Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Pero la manada puede cambiar de alfa dominante. Hanekawa lo sabía, lo vivió, y por tanto era consciente de lo deprisa que podía pasar alguien "atípico" de estar a salvo en una manada a encontrarse en peligro. O al revés, pero este caso no es tan preocupante claro"

"¡Ahm!" exclamé un grito ahogado sobresaltada por la reacción de la oreja del inu "Oh, perdóneme... no sabía que pudiera notarlo... Ni siquiera se si esta parte está aquí o no, y sólo la veo pero... no puedo tocarlo, ya sabe"

Sonreí azorada, disculpándome aunque no por ello retirando la mano de su pelaje, tan suave y agradable de acariciar casi como el de un gato. Siempre haía algo hipnótico y relajante en acariciar a un animal de confianza que siente lo mismo por ti, como si ese sentimiento mutuo se transmitiera a través del tacto de una forma casi mágica. No se lo diría, pero podía suponer porqué a mi madre le había llegado a agradar tanto como seguro que fue.

"Oooooh..."
suspiré lastimeramente cuando Nisio me dijo que en mi no había nada más. Decepcionada me quité las gafas para devolvérselas a Kimihiro, aunque antes de hacerlo recordé que a él aún no lo había observado, pues aunque fuera un humano resultaba especial por llevar en aquel lugar tanto tiempo... o quizás no.


"Por eso lo decía, Ran-dono. Eso demostraba que Denali no estaba corrupta, aunque tuviera una parte demoniaca ligada al Jigoku... Supongo que por eso reconoció ese olor en mi, ¿es posible? Así que ella lo sabía, o lo sospechaba... pero no se lo dijo a Kagehisa, ni a Ayako. Eso es bueno.

Quiero decir que tal como hablan de esos rakasha... parece que los consideren peligrosos y nada fiables, pero tal vez no lo sea, no para mi al menos.
¿Como de poderoso es un rakasha, comparado con un oni o un hengeyoukai?"
pregunté sin tener ni idea.

"Lo que seguro que es es más fuerte que un humano, sin embargo Kagehisa parece muy confiado al darle órdenes, y ella las acata aunque algunas parezcan no gustarle, ¿se han dado cuenta? Bien, no se qué clase de dominio tendrá sobre ella, pero lo que si creo es que si Denali hubiera querido hacerme daño, secuestrarme o devorarme... podría haberlo hecho hace mucho. Podría haberme engañado para que la liberase o quien sabe qué... pero no lo hizo, ¿verdad? Más bien parecía divertirse con todo eso, y le gustaba estar conmigo.

Así que puede, sólo puede, que no sea... una amenaza. Que no sea una enemiga y en cambio si pueda ser una aliada contra la oscuridad. Si nos preguntábamos de donde había sacado mi esposo el conocimiento para plantarle cara, tal vez esa mujer sea la respuesta. Quien sabe cuanto más sabrá de todo esto.
Si realmente está viva, claro... Yo podría hablar con ella... ¿no?"


"O una Tora. También tienen ojos de gato" musité asintiendo a lo que decían Asahi y Ran. Era lo malo de los cambiaformas, ¿quien sabía en realidad cual era su auténtica naturaleza?
Bueno, sin aquellas gafas al menos.

"Así que... ¿no está muerta? ¿Seguro, no la maté...?

No, me engañó mi marido, en todo caso. Él me ordenó hacerlo, y si sabía que no era humana también sabía que no podía morir por mis manos... Así que lo hizo para que yo creyera que la había perdido, pero sin tener que deshacerse de ella por supuesto.

Aunque no sólo eso me pone triste. Bueno, es lo más importante pero... aunque el resultado cambie, la conclusión sigue siendo la misma. No fui, no habría sido, capaz de salvarla... Pensaba que estaba en peligro, y aún así no pude hacer nada.

Me gustaría volver a verla. Si es tan... "particular", y si sigue estando en Ningen, y teniendo en cuenta que sabemos su nombre... ¿no hay alguna manera de localizar su presencia, incluso de llamarla?"
pregunté al final mirando a Nisio. Si existía tal magia, ella la conocería sin duda.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Claro que si, pero somos hengeyoukais, no simples animales, tenemos nuestras reglas. Personalmente en mi clan todos los años pongo mi puesto al servicio del que crea que puede derrotarme. Es la forma familiar de hacer las cosas. Siempre ha sido así. Y desde que he comenzado a gobernar no solo no me han vencido sino que los desafíos han menguado.
Lo llamamos el "Ritual del Alpha" y lo hacemos justo antes de Año Nuevo, por si hubiera un cambio que el nuevo año sea bendecido con este."


Asahi bajó los ojos y la cabeza un poco cuando le hizo cosquilla y desvió la mirada. No estabas segura si se había ruborizado menos de un segundo o simplemente le había pillado desprevenido pero no te pidió que apartaras la mano de su cabello de seda. Asahi era sin duda uno de esos canes con orgullo pero realmente apasionado con los suyos, cálido y protector. Sin duda podías entender qué había visto tu madre en él, en cierto sentido Tsuneo se parecía a él.

"No te entiendo... pero si ya estas viendo lo que quieres..." murmuró Nisio al verte tan triste por no poder verte.

Cuando miraste a Kimihito te quedaste sorprendida. Donde estaba el dependiente lo que había era nada... bueno, más bien una mariposa de colores brillantes que volaba donde este debería estar. Entonces, en un pestañeo apareció de pronto de nuevo la imagen de este delante tuya y sonriendo te pidió sus gafas. No sabías si estaba fingiendo que no habias visto nada o que no lo hizo, pero no dijo nada.

"Correcto. No estaba corrupta y por eso estoy segura que ella sí que sabía lo que eres. Porque alguien del Jigoku si que podía notar mi bloqueo y si que podía saber qué eras. Seguramente por eso ella se acercó a ti, sin necesidad de otras personas...

¿Cómo son de poderosos? Hum... buena pregunta... Yo diría que más que un hengeyoukai pero menos que un oni."


"Eso lo dices por lo que eres tu."

"No, lo digo porque pueden tener las transformaciones vuestras pero a la vez habilidades del Jigoku, pero no todas.
Bah... machos... siempre tratando de ser los mejores..."


"Y si, no son muy confiables... son peligrosos porque son egoístas y maquinadores y no están atados a nada."

"Y saben mil trucos."

"Y son expertos en la magia de los nombres."

Todos asintieron.

"Incluso hay algunos rumores del exterior, de tierras gaijins, que han dominado los contratos más allá de los humanos... una especie de magia relacionada con la suerte y los deseos."

"Seguro que eso es por la magia del nombre." volvió a decir Asahi."Pero en su contra."

Ran asintió.

"Seguro que Kagehisa sabía su nombre verdadero y por eso podía ordenarla, la encadenaba a su voluntad y sino siempre podía exorcitarla y mandarla al Jigoku. Con un pase de no vuelta, por cierto. Y allí no creas que estaría del todo bien. Y más como estan las cosas ultimamente..."

"¿Una aliada?" meditó.

"No es descabellado." comentó el dependiente"Los rakasha son muy volátiles, hacen lo que quieren... no sería extraño aunque simplemente fuera porque la quisiera para ella."

"Tu marido hizo eso para alejarte de ella, sabiendo que no la matarías, pero destrozando todo lazo, resaltando que él que mandaba era él y quitandola de en medio, lo cual si no la tenía del todo bajo control porque por ejemplo pensara que ella no era sumisa a su voluntad y tenía planes distintos para ti... pues tendría sentido."

"No hay honor en hacer que un beta sea otra cosa que lo que es." dijo Asahi.

"Lo que quiere decir, Sakura-san, es que no es tu culpa no estar preparada para afrontar a alguien superior a ti. Es deshonroso para alguien superior el batirse con alguien inferior, no hay gloria ni honor en eso. La culpa no es tuya." comentó Nisio.

"No es tan sencillo.
Porque este en Ningen-Do no implica que pueda cerrar los ojos y encontrarlo. Sobretodo porque he visto su cuerpo pero no su alma, ni su esencia ya que ha sido a través de un recuerdo y su nombre, estoy segura que no es ese, por eso tampoco puedo."


"Pero podríamos dar un aviso ¿no? Podríamos hacer correr la voz de si alguien ha visto a un tora, un neko o un rakasha similar..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Oh, ya veo... Lo comprendo, Asahi-sama. Entiendo el motivo por el que los demás inu no sienten la necesidad de discutir el liderazgo del individuo más fuerte.

Aunque, por curiosidad... teniendo en cuenta que el pacto al que llegó con mi tío es de carácter secreto, ¿no habría otros inu que comenzarían a dudar de usted si se presentara ante su Clan con la hija de la antigua líder neko bajo su protección?"


Expuse con dudas sobre la mentalidad de su raza en particular, ya que por aproximación sabía que no sería un asunto fácil en un clan samurai, si el daimio de repente aparece con una escorpión a su lado. Claro que nosotros podemos cambiar de familia y apellido, pero un neko siempre es un neko...

"Pues es una lástima que no sea usted tolerante con las "locas de los abrazos", Asahi-sama, porque veo el motivo por el que alguien querría pasarse el día acariciándole, ji, ji..."

Dije con un ronroneo divertido, mientras seguía haciéndolo yo misma sobre la superficie del pelaje suave como la seda que sólo con las gafas del dependiente podía ver.

"Pero me gustaría que aún hubiera... una auténtica forma completa de neko dentro de mi" expliqué a Nisio chasqueando la lengua. Habría sido apasionante saber que aún me quedaba más por sacar de mi, por descubrir y explorar en esta naturaleza por parte materna...
Si, supuse que las damas neko-escorpión-bentenianas no éramos fáciles de conformar nunca.

"Hum... pero..." murmuré mirando aquella mariposa sorprendente que no me esperaba para nada. "Vaya. Preciosa..." sonreí al final exhalando un suspiro, adoraba de veras las mariposas, y no sólo por el hecho de perseguirlas, me encantaba verlas volar y observar sus dibujos. ¿Podían ser más bonitas acaso?
"Muchas gracias, Kimihiro-san. Le estoy muy agradecida por habérmelas dejado utilizar" le dije al final al dependiente tras devolverle sus gafas, inclinándome profundamente ante él para expresar esa gratitud y mi deuda con él.


"¿Y sabiendo la clase de magia que se ocultaba tras el bloqueo... podría haberlo deshecho, o haber sabido donde buscar la forma de hacerlo?"

Le pregunté a Ran sobre Denali y mi sello. Por lo que había entendido hasta ahora, una de las claves para hacer impenetrable este bloqueo era que ninguno de los que lo habían examinado conocían exactamente sus procedencia, ni siquiera Nisio lo percibió con claridad. Pero si el Rakasha lo hizo... ¿por qué no lo deshizo si es que ése era su objetivo? Tal vez no pudiera, pero tal vez no lo fuera.

Me quedé pensando en todo lo que decían de esa raza, los rakasha; no parecía nada bueno y aún así no podía evitar sentir apego por lo que recordaba de mi Denali. Fuera todo eso que decían o no, conmigo siempre había sido cariñosa y buena, y no pensaba que me hubiera engañado en eso.

"Pero si estos seres están vinculados ahora a Ningen, ¿como podría enviarla de vuelta a Jigoku y no permitirle volver a su Reino de "origen" que es éste?
Creí que los exorcismos servían para lo contrario precisamente, es decir para enviar a criaturas de vuelta a su mundo. Pero si su mundo es ningen..."


Le dije a Ran, sin entenderlo demasiado bien.


"Una aliada, si. Si mi marido se tomó esa molestia para apartarla de mi, puede que no sólo fuera por celos sino porque sabía que podía llegar a volverse peligrosa para él mismo, lo que ella pudiera hacer, o decirme... No se qué, pero algo temía.
Y si realmente está esclavizada, si rompiéramos esa cadena sería más probable que lo contrario el que quisiera ayudarnos a nosotros y no a Kagehisa, ¿no es cierto?
Podemos rescatarla"


Casi exclamé al final, encantada con la idea.

"Pero yo no quiero ser un beta..." murmuré entre dientes, desviando la vista. Eso no me servía de mucho consuelo en realidad.
Aunque la forma de explicarse de Nisio si resultó en algo más consolador. Había seguido el adiestramiento de Kagehisa cuanto había podido, eso no significaba que hubiera podido estar en aquel momento en condiciones de combatir de igual a igual con él. Y él lo sabía por supuesto, sólo quería darme una lección; no podía ganar, no podría haberlo hecho de ningún modo...

"La idea de Ran-dono es buena, pero... si realmente ella sabe tantos trucos y habilidades, sin duda el rumor de que Ningen-dono, una Señora de los Rieru y un Señor de los Inu la buscan y están preguntando por ella, le llegará a sus propios oídos mucho más pronto que tarde, y entonces... ¿como reaccionará? ¿Vendrá a verles sin más, o se esconderá y tratará de pasar aún más desapercibida suponiendo que sus intenciones con ella no son nada amistosas?
Si es un felino hedonista, yo daría por seguro lo segundo.

Sin embargo, si hacemos correr una voz a sabiendas de que ella la escuchará, ¿no sería mejor que el mensaje le resultara atractivo para venir a nosotros?
Es decir, puedes gritarle a un gato que salga de detrás del armario, y no lo hará. Pero si le muestras algo que capte su curiosidad, saldrá por si mismo. En este caso, yo.
¿Y si extendemos el mensaje de que yo la busco, pero de un modo que sólo ella pueda entender...? ¿No atraería eso su interés y resultaría mucho más fácil que acudiera?
Por ejemplo, ella me llamaba gatita, así que... la voz que corriera podría ser algo como... que "la gatita necesita a su protectora de ojos verdes y piel morena, y que la está buscando". ¿Qué les parece?

Demonio, tigre o neko, los felinos siempre son felinos; agita algo que les guste delante de sus ojos y no podrán resistirse. Y está claro que yo le interesaba"


Expliqué sonriendo. Los gatos eran mi especialidad.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"El pacto no es secreto en sí, es decir, se sabe que hay un pacto al menos de no agresión, sino estaríamos en guerra, la cuestión es que no se saben los pormenores. La manada no tiene por qué saberlo, no es su cometido ni sus derechos. Ellos son seguidores. Están bien así. La paz les beneficia y eso es lo que les contenta.

Y quien no quiere que haya paz, pues para eso están los retos."


"Y si fuera él quien trajera una neko tampoco es que sorprendería a nadie..." te susurró Ran mencionando el tema de tu madre haciendo que asahi la fulminara con la mirada.


"En ti hay lo que hay, ya que eres una media sangre. Me temo que no puedes ser una neko completa porque tu padre es humano. Eso no puede cambiarse, mucho es lo que ya eres de por si. Los mestizos no abundan y menos de los nekos. Son los kitsunes los más numerosos." Te comentó Nisio. Decían que dentro del Clan Kitsune había hengeyoukais y mestizos pero era un secreto de clan que mantenían muy bien a salvo, haciendo que o pareciera que no había ninguno o que todos ellos lo eran.

"El sueño de una noche de verano..." musitó el dependiente tras que dijeras "preciosa" y le devolvieras las gafas, con una cálida sonrisa. Sin añadir nada más.

"No creo que pudiera, porque el sello tiene los idiogramas de Ai-Kami y sólo un sacerdote puede, ademas yo misma he comprobado que sigue ahí, pero no descartaría que conociera algo, incluso si esa rakasha fuera seguidora de Ai-kami que no supiera más de ello... Quien sabe... ¿Incluso quitarlo? Puede ser... son muy astutos, aunque mi sello no es que sea sencillo de quitar, tiene cinco marcas... Pero teniendo en cuenta cómo son no pondría mi cola en juego por nada..."

"Aunque sin duda ellos suelen seguir más a otros dioses que a Ai-Kami..." asintió Nisio.

"Porque están vinvulados al Ningen-Do ahora, pero parte de su esencia, si es lo suficientemente vieja, está allí. Es como.............. imaginate que tu marido fuera de otro clan, y vivieras en ese otro clan por veinte años. Tu casa es ese otro clan, sin embargo en cierta medida, por mucho que pase el tiempo, parte de ti estará en el Escorpión. Esa parte se va difuminando más y más con el paso del tiempo, hasta casi extinguirse, pero no se desvanece del todo.

Si fue una rakasha vinculada al inicio al Jigoku o al Chikushudo, claro. Si es de segunda generación... sería imposible, sería cien por cien de aquí."


"Aunque quizás podríamos lanzarla hacia el Sakaku... ya que muchos rakasha para seguir vinculados con los viajes entre reinos moraron allí un tiempo e incluso tuvieron descendencia allí...." murmuró Nisio pensativa.

"Cuidado con el síndrome del salvador. No sabemos si Denali es buena ni mucho menos si puede, quiere o se la debe salvar." advirtió Nisio.

Ran meditó lo que decías de cómo buscar a Denali y añadió:

"No es mala idea... Además nos da la opción de poder ver, si viene, cómo es y si es amiga o enemiga realmente... Y como dice Sakura-chan, rakasha, tora o neko sigue siendo un felino, le atraerá si lo hacemos bien..."

Nisio medió aquello.

"Momo-Tabby está buscando al felino gaijin."............." murmuró haciendo juego de palabras con el momo de melocotón y Tabby que eran la raza de gatos anaranjados de ese color amelocotonado."Quizás podríamos hacer algo semejante..."

"Nisio-dono, quizás si le pidiera ayuda a Fujin-dono podríamos avanzar más rápido. Estuvo en su morada hace apenas un mes y le debe una carta, podríamos usarlo." comentó el dependiente a Nisio.

Fujin... Aquello te sonaba.... jurarías que era el nombre... Un momento, esa te la sabías, Satomi te había hecho recitar aquel nombre. ¿Pero por qué? Tras pensarlo y pensarlo caístes, era un Kami de Aire, el principal y Satomi, como shugenja de aquel elemento lo tenía muchas veces en la boca. Cuando te reñía lo usaba en muchas de sus analogías, unas veces te decía que parecía que los pies te los movía Fujin-kami-sama cuando huías de tus obligaciones, otras que Fujin-Kami-sama te daba alas para llegar la primera a la cocina a comer lo que no debías, en alguna que otras te comentaba que sólo Fujin-Kami-sama sabía las de veces que te había salvado de una de tus caídas al hacer cabriolas por el tejado. ¡¿ese Fujin?!
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Tengo que reconocer que no es un mal método de gobierno... pero no puedo imaginar como podría implementarse un sistema así en mi clan Escorpión. Y algo me dice que para los Neko tampoco sería una opción"

Murmuré pensativa. Para empezar, retar abiertamente mostrando oposición no era el estilo sutil, ambiguo e indirecto de hacer las cosas para los samurai, pero por otro lado resolverlo mediante duelos supondría una explosión repentina de envenenamientos, apuñalamientos y "muertes accidentales" porque... bueno, para la mayoría de nosotros, eso era un duelo justo.

"Pues yo eso lo veo muy normal" le repliqué a Ran "No veo como alguien podría no sentir aprecio por los gatos, sea o no un líder inu" zanjé sonriendo.


"Hum ya... supongo que... no siempre se puede tener todo" suspiré mirando mi reflejo en el espejo. De hecho, ni siquiera podía tener aquel aspecto fuera de un sueño.
"Tío Tsuki me dijo que indagaría con sus contactos Kitsune sobre como los mestizos, los de primera generación al menos, controlan ambas naturalezas... Aunque se lo pedí antes de saber que mi bloqueo era debido a la magia de mi madrina Oni; no creo que los Kitsune sepan nada de eso"

Añadí chasqueando la lengua. No es que me molestara la protección de Ran, al contrario; pero seguía queriendo poder transformarme a voluntad, en un mundo ideal en el que eso y mi parte momo estuvieran separadas para que el bloqueo de una cosa no quitara la otra.

"¿Una noche de verano?" repetí sin haberlo entendido muy bien.


"Es posible que aún habiendo podido, no quisiera quitármelo. O si no podido, al menos que hubiera tenido la opción de indagar más y más hasta dar con la clave para deshacerlo. Pero tal vez no quiso... ¿no?
Es decir, si suponemos que su interés por mi, fuera cual fuera, era el de ser momo entonces ciertamente no le serviría de nada con el bloqueo. ¿Pero y si no...? ¿Y si lo que le gustaba de mi no era eso, sino... yo misma? Entonces con el sello le resultaría más fácil mantener alejados a otros "competidores" que podrían hacerme desaparecer y con los que tendría que lidiar si quería mantenerme cerca.
Es una opción"


Dije pensativa; por supuesto personalmente me gustaba más la idea de que me quisieran por ser como era que por lo bien que maridara mi carne con ningún vino hengeyoukai, así que estaba naturalmente inclinada a creer más en esa posibilidad.

"¿Ah si...? ¿A qué dioses suelen seguir entonces?"

Le pregunté enseguida a Nisio sobre las inclinaciones de aquella raza tan curiosa que recién acababa de descubrir.

"Oh claro, ya lo entiendo" dije sobre aquello del vínculo de origen que nunca se perdía del todo "Pero no hay manera de averiguar su auténtica naturaleza sin verla de cerca, ¿no es así?
Y esa especie, los rakasha... ¿también hay guerreros y magos? ¿O todos los individuos son ambas cosas?"


Volví a preguntar curiosa. Por alguna razón, no conseguía encajar a Denali en la piel de un guerrero de fuerza bruta al uso; pero como encantadora tenía mucho más sentido.

"Bueno, salvarla lo que se dice salvarla... me refería a liberarla del control que Kagehisa hubiera podido establecer sobre ella.
En cuanto a lo demás... ¿un gato es bueno o malo por cazar carpas? Sin embargo, si se encariñase de una carpa en concreto, ¿no existe la posibilidad de que ya no quisiera volver a comerse a otra en el futuro?
Eso no haría a un rakasha más buena ni más mala pero... podría, sólo podría, convertirla en menos amenaza para la humanidad, o para los neko, con lo que resultaría en una aliada de más utilidad a la que recurrir en el caso de que... no se, ¿Ningen-dono la necesitara en el futuro? Después de todo, parece que sabe muchas cosas y también es lógico suponer que si lleva tanto tiempo por aquí, no va a marcharse a corto plazo... ¿no?"


Expliqué con una sonrisilla aquello de "salvarla" No era Kajiko claro que no, pero por otro lado yo era de las convencidas de que el cariño y la energía de Benten eran capaces de mover montañas, con el tiempo suficiente.

"Suena bien... una frase corta pero con mucho sentido para ella. Aunque yo soy blanca, no anaranjada. De hecho recuerdo que a veces Denali bromeaba sobre lo blanca y pálida que tenía la piel comparada con ella... Siempre pensé que se refería a mi piel humana claro, ¿qué iba a pensar entonces si no, cuando además era cierto en aquel momento? Pero quien sabe si también hablaba insinuadamente de la estirpe de mi familia neko.

"Fujin-dono... hum, yo he oído ese nombre antes..." murmuré tintineando con mi dedo sobre mis labios mientras miraba al infinito frunciendo el ceño levemente.
"Un kami, eso es... Uno de los kamis de aire de sensei. Pero no uno cualquiera, una entidad mayor con nombre propio y todo... Según Satomi-sensei, debía de estarle agradecida porque cuidaba de mi, aunque no lo hubiese visto nunca.

¿¿Va a ir a verlo...?? ¿Puedo ir con usted, Nisio-sensei? Imagine la sorpresa que le daría a Satomi-sensei si le dijera que finalmente si le he conocido... ¿Puedo?"


Supliqué con una sonrisilla inocente de gatita pedigüeña.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Es cuestión de crear costumbre. Se empiezan en los dôjos o en puestos que si quieres mantenerlo debes mantener el nivel y luego se traspone a otros asuntos." comentó Asahi como si para él fuera sencillo verlo.

Ran te sonrió.

"Bueno, el Imperio tiene su magia pero no es perfecto. Pero eso no es malo."

El dependiente te sonrió sin contestarte a esa pregunta, sólo te guiñó un ojo y prosiguió oyendo la conversación.

"O si te quería para ella, siendo la momo que eres. Si sabía que el bloqueo venía del Jigoku contigo tenía una baza que nadie más que ella conseguía, que era tenerte cuando nadie más podía. Tenía la opción de acapararte dejando que los demás pensaran que era imposible hacerse con tu poder." te dijo asahi serio.

"Siendo como son esos seres, eso podría ser posible. Primero dejaría que trataran de conseguirte, como de hecho estaba pasando, pero al no poder esperaría a que abandonaran para ser ella la que te reclamara."

"Muchas veces a la Fortuna Daikokku, la de la suerte. Por raro que parezca.
Está en su naturaleza el jugar, el cambiar, el arriesgarse. Daikkoku no sólo es la fortuna del trabajo sino del azar."


"Los rakasha son como los onis, es decir, todos tenemos parte de guerreros y parte que atrae a la magia, a la nuestra propia. No tenemos una segmentación como la de los humanos. Después de todo somos razas eminentemente mágicas, para nosotros tener esas aptitudes es tan parte de nuestro ser como el mío tener cola."

Todos meditaron lo que diiste de Denali y al final Nisio comentó:

"Las relaciones entre especies son las que complican los tratos y los sucesos... así que no descartaría eso que dices, pero no me gusta confiar en la buena fe o en la suerte que ella se sintiera atraída amigablemente por ti. Pero... claro, posible es."

"¿Puedo interrumpir?" dijo de pronto Kajiko."Lo que voy a decir quiero que quede claro que va en contra de todo mi raciocinio y de todo lo que he aprendido y vivido en el pasado, pero también esta apoyado por todo lo que he vivido y aprendido en el presente, en estos momentos... Y es que no creería que eso fuera posible salvo con Sakura-sama.

Sakura-sama tiene el poder de curar los corazones y de hacerlos suyos sin que tan siquiera se de cuenta, es el mejor ladrón de guante blanco de emociones que he visto jamás... Y si mi señora cree que podría haber causado alguna clase de mella en Denali yo no sólo lo creo sino que apostaría mi brazo ahora mismo por ello.

Ella no quería eso al inicio. Seguro. Pero es lo que pasó. Es lo que pasa siempre que Sakura-sama se implica con otras personas."


"Como una tormenta de pétalos de cerezo..." musitó Asahi de pronto.

"No voy a ir a verlo, iba a escribirle." te dijo nisio.

"pero él si que podría venir. anotó de pronto el dependiente. Fujin-kami-sama es muy... voluble, no sería raro en él."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Dicho por usted parece fácil, Asahi-sama... pero yo diría que el problema para nosotros es que retar directamente a alguien supone una declaración directa de intenciones; nada sutil, nada medidamente ambiguo... Es difícil imaginar una oposición de ese tipo. Y no se trata de temer o no el conflicto, la etiqueta rokuganí dice que llevarle la contraria a alguien de manera directa es poco cortés, y la cortesía es uno de los pilares de nuestra sociedad"

Expliqué pensativa, pensando en que quizás por ello los cangrejo o los león encontrasen esa actitud poco clara.

"Es decir, que una de las opciones de Denali, si me quería para ella, era no decir nada sobre el bloqueo, y dejar que los otros depredadores se aburrieran y buscaran a otras momos, y entonces ya no competiría con nadie... ¿es eso, Asahi-sama?
Como teoría es plausible, los tigres son pacientes al cazar, les gusta acechar como a cualquier felino, sin embargo la teoría tiene un fallo. Si Denali conocía la magia del sello, significa que también tendría una idea bastante clara de quien podría haber realizado esa magia; bien, no se si eso le haría pensar directamente en Ran-dono, pero al menos si en un Rieru lo suficientemente poderoso de su familia. Y aunque el resto de predadores terminaran por dejarle vía libre, no tendría motivo para pensar que este Rieru que me protegía fuera a olvidarse de mi... Así que siempre tendría un competidor, y uno bastante vengativo.
Entonces, un cazador astuto sabría que el mejor momento para hacerse conmigo no sería cuando ya no quedara nadie más que ella a mi lado, sino precisamente cuando más cazadores hubiera tras de mi, para que así el Rieru no pudiera saber con precisión quien de todos ellos hubiera devorado a su protegida y, como decimos los escorpiones, se perdiera persiguiendo sombras... Solo que en este caso, literalmente.

Bueno, no digo que ése no pudiera ser en todo caso su plan... O el que usted ha expuesto, Asahi-sama. Pero lo que si es un hecho es que en cualquier caso Denali tendría que saber que nunca iba a poder "quedarse sola" conmigo."


Dije soltando un suspiro tras exponer todo aquello. No dejaban de ser conjeturas pero para mi tenían sentido. Por descontado, nunca podría saberlo del todo hasta que no se lo preguntara directamente a ella...

"¿Daikokku...? Supongo que es positivo en cualquier caso; el hecho de que respeten al menos a una Fortuna y busquen sus bendiciones, en vez de creerse a si mismos al mismo nivel que los dioses, implica que tienen cierto respeto por el orden celestial y que no son tan caóticos como podría parecer... No tanto, al menos."

Murmuré antes de golpearme con el dedo índice sobre los labios al pensar en lo que de bueno podría tener aquello. Si creían en una Fortuna, técnicamente creían en todas, y eso incluía a Benten...

"Ah... ¡Qué limitados debemos de parecer los humanos entonces!" exclamé antes de echarme a reír con cierto desparpajo ante lo que Ran había dicho sobre los onis y la magia. No veía que tuviéramos ninguna ventaja, comparados con ellos... ni con nadie, ji, ji. Y aún así, por alguna razón, todos acababan viniendo a "vernos" a nuestro mundo.

Estaba pensando en lo que me decía Nisio, sus dudas sobre mi teoría, cuando Kajiko comenzó a hablar. Lo primero en que pensé fue en que me encantaba oir su voz, entre otras cosas porque ella era del tipo de persona que hablaba poco pero que cuando lo hacía siempre era para decir algo interesante, así que la escuché con atención...
Y empecé a sonrojarme. Abrí los ojos como platos, mirándola embobada mientras notaba como la piel de mi cara se iba calentando más y más, hasta que al final no pude evitar levantar una manga para tapar mi rostro. Luego la otra, tratando de ocultarlo todo excepto mis ojos y mi cabello... y rezando para que las orejas de neko no se sonrojaran igual que hacían las de humana.
"¿D... de verdad... piensas eso de mi... Kaji-chan?" dije con esfuerzo tras las mangas del kimono, con una sonrisa bobalicona convenientemente escondida y los ojos brillando por la emoción. Al igual que a Ichiro, terminaba llamándoles inconscientemente como "chan" cuando más cariñosa me sentía, no por su género.

Me recompuse a tiempo de escuchar la frase de Asahi, y aunque aún ocultaba mi cara pensé que lo decía por la manera en que recordaba a mi madre, la primera vez que la había conocido en aquel jardín cubierto de pétalos de cerezo en flor...

"Si lo que quieren es verme llorar... les advierto que están a punto de conseguirlo" les avisé antes de reírme, aún nerviosa, con el rostro aún escondido.


"¿Va a venir aquí...? ¿Un kami? Pero... ¿será visible? Sensei siempre decía que Fujin-kami estaba aquí y allá, pero yo nunca lo vi... es posible que fuera invisible, como el aire.
Ya que estamos aquí, ¿no sería posible verlo...?"


Pregunté curiosa al final.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"¿Pero no hay duelos en este mundo? Yo tenía entendido que los guerreros de este mundo luchaban por cualquier tontería como chocar las fundas de las armas en mitad de la calle.... ¿No sería más lógico luchar por algo así?" Punto para el perro, paradójicamente.

"O podría estudiarte y tratar de saber si ese rieru realmente estaba relacionado contigo o era con tu madre y si tu sabías algo de este." te dijo Asahi sobre el sello."Y una forma perfecta para enterarse sería servir en tu casa y ser tu amiga.
Creo que ella descartó el problema de Ran porque en aquel entonces no existía la posibilidad y lo vio."


"Ahí tienes un punto." asintió Nisio a tus pensamientos.


"Bu... Bueno... si... es lo que pienso..." susurró al final Kajiko quizás dándose cuenta de todo lo sincera que había sido y avergonzándose de aquel hecho.

Nisio suspiró al verlos a todo, Ran asentía mientras te abrazaba al verte tan adorable y volvió a dejar otro largo suspiro.

"No es descabellado... Después de todo es la esencia de las momos... el ser amadas..."

"¿Qué tal si le damos entonces el beneficio de primero preguntar y luego matarla?" sintetizó ran.

"Me parece razonable... tendremos cautela pero no descartaremos que pueda no ser un enemigo, al menos después dehaber convivido con Sakura-san."

"Los kamis pueden ser visibles e invisibles, pero cuando vienen a tomar el té, por motivos de no hablar solos tienen a dejarse ver." te dijo el dependiente.

"Pero no sé si vendría."

"Si le dejáis en la nota un leve interés vendrá, Nisio-dono, todo el mundo viene a veros."

"Algo que ni yo misma entiendo... no es que sea la reina del encanto..." masculló para si."Esta bien............... Tráeme la concha de mar."

Dijo Nisio haciendo que el dependiente se levantara con ánimo y saliera de la sala. No tardó demasiado en volver con lo que parecía una concha de mar realmente, una de esas en caracolas, retorcidas. Era blanca nacarada con pequeños destellos rosados. Se la tendió entonces a Nisio.

"Fujin-kami-dono comenzó a hablarle Nisio a la concha, por la cavidad de esta. Le agradezco los presentes enviados, pronto recibirá otros de vuelta. En cuanto a su petición... debo decir que es poco adecuada pero estaría dispuesta a hablaro con más profundidad cuando dispongáis de tiempo."

No habia terminado de hablar cuando de pronto se oyó de pronto la puerta. Nisio miró al dependiente y este sonrió.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Oh, si que lo hacen... Aunque yo tengo la teoría de que es debido a que, a diferencia de los hengeyoukais, los humanos están "en celo" todo el año, así que no pueden evitar pelear y competir todo el tiempo, pero no por motivos racionales sino por un orgullo mal entendido"

Suspiré chasqueando la lengua con fastidio, aunque en el fondo me resultaba curioso observar esa clase de comportamiento siempre y cuando no me expusiera a mi, o a mis humanos queridos.

"Es posible... si. Bueno, supongo que hay muchas posibilidades abiertas y no hay manera de descartar la mayoría de ellas con lo que sabemos ahora. Mi intuición me dice otra cosa, pero... sólo es mi intuición a fin de cuentas, no es como si fuera la percepción de sensei. Ella es infalible a la hora de interpretar las emociones más profundas si tienen alguna relación con Benten-Kami."

Hice un gesto de `qué se le va a hacer´, ella era un sentido y su sensibilidad antes de eso ya debía de ser casi ilimitada. "Aunque precisamente... teniendo en cuenta todas las circunstancias, incluyendo quien es Soshi Satomi y que no me cabe duda de que ha rezado a menudo por mi, no sería raro que Benten-Kami me hubiera protegido todo este tiempo, ¿verdad...? ¿Y qué mejor forma tendría Ella de hacerlo que convertir a mis posibles predadores en guardianes, influidos por sentimientos de amor o cariño? Quiero decir que... sería su estilo, ¿no lo cree así, sensei Nisio-dono?"

Le pregunté directamente a la Miya, ya que ella con toda seguridad había tenido tratos con Benten, pues ésta era una Fortuna muy implicada en el mundo humano.


"Muchas gracias entonces por pensarlo, mi león" le susurré a Kajiko poniendo mi mano sobre la suya, ocultando aún mi rostro con la otra manga y haciendo un genuino esfuerzo por no lanzarme sobre ella y abrazarla. Ya lo haría cuando estuviéramos a solas y no se avergonzara por ello, ji, ji.
"Y muchas más gracias por decírmelo, Kaji-kun" añadí sonriéndole tras la seda.

"Voto a favor de no matar" asentí levantando una mano, satisfecha por haber conseguido arrancar ese compromiso de alguien como Ran, para quien la confrontación y la muerte eran tan naturales como respirar, y que quizás, o seguramente, de otro modo habría optado por matar primero y preguntar después.
"¿De acuerdo, Asahi-sama?" le dije directamente al Inu para que se pronunciara, los hengeyoukais eran criaturas de palabra. Y con el visto bueno de Nisio a mi plan, ya estaban todos los riesgos controlados.


"¿Incluso un Kami de aire... bebe té? ¿Pero eso no es...agua? ¿Y el kami de aire no es... sólo aire?" pregunté confusa.
"Supongo que Ningen-dono concentra todo el encanto natural de los humanos, de las flores, de los animales de Ningen... Eso es mucho encanto, aunque no se lo proponga" murmuré para mi misma, mirando a mi alrededor como si quisiera decir que aquel jardín de ensueño en realidad era una proyección del propio Ningen, con el mismo encanto que éste tenía de manera natural solo que concentrado en estancias, como si de frascos de esencias se tratara.

"Oh, ¿qué es eso...? ¿Para qué sirve?
¿Cómo se usa...?"


Pregunté mientras trataba de husmear alrededor de aquel nuevo artefacto salido a escena, y que sin duda sería extremadamente interesante. Como todo allí.

"¿Ha venido...? ¡¡Voy a conocer al Fujin-dono de sensei...!!"

Exclamé sonriendo cuando escuché la puerta de la tienda.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi »

Asahi se quedó pensativo en eso que decías y al final asintió. El celo era razonable para él, en el mundo animal eso llevaba a la crispación y a la lucha con facilidad.


"Bueno, lo que tengo claro es que siempre que estás cerca de Satomi-san tienes... eso..." señaló Nisio a tu alrededor como si viera algo. Nadie pareció ver nada así que todos la miraron."Es el aura de Benten-kami y de Satomi-san a su alrededor. Se incrementa a más tiempo pasa con ella, es como un aura de protección. Así que no me extrañaría. No es que Satomi-san sepa hacer una protección divina, pero sus rezos continuos por ti si que causan un efecto que se va condensando con ese mismo final. No dudo que si pudiera hacerlo sus protecciones serían dignas de estudiar..."


Kajiko negó con la cabeza y apartó la mirada un poco avergonzada por aquella muestra de sentimientos y no añadió nada más.

Asahi miró a Ran cuando esta dio por bueno el no ir contra Denali nada más verla y luego a Nisio. Al final dejó un largo suspiro.

"De acuerdo." dijo escuetamente."Esperaremos a que Nisio-dono de las órdenes."

"Mi mundo mis reglas." recordó Nisio.



Nisio terminó de hablar por la caracola cuando sono el timbre. La sensei miró al dependiente, creiste que había algo de sorpresa, sin embargo el dependiente sonrió simplemente.

"Ha sonado el timbre de la puerta de Tengoku." anunció este.

Casi diste un salto al oir aquello.

"¿Le hago pasar?" Preguntó.

"No debería divertirte tanto algo que ya sabes que es problemático."

El dependiente sonrió.

"No es que me divierta tanto, bueno, puede que si, pero es que me alegra ver a alguien como Sakura-san tan nerviosa por todo lo que al resto nos parece natural."

Nisio os miró a las dos, a Kajiko y a ti.

"No se si estáis en situación para esto.... Pero está claro que mentir no sirve de nada..." suspiró.Esta bien... veremos que quiere..."

El dependiente comenzó a irse cuando Nisio te miró y te dijo:

"Ve con él. Si te ve a ti quizás se le olvide por qué ha venido."

No lo entendías pero... ¿te dejaba ir a la puerta a recibirle?!! Casi de un salto te pusiste en pie. Kimihito se rió y te pidió que le siguieras fuera del jardín, en donde nada más salir, para tu desgracia volviste a tener tu aspecto.

"Un consejo. te dijo mientras íbais por el largo pasilloNingún kami aparenta que lo es, pero todos lo son ¿entiendes?"

Al llegar a la puerta te diste cuenta que la campanilla que estaba justo al lado no era la misma que habías visto cuando tu entraste. Era una que parecía estar contenida en un recipiente cristalino del cual parecía provenir una titileante luz de su interior dando la impresión que era una pequeña estrella.

Kimihito te pidió que te quedaras tras él mientras abría la puerta. Creiste oir un mecanismo al abrir la puerta, como si girara una serie de engranajes que hicieran click entre ellos hasta que el pomo cedió. Entonces entró un resplandor que te cegó un momento tras lo cual se desparramaron nubes hacia el interior de la tienda, nubes o niebla, depende de cómo lo vieras. Una azulina que no te permitía ver más allá de lo espesa que era y de pronto de entre ella apareció un joven hombre.


Imagen


Kimihito se inclinó muy profundamente y dijo:

"Fujin-kami-sama, es un honor tenerle en mi humilde tienda."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura »

"¿Que tengo qué...?"

Pregunté ladeando la cabeza sin entender nada, palpándome la ropa por si había algo a mi alrededor. No, claro que no.

"¿Un aura... por las oraciones de sensei...?
Bueno, eso... tiene sentido, ¿no? Quiero decir que si alguien tiene una relación estrecha con Benten-Kami es ella, así que es lógico que... sus rezos sean efectivos. Además nunca los olvida, llueva, nieve o haga sol.

Aunque me gusta eso de que funciona mejor cuanto más cerca estoy de ella. De hecho yo siempre me he sentido mejor cuanto más puedo abrazarla"


Asentí sonriendo. Era más fácil cuando era más pequeña y podía recostarme por completo en su regazo, pero aún así me las seguía arreglando de adulta, ji, ji.


Nisio dijo aquello de que su mundo sus reglas, y supuse que sin duda eran palabras de peso para un Inu, y probablemente también para un Rieru orgulloso, pero no estaba segura de hasta qué punto afectarían lo más mínimo al carácter felino de Denali, si es que era el caso.
De hecho, todos parecían contar con la idea de que si ella acudía a mi llamada, la verían acercarse, pero yo lo dudaba mucho. Los gatos, grandes o pequeños, no se resisten a lo que les interesa pero no por ello dejan de ser muy cautos a la hora de moverse, así que veía mucho más probable que, si al final acudía, Denali se las arreglara para verme cuando nadie más estuviera presente, y sin hacer notar su presencia a nadie más. Puede que no conociera a Ran y que no esperase a Ningen-dono, o si, pero no le sería difícil atar cabos al saber por el mensaje que alguien me había tenido que revelar el hecho de que ella no estuviera muerta, y por tanto que no era humana.
Sin embargo no lo dije porque supuse que en el fondo ésa era la única opción que tenía de que el plan funcionara y así volver a verla, y que en todo caso tendría que arreglármelas para en ese momento convencerla de presentarse posteriormente a Nisio.
Si cualquiera de ellos se escondía a esperarla, quizás los oliera y simplemente desapareciera.


"¿¿Tengoku??" exclamé pensando en lo que debería de ser siquiera poder asomarse a la puerta al abrirse y ver una mínima porción de ese Reino al otro lado... Y pensar que por allí, en alguna parte, estaría el Palacio de Benten...

"Claro que es divertido... ¿Por qué iba a ser problemático? Sensei siempre hablaba bien de Fujin-kami"

Dije sonriendo emocionada. Un kami, ji, ji, ji... "Es el mejor día de mi vida" mascullé mirando a mi alrededor, sintiendo como se agolpaba el deseo de que no terminara nunca con el contradictorio de no poder esperar para ir a contárselo todo a Satomi.

"¿Qué situación...? ¿Ha llegado ya...?" sacudí la cabeza, respirando hondo para tranquilizarme como me había enseñado sensei cuando la emoción me ponía nerviosa de más. Exhalé y bajé las manos despacio sintiendo cada uno de mis músculos destensarse hasta conseguir dejarlas en su postura correcta, junto al resto de mi cuerpo.
Vale, ya.

"¿P-puedo ir con Kimihito-san a la puerta...?"

Repetí con los ojos abiertos, pero me levanté de un salto y seguí deprisa al dependiente para evitar que Nisio pudiera arrepentirse y cambiar de idea.

"No aparenta que lo es, pero lo es... ser un Kami.
Pues... no, no lo entiendo. ¿Qué otra cosa podría aparentar ser?"


Murmuré confusa a la advertencia del dependiente mientras le seguía, afanada en arreglarme el cabello y todos los pliegues del kimono para tener el mejor aspecto posible. Cabía la posibilidad de que Fujin y Satomi hablaran después de mi, y no quería que le dijera a sensei que me había visto despeinada...

Al llegar a la puerta me quedé detrás de Kimihito como me había indicado, pero asomándome lo necesario para poder mantener la vista en la apertura de la puerta y de ese modo ver todo lo que pudiera del otro lado. Sorprendentemente, una espesa niebla lo cubrió todo...

Así que sólo pude ver a un hombre entrar. El dependiente se inclinó enseguida y yo hice lo mismo; según mi maestra le debía la vida en más de una ocasión así que me arrodillé hasta casi tocar el suelo con la frente, añadiendo el agradecimiento al respeto debido.
"Vaya, ¿todos los Kamis de Aire son tan guapos...? Ahora entiendo que estén siempre rodeando a Satomi-sensei, ji..." dije para mi misma, cubriendo mi mano mis labios a la vez que sonreía cuando levanté la cabeza.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Las protecciones siempre funcionan mejor a más cerca estén del que las ha convocado. Pero si es por Satomi-san más, claro, normal que te sientas mejor cerca de ella, es un Sentido de Benten."


"Tu sensei habla bien de Fujin-kami porque no lo conoce personalmente...." masculló Nisio."Todos me dan problemas.... no hay ni un ser que se libre..." farfulló.


Saliste a toda prisa tras Kimihito no fuera a ser que Nisio no te dejara mientras este sonreía al verte tan feliz.

"Quien ve a un kami tiende a olvidar que lo es, ya que si no tienen aspecto de long (dragón) parecen humanos, muy humanos..." Te comentó.

El hombre entró con paso decidido y se quedó un momento quieto mientras el dependiente se apartaba para que consiguera entrar y cerrara la puerta tras de si.
Este te miró con interés y de pronto dijo:

"Tu eres Bayushi Sakura." En el clavo. Te sorprendió. Cuando vio como tu expresión aunque estaba pisando casi el suelo mostraba cierta sorpresa lo vistes sonreir y añadió"Tu maestra reza por ti todas las mañanas y noche, sería imposible no saber quién eres. Nos hemos visto muchas veces, en realidad, yo te he visto muchas veces."

Kimihito se inclinó una vez más y dijo:

"Los humanos siempre nos sentimos honrados que se acuerden de nosotros, sama. Nisio-dono esta ahora mismo tomando el té en el jardín acompañada de otros seres... ¿Quiere esperarla en un despacho para verla a solas o podemos servirle algo de té y pastas?"

El kami pareció un poco pensativo y al final sonrió abiertamente diciendo.

"Tomaré uno de esos dulces de la tienda que tenéis en la ciudad, de Yum Yum Mochi."

El dependiente asintió.

"Claro, síganos."

El dependiente te indicó que hicieras que, junto a él, el kami os siguiera permitiéndote intercambiar algunas palabras con él mientras íbais de camino.

Cuando abristeis la puerta para el patio los que ya estaban sentado miraron hacia ustedes, entonces Fujin saludó con una amplia sonrisa y cordialidad hacia donde estaba Nisio la cual no disimuló un enorme suspiro.

Imagen

"No puedo decir que no es un placer volver a veros, Fujin-kami-sama, porque no puedo.... pero os habeis dado mucha prisa.... y eso en vos no suele ser bueno...." Dijo Nisio con total tranquilidad.

El dios sonrió.

"Puede que hoy sea el día que me digáis que si."

"No."

el dios se rió.

"Bueno, déjame intentarlo."

Nisio suspiró.

Mientras entrabais en el patio Kimihito te susurró:

"Nisio-sama tiene un problema con un capricho del kami... Hay cierta persona en la ciudad a la que apodan "La Amada de los Vientos" ¿verdad? Pues bien, lo que no saben los que la llaman así es la literalidad de esas palabras..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Bueno... hay otros sentidos cerca de los cuales no me siento mejor en absoluto, así que... yo no le quitaría mérito a la persona que encarna el del Tacto"

Dije acerca de la dualidad entre ser Satomi y ser un sentido que tenía mi maestra, y como resultaba difícil diferenciar donde terminaba una y empezaba la otra, si es que acaso esa diferencia existía siquiera, pero indudablemente era cierto que en el caso de otros sentidos la suma daba un resultado muy diferente.

"¿No lo conoce...? Hum, pues yo habría pensado que si, después de todo ella SI puede hablar con los kamis. Aunque imagino que seguiría hablando bien de él en cualquier caso; sensei no es del tipo condescendiente sin motivo, pero si una persona capaz de ver lo bueno de las personas, esté donde esté. Supongo que eso es igualmente aplicable a los kamis.
Además si de verdad Fujin-dono me ha salvado de caerme de un tejado... seguro que Satomi-sensei hablaría bien de él, en cualquier circunstancia."


Murmuré rascándome la barbilla.


"¿Todos son dragones en Tengoku?" suspiré sorprendida. ¿De verdad...? Yo quería ver eso.
"Aunque entiendo por lo que dice que el problema es tratarlos demasiado "como humanos" olvidando que son kamis porque parezcan "demasiado humanos..." ¿Pero no es precisamente su elección al parecer "demasiado humanos" un indicativo de que les gusta el trato de humanidad? Es decir, ¿no sería altamente contradictorio que les ofendiera que les trataran demasiado "como humanos" a quienes ponen tanto interés en parecer "tan humanos"?
¿No sería como si yo me vistiera con una armadura de bushi pero me molestara que me trataran "demasiado" como a un bushi?"


Pregunté confusa mientras seguía a Kimihito tranquilamente por el pasillo de la tienda.


Me esforcé en tratar de ver algo a través de la niebla, pero no había manera. Habría agachado las orejas decepcionada por aquella pequeña derrota pero ni siquiera tenía orejas en aquel momento.
En fin, daba igual... seguía teniendo un Kami...

"Oh... ¿me... conocéis, Fujin-dono? Es un... enorme honor, para mi" sonreí encantada, agachando la cabeza una vez más en agradecimiento, de manera reverencial.
"Ojalá que me hayáis visto en mis buenos momentos, ji... Lamentaría mucho que se hubiera llevado una impresión negativa de mi persona, mi señor"

Dije con una expresión inocente, con un cierto rubor al imaginar tooodas las situaciones en las que esperaba que no hubiera estado mirando... ni él ni nadie. Una gata necesitaba sus momentos de intimidad, no se podía ser perfecta siempre a la hora de bajar de una rama. Había caídas, barro y magulladuras que NO debía ver nadie.

"Yo no os he visto nunca, pero mi maestra me ha hablado de vos muchas veces. Es... todo un privilegio conoceros finalmente, Fujin-dono"

Asentí al final con mis mejores gestos de elegancia, aprendidos y practicados hasta la saciedad para ser, estos si, perfectos.


"¿Puedo preguntaros... cuales son vuestros dulces preferidos, mi señor?
Y... si puedo otra cosa más... sensei dice que a saber cuantas veces Fujin-kami-sama me habría salvado de caerme de un tejado... Pues, ¿cuantas han sido realmente?"


Murmuré con un aire de curiosidad felina mezclado con fingida discreción humana, esperando que a lo primero no dijera de cereza porque los había terminado todos. Aunque sabiendo a donde íbamos era probable que al abrir la caja ésta hubiera vuelto a llenarse sola


"La amada de los vientos..." dije pensando en donde había escuchado aquel nombre mientras levantaba con disimulo un poco la tapa de la cajita de dulces. "Ah, Isawa Kazumi... la he visto alguna vez. Sensei me había hablado algunas veces de ella antes de conocerla, un prodigio de nacimiento por lo que se. Quizás la única humana que saber hablar perfectamente el idioma de los kamis, y no sólo recitar las plegarias contenidas en los hechizos habituales.
Hum, ¿y qué quiere el kami de la chica...?"
pregunté a Kimihito en voz baja, repentinamente curiosa por el asunto. "¿Y por qué ha dicho Nisio antes que fuera yo a recibirle, por si al verme se olvidaba de ese asunto...? ¿Se refería a Kazumi? Pues no ha funcionado PARA NADA" cuchicheé como si volviera a una de las clases de la academia en las que estaba de adolescente, tapando una risilla con la mano.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Oh, no le quito el mérito en absoluto, sólo digo que siendo un Sentido el aura es más fuerte."

"Los shugenjas hablan con los kamis pero ellos no tienen que responderles como hablamos tu y yo ahora mismo, Sakura-san. Y tampoco tienen ni por qué responder, ni mucho menos que le vean con la apariencia que ellos tengan como su avatar. Pueden hablar con el viento y que este les responda o no, son kamis."
te dijo Nisio.

"Si y no. ¿Cómo tratas al Emperador? Es dios y es humano ¿verdad? Pues no olvides lo mismo.
Además, ellos no pueden mostrarse aquí como dragones porque no pueden alterar el Ningen-do, así que lo que ellos deseen o no es menos relevante de lo que crees. Todos deben seguir las normas de etiqueta. Todos."


Tras el kami sólo había niebla, o nubes, nada que pudieras ver, al menos sin que te metieras de lleno en esta, lo cual no era posible así que te tuviste que aguantar.

"Bueno, tus momentos conmigo siempre son al borde de un precipicio." sonrió el kami."Pero el aire nunca te ha tirado por estos ¿verdad? Otra cosa son los tropiezos de tus patitas de gato. Pero supongo que si que han sido buenos." amplió la sonrisa.

Fujin asintió con una queda sonrisa y añadió:

"Vuestra maestra reza todos los días desde que os tuvo entre sus brazos por primera vez por vos. Una fe tan inquebrantable es encomiable."

"¿Mis dulces? Oh, pues me encantan unos que tienen jarabe de regaliz en el interior de la pasta. Me encanta el regaliz." comentó este contento por hablar de ellos.

"Sesenta y cuatro." Te respondió de golpe."Aunque en honor a la verdad diré que cuarenta y tres de ellas fue cuando tenías menos de quince años. Con la edad has ido ganando confianza y destreza." se aguantó una risa.

Mientras el kami entraba en el jardín e iba hacia ellos Kimihito te hizo una seña para que te quedaras un poco retrasada y así podertelo contar.

"La llaman la "amada de los vientos" ¿verdad? Pues ese es el problema, los vientos la aman. Y los vientos es Fujin-kami-sama y todos los kamis menores que forman parte de él y de su cohorte.

Las momos no sois las únicas figuras que sobrepasáis los límites de lo imaginable en los reinos... Hay otras figuras que son más extrañas aún y que son una mezcla de designios divinos, suerte y karma. Se las llama "Ryujin no koibito" y significa "las amadas del dragón" y por dragón me refiero a la palabra que se forma con dragón y dios, como te he dicho la forma celestial de estos son dragones...

Kazumi-san ha sido marcada por Fujin-kami-sama como su koibito, su amada, el problema es que estas figuras, al contrario que las momos, no es algo que una nazca y sea parte de su esencia y sea imposible de cambiar, sino que es más bien una especie de designio que puede o no aceptarse.
Nisio-sensei cree que las Koibito deberían estar exentas de la presión de tener que elegir delante del kami, sino que deben hacerlo con sus vidas, pero no es sencillo ya que no se suele hacer así. Nisio-sensei es quizás la Ningen-dono que más protege a los humanos en este mundo y que trata de dejar todas las interferencias que puede fuera de sus vidas por eso el problema es complejo. Los kamis no tienen a aceptar los "noes"....

Así que Fujin-kami-sama ha venido a tratar de negociar, otra vez, con Nisio-dono"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Si, por descontado" asentí con un cabeceo gentil de afirmación a lo dicho por la Miya.

"Claro lo entiendo pero... tenía entendido que los kamis favoritos de Benten son los de aire, que es el elemento con quien más estrechamente está relacionada esa Fortuna. Entonces suponía que para un kami de aire alguien como sensei no parecería la voz de otro shugenja más, sino que le resultaría especialmente atractiva por esa otra conexión divina"

Dije explicando el motivo por el que había supuesto que al Aire amaba especialmente a Satomi. Puede que no fuera su "Amada" con mayúsculas, pero no por ello tenía que estar al mismo nivel que cualquier otro de las decenas o cientos de shugenjas vinculados al aire que habría en Rokugán cada generación.

"¿Al Emperador? Bueno, en teoría... agacharía la cabeza y dejaría que sensei hablara. Y luego me iría detrás de ella confiando en que de ese modo nadie se fijara en mi.
No se si debería temerle a este Hantei, pero después de lo que cuentan del anterior... y de los altos cargos imperiales que rodean al trono ahora mismo... supongo que preferiría estar lejos de allí."


Respondí honestamente, sobre la idea que tenía de como tratar al Emperador. Etiquetas aparte, "Su Majestad Imperial" y abrir la boca poco más.

"¿Debería tener algo que temer también de Fujin-kami?" pregunté cayendo de pronto en si era eso lo que Kimihito estaba tratando de decirme.


"Hum, no... el viento nunca me ha tirado. Es curioso porque sensei siempre se preocupa de muchos riesgos, pero nunca la he escuchado expresamente decirme que tuviera cuidado con las ráfagas de viento cuando estuviera... paseando por las cimas; y es evidente que es donde con más intensidad soplan"

Murmuré pensativa. ¿Sería deliberado? Por lo que decía el Kami parecería que si, pensé sonriendo al final alegremente.

"Bueno es un alivio saber que no han habido tropiezos vergonzosos de los que lamentarme ante Su... Divinidad... No demasiados, al menos" sonreí ruborizándome un poco.

"¿Todos los días... desde que me encontró? Oh, si... si que es encomiable... si" murmuré sonriendo para mi misma, pensando en ella y de pronto sintiendo una oleada de calidez recorrerme de arriba a abajo, casi como si pudiera estar abrazándome en aquel preciso momento.

"Regaliz... Si, son deliciosos sin duda. No tanto como lo de c" ¡calla tonta que así te puedes comer tú todos los de cereza! "Una elección excelente sin duda, mi señor. Aunque imagino que los dulces de nuestro mundo no podrán ni compararse a los de Tengoku"

Dije al final pensando en que esos si que debían ser increíbles. Digno de dioses, ya lo decía el dicho.

"¿¿Sesenta... y cuatro...??"

Exclamé, atragantándome al repetirlo. No pude evitar toser por mucho que me esforcé en evitarlo
"P-pero... ¿tantas? ¿Y veintiuna desde los quince años...? ¡Pero si no hace tanto de eso! Oh, cielos... ¿Y... y cuando fue la última vez?" murmuré esperando que no dijera, "hace un rato subida a unas cortinas"
¿Me dejaría sensei volver a salir a la calle si le contaba esto...?

"Oh, y-yo... se lo agradezco de veras, Fujin-kami-dono" dije con humilde sinceridad.
Aunque por otro lado... si estaba tan bien protegida... en realidad no podía considerarse siquiera peligroso que siguiera haciéndolo... pensé para mi misma.


"O sea que... es como si Fujin-kami hubiese... hecho una propuesta de matrimonio, más o menos, ¿no es así? Pero los matrimonios deben negociarse, no basta con pedirlo y ya está, la autoridad de la familia de la interesada debe dar su visto bueno, asegurarse de que se dan las condiciones debidas para la dama y la familia.
Pero claro preguntarle directamente a Isawa Kazumi sería lo mismo que obligarle a escoger, ¿me equivoco...?

¿Y por qué no solicitar un representante que negocie en su nombre, atendiendo sólo a sus intereses personales o familiares? Porque Nisio-sensei hace ese papel, pero en realidad ella es Ningen así que representa en conjunto a la humanidad... lo que puede coincidir o no con los intereses de una persona en concreto, dependiendo de diversas circunstancias.

¿Como se llamaba ese otro shugenja...? Seiryo, eso es. Isawa Seiryo. Por lo visto la familia de Kazumi-san le encomendó la labor de cuidar de ella y velar por su bien. ¿Por qué no pedirle a ese hombre que plantee las condiciones al respecto representando a la dama en cuestión?"


Le dije a Kimihito, en todos los matrimonios concertados existía la figura del casamentero que ejercía de intermediario entre las partes, y después siempre había un representante de cada una de éstas así que el asunto se resolvía entre tres bandas para evitar bloqueos, no entre dos.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"No especialmente, no diría que el aire es el elemento preferido por Benten... El fuego inflama los corazones, la tierra hace que el amor perdure para siempre, el agua fluye como los cambios del amor... Todos los elementos son importantes lo que pasa es que tu maestra sin concreto para ayudarla, ya que el aire es como los susurros del corazón."



"Oh, no se trata de temerlete dijo el dependientesino de saber comportarse en su presencia. A eso me refiero, por muy joven que sea este nuevo Hantei que tenemos en esta época, sigue siendo el Emperador y hay que mostrarle el respeto que merece. Sea un niño de un año o un hombre adulto, el trato es el mismo, aunque en el primer caso es más sencillo de olvidar."

"No, Fujin-kami-dono, aunque si que es cierto que tiene un carácter volátil, como él mismo es, no es especialmente colérico. Pero en el caso que algo lo molestara recuerda siempre que un tornado no sale de la nada, antes vienen las ráfagas de viento que se incrementan hasta provocarlo. Si recuerdas eso es sencillo de leer." Te contó este.

Fujin sonrió cuando dijiste que nunca habías temido por caerte por las ráfagas de viento y asintió satisfecho.

"Claro, tu maestra no teme por el riesgo que no está a tu alrededor."

"No, no... demasiados." sonrió este de medio lado seguramente tanto tu como él acordándoos de alguno en concreto especialmente vergonzoso. Pero Fujin-kami-dono parecía un caballero y no pensaba expresarlo en voz alta.

Fujin asintió a tu pregunta sobre los rezos de Satomi.

"Tu maestra es una feligresa muy dedicada. Oigo rezos a diario de shugenjas y de fieles, pero pocos son como ella."

"Lo que hay en el tengoku es algo que se puede comer allí y que sabe como todo lo que hay allí... Por eso me gusta lo de este mundo, es diferente." Te comentó este sobre los dulces. Suponías que era como todo, lo extraño y lo poco común es lo que más atrae.

Fujin se contuvo la risa al verte exclamar aquello y te dijo:

"Tienes por afición subirte a todas las cosas altas que existen, a trepar y a caminar entre cornisas en las noches. ¿Qué esperabas?"

"Pero si te sirve de consuelo, con el tiempo has mejorado mucho.
¿sabes esas veces en las que tropezabas y pensabas "Uy! ha ido por un pelo!" Pues en realidad deberías haber caído juju

Pero bueno es el mismo trato que le dispensamos a los gatos los kamis del aire, tenemos un especial trato con ustedes."
sonrió de medio lado.

"¿la última vez? se rió."Creo que acabas de saltar desde una pagoda hacia los brazos de Benten-Kami sin que te pasara nada ¿verdad? Bueno, algo tendré que ver..."



"Claro, imagina que un kami se presenta delante tuya y te pide en matrimonio. No sólo es el problema que se te presenta a ti sino a tus padres y a tu clan.
¿Qué clan se negaría? ¿Que daymio? ¿qué padres?
Es imposible, estaría la persona obligada quisiera o no. Por eso Nisio-sensei es la que frena toda esa clase de embites, porque cree que si se hiciera como en otros tiempos, la koibito no tendrían nada que hablar, nada que opinar, nada más que aceptar. Como supondrás es algo complejo que hace que el trabajo de Ningen-dono se haga cuesta arriba tratando de mantener el equilibrio y no enemistarse demasiado con personajes poderosos de todos los reinos.

Bueno... el problema de presentarle la opción a un custodio de ella, a un casamentero, amigo o algo similar es que... ¿esa persona realmente intercederían en favor de la koibito o pensaría una vez más en el clan y en el prestigio que este ganaría?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura »

"¿Así que sólo es casualidad?" dije sorprendida por aquello de que no tuviera relación la querencia de sensei por el aire y por Benten "Pues... siempre había pensado que los kamis del aire eran quienes más apreciaban a Benten... Quizás simplemente lo di por hecho. No se mucho de los kamis aunque tenía entendido que cada elemento tiene su propia forma de ser, y que los espíritus del aire son los más... emocionales, digámoslo así. Dispersos pero capaces de empatizar con los sentimientos humanos mejor que ningún otro"

Dije rascándome la nuca pensativa. Si, por la naturaleza de Satomi debí de haberlo asumido sin más sin darme cuenta siquiera.


"Me parece una crueldad tratar a un niño como lo haríamos con un adulto o un anciano... Creo que no me gustaría nada haber nacido Hantei" murmuré con inocente sinceridad. Incluso a menudo me fastidiaba cuando algunas personas de otras castas se alejaban de mi sin yo pretenderlo, al ser una samuraiko.

"¿Y qué le podría molestar a Fujin-kami? Si no lo se, podría causarlo sin darme cuenta"

Expuse rogándole a Kimihito que me dijera algo más respecto a qué debía atenerme.


"Oh, gracias señor. Resulta todo un alivio para una dama" sonreí agradeciéndole con un gesto fluido y delicado que "no recordara" escenas especialmente vergonzosas, mientras cuidaba de mi gracias al interés de mi maestra.
Resultaba curioso descubrir que un Kami tuviera en tanta estima la etiqueta, pero muy agradable. Aunque si lo pensaba, se suponía que Doji había instaurado este sistema social a imitación del que había conocido en Tengoku, así que... en realidad éramos nosotros quienes "imitábamos" el suyo.

"Es normal. Pocos son como Satomi-sensei... De hecho, nadie; ella es única, un tesoro de la humanidad"

Asentí convencida. No pensaba que estuviera exagerando ni lo más mínimo, lo era.

Observé curiosa al Kami, nunca habría imaginado que alguien prefiriera algo de este mundo a lo que similar hubiera en Tengoku, pero recordé algo que solía decir sensei sobre lo fácil que resultaba infravalorar aquello de lo que disponíamos desde nacimiento, y quizás eso pudiera aplicarse tanto a los humanos como a los dioses.


"Pues esperaba... no se... Nunca me lo había planteado de ese modo; siempre me había dado la sensación de que puestos a caminar por una calle oscura de noche, era mejor hacerlo sobre la seguridad de un lugar alto e inaccesible que a ras de suelo y por tanto expuesta a cualquiera que se cruzara con una niña sola a esas horas"

Murmuré tintineando con mis dedos sobre mi barbilla. Mi lógica seguía pareciéndome buena.

"Bueno, me alegro de haber mejorado si vos lo habéis visto, es obvio que vuestra opinión resulta muy precisa visto lo visto. Aunque eso no significa que ya no quiera que sigáis cuidando de mi... porque si que recuerdo alguna de esas veces y ciertos sobresaltos por culpa de los cuales no habría podido dormir luego... de no haberme colado en la habitación de sensei al volver, claro.
Así que tengo que agradeceros a vos el haber podido volver con ella y eso... es lo máximo que podría pedirle a cualquier divinidad. Por tanto estoy en deuda eterna con vos, Fujin-kami-dono"


Indiqué con una reverencia.

"Ah, ¿le gustan los gatos...? A mi también. Oh, de hecho yo soy medio neko... ahora quizás no se note, pero cuando vuelva a entrar en la estancia de "Yumedo" aparecerán de nuevo mis orejas y mi cola"

Sonreí emocionada con aquello.

"¿¿Ha sido su divinidad quien me ha recogido antes...?? Pero... pensaba que había sido... bueno, Benten-kami. Porque si no... ¿cómo sabe a quien tiene que recoger por sentir ese amor verdadero, y a quien dejar caer?"

Pregunté extremadamente curiosa.


"Hum, ya veo. Imagino que un clan o un daimio poco tendrían que decir, ni siquiera unos padres. Aunque puedo imaginarme a Satomi-sensei discutiendo con cualquier Kami cuya propuesta no le convenciera...
Y de eso justamente se trata, cuando se ama realmente a alguien se es capaz de enfrentarse a cualquier cosa por esa persona. Lo que de óptimo tiene Isawa Seiryo en este caso es que tengo la firme impresión de que está enamorado de Isawa Kazumi, así que su corazón le obligará a defender los intereses personales de ésta incluso por encima de los de su clan.
Claro que es un samurai, pero tiene algo a lo que agarrarse para no pensar que esté faltando a su deber; la familia de la chica le pidió que fuera su protector, por lo tanto cualquier causa que emprenda para defenderla será un cumplimiento de esa palabra, y por tanto su honor y su deber quedarán perfectamente a salvo dentro de su conciencia.
De hecho, si mi percepción es acertada, puede que únicamente este hombre en todo el Imperio fuera capaz como ha dicho de interceder exclusivamente en favor de la koibito, sin pensar en clanes ni prestigios... tal vez ni siquiera en él mismo. El amor cuando es verdadero... causa esa clase de efectos"


Le expliqué a Kimihito con un aire distraido, como si quisiera disimular que los asuntos amorosos de los demás me interesaran normalmente.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"No, hay ciertos kamis que si que tienen más relación con algunas Fortunas, pero con Benten-kami no es el caso.
Pero entiendo tu confusión debido a quien es tu sensei."




"Ser el Emperador es duro, no sólo son privilegios." Asintió el dependiente.

"¿Cosas que le enfadan? Hum... Bueno, no es que diga que sea una persona colérica, me refiero a que si algo le disgusta puede pasar muy rápido de cero a cien.
Por ejemplo... no le gusta nada cuando algo no se hace como él quiere, es un problema clásico de los kamis, solo que unos lo llevan mejor que otros. "




Fujin sonrió amablemente cuando le distes las gracias y añadió:

"Quizás ahora cuando tu sensei te haga rezar con ella y me incluya en los rezos te tomes más en serio lo mucho que te cuida." amplió la sonrisa de forma socarrona.

El kami siguió andando por el pasillo y comentando algunos detalles con el dependiente mientras tu pensabas en aquello sobre los dulces. satomi siempre te decía que los kamis envidiaban vuestra mortalidad entre otras cosas, quizás por ello las Fortunas eran una clase de dioses tan cercanos, porque habían sido humanos y parte de ellos seguían anhelando este mundo.

"Está claro que andar por las tapias es menos peligroso cuando tienes a los vientos de tu parte." asintió el dios.

Fujin cuando te inclinaste puso su mano sobre tu cabeza y acarició tu cabello un segundo antes de dejarte levantar.

"De nada. Es mi trabajo. Me alego que estés a salvo."

"Claro, no son pájaros, que son mis preferidos, pero me encantan los gatos." Asintió."No hace falta que me lo digas, sé que eres medio neko."

"Claro, si saltas en ese sitio y hay amor en tu corazón no te estrellas, pero Benten-kami hasta donde yo sé no tiene poderes para evitar que el suelo te trague. Así que tenemos un pequeño acuerdo para su prueba de fe, un acuerdo divertido." sonrió."Me gusta ayudarla."


"No conozco a la damisela y al caballero más allá de que han pasado por la tienda, pero si siendo discípula de Satomi creo lo que decís. Las discípulas de Benten sentís eso por encima de los demás.
¿Pero es el tipo de samurai que primaría su amor egoísta al clan? Otro problema más... Me gustaría creer lo que decís y que él lucharía por ella... Supongo que es porque soy un romantico en ese sentido.
las mujeres como Satomi-san o Nisio-sensei son las que deben asumir esos roles problemáticos en pro de los que no pueden defenderse solos."


Fujin se sentó al lado de Nisio y comenzaron a hablar, presentando a los presentes, mientras tu al entrar volvías ser "tu misma".

"Sólo recuerda, si la conversación comienza a derivar hacia el tema de las koibito no implicarte demasiado. Tenemos que tratar que Fujin-kami olvide eso por un tiempo mientras usamos sus dones para inundar de información los reinos, para encontrar a tu amiga."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura »

Asentí despacio mientras aún seguía pensando en aquello. Resultaba curioso como se daban por hecho ciertas cosas...

"No me gustaría nada ser emperador" murmuré chasqueando la lengua. "Ni siquiera comprendo a todos esos cortesanos que compiten todo el tiempo por llegar más alto que los demás... Por conseguir más influencia en lo alto de una pirámide que a la vez los aleja más y más del suelo; de los árboles, de los ríos, la playa.. de los festivales callejeros, de los paseos bajo la luna.
No se porqué nadie querría ese estilo de vida"


Suspiré con un gesto de incomprensión al final. No es que fuera la mía la opinión dominante en el Clan Escorpión, pero si coincidía en buena medida con la de sensei, que nunca había estado demasiado interesada en las altas esferas.

"Así que... si algo no se hace como él quiere, se disgusta. Y si se disgusta, puede pasar muy deprisa de cero a cien... Pues... para no ser alguien colérico, acaba de describir perfectamente la cólera, ¿no le parece Kimihito-san?"

Pregunté confusa.


"Hai. Hai, Fujin-dono. Me tomaré mucho más en serio las plegarias"

Aseguré ruborizándome un poco, recordando algunas veces en las que me distraía, me tumbaba sobre el regazo de sensei o simplemente la observaba a ella mientras Satomi completaba todas las oraciones, y daba las gracias por ambas.
Aunque en mi defensa... bueno, siempre había pensado que los kamis no podían entenderme a mi, sólo a sensei al ser una shugenja. Era evidente que me había equivocado.

"Si, si que lo es. El Aire siempre ha sido muy generoso conmigo. Gracias mi señor"

Confesé sobre las tapias, y de un modo más extenso refiriéndome a la propia Satomi como parte casi propia de ese elemento. Así que me dejé acariciar agradecida y honrada por ese interés en mi.

"Oh, a mi también me gustan los pájaros... No quiero decir comérmelos, no; me conformo con observarlos... Bueno, puede que me parezca divertido acercarme silenciosamente y acecharlos un poco, pero... nunca he tratado de capturarlos realmente. No sabría que hacer con ellos, no me gustan enjaulados... ni tampoco me los comería claro."

"¿Un acuerdo divertido con Benten-Kami...?" miré a Kimihito de soslayo, por si acaso me recomendaba no dejar volar mi curiosidad natural felina "¿Puedo... preguntar... qué clase de acuerdo?"


"Yo no diría que su amor es egoísta... Pero como digo, en su caso podría conciliar con facilidad ambas cosas al amarla por un lado, y haberse comprometido a protegerla por otro, lo que incluye a su persona tanto en el plano individual como en el de parte del clan. Y eso es lo que haría buen abogado de él, esa ecuanimidad para tener en cuanta todos los argumentos y apostar por el mejor para Kazumi-san.
Aunque si, supongo que Nisio-sensei se basta sola para todo esto"


Asentí dándole la razón.

"Está bien, me olvidaré del asunto" prometí diciendo que no intervendría en lo que no me correspondía. Supuse que sería capaz y en el peor de los casos podía distraerme con los pastelitos para no pensar en lo que estuvieran hablando ellos... Hum, ¿estarían los rellenos de regaliz tan buenos como el Kami aseguraba?
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Bueno, está claro que cada uno de nosotros tenemos una meta en esta vida y una visión de lo que es la felicidad en nuestro camino. Quien desea poder sin duda su senda lleva o debe llevar al Emperador. Es el fin máximo.
Para un gato que su felicidad sea dormir al sol en una rama de un árbol eso no tiene nada que ver con él y no le da felicidad."
Lo cual dicha comparación venía bastante a cuenta, aunque era un dicho popular.


"Básicamente lo que le pasa a los dioses. Tienden a ser muy melodramáticos. ¿Pero ya debes saberlo verdad? Benten-kami lleva enfurruñada sólo porque malinterpretó a un mortal del cual estaba enamorada ya hace unos cuantos años. Y Yume-dono casi deja a una mortal morir con tal de no perderla de su sueño...." se encogió de hombros.


Fujin asintió con media sonrisa a tus palabras sobre rezarle en serio y prosiguió andando tranquilamente.

"El aire cuida de los suyos." Sonrió este.

"Me alegra que no te los comas juju sé que parte de ti querría o al menos cazarlos, pero dice mucho de tu parte humana.
Creo que los pájaros son como los gatos, deben estar libres. Es como mejor están y cómo su naturaleza les reclama."


"Oh, claro. sonrió el diosPara empezar no partiros la crisma al caer. A ella y a mi nos gustan esa clase de tratos. Me parece una forma divertida de demostrar la fe y la devoción, además, como creo que te ha pasado, si tu estás seguro también el que se tira lo disfruta juju
Tiene alguna de esas pruebas de fe en varios templos, pero en esta de la ciudad me gusta venir personalmente para oír los pensamientos de los que saltan acordándose de sus seres amados. Es divertido."





"No digo que no tengáis razón con Seiryo-san sin embargo mejor no poner a un tensai en la posición de tener que enfrentarse a un dios..."

"Los kamis me libren de hacer que os metáis o no en lo que queráis, pero sólo seguir las instrucciones de Nisio-sensei, ella es la que controla el humor de los kamis mejor que nadie."

Cuando os sentasteis te diste cuenta que Kajiko estaba rígida como una estatua de piedra, de por seguro que estaba pensando que si aquel hombre era realmente un dios no sabía ni cómo reaccionar. Ran hablaba distendidamente con él, de tu a tu, de hecho, cuando entraste en la conversación lo que ella decía era justamente:

"¿Este año el Festejo de Año Nuevo quién es el anfitrión? ¿Dónde estaremos?"

"Si no recuerdo mal... este año será celebrado en la mansión de Daikoku. Asi que habrá mucho festejo y será ostentoso."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Dentro de Rokugan sin duda, pero... viendo lo que hay más allá de los límites del Imperio Esmeralda, parece que hay muchas otras maneras de atesorar poder, incluso para un humano. Aunque sin la gloria añadida de acercarse al Trono, claro"

Musité pensativa. ¿No había en aquella sala al menos tres entidades más poderosas e influyentes que cualquier Hantei desde la época Genji? No pude evitar preguntarme como se sentiría Nisio teniendo que tratar como a un dios superior a un mortal con una parte por millón de sangre de un Kami, cuando acababa de estar tomando dulces con un auténtico Kami cien por cien mientras discutía de tú a tú por una chica Isawa, una Otomo, o un Monje... ¿No era como un apicultor tratando realmente de majestad a la abeja reina de una simple colmena?

"Hum, es verdad... en el fondo todos son parecidos en eso. Supongo que para los dioses debe de resultar complicado comprender la particular naturaleza de los mortales, y por tanto entender sus reacciones tal y como fueron pretendidas.
O puede que no tenga nada que ver y simplemente cuanto más poderosos son, más caprichosos se vuelven"


Sonreí con un aire travieso, tapándome la boca para que no me escuchara ninguno.


"Oh, de pequeña intentaba cazarlos todo el tiempo... aunque nunca lo conseguía claro, así que para mi era un juego. Hasta que una vez logré atrapar uno... quizás me vio usted hacerlo, así que... Recuerdo que era muy bonito, con un penacho de plumas precioso en la cabeza; salté sobre él mientras picoteaba entre la hierba en el suelo y lo cogí con las manos, y me sentí tan orgullosa... No me lo iba a comer claro, sólo estaba jugando. Pensé que al abrir las manos saldría volando e incluso podríamos seguir con el juego si volvía a posarse cerca.

Pero... cuando lo solté, simplemente cayó inmóvil al suelo. Al agarrarlo, lo había aplastado. Me invadió una sensación horrible, y... se lo llevé corriendo a sensei para que lo curase, pero no había nada que hacer.
Me pasé llorando todo el camino de vuelta a la escuela, estaba segura de que al ver lo que había hecho me iba a echar de su academia.

No fue el caso afortunadamente, pero aún así seguí llorando varios días. Juré que nunca más volvería a atrapar a ninguno, así que desde entonces sólo los acecho, nunca los cazo"


Le relaté a Fujin sobre mi experiencia con los pájaros.

"Hum sin duda, no se llama un salto de fe por nada. Y si que ha sido muy divertido... de hecho me he lanzado tres veces, ji, ji. Y porque sensei me ha advertido de que a los monjes que cuidan del templo podría no gustarles que me pasara el día haciendo eso, si no aún estaría allí"

Confesé riéndome distendida.

"A mi también me gustaría escuchar los pensamientos, debe de ser interesante... Apuesto a que puedo imaginar lo que habrá pensado el grulla que se ha arrojado después que yo, lo que me habría gustado saber es lo que se le pasó por la cabeza en ese instante a su amada, que estaba tras él allí arriba de la escalera, ji, ji"



"Bueno, es lógico que piense que no deba meterme donde no me llaman en lo que respecta a disputas entre dioses y reinos... No sería muy inteligente si no siguiera el consejo de alguien que ha debido ver muchas cosas, innumerables más, por lo que es de largo más sabio de lo que yo vaya a ser nunca"

Dije despreocupadamente a Kimihito, sobre lo de seguir sus consejos al pie de la letra. Tenía un objetivo, no podía perderme en otros asuntos que no me incumbían para nada y que además ya estaban en manos de quien tenían que estar.


"No te preocupes, Kaji-kun... Me han dicho que "sólo" hace falta tratarle como si fuera el Emperador, nada más" susurré refiriéndome a Fujin
"Menos mal que es un Kami de Aire, porque si fuera de fuego podría enamorarse de ti y tendría que enfrentarme con él, ji, ji" sonreí queriendo bromear para destensar a mi león, aunque en realidad estuviera completamente convencida de aquello.

"Es curioso, ¿verdad? Toda la vida pensando que Tengoku y Jigoku eran enemigos acérrimos, que nuestro mundo era el último campo de batalla de una guerra eterna, y... mira, resulta que son tan amigos.
Comparado con esto, las disputas entre los Clanes parecen realmente ridículas por irrelevantes, ¿no crees, Kaji-kun?"


Le susurré de nuevo, exhalando un suspiro.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"¿Pero importa lo que hay más allá? Al menos para los que viven en el Imperio." sonrió con sorna el dependiente como si dijera que justamente aquella forma de pensar de los humanos es la que hacia que no se dieran cuenta de todo lo que les rodeaba en este imperio.

"Las Fortunas son más sencillas de tratar ya que fueron humanas y recuerdan en parte lo que fue eso, están más ligados a nosotros. Los kamis que parecen ser humanos... pues... parecen." Asintió este.


Fujin asintió a tu historia con una cálida sonrisa. Despacio acarició tu mejilla con el dorso de su mano y asintió a un pensamiento que no dejó escapar, luego susurró:

"Buena chica."

Cuando Fujin bajaba el tono era casi como caramelo en los labios, tenía un susurro que te estremecía y que inflamaba el alma, sin duda el kami tal y como había contado estaba relacionado con Benten pues casi podías notar esa sensación que Satomi desprendía.

"Los pensamientos de los mortales son siempre sorprendentes...
Están llenos de pasión... ya sea por algo bueno o malo..."
te dijo el kami.

"¿Qué pensaría ella? Bueno, te puedo asegurar, sin que haya saltado, que si lo hiciera no se estrellaría. Esas dos almas están unidas antes de esta vida, desde otra por un amor verdadero que ha sobrepasado la rueda del karma y las puertas del Meido."


El dependiente sonrió al ver que le hacías caso.

"Yo no te pediría que confiaras en nadie más que en Nisio-sensei de manera ciega."



Kajiko estaba aún más de piedra, empalada por su propio nerviosismo en una posición estática cuando le dijiste lo del Emperador mientras un sudor frío perlado le caía por el lateral de la frente.

"Yo....... yo no se qué pensar...
Bueno... me queda claro que tengo que hablar mucho con Naizen y pedirle perdón por unas cuantas cosas con respecto a la fe... pero......"



"¿Y cuales son los eventos del Festejo de este Año Nuevo?" Preguntó Ran a Fujin mientras la conversación seguía.

"Bueno eso dependerá de Daikoku pero ya hablan de al menos dos semanas de celebraciones, así que no digas en tu Reino que vas a volver pronto, Ai-Kami te necesitará para el baile de las sacerdotisas."


Mientras estos hablaban Nisio os indicó que os sentarais cerca suya.

"Introduciremos el tema con cuidado... Fujin-kami tiende a distraerse, si véis que intenta sacar algo en contraprestación de lo que decimos ayudarme a cambiar de tema. Preguntarle algo. Cambiarle el enfoque de sus pensamientos. Lo bueno que tiene el aire es que se distrae con facilidad. Sed creativas, ofrecerle un dulce, hacerle alguna pregunta interesante, hablar de pájaros, lo que se os ocurra."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Claro que importa... Especialmente si lo que hay más allá afecta aquí. Y es evidente que lo que sucede con los dioses nos afecta, con los Rieru, los hengeyoukai, e incluso los habitantes de Ningen más allá de las fronteras del Imperio, humanos y no humanos.
Hum, no se hasta qué punto cerrar los ojos ante todo eso es una característica humana inherente o específicamente samurai"


Murmuré chasqueando la lengua sin saberlo en realidad, exponiendo la respuesta como si Kimihito lo hubiera dicho en serio pese a que era seguro que su tono había sido irónico; otros muchos si estarían convencidos de ello.

"Si mantuvieran su aspecto de Ryu no sería tan fácil confundirlos con humanos" me dije a mi misma sin terminar de entender esa "ley" por la que todo ser tenía que adoptar aspecto humano en Ningen, lo que dificultaba muchísimo tratar a cada uno como debía ser en vez de crear un estado general de confusión.
"Puede que nos asustaran las primeras veces pero... nos acostumbraríamos. Los humanos nos acostumbramos a todo. Además cuando algo más grande y peligroso se disfraza de cordero normalmente es porque quiere cenar cordero, así que no me parece una solución más tranquilizadora" suspiré.


"G-gracias, Fujin-Kami-dono..."

Acerté a decir ruborizándome un poco al sentir su mano en mi mejilla, aunque sonreí porque para mi el contacto físico de esa energía tan vinculada a Benten no era una sorpresa, más allá del hecho de encontrarla en un Kami del cual Nisio ya me había advertido que no tenía, como tal Aire, una relación particularmente estrecha de por si con la Fortuna.
Pero si no era el Aire en general, sería Fujin en particular, eso seguro.

"Supongo que... si estamos hechos a imagen de los Dioses, nuestras emociones también lo serán, pero a diferencia de ustedes nuestra existencia es muy corta... así que los sentimientos que en los Dioses se extienden durante siglos en nosotros se concentran en dosis mucho más intensas al reducir su espacio vital"

Traté de explicar como lo veía yo, separando y acercando las manos mientras lo hacía para escenificar que el mismo contenido en un recipiente más pequeño debe concentrarse por obligación física y además se desborda con más facilidad, en este como pasiones.
Los seres inmortales, claro, no podrían saber lo que era eso del todo. Puede que por ese motivo soliera decirse que los dioses "envidiaban" la mortalidad, porque ellos no podía sentir esa intensidad...

"Hum, ya veo... bueno, me encantas esas historias. Entiendo que siendo quien es no pudiera expresar abiertamente que esté enamorada de él ni de nadie, sobreviviendo al salto... Pero no me extrañaría que volviera esta noche cuando no quedara nadie para experimentar la sensación, ji, ji. Las samuraiko grulla son así, lo quieren todo sin tener que demostrar que quieren nada"

Dije ocultando una risilla divertida con el dorso de la mano.


"Supongo que nunca has estado ante el Emperador... bueno, yo tampoco pero tengo cierto instinto inconsciente que... En fin, no te preocupes. Tal vez incluso te conozca ya, ¿alguna vez has rezado a los dioses del Aire?
Aunque tú eres más del fuego claro, pero... en el fondo el fuego necesita del aire que lo alimente, por lo que deben de entenderse bien"


Murmuré haciendo cábalas para mi misma.

"Oh, eso seguro. Te vendrá muy bien hablar con Naizen largo y tendido después de todo esto. Te ayudará a asimilar y poner en orden mucha información que ahora se ha amontonado en tu cabecita de león, y... ¿quien sabe? puede que después de hacerlo estés de pronto dos o tres pasos más cerca de tu iluminación, Kaji-kun"

Le susurré sonriéndole con dulzura.


Dos semanas, pensé para mi misma. En el fondo lamentaba que Benten no llevara a Satomi a esas fiestas, por ambas, pero por otro lado tampoco me gustaba la idea de que desapareciera de mi mundo, literalmente, durante dos semanas ahora que acababa de volver a estar cerca de ella.
Pero claro... si de mi dependiera... sin duda, ella iría. Benten no sabía lo que se perdía.


"Oh... eso es muy felino" sonreí encantada. Distraerse y alternar curiosidad extrema con desinterés repentino era mi especialidad. Y mi defecto, dependiendo de como se mirase. "Pero nada de koibitos, ¿verdad?" pregunté para asegurarme de que ese tema era tabú con el Kami.
"No obstante, si no le ofrecemos nada a cambio ahora... ¿no lo usará para pediros algo más en el futuro, Nisio-sensei?"
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi »

El dependiente sonrió y te acaricio el cabello mientras susurraba:

"Buena chica, serías una estupenda Ningen-dono."

"Bueno, han habido y hay ryus en el Ningen, pero no son tan comunes... Sin embargo yo creo que está bien que parezcan humanos, a nosotros nos cuesta creer en lo que no vemos, pero es la mejor forma de entrenar la fe. Creer en lo que se ve es sencillo." te comentó.

"Eso es lo que dice Benten-kami, que nosotros sentimos en una eternidad lo que ustedes lo hacéis en una cortísima vida... Es esa pasión la que hace que las Fortunas sean tan especiales, porque lo han sido y que los humanos también lo sean.

¿No te has preguntado cómo es posible que siendo nosotros dioses estemos tan pendiente de los humanos, mortales y que sois a fin de cuenta como granos de arena en la playa?
Se debe a eso"


"No lo descartaría, sin duda, después de todo ya ha hecho cosas peores en el pasado. Fujin puso una mueca como si se acordara de algo y aclaróEn su vida pasada, quiero decir. Si, sería muy de su estilo."




"Bueno, yo siempre he rezado a los Ancestros... pero cuando dejé de tener el derecho de hacerlo comencé a hacer lo que hasta entonces no había podido, a leer el Tao, tratando de buscar alguna respuesta... Ya que pensaba que los dioses me habían dejado de lado, el karma y la propia rueda me era más que suficiente...

Fue con Naizen cuando empecé a hablar más de ellos y de los propios elementos.. pero nunca les he rezado a ellos como tal...

Seguramente me vendrá bien meditar con ella y hablar yo... que no ella... puede que su silencia me transmita más de lo que he conseguido con palabras entender...

Lo que no deja de rondarme la cabeza es que cuando se lo cuente ella no se sorprendera y simplemente me dirá alguna de esas frases tan suyas como que... como no he ido a la montaña esta ha tenido que venir a mi para demostrarme que no tenía razón, que no estaba sola, quizás perdida, pero no sola..."


Nisio asintió.

"Será mejor no dejar rendija a que luego haga peticiones, o al menos que de por motu propio diga que es algo que hace encantado y sin contraprestaciones, lo cual es más complicado, no porque los dioses siempre pidan algo, sino porque lo normal es que los humanos le ofrezcamos cosas por sus bendiciones, son las reglas..." te dijo.

"Fujin-kami-dono. llamó su atención antes que llegara estabamos teniendo una discusión, quizás vos podríais ayudarnos a terminar con ella."

Fujin parecí interesado.

"Veréis... yo les estaba comentando a los presentes que vos, como dios mayor del viento, podéis encontrar cualquier criatura viva en la tierra, ya que sentís toda la esencia de los seres en vuestro contacto. Sin embargo, aquí hay algunos que son un poco más escépticos y que tienen sus dudas, no en vuestra grandeza, claro, sino en los límites... como por ejemplo... si está en el Imperio, si está más allá... ya sabéis..."

Ran al ver lo que estaba haciendo Nisio tomó el relevo.

"De hecho, para ser exactos, la duda iba más allá, porque yo dije que una cosa es que pudierais sentir por ejemplo a Kajijo-san, que es humana, en el Ningen-Do y otra que pudierais sentir... por ejemplo... a mi, que soy otro ser de otro reino en este."

"En cuyo caso añadió Asahi Yo creía que eso también sería posible, aunque Ran-dono tenía sus dudas, pero nos planteamos qué pasaría por ejemplo con seres hibridos, como podría ser Sakura-san o quizás incluso.... con alguna clase de ser que debía pertenecer a un reino pero ya no lo hace..."

"Un ejemplo ese complicado. ¿Cómo qué?" sintió una curiosidad innata el dios.

"Como...... por ejemplo.... un rakasha, que antes era de mi reino pero hace tiempo que dejó de serlo. ¿Se podía? ¿Incluso aunque estuviera en otras tierras?"

Fujin frunció el ceño y al final dijo:

"¿Y por qué esa duda? Si existe aire, si puede correr, si este roza al sujeto, sea el que sea puedo encontrarlo."

"¿En el Ningen-do?"

Fujin asintió quizás con cierto pique porque se le pusiera en entredicho.

"¿Si por ejemplo os preguntamos dónde está el Emperador sabríais decirlo?"

Fujin cerró los ojos un segundo, al abrirlos parpadearon en blanco sus orbes con un fulgor dorado y al final asintió.

"En el ala oeste del Palacio Imperial recibiendo sus lecciones de protocolo."

"Bueno esa era sencilla... Y por ejemplo... ¿se os ocurre algo más complicado?" ran te miró
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Gracias, eso pienso yo también"

Sonreí dejándome acariciar el cabello encantada. No es que los gatos tuvieran precisamente tendencia a pensar que NO fueran bueno en algo, pero en este caso seguramente fuese cierto, ji, ji.

"¿Y qué hay de malo en las cosas sencillas?" protesté con un aire aniñado mientras pensaba en las veces que le había hecho esa pregunta a la maestra de protocolo y etiqueta, sin obtener nunca una respuesta razonable.

"Así que eso es... ¿admiración o simple curiosidad?" me atreví a preguntarle al Kami sobre ese sentimiento que decía que los dioses sentían respecto a los humanos.

"¿Su Divinidad recuerda las vidas pasadas...? ¿Quien era la Doji en esa existencia anterior?" curioseé incapaz de resistirme "Hum... ¿y quien era yo?" añadí aún más curiosa.



"Derechos..." murmuré con un cierto desdén. Ni los felinos ni los escorpiones en general éramos precisamente grandes amantes de ese concepto. Nos gustaba más hacer lo que nosotros considerásemos oportuno o necesario. Si los ancestros del León no querían a Kajiko, es que no tenían ni la más mínima idea de lo que era un samurai valioso.
"¿Una montaña...? Cielo, hay todo un sistema montañoso ahí dentro. Una señora de los Rieru, un lord hengeyoukai, Ningen-dono, Fujin-Kami... Creo que sólo falta que el Hantei se pase a tomar el té. Y en mitad de todas esas montañas, estamos tú y yo. Divertido, ¿no te parece?"

Me reí con una voz inocente y limpia, mientras le sonreía a mi león.

"Bueno, se que sensei me diría que no debería importarme ofrecerle algo a cambio a un dios por una de sus bendiciones. Y más aún si ese dios en concreto me ha salvado la vida... buf, decenas de veces"

Expuse encogiéndome un poco de hombros, indicando que a mi no me importaba ser la que pagara esa deuda, si es que tal cosa estaba en mi mano y siempre y cuando Fujin realmente pudiera desear algo de mi.


Después observé la estrategia de Nisio, Ran y Akashi, y como iban cerrando el círculo alrededor de Fujin exponiendo aquello como un juego, o un reto.
"Hum, bueno... es cierto que el Hantei es un "objetivo" sencillo; sólo hay uno, y no suele salir de la Ciudad Prohibida... Pero si que se me ocurre otro más complicado" dije como si pensara en alguien. Hice un esfuerzo por no decir que localizara a Tsumeo y el motivo por el que no había acudido al evento aún sabiendo que yo iría... Eso ya lo averiguaría por mi misma tarde o temprano.
"Ya que hablaban de esos rakasha, resulta que yo una vez conocí a uno. Una hembra, se llamaba Denali, o al menos ése era su nombre de "humana", seguramente como rakasha tuviera otro, eso tal vez haga localizarla aún más difícil.
Además yo nunca la vi como rakasha, sólo se que su aspecto de humana era mestizo, de piel morena, cabello ondulado, ojos verdes y ese aire indolente de los grandes felinos. Oh, solía "trabajar" para Bayushi Kagehisa, un samurai de Kyuden Bayushi...

Cielos, al relatarlo es evidente que con semejante ausencia de información precisa es imposible poder localizar a alguien en concreto. No, se lo ruego, déjelo Fujin-Kami, no se moleste en intentarlo, no tiene sentido... Hagamos algo menos difícil, ¿qué tal Daidoji Tsumeo, por ejemplo?"

Sonreí con un perfecto aspecto de buena chica.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Porque los diamantes se crean bajo presión. Sino la tierra sería de este y no podríamos cultivar ni saber el valor de ellos." Te respondió el dependiente.

Fujin se quedó un momento pensativo y dijo:

"Un poco de ambas. Curiosidad porque nunca podremos saber lo que es ser humano, puedes tratar de entenderlo pero nunca llegar a comprenderlo del todo.
Y a también admiración... pues quizás nosotros mismos no supiéramos qué hacer con tan poco tiempo.
Por eso las Fortunas tienen esas dos cosas, han vencido al tiempo humano y trascendido para serlo todo."


"Los dioses podemos ver todo lo que sois los humanos." Te comentó."Ella fue un gran general, uno que luchó dentro y fuera del campo de batalla y que ha sido recordado por su amor por encima del arte de la guerra."

"¿Sabes que dicen que cuando un bebé llora al nacer es porque ha olvidado lo que fue en su anterior vida y ahora debe enfrentarse a su nueva realidad y al camino de la iluminación desde el principio?" sonrió."Es así por algo." te guiñó un ojo.


"Más bien aterrador..." te dijo Kajiko"¿Acaso estamos preparadas para si quiera contemplarlas? ¿Somos dignas?"

Aquello te resultó curioso por no ser la primera vez que oías algo así. Satomi te había dicho muchas veces que era una lástima que hubieras elegido el camino de las sombras pues ella estaba segura que podrías haber estudiado con los shugenjas, pues tu veías la relación con los kamis tan natural como el respirar. No te preguntabas sobre la dignidad sino más bien te importaba la relación directa con ellos.


"Lo tendré en cuenta." te dijo Nisio.



Los demás te siguieron el juego y la primera en negarte aquella idea fue Ran.

"Esos son unos datos demasiado imprecisos, es un kami pero no puede leerte la mente. Si, mejor de ese Tsumeo ¿quién es Tsumeo?"

Asahi estaba a punto de intervenir cuando el kami levantó la mano.

"¿Cómo que no puedo? El aire es el elemento que se invoca en esa clase de rezos de los shugenjas."

"¿Para saber dónde estan las personas?" Pregunto Asahi alejando de nuevo el tema de la rakasha.

"Si, bueno, no, no me refería a eso, me refería a lo de leer la mente."

Ran hizo un aspaviento con la mano como si no le importase y de nuevo te dijo:

"¿Y quién ese Tsumeo? ¿Debería conocerlo?"

Fujin viendo que la conversación se iba y pareciendo algo molesto le dijo a Ran:

"Que te lo presente cuando vaya a ver la obra de su Maestra ya que es su enamorado o sino ir directamente a la casa de go donde está.

¿Pero por qué dicen que no podría encontrar a alguien así? Soy Fuhin el kami mayor del aire."


Nisio entonces intervino.

"Siento la forma de actuar de mis invitados, Fujin-kami-dono la naturaleza de esto les hace no darse cuenta de la capacidad que tiene... Aunque es cierto que sin el nombre real es muy complicado."

"Y nunca he dicho que no, pero no imposible." se ofuscó. Luego te miró y te hizo una seña"Ven aquí niña. Ven y deja que entre en tu mente. Piensa en esa mujer."

Te indicó que te sentaras a su lado mientras te ponía la mano sobre la cabeza.

"Quiero que te concentres primero en su rostro, luego en su cuerpo... imaginala como si pudieras tocarla, todo lo nítida que puedas." Cada detalle, cada peca, lunar, la forma de sus labios, de sus cabellos, el color de sus ojos..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Hum, eso es muy interesante... Nunca me había planteado que se viera de esa forma desde el lado de los dioses"

Murmuré pensativa a las palabras del Kami, sobre esa admiración mezclada con curiosidad. Era algo bastante más elevado que lo que pudiera sentir yo mirando un hormiguero, que era un "ejemplo típico" de quienes no tenían demasiada fe en las deidades.

"Oh, así que fue un hombre... ¿Entonces el pintor una mujer? Bueno, eso explicaría su interés en nosotras más allá de lo meramente sexual..." dije chasqueando la lengua, no como fastidio sino como un gesto inconsciente al darme cuenta de algo que explicaba muchas cosas. Como una vela que se encendía de repente.
"Y... ¿sabe también como se llamaban?" sonreí al final con un aire curioso pero encantador.

"Bueno, si. Había oído eso antes; aunque teniendo en cuenta lo que acaba de sufrir un bebé recién nacido sólo para salir al mundo exterior, no me imagino cómo podría no llorar a pleno pulmón."

Suspiré con una mueca de dolor al recordar las clases de anatomía que nos explicaban los diferentes procesos del embarazo y parto. Sólo era imaginarlo e incluso yo me pondría a llorar.

"Y... ¿puedo preguntar cómo nacen los Kamis?" dije observando a Fujin y asumiendo que de lo otro no iba a sacar demasiado.


"¿Dignas?" repetí la pregunta, como si para mi no tuviera demasiado sentido preguntarse algo así.
"Míralo de este modo, hay dos opciones, somos dignas de contemplarlas, o no lo somos. Si lo somos, asunto zanjado. Si no lo somos, y aún así las montañas se han presentado ante nosotras... ¿significa que han cometido un error de juicio y que nosotras, indignas por hipótesis, estamos sin embargo capacitadas para juzgar ese error y corregirlo, por ejemplo quitándonos de su vista? Resumiendo, ¿se han equivocado los dioses al presentarse? Para ser coherente con la hipótesis, la respuesta debería ser SI. Solo que yo no puedo deducir eso, no soy quien para juzgarles asumiendo a la vez mi indignidad, así que la segunda posibilidad, la de que "no somos dignas", tiene que ser falsa.
En consecuencia es verdadera la otra opción, "si somos dignas", así que asunto zanjado."


Sonreí exponiendo mi aplastante lógica.

"¿Qué te parece, Kaji-kun? Resulta que, pese a lo que pensabas, eres completamente digna de compartir dulces con los dioses... ¿quien te lo habría dicho antes de conocerme, neh?"

Dije como si tal cosa, tomando el pastelillo más apetitoso para mi. ¿Era digna de cogerlo? Bueno, si estaba ahí y nadie me decía lo contrario, sería que si. Claramente.


"Pues Tsumeo-san es..." comencé a decir esperando que Fujin interviniera para retomar la conversación hacia donde él deseaba.

"¿No es imposible?" pregunté sorprendida, poniendo un contenido gesto de admiración antes mirar a Ran de soslayo, como si le insinuara sin hablar con un gesto cómplice "¿has oído eso? Dice que no es imposible..."

"¿E-entrar en mi mente...?" repetí ruborizándome de repente, aunque lo hice de forma deliberada, como si a una dama aquella intromisión le resultara de una vergüenza enorme. Peor que si alguien entrase en su cuarto, mucho peor que si alguien la viera desnuda... ¡sus pensamientos más íntimos, expuestos!
"Está bien... Si me lo pide Fujin-Kami-dono... por Su Divinidad estoy dispuesta a entregarme y que se haga en mi aquello que se me solicita..."
Dije con la cabeza agachada, mirando al suelo con humildad como alguien que acepta realizar un gran y costoso favor que le ha pedido un superior... Sin solicitar nada a cambio claro... aunque por lógica tras algo así quedara en deuda conmigo.

Me acerqué educadamente al Kami y me incliné un poco para que pusiera la mano sobre mi cabeza. Aún ruborizada evidenciando que aquello me costaba un esfuerzo, y que en el fondo si lo hacía sólo era para que el Kami quedara satisfecho y pudiera demostrar su poder al resto, no por otra cosa.
Sensei siempre decía, "si sientes que algo es verdad, lo es. Para ti al menos lo es, y los demás lo verán así" Pues para mi, que alguien me leyera la mente sin duda era una sobre exposición muy complicada de llevar. Y sin duda el Kami tenía sus propios motivos para hacerlo, así que...

Me concentré en lo que Fujin me pedía. Hacía algo de tiempo que no veía a Denali, pero la recordaba bien. Había sido muy cariñosa y protectora conmigo y eso hacía que no pudiera olvidarla. Además su aspecto exótico siempre me había parecido muy atractivo en ella, así que me había fijado bastante en todos los detalles que la formaban con... bueno, con la curiosidad propia de mi.
Pensé en todas esas particularidades que la hacían única; su cabello ligeramente ondulado por mucho que se cepillara, sus grandes ojos verdes, el tono de su piel, incluso recordaba sus lunares más curiosos. Era sencillo porque además acababa de verla en el espejo. Hasta esos incisivos ligeramente más desarrollados en los que los demás habían reparado al ver las imágenes.
Pero también pensé en emociones; el tono de su voz cariñoso al hablarme. Sus abrazos, esa confianza que habría horrorizado a cualquier otra samuraiko pero que a mi me encantaba...
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Sí, él era ella, ella era él. Los humanos sois ying y yan solo que a veces pareceis unos y otras otros.

Si quieres saber de ellos búscala a ella. Era famosa en su época, una escritora, kitsune que luego fue león. Reinventó un género negro de corte."
Te comentó sin decir el nombre.

"¿Los kamis? Pues... supongo que depende... Aunque todos venimos de la creación de la Dama Sol y el Dios Luna.
Pero los hay como los kamis de vuestros clanes que fueron concebidos por otros, de manera directa. Los hay que nacen con la naturaleza, como los kamis de los rios y las montañas. Y los hay que devienen de los propios elementos, cuando el mundo se creó...
Y bueno, también existen otros, más raros... que los crean los propios humanos con su fe."




Kajiko contuvo una risa al oir tu explicación y te miró con la cabeza gacha mientras asentía. No sabías por qué pero tenía la misma expresión que Satomi cuando te decía que "eras imposible", aunque tu no entendías imposible de qué???



Fujin se acercó a ti y te susurró:

"Tranquila, sólo veré de lo que estamos hablando. Soy un kami educado." te sonrió con calidez para que te calmaras.

De hecho, al posar su mano en tu cabeza antes que nada peinó un poco tu cabello por el lateral, casi como si tratara de tranquilizarte, mientras te pedía que pensaras en Denali. Con tu cabeza semigacha vistes como este cerraba un momento los ojos en un pestañeo largo y al abrirlos de nuevo los tenía en blanco. Fueron un par de segundos, no más, aunque pudistes ver en aquella blancura el relampaguear de un rayo o lo que te pareció en estos. Luego cerró los ojos despacio. Dejó escapar una larga respiración y separó despacio su mano de ti.

Fujin tomó un poco de espacio de ti, cerró de nuevo los ojos y vistes como toda su ropa y su cabello era envuelto por un alo de viento, que ondeaba levemente esto. Como si una ráfaga de viento se disparara desde él una bocanada de este salió hacia todas las direcciones. Fujin abrió ojos ojos, de nuevo los tenía blancos y miró hacia la nada. Pasaron otro par de segundos cuando pestañeó y el color de estos volvieron a él.

"La que llamas Denali estuvo tiempo fuera del Imperio..."

"¿Y ahora?"

"Ahora.... es raro... parecía no tener intenciones de volver pero de pronto..... hace poco... hace apenas un par de meses... ha vuelto..."

Nisio murmuró algo para si misma.

"Impresionante." dijo Asahi tratando de quirarle hierro al asunto."Así que ahora que encima está en el Imperio sabréis a ciencia cierta su localización exacta."

Fujin asintió.

"Claro. Es más sencillo a más cerca están, menos esfuerzo tengo que hacer."

"¿Tan cerca está?"

"En términos humanos no, en términos de lo que ella es, si."

"Que curiosidad. dijo Asahi siguiendo el juego como si no le diera más importancia que aquella y por eso mostrara abiertamente sus pensamientos. ¿Y dónde está entonces?"

"En el shinomen mori"
"En el shinomen mori."

Dijeron Nisio y Fujin a la vez.

Fujin miró hacia Nisio y con media sonrisa dijo:

"¿La notabais?"

Nisio negó.

"Sólo suponia."

"Como siempre una finísima intuición, Ningen-dono. ¿Y cómo lo habéis adivinado?"

Nisio miró en derredor y dijo:
"Porque hace un par de meses desapareció en el shinomen mori alguien con la que podría estar relacionada..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Hum... escritora Kitsune y luego león... supongo que por matrimonio, ¿como se llega a ser león si no sin nacer como tal? Que reinventó un género negro de corte...

¿Tú sabes de quien habla, Kaji-kun?"
le pregunté al final a ella con un susurro, suponiendo que aunque la lectura seguramente no fuera una asignatura obligatorio en los dojos Matsu, al ser una escritora famosa del Clan León fuese conocida por la mayoría de ellos.

"¿Los humanos podemos crear Kamis...? ¿Como cuales?"

Pregunté encantada de curiosear y saber más de aquel mundo tan alejado de mi, pero no de sensei, y a la vez enigmático y maravilloso de Tengoku.


"¿Qué te hace tanta gracia?" le pregunté a Kajiko ladeando la cabeza, a punto de morder mi recién adquirido pastelito. Luego pensé que tal vez me miraba así porque lo había querido tomar ella, así que... mordí la mitad y le ofrecí el resto con una sonrisa de gata.


"Oh, por supuesto..." sonreí ocultando mi boca con la mano con una elegante timidez, tras la advertencia del Kami de que no "miraría" donde no tocaba.
Resultaba evidente que el Aire no era entonces el más felino de los elementos.

Acepté su gesto para tranquilizarme y me dejé llevar durante el proceso, aunque sin perder detalle sobre el rostro y especialmente los ojos de Fujin; era improbable que pudiera volver a ver nunca a un Kami desde tan cerca, y menos desplegando su magia de ese modo, así que me encontraba un poco embelesada.

"¿Fuera del Imperio...? ¿Y no iba a volver?" repetí sorprendida, porque habría supuesto que seguiría vinculada a Kagehisa de un modo o de otro.
"Entonces el Aire puede... no sólo ver a los seres vivos sino percibir lo que sienten... ¿es así?" pregunté por el hecho de que Fujin supiera sus intenciones, lo que había pensado hacer o no hacer.

"Si que es impresionante... y... ¿me echaba de menos o... se ha olvidado de mi...?"

Murmuré insegura, porque no sabía hasta que punto el Kami querría seguir revelando detalles o pasar a otra cosa una vez que había demostrado el alcance de su poder.

"¿Cerca...?
¡Shinomen Mori! Pero eso está a... varios día a caballo de Otosan Uchi. ¿Eso es... cerca?"
pregunté sin tenerlas todas conmigo, aunque por la forma en la que hablaban parecía que si.

"Desapareció... ¿quien? ¿Quien desapareció?"

Dije ansiosa por saberlo. ¿Amiga o enemiga? ¿Revelaría eso algo sobre si Denali era a su vez una potencial amiga o enemiga...?

"Oh, ya que está tan cerca y que... bueno, hace tanto que no la veo... Satomi-sensei siempre dice que el Aire también puede llevar mensajes a donde desee... Ya se que yo no soy una shugenja, no puedo pedirle nada, pero... ¿tal vez me permita suplicarle a usted... que le haga llegar un susurro de mi parte, a Denali...?"

Le pedí al final a Fujin, inclinándome todo cuanto podía ante él.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Mañana.- Ginkana. Bayushi Sakura

Mensaje por Isawa_Hiromi »

Kajiko meditó aquella pregunta y te susurró:

"En el dôjo cuando estudiábamos historia del Clan... entre los personajes famosos del último siglo estaba una autora con pseudónimo que era la esposa de un Akodo, su nombre era............ Aoki Ko."

"Bueno, para empezar las Fortunas son humanos convertidos en kamis.
Pero sin contar con estos... pues por ejemplo... si le rezáis con devoción a algo, ya sea una montaña, un bosque... incluso un sentimiento, como lo es la venganza, aunque sólo sea una persona pero es de verdad, un kami puede surgir de ahí.
Los Kamis más poderosos son los que congregan mayores fieles y por contra... hay dioses que mueren en el olvido..."


Kajiko tomó el pastelito aguantandose la risa y no te respondió de qué reía.


El rostro de Fujin era perfecto. Ya no sólo si era hermoso o no, era la tersura de su piel, el leve olor que desprendía su cuerpo, era como si oliera a brisa fresca, el resplandor de su piel y la claridad, sus largas pestañas, el color de su cabello... Era irreal. Un dios.

"El aire puede sentir parte de lo que sienten los seres vivos... pero las emociones estan repartidas en los elementos... el fuego siente sus ansias, la tierra su voluntad, el aire los estados anímicos y sentimientos y el agua la percepción de estos mismos..." Te contestó.

El Kami no te dijo más de si te echaba de menos, entonces Ran tomó la conversación:

"A varios días de camino a caballo, pero siendo el shinomen a sólo una puerta de paso. El shinomen es el sitio con más senderos entre reinos del vuestro junto con la capital." Te dio Ran.

"Desapareció una kitsune... pero no de clan." mencionó Nisio al youkai.

"¿un mensaje?" Fujin había evitado hablarte de si sabía algo más de Denali, no sabías bien por qué, quizás aquella petición iba en contra de sus deseos, principios... pero aquella otra petición te pareció que no la recibía de la misma forma, fue receptivo."¿Qué clase de mensaje?"

Viendo que casi estabais Ran presionó un poco más:

"Fujin-kami-dono no hace falta que hagáis nada, como véis la gatita es un poco intesa cuando quiere a alguien, creo que se ha emocionado demasiado y pensando que está tan cerca y tan lejos a la vez..."

Fujin levantó la mano para que se callara y te preguntó:

"No puedo hablarte de lo que los demás sienten, eso es algo que se habla de uno a uno, pero concertar una cita... o llevar un simple mensaje... eso no es malo ¿verdad?" te sonrió
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Responder