Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6834
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Sep 05, 2018 4:09 pm

"Si que tiene, uno paralizante que puede llegar a ser letal." Ran de pronto te atrapó la mano cogiendote desprevenida y te acercó el dedo al colmillo."Pero tranquila, que no lo expulso si no quiero y menos en "esta forma" jiji" soltó tu mano tras reirse por darte el susto.

"Claro, lo hecho de menos asintió pero nos reencontraremos algún día en Ai-Kami-sama, por eso tengo fe." sonrió."No tendría corazón si no lo sintiera ¿verdad? Y los onis tenemos corazón, algunos hasta varios jiji"

"Oh si, es un ritual de danza de invocación... creeo que ustedes teneis rituales parecidos en pueblos donde las sacerdotisas hacen bailes para atraer a Inari-sama y sus bendiciones.
Se parece en eso un poco aunque quizás es más energico."
Meditó en voz alta."Y hay fuego de por medio." añadió.


....


"No tiene nada que ver." se rió Ran"Pero tranquila que lo tuyo es de herencia, de linaje, tu madre era igual."

Ran miró con cierto interés a Asahi el cual desvió la mirada tratando de no sentirse incluido.

"Pues que desde que ese Grulla salvó a Tenko-san amputando el brazo a ese cliente maltratador no ha parado de suspirar por él. Sangre y el corazón de una doncella... " suspiró.

"¿A mi? casi se atragantóBueno... yo también fui joven ¿sabes? esas son enfermedades que se curan con el tiempo pero que se tienen de joven..." trató de cambiar de tema.


El dependiente salió sonriendo por tu alegato de lo que era recomendable y se alejó hacia la otra parte de la realidad mientras Ran añadía:

"Una raza problemática y divertida."

El viento soplaba suavemente en una temperatura maravillosa mientras contemplabais las flores caer bebiendo tranquilamente cuando al pasar cierto tiempo la puerta de nuevo se abrió y apareció el depentiente acompañado de la sensei, la cual vestía con un kimono ahora azul oscuro con olas en blanco y celeste en ella, diferente del de esta mañana, igual que los adornos del cabello recogido y pulseras y colgantes que llevaba.

"Lo complicado que es ver esta estampa y lo fácil que parece en ustedes."
Dijo Nisio mientras llegaba.

"¿Lo dices porque normalmente estaríamos por matarnos?"

"Justo."

"Pues tienes razón. se rió Ran Entonces deberíamos brindar por ello." le sirvió una taza de sake.

Nisio la cogió con cierto cansancio y aquella máscara parecía decir justamente aquello cuando se sentó.

"Pues si... así que brindo por ello."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2892
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Jue Sep 06, 2018 12:57 pm

Retiré la mano de golpe, emitiendo un maullido agudo cuando pensé que me iba a morder para enseñarme ese veneno suyo, encogiendo ambos brazos sobre mi pecho... Pero enseguida me di cuenta de que bromeaba, y me tuve que tapar el rostro con las mangas mientras me reía y sonrojaba, a medias por el susto y la vergüenza por esa reacción instintiva.

En cuanto se me pasó, no me duró mucho el ser precavida, le acerqué las manos a la cara a Ran, tratando de ver esos colmillos de cerca.
"Son... ¿son huecos...?" pregunté ya completamente dominada por la curiosidad "¿Tienes una reserva de veneno conectada... o tu saliva es venenosa por si misma...?
¿Y si gastas el veneno tu cuerpo producirá más, verdad...? ¿Y supongo que los hengeyoukais y todas esas criaturas habitualmente inmunes a las armas humanas no serán inmunes a tu veneno, verdad...? ¿Así que si yo pusiera un poco de tu veneno en mi "Garra de Tora", podría defenderme de ellos, paralizarles y tener tiempo para huir...?"


Murmuré pensando en... si podría darme un poco de ese veneno suyo, ji, ji. A los shinobi nos encantaban los venenos, podían facilitar muchísimo cualquier tarea pesada.

"Oh claro que si... Si no tuvieras corazón, no te gustarían los gatos" sonreí dulcemente.
"¿¿Más de uno?? Pero... ¿donde tienen el corazón las sierpes... y cuantos?" pregunté mirando el espacio donde debería estar en aquel cuerpo de apariencia infantil, pensándome en si sería buena idea o no poner la mano ahí para buscar los latidos. Luego pensé que Ran había dicho que el contacto físico no era un tabú nada especial para los onis, así que lo hice.

"Si, casi todos los cultos tienen rituales como danzas para atraer la mirada de su Fortuna, y sus bendiciones... Sensei también las hace para Benten-Kami en días especiales. Lo se porque... bueno, se supone que a esa clase de ritos sólo acuden los iniciados pero yo me colaba en el templo desde muy pequeña para verla, y hasta imitaba sus movimientos desde mi escondite, ji, ji.
Pero no había fuego"


Meneé la cabeza al final. Si acaso, algún que otro instrumento que marcaba el ritmo y creaba una atmósfera más intensa, pero sólo eso.

...

"Bueno, si es mi linaje... no puede ser malo, ¿verdad?"

Dije chasquendo la lengua, sobre aquello de no saber cuando dejaba a alguien atrás con más interés en mi.
Por un segundo miré de soslayo a Asahi... ¿Él? Hum... no, no lo creía. Él quería a madre...

"Ah, eso... Los grullas pueden ser muy seductores, aún sin proponérselo. Esa "exagerada" cortesía suya, no pueden evitarlo..." suspiré con una sonrisita "Apuesto a que se inclinó ante Tenko para disculparse por las acciones del otro, como si fuera una dama cualquiera sin importarle su condición.
Seguro que hasta a ti te gustó un poco, Kaji-kun"


Sonreí mostrando un colmillo divertida.

"¿Ah si...? Cuéntame esa "enfermedad" tuya de joven... Vamos, cuéntamela..." insistí con una sonrisilla aniñada evidenciando que no iba a dejarlo pasar por alto.


"Problemática y muy divertida"

Le sonreí a Ran mostrándome en total acuerdo con su visión de las cosas.

Cuando entró la Miya, no pude evitar fijarme en su kimono nuevo, y todos esos adornos... ¡regalos del fondo del mar! ¿Habría traido para mi...? Satomi lo habría hecho pero... quizás para la Miya no fuera tan extraordinario viajar allá abajo. Y sin embargo ahí estaba ella con todo eso encima, tan bonito...

"¿Vosotros dos normalmente habríais peleado al encontraros?"

Le pregunté extrañada a Ran y Asahi. Me parecía raro, si allí parecían tan amables y dóciles...

"Brindemos por Hanekawa-san entonces, que hizo posible esta escena hoy"

Expuse levantando mi tacita, antes de exclamar aquello de "kampai"

"Sabe, sensei Nisio-sama, el otro día resultó que me quedé con una impresión completamente equivocada sobre los Rierus... Ran-chan es encantadora, y ha prometido enseñarme un montón de cosas.
Y debo reconocer que también tenía un prejuicio muy errado sobre los Inu con relación a nosotros los Neko"
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6834
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Sep 06, 2018 4:08 pm

"Están huecos como los de una serpiente, segrego ese veneno por dentro en las cavidades y las escupo o muerdo, y si se acaba pues vuelvo a generarlo, como la saliva." Te dijo Ran tras reirse al ver tu reacción.

"Los hengeyoukais no son inmunes a mi veneno, hay muy pocas criaturas en los reinos que sean inmunes a este. Y es como te digo letal si se inyecta en alta dosis y sino... pues puede dejarte paralizado quizás hasta más de un día.

Si tuvieras mi veneno en tu arma no dudo que te daría tiempo para huir, al menos una hora."


"En mi caso yo tengo uno, en el lado opuesto al de los humanos y grande, pero hay onis que tiene varios, porque son muy grandes, y tiene al menos dos para moverse mejor, también hay onis que parecen dos unidos, y pueden tener también dos.
Aunque si te soy sincera, si evoluciono a una forma superior por Ai-kami y adquiero mi forma más sierpe alada puedo aumentar de tamaño y tener otro más, me convierto en una especie de dragón serpentino."


"Los rituales en mi tierra son para que se vean, se reune toda la comunidad, no hay tabúes y cualquiera puede verlo, niños o ancianos. Y hay veces que el rito dura horas y horas, hasta días, hasta que el bailarín cae al suelo rendido y exhausto. La resistencia en esta clase de eventos es muy importante y significa mucho.

Yo espero batir el record de mi padre en la danza ritual este año, estuvo tres dias bailando sin parar."
añadió con orgullo.


....


Ran se rió al verte con pucheros y se encogió de hombros mientras el inu esquivaba la mirada.

"Justo." te dijo de las acciones del grulla"¿A mi?!" Casi se le atragantó"Nonono sólo que bueno, está bien que se muestre respeto." eso es que a ella también le había gustado, pensaste.

"¿Mi enfermedad? se atragantó Pues... ¡nada extraño! Ya sabes, hormonas, juventud, dôjo lleno de gente... y el peculiar sentido matsu de ver la fuerza como algo tentador..."



"Ellos dos los que más" Te dijo de pronto Nisio mientras te los señalaba.A estas alturas y estando con ellos ya supongo que sabrás quienes son y quien eres tu, para ellos. Entonces no debería extrañarte porque pelearan por tu madre."

"Peleaba él, Hane er mía." protestó Ran mientras le sacaba la lengua a Asahi y Nisio te miraba como si dijera "¿ves?".

Nisio tomó la copa y brindó con ustedes mientras movía un poco el cuello como si lo tuviera agarrotado.

"Me alegro que veas que el mundo de los humanos no es el único gris, ojalá todos lo entendieran." La máscara pareció sonreir."Hay peligros allá fuera pero siempre debemos recordar que nosotros también somos monstruos y dioses, ambas cosas, para otros seres..."

"La hemos ayudado a que vea todo eso."

"No me extraña..." la máscara pareció sonreir.

Nisio entonces comenzó a quitarse uno de los colgantes que llevaba que parecía estar llena de conchas y piedras azules y de pronto te lo tendió.

"Toma. Esto es para ti. Parece que has hecho ya un amigo bajo el mar."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2892
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Vie Sep 07, 2018 12:45 pm

"Así que... lo vuelves a generar sin esfuerzo... entonces, ehm... no te costaría nada llenar una botellita y... regalársela a alguien, ¿verdad que no...?"

Maullé con un aire completamente inocente, como si NO lo dijera por mi con todo descaro.

"Si un corte de mi arma causara una hora de parálisis a un hengeyoukai... Un arañazo o apenas el pinchazo leve de una aguja tal vez serviría para provocar el mismo efecto en un humano...
Hum, ¿y qué tal funciona a través del estómago de la víctima? Quiero decir si alguien lo ingiriera disuelto en el agua o la comida, ¿tendría el mismo efecto, menos...?"


Pregunté, contemplando todas las posibilidades que de repente aquello ofrecía para mi.
"Me viene de familia el... aprecio por los venenos. De mi familia Escorpión, ya sabes el aguijón y todo eso" sonreí excusándome, tal vez aquello fuera nuevo para Ran si Hanekawa jamás había mostrado tanto interés por esa parte concreta de su naturaleza, ya que para los gatos no es tan natural el uso de esa clase de sustancias para cazar.

"Estaría bien tener una hora, creo yo. Me daría tiempo a esconderme y llamarte, si un hengeyoukai me atacara por sorpresa... ¿no te parece, Ran-chan?"

Volví a sonreir con un gesto cómplice.

"Entonces, ¿el tuyo está aquí?" murmuré tocando el lado derecho del tórax de Ran tratando de encontrar sus latidos "Espera, espera... ¿¿puede convertirte en un dragón?? ¿¿De los que vuelan por el cielo...??"

Exclamé abriendo los ojos como platos, pensando en los dragones que llamábamos elementales en Rokugan y se contaban entre los dioses de mayor rango.

"Supongo que los Oni sois más civilizados para eso, entonces... Si se supiera que Soshi Satomi va a realizar una danza ritual en honor a Benten-Kami abierta a cualquier público, el lugar se abarrotaría de personas deseando verla a ELLA. Alguna vez hasta se han producido alborotos, por eso sensei tiene que ser muy selectiva en quien participa de sus rituales y rezos, y quien no."

Confesé explicándole a Ran el detalle.

"Tres días... Vaya, no puedo imaginar lo que debe de ser eso. Aunque se que esas danzas pueden ser físicamente muy exigentes, antes he acabado casi en el suelo tratando de imitar la que hace Kaji-kun...

En fin, supongo que no hay ninguna posibilidad de que una medio humana pueda ver nunca ni siquiera un trocito de esa danza tuya, ¿no...?"


Susurré con una sonrisita tímida.

...

"Supongo que tampoco te molestó ver a ese Grulla utilizar la fuerza para resolver la situación de un tajo, ¿neh? A los bushi "apenas" os gusta eso, ji, ji"

Dije con un tonillo insinuante. Si que le había gustado... lo que me parecía una buena señal porque si todo seguía como esperaba Kajiko estaría rodeada de grullas muy pronto, y con su aura de león más de uno y de dos se quedarían prendados de ella.

"No se qué decirte, Kaji-kun... Yo aún me considero "demasiado" joven, pero nunca he estado en dojos llenos de hormonas... ellos venían a rondar a nuestra escuela, no al revés. Aunque dudo que lo que les tentara de nosotras fuera nuestra fuerza, no la física al menos.
Así que... no; no "lo sé". Cuéntame tú esa historia tuya... ¿Cómo se llamaba?"


Insistí con una sonrisilla felina de "no te vas a librar de darme el capricho"


"Bueno, si me extraña un poco la verdad. No tiene mucho sentido pelearse por un gato porque los gatos no son de nadie, van con quienes ellos quieren, cuando quieren... Así que dudo que para mi madre hubiera significado apenas nada quien de los dos hubiese ganado la última riña. Si acaso, se habría enfadado si alguno hubiera "roto" algo que ella considerase SUYO.

Ya saben, hembras neko..."


Sonreí al final de medio lado, encogiéndome de hombros con gracia dejando en el aire con relativa sutileza que aunque estuviera hablando de Hanekawa aquello era igualmente aplicable a mi persona.

"Oh, si que me han ayudado a verlo" asentí enérgicamente.
"De hecho, he aprendido muchas cosas... Como que Ran puede enseñarme a hacer magia curativa con mi sangre de momo, que puedo visitar Jigoku con ella o que un cerezo de su mundo no puede crecer en mi jardín.
Asahi-san también me ha revelado que en su biblioteca guardan información que demostraría que una momo puede traspasar su energía, a través de la senda de Benten, sin ser devorada ni fecundada.

Pero lo más importante dadas las circunstancias es que también recordaba que su padre tuvo contacto con un humano que a su vez viajaba con un joven samurai a quien ha identificado como Bayushi Kagehisa, a través de su olor..."
expliqué señalándome el cuello levemente.
"Ellos estuvieron implicados en el conflicto familiar de mi madre ya que el padre de Asahi había forjado una alianza secreta con el usurpador, y así tuvo conocimiento de esos humanos. De ese modo recuerda que ese joven sobrevivió y por tanto ya sabía desde el principio quien, y qué, era Hanekawa. Así que no pudo ser casualidad que supiera que ella había dado a luz a una hija que salió viva del ataque a la aldea, y que moviera hilos invisibles para conseguir su mano. Es casi seguro que mi marido participara en aquel ataque, o como mínimo le entregara la información de donde encontrarla a un nuevo "mecenas" que tuviera poder para derrotar a una hengeyoukai... Es decir, nuestro secuestrador de momos.

Tanto Ran-dono como Asahi-sama se han ofrecido voluntarios para... interrogar al respecto a mi señor esposo, pero yo he pedido que esa decisión quedara en sus manos, Nisio-sensei

¿Y algo más...? Ah si, también me ha sido revelado que el bloqueo sobre mi naturaleza momo es obra directa de la propia Ran. Un "hechizo" de magia Rieru. Pero la he convencido de que contando con su protección explícita más allá de Ningen, la mayoría de enemigos naturales que podría tener no se atreverían a enfrentarse con la favorita de Ai-Kami, y que las amenazas del Ningen de todos modos no saben nada ni del sello ni de lo que implica ser una momo. Así que, la conclusión lógica es que podría rescindir ese sello actualmente sin comprometer mi seguridad, eso me permitiría explorar hasta donde llega realmente la conexión entre le esencia momo y la senda de Benten"
además de poder convertirme en neko a mi voluntad, claro.
"Para corregir esta falta de conocimiento al respecto, pienso escribir un tratado sobre todo lo que averigüe. ¿Y si es ése el verdadero significado olvidado de lo que es ser una momo? Tendré que ir a las tierras Inu y Tsuru a buscar esa información, lo que por otro lado podríamos aprovechar para mostrar como un acercamiento amistoso entre los nekos y los inu, apadrinado por Ningen-dono si a usted le parece bien...

Y ehm.. Ran quiere conocer a Satomi-sensei, tiene un regalo para ella, y a Tsumeo-san, como mi madrina. Mi madre me llevó hasta ella allá en Jigoku cuando era una recién nacida, así que me apadrinó implícitamente. Supongo que hará falta alguna clase de permiso de Ningen-dono para que un Oni se presente ante humanos... ¿no?

Bueno, pues... eso es más o menos todo."


Pregunté a los otros, pensativa.


"¿¿Un regalo?? ¿¿Para mi...??"

Exclamé sonriendo de oreja a oreja. Por supuesto no me molesté en rechazarlo, lo tomé para mirarlo de cerca y enseguida me lo probé poniéndomelo al cuello.

"¿De quien es...? Oh, no me lo diga... ¿De Nachi, Sima, o Haru...?
Yo diría que... ¿Nachi? Los machos son más proclives a regalar adornos, ji, ji... ¿He acertado?"


Dije aún sonriendo felizmente con mi collar directamente traído de una ciudad ubicada en el fondo del mar, por parte de un Orochi de tres cabezas.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6834
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Sep 10, 2018 4:05 pm

"No me importaría pero quizás si a Nisio-sensei, ya sabes, por aquello del tráfico de venenos mortales..." se rió.

"Si le da a un humano por eso te he dicho que puede ser hasta mortal, depende del humano, quizás uno de esos cangrejos aguantaría pero no sin llevarlo a altas fiebres y a la convalecencia."

"¿Disuelto? Pues la verdad es que nunca lo he probado ya que no suelo abrirles la boca y escupirselo dentro jajaja sino que muerdo jaja sin duda a alguien tan curiosa como a ti le encantaría hacer pruebas. Pero supongo, por los síntomas que crea, que podría ser mortal una ingesta así y más rápido porque podrían pararse los órganos internos desde dentro y crear un fallo multiorgánico."

"Bueno... no creo que el veneno deba usarse como juguete o juego pero si es para protegerte no creo que a Nisio-sensei le parezca un incumplimiento de los tratados entre los reinos que he firmado... ¿no crees?" te devolvió esta la sonrisa.

"¿No has oído que cuando una carpa se ilumina se convierte en un dragón? Pues lo mismo." Sonrió esta mientras te cogía la mano y te la ponía sobre el pecho, en el lado opuesto a donde tu tenías el corazón."Ahí esta mi corazón ¿lo notas?" Y claro que lo notabas, era como un martillo en un ritmo super fuerte y rápido, más que el de un humano.

"No te negaré que puede haber quien va a ver al bailarín sagrado no la danza pero como no tenemos quizás los peligros de la carne de los humanos o la forma de verlo de la misma forma, sino más natural, pues no existe esa necesidad oculta que satisfacer."

"¡Hasta para mi es exhausto! Imagina mover un cuerpo tan grande como el mío tanto tiempo!" se rió.

"¿Quieres verlo? Bueno, con esta forma no es tan espectacular, pero podría hacer algunos pasos..." Murmuró.


....


"Me pareció que ese animal sólo entendía la fuerza, así que recibió la lección que entendía." asintió Kajiko.

"Es que vuestras escuelas son sólo femeninas, esas cosas no os pasan, claro." Murmuró esta.

Luego te miró con "cierto odio" al ver que no cejabas en tu empeño y al final suspiró y dijo:

"Se llamaba Ryota, no era el mejor de la clase pero sin duda el primero en levantarse tras la caída y el último en abandonar. Kajiko miró un momento a la nada y murmuró"Habría sido un gran guerrero y un gran hombre..."



Nisio oyó todo aquello y miró a los presentes entre un suspiro y el asentimiento.

"Veo que has aprendido muchas cosas, demasiadas diría yo.... aunque también siempre digo que nunca se sabe demasiado..." suspiró.

"¿Vuestro marido?" se sorprendió."Aunque afecte a las momos... dejar que Ran-san o Asahi-san vayan a interrogar a vuestro marido os puede costar a vos un disgusto y a vuestro clan... pasarían cosas complicadas de explicar y quizás aunque consiguiéramos información valiosa luego complicaríamos lo que pasa en este Reino e incluso que se escabullera el culpable...

Pero... pero..."
murmuró Llegados el momento... nunca está de más tener un señor oni y un señor youkai a nuestro lado."

"¿Vos? miró a Ran mientras esta asentíaEso cuadra que no hubiera rastro alguno, que los ideogramas fueran mágicos y a dioses de nuestro reino pero con lenguaje desconocido por completo..."

"No incumplí en su día ninguna regla, era una neko viajando a Jigoku-Do y yo usando mi magia en mi Reino."

"Ay que ver lo bien que se te dan los límites legales cuando quiere Ran-dono..."

Ran sonrió con malicia ante esto.

"Las decisiones importantes las medito con calma..."

Luego asintió ante tu efusividad.

"Has acertado, es un macho orochi al que le encantan las mujeres hermosas y encantadoras y que hecha de menos que le hagan ofrendas de mujeres así, no porque se las coma sino porque le gustaba la compañía...
Así que me lo ha dado para ti y me ha dicho que a ver si te llevo alguna vez..."
suspiró.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2892
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Lun Sep 10, 2018 8:36 pm

"No es mortal. Has dicho que en dosis pequeñas... sólo paralizaría, sin matar.
Claro que en grandes cantidades puede matar, como... tantas otras cosas. A un humano, un exceso de insolación le puede matar. Una dosis muy alta de sal es venenosa, por eso no podemos beber agua de mar... Pero no veo que Nisio-sensei se preocupe por la compra venta de sombrillas ni por las caravanas de mercaderes de sal."

Sonreí exponiendo mi argumentación de que el veneno de Ran no era técnicamente letal. Entendiendo letal como... muerte garantizada.

"¿Tanto...? Hum, me gustaría tener la posibilidad de paralizar a un atacante humano sin matarlo, ni sumirlo en una convalecencia de días que me impidiera obtener nada útil de él.
Quizás una gota... muy pequeña...
Buf, un Soshi sólo necesitaría un poco de ese veneno y una familia de cerdos para cuantificar perfectamente cada dosis justa con sus correspondientes efectos diferentes.

Oh, el estómago humano es sorprendente. Muchas sustancias que serían tóxicas al ser respiradas o inyectadas en la sangre, resultan no letales a través de su ingesta. Yo misma he preparado recetas deliciosas que usan venenos comunes como aderezos, en una cantidad mínima que sin embargo podría ser potencialmente letal de llegar directamente a la sangre.

Aunque claro... sería una pena probarlo en cualquier ser vivo que no me haya amenazado previamente. Así que... prometo no usarlo a la ligera, ni mucho menos dejar que caiga en manos de mi Clan; por tanto, sólo lo utilizaría para protegerme.
No, no creo que a Nisio-sensei pudiera parecerle mal en absoluto, en estas circunstancias"

Asentí sonriente.

"¿Las carpas se iluminan...? Y... ¿y las que nos comemos...?" pregunté preocupada porque eran uno de mis platos favoritos, y a aquellas alturas de mi vida podría haber devorado a cientos de almas destinadas a la iluminación. A algunas incluso las había sacado del río con mis propias manos.

"Uah, claro que lo noto..." exclamé sorprendida por la intensidad de su corazón, tanto como por la localización opuesta. Incliné la cabeza y apoyé mi oído sobre su pecho, era un sonido rítmico, que transmitía tranquilidad y seguridad, porque me recordaba al de mi madre cuando estaba dentro de ella, me había dicho alguna vez sensei.

"Para sensei es bastante complicado, su senda atrae a cualquiera con corazón como polillas al fuego. Así que no sólo debe tener cuidado de que no la descentren sino de no quemarlos a ellos.

¿¿Podrías?? Si, si, si... hazlo, por favor" exclamé encantada.



"Vaya... ¿murió?"

Pregunté agachando las orejas sobre aquel Ryota, temiendo haber hecho a Kajiko tener que recordar algo triste.


"Nunca" asentí convencida a eso de que no podía ser suficiente de curiosear cosas nuevas.

"Mi marido, así es. El olfato de Asahi-san no lo ha dudado, es él.
Yo también he pensado en las consecuencias de que fueran. No soy tan insconsciente... no siempre al menos. Aunque Ran-chan o Asahi-san podrían ser el menor de los problemas si en Chikusudo se llegara a saber que un humano está implicado en el secuestro de las momos; los Inu aún la conservan con ellos, pero debe de haber muchas tribus furiosas por la pérdida... Así que tienen que prometerme que esta información no saldrá de aquí, ¿de acuerdo?" les dije con un tono cálido de gata melosa a los dos, aunque daba por hecho que no actuarían de tal modo que me perjudicara, supuse que Nisio quedaría más tranquila escuchándolo de sus labios.

"Tengo una sombra perrito para hablar con el señor Asahi, y Ran me ha dicho que puede escucharme a través de la muñeca que me dio Ai-Kami"

Señalé sonriendo orgullosa, resaltando que SI podía contar con ellos.

"¿Verdad que si? Casi parece neko"

Sonreí tranquilamente, contenta de esa forma de ver los límites que por fortuna compartía con mi Oni.

"La decisión importante es... ¿interrogar a Bayushi Kagehisa, retirarme el sello, o darle permiso a Ran para conocer a sensei y a Tsumeo?"

Pregunté tímidamente esperando una puntualización.

"No me importaría disfrutar alguna vez de la compañía de ese Orochi de nuevo, siempre y cuando recuerde que NO puedo respirar bajo el agua y que debo volver a tierra...
Así que si me gustaría que me llevara con usted, sensei. Tendré que llevarle yo un regalo a cambio, hum... ¿qué les gusta a los Orochis?
Y hablando de eso, ¿puedo preguntar qué tal le ha ido con ellos allá abajo, sensei Nisio-sama?"

Curioseé al final incapaz de resistirme más tiempo.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6834
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Sep 11, 2018 4:44 pm

"Bueno, en eso tienes razón... técnicamente no es mortal de necesidad." Sonrió de medio lado la oni.

"Supongo que para saber cuál es la cantidad adecuada es mucho más seguro probar que negarlo todo ¿no? Es más racional sin duda. Pero para ello como dices necesitamos a alguien versado en hacer esas pruebas o el tiempo para que te dejen hacerlo." Te dijo con tonillo irónico porque sabía por donde ibas.

"Hummmmmmmmm.... no sé yo... mi veneno no es el del pez fubu. No te dejaría que lo usaras para cocinar tan a la ligera." Meditó en voz alta.

"Tendremos que ver qué es lo que sensei dice al respecto."


"O al menos eso dicen, que una carpa que vive muchos años puede iluminarse..."

"Suena fuerte ¿verdad? jeje Es porque late para mi cuerpo real, no el que ves." Te explicó.

Ran se levantó cuando sacó dos abanicos de su obi.

"Voy a hacerte una parte lenta con abanicos."

Te dijo mientras andaba para ponerse delante tuya, primero sobre el suelo, inclinada y comenzar a bailar.



OUT
Baile parecido a este:
https://www.youtube.com/watch?v=C1BCg9kBWl0
Lo he cogido por el inicio porque me ha gustado mucho el aleteo con los abanicos.



"Hay dôjos en los que crecer y sobrevivir es toda una prueba de vida." Te dijo Kajiko."En los dòjos Matsus esa es la ley de vida, sólo los más fuertes.
Él no es que no lo fuera... pero la suerte a veces es un factor con el cual no todos nacen."




"Es muy importante que no salga de aquí, ya que los youkais no entenderán de clanes humanos, sino de estos, si se tratan de vengar por sus momos." añadió Nisio.

"Parece que has hecho tus deberes para cortarme respuestas de anticipado." Dijo Nisio y no sabías por qué pero pensabas que la máscara sonreía con ironía."En realidad me quedo más tranquila si se que Ran-san, por ejemplo, está a cargo de tu seguridad, como te dije la otra noche... nunca está de más contar con la ayuda de un Rieru."

"Hasta que no sepamos más allá de tu marido qué hay en las desapariciones de las momos no voy a dejar que te quiten el sello, si es lo que creo no atenderá a razones y no le tiene miedo, ni a los rieru ni a nada. Sería ponerte tontamente en peligro. Eso queda descartado.
En cuanto a que Ran conozca a tus seres queridos.... puedo entender que quieras presentarselo a tu maestra pero... ¿Estás segura de que quieres presentarselo al hijo del daymio? No lo digo por él... puede que si, pero dejando a un lado que él no, no todo el mundo asume como tu que un Rieru no es un Oni como los que todos conocen.

Y en cuanto a tu marido.... eso es algo que tengo que meditar... no puedo darte una respuesta ahora, hay que hacerlo cuando sea el momento y por ahora hay otras cosas que debo solventar...



"Ellos saben que no respiramos bajo el agua, tranquila, como te dijeron es un mito que comieran humanas." Te respondió.

"Bueno... sería educado llevarles un regalo, sin duda.
¿Qué les gusta? Hum... hay muchas cosas, pero yo les llevaría algo tallado de madera, allá abajo no hay árboles, es un material raro."


Por un lado Nisio no se sorprendió de tu curiosidad pero quizás si del descaro que seguías mostrando.

"He ido a hablar con Suitengu." Te dijo de pronto como respuesta. ¡¿Con la diosa?!"Me pidió que le buscara algo y he ido a devolverselo."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2892
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mié Sep 12, 2018 1:59 pm

"Oh, no, no, no... No lo utilizaría para cocinar. Hace falta mucha investigación con las dosis y la naturaleza de cada veneno antes de poder usarlo con seguridad y no causar una catástrofe. Otra cosa sería una negligencia"

Expliqué indicando claramente que mi idea era tenerlo únicamente como defensa personal.

"Ni el que veo... ni el que puedo tocar"

Murmuré pasando las manos por encima de su cabeza, y contorneando su silueta hasta dar por hecho que mi tacto estaba tan engañado como mi vista.

"Entonces... ¿realmente cambias de forma, o es sólo una ilusión para todos mis sentidos?" dije curiosa.

Me quedé mirando luego algo embobada con una sonrisa de niña al descubrir algo encantador y mágico a partes iguales cuando la vi danzar de aquel modo.
"¡¡Me encanta!!
Quiero decir... Me encanta"

Exclamé primero entusiasmada, y con algo más de mesura después. "Es preciosa Ran-chan. Muchas gracias por mostrármela" asentí inclinándome agradecida.

...

"Siento mucho haberte hecho recordar algo triste, Kaji-kun" murmuré agachando la cabeza a modo de disculpa sincera.
Pensé que la filosofía Matsu era absurda. Si ese Ryota no hubiera sido muerto durante el adiestramiento podría haberse casado con Kajiko y así la familia Matsu sería más fuerte ahora, con ellos dos dentro de ella aún. Sin duda era un sistema inoperante que les había hecho perder dos buenos guerreros a cambio de ¿qué?


"Es cierto, podrían buscar venganza contra todos los humanos... O aunque supieran de los Clanes, podrían atacarnos a todos los escorpiones y por tanto a mi también"

Dije pensativa, haciéndoles ver a los allí presentes que en realidad no tenían porqué desear proteger a los humanos si les daban igual, pero que yo podía ser la primera damnificada.

"Y me ha dicho que ahora los otros Rieru no me atacarán, aunque me descubran de noche..." sonreí queriendo decir que ya no tendría que esconderme Nisio del señor Kazama si volvíamos a encontrarnos.

"Hum, lo he pensado pero... el señor Tsumeo realmente quiere conseguir mi mano, y dadas las circunstancias es posible que mi Clan le conceda eso en las negociaciones que mantienen de asuntos que les importan mucho más. Además pensarán que no es mala idea introducir una escorpión en la casa Daidoji; que sea yo y no otra sólo sería una molestia menor para los daimios de mi Clan.
Eso que sepan ellos, claro... Si mi actual marido tiene un interés particular en mi como algo más que una esposa, es muy probable que la noticia de que debe aceptar el divorcio le haga reaccionar de un modo muy distinto al que los señores esperarían.
Pero dicho eso... si el Daidoji realmente me quiere, tendrá que conocerme y aceptarme como lo que soy. Sería muy deshonesto por mi parte ocultarle tantas cosas de mi, mi naturaleza, mis amigos, el peligro al que se expone... No, debe saberlo. Y debe obrar en consecuencia a partir de entonces.
Si es amor verdadero no le importará que sea medio neko, o que mi madrina sea una Señora del Jigoku. Y si no es amor verdadero, prefiero seguir sola la senda de Benten antes que comenzar otro matrimonio repleto de mentiras y medias verdades.

Además... piénselo. Daidojis. Si se les dijera a mi Clan lo de los Rieru, pensarían en como sacarle partido sólo para su beneficio exclusivo. Los Isawa lo anotarían en un volumen muy minucioso, sólo para guardarlo en alguna biblioteca prohibida donde nadie podría acceder. Los Cangrejo, quizás no se lo creerían, pensarían que es un engaño del Oscuro. A los leones les daría igual, lo ignorarían. Los Dragones... quien sabe lo que dirían, pero dudo que hicieran nada.
Pero los Daidoji... los descendientes de Doji Karasu, verían en la existencia de los Rieru una oportunidad. De aprender, de mejorar, y llegado el momento, de compartir con el resto del Imperio del modo adecuado.
¿No es acaso un futuro a medio plazo deseable?"

Le expuse mi visión a Nisio.

"Madera... hum, hay muchas cosas bonitas de madera" exclamé sonriente. "Pero nada para el pelo... ni para la ropa... ni máscaras ni pulseras y... para un collar necesitaría metros de avalorios..." dije pensando para mi misma. La naturaleza de un Orochi complicaba un poco la elección del regalo perfecto.

"¿Con Suitengu-Kami en persona...?
Vaaaaya... ¿Y como es? Quiero decir... puede que sea la Fortuna más amada y temida a la vez, ¿no? ¿Es así realmente, tan colérica y furiosa de repente?"


Pregunté con interés.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6834
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mié Sep 12, 2018 4:10 pm

"Entonces supongo que está bien, aunque sería gracioso que en el futuro hubiera algún plato con "aderezo de oni" jaja No creo que fuera muy popular pero pagaría por verlo jaja." Te dijo Ran.

El cuerpo que tocabas era el que estaba allí, al menos tus manos tocaban algo, y no más allá.

"Hum... digamos que cambio de forma, aunque también podría verse como que me meto en otra clase de piel, las serpientes mudamos las pieles, esta es como mi primera piel, me deshago de ella y soy como suelo ser, y cuando me libere de esta ascenderé."

Ran volvió dando un par de saltitos a tu lado.

"Me gusta la parte de los abanicos, el tesen de hecho es un arma que me gusta mucho, así que los abanicos en general también jiji. Me encanta el movimiento que se crea, como batir de alas..." te comentó.



....


"No pasa nada. No fue algo que pasara a drede, fue mala fortuna, a veces cuando hacemos clases al aire libre, excursiones, acampadas, entrenamientos especiales pueden pasar cosas, estas en el exterior con lo que significa eso, la libertad tiene sus peligros." Te dijo esta.

"Estoy segura que el karma le ha dado una nueva oportunidad y habrá renacido para volver a ser samurai y demostrar lo que vale."


"Por eso es importante que los asuntos de los Reinos se traten de cara a estos. Los humanos pueden ver un youkai y pensar que todos son iguales, y humanos de ellos. De ahí la importancia de la discrección." Recalcó Nisio.

Ran asintió a tus palabras sobre que no te atacarían y entonces Nisio buscó y encontró entre tus ropajes lo que esta te había dado.

"Supongo que te ha contado qué es ese regalo ¿verdad?"

Ran asintió con firmeza. Nisio suspiró entonces.

"Si te parece bien, entonces está bien, todo lo que sea mayor seguridad es un extra a agradecer."

Nisio se cruzó de brazos mientras escuchaba tus argumentos y al final dijo:

"No dudo del amor verdadero... es sólo que en este Reino ya sabemos que el amor a veces es un punto menor en comparación con el Clan y la Familia...
Aunque claro, no conozco a Tsumeo-san de la misma forma que tu, así que no puedo opinar con toda la certeza del mundo...
Sólo quiero advertirte que debes tener cautela, que puede que ese hombre este tan loco o cuerdo para que no le importe si tienes dos o cuatro orejas y si tu maestra es seguidora de Benten y tu Madrina de Ai-Kami pero el mundo en el que ambas vivimos, créeme, en ese tu y yo somos las raras, la que aceptamos todo demasiado bien...

Así que tómalo con calma, busquemos si quieres juntas el momento adecuado y presentemos tus... rarezas, o mejor dicho, quien eres de la mejor manera posible.""


"Quizás podríamos hacerlo aquí. dijo de pronto Ran Después de todo esto es un Sueño, esa aseveración hace que quien está aquí y lo sabe se relaje, lo vea todo más normal, lo interiorice mejor, y luego, que sea aquí o allí fuera... ¿Qué diferencia hay?"

"No es mala elección...." Murmuró.


"Te dejaré que lo pienses, seguro que se te ocurre algo." Te dijo del regalo.


"Si, con ella, en persona.
Suitengu-sama es un kami que en realidad está muy presente en la vida de los humanos, tanto como Benten e Inari, quizás incluso visite la tierra con más frecuencia que estas...
Es una deidad....... interesante... es como dicen tiene dos caras, una amable y otra furiosa. Aunque yo en realidad la veo más bien como una madre dura pero justa. Si sigues sus reglas puedes navegar en calma, pero si la desobedeces más te vale rezarle a todo el resto de los dioses del Tengoku para huir de su furia.
Aunque es cierto que esa parte suave puede no ser reconocible porque...
Nisio señaló el "entrecejo" de la máscara suele tener siempre el ceño fruncido y expresión enfadada, pero es que ella es así."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2892
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Jue Sep 13, 2018 12:36 pm

"Conociendo a la raza humana, estoy bastante segura de que un aderezo llamado "veneno de oni" tendría mucho éxito, y dada la escasez del mismo su precio se pondría a la altura de especias tan caras o más que el oro y la plata, lo que haría que resultara más codiciado aún.
¿Pero... en qué quedamos? Parece que por un lado te disgusta la idea y acto seguido dices lo contrario... ¿Eres siempre así con todo?"


Le pregunté al final con media sonrisilla, como si insinuara si dentro de un rato dejarían de gustarle los gatos, ji, ji.

"Así que para pasar de tu forma de sierpe a ésta... ¿tienes que comprimirte? Entonces vas a... ¿reventar para salir de ahí?"

Dudé con un gesto de horror felino, poniéndole las manos sobre las mejillas con algo de pena sobre todo porque me gustaba aquella piel y me daba miedo pensar en verla destrozada.
Estaba segura de que quería ver la forma de oni de Ran, pero tanto como que ese proceso de transformación que me imaginaba NO quería verlo.

"Supongo que con cuatro brazos con abanicos y tus alas de sierpe, el efecto debe de resultar aún más espectacular, pero... la verdad es que me gusta mucho como lo has hecho así, como eres ahora.
Me encanta la metáfora de las alas; practicaré y tal vez idee una danza para mi plagiándote un poco, ji, ji. O inspirándome, mejor dicho. Seguro que a mi grulla le gusta"


Murmuré pensativa, aunque desde un punto de vista estético claro, ya que dudaba que Ai-Kami se tomara demasiado en serio mi actuación.

...

Por un instante pensé que si yo hubiera nacido Matsu mi vida habría durado muy poco. Aunque evité decírselo a Kajiko para que no pensara en su hijo y se pusiera más triste aún.
"El karma puede tener sus misterios, pero siempre podemos contar con él" susurré sin más colocándole la mano a mi león sobre la suya, refiriéndome a ella misma esta vez, renacida y lista para demostrar de nuevo lo que vale como samurai.

"Si, me ha contado lo que es y lo que significa llevarlo" dije sobre el collar de cuentas hechas con los huesos de sus antepasados y su símbolo familiar "Aunque no se lo he pedido para mi, sino para Daidoji Tsumeo y sus futuros hijos que tendrán que pasar por las tierras Cangrejo como parte de su formación.
En cuanto a mi, Ran-chan me ha dicho que su olor sobre mi será fácilmente reconocible por cualquiera que sepa quien es ella"


Sonreí abrazándome a su cuerpo sin reparo. De todos modos yo no pensaba tener que viajar nunca a las tierras sombrías, así que esperaba que los hengeyoukais u otros visitantes de esta parte de Ningen-do fueran los que lo tuviesen en cuenta.

"Bueno, también Kajiko lo ha aceptado todo tranquilamente, ¿no es así?" indiqué haciendo un gesto cariñoso hacia mi león. Ya éramos tres rarezas, al menos.
"El amor verdadero puede nublar el miedo o la incertidumbre y aportar luz en medio de cualquier oscuridad... Yo creo que él lo entenderá. Y sus lugartenientes más cercanos le quieren tanto como Kaji-kun a mi, así que lo seguirán a donde sea. En cuanto al resto de su familia... bueno, no creo que este conocimiento pudiera extenderse de un día para otro, pero... oh, ayudaría mucho si algún Clan Rieru recordara haber ayudado o al menos tenido contacto amistoso con Doji Hayaku, uno de los hijos de Dama Doji-kami y Kakita-shiryo, que entró en las tierras sombrías por su cuenta para rescatar intacta el alma de su hermana, el trueno grulla, después de la batalla contra el Oscuro que acabó con la existencia de éste...
Cuando regresó, Hayaku permanecía incorrupto, pero su pelo se había tornado blanco por eso sus seguidores se lo tiñen como homenaje, y fundó la familia Daidoji.
Quiero decir que... después de la batalla, es posible que hubiera Rierus aún en Ningen acabando con los restos del ejército del Oscuro. ¿Y si ayudaron a Hayaku-shiryo? ¿Existe esa posibilidad?"


Les pregunté tanto a Ran como a Nisio, porque eso crearía un vínculo inmediato entre las dos razas que seguiría sin poder ser de dominio público pero al menos si reconocible por la familia del daimio gobernante Daidoji.

"Sea como sea, si cree que debo tomármelo con calma, así lo haré. Pero esta ignorancia coloca al señor Tsumeo en una posición de riesgo en la que es especialmente vulnerable por su ignorancia de la misma. Si mi marido tiene la capacidad para atacar a una hengeyoukai, podría atentar contra el grulla de un modo inesperado en cuanto le llegaran noticias de que pretende mi mano... Tenemos que protegerle de eso"

Le supliqué a Nisio.

"Hum, si sólo voy a poder mostrar mi forma neko aquí, supongo que es el lugar adecuado si. Una cosa es contarlo y otra verlo, ¿no es así, Kaji-kun?
Además, si Ran-chan quiere enseñarle su verdadero ser para "darle sus bendiciones" a la intención de Tsumeo hacia mi, también es mejor aquí que fuera..."


Dije pensando aún en esa "prueba" que ella querría ponerle a quien aspirase a tomarme como esposa.


"¿Visita la tierra... o el mar?" pregunto curiosa sobre Suitengu.
"Ahm, bueno recuerdo haber tenido algunas maestras así en la escuela... Entonces supongo que NO le gustarán los gatos"

Concluí para mi misma con un escalofrío. Quizás ya no fuera tan buena idea que el Orochi me llevara a visitar el mar.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6834
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Jue Sep 13, 2018 4:37 pm

"No me disgusta darte nada a ti, pero si la idea que sensei Nisio me vete la entrada a Ningen-Do si incumplo los tratados." se rió.

"No jaja es una forma de explicarme, es como si fueran pieles, pero este cambio no me oprime, sólo es una especie de disfraz."


"¡Justo! Con más brazos queda mejor... murmuró si haces algún baile parecido no dudes en dejarmelo ver, me gusta mucho la danza. La danza de espadas, por ejemplo, es una de mis especialidades artísticas."


...


Kajiko sonrió despacio ante tus palabras y asintió despacio a estas.

Nisio suspiró.

"Bueno... no negaré que eso sería una ventaja en las Tierras Sombrías. Seguro que su linaje se ganará un apodo cuando las criaturas los eviten..."

"Kajiko-san ha renacido en tus brazos, es parte de tu prole de raros." te respondió Nisio con tono sarcástico pero sin tratar de ser malvado, sólo con esa retranca.

"De hecho espero que esta información no vaya más allá de las personas necesarias. Nada de conocimiento de clan..." Te dijo Nisio.

Ran y Nisio se miraron.

"No podría negarlo del todo, aunque tendría que ir a mirar nuestros registros, yo no estuve en esa guerra pero mi madre si, podría preguntar."

Nisio meditó aquello.

"Siendo o no correcta esa información sigo pensando que es mejor contenerlo en pequeñas dosis de conocimiento, pero sería interesante y para mi un arma útil para el futuro, el conocimiento siempre es poder."

"Déjame que lo medite y te diré lo antes posible qué deberíamos hacer, al menos con Tsumeo." asintió.


"Y en este lugar usted tiene todo el control, Nisio-dono." dijo el dependiente."Después de todo este lugar es parte de su sueño." Añadió con aquella información que no conocías.

"La tierra. La tierra.
Te daré un consejo, Sakura-san, sé siempre amigable con las mujeres solitarias que te encuentres por las playas, uno nunca sabe si es una campesina perdida o una diosa."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2892
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Sab Sep 15, 2018 5:58 pm

"¿¿Eso puede pasar?? ¿¿¿Y ya no podrías volver aquí conmigo nunca más???"

Pregunté escandalizada.
Después negué con energía.
"No podemos permitir que eso suceda. Cumpliremos los tratados al pie de la letra.
Así que... si en ese tratado dice que NO puedes darle un poco de tu veneno a una pobre y amenazada momo medio neko para su defensa propia, pues... no puedes dármelo. Y ya está"


Asentí con la misma intensidad. La ley, era la ley.
Aunque si no dijera eso si podía, ¿por qué no?. La letra de la ley era la letra de la ley.

"Ah bueno... ¿Entonces... no vas a... hacer puaff...?" siseé haciendo un gesto de explosión con las manos al decir aquello "Mejor, mejor. Me habría dado mucha pena por... la piel que llevas ahora. Es muy bonita, me gusta.
Y quizás me daría un poco de miedo también"
desvié la vista acercando los dedos índice y pulgar para indicar que "sólo un poco"
Mentira. Mucho. Habría tenido pesadillas, seguro.

"¡A mi también me gusta! ¡Yo aprendí a manejar las armas de filo a través de la danza!
En mi escuela nos enseñaban a bailar, no a utilizar espadas, pero después de eso... me vi obligada a aprender, y descubrí que me era mucho más sencillo hacerlo a través de los movimientos de baile que ya sabía, que del modo en el que aprendían los demás.
Bueno, en realidad más que espadas son dagas... especialmente comparadas con lo que utilizarás tú. Pero es divertido, las hago aparecer y desaparecer entre mi ropa, las lanzo, tengo un hilo casi invisible con las que puedo atarlas y así arrojar y recoger no sólo hacia arriba, las muevo detrás de mi abanico... Supongo que es una kata más que una danza, pero para mi siento que estoy bailando."


Expliqué sonriendo.

...

"Un buen apodo, espero. Siempre es bueno haberse ganado el respeto de los Cangrejo en el campo de batalla, ellos funcionan mediante ese sentimiento más que a través de acuerdos o tratados.
Aunque yo me conformo con que mis seres queridos vuelvan de una pieza"


Asentí volviendo a guardar el collar con mimo, dejando una sonrisilla en la comisura de los labios al mirarlo por última vez.

"Deberíamos tener un mon propio, ¿no te parece...?" le dije a Kajiko siguiendo con gracia ese hilo de mi prole de seres únicos "¿Qué podría ser?"

"Hai, nada de Clan Escorpión Nisio-sama.
Pero... a sensei si se lo puedo contar... ¿verdad?"


Pregunté frunciendo el ceño. Ella era diferente, no era "el Clan" sino que era... pues eso, sensei. Nunca le había ocultado nada y aunque quisiera, que no era el caso, sabía que no aguantaría ni dos miradas antes de confesarlo todo.

"No estamos hablando de cualquier incursión; Hayaku-shiryo tuvo que llegar hasta el lugar mismo donde el Oscuro fue derrotado para recuperar la espada de su hermana, no es descabellado pensar que si había algún Rieru después de la batalla en Ningen, no andarían demasiado lejos precisamente de ese punto. Tal vez buscaran alguna reliquia perdida también a manos de Fu Leng, no se... O puede que sólo estuvieran persiguiendo a sus lugartenientes.
Aunque fuese una pequeña dosis, podría llegar a ser un punto de apoyo para mover el mundo en la dirección correcta, sensei Nisio-sama"


Expuse pensativa. No había nada que emocionara más a un samurai que la herencia de los antepasados, y especialmente de los más brillantes de cada panteón por supuesto. Y entre los Daidoji, después de Doji, no lo hay más que Hayaku.

"Aguardaré su decisión, maestra" respondí al final inclinando la cabeza. No veía otra opción, entre hacer esto con la complicidad de Nisio, o no hacer nada. Y de la segunda no me gustaba ni la música.

"¿Éste es su sueño...? Entonces... ¿por qué se ha sorprendido de vernos aquí, si ya estaba soñando con nosotros desde que hemos entrado?"

Dije curiosa. Un momento... ¿Nisio había vuelto a soñar que yo decía eso...?

"Lo bueno es que si lo hacemos aquí, y suponiendo que se produjera una reacción catastrófica por parte de Daidoji Tsumeo a cualquier clase de información revelada, al ser su sueño... ¿no podría hacer que se le olvidara al salir de este lugar?
Quiero decir, es bastante habitual que olvidemos nuestros sueños en el mismo momento de despertar, ¿me equivoco? Eso generaría un colchón de seguridad muy notable. Con él, y con cualquiera"


Murmuré mirando a mi alrededor. Incluso cabía la posibilidad de traer a Kagehisa aquí, interrogarlo y luego dejar que se fuera sin recordar que hubiese confesado nada, ni haber estado aquí siquiera...
Los Soshi llevaban siglos experimentando con sustancias que causaban esa clase de engaños en la mente de los prisioneros, pero sin un éxito completo hasta la fecha, que yo supiera al menos.


"¿En la playa...?
Bueno yo, soy siempre amable... curiosa. Pero es una curiosidad amable, eso seguro.

Hum... ¿Suitengu-kami también fue humana?"


Me pregunté al final.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6834
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Lun Sep 17, 2018 3:27 pm

"No dudo que pudiera hacerlo, ella ES Ningen-Do."

Luego Ran puso cara pensativa y dijo:

"Aunque claro, dice que no se puede traficar con veneno, ni usar de manera incorrecta y perjudicial, pero ahí no hay nada de eso ¿verdad? Osea, no es como si tu fueras a traficar con mi veneno..."

"¿Explotar? jajaja No, podría mudarla, eso si, pero explotar no." ¡¡¿Mudarla?!! Mejor ni preguntar."Pero yo no me transformo así, tranquila."

"En mi tribu hay una escuela de danza acrobática con armas. Muchas veces se usan en duelos de habilidad y otras veces en rituales o sacrificios. Yo creo que le da algo que la simple lucha no tiene."

....


"¿A tu sensei? Hum.... si, eso está bien, Satomi-san ya no pertenece sólo a este mundo desde hace mucho." Asintió.

"¿Un mon? preguntó KajikoPues...... no sé...."

"Quizás un iris rokuganí." dijo Ran sobre el mon."Después de todo es la única flor en todos los reinos que puede florecer en el agua y en la sangre."

"Tu razonamiento tiene una lógica innegable." Te dijo sobre el antepasado Daidoji Nisio.çç

"Ya le he dicho que tiene madera de discípula suya." Dijo el dependiente.

"Tiene habilidades sin duda para sentir lo que los demás no pueden y de hilar lo que los demás no ven. Es imaginativa."

"Porque este es parte de mi sueño, pero mi sueño sigue sin mi o conmigo y es extenso y a veces ni tan siquiera sólo mío. Esta es una parte de mi que siempre está dormida y a la vez siempre despierta. Es parte del sueño de Ningen-Do." Te dijo Nisio."De manera que gracias a eso puede existir esta tienda."

"Es un sueño después de todo, y hay pesadillas." Asintió el dependiente a tu idea.

"¿Y tú por qué la ayudas?" le preguntó Nisio haciendo que este se riera.

"Me cae muy bien." dijo este simplemente.


"Si lo fue. dijo de Suitengu"Y murió cuando era muy joven, entregada al mar para salvar a su pueblo. El mar la tomó como parte de ella y vio que aunque con cuerpo humano su alma siempre había sido inmortal, así que se la llevó a donde debía pertenecer, al fondo del mar."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2892
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mar Sep 18, 2018 12:31 pm

"Mmm, claro tiene lógica... ¿Entonces ella podría evitar que entraran en este Reino los otros, los onis corruptos... Y la corrupción, y todo eso?
Supongo que no porque si no... ya lo habría hecho. ¿Pero qué diferencia hay?"


Pregunté curiosa, desde una total ignorancia de las vías de entrada y salida de los reinos así como de la naturaleza misma de la brecha que se suponía que había quedado permanentemente abierta entre Jigoku y las Tierras Sombrías aquí.

"No, no. Puedo prometer que no voy a traficar con tu veneno, ni a usarlo de manera incorrecta. Sólo contra amenazas, para defenderme a mi... A sensei también. Y a Kaji-kun. Oh, y a Tsumeo"

Prometí levantando la barbilla orgullosa de dar mi palabra.

"Además, yo diría que técnicamente Ningen-dono ya ha dado su visto bueno a este asunto al darme una garra de Tora forjada en Jigoku, que tampoco puedo usar indebidamente.
El caso es el mismo, así que es como... una jurisprudencia a mi favor. Eso es"


Sonreí asintiendo a mis propios argumentos.

"Menos mal..." maullé recostándome sobre su hombro "¿Y puedes transformarte en lo que quieras? ¿Eres una cambiaformas como las de las leyendas...?"

Volví a curiosear tranquilamente.

"Estilo. Yo diría que eso que la danza con armas tiene y la lucha en si misma no, es estilo. Encanto.
Después de todo el objeto de la lucha es prevalecer, importa lo práctico y el resultado. Pero durante la danza importa cada paso, cada movimiento... la fluidez, la gracia, todo.
Por supuesto que eso se puede aprovechar en un combate, pero es mucho más. O al menos yo lo veo así"


...

"Qué bien, qué bien" maullé feliz con eso de que a sensei si pudiera contarle todo esto.
"Además no sería de extrañar que Satomi-sensei terminara conociendo a Ran-dono personalmente, después de todo me ha contado que las Fortunas llevan a sus paladines y favoritos a una fiesta anual, pero que Benten-Kami nunca ha llevado a Otomo Asano, así que su vínculo no debe de ser demasiado fuerte. Yo creo que más pronto que tarde llevará a sensei"

Asentí para mi misma.

"Iris... me gusta... Si, me gusta.
Un iris rosa... ¿Te gusta el color rosa, Kaji-kun...? O quizás violeta... Oh, oh, violeta con manchas rosas... ¿o al revés?"


Murmuré pensativa, esperando que la leona me diera también su opinión respecto al iris y a su color ideal.

"Según la maestra tengo una lógica innegable. Yo. ¿Puedes creer lo bien que suena?" le repetí en voz baja a Kajiko, sonriendo orgullosa de oreja a oreja.
"Tío Tsuki me contó que las mezclas entre humanos y neko no son demasiado habituales, puede que los pocos que son como yo tengamos una combinación especial de observación e intuición que resulte especialmente útil en estas cosas...
Eso si no se han vuelto un poco locos al tratar de ser educados en la rígida sociedad humana, y se han convertido en ermitaños claro"


Supongo encogiéndome de hombros. No lo pienso en broma, apuesto a que la mayoría de mestizos neko quedarían desquiciados tratando de comportarse como humanos a tiempo completo, cosa que a los inu por ejemplo no les costaría apenas nada.

"Ahm, así que por eso las cosas que hemos perdido las podemos encontrar aquí... Aunque las hayamos olvidado, nuestro subconsciente no, y el mundo de los sueños es el reino del subconsciente...
Y como a la vez es el sueño de Ningen, la tienda siempre está aquí, nunca despierta y todos podemos entrar... ¿Hasta los que no son humanos...?

Pero esto significa que... en realidad lo que encontramos aquí no es el objeto que perdimos, sino una "proyección" que Yume hace real. La pregunta entonces sería, ¿cómo podemos sacar de la tienda esos objetos y que sigan siendo reales ahí fuera?"


Expuse al final, atusándome las orejas distraida. Me encantaban estas orejas...

"¡Gracias, Kimihito-san! Usted también me cae muy bien a mi"

Exclamé encantada y agradecida al dependiente por decir aquello. Le sonreí a Nisio, indicando que otro de los talentos de los mestizos de humano y neko, especialmente de los criados en Benten, era que caíamos bien a primera vista de forma innata, lo que sin duda ofrecía ventajas en un trabajo como el de Nisio en el que tenía que entrar en contacto con seres muy dispares.


"Así que... ¿el mar tiene consciencia propia?
Es curioso ¿no? Que el mar escogiera a una humana antes que a un ningyo. De todas formas, ¿quiero eso decir que Suitengu ya tenía ese carácter antes de llegar al fondo del mar, o es el del propio mar que lo ha interiorizado?"


Dije indagando un poco más.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6834
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Sep 18, 2018 3:40 pm

"No puede por la brecha del pozo, es como tratar de contener el agua del mar con las manos.
Pero si que puede bloquear un individuo concreto, al menos si tiene nombre, de hecho es lo que pasa cuando esos Onis que roban los nombres son derrotados, ella se los arranca y los devuelve al Jigoku donde deben volver a tratar de salir de nuevo como parte de la nada informe de la corrupción para volver a ser algo.
Pero yo tengo nombre."


Ran quedó un momento pensativa.

"Es verdad.... tu tienes una garra de Kazuma. ¡Pues no veo entonces por qué yo no podría darte algo!" asintió.

"No, no, los hengeyoukais son cambiaformas, yo no. Como Oni lo que puedo es transformarme en mis versiones, en mis pieles, pero no más allá. Aunque si que es cierto que puedo hacer una cosa más... tengo magia para que esto señaló sus cuernos no se vean si quiero salir a la calle. Y mis ojos, claro."

"¿Encanto como descripción a matar bailando? hummmmmmm" meditó esta.


...


"Por suerte." Dijo Nisio a lo de Asano."Suficientemente complicado es ya de por si Año Nuevo en el Tengoku como para añadir a una Otomo..."


"Hum.... hay un iris que tiene los pétalos de abajo rojos y los de arriba blancos... eso tendría sentido con la analogía que ha hecho Ran-dono. Como si los de abajo bebieran de donde han crecido..."


"Está claro que la mezcla es complicada en esta sociedad que va en contra de vuestra naturaleza. Quizás en mitad del bosque viviendo para ustedes con los Kitsune sirviera o quizás en las montañas Dragón donde nadie es raro, pero en mitad del corazón del Imperio... Sin duda Benten-kami os puso a Satomi-san en vuestro camino amorosamente" Te dijo seriamente Nisio.

"Me sorprende lo acertada que está." Le dijo el dependiente a Nisio tras tu observación.

"Te he dicho que tiene un sexto sentido para estas cosas." le respondió Nisio."Pues ahí es donde pasa la magia, Sakura-san, pero una no tan extraña ni necesariamente tan poderosa, a veces sólo hace falta que se transporte del lugar perdido hasta aquí, otras veces sólo la conservación en este espacio para que no se deteriore. Pero para simplificarlo... digamos que el sueño duplica el objeto."



"El mar en sí es un kami. te dijo Nisio. Uno que se fundió con Suitengu-sama cuando esta fue arrojada a él y asumida por este. Era como un viejo dios que buscaba nuevo hogar y compañía y lo encontró en ella." Explicó.

"Oh... la historia de Suitengu-kami es como la de algunos seres que llegan del mismo modo a ser lo que son triste y arraigada a la forma de ser del ser humano.
Hace mucho tiempo, antes de la caída de los Kamis había cultos a los dioses, a los más básicos y primitivos, habían ritos y magias, muchas de las cuales se han olvidado y otras corrompido
pensante entonces en la sangre, como te dijo Ran.Como te dijo el orochi hay pueblos que por siglos han alimentado o creído hacerlo con sacrificios a seres y a dioses, a orochis con doncellas, por ejemplo...

Había un pueblo pesquero en las islas que siempre tenía pesca y que siempre era bendecido por las mareas. Pero un día de pronto toda la pesca se fue, de golpe. Los días y los meses pasaban y esto no mejoraba. Entonces acudieron a un sacerdote en busca de la iluminación y este les dijo que el dios del mar se moría, habían esquilmado sus peces y jamás rezado y por eso él les abandonaba igual que ellos le habían abandonado a él.

El pueblo se dio cuenta de su error y del pecado cometido y rezaron porque cambiara, pero era demasiado tarde... Entonces una niña, que apenas llegaba a los doce años de edad, la hija de uno de los pescadores más avezados dijo que ella iría con el dios del mar, que si iba a morir no lo haría solo, que ella estaría con él en sus últimos momentos y que rezaría porque en aquel lecho de muerte encontrara el perdon para su pueblo y devolviera la prosperidad.

En aquella isla había una gruta muy profunda que con la subida y bajada de la marea dejaba ver un torii y se oían voces y ecos, decían que era la entrada al reino del dios. Allí es donde pasó todo.

La arrojaron al mar.
Atada de pies y manos.
Viva.
Fue en la entrada de la boca del reino del dios del mar. Ella lo pidió, pero no por eso deja de ser menos cruel, el sacrificar a una niña de doce años con tal que la pesca vuelva.

Pero aquella chica de carácter y corazón puro tenía razón en pensar que el mar no quería morir solo y que no lo merecía, y su alma estaba llena de bondad y de perdón. Así que cuando el mar la acogió en su seno fusionó al antiguo dios del mar en ella, naciendo Suitengu.

Las aguas volvieron a llenarse de peces y los hombres no olvidaron que debían serle fiel a los dioses si querían que estos hicieran lo mismo con ellos."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 2892
Registrado: Mié Mar 25, 2009 12:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura » Mié Sep 19, 2018 1:00 pm

"Vaya, así que tan importante es el nombre para los onis... ¿Y por qué esos corruptos no reciben el suyo propio cuando nacen? ¿Es porque nacen de la misma corrupción, no tienen padres...?"

Repetí sorprendida, algo había oído de todo aquello, incluso de la propia Ran hacía un rato pero no me había dado cuenta del peso que tenía hasta aquel momento.

"Pero no me lo pueden quitar si yo no quiero, verdad... ¿O si?" murmuré algo preocupada sobre mi nombre. Sakura, siempre me había gustado mucho y me lo puso mi madre.

"Claro, hay un precedente. Y hasta ahora no he utilizado la garra del señor Kazama de forma indebida, así que no tendría motivo para negarte poder darme tú también algo"

Sonreí encantada. Me gustaba como pensaba Ran, empezaba a entender el motivo por el que Hanekawa y ella se habían hecho tan amigas, ji, ji. Había algo de felina en la Rieru. Mas grande y más amenazante que un gato claro, puede que un tigre o mejor una pantera pero... un gato grande después de todo.

"Oh... ¿así que puedes pasearte por Otosan Uchi a plena luz del día con el aspecto de cualquier jovencita humana...? Pero eso eso... ¡¡sensacional!! ¡Podemos ir a cualquier parte!"

Exclamé con entusiasmo.

"Bueno matar es matar. Lo que quiero decir es que los movimientos como pasos de danza tienen un ritmo y una expresividad que les otorgan encanto en si mismos. No encanto como algo "de cuento" sino como... algo elegante, que hace a quien los ejecuta más atractivo y hasta embelesa mediante esos movimientos.
Es decir, si yo me desplazo de aquí a allí puedo hacerlo andando sin más, o danzando. No se trata de a donde llego o qué hago allí sino del camino recorrido y la forma de hacerlo... A eso me refería"


...

"Seguro que Satomi-sensei haría mucho mejor papel" sonreí convencida de que Benten debería llevar a mi maestra. Aunque, si me estaba escuchando, no es que pretendiera decirle lo que tenía que hacer, claro... sólo era mi opinión.

"Hum, rojo y blanco... Nacer de la sangre y llegar hasta lo divino... me gusta. Si, me gusta. Pues creo que tenemos símbolo para nuestra familia, Kaji-kun"

Asentí enérgicamente. "Ahora sólo tenemos que ir de compras y encargar los bordados en kimonos nuevos... ¿No es fantástico?"
sonreí aún asintiendo porque era una suerte poder resolver aquello con algo tan divertido como ir a comprar cosas bonitas.

"Satomi-sensei es un regalo de Benten-Kami para toda la humanidad, pero... en este caso me alegro especialmente de que la enviara a recogerme; porque ahora estoy segura de que... no fue "casualidad" que su favorita pasara por allí donde había quedado yo abandonada.
Eso coincide con la idea de que las momos son parte de Ella, aunque ese vínculo se haya olvidado, ¿no le parece Nisio-sama? Tal vez deberíamos reunirnos con mi maestra e indagar esa pista; incluso... bueno, al menos ustedes dos podrían hablar directamente con la Diosa, quien sabe cuanto tiempo llevará esperando que alguien le "devuelva" a sus momos a su senda en vez de comérselas, si es que es el caso."


Expuse aquello tratando de encontrarle la lógica. La teoría me parecía sólida, otra cosa es que fuera acertada pero por eso había que confirmarla.

"Ya veo... ¿y porqué no puede duplicar también seres vivos? Quiero decir que si yo puedo soñar aquí con "gatita", ¿no podría sacarla de la tienda igual que el resto de cosas?
Quizás no se pueda replicar el alma, o lo que sea parecido al espíritu pero... los nemuranais tienen, ¿no? Y son objetos que se podrían perder, así que si podría encontrarlos aquí..."


Pregunté, aunque lo cierto es que no tenía demasiadas esperanzas, ni siquiera estaba segura de que los rokuganíes estuvieran preparados para convivir con mantícoras, pero eso no quitaba la duda.


"Oh... ¿el dios del mar se moría porque lo habían olvidado, o lo habían olvidado porque se moría? No sabía que los dioses pudieran morir de ninguna forma.

Entonces entiendo que Suitengu-Kami no es completamente humana, sólo la mitad de ella más o menos.
Aunque hay algo que no entiendo, si tan "bien recibidos" eran los sacrificios humanos a los dioses, ¿por qué Hantei-Kami y los demás los prohibieron?"


Planteé curiosa.
"Y ehm... bueno, lo cierto es que cuando se marchó usted esta mañana... me dijo que con un poco de suerte en este viaje podría obtener cierta ayuda o información relevante para el caso de las momo... ¿se acuerda?

¿Funcionó?"


Pregunté incapaz de resistirme mucho más a saberlo, ya que Nisio no parecía por la labor de contarlo sin más.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado