Día 6º.- Mañana.- Matsu Ryunosuke

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 6785
Registrado: Lun Sep 08, 2008 2:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Día 6º.- Mañana.- Matsu Ryunosuke

Mensaje por Isawa_Hiromi » Mar Feb 27, 2018 4:59 pm

OUT
lee la descripción primera de la ciudad con esta música de fondo (el inicio de la canción sobretodo):
https://www.youtube.com/watch?v=4mBwV02PgRg
IN


Día 6º. Mañana.
Llegada a Otosan Uchi



Todos los caminos imperiales llevan a la capital, a donde los dioses cayeron del cielo y en donde el Imperio se decidió como tal. Allí, sobre una colina, creciendo desde campos extensos de trigo y de arroz, cruzado por un río hasta la desembocadura del mar, reluciente por el sol de la mañana temprana, rodeado por tres murallas, protegiendo la Ciudad Prohibida, la morada del Dios en la Tierra, del Emperador y su sagrada madre, se encontraba la capital de Otosan Uchi.

Hermosa, resplandeciente, llena de colores, de misterios y beldades por descubrir. La ciudad que podía encumbrarte o destrozarte, donde sólo los mejores sobrevivían, en un frenético ritmo entre lo divino y lo mundano. Con sus Grandes Templos hacia donde todos los que querían hacer peregrinación se dirigían, donde los comerciantes iban a hacer los mejores tratos, donde un artista, si quería serlo, debía triunfar, donde se encontraban los mejores guerreros de todo el Imperio.

La cumbre o la tumba del honor.
Donde todos tus secretos pueden ser desvelados o en donde tu buen corazón y honor son capaces de llevarte hasta el propio firmamento, a la presencia del dios en la tierra.
¿Cuál sería tu destino?

La ciudad tenía ritmo propio, sus pulsaciones constantes, y mientras los caballos del cortejo del León se acercaban lentamente hasta las primeras murallas y las puertas de la ciudad sentiste aquella emoción de quien su alma entiende antes que el mismo lo que está a punto de presenciar.




La ciudad tenía tres círculos concéntricos nada parejos en donde se repartía la población. Los Distritos Exteriores estaba llenos de toda la clase de la sociedad, desde la casta samurai, los criados heimins, los artistas sin alma hinin y los indeseables eta que limpiaban la ciudad. El segundo de los cículos, hacia su interior, eran los Cuatro Distritos Interiores, en donde sólo los samurai de casta podían entrar y los criados autorizados claro estaba; el tercero de los círculos, sobre la colina, la Ciudad Prohibid, lugar donde moraba el Emperador y las familias imperiales.

Cada distrito tenía su forma de hacer las cosas, su Gobernador, su guardia y su dicotomía dependiendo del Clan que lo regentase, las calles de la ciudad eran irregulares, cambiantes, debido a que aquella ciudad era propensa a sufrir seismos, de tal forma que era muy sencillo perderse en el camino de un lugar a otro por la cantidad de obras y reformas que se hacían, donde antes había una salida de pronto era un callejón sin salida y viceversa. Aquello le confería ese alma particular que tenía la ciudad tan distinta a otras y que hacía que siempre que la visitaras tuvieras la sensación que era distinta.

La comitiva no se detuvo cuando pasó el primer control de seguridad en las primeras puertas y prosiguió hasta los distritos interiores, donde tras el segundo control siguió su curso hacia la Embajada León.

La Embajada León era una enorme residencia de madera clásica, al más puro estilo tradicional, con jardines y patios tanto interiores como exteriores en donde la animación era constante entre funcionarios, visitantes, trabajadores... Tu tío se había ocupado de todo el papeleo así que no tuvisteis que esperar demasiado hasta que se os asignó residencia. El Clan poseía residencias para sus invitados en la ciudad y aquellos que eran llamados de forma gratuita mientras sirvieran a sus intereses y fueran necesarios. Ustedes estabais en una de esas residencias. Una que estaba al final de la misma calle que la Embajada, de dos plantas, de corte también tradicional, en donde reinaba una tranquila paz aunque se veía que había un buen número de habitantes. Aquella residencia contaba con baños propios, cuatro salones de té para poder comer y poder pasar el tiempo que deseaban, dos patios, uno delantero y uno trasero, un pequeño dôjo donde practicar, y habitaciones para los huespedes. Tu tío y tu os alojasteis en la primera planta, en dos habitaciones contiguas. Como Aegoki tenía cierto renombre debido a la familia a la que pertenecía y las funciones que hacía esas dos habitaciones estaban conectadas por una pequeña salita de esparcimiento privada para ustedes.

Tras dejar todo el equipaje Aegoki quedó contigo en aquella salita y te indicó:

"Ryu-san, voy a estar todo el día de hoy en reuniones en la Embajada y con ciertos asuntos que debo tomar. Nos veremos a la tarde para cenar juntos pero si me necesitas para lo que seas puedes acercarte a la Embajada para preguntar por mí. Tengo asuntos que tratar con el Embajador, el cual dicen que es un hombre.............. peculiar... y espero que eso no demore mi cometido.

La ciudad es grande y tiene muchas cosas que hacer, cuidado con perderte, pero si quieres empezar por ir a los Grandes Templos no tendrá perdida,
todo el mundo sabe dónde están. Si prefieres guardarte esa emoción y quieres que vayamos mañana a verlos juntos, me encantará acompañarte y comentar sobre estos. No creo que tengas problemas con el hecho que no te arrastre a tediosas reuniones siendo esta una ciudad con tantas cosas que hacer así que te dejaré este día de esparcimiento antes que tengas que acompañarme a ciertos quehaceres. ¿De acuerdo?

Ah, otra cosa más... hay mucha comunidad león en la ciudad, no tendrás problema en conocer a gente nueva y no sólo de nosotros, así que trata de expandir tu mente pero recuerda siempre una cosa, esta ciudad nunca "sale del invierno"..."
Te comentó este como si te indicara que siempre estaban haciendo "la corte" y que tendrías que tener cuidado con no sólo lo que decías y a quién sino lo sincero que parecieras, ya que la vida no sólo era ser sincero sino que no quedase duda de eso ni de tu honor."Así que pásalo bien..."



OUT
puedes hacer lo que te de la gana, incluido el ir a ver a Nisio en el lugar que te puso en el papiro, eso es elección tuya, esto es un sandbox XD la ciudad esta llena de eventos
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado