prosiguió.

"Esperamos que incluso ayudes desde las sombras a Kazumi-sana a cumplir sus metas... con el fin de que nadie pueda alzarse con el puesto más que ella..."

Le miró a los ojos fijamente mientras se leía entre líneas "ayudarla a toda costa" y con cualquier tipo de métodos mientras ella no lo supiese.

"Deberás estudiar el documento con atención, Isawa Kazumi parece un punto fácil en la embajada, pero lo cierto es que nos ha costado elegir al blanco correcto... Ella ha sido elegida por sus futuros movimientos en tu distrito, por su afición al Teatro y por sus adorados dulces. Su carácter extrovertido ayudará a que vea más allá de la máscara... Pero, recuerda esto, Masi-san, deberás tener mucho cuidado, que aparente ser una niña no significa que lo sea... Después de todo es una Candidata, y según nuestros informes incluso el Maestro del Agua la congratula en una medida muy grande... Esa chica tiene algo... algo que hace perder el norte al resto... Y eso es lo que vamos a utilizar en nuestro favor... Pero no caigas tu en sus redes, ten cuidado con eso... porque ella es el objetivo no tu..."



"Pero no caigas tu en sus redes, ten cuidado con eso... porque ella es el objetivo no tu..."

¿Hasta qué punto había Aruko dirigido mi adiestramiento para esta misión? Podía recordar nuestra última conversación y la carta del Daimyo Shosuro dirigida a ella; "Vos ya habéis recibido las características que debe poseer vuestro enviado. Elegid sabiamente pues todos son partes del juego."

Respiro profundamente y disfruto del paseo por el jardín. En el estanque, una carpa lucha por su supervivencia contra un grulla y no puedo evitar ponerme de parte del pez.

Miro a Miaka mientras paseamos. "Tendré a Kiho-san informada puntualmente de cualquier avance, Miaka-san. Sabemos algo de los rivales de Kazumi?"

Finalmente, pese a los movimientos compulsivos de la carpa, la grulla consigue hacerse con su presa. Buena señal, el cazador gana...



Miaka sonrié con agrado mientras asiente con la cabeza.

"seguiré tus pasos de cerca... me han hablado de lo prometedor que eres..."

Dijo la mujer de tono calmado mientras veían ambos acercarse a una joven. La muchacha tendría unos veinte años. Su cabello era muy largo y estaba recogido en un intrincado recogido en donde había un moño y flequillos y mechones que escapaban de él perfectamente calculado. Sus andares eran sutiles y hacían que el kimono burdeos con escorpiones en negro se pegasen a su esbelta silueta. Llevaba una fina máscara de seda de un escorpión en una parte sólo de la cara dejando ver su oscura mirada y la sonrisa rojiza del carmín en sus carnosos labios.

"Konnichiwa."

Dijo con un tono aterciopelado y amable cuando al llegar los reverenció.

"Tal y como me habéis pedido, Miaka-sama, aquí estoy... para serviros..."

Kiho miró de reojo al inclinarse a Masi un segundo para luego dirigirse a la mujer, sin volverle a mirar de nuevo. Miaka señaló con su mano a Masi y le presentó:

"Kiho-san, este es Yogo Masi, es el quinto miembro de la compañía teatral, del que te hablé..."

"Por supuesto..."

Dijo con su tono amable mientras le reverenciaba y le escrutaba con la mirada en un segundo, dejando ver una pequeña sonrisa de asentimiento.

"Encantada... Yogo Masi-san... Soy Shosuro Kiho, butei del Loto Negro y actriz principal de la compañía... Es un placer teneros aquí, Miaka-sama me ha dicho que la propia Shosuro Aruko-sama os ha recomendado."

Miaka sonrió complacida ante esto mientras asentía un par de veces con la cabeza.

"Kiho-san, es muy pronto aún para que os marchéis ambos, me parecería una descortesía por mi parte hacer que ambos, que acabáis de llegar, sobre todo tu, os fuerais tan pronto. Porqué no pasamos a uno de los salones y así, con una taza de té le explicas a Masi qué obra es la que estáis apunto de representar."

Kiho asiente despacio y acompaña sumisa a Miaka hacia donde ella dice mientras te dedica un par de miradas furtivas mientras parece estudiarte. Parece sorprendida de que un Yogo tenga tantas inclinaciones por el... "teatro".

Por fin, en una de las estancia y con una taza de té verde de matcha entre las manos Miaka le pide a Kiho que comience a explicarle, por si tiene alguna duda antes de marcharse de allí.

"¿Conocéis la obra de teatro "la Muerte del Primer Hantei"? Es la obra que hemos decidido interpetar para abrir esta nueva temporada..."

Miaka sonríe de lado al ver la astucia de la butei en la elección de la obra. Pero como Masi es nuevo en la ciudad deja que ella se explique.

"Hemos decidido que sea esta por tres motivos... la primera es la estancia en el trono del nuevo Hijo de los Cielos, por lo que recordamos así su glorioso linaje... Además, esperamos que más de un Ikoma pase por aquel teatro y se sientan algo molestos quizás... lo cual es algo de lo que nosotros no podemos responsabilizarnos... sólo somos actores no escritores..."

Sonrió ante esto y bebió un trago dejando separación entre sus argumentos. Masi debió pensar que puede que hubiese un frente abierto y hostil hacia los Leones y que aquello fuera parte de la guerra psicológica.

"Y... el último motivos... es porque... a todo "niño" le gustan las historias con kamis orgullosos y gestas épicas..."

Sus palabras se perdieron en sus labios mientras dejaba de nuevo espacio para el pensamiento... Isawa Kazumi... sí... ella era como una niña según los informes...

Avatar de Usuario
Yogo Masi
Corazón Dividido
Mensajes: 565
Registrado: Mié Sep 17, 2008 7:34 pm

Mensaje por Yogo Masi » Mié Sep 24, 2008 12:22 pm

Me mantengo en silencio mientras nos dirigimos a la salita. Ambas mujeres caminan a mi lado con pasos cortos y delicados, meciendo sus kimonos de seda junto con la suave brisa que recorre la ciudad.

Me fijo en el balanceo de su cadera al caminar, y en sus pasos cortos y delicados. En la forma en la que se mecen sus kimonos de seda por la brisa que recorre la ciudad esa mañana, y en la posición que adoptan sus hombros y sus brazos, ocultos en las mangas. Intento memorizar cada gesto que realiza la butei por si lo pudiera necesitar en el futuro.

Mientras nos sirven las tazas de té nos observamos. Intento no mostrar ningún signo que delate nada acerca de mí, tal y como me enseño Aruko, en una especie de juego en el que tenía que pondríamos a prueba nuestras habilidades.

"¿Conocéis la obra de teatro "la Muerte del Primer Hantei"? Es la obra que hemos decidido interpetar para abrir esta nueva temporada..."

"La Muerte del Primer Hantei"?. Deseaba saber que papeles me corresponderían en dicha obra, y si confiarían en mi lo suficiente como para asignarme uno de los principales debido a mi inexperiencia...o apellido. Pronto averigüaria la priridad de mi misión.

"No sólo les gusta a los niños, Kiho-san. Muchos samurais ávidos de gloria buscan inspiración en esos relatos." Cojo mi taza de té, mientras sigo mirando a la actriz.

"Además, al celebrar con la obra el Linaje y la ascensión al trono del Emperador, obligaremos a muchos otros que no vendrían normalmente a ver la obra." Bebo un pequeño sorbo de té y dejo la taza.

"No creo que muchos samurais se negaran a ver una obra que alaba a su señor."... "Y así está donde nosotros queremos y cuando nosotros queremos", el pensamiento es inmediato. Muchas tareas serían mucho más sencillas si los hombres adecuados no estuvieran donde solían hacerlo.

"Sin embargo yo soy sólo un actor, y sólo pretendo hacer mi papel en esta obra lo mejor posible... y me permito mi único momento de relajación con una media sonrisa.

OUT

No dejo de observar a Kiho, intentando averigüar cualquier cosa que pueda de ella. Intentado no ser descortés con Miaka, por supuesto. Es sólo un juego.

Tirada de percepción. Dif (15)= 11 fallada. Cuando la observas ves como se comporta de manera sutil pero anodina para que nadie sepa nada de ella

Tirada de Conciencia e investigación. Dif(20) = un aumento Dif(25)= 32 superada Su técnica está muy pulida aunque es muy joven. Cada movimiento, mirada y gesto está totalmente previsto y calculado, como su intrincado peinado. Es muy buena en su trabajo... Y parece que desde el principio a captado tu juego y deja entrever sus movimientos de manera menos sutil para que le sigas las pistas y te fijes en cómo se mueve una mujer butei, quien sabe... quizás debas de hacer de una...

IN

Miaka sonríe levemente ante la conversación empezada y bebe tranquilamente mientras los dos habláis. parece que está viendo que ha hecho bien en unir a Masi con el Loto, por lo que, atenta, observa el ensamblaje y los posibles progresos que harán.

Mientras tanto, Kiho, a través de sus oscuros ojos enmarcados en unas pestañas negras y largas y una sonrisa enigmática oye tus palabras con atención.

"Muy cierto... tenemos planeado que el teatro se llene en las primeras semanas de la obra... Y luego cambiaremos rápidamente para no aburrir al público y ya veremos cual representaremos..."

Kiho sonrie de nuevo de manera que entrevé que ya está todo más que planeado, las obras y los personajes incluso seguramente habrán pensado en las fechas correctas.

"Cuando lleguemos al teatro, si no os importa, os haremos una audición para ver que tal suena vuestra voz en el escenario, y así podré elegir vuestro papel..."

Sonrisa. Uno, dos, tres... y empieza de nuevo a hablar, parece que hasta las pausas las sabe controlar. Bueno, después de todo es actriz.

"Pero... por lo que veo... Bien podríais hacer el papel de Hantei... aunque puede que quizás prefirieseis el de Bayushi..."

Sonrisa pícara ahora y un descanso en sus palabras más largo. Ves cómo la seda se mueve levemente con sus gestos por su piel blanca y cuando coge la taza resbala un centímetro más de sus hombros, pero siempre sin que llegue a una altura descarada el kimono en estos.

"¿Qué me decís? ¿Qué os haría más ilusión?"

Y volvía a sonreír... Esta mujer esperaba una respuesta... y algo te decía que lo que dijeses ahora no sería simplemente la elección de un personaje... puede que ella esperara más... Puede que esperase un mensaje subliminal...



Procuro no mostrar atisbo alguno de mi sorpresa cuando me ofrece uno de los papeles principales de la obra. Recuerdo las palabras de Aruko respecto a mi máscara semitransparente y me pregunto cuánto habría conocido de mí mi sensei a través de ella.

"Cualquiera de los papeles que me ofrecierais me haría ilusión, Kiho-san, puesto que es para mi un honor poder trabajar a vuestro lado, y ningún personaje de los que me ofrecéis es de escasa importancia."

Cojo la tetera y sirvo a ambas mujeres. Miaka primero y Kiho después. Dejo mi taza vacía esperando que me la llenen.

“Por una parte, siempre es un placer poder seguir los pasos al Kami Escorpión, y demostrar en un escenario lo que es la lealtad a un público no siempre bien dispuesto. Bayushi es el verdadero protagonista de esta obra."

Hago una pausa mientras dejo la tetera. “Una muestra más de lo que significa servir y toda una inspiración para algún... o alguna joven abrumada por la responsabilidad y que pueda estar buscando su lugar dentro de su clan y del Imperio.”

Coloco adecuadamente la manga izquierda de manera delicada, lenta y seductora, tal y como lo haría una geisha, dejando a la vista uno de los múltiples escorpiones que decoran mi kimono. Por supuesto intento que no parezca ningún tipo de burla, al fin y al cabo sé con quién estoy en la habitación.

“Por otra parte, el papel de Hantei siempre es el de un héroe. Herido mortalmente en la lucha contra las criaturas de su Hermano Oscuro, está rodeado de sus otros hermanos en el momento más trágico, el de su muerte.”

La manga derecha ahora, y de la misma manera. Esta vez oculto el escorpión e intento que quede el raso granate de la seda a la vista, sin adorno alguno.

"Todos los samuráis querrían ser Hantei, y estoy seguro que es el papel por el que cualquier joven ávida de aventuras se sentiría atraída…"

Me ha gustado esa mirada pícara. Intento imitarla, lejos de cualquier masculinidad con la que suelo mirar. Aprovecho que puede parecer que esté imitando a “cualquier joven” de la que hablo, y miro a ambas mujeres, buscando cualquier reacción.

"Estoy deseando hacer esa prueba de audición en el escenario y averiguar allí cual es mi sitio correcto. No desearía que todo el “montaje” se viniera abajo a causa de una elección inadecuada de un butei inexperto."

Un leve énfasis a una palabra. No necesito dar más explicaciones. No me permitiré ni un solo fallo esta vez.



Kiho cogió la tetera mientras sonreía y escuchaba sus palabras. Miaka por el contrario, con sus manos en la taza observaba en silencio con una sonrisa de medio lado desconcertante.

Tras sus largas pestañas Kiho miró fijamente a Masi y le dijo:

"Creo que seréis muy apto para el papel que os asigne... Sin duda... tenéis buena voz y un nivel excelente de observación..."

Dijo por aquella imitación mientras le sonreía ahora amablemente y Miaka asentía con la cabeza.

"Quedaros a comer, Kiho-san, Masi-san, y así luego os podréis ir al teatro a ensayar por la tarde..."

Kiho asiente despacio ante la invitación de la ayudante del embajador, es casi como una orden para ella y luego mira a Masi sonriente.

"Creo que encajarás muy bien en el Loto Negro, Masi-san... bienvenido..."



Asiento con la cabeza cuando Miaka nos invita a comer

"Domo arigato Kiho-san por vuestras palabras. Espero no defraudar la confianza que tanto vos como el Clan ha depositado en mi."

Hago una leve reverencia

"Apenas si puedo contener el deseo de empezar a ensayar con toda la compañía, y estoy seguro de que allí mejoraré las pobres habilidades que ahora poseo.

Los pájaros cantan ruidosos, e incluso se oye el murmullo del agua que recorre el estanque del jardín. Las dos mujeres me preceden caminando silenciosamente por las tablillas de madera. Su conversación es totalmente inocente acerca de los temas más comunes.

Detrás de ellas, camino en silencio disfrutando del paisaje. Noto el pergamino oculto en mi kimono, y resisto la tentación de sacarlo y leerlo de nuevo. Antes de entrar en el comedor, miro en dirección al distrito Ieku. Después entro sonriendo en la habitación; la verdad es que estoy hambriento.

Cerrado

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 8 invitados