Día 6.- Desde la mañana. Exposición de arte: evento del día.

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Desde la mañana. Exposición de arte: evento del día.

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Si quieres que sea un honor conocerme, chico, no me mates tan pronto." bromeó Otsumoko con eso de "haberla conocido" de decirlo en pasado. "Así que si los kamis quieren, que espero que sí, a mí me quedan aún unos cuantos años más dando guerra jaja."

Otsumoko tenía esa habilidad de cuando se reía lo hacía desde el fondo del estómago, con una sonrisa limpia, clara y alegre que contagiaba a los demás al menos a sacar una media sonrisa.

"Para el Dragón vivir en la montaña es tan natural como para el León lo es hacerlo en manada. Cada cual es como es pero cuando estamos en lugares como este donde todo se mezcla... sería un insulto a los dioses incluso, que en este mismo lugar, antes de erigirse aquí la capital y el núcleo del mundo civilizado, no compartir esa unión que ellos demostraron y entablar lazos unos con otros."

Hokusai miró un poco en derredor como si de pronto pensara que podría y seguramente conocería excepciones, pero no lo dijo. La sala estaba llena de escorpiones y de oídos...

Cuando las dos mujeres van bajando y se acercan si tu tío alguna vez pensó en algo relacionado con casarte es en ese momento cuando menos lo aparenta, entonces te das cuenta de dos cosas, la primera que es capaz de ocultar sus emociones mucho mejor de lo que jamás habrías supuesto estando mucho más preparado para la vida en una ciudad así de lo que nunca hubieras pensado y lo segundo es que... de pronto... quizás alguna mujer especialmente hermosa o que te impactó al llegar a la ciudad se te cruza en la mente como que no sería nada desagradable si tu matrimonio fuera con ella... Lo cual tratas de desechar a toda prisa en tu cabeza antes que las dos mujeres lleguen al grupo.

Lo que te queda claro es que en aquella pequeña sala de un templo hay más personas importantes de las que jamás pensaste ver en tu vida, y eso cae como una losa sobre ti, eso es lo que significa para bien y para mal la capital del Imperio. Oportunidades. Pero... ¿para qué?

La Hid te hace una reverencia cortés y elegante, educada y que se ve trabajada, puedes ver la seriedad de su gesto y la presencia de la educación cangrejo pero a la vez quien ha debido aprender a vivir en otro tipo de climas y de aguas, lejos del mar o quizás en el ancho mar del Emperador.

"Me halagáis innecesariamente, Mirumoto Shoyo-san, ya que tan sólo soy una más de mi Clan tratando de hacer para lo que el Imperio nos ha concebido, aunque a veces estos caminos se muestren torcidos, tanto como un árbol viejo y nudoso, que aún así sigue dando fruto cada primavera."

Otsumoko asintió a aquellas palabras y comentó:

"¿No pensáis que podría ser una de las nuestras con esa clase de respuestas.? se rió.

"Quizás porque últimamente tengo el placer de pasar mucho tiempo con vos Otsu-sensei."

"Menos amistades con los dragón que ya le he dicho yo a la maestra Otsu que puede tomar el té contigo lo que quieras pero que no tienes opciones de abandonarme en la corte." interrumpió de pronto la dama Kotoko con sonrisa maliciosa.

"Ya, esa pena capital la tengo clara."

Replicó la Hida haciendo que la Grulla se riera con descaro y a su vez esta, la Dama Hida pintase una queda sonrisa en la comisura de sus labios en aquella broma que parecían tener entre ambas.

Luego la Dama Grulla al decir aquello para con tu tío recibe tu respuesta, lo cual hace que esta se vuelva un poco hacia ti, sus ojos azules parecen chispear con inteligencia y una pasión cual fuego, como fuegos fatuos azulados.

"Bueno, Shoyo-san, si algo podéis aprender en esta ciudad es como bien dice Otsu-sensei a nunca llegar tarde.... salvo cuando ya no hay más remedio juju
Pero como este no es el caso... si lo que venís buscando en la gracia de Benten...
se volvió en un giro dramático hacia la enorme estatua de cristal de la diosa que flotaba en el templo. esta es la ciudad más dotada de su belleza y de amor de todo el Imperio, y os lo dice una Grulla, que viene de tierras donde siempre se ha dicho que somos sus favoritos...

Aunque sé que eso no os distraerá de vuestro cometido, sea cual sea"
miró entonces esta hacia tu tío como si, sin palabras, lo indagase ya que sois sobrino de Kageyama-san."

Tu tío hizo una leve pero galante inclinación y dijo:

"Me honráis con vuestras palabras, Dama Kotoko, aunque no soy más que un bushi más del Clan puesto a disposición de este para lo que guste en la ciudad."

"Por eso mismo... sonrió la grullajusto por eso mismo..." Añadió como si dijera que lo complicado en aquella ciudad eran los que sabían quiénes eran y lo que debían hacer.

"¿Estaréis pues trabajando juntos?" Te preguntó entonces a ti la Hida. Luego se volvió hacia tu tío y añadió ¿O acaso vuestro sobrino viene por el séquito?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Mirumoto Shoyo
Mensajes: 44
Registrado: Mar Ago 13, 2019 7:45 pm

Re: Día 6.- Desde la mañana. Exposición de arte: evento del día.

Mensaje por Mirumoto Shoyo »

Me sonrojo ante la respuesta de Otsumoko. En ocasiones, mi falta de pericia en la corte y en el trato con la gente, hace que quiera ser demasiado educado en las palabras y esto conlleva que en ocasiones meta la pata. Aún así, su forma de actuar, de esa manera que solo pocos saben hacer, consigue aliviarme ese error. Le dedico una sonrisa de arrepentimiento por mi torpeza "Siento el error Otsumoko-sama. Ya me decía mi tía que un bushi no solo se dedica al noble arte de la lucha aunque lo parezca, sino que debe alimentar el resto de las ramas, y parece que en las palabras no me esforce lo suficiente. Al igual que usted, deseo que los kamis le den unos cuantos años más...tengo pendiente un tatuaje con usted" guiño un ojo mientras suelto una pequeña carcajada.

Observo como Hokusai mira alrededor mientras habla conmigo... y entiendo perfectamente lo que quiere decir. Hace un momento Tenma me lo ha recordado de una manera un tanto directa y no se me olvidará. No solo están los otomo observando desde arriba, parece que los escorpiones se multiplican en los actos multitudinarios, como las aves carroñeras ante una víctima. Por un momento no puedo desviar la pregunta que lleva rondando en mi cabeza desde que puse un pie en esta exposición y observé algunos escorpiones...¿Estará aquí?¿Estará sonriendo y disfrutando de la exposición mientras elige a su próxima víctima? ¿Acaso le importará arruinar la vida de gente que no conoce solo por el interés propio, aunque se cansen de decir que miran por todos?... No sin esfuerzo consigo arrinconar cada pregunta que intenta asaltarme y finalmente consigo mantener la calma. Durante mi conversación con Maboroshi decidí que actuaría con calma y que no todos los caminos deben recorrerse rapidamente y sin mirar los diferentes obstáculos... "Estoy de acuerdo con usted Hokusai-sama. Creo que compartir experiencias siempre ayuda a abrir la mente y a liberarnos de prejuicios que solo consiguen mantenernos engañado y la verdad es que esto es más fácil de realizar en la ciudad, donde la mezcla de clanes es continua en todos sus rincones."

Me río ante la frase de Otsumoko acerca de la posibilidad de que Kuronuma fuese de nuestro clan, si bien es cierto que por su forma de hablar no aparenta ser una cangrejo... imagino que esta ciudad y su corte es capaz de cambiar a una persona antes de lo que uno podría creer. Parece ser que la relación entre estas dos nuevas mujeres y Otsumoko no es superficial, las bromas que se gastan indican que la relación es mas personal y parece que se llevan bien. Antes de poder responder a Kuronuma, Kotoko irrumpe en la conversación con otra... ¿"broma"? No estoy seguro hasta que punto la grulla ha querido soltar un comentario gracioso o más bien indicar alguna situación que no es del agrado de la cangrejo. Si bien los grulla no son ni mucho menos como los escorpiones, también saben jugar al juego de la corte y quedan muy por encima de mis posibilidades. Una vez la dama Hida ha conseguido replicar intento responderla "Solo quería mostrarle mi respeto Kuronuma-san. Ni mucho menos buscaba el halago innecesario. No siempre el camino que nos toca es el que elegiríamos. Lo difícil no es seguir el camino que nosotros queremos, sino seguir para el que estamos destinados y es por ello que me agrada poder conocerla." Mientras me giro hacía Otsumoko sonriendo "De hecho creo que podría parecer más de nuestro clan que yo mismo" me río.

