Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Abr 23, 2018 4:48 pm

"Eso es divertido." Te dijo la oni de tu costumbre escapista que había traído por la calle de la amargura a toda cuidadora que Satomi te ponía mientras ella no estaba.


"Puedes verla desde dentro tu y ella fuera, pero nada de salir!" Pareció intuir tus intenciones mientras suspiraba el dependiente como si dijera "Nisio me va a matar..."

"No, es el más lejano de todos ellos, de hechos para que un humano llegue ahí tiene que pasar por el Reino de los Antepasados Bendecidos... salvo que se convierta en deidad claro. Pero bueno, es el más lejano para ustedes teniendo en cuenta que tenéis todos los demás casi encima, es relativo... El Jigoku del Tengoku si que está lejos, estan en lugares opuestos de hecho."

"No, tu maestra no me conoce porque no es una paladín, es un sentido, sin embargo yo si que la conozco porque estoy al tanto de otros acólitos... soy muy curiosa juju" Dijo dejando entender que no es que se conocieran todos siempre sino que ella era quien los conocía.

"Sería imposible de parar si los implicados creyeran que es culpa de los demás, si los peleles que han sido señalados como villanos cumplen su misión... Sino sólo sería una tragedia que en vez de desunir uniría contra un enemigo común..."

"Eso es lo que Nisio-sensei anda tratando de evitar... si se pone ella como garante e investiga al menos consigue tiempo para que los clanes del Chikushudo no se tiren los unos en contra de los otros...." Dijo el dependiente."En ese reino muchos le deben favores y lo menos que pueden hacer es contenerse... aunque al final obviamente requiere una solución real, eso es sólo ganar tiempo..."

"Pues la verdad es que si." asintió de pronto Ran con el hecho que habías viajado donde muchos no lo habían hecho."Con la tontería...... Has estado en el Jigoku y no estás manchada ¿te das cuenta? recalcó La mancha NO es del Jigoku es de Fu Leng y su corrupción." pareció molesta por la comparativa mal hecha siempre.

"Si, podrías volver." Te respondió esta mostrando en una sonrisa dos pequeños colmillitos inferiores.

"Ir es más sencillo que volver." Te dijo el dependiente como si tratara de avisarte de tus ideas.



"El sonido de la campanilla parece diferente...." Murmuró esta pensativa mientras el dependiente se iba. "Creo que ese es el truco de saber quién viene y de dónde."

Las dos mirasteis hacia la puerta y Ran te hizo una seña para que esperaseis mientras se acercaba a esta y ponía la oreja al lado de la fusama.

"Seguro que está esperando que salgamos... las barreras no permiten saber quién esta al otro lado... y apenas oír... pero no tratan de amortiguar todo el sonido porque sino sería aún más extraño... así que puede..... que reconozca la voz al otro lado..."

Te dijo mientras te hacía una seña para que te acercaras.

La puerta al fondo del pasillo se oyó abrirse y dos personas hablar, dos hombres, uno de ellos el dependiente, pero jurarías que no era ni Tsuki ni Tsumeo.

"Oooooh.... creo que sé quien es..." Te susurró Ran."Es el youkai tan guapo del clan Inu jijiji"

Los pasos se acercaron a donde ustedes estabais y Ran te hizo una seña para que os alejarais las dos por si el dependiente suponía algo. Acababais justamente de poneros en vuestros sitios cuando la puerta se abrió de golpe y el dependiente os miró a las dos y os dijo:

"Vengo en un momento, por favor permaneced ahí." Señaló claramente.

Mientras tanto tu pudiste ver por el quicio de la puerta un poco al hombre de cabello color plata que le acompañaba y expresión severa.

Imagen

Ran te susurró mientras este os observaba con cierta mirada asesina.

"¿No te gustan los machos que parecen que podrían despedazarte en cualquier momento? jiji son mis preferidos jiji"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar Abr 24, 2018 2:03 pm

"Eso pienso yo" sonreí con gracia "Por alguna razón, era una opinión minoritaria entre mis cuidadoras" añadí con un toque de inocencia natural. Porque a fin de cuentas los gatos siempre son inocentes de todo, o eso piensan ellos.

"Hum, por dejarlo claro... si mis pies están dentro y casi todo mi cuerpo, pero una parte digamos mi mano sale fuera... técnicamente yo seguiría estando dentro, ¿no?"

De pronto recordé que una vez ya había tenido una conversación muy similar con sensei durante un viaje en carruaje. Pero como ahora no podía golpearme ninguna rama de los árboles que franqueaban el camino, suponía que la respuesta tendría que ser por fuerza distinta.

"Ya veo. ¿Y la posición relativa de los Reinos entre si significa algo, aparte de un viaje más largo? Jigoku y Tengoku, por ejemplo..."

Pregunté con curiosidad, ya que Ran parecía haber transitado por todos. Siempre había supuesto que esos dos lugares eran enemigos, pero ahora resultaba que los clanes del primero adoraban a deidades del segundo tal como nosotros mismos hacíamos, así que...

"Imagino que para alguien de su naturaleza debe de resultar molesto que los acólitos humanos cambien tan deprisa después de molestarse en conocerlos, un suspiro de su existencia y ya ha pasado otra generación humana.
¿Puedo preguntar si ha conocido a Soshi Satomi personalmente o si sólo la ha observado, Ran-dono?"


Volví a curiosear, esperando que no me dijera que sensei estaba "para comérsela" porque en su caso no podría estar segura de que no fuera más literal que la mayoría del resto que lo pensaba.

"No le veo demasiado sentido a que la primera reacción de los Clanes de Chikusudo sea culparse unos a otros... En primer lugar esto no es algo que tenga precedentes, aunque la guerra si los tenga, pero el principal motivo sería que si algún youkai estuviera detrás de esto su poder a estas alturas sería notorio; los demás razas tendrían que defenderse de él, o ella, no atacarle..."

Murmuré encogiéndome de hombros. Aún no entendía realmente la naturaleza animal del Reino de mi madre.

"Es cierto, no estoy manchada...
No hay duda de que la ignorancia conduce al malentendido. Si tan molesta es esa cuestión para los Rieru, ¿por qué no se defienden de ella ante los humanos, en vez de silenciarlos cuando se cruzan "accidentalmente" con ellos en Ningen para borrar el rastro de su paso por nuestro mundo...?
Las aberraciones, por el contrario, dejan muy clara su presencia así que no hay nadie que pueda rebatirles el hecho de que ellos no representen al auténtico Reino de Jigoku, ¿me equivoco?"


Le pregunté a Ran sin entenderlo tampoco, recordando como Nisio me había dicho que así es como habría actuado Kazama si hubiera sabido que le había visto, tratando de matarme.

"¿Volver es más difícil...? Pero un viaje es tan complicado como el otro, supongo. ¿Quiere decir que no querría traerme de vuelta?"

Le dije a Ran ladeando la cabeza, porque era la única en la que podía pensar para llevarme hasta allá claro, no conocía a ningún otro oni que no quisiera matarme, así que igualmente tenía que pensar en ella para devolverme aquí.



Me acerqué a la puerta y puse la oreja sobre al fusama como dijo. Apenas podía distinguir mucho, pero al menos estaba bastante segura de que reconocería las voces de Tsuki o del tsuru blanco...

Pero no tuve esa suerte. Habría habido una posibilidad entre miles claro.

"¿U-un Inu...?" repetí con un escalofrío. Siempre me habían gustado los perros pero por lo que me había contado Tsuki estaba segura de que a los Inu no les gustaría yo. O quizás si, pero comerme.

"Pues... no, la verdad. A los gatos no nos gusta que nos miren de ese modo. A mi me gustan los machos que podrían despedazar en cualquier momento a los machos que pudieran despedazarme a mi.

Aunque en realidad dudo que sea su caso, Ran-dono. Sensei Nisio me dijo que usted estaba casada con representantes de las tres familias principales, así que nunca pensaría que un solo youkai pudiera ser rival para alguien desposada con tres Onis..."


Yo por el contrario...
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Abr 24, 2018 2:53 pm

"Hay muchas cuidadoras que son unas aburridas, a mi me pasaba, pero mi abuela decía que era mi culpa, aunque yo no entiendo por qué dice eso, si me considero una oni muy respetuosa." Se encogió de hombros mientras sonreía y te guiñaba un ojo.


"Ténicamente está dentro. ¿no?"

Apoyó tu version Ran mientras el dependiente suspiraba profundamente y se quitaba las gafas para limpiarlas despacio.

"Técnicamente si...."

Musitó al final haciendo que la misma Ran diera un brinco de alegría al oir eso.

"Pero no más tecnicismos ¿de acuerdo? Sólo uno por vez."

La Oni hizo una X con su dedo sobre su pecho, en símbolo mientras decía:

"Palabra de Oni."

Lo cual no dejaba de ser curioso aquella expresión y que no dudases de su veracidad.

"La posición de los reinos implica si podemos ir de unos a otros, por ejemplo, los Kamis no pueden venir al Jigoku y los habitantes del Jigoku no podemos ir al Tengoku ya que estamos demasiado lejos. Salvo contadas excepciones, claro. Otro ejemplo es que los habitantes del Chikushudo no pueden ir al Reino de los Antepasados Bendecidos por el mismo motivo. Y es por eso que el Ningen-Do es tan importante ya que es una puerta a todos o casi todos."


"Los humanos vivís muy poco... masculló con cierta molestia Pero a cambio soléis ser bastante divertidos. Es como un pasatiempo fugaz y hermoso, como una amapola." Meditó esta en voz alta mientras miraba a la nada, como la fugaz vida de un día de una amapola una vez que florecía. "No conozco a tu maestra personalmente, tan siquiera a la nueva Paladín, este Año Nuevo no la ha llevado consigo a la Gran Fiesta Benten, por eso creo que no está realmente interesada en esa humana como lo ha estado en el pasado, donde si que ha llevado otras... Pero tu maestra, esa Satomi, sí que ha estado en los labios de Benten más de una vez, y ha sobrevivido a varios cambios de Sentidos, así que eso es punto a su favor que me hizo acordarme de ella."

"De hecho tiene mucho sentido. Los Clanes del Chikushudo no hacen más que pelear entre ellos generación tras generación, se han aniquilado los unos a los otros y las temporadas de paz han sido muy escasas... Hubo una especie de acuerdo de no tocar a las Momos de unos a otros en la anterior generación de líderes a esta y con este problema queda en abierto un problema que muchos veían, y es que algunos de los nuevos líderes no querían seguir con ese pacto tan "antinatural" para ellos... Para los youkais la paz es antinatural, la supervivencia del más fuerte es lo natural. La paz se hace aniquilando al enemigo no con pergaminos." Te explicó esta. "Así que es normal que crean que algunos se han tomado su forma de ver las cosas por su cuenta..."

"¿Por qué no lo decimos? Porque, sinceramente, el lobo no teme la opinión de las ovejas.
De un lado los humanos no tiene el poder necesario para poder enfrentarse a nosotros, vuestra magia contra los Onis sólo está versada contra los manchados, no contra nosotros. De otro lado no necesitamos vuestro beneplácito para venir aquí si queremos ni nos importa si lo hacemos y que nos reconozcáis, otra cosa es que nos molesta que hayáis llamado a esas criaturas como a nosotros...
chasqueó con molestia su lengua Y lo más importante... estamos suficiente ocupado en nuestro Reino matando a esos engendros como para venir a este a tratar de poner orden en vuestro plano.

Eso sin contar que hay algunos Rieru que creen que los humanos no son más que eso, ovejas..."


Ran se encogió de hombros mientras seguramente pensaba en alguien en concreto, a ti se te vino Kazama a la mente.

"Yo creo que en todos lados hay excepciones..."

Aunque Kazama pensaba también así, al menos con Nisio...

"Todos los Reinos, salvo este, tratan de anexionar al recién llegado a su mundo, de tragárselo... Si has estado en el Chikushudo te habrán explicado que por eso no deberías comer ni beber nada de allí ¿verdad? Pues en este caso es lo mismo.
Aunque...... no niego que quizás yo también pensaría que estas mejor con nosotros allí.
murmuró de pronto con total tranquilidad. De hecho se lo dije a tu madre, que si se quedaba conmigo yo no permitiría que le pasara nada, su humano no podía protegerla como era debido pero yo si. Podría vivir eternamente en mi Reino, en mi Clan, en las eternas praderas anaranjadas, en el Reino donde siempre es un Ocaso Rojizo."


"¿No?" Pareció sorprendida Ran por tu negación a un hombre semejante."Que raros sois los humanos... esa debe ser tu parte humana... A mi me encantan los hombres que exudan muerte... "

Sonrió con malicia.

"Son los más fuertes.... Y los más ricos..." Te guiñó un ojo sin que supieras bien si se refería literalmente.

"Oh! sabes que tengo tres maridos. Si, entre los Rieru es normal tener tres parejas los líderes, es la forma en la que, cuando Fu Leng calló en nuestro Reino y empezó a corromperlo, de unirnos todos contra él. Pero... es todo... diplomacia..."

Dejó un suspiro a medio camino de salir de su boca.

Luego el dependiente abrió la puerta y pudiste ver a aquel hombre.

"Asahi..." Dijo Ran haciendo que el youkai se fijara en vosotros.

"¿Os conocéis?" Preguntó el dependiente.

Ran asintió con una sonrisa divertida en sus labios.

"Así que sigues buscando las maneras para saltarte las reglas ¿verdad? Deberías haber nacido Oni... juju"

Dijo esta mientras el youkai al que había llamado Asahi se acercaba un poco a la puerta y observaba a Ran un segundo después de escudriñarte a ti con una mirada intensa que te recordó al de un perro de presa fijando un objetivo.

"¿Cómo tú por aquí, Ran?"

"Supongo que como todos ¿no? Buscando algo que hemos perdido..."

"¿Entonces has venido a recuperar a tu gata? O lo que queda de ella..." Respondió despacio mientras te miraba.

Ran lo observó con una queda sonrisa mientras el dependiente pasaba de mirarte a ti a él. Asahi, con aquella expresión altiva no le dio más importancia y respondió a la pregunta no formulada.

"Huele como ella. Nunca olvido un olor."

"Sera mejor que vayamos a por lo que habéis venido, Asahi-san..." Pidió el dependiente haciendo que el tipo saliera de escena y cerrando bien la puerta antes de irse.

Ran se sentó de nuevo no sin cierta molestia y te dijo:

"Asahi, por ejemplo, es de esos que creen que la paz en papel del Chikushudo va en contra de la ley natural de su Reino... y hasta donde sé creo que si no es ya el líder de los Inu poco le falta... El sería uno de los deseosos de empezar una guerra... Aunque no sé si la Momo Inu ha desaparecido aún..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Vie Abr 27, 2018 12:55 pm

"La mayoría de mis cuidadoras también eran muy aburridas... Había una o dos excepciones pero mi maestra decía que si quedaban a mi cargo era como apagar un fuego con fuego, así que no solíamos coincidir.
Aunque sensei nunca dijo que fuera culpa mía, y no conocí a ninguna de mis abuelas, así que en eso no coincidimos... Pero si en que yo también me he considerado siempre muy respetuosa con todas sus normas, sin embargo ¿qué puedo hacer yo si tienen "lagunas" de interpretación?"


Expliqué sonriendo. Cada vez me gustaba más aquella oni.

"Hai. No más tecnicismos, por esta vez. Palabra de Escorpión y de Neko"

Prometí yo misma, aunque sospeché que por ciertos lares ni los gatos ni los escorpiones eran considerados de fiar, para mi una palabra era una palabra.

"Es decir, si lo he entendido bien... un habitante de Jigoku no puede viajar directamente a Tengoku, pero podría venir primero a Ningen, y después desde aquí pasar a Tengoku... ¿es así?"

Aquello tenía cierto sentido, seguramente por eso pasaban tantos youkais por aquí, en muchos casos de paso. También explicaba el motivo por el que los onis, esta vez si los corruptos, querían entrar en nuestro Reino para desde aquí regresar al lugar de nacimiento del Señor Oscuro.


"En la literatura de mi mundo es una fábula recurrente la del protagonista, hombre o mujer, que resulta fascinado por el estereotipo de "chico malo" mientras que quien le profesa amor verdadero queda una y otra vez a un lado.
Personalmente nunca lo he entendido, pero supongo que el gusto por que te hagan sufrir es una característica bastante humana"


Resoplé encogiéndome de hombros, refiriéndome con mi particular interpretación a ese detalle chocante de que Benten encumbrase a paladín a alguien en quien no tenía interés real, a ojos de Ran.
Por supuesto, seguramente Benten fuese la Fortuna más próxima a la humanidad de todas.

"Entonces creo que se merecen haberse quedado sin momos en ese mundo. Deberían tenerlas en un pedestal y mantenerlas alejadas de toda violencia, pero si son incapaces de ver nada más que una presa suculenta, están mejor sin ellas.
Además esa interpretación del concepto de "supervivencia de los fuertes" es filosóficamente pueril. ¿Acaso es más fuerte el lobo o la hierba? Pero si la hierba no sobrevive, los herbívoros tampoco, y al final los carnívoros como el lobo perecerían igual. Sólo las cucarachas seguirían existiendo alimentándose de carroña. Así que los más fuertes son siempre las cucarachas...

En realidad la teoría habla de la "supervivencia de los más aptos". El concepto "más fuerte" aquí se refiere a aptitud, no a capacidad de violencia. Además es una competición natural entre individuos de la misma especie, no entre especies, aunque obviamente si todos los individuos de una especie son ineptos ésta desaparecerá, la teoría en definitiva habla de equilibrio nunca de aniquilación."


De hecho, siempre había pensado que los animales comprendían mejor todo esto que los samurai. Aquellos cazaban para alimentarse, mientras que los otros lo hacen por diversión.
Resultaba decepcionante descubrir que los youkais fuesen igual de tontos que los humanos.

"Quizás el lobo no tema la opinión de las ovejas, pero si le ofende que éstas tengan una u otra significa que si le importa.
En cualquier caso no soy una estratega militar, pero yo diría que el desempeño de los humanos ha resultado bastante digno en esta contienda. Es cierto que sólo tenemos armas contra los corruptos, no contra los youkais ni contra los Rieru, pero eso se debe en buena parte a que no conocemos apenas a ninguna de esas razas.
Claro que tampoco conocíamos a los corruptos hace unos cuantos siglos, pero desde entonces, que puede ser un periodo de tiempo muy largo para un humano pero corto para otros, hemos desarrollado como ha dicho una magia versada contra los manchados.
Lo que quiero decir... es que los humanos no son los más fuertes físicamente, ni los más rápidos, ni los más poderosos... no obstante al crecer y morir tan deprisa poseemos como raza una capacidad de adaptación superior quizás a la de cualquier otra.

Así que yo no diría que somos ovejas comparados con ustedes siendo lobos. Somos... más parecidos a insectos, en todo el sentido del concepto; ni los lobos pueden librarse de las pulgas, ya sabe"


Expuse con un tono neutro, sin explicitar una versión optimista ni pesimista de todo aquello, sólo mi forma de ver las cosas. Todo el mundo desprecia a los insectos pero estos siempre se las arreglan para prevalecer, y al final ningún gran depredador mata más que las pulgas de las ratas o la sangre de unos mosquitos.
Aunque supuse que era lógico que yo pensara de aquel modo, después de todo el símbolo de mi Clan era un pequeño escorpión frente al poderoso león o la majestuosa grulla del resto.

"Sensei Nisio-sama me lo explicó. Me dijo que Chikusudo me resultaría muy tentador, pero que si dejaba que me asimilara olvidaría gradualmente toda mi existencia en este mundo...
Imagino que para Hanekawa la elección sería entre vivir eternamente en una pecera o arriesgarse a nadar libremente entre tiburones, pero también con el humano al que amaba, su hija... y con ella misma, sin esconderse"


Podía entenderlo, claro.

"Aunque tengo que decir que si me gustaría ver ese Ocaso"

"Hum, entonces le gustaría Seto-san...
Aunque en tal caso no entiendo porqué no le ha gustado Kaji-kun"


Me pregunté pensativa, si precisamente a Ran le había ofendido que mi león le mirase de ese modo que los leones siempre hacen, como si estuvieran dispuestos a saltar en cualquier momento.

"Aunque me resulta curioso que le sorprenda el hecho de que yo no los considere mi tipo, porque no creo que provenga sólo de mi naturaleza humana sino también felina... Eso me hace pensar... ¿qué tal eran los gustos de mi madre? ¿A ella también le atraían los machos que exudaban muerte como a usted?"

Pregunté con un aire de gata curiosa.

"En las altas esferas los matrimonios casi siempre son política... Pero también hay humanos que intentan vencer al destino, todo el tiempo; conozco a un heredero de una importante familia rival de mi Clan que se ha propuesto casarse conmigo a toda costa, ji, ji.
Así que... ¿no hay amor entre Onis?"
curioseé con un aire felino.


"Lo que queda de su gata se llama Bayushi Sakura, señor Asahi-sama. Tanto gusto en conocerle..."

Repliqué con una voz cortés y una actitud indolente, evitando mostrarme afectada por su presencia.


"Qué típico de los "machos alfa", el pensar que sus deseos equivalen a la ley natural de todo su Reino, nada menos...
Me resultaría más respetable si simplemente reconocieran que les gusta pelear para sentirse importantes, sin tratar de edulcorarlo con argumentos grandiosos ni designios superiores"


Murmuré chasqueando la lengua con fastidio.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Abr 30, 2018 3:25 pm

"¿Ves? No es que nosotras no obedezcamos es que técnicamente no dejaron claro que no podíamos hacer algo." Asintió la Oni.

El dependiente, después de oir vuestra conversación y forma de ver las cosas obviamente no parecía nada convencido pero al final suspiró esperando que "técnicamente" le hubierais entendido.

"Si, exacto." Asintió Ran."Un poco de eso va el problema de vuestro Reino con todos los demás, que sois el canal de paso perfecto y si se controla pues..."

"Y por eso nuestro Guardián del Reino es tan importante."

Matizó el dependiente.

"Y poderoso." Añadió Ran."Pero humano... osea, mortal. Una lástima..." Suspiró al final.


"Yo más bien siempre lo he asimilado con el despecho y un poco ese sentimiento de venganza que nace de él. No me haces caso pues me voy con tu opuesto." Se encogió de hombros la oni."Yo eso puedo entenderlo, de hecho los Oni vivimos nuestras pasiones, no nos controlamos, controlarse no es para nosotros." comentó como si el comedimiento fuera algo totalmente antinatura. "Hacemos lo que deseamos en el momento que lo deseamos."


"El concepto del más fuerte es natural. Te dijo Ran. Que la fuerza sólo sea física ese es otro cantar... Por eso los Onis en nuestro código, en lo que sería nuestro Bushido respetamos la "Fuerza" pero no como Fuerza física sino el poder. El Chi de Chikara. Es el precepto sobre el que nuestra vida pivota. Si no eres poderoso no mereces sobrevivir. Pero el poder no sólo lo trae la fuerza física, sino la astucia, la magia, la devoción...

Los youkais están mucho más abajo en la escala de la evolución.... después de todo son animales...
no dejaba de ser paradójico que aquello lo dijera un oni Y ellos aún no se han dado cuenta que el poder no es el Chikara en sí... De hecho las Momos son la demostración de la importancia del Chi, que da igual que sean fuertes físicamente, su Chi es mucho mayor que el de cualquiera de los youkais que dicen adorar la fuerza como formad e aplastar a los demás con sus garras..." Casi se rió ante eso."Aunque puedo entender esa forma de pensar... es infantil, pero es el apso previo a ver la verdad del precepto del Chi."

"Los humanos sois una clase de animales.... diferentes y peligrosos... porque sabéis de vuestra debilidad... y quien entiende sus defectos trabaja para solventarlos o para maximizar sus virtudes... Y eso es Chi también.
Por eso los Rieru no tenemos ninguna intención de atacar a los humanos... Quizás en el futuro... quién sabe... hasta seáis dignos de entender la verdad sobre el Chi y el Chikara..."


"Tu madre sabía que ella podría vivir en el Jigoku, que quizás tu, por su don, pero que tu padre jamás podría. El Jigoku es demasiado nocivo para los humanos, es como respirar vapor corrosivo... Y ella... bueno, amaba a tu padre... de una forma que quizás yo no llegue nunca a entender en ella, de una forma que no le importaba lo que había sido ni lo que podía ser... porque había decidido que de todas las versiones de si misma la que más le gustaba y deseaba ser hasta el final de sus días era la Hanekawa que existía gracias a tu padre... Así que... aunque le mostré aquella opción siempre supe que jamás la tomaría..." Y en aquello notaste cierto dolor, como si por una parte Ran lo entendiese pero por otro le doliese el rechazo de su amiga aún a costa de saber que se exponía al peligro que al final realmente se la llevó por delante.

"Es complicado enfadarse con decisiones así cuando una sigue fielmente a la venganza... ¿No crees? Después de todo la venganza no es más que la sublimación del amor." Expresó esta.

"Tu leona no tenía cara de curiosidad, tenía cara de desear mi muerte, y como comprenderás no dejo que nadie me mire así, aunque sea debido a que crea que soy un peligro para la seguridad de su ama." Te contestó esta con el tema de Kajiko.

"¿A tu madre?" Casi le dio un ataque de risa."Nonono... a tu madre le gustan los tipos suaves como tu padre." ¿suave?"Ella era una neko muy neko, muy orgullosa de serlo, y como a todo neko y, sobretodo, como a toda mujer neko le gustan que los machos se desvivan por ellas, lo den todo, estén siempre que ellas les quieran y las dejen tranquilas cuando también lo deseen. Las nekos tenéis la mala fama de ser muy complicadas de complacer, pero ser muy fieles y cariñosas cuando por fin encontráis a las personas con las que realmente estáis a gusto.

Tu madre tuvo que soportar tiempos duros, pero creo que eso nunca cambió en ella. Aunque no debes pensar que querer que un hombre se desviva por ti es igual a que le gustaban simple y llanamente por este motivo, tenía que tener la mezcla exacta de quien no la necesita y puede valerse por si mismo pero decide hacer todo por ella justamente porque quiere.

Toda una complicación... Recuerdo una vez que un joven Tanuki quedó prendado de ella y la agasajaba con todo lo que pensaba que ella deseaba y más, pero nunca aceptó ni uno de sus regalos, ni tan siquiera le respondía sus cartas, cuando hablaba con él lo hacía en un tono distante... Le pregunté por qué no le gustaba aquel tipo, bueno, los youkais tanuki sin duda no son mi tipo pero pensé que le gustaría aquella actitud y me dijo que "si un macho no demostraba que no la necesitaba el amor que podría surgir de ahí no era real, era más parecido a una necesidad u obsesión que realmente apego."

Yo a día de hoy no lo entiendo pero bueno..."
Se encogió de hombros."Pensaba que te gustaría no exactamente por cómo le gustaban a tu madre relacionado con su olor a muerte sino por el hecho que los machos como Asahi sin duda no necesitan una hembra, por tanto, cuando la quieren, es "de verdad" como decía tu madre."

"Al "Destino" se le puede vencer cuando tu tiempo de vida es corto." Suspiró esta como si dijera que en su caso era imposible."O cuando no tienes ninguna posición social que mantener." En ambos casos no era el suyo.

El inu te miró con sus ojos dorados con cierto interés y repitió:

"Sakura.... no me sorprende, era su flor preferida."

Aquello te dejó sorprendida.

"Tienes la misma molesta mirada que tu madre."

Dijo al final mientras salía del punto de visión vuestra al pasar al final del pasillo con el dependiente.

"No se lo tengas en cuenta." Te dijo Ran."Nunca es sencillo ver a la hija de tu ex."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Lun Abr 30, 2018 8:19 pm

"Pero si los youkais "controlaran" este Reino, perderían su preciada longevidad, ¿no es así?
Incluso los hijos del Señor Luna y la Dama Sol no pudieron permanecer aquí eternamente y al final tuvieron que ceder su liderazgo a los propios humanos.

No digo que ellos lo fueran, pero en realidad demostraría que la mortalidad lejos de ser una debilidad es un arma efectiva para la defensa de Ningen-do de posibles invasores.

Además está aquello de que las Fortunas favorecen a los mortales, que dijo Shinshei"


Expuse pensativa. Probablemente el pequeño maestro fuese el Ningen-dono de su época, imaginé.

"¿No se controlan...? Vaya, qué diferente es entonces su código del de los samurai, Ran-dono. Para nosotros la norma básica de comportamiento es el control, tanto que más de uno llega a... "explotar" por la presión interna, digamos.

Aunque, personalmente, creo que mi parte neko considera esa filosofía suya muy interesante"


Asentí con una sonrisilla aún más convencida de que nos íbamos a llevar bien.

"Uh, en tal caso estoy segura de que consideraría a Satomi-sensei como muy poderosa, lo que tiene mucha lógica.
¿Ésa es la verdad sobre el chi y el chikara? ¿Que la auténtica fuerza no proviene de los músculos sino del espíritu?"


Pregunté con curioso desparpajo. Si había una verdad, ¿por qué no preguntarla directamente? Quizás Ran fuera más asequible a responder sobre ese tipo de cosas que los iluminados humanos que había conocido...

"Oh, puedo entender lo que debió de pensar mi madre, claro... Que valía la pena arriesgar la vida por su amor y su libertad en vez de asegurarse muchos años de recuerdos perdidos y tristeza...
Entiendo porqué Benten-Kami me bendijo desde que nací fruto de tal unión, y porqué me puso a salvo en manos de su sentido de mayor confianza...

Bueno, cierto. Eso explica que Ai-Kami se llame... pues de ese modo"


Deduje al final sobre eso de que la venganza era sólo un cambio de estado del amor, no una materia diferente.


"Los Matsu no destacan por su talento para guardar las formas ni la etiqueta... Son guerreros, sólo les enseñan a luchar, levantarse, y seguir luchando.
Pero Kaji-kun es adorable. Si le sucediera algo me partiría el corazón, Ran-dono. Por favor, se lo suplico, dígame que nunca le hará daño a mi león. Haré lo que sea a cambio"


Le rogué a la Oni inclinándome ante ella cuanto pude.


"¿Suave, mi padre...? Pero él... combatió contra las criaturas del Oscuro en tierras Cangrejo, y contra youkais, y en ambos casos sobrevivió. No lo encuentro tan "suave..."

Hum, me parece un estilo muy válido; una mujer adorable, literalmente, pero independiente. Y, sobre todo, con la última palabra a la hora de decidir donde o con quien queremos quedarnos.
No se por qué iba a ser una "mala" fama para las neko, al contrario... A mi me parece una fama muy buena.

Vaya, pues... resulta "preocupante" lo buen candidato que es el señor Tsumeo para las hembras neko. Quiero decir que no quiero que se confíe conmigo sólo por que resulte que sea un tipo de macho ideal para mi, ya sabe...
Y estoy segura de que cuando sepa de mi naturaleza dual removerá hasta la última biblioteca de este mundo para conseguir toda la información, mito o leyenda que exista sobre los neko. Afortunadamente, según Nisio-sensei abunda mucho más de lo último que de lo primero... así que con un poco de suerte nuestras preferencias de pareja no estarán recogidas en ningún tratado."


Murmuré tintineando con la yema del dedo sobre mi barbilla, pensando en lo que habría en los archivos de Shiro Kitsune sobre nekos, y cuanto tiempo tardaría Daidoji Tsumeo en conseguir su entrada para aquel lugar, legalmente o no.

"Los gatos adoran su independencia, así que no nos gustan quienes puedan llegar a ser emocionalmente dependientes de nosotros. Es un modo de relacionarse que... no entendemos, y por tanto no nos sentimos cómodos siendo objeto de ello.
Eso creo yo, desde luego. Por ese motivo le dijo aquello mi madre. Evidentemente mi padre tuvo que mostrarse mucho más distante al principio de conocerla, ya que en aquel primer momento él estaba asignado como escolta de una dama, y los bushi no deben mostrarse "interesados" en esa clase de situación.

Ah, bueno. Eso es más sencillo de explicar; no dudo que Asahi-sama no me necesite pero, lejos de quererme, tampoco dudo que me cazaría y me comería si pudiera.
Incluso aunque no consiguiera nada más que llenarse la panza de neko, por el sello..."


Dije encogiéndome de hombros. Me gustaban los perros, pero normalmente ninguno me miraba de ese modo agresivo que tanto parecía gustarle a Ran.

"¿Como... como sabe cual era la flor preferida de mi madre...? ¿Y su mirada?
¿Y... por qué está tan seguro de recordar su olor con tanta claridad? Es un Inu pero... debería haberlo percibido muy de cerca para...


Su ex... ¡¿¿qué??!"


Exclamé dando un respingo, llevándome de pronto las mangas a la boca esperando que no hubiera sonado demasiado fuerte fuera de aquella estancia.
Me levanté y fui corriendo hasta la puerta, aun sin hacer ruido, para poder mirar mejor al youkai mientras se alejaba por el pasillo. Mirarlo con una nueva perspectiva, desde luego.

"¿Ex-pareja de Hanekawa...? Pero si es... Tio Tsuki me dijo que las diferentes razas del Chikusudo no se mezclan entre ellas..."

Le pregunté a Ran con los ojos abiertos como platos.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue May 03, 2018 3:25 pm

"De ahí que este Reino sepa protegerse bien." Asintió Ran."Vuestro sabio lo que le dijo a los Kamis es la máxima de los Reinos, cada Reino pertenece a sus habitantes, y el Ningen-Do es vuestro."

Ran no parecía tener intención expansionista como Oni, no como los del Oscuro.

"El control es sólo una forma burda de represión de los instintos, los cuales existen por algo, nosotros no domamos a la "bestia" sino que SOMOS la bestia." Te dijo Ran sobre la forma de vivir la eternidad de aquellos seres."Si tienes hambre comes ¿verdad? Porque tener hambre es sinónimo que el cuerpo necesita alimento. Es el instinto de supervivencia el que te lo reclama. Pues nosotros vemos la vida de esa forma, reprimir el hambre no es más que ir de camino a la muerte, vas a en contra de lo que tu instinto de preservación te dicta y eso si que es antinatural, no seguirlo.

Así que los Onis comemos, bebemos, luchamos... vivimos... cuando nuestros instintos nos lo piden. Sin contención."


"Un viejo puede no tener fuerza física pero derrotar a un joven con su sabiduría.
Un joven puede tener vigor físico y derrotar a un viejo guerrero.
La fuerza cambia en cada uno de nosotros, no es algo tanto físico como espiritual.
Chikara. Fuerza física. Chi. Fuerza espiritual.
Al final la fuerza trasciende al cuerpo, así que el Chi siempre estará por encima del Chikara.
Y te lo dice un Oni, que vive en un mundo donde el Chikara y el Chi estan altamente unidos."


Ran se cruzó de brazos al verte suplicar por Kajiko y luego se encogió de hombros.

"Si es lo que deseas, así será." Te espetó al final sin darle demasiada importancia."Un neko que tiene de mascota un león... juju... cosas del linaje de Hane-chan sin duda..." Murmuró casi más para sí que para los demás.

"Bueno, suave no me refiero como guerrero." Te comentó esta por tu padre."Me refiero a.... Ran frunció el ceño tratando de buscar una mejor explicación."Imagina a una pareja de enamorados en mitad de un prado florido... ¿de acuerdo? Pues... ESA es la sensación que me daba cuando la miraba.... "Suave"..."

Aunque bien podría haberte a ti parecido que aquello era adoración, lo cual te gustaba oir de tu padre hacia tu madre.

"Tu madre era única para encapricharse de quien no debía y darlo todo una vez que tenía lo que quería." Asintió la Oni.



¿Su qué?! Exclamaste mientras ibas corriendo hacia la puerta y veías cómo Kimihito entraba en otra estancia con Asahi. El youkai era alto, fuerte y vestía con un kimono con un abrigo de pelo blanco por encima y al caminar, de espalda, te diste cuenta que tenía una larga cola blanca y preciosa, como la de esos perros de pelo largo y grandes del norte, habituados al frío. Tenía un caminar distinguido sin duda, con clase. Asahi antes de entrar miró hacia donde estaba tu habitación, vuestras miradas se toparon una vez más, él no dijo nada, su mirada era fría más, sin embargo, ahora de pronto, tras aquella declaración de Ran te pareció que tras aquella fachada de indiferencia había un triste halo de soledad.

Cuando entraste en la sala Ran estaba apoyada en la mesa con una sonrisa divertida y te dijo:

"Ahora de pronto ya te gusta ¿neh? juju Cómo sois las neko..."

Bromeó mientras de pronto se servía "más sake" de la tetera.

"Tu tío no te mentía, los youkais no se mezclan entre ellos, está prohibido, de hecho es antinatural para ellos. Pero... Creo que ya te he dicho que tu madre era única para encapricharse de quien no debía y meterse en relaciones complicadas..." Se rió.

"Cuando yo la conocí ella y Asahi eran... pareja... por decirlo de algún modo, ya que era un romance secreto, a distancia y quizás más espiritual que físico...

Ella me dijo que Asahi y ella se habían enamorado en mitad de un "sakura fubuki" (Lluvia de pétalos de cerezo, que se provoca cuando muchos de estos se desprenden a la vez por el viento y la caída de las hojas en una zona llena de estos) un día de Año Nuevo, cuando todos los Clanes Youkais fueron a la montaña de Inari a festejar el Año Nuevo...

Pero como tu dices está prohibido la mezcla... y aquello no terminó bien para ninguno de los dos...
Tu madre me dijo que tras lo que pasó con sus padres, su tío la encerró en el castillo, sin visitas, sin cartas, sin salida... Ella me dijo que Asahi se cansó de esperar y que un buen día todas las cartas que le enviaba y los intentos por ponerse en contacto con ella cesaron de golpe..."


Ran bebió despacio y te miró por encima de la taza de sake.

"Yo nunca me creí aquello.
Creo que tu madre lo hizo porque le era más sencillo de asumir.
Pero ya has visto como Asahi te miraba... Esa mirada no es la mirada de alguien que "se ha rendido"..."


Ran suspiró mirando a la nada y terminó diciendo:

"La siguiente persona de la que se enamoró tu madre fue de tu padre. Una vez más un amor complicado... Porque ella era así... habría sido una heroína perfecta para novelas o teatro con temática de amor juju

No me podía aburrir con ella de amiga..."
Suspiró al final con un aire triste dejando patente todo lo que la extrañaba ahora que sabía que aquello nunca más volvería.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar May 08, 2018 1:02 pm

"Hum, pero no siempre fue nuestro, ¿verdad?
Sensei Nisio-sama me habló de la antigua civilización de los Naga, y recientemente he podido conocer y tocar a una... Por lo que se, ellos dominaban Ningen Do antes que los humanos, antes de que los Kami cayeran de Tengoku.
¿Y antes que los Naga, no hubieron otros? Ahora imagino que pensar que no es igual de inocente como pensar que nosotros los humanos somos los primeros...

Podría pensar que la clave está en que este Reino sólo se puede dominar desde dentro, por parte de seres nacidos naturalmente en él... Aunque claro, también se que antes había Kitsus, hengeyoukais viviendo aquí.

Así que... quien sabe"


Dije frunciendo el ceño sin estar muy segura siquiera si todo aquello llevaba a ninguna clase de deducción lógica.

"Si tengo hambre como... Aunque a la hora debida, siguiendo la etiqueta con palillos y todo eso. Y tengo que pagar los alimentos, o mi señor si alguien me provee de ellos.
Todo eso salvo que pueda deslizarme hasta la despensa sin que nadie me vea, entonces si que puedo comer lo que quiera, y hasta con las manos, ji, ji.


¿Y qué hay del amor, o del sexo? ¿También se permiten seguir sus instintos cuando aparecen sin ninguna represión?"

Murmuré curiosa, porque ella había dicho que no estaba casada con quien deseaba, pero si podía hacer lo que quisiera cuando quisiera... algo no cuadraba.

"Me gusta esa idea. Estoy bastante segura de que yo tendría más Chi que Chikara, si éste último es básicamente físico.
Aunque bueno... con todo eso del selló, y si de todas formas no podría utilizar mi propio chi..."


Resoplé con un fastidio resignado.

"¿Oh, de verdad? ¡Gracias, mil gracias...!"

Exclamé dando un respingo de felicidad por prometerme que mantendría a salvo a mi león sea como fuera que la mirase. De pronto estuve tentada de abrazar a la oni, pero recordé que no conocía las costumbres de jigoku al respecto... "¿En su mundo está permitido abrazar, Ran-dono?" pregunté sin más ladeando la cabeza.

"Me gustaría saber si Ichiro me mira a mi del mismo modo..." suspiré con una sonrisilla al imaginarme en esa situación a mi padre mirando así a mi madre, aunque suponía que si.



"Yo... yo no he dicho que me guste... eso sólo que... ahora me parece diferente..."

Protesté sonrojándome un poco.

"Asahi-sama" le llamé de repente a través del pasillo justo antes de perderle completamente de vista, como un acto instintivo para que no desapareciera ahora que acababa de descubrir la relación que había tenido con Hanekawa y que era muy diferente de la que había imaginado en un principio.
Pero me quedé un poco paralizada, porque en realidad no sabía qué decirle... "E-esto... yo... estamos brindando por Hanekawa-sama... ¿Le gustaría unirse a nosotros...?"

Acerté a decir, sin estar muy segura de nada más que de que quería conocer algo más de aquel Inu.


"¿Más sencillo de asumir que qué? ¿Que su relación era imposible...?
Pero Asahi no se rindió en realidad... ¿entonces pudo haber seguido buscándola? ¿Incluso tras enamorarse de mi padre y viajar a Ningen?

¿Y-y si la siguió hasta allí y trató de recuperarla por la fuerza...?"


Pregunté repentinamente preocupada. Había leído mucho sobre los daños que podían causar los celos en cualquier persona, y si el Inu era de los que pensaban que la violencia y la fuerza eran su modo natural de expresión...
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar May 08, 2018 2:19 pm

"Si que había antes de ellos otra civilización, o quizás entremedio... los Nezumi, esos hombres ratas que viven sin ser corrompidos actualmente en las tierras sombrías, esos desesperante seres..." Chasqueó la lengua Ran."Pero sigue siendo el caso que dice Nisio-sensei, el Ningen-Do pertenece a los seres de Ningen-Do y tras la caída de los dioses y la creación de los humanos tal y como sois... pues de ustedes."

"¿El amor? preguntó curiosaEs un tema complicado, es un sentimiento muy poderoso que puede impulsar gestos como la venganza, la ira y el arrepentimiento... Por eso no existen matrimonios concertados en las tribus Rieru salvo en sus gobernantes, porque no se puede frenar algo como el amor, no se le puede poner paredes.
En cuanto al sexo, bueno, digamos que es un acto natural, es como comer o como dormir... no entendemos esa clase de represiones. Se trata de no perturbar a los demás con esos comportamientos, pero la naturaleza del Rieru es sexualmente libre, además nosotros podemos tener apariencia masculina o femenina pero no tener por qué estar asignados interiormente a ese género... así que hay amplitudes.
Sobretodo en las fiestas.... juju...."



"El sello que tienes puesto y que ahora puedes ver no es más que el símbolo que eligió tu madre y que creo que has visto por otro lado el Cho Ku Rei. Y es por tu bien. Además, que no puedas usar tus habilidades de momo no implica que tu Chi sea menos poderoso, si acaso la magia de este, pero el Chi es también la pasión, la constancia, el arrojo... el chi es un concepto más amplio y complejo. Es lo que hace que una madre en el lecho de muerte gaste sus últimas energías en proteger a su hija aún a costa de ella misma. Es la clase de energía que te hace levantarte cuando te han golpeado mil veces. Es la clase de determinación que te hace ir por senderos que nadie lo ha hecho y del que todos te advierten. Es la fuerza de creer lo que los demás no son capaces."

Te dijo la Oni con verdadera pasión en sus palabras.

"¿Abrazar?" Pareció perturbada por aquella pregunta cuando de pronto estalló en una amplia risotada."El contacto físico es un tabú en el Ningen-Do, en el Jigoku, entre los Rieru, es casi una máxima. No entendemos la vida sin este." Te informó.


"¿Tu macho?" Preguntó de Ichiro."Pues supongo que si te pareces a tu madre lo que veo que te pareces, seguramente ese tal Ichiro habrá hecho por ti cosas que ni él se esperaba hacer por otra persona." Como convertirse en quien era por ti.



...


Asahi se paró justo en el dintel de la puerta por la que iba a entrar un segundo, pudiste ver su perfil, serio, inmutable. Esperó que formulases tu pregunta. El silencio llenó el pasillo entre ambos. Al final Asahi asintió en un seco gesto antes de desaparecer para ir con el dependiente a por el objeto por el que había venido.

(OUT: vuelve tras esto con vosotras ya que lo has convencido)

...


"No voy a negar que existe esa posibilidad." Te dijo Ran sobre Asahi."Pero creo que aunque pegara con su carácter y quizás le hubiera gustado no le dejaron tiempo...

Hasta donde yo sé el padre de Asahi, que si crees que él es una oleada de muerte no sabes como es el otro, le obligó a asumir el liderato del clan, el cual había estado en guerra con los Kitsune por largo tiempo y a acabar con aquellas refriegas. No sé que haría en su tiempo libre, no te puedo asegurar que eso no fuera una opción pero..."


Ran miró hacia la puerta y luego hacia ti.

"Lo creería si sólo tu padre estuviera muerto... ¿Pero Hane? No... Asahi por ella hubiera puesto su mundo patas arriba... Hubiera ido en contra de todo lo que se suponía que debía hacer y para lo que había nacido... Si hay algo que se me da especialmente bien es leer el sentimiento de Venganza de los corazones de los demás... Y Asahi está lleno de eso, pero no contra tu madre o tu padre... sino contra el suyo propio... Un odio visceral y candente capaz de consumir cualquier morada...

Pero... incluso por encima de aquel odio a su progenitor... a quien más odia Asahi... es a sí mismo...

Eso lo sé bien... Ai-Kami tiene bendito "mi tercer ojo" para poder ver la oscuridad de las almas..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar May 08, 2018 7:18 pm

"¿Esos Nezumi también dispusieron de una civilización que dominó este mundo?"

Pregunté abriendo los ojos con sorpresa. ¿Sería posible que hubiera una ciudad Nezumi abandonada justo bajo nuestros pies?

"He oído hablar de ellos, pero se les considera unos humanoides primitivos y salvajes... Aunque de hecho yo siempre he considerado los ratones como pequeños seres adorables y excelentes compañeros de juego; si solamente no fueran tan sucios, tsk.
Pero que conste que no me los comía. Yo los alimentaba a ellos con migajas y restos de comida, ji, ji.

Supongo que, como gata doméstica, me gusta "cazar" pero no matar a mis presas"


Dije pensando en la clase de comportamiento que había observado habitualmente en los otros felinos.

"Por tenerlo claro... que el amor romántico pueda impulsar la venganza, ¿es bueno, o malo?" pregunté ladeando la cabecita con inocente curiosidad. Ella era el paladín de Ai-Kami, Fortuna de la Justa Venganza después de todo.

"Uh, vaya... Tiene que resultar muy curioso eso de poder cambiar de forma masculina o femenina a voluntad.
Aunque... creo que yo preferiría ser "hembra" en cualquier circunstancia.

Sea como sea, parecen una raza muy del agrado de Benten-Kami"


Concluí al final sobre la forma libre y natural en la que Ran describía su visión del amor y de la relaciones, aunque no necesariamente vinculadas a aquel.


"¿Las huellas de gato? Si, las he visto. La maestra tatuadora Otsumoko-sensei las sacó a la superficie, como ella dice. También el espíritu guardián de mi madre visualizado en una imagen suya.
Ya se que es por mi bien... Lo que me fastidia es no poder exteriorizar mi forma neko, mis orejas, cola, el cabello blanco, y todo eso.

Aunque bueno, tal como lo explica... claro que esas virtudes son muy potentes también. Le agradezco que lo haya expuesto de ese modo, Ran-dono. Y yo soy apasionada, constante, y arrojada..."


Sonreí al final con orgullo. Quizás fuera a causa de esa energía momo, después de todo.
Pero seguía echando de menos mis orejas.

En cuanto dijo aquello del contacto entre los Rieru, salté sobre ella para abrazarla. Pese a que pareciera una niña, estaba bien segura de que con su auténtica fuerza para ella no sería más que cuando a mi me saltaban mis gatos en el regazo.

"¿Mi macho? Ju, ju... eso suena divertido. Creo que si es como dice, él es capaz de hacer cosas por mi que no habría esperado hacer por nadie... Como convertirse en un líder, o estar dispuesto ahora a renunciar a todo eso por conseguir mi mano... metafóricamente hablando, ya sabe.

Si ha estado usted últimamente al "otro lado" de la Muralla Cangrejo, tal vez no hayan estado tan lejos. Él no es Cangrejo, pero los samurai Daidoji tienen por costumbre pasar al menos una temporada sirviendo allí. Ahora se llama Daidoji Tsumeo.
Si alguna vez lo ve, ¿cuidará de él por mi...?"


Pregunté con una expresión dulce de gatita pedigüeña.

...

"¿Y si... fue el padre de Asahi?

Es obvio que él tuvo que darse cuenta de eso mismo, que el heredero al que había criado para que se hiciera cargo de su Clan y lo liderara, estaba dispuesto a renunciar a todo y a ir contra su naturaleza sólo por amor. Y peor aún, por el amor de una neko.

Tal vez Hanekawa fue consciente de que no podía forzar a Asahi a abandonar a los suyos. Ella era una gata después de todo, podía vivir según sus normas, pero los perros necesitan a su manada. Por eso decidió abandonarlo. Pero no fue suficiente, como ha dicho usted no parece que este Asahi hubiera renunciado. Ni siquiera cuando mi madre encontró otra familia.
Y entonces, su padre decidió resolverlo mediante la violencia. Muerta Hanekawa, Asahi ya no tendría a donde ir si abandonaba a su Clan. Y lo disimuló asesinando a los demás, porque... no se, puede que no deseara ser objeto de las represalias de Ningen-dono, reanudar la guerra contra los felinos o incluso convertirse en su objetivo por venganza, Ran-dono.

Es decir, en este caso se explicaría el odio de Asahi incluso hacia si mismo. Él sabría que de no haber sido por él, por su interés y su incapacidad para olvidarse de ella, Hanekawa seguiría viva.

Bueno... puedo reconocer esa clase de odio hacia alguien más fuerte que asesina a alguien amado y te lo arrebata sin que puedas hacer nada más que lamentarte por no ser capaz de haber defendido lo que querías..."


Expliqué desviando la vista.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié May 09, 2018 6:30 pm

"No bajo vuestros pies pero los territorios que ahora pertenecen al Dios oscuro era donde estaba su morada, osea que digamos que bajo los pies de sus monstruos si que esta su civilización extinta." Te contó Ran.

"¿Sucios? Hum... puede... ¿Pequeños? créeme que no. Esas criaturas van encorvadas pero sé bien que erguidas miden perfectamente algunos de ellos con facilidad los dos metros largos." Te sorprendió.

"Los sentimientos puros que impulsan a la Venganza siempre hace que esta sea Justa, Deseada y parte del Karma." Dijo Ran de una forma que te pareció tan solemne que quizás estuviera en algún blasón de su clan."Ai-kami bendice esas Venganzas, siempre su mano está tras la que la consigue llevar a cabo y siempre se cumplen, tarde o temprano."

" O no teniendo un sólo sexo a la vez." mencionó Ran.

"Que no puedas ver tus orejas, tu cola y tus garras no implica que no las tengas.
Eres una neko. Eres su hija. Nunca lo olvides."
Ran entonó aquello último con seriedad mientras te miraba con sus ojos rosados a los tuyos.


Ran se dejó abrazar sin problemas, y como supusiste aunque saltaste sobre ella con fuerza y pese a su apariencia no se movió un ápice, te dio la sensación como si su apariencia real al menos fuera el doble de alta y pesada que la que tenías delante, o quizás el triple.
Esta sonrió mientras lo hacías y te dio un par de golpecitos en la cabeza, como si acariciara a un gato, de agrado.


"¿Ves? Eso suena mucho a tu madre." se rió."Oh... son de esos... ¿Cómo los llaman? ¿La Grulla de Hierro? Sí... no es que me haya cruzado con alguno de ello, bueno, en realidad si lo hice, pero ellos nunca me vieron, junto con una partida de Cangrejos. Para su suerte yo había llegado antes que ellos y había despedazado a aquella criatura...

Últimamente estamos muchos "en la superficie"... Estamos haciendo limpieza..."


Y de pronto se te ocurrió algo... Decían que los Cangrejos estaban algo espantados porque las Tierras Sombrías parecían estar demasiado en calma, algo se tramaba al otro lado... ¿O puede que no? ¿Y si esa calma era por los Rieru?


...


"¿Su padre?" Meditó Ran cruzándose de brazos."Podría creérmelo de ese tipo... Los Inu nunca han sido la tribu del Chikushudo más problemática, pero el padre de Asahi estaba muy emparentado con los okami, y tenía mucha alma de estos, que son más belicosos, era como un perro de la guerra...

Así que podría ser...

Sólo hay dos cosas que no cuadran con esa versión... Una es que matara a las demás momos, ya que la suya propia está desaparecida, y todo el mundo sabe que eso sería quemar una baza muy buena para el clan. Matar a las otras vale ¿pero a la tuya? Por mucho que quisieras ocultar responsabilidades es más sencillo arrasar teniendo tu el poder que hacer política, y más cuando él no es de esos...

Y luego que si Asahi supiera algo así habría matado a su padre. Oooh eso no lo dudo, incluso muerta tu madre... Porque...
Ran miró hacia la puerta, por donde habían salido.Asahi es ese tipo de perro... Es del que volvería un día y otro a buscar donde siempre se encontraba con su ser amado aunque estuviera muerto y nunca más volviera a verlo..."

Ran miró un segundo al techo y murmuró:

"De hecho estoy bastante segura que lo hace... seguro que va toda las primaveras allí..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Jue May 10, 2018 1:01 pm

"Bueno yo no conozco realmente a ninguno de esos Nezumi. Lo que yo he visto son ratoncitos de campo, que son pequeños y muy monos, y ratas, que son un poco más grandes pero bastante menos monas... No es que sea culpa suya, pero contagian muchas enfermedades y contaminan la comida almacenada.

Hum, ¿y como es que los Nezumi son inmunes a la mancha?"


Pregunté lo que me pareció más llamativo con curiosidad.

"Entonces, ¿el hecho de que el sentimiento que causa la necesidad de venganza sea puro o impuro no tiene que ver con la causa, sino con quien la lleva a cabo?
Quiero decir que el amor puede provocar una venganza justa si se sufre una traición, o una injusta si se actúa por celos hacia quien lo rechaza... ¿es así?"


Expuse pensativa. Los celos también eran muy capaces de contaminar el amor en si mismo, sensei nos solía hablar de ese peligro a menudo.

"Es cierto..."

Murmuré abriendo las manos y girando las palmas hacia mis ojos. No las veía en Ningen, pero estaban ahí; Tsuki me las había mostrado. Y aunque no hubiera sido así, no necesitaba su presencia física para sentirlas, Ran tenía razón.

"Soy la hija de una princesa neko" repetí para mi misma, evitando pensar en si Kagehisa se reiría de todo aquello y sacándolo de mi mente. "Soy una hembra alfa, tío Tsuki me lo dijo"

Concluí sonriendo con orgullo.


"Nunca imaginé que estar en brazos de un Oni pudiera resultar tan agradable... Eso demuestra lo muy equivocados que están los humanos en muchas cosas"

Suspiré ronroneando mientras me dejaba acariciar y movía la cabeza para que durase más. Los gatos tenían la costumbre muy suya de acariciarse ellos mismos contra lo que deseaban, en vez de esperar a que simplemente sucediera, como los perros.

"Aunque en realidad es lógico, ¿no le parece? Por edad, la civilización humana es prácticamente una recién nacida así que es de esperar que aún tengamos mucho por aprender"


"Si, si, grullas de hierro, así se llaman.
Oh, ¿pero y si los de la partida hubieran llegado un poco antes y si le hubieran visto, Ran-dono?"


Dije curiosa.

"Limpieza... no obstante después se marcharán, y ellos volverán, ¿verdad...?
¿Terminará alguna vez esta anomalía, esta guerra? ¿O seguirán llegando esas abominaciones una tras otra hasta que su mancha impía se extienda por todo Ningen?
¿Acaso los Rieru tienen alguna forma de erradicar para siempre el rastro del Oscuro...?"


Pregunté de nuevo, mirando al infinito mientras apoyaba la cabeza sobre su hombro. Eran el tipo de cosas que tal vez ni siquiera Nisio supiera, de entre los muchos futuros posibles.


...

"Hum... no es buena idea contar con casualidades para explicar una teoría, pero eso no significa que no existan. El atacante de las otras momos podría ser otro, y por causas muy diferentes. Que hubieran coincidido en el tiempo sería casual... Pero eso explicaría porqué el modo de ataque fue diferente; en el caso de Hanekawa se trató de un asalto frontal, brutal y destructivo. Las otras desaparecieron sin dejar rastro.
Hasta ahora habíamos pensado que el agresor cambió de estrategia, pero...

En cuanto al otro asunto, dependería de si Asahi era más fuerte que su padre, y por tanto capaz de matarlo o no.
¿Acaso ese Inu está ya muerto o sigue vivo? El padre, quiero decir. Tal vez Asahi ya lo mató, o murió por otra causa, antes de que su hijo pudiera vengarse, quien sabe... Sensei Nisio dice que el principal sospechoso es un ser manipulador y mentiroso que utiliza a otros para conseguir sus fines, ¿y si embaucó al padre de Asahi para utilizar su angustia en su beneficio y que le ayudara a cazar a Hanekawa? No le salió bien, claro... y pudo hacerlo desaparecer por su fracaso"


Expuse pensando en todas aquellas posibilidades. ¿Demasiado enredado?
"Si no tiene nada que ver, ¿por qué Asahi se siente tan culpable...?" me pregunté en voz alta.

"Vaya, ahora que se eso... no puedo evitar sentir aprecio por él. Pobre... los perros abandonados transmiten esa sensación infinita de tristeza...
Especialmente al tratarse de mi madre, yo... puedo sentir empáticamente ese mismo dolor"


Suspiré notando una humedad incipiente en mis ojos. Aunque no estaba nada segura de que ni los hengeyoukais ni los rieru considerasen de buen gusto sollozar, así que me esforcé por contenerme mientras esperábamos que el Inu volviera finalmente del almacén con Kimihito.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue May 10, 2018 3:41 pm

"Supongo que porque las ratas contagian enfermedades y no las poseen." Se encogió de hombros."No tengo ni idea pero creo que es por su forma de adapatarse al medio...

O quizás les pase como a nosotros, que tampoco estamos corruptos como los demás, ya que no hemos caído en el engaño del Kami Oscuro."


"El sentimiento es manchado o engrandecido por el portador, como siempre los sentimientos, el amor, por ejemplo, no tiene culpa de lo mal que lo usemos. Una vez más somos nosotros los culpables."


"Oh jaja sin duda lo eres." Se rió Ran al comentario de ser una alfa."Igual que tu madre."


De hecho no sólo era agradable sino que en aquella fresca primavera el cuerpo de Ran se sentía cálido, como si emanara de por si oleadas de calor.

"Los humanos estáis tan centrados en ustedes mismos y en vuestros problemas que no sabéis nada de lo que os rodea. Ni tan siquiera esos Cangrejos que son capaces de ver más allá consiguen ampliar su visión una vez que se han enfocado en un problema.
Sois unos críos, sin duda, con mentalidad de críos, pero por suerte la juventud es una enfermedad que se cura con el tiempo juju."


De pronto te dio por pensar que la apariencia de Ran era sólo eso y que a saber qué edad realmente tenía...

"¿Si hubieran llegado un poco antes? te preguntó esta.Entonces de por seguro hubieran atacado ellos antes, yo no ataco a humanos sin provocación anterior, pero siempre termino las peleas." Sentenció despacio para que la entendieras.

"Nuestra intención es matar al Señor Oscuro, o al menos sacarlo de nuestro plano, ya que mientras él viva en él corromperá el Jigoku y creará esas aberraciones que llegarán a través del pozo hacia vuestro mundo...
Estuvimos a punto de lograrlo tras su vuelta a los infiernos cuando luchó y perdió contra ustedes, en vuestro mundo, sin embargo cuando volvió lo hizo cual crisálida... Imposible de llegar a él, aletargado, encarcelado pero a la vez con un poder latente corrosivo que lo anega todo..."



...

"También tienes razón en eso." Te dijo sobre la posible autoría y encubrimiento por aquel motivo.

"Pues no sé si está vivo o muerto, la verdad, como te digo hacía ya al menos un par de décadas que no pasaba por allí, de ahí que no supiera nada de tu madre..." Murmuró pensativa."Si te ha dicho Asahi que vuelve podríamos sacarle el tema..."

"El poder de la empatía...
Tan necesaria para entender los sentimientos..."


No lo dijo, pero estabas seguro que ella pensaba en sentimientos como Venganza, sin duda.



No pasó demasiado cuando los pasos de dos personas se oyeron en el pasillo hacia vuestra dirección. Creiste oir al dependiente diciendole que iba a envolver el regalo y que ahora le alcanzaba. Poco después la fusama que estaba entreabierta se abrió del todo y pudiste ver de cuerpo presente al inu. De cerca se veía más alto, más fuerte y con un aura más impactante que a cierta distancia. Era de esa clase de personas que cuando entra en una sala la hace suya, que parece que todo lo posee y que todos le deben pleitesía. Si que había un alo de muerte en su presencia, de seriedad y de agresividad pasiva que podía saltar en un segundo pero ahora, de pronto, por el poder de la empatía no te parecía tan asfixiante aquella sensanción.

Ran le mostró un asiento libre mientras se levantaba para ir hacia uno de los aparadores y coger un juego de copitas para el sake y os sirvió a los dos.

"Yo me acabo de enterar."

Le dijo Ran a Asahi. Este asintió mientras tomaba la copa y la levantaba en silencio antes de darle el primer sorbo.

"¿Tu lo sabías?"

Asahi asintió mientras le daba el segundo sorbo.

"¿Desde hace mucho?"

Asahi una vez más asintió.

"Desde que pasó." Murmuró al final.

"¿Por qué no me lo contaste?"

"No nos hemos visto hasta ahora... y tampoco es que seamos los mejores amigos..."

Ran frunció el ceño.

"Pero tampoco nos llevamos tan mal como para negarme tal información."

Asahi miró el fondo del vaso vacío y se lo ofreció a Ran para que lo llenara. En su expresión con leve deje perdido te decía que quizás él no había estado preparado para dar aquella noticia, seguramente tan siquiera había estado para recibirla.

"Bueno... supongo que es un problema menos del que ahora debe preocuparse tu padre." Hiló la Oni mientras levemente te miraba de reojo.

"Nunca fue un problema, pero desde hace tiempo menos."

"¿Y eso?"

"Porque está muerto." Sentenció severamente mientras los dorados ojos de Asahi se fijaban en los de Ran."Yo le maté." Ran aguantó su mirada mientras este de pronto ponía una malvada sonrisa en sus labios y añadía:"Así que dime... Sacerdotisa de la Venganza... ¿Fue justo?"

Ran sin apartar la mirada dejó el vaso en la mesa y respondió:

"Hai."

¿Qué significaba aquello?
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Vie May 11, 2018 1:49 pm

No pude evitar ronronear al acostumbrarme al contacto de su cuerpo. Quien habría pensado que un Oni podía resultar tan agradable, yum...

"Estoy segura de que a Hanekawa le gustaba también esto" suspiré entornando los ojos con una sonrisita y recostándome sobre ella. Claro que tal vez no hubiera sido en el primer contacto, pero yo contaba con la ventaja de saber que Ran era amiga de mi madre, y a su vez la Rieru ya sabía como interactuar con los nekos.

"Los Escorpiones también vemos más allá... Claro que normalmente lo hacemos para conseguir cualquier ventaja que podamos usar a nuestro favor, pero aparte de eso el efecto al final es parecido.
Aunque si, supongo que somos como niños"


Dije riéndome por aquella comparación.

"Pero comprenderá que resulta complicado considerar qué es una provocación previa y qué no cuando se encuentran dos razas de mundos diferentes, con ninguna comunicación.
Para un humano que los únicos habitantes de Jigoku que conoce son los corruptos, el simple hecho de ver a alguien como usted será entendido como el preludio de un ataque seguro. Entonces se ponen en guardia para rechazar ese ataque, y eso es a su vez considerado por usted como una provocación.
No tiene remedio... salvo que alguien lo evitara. Teniendo en cuenta que probablemente ellos a usted no pudieran herirla siquiera, y ya que hemos coincidido en considerar a los humanos como críos... ¿no es un poco excesivo que un guerrero adulto considere como una provocación de guerra a un niño levantando su espada de madera?

Además... el siguiente Grulla de Hierro que se encontrase podría ser... uno de mis hijos, por ejemplo. ¿Acaso no es "más divertido" evitar hacerle daño a los descendientes de Hanekawa?"


Murmuré con una expresión inocente... Esperaba que reconociera que si porque yo también era una de esas descendientes.

"Hum... entre los míos circulan una serie de historias sobre como se derrotó al Señor Oscuro que, en su mayor parte, hoy en día están consideradas como mitos y leyendas. Y supongo que la mayoría lo serán, seis siglos son una eternidad para nosotros, pero es curioso porque algunas de esas leyendas mencionan que al Oscuro no se le derrotó como tal, o al menos sólo se derrotó a su forma física; el resto fue... encerrado mediante alguna magia incomprensible para mi.

No se, no es tan raro teniendo en cuenta que en mi Clan encierran el alma de los traidores en árboles demoníacos, supongo...
Vinculados con Ai-Kami, según ella misma me dijo, detalle que yo ignoraba"


Me pregunté si realmente a día de hoy quedaría algún escorpión que no ignorase ese detalle.

...

Me quedé mirando a los dos seres mientras pensaba en cómo debía sentirse un gato caminando entre caballerías, rezando para que ninguna le pisara y soñando con una tapia alta a la que subirse y desde la que poder observar a salvo de peligro.

No sabía muy bien como tratar a Asahi; Ran podía contar con su presencia imponente, pero yo necesitaba algo más. Así que pensé en las veces que había tratado con perros en mi mundo... Si los inu se parecían tanto a ellos como los neko a nuestros gatos, quizás me sirviera.

Además podía contar con la ventaja de que Asahi había reconocido que le recordaba a mi madre, y conté con que eso le transmitiese "positividad" hacia mi propia persona.
Cuando se sentó, me acerqué a él despacio trazando un pequeño círculo alrededor de la mesita, calmada como hacían los perros para exponer que no tenían intenciones agresivas. Al llegar suficientemente cerca bajé la vista en señal de paz y extendí mi mano hacia su rostro, dejándole que me oliera primero. Los canes eran casi todo olfato.
Si notaba buenas vibraciones, me acercaría aún más para completar el "ritual" de reconocimiento mutuo que normalmente había observado entre ellos.
A la mayoría de los gatos esta clase de acercamiento no les gustaba mucho y huían, lo que para los perros suponía un acto nada pacífico... escaso entendimiento mutuo, como le había dicho antes a Ran.


"Ehm... ¿qué sucede, Ran-dono?"

Le pregunté tímidamente a la oni después de que ésta concluyera aquella extraña conversación no-conversación con el inu.
Asahi había matado a su padre, ¿pero qué conclusión había sacado respecto de la Venganza de eso Ran?
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun May 14, 2018 3:04 pm

"Tu madre era peor. se rió la OniEra friolera y se pasaba todo el invierno pegada a mi, abrazada como si fuera una bolsa de agua caliente jaja" Reconoció esta.


"Bueno, si que es cierto que si en mitad de las Tierras Sombrías un grupo de humanos me encontrara con mi verdadera forma el atacar les sería una opción más que plausible. Pero sin son incapaces de darse cuenta que el cuerpo del oni que esta a mis pies y su sangre en mi tetsubo tiene algo que ver con su muerte no es que merezcan menos que una reprimenda. Se supone que aunque seáis niños tenéis cabeza para pensar. Si tenéis miedo, si os aterroriza lo que hay más allá entonces que entren los que sean capaces de mantener la calma, no es terreno para cualquiera.

Esos humanos en el caso que pasara conmigo... pues quizás hasta tuvieran suerte, yo no tengo especial interés en contener mi esencia y mi presencia pero si que es cierto de otros rieru que el mero hecho de que conozcan su existencia supone querer matar a ese humano.
pensaste entonces en Kazama Les molesta simple y llanamente lo que sois, pero creo que le molesta mas la comparativa errada que habéis hecho con nosotros." Se encogió de hombros.

"¿Cómo se llama tu Grulla de Hierro?" Preguntó de pronto."Si tanto te preocupa la siguiente vez que vea a uno de ellos preguntaré si es él, y si es lo dejaré vivo por ti." Pura sencillez en la que no se te escapaba que le daba igual el resto.



...


"¿Qué haces?" Preguntó de pronto Asahi dejándote helada en el sitio con su fría voz cuando te acercaste un poco a él.

"Está tratando de ser amable." Replicó Ran cubriéndote con su aura."Sakura no sabe de vuestras costumbres pero aún así trata de ser cortés."

Los dorados ojos de Asahi te observaron muy fríamente y asintió despacio mientras te indicaba con un gesto de su mano que te sentases. No te dejaba continuar sin embargo donde te había indicado que te sentaras era cerca suya...

"Lo que me pregunta Asahi-san o mejor dicho, lo que él mismo expone es que el motivo de la muerte de su padre, a sus manos, por venganza es un hecho que Ai-Kami cree que es justo." Te dijo Ran despacio con media sonrisa.

Asahi no dijo nada. Sólo bebió un sorbo más y te tendió la copa para que se la llenases.

"Dime, Asahi... ¿Qué motivo te llevó a ello?"

"¿No te vale con saber con certeza que fue justo lo que hice?" Respondió Asahi con la cabeza baja pero la mirada feroz puesta sobre la oni.

"No." Contestó esta con una leve sonrisa."Al menos no mientras no sepa si tiene que ver con mi amiga." Marcó despacio aquella palabra.

"¿Siempre tiene que girar todo en torno a Hane?"

La familiaridad con la que llamó a tu madre te habló bien claro de la relación que estos habían compartido.

"Conmigo si, ya lo sabes." No negó la oni."Y creo que contigo también."

El inu que no apartó la mirada ni un segundo terminó de beber la taza que le habías servido y te pidió una vez más que rellenaras el contenido.

"Ella tomó su propio camino. Eligió. Se marchó." Contó el inu despacio y no por ello, tras la enorme frialdad de aquellas palabras dejaste de notar el resquemor de aquella crueldad que seguramente y en cierta hondura aún parecía ser una herida sangrante.

"¿Pero?"

Asahi se inclinó hacia atrás y casi se rió.

"¿Pero? Eres terriblemente cansina, señora de los Rieru... ¿pero qué quieres oir? ¿Que maté a mi padre por Hane?" Asahi miró seriamente a Ran y luego notaste un leve deje hacia tu parte, como si hasta ahora evitara mirarte aunque te tuviera muy cerca. La respiración le bajó, notaste como cogía aire despacio y al final antes de tomar el último trago dijo."Ella tuvo que ver, pero no fue sólo por ella...

Es... la última consencuencia de... de nosotros."


Asahi se refirió a "nosotros" como ellos cual pareja pero aquello nunca salió de sus labios.

"Pero no sólo tenía que ver con ella... mi padre había hecho cosas imperdonables, para mi clan también. también, a saber a qué otro clan se refería entonces y todo eso sin contar con lo que me hizo a mí...
Mi padre me enseñó que en el Chikushudo o matas o mueres, o eres el alfa o estás bajo el control de este. Murió por la fuerza de la misma filosofía que había llevado toda su vida, así que no creo que le fuera una mala muerte, sin duda, aunque se merecía algo mucho peor incluso que esta."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar May 15, 2018 12:21 pm

"Si les entrase el miedo al verle y salieran huyendo, entonces no le plantarían cara, no la ofenderían y no tendría que matarlos... En realidad si se quedan y tratan de luchar incluso ante una visión tan desalentadora como la de una "forma aterradora" que ha sido capaz de matar por si sola a otra "forma aterradora", es porque mantienen la suficiente calma como para mantenerse firmes incluso ante una muerte prácticamente segura.
Estoy convencida de que eso tiene algún mérito para quien valora la fuerza del espíritu en su conjunto, ¿me equivoco?"


Dije exponiéndolo como una pregunta, de hecho como la pregunta "inocente" de alguien que no estaba nada habituada ni a los combates cara a cara ni a las costumbres concretas de los Rieru.

"¿No piensa que la comparativa errada tenga un poco que ver con el hecho de querer matar a un humano sólo por conocer su existencia...?
Pongamos el énfasis en la palabra "conocer"; los malentendidos entre diferentes culturas se basan principalmente en el desconocimiento mutuo, y se resuelven en buena medida a través de lo opuesto, el conocimiento. Pero si se aniquila a los que nos conocen...

Técnicamente, eso ahora implicaría matarme también a mi. ¿Sería aceptable para usted que... otros Rieru hicieran tal cosa?"


Sonreí con un maullidito de cachorrita desvalida.

"Se llama Daidoji Tsumeo. Pero no estoy nada segura de que los bushi se paren a decir su nombre en mitad de un combate con lo que ellos crean que es un enemigo implacable...
Además existen ciertas creencias confusas respecto a lo que es y lo que no es la magia "de los nombres", así que lo que la mayoría pensaría es que preguntar el nombre no es un acto de cortesía entre enemigos, sino una trampa.

Una opción más práctica podría ser... digamos, no matar a ningún grulla de hierro. De ese modo tampoco mataría a mis hijos, o nietos... si los tuviera.
¿Qué le parece?

Además, sería una lástima se lo aseguro; "mi macho humano" le caería bien, ji, ji. Aunque no fuera rival para usted, posee la clase de aura que ha dicho que le gusta en los hombres..."


Expuse con mi mejor tono sugestivo.

...

Me quedé sorprendida con la reacción de Asahi. Como un perro que me gruñía tras acercarme con la mejor de las intenciones posibles. No supe si ésa había sido su intención, pero me lo había parecido.
Los gatos, altivos y desconfiados por naturaleza, no aceptaban eso, no se ponían boca arriba para mostrar sumisión cuando se sentían maltratados y dudaba mucho que mi madre hubiera mostrado el más mínimo interés por aquel Inu si alguna vez le hubiera hablado de esa forma.
Así que me senté en mi lugar, cerca de Ran, descartando más acercamientos.

"Cosas imperdonables... ¿Como por ejemplo dejarse corromper por el ser traicionero y mentiroso que ha secuestrado a las momos? ¿Acaso Asahi cree que su padre tuvo algo que ver en el ataque a la aldea de Hanekawa?"

Pregunté, pero no se lo dije a Asahi en voz alta. Me incliné hacia Ran y se lo susurré al oído. Así ella podría exponer la pregunta del mejor modo posible para que el Inu respondiera, cosa que yo no me veía segura de conseguir dadas las circunstancias.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar May 15, 2018 5:56 pm

"El valor del necio pero el valor.
El valor sin cabeza puede no tenerlo en absoluto, puede ser simplemente falta de capacidad de raciocinio."
Te dijo Ran.

"Si tu ves a un... Grulla de Hierro matando a otro Grulla de Hierro. ¿Le atacas o te preguntas antes qué ha pasado? "


"Para algunos Rieru los humano no son más que para ustedes los hinin. Y hasta donde yo sé no tenéis demasiada paciencia con ellos, quizás más que con los etas, pero salvo que sean geishas o seres algo más "valiosos" no le dais demasiada importancia a su existencia.
Con nosotros ustedes estáis en esa posición. ¿Divertido verdad?
sonrió de medio lado. Pero tranquila, también los hay en mi lado como tu, después de todo tu tienes a esa leona tuya que ha dejado de ser lo que era ¿verdad? No la tratas como lo que es ahora sino como lo que es para ti."


"Tiene sentido el hecho de recelar de darles el nombre, es lo primero inteligente relacionado con toparse con nosotros que he oído en mucho tiempo.

Prometo presentarme entonces yo, ya que no puedo prometerme no matar a humanos que osen desafiarme, pero tendré cuidado con la Grulla de Hierro."


Ran se quedó un momento pensando en aquello y buscó algo en su obi. Sacó entonces un collar de cuentas que parecía tener entre las cuentas negras otras parecidas a colmillos rojos y te la tendió.

"Dale esto a tu Grulla de Hierro y a tus hijos si alguna vez van a algún lugar donde podríamos toparnos. Que lo lleven siempre consigo y eso les protegerá de todo confusión."


....


Ran asintió a tu susurro y le dijo:

"¿Crees que tu padre tuvo que ver algo con el ataque a la aldea de Hanekawa?"

Asahi la miró a ella y luego a ti, no sin notar cierta desazón en su mirada y respondió:

"Lo que creo, lo que sé, es que mi padre tuvo que ver con la muerte de los padres de Hane, con la ascensión de su tío al poder, con su cautiverio y..."

Asahi al final bajó un segundo la mirada como si buscara frustrado algo donde centrarse y al final levantándola terminó diciendo:

"Y con todos los hechos posteriores que eso creó. Incluyendo el peligro para tu madre, la aparición de ese humano y que ella se marchara del Chikushudo, quedando expuesta, sola y..."

Asahi se quedó callado al final, sin poder decir "muerta".

"Tu madre merecía... mucho más."

Te dijo mirándote a la cara directamente.

"Aunque era una chica imprudente y caprichosa..."

Y no supiste por qué pero aquellos apelativos te sonaron más a cumplidos que a defectos por el tono en el que lo dijo con añoranza y siendo seguidora de Benten, sabiendo que aún había amor en estas.

"Así que fue por eso...
¿Tiene eso también que ver con el hecho que te opongas de manera frontal a las momos y que seas de los primeros que piensas que si desaparecen es un beneficio?"


Ran dijo aquello recalcando la pregunta como si le dijera que aquello era sospechoso con las desapariciones, pero Asahi no apartó la mirada y asintió.

"Las momos, su poder, es un sistema arcaico que ata a un clan, a un pueblo... a una chica... a un poder superior que no puede controlar y que no habla realmente de la fuerza de todos ellos. Confiar en eso es como confiar en una carta que nunca sabes si saldrá de la baraja. Eso NO es fuerza. No es la que necesitamos, no es la que debemos tener."

Y aunque Asahi hablaba de ser poderosos más allá de las momos no se te pasó por alto un detalle, y es que en un sistema donde las momos eran sangradas, donde ellas no eran ellas sino su poder... el amor para con una de ellas no tenía cabida... Un sistema en donde las momos eran objetos de intercambio era un mundo en donde alguien como Asahi y Hanekawa, como de hecho pasó, jamás pudieron consumar su amor.

En ese momento la motivación de Asahi de ser un youkai poderoso por si mismo, el poder agarrar al destino con su propia mano y subyugar a quien se pusiera delante... de pronto ya no te pareció una motivación llena de rencor, ira, odio y estupidez... sino algo... cercano a Benten.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mié May 16, 2018 1:11 pm

"La capacidad para enfrentarse a la muerte por un ideal más grande que uno mismo, es siempre valor. Da igual que ese ideal sea brillante o estúpido, grandioso o insignificante; eso no cambia que el individuo sea valiente.
Un valor desperdiciado, puede ser. Dependerá de quien guíe a esas personas, ¿pero acaso un humilde soldado no puede ser heroico en una batalla perdida sólo porque su general sea un necio?

En cuanto a lo que dice... el único motivo por el que un Grulla de Hierro mataría a otro, sería porque uno de los dos fuese un traidor. Pero si no se quien es quien, podría ser el muerto o el vivo.
Sin embargo en mis circunstancias actuales, dado que ahora mismo soy una Escorpión y por tanto rival natural de los Grulla, cualquier Daidoji que me viera presenciando un conflicto interno de esa naturaleza violenta seguramente me consideraría una amenaza por lo que mi Clan podría hacer con esa información, fuese quien fuese el difunto. Entendería que mi vida está en peligro y por tanto no creo que me quedase a preguntar...

Personalmente mi primera reacción sería esconderme, porque mi naturaleza neko tanto como la de mi adiestramiento me invitan a sentirme segura en las sombras. Pero si hubiera sido adiestrada en el combate frente a frente, ¿qué otra opción me quedaría?

Aquí está el problema. El humano que se cruza con usted y con esa abominación muerta a sus pies no tiene el conocimiento necesario como para distinguir quien es el enemigo de su enemigo, si el vivo o el muerto. Incluso aunque tuviera la sangre fría de preguntar, ¿como creer la respuesta dado que las abominaciones del Oscuro no tienen reparo en mentir y embaucar? Es lo mismo que me sucedería a mi frente al Daidoji que hubiera matado al otro, si el vivo es el traidor capaz de matar a su hermano, ¿me respondería honestamente a mi pregunta de si es mi enemigo? ¿Y aunque lo hiciera, cómo iba a poder fiarme yo en una situación así?

Esos hombres están en un callejón sin salida cuando se encuentran con alguien como usted, Ran-dono. Lo que intento es hacerle ver que desde nuestro punto de vista no tienen opciones, sólo usted las tiene.
Kazama-dono me habría matado. Usted ha decidido no hacerlo. Yo soy la misma en ambos casos y en ninguno tenía capacidad de decisión al respecto"


Suspiré al final.

"Con gusto despellejaría a cualquier samurai que maltratara a una de mis chicas, y la mayoría son hinin. No porque sus servicios supongan un valor económico para mi Clan, sino por mi propio sentido de la justicia... Dañar a quien no puede defenderse merece la más noble de las venganzas.

Supongo que los neko tendemos a ver el mundo a través de nuestras propias reglas, no por las de los demás..."


Dije asintiendo sobre Kajiko, mientras me acomodaba con un ronroneo sobre su regazo.

"Se lo agradezco profundamente, Ran-dono"

Respondí inclinándome ante ella cuando al fin me concedió aquello de al menos dar el primer paso y prometer presentarse de manera no violenta ella misma.

"Oh, gracias... Yo... entre los míos es costumbre rechazar los regalos dos veces, antes de aceptarlos, pero... no se si los Rieru...
Bueno, me arriesgaré, ya sabe. Se lo daré a Tsumeo y le haré jurarme que lo llevará siempre"


Exclamé al final con una sonrisa enorme. No pensaba que el Daidoji me hiciera demasiadas preguntas, al final lo haría aunque sólo fuera por complacerme.

...

"Más... ¿Quieres decir que mi madre merecía algo mejor que tener una familia humana, a una hija mestiza como yo?
Puede ser. Pero te equivocas en una cosa, Asahi-san; desde que "ese humano", mi padre, apareció, Hanekawa nunca estuvo sola. Ni siquiera cuando murió.

En cuanto a lo de expuesta... bueno, es evidente como ya habrás intuido por nuestras preguntas que el atacante, o el instigador del ataque no venían de Ningen-do; unos asaltantes humanos casuales no habrían estado preparados para matar a un hengeyoukai con tanta eficacia.
Y teniendo en cuenta que después de eso las momos han desaparecido de sus hogares en Chikusudo, me parece aventurado decir que ella estaba expuesta por haber salido de aquí, ¿no le parece?"


Le dije con un tono tan frío como el que él había usado conmigo. Al principio había sentido cierta empatía pero ahora no podía evitar que se convirtiera en cierto desprecio por tratar de ahogar el recuerdo de mi madre en su propia autocompasión.

"¿Y ya está...? ¿Perder a las momos es una buena noticia sólo porque los de tu mundo sois demasiado obtusos como para entender el auténtico significado de su poder?
Estáis tan ansiosos por devorarlas o fecundarlas para conseguir transformar ese poder en fuerza bruta con la que mataros unos a otros, que ni siquiera tratáis de descubrir el motivo de su nacimiento, porqué el karma envía esa energía aquí o al mundo humano, cuando y como nacen...

Pero te diré una cosa, no son ni un arma ni un estorbo, Inu. Son mujeres con sueños y esperanzas como todas las demás, que se ven aplastadas por brutos que no las entienden y que mucho menos las merecen.
Y estaría de acuerdo contigo en que estén donde estén estarán mejor que en Chikusudo... de no ser por el "pequeño" detalle de que tal vez hayan sido secuestradas por alguien aún más bruto que un hengeyoukai. Pero eso... ¿qué os importa a las tribus, mientras tengáis a otros con los que pelear, verdad?"
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié May 16, 2018 6:17 pm

"La valentía de la estupidez absurda tiene la carencia de inteligencia de por medio. Pero claro... a veces esa falta de lucidez trae gestas heroicas. Absurdas... pero heroicas." Se encogió esta de hombros.

Ran se quedó pensando aquello que le dijiste y miró al techo.

"Eso tiene sentido...
Sentido porque reconoces la incapacidad del ser humano contra una situación así...
Así que supongo que nos queda a los que estamos por encima tomar las decisiones correctas..."
Murmuró quizás más para si misma que para ti."Después de todo no se pisan las flores sólo por el mero hecho de ser incapaces de ser un obstáculo para nuestro pie..."

"Aceptalo a la primera." Te comentó Ran."Sobretodo porque quiero que lo tengas. Haz que siempre lo lleve y que lo lleve visible, ya que no sólo le servirá conmigo."

Ran tocó las cuentas y te dijo:

"Estas son perlas del Jigoku. Y estos colmillos son huesos tallados. Eso no se lo digas, creo que a los humanos no os gusta para nada tener esa clase de abalorios, pero en mi mundo es algo muy simbólico e importante. Además... Ran te enseñó que en el broche del colgante había una especie de broche dorado con un símbolo en una lengua que no entendías."Ese es el sello de mi Clan. Cualquier Rieru lo sabría, y lo que es más... cualquier Oni...
Eso puede ser bueno o malo, puede que las criaturas sombrías se piensen en atacar a tu hombre más que nunca, o puede que piensen que es una buena pieza para demostrar su valía. Pero sea como fuere todos los Rieru sabrán de quién es este collar y lo que significa que otro lo tenga."



...


Asahi te miró con el ceño fruncido, obviamente si que pensaba que tu madre merecía más que ese humano, pero claro, ahora sabías que pensaba en él mismo, y eso era complicado de rebatir.

"Las demás están desaparecidas, no muertas." Siseó Asahi.

"O eso esperamos." Le cortó Ran haciendo que el Inu enfocase su mirada en ella."Lo que Sakura quiere decir y yo la apoyo es que quien hizo todo esto, si es la misma persona, se está tomando muchas molestias y no lo está haciendo nada mal, sobretodo si aprendió del suceso con Hane y enmendó su error. Si es que eso es lo que está pasando, claro.

Pero de todas formas..."
murmuró Ran mientras bebía despacio."Si Hane-chan te oyera hablar de esa forma te abofetearía."

Asahi enfrentó la mirada con Ran unos larguísimos segundos antes de dejar una media sonrisa en sus labios y replicar:

"Puede ser, tenía esa dolorosa costumbre conmigo."

"Porque eres enervante y testarudo." Terció Ran."Como ella."

Asahi pasó sus dedos por su mejilla como si recordara algún golpe de aquellos y luego la yema de estos rozaron antes de apartarse de su rostro sus labios, como si aquella clase de gesto, de abofeteo luego fuera seguido por un beso que cura lo dañado y que es final de una discusión que nunca debió darse. Algo que te sonó a que podrías hacerlo tu misma y por eso de por seguro tu madre.

Luego el hengeyoukai escuchó tus palabras enfadadas con una mezcla de asombro y enfado por tu actitud, pero te dejó terminar.

"¿En serio gata? casi se rióHuelo desde aquí tu belicosidad, tus ansias de muerte y de venganza. Sabes perfectamente lo que es desear la muerte de tus enemigos cada día y centrarte en planearlo. Lo que es el dolor de la pérdida y las heridas...
Y aunque rechaces quizás la venganza de la forma que Ran la abraza... ella también habita en ti.
Tu lo sabes.
Yo lo sé.
Así que no me sermonees con lo buenos que debemos ser, y todo eso sin hablar de la otra mitad de ti que tienes, la de los humanos que se matan entre ellos, siendo la misma especie incluso."
Se jacto y no sin cierta razón.

"Si, es cierto, la mayoría de mis congéneres no les importa por qué las momos nacen como lo hacen, sólo les importa su poder. Somos culpables del mismo pecado que todos los que no somos dioses, del ego y del poder.
Y puede que las mejoras y los nuevos caminos empiecen también de manera egoísta, no pienso negarlo, porque soy el primer egoista de la sala y no me avergüenza reconocerlo en absoluto pero créeme que soy el primero que piensa que si hasta ahora no hemos sabido ver la ventaja que teníamos con las momos merecemos perderlas, a todas ellas.

Quizás así termine esta locura para con ellas y recordemos que la fuerza empieza en uno mismo no en tretas.

Los Rieru respetan la fuerza, Ran debe entender de lo que hablo."


Ran asintió despacio y de pronto dijo:

"¿Las perderías a todas? Entonces supongo que también perderías a tu mujer ¿verdad?"

Asahi frunció el ceño ante aquella pregunta pero al final asintió.

"A ninguna les deseo la muerte, pero sin duda estarían ellas y nosotros mejor si no pudieramos acceder los unos a los otros. Me ha quedado claro que de la otra forma sólo nos entraña dolor."

Ran dejó una leve risa gutural y añadió:

"Que mal hermano estas hecho..."

"O bueno, y puede que sea por eso por lo que lo deseo."

Terció este seco.
Hermano...
Nisio te lo advirtió, que en el mundo animal las reglas no eran las mismas, hermanos de distintas camadas, primos, sobrinos... Eran animales y las reglas con el sexo opuesto no eran las mismas. Te lo advirtió por Tsuki, pero he ahí otro ejemplo, pues por lo que decía Ran y por la consiguiente conversación donde Asahi lo veía normal, su actual esposa era su hermana, y por cierto.... otra momo.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Jue May 17, 2018 1:00 pm

"Cierto. Si quienes tienen el poder no asumen la responsabilidad de tomar las decisiones correctas, el universo sólo puede ser un caos.

Aunque no quiero decir que el ser humano esté falto de cualquier cualidad. Una flor puede desarrollar espinas para que no la pisen, pero necesita tiempo para realizar esa adaptación evolutiva.
No digo esto por arrogancia de raza, lo que quiero decir es que aunque los humanos seamos incapaces de enfrentarnos a los Rieru actualmente, eso no significa que no pudiéramos ser una clase de aliados mucho más útiles que el ganado en algún momento futuro."


Murmuré tratando de "corregir" que mi argumento fuera el de incapacidad absoluta. Eso podía ser cierto para la generación actual pero en lo que era un suspiro para un Rieru podían haberse sucedido varias generaciones humanas, y nuestro mayor talento era la capacidad para evolucionar entre una y otra. Así que el concepto de "humano" no era tan vulnerable como el individuo humano, eso es lo que intentaba que alguien como Ran percibiera, al menos después de haberla logrado convencer para que no nos matara... no tanto al menos.

"Puedo hacer que me jure que lo llevará siempre sin hacerme ninguna pregunta al respecto, incluso aunque el asunto "más allá de las tierras del Cangrejo" aparezca en la conversación...
Aunque no creo que pueda evitar que investigue este objeto, sobre todo si insisto en su valor"


Comenté curioseando las piezas del collar. A mi no me importaba demasiado que fueran huesos, aunque empecé a preguntarme de quien serían... "¿De qué son estos huesos?" dije sin más.
"Hum, perlas... ¿De ostras? ¿Así que hay océanos en Jigoku...?
Es muy bonito, yum... Ya se que no es para mi, pero al menos lo llevaré hasta que se lo entregue a Tsume-chan"
sonreí pidiéndole que me lo pusiera.

...

"¿Me abofetearía...? ¿Por qué?" pregunté con un escalofrío. Nunca había llevado bien los castigos físicos, y después de Kagehisa mucho peor aún.
"¿He vuelto a equivocar la etiqueta de otro mundo? Bueno, en Ningen no se considera de buen gusto hablar de un modo directo, pero he podido observar que Asahi-sama no contempla ese mandamiento así que he supuesto que no es una consigna de la etiqueta de Chikusudo.

Lamento si he parecido fría, pero su actitud respecto a la pérdida mi madre me resulta notoriamente ofensiva" expliqué refiriéndome al Inu "Verán, la compasión es una virtud samurai, como lo opuesto a la crueldad, y de un modo más extenso aún es también una virtud benteniana: un sentimiento de pena, ternura e identificación ante los males de alguien...
El problema es que Asahi-sama sólo parece preocuparse por sus propios males, despreciando el de los demás. Eso no es compasión, sino autocompasión, todo un defecto en vez de una virtud. Benten odia a los que se autocompadecen ignorando a los demás, eso dice sensei.

Asahi-sama sólo reconoce SU pérdida. No la de su amiga, Ran-dono, ni la de mi madre. Ni siquiera la pérdida de la propia Hanekawa de su marido y de su hija.
Ni siquiera se molestó en comunicárselo, a sabiendas de que usted era el paladín de la Venganza y su amiga había sido asesinada injustamente. Ni siquiera se molesta en ocultar que en su opinión Hanekawa merecía "algo mejor" que una familia humana, lo que no sólo es un desprecio para mi y para mi padre, sino para la voluntad de la propia Hanekawa...

Y aún así ella me abofetearía a mi..."


Dejé en el aire encogiéndome de hombros. Era muy posible que ni el Rieru ni el Inu fueran capaces de ver aquello tal como yo, así que decidí dejarlo correr. No conocía sus costumbres aunque estaba segura de que mi madre no me pegaría por aquello.

"Los humanos no son pacifistas por naturaleza, y los samurai hacemos de eso un arte nada menos; así que no pretendía lanzar un alegato contrario a la belicosidad. Sólo uno contra pelear sin más motivo que la ignorancia de lo que nos ha golpeado por sorpresa.
Sensei Nisio-sama dice que las tribus de Chikusudo están al borde de la guerra total. Pero lo cierto es que no saben quien ha secuestrado a las momos, ni porqué, ni siquiera como...
Eso no es comparable con planear la muerte de un enemigo que nos ha dañado. Es comparable con quien ataca a lo primero con lo que se cruza después de que un enemigo le haya dañado... Ya que la ha nombrado, ¿es eso adecuado para la filosofía de Ai-Kami-sama acaso?"


Expliqué sosteniendo la taza en las manos para poder concentrarme en su intrascendencia y no mostrar nada de mi interior.

"Estoy de acuerdo. Es egoísta, Asahi-sama: "merecemos perder a las momos" Cierto. Y sin embargo... ¿qué hay de lo que merecen ellas? ¿Importa?
¿Qué pecado han cometido para merecer la suerte que sea que han corrido las desaparecidas, para ser objeto de cambio o alimento para los demás, u obligadas a vivir recluidas o en el exilio en el mejor de los casos...?
Son un regalo de los dioses, aunque no entiendan la naturaleza auténtica de éste. Sin embargo son depredadas, es de eso de lo que huyó Hanekawa..."


Dije poniéndome en su lugar, además en el fondo yo sentía esa misma sensación de impotencia al saber que mi parte neko tenía que permanecer reprimida a riesgo de, como había dicho Ran, llamar la atención de cualquier devorador que viniera a por mi.

"De todas formas, supongo que discutir todo esto no sirve de nada, y menos aún con una humana."


Suspiré al final. Decidí retomar el método que mejor resultado había dado hasta el momento, el de susurrarle a Ran lo que me preocupaba y que ella expusiera la cuestión haciéndose respetar como yo no podía.
"¿La momo inu no es una de las desaparecidas...? Eso no despeja las dudas de que su padre hubiera estado implicado de algún modo, ¿no le parece?" le dije a Ran al oido.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue May 17, 2018 3:27 pm

"Puede ser."

Acertó a decir la Oni pensativa.

"Que investigue lo que quiera, creo que sólo una persona en todo vuestro mundo sería capaz de decirlo, y sería Nisio-sensei."

"Son huesos de Rieru. De mis ancestros. Los Rieru nos quedamos con los huesos para hacer esa clase de colgantes y objetos como protección, los llevamos con nosotros y así su fuerza también esta con nosotros."

Te dijo sin tapujos.

"Hay océanos de fuego y helados en el Jigoku. Estas perlas nacen de unos minerales raros que hay en los mares de fuego que con el calor se condensan y con la presión quedan de esta forma."

...


"No para muchos de ellos, entre los cuales están los inus." Te dijo Ran del hecho de hablar de forma directa. "Quizás ustedes, los nekos seáis junto con los tengus, los hebis y los kumo los más indirectos... es vuestra naturaleza."

Te dio la impresión que ahí la Rieru y el Inu eran coincidentes en el hecho que la compasión y la forma de empatizar de los humanos distaba mucho de su realidad, cuando explicaste aquello fue como si tus palabras tuvieran lógica, pero una rebuscada que no se les vendría ni de primeras ni de segunda a sus cabezas. Seguramente en sus mundos el hecho de ponerse en la piel de otro o de poner los sentimientos en un plano semejante no tenía cabida. Quizás por eso tu madre si que eligió a tu padre... porque puede que ella aunque fuera hengeyoukai fuera distinta. Tsuki te lo habia dicho, ella era única, quizás se refería a eso, a su visión.

¿Y por qué iba a ser malo desearle a tu madre algo mejor? Seguramente era la pregunta sin respuesta a su entender de lo que tu decías que tenían en su cabeza. Aunque claro, para entender lo que tu hablabas debían antes comprender que ser humano no era malo...

"¿Qué dices que estaría dentro de su filosofía?" Preguntó Ran"¿El matar a todo lo que se pusiera en el camino?
Si es así depende... porque a veces para llevar a cabo una venganza hay muchos que estarán en el camino que hay que aniquilar..."


"La vida, la naturaleza no es justa, es cruel por definición." Te dijo Asahi."El poder, tenerlo o no, tsambién lo es. Quien no lo tiene lo desea, quien lo tiene y no sabe controlarlo es movido como rama en el mar... Por eso sólo hay una constante en nuestro mundo, la fuerza, porque es la que hace capaz todo y es la única que te da la justicia que deseas."

Y en eso la forma de pensar de Ran se parecía, aunque los Rieru hablaban de fuerza algo más ampliamente de lo que creías que se refería el youkai.

Ran te negó con la cabeza, por las palabras de Asahi su hermana y momo estaba ilesa y a salvo, al menos por ahora, por lo que si que podía decirse aquello de la teoría sobre el padre no tenia del todo sentido.
Entonces de pronto Asahi te habló y te llamó la atención.

"Hablar de eso no sirve con humanos, pero tu no lo eres, al menos no del todo ¿verdad?
Es una realidad que debes asumir, después de todo... Quieres volver a casa ¿no?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Lun May 21, 2018 12:46 pm

"¿Quiere decir que no hay ni un sólo explorador Hiruma que jamás haya reportado la escena de onis luchando entre ellos, actitudes diferentes en alguno de ustedes o extraños símbolos de pertenencia a clanes, como éste...?
¿Ni una reseña en las bibliotecas secretas de los Isawa? ¿Nada en los escritos de los estudiosos de los Reinos Celestiales?
¿Ni siquiera los seguidores más devotos de Ai-Kami reconocen a sus hermanos de fe?"

De todos modos, hipotéticamente hablando, supongamos que descubriera algo de los Rieru... Al llevar este collar no "podrían" matarlo por ello, así que... ¿hablaría con él?"


Pregunté con curiosidad.

"¿H-huesos de...? Quiere decir que esto es... ¿una reliquia de sus ancestros, Ran-dono?"
Pe-pero esto es... demasiado valioso... No puedo rechazarlo, pero... no tengo nada con lo que corresponder algo semejante"


Expresé realmente preocupada. No se trataba sólo de un símbolo, ahora que sabía lo que era. Sino algo muchísimo más importante... ¿Cómo podría lograr que Tsumeo lo valorase como correspondía sin decirle lo que era?
Ah, y menos mal que no se me había ocurrido decir que si eran huesos de onis corruptos abatidos, gracias a los dioses.

"Así que... ¿no hay agua en Jigoku?"

...

"Ya veo... ¿Y los Rieru?"

Pregunté curiosa.

"Hum, supongo que por eso Benten-Kami prefiere a los humanos. Puede que para los mortales sea más fácil entender el concepto de amor empático frente al posesivo...
Verán, ustedes dos deseaban tener a Hanekawa a su lado en sus respectivos Reinos, no querían renunciar a ella. Por otro lado estoy segura de que
mi padre habría preferido eso mismo antes que ponerla en riesgo, sin embargo... estoy igualmente segura de que ninguno de ustedes le planteó a él tal posibilidad, ya que después de todo sólo era un humano.
Sensei me lo explicó así, la diferencia entre el gato que amaba tanto a su pajarito que se lo comió para tenerlo siempre cerca, o el gato que amaba tanto a su amigo alado que lo dejó volar.
Pero claro nada de esto tiene en cuenta lo que la propia Hanekawa deseaba, por eso el amor verdadero es tan complicado. El yin y el yang no son dos simples semicírculos hieráticos con límites definidos, representan un permanente movimiento en el que cada uno trata de ocupar el espacio del otro y a la vez cede el suyo propio. Cada amante trata de satisfacer las necesidades del otro por encima de las suyas propias, creando una espiral infinita que sin embargo posee un punto de equilibrio geométrico en su centro. Por eso al final ambos permanecieron en Ningen do.

Desde el punto de vista de cada uno de nosotros, estamos tristes porque hemos perdido a alguien amado. Pero como he dicho esa espiral es infinita, la muerte no la detiene... Así que si pudieran comprender lo que quiero decirles entenderían la felicidad que supone saber que nuestro ser amado fue feliz hasta ese final, y aún más allá."


Expliqué tratando de exponer el motivo por el que la autocompasión no tenía cabida para mi.

"No, atravesar a quien se interpusiera en su camino no. Lo que yo digo es ser incapaz de trazar ese camino, no saber a quien se debe venganza; porque no se emplea interés en averiguar su identidad o porque aún sabiéndolo resulta un camino imposible, tanto da.
El caso es que ante la falta de un camino que seguir para llegar hasta el auténtico objeto de la venganza, se escoge liberar la frustración que la falta de ésta causa atacando a lo primero que se ve. Como el guerrero que es incapaz de matar al dragón y en vez de eso mata a su vecino sin más motivo que "ser un guerrero"
¿No es esto lo que están dispuestas a hacer las tribus de Chikusudo? Incapaces de devolverle el golpe a quien ha secuestrado a las momos vuelcan su ira unos contra otros pretendiendo justificarlo en su "natural estado de agresividad..."



"Yo no deseo ser más fuerte... Mi idea del poder no es ésa.

Aunque coincido en que la clase de persona a la que considero fuerte es capaz de todo y la única que puede ofrecerme la clase de justicia de la que anhelo ser merecedora algún día"


Suspiro con un regusto un poco amargo porque en el fondo me gustaría poder conseguirlo siendo yo misma, cosa que ahora está bloqueada dentro de mi precisamente por el concepto de "fuerza" de los hengeyoukais depredadores de momos.

"No del todo, soy medio neko ya lo sabe.
Aunque discrepo en que la humanidad no tenga algo que decir en todo esto, después de todo también nacen momos entre ellos así que podrían aplicarse las mismas cuestiones de porqué, para qué y demás, y tal vez, sólo tal vez, no sea posible llegar a una respuesta sin analizar el asunto de un modo más global, incluyendo lo que de ancestral une a hengeyoukais y humanos...

¿Volver a casa? ¿Se refiere a Kyuden Neko? Sólo lo he visto una vez, apenas. Ni siquiera conozco sus costumbres... No podría considerarlo mi casa..."


Expliqué pensativa. Además de ese pequeño asuntillo de que mi madre prácticamente huyó de allí y dudo que deseara que yo siguiera los pasos a los que ella se veía condenada de seguir en Chikusudo. ¿Por qué si no me puso este sello?
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Miya Nadesiko
Shisha sonriente
Mensajes: 3241
Registrado: Vie Oct 31, 2008 9:03 pm
Ubicación: Donde mis pies me lleven

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Miya Nadesiko » Lun May 28, 2018 3:47 pm

"Hasta donde yo sé no, ya que nosotros normalmente esquilmamos a los onis más allá de las fronteras que os permite a los humanos llegar. Digamos que es un trabajo en dos frentes, aunque uno de ustedes no lo sabe.

Los seguidores de Ai-Kami no tienen porqué saber de otros seguidores, eso es como si yo te preguntara si conoces a todos los devotos de Benten de todo el Imperio y no sólo de este, estamos hablando de los de otros Reinos.

Así que si te gusta verlo de esta forma... esta información que te digo es única. Puede que Kimihito y Nisio sean los únicos humanos en saberlo.

Ese collar te da la primera ventaja de no morir al vernos, pues nadie te pondría una mano encima. Otra cosa es que el Rieru que te topases fuera tan encantador como yo, ya te digo yo que no, la mayoría de los machos Rieru la verdad es que son... bueno, salvajes.
sonrió de medio lado como si ella dijera también con eso que era encantador de ellos.Supongo que la mayoría de humanos no conseguirían que un Rieru hablara demasiado con ellos, pero si se topan contigo no dudo que serías capaz de hablar y hasta entablar amistad, eres como tu madre para eso."

Luego Ran cogió tu mano y la cerró en torno al collar.

"Tu ya me has dado algo, una cosa muy importante. Por eso quiero que te lo quedes y que eso proteja a tu familia.
Tu misma lo has dicho, necesitas un símbolo como ese para mantener seguro a tu macho y que así tu familia esté completa. Ese amuleto sirve para eso, es un amuleto de "vuelta a casa"."


"¿Agua? No exactamente, al menos no de forma líquida.
Hay partes del Jigoku que estan en fuego y otras en hielo. Pero si tuviera que describirlo de alguna forma... si el Chikushudo es una selva el Jigoku es un desierto."



...


"Los Rieru somos directos. No nos gusta perder el tiempo con indirectas y con deseos en anhelos, si quieres algo lo tomas, si algo te molesta lo aniquilas, si algo amas lo posees."

"Reconozco que el amor desinteresado nos es complicado." Dijo Ran haciendo que Asahi asintiera.

"En mi raza cuando te unes a alguien eres capaz de esperarla hasta la siguiente vida si es necesario, si eso es ser posesivo... entonces supongo que lo somos, aunque yo mas bien lo definiría como fieles."

"Hemos llegado a un clima de tantas desconfianza por las guerras entre nosotros, no es que estemos dispuestos a atacarnos sin más es que hemos sido traicionado muchas veces y hemos hecho lo mismo tantas otras...

Pedirle a un Inu, por ejemplo, que confíe en un Kumo es como pedirle a un Neko que ame a un Inu."
Y en aquellas palabras notaste cierto dolor, ya que el mismo sabía lo doloroso que eran aquellas cadenas.

"Los humanos no es que seáis un dechado de bondad con respecto al poder, querida niña." sonrió Ran."No hace demasiado nos ofrecíais a nosotros, los Rieru, entre a otras criaturas como los orochi, chicas virgenes para darles poder y así equilibrar nuestros pactos...

Es como dices... el ying y el yang está en todos y la lucha de poder igual."


"Que seáis medio neko no importa una vez estando en casa." Te dijo Asahi."¿No te sientes sola en esta tierra? Tienes más en común con nosotros seguramente que con tu parte humana. Tu forma de vivir, de sentir, de relacionarte... no puedo creer que no hayas sentido que las reglas de este mundo te quedaban estrechas y que querías vivir bajo tus reglas, como quien vive sólo bajo la luz de la luna."
"Oye mi voz, pues es la del Emperador"


"El arte de la guerra es la manera de conservar la paz"

Miya Nadesiko, heralda del Imperio Esmeralda

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar May 29, 2018 12:37 pm

"Entiendo la lógica asimétrica de su razonamiento. Los Rieru no consideran que los humanos puedan tener ningún valor como aliados así que, ¿por qué tener contacto con ellos...? Imagino que es como si un cazador se plantease una alianza con un rebaño de corderos para cazar a un lobo; como mucho los podría usar de cebo.
No obstante, no se puede decir que la historia de la humanidad carezca de mérito ante los ojos de un Rieru. Con todos nuestros defectos, hemos matado a muchos seguidores del Oscuro, e incluso fuimos capaces de rechazarlo a él mismo... Estoy segura de que éste hecho no pasaría desapercibido en Jigoku. ¿Eso no nos convierte en algo más significativo que corderos? ¿Ni siquiera el valor de perros de caza para aquel cazador
?"

Pregunté tratando de curiosear en la mentalidad de Ran.

"Kimihito y Nisio juegan con ventaja. Así que puede decirse que soy la única humana normal que lo sabe"

Sonreí con un aire felino mientras me acomodaba un poco sobre su regazo.

"Hum, hasta ahora se me han dado bien el león, la naga, el orochi, el tsuru y la rieru... Puede que si que tenga un don para calmar a las fieras, como la música" bromeé con un ronroneo inocente "Oh, incluso a Yume-dono... aunque creo que en ese caso caerle demasiado bien es malo" añadí pensativa.

"Si que lo necesito" asentí dejando que cerrara mi mano alrededor del collar. No estaba en disposición de rechazar algo que podría salvarle la vida a mi Ichiro, o a mis futuros hijos.
"Pero yo... ¿qué le he dado a cambio, Ran-dono? Más que una mala noticia..." pregunté levantando la vista hacia ella.

"Vaya, tal como lo describe su casa parece un lugar digno de verse, aunque dudo que yo pudiera sobrevivir demasiado tiempo así que... pero una visita corta estaría bien, ji, ji.
Por otro lado... tenemos que ir un día a bañarnos en el mar. ¿Alguna vez lo ha visto? El de aquí, quiero decir, donde yo no ardería ni me congelaría.
Es muy bonito, y resulta muy divertido flotar y dejarse llevar... Si nunca se ha comido a un ningyo, no debería haber ningún problema en que un oni se bañara en nuestro mar, ¿no?"


...

"Piénsenlo de este modo; hay cosas que se destruyen al poseerlas, como un copo de nieve al cogerlo entre las manos. Así que, ¿qué sucede si se ama a alguien con esa misma naturaleza? ¿Lo posees pero lo destruyes, o lo dejas libre aún a riesgo de perderlo?"

Les planteé. Eran la clase de lecciones que sensei nos proponía de pequeñas, y es que la forma posesiva de amar era propia de los niños.

"Es posible, pero no crea que es tan sencillo encontrar a alguien en una vida futura, Asahi-sama. Para eso hace falta tener muy claro a quien se busca. Y eso nos llevaría a su concepto de fidelidad, porque ¿es fiel a lo que realmente era Hanekawa, o sólo a lo que ella significaba para usted?
En vidas futuras ya no estarán Hanekawa ni Asahi, sólo sus esencias, lo que realmente son cada uno. Lo segundo que le he expuesto en mi cuestión es sólo una imagen subjetiva, así que eso no perdurará y por tanto por mucho que la busque jamás la encontrará.
Lo primero, eso si podría encontrarlo. Pero para eso tendría que conocerlo, claro. La realidad es que su amada era más que una piel o un recuerdo; su amistad con Ran-dono también era Hanekawa. Sus ideas lo eran, sus sentimientos. Yo también soy Hanekawa, y sin embargo... ¿siente usted acaso el instinto de serle fiel a algo de esto?"


Expuse con un tono honesto pero ofrecidamente cariñoso en el fondo. No estaba segura ya de como tratar a un Inu así que esperaba que la natural forma de ser de sensei me ayudara.

"Si quiere un consejo, no gruña al neko cuando se le acerque, eso será un comienzo para pedirle que ame a un Inu" bromeé con un gesto dulce, sobre la forma fría y amenazante en la que había actuado antes conmigo.
"Usted mejor que nadie debería saber que todo eso es posible. Es difícil, es doloroso... y se esfuma tan deprisa como el humo cuando se cesa en el esfuerzo para mantenerlo vivo. Pero posible... sin duda.
¿Por qué no vuelve a intentarlo y le pide a una medio neko que quiera confiar y ser amiga de un Inu...?"


Dije extendiendo levemente la mano hacia él de nuevo, aunque esta vez sin moverme de mi posición.

"¿Le daban ustedes poder a las chicas vírgenes, o lo extraían de ellas...? ¿Y por qué una chica virgen iba a tener más poder que una que no lo fuera?
Sensei dice que todas las creencias alrededor de eso son supersticiones de cuando los humanos éramos salvajes"


Murmuré pensando en que desde el punto de vista de Ran no debía de hacer mucho de eso, y si es que ella era capaz de ver una diferencia con la actualidad claro.

"Bueno, tiene razón en cierto modo, Asahi-sama. Nisio-sensei me contó que la mayoría de mestizos de neko sufren problemas emocionales si tratan de vivir sólo como humanos, así que yo he debido de tener mucha suerte. La mayor parte de mi vida se me ha permitido sentir como lo que era, hasta cuando yo misma no sabía lo que era... Además de día cuentan las reglas humanas, pero de noche... puedo librarme de ellas y actuar siguiendo las mías; nunca me han atado para impedírmelo.
Bueno, excepto Kagehisa-san, pero... cuando esté muerto eso dejará de tener importancia.

Y puede que algún día Nisio-sensei quiera darme permiso para poder cruzar a mi otro Reino a través de la puerta de este mismo local, y... bueno, tengo entendido que las noches allí son más "largas"


Dije recordando que Tsuki me había mostrado que unas pocas horas de Ningen podían significar mucho más tiempo en Chikusudo.
Aunque estaba ese pequeño inconveniente de convertirme en el desayuno de cualquiera, obviamente.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar May 29, 2018 2:57 pm

"No digo que no tengas razón, en cierto sentido los Rieru reconocemos el potencial de aquellos humanos que sirven a nuestros dioses también, el problema es que... bueno... ¿Te lo imaginas? Presentarme delante de uno de esos humanos en sus castillos de piedra, los de esos cangrejos a hablar de cómo un Oni puede ser su aliado jujuju Eso es tener sentido del humor ácido.
Tu madre me hacía muchas preguntas así."


"Ahora eres la única "normal" que lo sabe, así que eres más rara que ellos." Te dijo Ran mientras te guiñaba un ojo.

"caernos demasiado bien a quien podemos secuestrarte siempre es un problema." se rió Ran. "Olvidas que muchos de nosotros el amor, la posesión y el cariño lo tenemos entendido de forma diferente juju

Tienes suerte conmigo, después de cientos de años con tu madre como amiga ya, más o menos, entiendo tu punto de vista."


"He perdido una amiga. te dijo despacio por aquella mala nueva. Pero he ganado otra ¿verdad?" Sonrió ampliamente mostrando sus incipientes colmillitos"Además, cuidar de ti es lo menos que le debo a tu madre.
Ella estuvo conmigo en unos tiempos un poco malos para mi, cuando me casé por tercera vez... fue un matrimonio complicado... bueno, lo sigue siendo en cierta medida."


"Nunca he estado en vuestro mar, pero si que me he bañado en las cataratas de agua que suben de Kyuden Neko." Cataratas de qué?!


....


"Esa son las clases de lecciones que no aprendemos con facilidad jaja" se rió Ran."Tendemos a intentar lo imposible."

"Y a no conseguirlo y causar eso mismo." Respondió de pronto despacio Asahi.

El inu entrecerró los ojos ante tu pregunta, habiendo prestado atención, sin embargo no respondió. Quedó en un silencio sepulcral en el que sin embargo tu encontraste una respuesta, que al menos él conocía su respuesta, lo que él pensaba, lo que creía, aunque no lo compartiera contigo, ya que aquello sería para empezar hablar abiertamente de una relación con tu madre que tu sólo conocías por Ran, no de su boca.

"¿Y por qué querría una medio neko ser amiga de un inu?" Te preguntó antes de coger o rechazar tu mano mientras te observaba detenidamente.

"Buena pregunta." se rió Ran."En principio esa clase de ritos se comenzaron a hacer para llamar a la pureza y al poder de los dioses hacia los más frágiles, también porque esa clase de chicas eran jóvenes y hermosas... pero creo que al final como diría Nisio-sensei el folklore se comió la realidad."

"¿Kagehisa?" Preguntó el Inu despacio."¿Quién es?" Aquella pregunta pareció simple y sin embargo no sólo por lo que tu podías responder sino por cierto aire de pronto en la sala te pareció una respuesta complicada e importante de dar y de cómo hacerlo sobretodo
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mié May 30, 2018 1:21 pm

"Si te presentaras delante de un castillo Cangrejo... no, no creo que de eso pudiera salir nada bueno. Pero hay una cosa sobre los humanos que tal vez desconozcas; en conjunto, los humanos en masa, actúan como lo haría un único ser asustadizo e irracional. Pero de forma individual son racionales y oportunistas, en el buen sentido del término.
Es decir, llamar a la puerta de un castillo no funcionaría, pero presentarte a un determinado líder humano en solitario si podría funcionar.

En realidad... eso es lo que hicieron los Kamis. No se presentaron en las aldeas pidiendo voluntarios para ser sus seguidores sino que forjaron alianzas con humanos escogidos que les parecieron interesantes y a partir de ahí fueron formando las estructuras de los Clanes de arriba hacia abajo."


Expuse suponiendo que en realidad los hijos de Onnotangu y Amaterasu y los Rieru no debían de estar demasiado lejos unos de otros en el orden celestial, o al menos a Ran no debía de parecérselo.

"¿Más rara que Miya Nisio...? Te aseguro que en mi mundo no hay nadie más raro que ella, ji, ji. Podría pasearme por el Palacio Imperial con mis orejas y mi cola de neko y ella aún seguiría ganándome por mucho"

Bromeé soltando una carcajada divertida.

"Si eso es cierto, y no eres capaz de entender el amor sin posesión... ¿por qué no secuestraste a mi madre muchos años antes de que yo naciera?
Lo cual, dicho de paso, implicaría que yo no existiría. Y antes de que digas que habría valido la pena porque aún tendrías a Hanekawa... déjame que lo dude; una neko nacida en libertad y después encerrada se habría muerto de pena en seguida, así que no sólo la mía sino que ni siquiera habrías podido disfrutar de su compañía el tiempo que lo hiciste"


Le pregunté con un aire meloso mientras me abrazaba alrededor de su cuello.

"Oh, sisisisi... claro que somos amigas. Después del tiempo que debió de llevarle a mi madre enseñar a un Rieru a tratar a una hembra neko, no puedo permitir que todo ese esfuerzo caiga en saco roto"

Sonreí poniendo un tono expresamente juguetón y bromista. Aunque en el fondo los gatos siempre pensaban que eran ellos los que poseían a todos los demás así que resultaba una "broma" divertida.

"Aunque espero que sea un poco condescendiente conmigo, Ran-dono... Yo aún tengo que aprender muchas cosas de usted y de los suyos" añadí con un ronroneo dulce. Desde su punto de vista era prácticamente una recién nacida así que contaba con ello.

"¿Tercera vez...? Pero tengo entendido que sólo hay tres Clanes Rieru, así que sólo tendría que tener dos maridos... ¿o el suyo propio también cuenta?
Hum, bueno, sea como sea... cuando quiera contármelo, si quiere, estaré encantada de escucharlo y estar con usted tal como hizo Hanekawa, si es su deseo"


"¿Cataratas que suben...? Pero... ¿el agua no suele... bajar?" pregunté repentinamente sorprendida.

...

"Imagino que para los seres que viven siglos o milenios, los periodos de aprendizaje son igualmente largos... Aunque a la vez eso implica que tienen la responsabilidad kármica de no esperar a ninguna existencia futura para aprender las lecciones más valiosas, ¿me equivoco?"

Expuse encogiéndome de hombros. Ya que el universo les daba una vida tan larga, a la vez les obligaba a aprender sobre la marcha por mucho que eso cambiara su visión de las cosas. O eso pensaba yo desde mi propia perspectiva mortal.

"Un inu que reconoce de ese modo tan profundo el olor de una neko..." le expliqué a Asahi recordando la manera en la que me había reconocido como hija de Hanekawa sin pasar del pasillo "O es el recuerdo de una enemiga íntima, o de una "amiga" íntima; Ran-dono me desveló cual de los dos casos era el suyo respecto a mi madre.
Dadas las circunstancias, supongo que ya estará acostumbrado a la curiosidad natural de los míos"


Le sostuve la mirada, porque los gatos siempre lo hacían y supuse que mi madre lo habría hecho siempre. Atravesándole, sin desvelar lo que realmente se nos está pasando por la cabeza durante todo ese tiempo...
Al final esbocé una sonrisa felina.

"¿Que porqué...? Buena pregunta, aunque imagino que recordará que las neko rara vez respondemos directamente a las preguntas, y menos aún cuando éstas son tan directas, ju, ju.
Me parece que usted ya sabe su respuesta, sabe si quiere volver a verme como una amiga, o no hacerlo nunca más. Y no es de los que dudan, ¿me equivoco?
Pero me lo pregunta porque... bueno, porque no se fía de mi. Es lo natural entre nuestras razas, y no sería la primera vez que una hembra neko le hace sufrir. Así que espera que una exposición clara y razonada de mis motivos le permitan tomar una decisión sin riesgos.

Bien, podría decírselo claro. En realidad sería evidente para cualquiera que entendiera la filosofía de Benten, pero... si lo hiciera, mutilaría su viaje por su senda, Asahi-sama.
Amar implica asumir riesgos. Ésa es la realidad.

Ya sea confiando en que una Señora de los Rieru llevará a una pequeña neko de vuelta a casa tras visitar Jigoku de su mano, ya sea confiando en que un inu no va a devorarme, o que una neko no va a abandonarme, no esta vez... Querer a alguien siempre es un riesgo. El mismo hecho de que un día se pueda descubrir que ha muerto y no va a volver, lo es.
Por eso, tiene que valerle la pena confiar pese a los riesgos, Asahi-sama. Eliminarlos supone mutilar el amor, como arrancarle las alas a una mariposa para que no vuele.

Es su decisión"


Dije al final manteniendo mi mano en la misma posición.


"Hum... yo soy frágil, joven y hermosa. ¿Por qué los dioses no iban a considerarme lo suficientemente pura y por tanto negarme su poder?"

Pregunté frunciendo el ceño confusa.

"Bayushi Kagehisa. Es mi marido... actualmente" dije aquello último despacio, evitando una mueca de desagrado por etiqueta.
"Es una historia curiosa, estaba bastante convencida de no haberle visto nunca antes de que se presentara en el despacho de mi maestra para pedirle mi mano. A ella no le gustó la idea pero Kagehisa-san se había asegurado el apoyo del Clan hasta el punto de conseguir presionar a Satomi-sensei, cosa que ya les aseguro que no es nada sencilla.
Lo más extraño de todo esto es que inmediatamente él se empeñó en adiestrarme en una técnica marcial que no tiene ni por asomo nada que ver con la escuela de la que provenía, pero en realidad se parece mucho a las que suelen emplear los nekos como tío Tsuki me explicó.

De lo que se deduce que... existe una duda razonable de que él ya supiera quien era yo, quien era mi madre en realidad. Pero Nisio-sensei cree que es prácticamente imposible que nadie hubiera podido averiguarlo de las personas que lo sabían en este mundo, Ningen quiero decir. En Chikusudo, sin embargo...

No es la primera vez que había escuchado este nombre, ¿no es así, Asahi-sama?"
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue May 31, 2018 4:19 pm

"Eso me pareció Nisio-sensei cuando la conocí." Habló de ser humano como individuo racional Ran.

"Bueno... pero no creo que los Kamis tomaran esa decisión movidos por cómo eran los humanos sino más bien por su propia forma de hacer las cosas. Después de todo también nada más llegar decidieron por ellos mismos quien sería el Emperador ¿no?.
Aunque me vale aún así de ejemplo..."
Añadió esta.

"A mi ella no me parece rara. te dijo de Nisio.En mi mundo la vemos como un "Kenmei", un sabio, quizás como esos sabios ermitaños a los que pocos entienden porque su mente avanza más rápido que sus palabras y sus ojos ven más allá de lo que tu eres capaz de ver, pero en mi mundo no pensamos que esas personas sean "raras" sólo que nosotros no estamos a su altura, somos más cortos de miras y de sabiduría que ellos.

Nisio-sensei es respetada en los clanes Rieru por eso."
Te contó esta haciendo que de pronto aquella visión de los Rieru te pareciera hasta más civilizada que la de los humanos ante alguien como Nisio.

"¿Quién te dice que no lo hice?" sonrió Ran de pronto de medio lado al hablar del secuestro."O al menos lo intenté." añadió."Pero es lo que dices... hay gatos domesticados y gatos salvajes, el uno y el otro no pueden convertirse en lo que no son.

Pero lo intenté juju créeme..."


"Reconocer que no sabes es el primer paso para dejar la inopia a un lado." Te comentó esta."Eso es lo que siempre mi abuela me decía cuando trataba que usara más la cabeza y menos el músculo juju"

"Oh, estoy casada con un macho de cada clan, incluyendo el mío propio, que es mi primer marido.
De hecho que no fuera de esta forma sería un problema, ya que daría a entender que otros clanes son más importantes que el mío.
Luego los otros dos se consideran "segundos maridos" el orden de como llegan no es realmente importante.

Y bueno, no siempre es sencillo.
En cuanto a los casamientos entre los líderes de los clanes lo que se hace es que los hermanos que no heredan son los que se casan. Así pues dos hermanas mías están casadas como segundas esposas en los otros clanes. El resto de mis hermanos siguen en el Clan."
Por como lo dijo te dio la sensación que tenía muchos hermanos."El último fue el más complicado porque... bueno... el Líder de ese Clan y yo... tenemos algo irresuelto, es complicado..." Murmuró esta.

"Hasta donde yo sé y lo que vi con tu madre allí hay de las que suben." sonrió esta.

...


"Si, es bastante acercado." Asintió Ran a tu pregunta."Puede que sólo tengas una existencia, ya que los Onis no nos reencarnamos."

"Los hengeyoukais... tampoco... exactamente." añadió Asahi.

El inu pareció sorprendido, primero por tu descaro, luego por tu insolencia y en tercer lugar por una mezcla de valentía, curiosidad, osadía e insolencia.

"Ya que Ran-san tiene la lengua larga, entonces no tiene sentido que yo responda."

Ran se encogió de hombros.

"No es algo que sea malo."

"No malo pero si un secreto." Terció.

"No para su hija."

Asahi suspiró ante aquel muro que era Ran, después de todo lo hecho así quedaba.

"Hay cosas que hacen que sea imposible negar que es tu madre..." Dijo Asahi despacio."Hablas como ella.
Me crispas como ella."
Añadió con una queda sonrisa melancólica en la comisura de sus labios.

"Ella me dijo... algo parecido una vez...

"¿Se puede amar a un enemigo natural?" Le pregunté una vez...
"Sólo lo sabrás si decides confiar en esos sentimientos y en esa supuesta relación imposible y lo compruebas por ti mismo".... Me dijo ella."


Asahi miró un segundo la taza en sus manos y luego te observó detenidamente.

"Tu madre... era mi... Sakura..." Dijo este hablando de la flor de cerezo, de tu nombre y de lo que este significaba. Las flores de cerezo muchas veces eran el símbolo de la perfección amada imposible de describir, de alcanzar y de olvidar.



"Bueno, si tanto te molesta yo no tengo inconveniente en secuestrarte." Se rió Ran."Y me da a mi que no sería la única que lo haría juju." miró esta a Asahi el cual desvió su mirada.



Asahi escuchó lo que le contabas y al final negó con la cabeza.

"No... no es la primera vez...
Hasta estoy seguro que si es él, yo podría reconocer su olor...
El hijo de aquel humano que contrató el tio de Hanekawa para que la cazara en el Ningen-Do cuando se escapó la primera vez... Y con el que contó tras la muerte de su padre."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Vie Jun 01, 2018 1:10 pm

"Si, que respetasen a los humanos como seguidores no significa que los vieran como iguales, ni mucho menos. Cierto que acababan de caer de los Cielos y decidieron que éste sería su imperio, pero desde su punto de vista eso era más bien un "regalo" de civilización para la humanidad que una conquista.
Pero por otro lado se casaron con humanos y les permitieron llevar sus nombres. Incluso, a petición de Shinshei, les otorgaron la oportunidad de combatir contra su propio hermano... Resulta indudable que vieron algo de bueno en nosotros, o de lo contrario simplemente se habrían tomado su paso por Ningen como un accidente de paso en el camino para retornar a Tengoku, y no se habrían molestado en establecerse aquí y llevar una vida de mortal"


Le dije explicando mi particular visión de la historia de nuestra propia sociedad.

"Imagino que interpretas la palabra "rara" como algo peyorativo, pero no lo es en absoluto. No para mi. Sinónimos de raro serían... extraordinario, escaso, sobresaliente... algo o alguien propenso a singularizarse y sobresalir entre los de su clase o especie. La palabra en si misma no especifica si esa diferencia es para bien o para mal.
Si los "kenmei" son infrecuentes, entonces son raros. Sensei Nisio es única entre los humanos, así que es tan rara como encontrar oro en una mina de plata."


Sonreí explicándole que en este caso debía aplicarse la máxima literalidad a mi manera de considerar rara a la Miya, o a mi sensei. Los tesoros son raros, porque hay pocos; si los hubiera en cada esquina no tendrían apenas valor...

"Creo que mi maestra se echaría a reír al momento de insinuarle que yo pudiera ser considerada una gata domesticada... pero sin duda lo más cercana que podría ser a ese concepto sería con ella.
Es lógico, la naturaleza de mi madre corre por mis venas.

Así que para mi es muy de agradecer que ella ya se hubiera tomado el tiempo y el esfuerzo de enseñarle al gran oni a ser "buena"


Bromeé al final con una risilla musical sobre como desde el punto de vista de los gatos son siempre ellos los que adiestran a sus familiares y no al revés, sonriendo con ese aire con el que los felinos pueden ser tan juguetonamente insolentes y a la vez seguir pareciendo inocentes y encantadores, ji, ji.

"Oh, pensé que una alianza triple implicaba sólo a tres cónyuges, pero lo que dice tiene más sentido claro... Aparte del riesgo de que cuantos más implicados haya, más probables son los conflictos, o al menos lo serían entre los humanos"

Murmuré pensativa. Me pregunté qué haría yo si Tsumeo tomara a otras esposas, y suponía que difícilmente estaría dispuesta a acostumbrarme a eso.

"Creí que había dicho que los Rieru no reprimían sus instintos, que para ustedes era natural satisfacerlos más allá de cualquier imposición. Entonces, si tiene un "problema sin resolver" con el líder de otro Clan... ¿por qué no lo resuelve sin más?"

Dije mirándola con curiosidad.

"Suben... Oh, eso tengo que verlo..." suspiré mirando al infinito. Ahora necesitaba verlo...

...

"Hum, ¿y qué sucede con el alma de los oni y los hengeyoukais tras morir? ¿Hay algún Reino de Ancestros esperando...?" curioseé incapaz de no hacerlo.

"¿Demasiado directa?"
pregunté observando los reparos del inu a mi forma de expresa lo que ya sabía de él y madre "Bueno, lo habría sido para los samurai, pero... entendía que los hengeyoukais en general y los de su raza en particular eran mucho más directos naturalmente.
Siento si me he excedido y he ofendido sus sentimientos, Asahi-sama, aún tengo que aprender muchas cosas de mi otro Reino"


Me disculpé, aunque aún con un tono osado tan natural en mi lado felino. En el fondo percibía que al inu le gustaba ese toque de descaro neko.

"Es una gran verdad... Nunca sabemos si un enemigo puede ser un aliado hasta que no nos arriesgamos a tratarlo como tal. La base de la enemistad es la desconfianza, el amor se basa en todo lo contrario; por eso es mucho más arriesgado. Pero también ofrece mayores recompensas por descontado.

Hanekawa también es eso para mi. No puedo describirla porque no puedo recordarla, ni alcanzarla porque ya se fue... y aún así no puedo olvidarla porque sigue viva dentro de mi.
Mi nombre, Sakura, es lo que me queda de ella.
En cierto modo, nos encontramos en una situación parecida, ¿no le parece Asahi-sama?"


Confesé al final reconociendo en realidad el motivo que antes me había preguntado sobre porqué querría ser amiga de un inu. El hengeyoukai lo entendería si conseguía vislumbrar al menos un poco de empatía conmigo, lo que significaría a la vez que si podíamos ser amigos...


"Creo que en realidad ya he sido "dedicada" a una Fortuna a través del cariño de mi sensei. Quien me secuestrara tendría que vérselas con Benten-Kami si ésa fuera su voluntad... así que tendría que asegurarse de devolverme sana y salva antes del amanecer para que mi maestra no me echara en falta"

Añadí en tono jocoso.


"Así que es cierto... Kagehisa-san tuvo algo que ver en todo aquello..." murmuré frunciendo el ceño pensativa. ¿Actuó por su cuenta...? ¿Estuvo presente en el ataque que les costó la vida...? Pero es un humano, para él una momo no significaría nada... ¿O si?
"¿Lo reconocería por su olor?" repetí repentinamente sorprendida por aquella oportunidad.
"El problema... es que no tengo nada que haya estado en contacto con él. Él no me acompañó aquí, tenía asuntos que resolver cuando me llamaron de la capital. Y mientras yo viajaba de camino, tiré por un risco todo mi equipaje... y quemé la ropa que llevaba puesta tras entrar en la ciudad. Todo lo que tengo ahora es nuevo, sin rastro de él...

...excepto... claro... yo misma.

Hace una semana de la última vez que me tocó, si me preguntasen diría que es imposible rastrear nada en mi pero... no se hasta donde llega realmente la capacidad del olfato de un inu así que... vale la pena intentarlo"


Siseé sacando una de las agujas de mi cabello para dejar caer libremente una catarata de éste.
"Mi pelo, mi piel... tal vez pueda usted... ¿cómo lo diría alguien con su sentido del olfato? ¿Olisquear, examinarme...? Por favor, se lo ruego. Necesito saberlo" supliqué al final bajando la cabeza.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6925
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Jun 04, 2018 4:04 pm

Ran puso un mohín de entender tu punto de vista aunque quizás ella nunca lo hubiera pensado de aquella forma.

"No, no utilizo esa palabra como algo malo, sino todo lo contrario los kenmei en mi civilización son raros y por lo tanto valiosos. Todo lo raro es valioso, es preciado, es diferente y por tanto único."

Una diferencia más del mundo Oni con el Humano.

"Hay gatos domésticos, o eso he oído en este mundo. Te dijo Ran Pero no los del Chikushudo, y en cierta forma me gusta que sean de esa forma. Los animales son libres, pero quizás los gatos son el paradigma de esta verdad."

"No, la alianza es triple, con los dos otros clanes pero con el tuyo propio también.
Tienes que tener en cuenta que en el mundo de los Rieru el puesto de líder no es algo que te lo da la sangre simplemente. Cuando llegamos a nuestra mayoría de edad si hay alguien que piensa que el candidato de la familia que regenta el clan no es digna se hace un campeonato.
Yo gané a todos mis contrincantes, demostrando por qué mi familia ha ostentado el liderato por cinco generaciones."


"Porque los Rieru no tenemos inhbiciones, pero yo soy más que eso, yo soy la líder del Clan y no sólo eso, sino también la Suma Sacerdotisa de Ai-Kami-sama... Tengo responsabilidades para con mi clan que estan por encima de mis deseos propios...
Pero es que por encima de estos mismos... están mis otros deseos de servir a mi diosa, esos son los más importantes y por los que haría cualquier cosa.

Para mi no hay nada más importante que la Ceremonia en su honor de Año nuevo... En donde bailo para ella y en donde todo el Clan celebra por siete dias en su honor en el Jigoku."



...


"En el caso de los Onis..." Te señaló al colgante que te había dado."Nuestro cuerpo se petrifica y nuestra alma vuelve al Jigoku... a todo este, a su esencia, de donde siempre hemos sido parte."

"Nosotros.... depende..." Murmuró Asahi"Los que han consegudo las bendiciones de Inari pueden llegar a ser parte de su cohorte celestial... Los hay que quedan purificado y terminan siendo partes del todo... Los que caen a cotas más bajas y terminan como simples animales... y luego los que desaparecen... para siempre."

El inu pareció seguramente una mezcla de confuso entre lo directa que habías sido en comparación con tu sangre neko y que seguramente el que estaba costumbrado a ser directo era él. Toda una guardia baj.

"Puede..." Respondió Asahi a aquello de poder ser amigos o quizás al hecho de ser tu misma tu propia Sakura o quien sabe, quizás referiendose a la suya propia... Una flor de una flor..

"Y no sólo con Benten-Kami, niña." Te dijo Ran recordándote tu inclinación hacia Ai-kami.


Asahi se levantó y te pidió con un gesto permiso para que, tendiendote una mano, te pusieras tu de pie con él. Sus dedos eran largos y sus uñas de la misma forma parecían garras afiladas, sin embargo cuando tocó el cabello que caía cerca de tu oreja pareció tan suave y sutil como una corriente de aire que besaba tu piel.

"Con tu permiso."

Dijo mientras con una mano tomaba tu hombro y te acercaba a él y con la otra apartaba tu cabello del cuello, acercando su rostro a la curvatura tuya de este. Pudiste notar el hormigue del roce que no llegaba, el suave cabello blanco del inu que rozó tu mano y un fuerte olor varonil pero a la vez fresco, como la madera, como el sauco que te hizo cerrar los ojos inconscientemente.

Notaste la respiración del inu sobre tu piel, despacio, tomándose su tiempo para inhalar en bocanadas profundas hasta que de pronto notaste su lengua sobre tu piel, sobre el cuello, moviendose despacio desde la carótida hasta debajo de la oreja.

"Hum..." Notaste entonces un gruñido bajo.

"Su olor sigue en ti... impregnado en tu piel... aunque has lavado todo tu cuerpo decenas de veces hasta hacer que la piel se enrojeciera.... No hay duda... nunca olvido un olor..." Murmuró aún pegado a pocos centímetros de ti.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2946
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar Jun 05, 2018 1:52 pm

"Mmm, entonces dirías que yo soy valiosa supongo... aunque no sea tan sabia como Nisio-sensei. Ah pero ya se más que la mayoría de humanos, así que... puede que algún día me acerque un poco a ella"

Sonreí orgullosa de que la Miya hubiera visto "algo" en mi que al menos le servía para confiarme tantas cosas que para el resto de mi mundo eran conocimientos prohibidos.

"No son exactamente domésticos, lo que sucede con esos gatos es que... si en una casa humana les ofrecen comida y refugio "gratis", ellos siempre vuelven. Incluso hay ocasiones en los que algunos se acostumbran y apenas salen al exterior de ese pequeño mundo porque no sienten que les falte nada allí.
Creo que eso es lo más cerca que se puede estar de domesticar a un gato en mi mundo. Pero los neko nunca pierden el deseo de caminar solos y dar rienda suelta a su lado salvaje, al menos ocasionalmente. Eso nos diferencia"


Expuse pensando que yo encajaba más en la segunda parte claro. Por muy cómoda que estuviera con sensei, me seguía atrayendo la idea de salir y "ser otra yo", aunque por supuesto siempre quisiera volver con ella al final de eso.

"Oh, ya veo. Es como el torneo del primer Emperador... ¿Y cada cuanto se celebra ese campeonato? ¿Pueden retarla en cualquier momento o una vez ganado es vitalicio?" pregunté con la curiosidad de haber deseado ver uno en directo. Desde un refugio seguro, eso si.

"Entonces... tal como lo expone debo suponer que dar rienda suelta a esos deseos personales entraría en conflicto con su Clan o con los preceptos de su devoción ¿Pero por qué?"

Dije sin pensar mucho en que tal vez no fuera asunto mío. O si.

...

"Así que los onis son... una manifestación de la propia identidad de Jigoku, por eso no salen de él cuando su vida termina. A diferencia de los humanos, que provenimos de las lágrimas de Dama Sol y la sangre de Lord Onnotangu, que no son parte de Ningen...

Y, ehm... ¿puedo preguntar qué sucede con las abominaciones corruptas entonces? Porque si llegaran a la esencia de Jigoku, ¿no la contaminarían?"


Pregunté confiando en hacerlo con un tono lo suficientemente inocente como para no ofender a Ran si decía algo inadecuado a causa de mi desconocimiento.

"Pero antes ha dicho que alguien como usted estaba dispuesto a esperar a alguien como Hanekawa más allá de esta vida, en ese momento supuse que podían volver a tener una existencia.
Incluso Nisio-sensei me dijo que era posible que los hengeyoukais se reencarnasen en humanos, ya que nosotros éramos una especie de... raza comodín, relacionada con todas y ninguna a la vez.
Dudo que mi madre haya caido a una cota inferior, y se que no ha desaparecido, pero por otro lado si estuviera en esa corte de Inari, Nisio lo sabría..."


Murmuré descartando casi todas esas opciones. Así pues, no quedaban muchas.

"Cierto, cierto" repliqué rozando con los dedos la zona de mi piel donde había visto el sello de Ran "¿Pero cree que Ai-Kami me tiene en la suficiente estima como para acudir en mi rescate y castigar a los que me secuestrasen?"

Nisio me había dicho que las Fortunas no "compartían" a sus favoritos, así que suponía que no podía serlo de dos diferentes. Ni siquiera desde un punto de vista emocional no ritual.


Acepté la invitación del inu con un grácil cabeceo y me puse en pie con él. Dejé que me acercara a su rostro y pensé que menos mal que Kajiko no estaba ahí para ver aquello o se habría puesto de los nervios pensando en que mi cuello estaba tan cerca de los colmillos de un depredador natural, en todos los sentidos.
Pero yo estaba tranquila. Sabiendo lo que sabía encontraba imposible que nada moviera a Asahi hacia la violencia estando envuelto en el olor de Hanekawa, que debía de ser sin duda el primero y más intenso que percibiera. La música amansaba a las fieras, y la de Benten más que la de nadie.

Aunque no pude evitar dar un respingo y ahogar una risa nerviosa al sentir su lamido. El olfato y el gusto eran prácticamente el mismo sentido en muchos aspectos, pero aún así era difícil contener el cosquilleo para alguien acostumbrada a las distancias como una samurai.
O tal vez se había tomado un pequeño placer, no podía saberlo. Tenía que reconocer que Asahi olía bien, aunque no pensaba decírselo, ji, ji.

"No es que sea lo más bonito que me hayan dicho después de acercarse tanto" sonreí de medio lado con un tono irónico mientras me llevaba la mano a la zona tras la oreja, por aquello de que su conclusión fuera que el olor de Kagehisa siguiera en mi, pese a que era justo lo que estaba esperando oir. Pero alguien como más mano izquierda con las hembras neko que Asahi lo habría expresado de otro modo, ju.

"¿Qué más recuerda además de su olor, Asahi-sama? Necesito que me cuente... todo lo que sabe sobre este humano, desde que supo de su implicación por primera vez, hasta el día de hoy"
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 15 invitados