Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Isawa_Hiromi »

DÍA 6.
BAYUSHI SAKURA
MEDIO DÍA
EMBAJADA LEÓN


La conversación os había llevado sin casi daros cuenta hasta el distrito interior en donde estaba la Embajada León que regia se alzaba entre otros edificios en su extensa forma, de largos y amplios patios, edificio robusto de varias plantas y actividad, sino tan frenética como la del Escorpión y de la Grulla, sin duda animada.

Umeko te indicó que la siguieras a través de uno de los patios laterales. Estaba claro que ella era quien era, todo el mundo en la ciudad la conocía y más en su Embajada, todo el mundo al cruzarse os hizo una profunda genuflexión.

Al fondo de unos de los patios se vio una especie de recinto cerrado, redondo, con puertas de madera que estaba conectado a lo que parecían unas enormes jaulas con techo en donde vistes leones, o más bien dicho, leonas. Umeko te hizo una seña hacia un cartel que ponía nada de meter las manos en las jaulas ni de tratar de molestar a las bestias. Las leonas estaban en aquel momento tranquilamente dormitando algunas, paseando por la enorme jaula otras cual enormes felinos.

Y dentro de la jaula, dentro, había una mujer de cabello negro recogido en una cola alta, con camisa remangada por las correas blancas que se usan cuando limpias, pantalones que parecían lo que usan los heimins para sembrar, remangados, y que parecía estar medio luchar por quitarle algo a una leona de la boca, la cual se resistía a soltar.

"Adara-san!"

La mujer se dio la vuelta sin prestar atención a la enorme fuerza que estaba haciendo la bestia, sus brazos tensados demostraban una musculatura formidable y soltó al ver a Umeko. Esta le dio la espalda a la leona y fue hacia los barrotes.

"Buenos días o mejor dicho, buenas tardes ya, Umeko-san. Pensaba que la reunión la teníamos en la tarde..."

"Ah, no, eso es esta tarde, pasaba antes a recoger unas cosas y mi acompañante quiso ver esta parte de la embajada."

La mujer se plantó delante tuya con sonrisa traviesa e hizo al final una leve reverencia informal.

"Encantada, mi nombre es Matsu Adara y soy..."

Justo cuando dijo esto, la leona con la que estaba "luchando" vino hacia ella y se refregó en su pierna llamando su atención y dejando la especie de cuerda anudada con la que hacía un momento estaban luchando.

"Soy la criadora principal de estas gatitas." Dijo mientras acariciaba la cabeza de la leona y esta ronroneaba.





Imagen
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Bayushi Sakura »

Curioseé mirando hacia todas partes en la embajada, sin más razón que el ser la primera vez que la visitaba y yo necesitaba curiosear todo lo que veía por primera vez, especialmente si se trataba de un lugar.

Devolví los saludos con una perfecta etiqueta, aunque sabía que en realidad iban dirigidos a Umeko, a mi sola me habrían tratado de un modo muy distinto de haber llegado sola. Igualmente corteses pero no me habrían dejado pasar sólo con saludos lejanos, ji, ji.

Finalmente llegamos las leoneras, y aunque no esperaba ninguna forma en particular, me sorprendieron. No pude evitar fruncir el ceño al ver la jaula, mientras avanzaba fijándome en esos preciosos animales.
¿Pero... por qué enjaulados?

"Encantada de conocerla, Matsu Adara-sama" contesté con una reverencia mucho más formal, naturalmente "Soy discípula de Soshi Satomi-sensei. Bayushi Sakura" añadí para concluir la presentación. Los samurai siempre decían el nombre familiar delante del propio para remarcar su mayor importancia, por el mismo motivo yo decía primero el de sensei.

Miré la leona que se acercaba a la domadora reclamando su atención, y seguí con la mirada los barrotes hasta el techo de la jaula, suspirando.

"Umeko-sama me ha dicho que veía en mi cosas en común con las domadores de su familia y... dado que íbamos de camino a su dojo para mis clases de combate, le he pedido venir a conocerlas" murmuré sin especificar si me refería a ellas o a las leonas, o a todas sin distinción.

"Así que... ¿podemos?"

Pregunté al final ladeando la cabeza con encanto como una gatita interesada, tras pensar un rato en la mejor manera de plantear la petición.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Isawa_Hiromi »

La Matsu te miró con curiosidad, una en la que te vistes reflejada, al ver tu expresión.

"¿Umeko-dono ha dicho eso?" Pareció sonreir divertida mientras miraba a tu acompañante.

"¿Y por qué sería raro?"

"Yo no he dicho que sea raro, sama, en ningúúúún momento." replicó con tonillo divertido mientras acariciaba a la leona."Para mi es un placer hablar de mi trabajo, podría llevarme todo el tiempo del mundo haciéndolo juju."

Adara te hizo una seña hacia la enorme leonera y te dijo:

"Esto es la leonera que usamos antes y después de los entrenamientos del foso. Que es el edificio que está al lado. Antes necesitan estar tranquilas, luego necesitan lo mismo. Mis chicas son muy atléticas y nerviosas y necesitamos unos lapsos de tiempo antes de sacarlas de aquí. Y darles sus premios, claro."

Al decir eso dio un tirón de la cuerda que tenía la leona en la boca y esta al momento se puso a luchar contra ella divertida en un tira y afloja que denotaba la fuerza de la musculatura de la Matsu.

"Lo mejor para los felinos es que se diviertan sino no aprenden nada y sino tampoco puedes ser parte de ellos. Los leones no son muy diferentes, son exigentes y tienes que entenderlos bien antes para poder estar entre ellos sin miedo, y aún así no puedes olvidar esto."

Dijo mientras metía las manos en la boca de la leona que jugaba para impedir que se la abriera y mostraba los enormes dientes.

"Si lo olvidas estas muerto, porque estos gatitos te pueden querer mucho pero entre eso y su fuerza desmedida...
Además, han probado la carne humana, no es algo que les permitamos pero en la batalla... Así que hay que tener el doble de cuidado con eso."


"La manada de Adara no se queda todo el día en la Embajada, no sería seguro. Los transportamos aquí cuando entrenan, el resto del tiempo los tiene ella en su residencia."

"Fuera de la ciudad." Te dijo."Necesitan espacio para moverse y correr. No sé por qué camino llegasteis a la ciudad, pero si venís desde las tierras León y entráis por la puerta del oeste, antes de llegar hay una enorme finca con una muralla alta de piedra que la rodea. Esa es mi residencia."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Soy amiga de Shinode-san y participo en su adorable club" asentí sonriendo, explicando así el motivo por el que Umeko me concedería un capricho como aquel, ya que ella era el padrino del grupo.

"Hum, ya veo... ¿Y no sería más fácil que estuvieran tranquilas si vivieran en libertad?"

Pregunté con total sinceridad. La mayoría de los gatos se ponían muy nerviosos estando encerrados, eso lo sabía bien; necesitaban salir, recorrer su territorio, saber que todo estaba en orden... Dentro de una jaula nada de eso era posible.

"No quiero decir como hacer su trabajo Adara-sama, nada más lejos de mi intención. Sólo es una pregunta que me hace sentir curiosidad... Yo no se mucho de leones en realidad, pero se me dan muy bien los gatos, y... bueno, éstas son gatas grandes a fin de cuentas.

Eso si... los gatos no rugen"
sonreí sobresaltándome un poco cuando la leona emitió un gruñido durante el juego, aunque me gustaba como sonaba no era agresivo, más bien un ronroneo. Atronador.

"No estaba especialmente preocupada por la fuerza de las leonas. He visto a muchas gatas llevar en la boca a sus cachorros sin hacerles ni un rasguño, así que cualquier hembra sabe como modular el uso de su fuerza si quiere o no hacer daño. En realidad son aquellos, los cachorros que ya son grandes, los que tienen más peligro de hacerme daño jugando, ya que ellos si que no saben medir sus fuerzas aún.

Bueno, hablo de gatos ya sabe"


Volví a considerar observando con interés al ejemplar que jugaba con la Matsu.

"Nunca he estado en tierras del León, yo vine desde Kyuden Bayushi directamente pero... seguro que hay menos probabilidades de que se cuele un ladrón en su residencia incluso que en el Palacio Imperial"

Me reí tranquilamente.

"¿Puedo... entrar y tocarlas, Adara-sama?"

Le rogué al final con un maullidito.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"De Shinode-san! ¡Ah! Eso encaja." Dijo Adara haciendo que Umeko la mirase como si le dijera ¿eso lo dices por mi? A lo cual la domadora sólo sonrió.

"Pero no puedo dejarlas en libertad en la Embajada, así que ellas deben respetar las reglas, como todos, después de todo son las reglas del alfa y esa soy yo." Te indicó mientras te señalaba como las leonas en realidad estaban bastante tranquilas por allí tiradas cual enormes felinos.

"Tranquila, no tengo piel de shoji." Te dijo sobre tu pregunta"Llevo toda mi vida rodeada de leonas, yo nunca tuve un gato, tuve una leona ¿sabes? Ahora ya no está aquí, la tengo en mi casa porque es ya muy vieja, pero cuando tuve diez años me regalaron mi primera leona."

"Por eso se le da mal hablar con las personas porque sólo lo hace con gatos." bromeó Umeko.

"Si jaja Pero en realidad es porque creo que estos son más interesantes que los humanos, la verdad, yo no tengo culpa que cualquiera de mis leonas me parezcan más interesantes que cualquier cosa que pase en esta ciudad."

Vistes como la leona te miraba de reojo por un momento.

"Justo! Si que tienes gatos, si." te dijo sobre lo de la fuerza."Estas ya son adultas, el peligro es cuando crecen, cuando en meses pasan de ser gatitos a enormes criaturas, porque no controlan su fuerza. Tengo alguna marca de eso."

Te dice enseñándote una cicatriz de zarpa en el brazo, a la altura del hombro bajando por el biceps.

"A mi residencia puede entrar quien quiera... otra cosa es como salgas juju"

Te comentó antes que le preguntaras si podía entrar. Adara miró a Umeko que en cierta parte se esperaba aquella pregunta y por otra aún tenía la esperanza que no la hicieras. Al final Umeko suspiró y asintió y Adara te indicó que la siguieras a un lateral donde estaba la puerta.

"Sabes de gatos ¿verdad? Pues no te comportes diferente, ya sabes, ellos se acercan y tu no a ellos."

Te dijo mientras veías como la leona que estaba jugando con ella y que se había mantenido a aquella distancia te observaba. Adara estaba a tu lado, te dijo que la siguieras con un gesto de la mano y te dijo.

"Yo estoy contigo, así que tranquila ¿de acuerdo? Impresionan un poco pero son buenas chicas. Esta que tengo aquí señaló a la juguetona Esa es Aki, es nieta de mi primera leona y es mi sombra. Es muy sociable, así que no te preocupes si de pronto va hacia ti es muy curiosa."

Y justo como si fuera un conjuro aquello la leona se puso en movimiento hacia ustedes, primero se acercó despacio, dio un par de vueltas a vuestro alrededor, notabas cómo estaba oliéndote en la distancia y calibrándote. Se acercó entonces despacio por tu espalda y olfateó esta parte y luego dio otra vuelta mientras Adara la mantenía vigilada y se acercó hacia ti más en dirección a tu vientre, tras lo cual de nuevo olisqueó.

"Te está oliendo mucho." Dijo Adara."Tienes que tener algo que le gusta de ti."

Hubo algo que de pronto te vino a la mente, te había olisqueado justo donde anoche estaba tu cola y en el vientre donde estaba el tatuaje de tu madre...

Al final la leona se te acercó y puso su morro contra tu cuerpo. Adara asintió complacida y te dijo:

"Que rapidez, ni yo me lo creo. Ahora puedes tocarla, te esta ofreciendo la cabeza."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Si que se le da bien domar fieras. Yo siempre he pensado que la clave de tratar con seres que podrían despedazarte en un segundo es adelantarte y preveer siempre sus reacciones antes de que éstas se produzcan siquiera"

Sonreí dirigiéndome hacia Umeko, insinuando en tono de broma que Adara la tenía tan bien calada en realidad como al resto de sus leonas, ji, ji.

"Eso tiene sentido... para ellas que viven en manadas claro.
Los gatos son más complicados en realidad. Obviamente son menos peligrosos, lo peor que pueden hacer es arañarte o arruinar tus mejores kimonos, pero no se conforman con las reglas establecidas así que no se les podría mantener así sólo porque se les ordenase, si ellos no lo desearan.

Claro que una embajada repleta de gatos ofrece una visión más amable que si está llena de leones. Aunque en ambos casos yo me pasaría el día allí"


Dije riéndome con dulzura al final.

"¿Un león con diez años...? Uah, que suerte" suspiré mirando a los preciosos animales.

"Coincido en que los felinos son más interesantes, pero sólo que la "mayoría" de humanos"

Expuse mi pequeña variación sobre aquella verdad, ocultando al final una sonrisa con la manga.

"También los machos adultos son peligrosos en época de celo. Por eso siempre he preferido las hembras, personalmente... aunque sean mucho más caprichosas" Excepto yo, claro.

Seguí la mirada de Adara a Umeko, esperando que se diera cuenta de que no era una opción haber llegado hasta allí y no poder jugar con las leonas. Por suerte, lo hizo.

"Está bien. Soy una invitada en su territorio" asentí a la directriz de Adara sobre dejar que el animal llevara la iniciativa. Sería distinto al revés por supuesto, pero allí estaba completamente de acuerdo.
"¿Por qué no iba a estar tranquila?" respondí tranquilamente mientras la seguía dentro de la jaula.

"Pues claro..." sonreí mirando a Umeko, sobre aquello de que yo tenía algo que le gustaba a Aki.

Pero no estaba distraída en realidad. Mientras el felino me había olfateado yo había permanecido atenta a sus propios gestos; la posición de la cola, las orejas, incluso los bigotes o la dilatación de sus pupilas cuando podía ver sus ojos, había muchos signos que denotarían el estado de ánimo de la leona antes de que iniciara cualquier acción a causa de éste, y todo indicaba tranquilidad.

Aún así esperé a que la domadora me diera permiso, cuando Aki me topó con su hocico. Conteniendo mi instinto humano de tocarla primero con las manos, me agaché hasta poner la cabeza a la altura de la suya y acerqué mi nariz a la del animal, realizando el gesto que haría realmente un gato al encontrarse con otro. Frotar la nariz una con otra era como para los humanos una reverencia de saludo, un gesto para presentarse y demostrar venir en son de paz. Dejar que el otro individuo olisqueara cosas fundamentales para conocerte como qué habías comido o con quien habías tenido contacto antes.

En si mismo no era un gesto de afecto, sólo de cortesía. Así que una vez que Aki lo aceptó pasé al siguiente que si lo era, acariciando mi mejilla contra la suya tocándonos con la cabeza.

"Hola Aki-chan. Yo soy Sakura" le susurré para que recordara mi voz. "¿Te gustan los nekos, verdad?" añadí ronroneando.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Isawa_Hiromi »

Adara sonrió ante tu comentario e hizo un cabeceo.

"La muerte te llega por no ver lo que son las bestias y querer imponer tus pensamientos. Y bueno, quién dice bestias puede decir cualquier cosa..." Sonrió de medio lado.

Adara sonrió al oirte decir que tu si que estarías en una embajada llena de leones sueltos y le hizo una seña a Umeko que respondió con una expresión facial que se entendió al momento y que era un claro "NI LOCA."

"Si, mi familia es de domadores, desde hace generaciones. Es una prueba muy importante el saber cuidarlos desde niños."

"Algunos niños quieren cachorritos..."

"Y yo también, Umeko-san, pero no de perros ju"

"Si, los machos son complicados de domar y no son tan disciplinados, son más perezosos y no saben trabajar bien en equipo. Se usan más como atacantes de uno en uno, pero las leonas... miró hacia las que estaba allí tranquilas son un escuadrón en si mismo, da gusto verlas moverse en formación. Es natural para ellas.

Yo siempre he dicho que este clan está mal nombrado, no somos leones, somos leonas. Los leones no lograrían jamás hacer lo que hemos coseguido nosotros."


Los ojos de Umeko te siguieron en todo momento. Vistes como su mano descansaba en la empuñadura de su katana, con tranquilidad, sin embargo hacía unos minutos, antes que entraras en la jaula no estaba allí reposando. Adara por contra estaba muy tranquila, te diste cuenta que no estaba armada y sin embargo no parecía importarle.

Cuando hiciste aquello de pronto Adara estalló en una enorme carcajada.

"¿Habéis visto eso, Umeko-san? ¿Esta mujer me dices que esta casada? ¿Y si nos deshacemos del marido y la convertimos en Matsu?" se rió con ganas.

Aki ronroneó bajo cuando os acariciasteis mejilla con mejilla y Adara se inclinó hacia ustedes.

"Estoy MUY impresionada, chica, jamás había visto a nadie no relacionado con este mundo actuar de esa forma." Te dijo mientras se sentaba en el suelo y dejaba que Aki le diera un lametón en la cara.

"¿Seguro que nunca has tenido leones? Es como si supieras cómo son realmente. Nunca había visto a Aki tan tranquila con una extraña."

Justo al decir aquello varias hembras más que estaban tranquilas se levantaron y fueron hacia ustedes, cuando te distes cuenta estabas rodeada de al menos tres hembras más que te olisqueaban y se restregaban contigo.

"En serio, Umeko-san, estoy muy impresionada."

Dijo Adara levantandose y mirando como las demás leonas reaccionaban y también iba a acercarse y a saludarla a ella.

·Y yo debería decir que también...... murmuró Umeko.pero no sé por qué.... me lo esperaba."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Claro, cualquier cosa. A los humanos nos gusta pensar que a un lado están las bestias y al otro nosotros pero lo cierto es que todos somos en cierto modo animales... cada uno con costumbres distintas, una posición diferente en el orden celestial pero... nada más.

Conocerlos a ellos y conocernos a nosotros mismos es todo uno"


Le contesto a Adara siguiendo su media sonrisa.

"Pensad por un momento la de visitas molestas que os evitaría el hecho de que para llegar a vuestro despacho un cortesano estirado tuviera que atravesar entre un montón de estas preciosidades"

Me reí indicándole a Umeko que tal vez no fuera una idea tan mala.

"Siempre me han gustado mucho las leonas. Felinos que viven en manada, actuando como un equipo... Es fascinante.
Tal vez los machos sean más típicamente felinos, despreocupados de casi todo lo que no sean ellos mismos. Las hembras son únicas en su raza.

Puede que si debieran rebautizar su clan"
le dije al final a ambas, en un tono desenfadado. Incluso quitarle la melena a la figura de su mon, aunque tenía que reconocer que en los mempos quedaba bastante bonita.

"No es que Adara-sama no esté preocupada, sino que como líder alfa su estado de ánimo se contagia rápidamente al resto de su manada, y a éstas se les da muy bien reconocerlos, así que cuanto más tranquila se muestre ella, más tranquilas estarán las leonas. Y viceversa

¿Verdad?"


Le sonreí a la domadora, tras observar durante un instante la comparación entre las dos Matsus y como Umeko si que proyectaba cierta tensión, aunque calmada como solían hacer los bushis. Deduje que Adara no podía permitirse ni siquiera eso, no cuando una visita inesperada pretendía tocar a sus fieras, ji, ji.

"¿Ve, Umeko-sama? Le dije que pensaba que yo podría haber sido una excelente Matsu" le agradecí el halago a la otra Matsu con una sonrisilla mientras apoyaba mi cabeza sobre la de Aki, rodeando su cuello con los brazos una vez que ésta había aceptado los contactos afectuosos.

"Bueno, yo no diría que no esté relacionada con este mundo... siempre se me han dado muy bien los gatos y ando rodeada de ellos. Mi sensei a veces me decía que parecía medio gata yo misma"

Bromeé conteniendo una carcajada. "Supongo que para mi es natural entenderlos. Y a la vez... ellos me entienden a mi" susurré acariciando la cabeza del animal, imitando con las manos el efecto que tendría un lametón.

Me senté en el suelo y antes de darme cuenta las demás que habían dejado a Aki actuar primero, lo que indicaba que era la segunda al mando, vinieron a tomar su turno para conocerme.
De pronto me vi rodeada de orejas, hocicos curiosos y preciosos ojos felinos, conforme me daba cada una su visto bueno de confianza. Las más animadas querían unirse a las caricias y topetazos, otras se quedaban cerca observando... cada cual según su forma de ser justo como las personas.

"¿Eso es un cumplido o... quiere decir que me estoy volviendo previsible para usted?" pregunté con un gesto encantador a su última frase, mirando a Umeko mientras me rodeaban y frotaban su cara contra mi marcándome como "algo ok"
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Quien cree que no somos bestias o no es bushi o nunca ha visto una batalla o jamás ha tenido un problema real." asintió Adara a tus palabras.

Umeko ladeó la cabeza pensativa como si tu argumento CASI la convenciera pero al final sólo dejo una socarrona sonrisa en sus labios.

"Yo no sólo los usaría como elemento disuasorio así que.... mejor no."

Adara se rió ante aquel comentario de su superior.
La domadora le hizo una seña a Umeko como si dijera "¿ves? ella opina como yo" en cuando a lo del clan por lo cual Umeko solo suspiró.

"Justo." asintió Adara"Somos una manada, yo soy la alfa y mi estado de ánimo es el imperante. Cuando yo estoy nerviosa ellas se ponen alerta igual que cuando entramos al coliseo y mi energía se prepara para la lucha, para el entrenamiento ellas se transforman de golpe.
No es un estado de ánimo sencillo de mantener y por eso un buen domador necesita entrenar mucho su meditación y su ki, pero creo que este es el mejor escuadrón que existe. Ellas me dicen como me siento a veces incluso antes que yo lo sepa."


Te la señaló.

"La manada no miente. No hay secretos entre nosotras. Si ellas no estan bien me lo dicen y si yo no me encuentro bien ellas lo saben."

Adara te miró con interes al ver la naturalidad y la falta también de miedo que poseías y asintió despacio a tus palabras.

"Bueno, estos son gatos enormes.... Me admira que no os intimide ese pequeño detalle."

Las leonas fueron poco a poco a conocerte. Los ojos de Adara siempre estaban en todas ellas, pero su aura, como te había dicho, era calmado y así se sentía en la manada. Una de ellas incluso se tumbo a tu lado al verte sentada en el suelo mientras que cuando se normalizó otras se fueron a jugar entre ellas, una más se puso al lado de Adara pidiendo su atención y Aki, la más juguetona se puso a jugar contigo dandote golpecitos con el morro y ronroneandote para que la acariciaras cual cachorro.

"Eso significa que es un peligro para mi." te dijo Umeko."Porque algo no debe estar muy bien en mi cabeza si empiezo a entender a los Escorpión o al final es lo que dicen y esta ciudad te vuelve del revés."

"O puede que sea porque ella no es muy Escorpión y sea más león." dijo Adara"Puede que en otra vida fuera de los nuestros. Es una explicación plausible para ver esta situación."

señaló a las leonas. Claro, era más lógico para algunos que pensar en tu doble ascendencia...
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Oh lástima... Sin duda me habría pasado el día allí"

Suspiré con un tonillo de lamento sin dejar claro si realmente si que había pensado por un instante que eso pudiera ser una posibilidad.

"Así que en definitiva le proporcionan un estado de paz y equilibrio a su alma mediante el cual puede ser mejor bushi, ¿verdad...?
A veces los caminos menos evidentes proporcionan grandes beneficios para el samurai mediante el sencillo hecho de aportar equilibrio a aspectos de nosotros mismos que ni siquiera sabíamos que lo necesitaban, o que aún sabiéndolo no entendíamos como conseguirlo"

No deja de ser una senda muy atípica. ¿A qué samurai se le ocurriría por primera vez que formar parte de una manada de lo que aparentemente sólo eran bestias no fueran sólo una herramienta de combate sino una forma de alcanzar su propio equilibrio personal?"

Deduje en voz alta con una sonrisa satisfecha por aquella conclusión. No era muy diferente a que una bushi aceptase a Benten en su corazón, pensé sonriéndole a Umeko, esperando que ella estuviera pensando si no aquello, al menos si una duda razonable.

"Bueno, puede que si me encontrase rodeada de leonas salvajes en mitad de un bosque me preocupase más pero... aquí juego con ventaja" me reí ocultando mi gesto con la mano coquetamente "Verá, Umeko-sama no me habría traído a ver a una domadora en la que no tuviera plena confianza hasta para dejarme entrar en su jaula a jugar con sus leonas, ese deseo por mi parte era previsible. Y yo confío en Umeko-sama, así que hilando esos dos cabos... en ningún momento he tenido la sensación de estar en peligro real.

Por mucho que se complicase "esto", si ella cree que usted podría manejarlo, yo también lo creo. Es como eso de saltar con los ojos cerrados esperando que alguien te recoja, ¿no jugaban a eso de pequeñas?"

Expliqué mientras jugaba despreocupadamente con Aki.

"No se si entenderme a mi puede servir de algo de cara a conocer a los escorpiones en general... Imagino que Satomi-sensei diría que para unas cosas mucho, y para otras muy poco"
Exclamé riéndome, porque en ese momento la leona estaba haciéndome cosquillas con los bigotes en el cuello.

"En las otras dos cosas que ha dicho, coincido plenamente con usted Umeko-sama" que fuera peligroso, y que esta ciudad volvía a las personas del revés, sonreí rascándole entre las orejas mientras a la vez trataba de evitar que mordisqueara las mangas de mi kimono. Ahora entendía porqué Adara las llevaba anudadas, juas...

"Eso también es plausible... Ah, ¿pero se refiere a una Matsu, o a una leona, Adara-sama?" pregunté sobre eso de verme como una de las suyas.
"En realidad, ambas posibilidades me gustan"

Dije dejándome lamer por Aki con una carcajada.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"La manada no deja espacio a la mentira." te comentó."Te habla de cómo eres tu, de cómo te sientes, de cómo te ven y de cómo debes actuar sin falacias. Así que si, te hace mejor persona y mejor bushi, y lo que es más... es un detector perfecto de mentiras..."

Sonrió mirándote a los ojos.

"Voy a tener que llevarme uno de estas entonces cuando vaya a tu Embajada, Sakura-san." bromeó Umeko.

"Es una senda atípica en el Imperio, pero la única posible entre los domadores. Cualquier otra forma de verlo es igual a la muerte, después de todo no se puede competir con fuerza con estas criaturas, al menos no con la física, yo las domino con la fuerza de mi alma." te respondió Adara.

Adara miró a Umeko cuando comentaste tu razonamiento y la ayudante del Embajador pasó de mirar a las leonas a sostenerte la mirada seriamente pero en la comisura de sus labios hubo una escueta sonrisa mientras se cruzaba de brazos.

"Parece, Umeko-san, que mi solicitud de que esta señorita pertenezca a nuestra familia se agrava con cada palabra, deberíais hacer algo o deberé poner una reclamación."

Umeko sonrió ante eso y le respondió:

"¿Vamos a casarla contigo? ¿O mejor le preguntamos a tu hermano?"

Adara se rió.

"He dicho que la quiero, no le desearía a alguien a quien quiero que se case con mi hermano." se rió de nuevo.

"Entonces deberemos buscar otra solución. Aunque creo que a Tashiro no le gustaría nada esa respuesta tuya."

Adara se rió de nuevo y se encogió de hombros.

"El líder de las "Garras Carmesies" me puede besar mi precioso trasero si tiene algún problema con eso."

"He estado ya muchos años en esta ciudad para saber que de las Escuelas de Buenas Esposas de Satomi-san no salen escorpiones al uso." te dijo Umeko mientras te observaba jugar con las leonas.

La leona jugó contigo a tratar de cazar todo lo que se movía de más en tu cuerpo, como las mangas, mientras con una pata te "cazaba" el brazo. Adara te dio la cuerda para que jugases con ella y te dijo:

"Cuidado que tiran con fuerza si se emocionan."

"Como una leona." dijo Adara ak final."Elije la acepción que más te guste."

Umeko se acercó a la jaula, cerca de unos de los barrotes una de las leonas la observaba. Metió la mano sin miedo y acarició la cabeza de esta mientras la leona se dejaba sin preocuparse, parecía que la ayudante del embajador seguramente también habría entrado más de una vez pues el aura de la manada con ella cerca era tranquilo, lo cual no te extrañaba por lo que conocías de Umeko.

"Podéis venir a visitarnos a mi casa cuantas veces queráis, Sakura-san, allí están sueltas. Normalmente venimos aquí un par de veces a la semana. A Umeko-san le gusta tenernos por aquí como recordatorio continuo de lo que es el Clan. Y por el ruido."

Dijo justo antes de ella "rugir" y hacer que de pronto todas las leonas lo hicieran. El estruendo precedió a una calma silenciosa en toda la embajada y la calle antes que lentamente el murmullo volviera a surgir como si toda la manzana hubiera sido consciente de que sobre aquella piedra el león dormitaba, pero era aún así un león.

Adara se rió ante el silencio y acarició a sus "chicas".

"El poder de las hembras juju"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Oh pues yo no soy bushi claro, pero... me siento bien aquí dentro" sonreí refiriéndome a esa manada de la que hablaba filosóficamente, y no tanto, Adara. "Me gusta lo que dicen de mi, como me ven y como nos sentimos... ¿verdad, Aki-chan?"

Asentí rascándole el pelaje a la leona. Si realmente eran un detector de mentiras para Adara, en pocos escenarios yo podía ser más honesta que entre aquellos felinos.

"¿Sólo una...?" pregunté con un hilillo de lástima, al decir Umeko que se llevaría salamente a una a mi embajada de visita, y poniendo un mohín de fastidio. Claro que no estaba pensando en lo que les parecería al resto, sólo a mi. Bueno, a sensei también le encantarían, seguro.

Sonreí atrayendo la majestuosa cabeza de Aki rodeándola con los brazos hacia mi, cuando mi argumentó les pareció lo suficientemente interesante como para fijar su mirada, la domadora en Umeko y ésta en mi.

Me reí dulcemente ocultando mi boca con la mano por el modo en el que hablaban sobre mi. "Por nada del mundo querría desmerecer a su hermano, Adara-sama... pero creo que preferiría casarme con usted.
Después de todo nosotras siempre nos casamos con las personalidades más importantes, y una hembra alfa en una familia como la Matsu que al final es un matriarcado, sin duda lo es más.

Además así podría estar todo el día con estas preciosidades, ji, ji... Y seguro que mi clan vería con buenos ojos incorporarlas a nuestra red de espionaje"


Volví a reirme bromeando con nuestra propia fama, mirando a Umeko de soslayo por si parecía que le gustara la idea o no.


"Hum... ¿quienes son las Garras Carmesíes?" pregunté después de todo, recordando que no lo había escuchado nunca antes de aquel momento.

"Claro que no" negué con la cabeza enérgicamente, muy de acuerdo con eso de que de la escuela de sensei no salieran escorpiones al uso "Somos únicas" dije con un tonillo de orgullo gatuno.

Tomé la cuerda y se la enseñé a Aki, advirtiéndole antes de que no me arrastrase. Cuando me miró como si lo hubiera entendido, a saber, empecé a jugar con ella, aunque estaba precavida para soltar la cuerda si el enorme felino se emocionaba y trataba de tirar como si mis brazos fueran los de Matsu Adara.
Pensé que tal vez podría evitarlo si seguía manteniendo un aura de serenidad incluso mientras forcejeaba con ella, indicándole con mi presencia como debían ser las reglas del juego conmigo.

"¿Qué tal fue la primera vez que Umeko-sama entró en la jaula?" le pregunté a Adara con un gesto de complicidad, tras verla meter la mano con aquella facilidad.

"Miau" susurré yo divertida cuando todas las demás rugieron.
"Entonces iré a visitarla, Adara-sama" asentí convencida. "Y quizás... si algún día tienen cachorros... ¿podrá ponerle Sakura a alguna? A la más curiosa..." le pedí despreocupadamente.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Es una forma muy interesante de saber de los demás." Te dijo Adara mientras te contemplaba con las leonas."Yo le he dicho a Umeko-san siempre que debería negociar aquí dentro más de una vez y vería como muchos problemas se le solventaban juju"

"Claro, una forma nada agresiva de negociar en la capital." replicó Umeko haciendo que Adara se riera.

"Ya sabemos lo que tenemos que regalarle a la señora si queremos conquistarla." le dijo Adara a Umeko cuando te vio así con Aki. La leona se frotó contra tu mejilla mientras su ronroneo bajo retumbaba en tu ser de lo poderoso que aún así era.

"Tiene buen gusto." Le dijo Adara a Umeko al decir que te casarías con ella.

"A ver... no es que haya mucha lucha contra Tashiro..."

Adara se rió.

"Así hasta me da pena hablar de él."

"Tranquila, luego se te pasa cuando viene con su petulante melena de león macho a pasearse por la Embajada y a traerme problemas de faldas..." masculló Umeko haciendo que Adara se riera y tu te preguntases quien era el tal Tashiro.

"Mi hermano es el líder de un escuadrón de batalla de falange llamado las Garras Carmesíes, son famosos por su fiereza y por la forma de entrenamiento en parejas, espalda con espalda y hasta la muerte de la pareja modo berseker.
Es un regimiento sólo masculino, mi hermano lo creo un poco como forma de tratar de sobrecompensar el matriarcado, pero claro, eso es imposible en los Matsus, somos lo que somos."


"Digamos que son un cuerpo de élite como las Orgullo pero en menor escala y no en tanta calidad, pero he de reconocer que lo hacen bien, y más tu hermano, después de todo es el primer suicida de todos ellos y el que siempre vuelve."

Adara asintió a eso.

"Eso le da arrogancia de líder y de victorioso y encima, bueno no es tan guapo como yo pero no está mal jaja" Bromeó esta.

"Lejos de ti lo querría. te dijoSólo me trae problemas con las mujeres y con las relaciones diplomáticas. Así que no, queda terminantemente prohibido saber más de él."

Adara miró hacia Umeko con tu pregunta y te dijo:

"Estaba rígida como una piedra, pero eso es porque parte de ella es así, no porque estuviera llena de miedo, más bien como si pusieras a un perro en lo alto de un tejado, no se sentía cómoda. Pero es una leona a fin de cuentas y una alfa, así que cuando aprendió a que la misma forma de ser que tiene es la que debe mantener le fue bien." Te contó

"Lo dices como si te sorprendiera."

"En su día lo hizo ju pero eso es porque no sabía que lo del palo en el culo venía de serie contigo, pensaba que era incomodidad." se rió esta haciendo que Umeko la fulminara con la mirada pero sonriera al final.

"¿Sakura? preguntóClaro, de hecho podrías hacerlo tu misma. Tengo una leona en casa que está para dar a luz, al menos serán tres cachorros creo y me da a mi que dos van a ser hembras, por la forma de su barriga."
te comentó como si nada.

"Podríamos ponerle esta vez nombre de flores ¿qué te parece Umeko-san?"

"Que no es muy intimidante pero... que si lo haces ponle a uno iris."

"Es su flor preferida." te dijo Adara."Claro, después de todo es la única flor que puede crecer en el agua... y en la sangre."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Adara-sama tiene mucha razón. Puede que parezcan negociaciones agresivas pero... ¿en el fondo cuales no lo son en esta ciudad?
Lo único que hacen estas preciosidades es eliminar todo lo superficial y desnudar ese fondo. Como la manada no atiende a la superficie sino al estado de ánimo real de quienes entran aquí, hacerlo es como desnudarse. Un estado muy ventajoso para negociar, para quien no tiene nada que ocultar claro"


Explico el paralelismo que veo entre aquello y las propias devotas de Benten como sensei, que sin ocultar nada son capaces de confundir a cualquiera.

"¿D-de verdad... pueden regalar alguno de estos...?" repetí con los ojos muy abiertos mirando a las dos Matsus. ¿Lo había dicho en serio, o de broma? Porque yo estaba más que dispuesta a salir de allí con cualquiera de aquellas, o un cachorro... lo que fuera.
Fuese lo que fuese que tuviera que hacer, si realmente existía esa posibilidad, YO QUERÍA UNA.
"Claro que conmigo tendría que conformarse con salir de noche... Cuando no llamara tanto la atención un león paseando por Otosan Uchi, quiero decir. Debería ser un león con alma de pantera, no se si eso existe, ji, ji..." me reí distraidamente.

Dejé un "hum" en el aire cuando escuché la explicación sobre quien era ese tal Tashiro. Lo que más me chocaba era aquello del berseker; ni en mi entendimiento escorpión ni en el neko tenía cabida la idea de buscar la muerte propia en el campo de batalla, así que aquello resultaba bastante turbador para mi.
"Bueno, supongo que con un arrogante macho alfa detrás de mi ya tengo suficientes" bromeé con un toque entre coqueto y descarado "Así que sigo prefiriendo casarme con usted, Adara-sama" siseé al final antes de echarme a reir permitiéndome hacerlo de una forma ligeramente distendida, tal como era la propia domadora aunque en una proporción mucho menor.

"Oh, entiendo la metáfora del perro en el tejado..." en realidad la entendía literalmente. Sin duda aquel era territorio exclusivamente de gatos y aves.
"Personalmente yo no lo expresaría de esa forma... jamás, ji. Apuesto a que mi maestra de etiqueta podría oírme desde Kyuden Bayushi y aparecería detrás de la puerta para castigarme si lo hiciera. Pero entiendo lo que dice, Adara-sama; yo pasé mucho tiempo creyendo que estaba enfadada conmigo por algún motivo, hasta que me di cuenta de que no"

Sonreí hablando de Umeko mientras la miraba de soslayo.

"Aunque no se si en mi caso le resultó, o le ha resultado ya, tan sencillo entender como seguir siendo una alfa conmigo, como con estas chicas" dije rozando mi propio mentón contra la cabeza de Aki, realizando aquel gesto tan felino yo misma en vez de simplemente dejarme hacerlo.


"No, no, no... Claro que es intimidante. Quiero decir que tal vez no a voz en grito, pero sus presas en la batalla no tienen porqué saber como se llaman. Sin embargo, los potenciales enemigos aquí, es otro cantar. Por experiencia se que la mezcla entre letalidad y belleza resulta bastante perturbadora, así que un nombre como "Sakura" o "Iris" puede ser tan aterrador como "Aplastacráneos" en una fiera de este tamaño, ya que denota que es un ser mucho más complejo y por tanto imprevisible que uno unidimensionalmente bestial."

Les expliqué confiando en convencerlas.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Le preguntaré a su Embajador que opina de la nueva sala de reuniones cuando venga la próxima vez, o mejor a una de sus ayudantes, a Murasaki-san que es con la que suelo tratar."

No lo dijo pero te pareció que decía "por desgracia" sin decirlo.

Adara se rió.

"Bueno, no se regalan los de batalla. En realidad nunca hemos regalado ninguno ¿por qué no?"

"Porque SON leones, Adara-san, LEONES."

Adara se rió como si no lo entendiera

"Seguro que no es lo peor que pasea de noche jaja
Pero necesitarías espacio para dejarlos correr, eso o darle un susto a más de uno ju"


Umeko suspiró cuando dijiste aquello y Adara la miró tratando de saber de qué hablabas.

"Del Daidoji." Dijo.

"Aaahh... uno de tus personajes preferidos juju Pues a mi Rezan-san me cae bien." Dijo de uno de los del escuadrón."Todo lo que me puede caer un daidoji, claro jaja.

Pero vamos, yo me dejo casar."


"Si, con ella porque no me hagas hablar de ese tema tuyo... Que tu madre, tu abuela y todas las mujeres de tu familia me tiene muerta."

Adara se rió ante eso.

"Que si, que si, que ya te he dicho que lo harém que soy consciente de ello."

"Pues se consciente antes, que quieren descendencia."

Adara se rió al oirte decir que pensaba que siempre estaba enfadad contigo y ella asintio como si dijera "a mí aún me pasa".

"saber en qué parte de la pirámide está uno es complicado a veces. Por eso ellas ayudan tanto, más te vale sino estas arriba que bajes la cabeza o no se andarán con lindezas."

Umeko se cruzó de brazos mientras tu argumentabas como si dijera "tratarías de venderme cualquier cosa ¿verdad?" tras lo cual Adara sonrió y te dijo:

"De todas formas los que se enfrentan a ellas mueren, tampoco es que tengan que saber cómo se llamaban, me vale a mi ju."

Luego se puso a jugar con una de las leonas que estaba a su lado y le preguntó:

"¿Qué dices Natsu? ¿las llamamos como las flores? Yo creo que a ti te gustará ¿verdad?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Bayushi Sakura »

"No creo que les gustara"

Bromeé sobre Jubei y Murasaki, aunque en el fondo no estaba muy segura de esta última. Cabía la posibilidad de que a través de la parte oscura de Benten se pudiera subyugar a las bestias de alguna forma.
En fin, podía entender que a Umeko no le agradara tratar con la ayudante, lo que me convencía un poco más de que la luz de Benten existía de manera natural en la Matsu.

"Y a los leones... no se les puede separar de la manada y esperar que vivan en solitario, hum..." murmuré continuando el argumento de Umeko, o al menos como yo pensaba que continuaba.
"Oh, pero los perros... Si, los perros pueden "formar una manada" con sus familiares humanos. ¿No podría una leona hacerlo conmigo?"

Le pregunté a Adara, pensando que quizás aún tuviera una posibilidad de convencerlas.

"Podríamos hacer las dos cosas, correr de noche y asustar a algún insomne despistado. Nosotros siempre decimos que todo aquel que sale de noche debe saber a lo que se atiene" sonreí tranquilamente.

"He oído hablar del tal Rezan-san... pero no lo conozco" a Tsumeo nunca le había hecho demasiada gracia la idea de que se me acercara mucho, aunque de todos modos en realidad conocer lo que se decía conocer, sólo había tratado con tres del escuadrón Daidoji.

"Bueno, puede casarse conmigo y tomar un concubino para darle descendencia, no me importa. Eso tendrá que negociarlo usted, Umeko-sama"

Bromeé dedicándole una sonrisa a Umeko pensando en lo muchísimo que eso complicaría la negociación de un supuesto matrimonio como aquel, y lo "divertido" que sería verla a ella resoplando envuelta en todo aquel jaleo.

"Mis "gatos" siempre me han dicho que yo soy una hembra alfa, así que no tengo que bajar la cabeza entonces"

Me reí con un tintineo agradable, mientras seguía jugando con Aki despreocupadamente, ahora a intentar que soltara la cuerda para lanzársela y comprobar si iba a por ella y me la traía de vuelta en vez de quedársela para ella sola. Sería el primer felino al que viera hacer eso, ji, ji.

"Pero estas chicas aquí en Otosan Uchi, más que abatir enemigos tienen un papel... disuasorio, digamos. Imaginen por un instante un... algo aterrador no se, digamos un enorme demonio, que resulta que se llama Ran, flor de lirio. Resultaría desconcertante, ¿verdad? Porque lo lógico sería esperar fuerza bruta y sin embargo nos encontramos con la suficiente dosis de sensibilidad, belleza, en un nombre que rompe nuestros esquemas y nos hace preguntarnos cuanto más nos habremos desviado en nuestro juicio previo...
Y bueno, no hace falta que les diga lo muy ventajoso que puede ser desconcertar a un posible rival antes de un enfrentamiento, ya sea físico o político como en una negociación aquí en la corte.

Por eso pienso que... la leona Sakura puede llegar a ser sin duda un ejemplar temible"

"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Veneno de escorpión." Musitó Umeko.

"Los leones son unos gatos muy suyos. te dijo AdaraLas hembras pueden vivir en manada con facilidad pero los machos no, sólo hasta ciertas edades. Por eso las criamos a ellas mejor que a ellos. Ellos son necesarios y los tenemos pero al final tanta fuerza se les va por la boca, son ellas las que planifican y las que se pueden mover como una escuadra.

Pero a la vez no son gatos, un cariñito más fuerte de la cuenta y.... No es seguro. Además que siempre hay que estar vigilante, no es lo mismo que tu gato crea que deba ser el alfa que una de estas."
Te las señalo.

"Si quieres conocerlos sólo tienes que ir de noche alguno de los peores barrios a beber ju"

"Algo por lo cual te reprocho que lo conozcas tanto." le dijo Umeko.

Adara se rió.

"Estoy siempre entre bestias, no se me da bien beber con gente educada..."

Umeko resopló como si se pudiera imaginar justamente aquel problema y negó fuermente con la cabeza.

"Suficientes problemas tenemos ya como para sumar tontamente."

Cuando le tiraste la cuerda Adara te dio un tironcito del brazo para que la mirases y te susurró.

"Ahora hazme caso a mi verás como viene, Aki no soporta que le dejen el juego a la mitad."

Dicho y hecho, la leona os observó con la cuerda en la boca un rato y al ver que no la mirabais fue hacia ti hasta darte con la cabeza en el hombro para que volvieras a prestarle atención mientras Adara se reía.

"Es mi culpa que se porte así, la tengo muy mimada."

"Bueno, las criamos aquí y si hacen falta en la batalla me las llevo, pero en estos últimos años hemos tenido paz así que si, son un elemento disuasorio." Comentó esta.

"A mi no me miréis, al final Adara hará lo que le de la gana, como siempre..." suspiró.

"Eso es injusto, yo siempre cumplo con lo que me ordenas."

"Claro, tras rebatirme lo indecible hasta que tengo que ordenartelo."

Adara se rió.

"Eso es lo que hacen las leonas, pelean hasta que la alfa le ruge."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Bayushi Sakura »

"¿Puedo suponer que las hembras con el "gen alfa" que no dejan de tratar de imponerse a sus domadoras son apartadas de estas manadas? En la naturaleza salvaje serían individuos útiles pero aquí serán un estorbo si no se rinden porque el alfa siempre tiene que ser el humano. ¿Me equivoco?
Así que en realidad su familia lleva cribando la especie desde hace muchas generaciones ya que también supongo que se tratará de obtener más camadas de cachorros de las más fieles y obedientes...

Dígame una cosa, Adara-sama; según su experiencia, ¿diría usted que ese gen alfa del que he hablado antes es realmente un rasgo hereditario?"


Le pregunté con curiosidad.


"Supongo que podría ir a uno de esos barrios de noche... siempre y cuando tuviera una de éstas a mi lado. Nadie me molestaría" puntualicé al final riéndome.

Asentí a la propuesta de la domadora, fingiendo ignorar a Aki para comprobar como reaccionaba.
Tal como había dicho, al poco se acercó reclamando atención. "Casi parece un macho. Basta con no prestarle atención para que se interese más y más" bromeé ocultando una carcajada, aunque lo cierto es que reconocía aquella actitud tan felina. Puede que incluso en mi misma, ji, ji.

Recompensé a la leona con más juegos y caricias tratando de que me diera el mordedor pero esa vez sin forcejear, por su propia voluntad.

"Es como lo de rechazar un regalo tres veces, ¿verdad?"
dije levantando la cabeza de mis juegos con Aki cuando oí aquello de pelear hasta que la hembra alfa rugiese.
"Parece gratuito pero tiene su función. Se pone a prueba la voluntad del que lo regala... Aquí sería lo mismo. Si un oficial se echa atrás después de que se le discuta una orden, es que no era un alfa. Y es obligación del segundo al mano asegurarse de que quien da las órdenes lo sea, así que... en realidad "forcejear" con la cadena de mando es un servicio a la manada."

Expliqué sonriendo con tranquilidad. Al menos lo era para los leones, no para escorpiones claro. Pero nosotros no éramos ninguna manada, nuestra naturaleza era otra.


"En fin... Podría quedarme aquí todo el día, pero estoy convencida de que en la embajada león tendrán mejores cosas que hacer que entretener a damas del escorpión y... de todas formas espero volver mañana" sonreí mirando a Umeko. Ahora que sabía donde estaba aquel recinto, pasaría a diario hasta que me prohibiesen la entrada o me regalasen mi propia leona, ji, ji.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Bueno, depende de cómo sea la leona, si tiene buena genética nos sirve para la cría, pero no para la batalla. Después de todo no queremos diluir su fiereza." Te comentó."Yo diría que si que tiene un componente hereditario, es como los dientes, las garras,... es parte de lo que son. Por ejemplo... te señaló a una leona que había vuelto y se había tumbado a dormitar"¿Ves a esa perezosa? Es la más rápida, toda su familia es así... parecen dóciles, tranquilas, pero no te puedes imaginar la velocidad que es capaz de coger. Y todas ellas se parecen mucho en cuanto a carácter.

La familia de Aki por ejemplo tiende a ser la más social también."


Adara sonrió al ver como Aki iba hacia ustedes a pediros atención y te comentó:

"Aki es como un cachorro que no quiere crecer, es una beta muy útil ya que le encanta la manada y hace mucho sentimiento de esta con sus juegos y su forma de relacionarse."

Te dijo la domadora mientras jugabas con ella.

"Pero cuidado, si le gustas demasiado ahora te va a ser complicado salir de aquí juju"

"Correcto. Ellas me ayudan a mi teniéndome siempre alerta. Como digo, la manada ayuda a ver los fallos que tenemos y cuando mejorar."

"Vuelve cuando quieras." Te dijo Adara cuando te despediste haciendo que Umeko fuera hacia la puerta.

Aki comenzó a seguirte y Adara se rió mientras tiraba de la piel de su nuca para pararla.

"¿Ves? Te lo dije, ahora no quiere que te vayas."

"Tu cogela y no me hagas entrar a pelear con una leona, no queremos un conflicto entre embajadas." Dijo Umeko mientras abría la puerta.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Eso es que es la más inteligente"

Declaré sobre Aki y su ascendencia, acariciándola y haciéndole cosquillas por debajo de las mejillas.

"Hace falta mucha inteligencia para saber interpretar a los otros individuos y así saber relacionarse de la mejor manera posible, sin crear conflictos sino todo lo contrario. Apuesto a que es casi como... una ayudante de adiestramiento para las demás, ¿a que si?" añadí forcejeando un poco con la cuerda, para jugar con ella.

"Oh bueno, ya me va a resultar complicado salir por mi propio pie... De buena gana me quedaría aquí de manera permanente.
Aunque no se si sería una buena influencia; les enseñaría a escaparnos para rondar las calles de noche como los gatos, y volver antes del alba"


Confesé riéndome.

"Eso me decía mi sensei también, que conmigo había aprendido a estar siempre alerta" sonreí tranquila. "Ser maestra era una cosa, pero ser también madre era algo muy diferente aunque se basara en los mismos principios, me había dicho a menudo" y más conmigo, aunque eso no podía revelarlo, ji, ji...

"Oooh..." musité para mi misma en un lamento, al ver a Aki tratar de seguirme. Algo en mi me incitaba a volver con ella y seguir jugando más tiempo, una poderosa atracción...
Y nunca se me había dado especialmente bien resistirme a las tentaciones, así que me acerqué de vuelta arrodillándome frente a ella y la tomé por la cabeza, apoyando mi frente contra la suya.
"Volveré" le susurré esperando que me entendiera, antes de besarla en el hocico.

Después hice un esfuerzo y me di la vuelta en dirección a la puerta, ofreciéndole la mano a Umeko con la excusa de que me ayudara gentilmente a salir de la jaula, pero con la auténtica intención de que tirase de mi y no me dejara entrar de nuevo.

"Adiós Adara-sama. Ha sido un placer conocerla, y le doy las gracias por haberme recibido con tanta amabilidad"
Me despedí ya desde fuera, inclinándome en una reverencia fluida aunque sin levantar la vista del suelo para no volver a mirar a Aki y las demás leonas.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Lo es. La empatía y la capacidad de saber controlar el grupo a través de una buena conducta y aura es una cualidad muy deseada en un buen beta." te dijo Adara.

Adara asintió.

"Correcto. Aki es quien más me ayuda, con los cachorros e incluso cuando me traen a otros leones de otras domadoras que han tenido problemas con ellos y los reeduco. La información que me da Aki sobre ellos, sobre si son inseguros, sobre si son agresivos, sobre sus miedos, sobre sus fortalezas,... es vital para mi trabajo."
Te contó esta.

"Bueno, tendremos que tener cuidado entonces." se rió con eso de que las dejaras sueltas.

Mientras le hacías carantoñas a Aki antes de irte viste como Adara le hacía un gesto con la cabeza a Umeko como si dijera ¿ves? y Umeko resoplara a lo cual Adara se rió.

Umeko casi como si te viera que podrías volver a entrar te tomó del brazo y te "ayudó" a salir mientras cerraba tras de ti, aún sosteniéndote.
Adara te hizo un gesto con la mano y te dijo:

"Ya sabes donde estoy y quién soy, puedes venir a buscarme las veces que quieras, con o sin mi superiora juju"

Bromeó esta. Umeko suspiró y te hizo una seña para que la siguieras.

"Tiene la habilidad de hacerme olvidar hasta en lo que estaba pensando o lo que iba a hacer..." Refunfuñó sobre Adara aunque estaba claro que se llevaban muy bien, eran como dos cachorros peleones pero inseparables, te dio la sensación.

"Bueno, ya puedes decir que eres una de las pocas personas que ha estado ahí dentro, te aseguro que en esta Embajada no son muchos. Por unos motivos obvios que tu pareces no ver pero....

Y no le digas a mi cuñada que te he dejado entrar a la tendremos, a ella le asustan mucho."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Vaya... todo esto es muy interesante"

Exclamo encantada al hablar con Adara sobre la forma de ser en sociedad de aquellos enormes y preciosos felinos.

"¿No han pensado en extrapolar todo esto y aprender a usar ciertas pautas aprendidas con leones con nosotros los humanos?" le pregunté a Umeko "No lo digo en broma. Muchas de nuestra relaciones sociales se basan en principios primitivos e instintivos muy similares a los de estos animales. Los cortesanos se pasa años aprendiendo a identificar reacciones que aquí se pueden estudiar abiertamente; cualquier diplomático que sobreviva a esta jaula tendría mucho aprendido a su favor para tratar con samurais ahí fuera"

Añadí sin dobleces. Algo me decía que en mi Clan ya habrían puesto en práctica aquella idea como ejercicio obligatorio hacía siglos si ellos dispusieran de este material.


"¿De verdad puedo venir aquí aunque no esté usted disponible, Umeko-sama?" le pregunté a la Orgullo con un gesto de niña buena tras proponerlo la domadora, como si prometiera que yo era plenamente de fiar y no tendría de qué preocuparse por el hecho de que todo aquello escapara de su control...

"¿Adara-sama, o los gatos?"

Murmuré pidiendo una distinción por si se refería a una u otros como los que le hacían olvidarse del resto. Para mi estaría claro, sin duda. Por algún motivo anclado en el fondo de mi ser, no podía dejar de soñar con como sería correr libremente por las calles o por el campo en mitad de aquella manada.

"¿Puedo decirlo? Oh, qué bien. Si en su embajada son pocos los que han estado ahí, fuera de ésta serán aún menos... Así que soy una privilegiada, ¿verdad?"

Dije tomándome sus palabras con cierta literalidad instintiva neko. Estaba segura de que sensei quedaría encantada cuando se lo contara, pero algo me decía que otros escorpiones sólo verían engranajes y a saber qué más.
"¿Cuantos de mi Clan han querido entrar a ver a estos seres adorables... y han salido para contarlo, que usted sepa?" curioseé expresamente sobre los escorpiones.

"¿Que las leonas asustan a Shinode-san...? Pero, ¿por qué?"

Me sorprendí de aquello, mientras observaba a Umeko con la cabeza ligeramente ladeada y tratando de discernir si bromeaba o realmente lo decía en serio.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Lo es sin duda." Te dijo con una enorme sonrisa, la que ponen aquellos que aman de lo que hablan.

"No me tientes en meter a más de uno ahí....." Murmuró Umeko con sorna."Pero si te sirve de algo, parte de las técnicas que Adara usa es un método que también se usa en nuestras escuelas de bushi, al menos en la Matsu." Adara asintió.

"De hecho ven sin ella." se rió Adara"Sino no te dejará que hagas nada divertido aquí dentro conmigo."

Umeko le puso expresión de "NI se te ocurra hacer locuras que me empiezas una guerra con el Escorpión" por la que Adara se rió.


Umeko suspiró sobre quien le hacía olvidar las cosas y se encogió de hombros.

"Puedes decirlo si crees que alguien te creerá." Te comentó Umeko sin darle más importancia."Y tratando en todo momento de no comenzar una guerra entre clanes pareciendo que te hemos metido ahí para que te coman las leonas."

"¿De vuestro Clan? meditóCreo que nadie me lo ha pedido... sin embargo creo que vuestro Embajador una vez entró...." pensó en voz alta.

"¿Que por qué? se aguantó la risa ¿Quizás porque son leonas? Puede que vos no lo veáis así pero son enormes felinos que podrían de un zarpazo quitarte la cabeza." Explicó."Y bueno, además una vez Aki le mordió el culo. Pero en defensa de la leona diré que estaba jugando y que no le hizo nada, y que Shinode no debería haber estado apoyada donde estaba y.... Bueno, fue un desastre." suspiró profundamente."No le vayas a decir que te he contado que una leona le mordió el culo o tendré problemas ¿de acuerdo?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Bayushi Sakura »

"La escuela Matsu... claro, supongo que el método sería igualmente aplicable a las escuelas de bushi, aunque yo pensaba más en las de diplomáticos y cortesanos.
¡Pero no porque quiera arrojarles ahí dentro!" exclamé anticipándome a lo que estaba pensando Umeko "Creo que aprenderían mucho de la experiencia, sinceramente"

Expliqué al final sonriendo.

No le contesté explícitamente a Adara, pero si le hice un guiño cómplice de "entendido" dándole un momento la espalda a Umeko para que no me viera realizarlo.


"¿Piensa de veras que no me creerían...?" pregunté levantando la vista al cielo pensativa "Bueno, tal vez. Sensei me creerá, eso es lo que cuenta" concluí para mi misma encogiéndome de hombros con una gracia muy femenina.

"Si me hubieran metido ahí para que me comieran las leonas... y teniendo en cuenta que he salido sin un rasguño... ¿qué mensaje cree que transmitiría eso?"

Dije riéndome con cierta dulzura natural mientras la miraba de medio lado.

"¿Jubei-sama... Entró ahí? ¿Por qué? ¿Cómo...?
Cuénteme como sucedió todo, se lo ruego"

Casi exclamé suplicándole, desbordando curiosidad por conocer aquel suceso. ¿Habría sido una apuesta? ¿Y salió indemne? Seguro que eso último si, Jubei era demasiado listo para otra cosa...

"¿En qué las diferencia eso de usted?" le dije con un guiño antes de exponer mi argumento "De cualquier bushi, en realidad. Todos podrían matarme de un golpe con su espada.
Claro que los animales son irracionales y los samurai no, la mayoría, pero que sean irracionales no implica que no tengan sus códigos de conducta, especialmente los seres sociables. Rompe ese código y tendrás un problema serio, es cierto. ¿Lo es menor si rompes el código de un Otomo en su propia casa? ¿O si ofendes a un cortesano? Puede que ellos no te arranquen la cabeza en ese mismo momento, pero eso no implica que su reacción sea menos dañina si mueven sus influencias para vengarse de nosotros, hacernos caer en desgracia o lo que sea.

Si que hay una gran diferencia. Los animales como los leones son nobles, pueden matarte pero rara vez ocultarán sus intenciones o actuarán sin motivo. Otra cosa es que la víctima no lo entendiera, pero lo habría. Los humanos sin embargo pueden ser retorcidos y engañosos, incluso mezquinos. Eso hace mucho más peligroso pasear por la corte que entrar en una jaula repleta de leonas, tal como yo lo veo"

Explico ampliando un poco el punto de vista que Umeko había propuesto de partida. En el fondo, estoy bastante segura de que está de acuerdo conmigo. Muchos bushi solían lamentarse de que en la batalla el que estaba a tu lado era un amigo y el de enfrente, un enemigo; así de sencillo. Pero en la corte cualquiera podía ser una cosa o la otra, o ambas a la vez.

"¿¿Que la mordió... en el culo...??"

Repetí, llevándome las manos a la boca para contener como pude una carcajada explosiva, que a duras penas mantuve en mis carrillos hinchados.

"Pero... pero... ¿y ahí...? ¿Como pudo ser?

Oh, no es que me vaya a reir de ella... Cielos, pobre Shinode-san... pero hay que reconocer que a toro pasado, y ya que no le hizo nada... la situación tiene su lado cómico. Ni siquiera le quedaría cicatriz, ¿verdad?"

Murmuré curioseando más información.

"No se preocupe, Umeko-sama, no le diré nada. El secreto está a salvo conmigo... Y ya se que los escorpiones suelen decir esto a menudo, que se nos da muy bien guardarlos, pero le puedo asegurar que a diferencia de la mayoría de los demás yo soy completamente de fiar, ji, ji...

Como muy bien han percibido las leonas en cuanto he entrado en su jaula"

Sonreí orgullosa, sin dobleces realmente en aquello.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"De hecho el escuadrón de Adara es tan bueno porque se parece a las Orgullo." te comentó Umeko.

"Si, aprenderían mucho antes de morir." te picó para ver qué decías de lo de meter a la gente en la jaula.

Adara cuando te fuiste te guiñó el ojo de vuelta y te sonrió.

"Tu sensei te creerá seguro, no ha educado a una chica para que le mienta, al menos no a ella." al menos a ella, claro, eras escorpión.

"El mensaje sería que te hemos sacado porque nos hemos arrepentido, en cuyo caso puede verse como piedad o debilidad, ambas cosas malas si nos enfrentamos a tu clan."

"Te diría que no fue una apuesta, pero fue una apuesta." snrió de medio lado."Que perdí yo. Fue al llegar a la ciudad, aún no sabía a quién tenía enfrente, he aprendido mucho estos años, y el primero de ellos es que incluso al que le tienes miedo puede ser aún peor."

"La diferencia es que incluso ante el ataque más improvisto de un bushi puedes verlo venir, pero en una de ellas no porque puede que lo que hayas hecho para molestarla no este dentro de tu forma de ver el mundo y por eso sea más imprevisible.
Es jugar con fuego en dos idiomas diferentes.
No es que lo ocultaran queriendo es que tu no tienes porqué saber que estas haciendo algo mal.

Eso si, como dijo Adara una vez que las entiendes te das cuenta de tus propios fallos gracias a ellas...

Adara-san ha creado una modalidad de entrenamiento, por eso tenemos el coliseo, donde entrenamos con ellas sueltas. No te diré que no es peligroso pero lo cierto es que el ratio de mejora ha sido muy grande desde que hemos comenzado a hacerlo. Ellas no muestran piedad ante la flaqueza."


Umeko hizo todo lo posible porque ni se le escapara una sonrisa por el comentario pero fue bastante imposible así que se llevó la mano a la boca y fingió que tosía para ocultar su risa.

"Como te digo uno no puede acercarse a la zona de las bestias sin tener cuidado y apoyarse en los barrotes como si estas no se movieran solas....

Por suerte no le quedó marca... ella dice que si pero..."
negó con la cabeza."Te digo yo que no, me ha hecho mirarselo mil veces y aún no me cree...." "volvió a toser"

"Como te digo, es una fuente infinita de información sobre nosotros, Shinode-chan estaba bromeando, era un ambiente distinto, de hecho estaba "bromeando y jugando" con Adara-san, así que Aki pensó que podría unirsele, pero como no le prestaba atención.....

Está mal que lo diga... pero ese día fue cuando a Adara-san se le ocurrió lo del entrenamiento con leonas..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Pero no tienen porqué morir... Por muy inexpertos y negligentes que fueran los que entrasen ahí, ¡las leonas de Adara-san no lo son!

Por esa regla de tres, cualquier estudiante bushi novato que se enfrentase al sensei de esgrima de un dojo acabaría muerto en su primera clase. Y no sucede así, no porque ese bushi sepa lo que hace, sino porque su maestro controla la situación"


Protesté mirando a Adara, esperando que me apoyara.

"Si. Estoy diciendo que la leonas serían las maestras y el samurai el aprendiz. Justo así"

Añadí con un mohín de gatita que no entiende porqué le llevan la contraria.


"Oh, claro que me creerá. Yo se lo cuento todo a sensei... ¿Para qué iba a mentirle en nada?" pregunté ladeando la cabeza, y mi incomprensión hacia esa posibilidad no venía por cuestiones de honor o protocolo, sino por absoluta confianza en ella.
"Nunca he encontrado que confiarle algo me perjudicara; al contrario, siempre es gratificante. Incluso los sentimientos más nocivos, las cosas que me causaban temor, los errores cometidos o... hasta mis travesuras, ehm, las que hacía de pequeña... siempre parecen menos preocupantes cuando se las confieso a Satomi-sensei. Puede que alguna vez me haya costado algún que otro castigo, pero es un precio muy bajo por una sonrisa suya, un abrazo, un consejo y... en definitiva, sentirme comprendida incluso en los momentos más difíciles.

¿No cree que eso es importante para la vida de cualquiera? ¿Tener a alguien con quien poder hablar sin miedo de... cualquier cosa, por aterradora o vergonzosa que parezca?"


Le pregunté finalmente a Umeko. Aunque no estaba muy segura de que las madres Matsu realizaran ese papel.

"O que me han sacado porque he dominado a la manada y no me han hecho ni un rasguño" le ofrecí una opción más con una leve carcajada.
"Aunque creo que en cualquier caso la premisa no es creíble. ¿Qué podría haber hecho alguien como yo para que ustedes quisieran meterme en una jaula de fieras y sentarse a mirar como me despedazaban?"

Pregunté con media sonrisa retadora.

"Apostar contra Bayushi Jubei-sama es como... bueno, es lo mismo que garantizarse una derrota. Lo cual no está exento de beneficios claro... pero tal vez haga falta ser un escorpión para darse cuenta de ello" sonreí de un modo felino. Había muchas ventajas en parecer mucho más inofensiva de lo que podía llegar a ser, y de perder todos los retos hasta encontrar el que realmente valiera la pena ganar; eso era pura filosofía escorpión y especialmente shinobi.

"Los bushi no están exentos de ese riesgo. ¿Cuantas veces no ha resultado ofendido uno de ustedes sólo porque quien lo hizo no sabía que lo que había hecho o dicho molestaría a una Matsu?
¿O a un Kakita? ¿O Bayushi, Isawa, Hida...? Creo que la única familia a la que es imposible ofender de ese modo es a los Dragón, pero sólo porque ellos ya saben que nadie les entiende"


"Sigo pensando que vivir entre leones es más seguro que hacerlo entre humanos"

Terminé tapando una sonrisa con el dorso de la mano.

"Es lógico, no pueden mostrar piedad ante alguien que está entrenando con ellas y que por tanto ellas interpretan que está tratando de entrar en la manada. Aceptar a individuos débiles las pondría en peligro a todas.

Pero la debilidad no es sólo una cuestión de fuerza. De ser así, la más fuerte de ellas tendría que matar a todas las demás"


Quise decir que yo era fuerte, aunque físicamente no pudiera compararme a Umeko por ejemplo. Las leonas se habían dado cuenta de eso, claro que si.

"Estoy segura de que no tendrá ninguna marca" afirmé negando con la cabeza convencida, mientras evitaba estallar en una carcajada cada vez que pensaba en la escena "Esas chicas saben cuando hacer daño de verdad, y cuando no. Pueden perder un poco el control en mitad de un juego pero... suele ser superficial. Se que los arañazos de gato no son iguales, pero proporcionalmente a la fuerza de estos, si.

Así que Akichan en realidad sólo quería llamar la atención de Shinode-san, no dañarle. De hecho eso me hace pensar que probablemente le gustara mucho su presencia y aquel mordisquito sólo fuera su modo de decirlo... alto y claro.

La pobre Shinode-san lo interpretó al revés, estoy segura"


Dije antes de soltar una risotada amortiguada tras ambas manos.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Ellas sólo matan cuando yo se los ordeno, eso si, un brazo o una pierna menos.... son leonas ¿qué se esperan?" dijo Adara sonriendo con sorna sobre el ataque de sus chicas.



"Creo que esa lección es la parte fundamental del Clan León. Lo que me extraña, manque te pese, es que te resulte a ti conocida siendo del clan que sois. Es decir, supongo que entre ustedes si que tendréis confianza, claro, otra cosa es lo que salga al mundo exterior...." Meditó esta en voz alta."pero claro que entiendo ese sentimiento. Un León no puede vivir con secretos en sus corazones porque para empezar nuestros corazones están abiertos al escrutinio constante de nuestros Ancestros.

Nosotros siempre decimos que "incluso cuando crees estar solo, no lo estás, tus Ancestros están contigo." Por lo tanto cualquier clase de secreto es inútil y sólo lastra el crecimiento personal."


"¿Qué podría haberme hecho?" preguntó Umeko en voz alta mientras miraba al cielo."Bueno... seguro que si dejamos correr ese rumor encontramos más de una y de dos hipótesis interesantes... Quizás empezando porque estáis tratando de seducir a mi hermano y que por el honor de mi familia lo he hecho."

Puede que si, pero hermano erróneo, pensaste divertida.

"Te doy la razón. asintió esta sobre su derrota La edad nos da sabiduría. Vuestro Embajador es alguien terrible.... musitó dispuesto a hacer cualquier cosa... si hubiera sido bushi no dudo que sería como Soshi Seto-san de terrible."

"Adara dice lo mismo, que somos como animales." Te contestó Umeko sin tapujos."A estas alturas de la vida me temo que no puedo ni desmentirlo....

Y no sé si será más seguro vivir entre leones que entre humanos pero Adara no tiene intenciones por ahora de casarse y eso me trae por el camino de la amargura, aunque no puedo pedirle peras al olmo, después de todo la que tiene voto de celibato soy yo."


Umeko asintió con respecto a lo de la fuerza no sólo física quedamente.

"Shinode-chan tiene esa cualidad... al principio no lo parece pero tienen de a conquistar a todos con el paso del tiempo y no de demasiado... Pero creo que a ella esa clase de cariño le ha asustado mucho..."

La casa de Umeko estaba ya cerca, lo primero que se vio fue el dôjo aparecer por la esquina.



OUT
Tu me dirás si quierea algo mas directo o como piensas plantearlo
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Dentro del Clan de los Secretos, paradójicamente, no hay secretos.
Aunque en el caso de mi maestra es algo más complicado de explicar que eso; en realidad ella pertenece al Clan pero también a Benten-Kami, y esas dos personalidades se superponen sin mezclarse del todo. Es decir, las "confesiones" que ella escucha debido a su naturaleza escorpión van a parar al Clan, pero las que le llegan por su conexión con Benten pertenecen a Benten; por eso confiar en ella transmite esa sensación absoluta de paz que muchos son incapaces de entender que provenga de un escorpión y dan por hecho que están siendo engañados o seducidos de algún modo."


Le expliqué a Umeko mostrando un nivel de confianza notable. Pero acababa de entrar en una jaula de fieras confiando en ella, no era tan extraño.

"Es una buena reflexión. Yo añadiría a los dioses"

Sonreí asintiendo a lo que la Matsu decía sobre los ancestros y el no estar nunca realmente solo aunque se pudiera creer que si. En el fondo era algo que en la escuela siempre habían tratado de transmitirnos respecto a Benten.

"¿Seducir a su hermano?" repetí escandalizada "Pero eso es... espantoso. Yo nunca le haría algo así a Shinode-chan" protesté ofendida.
"Además, seducir es una palabra muy fea para una samuraiko" añadí a mis objeciones, frunciendo el ceño en un mohín molesto.

"Por el honor de su familia, debería usted arrojar a esa jaula a quien se le ocurriera pensar algo semejante" le dije al final, mirándola de reojo para comprobar su reacción a eso, y si en el fondo estaba más inclinada a protegerme que a creerme capaz de cosas como ésa.

"¿Soshi Seto-sama es terrible...?
Hum, bueno, ya se que su gusto por la estética de la sangre es algo... heterodoxa, pero para mi es alguien amable y adorable"


Murmuro pensativa, el embajador sin embargo nunca me transmitiría ese sentimiento, estaba bastante convencida de eso.

"Lo dice como si fuera algo malo... ¿pero qué problema hay en ser como animales? Solemos considerarlo algo peyorativo pero si lo fuera los Kamis no los habrían elegido como símbolo para sus clanes. Poseen virtudes, poseen nobleza e incluso una sabiduría instintiva para solventar problemas tanto individuales como de grupo que a los humanos a veces nos enredan sin solución.
Deberíamos aprender de ellos. Puede que no en asuntos de etiqueta, pero en otros muchos sin duda si"


Asentí convencida de ello.

"Nunca he comprendido bien todo eso del celibato, si no le importa que lo diga Umeko-sama. Pero creo que en mi Clan no es una práctica nada común, y para el culto de Benten-Kami no es lo más habitual tampoco aunque no sea incompatible.
¿Como funciona exactamente...?"
le pregunto con curiosidad, aunque no he sido yo quien ha sacado el tema "¿No puede realizar el acto carnal que conllevaría la procreación o la promesa alcanza a cualquier forma de contacto físico con otra persona?"

Digo hablando del tema con la naturalidad inherente a ser alumna de Soshi Satomi y su senda de Benten.

"No entiendo porqué a los humanos a veces les asusta tanto el cariño" murmuré sacudiendo la cabeza despacio "Convierten en un problema algo que en realidad es una bendición..."

Me quedé unos segundos pensativa al ver cerca ya su dojo.
"¿Qué le parece si apostamos algo al combate de hoy? Dinero no, claro. Algo más interesante como... un masaje para el ganador, o que el perdedor tenga que preparar una merienda, ji, ji... ¿qué le parece?" exclamé riéndome.

"Ah, pero antes de que acepte debo advertirle de que he practicado"

Sonreí inocentemente orgullosa.

"Espero que tendrá aún la ropa que me dejó el otro día; recuerdo que era de Shinode-chan, así que seguro que si"

Dije esperando que me llevara a la parte que hiciera de vestuario para su dojo.

OUT:
Yo diría que la idea es ir primero al dojo, directamente.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Apuesto a que eso ha creado muchos problemas en el clan..."

Lo de mantener las cosas que se sabe de Benten con Benten. Y tanto... Tu eras pequeña y apenas recuerdas idas y venidas de algunos diplomáticos, cuando creciste supiste la clase de problemas en los que había estado envuelta hasta que los mismos daymios la dispensaron, no hubo más remedio, una oleada de desgracias divinas sobrevino a aquellos que trataron de atentar contra la forma de ser de Satomi. Mensaje divino alto y claro, dejen a nuestra elegida.

"Claro, y los dioses, pero ya sabes que cada cual le reza en mayor o menor medida a quien tiene una devoción especial. Que Sartomi-san sea devota de Benten no implica que no lo sea del resto, solo que hay prioridades."

"¿Y quién te ha dicho que no lo he hecho ya?" sonrió mostrando un leve colmillo incipiente que tenía la Matsu en uno de sus laterales al preguntarle sobre si metería en la jaula a alguien que hablase mal de su familia.

"Terrible como bushi, como adversario, como samurai... si, en todos los sentidos, aunque quizás no en el que estás pensando." se expresó esta."Pero ciertamente tampoco pensaría de él que es adorable." en absoluto, su expresión lo dijo.

"Mi abuela decía que los perros se hacen querer más que algunos humanos así que..." sonrió.

"Se refiere a que estoy apartada del mundo de la descendencia de línea. Mi vida está entregada al Clan y a la lucha, me centro sólo en eso y en honrar con mi vida el precepto de la senda del samurai de espíritu, corazón y cuerpo. Nada de matrimonio, nada de relaciones y nada que me acerque a ser procreadora. Pues todo eso me aleja de mi camino." Te explicó.

"El cariño es como los dones materiales que te impiden llegar a la iluminación para un bushi." te dijo esta."Te aprisionan, te dan miedos y te hacen dudar."

"¿Apostar?" eso iba como en contra de todo lo que un león era pero claro, tu tenías esa carita de no haber roto un plato en la vida y que esto era sólo una tontería así que al final Umeko asintio mientras te indicaba que la siguieras al dôjo donde había un cuarto para cambiarte.

"Yo me cambiaré también y ahora nos vemos fuera." Te indicó mientras te señalaba las ropas que efectivamente por el tamaño parecían de Shinode.


Cuando te preparaste saliste, Umeko estaba sentada distendidamente en el tatami esperando a que salieras.

"¿Naginata o jijutsu primero?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Bayushi Sakura
Tímida flor de loto
Mensajes: 3510
Registrado: Mié Mar 25, 2009 1:32 pm

Re: Día 6.- Bayushi Sakura.- Medio día

Mensaje por Bayushi Sakura »

"Recuerdo una vez a un cortesano que había venido a visitar a sensei, y al que yo estaba sirviendo té y entreteniendo para hacer tiempo mientras ella llegaba, pues aún me acuerdo cuando me dijo que aunque mi maestra fuera afín a los kamis de Aire, en realidad era como el agua; podía adaptarse con fluida facilidad a la forma de cualquier recipiente, pero por mucho que fuera presionada no podía ser comprimida, ni un centímetro.
Con el paso del tiempo comprendí a lo que se refería. Satomi-sensei podía ser lo que el Clan quisiera que fuera, pero no podían cambiarla. Intentarlo sólo acabaría rompiendo aquel envase y perderían toda el agua; ella se retiraría a un monasterio o volaría directamente hacia una vengativa Benten-Kami, y el Clan se quedaría sin nada. Pero... resulta que el Escorpión también es experto en adaptarse, así que dieron con un equilibrio lo suficientemente beneficioso para todos que realmente habría sido más difícil en cualquier otro Clan, aunque pueda parecer lo contrario"


Le expliqué a Umeko, pasando por el razonamiento que había ido hilvanando yo a lo largo de mi vida con Soshi Satomi.

"Incluso puede que alguien no rece en absoluto nada a una determinada deidad con la que cree que no le vincula nada... Y aún así, ese dios no deja de estar con esa persona, aunque ésta crea estar sola.
Al menos "sola" en lo que a esa particular naturaleza divina se refiere"


Apostillé sonriendo, refiriéndome de un modo ambiguo a la propia Umeko y Benten, aunque no tanto como para que aquella no supiera que estaba hablando de ella claramente, ji, ji.

"Bueno técnicamente no estarían hablando mal de su familia si insinuaran que yo pretendiera seducir a su hermano, sino de mi.
¿Arrojaría ahí dentro a quien hablara mal de mi?"


Le pregunté mirándola de un modo curioso. "Seguro que a Aki-chan no le importaría morder bien a alguien así" añadí señalando que a la leona "bestia" no le importaría demostrar que se preocupaba por mi. El sentido de la vergüenza de los animales era prácticamente inexistente, algo de lo que podríamos aprender no todo, pero si bastante.

"¿Ah no? Eso es curioso. ¿De quien pensaría en esta ciudad que es alguien adorable entonces? Aparte de Shinode-chan, por descontado" vuelvo a curiosear alrededor de la Matsu, como una gata paseando por el lomo de un león.

Me quedé pensativa unos instantes, mirando al suelo tras la respuesta explicación de Umeko, que en realidad daba toda la impresión de ser una cita memorizada de un libro, más que una auténtica aclaración de un concepto algo retorcido para mi.
"No se ofenda, se lo ruego, pero... no termino de entenderlo. Quiero decir que veo lo que implica renunciar al matrimonio y a "todo acto que podría conducir a la procreación", pero las relaciones... ¿a qué clase de relaciones se refiere que están incluidas en la renuncia?"

Pregunté con un tono completamente inocente, con un aura de ésas ante las que es imposible enfadarse.

"Oh, no... No, no, no, no. No.
No estoy de acuerdo. En absoluto.
La propia existencia del ser humano en toda su dimensión puede ser una prisión, dar miedo y hacernos dudar. El cariño, como cualquier otro sentimiento, es un arma de doble filo para el bushi; puede hacerle más fuerte o más débil pero eso no es achacable a la emoción sino a la falta de pericia del samurai para manejarla.
Da igual que sea cariño, lealtad, valor... todo lo que nos hace fuertes nos puede hacer caer si se usa indebidamente. ¿Significa eso que debemos renunciar a todo y convertirnos en estatuas que ni sienten ni padecen, que no se mueven para evitar dar ningún paso equivocado?

¿Acaso no es usted más fuerte en esta Ciudad gracias en parte a Shinode-san? ¿Y no es cariño lo que siente por ella? No puedo creer que de verdad piense que su existencia suponga un obstáculo para su iluminación de bushi... "


Protesté tratando de hacerle ver el otro reverso de las emociones.

"Apostar no en ese sentido de... "apostar", claro. Es sólo un... incentivo para hacer el aprendizaje más divertido. ¿Nunca le han dicho que si sacaba la mejor nota le dejarían comer doble ración de dulces?"

Expliqué recordando yo si alguna ocasión, yum...


Me cambié despacio, porque quedar perfecta era muy importante, no conocía del todo la fisonomía de aquella clase de ropa, y... bueno, porque una dama siempre tenía que hacerse esperar, ji, ji.
Durante un segundo dudé qué hacer con mi cabello, pero finalmente decidí dejar mi larga melena oscura completamente suelta. En primer lugar porque Umeko no me había visto aún de ese modo, estaba segura de que no me agarraría del pelo pero podía usarlo como una distracción, y las agujas y peinetas que las damas usábamos para recogerlo no eran nada apropiadas para el dojo, mucho menos las mías que tenían hojas y puntas afiladas escondidas.
De hecho, mientras me desnudaba de la ropa y abalorios que llevaba normalmente antes de salir a luchar, me estaba desarmando de muchos útiles para el combate en realidad. Tenía su gracia.

Al final, incluso suspiré y me despegué la máscara de tela con aquel pequeño hechizo mágico para mantenerla sobre mi rostro sin ninguna clase de enganche. No tenía sentido llevarla allí, y mientras no hubiera ningún otro escorpión para reírse por el hecho de que estuviera "desnuda" sin ella, no pasaría nada.

Así que cuando salí, Umeko me vio descalza, con la cara despejada y el pelo suelto. Sinceramente, no sabía como reaccionaría pero a mi me gustaba mucho ese aspecto un tanto "salvaje" de mi misma, tomado con moderación.

"Naginata" contesté convencida. Tenía un as guardado en la manga para el combate de jiujutsu y lo lógico era dejarlo para un final apoteósico, pensé ilusionada.
"En el campo de batalla, todas las acciones son honorables"
(Liderazgo, Akodo)
Responder