Observo a la grulla mientras me responde. Si bien he de reconocer que es una belleza, también se que no es la clase de mujer que mas me llame la atención. A primera vista no cabe duda, y solo el hecho de ver sus ojos clavados en mí, observando donde puede existir ese resquicio para penetrar en mi muro de contención, ese que llevo años construyendo, que además de belleza tiene inteligencia... y parece que mucha, pero ese atisbo de extravagancia nunca me ha llamado la atención, siempre he pensado que es mejor ese aire de sobriedad de una mujer bushi. Aún así, impone... y mucho...y... ¿se me ha insinuado? Yo diría que sí, pero también es verdad que siempre he sido un torpe en estos sentidos ya que tampoco me han interesado mucho... y parece saberlo. No es nada tonta esta grulla, parece insinuarse pero tiene claro que mis objetivos y mi cabeza están en otro sitio...

Cuando quiero darme cuenta me encuentro con la pregunta directa, sin ningún adorno... muy lista. La verdad es que no se hasta que punto es público que venga a servir a Maboroshi y si eso es interesante para alguien o no...quizás mas bien eso no sea lo interesante, sino la elección de mi tío mas bien. Miro a la grulla mientras sonrío "Veo que conoce lo suficientemente bien a mi tío como para saber como me ha criado y las enseñanzas que me ha dado. Como bien ha dicho él yo también soy un simple bushi puesto a disposición de mi clan y en particular de mi tío. Es por eso que he venido a la ciudad, ya que me pidio que viniese para estar con él". Obvio la pregunta directa esperando que sea mi tío el que responda a continuación visto que la pregunta del séquito era para él. No veo cual podría ser el peligro pero Tenma me lo recordo hace bien poco...
Mirumoto Shoyo
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Desde la mañana. Exposición de arte: evento del día.

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Nada, nada jovencito, algún día me moriré... pero no será hoy!" se rió esta perdonándotelo todo mientras hacía un aspavientos con la mano para que no le dieras importancia. Y era extraño de oir de aquella forma ya que aquella mujer no parecía tener más que un par de años más que tu y sin embargo si que era cierto que a más tiempo estabas con ella más te transmitía esa sensación de abuela entrañable y ese aura de paz.

La sala parece un arcoiris lleno de tantos colores, un zoológico colorido de sedas y de máscaras y abanicos que te hace preguntarte hasta qué punto aquello es realidad o no. Una selva, te dijo una vez tu tía, una selva donde no siempre gana el que tiene las garras más afiladas y donde nunca hay que olvidar ni dejar de aprender de las fábulas que el propio escorpión muchas veces cuenta y es que un ser enano puede hacer mucho daño.
Hokusai también te ha advertido de eso, de una manera mucho más sutil que Tenma pero en cierto modo es una forma de decirte que entre sedas estan la espadas y que tienes que ir teniendo cuidado porque todo tiene oídos y ojos...

"Tranquilo te dice Kuronumaen mis oídos vuestras palabras han sonado realmente sinceras."

Y cuando dice "realmente" lo recalca como si quisiera decirte que sabe perfectamente diferenciar de los halagos absurdos de los verdaderos, lo cual por un lado es una ventaja para ti ya que no ha sido tu intención hacer nada inapropiado pero por otro lado recalca la capacidad de esta de hilar ya en esos matices, algo que un Cangrejo no suele hacer. Una vez más esta ciudad se destapa como una selva donde si quieres sobrevivir más te vale avisparte, parece que la Hida lo ha hecho y ha encontrado una forma de seguir adelante, lo cual no deja de ser sorprendente.

"Lo bueno de vuestro clan es que sois uno a uno el que lo formáis, así que no seríais menos de este que la sensei."

Te dice la Hida recalcando el hecho que en el dragón lo común es que no lo sea nada. Otsumoko asiente satisfecha.
La Dama Kotoko por contra parece todo lo contrario a la Dama Kuronuma, es de excesos, sus ojos brillan con una picardía que puede hasta asustar y su sonrisa delata una mente preclara que se divierte donde otros naufragan. ¿Se te ha insinuado o sólo juega como el gato con el pequeño ratón? No sabes si quieres entenderlo del todo...

Ante tu respuesta la Hida asiente despacio, parece que para ella lo que dices es suficiente pero no ha dicho nada más tu tío cuando Kotoko dice:

"Sin duda entonces podemos decir que está como Kageyama-san por algo importante, un dragón en esta ciudad parece más que nunca en su montaña cuando tiene algo que dejar allí." se rió.

Tu tío asiente con media sonrisa y dice:

"La prudencia es una virtud, mis señoras, y mi sobrino ha aprendido bien pero me temo para vuestro bien o desgracia, como quieran verlo, que nuestros caminos aunque se encontrarán en esta ciudad no van a entorpecer sus misiones para con el Emperador."

"Eso no nos preocupa." dijo la Hida seria.

"En realidad nos encantaría bromeó la Grulla. seguro que no tiene entonces que ver con nosotras pero es refrescante encontrarse con personas limpias y claras con las que interactuar en grandes eventos y una lástima cuando me partís el corazón con esas declaraciones, Kageyama-san." fingió enormemente y a posta la grulla de forma cómica.

"Entonces esperamos que sea lo que sea ese misterioso cometido si alguna vez necesitáis algo de nosotras no dudéis en buscarnos."

Luego esta se volvió hacia la Hida y le dijo:

"¿seguimos entonces? Hay muchos a los que saludar."

La Hida asintió y ambas se despidieron con elegancia y la grulla con mucha alegría. Cuando estas estaban ya acercándose a otro grupo te dijo tu tío despacio y bajito:

"Mujeres a las que nunca enfadar, sobrino... nunca."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Mirumoto Shoyo
Mensajes: 44
Registrado: Mar Ago 13, 2019 7:45 pm

Re: Día 6.- Desde la mañana. Exposición de arte: evento del día.

Mensaje por Mirumoto Shoyo »

Sonrio y bajando la vista suelto una pequeña carcajada cuando oigo a Kuronuma decir que en los dragones, lo común es no tener nada en común entre nosotros. Es algo totalmente cierto y algo por lo que siempre me he sentido orgulloso de mi clan. Es curioso y no deja de sorprenderme la curiosa pareja que hacen estas dos mujeres. Kuronuma desprende rectitud, pero de una manera amable y mira a sus interlocutores con respeto...pero Kotoko, parece saber más de ti que incluso tú mismo por como te mira, esa mirada que te atraviesa y que sonrie al haber encontrado algún secreto del que tu aún no eres consciente. Incluso cuando estoy mirando a Kuronuma no paro de descubrir en el lateral a la dama Kotoko sonriendome y lanzando esas miradas suyas. Es difícil controlar el rubor ante una dama como ella... y estoy seguro de que lo que a mi parecer ha sido una insinuación, para ella tan solo ha sido un juego con el chico nuevo de la ciudad...

Escucho atento a mi tío, no ha dicho nada de porque estoy en la ciudad, pero si ha recalcado que no vamos a entorpecerlas...parece que este duo es más importante de lo que yo habría creido de primeras. Asisto a la conversación de mi tío con ellas totalmente en silencio, aprendiendo como decir las cosas cuando no quieres decir nada exactamente. La Hida, aún no sabiendo para lo que estamos en la ciudad, parece saber que no será algo que vaya a entorpecerlas... me gusta el trato con la Hida... la Grulla, en fin, con cada frase que dice no hace más que ponerme nervioso e intuyo que es muy dificil "jugar" con ella en conversación.

Me inclino hacia ellas "Gracias por ofreceros en caso de que necesitemos ayuda y un placer haber podido hablar con vosotras.".

Miro como se marchan del grupo las dos damas. Noto como el resto de grupos les van abriendo un pequeño paso hacia el grupo al que van. El aura de poder y de respeto que las rodea se ve confirmado por las miradas del resto de la gente ante su paso, nadie se atreve a molestarlas. Ellas han decidido quienes serán sus próximos acompañantes y nadie va a interrumpirlas. Mientras estoy mirándolas oigo a mi tío. "Ya me he dado cuenta tío. Aún sintiendo la alegría que desprende la dama grulla, también me he dado cuenta de su aura de poder y estoy seguro que sería capaz de cualquier cosa por lograr su objetivo. Curiosa pareja"... acercándome un poco más al oido de mi tío "Va llegando la hora de que vuelva a la embajada. La dama Maboroshi ha solicitado mi presencia esta noche a las puertas de la embajada y la verdad, me gustaría hablar contigo a solas antes de que eso ocurra para que me pongas al tanto de lo que ocurre".

Me giro cordialmente hacía Hokusai y Otsumoko. "Me ha encantado conocerles y me gustaría estar más tiempo con ustedes, pero sinceramente, mis deberes me obligan a retirarme. Hokusai-sama, espero poder verle pronto en la embajada León y cuente conmigo para ese proyecto que están realizando. En cuanto a usted, dama Otsumoko, gracias por hacer sentir tan bien en la ciudad a un chico de pueblo jeje. Meditaré sus palabras acerca de lo que oculto en mi interior y le prometo hablar sobre ello cuando me conozca a mi mismo".

Me giro hacía mi tío para saber si finalmente se queda en la exposición, lo cual daría a entender que no es importante lo de esta noche, o por contra decide compartir un rickshaw conmigo de vuelta a la embajada.

OUT. No se muy bien como va el tiempo en el juego, pero me parece que ya podemos ir hacía la embajada. Si ves que es demasiado pronto no tengo problema en que mi tío me diga que donde voy alma de cantaro, que queda mucho xD.
Mirumoto Shoyo
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Desde la mañana. Exposición de arte: evento del día.

Mensaje por Isawa_Hiromi »

OUT
el tiempo va despacio o rápido como tu quieras pero lo que trata de hacer esta ciudad es que te pares a hablar sin miedo y a "perder el tiempo" todo lo que quieras, los lugares y Pnjs estan llenos de tramas secundarias que puedes acceder a ellas a placer y se trata que disfrutes de eso mismo,de que todo se interactua.
Dicho esto yo te planteo opciones y tu decides si las tomas o no.
IN


Las dos mujeres parecen un todo, eres capaz de ver el patrón en el cual se entrelazan a la perfección y cuando una habla la otra esta ojo a vizor. La Hida parece una táctica nata, su mirada es limpia y clara, seria, mira desde postura hasta entonación, gestos, aura. La Grulla parece ser consciente hasta de gestos que tu no te percatas de ti mismo, entrando intrusívamente en tu cabeza y lo sabe, por eso sonríe así, o eso crees.

Cuando las dos se van la marea se mueve como si estas fueran olas enormes que hacen apartar barcos en el embarcadero y puedes ver el respeto, temor y admiración que desprenden. Ellas van donde quieren y son las que dictan allí las normas. Seguramente esta ciudad está plagada de estas presencias...

"Las dos son senseis del Emperador." Dice tu tío llamando tu atención"La Dama Kuronuma tiene prohibido las armas de filo pero puede luchar con su cuerpo, aunque no estar metida en un combate que pueda dar como resultado su muerte o lesión, pero le enseña al Emperador el arte de la lucha con las manos desnudas.

Y la Dama Kotoko... ya seguro que has visto su sonrisa, es la mujer más peligrosa quizás de toda la ciudad y sólo necesita su sonrisa. Es la bufón del Emperador y de su Madre, con derecho, potestad, permiso y casi obligación de dejar en mal lugar a cualquiera que no sepa cuál es lugar... Nadie en esta ciudad debería tenerla enfrente sino quiere terminar con su alma en su estómago."


Mencionó de aquella forma el seppukku.
Una bufón. Pocas profesiones eran tan temidas como aquella ya que eran artistas de la burla no sólo con permiso para hacerlo sino con el deber. Un humor sarcástico, inteligente que te ponía contra las cuerdas y si era del propio Emperador significaba que este validaba sus chanzas y que los demás debían soportarlas, gustasen o no. Por otro lado eso también suponía que el Emperador al validar a una como propia soportaría comentarios semejantes, aunque estabas seguro que sería en privado. Lo cual no dejaba de ser sorprendente y algo que incluso te pudo gustar después de todo el trabajo de un buen bufón era mantener a sus señores con los pies en la tierra señalando sus defectos.

Los demás del grupo os dejan despediros y separaros y tu tio lo hace un poco contigo. Os vais hacia fuera, hacia el patio de entrada que esta tan lleno como el resto de criados con bandejas de aperitivos y refrigerios y de personajes de todos los clanes muy engalanados, la pompa y la nata de la ciudad sin duda...

Kageyama mira en derredor cuando os separais un poco, hay un enorme grupo de Grullas cerca vuestra (relativamente) que hablan entre ellos, parecen Daidojis y parecen que la mayoría no esta demasiado interesado en hablar con mucha gente sino que estan aquí más bien por trabajo. Tu instrucción de bushi te hace darte cuenta al poco de la persona a la que sirve la cual esta hablando en aquel momento con una Doji de pelo corto y blanco y rostro gélido y un escorpión con máscara enteriza de demonio.

"Yo no puedo, no debo irme aún, no he saludado a otras personas que están en la exposición. Esta clase de eventos son perfectos para poder entablar un primer contacto con personas que sin invitación o mediación de otros jamás podrías acceder a ellos, como por ejemplo las Damas Kuronuma y Kotoko, ha sido una suerte aunque no lo creas que hayas hablado con ellas, ahora podrás hacerlo otras veces que las veas...

Así que... Podemos hablar ahora si quieres o ya que has dicho que tienes una cena con Maboroshi-sama esta noche si quieres también cuando acabes y si es muy tarde, de todas formas te diría que todas las mañanas desayunemos juntos así me puedes contar qué hiciste el dia anterior cuando no nos hemos visto y te puedo ayudar a encauzar el nuevo día."



OUT
Puedes hablar aqui con tu tio y decidir quedarte o irte para la embajada, no worries
Por cierto enhora buena por como vas jugando y escribiendo, lo estas haciendo muy bien en serio espero que estes disfrutando al menos la mitad que yo porque yo lo estoy disfritando MUY MUCHO *^*
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Mirumoto Shoyo
Mensajes: 44
Registrado: Mar Ago 13, 2019 7:45 pm

Re: Día 6.- Desde la mañana. Exposición de arte: evento del día.

Mensaje por Mirumoto Shoyo »

Mientras escucho a mi tío no puedo dejar de pensar en que debe sentir un samurai cuando le prohiben portar armas de filo... tu katana, olvidada para siempre. A veces, lo que a primera vista puede resultar un regalo, termina siendo uno de los mayores castigos. Acaricio la empuñadura de mi katana mientras pienso en ello... Todo samurai sabe que parte de su alma se encuentra en la compañera que lleva a su cintura, como será no poder contar con ella...

No me sorprende la afirmación de mi tío acerca de la dama Kotoko. Cuando esos ojos se posan durante un milisegundo en tu rostro, ya sabes que es una de las mujeres más peligrosas que encontrarás. Aún no consigo quitarme esa mirada, que parecía saber más de mi que yo mismo... y si no era suficiente con su inteligencia, tenía que ser la bufón del Emperador. Aún con todo el respeto que eso me produce no puedo dejar que una pequeña sonrisa se escape de mi rostro...Más de un samurai merece que le recuerden de vez en cuando cual es su lugar... y estoy seguro que la dama Kotoko está impaciente por mostrárselo a más de uno.. "Ha sido un honor conocerlas tío. Noto el respeto y miedo que desprende la sala cuando las ven acercarse, pero creo que tanto la dama Kuronuma como la dama Kotoko respetan a aquellos samurais que son honrados y que caminan en la senda del bushido". Bajo un poco la voz "Creo que otros samurais y otros clanes en especial son los que deberían de tener cuidado. Jugar con ellas no debe ser tan sencillo como con otros".

Camino junto a mi tío hacia fuera. Voy notando como mi cuerpo se relaja según va notando que el fin de esta "obligación" se va acabando. Aún así, incluso en la entrada, no paro de ver grupos de gente allá donde mire. Observo el grupo de grullas y cuando quiero darme cuenta, tengo ante mí a un escorpión con máscara...instintivamente compruebo que mi katana sigue encontrándose donde debería... que sencillo sería, pero no sería la manera en la que deberían ocurrir las cosas. Observo su máscara...siempre ocultándose, nunca dejando que puedas observar su rostro, que muchas veces dice más que las meras palabras, siempre jugando en la oscuridad...¿porque el Emperador les deja actuar de esa manera? Entiendo la labor del resto de los clanes, y cada uno a su manera, consigue que el imperio sea fuerte...pero ¿que consiguen los escorpiones? Sólo consiguen que gente buena acabe desapareciendo de nuestras vidas...cierro el puño y no sin esfuerzo consigo girarme hacía mi tío mientras me está hablando.

Sonrío a mi tío con una mirada de complicidad "Ya he tenido suficientes eventos por hoy tío jeje. Es verdad que he conocido a gente realmente interesante hoy, no solo a las Damas Kuronuma y Kotoko, ya te contaré todo mi día más tarde. Si te parece, si no llego tarde esta noche, pasaré por tu habitación para charlar tranquilamente, tengo ganas de poder disfrutar de tu compañía sin tener que estar con mil ojos. Si no puede ser, me parece una gran idea desayunar juntos todos los días. Nada mejor que poder desayunar contigo después de mis prácticas al amanecer. Nos veremos entonces en la embajada" Le doy un abrazo a mi tío.

Giro tranquilamente y comienzo a andar hacia la salida. Busco con la mirada un rickshaw al que llamar...me paro...y observo la ciudad...que inmesidad... y a la vez, que belleza. Sentirse totalmente solo entre tal cantidad de gente. Subo la vista hacia el cielo para comprobar la hora...aún hay tiempo y recuerdo el camino que tomo el rickshaw de la embajada hasta aquí... ¿porque no?. Puedo coger un rickshaw en cualquier momento si veo que no me da tiempo a llegar y... en algún momento tengo que aprender de esta ciudad...

Finalmente, quizás con la espalda mas recta y a la vez más relajada, ando hacía la ciudad camino de la embajada... No puede pasar nada por andar durante un rato.

OUT
Te lo he dejado en bandeja xD. Hiromi, en serio, me está encantando. Me parece genial esta forma de jugar, ya que uno debe introducirse más en su personaje y le "obliga" a actuar de verdad. Si es verdad que teniendo en cuenta que no puedo escribir todos los días (no me da tiempo) creo que era buena idea salir ya de la exposición para hacer "avanzar" la trama. A ver que me encuentro en mi paseo al atardecer xD.
Mirumoto Shoyo
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Desde la mañana. Exposición de arte: evento del día.

Mensaje por Isawa_Hiromi »

OUT
Justo eso es lo que quiero que sientas, que haces y vas a donde quieres y cuando quieres, que avanzas la trama al ritmo que quieres y que puedes andar libre en la ciudad viendo qué pasa y qué personajes y lugares encuentras =^^=
Me alegro que te esté gustando en serio =^^=
Así que... ¡vamos allá!
IN



"Si uno sigue la senda del bushido no debe temer nunca a las Damas Kotoko y Kuronuma, y si uno sabe no estar pagado de si mismo, ser honesto y humilde. Ellas representan en esta ciudad el deber de un padre de poner a un hijo en su lugar y a enseñarle la lección más dura que puede existir en esta, que siempre hay alguien mejor que tu dispuesto a enseñarte que el ego te puede llevar a tu destrucción.

Quien no lo entiende rápido termina flotando en el rio..."


Te dijo con seriedad, pero no como una advertencia ya que tu tío no parecía querer decirte que tu tuvieras que preocuparte por ellas sino que observaras lo que pasaba a su alrededor, como de hecho habías empezado a hacer de forma inconsciente.

"Nos vemos entonces esta noche."

Te dice este mientras te pone una mano en el hombro y aprieta levemente, seguramente quiere abrazarte, lo ves en sus ojos, pero ahora mismo, en aquel lugar, esta fuera de lugar más el cariño que transmite este en su mirada te hace sentirlo. Asiente al final con una queda sonrisa y te dice antes de dejarte marchar:

"Trata de no meterte en muchos lios. En esta ciudad hay tantas mujeres hermosas como problemas."

Bromea.


OUT
Nos vamos de vuelta al tema que se llama con tu Nombre y pone Tarde, ya que te marchas de la exposición y seguimos ahí tu historia.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Responder