Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6866
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Jun 05, 2018 2:59 pm

"Sí que lo eres." Sonrió Ran cuando te oyó decir aquello.

"Tu madre siempre me decía que para un neko su verdadero hogar era el que, pudiendo ir a cualquier parte del mundo, lo hacía volver a aquel lugar una y otra vez." Te comentó esta."Una vez me dijo que incluso para ustedes se consideraba hogar a
las personas no sólo las casas..."


"Cuando muere un líder o deja su puesto es cuando se celebra, el tiempo depende de estos hechos.
Otra de las opciones es en el caso que el líder haya hecho algo en contra de nuestro código o del Clan, algo que el consejo de ancianos crea vetable.
Y la última de las formas es justamente en Año Nuevo, antes de las festividades."


"Si que iría en contra de las reglas del Clan." Asintió Ran."Porque... bueno... en nuestro mundo también hay una forma de ganar un matrimonio, que es peleando contra la persona que quieres casarte o incluso si ya esta casado contra este, ganándolo implica que tienes el favor de los Kamis con tu deseo para con esa persona.

Si yo hiciera algo así rompería uno de los pactos más importantes entre los Rieru... Un deseo propio por encima del de todos, incluido un pacto bendecido por los dioses es imperdonable."



....

"Por eso las estamos aniquilando. Porque no podemos dejar que la ponzoña de Fu Leng y de sus huestes publen el Jigoku y corrompan su esencia. Los purificamos y los devolvemos a lo que debían ser."

Cuanto de paradójico tenia el oir a un Oni decir purificar...

"Para renacer debemos pasar por la esencia de Inari-sama." Te dijo Asahi."Ella es la que decide cuál es nuestro destino. La reencarnación no es lo que un hengeyoukai desea, en realidad nuestra mayor aspiración, vuestro cielo, es formar parte de la diosa. En segundo lugar el ser uno de sus siervos benditos. Y luego obedecer su voluntad bien sean en la reencarnación o en lo que sea. Lo que si que es cierto es que un hengeyoukai no se reencarna en un hengeyoukai."

Te explicó este.

"Pero sigo sin mentir en lo que dije... me daría igual volverme un animal por ella." Dijo del hecho de volver a ver a tu madre.

"Ai-Kami no suele acudir al rescate de una forma habitual pero... ¿No tienes unos de sus muñecos de paja acaso?" Preguntó esta con media sonrisa.



"Para mi tampoco es agradable que permanezca."

Te dijo Asahi mientras te miraba a los ojos directamente y contemplabas aquel oro fundido que eran las pupilas de aquel Inu.

"Es perturbador que esté mezclado con el olor de tu madre... además..."

Añadió mientras se alejaba un paso y se sentaba con el ceño fruncido.

"Mi raza tiene buena relación con los humanos comenzó a decir. No sólo suelen haber leones o kitsunes en los templos, sino también perros. El perro siempre es guardián y trae protección y buena suerte.
Debido a esta relación mi Clan siempre ha tenido bastantes contactos en este mundo, y no sólo en una zona esotérica como se podría pensar, por el tema de custodia de templos. Hemos sido guerreros en clanes y hemos llegado a altos mandos, a karos, a manos derechas... Porque el honor de un inu, su lealtad, le lleva a dejar el Chikushudo si es necesario sin mirar atrás para saldar sus deudas...

Mi padre tenía amigos en este mundo... viejas alianzas y nuevas, algunas más de fiar que otras... algunos más honorables que otros...

La enemistad de mi padre con tu abuelo también era larga... como la enemistad de los Inus y los Nekos desde que en tiempos del albor de todo... cuando el zodiaco se formó...

Mi padre quería que tu abuelo desapareciera a toda costa, quería de alguna forma llegar hasta Kyuden Neko y encontró la vía en tu tia abuelo, un hermano mediano mediocre y resentido lleno de rencor.
Si le ayudaba a llegar al trono los Neko formarían una unión conveniente con nosotros, desigual debido al enorme favor que nos deberían.
Tu tio abuelo deseaba demasiado el poder como para pensar en nada más...
Entonces mi padre le ayudó con toda su insurrección. Y todo pareció ir bien, salvo por el hecho que Hanekawa se escapó. Y por mucho que la buscaron fue imposible encontrarla... en este mundo...

Entonces tu tio abuelo recurrió una vez más a mi padre con el fin que estendiera sus garras por el mundo humano donde ella había ido y mi padre le presentó entonces a uno de sus amigos humanos... Bayushi Todoroki, un rastreador y asesino nato, en avanzada edad que estaba enseñando a su joven hijo el arte de la caza no sólo de animales.

Aquel joven se llamaba Yami y ya desde su juventud encerraba en él una profunda oscuridad...
Yami olía... huele... como tu Kagehisa, de eso no me queda la menor duda...

Todoroki y sus hombres no consiguieron su objetivo de detener a Hanekawa y al humano con el cual derrotaría a tu tío abuelo en el Ningen-Do dejando que todo se resolviera en el Chikushudo como ya sabemos.
De aquella refriega murieron todos... menos uno... Yami.
Yami no había hecho el gempukku aunque se creía preparado, estaba en todas las reuniones con su padre y leía cada uno de los libros y manuscritos que este le daba acerca de nosotros y de cómo actuar.

Cuando Todoroki murió mi padre dejó de saber de él... O al menos eso creí.
Antes de la muerte de este me comentó que en las damas se puede seguir jugando con tan sólo una ficha si esta es capaz de llegar al otro lado y convertirse en reina...

En aquel momento no supe a qué se refería... ahora me queda claro."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2910
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mié Jun 06, 2018 12:42 pm

"Eso tiene mucho sentido... Para mi, mi hogar siempre ha sido mi maestra, no un lugar concreto. Tengo una casa, se supone que soy la señora de la hacienda pero no siento ningún apego por volver allí.
Te contaré un secreto si me lo permites... cuando crecí un poco y fui consciente de la auténtica naturaleza de Satomi y del lugar adonde iría sin duda tras esta vida, decidí que yo quería seguir su senda para llegar al mismo destino, ji, ji"


Confesé ocultando una sonrisita traviesa.

"Es decir que tendrías que emplear el Año Nuevo en luchar para perseguir tu deseo y no en el ritual para la Fortuna, pues entiendo que ese deseo es casarte con otro macho... Alguien que ya está casado mediante un rito bendecido por los Clanes y los Dioses, o sea que se trata de otro de los líderes.

Al decirme que se trataba de un deseo pensé que hablabas de tener un romance, no de un matrimonio. Por lo que entiendo de tu raza, los matrimonios responden más bien a acuerdos formales no a sentimientos, ¿me equivoco?"


Pregunté interesada en aquel asunto.

...

"Ah pero... ¿se puede purificar la mancha de la corrupción?" dije pensando en que nuestros shugenjas siempre habían creido que no, aunque no es que yo fuera una experta en aquellos asuntos. ¿Pero cuantos de esos shugenjas habían hablado con un oni...?

"Entonces, ¿Inari-Kami vela por todos los hengeyoukais y los juzga como a los mortales Enma-Oh? Así pues... ella sabrá qué destino le otorgó a Hanekawa, ¿me equivoco?"

Le contesté al inu.

"Oh, si que tengo una muñeca que me dio... Recuerdo que Nisio-sensei también me la pidió cuando se lo conté, se preocupó un poco y luego me la devolvió.
Pero no es exactamente una llamada para que Ella viniera a rescatarme, o al menos yo no lo entendí así; era un medio para aparecer ante su altar en cualquier momento y entregar mi alma a la Venganza.
Solo que esa opción tiene una contrapartida que no puedo asumir; como ya le dije mi mayor anhelo es seguir los pasos de mi maestra y de las tres consecuencias de realizar el pacto con Ai-Kami sobre aquel altar, ninguna me permitía ya llegar hasta Benten-Kami, así que... decidí que no podía considerarlo una opción"


Confesé esperando que aquello no ofendiera a Ran de algún modo.

"Bueno, para usted Bayushi Kagehisa no significa demasiado, por lo poco que se. Así que me pregunto si lo que le perturba no será mi propio olor.
¿Le desagrada como me sienta a mi la esencia que le trae todos esos recuerdos de mi madre?"


Pregunté pasándole la mano por el cabello a modo de caricia. Seguía sin estar segura de si a Asahi le agradaba o desagradaba encontrar a Hanekawa en otra hembra, pero a todos los perros les gustaba que les acariciaran la cabeza que yo supiera.

Después me quedé mirando como se alejaba y volvía a sentarse. Me incliné a modo de agradecimiento por su testimonio y me senté yo también.

"Así que era cierto, Kagehisa estaba implicado..." Sentí una debilidad repentina como si de pronto el recuerdo de las veces que me había tocado drenara toda mi energía. De buena gana me habría echado a llorar...

"Pero... ¿hasta qué punto?
Bayushi Todoroki... No le conozco pero... un escorpión atacando una aldea escorpión, espero que Enma-Oh lo enviara al infierno. Literalmente, quiero decir"
puntualicé mirando a Ran. Ni siquiera estaba segura si nuestro infierno y su Jigoku eran el mismo lugar.
"Yami.
Bien, puedo entender que los conspiradores desearan ponerle la mano encima a Hanekawa a toda cosa, pero una vez que volvió y destronó a su tío, y de hecho después de dejar el Clan en manos de tío Tsuki... ¿qué interés habría seguido teniendo su padre en ella como para mantener el contacto con Yami como una pieza del tablero, Asahi-san?

Es decir, ¿le envió él a cazar a una neko que se había instalado en Ningen? ¿Por qué? ¿Venganza por desbaratar sus planes...?"


Dije exponiendo todo lo que aún quedaba sin explicación en aquella parte del puzzle que el inu había aportado.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6866
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Jun 07, 2018 3:04 pm

"No sé por qué no me extraña en absoluto." Te contestó Ran con media sonrisa en sus labios.

"Tienes buena intuición."Te dijo."En realidad lo sencillo sería tener un romance... pero para eso necesitaría que se fijara en mí antes... si estuviéramos unidos por un lazo político, lo cual es imposible, al menos tendría toda la eternidad para hacer que se fijara en mí..." Murmuró.


....

"Al menos su esencia en el Jigoku si, para que no mancillen la esencia de este. Los contenemos de aquella forma, no pensamos dejar que el Jigoku lo colonice ni Fu Leng ni sus bastardos."

"Correcto. Asintió el inu."Inari-sama es nuestro inicio y fin."

"No sólo sirve para llamarla..." Susurró Ran."Con esa muñeca puedes acabar con la vida de cualquier persona.... en el momento, y no de cualquier forma, sino llevándola al infierno con Ai-Kami en donde será torturado por toda la eternidad...
Si eso no es que una diosa haga justicia por ti, me pregunto qué será..."
Comentó la oni."Pero es cierto que eso tiene un precio... que es dar tu alma a la Venganza y pasar por un juicio tu misma con respecto a esta...
Todo tiene un precio, pero pagar porque acaben y no sólo en esta vida sino por toda la eternidad de quien nos tortura es un precio que créeme que pagan muchos gustosos...

Lo sé porque es mi trabajo asegurarme de ello."



"No desagrada.... murmuró este. es..."

"Confuso. terció de pronto Ran Para mi lo es y no tengo tu olfato así que debe ser aún peor para ti... Es como estar casi delante de parte de ella sin verla..."

Asahi asintió.

"Tu olor y el de ella.... Está muy en ti... casi como si fueras una continuación... o mejor dicho... eres su continuación..."


"¿Qué interés?" Sonrió Asahi."¿Qué quieres? ¿Qué quieren los hombres? Nosotros os lo podemos dar todo.
Poder, objetos mágicos, armas poderosas, mujeres, dinero...
Incluso lo que los hombres creen que es la antesala a la inmortalidad...
Los hengeyoukais tenemos muchas armas con las que tentaros, muchas son ciertas.... otras mentiras bien contadas."


"Como la inmortalidad, eso sólo lo dan los nyngio." Añadió Ran.

"Tampoco es que él quisiera ser inmortal, pero si poderoso... Y para obtener ese poder hay que cumplir pactos, tu entiendes de lealtades ¿verdad neko? Los neko y los escorpiones os parecéis mucho... de hecho no me extraña que pudiera camuflarse tan bien con ese clan... vuestro precepto base es el mismo, la lealtad.

Y si Yami y su padre querían tener todo lo que deseaban tenían que cumplir con una simple misión que ni tan siquiera les importaba, matar a una fugada neko, a alguien que no era ni de su mundo. Un precio sencillo de pagar para ellos...

Pero creo..."
murmuró Asahi al final."Que Yami al final entendió por qué querían a Hanekawa de vuelta, quién era ella, o mejor dicho... qué era ella... Y que podría de alguna forma conseguir todo aquello que mi padre le prometió por su cuenta, o mejor dicho, con la ayuda de un nuevo socio que quizás le ofreció una nueva baza que le llevara a cumplir sus planes."

"Pero los humanos no pueden usar el poder de las momos..." Dijo Ran.

"Bueno... no directamente..."

"¿Qué quieres decir con eso?"

"En el clan inu tenemos un libro sagrado que habla de la historia de nuestras momos y de las momos humanas que terminaron en nuestro clan... por eso sé que no existen las formas que todos conocen para obtener su poder..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2910
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Vie Jun 08, 2018 1:20 pm

"Así que... ¿ése es todo el problema?
Quiero decir que entonces no entiendo cual es el problema. No hay forma de que una hembra como tú necesite ni de lejos una eternidad para conseguir que se fije en ella ningún macho que se precie de serlo.

Sólo tienes que seducirlo... Bueno las damas samurai "no seducen" pero, ya sabes, es sólo semántica. Y puede que a las onis eso no os importe demasiado. Podemos llamarlo de otro modo si prefieres... digamos "dejar que se enamore" de ti.

Si quieres puedo tratar de ayudarte en eso. Quizás en tu mundo no se enseñe a las hembras a utilizar ese tipo de "armas", pero sensei Nisio me dijo que en vuestra raza había muchos más machos que hembras, así que no hay duda de que esas armas están ahí, y tanto que si.

¿Qué te parece? ¿Invitamos a jugar con nosotras a Benten-Kami?"


Le pregunté con una sonrisilla cómplice.

...

"Entonces, cuando los humanos consiguen matar a uno de los corruptos... estarían devolviéndolo "sin purificar" de vuelta. Eso es malo, ¿no es así?"

Dije torciendo un poco el gesto pensativa.

"Hum bueno si. Me quedó claro que si utilizaba ese recurso mi alma sólo tendría tres salidas a ese juicio, o acompañar a la de mi objetivo inmediatamente al infierno, acompañarla en el momento de mi muerte más tarde, o unirme a Ai-Kami como sirviente.
No digo que la tercera opción sea mala, pero en cualquier caso cualquiera de ellas me impediría volver a ver a sensei... así que... no eran para mi.

Cuando llevé a mi león a ver a Ai-Kami, Kajiko no estaba demasiado segura de si ésa era su senda o no, así que le hice una pregunta que en mi opinión resumía sus opciones; ¿te hace más feliz recordar el sonido del cuello de tu marido al rompérselo, o el de la risa de tu hijo cuando le abrazabas?
Para mi, la respuesta está muy clara. Kagehisa no vale ni de lejos lo que un abrazo de mi maestra"


Le expliqué a Ran la deducción que había seguido para decidir que no iba a utilizar esa muñeca.

"Pues creo que si soy su continuación, no hay nada de malo en verme como eso, porque lo soy. Si que están delante de parte de ella, no deben sentirse confusos por ello ni pretender reprimir lo que eso evoca en sus corazones.
No puedo corresponderle físicamente, Asahi-sama... ¿pero acaso eso importa? Ran-dono me contó que sus sentimientos hacia mi madre rozaban más lo espiritual que lo físico. ¿Se equivocó...? Pues parte de su espíritu sigue vivo en mi, así funciona la vida en Ningen-do"


Traté de exponerles, suponiendo que desde su punto de vista inmortal, o casi el inu, mi presencia debía de causar una notable contradicción nada sana si no se dejaba fluir, especialmente en Asahi.


"Entonces, si lo he entendido bien...
El padre de Asahi-sama envió a Yami y su propio padre a cazar a Hanekawa, pero fracasaron.
Eventualmente mi madre y mi padre volvieron a Chikusudo y derrocaron al tío de aquella. Pero dejó el liderazgo del Clan Neko en manos de Tsuki y se marchó para vivir en el mundo humano.
Supongo que eso dejaría en nada el interés de su padre en Hanekawa, Asahi-sama. Ya que su vida o muerte ya para nada recuperaría la oportunidad perdida de controlar el Clan Neko.
Sin embargo Yami investigó sobre las momos, y al retirarse los inu del tablero vio la oportunidad de quedarse con mi madre sólo para él. Aunque sabemos que necesitaba un nuevo aliado más poderoso para no volver a fracasar en su intento... No es nada descabellado pensar que ese nuevo patrón fuese el responsable del secuestro de las otras momos. Tal vez ambos pensaban traicionarse desde el principio, o tal vez no...
El caso es que Yami... ¿trató de secuestrar a Hanekawa o simplemente le cedió esa información a su aliado? Sea como sea volvió a salir mal, y esta vez ella además murió defendiéndose.

¿Lo he ordenado adecuadamente?

Pero quedaba yo... Supongo que Soshi Satomi me encontró antes de que ellos lo hicieran, si es que sabían de mi nacimiento. Pero es lógico pensar que si lo conocían ya que de otro modo no habría venido a buscarme años más tarde. Esta vez de un modo más inteligente, a través de un matrimonio...
¿Y para qué? No pueden... Nadie puede..."


Siseé mirando a Ran. Sólo ella y madre sabían de mi bloqueo así que lo normal habría sido suponer que nada del poder de Hanekawa había pasado a mi y por tanto que yo era inútil para sus planes.
No desconfiaba de la oni claro, ¿así que lo habían averiguado de otro modo o se trataba de otra clase de interés...?

"¿Quiere decir que existen otras formas de conseguir poder de una momo además de devorarla o tener hijos? ¿Alguna que incluso podría poner en práctica un humano, Asahi-sama...?
¿Cuales?"


Pregunté notablemente interesada en aquella revelación.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6866
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Sab Jun 09, 2018 8:27 am

"En nuestro mundo no se seduce, hay más machos que hembras, no es necesario, además nos dejamos llevar por las pasiones, no solemos planificar esa clase de cosas.
Además... él no está interesado en mí, tiene a otra hembra en su punto de mira..."
Dijo esta haciendo que tu te acordaras de lo que habías visto con Nisio.

...

"Exacto, sólo lo devuelven al Jigoku de donde podrá volver a salir ya que no ha sido purificado... Y de paso nos devuelve a la criatura para que tengamos que volverla a anquilar como es debido."Asintió Ran.

"Bueno, esa respuesta a la pregunta clave te dice qué clase de venganza o mejor dicho hasta qué punto de implicación estás dispuesta a aceptar... pero sigue sin quitar el hecho que una diosa vendría en tu ayuda directamente tal y como te comenté.
Algo que por cierto no hace ningún otro Kami.
Y a ella se la teme y no se la reverencia como es debido tsk..."



"Hablas demasiado de mi, Ran-san." Le dijo Asahi con el ceño fruncido.

"Era una pregunta lógica ya que los perro y los gatos no pueden tener descendencia y sin embargo eso a ti nunca te importó." Respondió Ran sin inmutarse.

Asahi chasqueó la lengua, te miró y dijo:

"Yo amaba a tu madre más allá que fuera neko o momo... A pesar de ello incluso."


"Cuando el tio de tu madre murió, ella se fue del Chikushudo y Tsuki comenzó en el poder mi padre no quiso ceder ante el control con los neko, pero fue entonces cuando yo actué, tras enterarme de todo... Maté a mi padre y fui a ver a tu tío Tsuki...
Actualmente los Inu y los Neko tenemos un tratado de paz y de no agresión... gestionado por los líderes aunque no de conocimiento público."


"Creo que el otro aliado de Yami le dijo que se hiciera con tu madre para adquirir su poder, o quizás él le dio el paradero porque ese otro aliado sabía cómo usar el poder... pero no salió bien y entonces tu maestra te sacó de allí."

"Pero él no sabía que Sakura podría ser como su madre."

"Cierto... y tiene sentido que por eso no la buscaran de niña." Añadió Asahi."Hasta hace unos años..." Murmuró este."Os he hablado de nuestro "Momo no genko" (el manuscrito del Melocotón)... Teníamos dos copias, una en la familia principal y otra en nuestro templo... Hace unos años hubo un incidente en donde mi hermana es casi secuestrada, hubo un incendio, parte del templo ardió y con este pensamos que el manuscrito, aquella copia también...

Pero cuando las Momos empezaron a desaparecer... entonces se me ocurrió otra idea... que todo aquel revuelo hubiera sido con la misión de coger la copia y hacerla desaparecer...

En nuestro manuscrito se hablaba de varias posibilidades más de conseguir el poder de una momo o del conjunto de varias de ellas...
La primera que descubrimos fue por parte de uno de mis antepasados, él amaba a su momo, se casó con ella por amor y cuando dio a luz y estuvo a punto de morir, todo el poder que ella le había ido entregando con el paso de los años a su lado él lo revertió para poder mantenerla con vida.

Ahí es cuando nos dimos cuenta que las momo pueden traspasar su poder sin perder el propio, como si fuera una lumbre que nunca se apaga y de la que puedes sacar antorchas, velas o trizas de fuego como necesites...

Pero sólo había una forma adecuada para que eso pudiera hacerse y es que la Momo estuviera espiritualmente preparada para que su poder fuera traspasado, el camino que mi antepasado se dio cuenta que su momo había usado era la senda de Benten."


"¿Cómo?"

"No sólo se amaban, ella era devota de Benten y como amaba a su marido estudió los caminos de la diosa para poder transmitirle su poder a él para que lo mantuviera a salvo. Una conexión a través del amor más fuerte que la carne y que la sangre y que existía más allá del contacto físico."

Ran te miró.

"Si Yami leyó eso... y habiendo estudiado tu en la Academia de tu maestra..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2910
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Dom Jun 10, 2018 8:56 pm

"Precisamente porque no está interesado es el motivo de que la seducción resulte oportuna.
Verás es un concepto denostado pero porque suele interpretarse como una mera provocación sexual, cuando en realidad yo lo entiendo como la capacidad de influir en la voluntad de otro.
Ni siquiera tiene porqué tener una connotación amorosa, puede tratarse de cambiar una opinión política, o incluso una estrategia militar. Da igual, lo único que cuenta es que partimos de una posición de "desacuerdo" y llegamos a una de "acuerdo" sin que aquel que seduce haya variado la suya, quien se mueve es el seducido, mediante una serie de procedimientos.

El más sencillo, la intimidación. Otro es la sumisión. La complacencia, y por último la influencia. Técnicamente se pueden usar cualesquiera de estas técnicas pero las tres primeras suelen acarrear problemas a corto o medio plazo, rebelión, frustración, cosas así.
La influencia sin embargo es el arte de convencer a alguien que a priori está en desacuerdo con un postulado dado, de que en realidad si está de acuerdo. Así que es el cambio es "una decisión propia", no impuesta ni forzada, por lo que no genera conflictos.

Bien, podrías casarte con ese macho y no conseguir que cambiara de opinión si no lo manejaras adecuadamente. O podrías conseguir que se fijara en ti y olvidara a esa otra hembra sin necesidad de crear un problema entre los Clanes.
Poder, puedes de eso no hay duda. Las individuos alfa son seductores natos, por eso se convierten en líderes. Y tú lo eres, ¿verdad?"


Le pregunté al final con una sonrisita benteniena. Resultaba curioso que después de tantas zarandajas sobre el desprecio a los humanos el tal Kazama estuviera realmente interesado en Miya Nisio...

...

"Entonces... sería productivo para los Rieru que los humanos supiéramos como matar adecuadamente a las abominaciones. Os ahorraría trabajo, y resultaría mucho más gratificante para nosotros saber que nuestro sacrificio y nuestra lucha es más eficaz y supone una auténtica amenaza para esas criaturas"

Expuse con un siseo distraido, esperando que ella misma se diera cuenta de que al final había llegado a la conclusión de que en realidad SI existía un interés legítimo en el supuesto de colaborar activamente con los humanos en aquella guerra en vez de darles la espalda sin más.

"Hum, si, eso es cierto... Aunque cuando termine de reconstruir su templo y su culto en mi distrito será mucho más reverenciada y temida sólo por los malvados que deban temerla, no por los justos.

Eso si, todo esto me hace pensar en una cosa... Si la muñeca es una especie de medio de comunicación con Ai-Kami, y tú eres su paladín, ¿podría utilizarla para hablar contigo y llamarte? Si esperas otros veinte años para volver por aquí puede que ya no me encuentres, ya sabes..."


Suspiré con un gesto dulce de cachorrito desvalido.


"Pero debería agradecerle que haya hablado tanto, Asahi-sama. Todo lo que Ran-dono me ha contado de usted ha sido bueno, o yo lo he interpretado positivamente. Si no hubiera sido por eso... bueno, nunca me habría atrevido a invitarle a brindar con nosotras.
Y habría sido una lástima no olernos más de cerca... ¿no es verdad?"


Sonreí de un modo seductor, tal como le había explicado antes a Ran que aquello significaba para mi.

"Todo esto me recuerda un poco a la manera en la que los adoradores de Benten aman a mi maestra. No es algo físico, no es enamoramiento. Ella hace de vehículo, de guía para que el espíritu de aquellos lleguen hasta quienes deben.
Supongo que en el fondo yo puedo hacer eso para ustedes con respecto a Hanekawa. Espiritualmente..."


Dije pensando en las veces que había visto a los acompañantes de Satomi "sentir" a otra persona, incluso a alguien hace tiempo perdido.


"Es decir, ¿que el secuestrador de las momo consiguió la información que revelaba que una de ellas podía dar a luz directamente a otra si el cónyuge no extraía su poder...?"

Pregunté, dando por hecho tal como hablaba que Asahi sabía o suponía que mi naturaleza era la misma que la de mi madre, pese al bloqueo de Ran.

"¿La senda de Benten?" exclamé sorprendida "Pero... pero estoy segura de que mi maestra no podía saber nada de esto... A no ser que la propia Benten-Kami se lo hubiera dicho..."

¿Ella tenía alguna clase de plan, o había sido casualidad? Resultaba difícil creer en casualidades estando la Fortuna del Amor por medio, no era de las que soliera dar puntadas al aire sin hilo, pese a lo que solía pensarse.

De todas formas sensei me lo diría, una cosa o la otra.

"¿Y ese libro hablaba de alguna clase de técnica particular dentro de la Senda de Benten o se refería de un modo general a ésta?
Supongo que... si mi maestra era consciente de todo esto... o aún no siéndolo, si la Diosa si lo era... a estas alturas ella ya me habrá enseñado como hacerlo, aunque no sea consciente de ello..."


Murmuré pensativa. "Oh pero entonces... los tsuru seguro que ya sabían todo esto con respecto a sus propias momo, y llevarían generaciones utilizando este método" añadí en voz alta.

"Pues si Yami leyó todo eso... y se dio cuenta de que tal vez no hubiera sido fortuito que Soshi Satomi recogiera a la hija de Hanekawa...
...entonces es idiota.
Después de lo que me ha hecho, sólo un necio esperaría que terminase amándole. Y sin amor es imposible que nada relacionado con la Senda de Benten funcione.

Sin embargo, algo me dice que ése si era su plan. Si tiene un aliado que es el responsable último de los otros secuestros, no creo que Kagehisa haya compartido la información hallada en ese libro. De otro modo... a estas alturas ya habría podido entregarme.
Me quiere para él, eso parece evidente. Lo que implica que... Tsumeo no sabe lo que significa realmente la apuesta que pretende poner sobre la mesa en la negociación con mi Clan. Kagehisa no habrá sobrevivido a tantas cosas para renunciar a todo ahora por el "capricho" de un Grulla sin jugar cartas de la manga que si todo esto es cierto resulta evidente que ha tenido mucho tiempo para preparar.

Tengo que hablar con Nisio, y no está...
Daidoji Tsumeo tiene que saber todo esto antes de dar ningún paso más"


Repetí notando como el pulso se me aceleraba paulatinamente.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Miya Nadesiko
Shisha sonriente
Mensajes: 3235
Registrado: Vie Oct 31, 2008 9:03 pm
Ubicación: Donde mis pies me lleven

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Miya Nadesiko » Lun Jun 11, 2018 2:12 pm

bueno... Maldita sea cuando hablas así eres terriblemente convincente como tu madre. dijo Ran no sé algo de confusión en sus palabras.

cielo complicarme mi existencia demasiado.... No crees? Tengo tres machos en mi vida y quiero otro jajaja debería hacerme más que suficiente suficiente... Al menos los problemas que me dan lo son. bromeo con una sonrisa ladeada.

te aseguro que la poliandria no es tan maravillosa como parece jajaja

bueno entonces... Vas a enseñar a seducir a un oni de cientos de años?
....


Ran puso una expresión como si empezará a entender hacia donde querías llegar con el tema de contarle a los humanos como realmente debía luchar contra las criaturas del que no debía ser nombrado.

Si. Puedes usar la muñeca también si quieres para hablar conmigo o llamarme. Y lo cierto es que sería bueno para que no nos vuelva a pasar lo que has dicho.

bueno ya que no quieres unirte a mi diosa como una de sus sirvientes y uno de los míos al menos puedes hacer bien tu trabajo para con Benten.
Sonrio Ran con respecto a lo que le habías dicho a Asahi.

Ya estás tratando de llevartela al infierno... No trates de convertirla en una de los tuyos, no la veo como Oni. dijo Asahi.

Cómo Oni? A qué se refería?

No. En nuestro libro nuestro antepasados y que accedía al poder del melocotón la cuestión es que como se amaban podían transmutar lo el uno hacia el otro y ya que ella tenía un poder inagotable siempre podía seguir recargandose.

No te puedo decir si los Tsurus conocen de esto ya que es un libro nuestro sagrado sin embargo no me extrañaría después de todo ellos son los mensajeros.

Pero en nuestro libro no aparecía ninguna técnica en concreto simplemente esa mención a su devoción por la diosa del amor. En el clan de los alados tengan un libro parecido y cuenten esa parte con más pormenores debido a su culto.


Si es por tu energía , tu maestra no debe saber nada, otra cosa es que la diosa se lo haya contado dijo Ran con respecto al hecho de el sello que tenía.

Lo cierto es que una vez antes de casarte hablaste con Satomi, ella te expreso que no estaba satisfecha con el hecho que tuvieras que irte de su lado para casarte y más con aquella persona pero que las órdenes venían de demasiado arriba y que estaban las cuerdas muy tensadas, tanto que ni ella lograba entenderlo del todo. Puede que ahora se estuvieran encajando las piernas.

Pero... Y Benten? Que tenía ella que decir de todo esto? Se lo había callado? Podrías entender el motivo de su silencio? Había acaso un plan mayor?

Y luego estaba ese terrible asunto que si Kagehisa veía la posibilidad de perderte... Estaría dispuesto a hablar de tu naturaleza con tal de retenerte? Qué era lo que estaba pensando? Cuáles eran sus intenciones? Y porque si lo que te quería de ti era amor que había tratado de aquella forma?

Nuevas respuestas... Nuevas incógnitas...
Lo que estaba claro es que tenías que hablar con tu maestra y con Nisio.
Entonces la puerta sonó y se escucho al dependiente ir hacia ella. En el vestidor se oyó a Kajiko.
"Oye mi voz, pues es la del Emperador"


"El arte de la guerra es la manera de conservar la paz"

Miya Nadesiko, heralda del Imperio Esmeralda

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2910
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar Jun 12, 2018 12:46 pm

"Forma parte del encanto felino"

Dije soltando una pequeña carcajada encantadora. Los gatos eran "seductores" por naturaleza por eso incluso a aquellos que no les agradaba su compañía les fascinaban.

"Nunca me he imaginado la poligamia como algo atractivo... Supongo que si fuera mi caso añadiría alguna hembra más aparte de mi, aunque sólo fuera para que mantuviera a los machos entretenidos y me dejaran tranquila de vez en cuando.
Los neko necesitamos nuestro espacio. Que me persigan sólo es divertido hasta donde yo desee"


Expliqué encogiéndome de hombros.

"Aunque eso no significa que no quiera más "cosas bonitas" en mi vida. Entiendo eso, es cierto que nunca parecen ser suficientes"

Añadí ocultando la risa con la manga, de nuevo refiriéndome a la visión gatuna del resto del mundo.

"¡Oh claro que si...! Si hay algo que le agrada a Benten son los romances y si algo me gusta a mi es meterme donde no debería, así que... seduciremos a ese macho para ti, ji, ji.

Tendrás que empezar hablándome de él, y de ti... cosas personales que puedan ser útiles ya que influir requiere meterse en la cabeza del otro. Pero también necesito cierta información básica sobre tu raza en general, como por ejemplo qué es lo que atrae a unos sexos hacia los otros. Al final un macho es un macho, pero... los míos no tienen cuernos, ya sabes"


Sonreí pensando en que me encantaba la idea de volver a tener una amiga con la que compartir confidencias románticas.

...

Sonreí levemente al ver la expresión de Ran. Habiendo logrado hacer germinar esa semilla en origen dentro de su mente, lo mejor a partir de este momento era dejar que echara raíces por si sola hasta que se formara toda una nueva idea, así que dejé allí aquel tema de conversación finalmente satisfecha con el resultado.

"Ah, qué bien... ¿Y cómo funciona para eso? ¿Le hablo a la muñeca directamente y vendrás? Hum... ¿puedes entrar en Ningen do cuando quieras?"

Pregunté, esperando en realidad que la respuesta fuera que si, que podía venir donde yo estuviera en cualquier momento, porque el viaje inverso si que sabía que quedaba fuera de mi alcance.

"¿Convertirme en una de los tuyos...? ¿Yo, como oni...? No lo entiendo... ¿los que se unen a Ai-Kami a través del pacto renacen como onis?"

Dije curiosa. Eso no me lo esperaba, aunque no pensaba que los cuernos me quedaran demasiado bien junto a las orejas de neko, parecería más bien una cabra blanca que una gata, tsk.


"Así que asumiendo incluso que no se requiriese un ritual particular dentro de la senda de Benten más que el caminar por ella... aún así yo nunca podría hasta la fecha haber provocado nada de eso, ¿verdad Ran-dono?"

Pensé en Ichiro, y en como se había "transformado" en Tsumeo para hacerse merecedor de poder escoger su propio destino. Según él yo había tenido mucho que ver en eso, a modo de inspiración. Ahora claro me preguntaba si habría habido algo más, pese a que suponía que no ya que tenía este sello desde recién nacida.

"Bueno, mi maestra recibió muchos de sus conocimientos de un sacerdote tsuru, y es seguro que estos deben de conocer este secreto sobre las momos y la senda pues conviven con ambos desde hace mucho.
Tal vez no se lo dijera expresamente pero... desde entonces ella alcanzó su propia iluminación así que es seguro que su visión se ha ampliado mucho desde aquella de la que partió en ese momento.
Tampoco creo que Benten-Kami le guarde demasiados secretos a sensei... Yo diría que a diferencia de su Paladín, sensei es en realidad su sentido más cercano, su confidente; la que mejor entiende los sentimientos personales de una Fortuna que en realidad emplea su energía en canalizar los sentimientos de todos los demás... La especialidad de mi maestra es escuchar y reconfortar, supongo que por eso Ella nunca cambia de sentido del Tacto aunque cambien los demás.

Aún así, me gustaría tener la capacidad para hablar directamente con Benten-Kami. No soy quien para pedirle explicaciones, en absoluto. Pero puede que Ella tenga un plan con todo esto, y... en tal caso seguro que ya contó con la curiosidad natural de una medio neko.
Hay una duda que me llama especialmente la atención; si fuera el caso, Ran-dono, ¿cree que el hecho de que Hanekawa le pidiera que bloqueara mi esencia alteró los planes de una Fortuna?"


Dije al final preguntándole a la oni.

"Me pregunto como respondería mi señor esposo a todo esto, pero por otro lado cualquier interrogación al respecto le pondría sobre aviso y eso es peligroso con alguien experto en guardarse ases en la manga... Además en realidad cuando llegué a esta ciudad esperaba no tener que volver a verlo nunca"

Añadí a la misma reflexión. Sin duda prefería hablar con Nisio, Benten, Satomi, Tsumeo... pero no con Kagehisa.

"Oh, ya está de vuelta Kaji-kun con los bombones... Es mi león. Es mía" repetí para que el inu comprendiera que no podía amenazarla de ninguna forma, tal como había conseguido que Ran me prometiera. Dañarla a ella era como dañarme a mi.
Aunque lo dije sonriendo, no como una amenaza. Escuchar a Kajiko me había puesto alegre de nuevo haciendo que la imagen de mi marido se esfumara, y no sólo porque viniera con bombones, yum...
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6866
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Jun 13, 2018 3:20 pm

"¿Cosas de mi raza? Meditó Ran."A las hembras Oni les gustan los machos grandes y fuertes, en el Jigoku la fuerza es el Chi pero el Chikara suele atraer también. De hecho muchas veces los Onis con mayor Chi son los de mayor Chikara también... Por ejemplo los cuernos no es algo que demuestre el poder de uno, hay muchos Onis que poseen cuernos pequeños, protuberancias casi. La verdad es que nunca he pensado en los cuernos como algo más o menos hermoso... Bueno, los hay hermosos... pero es como... por ejemplo... Un cabello hermoso, es algo que puedes apreciar pero quizás no todos les guste o se fijen en eso.

En el caso de los machos muchas veces se sienten atraidos por la capacidad de la hembra de procrear, nosotras tenemos embarazos cortos y solemos tener multiples hijos. En mi caso... atraigo mucho porque mis camadas son enormes. Pero claro, también es por cómo soy."


Dijo de pronto esta mirando al techo como si pensara en algo en concreto.

"Me refiero a mi verdadera forma." Te comentó de pronto."No a esta, con la que vengo al Ningen-Do, sino la que poseo en Jigoku." Luego vio tu cara y pareció entender que no sabías cómo era y la curiosidad que te daba."Hum... Para que me entiendas, en el Jigoku... además de los cuernos que me has visto... tengo seis brazos, alas y cola de serpiente. Y si, mis hijos salen de huevos, y suelo poner muchos, por lo que soy una hembra deseada en ese sentido, en el natural."

Espera espera un momento... ¿qué había dicho que era cómo?


...


"Yo si puedo venir a Ningen-Do cuando quiera. Además en esta ciudad es muy sencillo aparecerme, hay dos portales, uno es esta tienda y la otra el templo del que has hablado el cual es un camino directo hacia el Infierno." Comentó con tanta naturalidad que en cierto sentido te dio un escalofrío. "Cuando quieras llamarme coge la muñeca, piensa en mí y di mi nombre, yo te oiré. No podrás oirme de vuelta así que dime dónde y cuando quedamos y yo vendré."


"¿Sabes cómo funciona la Venganza de Ai-Kami?
Una de las posibilidades es que si tu Venganza es justa y kármika, divina, ella te conceda la posibilidad de ser uno de sus seguidores. Hay diferentes vías pero una de ellas es que renaces como Rieru, en mi Clan, normalmente como hijo de uno de los Paladines, para que sirvas en el clero.
Así que si ese fuera tu caso... ¡podrías renacer como mi hija! ¿No sería eso maravilloso?"
Sonrió.


"El sello bloquea los poderes... aunque claro, sigues siendo una momo..." Dijo Ran.

"Eso significa que aunque tus poderes quedan ocultos sigues teniendo un aura que atrae, no tienes el olor completo, pero atraes a lo natural y a lo sobrenatural, eres deseada y fuente de inspiración..." Explicó Asahi.

"Y deseada, altamente deseada, lo cual te ha sido relativamente fácil de disimular por tu educación y clan."

"Puede que tenga un plan... o puede que sea parte de su propio juego y de su forma de ver el mundo..." Dijo Ran de Benten."Si algo he aprendido sirviendo a una diosa directamente es que su mente se nos escapa y que no podemos comprenderlos nunca del todo pero que al final todo se resuelve como ellos deseaban por loco que pareciera...

Quizás Benten-Kami no tenía en sus planes lo que te hice... o quizás sí. Después de todo dicen que las Momos estan benditas por Benten, puede que ella no quisiera que te pasara nada y que te encontrara quien debía y por eso me puso a mi y a tu maestra en tu camino."


"Eso tendría lógica. Dijo de pronto Asahi "Ya que como os digo en nuestro manuscrito se hablaba del poder ilimitado de la momo a través de la senda de Benten que era el camino principal y primigenio de estas. El olvidado por otro lado debido a la naturaleza violenta de quienes la poseían."

"Asahi quiere hacerte una pregunta."

Cuando hablaste de Kagehisa viste como Ran miraba a Asahi y dijo aquello, el inu pareció algo sorprendido y al final asintió.

"Cierto... murmuró. Es algo que me gustaría hacer personalmente... que querría hacerlo en este plano incluso a expensas de tener un problema con Nisio-sensei por violar uno de nuestros tratados pero... aún así pagaría el pecio gustoso...

¿Por qué no nos dejas acabar con él?
Ran ha perdido a su mejor amiga.
Yo a tu madre.
Entiendo que es tu decisión y deberías ser quizás tú quien lo hiciera... pero para nosotros sería tan fácil..."


"Y tan placentero..." Añadió Ran haciendo que una pesada sombra se cerniera en su rostro."Yo lo llevaría al infierno directamente para ser torturado por toda la eternidad..."


Pasos y cuchicheos se oyeron en el pasillo con la puerta entreabierta, seguramente Kimihito estaba poniendo al corriente a Kajiko para que entrara adecuadamente, con las energías más bien bajas, y así al poco entraron ambos, Kajiko con una caja envuelta.

"Siento haber tardado..."

Dijo mientras entraba en la sala y miraba al nuevo miembro de la mesa.
Asahi la miró un segundo y luego te miró a ti.

"Si es tu humana y sabe comportarse y sabe que nada de esto está pasando esta todo bien."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2910
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Jue Jun 14, 2018 12:10 pm

"Entiendo... Entonces centrémonos en lo que le resulta atractivo a ese macho en concreto, imagino que si te sientes atraída por él te habrás fijado en algunos detalles. ¿Qué clase de relación tenéis hasta el momento? ¿Amigos, enemigos, rivales...?
Además puedes decirme como se llama, así no tendré que referirme siempre a él como "ese macho", ji, ji. Prometo guardar el secreto"

Dije sonriendo con un gesto cómplice.

"Eso es interesante... Aunque si es el líder de otro de los clanes, ya tendrá tres esposas que le darán camadas. Además tus hijos pertenecerían a tu Clan y no al suyo, supongo... Lo que suele resultar más atractivo, lo que se desea, suele ser lo que no se tiene. Eso no significa que las características físicas que denoten esa capacidad de procrear no puedan ser realzadas... ¿Se usa ropa en Jigoku?

Sea como sea es importante que por muy insinuante que resultes con él, nunca parezcas disponible. Suena contradictorio pero... a los cazadores más arrogantes no les suele gustar perseguir a las presas débiles, sino a las más grandes y difíciles. ¿Crees que tu macho entraría en la calificación de cazador arrogante?

Hablando de ese chikara... ¿el tuyo es mayor que el suyo? ¿Podrías superarle en un reto?"

Traté de preguntarle todo lo que se me ocurría que podría resultar útil, especialmente para hacerme una idea. Además si me decía que era Kazama podría decirle que lo vi una vez y curiosear porqué Nisio me dijo que su clan estaba enfrentado al de Enma-Oh...

"Seis brazos... Vaya, debe de ser toda una experiencia para un gato que le acaricie alguien con seis manos" siseé con una sonrisilla divertida "Un momento... ¿alas? ¿Has dicho que tienes alas...?
Eso significa que... ¿¿podemos volar??" exclamé de repente encantada con la idea de que me llevara encima volando. Me había encantado tener aquellas alas de mariposa en Yume.

"Oh, huevos... Eso también me recuerda a la naga. ¿Seguro que no tenéis algo en común los Rieru con ellos?" dije más curiosa que otra cosa. "Y con tanta descendencia, y siendo que sois una raza casi inmortal... ¿cómo es que no os habéis extendido ya por número por todos los Reinos?" añadí curiosa.
"¿Y por cierto.. de qué color eres?" dije al final presumiendo que tal vez no fuera nada de lo que podría esperar...

...

"Ah, pues... cuando estemos reconstruyéndolo podrías venir y ayudarme con la dirección de la obra. Ese barrio es "nuestro", y yo me encargo de mantenerlo limpio"

Dije alegremente, hasta con un toque de orgullo.

"Hum, reconozco que no suena mal la idea de ser hija de una líder... y tener alas... Pero si renaciera así olvidaría a sensei.
Además, no se si podría quedar mejor que como gata"

Añadí con un tonillo entre vanidoso y bromista.

"Me gusta como suena eso de ser fuente de inspiración... y deseada. Ji, cualquiera diría que Satomi-sensei sería entonces la momo, y no yo"

Añadí con una pequeña carcajada.

"Si, sensei siempre dice algo parecido de su Fortuna... Que es casi imposible meterse en su mente porque sólo una Fortuna ve el mundo como otra Fortuna, así que a nosotras siempre se nos escapan miles de detalles que para ellos son evidentes.

¿Así que podría ser que Benten-Kami hubiera decidido "recuperar" a sus momos del olvido en el que estaban...? Puede que incluso antes de que yo misma hubiera nacido entonces.
Bueno... eso abre una hipótesis curiosa, ¿saben? Hasta ahora siempre hemos pensado que quien ha hecho desaparecer a las momos quería devorar su poder... ¿pero y si lo hacía para protegerlas de que otros las devorasen?
No se si tiene sentido pero... eso explicaría porqué la momo inu no ha desaparecido"

Murmuré pensativa. No estaba segura de que fuera el caso además imaginaba que Nisio lo habría descartado ya.

"Es una buena pregunta... yo misma me la he hecho...
Supongo que hay dos motivos.

El primero es que matarlo eliminaría la mejor pista que ahora mismo tiene Nisio-sensei para encontrar a las otras momos, si es que ese nuevo aliado de Yami es el responsable. Ella tiene que poder aclarar esa pista antes de hacerla desaparecer en el infierno.
Y el segundo motivo... bueno, puede que no lo entiendan pero... la escuela de mi maestra es la de buenas esposas. Eso no implica ser complacientes pero el matrimonio samurai conlleva una lealtad mutua. Puede que Kagehisa haya sido un mal marido, pero ¿si yo fuera igual de desleal deshonraría a mi sensei, le causaría problemas en nuestro Clan...? Sólo Soshi Satomi puede juzgar eso. A la vista de todo lo que sabemos ahora, ella me dirá si ese precepto sigue estando en vigor.

Es decir, tengo que hablar con Nisio-sensei y con mi maestra. Entonces les llamaré y dado que los tres tenemos motivos para actuar con justicia, lo haremos juntos. ¿De acuerdo?"

Les dije con un tono solemne. Si aceptaban me aseguraba también de que ninguno actuara por su cuenta y causara más problemas de los que pudieran solucionar.

"Oh, Kaji-kun ya conoce muchos más de mis secretos de lo que le gustaría, ji, ji. En mi mundo se dice, "es malo que un Escorpión conozca tu secreto, pero es mucho peor que tú conozcas el suyo"
Pero todo eso da igual ahora, es mi protectora y de mi familia"

Sonreí haciéndole un gesto a la leona para que viniera a sentarse a mi lado.

"Kajiko, te presento a Asahi-sama, líder del Clan hengeyoukai de los Inu de Chikusudo, y buen amigo de mi madre. Ya conoces a Ran-dono, líder de un Clan Rieru Oni de Jigoku, mejor amiga de mi madre. Ambos son ahora amigos míos también, así que... por muy inusual que te parezca no tienes que temer nada de ellos, cielo.
Pero como te digo son daimios de Clanes bendecidos por las Fortunas, así que les debemos respeto"

Le dije para explicarle que nada de mirarlos como si fueran amenazas, los guerreros no se tomaban bien eso.

"Esto me recuerda una cosa... ¿entre la magia de los sellos Rieru está la capacidad para bendecir la espada de mi yojimbo humana, Ran-dono? Me temo que se la regalé cuando los únicos peligros que consideraba eran mortales, pero ahora soy consciente de que podrían aparecer de otra naturaleza contra los que mi querida Kaji-kun estaría desarmada, y tengo que ponerle remedio a eso de inmediato, ¿no le parece?"

Sonreí con un tonillo de súplica para que me hiciera ese favor, mientras le ofrecía "a cambio" uno de los deliciosos bombones que Kajiko había traido.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6866
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Jun 14, 2018 3:15 pm

"Bueno... se llama Kazama... Y él y yo mantenemos una relación un poco complicada, una especie de ami-enemistad... Nuestras familias siempre han tenido una relación complicada y siempre hemos competido desde pequeños, a veces ganando él, otras yo... ninguno de los dos somos buenos perdedores así que eso nos ha llevado a enfrentarnos más veces pero..."

Ran puso una expresión extraña.

"Hace tiempo que dejé de querer pelearme con él... Descubrí lo que sentía por él cuando murió una de mis hermanas... Kazama me entendió y me apoyó como pocos hicieron..."

"Si usamos ropa en Jigoku. Adecuada a nuestro físico dispar, ya que los Rieru somos distintos los unos de los otros."

"Soy la única hembra que ha vencido a Kazama y en general de los pocos que lo han hecho, sin contar género." Te recalcó de su fuerza.

"Si, puedo volar, pero no muy alto mi constitución está hecha más para tierra que para mar.
Puede de hecho que me hayas visto en alguna inscripción, si buscas sobre los siervos de Ai-Kami mi familia dentro de los Rieru siempre la hemos servido, nos llaman "La Sierpe Alada de la Venganza" puedes buscarlo en algún libro de ocultismo."
Te indicó.

"¿Mi color?" Pareció sorprendida por la pregunta."Del color de la lava, parte negras, partes rojas, partes difusas entre ambos colores. Mi parte humana tiene la piel como yo la tengo y mis cuernos son negros al igual que el final de mis manos, que terminan en garras. Y soy grande.... MUY grande...

Después de decirte como soy no sé si realmente querrás verme cuando salga de la tienda."
Sonrió de medio lado.


...


"No estaría de más que estuviera el barrio adecentado para las energías de Ai-Kami para que ella se sintiera más cómoda." Asintió Ran.

"Cuando te canses de la mortalidad..." Murmuró Ran con media sonrisa como si entonces te invitara a irte con ella.


"Tendría cierto sentido."

"Y hasta uno cruel, porque si lanza a la guerra a clanes que han tratado a las momos mal pues eso en mi mundo es Venganza kármika." añadió la Oni.

"Sigue siendo una opción a investigar aunque estas cosas siempre son incluso más complejas... quizás hasta una "mezcla de culpables"...."

La oni y el inu se miraron ambos tras tu petición y asintieron.

"En Ningendo seguiremos las reglas de NingenDo."

"Honraremos el pacto con Ningen-sensei."


Cuando Kajiko se sentó Asahi miró a Ran y le dijo:

"Te calló mal a primera vista ¿verdad? Luego se volvió a mirar a Kajiko y añadió"A mi bien. Tiene ojos de inu."

Añadió con media sonrisa en tus labios, quizás complacido por el hecho que veía que alguien con esos ojos, con esa relación con lo que él pensaba que era él y su clan era tan cercana a ti.

Kajiko dejó la caja en la mesa, saludó muy cortesmente y esperó a que todo siguiera, seguramente tratando de procesar todo aquello.

"Puedo. Después de todo soy en mi mundo una mezcla de guerro y sacerdote, así que está entre mis habilidades.
Lo que no puedo asegurarte es que si alguno de esos Cangrejos shugenjas ve la esencia presienta el Jigoku en esta. Lo cual no tiene nada que ver con la corrupción como ya te he explicado."
Comentó mirando a Kajiko para que le quedase claro."Pero podría hacer algo muy interesante teniendo en cuenta como dice Asahi la mirada de ella y las habilidades que yo tengo..."

"¿Vas a conjurarla como "Tada no fukushu" ("venganza justa" significa)?" Preguntó Asahi.

"Justamente pensaba en eso." Asintió Ran. Luego como sabía de lo que no hablabais os comentó"El paladín de Ai-Kami puede bendecir armas que sean propicias para llevar justicia a actos injustos, como venganza divina."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2910
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Vie Jun 15, 2018 12:47 pm

"Ah, el señor Kazama... Le vi con Nisio-sensei, él le trajo una "pata de Tora" que ella le pidió para mi... ¿O era una garra de Tora? Me gusta más como suena "garra"
En fin, era de noche y yo estaba... merodeando hacia el lugar donde había quedado con la maestra Miya, y me topé con ellos por casualidad. Su Oni no me percibió, Nisio me dijo que porque ella me había ocultado, de otro modo habría intentado matarme.

Puede que necesite otro de esos objetos de su familia para mi"

Murmuré pensando en lo que podría pasar si volvía a cruzarme con Kazama sin estar Nisio cerca.

"Bueno una de las cosas que hay que entender de un romance es que ambas partes mejoran cuando están el uno con el otro, se alimentan mutuamente de alguna clase de energía según cada cual, por eso necesitan estar juntos.
Mientras competían imagino que los dos se hacían mejorar respectivamente, motivados por esa rivalidad. Por eso no siempre ganaba el mismo.
Sin embargo una vez que usted ya no quiso seguir peleando, ¿es posible que en cierto modo él se sintiera "abandonado" sin entender porqué?

Entiendo que quisiera llevar su relación a una esfera más personal, pero viéndolo desde el punto de vista del otro tal vez lo único que percibió es que por algún motivo ya no le veía como un oponente interesante, puede que porque se imaginara que le hubiera visto como alguien débil precisamente en esos momentos en los que lo que ocurrió fue que se enamoró...

No tiene porqué tratarse de esto literalmente. Lo que quiero decir es que la influencia de Benten-Kami puede resultar increíblemente confusa cuando surge de manera inesperada, y es desgraciadamente muy sencillo que dos individuos que deberían unirse por ella malinterpreten multitud de pequeños detalles que sin embargo les separen..."

Le dije tratando de explicar aquellas cosas como sensei lo había hecho con nosotras cuando éramos apenas unas adolescentes predispuestas a sentir la influencia de Benten más que la mayoría.

"Sierpe Alada... No se cuantos libros sobre ocultismo hay en Kyuden Bayushi, supongo que bastantes pero nunca he tenido acceso a ellos. Si son los sirvientes de una Fortuna deberían estar en libros de religión, no en asuntos ocultos... Pero claro, si ni siquiera saben de la existencia de los Rieru, ¿qué sacerdote se atrevería a predicar que los dioses tengan tratos con lo que ellos entienden como onis?"

Me lamenté con un chasquido de la lengua.

No pude evitar soltar una carcajada "¿Que ya no quiero verte...? ¡No puedes estar más equivocada! Ahora quiero más que antes si cabe" exclamé sentándome sobre su regazo y pasándole los brazos por detrás del cuello.
"Así que eres grande, tienes muchos brazos, cola de serpiente, alas, cuernos, eres del color de la lava... ¿Y qué? No eres más diferente de un humano de lo que un humano es de un gato, piénsalo. Y a los gatos no nos importa eso, nos importa si quieren acariciarnos o amenazarnos... Ji, ji, la cuestión no es que tengas dos brazos o seis, sino lo que pretendas hacer con ellos"

Siseé con una sonrisa felina antes de lamerle cariñosamente la mejilla como Tsuki me había enseñado del lenguaje neko.

...

"Eso pensé yo" dije sobre el aspecto del Templo de Ai, asintiendo. "¿Entonces vendrás a bendecir nuestra reforma? Sabes, quizás puedas realizar alguna clase de inscripción sagrada que reivindique a la "Sierpe Alada de la Venganza", en tu propio idioma. Así cuando la humanidad esté preparada para entenderlo se dará cuenta de que siempre habíais estado ahí. ¿Qué te parece?"

Propuse sonriendo.


"No es que Benten-Kami esté falta de... gusto por la justicia kármica cuando se daña a sus bendecidos. Por las muchas historias que corren al respecto, suele ser más "creativa" de lo que la guerra es, pero eso no significa que no esté dispuesta a enseñar una furiosa lección a quienes han maltratado de ese modo a sus momos.
Aún así podría no ser la única jugadora de esta partida de ajedrez, eso está claro. Ella no habría reclutado a Yami así que su aliado tiene que ser necesariamente otro.

Bueno, Nisio-sensei sabrá si hay alguna base para esa conjetura. De todos modos la información que hemos conjuntado aquí le servirá de mucho, estoy segura."

Añadí satisfecha.


"Les agradezco su comprensión, mis señores." dije con una reverencia marcada.


"Si... y no lo entiendo" dije encogiéndome de hombros sobre eso de que a Ran le hubiese caido mal Kajiko. Pero eso era pasado, estaba segura de que con los bombones, y un aura más calmada, ahora le gustaría mucho más.
Le sonreí al inu, agradeciéndole que él si viera con buenos ojos a mi precioso león. "A mi también me gustan tus ojos, Kaji-kun" dije distendidamente. Si no hubiéramos estado rodeados por un oni y un hengeyoukai quizás Kajiko hubiera tenido tiempo de avergonzarse, pero ahora no estaría pensando en eso, ju.

"Uh, eso sería malo. En esta ciudad hay shugenjas Seppun que guardan al Hantei en persona también de las amenazas de las Tierras Sombrías, y no serían muy razonables si alguno de ellos detectara la presencia de Jigoku en la espada, aunque no pudieran relacionarla con la corrupción...

Toda no Fukushu... Suena bien para Sakurazukamori, ¿no te parece, Kaji-kun? Yo creo que intentar devorarme es un acto bastante injusto"

Asentí para mi misma.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6866
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Jun 15, 2018 3:57 pm

"Ya... Kazama es muy.... bueno, es muy él. No le gusta que las cosas no vayan según otras normas que no sean las suyas y siempre que está Nisio-sensei se pone de esa forma..." Musitó esta al final con un suspiro.

"Pero tranquila, ahora que hueles a mi Kazama no te hará nada."

Ran se quedó muy quieta y pensativa cuando le dijiste aquello y de pronto murmuró:

"Eso...... eso tendría sentido....

Cuando él y yo subimos al poder... por las mismas fechas... yo ya no deseaba seguir peleando con él... me di cuenta que quizás si no me hubiera peleado tanto hubiera sido otra de mis hermanas las que hubieran conseguido ser líder y no yo... y que de aquella forma jamás podría entonces estar con él....

Darme cuenta de aquello me resultó muy duro... y tras mucho meditarlo me di cuenta que la única forma entonces de poder estar cerca suya era ser una buena líder y tratar que confiara en mí como amiga y aliada... pero él... en vez de alegrarse pareció muy molesto que de pronto dejara de llevarle la contraria por cualquier cosa y dejara de desafiarle...

La verdad es que en aquel tiempo creí que en cierta medida esa molestia que tenía se debía también porque de pronto no podíamos comportarnos como queríamos y él mismo se daba cuenta de las molestias de aquellas ataduras recibidas al principio con los brazos abiertos....."
Te contó.

"Puede que en los de tu Clan haya libros religiosos sobre Hofushuku y Enma-Ai... pero suelen ser deidades a las que se las teme hasta estudiar." Te comentó esta."Las sierpes aladas como protectoras de Enma-Ai y de Hofushuku no somo las únicas, también hay arañas. Ambas son las formas principales de mi Clan. Es normal que se nos represente así... No creo que nadie, aunque lo leyera pensara que un Oni pudiera ser un sirviente de un dios, como diría Nisio-sensei el folkloree se tragaría la verdad y escupiría lo que le interesara...

Así que cuando reconstruyas el templo de mi diosa, por favor decóralo con arañas y sierpes aladas.

A la entrada en vez de leones, perros o kitsunes somos las sierpes las que estamos, como guardianes de las puertas."


Ran se rió ante tu forma de comportarte y te dijo:

"Tu madre me dijo algo semejante una vez, que me prefería con mi forma "al natural" que con esta.
Aunque lo cierto es que esta es más cómoda."


Quizás justamente por eso Ran elegía verse tan pequeña como humana.

...


"Para mi será un placer y un honor ayudar a la reconstrucción del templo de mi diosa, y si me lo permites te traeré dos estatuas para la entrada de regalo." Asintió Ran.


"Si alguien puede llegar al fondo del asunto es Nisio-sensei. Todos esperamos que ella lo haga, no sólo depende el Chikushudo."

"Tu también te quedarás más tranquilo si sabes que tu esposa está a salvo." le dijo Ran.

"Obvio."


"No sentirán corrupción." Sentenció Ran."Por que yo no estoy corrupta, la corrupción es algo de los siervos de Fu Leng." lo mencionó sin miedo."No serán capaces de saber de dónde viene su fuerza ni sus dones, como Nisio-sensei no sabía de tu bloqueo ya que si me la dejáis yo misma la bendeciré en el Jigoku, quedando allí el rastro sólo reconocible para que los que alguna vez han ido.

Y ese viaje no suele ser de ida y vuelta....."
Musitó con una siniestra sonrisa.

Kajiko te pasó la caja de bombones para que tu la repartieras si querías y dijo:

"Lo que mi maestra quiera para mi alma refiriendose a su espadaserá lo que yo acepte de buen grado."

"Cada vez me gusta más esa chica tuya." Dijo de pronto Asahi."Tiene alma de inu."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2910
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Lun Jun 18, 2018 12:17 pm

"¿Se dará cuenta de que huelo a ti...?"

Pregunté acercándome y olisqueándole el cabello a Ran, para comprobar si yo podía reconocerla incluso de un modo tan directo.

"Los humanos deben de tener el peor sentido del olfato de todo el universo... Es un fastido ser tan... "poco neko" a veces.
Y hablando de eso, digo yo... ¿no habría alguna manera de "modificar un poquito" el sello para que siga bloqueando mi parte momo... pero sin embargo si me permita cambiar a mi forma neko... de vez en cuando, Ran-dono?"


Dije con un tonillo suplicante de cachorrito desvalido.


"Oh, no, no, no, no, no... El amor siempre nos hace más fuertes, no más débiles. Una relación basada en el hecho de ser menos de lo que podrías sólo para "encajar" con alguien, no es auténtico amor.
Quiero decir que tal vez podría haberse casado con él si, pero... siendo menos de lo que es ahora, tal vez él no le habría correspondido nunca. Los caminos de Benten no son una ciencia exacta.

A veces, los mejores amigos y aliados lo mejor que pueden hacer por alguien es desafiarlo, si es de ese modo que esa otra persona alcanza su cien por cien.
Esos desafíos pueden ser argumentos dialécticos mordaces, juegos, competiciones físicas... Incluso el romance. El amor es un desafío, más aún para dos líderes casados con tres cónyuges cada uno y con muchas obligaciones a sus espaldas... o lomos, ya sabe.
La diferencia entre un amigo y un enemigo no es que el primero no nos desafíe; ambos lo hacen sólo que el primero quiere ayudarnos en el proceso, y el segundo destruirnos.
Visto lo visto... creo que debería convertirse usted en un desafío en si misma para Kazama-dono. Peleando para mejorar ambos, negándole respuestas fáciles sobre usted misma para que tenga que conseguirlas esforzándose, y por último incluso sexualmente... En un sentido amplio del término, no sólo físico. Las ataduras de sus posiciones respectivas no serían entonces más que otro asalto de ese reto que compartirían.

Simplemente, hay individuos a los que les encanta que los pongan a prueba y les lleven al límite de exigencia, para ser felices. Y de eso se trata el amor, de que cada uno sea más feliz estando junto al otro que separados."


Expliqué, pensando para mi misma si realmente la forma en la que había visto a Kazama actuar con Nisio si suponía después de todo un interés real y no un mero comportamiento sarcástico.


"Es tristemente gracioso porque Ai-Kami misma me dijo que la "costumbre" de mi Clan de condenar las almas de los traidores clavándolas a árboles demoniacos para que sufran por una eternidad, en realidad se basaba en un pacto con Ella misma de hace siglos que la mayoría de nosotros había olvidado.
Así que seguro que si que deben de existir esos libros religiosos, pero tal vez nadie los haya abierto en cientos de años. Aunque tenemos sacerdotes que se ocupan de la Arboleda del Traidor, no se hasta qué punto ellos lo conocen siquiera.

A-arañas... ¿Eso tiene algo que ver con los kumos?

Así lo haré"
respondí al final con una sonrisa sobre la decoración del templo y la entrada de aquel. Seguramente eso inspirase aún más terror entre los ciudadanos del distrito, pero en cierto modo era una ventaja para evitar que nadie pretendiera utilizar aquel altar a la ligera.

"Bueno, ser grande o pequeña tiene ventajas o inconvenientes según sea la situación, así que supongo que es una ventaja poder elegirlo"

Dije pensando en que seguramente Ran no habría debido poder colarse en aquel festival Tora siendo un enorme oni de varios metros, cuernos y seis brazos. Pero a veces a mi me encantaría ser un gran felino...
"Eso me hace pensar... ¿los Rieru pueden moverse tranquilamente por Chikusudo?" curioseé dándome cuenta de que no tenía ni idea apenas de las relaciones entre ningen y otros Reinos como para pensar en las que tuvieran ellos entre si.

...

"Oh si, si. Se lo agradezco enormemente Ran-dono"

Dije enseguida con una reverencia de agradecimiento muy marcada. Ella había dicho antes que no me molestara en rechazar lo que realmente quisiera, así que...


"Bueno... tendría sentido que tu espada hubiera sido bendecida por Ran-dono en Jigoku... así las dos habríamos estado. Puede que eso despertara en su "alma de arma" el interés por defenderme, acorde con su nombre.

Verás Kaji-kun, resulta que aquí los samurai estamos acostumbrados a asociar el Reino de Jigoku con la corrupción del Oscuro, pero es sólo fruto de la ignorancia. Ellos, los auténticos Rieru Oni como Ran-dono, están afectados por la invasión de una plaga externa, como Ningen, y luchan contra ella al igual que nosotros.
Los oni que vemos aquí son una abominación. Los Clanes Rieru son guerreros orgullosos y nobles, y sirven a las mismas Fortunas que nosotros... Ran-dono es la Paladín de Ai-Kami, su primera sirvienta.
Que ella acepte bendecir tu espada es... como si Otomo Asano-sama bendijera algo en nombre de Benten-Kami. Sólo que Asano-sama es mala, claro... Bueno, como si lo hiciera sensei"


Asentí para mi misma, tratando de explicarle a Kajiko lo que Nisio me había contado a mi la primera vez que vi a Kazama, y el honor que suponía que el avatar de una Fortuna de Tengoku estuviera allí sentada, con nosotras y dispuesta a ayudarnos con su influencia.


"A Ran-dono ahora también le gusta "mi chica", estoy segura" le dije con una sonrisilla encantadora a la Oni, ofreciéndole a ella un bombón en primer lugar.
"No sólo porque haya traido estas pequeñas delicias, ji, ji, sino porque el amigo de una mejor amiga e hija de mejor amiga es un amigo... ¿verdad? El hecho de que sea demasiado celosa al protegerme sólo la hace más adorable"

Sonreí dulcemente tratando de amansar a Ran con "psicología gatuna"... y chocolate.

"Pero es mía"

Le recordé con una sonrisa intencionada a Asahi al ofrecerle después la caja de bombones.

"Mía, desde un punto de vista felino, al menos... ya sabes..." volví a sonreir de un modo dulce al acercarle la cajita finalmente a la propia Kajiko.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6866
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Jun 18, 2018 5:09 pm

"Sin duda no tenéis olfato." Asintió esta.

"Me temo que si desbloqueo en este mundo esas facultades también podría aumentar el olor a Momo que tienes, no te puedo asegurar que sea seguro ahora mismo."

Ran puso su rostro sobre su mano y el codo de este sobre la mesa pensativa.

"Hum.............. eso de los retos es muy de Kazama... Parece que él nunca quiere el camino sencillo... creo que le molestaba que le diera la razón aún cuando la llevaba sin discutir antes de conseguir que me allanase a sus argumentos...." Meditó en voz alta."Tiene sentido......"

"Si, creo que una vez la dios me dijo que en las bibliotecas Soshi y Yogo debía de haber algo de nuestro culto..." Meditó esta en voz alta sobre aquello."Y no es que sea conocimiento prohibido, es sólo olvidado más bien... Pasa como esta tienda ¿no? Quizás hasta haya un manuscrito de esos aquí...." Murmuró.

"Si y no. No porque me refiero a nuestra forma orginal de oni y si porque los kumos son los youkais del chikushudo que tienen el culto a Ai-Kami junto con Inari-sama. Después de todo la simbología de la araña es la del hilo que nos conecta desde el paraiso al infierno y la caída a este si se rompe..."


"Tranquilamente no, pero podemos.
Cada plano trata de expulsar a los que no son de este por lo tanto la predisposición es a que no podamos movernos con tranquilidad pero yo como líder de clan y como Paladín de Ai-Kami tengo otras ventajas, como te he dicho los Kumo y nosotros estamos muy relacionados así que parte de mi misión es ir a su territorio para seguir con pactos de fe, celebración de festividades y ritos.
Por eso podía ver a tu madre en el Chikushudo.
El territorio de los Kumo y el de los neko no queda demasiado lejos, ambos estáis en la zona de montaña."



....


"De hecho que yo lo haga en Jigoku es aún mejor que si tu maestra lo hiciera en el Ningen-Do ya que tienes más posibilidades que tu arma se convierta en una tsukogami gracias al poder de mi bendición."

Los tsukogamis o "espiritus artefactos" eran objetos, usualmente armas que cobraban alma propia cuando pasaban cierta edad de existencia, usualmente cien años, y que a la larga incluso podían llegar a convertirse en youkais, los cuales, dependiendo de la naturaleza del objeto, como hubiera sido tratado o usado podían ser espíritus cordiales y leales, pasando por toda clase de personalidades, incluso sangrientos.

"Así que hay... onis... "buenos y malos"..." dijo Kajiko.

"Si lo quieres simplificar así, me parece correcto. Los Rieru somos los "buenos" y como ha dicho Sakura-san adoramos a los mismos kamis que a ustedes, bueno, básicamente a tres de ellos. A Bishamon, a Enma-Oh y a Enma-Ai y Hokufushuku, en mi caso concreto. Pero no negamos la existencia de los demás ni les tenemos menos respeto."

Ran tomó el bonbon y lo degusto con media sonrisilla.

"Estas cosas no las tenemos en el Jigoku.... hum... me llevaría a un pastelero de este mundo si no fuera porque no duraría en el Jigoku tsk..."


"Y ella así lo reconoce." Te dijo Asahi cogiendo un bonbón y olisqueandolo, había cogido uno de los más amargos pero no sabías por qué te dio la impresión que esos serían los que más le gustarían al inu.

"No sé si alegrarme o no que no fuerais con Nisio-sensei al fondo del mar..." te susurró Kajiko como si dijera que al final en otra situación semejante habías terminado pero sin la protección de esta.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2910
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar Jun 19, 2018 12:19 pm

"Tsk, ¿y a qué huelo yo para un oni? Pero si es a comida... no me lo digas.
Bueno, si, dímelo aunque fuera eso.
No.
Espera... si"


Curioseé ladeando la cabeza.

"Oooooooh..." maullé lastimeramente ante aquel jarro de agua fría. Entendía el motivo pero yo quería enseñarle mi aspecto neko a sensei... Y hum, suponía que Ichiro debería saberlo también. Explicado sin más, no era lo mismo.

"Entonces lucha con él, pero haz por derrotarlo no te "compadezcas" ya que la condescendencia no es lo que ninguno de los dos queréis. Pero además, como te digo, conviértete tú misma en un reto para él; no le dejes ver tus pensamientos, tus intenciones sin que se esfuerce verdaderamente en hallarlas dentro de tu mente por él mismo.
Deja rastros de migas de pan... hasta puertas cerradas. Si es la clase de persona que creo, se tomará como un reto personal conseguir franquearlas sin darse cuenta de que una vez dentro le tendrás donde querías.

No puedo darte detalles más precisos al no conocer los hábitos sociales de vuestra raza, pero deberías poder con esto. Eres una líder, como dije eso significa que eres una seductora por naturaleza."


Dije sonriendo. Y si todo fallaba, siempre podíamos preguntarle a sensei; estaba claro que esto era un asunto de Benten, aunque fuera dentro de la casa de Bishamon y Ai-Kami.

"Puede que lo haya, aunque yo nunca podría encontrarlo ya que nunca lo he perdido...
Sin embargo no me extrañaría nada, de hecho estoy más que segura de que en las bibliotecas Soshi y Yogo debe de haber registros olvidados que cada vez que son desenterrados por un estudioso curioso le resultan tan aterradores que vuelve a enterrarlos un poco más profundos...
Los individuos humanos son racionales pero temen las reacciones irracionales de la masa."


Confesé recordando todas las historias que se rumoreaban sobre ambas familias, y como Nisio siempre decía que detrás de toda leyenda siempre había un porcentaje de verdad.

"Vaya, pues... a mi de pequeña me asustaban un poco las arañas" murmuré sin especificar si de adulta me seguía sucediendo. "Puede que alguna me picara alguna vez, aunque no lo recuerdo...

¿Los kumo y los neko se llevan bien?"


Pregunté curiosa de nuevo.

"¿Y qué hay de Ningendo, también trata de expulsarte?"

...

"Uah, un tsukogami... es como un nemuranai, ¿no? Dicen que las espadas ancestrales de los Clanes lo son, y muchas otras famosas armas de leyenda...
¿Te imaginas tener tú una en potencia, Kaji-kun? Dentro de cientos de años aún podrían hablar de ti"


Sonreí realmente convencida de que mi león tenía madera de héroe de poemas épicos.

"Pues si. Y a los buenos les ofende mucho que los confundamos con los malos, o que pensemos que todos son iguales... Son una raza mucho más antigua que la nuestra, y el orgullo va en la herencia.
Los humanos, como quien dice somos unos recién llegados al Universo, y por eso debemos ser especialmente respetuosos con quienes llevan más tiempo en el mundo que nosotros. Es como... visitar la casa de otro bushi de más edad, aunque una habitación sea nuestra.

Hum... si yo estoy cerca de usted Ran-dono, y eso queda marcado en mi para otros de los suyos... ¿si mi león está a su vez cerca de mi, será suficiente para que también sea reconocible para el resto de los Rieru?"


Pregunté al final frunciendo el ceño pensativa, mirándolas a ambas. Si era que no tendría que conseguir que también la abrazara directamente.

"Además con el calor se derriten... Pero puedes venir aquí a por ellos. La noche de esta Ciudad es deliciosa, oscura y discreta pero a la vez aún repleta de actividad y vida"

Le dije a Ran sonriendo ampliamente, pensando en que podíamos ir a cualquier parte sin que nadie se percatara siquiera de sus pequeños cuernos.
No estaba segura de que Yum Yum Mochi abriera de noche, pero si de que debía de haber otros locales más nocturnos que ofrecieran sus productos todo el tiempo.

"Hay quien poéticamente llama a esos "besos de despedida..." Intensos, dulces y amargos; y al poco siempre quieres otro.
Mis preferidos son los rellenos de licor de cereza. Estoy segura de que podría llegar a embriagarme sólo con estos, así que... no me dejes comer demasiados, Kaji-kun. Aunque después dijera lo contrario, que lo haré"


Sonreí ocultando una carcajada divertida, buscando uno de aquellos y tomándolo antes de que nadie tuviera la tentación de probarlo y dejarme sin él.

"Tienes toda la razón, no lo había pensado... Si hubiera ido con Nisio-sensei, no habría conocido a Ran ni a Asahi... Habría venido aquí a otra hora del día y no habríamos coincidido.
Y quizás no nos hubiéramos cruzado nunca... Nunca."


Exclamé llevándome las manos al rostro sobre los labios, horrorizada ante aquella idea. La leona estaba en lo cierto, la ciudad Ningyo seguiría ahí en cualquier otro momento, al igual que esta tienda, pero no así las visitas de Ran y Asashi.
Así que al final había resultado tremendamente afortunado el no acompañar a Nisio... vaya.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6866
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Jun 19, 2018 2:59 pm

"Pues hueles a ti misma. Me refiero... hueles a árboles y a flores, a naturaleza, pero en una fragancia fuerte como la dama de noche, de estas que intoxican y no se pueden quitar del olfato, y no en el mal sentido. Con un toque cítrico a veces especiado."

"Me temo que vas a tener que llevar a tu maestra a Chikushudo o que te vea a través de una de estas puertas para que te vea con orejas." Comentó la Oni.

Ran puso su rostro sobre la mesa y estiró los brazos en una mezcla de desgana y gato perezoso.

"El amor es complicado....... la venganza es sencilla...... tsssk...." murmuró.


"Los libros no son de nadie, los de las bibliotecas claro, puede que por eso no puedas sacarlo de aquí pero puede que por eso mismo también estén..." Supuso Ran. "Aún así creo que si quieres leerlo es más sencillo que yo te traiga algo o que se lo pidas a Nisio-sensei, todo el mundo sabe que ella tiene una colección más que amplia de libros perdidos, guardados celosamente en algún lugar que sólo ella conoce."

"Hasta donde yo sé no os lleváis muy bien, los neko le tenéis esa adversión natural de la que hablas a los kumos, además el territorio al estar cercano ha dado alguna que otra pelea pero lo cierto es que incluso siendo vecinos y pudiendo suponer que eso os causaría problemas....
no lo hace demasiado. Los kumos son una raza antisocial en cierto sentido..."


"Ningen-Do es el reino comodín justamente por eso, porque al contrario que los demás Reinos no trata de expulsarte, quizás si de anexionarte, pero sin perder tus poderes de otro Reino, más bien.... es como una amante que te hace desear permanecer con ella, por deseo, no por obligación.

Algo que tiene sus pros y sus contras como ya sabes."



...


"Es mejor que un nemuranai. te dijo RanUn nemuranai es un objeto mágico, yo te hablo de un arma con alma propia, pensamiento y voluntad."

"No exactamente pero..." Ran acercó su pequeña mano a Kajiko, la cual viste que debió guardar voluntad para no saltar hacia atrás y pareció hacerle un símbolo en la frente."Con eso debería bastar... al menos por ahora...

Tu leona lleva en su corazón venganza como tu... "
musitó al final mientras la oni la miraba.

"Oh, me gusta la noche de este mundo, querré venir." Asintió esta."Porque en el Jigoku seguro que se me derriten... aunque siempre puedo llevarlo a las praderas heladas.... pero... No, mejor venir."

"Entonces yo quiero probar de esos." Te pidió Ran.

"Si eso te embriaga nunca dejes que Ran te invite a sake del Jigoku." te dijo Asahi.

"¡Oye! es de excelente calidad."

"Y capaz, literalmente, de derribar a un Oni, no creo que ella esté preparada para soportarlo."

Ran bufó.

"Puede tomar sólo un poco. Es una lástima que no lo haga, en nuestras celebraciones caen rios de sake."

"Está claro que no era el momento de ir." Te comentó Kajiko."Y me queda aún más claro que si alguna persona debe ver ese mundo serías tu, en el momento adecuado."

"No te pierdes nada, bueno, es cierto que es bonito el lugar, pero los ningyos a veces son un poco sosos... los orochis son más divertidos."

"Cualquiera diría lo contrario." rebatió el inu.

"Eso diría alguien que no le gusta discutir y sentirse en minoría juju"

"Debe ser empatía de sierpe."

"Quizás, más o menos, no lo tengo claro." se rió Ran.

"Hablando de empatías... ¿Vas a ir a ver a tu tío de nuevo?" Preguntó Asahi.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2910
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mié Jun 20, 2018 1:05 pm

"No suena mal, ji... Si los humanos pudieran percibir todo eso de forma natural ahorraría mucho en perfumes, tsk.
¿Y cual de esos ingredientes o matices me diferencia de las otras hembras neko no momo?"

Pregunté con curiosidad, por si acaso hubiera alguna posibilidad de disimular uno de ellos de algún modo.

"Bueno, el señor Aoi-sama tiene prohibido entrar en Ningen, pero no tengo constancia de que Benten-Kami haya puesto el mismo veto sobre Satomi-sensei... De todas formas Nisio tendría que llevarnos y supongo que estas cosas le parecerán pérdidas de tiempo.
Aunque podría darme permiso para cruzar el umbral de la puerta del Chikusudo desde aquí... Kimihito-san dijo que por mi naturaleza yo debía ser capaz de abrirla por mi misma"

Murmuré tintineando sobre mis labios con el dedo índice, pensativa.

"Es complicado, pero eso lo hace divertido, ji, ji... ¿No acababas de decir que estabas dispuesta a complicarte la vida?"

Entonces me reí dulcemente ocultando mi boca con la mano.


"Me dijeron que harían venir a un sacerdote especializado de los que cuidan la Arboleda, para hacerse cargo del nuevo Templo de Ai-Kami... Si me traes algún libro sobre el culto puedo decirle que apareció entre los restos del anterior edificio, o que me lo ha dado Nisio-sensei como regalo de re-inauguración.
Porque de todas formas imagino que ella querrá saber la clase de información "perdida" que pretendiéramos reintroducir"

La verdad es que era una buena idea que Ran no sólo aportara cuestiones formales a la obra sino también filosofía del culto en si mismo. Al menos cosas que un humano pudiera leer sin que le explotara la cabeza claro. O no demasiado...

"Tío Tsuki me dijo que los Kumo devoraban sistemáticamente a sus propias momos, en un reparto caníbal de su poder entre la tribu. Si alguien que pretendiera protegerlas ha tenido algo que ver en esto seguro que su momo, si es que la había, desapareció de las primeras"

Supuse sintiendo un escalofrío.

"Si, ya imagino lo que quieres decir. Desgraciadamente no todos los seres de ahí fuera saben como tratar a una amante para que el sentimiento sea recíproco...
Bueno, muchos de aquí dentro tampoco"

Siseé pensando especialmente en Kagehisa.

...

"Así que esa alma de Sakurazukamori, cuando se despertara... ¿estaría influida por la de Kaji-kun?
Eso me gustaría"

Asentí con energía. Sería adorable, leal y fiera con los enemigos, ¿qué más se puede pedir de una espada? "Así pues, ¿se la tiene que llevar con usted, Ran-dono?" pregunté pensando en cuanto tiempo tendría que volver a dejar a mi león sin su arma, lo que era el único inconveniente que le veía a todo aquello.

"Oh, somos almas gemelas, estoy segura de eso"

Sonreí cuando Ran habló sobre Kajiko, pasándole la mano por el cabello para arreglar un pequeño desperfecto de su por otro lado habitualmente descuidada melena, por lo que me dio la impresión de que en el fondo mi instinto felino lo que quería es volver a ser la última en tocarla para que mi olor quedara encima del de Ran.
Bueno, los gatos pueden ser terriblemente obsesivos con sus manías, pensé para mi misma. Por lo que supuse que Ran estaría acostumbrada a Hanekawa después de tanto tiempo, ji, ji.

"Qué bien, qué bien" exclamé encantada tras escuchar de la oni que vendría a recorrer conmigo la ciudad de noche. Sonaba taaaan divertido todo lo que podríamos hacer...

"Oh, claro"

Sonreí con un gesto cortés ofreciéndole a Ran de nuevo la caja para que tomara uno de los de licor de cereza.

"¿Sake de Jigoku...? Hum, Nisio-sensei se enfadó "un poco" después de que probara la leche de Chikusudo, pero... por lo que tengo entendido, los alimentos que derivan del arroz no tienen "peligro"
Así que si, supongo que podría probarlo. Sólo un poquito claro... y siempre que prometan llevarme de vuelta a casa si me desmayo"

Añadí soltando una carcajada tapada a tiempo por el dorso de mi mano.

"Hum, si que debería ser yo, pero vendrás conmigo, ¿verdad? Después de todo, apenas pudiste ver al Orochi antes desde la playa..." puntualicé sobre quien debía ver la ciudad ningyo.

"Si que conocí a un Orochi, y si parecía divertido... sobre todo la cabeza "hembra"
Creo que le caí bien... Espera, ¿tú también has ido a ver la ciudad del fondo del mar? Mmm, ¿los onis necesitan respirar aire...?"

Pregunté mirándola con repentina curiosidad. Si hablaba era porque exhalaba aire, eso de seguro. Pero bueno, el Orochi también hablaba así que...

"¿Los Orochi son sierpes...? Oh, ¿por eso son tan vengativos con quienes se comen a los ningyos?"

De nuevo más preguntas, todo encajaba un poco.

"Pues si, claro que voy a volver a verlo. Y él tiene que venir aquí, tengo que presentarle a sensei... y a Tsumeo, después de todo ahora Tsuki es el líder de mi otro Clan, tendrá que conseguir su visto bueno; hay que ser respetuoso con la familia.
Pero aún hay tantas cosas de madre en Kyuden Neko que quiero revisar, muchas estancias de ese castillo por explorar y... cascadas que ascienden en el territorio, hay mucho que todavía me queda por ver en ese mundo.

¿Por qué me lo pregunta, Asahi-sama? ¿Va a venir a ver a mi tío para que coincidamos?"

Pregunté con una sonrisilla dulce. "Eso me gustaría. Aunque como somos amigos también puede venir a verme directamente a mi aquí en Ningen-do, si quiere" añadí con un encanto felino.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6866
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Jun 20, 2018 2:47 pm

"Sobretodo lo profundo, intoxicante. Una neko suele oler a algo nocturno, quizás a algo salvaje pero no de esa forma. Una momo hace que su olor te impregne y se la pueda seguir sólo por eso."

Ran se rió ante tus divagaciones y te dijo:

"El recoveco de las reglas juju tu madre era así también."

"Si... eres como tu madre cogiendome todas las vueltas a mis palabras." Se rió la Oni.

"Lo haremos entonces así.
De hecho si quieres te puedo buscar yo a tu sacerdote en el mundo humano. Tengo... humanos con los que hablo... bueno, digamos que ellos no saben mi verdadera naturaleza, sólo lo que concierne a Ai-Kami así que puedo seleccionarte a alguien adecuado, si quieres tener una mejor implicación en este proyecto."


"Tiene razón tu tío, los Kumo son un clan matriarcal, la líder jamás podría casarse para sacar descendencia de la momo así que hacen lo "más práctico" para ellos. Es un rito sagrado y la momo se la cuida hasta su madurez como una princesa, su sacrificio se ve como un gran honor." Te contó esta.

"Te digo que el sentimiento de amor es más complejo y no entiendo por qué tan adictivo que otros..." chasqueó la lengua Ran."Es un común denominador, por lo que conozco, de todos los reinos."

...


"Un alma de un arma está influida por lo que le rodea. ¿Te influencian tus padres? Pues la respuesta es la misma. Lo que vea, lo que oiga, contra lo que combata, los ideales que la sostengan es lo que le darán forma."
Explicó Ran.

"Si, debería llevármela, podría hacerlo en este reino pero entonces pasaría lo que hemos hablado, los shugenjas detectarían el Jigoku en ella. Pero si me la llevo y sello mi pode en él sólo alguien como Nisio-sensei sabría que tiene algo raro pero nadie más."

Ran te miró de reojo con una sonrisa en la comisura de los labios y dijo:

"En el Jigoku nosotros tenemos un término para eso "Tamashi no shimai" (almas hermanas), tu madre y yo lo éramos. Es cuando alguien te completa, pero no tiene nada que ver con el hilo rojo del destino que te une a la persona que amas, sino otra clase de unión, la fraternal fuera del vientre materno. O huevo, en mi caso ju"

"Te prometo que no te dejaré borracha por ninguna parte, pero no puedo prometerte que no te golpee fuerte."

"De hecho hay leyendas incluso en esta tierra sobre ese sake ¿no Ran?"

La Oni asintió.

"Hay cierto sake en esta tierra que se le parece, pero no se puede beber, bueno, no los humanos, me refiero al sake de los dioses que se preparan en los templos y que se dejan fermentar por siglos."


"No sé yo si quiero ir por mi misma al fondo del mar..." Murmuró Kajiko.

"Yo he estado en muchos sitios juju te dijo Ran Pero no es que los onis podamos respirar bajo el agua, es sólo que mi permiso me lo concedía, Suitengu así lo dispuso, como cuando Nisio-sensei baja. En mi caso una vez más mis cometidos de Paladín me llevaron allí.

Porque justamente, los orochis también rinden culto a Ai-Kami no sólo a Suitengu. No sé si es algo familiar juju pero se toman muy a pecho su honor de defender a los ningyos y la venganza en contra de ellos, la cual siempre es justa, por lo tanto merece ser bendita."



"Tengo asuntos pendientes con tu tío por nuestro tratado. En esta situación y más ahora que la momo neko ha reaparecido sería
bueno que dejasemos claro que el clan inu no tiene nada que ver."
Te contestó Asahi.

"También lo pregunta porque no quiere que Tsuki te acapare." se rió Ran.

Asahi la miró con el ceño fruncido.

"No he dicho tal cosa, pero ya que sale el tema, sé que es tu líder y tu tío, pero recuerda que justamente él es un neko muy acaparador. Si quieres que acepte a tus seres humanos queridos tendrás que... bueno, tratarlo como al gato que es, tu mejor que nadie sabrás que a un neko nada se le impone."

"Por suerte Tsuki es más sumiso de lo que era Hane."

"Bueno...... no te creas... eso era antes..." murmuró este.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2910
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Jue Jun 21, 2018 1:04 pm

"Ahá, ya veo... ¿y no habría forma de ajustar el bloqueo de su sello para que retuviera sólo eso, para evitar esa profundidad que impregna a los que podrían rastrearme, pero permitiera fluir el resto de mi esencia...?"

Planteé con inocencia. No sabía nada de magia, menos aún de la de los onis, así que desde mi punto de vista no tenía ni idea de lo que era posible y lo que no.

"Bueno, yo soy de las que piensan que el respeto a una ley es el respeto a su letra, porque si interpretásemos su intención... cada uno podría hacer su propia interpretación, ¿y no estaríamos usurpando entonces la autoridad de quien escribió esa norma?"

Pregunté ladeando la cabeza con encanto.

"Oh, eso sería fantástico, Ran-dono" exclamé ante la idea de que ella fuera la que eligiera al sacerdote. "Así yo podría decirle que también... bueno, que hablo con usted, ya sabe. Y que juego al balón con Ai-Kami-sama...

Necesitaría que fuera Escorpión, desde luego. ¿Pero sería posible que se tratara de una mujer? Dadas ciertas particularidades de nuestra presencia en ese barrio sería más que ideal. Así como que las castas humanas no fueran demasiado relevantes para ella, comparadas con la devoción a la venganza quiero decir. O sea que la venganza de una heimin tuviera tanto valor como la de un samurai, independientemente de esos detalles...

¿Tiene alguien así, Ran-dono...? Ah bueno, si fuera una amante de los gatos tampoco me importaría, ji, ji"

Sonreí tranquilamente. Pero imaginaba que la oni querría traerme a alguien con quien conectara bien, por otro lado.

"O sea, los honores de un pato de granja. Viven tranquilamente engordando y con todos los cuidados hasta que llega el día de cortarles el cuello y hacer un buen caldo...
En general los rokuganíes no gustamos de comer carne, pero en las provincias interiores no siempre tienen otra opción.

Sea como sea me parece un ejercicio de cinismo. Si tan sagrada y princesa es la momo, que sea ella la líder del Clan Kumo, así podrá tener descendencia fuerte."

Murmuré con un gesto de desdén. Aquel concepto de "la maté porque la quería" siempre me había causado un notable desagrado.

"Es una buena pregunta... Podría pensarse que tiene que ver con la necesidad de reproducción, pero hay muchas especies que procrean sin experimentar el amor. Aunque suele tratarse de animales, seres irracionales sin inteligencia ni alma... sin chi, ni chikara.
Sensei dice que el amor es el lenguaje universal del alma. Por eso, todos los seres que tenemos una, desde dioses a mortales, sentimos una atracción natural por ese sentimiento"

Expliqué al final pensando en alguna charla especialmente filosófica de Satomi.

...

"Entonces tiene que tenerla mi león" asentí convencida de que el alma de aquella espada sería encantadora en ese caso.
"Está bien. Entonces se la llevará... ¿De acuerdo, Kajiko-san?"

Dije al final con una inclinación de respeto, dado que la decisión final era suya al tratarse del arma de un bushi de pleno derecho.

"Tamashi no shimai... suena bien. Una complicidad más allá de cualquier barrera. ¿Tú te sientes así conmigo, Kaji-kun? ¿Más cerca del... equilibrio, de la paz personal, cuando estamos cerca...?"

Sonreí mirando a Kajiko con una sonrisa, aunque sabía que si, cogiéndole la mano sin reparo y entrelazando mis dedos con los suyos. Ni la oni ni el inu tenían los reparos de la sociedad samurai por el contacto físico, así que podía tomarle la mano sin problemas ante ellos.

"Hum, tal vez sensei conozca el sake de Benten, en ese caso" dije pensativa. "Yo no, desde luego; puede que Satomi-sensei nunca me hubiera hablado de eso temiendo que de hacerlo me vería realmente tentada de ir a probarlo..."


"Oh, no iríamos por nosotras mismas al fondo del mar... Nos llevaría el Orochi. Nadando no íbamos a llegar nunca"

Repliqué negando con la cabeza.


"Pero en Chikusudo no se puede saber que la momo neko haya reaparecido... ¿no? ¿De qué serviría entonces que mi sello me ocultase aquí, si se hace público?
Además técnicamente también soy una momo medio humana, ¿eso no haría que todos los cazadores vinieran a por mi, especialmente los de tribus que han perdido a la suya?"

Le pregunté extrañada a Asahi.

"Bueno, no soy realmente una experta en tratar con otros nekos... Hasta la fecha sólo lo había hecho conmigo misma, y no es igual. ¿Piensa que Tsuki-oji querrá quedarse con mis humanos queridos... o apartarme de ellos para quedarse conmigo para él solo?"

Fruncí el ceño. Tsuki no me había parecido de esos... "¿Qué quiere decir con eso de que "antes" no lo era?"
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6866
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Vie Jun 22, 2018 4:58 pm

"La magia no funciona así, no se elige a la carta." se rió esta.

"Esa interpretación literal está bien cuando viene de los kamis." Te dijo esta."Los demás somos imperfectos."

"¿Una mujer y así? Hum............... si que conozco a una, a Yogo Satsuki, hija de Yogo Kura, una kuroiban que sirve a Ai-Kami desde hace muchos años, a su madre creo que la apodaron en una de vuestras ciudades los Ojos de Enma-Ai.
La hija es digna sucesora y sacerdotisa."


Te sonaba que en Ryoko Owari había la leyenda de una figura que hacía arder por combustión espontánea a aquellos que ella señalaba como objetivos. Decían que las figuras que quedaban eran horripilantes de ojos abiertos como si hubieran visto a la misma muerte. Todos los sucesos estaban relacionados con casos de venganza pero sin conexiones los unos con los otros, el Clan siempre había "investigado" pero si resultaba ser una de ustedes entendías por qué nunca encontraron al culpable...

"Ya te dije que los Kumos son un clan... siniestro... Y como todos con sus cosas..
Se basan en el hecho que si se reparten el cuerpo de la momo todo el clan tendrá poder y descendencia poderosa no sólo una familia. Es siniestro su sentido de unidad y en cierta parte hasta hermoso."

Contestó Ran.

"Pues ya podría venir con un manual de instrucciones...." murmuró Ran fastidiada con los carrillos hinchados."Puedo matar a cualquier criatura a manos desnudas pero eso se me resiste..."


...


Kajiko no parecía nada convencida de aquella petición pero no puso ninguna objeción, asintió mientras Ran sonreía.
Luego la ex matsu sufrió lo que para todo el resto de la sala no era ningún choque cultural, por el contacto, la sinceridad... todo aquello alejado del Imperio Esmeralda.

"Creo que eso es lo que tu madre decía de los humanos, que no hablan de esas cosas personales delante de otros." Dijo ran antes que Kajiko hablara."Pregúntaselo más tarde."

"Y no es algo que debas probar, el sake, si está expuesto en el templo." Te advirtió Ran con el dedo alzado."Si quieres saber como sabe cuando te traiga a tu nueva sacerdotisa brindaremos con un sake como los kamis quieren."


"No creo que ni siquiera debiéramos llegar allá abajo...." murmuró la oniagan.

"No pienso hacer que se haga público, sólo pensé que su tio lo sabría." Dijo Asahi con el ceño fruncido."Tu seguridad es lo primero."

"Nonono si Tsuki no sabe nada, de hecho no debería saberlo, no deberíamos contárselo, un secreto se mantiene mejor a menos personas lo sepan." Cortó Ran.

"No puedo hablar hasta ese punto de tu tío, con respecto a otros humanos, pero siendo tu quieres eres y tan parecida a tu madre... yo estaría más preocupado siendo uno de tus humanos por ti que por ellos."

"Si te sirve de consuelo yo entiendo a tu tío con sus ansias de acapararte."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2910
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Sab Jun 23, 2018 1:05 pm

"¿No...?"

Chasqueé la lengua viendo como se esfumaba mi última oportunidad, aunque casi todas hubieran sido lanzadas al azar a causa de mi desconocimiento del asunto de las momos y mucho más de la magia de Jigoku.

"Entonces tendré que empezar a pensar en como traer a sensei y a Ichiro a esta tienda, y abrir la puerta de Chikusudo" suspiré dándome por vencida de poder transformarme a voluntad.

"No conozco a Yogo Kura-sama, pero he oído hablar de ella. Alrededor de los Yogo hay aún más leyendas que con los Soshi. Al final nadie se fía demasiado de ellos, por la supuesta maldición de que acabarán traicionando a quien más amen...

¿Pero le gustan los gatos a Satsuki-san, no?"


Pregunté interesada en ese detalle, confiando en que de ese modo no tendría problemas en caerle bien y poder colaborar en el distrito de manera eficaz.

"A mi me parece triste, más que hermoso" resoplé encogiéndome de hombros. Supuse que no había forma de que me empezaran a gustar las arañas de momento.

"Se te resiste porque no lo has entrenado, mientras que la lucha si. A mi me sucede todo lo contrario... se me da mejor conquistar por encanto que por la fuerza"

Sonreí con gracia. Caminar en silencio y "acechar" desde las sombras era divertido, pero la confrontación directa no.

...

A punto estaba de argumentar ante Ran que la vergüenza rokugani tenía que ver con el juicio de otros, no con el personal, por lo que a Kajiko le avergonzaría cierta clase de cosas según delante de quien estuviera, y dado que allí no había nadie que la fuera a juzgar por no ser rokuganí, venía a ser lo mismo que estar a solas... Pero entonces miré a la Matsu y vi su expresión turbada.
"Yo... oh... lamento haberte hecho sentir incómoda, Kajiko-san. Por favor, acepta mis disculpas" susurré inclinando la cabeza con una sonrisa amable de petición sincera.

"Pero si ella no puede verte físicamente, ¿cómo vamos a brindar, Ran-dono?"

Dije extrañada, aunque me gustase la idea.


"¿No crees que sería más peligroso rechazar un ofrecimiento de Suitengu a visitar sus dominios...? Es una Fortuna con un temperamento volátil, ya sabes. Tal vez la siguiente vez que navegásemos nos hiciera llegar al fondo del mar de un modo mucho menos amable"

Le dije a la leona. Después de todo parecía que había que contar con el beneplácito de la Diosa para que los que respirábamos aire pudiéramos llegar hasta las ciudades ningyo, lo que en el fondo era como la invitación de un daimio orgulloso a entrar en su casa, nada que se pueda rechazar a la ligera.


"Bueno... yo diría que Tsuki ya lo sabe" dije llevándome el dedo a los labios, haciendo memoria "Cuando estuve en Kyuden Neko me hizo una especie de... ritual, ya que él es también el sacerdote del Clan, para despertar mi parte neko que había estado dormida todo el tiempo que yo había vivido en Ningen-do sin saber nada de mi ascendencia. Comí arroz y pescado, y bebí sake y leche en una especie de altar, escribió unos símbolos en mi piel e hizo algo con una gota de sangre... una mía sobre su frente y otra suya en la mía. Entonces apareció mi forma neko...
El caso es que él me dijo que olía exactamente igual que mi madre. A hembra alfa, y a momo. Hasta entonces de hecho Nisio-sensei ni siquiera estaba segura de que pudiera serlo, por el bloqueo, pero me parece que tío Tsuki si lo percibió con cierta claridad tras ese ritual de... iniciación.
Dijo que no podría asegurarlo, pero que su instinto le decía que era una momo"


Murmuré mordiéndome el labio inferior. Sin embargo no sentía que debiera preocuparme en absoluto por Tsuki.

"Hum, bueno... se puso un poco celoso cuando me abrazó el príncipe tsuru, Aoi-dono. Supongo que en el caso de sensei, ella podría calmarlo con una caricia y probablemente Tsuki se olvidara incluso de mi; pero Ichiro... en el fondo son dos machos alfa...
Pero en mi favor juega que él ya sabe que Hanekawa era imposible de acaparar, y que yo tengo su misma naturaleza. No voy a dejar de verle ni de visitar Kyuden Neko cada vez que pueda, así que no debería sentirse nuevamente abandonado.

Eso me recuerda que me invitó a una recepción "mayor" en Kyuden Neko esta noche, para presentarme al Clan"


Tendría que decirle a Nisio que me llevara allí. Porque la puerta de esta tienda según Kimihito daba a las tierras de los tsuru, y no tenía ni idea de como llegar desde allí hasta las neko sin las habilidades para correr por las sombras de mi tío.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6866
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Jun 25, 2018 3:08 pm

"Eso o encontrando al secuestrador de Momos y acabando con él." Te dijo Ran mucho más a su estilo.

"¿Qué si le gustan los gatos?" puso Ran un dedo sobre su boca pensativa."Juraría que ella y su madre tiene al menos dos o tres."

"¿Triste? Hum..... supongo que es porque tu piensas en la momo, lo cual en ti es normal, pero yo como líder de clan pienso en este, en la superviencia y en el bienestar de todos.
Lo que quiero decirte es que.... bueno... en nuestra existencia tenemos que hacernos fuertes, tomar medidas drásticas y primar el bien común por encima del personal.
Esa es una filosofía muy poco neko, los cuale estáis muy apartados de lo que creo que en este Imperio también se piensa... pero por otro lado creo que es muy escorpión. ¿No te parece? La supervivencia y la unión del clan por encima del individuo."
Explicó esta.

"Puede que sea eso... murmuró Ran con los carrillos hinchados. No sé si soy un perro muy viejo ya para nuevos trucos...... tsk tsk."

...


Kajiko te pidió disculpas con una reverencia ella, puede que aquellos no fueran rokuganíes pero de un lado uno no lo olvida tan pronto aunque sea evidente... cosas de humanos...

"¿Cómo? Pues volveremos a quedar para eso. Seguro que el dependiente nos deja venir a hacer un picnic en su jardín de primavera."

Y no sabías por qué pero en cuanto Ran dijo aquel nombre "jardín de primavera" te dio por pensar que era algo literal, no sabías cómo pero...

"Bueno... a mi me es complicado evitar una invitación para beber bajo lo cerezos juju" Asintió el dependiente haciendo que Ran levantara sus brazos y exclamara de alegría.

"¡Fiesta bajo los cerezos!"

Cada vez estabas más convencida que tenía que haber algo literal y mágico en aquello pues tu estabas segura que en el espacio que habías visto de la tienda no había ni un cerezo.


"Visto así............" murmuró Kajiko callendo en la cuenta de aquello con los ojos algo abiertos.


"Si es así..." Murmuró Asahi asintiendo.

"Yo puedo llevarte." Te dijo de pronto."Desde la puerta del tsuru hasta tu Clan no hay tanto si viajas a mis espaldas."

"¿No estarás tratando de quedartela tu no, perro?" Dijo Ran de pronto.

"De nuevo piensas en lo que tú harías." replicó Asahi.

"¡Pero no lo niegas!" Respondió Ran.

Asahi suspiró.

"Si Nisio-sensei está ocupada... podéis pedírmelo a mí."

Te dijo mientras te miraba a los ojos.

"Te dejaré algo para que puedas llamarme..."

Asahi hizo un gesto con su mano y señaló a su sombra alargada en el suelo, de la cual de pronto pareció salir la sombra de lo que parecía un cachorrito de akita, la sombra andó hasta delante de la tuya y se "sentó" delante de lo que sería tu sombra.

"Cuando quieras verme sólo debes pedirlo en voz alta y él vendrá a mí para advertírmelo."

Tras lo cual Asahi hizo una seña para que la sombra del obediente cachorro se levantara y "se adentrara" en la tuya propia.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2910
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar Jun 26, 2018 1:10 pm

"Bueno... cuando madre le llamó para bloquear mi esencia aún no sabía nada de este secuestrador de momos, ¿me equivoco? Ella quería evitar que me trataran como llevan tratando a las momos durante siglos, que me cazaran, que me devorasen o me usaran como mercancía entre tribus... Nada de eso cambiará cuando este secuestrador, más osado que los anteriores, haya sido eliminado..."

Suspiré dando por hecho simplemente que tendría que acostumbrarme a renunciar a mi otra parte, sin más.

"Entonces le caeré bien" sonreí contenta de que a las Yogo le gustasen de manera natural los gatos y sus peculiaridades "Espero que le dará buenas referencias sobre mi, ji, ji"

"Hum si, los samurai están dispuestos a realizar cualquier sacrificio por sus señores, lo que por supuesto incluye entregar la vida. Aún así, el canibalismo es tabú; al igual que los sacrificios humanos...

Como ha dicho antes, hay conceptos de "fuerte" que van mucho más allá de la fortaleza física. Para mi un Clan fuerte no es sólo aquel en el que sus miembros están mejor alimentados sino en el que poseen vínculos más fuertes entre ellos. Una cadena fuerte. Pero sacrificar a un eslabón para reforzar al resto rompe la cadena... Yo jamás dejaría que se repartieran la carne de mi maestra como si fuera un saco de arroz, ni perdonaría al Clan por prescindir de ella de ese modo tan cruel."


Asentí convencida, y tratándose de Satomi entendía que era totalmente imposible que pudiera llegar a ver las cosas de otro modo.

"Entiendo que no te atraiga afrontar lecciones nuevas, pero te gustan los retos, eso si. No irás a permitir que Kazama te supere en éste, ¿verdad que no?
Además ser un perro viejo dependerá de la edad que tengas comparada con la longevidad media de tu raza, no sólo del tiempo que lleves aquí"


Dije al final con media sonrisa divertida.

...

"Así que... ¿hay un jardín de primavera, aquí? ¿Con cerezos en flor todo el año? ¿Aunque no sea primavera ahí fuera...?"

Casi exclamé abriendo los ojos como platos. ¿¿Donde??

"Si, si, si, si, si... ¡fiesta bajo los cerezos!"

Exclamé al alimón con Ran.

"Oh, si que podría llevarme. Se lo agradezco, Asahi-sama"

Sonreí inocentemente con una inclinación graciosa.

"Pero con una condición. Tiene que prometerme que no discutirá con mi tio Tsuki por mi causa; supongo que a día de hoy se llevan bien, pero se que no hay nada tan eficaz para enfrentar a dos machos alfas como el hecho de comenzar a competir por poseer la misma cosa... Y yo no soy una cosa, ni puedo ser poseída por nadie, pero imagino que ya me entiende.
¿Palabra de inu?"


Pregunté al final levantando la mano.

"Se que Nisio-sensei me agradecerá que sea un nexo de unión entre los nekos y los inu, pero no me perdonaría que los enfrentara.
No digo que sea el caso, pero... prefiero contar con su palabra de antemano"


Siseé al final sonriendo de ese modo hipnótico al pedir algo que había aprendido de sensei, y que prácticamente borraba la mente del receptor a cualquier cosa que no fuera tanto aceptar como estar él mismo agradecido por ello.
No es que se me diera tan bien como a Satomi, pero yo contaba con encanto felino extra, ji.

"Uah... ¿eso es magia inu...?"
dije asombrada, tratando de alcanzar la sombra con las manos mientras miraba como no había nada sólido que realmente proyectara aquella forma de cachorro.
"Akita... dile a Asahi que no deje que Ran se coma todos los bombones de cereza..." susurré en voz muy baja, acercándome a la sombra, para comprobar si funcionaba y transmitía mi mensaje.
"Ehm, supongo que no sería un buen escorpión si no preguntara si esto puede servir para contarte cosas sin que yo le diga que te las cuente... ¿O si? ¿Podré bañarme tranquila, no?"

Dije al final en tono de broma volviendo a sonreir divertida ocultando mi boca con las manos.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6866
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Jun 26, 2018 2:58 pm

"En eso tienes razón." se cruzó de brazos mientras asentía despacio.

"En realidad ella también debería querer tener buenas referencias juju Pero creo que os llevaréis bien. Satsuki-san es una mujer muy amable, sorprendentemente dispar con la apariencia y a lo que se dedica."

"Bueno entiendo la reticencia al canibalismo ya que después de todo no estáis tan cerca ni de los animales ni de los youkais como a priori por la apariencia puede parecer pero... en cuanto a sacrificar una pieza por el bien común creo que ahí, aunque personalmente discrepes seguro que sabes de muchos ejemplos en tu mundo y en tu clan."

Cosas llevadas en discreción pero el Escorpión no dejaba rendijas a la debilidad, eso era cierto.

Ran se estiró tumbada en la mesa mientras se quejaba por tener que aprender y hacer cosas nuevas, pero más como un niño que se enrabieta y lloriquea sabiendo que va a hacerlo que por resistirse en sí. Como te decía Satomi cuando tu misma te enfrentabas a esa clase de situaciones "LLoriquea y patalea cuanto quieras, que luego deberás hacerlo." Ran estaba más o menos en ese estado, lo cual en cierta medida te pareció encantador.

...


"Si que lo hay." Te dijo Ran sobre el jardín.

"Nosotros también tenemos jardines por estaciones."

Te comentó el dependiente aunque los jardines por estaciones estaban constituidos de forma que en cada estacion uno floreciera y así en las grandes mansiones y residencias siempre tuvieran uno en donde contemplar la belleza, tu estabas segura que en este caso ese hecho hacía que todos los jardines estuvieran florecidos y siempre en esa época. No lo habías visto pero ya estabas segura de aquello.


Asahi frunció el ceño, seguramente por el hecho de tener condiciones de antemano, y más posiblemente porque sguro que habías dado en el clavo. Al final suspiró y asintió tendiendote la mano.

"Prometo no empezar............ pero no tengo paciencia infinita." Recalcó como si dijera que él no firmaba nada por tu tío.

La pequeña sombra corrió entonces de tu lado hasta meterse en la de Asahi y este en el momento alzó su mano en la mesa y retiró la caja de bombones de la que Ran estaba dando buena cuenta para dejarla a tu lado.

"No tengo por costumbre preguntar sobre mujeres desnudas." Te replicó el inu.

"Mi akita vendrá a mi para darme el mensaje que le mandes, sea el que sea y podrá devolverte un mensaje mío de la misma forma. Si quieres verlo de esta forma..... tómalo como un cuervo o una paloma mensajera. Pero mi akita es más fiable, viaja más rápido, no puede ser interceptado y nadie más que nosotros sabemos lo que transmitimos."

"Es parte de su magia de líder." Te dijo Ran."No te creas que todos pueden. ¿pero a que es muy mona la sombra? Con hane tenías otro perro ¿verdad Asahi?"

"En realidad no. A su madre le gustaban los akitas, lo que pasa es que ese es un cachorro porque Sakura-san y yo aún no hemos intercambiado mensajes. A más intercambiemos mayor se volverá."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2910
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mié Jun 27, 2018 12:34 pm

"Es una lástima que ninguna raza o Clan poderoso haya jurado proteger a las momos como los Orochi hacen con los ningyo, vengándolos persiguiendo a sus asesinos por toda la eternidad si es necesario...
Es curioso porque un gesto así no sólo sería del agrado de Ai-Kami, sino que al tratarse de las momos también contaría con el agradecimiento de Benten-Kami, con todo lo que implica que alguien cuente con el favor de la Fortuna del Amor Romántico de cara a sus propios asuntos amorosos... Ene se caso quizás si podría liberar mi parte neko y quien sabe. Pero, en fin..."


Le insinué con un gesto inocente.

"Bueno, usted ha pensado en ella para traerla aquí. ¿Qué mejor referencia podría tener yo sobre Satsuki-san que ésa?"

"Es cierto, en el mundo samurai sacrificarse por la familia es un concepto básico. Pero siempre existe cierta proporcionalidad entre el sacrificio que se pide y el beneficio que se espera conseguir para el Clan.
¿Un daimio podría ordenarle a un samurai que entregara su vida para defender sus tierras y así preservar las fuentes de alimento y riqueza del Clan? Claro. ¿Y lo mismo para entretener a sus invitados a una fiesta en su corte? También, pero probablemente el resto de samurai le abandonara después de eso.
El equilibrio consiste en que el samurai se sacrifica, y a cambio el daimio no sólo le mantiene a él o ella y a su familia, sino que además le respeta. Ordenarle entregar su vida de manera absurda no es respetuoso; manchar su honor, violar su cuerpo, tampoco. El canibalismo es una forma de violación, sin duda la peor así que no puede haber respeto en ella, aunque pudieran alimentarse de esto.

No se trata de sacrificio si o no. Las formas importan y mucho en mi mundo"


Expliqué convencida.

"Míralo por el lado bueno" dije riéndome tras saltarle casi encima como una gata juguetona "Merced a tu "juego" con el señor Kazama tendremos la oportunidad de pasar mucho tiempo juntas "conspirando", haciendo planes, compartiendo confidencias... preparando trampas...
Para muchas personas, pescar es aburrido hasta que el pez pica. Pero una vez a partir de ese momento, sobre todo si la pieza es realmente grande... empieza lo divertido; soltar sedal, recoger, ceder, tirar... hasta sacarlo del agua sin que se rompa el hilo y quede a nuestra merced, ji, ji, ji"


Dije sonriendo de un modo felino.

...

"Ehm... Quiero verlos. Todos. Ahora. Pero sobre todo ése de primavera"

Maullé casi hipnotizada ante la idea.

Sonreí y le tomé la mano a Asahi con languidez de dama, pero convertida casi en una caricia mientras me movía un poco para acercarme a él.
"En realidad... nunca he visto a nadie tener tanta paciencia como los perros en mi mundo... Cuando están con alguien de su familia, a quien sienten que han de proteger de todo, especialmente si se trata de niños o cachorros... Se dejan empujar, pellizcar las orejas, cubrir con kimonos... con ellos su paciencia es infinita. Tanta como su falta de compasión con los agresores.
Y yo, por edad y por inocencia, soy prácticamente un cachorro en Chikusudo... ¿no es así?"


Dije con un maullidito dulce, pasándole la mano por el cabello como una caricia, entre las orejas de inu y tras éstas.

"No creo que un noble inu vaya a ser menos que un cánido de Ningen... Así que... realmente si que espero esa paciencia heroica por su parte, Asahi-san"

Siseé acercándome un poco más, melosamente sin dejar de acariciarle casi como haría un encantador de serpientes con sus movimientos.

"Por supuesto le pediré el mismo compromiso a tío Tsuki con idéntica promesa, pero... bueno, es un gato, a nosotros nos cuesta más entender la importancia sagrada de la lealtad, ¿no es así...?
Así que esa responsabilidad recae en usted; no es la primera vez, no es justo, pero... ¿no es un orgullo acaso para los inu ese papel? Porque dos no discuten si uno no quiere, y esa discusión no sólo dañaría las relaciones entre las dos tribus, sino que me dañaría a mi personalmente... ya que no podría volver a Chikusudo, jamás, si mi presencia causara esa clase de dolor, esa afrenta a mi diosa Benten-Kami.
¿Lo entiende...? Jamás podría volver a verme, ni siquiera aquí... tendría que devolverles su cascabel y este akita tan hermoso... y desaparecería de la vida de ambos.

Y yo no quiero eso. Así que... ¿me promete SI tener esa paciencia infinita para protegerme de ese lamentable destino, mi fiel guardián Asahi...?

Por favor..."


Susurré al final antes de rozarle con la punta de mi "hocico" contra el suyo como hacían los gatos para mostrar familiaridad y cariño. Quizás fuera un "pequeño" chantaje emocional, pero se me daba bien hacerlo de un modo adorable e irresistible; como neko y dama escorpión ese talento natural se sumaba dos veces.


"¡Así que si que podría preguntarle si quisiera...! ¿Y éste pequeño adorable le contará todos mis secretos?"

Pregunté mirándole a través de las pestañas con media sonrisa fingidamente escandalizada. "¿Como podría poner yo uno de estos en las sombras de todos mis seres queridos?" pregunté al final estallando en una carcajada divertida.

"¿Tiene nombre?" sonreí mirando la sombra del pequeño cachorro "¿Puedo jugar con ella además de usarlo como mensajero? ¿Trae cosas si se las lanzo para que las recoja...?" curioseé de nuevo, intentado que la sombra se acercara a mis manos, pese a que dudaba que pudiera tocarla realmente.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6866
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Jul 02, 2018 2:58 pm

"Supongo que tiene que ver mucho por dónde nacen y dónde se crian..." Murmuró Ran pensando en las diferencias entre los Reinos.

"Pero si te sirve de consuelo ahora tu si que tienes una protectora." sonrió dejando ver sus colmillitos.

"Está claro que hay matices pero... ¿No es acaso normal como te digo en este mundo también los sacrificios humanos a los dioses? Quizás es algo más pequeño, sectorizado, de tradición... pero sigue existiendo.Creo que en este caso se asemeja a eso. Es sectorizado y especual ya que son las únicas que lo hacen.

De hecho.... puedo darte ejemplos que aún siguen en este mundo de ofrecimientos humanos a cambio de favores de dioses..."
susurró esta como si tuviera en la mente alguno en concreto.

Ran te sonrió ante tu visión final de aquella posibilidad del juego con Kazama y asintió.

"Entonces iré a verte todas las noches juju"

...


Ran se rió ante tu obsesión por los jardines y le dijo al dependiente:

"¿Y no sería bueno beber sake bajo los cerezos en flor? Puedo ir por mi sake si me dejáis en un momento..."

El dependiente suspiró y dijo:

"Os puedo dejar allí si me prometéis que mientras yo atiendo a los visitantes de la ginkana no saldréis del patio, lo último que querría es que humanos se topasen en una fiesta con onis y youkais."

"Podría controlarme, supongo." sonrió Ran.

El dependiente suspiró y se levantó.

"No penséis que tengo nada en contra de dejaros estar allí es sólo que no es el mejor de los días, así que os pido discreción."

Os comentó este mientras os indicaba que le siguierais. Todos os levantasteis y le seguisteis por el interminable pasillo que al recorrerlo parecía más y más largo hasta que se paró delante de una puerta.

"Bienvenidos a los eternos jardines de primavera."

Dijo antes de abrir la fusama y mostrar lo que a todas vistas era imposible, pues al otro lado de la fusama y de un pasillo exterior, como el de una mansión había un enorme jardín, casi parecía un prado en mitad de una pequeña colina, plagado de cerezos en flor mecidos por una suave brisa haciendo parecer que nieve caía desde los árboles, con fresca hierva verde en el suelo y el sonido lejano de pájaros cantores.

En mitad de aquella explanada había un precioso merendero en tonos rojos y dorados, con mesa de piedra dispuesta para merendar, beber y observar aquella eterna estampa.

"Estoy soñando... ¿verdad? te murmuró Kajiko.



Sabes que un animal te presta atención cuando da igual lo que su cuerpo haga o diga, son sus ojos los que realmente hablan por ellos. El rostro impasible de Asahi no dejaba pista alguna de sus pensamientos, pero mientras ondeabas aquella habilidad mágica de encantadora de serpientes vistes como sus ojos no se apartaban un ápice de ti.

"Alguien........... debe adoptar una postura madura..."

Dijo este al final cediendo a tus pretensiones. Viste que por un segundo una de sus manos pareció casi levantarse para hacer algo, pero al final quedó cortado el gesto mientras apartaba la mirada despacio para "salir" de tu embrujo.

"No creo que le de tiempo a saber "todos" sus secretos salvo que se los enumere. sonrió de medio lado pero como le digo yo no soy hombre de preguntas innecesarias e inadecuadas."

"Pues casándote con un líder inu." Te respondió a cómo ponerle uno de esos a todos tus seres queridos de una forma que te dejó un poco sorprendida por la frase usada.

"No tiene nombre, son mensajeros.... en realidad... nunca había pensado en ello pero... puede ponérselo si quiere."

Asahi entonces sacó de su hakama lo que parecía una pelota de lana y te la lanzó.

"Lánzala al suelo." Te señaló este.

Cuando lo hiciste el pequeño perrito corrió hacia la pelota, hacia la sombra de esta, la tomó y la llevó hasta ti.

"Puede atrapar la sombra pero tu no puedes lanzarla, así que deberías ir a por el objeto, fundir su sombra y lanzarla de nuevo, si es lo que te interesa." Te comentó. "Puede interactuar con las sombras."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2910
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar Jul 03, 2018 12:54 pm

"Hum, bueno... si, a decir verdad si es un consuelo"

Maullé con una sonrisa mientras me tumbaba boca arriba sobre su regazo con descaro.

"Aunque supongo que eso no implica que pueda pasearme tranquilamente mostrando mi esencia momo, porque para que la amenaza de tu venganza fuera efectiva habría que avisar que me protege a mi en particular, lo que de todos modos me señalaría y me pondría en peligro frente a quienes hicieran oidos sordos, o pensaran que el riesgo de verse con un oni en el infierno vale la pena...

En fin, da igual. Prefiero esto a mis orejas de neko"


Ronroneé sonriéndole con gracia felina, refiriéndome a que por mucho que echara de menos mis atributos no valían la pena si eso comprometía la tranquilidad de momentos como aquel junto a mi protectora, o sensei, Kajiko, Ichiro...

"¿En mi mundo...? ¿En ningen, en Rokugan... aún hay sacrificios humanos? ¿Dónde? ¿Quién los hace?" pregunté levantándome como un resorte de golpe.

"Me parece bien. Pero tendrás que aprender a no-asustar a mis humanos cuando aparezcas y no esté sola"

Contesté soltando una pequeña carcajada divertida, aunque mirándola de un modo en que realmente esperaba que me lo prometiera.
Yo no tenía una gran manada, pero mis seres queridos formaban parte de mi así que dañarlos lo sentía como dañarme a mi misma.

...

"Oh si, si... puede ir por su sake, ¿verdad...?" pregunté a Kimihito asintiendo
"Y, ehm... si eso implica volver a Jigoku, puedes llevarte la espada contigo y... bueno, no se cuanto debería durar el proceso de bendición del que has hablado antes, pero... tal vez la podrías traer de vuelta lista, ya sabes... Así mi león no tendría que salir de aquí desarmada, ya que será ella quien me proteja cuando cada uno vuelva por su puerta...
¿Podría Ran-dono? ¿Por favor, podría?"


Supliqué con un gesto inocente de gatita desvalida.

"Bueno, no es exactamente una fiesta de onis y youkais, Kimihito-san... Sólo hay un oni, en singular. Y por otro lado somos una humana y media, mayoría.
También hay un youkai y medio, pero de razas diferentes así que yo diría que los humanos seguimos siendo mayoría. Entonces, puestos a nombrar una especie, técnicamente es una fiesta de humanos más que de otra cosa"


Argumenté con una sonrisilla triunfal.

Después seguí al dependiente junto a los demás, emocionada y nerviosa por lo que, estaba convencida, sería algo que valiera la pena ver.
Cuando abrió la fusama y vi todo aquello, no pude estar más en lo cierto. Un suspiro de admiración ensimismado se escapó de mis labios mientras me quedaba absorta mirando aquella fantástica porción de... jardín sacado de un cuento de hadas.

"E-es posible, Kaji-kun... No es nada descabellado suponer que este lugar está más cerca de Yume-do que de ningún otro Reino...
Pero... ¿importa realmente?"


Dije, antes de entrar... deshacerme de mis sandalias y salir corriendo colina arriba descalza sobre la hierba con una exclamación de júbilo, tratando de descubrir hasta donde llegaban los límites de aquel lugar.



"Mi fiel guardián inu. Gracias"


Apostillé dando por hecho que nunca había dudado de que ésa fuera su naturaleza, después de que Asahi finalmente se rindiera a prometerme tal como le había requerido. A diferencia de la mayoría de humanos, siendo un hengeyoukai y más un inu, estaba más que segura de que no faltaría a su palabra bajo ninguna circunstancia. Lo cual era un alivio importante ya que Tsuki por su particular naturaleza era mucho menos sensible a mi encanto.


"Supongo que como neko sólo yo pienso que hay una gran cantidad de preguntas "inadecuadas" que a la vez son muy necesarias..."
siseé antes de soltar una carcajada elegante.

"El matrimonio es algo mucho más complicado que la voluntad de dos personas, Asahi-sama" dije con media sonrisa controlando mi sorpresa para no mostrarme desprevenida "Si una neko entra en una manada inu, sólo tiene dos opciones... actuar como lo que no es y sufrir por ello, o actuar como lo que es y hacer sufrir a esa familia por ello.
Mi maestra tiene una escuela para enseñar a sus alumnas a superar ese cambio, y hablamos sólo de diferentes filosofías de Clan entre idénticos humanos; si las razas también cambian, las dificultades crecerían exponencialmente.
Aunque no dudo que esa neko disfrutaría de momentos agradables, como que le regalaran una camada de cachorritos sombra que respondieran ante ella..."


Sonreí al final con gracia. Si podía regalárselos a una esposa, tal vez a mi también podría, ji, ji.

"Parece divertido, aunque cansado" reí sobre eso de ir yo misma a recoger la pelota de lana, aunque lo hice un par de veces. Pero a los gatos nos gustaba quedarnos las cosas cuando íbamos por ellas, no volver a lanzarlas.
La siguiente vez que la lancé y la sombra del akita salió de la mía, coloqué mi mano de modo que la sombra de ésta rozara la del cachorro, y así poder acariciarlo con ella. Después hice lo mismo con mi rostro hasta poder besarle en el hocico con la sombra de donde estarían mis labios, antes de cruzar las manos de modo que formasen la sombra de algo parecido a un pájaro revoloteando sobre la cabeza del perrito.

"Chispa. Porque es una hembra. Su nombre es Chispa"

Sonreí volviéndome a Asahi tras decidirlo.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6866
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Jul 04, 2018 3:25 pm

"Bueno, eso está bien." sonrió Ran."Aunque ya tomaré yo mis medidas para estar donde debo cuando debo. Tu madre nunca me dejó estar pendiente cien por cien de ella porque claro, criada en el Chikushudo, siendo neko completa, eso era demasiado para ella...
Ojalá no lo hubiera sido, pero como no podemos volver atrás pues..."



"Prometo entonces siempre aparecerme con esta forma, es lo mejor que sé hacer para no asustar." Sonrió de medio lado divertida Ran.

"Pues si, en este mundo aún se hacen sacrificios humanos. Por ejemplo en ciertos pueblos pesqueros de las islas de la seda para que Suitengu les conceda siempre buenos vientos y buena pesca lo hacen.
Pero no te tienes que ir sólo allá... estan por todos el Imperio, son ritos que vienen desde antes de la caída de los Kamis. Por ejemplo en un pueblo cerca del bosque Isawa, en tierras Kitsunes, en aldeas de los Halcón...
Son ritos oscurantistas, secretas y basadas en su mayoría en una realidad y es que la sangre humana aplaca a los dioses, gusta a los kansen y demuestran una religiosidad profunda...

Como te digo no sólo a ellos, antes que Fu Leng cayera en el pozo había ciertas poblaciones en donde ahora habitan los Cangrejos que hacían lo mismo con nosotros... De hecho el primer Kuni salió de una de esas aldeas...

Lo curioso es que hoy en día hay ciertas poblaciones cerca de Shiro Kuni que nos rinden culto aunque han olvidado que somos onis, o mejor dicho... ¿te acuerdas de lo que te he contado de mi forma de sierpe como seguidora de Ai-Kami? Pues a quien hacen ofrendas es a mi clan, a esa imagen mía como protectores suyos.

¿No te resulta gracioso? Cangrejos rezandole a onis para que los protejamos de otros onis juju"



...


"El tiempo en este lugar y en el Jigoku transcurren de maneras distintas, así que a mí me daría tiempo." Dijo Ran mientras se levantaba y le pedía la espada a Kajiko, la cual se la daba despacio.

"Buen tecnicismo." Te reconoció el dependiente mientras Ran se iba y este al final cedía a tu demanda.



El jardín parecía realmente sacado del sueño. Mientras Kajiko se frotaba los ojos aún incrédula el dependiente dijo:

"Tenéis buen ojo Sakura-san para todo lo mágico, seguro que mi patrona Nisio-sensei os lo ha dicho. De hecho estos son los llamados "jardines de las estaciones soñadas" y son parte del mundo del Yume-Do, cedidas por el Yume-dono como pago por uno de los servicios de Ningen-dono."

El frescor de la hierva, el olor a cerezo, la brisa fresca, sería un sueño pero sin duda parecía real. El espacio se dilataba en una explanada eterna en donde siempre aquel merendero parecía cerca y lejos a la vez, donde podías andar entre cientos de árboles y ver sus hojas caer pero a la vez si deseabas llegar donde los demás estabas mucho antes de lo que pensabas, siempre cerca y lejos.

Tras corretear por allí, oir el sonido de pájaros que no podías ver y sentir bajo tus pies la hierva, volviste al merendero donde se estaban sentado el resto.

"He de decir que siempre me encanta volver a este lugar, me recuerda a las fiestas de Inari-sama en sus templos." Comentó Asahi mientras tomaba asiento.


"Creo que los problemas de matrimonio de humanos son menores justamente porque hablamos de la misma raza..." suspiró el Inu."Pero sigue siendo conveniente eso que me contáis de vuestra maestra.
Nuestras esposas suelen tener también renombre entre los clanes hengeyoukais."


"Es cierto, en ese sentido digamos que la "Escuela de buenas esposas" del Chikushudo está en el clan Inu." Te comentó Kimihito."No es algo inventado ahora, es más bien filosofía de clan desde siempre pero se parece bastante a lo que aquí tenéis con tu maestra."

El cachorro pareció muy contento y divertido de jugar contigo y movió su colita de sombras cuando la acariciaste.

"Pues que así se llame." Te dijo Asahi mientras en su comisura había una leve curvatura de satisfacción al ver con la amabilidad que tratabas a la sombra inu.

"¿Alguna vez se acostumbra uno a esto?" le preguntó Kajiko al dependiente el cual se rió.

"Tras cientos de años se le hace a uno ya normal."

"¿Cientos de años?" pareció mareada Kajiko ante la idea ya que creía que estaba ante un igual.

"Pero lo cierto es que, si le soy sincero, a mi desde la primera vez me pareció maravilloso... emocionante, creo que como lo sient vuestra señora... No cambiaría si volviera al pasado lo que me hizo terminar aquí... no sé qué habría sido de mi vida, pero le aseguro que jamás el dependiente de una tienda tan peculiar..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2910
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Jue Jul 05, 2018 12:33 pm

"Mi parte humana es más "sociable" que la de una neko salvaje, supongo. A mi no me importa que estén pendientes de mi, de hecho me gusta... Al menos si dejan cierto margen para que pueda escaparme de vez en cuando, ji, ji.

Aunque debo reconocer que recibo mensajes contradictorios..."

Protesté dando un maullidito dulce, de confusión más que de queja.

"¿Si puede protegerme personalmente donde debe y cuando deba... ¿por qué no puedo ser una momo libremente? ¿Qué youkai querría enfrentarse con el paladín de la Venganza?
Bueno, ahora hay un enemigo que no conocemos así que entiendo la urgencia de eso. Pero una vez que Nisio-sensei le identifique y por tanto sepamos cuando y como ataca, ¿no sería suficiente protección su presencia a mi alrededor, Ran-dono?"

Pregunté con un mohín pensativo.


"De acuerdo... le agradezco la buena voluntad. Aunque tendremos que trabajar un poco sobre qué asusta a un humano, y qué no, ji, ji..."

Siseé con media sonrisa antes de soltar una carcajada. Una niña de ojos rojos, cuernecitos y una presencia que parece que pudiera destruir medio mundo si se enfadara, estoy segura de que mataría a la mitad de la humanidad un ataque sólo al verla aparecer.

"Una vez leí algo sobre que la sangre de los mortales era nuestra arma más poderosa, ya que su propia naturaleza mortal la hace capaz de alimentar tanto como de dañar a los seres inmortales, desde demonios a dioses...
Sin embargo Hantei-Kami prohibió el uso de la magia de sangre. Hoy en día es considerada una blasfemia y cualquier ritual que la utilice es puesto bajo sospecha.

Curiosamente, si fuera el caso... que un dios que se había coronado emperador de los mortales prohibiera el uso de una magia que esos mismos mortales podrían haber utilizado contra un dios, no dejaría de ser interesante, ¿verdad...?"

Murmuré cruzando los brazos mientras reflexionaba sobre aquello.

"¿Así que hay Kunis que os ofrecen sacrificios de sangre humana a vuestro clan...? Y... ¿eso te gusta?"

Curioseé mirándola de soslayo.

...

Casi di un salto de alegría al saber que Ran realmente si podría tener el tiempo suficiente como para completar el tratamiento mágico sobre Sakurazukamori y volver, antes de que saliéramos de la tienda siquiera.
Por un instante me había preocupado tener que volver a dejar a mi Kajiko desnuda de su acero bushi otra vez, aunque esta vez valiera la pena simbólicamente podría haber vuelto a ser doloroso para ella. Pero de aquel modo no sería más que si la hubiera dejado en un estante al entrar en un local imperial.


"Si, me lo ha dicho" asentí orgullosa. También que era imprudentemente curiosa, pero que eso hasta podía llegar a ser bueno, si no perdía la cabeza por el camino, ji.

"Así que... si estamos en una porción de Yume-do... aquí regirán las reglas de este Reino, ¿me equivoco?
Por lo que, ¿donde está mi preciosa mantícora?"

Pregunté entusiasmada mirando a un lado y a otro esperando ver aparecer a mi adorable ser mitológico con el que había soñado cuando viajé con Nisio a Yume-do y sobre cuyo lomo había volado.

"Hum si... tío Tsuki me habló de esas celebraciones, no estoy segura de si es lo mismo pero me prometió llevarme a ver su templo. Sólo que estaba en lo alto de una montaña enorme, así que dijo que me llevaría a cuestas para no tardar una semana en llegar a paso humano"

Sonreí encantada.

"Pero creí que los hengeyoukais no se mezclaban unas razas con otras, en matrimonios."

Dije extrañada, pensando que Asahi y Kimihito estaban hablando de esposas inu en otros clanes de Chikusudo. Desde luego estaba bastante segura de que no podían reproducirse juntos, excepto si la hembra era una momo según tenía entendido.

"Chispa..." llamé al cachorro sombra alejando un poco la sombra de mi mano para ver si respondía por su nuevo nombre y se abalanzaba sobre ésta para seguir jugando.
"Es una ventaja que sólo pueda mordisquear la sombra de mis sandalias... Una vez metí a un cachorro de perro que encontré perdido en los aposentos de sensei y... bueno, digamos que no dejó demasiado sin morder a la mañana siguiente"

Sonreí recordando aquello, encogiéndome de hombros.

"Hum, Kimihito-san es humano, pero tengo entendido que está esperando a alguien, ¿no es así?" traté de explicarle a Kajiko. "Creo haber entendido que en cada Reino el tiempo transcurre de un modo diferente, pero en esta tienda debe de estar prácticamente detenido... por eso aquí podemos encontrar objetos que se perdieron hace años, o siglos.
Cómo llegan hasta aquí, eso ya no lo se..."

Resoplé con un chasquido de lengua.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado