"On" Fachada

En rokugan hay muchas tradiciones, y detalles que aprender.<br>¿Que mejor que hacerlo de la mano de uno de los maestros?.
Avatar de Usuario
Miya Nadesiko
Shisha sonriente
Mensajes: 3219
Registrado: Vie Oct 31, 2008 9:03 pm
Ubicación: Donde mis pies me lleven

"On" Fachada

Mensaje por Miya Nadesiko » Jue May 13, 2010 2:47 pm

[Con la ayuda de Koji, que me ha pasado el documento base, creo que es hora de aclarar este concepto, sobretodo para aquellos que no estén del todo familiarizados con este elemento de la cultura japonesa y rokuganí, y al resto para repasar ^__^
Y espero que si hay alguna duda o añadidura se plantee ^^]


------------------------------------------------------------------------



El célebre estudio antropológico de Ruth Benedict sobre los patrones de la cultura japonesa, “El crisantemo y la espada” (1946), popularizó los conceptos de “cultura de la culpa” y “cultura de la vergüenza” para describir las diferencias entre la mentalidad occidental y la japonesa.

En términos generales, en una cultura de la culpa (occidental) los individuos evalúan sus acciones sobre un patrón moral absoluto (Dios, conciencia…), independiente de la moral de sus congéneres. Si hacen algo que sus patrones morales consideran malo, se sienten culpables de ello aunque nadie más lo sepa.
Una cultura de la vergüenza (japón, Rokugán) en cambio, utiliza la opinión del grupo como patrón para evaluar la estatura moral del individuo (sin añadir grandes premisas como Dios). La motivación principal para actuar según las normas morales en tal caso es cumplir las expectativas que el grupo tiene de ellos. En ese sentido es mucho peor que el grupo crea que alguien ha cometido un crimen cuando realmente sea inocente que el caso opuesto, siendo remarcable esto último.


Sobre esto podemos poner varios ejemplos ilustrativos, entre los más gráficos son el sexo y asesinato.

Por ejemplo a un samurai su señor le ordena asesinar a una víctima inocente; el samurai cumple y es felicitado por sus colegas. Dado que sus actos seguían instrucciones de un superior y sólo le traen alabanzas del grupo (Clan) frente el cual se autorreferencia moralmente, el samurai no se avergonzará de lo que ha hecho ni sentirá culpa alguna. Y esto se consolida con el segundo pilar que el samurai es el que sirve, lo cual implica que su deber no es moralizar acerca de las ordenes de su amo, dos motivos para no sentirse culpable, sino todo lo contrario, sentir que ha cumplido más que honorablemente con su deber y que sus Ancestros bien pueden estar orgullosos.
Un occidental aquí se sentiría culpable por haber asesinado a un inocente en cualquier caso (claro referido siempre a tipos con una moral estándar establecida, también para los japoneses)…



Una samurai-ko casada se queda a solas en una habitación cerrada con un viejo amigo de la infancia. Aunque no rompa los votos del matrimonio y se mantengan en todo momento cada uno en una esquina de la estancia, sucederá:
-Si el grupo llega a tener conocimiento de esto, dará por hecho que ha sucedido algo inapropiado y colgarán el estigma de adúltera a la mujer. En occidente esto afectaría a la vida social de la mujer, pero en su interior se sabría inocente y no cargaría con culpa alguna. En Japón y Rokugan la mujer se siente avergonzada al recibir la crítica y el desprecio de la comunidad y carga interiormente con la culpa del adulterio aunque no lo haya cometido en realidad.

-Si el grupo no llega a tener conocimiento, nada sucede. Incluso si realmente si ha habido adulterio, la mujer en la cultura de la vergüenza (la Rokugansesa) no sentirá culpa alguna, ya que no ha erosionado su reputación ni la de su marido.
En nuestro mundo occidental su conciencia la haría sentir culpable aunque no lo supiera nadie más, lo que le llevaría tal vez a contarselo a su esposo para aligerar su sentimiento de culpabilidad (aunque sus problemas sociales comenzaran a partir de ese momento, moralmente se sentiría liberada).


Por lo tanto podemos decir que la cultura de la vergüenza rokuganí se cimienta en los preceptos de la aceptación social y de "lo que ocurre en la intimidad y en el secretismo nunca ha sucedido" dejando a un lado la moralidad o los juicios superiores.
"Oye mi voz, pues es la del Emperador"


"El arte de la guerra es la manera de conservar la paz"

Miya Nadesiko, heralda del Imperio Esmeralda

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado