Día 4º.- Tarde-Noche.- Bayushi Sakura

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Jun 18, 2012 9:54 am

"Justamente es mejor porque todo el mundo puede tener un buen día iluminado para los relatos, pero si te dijeran por ejemplo que pintases...."

Bromeó Yugao.

----

Yukihiko te miró de arriba a abajo y al final asintió despacio.

"Todo perfecto..."

Te dijo con una media sonrisa.

"He venido en rickshaw, donde vamos queda algo lejos, así iremos más rápido.

Yukihiko te hizo un gesto caballeroso para que salieras tu primero y fuerais hacia el transporte y te condujo hasta este y te ayudó a subir.

"¿Habéis estado alguna vez en el distrito exterior Tesarugi? Te preguntó es uno de los distritos exteriores más grandes y más heterogéneos... Tiene de todo y se le da la bienvenida a toda clase de actividades, su Gobernador es Mirumoto Tesarugi, en hombre mayor aficionado a las colecciones extrañas... su distrito es un poco como él."

Te comentó mientras el rickshaw avanzaba rápidamente.

"Ahora bien, a dónde vamos exactamente... eso es una sorpresa."

Te sonrió con misterio.


La noche en la Ciudad de Otosan Uchi era tan hermosa como el día, la agitación de las calles nunca moría, si bien se transformaba ahora en viandantes vestidos y engalanados que salían a cenar, a eventos, a pasear... Los farolillos rojos por las calles, las risas entre los abanicos, las geishas que iban a trabajar a los palacios cercanos y a la casas de té.

Toda una vida propia al amparo de cientos de estrellas que se podían ver en el firmamento. Como si todas las luces de la ciudad desearan imitar las del cielo.

Los Distritos exteriores tenían la ventaja de tener una variopinta "fauna" ya que allí estaba permitido que hubiera toda clase social. Las enrevesadas y laberínticas calles de la ciudad te iban dejando ver pequeños momentos de belleza sublime de jardines ocultos entre casas, templos pequeños en calles insospechadas y barrios enteros llenos de actividad.

Tras cruzar varios puentes, el rickshaw se paró y Yukihiko te dijo de bajar ya.

"Terminaremos el último trayecto andando, es mejor."

Dijo mientras se bajaba y te tendía la mano.

"¿Ansiosa por ver a dónde vamos?"

Bromeó.

"Sólo un poco más y resolveremos el misterio..."

Aunque Yukihiko tenía un aire muy marcial en aquel momento se la veía relajada, hasta divertida.

Te hizo caminar por una calle estrecha que desenvocó en una mucho más amplia que parecía tener un poco de pendiente hasta que de pronto se terminó en una larga escalera que parecía hacia un templo. La ciudad, aunque estaba en un valle, tenía sus propias colinas dentro de esta, al igual que la Ciudad Prohibida estaba en una, había otras que hacían de la ciudad no una llanura, sino un laberinto con distintas alturas.

La escalera de piedra estaba custodiada por hileras de árboles frutales y de cerezos que por la noche, con varias luces encendidas cada cierto tiempo le daban un aspecto mágico. Un sonido lejano parecía provenir de la cúspide, parecía un murmullo que se incrementaba a cada paso, el sonido de una flauta lejana y de un enorme tambor que resonaba cada vez con más fuerza.

Los últimos escalones estaban llegando y una luz más fuerte de la superficie, del final de la escalera llegaba al igual que el murmullo que ahora parecía un sonido de gentío, entre risas y conversaciones imposibles de detallar.

Tras el último escalón de pronto te topaste con una escena que bien parecía a parte de la ciudad, era un enorme templo, al fondo, con hileras de edificios a los lados, con árboles adornados con guirnaldas y farolillos, con tenderetes de comida y de puestos de diversión, con tiendas ambulantes de máscaras, con atracciones para atrapar pececillos... Era una feria nocturna! y había por todas partes niños jugando, parejas paseando, viejecitos observando los puestos... Pues entre ellos lo que había, sin duda, era muchas tiendas que exponían pinturas.

Todo rodeado de un alo de tranquilidad, de alegría, de emoción de esa sensación como cuando eres niños y esperabas ansiosos los festivales de verano.

Yukihiko te sonrió al ver tu expresión y te dijo:

"Este es el festival del "Monasterio de los Grabados en Paja" es un lugar de pintores que buscan la iluminación y monjes que siguen el mismo arte para encontrar su camino...

No sólo puedes comprar arte, sino que creo que tiene uno de los festivales más bonitos de toda la ciudad..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2842
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Lun Jun 18, 2012 3:09 pm

Incliné la cabeza en agradecimiento a esa caballerosidad y caminé contoneándome con estilo hacia la calle, dedicándola una sonrisa tras un abanico de madera pintado a mano al pasar junto a la Doji. No hacía calor pero de todas formas rara vez usaba los abanicos para abanicarme, así que me daba lo mismo llevarlo de noche que de día.

-¿El distrito Tesarugi? -repetí pensativa, por si acaso recordaba haber pasado por allí, pero de permanecer en sus calles nada, seguro -No, nunca he estado allí. Un gobernador dragón... Quizás sea un estereotipo, pero resulta interesante lo imprevisible que pueden ser esos samurais aplicado a todo un distrito exterior -dije sonriendo, mientras me apoyaba lánguidamente en el reposabrazos del transporte y miraba las calles por las que pasábamos con una atención repleta de curiosidad e interés. Sin olvidar pasar la vista a mi acompañante cuando hablaba, claro, seguramente ella fuese el hecho más interesante de todos los de aquella noche.

-Me gustan los misterios -siseé con un aire felino haciendo justo aquello, mirarla a los ojos al decirlo.

Viendo las calles, apreciando sus detalles de hermosura o simple sensación, fijándome en sus habitantes samurais, heimins o geishas, cada uno con una historia que contar y un futuro que vivir, me di cuenta aún más de lo pequeño que había sido mi mundo hasta este momento. Casi nunca había viajado, sólo una vez visitado Ryoko Owari y eso antes de ser adulta, pero ni siquiera era lo peor, ése título lo poseía el hecho de que incluso en la ciudad donde vivía, Kyuden Bayushi, apenas podía contar con los dedos de la mano los lugares que solía frecuentar.
Y todo por culpa de una persona... ¿y para qué? Ni siquiera eran celos, eso sería "casi" un halago pero estaba segura de no despertar ese sentimiento en él, se trataba sólo de mezquindad.
Sacudí mi mente dejando que el aire nocturno golpease mi rostro, no quería pensar en todo aquello, no ahora. Además mi venganza esta servida, ahora era libre de venir aquí y él no podía evitarlo, y, pasara lo que pasara, estaba decidida a que nunca pudiera volver a hacerlo.

Era el fin del trayecto en rickshaw, así que volví a la realidad por fuerza al darle la mano a la Doji y volver a sentir aquella mezcla de frío y calor, como si su piel estuviera cubierta de una fina capa de hielo que mantuviese constante una temperatura cálida bajo éste -Ahora que hemos parado... si, creo que siento un poco de deseo por llegar... aunque ni siquiera se a donde -reconocí con una sonrisilla inocente, confesando realmente lo que sentía.

Cuando llegué a las escaleras me recordó al templo de Ai-kami. Claro que mejor cuidadas y sin apariciones aterradoras, pero el estilo se parecía así que supuse que todos los templos de la ciudad poseían ciertas características similares. Mientras subía esperaba una plataforma final tranquila y silenciosa, repleta de plegarias a alguna divinidad escritas durante el día, así que cuando llegamos arriba mi sorpresa fue mayúscula. Era un templo, si, pero la superficie era enorme y estaba repleta de vida... un festival de algún tipo, delante de mis propios ojos.
-Yukihiko-san... es una feria, de noche -dije en una voz muy viva y revestida de la alegría infantil que todo aquello hacía bullir en mi ánimo, mientras unía las manos nerviosa casi bajo mi barbilla y miraba todo aquello con los ojos muy abiertos.

-Es precioso
-dije emocionada mientras me acercaba a uno de los puestos. Me encantaba el arte y por eso lamentaba no haber asistido al evento con Satomi, pero esto compensaba eso tranquilamente -De hecho había pensado en decorar la nueva capilla que haré construir en mi jardín con alguna pintura adecuada a la atmósfera de Benten, la belleza y la feminidad... quizás alguno de estos autores se haya adelantado a mis anhelos con su propia inspiración -expliqué con una enorme sonrisa volviéndome hacia la bushi grulla.

-Oh, peces -exclamé moviéndome hacia una de esas atracciones de atrapar pececillos en un estanque con una especie de paletas de papel que se rompía al moverlo bajo el agua, pero que tenían premio si conseguías sacar alguno. Era realmente difícil pero me había dado cuenta hacía tiempo, por casualidad, de que se parecía mucho al manejo de un ninjato, mucho más frágil que una espada samurai y que debía manejarse con precisión absoluta, clavar y sacar. El agua era el enemigo entonces y se trataba de "apuñalarla" con exactitud, justo cuando el pececito estuviera en el lugar adecuado, así podía usar mi habilidad para sacarlos.
-¿Acepta un reto de esta dama, kendoka-san? -bromeé "apuntando" con uno de los artilugios a la Doji, pretendiendo jugar para ver quien podía sacar antes al animalillo -Hum... si consigo sacar alguno, quiero que lo devuelvan a su hábitat como premio -le indiqué al tendero -¿Son de río o de mar? -pregunté con curiosidad.

Out: si hay algún cuadro de ese estilo, que gustase a la sensibilidad particular de Sakura cuando lo viese, iría alli sin duda.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Jun 19, 2012 9:52 am

Yukihiko al ver tu expresión sonrió y asintió:

"Si, es un festival nocturno....

Me sentía mal por haceros perder la exposición de arte en la Ciudad Prohibida... sé que esto no puede compararse a la mejor galería de arte del Imperio pero... algo es algo."


Te sonrió con dulcura mientras te veía examinar los cuadros muy entusiasmada.

Yukihiko seguía tus pasos un par de pasos por detrás tuya, como el padre que ve a su hijo en un festival nervioso moviéndose de un lado para otro mientras sonreía por tu expresión y entusiasmo.

"¿Un duelo? Yo pensaba cogerte todo los que quisieras... pero si quieres retarme..."

Aceptó tu duelo con una media sonrisa en sus labios.

El heimin que vendía los pececitos te dijo:

"Son peces de colores de estanques, mi señora, son de río, aunque sería una pena que los dejara libre, seguro que usted podría tener un hermoso estanque en donde serían muy felices."

"¿No quieres un estanque a juego con tu templo?"

Bromeó Yukihiko.

"Yo no puedo construírtelo, pero te lo puedo llenar de peces si quieres."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2842
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar Jun 19, 2012 5:44 pm

-¿Por qué debería sentirse mal, Yukihiko-san? -pregunté distraida mientras pasaba de un puestecillo a otro y me detenía unos instantes en uno de máscaras de festival -La idea de "perderse" la celebración de la corte para descubrir lugares hermosos y desconocidos para mi en la ciudad, fue mía. Soy yo quien debería sentirse culpable, en todo caso, por hacer que usted se pierda una oportunidad de lucir junto a sus hermanas... Aunque no creo que la cortesía le obligase a aceptar una ocurrencia como ésta, así que mi conciencia está tranquila de saber que hizo lo que quiso -dije girándome con un tono alegre, con una máscara infantil de gato cubriendo la mitad de mi rostro mientras le sacaba la lengua bromeando. Me reí emitiendo un sonido dulce y aniñado.
-Como mucho podría lamentarse de no haber sido capaz de desanimarme una vez se me metió la idea en la cabeza... Pero si le sirve de consuelo, pocas personas son capaces de lograr eso conmigo -volví a sonreir mientras sostenía la máscara en mis manos y la miraba melancólicamente. En aquel momento, algo en mi cabeza me decía que de niña me encantaban esos juguetes, disfrazarme, pero no conseguía recordarlo. Quizás mis padres me compraron alguna vez una como ésta, tal vez no... y me dolía no ser capaz de acordarme de ellos.

Pensé en comprarla, pero eran cosas de niños y no quería parecer tan infantil ante la Doji; además comenzaba a invadirme cierta tristeza, por lo que la dejé donde estaba y seguí la ronda de curioseo.

-No hay que sentirse mal cuando estás donde querías estar, ¿verdad?
-susurré en voz alta, a medias para la bushi y para mi misma -Y usted, Yukihiko-san, ¿está donde desearía? -pregunté volviendo a sonreir, algo más tímidamente.

-¿Quiere atraparlos para mi? -repetí saboreando las palabras como si tuvieran auténtica sustancia, bajando levemente la cabeza como si fuera un gesto tímido por el ofrecimiento, mientras que seguía mirándola ahora a través de las pestañas, con un descaro que contrastaba con el resto de mi postura -Está bien... no se cuanto me costará cada uno de ellos -dije con un retintín divertido, provocativo más que realmente ofensivo de ningún modo -Pero me agrada la idea... ¿a qué mujer no le gusta ser agasajada con toda una muestra de habilidad como ésta...?

Ahm... pero... tened cuidado, Yukihiko-san, dicen que soy una chica consentida... Si comienza a ser indulgente con mis caprichos... quizás luego no pueda "detenerme"
-susurré ocultando a medias una sonrisa sibilina y sensual con la paleta de papel que aún sostenía, y que después le tendí por el mango con un gracioso "tened vuestra espada, mi paladín" en los labios.

-Hum, ¿crees que los peces son felices en un estanque sólo por tener colores bonitos, amable tendero, que los dioses los han creado para nuestro deleite y así ellos ven cumplido su destino mejor que en el río, viviendo y muriendo libres? -cuestioné con un tono amistoso, pero con una ligera dosis de malicia divertida contenida en la pregunta. No quería poner al feriante en un compromiso, sin embargo sentía algo de curiosidad por conocer la opinión del pueblo llano por ese tipo de cuestiones tan alejadas de sus necesidades de supervivencia básicas.

Finalmente yo misma me llevé el dedo índice a los labios, reflexiva -Si, la verdad es que si había pensado en construir estanques alrededor del templete... uno al menos para purificar mi propio cuerpo al acceder al altar, pero no hay motivo para que el resto esté desprovisto de una animada y hermosa vida... Está bien, Yukihiko-san -añadí esbozando una sonrisa convencida al fin, de nuevo jovial y alegre como la de una chiquilla emocionada por todo aquel escenario.
-Quiero a... Shosuro -dije señalando uno de colores rojizos y oscuros -A Doji... oh, a Shinjo... y a Matsu, el más grande -que acababan de ser bautizados coincidiendo con sus colores azulados, morado y dorados, respectivamente.
-¡Mira! Ése rosado es Sakura... y aquel plateado es Yuki... también los quiero -sonreí; después de todo también era un tipo de reto sacar unos peces en concreto, no cualquiera de la pecera.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Jun 21, 2012 10:24 am

"Pero al final más que al arrastrada soy la guía, si que tengo algo de culpa."

Te replicó esta mientras te seguía un par de pasos por detrás tuya mientras te observaba con una queda sonrisa en sus labios.

Yukihiko observó las máscaras mientras tu pasabas de ella, tras mirarlas también y te siguió mientras tu proseguías curioseando por todos los puestos y hablabas. Al final, cuando te volviste para preguntarle si estaba donde deseaba te distes cuenta que tenía puesto una máscara de una mujer de kabuki, con sus mejillas pintadas de rojo circular y aquella expresión tan característica y de pronto te puso ella la máscara de gato que habías tenido tu entre las manos.

"¿Quién sabe si estoy donde deseo?..."

Dijo mientras comenzaba a andar ahora ella delante y te dejaba atrás, con tu nueva máscara comprada y sin saber su expresión al verte sorprendido por aquel detalle que te decía que podías ser todo lo niña o caprichosa que quisieras.

Yukihiko se puso en un lateral de la cabeza la máscara y se inclinó, de cuclillas, sobre la pecera viendo los peces moverse.

"Claro... los que quieras..."

Te dijo mientras los observaba.

"Vale... este es el trato... yo tengo tantas oportunidades como peces quieres más dos, para dejarme un poco de margen que hace mucho tiempo que no hago algo así. Si lo consigo, entonces... no quiero nada a cambio. Y sino, ya se me ocurrirá algo."

Te dijo levantando algo su perfil y mirándote de reojo.

"No tengo la más mínima duda, mi señora, que estos peces desearían estar con alguien tan bello como usted en su lago que solos en un río."

Te contestó el tendero del puesto con una amplia sonrisa.

"Yo también lo creo."

Apoyó aquello Yukihiko mientras tomaba la paleta.
Tras lo cual, asintió a tu petición de cuantos peces querías y le dio una moneda de plata al tendero. Este trató de decirle a la Grulla que era dinero más que de sobra y esta le hizo un aspamiento con la paleta mientras le decía:

"Es un precio justo por tranquilidad, conversación y peces, así que déjelo estar que tengo que concentrarme."

Yukihiko sacó de su obi una larga cinta blanca que usó para atarse las mangas y así no mojarse las del precioso pero simple kimono y te miró de reojo mientras te decía:

"No creas que los voy a coger a la primera, hace mucho que no hago esto..."

Sin embargo sus palabras con el siguiente resultado fue totalmente opuesto. La primera pala se le escapó tratando de coger a la escurridiza Shosuro, pero la segunda pala hizo que este saltara del agua al bol preparado para cogerlos. Tras este primer intento fallido y la posterior victoria, con una velocidad pasmosa y una maña digna de la duelista que era, la Grulla fue sacando uno a uno los peces del agua con una expresión totalmente concentrada hasta que sólo quedó Matsu, el más grandote de los peces. La primera paleta una vez más se le partió por el peso del pez ante el impulso y en un último intento, de los dos extras que tenía... al final logró sacar al pez de un golpe rápido y certero.

El dueño del puesto muy asombrado aplaudió y felicitó a Yukihiko mientras esta se levantaba despacio con una media sonrisa satisfecha y de nuevo se ponía la máscara en la cara dejando que el hombre te ofreciera una bolsa con los peces de colores dentro nadando.

"Le cazaba muchos peces a Aki-chan cuando era pequeña."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2842
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Jue Jun 21, 2012 5:59 pm

-La culpabilidad es un lastre innecesario -repliqué girándome lo suficiente como para que mi rostro asomara grácilmente sobre mi hombro, llevándome con una exquisita languidez el dedo índice a la comisura de unos labios sonrientes por los que asomaban tímidamente las pinceladas perladas de mis dientes -¿O acaso quiere decir que en realidad me ha seducido para que abandone mis quehaceres con sensuales promesas de diversión y descubrimientos excitantes? Creí que yo era la pérfida escorpión, Yukihiro-san -reí inocentemente, bromeando de un modo bastante confiado, no tan coloquial como para ser descortés pero si emocionalmente íntimo.

Después, cuando de pronto me encontré con aquella máscara de kabuki y la de gato que había comprado para mi, puesta en mi propia cara, me quedé casi congelada por sorprendida. Estaba demasiado acostumbrada a una actitud bien distinta y recibir aquella "bendición" a que fuera tal y como quisiera ser, me tomó desprevenida. Incluso aquella pregunta retórica de la Doji... Finalmente comprendí la calidez de todo aquello y afortunadamente para mi maquillaje la humedad que noté en los extremos de los ojos se quedó ahí. Si, ahora estaba segura de que alguna vez antes de ésta alguien que me quería me había regalado una máscara como ésta.
Miré a la bushi grulla, que se alejaba, y me apresuré hasta alcanzarla, entonces, cuando estuve justo tras ella le tomé el brazo con ambas manos para caminar a su lado, en un gesto muy personal de cariño -Espero que si esté donde desearía ahora, Yukihiko-san... Gracias -susurré junto a ella, apoyando la cabeza delicadamente sobre su hombro. Llevar una máscara resultaba muy liberador para atreverse a hacer algo así, aunque yo estaba bastante acostumbrada ya que nosotros nacíamos con una, como quien dice.

-¿Nada a cambio, eh? -repetí sonriendo -Esos son los tratos más difíciles... Pero está bien, hecho -reí confiada.

-Aduladores -les contesté a ambos mientras levantaba la máscara de gato con una media sonrisa divertida en el rostro, al tendero por aquel halago y a la Doji por secundarlo con tan poco reparo como mucho encanto -Para un pez yo debo resultar demasiado grande, seca y nada escamosa, así que seguramente esté muy lejos de su ideal de belleza -me reí volviendo a ponerme la careta infantil, con un último destello en la sonrisa ampliada justo cuando desaparecía tras ella, que indicaba que de todos modos me agradaba lo dicho.

-Hay cosas cuya práctica no se pierde nunca, y de todos modos se que los espadachines sois muy diestros. Si quería humildad para frontar el reto... lo siento, pero mis expectativas sólo contemplan el éxito
-reí genuinamente honesta, disfrutando todo aquello, la situación y especialmente la compañía.

Al final, pese a agotar sus intentos, obtuvo el éxito que esperaba. Casi podría decir que ni me había planteado lo contrario dada la fama de la obsesión grulla por la superación personal, así que si la Doji había hecho esto alguna vez, no habría parado hasta conseguir cierta maestría, eso era siempre un valor seguro con ellos.
-Bravo, Yukihiko-san, sabía que lo lograría -dije emocionada mientras aplaudía yo también, de una forma mucho más suave y lánguida que el heimin, claro -Casi lamento no llegar a saber ahora lo que habría pensado para "compensarme" si hubiera fallado... pero me habría dado pena dejar a Matsu en la pecera -sonreí alegremente, mientras sostenía el recipiente con los peces, que seguramente ni se habría enterado de todo lo sucedido a su alrededor -Son preciosos -suspiré al verlos nadar de un lado para otro, haciendo brillar sus escamas bajo la luz de los farolillos que iluminaban el puesto.

-Ahora estoy en deuda con usted, mi señora bushi... Aunque no se como se lo podré pagar aquí -resoplé con un aire aniñado -¿Vamos a ver los cuadros? -dije señalando hacia uno de aquellos puestos de artistas.
-Aki-sama es muy afortunada de tener una hermana como usted entonces. Antes le cazaba peces y seguro que ahora le espanta cuervos... Después de todo, es obvio que además de temida seguro que debe ser una de las mujeres más "codiciadas" de la ciudad, y no siempre los pretendientes son todo lo "adecuados" que deberían -sonreí de medio lado.

-¿Y usted, Yukihiko-san? ¿Quien espanta a los suyos? -añadí afilando ese gesto, pero no de un modo peligroso, sino más bien íntimo, mientras volvía a tomarla cariñosamente del brazo.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Jun 22, 2012 10:19 am

"Paradójicamente no creo que nadie se crea que has sido tu la que me has manipulado a mi... así que... Alguien debería sentirse culpable ¿no?"

Bromeó Yukihiko.

"¿Quién sabe...?"

Susurró tras la máscara Yukihiko, dejando que la cogieras del brazo, moviendo su cara enmascarada hacia ti y bajando tu máscara para ocultar tu rostro también mientras paseabais. ¿Cómo se os vería desde fuera? Sin duda extraño en la mezcla de los colores y la cercanía...


Yukihiko, con la máscara de kabuki puesta en la cabeza y con los brazos cruzados pareció incluso sonreir, aunque no pudieras verlo, ante tu reacción.

"Fallar no es una opción para los bushis ¿verdad? me temo entonces que me llevo mi premio-trato, nada de nada."

Esta te observó como los mirabas encantada y te dejó pasar para ir a ver los cuadros, tal y como le habías propuesto, andando despacio entre tenderetes.

"Los buitres se los sabe espantar ella ya solita, pero los cuervos son otra cosa... dijo sobre Aki en general... teniendo yo mi espada y mi habilidad ella no necesita a nadie más, o no quiero que necesite a nadie más para procurar su seguridad...

Son cosas de hermanas, ya sabe..."


Te dijo mientras observabais unos cuadros con diferentes visiones de temática bucólica y paisajística.

"¿Los míos? pareció casi reirse Los míos son preocupación de mi padre... Juré voto de castidad hasta el día que me casara, si eso llega a pasar, porque para eso el candidato debe vencerme en un duelo..."

De nuevo es como si la máscara sonriera por ella.

"Así que como veis no tengo demasiados problemas actualmente... Muchos consideran que es demasiado esfuerzo para alguien que empieza ya a ser "mayor" para ser una esposa, y a mi no me pesa... sé que las generaciones venideras de mi familia dependen más de mis otras hermanas... yo estoy consagrada a la espada..."

Yukihiko te señaló un cuadro de un amanecer en la costa.

"Ese amanecer se ve desde Kyuden Doji." Te dijo.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2842
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Vie Jun 22, 2012 10:41 pm

-Hum... ¿está diciéndome que puedo conseguir que otros samurais hagan lo que yo quiera, hacer brotar la culpabilidad en sus mentes y que encima nadie crea en mi responsabilidad? -pregunté con un tonillo infantil, de la niña que de pronto se da cuenta de su poder de influencia, mientras me llevaba el dedo índice a la boca, mordiéndolo entre dos filas perfectas de dientes perlados que se abrían paso tras una sonrisa hipnóticamente seductora.
Al poco comencé a reirme, de nuevo del modo inocente de antes, ruborizándome lo justo -Lo siento, lo siento... me temo que nunca he conseguido mantener la pose de mujer fatal el tiempo necesario para hacerla creíble -dije "disculpándome" entre las musicales risas, de una forma que transmitía un intenso encanto, pero distinto a mi anterior broma, esta vez si el mío auténtico.

Personalmente no me importaba mucho como nos viéramos desde fuera. Las máscaras cubrían las reticencias corteses al contacto físico, pero no sería la primera vez que caminaba de este modo junto a sensei, e incluso recordaba haberlo hecho con Yugao o la propia Murasaki. Esa cercanía no era extraña a mi sensibilidad.
Era la combinación inusual de celeste y rojo sangre la que resultaría más extraña, pero yo no estaba demasiado metida en asuntos de política, mejor dicho nada, y esas consideraciones no tenían demasiado sentido para mi.

-Fallar no es una opción cuando la causa es sentida, Yukihiko-san. ¿Oh, pretende regalármelos sin más? Ni hablar...
-sonreí, mostrando un gesto opuesto a esa reclamación, en realidad estaba encantada con ser receptora de presentes -Bueno... prométame al menos que vendrá a verlos, les daremos de comer juntas -añadí, rindiéndome aparentemente en seguida, aunque nada más lejos de la realidad.

-Cosas de hermanas protectoras, lo recuerdo. Quiere tener cerca a quienes ama y la forma más eficiente de lograrlo es uniendo sus destinos a través de su propia espada, ella la dama y usted su campeón.

Pero tiene dos hermanas... ¿nunca ha temido no llegar a tiempo para proteger a ambas a la vez?
-pregunto sin malicia, después de todo nunca he tenido hermanos de este tipo. Siempre había bushis dispuestos a defender a las alumnas de Satomi de ofensas reales o inventadas, pero también siempre querían después algo a cambio.

-Voto de castidad
-repetí con una pequeña sorpresa -Ya veo... si el candidato le vence en el duelo ganará un trofeo más valioso que oros y títulos, vuestro respeto. ¿No es eso lo que Matsu-shiryo le propuso a Akodo-un-ojo? Sin embargo éste la derrotó y ni aún así ella dió su brazo a torcer... Yo, sin embargo, cuando encontrase al hombre adecuado, me dejaría ganar empleando mucha menos habilidad de la que poseyera en realidad; siempre hay que dejar algo para el matrimonio -confesé volviendo a reirme con dulzura, de una manera cercana y cálida.

-Pero, si me lo permite, nunca he comprendido la asociación que hacen entre castidad y dedicación a la espada. Puede haber individuos que no sientan ningún deseo sexual, pero son una minoría disfuncional, para cualquier persona, guerreros incluidos, la abstinencia sexual produce una acumulación de energía insatisfecha dentro de sus cuerpos que requiere de esfuerzo y energía adicional para ser controlada... ¿No es eso una auténtica distracción para la senda de la espada?
Sin embargo, quien de el cauce adecuado a esos impulsos instintivos tendrá la mente clara y vacía mucho más tiempo. ¿No lo ha dicho usted misma en la cena, Yukihiko-san? A veces la mejor forma de controlar un deseo es "pecar" hasta que esa tentación deja de ser tal, y se convierte en parte misma de nosotros.
De forma controlada, claro... aunque supongo que la pregunta sería, ¿cual es una forma controlada realmente y cual sólo produce la ilusión de serlo?
-expuse mirándola tras la máscara de gata. Me habría resultado más transparente poder ver sus reacciones ante una cuestión así, pero deduje que con la careta de kabuki podría sentirse un poco más libre para sincerarse conmigo, cosa que me interesaba mucho más que vislumbrar dentro de ella secretos que ya conocía de sobra.

-Oh, estoy convencida de que quien crea que es demasiado esfuerzo tampoco sería capaz de venceros en un duelo; no soy una experta pero si se que la maestría es un arte rara vez es virtud que lleguen a alcanzar los necios
-volví a sonreir -Aunque es una pena... hay personas muy interesantes que no serían rivales para usted, ¿no lo ha pensado?

-Kyuden Doji -suspiré -Espero poder ir a verlo con mis propios ojos algún día... ¿aunque no me ha dicho antes que la mejor estampa, sin comparación, se produce cuando la nieva llega hasta el mar? No es el caso de este cuadro, y después de conocer lo mejor no puedo conformarme con algo menor, y menos aún si es para ilustrar mi altar en honor a Dama Benten-kami -sonreí.
-Señor pintor... ¿tiene usted alguna ilustración de una Yuki no Onna, quizás en la playa de Kyuden Doji? -pregunté, con algo así si que podría agradar a la Fortuna, no me molesté en ocultar demasiado ese detalle.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Jun 25, 2012 9:55 am

"Bueno, al menos piensa que sea mentira o no tu sales ganando, la que ha sido vil menten engañada como una tonta se supone que soy yo."

Bromeó Yukihiko.

"¿Reglarselos sin más? se rió de pronto Los EScorpiones tenéis una peculiar visión de los regalos... ¿Pues no son acaso una ofrenda de algo sin contraprestación alguna más que la buena voluntad de ver a la otra persona feliz? rió pero me parece justo, iré a ver a mis niños, que sus padres estén separados no implica que no los quiera."

Bromeó.

"Bueno, lo cierto es que Kamoko-nee es quien cuida de mí, no te creas... y de ella... bueno... ¿no te he dicho que está casada? La gente no sé porqué pero no suele pensarlo demasiado, pero ya tiene una edad, es normal que lo esté, lo que pasa es que su marido es un hombre discreto y ella tiene mucho carisma, la gente suele quedar eclipsados por ella."

"En realidad Matsu hizo "traqmpas", sabía que él le ganaría, era un dios, así que su premio era si él ganaba, no si ella lo hacía, muy lista... si señor, pero no lo digas por ahí, que voy reconociendo algo de la herencia Matsu o me ganaré a más de un enemigo en casa jaja"

Bromeó contigo.
Luego miró al cielo estrellado y tan hermoso.

"Si... bueno.... ganará mi respecto quien me gane... el amor es cosa de cuentos."

"El sentido de la castidad como bushi es para no "desperdiciar" tiempo, Sakura-san, pues se supone que un bushi debe pensar en la guerra día y noche...

Aunque en realidad... bueno... no estoy tratando de ser... irregular con lo que ya le he dicho... es sólo que, bueno, lo mío es un tema diferente, complicado... personal..."


Masculló esta pensativa mientras oteaba las estrellas. Luego te miró a través de la máscara kabuki y te dijo:

"Pero no es nada terminal bromeó como para erradicar una tensión que al parecer estaba en ella no quiero haceros sentir incómoda, dejemoslo correr..."

¿Pero tu lo dejarías correr?

"Oh si, sin duda en invierno es espectacularmente hermoso, es como si no necesitara ni una flor para estar en la cúspide de su hermosura..."

El pintor oyó tu pregunta y te dijo que si que tenía un cuadro de Kyuden Doji en invierno, pero que no de una temática fantástica, el era más paisajístico, pero un par de puestos más adelante si que había...
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2842
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Lun Jun 25, 2012 3:56 pm

-He salido ganando porque estoy en una feria nocturna en un precioso rincón de la ciudad que ni siquiera sabía que existiera, me han regalado una máscara de gata y... todo ha sido posible gracias a usted, Yukihiko-san. En este caso, lo que pueda pensar cualquier otra persona ajena a nosotras, no significaría gran cosa para mi; no esta noche -repliqué con una sonrisa, mostrada más o menos al descuido mientras recolocaba oportunamente la careta sobre mi rostro.

-Tenía entendido que los maestros de las cadenas de favores y regalos eran los Doji -bromeé, con un tono mordaz pero amistoso; quería resultar amable y cercana, pero no bobalicona -Pero si mi felicidad es contraprestación suficiente para usted... ¡por mi excelente! -exclamé entre dulces risas mientras sostenía los peces por encima de la cintura para poder verlos, alegre y jovial.

-Oh, es cierto. No había pensado en Kamoko-sama más allá de su presencia... ¿Y ya tenéis sobrinos a los que enseñar el manejo de las paletas para capturar peces? -pregunté inocentemente, buscando calibrar esas emociones maternales en ella, que eran uno de los tipos de amor más intensos del universo de Benten, si no el que más.

Dejé un leve "ah" en el aire cuando me explicó la historia de Matsu vista desde aquel punto -Pero Matsu-shiryo no seguía juramento alguno; que yo sepa, la historia describe que tuvo varios hijos, y aunque no se especifica el padre todo apunta al propio Kami león.
Creo, no soy una experta pero creo que Matsu no estaba preocupada por su virginidad sino por el hecho de que al ser evidentemente Akodo-kami un individuo de una mayor e incontestable jerarquía, al casarse con él se vería relegada a un segundo plano, a ser "la esposa de" en lugar de seguir siendo "la"
-precisamente el método de la Doji provocaría lo contrario, que acabaría, dado el caso, por casarse con alguien mejor que ella si o si, lo que la eclipsaría. Era justo la idea que Matsu no soportaba, al menos en mi opinión.

-Hay muchas historias de cuentos que se hacen realidad delante de nuestra cara sin siquiera darnos cuenta a veces, Yukihiko-san. Las canciones de los bardos no son más que pedacitos de realidad aderezados con especies, algunos los llaman casualidad, otros... cuentos de hadas.

Ya veo, ¿quiero eso decir que ahora mismo está usted pensando en la guerra, Yukihiko-san?
-cuestioné con un tonillo dulce, pero también un poco provocador, mientras levantaba la máscara por encima de mi frente para que viera mis ojos -¿Calibra como podría conquistar esta plaza con una fuerza inferior en número de soldados de infantería? ¿Está calculando acaso cuanto, y como tendría que acercarse a mi para matarme de un solo golpe de iai?
Espero que no pero que eso no signifique entonces que le estoy haciendo desperdiciar su tiempo... entonces si me sentiría culpable
-sonreí, sacando la lengua con un aire infantil pero encantador antes de volver a cubrir mi rostro con su regalo.

-Ya me había dado cuenta de que es usted diferente, complicada... e interesante. Si no, habría preferido quedarme sola, se lo aseguro -susurré, volviendo a tomarla del brazo para caminar hacia otro puestecillo, de una forma muy cercana y personal.

-No se deje engañar -volví a hablar mientras nos movíamos hacia el tenderete de más adelante que nos había indicado el primer pintor. Como en todo, nunca era recomendable quedarse con lo primero que vieras, así que aunque me gustaban los paisaje, prefería algo más personalizado conmigo -Soy una mujer casada, hace tiempo que perdí cierta inocencia, así que dudo que pudiera hacerme sentir incómoda... Es mucho más probable lo contrario... pero entiendo que no se fíe de alguien como yo para compartir ese tipo de pensamientos... -dije resoplando una sonrisilla, algo atrevida y sensual, con un aire de tristeza a la par, pero sin demasiada intención de precisamente incomodarla ahora. Ya había tenido suficiente con Umeko durante la esgrima, no quería repetir pasos en falso con otra admiradora de Dama Matsu.
Así que me conformé con resultar inocente, melancólica y lánguida.

Agradecí su amabilidad al autor y sonreí con un ligero cabeceo de cortesía antes de seguir en busca de aquella referencia -Flores no necesita, pero si una presencia o de lo contrario nadie lo recordaría o habría podido pintarlo. La belleza de la naturaleza sin la presencia humana, incluso la de una dama de las nieves, desmerece, como un exquisito poema que nadie oiga, o una mujer que se vista preciosa para que nadie le sonría...
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Jun 26, 2012 8:45 am

”Bueno, pues entonces dejémoslo en una pequeña victoria para usted, señorita escorpión sin pinzas, ya puede sentirse orgullosa y puede decir que no es “inservible” de vista a los cánones de su clan. Y yo que me alegro de haberla ayudado.”

Te dijo con un tono risueño y divertido por el hecho que realmente parecieras no ser para nada peligrosa y que eso fuera despreciado entre los tuyos, como si apreciara las ironías de la vida.

”Y es cierto, pero mi hermana mayor estudió con ellos, algo he debido de aprender con los años o valiente torpe estaría hecha.”

Dijo esta sobre los regalos.

No pudistes ver su sonrisa tras su máscara pero por su tono y por el aura que percibías era como si lo supieras como si algo dentro de ti percibiera con más y más claridad las facetas del amor y sus connotaciones en el exterior.

”Si, si que tengo sobrinos, tengo dos, la mayor tiene ya 13 años, y este año hará su gempukku, es una niña muy avispada, como su madre y muy taimada, como su padre, será una excelente cortesana. El pequeño tiene siete y es una ricura, nos ha salido artista, desde pequeño se le daba muy bien la artesanía aunque la presencia de los kamis ha sido fuerte en él, como su padre, así que están pensando en que los Asahinas lo adiestren en el arte de crear fetiches para que así pueda conjugar sus dos dones especiales.”

Habló con orgullo.

”Oh, claro, yo nunca hablé de la historia de Matsu como parte de la castidad de las bushi, sino parte de su obsesión por ponerse “ellas primero” y claro, las formas de llegar hasta el mismo resultado son diferentes depende de la persona.”

”La Grulla, querida, no es el rudo León te dijo con un tono burlón y condescendiente al meterte con ella sobre la guerra nosotros pensamos en la sublimación de nuestra técnica que es arte puro, así que como arte tenemos muchas más manifestaciones, y como búsqueda a la perfección muchas más.”

Yukihiko quedó mirando los cuadros paisajísticos antes de pasar al siguiente tenderete, pensativa, quizás algo distante en sus cavilaciones.

”No es nada que me pueda traer la deshonra, así que no es algo que pueda usar “una temible escorpión con vos” Sakura-san es sólo que es algo… personal y que hay gente que le incomoda esos temas personales… dijo mientras miraba entre los cuadros para señalarte uno de una Grulla que parecía transformarse en una bella mujer en el tenderete de pinturas que tenían muchas de sobrenaturalespero digamos que a mi padre difícilmente le daré una descendencia que él desea… siendo yo quien lo desee… pues no soy de la que… desearía un matrimonio habitual…”

Dijo con tranquilidad, sin darle importancia más allá de una revelación personal pero reconociendo abiertamente, algo que no se daba demasiadas veces que no le atraía lo “convencional” en una relación.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2842
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar Jun 26, 2012 8:28 pm

Agradecí el "cumplido" con una florida reverencia, como hacían los actores ya que ella llevaba una de esas máscaras precisamente -Aunque debería saber que, en la naturaleza, los escorpiones con las pinzas más pequeñas son los más venenosos pues no tienen necesidad de sujetar demasiado tiempo a sus presas hasta que éstas mueren a causa del potente veneno. Por el contrario, los ejemplares con las más grandes y espectaculares pinzas saben que tienen que luchar y forcejear, las necesitan porque su veneno no es demasiado fuerte -expliqué con un tonillo divertido y risueño, era una lección que la mayor parte de las personas desconocía, sobre los auténticos escorpiones, y algunos pensaban que era muy aplicable a los samurais de este clan también. Me reí, no pretendía insinuar que se equivocaba al considerarme inofensiva, pero podía pensarlo y siempre era interesante mantener cierto misterio, recuperar la atención cuando la otra persona cree conocerte ya por completo.

-Oh, bien, es bueno saber que no faltarán nuevas remesas de cortesanos grulla que hostiguen a los malvados -bromeé con un suspiro de resignación, como si asumiera que esos siempre seríamos nosotros -Pero, en cualquier caso, siempre resulta adorable ver a las futuras generaciones cuando aún son... digamos completamente inocentes, con toda la vida por delante y todas las oportunidades brillando ante ellos. Espero que ambos consigan desarrollar todos sus dones, aunque con una familia como la que tienen, estoy segura de ello -sonreí dulcemente, asintiendo a aquel orgullo que adivinaba en esos ojos que no podía ver ahora, al menos no con los míos.

-Comprendo a Matsu, quizás le sorprenda pero comparto bastantes de sus ideas, sin embargo no ésta. En general, y no sólo relacionado con el matrimonio, para mi no hay ningún problema en "no estar visiblemente primero", de hecho permanecer en un segundo plano concede muchas ventajas... Yo siempre recuerdo este ejemplo, en un carro tirado por una mula, no es el animal que camina delante el que lleva las riendas... normalmente.
Aunque yo no soy bushi, claro, la discreción para mi es un universo... con un significado completamente distinto
-sonreí, nunca llegaría a saber cuanto pero la idea era válida de todos modos para lo que era normalmente.

Dejé un leve "ah" inocentemente burlón en al aire cuando especificó que no era una leona -Entonces está buscando la perfección ahora... bueno, eso me resulta mucho más interesante. Es mucho mejor formar parte de una búsqueda personal como ésa que no de planes de guerra sin demasiado sentido... todo el mundo sabe que para tomar esta plaza sólo haría falta un infiltrado, no batallones de infantería -reí con una dulzura genuina, casi infantil por la jovialidad y la confianza, no porque fuera estúpida.
-Aunque tengo curiosidad por algo, ¿como está midiendo la perfección esta noche? Lo digo porque, si está dentro de mis humildes posibilidades, me encantaría ayudarla en una de esas sublimaciones grulla que son arte... Oh, no crea que lo digo ahora en tono burlesco, siempre me han fascinado ciertas cualidades grulla -dije volviendo a sonreir, de un modo más sensual esta vez, aunque a causa de la máscara todos mis gestos tendrían que ser imaginados por la Doji basándose en las sutiles variaciones del tono de voz al mover los labios para sonreir. Pero seguramente fuese capaz, era hermana de quien era después de todo.

Los temibles escorpiones no coartan las buenas y deshonrosas historias por nimiedades como "la verdad", pensé, aunque no lo dije claro, no tenía ningún interés en alentar ese tipo de reflexiones en ella -Soy un poco extraña en ese sentido, rara vez me incomodan los temas personales... Satomi-sensei es muy extrovertida para todo lo que tenga que ver con los sentimientos, y siempre ha tratado de crear ese clima de confianza con sus alumnas, así que no me siento incómoda tratando ese tipo de cosas, salvo que cause ese sentimiento a la otra persona o no considere a ésta de fiar, claro... lo que estoy segura que no sucede con usted -volví a sonreir cabeceando ligeramente par ahacer mi buen ánimo más ostensible incluso tras la careta.
Escuché lo que dijo y volví a realizar el mismo movimiento, sin nada más que revelara sorpresa o rechazo, ni mayor o menor interés. Tampoco solté su brazo, ni nada cambió en mi buen ánimo y humor -Comprendo lo que quiere decir, Yukihiko-san, las energías del corazón, fluyan hacia donde fluyan, provienen de Benten-kami -dije, dejando notar lo que fuera capaz de entender, teniendo en cuenta especialmente la devoción y comprensión que Satomi me iba transmitiendo conforme pasaba más tiempo a su lado.
-Ésta es muy hermosa. Me gusta más este estilo de pintura -hablé en voz alta, para que me escuchara el autor -¿Ha retratado alguna vez la aparición de una Yuki no Onna en un paisaje nevado de Kyuden Doji? -pregunté con una concreción casi imposible. Recordaría la que me había gustado, aunque seguía sin haber necesidad de escoger aún; siempre podía volver atrás, y seguía empeñada en esa figura mítica, cada vez cobraba más sentido decorar mi altar con una de ellas, en ese escenario precisamente.
-Si le interesa mi opinión, considero muy valiente reconocer lo que le gusta y desea, y lo que no, incluso aunque sea ante una misma. Cuantas personas no son capaces de llegar siquiera a eso para superar sus "bloqueos", algo tan simple y a la vez complicado como sincerarse con uno mismo... tsk.

Aunque... si no tiene interés en las relaciones habituales... el voto de castidad se convierte en una promesa bastante fácil, ¿o acaso pese a su sensiblidad, p precisamente a causa de ésta, lo interpreta usted de un modo más amplio?
Si no le incomoda que se lo pregunte, desde luego, Yukihiko-san.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Jun 28, 2012 10:07 am

"Que yo sepa, querida, sois vosotros los que tenéis remesas de pequeños y MUY venenosos escorpiones y nosotros los que críamos cortesanos que dan regalos, lo de mi hermana es un caso poco común."

Te parafraseó y se burló de ti.

"Hay quien nace para estar sobre el escenario y los que nacen para escribir las obras ¿verdad?"

Te dijo acerca de si estar en primera fila o no de un matrimonio, y en general de la vida. Tenía que haber de todo...

"Pues si... busco la perfección ahora mismo y con usted. te dijo son tapujos por ejemplo... erradicar cualquier mancha de duda sobre las personas por encima de los Clanes...

Como por ejemplo pensar que un Escorpión puede ser la persona más adorable que he conocido en muchos años...

Así que... si... creo que podría ayudarme en mi perfeccionamiento."


Te sonrió.

Yukihiko no te miró, siguiendo mirando las pinturas cuando hablasteis de aquel tema más personal y por tanto algo peliagudo para los rokuganíes, no para ti, Satomi te había enseñado otra forma de vida. Sin embargo notaste sus energías calmadas, incluso pensates que estaba hasta relajada al oirte hablar.

Al final Yukihiko te dijo:

"Ya te lo he dicho, la mezquina de las dos soy yo, uso de una manera poco adecuada mi castidad... Es para dejarle claro a mi padre que si es por mi elección no formaría una familia a "la vieja usanza"...

A veces me arrepiento de esa forma de pensar pero... por otra parte no incumplo realmente el voto, así que técnicamente no hago nada mal... es sólo que a veces creo que me miento a mi misma...

No sé..."


Susurró.

El vendedor te sacó un cuadro mientras te decía:

"Este es el único que tengo de una Yuki No Onna, pero tiene una historia muy interesante, no lo pinté yo, lo pintó mi hermano y asegura que la pintó porque la vio realmente!"

Cuando te sacó el lienzo os dejó a las dos heladas, había algo mágico y maravilloso en aquella pintura... algo místico... algo como... si realmente aquella mujer hubiera existido... como si más que un cuadro místico fuera... un retrato..

Imagen
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2842
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Jue Jun 28, 2012 2:58 pm

-Si, bueno... -contesté realizando un gesto aniñado de llevarme la mano a la parte posterior del cuello, de un modo vergonzosamente dulce y encantador -Las luces más intensas son las que proyectan las sombras más profundas; yo lo veo como un equilibrio. Los regalos no son gratis, ustedes los dan, nosotros lo recordamos. El contraste es el gérmen del progreso y la civilización -sonreí, con un aura transparente y alejada de aquella verdad, aunque no por eso dejaba de serlo -Si la Grulla representa la belleza del mundo, el Escorpión es la pasión de éste -asentí finalmente, convencida de aquel argumento.

-Las batallas a menudo se ganan lejos de los campos de enfrentamiento -contesté, lo que era un principio defendido normalmente por los propios cortesanos Doji, ahora lo hce mío aunque yo en mi se aplicase de un modo "sutilmente" distinto. Seguramente un Daidoji me entendería con más exactitud que una duelista, pero la idea era la misma; política, sabotaje... ¿de verdad era tan distinto?

-¿Yo?... Oh... g-gracias por el cumplido, Yukihiko-san... Ahora comprendo las ventajas de los hermanos escorpión que escogen máscaras enterizas -susurré tímidamente, reconociendo implícitamente el mismo efecto que habría producido al sonrojarme visiblemente, cosa que notaba tras aquella careta de gata.
Sin embargo, me llevé la mano a la barbilla y la levanté hasta dejarla sobre mi cabeza, descubriendo sin pudor mi rostro ruborizado con el atrevimiento que sólo concedía la auténtica confianza, la seguridad en una intimidad a buen recaudo ante unos ojos amigos, mucho más que tras una pieza de cartón decorado. Así que me descubrí para mostrar todo aquello y más, con una preciosa sonrisa delicadamente curvada.
-Me enorgullece ser capaz de haberle ayudado a comprender algo que considere le acerca a alguna de esas perfecciones que persiguen con tanto empeño... En verdad es... casi abrumador -sonreí, mostrando los dientes con estilo.
-No se si soy tan adorable... tengo mis momentos buenos, pero si viera los malos quizás no se lo parecería tanto -reí dulcemente, como una chiquilla traviesa con una trastada aún sin descubrir por adultos -Pero estoy dispuesta a continuar ayudándole, cuanto esté en mi mano. Es usted una de las personas más nobles y honestas que he tenido el honor de conocer en esta ciudad... así que para mi sería... todo un placer.

¡Especialmente si es tan fácil como el hecho de tener la oportunidad de mostrarme tal y como soy! Algo por lo que creo que es una servidora quien tendría que darle las gracias, Yukihiko-san... No siempre me resulta tan... sencillo ni inofensivo
-suspiré finalmente.

-No, no, no creo que sea mezquina en absoluto, querida -rectifiqué de sus palabras de inmediato -No pretendo ser arrogante, pero se de lo que hablo, la devoción a Benten-kami otorga una especial sensibilidad para ciertas encrucijadas emocionales, y además la experiencia de llevar una vida de este tipo me hace conocedora de muchas... particularidades.
Si le interesa mi humilde opinión... no creo que haga nada malo, pero es posible que a veces se mienta a si misma, puedo notar eso. Sin embargo no creo que sea del modo que usted piensa; el corazón puede ser tan buen mentiroso que a menudo nos confunde incluso haciéndonos creer que el motivo del engaño es otro distinto al que realmente subyace en nuestra alma.

Yo veo... un río; digámoslo así, un cauce de energía que nos recorre y debería desembocar en Benten-kami con la riqueza de nuestras emociones añadidas. Pero en algunos casos encuentra obstáculos; para algunos no es más que un riachuelo y no supone una gran complicación, pero para quien esa corriente es grande...
Su elección no cambia ese fluir, los ríos pueden ser fríos o cálidos, rápidos o lentos y no tener dificultad en llegar al mar, pero algo en usted... bueno, eso creo, se resiste a su propia naturaleza, negándose a si misma hasta que la intensidad de la corriente desborda esa presa con algún tipo de frecuencia... ¿Me he equivocado mucho, Yukihiko-san?
-pregunté mirándola a los ojos de un modo claro y honesto, sonriente y cercano a la vez, demostrando una enorme confianza al exponer mis pensamientos de una manera tan directa. Por todo eso esperaba que lejo de tomarlo como una ofensa o indiscreción, viera la oportunidad de tomar una mano amiga y comprensiva, quizás por primera vez en mucho tiempo.

-Es... es extraordinario
-dije al vendedor mirando el cuadro con los ojos muy abiertos. Poseía tanta belleza como siempre había imaginado, con esa mirada melancólica que suponía una promesa y a la vez una petición de calidez en mitad del frío. Es verdad, se parecía mucho a Yukihiko, quien la hubiera apodado de esa manera la había llegado a conocer bien.
Podía verlo nítidamente a uno de los lados de mi futuro altar, como si estuviera allí en este mismo momento, un lugar que no existía aún; tal era su magia -Me lo quedo... me encanta y me encanta la historia -dije entusiasmada mientras unía las manos sobre mi pecho mostrando una enorme sonrisa -Estoy segura de que su hermano pretendía decir algo especial al pintar este cuadro, contar algo sobre lo que vió... más que la imagen, el sentimiento. Quiero pensar que me lo estaba diciendo a mi, esperando precisamente este instante... Lo quiero. ¿No le encanta, Yukihiko-san? -añadí mirándola a ella, alternativamente con la mujer del lienzo.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Jun 29, 2012 4:59 pm

"¿Por qué buscarle siempre lo oscuro a algo tan bonito como un regalo? ¿Le buscáis siempre las oscuridades a vuestros regalos, por ejemplo, de cumpleaños? Lo digo para estar atenta para la próxima vez que os regale algo..."

¿Así que habría una próxima vez?

"A mi me parecéis terriblemente encantadora..."

Te dijo mientras su máscara estaba puesta en la mitad de su rostro, tapando sólo en parte y dejando ver una sonrisa sincera que te hizo ruborizarte, y que al mostrarlo se debió contener para no ampliarse mucho más, después de todo, hasta cierto punto, en Rokugán se veía de "tontos" el sonreír "demasiado abiertamente".

"Un río..."

Meditó en voz alta.

"Quizás... puede que tengáis razón..."

Susurró mirando hacia el cielo.

"Aunque trato de no negarme, sólo de ser todas las cosas que me componen a la vez sin negar nada de mí... eso a veces es complicado, la perfección, la lucha, el deseo, el amor, la familia...

El ser humano es complejo sin duda..."


El vendedor sonrió al ver tu cara y te dijo:

"Sólo por verla sonreír de esa manera se lo dejaré por un buen precio, a mi hermano le gustará saber que hay gente que no le tratan como un loco... el pobre no hace más que pintarla una y otra vez, es como si ella aún viviera muy dentro de él y esta fuera la forma de verla de nuevo.

Yo creía que eran unos cuadros muy hermosos, así que le convencí para que me dejara vender algunos.

Se alegrará de saber que uno de ellos ha ido a una "creyente" de estas... cosas..."

Yukihiko te hizo un gesto con la mano impidiendo que sacaras el monedero y te dijo:

"Mira, es ahora el momento en donde pondremos a prueba una vez más vuestra teorías de los regalos...

Soy tu guía esta noche y este es mi plan, así que el cuadro corre de mi cuenta también."


Tras lo cual el vendedor le dijo el precio y Yukihiko, sin dejarte rechazar su oferta ni una sola vez lo pagó sin esperar un segundo.
Esta, con el cuadro cogido lo miró muy detenidamente y dijo:

"Es muy hermosa...

Dicen que en esta ciudad no sólo su hermano ha visto una, dicen que sensei Nisio también ha visto a más de una Yuki No Onna y ha vivido para poder contarlo."




OUT
Por cierto, espero que te gusta el dibujo, lo busqué para ti XD
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2842
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Vie Jun 29, 2012 11:08 pm

-Porque no todo el mundo es tan noble como usted, Yukihiko-san. Incluso las cosas más bonitas tienen reversos oscuros que pueden corromper esa belleza si no se está precavido de su misma existencia... No me refiero a casos concretos, estos peces no tienen nada de eso, pero en general ese peligro existe en el "sistema" -y los escorpiones éramos los únicos suficientemente "honestos" como para recordarlo y reconocerlo, después de todo era nuestra tarea como mano izquierda. A fin de cuentas ¿no era eso lo que pretendía evitar Dama Doji con sus método de rechazar los regalos dos veces? Sólo que esa fórmula se había convertido en un estándar y pocos recordaban ya su auténtico significado; nosotros si.
-¿A mis regalos? No, no crea -reí con una tímida alegría, por contenida -A todos no, sólo a algunos... dependiendo de donde provengan. Oh, usted no tiene porqué preocuparse, puede regalarme cuando quiera, ji, ji, se que no hay malicia en usted -dije sonriendo, levantando el rostro de forma graciosamente elegante.

-Es complicado ser todo lo que nos compone cuando algunas de esas "esencias" internas niegan filosóficamente a otras, es entonces cuando surgen la mayoría de los conflictos de naturaleza personal. O a veces simplemente creemos que se contradicen, cuando en realidad simplemente se trata de que no hemos dado con la combinación correcta, la comprensión que las hace compatibles...

Muchos encuentran esa dificultad en el amor, pero somos seres que expresamos mucho de nosotros a través de esa emoción, está en nuestra naturaleza. Usted, si me perdona la intromisión, creo que expresa muy bien ese sentimiento hacia sus hermanas, sus sobrinos, el amor por su familia y todo lo que representa para usted. Sin embargo ¿es capaz de amar aquello que ha elegido desear? ¿Puede conformarse realmente con la idea de que sólo es la interpretación laxa de un voto y el esfuerzo por la reafirmación de una personalidad propia ante su progenitor?
-pregunto con un tono que transmite calma y una confianza nacida de un cariño espontáneo y cierto. Lejos de mi pretender incomodarla, sólo incitarla a reflexionar sobre algo que quizás nunca se haya planteado en voz alta ante ella misma siquiera.

-¿Terriblemente encantadora? -repetí despacio, sonriendo como si me deleitara el sabor de aquellas palabras, al final reí dulcemente, ruborizada y con una preciosa timidez en aquella risilla -Es una combinación de palabras... muy interesante, Yukihiko-san. Yo... gracias -asentí finalmente
-Le aseguro que el sentimiento es mutuo... Aunque espero que no sea usted una de esas personas que disfrutan de las cosas encantadoras haciéndolas "rabiar" -bromee, desplegando el abanico para ocultarme unos instantes mientras me refrescaba un poco con la brisa que generaban sus plumas engarzadas.

-No creo que esté loco, en absoluto. Sólo alguien que ha contemplado algo tan bello y melancólico podría ser capaz de retratarlo con esta precisión demoledora... Comprendo que para él resulte incesante la necesidad de repetir un encuentro como éste; es afortunado de seguir en este mundo, pero entiendo la dificultad que ello le supone. No deje de transmitirle mis bendiciones, se lo ruego -dije con una luminosa sonrisa.

-Oh no, no puedo aceptar que me siga mimando de este modo -protesté, aunque era evidente que adoraba esa idea en realidad, pero la cortesía exigía que me negara, o al menos lo intentara -Puede que me acostumbre, y eso no me conviene nada, créame... a usted tampoco -reí, medio en broma medio en serio.
-Su plan... pero mi idea. Alguna responsabilidad me debe corresponder por ello... Al menos déjeme añadir esto al precio del cuadro -resoplé, aún sin dejar de sonreir, cuando vi que no había forma de detener a la Doji, que ya había entregado el dinero al tendero. Entreabrí coquetamente el cuello de mi kimono para sacar un colgante con la efigie y los símbolos de Benten, que solía llevar siempre pegado a la piel; tenía varios, pero todos eran de oro y todos "surgían" de la generosidad de Satomi, así que no eran baratijas ni en lo físico ni en lo místico. Lo descolgué de mi cuello y lo llevé junto a mis labios donde pronuncié una oración de petición de custodia y guía a la Fortuna, como si la besara en el proceso -Dele esto a su hermano por el cuadro, espero que le ayude a calmar su ansiedad y encontrar la luz que anhela -expliqué ofreciéndole la joya al tendero del puesto, sin admitir tampoco yo evasivas -Ahm, sólo recuerde... que si cede a la tentación y se lo queda usted mismo, o lo vende, la Diosa se vengará con la furiosa cólera de una dama ofendida. Se que no será el caso, pero es justo que le avise del riesgo de "tratar" con los dioses, aunque sea de intermediario -volví a sonreir, ladeando la cabeza de un modo aniñado.

-Sensei Miya Nisio-sama... si, la conozco. Sorprendentemente no me extraña, creo que esa mujer ha visto más que la mayoría de las personas en mil vidas. Es buena amiga de mi sensei, de hecho mañana mismo pretendo ir a visitarla; una buena persona podría necesitar su consejo de valor incalculable
-expliqué sin más.

FDI: Por cierto, asumo que el pintor no es samurai. Si lo fuera haría lo mismo, pero entiende que el tono en el que le hablaría sería más "comedido" :roll: :roll:

¡Me ha encantado el dibujo! Es increible que lo hayas encontrado así porque es justo como me estaba imaginando a una de esas yuki no onnas, la belleza, el frío, la melancolía y el toque de rojo en los labios por todo color es asombroso, me encanta.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Jul 02, 2012 9:27 am

OUT
Me acordé que tenía un cómic de las CLAMP que iba de Yuki no Onnas y su dibujo me encantaba así que busqué en internet a ver si veía esos dibujos, y aquí están XDD es que las CLAMP dibujan que se pasan, y mira que el dibujo es viejo, que ahora lo hacen mejor, pero siempre me gustó la estética de ese cómic.
Así que no dudé en usarlo =^^=
IN


"Bueno... yo no creo que sea "buena siempre" pero se trata."

Sonrió a tu cumplido.

"Es una buena pregunta... y aún busco la respuesta.... dijo acerca del amor y del deseo quizás si que fuera bueno que todas las mujeres y hombres, pasaran por un cursillo de sus escuelas, parece que mentalmente y relacionadas con los deseos y el amor sois mucho más sanas que el resto... eso debe significar algo ¿no lo cree?

Te dijo mientras asentía quizás más a sus pensamientos que a sus palabras.

"Si algún día encuentro la solución se lo diré."

Añadió con una media sonrisa.

"Bueno, es una combinación interesante de palabras para una escorpión interesantemente diferente."

Te añadió al cumplido.

El vendedor asintió con humildad pero con los ojos levemente iluminados, seguramente, el amor fraternal le habría hecho sufrir al ver que su hermano no sólo no era creído sino que era subyugado por aquella presencia que le había marcado para siempre.

"Tu puedes darle una propina si lo deseas pero esta noche, por mucho que sea su idea soy "el hombre", así que las manos quietas."

Bromeó con aquello de tratar de darle el cambiazo al dinero.
El vendedor aceptó tus monedas dándote las gracias y prometiéndo ser fiel a tus deseos.

"En este Imperio hay personas que han vivido por las demás... ella es una de estas, no la conozco en profundidad... pero muchos han tenido que recurrir a ella más de una vez...

Incluso no se hacen cambios en las Embajadas sin que ella pase por estas y verifique el nuevo Feng Sui...

Hay muchas cosas que no comprendemos en este Imperio..."


Te dijo mientras os apartábais del puesto y Yukihiko te señalaba un puesto de bolitas de pulpo ambulante por si querías un par de pinchitos.

"Te contaré un rumor que hay sobre este lugar..."

Te dijo distendidamente pero con un tono más bajo, no como si fuera un secreto pero si como lo que fuera a decir fuera más íntimo.

"Una vez coincidí con Sensei Nisio en otro festival aquí... hace años... y me dijo que en este lugar se concentran un número bastante grande de personas que han tenido roces con lo... sobrenatural, es como si terminaran aquí y se dedicaran a pintar sus experiencias... Pero a la vez me dijo que eso mismo es lo que atraía a seres sobrenaturales a la ciudad...

Al parecer, en esta ciudad hay más de un ser sobrenatural oculto en cualquier rincón...

¿Interesante verdad?"


Te dijo mientras te miraba de soslayo.
Y no sabía cuánto... quizás no hubieras visto una Yuki No Onna en la ciudad... pero si un Kami...
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2842
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Lun Jul 02, 2012 5:09 pm

OUT: Pues está genial, me ha encantado ese dibujo. Aunque ¿qué son las clamp, una saga? :oops:
IN

-Espero que no le suene cínico, pero no creo que sea bueno ser "buena siempre" así que no debería preocuparse -dije sonriendo ligeramente -Hay personas que merecen que lo seamos... y otras que no, lo importante es reconocerlas. Yo creo que es buena conmigo, y eso me sirve -añadí afilando un poco esa curvatura, hacia una un poco más significativa.

-Claro que significa algo -exclamé, ladeando la cabeza con encanto -Si todos tenemos cuerpos que necesitan ser cuidados, ¿por qué no todos tenemos conocimientos básicos de medicina? A algunos les parecerá una bajeza, otros no soportarán la visión de la sangre, pero a la hora de las verdad todos quieren que la fluya por donde debe. En este caso no es muy distinto, todos deseamos, todos amamos de una forma o de otra, y negarlo sólo lleva a la confusión; aprender a manejar esas emociones, sin embargo, nos convierte en seres más cercanos a la Fortuna, más equilibrados o como usted misma ha dicho, sanos.

Satomi-sensei sólo escoge a unas pocas alumnas personales cada vez, pero estoy segura de que estaría encantada de que se impartieran esos cursillos más o menos básicos en sus escuelas para el público en general. El problema es la desconfianza ante un asunto como éste, la vergüenza por tratarse de una cuestión de ese cariz físico y emocional y más aún tratándose de una maestra escorpión.
¿No es insensato, desperdiciar la oportunidad de conocerse de ese modo a uno mismo ahorrándose quien sabe cuentas reencarnaciones, sólo por ese temor?

Dígame... ¿si realmente existiera esa oportunidad, usted sería de las que intentaría aprovecharla o de las que preferiría enterrarlo en el fondo de su alma, quien sabe hasta cuando, negando que exista no sólo la respuesta sino también las preguntas que su propio corazón se hace?
-dije con una media sonrisilla inocente, pero mirándola directamente a los ojos. Era una pregunta sencilla pero a la vez muy interesante que había surgido por la propia conversación sin necesidad de haber forzado la dialéctica o acelerar la digestión de las ideas que le habían llevado a plantearse ciertas cosas.

-Gracias Yukihiko-san -reconocí con un leve sonrojo muy apropiado a la continuación de su halago -Aunque si soy interesante por ser diferente, quizás debería plantearme preguntarle por lo que estaba esperando de mi como escorpión al uso cuando me conoció, así sabría cuan lejos para bien estoy de una concepción predeterminada.
Lo que me agrada en si mismo, desde luego; adoro resultar interesante más allá de mi aspecto, ya sea mi imagen como dama o como Bayushi. No es que no me guste que a algunas personas les parezca hermosa, ji...eso también me agrada
-expliqué llevándome la mano delicadamente a la boca, semiocultando los labios con la punta apenas de los dedos.

-Está bien, no me importa ser "la mujer" para usted -reí dulcemente, con un ligero tono burlonamente divertido -Nunca me ha importado que me abran las puertas, me cuiden y me paguen todos mis caprichos... lo considero muy romántico -volví a reir.

-Demasiadas -asentí sobre todas las cosas que desconocíamos la gran mayoría. Para empezar, el motivo de aquella máscara blanca de Nisio, aunque tuviera gracia que precisamente a una escorpión le escamara eso. Pero no podía evitarlo, todos los gatos eran de naturaleza curiosa.
Enseguida me quedé mirando el puesto de bolitas y deliciosos bocados de pulpo con una cierta expresión compungida mientras me mordía el labio inferior. Lo único malo de acudir a una feria era hacerlo con el estómago demasiado lleno como para poder disfrutar de todo el surtido de delicias que en esos eventos solían venderse para comer, especialmente si se era tan glotona como yo.
Además sabía que mi noche quizás no acabara aquí, así que abusar de mis propios límites podía saberme bien unos segundos y mal durante horas -Hum... eh... sólo uno -dije al fin levantando un dedo tímidamente.

-En mi clan hay auténticos preciosistas del feng shui, pero no creo que haya nadie que conozca a la vez de esa manera todas las energías que subyacen en nuestro mundo, mágicas o como quiera que llamemos a la naturaleza de las cosas que no podemos percibir con los sentidos "normales" Y no sólo de éste, kamis, fortunas, parece que nada escapa de la comprensión de esa mujer. Los Miya son crisoles de culturas de cada rincón del Imperio que han visitado, pero incluso sabiendo eso... semejante conocimiento casi asusta, dicho de un modo no literal, claro.

Muy interesante, sin duda
-contesté pensativa, a punto estaba de contarle sobre Ai-kami, pero eso abría cuestiones añadidas como por ejemplo ¿qué hacía en el distrito Hiro una esposa aburrida como yo? que no estaba segura de deber responder aún a estas alturas -¿Ha tenido usted contacto con alguno de ellos, Yukihiko-san? -musité finalmente, después de todo también este lugar le atraía un poco a ella, al menos lo suficiente como para venir con cierta regularidad, incluso traterme esta noche.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Jul 03, 2012 10:28 am

OUT
No, las CLAMP son unas dibujantes muy famosas japos, que dibujan series que me encantan por cierto XD todas ellas, o casi todas.
IN



"Una vez más las contradicciones se presentan ¡no le parece? Sus clases, sus escuelas están vistas muchas veces desde fuera como unas escuelas de seductoras peligrosas para el resto de Clanes y sin embargo se pagan dotes increíbles por mujeres que han sido educadas allí..."

Te comentó esta mientras ella misma pensaba en aquella contradicción.

"¿Yo?casi se rió yo me buscaría a una "buena esposa" para mí y no sería yo una de ellas."

Se rió.

"Bueno, si le sirve de consuelo "desde fuera" tampoco se ve como una dama Bayushi típica, más bien como una de las alumnas de la escuela a la que ha ido, pues todas tenéis como un alo... diferente... hay algo de vosotros que escama, quizás sean los colores, estoy casi segura de esto... y luego está un aura totalmente diferente. Uno que ahora empiezo a entender, por esa devoción a Benten-kami."

Yukihiko sonrió triunfadora al salirse con la suya, aunque en cierta parte tu te salías más con la tuya y te dijo con un tono entre lo burlón y lo sincero.

"soy Grulla, soy muy romántica."

Yukihiko, contigo cerca del puesto pidió dos palitos de bolitas y te cedió uno.

"Tranquila, ya sé que hemos comido, pero quería que los probaras, no sé porqué pero creo que en estos festivales es donde están más buenos estos platos, y en este distrito más.

Yo creo que son mis bolas preferidas, las que se hacen en esta época del año justamente aquí."


"Es cierto, dicen que Shosuro Hatsuyo es una experta en el Feng Sui, tanto que todas las energías las reconduce en sus obras para sublimar las emociones que una siente cuando está dentro de ellas."

Lo mismo habías oído tu aquel día. Y de hecho, al haber estado allí lo creías ciertamente.

"¿Yo? Hum... ¿Está mal que diga "ojalá"? Es que a veces siento que "ojalá hubiera sido así" tiene su parte emocionante... ¿verdad? aunque dicen que también tiene su parte mala... Dicen de la Dama Etsuko, de la Ama, que sus problemas de salud es porque es como la luz para los seres sobrenaturales, que son como mosquitos al rededor de ella...

Pero lo cierto es que personalmente nunca me ha pasado algo así... Quizás debiera andar más por la ciudad, si esta ciudad atrae a lo sobrenatural por ser divina quizás tenga la oportunidad de encontrarme con algo ¿no cree?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2842
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar Jul 03, 2012 2:59 pm

-A veces pienso que los samurais somos auténticos expertos en contradicciones -respondí ocultando una risilla -Nosotros lo llamamos cinismo, y por eso nos tachan de malvados, ji. Pero es un hecho, como dice, de puertas para fuera cuantos critican la existencia de las escuelas de sensei, negándose a enviar a muchas jóvenes con talento a una "fábrica de pérfidas manipuladoras" que lave el cerebro de sus hijas... pero sin embargo ansían los "dones" que esas mismas escuelas otorgan a las que si hemos acudido.
"Lo que no quiero por el bien del Imperio, si lo deseo para mi. Fíjate en lo que digo pero no en lo que hago"
-dije poniendo una voz grave y pomposa, imitando a ese tipo de individuos que esconden una hipocresía galopante tras el concepto de "on"

-Tendríamos una buena "oferta" por ser usted. Sensei siempre encuentra a la persona adecuada de entre sus alumnas para cada demandante que acude a ella con el corazón limpio y un interés honesto
-sonreí, sin ocultarme ni mostrarme vergonzosa esta vez, orgullosa al contrario -Su pequeña particularidad quizás fuese una traba burocrática, pero desde el punto de vista de Benten-kami no lo es en absoluto.

Aunque no lo decía de ese modo
-especifiqué, pero después de haber contestado literalmente -Hombres y mujeres pueden recibir ciertos cursillos y clases "magistrales" sin importar su finalidad. Nosotras recibimos una esmerada e intensa educación para ser las perfectas esposas, pero en realidad ésa es una de las partes "prácticas" de la filosofía global de Satomi-sensei, que en realidad va mucho más allá en lo filosófico y en otras aptitudes; por eso, aunque sus escuelas admitan a muchas chicas cada año, ella sólo escoge a un puñado personalmente para ser sus aprendices personales.
El hecho de que usted no esté interesada en los conocimientos de esposa no significa que no pudiera encontrar aquellos que se adapten al ritmo y dirección de su vida, viéndola mejorada al añadirlos desde un punto de vista práctico, religioso o filosófico, o todos a la vez.

No es tan extraño, ¿acaso la filosofía del iaijutsu, el golpe único y la búsqueda de la perfección que pregona su escuela se limita realmente al desenlace de los duelos formales, o es por el contrario una forma de vida completa, todo un compendio intelectual y espiritual al que pueden acceder en muchas ocasiones de su existencia, mucho más allá de los duelos a espada, Yukihiko-san?
La senda de Satomi-sensei es similar, que se enfatice una cierta aplicación no significa que sea la única, ni siquiera la auténtica conductora de toda su esencia. Hay mucho de aprender a manejar las emociones propias, a entender la energía del amor que nos recorre, y al mundo, como usted misma ha dicho anteriormente. ¿De verdad piensa que no le encontraría ubicación a ese conocimiento en su alma, Yukihiko-san?
Y finalmente, "para la búsqueda de un alguien, lo primero que debe conocer es el yo"
-recité parafraseando a la propia maestra, especialmente cuando aleccionaba con una sonrisa comprensiva a los poquísimos hombres que se atrevían a admtir que necesitaban su consejo. Si con samuraikos de otros clanes era complicado hacerles confiar, con sus contrapartidas masculinas los prejuicios se multiplicaban por mil; sin embargo, jamás ni uno solo de los que tuvieron el valor de dar el paso terminó lamentándolo, todo lo contrario... de nuevo, las contradicciones, esta vez en concreto las del hombre.

-Si cada individuo es un mundo, intente imaginar la magnitud de una naturaleza divina -suspiré respondiendo a aquella explicación sobre la forma en la que me veía, y al resto -Usted ha sido muy honesta conmigo, Yukihiko-san, por lo que yo no deseo ser menos; existen ciertos devotos de Benten-kami que entienden su bendición de un modo mucho menos generoso que Soshi Satomi-sensei... Incluso desarrollando su vínculo con la diosa a través de los pasos del amor en los que éste es menos simétrico y armonioso entre los individuos que lo sienten, o en este caso "sufren" -reconocí con un hilillo de voz, casi me abrumaba la idea, pero seguía siendo la misma Fortuna a la que yo adoraba después de todo -No me comprenda mal, nadie duda de que la misma Suitengu-kami que llevaba los barcos a buen puerto se enfureciera y los hundiera al día siguiente, la mayoría de sus sacerdotes rezan para apaciguarla, pero podría haber quienes suplicaran por tormentas pensando que ésa es la máxima expresión de su deidad.
Benten-kami no es tan extremista ni cambiante, su amor es dulzura y calidez en su inmensa mayoría, pero incluso ella posee facetas oscuras, que siguen siendo parte de su ser.


Sonreí sensualmente ante su descripción de ese aura que contrastaba con mis colores; yo amaba al escorpión, pero me gustaba la idea de "confundir" esa imagen de mujer fatal con la de dama inocente, así que la percepción de la Doji era justo como ella pretendía para mi, todo un halago.
-Quizás sea mi máscara... la de gato no, la otra -reí musicalmente -Pero no se crea eso de que no nos la quitamos jamás... mi romántico caballero grulla por-esta-noche -bromeé sacando la lengua con un aire burlón pero a la vez ligeramente infantil.

-Si, yo también pienso que la comida de las ferias siempre sabe mejor... Precisamente es eso lo que me preocupa
-sonreí ruborizándome levemente, mientras aceptaba la bolita, ya sin discutir por el pago, con un arigato susurrado y una inclinación muy gentil y armoniosa.
-Es cierto, Hatsuyo-san es una experta... le viene de su madre, que es mitad Kitsune. Es como dice y más, de hecho en el mismo jardín que se ha inaugurado esta mañana entre nuestras dos embajadas ha creado toda una diversidad de corrientes de energía, hasta el punto de que situándose en lugares concretos, y no siempre fácilmente accesibles, del jardín, nuestra vitalidad puede revigorizarse, ya sea espiritual o físicamente.

Creo que ese jardín tiene un punto especial para cada persona que lo visite, casi como si hubiera sido pensado para él o ella expresamente
-expliqué, rozando lo emotivo de una idea como ésa. Claro que seguramente el mío fuera el escenario de la "emboscada y secuestro" de Tsumeo, pero motivos había muchos...

-Supongo que los seres de otros reinos espirituales son como las personas en el fondo... las hay buenas y las hay malas. Etsuko-sama se lleva una parte nociva... pero otros encuentros pueden ser mucho más positivos; dicen que Satomi-sensei conoció en su juventud a un tsuru blanco en forma humana -sonreí, como si fuera sólo un mito, ¿o no?

-Quizás se lo haya encontrado ya, y simplemente no se ha percatado, ¿no cree que es posible?. No se trata de la forma que tengan sino de las emociones que transmitan, y aquellos que las traen positivas son los buenos -sonreí finalmente.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Jul 05, 2012 6:55 am

"Es la diferencia entre tener educación y no tenerla ¿verdad? el saber apreciar el cinismo de nuestra sociedad."

Bromeó Yukihiko.

"Oh! Pues voy a tener que hablar con su sensei a ver si me busca a una buena mujer que regule mi vida."

Rió.

"La verdad... te dijo pensaitva es que nunca había pensado estar "en ese otro lado", si fuera una esposa supondría que sería buena por el mero hecho de que no me considero mala persona... ¿y está muy mal que diga que "no soy mala en nada"? jaja bromeó No, en serio... no sé, supongo que si que lo intentaría, es como decís la perfección Grulla, no podría dejar pasar un reto. Aunque no me veo del todo... no sé porqué. No es que tenga nada en contra es que... no sé... ¿me ve como una buena esposa?"

Te sonrió.

"Eso de conocerse a uno mismo para comenzar... eso si me gusta."

"Eh! se rió mientras te miró con el ceño fruncido en una expresión cómica ¡¿Cómo que caballero?! Soy una dama! no soy una Matsu loca que no sabe ni de qué sexo ha nacido! Y aún así puedo ser más cortés que un hombre y caballerosa sin perder mi feminidad!"

Yukihiko te bajó la máscara mientras te decía esto, como para fastidiarte en compensación y le dió un último bocado a la última de sus bolutas.

"Si, están demasiado buenas, un problema para la línea jejeje"

"Hatsuyo-san me llamó mucho la atención siempre, la he visto más de una vez, cuando estudiaba allí en Kyuden Kakita... muchos la miraban mal por sus colores y sin embargo nunca le vi una mala cara, siempre sonriendo... Ahora que lo pienso... os parecéis en eso... a ella la llaman "Hanasori" El Escorpión Flor no sólo por su ocupación sino porque parece tan peligrosa como las flores que cuida... aunque creo que otros la llaman así porque siguen sin fiarse de ella, la verdad es que cuando atacan a alguien así, da igual del clan que sea siento que esas personas son mezquinas."

"Lo de Etsuko-san es una lástima, pocos pueden verla pero quien la ha visto y conoce dice que es una persona admirable, muy amable y excelente...

¿Una leyenda o una realidad lo de su sensei? siempre ha sido un misterio, pero como dice quizás eso sea lo interesante, quizás ambas nos hayamos topado con algo sobrenatural y no lo sabemos..."


Yukihiko miró a la luna llena y te señaló que siguierais mirando entre los puestos.

"Una de las cosas interesantes de este lugar es que es un monasterio también de personas que han dejado toda su vida para buscar la iluminación a través de la pintura. Normalmente los vendedores no son los monjes, porque ellos no buscan dinero, sólo es su camino, pero el dinero que se gana con los cuadros va en parte a mantenerlos y el monasterio...

Siempre me ha llamado esto la atención, se ve normal que muchos abandonen su vida para meditar como parte de la ascención pero ¿para pintar? Me gusta incluso más la idea."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2842
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Jue Jul 05, 2012 1:00 pm

-Claro que es una buena persona, dedicada y honorable y con la capacidad para ser todo aquello que se proponga ser... ¿no es ése uno de los lemas de su clan? En su desempeño, no me cabe duda de que sería una esposa perfecta, pero lo más probable es que de puertas para dentro surgieran situaciones que no estuviera preparada para afrontar y por tanto tuviera que improvisar o simplemente ignorarlas. No significa que supongan un fracaso, pero pueden conducir a la infelicidad y la frustración, y quien sabe como puede acabar por afectar eso al resto de nuestra vida.
Por ejemplo, muchos matrimonios no se conocen antes de casarse, así que suponer que va a existir "química" y complicidad entre ellos en la intimidad, sea para lo que sea, es demasiado optimista. Incluso en lo que al deseo se refiere, para un hombre es un poco más sencillo, pero una mujer puede sufrir mucho para entregarse a prácticamente un desconocido de un modo que nadie le ha enseñado a manejar, o que ni siquiera le gusta, como sería su caso. ¿Se sentiría mal por ello, acabaría por hacer sentir culpable a su marido, incapaz de ver las cosas de su mismo modo por esa misma falta de capacidad comunicativa emocional?

Sin embargo, en su caso, no me refería tanto al desempeño concreto de "buena esposa" como al del conocimiento filosófico de las energías de Benten, sus emociones, sus expresiones y por supuesto también el manejo de sus frustraciones... Así enumerado resulta frío pero es más bien algo místico cuando se profundiza en todo ello, y no está vinculado al concepto de buena esposa o buen marido, que también los hay, cualquier persona con corazón con una senda personalmente escogida puede llegar a desarrollar esta afinidad con la fortuna, a fin de cuentas... Que en el caso de una esposa pueda aplicar esta sensibilidad a su vida matrimonial no significa que sea algo limitada a ésta.

Ésa era mi pregunta a usted, Yukihiko-san, y ciertamente tiene mucho de autodescubrimiento; se que los bushis suelen preferir la fuerza y rectitud de Bishamon-kami, y me preguntaba si usted, sin embargo, habría estado dispuesta a explorar su vínculo con Benten-kami, una fortuna poco dada al militarismo... pero que sin embargo a mi me parece muy probable que haya participado con fuerza en la creación de su alma...


Reí cuando la hice "enfadar", provocando aquella confrontación burlona, pero completamente falta de malas intenciones o dobleces. Simplemente era divertido y suponía una muestra de confianza mutua bromear sobre aquellas "intimidades", así que me resultaba agradable y delicioso... Como un día de feria, si.
-No pretendía poner en duda su feminidad, mi dama Doji -dije riendo de buen humor -Al contrario... si acaso ponía de manifiesto lo innecesario de ser un rudo contenedor de testosterona , fingida o real, para poder ser "todo un caballero cortés" -sonreí mirándola con un cariño creciente conforme iba dejando ver su lado más cálido y cercano, tras esa capa de hielo con la que se recubría normalmente para el resto del mundo; lo que era un gran halago para mi, siendo quien yo era. O mejor dicho, lo que yo era.

-También hay flores que pueden pinchar hasta el hueso si no se las trata con el debido mimo -respondí sacando la lengua, aunque fue tras la máscara resultó intuible por el tono dulcemente aniñado con el que lo hice -Pero entiendo lo que dice de Hatsuyo-chan, es un ser adorable, por eso todos cuantos la conocen la adoran... Es una chica con suerte, su madre Masu-sama y su prometido llevan toda su vida junto a ella para protegerla; siempre se la ve feliz y me alegro mucho por ella.
Quizás tenga que ver su sangre Kitsune, en su señora madre es menos evidente, seguramente por su edad más madura y realizada ya, pero en Hanasori es una explosión de vitalidad y energía positiva. No se si nos pareceremos en eso, yo soy ciento por ciento escorpión... o eso creo
-volví a reir, de un modo algo más tímido esta vez.
-Las personas mezquinas son siempre odiosas, especialmente cuando actúan contra los inocentes... no merecen nada -resoplo tratando de ocultar mi particular sentimiento a ese respecto, aunque obviamente supone un cambio en mi humor pensar en aquello.
Uno que trato de modificar enseguida hacia el anterior.
-Ficción o realidad... buena pregunta. Si la conociera en profundidad, no le cabría duda razonable de que ha sido escogida por Benten-kami directamente... ahora bien, como se produjera ese "primer contacto" ya admite más posibilidades... Aunque yo creo que es cierto, si le sirve de algo mi opinión -volví a sonreir, una vez más pensar en sensei era bastante como para librarme de todas las sombras de mi mente, o al menos hacerlas retroceder.

-Espero que Etsuko-sama acabe por mejorar; no quiero pensar que las cosas malas a las personas buenas no remiten nunca, sería una injusticia.

Hay muchas formas de alcanzar la iluminación, se dice que una por cada persona que la busca. Supongo que si al pintar consiguen sacar parte de sus almas a las que no llegan tan fácilmente con la meditación tradicional, les puede resultar muy útil para comprenderse a ellos mismos, lo que son y a donde van... Algo similar a lo que le sucedía al autor de mi nuevo cuadro, a otro nivel claro.

Oh, ¿sabe que algunas personas tratan de alcanzar ese estado de cercanía a la iluminación a través del sexo, Yukihiko-san? ¿Esa idea le gusta más o menos que pintar?
-pregunté con un tonillo jovialmente descarado, permitiéndome el lujo que me concedía de nuevo la máscara enteriza.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Jul 06, 2012 8:18 am

"No es que nunca me hubiera parado a pensar en ello.... pero ahora que expone problemas de un matrimonio y habla de esa manera, vaya, creo que realmente se dan cosas interesantes en esas escuelas, al menos para la salud mental tanto de la mujer como del marido."

Dijo asombrada Yukihiko como si viera algo por fin muy claro y que era evidente pero de esas veces que te cuesta encontrar la respuesta.

"Mi Clan tiene gran adoración por Benten y escuchándola hablar no puedo evitar sentirme un poco mal por pensar que ha sido en el Escorpión en donde se ha empezado a estudiar ese sendero como una escuela... la verdad es que a veces pienso que mi Clan, aunque gusta de novedades, no es tan innovador como el vuestro, y eso es lo que os hace "peligroso" y eso lo que nos hace a nosotros desconfiados..."

Negó con la cabeza.

"Un punto para vosotros. Si eso es lo que se enseña sin duda no entiendo la reticencia para mandar a las hijas..."

Yukihiko te acarició la cabeza despeinando a posta un poco tu pelo para compensar que te burlaras de ella y sonriéndote te dijo:

"Que te quede claro que no necesitas un príncipe azul que te salve, siempre puede ser una princesa azul"

"Bueno... cada padre tiene una forma de cuidar de sus hijos, hay quien piensa que un matrimonio concertado es lo mejor para ellos, o elegir su escuela, o estar pendiente de sus gustos... pero no me cabe la menor duda que todos ellos tratan de hacer lo mejor por sus hijos, después de todo es el legado viviente de ellos mismos...

Pero si, es bien sabida la relación madre-hija tan fuerte de estas y las ventajas de ser la hija de la actriz preferida de la Ama y el Hantei y del Imperio...

Y es curioso que Hanasori sea justamente la hija de alguien a quien apodaron en su día "El Escorpión Sin Corazón"... quizás es que su corazón es su hija, y tiene vida propia fuera de su cuerpo..."


Yukihiko, mientras paseaba contigo a través de los puestos mirando aquel de artesanía, o aquellos cuadros o esos otros escuchó tus palabras y con el final de estas te miró de reojo.

"¿A través del sexo? Bueno, sin duda esa senda hará que muchos lo tomen con total dedicación"

Bromeó mientras se reía algo.

Quedó parada frente a unos cuadros que mostraban parte de la vida cotidiana de la ciudad y te señaló uno de las playas de la ciudad.

"El agua de esa playa está condenadamente fría."

Te comentó mientras seguíais mirando cuadros.

"Así que através del sexo... ¿neh? ¿Y no es peligroso que te tiente más el camino que el final?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2842
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Vie Jul 06, 2012 7:48 pm

-Por no hablar del hecho de que algunos de los matrimonios más importantes son los más sensibles, aquellos que unen a familias enfrentadas o muy alejadas unas de otras. ¿Nunca se ha preguntado por qué, siendo que la Grulla cuenta con una larga tradición de casamenteros y alianzas por matrimonio, nunca han conseguido "pacificar" sus relaciones con el león de ese modo? Imagine a un duelista Kakita desposado con una bushi Matsu... cada halago dicho por uno sonaría con mucha probabilidad como una ofensa en los oidos del otro, a causa de un profundo desconocimiento mutuo; más que arreglar el desencuentro, este tipo de uniones seguramente los acrecentaría.
La escuela de esposas trata de poner prevención a estos retos a los que un matrimonio puede enfrentarse, ya que éste es un concepto demasiado complejo en la vida samurai como para limitarse a saber "mantener las formas" como fórmula de éxito garantizado.

También hay cuestiones físicas... tal vez la exhuberancia física de una joven Bayushi no agrade a un tradicionalista Kitsu, o la dulzura y suavidad de una refinada dama Doji aburra a un aguerrido Hida... Ese tipo de cuestiones siempre son consideradas secundarias al hablar abiertamente de un matrimonio, "los samurais harán lo que deban", pero eso no significa que desajustes como esos no vayan erosionando la unión desde su mismo comienzo, y las consecuencias puden ser ninguna... o muchas, personales o incluso que afecten a ambas familias.


Nosotras aprendemos a ser flexibles sin rompernos, como el bambú -sonreí orgullosa, adaptación sin renunciar a uno mismo, ¿había algo más netamente Bayushi? El imaginario colectivo consideraba que lo que nos identificaba era la mezquindad y la malicia, pero la realidad es que eso sólo eran consecuencias puntuales de nuestra capacidad para adaptarnos a cualquier tipo de contienda.
-Benten-kami no quiere que se sienta mal, Yukihiko-san -expliqué aquel pequeño pero fundamental detalle ladeando encantadoramente la cabeza -Ni usted ni su clan; quien de verdad ama a la fortuna del Amor Romántico celebra los avances de cualquiera en su sendero y aprende ellos con honestidad, por encima de cuestiones que poco importan al amor, como los colores y la debida y justa competencia en otros ámbitos.
El amor, propio o ajeno, siempre se celebra, nunca se lamenta.

La reticencia es lamentablemente sencilla... la mayoría prefiere no molestarse en pensar que lo dicho por una escorpión como Satomi-sensei pueda ser cierto si es más cómodo para ellos darlo por falso sin más. Como yo, usted también es una excepción; muy agradable, si me permite reseñarlo
-dije ocultando una sonrisilla, aunque tenía un ligero sentido cómico ya que puse la mano por delante de mi boca, que ya estaba cubierta por la máscara.

-¡Eh, mi cabeeeello! -refunfuñé de una forma deliberadamente infantil mientras trataba azarosamente de recomponer los desperfectos, lo que era una forma graciosa de responder a su "descortesía" pero también una excusa para ocultar mi auténtica vanidad tras la broma, que no era poco y temblaba sólo por la idea de mostrarme despeinada ante la Doji.
-Si de verdad puedo contar con una princesa azul gallardamente espectante bajo mi ventana... debería comenzar por vengar a mi peinado -dije tratando de ocultar la risa para fingir seguir enfadada.

-El escorpión sin corazón... hum si, creo que he oido hablar de ese sobrenombre. Esté fuera o dentro de su pecho, sin duda es inmerecido y se observa sin atisbo de duda sólo al hablar de Hatsuyo-san en su presencia... Además una mujer sin corazón no habría sido capaz de transmitir una pasión tan grande, positiva y emocional a su hija, imposible -había que tener en cuenta que a muchos escorpiones les era útil hacerse una fama mucho peor de lo que eran en realidad, para utilizarla a su favor. Quizás ese sobrenombre fuese idea de la propia actriz Shosuro Masu, sin ir más lejos.
-¿Qué sobrenombre cree que me vendría bien a mi? -pregunté pizpireta -¿Uno dulce y encantador que atrajera a las flores, o uno terrible que mantuviera lejos a las abejas... o tal vez uno ambigüo que hiciera imposible identificarme con precisión, y por tanto me hciera más "interesante"?

-Oh, no será para tanto lo de esa playa... Yo adoro bañarme con agua fría, tonifica el cuerpo y mantiene alejados a ciertas... compañías indeseables en esos momentos de paz
-sonreí, aunque con una pequeña malicia en mi significado personal, Kagehisa odiaba con ganas meterse en agua fría, él gustaba de que estuviera prácticamente hirviendo así que había aprendido a crear una condiciones que le mantuvieran alejado de mi cuando me acicalaba, disponiendo así de un valioso tiempo sólo para mi misma.
-Le apuesto, princesa azul de las nieves, que puedo entrar en esas aguas ahora mismo -añadí resoplando una sonrisilla socarrona.

-Usted lo ha dicho
-contesté de forma lánguida, pero desprovista de vergüenza alguna -Es una senda fácil de iniciar, muy difícil de recorrer. La mayoría de los que lo intentan lo hacen por razones egoistas y mezquinas, para obtener "sexo fácil" con los verdaderos creyentes o para sentirse importantes... Incluso los devotos corren el riesgo de perderse en el placer, olvidando delante de sus narices el nimio instante de cercanía a la deidad que supone el clímax para quienes practican esta senda; la tentación es grande y no todas las voluntades pueden resistirlo.
No es tan extraño en realidad, ¿podría uno de estos monjes perder la guía de su camino y dedicarse a pintar no lo que sale de su alma sino lo que sabe que puede vender por más dinero?
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Jul 13, 2012 8:00 am

"Los matrimonios como solución de los conflictos implica un poco de serenidad y mucho de cabeza, por eso no suele funcionar con las Matsus."

Bromeó la Grulla.

"¿Decís entonces que con vuestro aprendizaje sois capaces de salvar los retos como los de no tener el cuerpo o el estilo que vuestra pareja desea?

Eso es sin duda un gran reto para vosotras... estoy segura que no es nada fácil, y de hecho me hace preguntarme que "malas artes" son capaces de salvar tales problemas."


Habló con cercanía y con un tono siempre algo en broma, nunca tratando de ofender.

"Sin duda la revolución de los cultos de este siglo va a ser seguir las doctrinas de Satomi-sensei con respecto al Amor y Benten... habláis de metas muy complejos para algunos, de amor entre hermanos enfrentados por siglos con mucha facilidad... Pero no critico esa facilidad, todo lo contrario, suena fácil de vuestros labios, a eso es a lo que me refiero."

Te halagó a ti y a la senda.

Yukihiko sonrió ante tu ataque de vanidad y tu inciio de venganza cuando esta te tomó de la mano, te condujo a un puesto y compró en un abrir y cerrar de ojos una peineta con un pequeño peine incorporado, de piedras blancas y rosas, que pasó por tu cabello y lo colocó al final de tu cabello, deshaciendo el despeinado y brillando en tus cabellos negros como el ala de un cuervo.

"¿Creéis que me he autosalvado?

El rosa os va mejor que el rojo, sin duda."


Añadió mirando los cristales rosados que formaban una flor en la peineta.

"Hum..... ¿Un somrenombre para vos?.... déjame pensar....

Qué tal... "Tímida flor de loto"... Este delata vuestra naturaleza frágil y encantadora pero, nadie puede olvidar que el loto puede ser parte de los ingredientes de poderosos venenos..."


[OUT: toma ya el auto guiño XD]

"¿No sabe usted que no debería nunca retar a personas que hacen de los retos el camino de su vida?"

Te sonrió con intensidad esta.

Yukihiko meditó tus últimas palabras y al final asintió despacio.

"Esa última comparación me ha desarmado, excelente...

Aunque bien es cierto que creo que lo primero es más tentador que lo segundo... pero tenéis toda la razón, toda senda tiene su reverso y sus complicaciones. Así que, al oíros hablar de esa manera, he de pensar que sois una persona con una voluntad muy fuerte."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2842
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Dom Jul 15, 2012 7:38 pm

funcionaria si usted tuviera q arreglarse,ya sabe, con una matsu? -pregunte con una sonrisa divertida con un toque de malicia casi inocente - y podría decir q no seria por su parte, al menos un poco?

Oh lamento decepcionar mi imagen de seductora perfida, pero no hay malas artes. Solo conocimiento, preparación y voluntad de ser portadoras de soluciones no conflictos.
Podría cambiar mi estilo o mi cuerpo con el ejercicio adecuado y los complementos íntimos adecuados a modelar cada fin, incluso algunas de mis ideas sobre la convivencia, reo nunca hasta el punto de perder nuestra proia identidad. Vestida de un modo u otro, o sin vestir, soy lo q soy y no renuncio a ello como haría una geisha por su damna, eso es crucial para la escuela de sensei-explique sonriente mientras mordía el pulpo evitando quemarme
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2842
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Dom Jul 15, 2012 7:48 pm

Incluso el reto mas difícil suena algo mas fácil expuesto con cariño. Eso es algo q diría satomi sobre su filosofía.
Así q m halaga concediendo ese efecto de mis labios- sonreí mostrando su carnosidad, brillo y calidez de estos.

Esta bien... Por esta vez, dije sacando la lengua trad tantear coquetamente la peineta

Hum me gustan las flores, las adoro. También q m digan palabras bonitas, así q gracias -mostré todo mi encanto

No, no debería aceptar retos de esas personas, si los lanzo yo controlo las condiciones a mi favor, tanto si quiero ganar como si perderlo m sirve igualmente-Rei afilando el gesto -significa eso q se atreve a bañarse ahora para demostrar esa pasión por los retos - volví a reír con un sonido adoran pero tentador
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2842
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Dom Jul 15, 2012 7:53 pm

Para mi tb es mas tentador q pintar Rei con una fresca sinceridad - pero eso dice mas de mi q del método, no cree?
Hace falta voluntad, si, acaso no para seguir practicando con la espada cuando esta agotada y con la mano llena de llagas x empuñarla?
Como en tantas cosas, una guía en la q confiar evita desvíos y riesgos...-sonreí con dulzura, pues ahora recordaba de nuevo a sensei.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6765
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Jul 16, 2012 8:35 am

"No creo que funcionara nunca con las Matsus."

Te sonrió esta.

"La metamorfosis... te susurró esta Al final sois como una mariposa más que como las flores de cerezo... Podéis vestiros y ser lo que deseéis ser, pero al final seguís siendo una mariposa..."

Yukihiko sonrió al ver que al final habías "cedido tu enfado" a un humor mejor y asintió despacio mirándote a los ojos.

"Entonces tengo suerte, si se os sube el humor con halagos."

"Bueno.... si no fuera complicado no tendría valor ¿verdad? Ningún camino que merezca realmente la pena no está lleno de aventuras en sus sendas hasta el final... Aunque la verdad es que vuestra senda tiene muchas... cosas... llamémoslas curiosas, así que ni puedo imaginarme qué tipo de adversidades puede haber...

Aunque ya me habéis dicho que existe un reverso oscuro...

Curioso ¿verdad? cómo la luz y la oscuridad no pueden existir el uno sin el otro sea en lo que sea..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2842
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Mensaje por Bayushi Sakura » Mié Jul 18, 2012 1:50 pm

out: recuérdame no postear desde móviles, jeje, en la pantalla no queda tan mal pero cuando luego lo ves en el ordenador :oops: :oops: XDDDDD
Ains, si cuando digo yo que no valen para nada...
IN

-¿Una mariposa? -repetí llevandome el dedo indice a la boca "distraídamente" pensativa mientras levantaba la vista -Nunca lo había pensado... Me gusta el ejemplo de la mariposa, su metamorfosis es una hermosa lección sobre la belleza mas allá de la superficie, sobre un interior mágico que acaba por salir al exterior incontenible. Sin embargo es evidente que la mayoría de las personas que admiran la hermosura de esos insectos olvidan lo que han sido antes; pueden perseguirlas como un tesoro pero pisarán a la oruga sin darle la oportunidad de convertirse en otro.
¿Se puede amar una parte de algo y despreciar otra?
-pregunté en voz alta, no a ella en concreto si no como una simple reflexión -¿Se puede amar a una mujer y despreciar lo que es? -dije ahora mirándola a los ojos durante unos segundos, aquellos ojos azul hielo, antes de desviar la mirada cortésmente. Quizás pensase en mi, quizás en Suiko, tanto daba, la pregunta valía para cualquiera, samurai, heimin o mariposa.
-Aunque espero que no sean las ganas de clavarme en un corcho para contemplarme lo que ve de mariposa en mi, Yukihiko-san -volví a reir con una mirada entre provocadora y burlona, pero siempre con un encanto elegantemente bajo control -Me gusta ser "admirada", lo reconozco, pero no mediante jaulas ni agujas... Sólo en movimiento, porque de lo contrario dejaría de ser quien ve ante sus ojos así que, ¿qué sentido tendría "guardarme" entonces? -añadí sonriendo, aunque no olvidaba que eso era lo que habían pretendido ya antes, así que sólo sonreía como un gesto hacia la propia Doji, no porque me hiciera gracia aquella idea.

-Oh si, me temo que soy muy sensible a los halagos -asentí curvando los labios con un aire interesado -Podría decir que es mi punto débil, aunque en realidad es más bien que soy sensible en general, para lo bueno y lo malo. Pero lo bueno es más fácil de compartir con una sonrisa... sólo a la persona que pueda valorarlo, claro, porque la mayoría ve más peligro que ninguna otra cosa en una sonrisa escorpión.

En fin
-suspiré rozando la peineta con la yema de los dedos para bajarlos luego enroscados en un mechón de cabello que caía de aquella hasta colocarlo justo donde deseaba respecto de mi rostro -Ahora que sabe uno de mis puntos débiles estoy en desventaja, ¿no le parece? -susurré finalmente, volviendo a mirarla tras las pestañas, insinuando que tendría que corregir ese balance, de una manera o de otra.

-Todo camino supone una sucesión de descubrimientos propios y ajenos. Cualquier explorador debe saber que si siempre está en terreno conocido es porque camina en círculos, filosóficamente hablando al menos.

Supongo que resulta curioso porque todos tenemos ese vinculo físico con Benten kami, pero pocos se plantean explorarlo hasta su misma esencia divina. Ni siquiera saben que exista esa conexión... Se parece a la sensación que tendría cuando, tras haber recorrido muchas veces unas escaleras de forma rutinaria para alcanzar cierto nivel, un día alguien le dice que unos escalones más arriba de donde suele quedarse existe un templo maravilloso, donde puede sentir a los mismos dioses. No en lo alto de una lejana montaña, sino justo "al lado"... tras unos escalones que unos barren, otros ensucian y algunos incluso evitan, pero que todos pueden ver, al menos en su base, no así su final.
Por eso cuando te hablan de ese templo no puedes evitar responder ¿aquí, de verdad? con algo o mucho de incredulidad
-reí musicalmente.

-Las adversidades son iguales que en cualquier senda: perderse o no conseguir avanzar pese a lo mucho que se esfuerce cada paso, si la energía empleada no se dirige adecuadamente para lograr ese impulso hacia delante. Y un reverso oscuro si... Tiene razón. Las luces mas intensas proyectan las sombras mas negras.
Como todo poder, la cercanía a un dios puede usarse de modo mezquino y egoísta; ya que dominar la senda del amor permite afectar a emociones muy profundas en otras personas y se les puede dañar el corazón, emocional o físicamente
-supuse que habría oido los mitos sobre Satomi, como casi todos, sobre sus amantes muertos entre sus brazos. Había mucho de falsedad en ellos, pero también parte de verdad, así que quizás le sirvieran para ilustrar lo que decía.
-Un magistrado puede ser injusto aún aplicando la ley al pie de la letra si se aleja demasiado del espíritu noble con el que ésta fue redactada. No todos los juristas lo ven del mismo modo, claro, y todos sirven a la ley, que es un "ser" demasiado grande y complejo, fruto de las aportaciones de muchas mentes distintas, como para poder comprenderse de un modo sencillo y con un único punto de vista.

Existe un poema, creo que es una canción de bardos, que comienza con la idea de que "amar" es el comienzo de la palabra "amargura". A veces lo es, si, voluntaria o involuntariamente, pero quedarse sólo en eso es como comer la parte amarga de la naranja y tirar el dulce interior. Precisamente para corregir esa tendencia la filosofía de Satomi-sensei es la contraria a ésta. Ella cree en un amor sin frustraciones ni mezquindades, ni siquiera egoísmos... Es lo que llama el "amor universal"
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado