Concubinas, prostitutas y geishas

En rokugan hay muchas tradiciones, y detalles que aprender.<br>¿Que mejor que hacerlo de la mano de uno de los maestros?.
Avatar de Usuario
Soshi_Makie
Mensajes: 24
Registrado: Mié Dic 03, 2008 10:28 pm

Concubinas, prostitutas y geishas

Mensaje por Soshi_Makie » Jue Dic 04, 2008 5:55 pm

Trasladado del antiguo foro:
Shosuo Gesseri escribió:En una sociedad donde el matrimonio se establece por otras razones que el amor, se dan ciertas costumbres. E el matrimonio, el que tenga más rango social de la pareja (lo cual no significa necesariamente el marido) tiene el derecho de poder visitar casas de té, o por decirlo de otra forma, encontrar "entretenimiento" fuera de casa. (Y si, hay geishas y prostituas de género masculino en Rokugan).

Un samurai puede tomar una concubina - una "pareja" oficial a la que se le procura lo mismo que a una esposa, pero no tiene lo mismos privilegios (control de la hacienda, etc). Las concubinas pueden ser antiguas geishas, mujeresa samurais (aunque normalmente de los rangos más bajos) o incluso campesinas. Debido a que esta relación es menos formal que un matrimonio, hay que preocuparse menos de los aspectos políticos y sociales, por lo que el samurai normalmente ama o desea más a sus concubinas que a su esposa oficial. Los hijos de las concubinas son legítimos, y pueden optar a ser herederos.

Como se comenta a menudo las geishas no son prostitutas. Son muejres con una alta reputación como artistas, entrenadas desde muy jóvenes en las bellas artes de la música, la poesía, la danza, la ceremonia del té y la conversación. Una geisha puede dormir con un cliente si ella quiere, pero él nunca puede insistir en ello, y de hecho muchas geishas piensan que han fallado si no consiguen satisfacer los deseos de sus clientes usandos sus habilidades artísticas..


Aparte de entretenimiento, las geishas también dan un aopoyo emocional muy necesario. No se espera que un marido ame a su mujer o que confíe en ella - su papel es ser el duro y severo señor de la casa. Con una geisha es libre de ser él mismo. De reir, llorar, comaprtir sus sueños y esperanzas, en un entorno relajado y (esperamos RollEyes ) totalmente confidencial


Las prostitutas son una historia completamente diferente. Varían desde las callejeras y las de las casas de baño hasta las de clase alta, casi tan refinadas como las geishas, pero todas dan el mismo "servicio". Las que son patrocinadas por un samurai son aquellas que no tenian el refinamiento necesario para ser geishas, o que no les dieron esa oportunidad. Normalmente trabajan en el ambiente refinado de una casa de té, y como las geisha tiene una estricta jerarquía basada en su habilidad y en su gracia innata/belleza.


Aunque las casas de té sean un sueño para sus clientes, para las trabajadoras no es siempre tan feliz. Las niñas, y en menor medida, los niños que trabajan allí son vendidos a una edad muy temprana, y para muchos de ellos la única esperanza de un mañana mejor es pagar su contrato de venta y casarse, o quizás ahorrar lo suficiente para convertirse en la okasan (jefa de casa de té o de geishas) de su propio establecimiento algún día.
Isawa Hiromi escribió:(Libro a recomendar: Memorias de una geisha)

Las oniagan son las prostitutas de superlujo, tanto que en la sociedad sólo le son rentables a los más poderosos, en este caso los daymios, debido a las grandes sumas de dinero que cobran y a que incluso se permiten elegir sus clientes. Son prostitutas que han ido ascendiendo no sólo por su belleza, sino por sus variados... "trucos" que consiguen hacer de ellas no sólo unas amantes excepcionales sino unas mujeres con muchas artes refinadas, pues para llegar a este rango los enseres de cama no son los únicos que deben saber manejar a la perfección.

Los prostíbulos estan en zonas alejadas de la zona comercial y diaria, en el extraradio de las ciudades, y estan controladas por la mafia, estos suelen estar liecenciados de manera que sean más facilmente controlables. Además, estan separados y son diferentes de los licenciados de casas de geishas, los cuales si estan en un lugar más privilegiado más cercano de los lugares de vida nocturna más... "politicamente correcto".

Los samurais no suelen acudir a los prostíbulos, pues siempre pueden intentarlo con geishas, aunque, como se ha dicho anteriormente estas no tiene porqué hacerlo.

Las ochaya son las mujeres que llevan las casas de geishas, suelen haber trabajado en el gremio antes y han conseguido dinero suficiente como para pagar su libertad y luego formar una casa para ellas. Normalmente esto se debe a que un samurai le ha dado el dinero para sacarla de aquel ambiente y procurarle una vida mejor en donde él sólo pudiera ser quien la visitara y no tuviese obligaciones para otros clientes. Las okiyas son los lugares en donde viven las geishas, que son los edificios contiguos a las casas de té.

Las geishas suelen moverse por las casas de té también junto con los clientes o puende ser reclamadas en varios lugares. Sus ingresos van todos a la ochaya y sólo se quedan con una parte minúscula que la guardan para tratar de comprar su libertad.

Los damna son aquellos clientes samurais que apadrinan, por decirlo de algún modo, a las geishas y se hacen cargo de todos sus gastos. Suelen ser sus amantes, y estos tratan de que esten lo mejor cuidadas que puedan. les hacen regalos de kimonos, especias, joyas,... Un buen damna puede hacer que una geisha no desee dejar de serlo, pues la mantiene con un nivel de vida superior al que normalmente llevarían. Sin embargo, como los damna eligen a sus geishas por amor o por su físico especialmente atrallente... esto puede ser modificable con el paso del tiempo, al igual que la llama del amor puede apagarse. Por eso mismo las geishas que poseen damna tratan de guardar lo que se les va dando para cuando haya... "tiempos peores".... Aunque lógicamente, estas tratan por todos los medios posibles de "retenerles".

Para convertirse en el damna de una geisha el samurai debe ser presentado a la ochaya y esta debe dar el visto bueno. Para ello el samurai hará multitud de regalos a la ochaya 8arreglos en la okiya, dinero, especias caras, sedas,...). Si es rentable esta relación de patronazco se podrá establecer, sino, es un grave insulto tratar de forzarlo.

El ritual de mizuage es el desvirgamiento de una geisha (se hace al inicio de su "carrera" como tal). Por este suelen pagarse grandes sumas de dinero entre postores invisibles que ocultan su identidad. El desvirgar a una geisha es casi un ritual ya y dependiendo de quien lo consiga la geisha podrá utilizar luego sus contactos a través de él incluso. Si juega bien sus cartas no sólo pagaran una enorme suma por ella sino que el samurai que lo haga podrá ser lo suficientemente influyente para ayudarla en su carrera que está apunto de empezar. Para ver la complejidad de este ritual en el queliteralmente sólo es penetrada, sin más rodeos ni repámbulos, debemos pensar que incluso el samurai le da las gracias a la geisha por ese servicio antes de despedirse de ella. (si, es ridículo, se pagan cifras astronómicoas por... ¿cinco minutos? No... menos... ^^U)

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado