PRELUDIO.- Kubo.- Hombre ola.

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Responder
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

PRELUDIO.- Kubo.- Hombre ola.

Mensaje por Isawa_Hiromi »

PRELUDIO.
HOMBRE OLA


La primavera ha llegado.
Las brisas frías poco a poco se van templando mientras las flores se abren en los campos. Las cortes de invierno se diluyen haciendo que los bushis vuelvan a la guerra, los artistas a crear, los cortesanos a conseguir ventajas para su clanes y los shugenjas a reencontrarse con el estudio en sus bibliotecas. ¿Y tu? Para ti la primavera tan sólo es el inicio de un ciclo más, ni diferente, ni completo, ni tan siquiera seguro...

La vida sin clan en el que ampararte es totalmente distinto y da igual el tiempo que pase que no puedes acostumbrarte a la mirada de desprecio que te muestran los samurais si se cruzan contigo y a de los que te debes apartar porque sea como fuere eres un perro sin señor. Ni entre campesinos, ni entre hinins, ni entre nadie... Esa es la vida de un hombre ola, de un ronin, que como estas navega a la deriva en el mar provocado por un movimiento incontenible hasta el final de sus días, sobre la fina arena de la playa.

Estás en mitad de la nada, en un poblado en las montañas de la Espina del Mundo, donde has pasado el invierno trabajando de guardaespaldas para un pequeño señor de aquel lugar que había tenido problemas con una banda de asaltadores. Fue un invierno complicado, después de todo tu sólo eras uno y ellos diez. Pero el entrenamiento al final cae por su peso y cuando por fin pudiste asegurarte que el señor no sufría daños supiste encontrarlo y darles muerte.

Ahora bebes en la posada que tiene el pueblo, los aldeanos ya no te miran con tanta desconfianza, después de todo has salvado a su señor y a ellos mismos de la presencia de aquellos maleantes, pero en aquel lugar siempre vas a ser un perro sin dueño, en aquel pueblo y en el Imperio.

La primavera ha llegado. Piensas mientras miras cómo una flor se abre en el árbol justo delante de la ventana de la posada a la vez que te sirven sake caliente. En ese momento la puerta de la posada se abre y entran dos viajeros, sin duda no son de este pueblo a los que ya conoces a todos. Van arrebujados en sus capas ya que aún hace frío a aquellas horas de la mañana y piden algo de comer sentándose en una mesa cerca tuya.

"¿Por este camino cuánto nos quedará hasta llegar a la capital?" Pregunta uno de ellos.

Cuando la hija del posadero se les acerca con la bandeja del pedido ellos le repiten la pregunta.

"Si siguen el camino Imperial de la Grulla, del León o del Escorpión, pero sobretodo el primero que es el que está en mejor estado, no deberían tardar en llegar en más de una semana si van a buen paso." Les informa la chica."¿Van a Otosan Uchi?"

Ellos asienten con fuerza.

"Hai, hai. Es el mejor momento para ir a la ciudad con todo lo que está pasando. ¿Es que acaso no llegan noticias?"

La chica niega con la cabeza.

"Hemos tenido un invierno muy nevado y no han llegado demasiadas..." Les responde.

Los dos viajeros asienten mientras beben algo de sake caliente y le responden:

"Lo que no pasa en la capital no pasa en ninguna parte del Imperio, no existe.
Los Clanes están mandando a sus mejores hombres para allá debido a todos los acontecimientos que van a suceder... Dicen del gempukku del Emperador, el torneo del nuevo Campeón Esmeralda, el Séquito del Emperador, las luchas de poder de los antiguos Clanes queriendo recuperar sus posiciones...
Si hay trabajo y algo que hacer ahora mismo es en la capital. Y por eso vamos."


Dice uno de ellos dándole un par de palmaditas a sus armas. Entonces son ronins, como tú...
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
KUBO
Mensajes: 176
Registrado: Vie Jul 26, 2019 11:00 am
Ubicación: Fuera de lugar
Contactar:

Re: PRELUDIO.- Kubo.- Hombre ola.

Mensaje por KUBO »

La primavera se abre paso -por la ventana abierta veo las primeras flores de un cerezo- pero sigue haciendo frio en aquél olvidado rincón de las montañas de los Escorpiones. La posada de la aldea, que hace las veces de taberna, no está muy transitada en estas fechas y horas. Un empleado me sirve un poco más de sake caliente, la mía es la única espada del local y el dueño ha optado por tenerme de su lado no cobrando mi bebida. Bebo pausadamente, este invierno he estado bebiendo demasiado -el licor baja por mi garganta con su quemazón familiar- y mi cabeza deja el local oscuro y frío, vuelve al caserío de mi padre y vuelvo a ver su cara severa y la de mi madre, siempre sonriente. ¿Cuándo leí una carta suya por última vez? ¿hace cinco años? ¿seis?. Intuitivamente toco sobre mi kimono, en mi pecho, y noto la bolsita de cuero colgada de mi cuello, bajo mi ropa, y dentro de ella el pequeño recorte de papel meticulosamente doblado.
¿Cómo he llegado aquí? La paz en Rokugan no es un negocio para un ronin. Cuando dejamos el territorio del Zorro todos se fueron yendo, primero Totsuka y Subio, hace un año, y luego uno tras otro, hasta que también lo hizo Oruname al principio del invierno.
Una corriente de aire frio llega hasta mi reservado, desde él puedo ver como se desplaza una de las hojas de la puerta del local y dos hombres, embozados en su capa, entran. Se sientan cerca, en las largas mesas de la zona común, en el extremo más cercano a mí, apartados de los pocos clientes que comparten los largos tableros elevados unos treinta centímetros del suelo.
Llevo mi mano instintivamente hasta la katana, que tengo en el suelo a mi izquierda, al ver perfilar la silueta de las suyas bajo la capa. Desde aquí puedo escuchar la conversación con la hija del tabernero.
Otosan-Uchi. Si aquí, en el culo del mudo, una panda de campesinos que me deben la vida, me miran como a un perro , ¿qué esperan dos ronin encontrar entre las orgullosas Grullas y los todopoderosos Otomo? ¿Creen, de verdad, que algún gran señor Escorpión los contratará?. Igual esperan convertirse en Campeón esmeralda. La idea me divierte, me arranca una sonrisa. Sin embargo una sombra cruza mis pensamientos, mi sonrisa se vuelve amarga y apuro mi sake. Miro el wakizashi de mi obi, y acaricio con cuidado el extremo, donde deliberadamente oculto está el mon del clan León.
Me levanto recogiendo mi katana, me dirijo con decisión hacia los dos forasteros y, con mirada igual de segura y amistosa que el tono de mi voz, les digo:
- Tres espadas se pagarán mejor que dos en Otosan-Uchi. –Mientras acaricio la negra empuñadura de mi katana.
No hay deuda más gravosa
Que la que contraes contigo mismo
Sólo es libre quién alcanza a pagarla
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: PRELUDIO.- Kubo.- Hombre ola.

Mensaje por Isawa_Hiromi »

La hija del posadero se retira un poco cuando tu llegas a su lado para dejarte pasar. Aquella niña ha sido siempre de los pocos que te ha mirado con dulcura en aquella inhóspita región, puede ser que sea porque nunca has tratado de abusar de su amabilidad por mucho sake que llevases encima o porque delante tuya no dejabas que otros se mostraran "demasiado afectuosos". La chica te sonríe dulcemente mientras se inclina y se retira despacio.

Delante tuya están ahora los dos que sabes que son ronins y puedes verlos mejor. Uno de ellos es muy grande, quizás no tanto como tu. Por los dioses, tu madre siempre decía que parecías un enorme roble, pero perfectamente el cuerpo de aquel tipo podría llegarte por el hombro y se veía fornido. Tenía el pelo corto y algo cano por la sien y gesto duro, de nariz aguileña y ojos expresivos y furibundos. El otro era más delgado y bajo, lo cual era normal comprado con el compañero, de complexión atlética, flexible. Tenía el pelo castaño claro, recogido en una coleta baja y ojos castaño claro veteados en verde, también era más joven que el primero. No podrían hacerse pasar por padre e hijo pero al menos había una diferencia de diez años entre ellos, seguro. El más joven sería de tu edad aproximadamente.

El mayor te hizo una seña para que tomases asiento con ellos y se apartó un poco para que pudieras hacerlo con comodidad.

"¿De paso también?"[/i] Te preguntó."Vas como nosotros a la capital has dicho ¿cierto?"

El joven que estaba bebiendo un poco dejó el vaso de sake y te dijo:

"Mi compañero se llama Mogu, yo soy Akechi. Ambos venimos de las tierras de los Cangrejos donde hemos pasado el invierno. Siempre hay peligros en aquellas tierras que paguen un plato caliente debido a que los Cangrejo están demasiado ocupados en su lucha contra las Tierras Sombrías como para ocuparse de minucias en los pueblos."

"¿Has pasado en tierras Escorpión el invierno?" preguntó Mogu.

"Dicen que no son los mejores para los que trabajar..." añadió Akechi, lo cual no dejaba de ser cierto ya que incluso los campesinos eran complicados. Pero era como todo, una vez que demostrabas que eras el menor de dos males...

"Sea como fuere si vas a la capital, como has dicho deberíamos viajar juntos, aunque los caminos imperiales están bien vigilados siempre es mejor ir en mayor número. Trabajo habrá el que queramos allí, dicen que es la ciudad más grande del Imperio, tanto que cabrían varias poblaciones de Kyuden (castillos) en ella..."

"Y más ahora con toda la gente que está viajando hacia allá. Seguro que hay muchos asuntos que requieren de ser pagados para que los hagan otros."

Mogu te miró quizás calibrando como tu también lo habías hecho sobre tu potencial o incluso de dónde venías y te preguntó:

"¿Qué trabajos sueles hacer?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
KUBO
Mensajes: 176
Registrado: Vie Jul 26, 2019 11:00 am
Ubicación: Fuera de lugar
Contactar:

Re: PRELUDIO.- Kubo.- Hombre ola.

Mensaje por KUBO »

Los dos hombres no son jóvenes, pocos ronin lo son, pocos llegan a viejos. El mayor quizá sea incluso demasiado viejo, supongo que sólo su tamaño le permite seguir en el negocio.

Acepto la invitación a sentarme junto a ellos y dejo la katana a mi derecha en señal de confianza. El viejo es un tipo directo, de tono casi furioso:

- ¿De paso también? –pregunta- Vas como nosotros a la capital has dicho ¿cierto?

- ¿No estamos siempre de paso en algún sitio? Solo cambia el tiempo que
mantenemos nuestros culos sentados en la taberna de turno. Pero sí, creo que vamos los tres en la misma dirección –contesto, al tiempo que hago un gesto para que sirvan un poco más de sake.

Mogu y Akechi vienen de las tierra de los Cangrejo, donde siempre hay trabajo para un mercenario duro. Pero el viejo Mogu parece más interesado en mi historia que en contarme la suya.

- ¿Has pasado en tierras Escorpión el invierno?

- Dicen que no son los mejores para trabajar –añade Akachi.


- Son como todos , ¿no? Si te necesitan te llaman, pagan poco y cuando cumples tu parte te conviertes en un estorbo.

Akachi, mucho más dicharachero, me invita a unirme a ellos, está convencido de que la capital será un manantial de plata para nosotros, pero Mogu es un hueso duro.

- ¿Qué trabajos sueles hacer?

- Supongo que todos los que alguien, no sabe, no puede, no se atreve o no quiere hacer, ¿o vosotros habéis estado trabajando como hatamoto en la Guardia Blanca del viejo Hida? –contesto mientras apuro un vaso de sake de la botella que, a mi cuenta, acaba de traer un empleado de la posada.

Akachi suelta una carcajada y brinda conmigo.

- ¿Qué planes tenéis?¿Tenéis algún contacto en Otosan?


OUT: No sé si necesito alguna tirada para convencerlos de que soy una buena compañía, seleccioné como ventaja la Bendición de Betén precisamente por eso.
Última edición por KUBO el Vie Ago 16, 2019 5:36 pm, editado 1 vez en total.
No hay deuda más gravosa
Que la que contraes contigo mismo
Sólo es libre quién alcanza a pagarla
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: PRELUDIO.- Kubo.- Hombre ola.

Mensaje por Isawa_Hiromi »

OUT
Tranquilo salvo que sea totalmente necesario las tiradas se minimizan para que la interpretación sea la que mande. Es decir que si te muestras amigable no van a ponerte problemas salvo que sea por algo en concreto.
Cuando tu opinión o lo que tu intentas se trata de sobreponer a la voluntad de otro, ya sea en una pelea o en cualquier otra cosa es cuando SI que se tira. Esto es sólo rolear.
Así que si quieres meterte en grupo tan sólo propónlo adecuadamente.
IN



Cuando le respondes al enorme ronin que el tiempo que pasáis con vuestros culos en un mismo lugar sólo es cuestión de tiempo se rie abiertamente y puedes sentir cómo esa clase de comentarios desenfadados son los que bajan la guardia ante alguien que no conocen, el ambiente se relaja.

"Todos no quieren pagar y si lo hacen es tarde y mal." Te dice Mogu.

"Pero al menos las mujeres Escorpión son más hermosas." bromea Akechi.

"Y más complicadas bufa Mogu Como todo en estas malditas tierras."

Akechi te hace una seña para que obvies el mal humor de su compañero y te dice:

"A Mogu no le gustan estas tierras, hemos tenido problemas en ciudades como Ryoko Owari, o mejor dicho, hemos tenido problemas tratando de evitar problemas."

"¿En la vieja Guardia Blanca?" se rie Akechi."Imposible, eso es sólo para bushis. No, lo que hemos estado haciendo este invierno más que nada es estar en un pueblo cerca del bosque en las lindes hacia estas tierras. Al parece más allá de las Tierras Cangrejos, donde la Corrupción ha estado tranquilo pero han habido bandas de asaltadores. Hemos estado atareados haciendo que las rutas de comercio en invierno fueran seguras para los suministros."

Mogi asiente.

"Muchas horas. Mucho frío." añade.

Akechi se rasca la nuca mientras asiente también a aquello y añade:

"Pero siempre un plato caliente al volver y si salvabas a comerciantes agradecidos algunas monedas extras te caen."

"Sin contar con las hijas de estos." Mogi mira de reojo a Akechi el cual se rie como si dijera "culpable".

"No, no vamos con ninguna clase de contrato." niega Akechi."Pero no creo que haga falta, hay que ser muy lerdo para no saber ver oportunidades en la capital. Dicen que hay trabajo desde si quieres trabajar para la yakuza, que hay en la ciudad mucha, pasando por ayudar a comerciantes, hay extras para la seguridad porque ahora empieza la temporada de festivales en esta y dicen que cada distrito tiene los suyos, sin contar con que allí están los Grandes Templos. Trabajar para los monjes no es lo más rentable pero suele ser tranquilo." Te dijo este.

"Y mucho espacio separado de los samurai sino quieres problemas mayores."

Akechi asintió con fuerza.

"Cierto, sólo con la ciudad baja, los distrito exteriores en los que podemos estar hay espacio de sobra."

"Y no te olvides del puerto." murmuró Mogu.

"Ah, cierto, en el puerto también suele haber trabajo... Además nos ha dicho que los Kasuga, el Clan Tortuga para ciertos trabajillos suele usar efectivos no directos suyos. Dicen que lo mejor que puedes hacer en la capital es hacerte amigo de un Tortuga."

El Clan Menor Tortuga era uno de los más peculiares del Imperio. Su territorio era Otosan Uchi, sus negocios... nadie los podía saber bien del todo, comercio es lo que decían y las afrentas y los problemas de estos para con los Clanes Mayores, ninguno. ¿Quién querría enfrentarse a un clan protegido directamente por el Emperador por muy menor que fuese?
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
KUBO
Mensajes: 176
Registrado: Vie Jul 26, 2019 11:00 am
Ubicación: Fuera de lugar
Contactar:

Re: PRELUDIO.- Kubo.- Hombre ola.

Mensaje por KUBO »

El sake suelta la lengua de los dos hombres, incluso el viejo grandullón (siempre me divierte qué piensa la gente de mi tamaño) parece más dispuesto a compadrear. La conversación fluye distendida, batallitas en el sur, mujeres hermosas y Otosan Uchi. Clanes yakuza necesitados de matones, templos necesitados de guardias, guardaespaldas de comerciantes o entrar en la nómina de la Tortuga. Pero siempre pasando desapercibidos, entrometerte en la “casa” de un samurái, cundo no te llama, siempre trae problemas, pero en Otosan nadie repara en nadie, todos estamos de paso.

- ¿Continuaréis viaje hoy? Supongo que si habéis tenido problemas en Ryoko Owari no querréis permanecer mucho tiempo en estas tierras, y al fin y al cabo ¿por qué habríais de perder un día de camino en el culo del mundo?¿viajáis a pie o a caballo? Por lo que a mí respecta podemos estar en camino en lo que tarda en apurarse un cuenco de sopa, podríamos estar en la siguiente posta antes de que caiga la noche. Esto es territorio Yogo, una vez que crucemos el Paso de Beiden estaremos en territorio Daidoji y el Camino Grulla es rápido, cómodo y seguro. Suena bien lo de esas Tortugas. Tres hombres experimentados y armados son un pequeño ejército. Seguro que con los Leones intentado recuperar su sitio ante esos Cangrejos que ya no tiene el favor imperial y las Grullas volviendo a revolotear bajo las faldas del emperador para intentar sacar a los Escorpiones de ahí, habrá muchas espadas en la ciudad dispuestas a resolver en un callejón lo que no puedan resolver sus embajadores. Ni hablar de todo los gallos emplumados que queden fuera del Torneo Esmeralda, ansiosos de demostrar lo injusto de no contar con el mejor espadachín de Rokugan... Todos esos clanes menores locales necesitarán blanquear escoria como nosotros para enseñar un poco los dientes y no dejarse pisotear ante el emperador, ni permitir que los negocios en “su ciudad” dejen de dar oro por culpa de todos esos samuráis pretenciosos, sus funcionarios, políticos y los pequeños ejércitos que llevarán con ellos para “reforzar” a los Seppun.

Me bastó un ademán para que el empleado de la posada trajese sopa caliente y un poco de pollo frío con verduras asadas, guarnecido con arroz…y otra botella de sake.
No hay deuda más gravosa
Que la que contraes contigo mismo
Sólo es libre quién alcanza a pagarla
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: PRELUDIO.- Kubo.- Hombre ola.

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Nosotros queríamos desayunar y seguir el camino, así que si habéis terminado en este pueblo, caminar tres es siempre mejor que dos. Los caminos son más seguros a más se viajen juntos." Te dijo Akechi haciendo que Mogu asintiera.

Los tres apurasteis lo que estabais comiendo y bebiendo y en poco tiempo estaban listos para partir. Tu tardaste poco, había poco que recoger. Te hospedas en aquella posada por orden del señor del pueblo y una vez terminado el invierno puede que quisiera tenerte más por allí pero lo que tu buscabas era otra cosa. Mogu y akechi pueden que buscaran un camino sencillo, al contrario que tu, pero la capital era para todos a fin de cuentas el camino al cielo.

Tal y como habías dicho en pocas jornadas saldríais a caminos Grullas, los caminos imperiales mejor pavimentados y cuidados, los más seguros y en poco tiempo y descendiendo hacia el nivel del mar estaríais en la capital.
Lo que hacer una vez que llegarais allí y si el destino os separaría era algo que no te importaba demasiado, pues la vida en la calle te había enseñado a agradecer los encuentros agradables casuales y a dejar marchar cuando fuera necesario a esas mismas personas sin que doliese, cual paso inexorable de las estaciones.

Otosan Uchi... pensaste mientras aquella enorme ciudad de la cual aún no conocías se abría paso en tus pensamientos... qué te depararía...




OUT
Puedes escribir una última respuesta y cerramos el preludio.
Siguiente tema pone Día 6.- tu nombre y la franja horaria en la que llegas. Buscalo y también tendrás ahí respuesta.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
KUBO
Mensajes: 176
Registrado: Vie Jul 26, 2019 11:00 am
Ubicación: Fuera de lugar
Contactar:

Re: PRELUDIO.- Kubo.- Hombre ola.

Mensaje por KUBO »

Los dos ronin aceptan mi oferta. Otro vaso de sake, apurar mi cuenco y el plato. Mi equipaje está siempre listo, estoy en la puerta antes de que Akechi se haya sacudido la meada en el callejón lateral. Seguramente el señor me habría dado unas monedas por estas últimas semanas, si hubiese decidido seguir por allí, pero en mi mente ya sólo hay una idea, los estandartes del León que hondearán en la capital ansiosos de recuperar la gloria perdida.

Akechi y Mogu, no son peor ni mejor compañía que cualquier otro ronin, la mayoría sólo son bandidos haciéndose pasar por samuráis caídos en desgracia, con suerte bushís deseosos de purgar el honor perdido trabajando como mercenarios, la mayoría de las veces sólo asesinos a sueldo. Unos se contentan con encontrar una aldea tranquila, o una guarnición, en las que ganar un poco de respeto, muchos sueñan con plata y oro, y ambicionan las sedas de los grandes Damyos ¿qué más da? Estoy acostumbrado a su compañía, prefiero usar como arma a un grupo de mercenarios que confiarlo todo a mi destreza con la katana. Se me da bien liderar a este tipo de gente y prefiero su compañía a la soledad, tener que mostrar permanentemente mi peor cara me hace dar lo mejor de mí; la soledad, sin embargo, me causa melancolía, vuelve arisco mi carácter y me llena la cabeza de confusión.

Otosan Uchi ¿qué me deparará?
No hay deuda más gravosa
Que la que contraes contigo mismo
Sólo es libre quién alcanza a pagarla
Avatar de Usuario
Miya Nadesiko
Shisha sonriente
Mensajes: 3460
Registrado: Vie Oct 31, 2008 10:03 pm
Ubicación: Donde mis pies me lleven

Re: PRELUDIO.- Kubo.- Hombre ola.

Mensaje por Miya Nadesiko »

OUT
PRELUDIO ACABADO
"Oye mi voz, pues es la del Emperador"


"El arte de la guerra es la manera de conservar la paz"

Miya Nadesiko, heralda del Imperio Esmeralda
Responder