Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8347
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Yo tampoco había visto edificaciones escorpión hasta llegar a la ciudad, no se disculpe." Te dijo mientras negaba con la cabeza. "Uno no puede faltar por algo que no conoce." Se quedó pensativo. "La buena noticia es que hoy os dormiréis habiendo aprendido al menos una cosa nueva mas."

Luego se quedó un momento mirando a la nada y te miró añadiendo

"Aunque bueno, si acabáis de llegar a la ciudad seguro que hoy os dormiréis con más de una cosa nueva ¿me equivoco?"

Lao se cruzó de brazos mientras te disculpabas y asintió con tranquilidad.

"Una vez más uno no puede sentir por fallar en lo que no sabe. Lo increíble sería no hacerlo. Pero estáis entrenada en otras artes, así que seguro que no os es complicado aprender algo nuevo."

Declaró con seguridad.

"Entonces desde mañana mismo empezaremos. Al alba. Vuestro maestro es algo perezoso, no es el primero en llegar, así que seguro que os da tiempo de venir, entrenar y luego volver a desayunar con él antes de volver."

Aquello lo dijo con total tranquilidad aunque te reorganizara la agenda.

"Empezaremos con jijitusu básico y luego pasaremos a mizu-do, el arte marcial empleado por la Grulla para inmobilizar y no dañar, es el más útil en este lugar. ¿de acuerdo?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shiba Mochi
Mensajes: 48
Registrado: Mié Jun 23, 2021 5:40 pm

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Shiba Mochi »

"Justamente hoy, sí. Estoy aprendiendo muchisimo"

Tanto para bien como para mal, no creo que todo el mundo entre y se vea en medio de un debate familiar y politico a tal escala. Espero que no todos los dias sean así de intensos porque si no, en un mes, acabaremos con la casa en llamas o arrasada.

"Tengo que avisar a Nazo-sama de ello, para que no sepa dónde me encuentro, espero que no haya ninguna inconveniencia en esto", advertí porque no quería parecer delante de los Asako que no cumplia mis obligaciones de protección y me escaqueaba a la minima. "Pero le aseguro que estaré aquí al alba para entrenar"

"¿Me aconseja que lleve algún tipo de indumentaria especifica para entrenar?", pregunté, porque en mi equipaje iban tanto los kimonos de gala como hakamas de entrenamiento para practicar en mis ratos libres, si es que tenía, pero Mochi previsora vale por dos y al final los eché.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8347
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"No se preocupe, como tenemos que terminar el tour en el despacho de Nazo-san, podrá decírselo, por supuesto que entiendo que debe saber donde se encuentra."

Asintió sin darle mayor importancia.

"Traiga el kimono de dôjo, con el que hace kendo y practica, será suficiente, aunque si tiene por casualidad o puede hacerse con indumentaria de estilo monje sería incluso mejor, pero no se preocupe, si necesita de estas puedo dejarle... si no le importa vestir de verde en los entrenamientos, claro."

Sonrió de medio lado.

Lao prosiguió andando contigo.

"En las esquinas del recinto hay una especie de zonas alzadas, no muy cerca de la muralla pero lo suficiente como para poder curbrir bien la visión del lugar, suele haber siempre alguien de guardia en esos puntos, es la mejor forma de controlar los patios. Como verá todos los patios están hechos de estilo zen, por dos motivos, lo primero porque ayuda a la magia y a la calma del lugar y lo segundo porque gracias a eso no hay lugares más ocultos donde un paciente enfebrecido pueda esconderse."

Luego señaló hacia los baños.

"Son una mezcla de manantial natural y agua caliente creada por los kamis, en este lugar hay mejor comunión con los kamis, es un dragón quien se ocupa de estos, uno de mi clan, un Agasha.

¿Le dijo Nazo-san que la mayoría en este lugar son dragones y fénix? En tercer lugar grullas, tenemos algunos Asahinas que nos ayudan, para bien o mal el único escorpión es Ren-san, siento de nuevo su comportamiento"


Musitó.

Luego empezó a dirigirte hacia el centro del lugar.

"¿Tienes ya preguntas incómodas que hacer sobre este lugar o aún te da algo de reparo?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shiba Mochi
Mensajes: 48
Registrado: Mié Jun 23, 2021 5:40 pm

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Shiba Mochi »

"La buscaré, la buscaré. De momento usaré mi ropa, ya que será la que lleve a diario y la que lleve si me encuentro este tipo de situación. Si veo que realmente es imposible entrenar con ella, solicitaré que me presten un uniforme. No me importa llevarlo", contesté con una sonrisa amigable. Me llevaba bien con la gente, y aunque tenía presente en todo momento que debía cuidar mi aspecto no creo que en este sitio alguien vaya a juzgarme en exceso por no vestir mis colores.

"Oooooh...", se me escapó de la sorpresa al oír lo de los patios y las zonas alzadas. Asentía levemente escuchando muy interesada la explicación de las instalaciones, los manantiales, la fuerza de los kamis... Definitivamente aquel sitio era muy interesante y peculiar.

"Me comentó que trabajaba con mucha gente de la Grulla y el León. Pero nosotros somos del Fénix, así que tampoco me extraña que aquí hay gente de todas partes. Después de todo, si en la capital no es donde se mezcla la gente de todas partes de Rokugan no sé dónde podrán hacerlo", comenté, quizá hablando un poquito de más en mis pensamientos, pero volví a la realidad pronto.

"Bueno..." El color subió rápidamente a mis mejillas, me daba mucho reparo preguntar cosas y que pensase que era una cotilla sin remedio. "No creo que sea apropiado preguntar por los pacientes, no quiero entrometerme en la vida de los demás si no es estrictamente necesario". Miraba al Mirumoto mientras retorcía las mangas del kimono, nerviosa de colarme más de lo adecuado. Quería preguntar qué hacía yo allí, para qué narices necesitaba un henshin del servicio de un yojimbo. La parte familiar me quedaba mas o menos clara que pudiese necesitarme, aunque creo que no era un problema previsto por Nazo-sama. ¿Pero y en el hospital? ¿Sabría Lao-san qué era aquello o sólo era conocido por Ren-san y mi maestro?

"¿Sabe si hay más doctores que se encuentren en la misma situación que Nazo-sama?", tanto que estudiasen los mismos campos que él como que necesitasen de protección. Imaginaba que Lao-san si era el responsable de seguridad debía saber a qué se dedicaba en realidad, ¿pero y si no y la liaba por bocazas? "Nunca había estado en un sitio igual"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8347
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"De acuerdo"

Asintió despacio.

"De todas formas... Le daré un kimono de los que llevamos el equipo de seguridad cuando estamos en el balneario los que trabajamos aquí para que pueda estar... más... cómoda y así no ensucie su preciosa ropa."

Meditó en voz alta mirando a la nada. ¿Había hecho un cumplido a tu kimono?

Cuando te vio sorprenderte por la estrategia de los patios medio ocultó una sonrisa mientras asentía.

"Le explicaré... Los doctores grullas y fénix son la mayoría, la seguridad suelen componerse por leones y dragones también en su mayoría. Tenemos algún cangrejo y un escorpión como le dije, así que no es mentira lo que le comentó, pero en los siguientes turnos seguramente nos cruzaremos mucho."


Te comentó.Estabais andando cuando empezaste a tratar de decir o no decir lo que querías preguntar y Lao apartó la vista al momento de tu expresión facial y corporal entendiendo tu incomodidad y dudas y tosió un poco, falsamente, para tratar de apartar la atención mientras decía:

"Este es un lugar peculiar, Mochi-san, entendemos que hay que ser discretos  y quien es mandando aquí se entiende que lo es o puede serlo, así que hay ciertos... asuntos de los que se puede tratar, al menos en... confianza"

¿Significaba eso que estabais en confianza?

"Como por ejemplo si hay algún paciente un poco... histérico."

Que no peligroso.

"Que pueda ser problemático y que haya que vigilar más cuando haya un doctor cerca."

"En cuanto a su maestro... me temo que no, Nazo-san es el experto en su campo, se ocupa de los desequilibrios de los elementos en el cuerpo de los pacientes, es capaz de verlos e intuirlos ante que abran la boca tan siquiera y se dedica a recolocarlos como si fuera un puzle dentro de la cabeza de estos hasta que todo encaja y de pronto...."


Hizo una seña con las manos como si algo explotase.

"Pufff... es como magia. Se calman y se van curando. Su señor dice que se trata de volver a montar las piezas de algo que se había roto, como el kinsugi."

El arte de unir la cerámica con oro.

"Pero si que es cierto que tiene una compañera que trabaja con él, no usan la misma técnica pero si que es cierto que se usan el uno al otro para obtener la información que necesitan. Se trata de Kitsu Oyuki, una shugenja león que se ocupa no sólo de los pacientes, sino de los que vienen con ellos]/i]...."


Los shugenjas Kitsus, león, eran famosos porque podían ver y hablar con los Antepasados, aquellos que siempre nos acompañaban, así que parecía que el tratamiento se complicaba o mejor dicho, era mucho más complejo de lo que parecía.

"Es una mujer... complicada, tiene un temperamento muy fuerte, pero le aseguro que es amable, a su manera."


Te advirtió.

"Si tiene hermanas mayores puede que le resulte familiar su forma de ser sobreprotectora."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shiba Mochi
Mensajes: 48
Registrado: Mié Jun 23, 2021 5:40 pm

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Shiba Mochi »

El cumplido a mi ropa había pasado ligeramente desapercibido hasta minutos después cuando dijo lo de la confianza. Si estaba ya sonrojada por lo de preguntar sobre los pacientes el color se acentuó del todo y tardaría varios minutos en irse.

"Hai, hai, comprendo. Ren-san ha mencionado que en las alas de la Tierra y el fuego es donde los pacientes que se alojan sufren dolencias que pueden... Volverse más agitados", dije con todo el tacto que pude. "Si usted cree que debo tener algo más en cuenta, cualquier consejo es bienvenido", añadí con una sonrisa más tímida.

Atendí a la explicación de Lao-san con mucho interés, porque no era lo mismo que Nazo-sama lo explicase a que alguien del exterior lo relatase.

"Kitsu Oyuki-sama, de acuerdo", repetí el nombre para recordarlo. "Sí, tengo dos, ambas mayores que yo, conozco la sensación"

Ups, quizá no tendría que haber dicho eso. Los nervios me habían hecho hablar de más.

"Espero que nos llevemos bien. Oyuki-sama, usted, yo, todos", añadí a trompicones. "Mochi por el amor de dios, calla ya que sólo estarás molestando con la verborrea", me reprendí a mi misma mentalmente porque Lao-san iba a pensar que era una bocazas.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8347
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"No se confíe." Te dijo de pronto."Es el mejor consejo que puedo darlo, sea como la tierra, calmada pero que puede partirse en dos si es necesario con un temblor, ante los pacientes. Muchos de ellos están calmados y sus patologías hacen que de pronto se vuelvan inestables. Otros lo son desde primera hora, pero nosotros siempre tenemos que mantener la calma y usar la menor violencia posible."

"Por suerte..... al ser usted Shiba eso lo entenderá mejor que nadie..."

Ya que era filosofía de tu familia usar la mínima violencia en todo, siempre tratando de no llegar hasta esta.

Lao no pareció que cuando hablases de las hermanas mayores hubiera sentido algo irrespetuoso ni raro al responder, de hecho asintió y medio sonrió como si dijera "mejor" al saber de lo que hablaba.

"Oh, seguro que si."

Asintió a eso de llevaros bien sin demasiados problemas.

"Vuestro señor es de irse a casa pronto muchas veces, por la familia, claro, pero algunos del balneario, cuando acaban nuestros turnos nos vamos juntos a beber algo en este distrito u otro, esta noche, por ejemplo, hemos quedado, normalmente vamos en este distrito a la casa de té La Estrella del Alba, por si quiere pasarse esta noche cuando acaben sus obligaciones. Seguro que Nazo-san quiere estar en su casa con su hija pero... Bueno, es cierto que puede que usted esté cansada después del viaje... No se sienta obligada a nada, pero ya sabe dónde puede encontrar a muchos del balneario cuando baja el sol y los turnos han terminado. Al menos los de mañana y la tarde, claro."

Te indicó.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shiba Mochi
Mensajes: 48
Registrado: Mié Jun 23, 2021 5:40 pm

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Shiba Mochi »

"Muchas gracias por la invitación, Lao-san", agradecí a la invitación."Quizá al estar recién llegada requieren más de mi, pero le aseguro que la invitación no cae en saco roto"

Me apunté el nombre del sitio, pero evidentemente aquello era como si me dijese que fuese a cualquier parte de la capital: no tenía ni puñetera idea de dónde estaría.

"¿Cómo puedo llegar a la estrella del Alba desde aquí?", sería más facil si cogia el punto de referencia desde el hospital que desde casa de Nazo-sama"¿Tengo que dar alguna referencia para encontrarles o les veré al llegar? No sé cómo de grandes son las casas de té aquí...", en mi cabeza si todo era tan grande en la ciudad perfectamente podian ser 3 plantas llenas de gente a reventar.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8347
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Justo por ser una recién llegada, requiera más de nosotros."

Te indicó.

"Oh, desde aquí hay una forma sencilla de llegar. El balneario está pegado a las murallas exteriores de la ciudad."

Las señaló, se veían desde vuestra posición con mucha facilidad, grandes y con los soldados sobre ellas caminando en la lejanía.

"Siga hasta ellas, hay una calle que la rodea, si toma esa dirección." Señaló hacia el sur. "Llegará a la parte baja del distrito licenciado donde están las casas de té. La estrella del Alba está rodeado de jardines, es sencillo verlo ya que destaca entre los árboles, es de una sola planta, pero tiene un pequeño edificio alto como si fuera una pequeña pagoda de dos plantas estrecha con un tejado pintado de una manera vistosa. No tiene pérdida. Por no decir que es la casa de té más famosa de este distrito, así que si pregunta en la calle también podrán decirle."

Te comentó.

"De todas formas, permítame una sugerencia, los rickshaw son muy útiles en esta ciudad y más cómodos y rápidos que los palanquines. Para los recién llegados es la mejor opción de poder conocer la ciudad y de llegar bien al destino."

Se refirió a esos transportes en carros tirados por heimins.

Seguisteis andando hacia la zona central y tras pasar por varios pasillos llegasteis a una puerta justo delante de un mini jardín interior de piedras negras y blancas.

Lao llamó y la voz de Nazo sonó al otro lado.

"Nazo-san, estoy aquí con Mochi-san."

"Adelante."

Pidió Nazo que pasaseis. Su despacho no era un lugar enorme pero se veía esa clase de lugares donde se está mucho. Todas las paredes salvo la parte justo frente la puerta eran librerías llenas de libros hasta casi el techo. En la pared de detrás de él lo que había era otra mesa llena de libros unos sobre los otros.

Nazo estaba sentado en su escritorio, también repleto de libros, repasando algo y os indicó que os sentaseis si queríais en dos cojines delante del escritorio.

"No hace falta, Nazo-san, sólo la traía."

"Muchas gracias, Lao-san. ¿Tenía trabajo Ren-san?"

"Más o menos." Nazo asintió terminando de cerrar el libro.

"Parece que no se ha caído el mundo el tiempo que no he estado aquí, como algunos decían."

"Bueno....... yo no diría que no se ha caído el mundo, hemos tenido un par de "incendios" interesantes, pero sobretodo, no sé si te ha dado tiempo de mirarlo... Han estado por aquí. Ya sabes."

Nazo asintió.

"Lo he leido en el informe que tenía sobre la mesa. ¿Qué habéis hecho?"

"Pues seguir el protocolo, pero al final hemos tenido que dejarlo internado porque al parecer es esa clase de época del año donde esconder lo peor de uno mismo."

Nazo suspiró.

"Si... me temo que si..."

"Querrá que vayas a verlo."

"Me lo supongo. Pero por ahora lo dejaremos."

"Ya sabes lo que yo opino de todo esto."

"Lo sé, lo mismo que yo, pero cuando las órdenes se mueven de los ministerios imperiales o de funcionarios de dicho órden poco podemos hacer si no queremos que la burocracia imperial caiga sobre nosotros."

Lao se cruzó de brazos con el ceño fruncido.

"Como sea, para bien o mal no depende de mi. Si me disculpan ahora..."

Se inclinó un poco.

"Un placer, Mochi-san, nos veremos por aquí."


Una inclinación más y salió de la sala. Nazo se pellizco el puente de la nariz y suspiró.

"Nada bueno puede salir cuando hay Otomos de por medio con los temas del hospital..." Suspiró. "Y mucho menos cuando se trata de él...."

Volvió a suspirar.

"Parece que he vuelto después de todo..."

Te miró entonces y te dijo:

"Siento toda la confusión, Mochi-san, pero este lugar es un poco así, en todos los sentidos..."

Se levantó despacio.

"Te explicaré algo que puede que ya te hayan comentado. Este lugar no sólo sirve para curar personas sino para tener a ciertas problemáticas bajo control a veces porque están enfermas a veces con la excusa que están enfermas y otras veces provocandoles que estén enfermos... Si, esa clase de asuntos pasan.

En estos momentos hay un ingreso esperado pero inesperado, de un alto funcionario, no por voluntad propia, por supuesto, estas cosas pocas veces lo son, o es voluntario pero con todo el peso del honor, ya me entiende... Y es una persona compleja, a su forma."


Recogió unos pergaminos.

"Me tocará verle en breve, puede que esta tarde... No es agresivo, así que no tienes que temer en ese sentido pero es muy posible que si que debas entrar en la sala conmigo, porque es una persona muy......... digamos que le gusta saberlo todo, y creo que algo que haya cambiado, como que tenga un yojimbo, si no lo sabe, terminará provocando problemas, así que nos presentaremos los dos a él..."

Suspiró.

"Debería hacerlo esta tarde tras la comida o... ¿quizás ahora?"

Masculló en voz baja pensativo.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shiba Mochi
Mensajes: 48
Registrado: Mié Jun 23, 2021 5:40 pm

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Shiba Mochi »

Agradecí a Lao-san las indicaciones para llegar a la casa de té. Era muy hospitalario por su parte invitarme a compartir el rato y conocer gente para integrarme. En el fondo me hacía mucha ilusión ese plan y a menos que Nazo-sama realmente me necesitase estaba motivada para ir.

Cuando entramos en el despacho me quedé en pie mientras conversaban hasta que Nazo nos invitó a sentarnos y Lao lo hizo antes que yo. A partir de ahí observé la conversación quedándome con varios puntos que me sorprendieron.

"¿Incendios?", se me escapó preguntar. La vergüenza se subió a mis mejillas por haberles cortado."Perdón por interrumpir."

Nazo sabe que me gusta saber el por qué de las cosas más que la mayoría, no por marujeo sino por entender lo que está pasando y actuar en consecuencia, y por ello que me dé la explicación de que un Otomo ha venido al hospital me pone en contexto y lo agradezco.

"No pasa nada, entraré con usted si así evitamos conflicto con él", le aseguré.

"Hmmm... A la hora de la comida tenemos que estar en casa para acompañar a Sou-chan y sus suegros." Mi recordatorio no era para ser su agenda personal, sino as bien un "¿Prefiere enfrentarse a su suegra antes o después de verle?" porque después de la comida lo mismo no tenía el humor para afrontar al paciente. "No sabemos cuánto podemos retrasarnos en la vuelta al hospital, asi que quizá es mejor realizar la visita antes en vez de posponerlo demasiado..."
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8347
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Ah... tranquila, Mochi-san, preguntar en un lugar lleno de shugenjas y de estudiosos nunca está penalizado." Te dijo Nazo con un cabeceo"Lao-san habla de manera figurada, se refiere a incendios como forma de problemas."

"Aunque dicen que en el hospital Aaahina ayer hubo un incendio provocado... se está investogando, pero eso es otro tema, pero si, tiene razón, me refiero a algo figurado." Añadió Lao.

Nazo se quedó pensativo cuando le dijiste aquello que luego tendrían aquella comida y suspiró.

"¿No lleváis ni un mes conmigo y ya queréis serme tan irremplazable?"

Te preguntó con media sonrisa.

"Tenéis razón, ahora sabemos lo que puede pasar o lo que está pasando, esta tarde es un universo distinto. Iremos ahora."

Señaló mientras cogía unos documentos y un pequeño estuche portátil de escritura.
Comenzasteis a andar por los pasillos y te dijo:

"A quien vamos a ver forma parte del funcionariado imperial, del ministerio de historiadores." te fue contando. Dicho ministerio se ocupa de tener a sus hombres presentes en todas las reuniones de la corte referente a los Hantei, de manera que todo queda reflejado para las bibliotecas y los anales de la historia.

Toda su familia es imperial, una parte, la materna, de la familia Miya, la paterna de la Otomo, con ramas en la Seppun, es decir, esta persona no sólo es otosanita desde siempre sino que sus allegados también, esto que te cuento parece una tontería pero no lo es, toda persona que se ha criado en esta ciudad y que ha crecido rodeado en esta y más aquellos que nacen en la Ciudad Prohibida tienen un carácter..... particular que pronto sabrás identificarlo. Nunca hablan claro y si lo hacen debes temerte lo peor, los juegos de la corte para ellos son tan sencillos como respirar así que ten en cuenta siempre, ya no con esta persona, sino con esta clase de personas que de lo único que vas a tener control va a ser de tu silencio, pero a la vez no te puedes permitir ser descortés y callarte si te hablan... es un equilibrio sutil el que mantenemos con ellos."


Te fue contando mientras te dirigía por los pasillos.

"Está aquí por un motivo en concreto, uno que es secreto y que así debe seguir siendo y que estoy tratando de comprender para ayudarle y tratar... Aunque he llegado a la conclusión que este tema sería más interesante si lo llevase sensei Nisio... el problema es que sus padres insisten en que es estrés..."

Suspiró.

"Pero no es el caso, creedme, este hombre... "su problema" es que con un ojo puede ver lo sobrenatural."

Determinó justo antes de estar delante de una puerta. Te hizo una seña que guardaras silencio y habló.

"Kimura-sama... ¿se encuentra disponible?"

Al otro lado de la puerta se oyó un sonido complicado de describir y al final una voz que asentía.

"Adelante."

Nazo se sentó en el pasillo y espero a que hicieras lo mismo tras él, entonces abrió la puerta con cuidado de manera elegante y esperó a que le dieran paso. Él era el doctor pero aquel tipo era importante.
La habitación parecía sacada de un palacete, estaba ornamentada y decorada con gusto y sin duda con dinero, y había muchos libros. El hombre que estaba en la habitación estaba apoyado en la ventana fumando con un libro apoyado en el regazo. Os miró mientras entrabais y te diste cuenta que tenía un parche en uno de sus ojos. Seguramente fuera en ese. O por ese...

El ojo sano o mejor dicho el destapado os siguió mientras le daba una larga calada.

"Me alegra de veros de vuelta, Nazo-sensei."

Dijo aquel hombre despacio.

"Y parece que venís bien acompañado esta vez... ¿Es una nueva doctora?"

Te observó con atención.

"No, me temo que no, Kimura-sama, es mi yojimbo."

"¿Ha sido un viaje peligroso?"

"La vida es peligrosa, ya lo sabe."

Este se rio bajo y asintió llevando la pipa a sus labios.

"Me alegra que esté aquí, así podrá darme el alta."

Nazo suspiró.

"Me temo que no puedo hacer eso sin examinarle antes, ya lo sabe... además... he leído en su informe que... los episodios han empeorado."

El hombre fulminó a Nazo con la mirada y no dudaste que con una mirada así podría matar a alguien.

"Eso no depende de mi, ya lo sabe."

"Y es cierto, pero también es cierto que cuando pasa tiempo aquí mejora."

"¿No se ha cansado ya de intentarlo?"

Nazo negó con la cabeza.

"Es mi trabajo, sama, y estoy seguro que para el acertijo que tiene en su ojo tarde o temprano encontraremos solución y quedará el nudo deshecho."

El hombre entrecerró el ojo que tenia destapado y miró de Nazo a ti.

"¿Y ella?"

Nazo se inclinó.

"Se lo he dicho, es mi yojimbo."

"Oh, perdone, yojimbo-san."

Nazo se mordió el labio.

"Su nombre es Shiba Mochi."

El Otomo le dio una calada al tabaco.

"¿Y tiene lengua o te la has buscado sin ella para que no desentone con el lugar?"

Nazo respiró hondo y te hizo una seña para que hablases.

"Mejor..." sonrió divertido el Otomo cuando lo hiciste sin dejar de mirarte.

Y lo hizo mucho tiempo, quizás demasiado, con esa clase de mirada que se fijaba en cada detalle, en cada centímetro de tu cuerpo.

"¿No habría sido mejor elegir a un hermano mediano?" preguntó de pronto.

"¿Cómo?"

"Digo que no sería más adecuado para este anodino trabajo que hubierais elegido a un hermano mediano, no como Mochi-san... ¿verdad Mochi-san que no sois la hermana mediana?" Sonrió de manera ladina."No.......... no lo sois... sois la... pequeña... aunque vuestra hermana mayor debe sacaros suficiente como para llevar tiempo fuera de casa y hacer en cierto sentido ese papel en casa... eso y..." Iba mirando tu expresión y sentías como cada microgesto era captado por su ojo."Bueno, en realidad en este caso Mochi-san es bastante apta para vuestro trabajo ya que ha sido criado entre adultos..." Miró tus manos puestas en tu reverencia y en tu postura."Sus abuelos." señaló."Son Shibas ¿cierto? Reconocería esa forma de poner las manos del norte del país en cualquier parte." como si dijera "esa forma tan de provincia" pero sin decirlo. Sonrió una vez más al ver tu expresión."Interesante...."

Musitó sonriente.
Luego miró a Nazo de golpe.

"Entonces me vais a tener retenido aquí."

"No está retenido."

"Pero no puedo irme."

"Claro que puede, pero recuerde que su familia está preocupada..."

Le dio una larga calada a su pipa.

"Como fuere... da igual lo que hagan, lo que yo veo no es augurio de mala suerte, es sólo lo que pasa, eso no pueden cambiarlo."

Nazo suspiró.

"¿Puedo hacer algo para que esté mejor?"

El otomo miró de nuevo a los dos y luego a los libros.

"Tráiganme algo nuevo de leer al menos. Ya me he acabado todo lo que hay en esta sala."

Y había muchos libros.

"Al menos eso me hará compañía entre nuestras sesiones."

"Claro Kimura-sama... pero ya sabe que está también aquí para descansar."

Este movió la mano con un aspaviento.

"Ya descansaré cuando me muera. O no, porque con mi suerte me quedaré anclado en esta penosa vida."

"No sea así... recuerde que sus padres lo hacen por su bien."

"Ya... Si fuera sólo por mis padres..." suspiró.

"¿Puedo hacer algo más? "

El Otomo se quedó pensativo y te miró de pronto.

"¿A qué sabéis jugar Mochi-san? ¿Hanafuda? ¿go? ¿Shogi? ¿Temari?"

Te preguntó de pronto.



Imagen
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shiba Mochi
Mensajes: 48
Registrado: Mié Jun 23, 2021 5:40 pm

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Shiba Mochi »

Que me contase que era otosanita a priori parecía una tontería pero no era así, sobre todo para la gente que nos dedicamos a ser guardaespaldas y se valora el silencio más que la charla de juegos de corte. Aquí no me servirían tanto las lecciones de mi abuelas Shiba de atender educadamente, dejar espacio para que otros conversasen y en general me limitase a atender y sonreír. No, en estos casos era mejor seguir el consejo del abuelo Fuyumichi.

Mi abuelo venía del clan del Kitsune y aunque adoptó el apellido de mi abuela él nunca se adaptó del todo a las costumbres de nuestro clan. Me enseñó algunas cosas de los bosques de los que provenía, a entender el tiempo y hacer amuletos de la buena suerte que poner en las jaulas de los grillos. También me enseñó a pintar máscaras del zorro para los festivales y la caligrafía que hace destacar mis cartas como más bellas que el resto. Y me contaba anécdotas sobre sus andanzas como yojimbo, leyendas de donde venía y cuentos más antiguos que el mar.

"No se me ocurriría por nada del mundo, Nazo-sama, contar por mi propia cuenta nada de lo que ocurre aquí", le aseguré, aunque él ya lo sabía de sobra, pero mientras mi mente vagaba en mis recuerdos más tempranos.

"Una vez estuve jugando al go con un otosanita, del clan del Escorpión. Fue una de las partidas más difíciles que gané, me costó muuucho tiempo", me contó mi abuelo una vez que jugábamos al shogi. "Son muy escurridizos, les encantan las artimañas pequeño mochi, y sobre todo saber más que los que somos de fuera. No te puedes achantar con ellos, tienes que sacar a relucir tus colmillos de zorro y las orejitas que no muestras más que al pobre de tu abuelo cuando le ganas al go", añadió pellizcando mi mejilla en mi recuerdo.

Con esto estaba yo en mente mientras esperaba sentada junto a Nazo-sama a que nos diese permiso para entrar. Seguía igual de serena que siempre, pero tenía otra resolución.

----

"Mis disculpas, Kimura-sama. No quería interrumpir su conversación con el doctor", dije con una breve reverencia de disculpa. "Acostumbro a ser más espectadora que conversadora"

La mirada de Kimura-sama se sentía igual que cuando mis institutrices observaban como yo servía el té en las ceremonias, pendiente de mi postura, gesto y hasta intenciones por si lo hacía bien. Aunque he decir que saber lo de que yo era la menor de mi familia si me sorprendió internamente. En el exterior ladeé la cabeza un poco, con una sonrisa amable y algo divertida de que fuese adivinando cosas de mí.

"Sí... y no". fue mi respuesta a lo de mis abuelos. De forma natural, y como si me hubiese llamado la atención mi madre que no estoy sentada correctamente, adopté una postura sobre el cojín distinta, más parecida a la que tomaba mi abuelo, diferente a lo que acostumbrada pero igualmente correcta. Este gesto se podía interpretar como una correción a mi presencia en la sala, pero a la misma vez le transmitía la sensación de "¿estás seguro con tu respuesta?" a Kimura-sama, que quizás sus pesquisas se habían perdido de la nariz para abajo y no veía las orejas del zorro, mientras la sonrisa no abandonaba mi rostro.

"Sé jugar a todos", contesté. "Algunos se me dan mejor que otros", fue lo único que añadí para ver por dónde iba la linde y si quería seguir la linde de las preguntas trivia o acaso quería jugar de verdad a alguno de esos juegos para matar el aburrimiento.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8347
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

De joven habías llegado a pensar que estas lecciones que tus abuelos te daban de manera separada y tan dispares sólo te causaba problemas cuando las usabas uno con el otro y otro con el uno, haciendo que ambos te comentasen que no era adecuada esa actitud. Pero ahora lo entendías, no es que no fuera adecuada, es que cada movimiento tenía su momento.

Y este era uno de esos momentos donde tu sangre zorro bullía salvaje por tus venas y salía a flote demostrando que no sólo tenías alas para volar, sino colmillos para morder.

El Otomo sonrió ante tu primera respuesta.

"Sin duda los Fénix gozáis de una educación tan excelente como la Grulla..."

Que aquello no era un insulto, pero sonaba así, como si te llamase perro sin dientes. Pero el perro si tenía dientes.
El Otomo se quedó muy serio ante tus respuestas pero de pronto se puso a reirse bajo.

"¿Me la prestaréis doctor?"

Le preguntó a Nazo.

"No siempre puedo jugar al go, shogi o demás cosas con usted porque está siempre muy ocupado, pero aquí su yojimbo parece tener grandes cualidades y este es un lugar tranquilo, donde puede estar calmada mientras usted trabaja."

Nazo te miró de reojo.

"Bueno, yo no puedo hablar por Mochi-san..."

Dijo este como diciendo "si ella no quiere..." pero no le di tiempo a decir nada más porque Kimura dijo:

"Estupendo, entonces jugaremos todos los días ¿verdad Mochi-san?"

Sonrió.´

"Estoy deseando que me demostréis todos los "puedes" que tenéis a mano..."

Nazo suspiró levemente y se dio un par de golpecitos en la piernas empezando a levantarse.

"Kimura-sama, mañana empezaremos los dos."

"Si los kamis quieren que no sea antes."


"No sea agorero, irá bien."

Kimura ladeó la cabeza mirando a través de Nazo hacia ti y sonrió de medio lado, entonces viste algo que te pareció extraño. Viste como su ojo pasaba de los tuyos al suelo, cerca tuya, como si hubiera visto algo. Parpadeó un par de veces y se dio cuenta que te habías percatado de esto, por lo que te sostuvo la mirada y sonrió mientras Nazo se daba la vuelta y este te sostenía la mirada te hizo una seña con el dedo de que guardases silencio.

saliste tras Nazo pero no pudiste evitar mirar un segundo hacia atrás y le viste cómo estaba mirando hacia tu dirección, pero no hacia ti, más bien cerca de tus pies.

En la salida Nazo suspiró.

"No ha ido mal."

Comentó.´

"Kimura-sama no es el peor Otomo que vas a encontrarte, su peculiaridad hace que su vida no haya ido por los mismos derroteros que los de la Ciudad Prohibida pero..."

Siguió hablando contigo.

"Mi hipótesis con él es que en su ojo, el que tiene tapado y que no es ciego, contiene un acertijo de los elementos."

Los Asako podían hablar de manera muy enigmática cuando querían, de hecho se decía que esta clase de cosas, de enigmas, estaban por todas partes y cuando eran capaces de resolver uno por cada elemento se decía que estos mismos henshin, estos estudiosos dejaban de ser humanos para transformarse en deidades menores.

"Pero creo que es un enigma del vacío... y esos son los más complejos..."

Murmuró pensativo.

"Por eso he vuelto a la ciudad." Te señaló. "Había ido a Kyuden Isawa a buscar respuestas y la mayor de ellas fue saber que justo en el tiempo que yo había estado allí buscando cosas los mejores ishis de vacío estan ahora en la ciudad, tratando de ocupar el puesto en el Consejo Elemental de Maestro de Vacío..."

Se quedó un momento mirando a la nada.´

"Quizás debieramos ir a la Embajada y buscar audiencia con esos ishis... ¿qué crees?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shiba Mochi
Mensajes: 48
Registrado: Mié Jun 23, 2021 5:40 pm

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Shiba Mochi »

"Jugaremos siempre que esté disponible, Kimura-sama ", asentí con la naturalidad de dar una respuesta afirmativa a lo que había dicho, aunque realmente no había sido en su totalidad, pero sonaba a que sí.

Con la misma rapidez que el Otomo había mirado mis pies yo también lo hice, y nuestra mirada se volvió a cruzar cuando me hizo aquel gesto. Yo, como buen jarrón con ojos aprendiz, no mencioné nada y aunque estaba mirandole no pude evitar fijarme en que tenía una lámpara peculiar detrás. No me di cuenta hasta más tarde, cuando me giré para dar un último vistazo, que volvía a mirar mis pies y de paso vi desde mejor altura aquel ornamento. Mi suerte fue que cuando el rubor subió a mis mejillas cual melocotón maduro Kimura-sama no podía verme el rostro sino la espalda hasta que la fusama se cerrase tras nuestra salida.

"¿Eh?", volví a la realidad, en la que Nazo-sama estaba contándome algo. "Si usted cree que ha ido bien, eso es bueno", dije incorporándome a la conversación que era mucho más importante que las divagaciones de mi mente hacia ese tomo que había encontrado entre los libros que Mami-chan había colocado sin que me diese cuenta, y cuando le pregunté si lo quería de vuelta me contestó que era un regalo "para mis futuros encuentros con gente interesante". Recuerdo que esa mañana Nazo-sama me preguntó una docena de veces si me encontraba bien porque no abrí la boca de la vergüenza en muchas horas.

"¿Y ese acertijo es el que le proporciona su habilidad de ver más allá?", pregunté, aún dudosa si esperarme a esa primera partida de go para preguntar qué veía en mis pies, o abrir ahora el melón. Si Nazo-sama no me había dicho nada, suponía que no lo veía, ¿no? "He oído poco de esos acertijos, pero imagino que no hay dos iguales. No ha conocido antes un caso parecido, ¿no?", pregunté, porque estaba verde en estos temas y sólo se me ocurría si podía revisar casos no iguales, pero similares, para tener una base de la que partir.

"Será mucho más sencillo si buscamos desde la embajada, sí, deberían tener los nombres de los ishis", comenté. Tenía que mentalizarme con aquella tarea porque quizá me encontraba con algún "iluminado" como dice mi abuelo pero no en el sentido que le gustaría a muchos Isawa ser. De todas formas cumpliría porque para eso estaba aquí. "Quizá debería concertar esas audiencias esta tarde si tiene tiempo, Nazo-sama, porque sólo los kamis saben cómo de apretadas tienen la agenda los shugenja algunas veces y siempre está llena en los momentos de mayor prisa", pensé en voz alta intentando programar cuanto antes esas citas para que no nos mareasen."También mencionasteis a Nisio sensei, ¿no podría arrojar algo más de luz a este asunto?"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8347
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

A Kimura ese gesto tan adecuado de cómo manejar la conversación no se le pasó por alto ya que amplió su sonrisa y asintió de manera elegante.

Mientras el Otomo hacía aquel gesto serio te pudiste fijar en varios detalles de aquella habitación que había sido decorada de manera personal como si fuera parte de la casa del Otomo, con toda clase de lujos y extravagancias tanto como aquella lámpara en la que pensabas cuando Nazo te habló y te pilló del color de las cerezas.

[/color]"¿Se encuentra bien?"

Te preguntó de pronto Nazo acercándose a ti y poniendo el dorso de su mano sobre tu frente.

"Puede que se haya resfriado algo en el camino, ¿está un poco acalorada?"

Ladeó la cabeza y con la punta de sus dedos recolocó bien tu flequillo.

"Tenga cuidado Mochi-san, su salud es importante ¿de acuerdo? Si no se encuentra bien dígamelo y la trataré."

Sonrió un poco.

"Los acertijos son siempre distintos. Pueden parecer parecidos, ya que se basan en un mismo elemento, pero son como dos sauces, son la misma especie pero no hay dos iguales."

Explicó.

"Los acertijo de vacío son los más complejos y si, creo que la respuesta a ese acertijo es que puede ver lo sobrenatural, pero la cuestión es que no está bien resuelto porque no puede controlarlo o peor aún, puede hacer que lo sobrenatural lo vea a él."

Comentó distraidamente.

"Si, tenéis razón, deberíamos pasarnos por la Embajada esta tarde y pedir si tenemos audiencia con ellos lo antes posible, si están metido en temas del puesto de Maestro no nos recibirán pronto. Además, quiero ir a hablar con Emi-sama..."

Dijo de una de las Embajadoras.

" Tenemos un problema con Nisio-sensei... y es que yo hablaría con ella pero es que la abuela de Kimura-sama tiene alta reticencia a la sensei y esa mujer tiene oídos en todas partes... para encontrarnos con ella con seguridad deberíamos "forzar" una casualidad..."

Se quedó pensativo.

"Ahora que estáis aquí podríamos hacer eso, aún sois nueva en la ciudad y antes que todo el mundo sepa que sois mi yojimbo podríamos hacerlo."

Ibais andando hacia fuera del ala de vacío y fuera del hospital.

"Esta tarde os mandaré a Deseos Olvidados, es una tienda de la cual ella es patrona, es  una forma indirecta de ponernos en contacto con ella, a través de su patrocinado, así no nos señalará directamente el movimiento."

De pronto sonrió y suspiró a la vez.

"¿Ves lo que te decía de los otosanitas? Son siempre un enigma en un enigma, nada se puede hacer en la vía cangrejo."

En las líneas rectas.

"Pero podemos hacer algo si... Mientras yo hablo con Emi-san del tema de mi Sou-chan podrías tú ir a la tienda... Además, esa reunión va a ser larga, te dará tiempo..."

Estabais hablando de eso cuando salisteis de vuelta al hogar, hacia aquella comida familiar.

"Sou-chan es buena con el vacío ¿sabes?"

Te dijo de pronto.

"No tiene habilidad de ishi pero en cuanto a los enigmas se le da bien, el problema como ya supondrás es que prefiero que no se relacione con personas como Kimura-sama. No por el mismo sino por todo lo que viene detrás. Muchas veces en esta ciudad no es la persona o el momento concreto sino las ondas que crea esa piedra al caer en el agua."

Te miró mientras andabais y te dijo:

"Creo que le has gustado mucho a Sou-chan, me alegro que estés aquí, con nosotros."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shiba Mochi
Mensajes: 48
Registrado: Mié Jun 23, 2021 5:40 pm

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Shiba Mochi »

Notar la mano de Nazo-sama en mi frente hizo que me pusiese más roja al hacer que se preocupase por mí cuando sólamente había pasado por un momento de acaloramiento.

"Estoy bien, estoy bien, gracias Nazo-sama", dije abanicándome un poco con la mano intentando que se me pasase. "Es que tenía calor dentro y a veces se me sube a las mejillas sin darme cuenta. Perdón por preocuparle"

De ahí pasamos a la conversación con el acertijo, y el por qué no podían preguntarle directamente a Nisio-sensei. No me parecía mal la idea de que yo, una desconocida aún, pasase por allí para preguntar. Pero me preocupaba dejar a Nazo-sama a solas con Emi-sama porque quizá ardía la habitación a llamaradas verbales en mi ausencia.

"Sólo espero que el remedio sea peor que la enfermedad, y que se enfade más cuando se entere que yo soy vuestra yojimbo", confesé mi preocupación porque no quería represalias que nos complicasen la vida más tarde.

"Me alegro que le guste estar conmigo. Yo también estoy feliz de que nos llevemos bien", comenté sincera porque me recordaba mucho a mi niñez."Me ha propuesto que algún día podríamos visitar los templos de la ciudad, si os parece bien Nazo-sama. Los tres, porque seguro que Sou-chan adora hacer planes con usted", añadí rápidamente porque no quería que pensase que iba a descuidar mis tareas ni excluirle planeando excursiones sólo con su hija. Y en el fondo también me hacía ilusión poder visitar los lugares sagrados con alguien tan inteligente como Nazo, que seguro podía explicarme muchas cosas.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8347
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

Nazo te miró por encima de su lente y dejó una media sonrisa en los labios mientras retiraba muy despacio su mano de tu frente.

"Está bien saber eso..."

¿Que te acalorabas o que te sonrojabas con relativa facilidad?

"Es síntoma de buena salud."

Añadió.

"Aunque ya sabe qué es lo que dice de las personas enérgicas."

Y de los tontos, que siempre tenían buena salud.

"Puede que por eso yo sea proclive a resfriarme en invierno."

Bromeó entre lo que había dicho y no, o puede que sólo tratase de desviar la conversación como había hecho de forma que con todos aquellos pensamientos el rubor se había calmado en tus mejillas. Nazo de nuevo sonrió.

"Para cuando eso pase lo de si se enteraban de lo Nisioya el agua habrá pasado por debajo del puente así que..."

Poco había ya que impedir o que sentir, si lo hecho estaba hecho.

"Creo que es lo mejor, después de todo aunque Kimura-sama diga que no le importa a mi si me preocupa... Una vez conocí a alguien que le pasaba algo semejante y... no tuvo la clase de vida que le desearía a los demás. Me gustaría tener que evitarle eso."

Te dijo mirando al suelo.

"Muchas de esas personas, si no controlan bien su alrededor, si eso les sobrepasa pueden morir con los peores pensamientos en su mente y entonces..."

Te miró con severidad.

"Pueden terminar como yureis fantasmas o lo que es peor... como omryos" fantasmas asesinos y agresivos.

Negó con la cabeza.

"Kimura-sama no merece eso."

Luego escuchó lo que Sou te había propuesto y asintió mientras se contenía una sonrisa.

"Eso suena mucho como ella.... Claro, deberíamos hacerlo."

Asintió.

"Nadie debería venir a esta ciudad sin ir a los Grandes Templos y contemplarlos y rezar en ellos... Y menos un Fénix."

Matizó.

"Como acabamos de llegar aún creo que tendremos tiempo para algunas visitas culturales, además yo también quiero pasar tiempo con Sou-chan y me agradará mucho que venga con nosotros, Mochi-san... Podríamos ir mañana en la tarde ¿le parece?"

Te preguntó justo antes de llegar a la casa.

"Por cierto, a mi suegra no le diga nada que esta tarde voy a ver a la Embajadora, diremos que si, que tengo que pasar por la Embajada porque hay que hacer papeleo y que estaremos en la clínica. Así evitaremos suspicacias."

Puso su dedo sobre los labios y te hizo símbolo de que le guardases el secreto.

Entrasteis en la casa y al poco tiempo apareció Sou.

"Papá, Mochi-san!" Os llamó."El abuelo se ha tenido que acostar, está algo indispuesto, pero la abuela insiste en que comamos juntos."

Os indicó. Nazo asintió dejando un largo suspiro.

"Claro, claro..."

Fuisteis andando por la casa hacia el ala donde estaban los abuelos a un comedor enorme y muy bien decorado, mucho más ostentoso de lo que estabas acostumbrada pero sin llegar a ser demasiado, en una linde muy fina entre lo elegante y lo recargado. La mesa estaba puesta y ya había empezado a ser servido multitud de platos. Sou entró la primera y saludó a su abuela, sentandose a su derecha. Nazo te hizo una seña para que te sentases tu a la derecha de Sou y a su izquierda y este al otro lado de Chibiusa. Fue un leve gesto pero lo viste bien de manera que tras saludar a la Asako os sentasteis.

"Me alegra de ver que su salud es mejor que la de otoosan." dijo por su suegro."Tras la comida me pasaré a verle."

"Oh, no te preocupes, es tan sólo cansancio, ya no somos los que éramos antes y esta mañana ha sido muy ajetreada."

"Bueno, aún así deje que cuide de ustedes como buen hijo, Chibiusa-san."

Un ataque por la piedad filial que hizo que Chibiusa asintiera con el rostro menos rígido.
Había mucha comida, muy variada y con una pinta estupenda. Estabas pensando en ello cuando de pronto Nazo te sirvió.

"Licor dulce de cerezas."

te indicó lo que te servía antes de hacer otro tanto con su suegra, la cual no estaba del todo de acuerdo con que esto hubiera sido de esta forma pero Nazo había sido muy rápido.

"No lleva alcohol, apenas en realidad, es de las llanuras del norte de la ciudad, llendo hacia nuestras tierras... ¿recordáis que pasamos por unos campos llenos de árboles frutales? Son de esos... el clima de esta parte del Imperio hace que esté especialmente dulce, a Sou le encanta."

Dijo señalando con la mirada a su hija y que esta sonriera un poquito.

"¿Habéis ido a la clínica?"

Preguntó Chibiusa. Nazo asintió.

"Hai, hai... me temo que han ingresado de nuevo a Kimura-sama."

"Oh... santo cielo, espero que su señoría este bien, siempre ha tenido salud débil."

Que era la excusa del lugar. Nazo asintió.

"Le pasa como a otoosan, se sobreesfuerza y luego recae, debe aprender a tomarse la vida con más... filosofía..."

Dijo mirando hacia la suegra.
No tenías muy claro cuando la cosa podía estallar pero sin duda, sin tomar el control de la conversación en cualquier momento.

"Pues me alegro que sea consciente de eso, porque muchas veces me preocupo yo por lo mismo contigo, Nazo-san, pero ahora que tenemos a Mochi-san con nosotros espero que ella os haga entrar en razón... ¿verdad Mochi-san?"

En razón... ahí estaba la entradilla...
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shiba Mochi
Mensajes: 48
Registrado: Mié Jun 23, 2021 5:40 pm

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Shiba Mochi »

"Lo siento mucho", dije ante la historia de la persona que no había vivido bien por culpa de las visiones sobrenaturales. "Nadie merece estar castigado toda su vida como fantasma iracundo en toda su vida, Nazo-sama, así que es muy bueno por su parte hacer toda esta investigación por Kimura-sama. Es usted un doctor muy noble", dije de corazón, e internamente me enorgullecía de poder servir a alguien tan dedicado a cuidar a los demás.

Repasé mentalmente todo lo que tenía que hacer mañana, y a menos que los kamis decidiesen tirarme un peñasco encima mañana por la tarde estaría libre.

"Me parece perfecto, Nazo-sama. Además corre una suave brisa hacia el oeste, eso es que esta tarde refrescará un poco pero mañana seguro que está despejado y tendremos un día estupendo", comenté mirando al cielo. Las nubes no parecían muy densas, no iban a descargar aquí.

"Ni se me ocurriría. Vamos a la embajada a recoger papeles y eso es todo lo que sé, Nazo-sama", respondí cómplice de los planes.

Cuando me senté a la mesa hice caso de las indicaciones y observé con cuidado los platos para ver qué había. No había tenido ocasión de probar ninguna comida aún en la capital, tenía curiosidad por ver lo que servían. Cuando vi que Nazo iba a servirme el licor tendí la taza.

"Arigato gozaimasu", le agradecí por el ofrecimiento, y lo acerqué a la nariz para aspirar el suave olor de las cerezas. Luego esperé a que alguno de los integrantes de la casa empezase a comer antes para seguirle yo, e iniciar la conversación del día mientras degustábamos los platos.

¿Qué se supone que debía hacer con la contestación a esa pregunta? Esto no era un test de correcto o incorrecto para mi desgracia, me iba a tener que mojar un poco. Por suerte Chibiusa me pilló con una cucharada de arroz a medio mascar y tapé mi boca, indicando que estaba terminando y respondería al acabar. Eso me daba un par de segundos extra para pensar porque seria una extrema falta de educación hablar con la boca llena.

"Haré lo que esté en mi mano por el bienestar de Nazo-sama, Chibiusa-sama", contesté con calma antes de coger otro bocado para prepararlo. En mi cabeza era una buena respuesta, indicaba que me preocupaba por él y que buscaría su bien. ¿Cual era "su bien"? Eso dependía del cristal a través del cual mire cada uno.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8347
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Bueno... qué clase de... persona... ya no de Asako, seguidor de las enseñanzas de Shiba o Fénix sería sino... persona... ¿no cree?"

Te preguntó de vuelta con una calmada sonrisa.

"Hay cosas en este mundo que no podemos entender pero... si está en mi mano hacerlo y solucionar problemas... es lo que deseo hacer."

Nazo miró hacia el cielo cuando hablaste de eso, no había la misma sensación que otras veces que cuando hablabas así la gente parecía no entender lo acertada que podías estar sino que asintió con firmeza.

"¿Lo oléis en el aire, kitsune-chan?" Bromeó. Luego sonrió y añadió bajito"Así lo espero..."


..

Los platos servidos en la mesa eran muy variados, algunos nunca los habías visto y otros parecían platos tradicionales pero con otros ingredientes, incluso olores, sin duda con mucha variedad y colorido. El Fénix era sin duda un clan refinado que amaba la cocina tradicional pero en este punto del Imperio lo nuevo y lo viejo convivía haciendo que la boca se te hiciera agua de lo que olías y estabas a punto de probar.

Por otra parte el licor, como te dijo Nazo, esta muy dulce pero no tanto como para que fuera empalagoso ni pegajoso, era liviano al tragar y un regusto muy agradable del que apenas se le notaba el licor, como una guinda final. Pero no dudabas que esto mezclado con otros licores más fuertes tenía que ocultarlo bien y dar un buen golpe a la cabeza al poder beber mucho sin darte cuenta hasta que te subía.

Una vez tu abuelo te dijo una cosa que se te quedo:

"En boca cerrada no entran moscas y en boca que come no salen respuestas innecesarias."

Eso te lo había dicho una vez que comiendo todos a la mesa de pequeña tu habías tratado de meterte en una conversación de adultos que no habías sabido manejar, te habían descubierto una pequeña trastada y habías terminado castigada. Tu abuelo, que había ido a jugar al go contigo en tu castigo en tu cuarto te dijo:

"Lo mejor que podemos hacer los zorros salvajes es usar las normas que tratan de atarnos contra los que nos persiguen con esas sogas."

Y claro, era de mala educación tras una respuesta tan correcta a la vez que ambigua que Chibiusa siguiera preguntando. Nazo sonrió un poco y te sirvió de algunos platos.

"Prueba esto, te gustará, este pescado lo traen del sur, es más fuerte el sabor y sabroso."

Cambió rápido de conversación.

"¿Qué vais a hacer esta tarde?" preguntó Sou.

"Cosas aburridas de adultos, ya sabes, acabamos de llegar... ¿por?"

"Había pensando que... como el distrito Gatto está en fiesta y el Hiro también podríamos ir a dar una vuelta de noche..."

Propuso Soy moviendo su tacita con timidez.

"No me parece una mala idea."

Asintió este.

"¿Queréis que cenemos fuera?"

Os preguntó a las dos.

"¡Yo quiero ir a los juegos y a los bailes!"

Dijo Sou muy animada. Nazo asintió complacido por el ánimo de esta.

"Esta bien, esta bien..."

"¿No sería bueno que descansara que acaban de llegar?" preguntó Chibiusa.

"El viaje ha sido más cómodo de lo esperado, madre, así que no se preocupe, aún no soy tan viejo como para no poder ser el anfitrión de dos jovencitas tan adorables. Creo que aún me conservo bien ¿no cree Mochi-san?"

Bromeó.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shiba Mochi
Mensajes: 48
Registrado: Mié Jun 23, 2021 5:40 pm

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Shiba Mochi »

"Peor, lo presiento con las orejas", añadí a la broma poniendo mis manos en la cabeza como si realmente lo fuesen.

----

Tras el obstáculo sorteado acerqué el plato para que Nazo-sama pudiese colocar lo que me ofrecía sin montar un desastre en la mesa. Al igual que el resto de los manjares de la mesa este combinaba a la perfección con el licor, casi se derretía en la boca de lo bien preparado que estaba.

"Me encantaría acompañarles", asentí a la proposición de visitar los distritos de fiesta. Era una suerte haber llegado justo en la época en la que habría festivales, a mi me encantaban y queria ver qué tipo de bailes y juegos habia en la capital.

Puse mi maximo esfuerzo en no sonrojarme, lo cual era mucho y algunas veces hasta lo conseguía, esta era una de esas veces que aguantándome al máximo sólo subió el color ligeramente. Como estaba bebiendo el licor lo mejor era acabarmelo y fingir que era lo que había provocado un leve cambio de color.

"Sin duda, el estudio de la medicina y los misterios del mundo son beneficiosos sobre uno mismo, Nazo-sama, así que opino que gozáis de buena salud y energías para cualquier cosa que os propongáis", que venía a ser una respuesta algo más rebuscada de lo que me hubiese gustado darle a Nazo-sama pero no me podía permitir ser tan directa con Chibiusa-sama delante.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8347
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"¡Entonces está decidido!" Dijo Sou muy animada cuando aceptaste haciendo que Chibiusa, la abuela le indicara que bajase el tono.

Nazo sonrió ante tu respuesta mientras comía un poco para taparse justo esa expresión de los labios. El resto de la comida pasó sin incidentes demasiado destacables, más allá de tener que cuidar lo que decías delante de Chibiusa y de esquivar algunas pelotas curvas de temari lanzadas por Nazo por el mero placer de verte casi atragantar.

Al final cuando os levantasteis Nazo anunció que iría a ver a su suegro antes de irse a la Embajada, pero antes tenía que hacer varias cosas y te pidió que le siguieras.

"Sou-chan irá a clases esta tarde, tiene caligrafía con el maestro Suzume Guren. Ella llegará o antes que tu o después, porque no creo que tu encargo lleve demasiado, tendrás que ir a Deseos Olvidados y encontrar al menos cómo ponernos en contacto con Nisio-sensei. Cuando acabes antes de pasar por casa, si no es media tarde, tienes tiempo para dar una vuelta, yo estaré seguro al menos dos horas con Emi-sama."

Te informó.

"Pero tranquila, volveré de una pieza."

Sonrió de medio lado. Entonces te hizo que le acompañases al despacho que tenía en las habitaciones cerca de la tuya y sacó algo de su escritorio y te lo dio. Era un sello personal, una tablilla con el nombre de Nazo y su rango.

"Seguro que has traído muchas cosas en el viaje, pero si vamos a ir a un festival puede que no te hayas traído una yukata adecuada para que te sientas cómoda siendo funcional y bonita, sé que seguro que has primado ir uniformada y traje muy formal para cuando las cosas lo pidan, sin pensar demasiado en tu esparcimiento."


Te tendió el sello.

"Comprate algo que te guste y haz que lo pongan a mi nombre."

Y antes que te quejases alzó un dedo.

"Tu pago será que te vea con él puesto, así que..."

Empezó a andar para salir del despacho para poder ir con el suegro y terminó diciendo.

"Ponte tan bonita para que estemos en paz."

Se rio bajo antes de salir, dejandote allí.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shiba Mochi
Mensajes: 48
Registrado: Mié Jun 23, 2021 5:40 pm

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Shiba Mochi »

Seguí a Nazo-sama al despacho y tras asegurarnos que no había nadie en los alrededores para escucharnos.

"¿De que es la tienda? ¿Debería seguir evadiendo la estrategia del cangrejo para preguntar por la sensei?", pregunté porque al estar yendo tan de puntillas yo ya no tenía claro si preguntar directamente por Nisio-sensei levantaría la liebre antes de lo que nos gustaría."También necesitaría direcciones para llegar", añadí algo más tímida, como cuando me perdía de pequeña y tenía que pedirle a alguien que me ayudaste a volver a casa.

"¿Esta seguro que no quiere que le espere tras el recado?", dije con un tono que sonaba más preocupado del que me hubiese gustado. Me preocupaba que pensasen que no estaba pendiente de mi maestro y sus posibles líos, que no iba a poder evitar.

Entonces me dio el sello y la tablilla y yo iba a decir que no era necesario, que tenía equipaje de sobra porque mi hermana se había ocupado de vaciar casi todo mi armario en Shiro Shiba y empacarlo con pulcritud para venir a la capital. Pero aquella réplica y el "pago" hizo que los colores rojizos de la piel de zorro subiese a mis mejillas, conviertiendome en un precioso mochi de judía roja a su vista.

De hecho me quedé tan en shock que andé automáticamente hasta mis dependencias, colorada cual tomate, y fui a cambiarme para aquella tarde ir con algo más cómodo para andar por la capital, y que abrigase un poco porque a final de la tarde tenía toda la pinta de refrescar. Mientras barajaba las opciones de mi armario que tan bien clasificadas estaban, iba trazando mi plan de la tarde.

Tenía la opción de los rickshaw, sí, pero también quería ver cosas a pie. Y tiendas, ¡ahora tenía que ver tiendas! Y yo sin idea de la moda de la capital, de sitios buenos que visitar, y sin esa amiga Grulla que mi hermana me comentó en broma pero que probablemente necesitaba encontrar cuanto antes. ¿A quién pregunto sobre moda, por todos los kamis? Supongo que tendría que pensar ese problema más tarde, o alguna me llamaba la atención de camino.

Terminé de vestirme, y saqué de mis pertenencias un teru teru bozu que había hecho con mi abuela antes del gempukku y siempre colgaba en la ventana para ahuyentar el mal tiempo del día siguiente. Con todo listo, la tablilla y el sello en mis pertenencias, esperé a que Nazo me mandase llamar para salir juntos de la casa y que fuese lo menos cantoso posible que yo iba a separarme más tarde en el camino.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8347
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Es una tienda muy especial y extraña... es de... "cosas" olvidadas..."

No parecía tener intenciones de hablarte claro o no estabas entendiendo nada pero te sonrió como si fueras a hacerlo.

"Allí puedes hablar con normalidad ya que la patrona de la tienda es Miya Nisio, sería contraproducente que no le preguntaseis al dependiente por ella..."

Nazo fue a su mesa y sacó un mapa, señaló algo y te lo tendió.

"Nosotros estamos aquí, en el distrito exterior Tesarugi y este de aquí es el distrito exterior Jumarashi, ahí es donde está la tienda."

La señaló.

"Te puedes quedar con mi mapa, no está del todo actualizado tras el último temblor pero está casi todo bien. Si te interesa uno totalmente nuevo puedes ir a Nueva dirección, una tienda de mapas preciosos en el distrito exterior Takuni, que tampoco está muy lejos de aquí."

Con el mapa abierto te lo señaló.
Tras aquello no dijiste mucho más aunque si que oiste a tu espalda un:

"El distrito exterior Gatto tiene muchas tiendas muy bonitas, es un barrio grulla."

Pero poco más porque tus oídos tamborileaban con el rubor.

Tu hermana tenía razón con respeto a lo de la Grulla así que aquella última información que calló mientras te ibas corriendo si que puede que te sirviera, en un barrio lleno de grullas era más plausible encontrar una amiga grulla pero claro... ¿Y eso cómo lo hacías? Seguro que había muchos sitios donde ir pero ahora mismo estabas aturrullada así que decidiste centrarte.

Primero el teru teru bozu.
Luego vestirte.
Luego acompañar a Nazo a la Embajada.
Y por último ir a la tienda, una vez cumplida tus obligaciones ya te enfrentarías al siguiente reto.

Nazo te esperaba en la entrada con un libro, leyéndolo por encima cuando salisteis despidiéndoos de la casa.

"Por cierto te dijo al salirsupongo que es algo que ya has pensado, pero la Embajada está llena de actividades, de personas que han llegado a la ciudad y de información útil para una recién llegada como tu, cuando no esté yo no dudes en ir a por ayuda. Por ejemplo... Yutsuko-san es de tu edad, es bibliotecaria en la Embajada, es una señorita muy inteligente, quizás está demasiado pendiente de los libros pero claro, es su obligación, aún así está bien enterada de los eventos de la ciudad porque... no sé si lo sabes pero en esta ciudad todos los días pasa algo."

Fue diciendo mientras andabais.

"Todos los días hay juegos cortesanos para ganar puntos con la Ciudad Prohibida, obras de teatro y actuaciones, como hay tantos distritos, mira, estamos con dos en fiesta, tenemos festividades de templos, eventos culturales como exposiciones, apertura de jardines... Es complicado aburrirse en esta ciudad."

Te dijo.

"A veces los otosanitas olvidan esto y se aburren por vicio, pero para eso también hay casa de té y otros lugares. Incluso las damas casaderas pueden acudir a ciertos lugares a charlar con otras en buena compañía donde su nombre no sea puesto en entredicho junto con caballeros cultos...."

Te miró de reojo y sonriendo dijo:

"Lástima que para eso último no vayas a tener mucho tiempo, no es que tenga la agenda de un grulla pero espero no aburrirte."

Bromeó mientras ibais de camino hacia las murallas de la ciudad interior donde os pedirían de nuevo las credenciales. Una vez en la Embajada este te dijo:

"El distrito Jumarashi esta cerca, tiene calles amplias y es silencioso y muy privado, te será sencillo encontrar el camino, pero la tienda es..... tiene una fachada pequeña, así que tendrás que estar atenta para verla."

Mencionó.

"Bueno... y ahora te dejo, no sé si ya que estás aquí quieres buscar a Yutsuko-san, sino, sea como sea nos vemos en un par de horas."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8347
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Es una tienda muy especial y extraña... es de... "cosas" olvidadas..."

No parecía tener intenciones de hablarte claro o no estabas entendiendo nada pero te sonrió como si fueras a hacerlo.

"Allí puedes hablar con normalidad ya que la patrona de la tienda es Miya Nisio, sería contraproducente que no le preguntaseis al dependiente por ella..."

Nazo fue a su mesa y sacó un mapa, señaló algo y te lo tendió.

"Nosotros estamos aquí, en el distrito exterior Tesarugi y este de aquí es el distrito exterior Jumarashi, ahí es donde está la tienda."

La señaló.

"Te puedes quedar con mi mapa, no está del todo actualizado tras el último temblor pero está casi todo bien. Si te interesa uno totalmente nuevo puedes ir a Nueva dirección, una tienda de mapas preciosos en el distrito exterior Takuni, que tampoco está muy lejos de aquí."

Con el mapa abierto te lo señaló.
Tras aquello no dijiste mucho más aunque si que oiste a tu espalda un:

"El distrito exterior Gatto tiene muchas tiendas muy bonitas, es un barrio grulla."

Pero poco más porque tus oídos tamborileaban con el rubor.

Tu hermana tenía razón con respeto a lo de la Grulla así que aquella última información que calló mientras te ibas corriendo si que puede que te sirviera, en un barrio lleno de grullas era más plausible encontrar una amiga grulla pero claro... ¿Y eso cómo lo hacías? Seguro que había muchos sitios donde ir pero ahora mismo estabas aturrullada así que decidiste centrarte.

Primero el teru teru bozu.
Luego vestirte.
Luego acompañar a Nazo a la Embajada.
Y por último ir a la tienda, una vez cumplida tus obligaciones ya te enfrentarías al siguiente reto.

Nazo te esperaba en la entrada con un libro, leyéndolo por encima cuando salisteis despidiéndoos de la casa.

"Por cierto te dijo al salirsupongo que es algo que ya has pensado, pero la Embajada está llena de actividades, de personas que han llegado a la ciudad y de información útil para una recién llegada como tu, cuando no esté yo no dudes en ir a por ayuda. Por ejemplo... Yutsuko-san es de tu edad, es bibliotecaria en la Embajada, es una señorita muy inteligente, quizás está demasiado pendiente de los libros pero claro, es su obligación, aún así está bien enterada de los eventos de la ciudad porque... no sé si lo sabes pero en esta ciudad todos los días pasa algo."

Fue diciendo mientras andabais.

"Todos los días hay juegos cortesanos para ganar puntos con la Ciudad Prohibida, obras de teatro y actuaciones, como hay tantos distritos, mira, estamos con dos en fiesta, tenemos festividades de templos, eventos culturales como exposiciones, apertura de jardines... Es complicado aburrirse en esta ciudad."

Te dijo.

"A veces los otosanitas olvidan esto y se aburren por vicio, pero para eso también hay casa de té y otros lugares. Incluso las damas casaderas pueden acudir a ciertos lugares a charlar con otras en buena compañía donde su nombre no sea puesto en entredicho junto con caballeros cultos...."

Te miró de reojo y sonriendo dijo:

"Lástima que para eso último no vayas a tener mucho tiempo, no es que tenga la agenda de un grulla pero espero no aburrirte."

Bromeó mientras ibais de camino hacia las murallas de la ciudad interior donde os pedirían de nuevo las credenciales. Una vez en la Embajada este te dijo:

"El distrito Jumarashi esta cerca, tiene calles amplias y es silencioso y muy privado, te será sencillo encontrar el camino, pero la tienda es..... tiene una fachada pequeña, así que tendrás que estar atenta para verla."

Mencionó.

"Bueno... y ahora te dejo, no sé si ya que estás aquí quieres buscar a Yutsuko-san, sino, sea como sea nos vemos en un par de horas."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shiba Mochi
Mensajes: 48
Registrado: Mié Jun 23, 2021 5:40 pm

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Shiba Mochi »

"Se lo devolveré al final de la tarde", prometí con el mapa.

Con el pergamino en mis manos y enrollada cual esterilla roja de la vergüenza marché corriendo a mi cuarto para cambiarme y salir. El mapa, tal y como hice con la tablilla y el sello, estaban en mi bolsa que llevaba encima.

"Yutsuko-san, en la biblioteca", repetí para confirmar que me había enterado de la información."¿Puntos con la ciudad Prohibida?", pregunté, porque no entendía cómo funcionaba eso. ¿Puntos para qué?

"Creo que se me están acumulando demasiadas cosas por hacer como para pensar en ir a casas de té aún", dije medio en broma medio en serio, porque queria hacer muchas cosas y seguro que mis obligaciones no hacian mas que aumentar.

Me despedí de Nazo-sama yaunque la proposición de la biblioteca era buena idea, yo no tenía ni idea de nada en esta ciudad. ¿Y si la tienda por ser mas especial cierra antes o me pierdo y tardo en llegar? Con mi mapa en mano seguí a paso ligero hasta el distrito Jumarashi, y cuando estaba más cerca y las calles parecían estrecharse, pregunté a un par de vendedores en un puesto ambulante por indicaciones más concretas. Me puse a callejear, muy pendiente de las fachadas para encontrar la tienda que quería, hasta que diese con Deseos Olvidados.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8347
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Hai, hai... puntos para los juegos." Te dijo"Verás... igual que para los bushis, cuando practicáis en el dôjo depende de dónde se toque con el bokken en el cuerpo del otro hay una serie de puntos cuando se hacen peleas de entrenamiento en la corte pasa algo parecido. Si quieres llamar la atención de los de arriba tienes que hacer méritos, y los ojos de los de arriba estan en todas partes.... asi que organizan juegos y eventos para que sea más notable el interés."

Decidiste dejar a Nazo y aunque la Biblioteca de la Embajada estaba allí pensante que lo prioritario eran las obligaciones y que luego podrías extenderte lo que quisieras así que partiste hacia Deseos Olvidados.


Distrito Exterior Jumarashi.
Deseos Olvidados



Al contrario que el resto de distritos exteriores el distrito Jumarashi no cambiaba de nombre con el Gobernador, sino que se mantenía siempre de esta manera desde la constitución de la ciudad, era una forma de ser muy particular de los miembros de aquel lugar que querían pasar inadvertidos, que hubiera calma y que nadie medrara en sus asuntos.

la mayoría de la población de ese distrito era samurai o heimins comerciantes que tenian muy buenos patrocinios, el distrito estaba llena de escuelas, salones de té, posadas prestigiosas, palacetes privados, incluso una de las "Escuelas de Buenas Esposas" Escorpión. Y, por supuesto, todas las calles eran amplian y estaban llenas de vegetación, parques y muchos árboles dando la sensación con tanta tapia blanca de tranquilidad, serenidad, calma y sobretodo intimidad...

Algunos hablaban que aquel barrio era perfecto para tener escarceos amorosos, otros que era un lugar más que adecuado para cerrar tratos comerciales importantes, había quien le gustaba rezar en los templos de allá por estar más vacíos... la cuestión es que de una forma u otra, siguiendo el mapa y dándote cuenta de lo sencillo que sin él sería perderse llegaste hasta la tienda.

Nazo tenía razón al decirte que si no estabas atento aquella tienda no la verías.
Estaba entre dos casas que parecían enorme mansiones, cada una de ellas con unas amplias tapias blancas que delimitaban su propiedad y sin embargo esta no tenía nada de eso, había una pequeña verja de madera con una puerta parecido a un toori de templo pero sin tener nada religioso donde en un discreto cartel se veían unas mariposas talladas. Más allá de esta verja había un pequeño patio, era más largo que ancho, puede que la entrada apenas tuviera cuatro metros de ancho que se adentraba unos seis por un sendero de piedra a ambos lados de un jardín zen bien cuidado hasta la entrada de una casa que parecía chocar pared con pared casi con la delimitación de las otras mansiones. En su puerta se podía leer "Deseos Olvidados". Era una casa de una planta aunque bastante alta, puede que la parte de arriba fuera abuhardillada. De tejado azul oscuro y bien cuidado.

Nada más entraste por la puerta sentiste como si todo aquel lugar te envolviese y dejases atrás algo, algo que no recordabas ni que tampoco importaba. El sonido del agua callendo por una cañita de bambu era relajante y cuando te diste cuenta estabas llamando a la campanilla de la puerta.

No tuviste que esperar demasiado hasta que esta se abrió y apareció un chico joven, alto, de piel pálido y pelo oscuro, con un precioso kimono negro con coloridas mariposas bordadas en él, que fumaba en una larga pipa.

"Bienvenida, querida clienta, a Deseos Olvidados."

Te indicó que pasaras a aquello que más parecía una casa que una tienda y pusiste los pues en aquel lugar. Un enorme pasillo dentro de una casa muy bonita con paredes pintadas con motivos paisajisticos que de primera hora te pareció más ancha de lo que por fuera parecía, cosas de los trucos de visión.

"Por favor... sígame Shiba-san."

Cuando el dependiente se dio la vuelta te diste cuenta que no parecía portar mon alguno y sin embargo no se veía de casta heimin, y no te había llamado por -sama... era extraño, así que como eras prudente y recordabas a tu abuelo decirte "que los zorros se ocultaban a simple vista" mejor quedarte callada con ese detalle.

"¿Viene a buscar eso que se ha olvidado?"

Te preguntó justo antes de abrir una sala, que parecía un enorme salón de té y hacerte pasar. Aquel salón de té era cuadrado, no rectangular y estaba decorado parecido a los colores y las sensaciones que en mitad del bosque debías sentir, con la naturaleza, el sonido de los pájaros en el exterior, reflejandose la luz del sol en las fusamas fuera de la habitación que... ahora que pensabas... esa casa no tenía patio lateral ¿verdad? estaba casi pared con pared, pero de pronto aquella idea en vez de extrañarte se te hizo natural. Puede que fuera estrecha al inicio y luego al avanzar tuviera más terreno, habías andado por un pasillo muy largo después de todo.

"¿Puedo ofrecerle algo de beber o de comer?"

Te preguntó este.

"Es tradición en este lugar tomarse su tiempo..."




OUT
El dependiente esta en los rostros de OU en la parte que pone "castas inferiores"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shiba Mochi
Mensajes: 48
Registrado: Mié Jun 23, 2021 5:40 pm

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Shiba Mochi »

Miré la casita de arriba abajo un par de veces, y antes de entrar me aseguré que lo llevaba todo. Pero cuando crucé y me di cuenta que había dejado algo atras... ¿Qué era? No lo recordaba y eso me molestó ligeramente, esperaba recordarlo al salir. No podía entrar con el nubarrón o me desconcentraría. Para no olvidarme, cambié una de las pulseras de cuentas que tenía de la mano izquierda a la derecha, y asi recordar... Que tenía que recordar algo, supongo.

La tienda o casa se me hacía muy extraña. Aunque bueno, sólo había visto la casa de Nazo, un Asako, y el hospital con habitqciones extrañas como las edificaciones escorpión. Quizá todas eran asi para que pareciese un lugar mas espacioso. Esa incógnita se sumó a la pila de preguntas que tenía.

"Un té basta, muchas gracias", dije por no despreciar la hospitalidad."En realidad venía por otro asunto", comencé explicando. Primero el deber, luego si acaso seguiría curioseando.

"Verá, vengo de parte de mi maestro, necesita hablar con Nisio-sensei sobre una de sus líneas de estudio." No tenía claro si era mejor contarlo directamente porque a saber cuán enterado debía estar este dependiente de lo que ocurría con su patrona. En mi cabeza estaba siendo discreta con los pacientes del hospital, así que no estaba mal no contarlo. "Ahora mismo no es muy recomendable que lo haga él directamente, porque todo el mundo tiene ojos y oídos en todas partes, así que me ha pedido a mi que venga en su lugar. Me contó que Nisio-sensei es su patrona, esperaba que nos pudiese prestar su ayuda como intermediario", pedí educadamente.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8347
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Ah.... uno siempre viene aquí por "otros asuntos"... este lugar es como ese momento cuando vas a la cocina por un vaso de agua o algo que hacía un segundo sabías que querías y al llegar... ¿por qué había venido? y con suerte te llevas algo mejor."

Sonrió al decir aquello y te sirvió té.Lo tomaste un poco por compromiso pero de pronto... Aquel té sabía exactamente como el té especial de hierbas que preparaba tu abuelo, que decía que era como se preparaba en tierras Kitsunes, un sabor que pronto te transportó al pasado.

"Oh... así que "lo que habéis perdido" es más bien algo que otra persona necesita... Esta bien."

Asintió.

"Tenéis razón, Nisio-sensei es la patrona de este lugar y puedo contactar con ella o dejarle un recado a placer de quien la busca y de la urgencia, claro..."

Sonrió mientras bebía un poco.

"¿Es muy urgente lo que la trae aquí Shiba Mochi-san?"

Te preguntó. Pero... un momento... ¿Te habías presentado?

"No trato de indagar más de la cuenta, pero claro, no sé quién es su tutelado, aunque... puede que trate de hacer suerte e imaginarme algo... lo cierto es que Nisio-sensei siempre está ocupada, lo cual significa que este es un momento tan bueno como cualquier otro para pedir su ayuda. Si puedo ayudarles en algo..."

Terminó sonriendo.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shiba Mochi
Mensajes: 48
Registrado: Mié Jun 23, 2021 5:40 pm

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Shiba Mochi »

Todo esto estaba siendo muy, muy raro, y la atmósfera tan extraña no dejaba que me centrase en permanecer calmada. Por eso la sorpresa del té fue evidente, ya que miré mi taza de té confusa, como si me hubiese dado agua de fregar en vez de un té. Ya cuando dijo mi nombre levanté la cabeza para mirar al dependiente, eso me resultaba menos raro ya que debía de tener el cartel con mi nombre escrito en la frente.

"Es para mi maestro... Asako Nazo". De perdidos al río, si no lo averiguaba ahora quizá lo hacía más tarde, visto lo visto de la gente de esta ciudad. Si me tenían que echar la reprimenda, que fuese por honesta no me iba a doler. "Está investigando un acertijo, del vacío por lo que me ha explicado, y por lo visto si no lo soluciona a tiempo es posible que la persona que lo... ¿porta?", dudé un poco sobre la palabra porque no sabía si era la correcta," puede sufrir muchas penurias y llevarlas hasta el mas allá. Nos gustaría evitarle tanto sufrimiento, entonces mi maestro cree que Nisio-sensei puede arrojar luz sobre el asunto", terminé de explicar.

Pasaron unos segundos incómodos que rellené dando otro sorbo al té, sin saber qué mas añadir.

"Sería de gran ayuda si nos concediese una audiencia con Nisio-sensei cuanto antes", añadí algo cohibida porque me gustaría que se solucionase cuanto antes, pero tampoco sabía cuánta urgencia tenía Nazo-sama con el tema.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8347
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Shiba Mochi.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Oh, Nazo-sama hace un gran trabajo en esta ciudad."

Asintió bebiendo tranquilamente y siguió escuchándote sin interrumpirte.

"Es una cosa curiosa y extraña lo de vuestro maestro ¿verdad? Bueno, quiero decir, lo de la familia Asako en general... "desencriptadores de los misterios del universo y de los secretos de los elementos."...."

Sonrió un poco.

"Para alguien que le gusta la normalidad como a mi se me hace complicado..."

Luego se dio cuenta que quizás estaba hablando de más y sonrió un poco.

"Perdonad. Entonces decís que buscáis a Nisio-sensei."

Se "recentró".

"Miya-sama está siempre muy atareada pero como ella suele decir, descansará cuando esté muerta, así que este es tan buen momento como cualquier otro para buscarla.

Suele pasarse por aquí todos los días, aunque no siempre a la misma hora, y hoy no ha aparecido aún, así que supongo que estará por llegar... Pero como no puedo asegurarle si justo en este momento va a aparecer por la puerta, lo cual tampoco nunca es descartable aquí
y lo dijo de una manera peculiar eso últimole diría que si no le es mucha molestia me dijera si desea que los vaya a visitar a la residencia de su señor, Nazo-sama o si debe ir al balneario donde trabaja ya que supongo.... te miró que si usted está aquí y no él es por un motivo en especial de discreción... ¿me equivoco?"

Sonrió un poco.

"Delo por hecho, sea como fuere."

Te comentó.

"Y ya que ha venido... ¿No le ha mandado su maestro por nada para usted?"

Te preguntó mientras sacaba un papiro y miraba algo, había una enorme lista con nombres, algunos tachados con anotaciones a los lados.
Miró bien una fecha y allí estaba tu nombre.

"Tengo aquí algo para usted."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Responder