Día 6.- Kubo.- Tarde

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por Isawa_Hiromi »

DÍA 6. KUBO
TARDE


LLEGADA A LA CAPITAL



El viaje por los caminos había sido sencillo, sin incidentes. Viajar en compañía facilitaba las cosas y hacerlo por los mejores caminos del Imperio, los de la Grulla y el Escorpión, que eran los más cuidados y seguros era un plus. Habíais encontrado posadas de sobra y paradas del camino. Por suerte íbais bien de dinero y vuestras credenciales estaban en regla, el movimiento en los caminos también estaba aumentando por lo tanto las guardias no tenían ganas de retrasar la marcha de los viajeros y eso os había evitado problemas en las aduanas de paso de uno a otro Clan.

Por fin el ascenso por una de las lomas de cultivos os señaló que la capital tenía que estar cerca ya que el paso de muchos se apretaron mientras a vuestro alrededor los campesinos trabajaban recogiendo el arroz. Y cuando subisteis aquella loma con los rayos de Amaterasu que lentamente comenzaban a ser más cálidos es cuando se os presentó la ciudad.

Otosan Uchi, la capital del Imperio, donde los dioses tomaron tierra por primera vez y en donde la morada del inmortal Hantei y su prole siguió desde entonces.

Tres murallas separaban al mundo de los dioses. Una primera muralla para entrar en la ciudad y en sus distritos exteriores, donde toda clase de personas vivían y disfrutaban de las maravillas que aquellas les ofrecían. Distritos enormes como ciudades en sí enteras, con sus propias dicotomías, festivales, gobernadores y guardias... Un mundo en un mundo que sería aquel vuestro destino.

Una segunda muralla que separaba los cuatro distritos nobles, donde sólo los samurais vivían y no cualquiera, sino los de mayor rango o los invitados. En aquel lugar sólo los heimins entraban con visado especial y para trabajar y ninguna otra casta inferior jamás tocaría aquel suelo. Aquellos distritos interiores quedarían ocultos para ustedes, ronins.

Y una tercera que recorría la colina que se alzaba dentro de la ciudad y que desde tu posición enseñaba la preciosa Ciudad Prohibida donde el Dios en la Tierra y su amada Madre vivían junto con el resto de las familias imperiales dejando destellos dorados de los techos de los palacios de su interior. Un lugar vetado incluso para los samurais y que jamás vería la mayoría de ellos, como mucho se podrían contentar con ver las altas murallas llenas de protecciones mágicas que custodiaban al hijo de los cielos.

Akechi te azuzó para que incrementarais el paso, estaba extasiado con todo lo que veía.

"En cuanto entremos creo que deberíamos buscar el distrito Hiro." dijo este mientras andabais hacia el control de la puerta de la Muralla sur."Dicen que ese distrito es uno de los más ricos debido a lo que se mueve allí, así que habrá trabajo de sobra."

"¿Por lo que hay allí?" preguntó Mogu alzando una ceja como si conociera a su compañero.

"Es Fénix, Mogu, no te pongas nervioso, el Gobernador es Fénix." Trató de calmarlo.

"A mi no me engañas, Akechi, nos conocemos ya desde hace bastante tiempo. Desembucha."

Akechi se rió como el niño que ve que le han pillado y dijo:

"Vale, vale, es Fénix, eso no es cierto, pero dicen que sigue controlado por el Escorpión, que fue el anterior Gobernador uno de ellos."

"Ya te he dicho que no quiero saber nada de escorpiones." farfulló Mogu.

"Y lo sé, pero donde están ellos siempre hay más trabajo, ya lo sabes, deberías replanteártelo, además, esta vez no tiene por qué ser como aquella, ya estamos prevenidos. Y ahora somos tres ¿verdad Kubo-san? Yo creo que es una oportunidad única de negocio."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
KUBO
Mensajes: 176
Registrado: Vie Jul 26, 2019 11:00 am
Ubicación: Fuera de lugar
Contactar:

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por KUBO »

El viaje ha sido tranquilo, sin sorpresas y Mogu y Akechi han resultado una buena compañía. Por fin, ante nosotros, tras un preludio de caminos atestados y campos de arroz en frenética actividad, la capital de Jade. La ciudad más grande del Imperio, quizá del mundo. Ante mis ojos, su muralla infinita y las murallas concéntricas y coronándolo todo los destellos dorados del palacio del Niño-emperador rodeado de las altas murallas protegidas por míticos encantamientos.

Akechi, nos espolea camino de la puerta sur, considera que los Escorpiones que controlan el distrito Hiro siempre son una fuente de trabajo para tipos como nosotros, por sí mismos y por el propio carácter de este distrito dedicado al ocio, pese a que nominalmente está controlado por un títere Fenix. Mogu por su parte sigue reticente a cualquier relación con los Escorpiones, parece que sus problemas en Ryoko Owari fueron realmente serios.

- Ahora somos tres ¿verdad Kubo-san? Yo creo que es una oportunidad única de negocio –concluye Akechi.

- No tengo problemas ni con Fenix, ni con Escorpiones, es más mis referencias nos podrán proporcionar trabajo rápido, pero tampoco quiero tenerlos. ¿Van a traerme problemas vuestros problemas? –suelto con calma medida mientras sigo caminando- Si es sí, quizá deberíamos evitar esos problemas. Los problemas suelen aparecer solos, no es necesario buscarlos. Tengo muchos amigos entre los Zorros, no son el clan más poderoso de Rokugan, pero seguro que sus Damyos tiene intereses en esta corte. Suele haber Zorros cerca de los Leones, ¿qué distritos controlan los estandartes dorados y púrpuras?
No hay deuda más gravosa
Que la que contraes contigo mismo
Sólo es libre quién alcanza a pagarla
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"No traemos problemas, los solucionamos todos." Dijo Mogu de manera seca."Lo cual no implica que me siga gustando...." gruñó.

Ya te habías dado cuenta que Mogu no tenía un carácter dulce y encantador, sin embargo parecía alguien serio y suficientemente meditabundo como para tener claro que no quería meterse en problemas.

"Creo que sólo hay un distrito exterior que el gobernador es un León, un Matsu, el Distrito Takuni."

Te dijo Akechi que por otra parte además de hablador y liante parecía el que se había estado preparando más el viaje.

"Trabajar para clanes menores no es mala idea, de hecho incluso os diría más, tratar de trabajar para la Tortuga, la cual está en toda la ciudad y parte del puerto lo controlan ellos. Bueno, lo controlan todo aunque no tengan distrito con su nombre, después de todo la ciudad es su territorio, claro."

Informó.

"¿No dijiste que había varios distritos que los llevaban los cangrejos? preguntó Mogu."Me gustan los Cangrejo. Si les gustas les gustas. Sino no, no. O te pegas con ellos o bebes con ellos. Sencillo."

Akechi asintió a aquello y dijo:

"Si, hay varios distritos exteriores Cangrejos, está el Kuroge, llevado por un Hida y también está el distrito Ieku, que lo lleva un Kaiu."

Mogu gruñó asintiendo complacido por aquella información.

"Los Kaiu me gustan. Pagan todo lo bien que se nos puede pagar tras regatear. Hablan poco. Son trabajos sin dobleces."

Akechi se rió.

"Si hemos venido a la ciudad por dinero no sería mejor trabajar en un distrito Grulla o Fénix. Al fin y al cabo, sin contar con los escorpiones, son los que más posibilidades de negocios tienen. Y mujeres guapas, claro juju."

Expuso este.
El principio de la cola se iba acercando lentamente mientras hablabais y en breve tendríais a los guardias encima para revisaros los visados. Te diste cuenta que sobre la muralla había guardias de verde armadura con el mon Seppun pero que en la puerta había un batiburrillo, quizás fuera una guardia conjunta de la del distrito en el que estaba la puerta, la Seppun y quien sabe de si alguna magistratura...

"¿Y té que opinas Kubo?" te preguntó Akechi."¿Qué clase de trabajos sueles coger? O mejor dicho… ¿qué tipo de trabajo estarías interesado en encontrar?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
KUBO
Mensajes: 176
Registrado: Vie Jul 26, 2019 11:00 am
Ubicación: Fuera de lugar
Contactar:

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por KUBO »

Mogu es un tipo bastante transparente, en apariencia, pese a no ser demasiado hablador. Está claro que no le gustaban los Escorpiones, pero creo que puedo estar tranquilo respecto a que sus viejos problemas nos persigan hasta aquí, aunque un samurai precavido suele vivir más, quizá se mejor mantenerse discretamente alejado de ellos.

Akechi parece estar bien informado respecto a quién es quién en la ciudad, y considera que con la Tortuga tendremos un plato caliente en la mesa. Sin embargo Mogu es más amigo de prorrogar su reciente relación con el Cangrejo. Y siempre están el Fenix y la Grulla dispuestos a dejar correr la plata a cambio de una espada.

- ¿Y tú qué opinas Kubo? -pregunta Akechi.- ¿Qué clase de trabajos sueles coger? O mejor dicho… ¿qué tipo de trabajo estarías interesado en encontrar?

- Opino que es mejor que os mantengáis alejados de los trabajos que los Escorpiones me puedan encargar, igual que es mejor que yo lo esté de los que los Cangrejos os encargasen a vosotros. –Contesto con media sonrisa.- En el distrito Takuni habrá sin duda Zorros entre los Leones, me será fácil encontrar alguien que nos acoja en su escolta o su guardia; después ya decidiremos si la bolsa de la Tortuga o la Grulla, incluso la de un Fenix, está dispuesta a aflojarse para algún trabajo mejor pagado, o si el León es un buen amo.

Mientras, seguimos avanzando en la cola de la entrada, hasta plantarnos frente a la variopinta guarnición que la vigila como refuerzo a los oficiales Seppun.
No hay deuda más gravosa
Que la que contraes contigo mismo
Sólo es libre quién alcanza a pagarla
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"¡León entonces!" sonríe Akechi.

"A nuestro nuevo amigo le gustan los retos..." murmura Mogu.

"No seas aguafiestas hombre, Mogu."

"Sólo digo que los León son quien más odian a los ronin. Vivir en un distrito lleno de ellos hará que tengamos que tener siempre cuidado por dónde vamos andando. Sobretodo si el Gobernador es Matsu."

Akechi parece no darle importancia y cuando os dais cuenta estáis delante de los guardias. Hay un Seppun, que parece ser el oficial de mayor rango, un Cangrejo de la familia Hida, un Grulla, Kakita y un Fénix, Isawa. El último de ellos está bajo un parasol sentado en una mesita mientras parece anotar cosas que le van diciendo, revisando documentación y ojeando a los que pasan.

Cuando llegáis el Grulla os da el alto.

"Documentación."

Os pide. La sacáis y se las dais.
Los controles de seguridad siempre son algo problemático para los ronins, muchas veces depende del humor del que lo lleve para saber si tendréis problemas o no, así que lo mejor es sacar la mejor de las sonrisas y sumisión antes los samurai.

"¿Motivo de visita a la ciudad?"

Os pregunta mientras el Hida está con otro grupo y el Seppun, cerca del Isawa parecen comentar otros asuntos.
Cuando la mirada azul del grulla sube hasta tus ojos ya puedes sentir la molestia de quien mira a "escoria ronin". Obviamente no se molesta en ocultarlo, no deben darte cortesía alguna porque es lo que eres para ellos, un caído en desgracia.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
KUBO
Mensajes: 176
Registrado: Vie Jul 26, 2019 11:00 am
Ubicación: Fuera de lugar
Contactar:

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por KUBO »

Una vez en la puerta, tres Samuráis controlan el acceso junto al oficial Seppun. El Fenix se ocupa de la labor burocrática, mientras un Cangrejo detiene a una parte de los viajeros, y un Grulla de fríos ojos azules nos para a nosotros para, arrogante, pedirnos la documentación.

- ¿Motivo de la visita a la ciudad? -Me pregunta directamente, clavando sus ojos en los míos, tras echar una ojeada a los papeles que sujeta en la mano.
Intento trasmitir bondad y tranquilidad en mi rostro y cada uno de mis gestos, evitando el ceño fruncido de Mogu y la sonrisa nerviosa de Akechi. Hago una leve y respetuosa reverencia con la cabeza y contesto a su pregunta con tono de cortesano, evitando parecer tampoco demasiado halagador

- Nuestros servicios han sido requeridos por los señores Kitsune. Y acudimos para ponernos a su servicio. Estos días hay mucha gente en la ciudad y, por desgracia, no todos son de fiar. Los honorables samuráis tienen muchos asuntos que atender, y no todos los señores de las familias más pequeñas de las provincias lejanas imponen el mismo respeto que la sola mención del noble nombre de la poderosa Grulla, por lo que siempre precisan de algún par de manos adicional para cuidar de sus intereses.

OUT: Cómo me has dejado poco margen de maniobra me tomo la libertad de rolear un poco y avanzar algo la historia. Si no te cuadra elimino a partir de aquí y engancho con tu historia.

IN:
La cola comienza a acumularse a nuestra espalda. El Grulla no se digna ni contestar, se gira al Fénix, recita nuestros nombres, el origen indicado en nuestros papeles y añade “Takuni” y un despectivo “ronin”. Estira su brazo para que cojamoss los papeles y con un gesto nos indica que no sigamos entorpeciendo el paso.

Avanzamos deprisa y se abre ante nosotros una de las amplísimas avenidas de entrada a la ciudad, a sus lados se acumulaban edificios de una o dos alturas abarrotadas de cartelones, con expositores en sus entradas con las más diversas mercancías. Las posadas se mezclaban con las tabernas, casas de té y comercios. Entre ellas destacan lujosas casas de comerciantes, y en las plantas bajas todo son telas, enseres y especias a la venta. La calle está abarrotada, por la puerta entramos un ríio constante de viajeros , pero el principal trasiego es de criados cargados, porteadores y comerciantes que negocian en cada esquina. Mujeres con cántaros de agua, carros tirados por bueyes cargados hasta el máximo, samuráis, damas y mirones. Aquello es sólo el preludio del laberinto de calles en constante cambio y ebullición, por el que deambulamos cuasiperdidos lejos de las avenidas principales que vertebraban los distritos, hasta que nos encaramos hacia Takuni, en busca de algún hueco libre en una posada donde extender nuestras esteras esta noche, aunque sea en el agujero más infecto del distrito, ya que cualquier sitio decente estará atestado y a unos precios desorbitados. Pero de momento, ante nosotros se abre ya la avenida principal a Takuni, con sus palacios, parques y templos. Atestada de palanquines de grandes señores.
Última edición por KUBO el Sab Ago 24, 2019 12:20 pm, editado 1 vez en total.
No hay deuda más gravosa
Que la que contraes contigo mismo
Sólo es libre quién alcanza a pagarla
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por Isawa_Hiromi »

OUT
No pasa nada, puedes avanzar en la trama si hubiera sido inadecuado yo te lo digo y se obvia la parte que no toca, pero esta vez no pasa nada.
Sólo varias notas: uno, OU no suele tener tres alturas de edificios (debido a que esta en una zona sismica), es raro aunque lo haya así que cuidado cuando te inventas las descripciones porque no sabes estas cosas. Dos: los prostíbulos JAMAS estan ahi entre las casas y tal, hay barrios licenciados para eso, así que no, jamás los veríais al entrar en la ciudad, cada distrito los tiene pero apartados.
Ten cuidado cuando describes cosas que no conoces, es mejor que o no lo hagas o lo hagas de una manera más ambigua.


Por cierto apunta en tu inventario, tienes 3 bu y 5 zenis por el invierno que has pasado trabajando.
IN


El guardia Grulla mira los documentos, aunque sabes que no los está viendo, te está escuchando haciendo el que no te escucha. Asiente quedamente mientras da un paso atrás y se los tiende al Fénix, que los revisa y sella. Cuando os lo vuelve a tender el Grulla te mira a los ojos directamente y dice muy despacio:

"No seáis una molestia. Ronin." y aquel "ronin" es escupido de su boca como el peor de los insultos.


DISTRITO EXTERIOR TAKUNI.


Desde la puerta que habéis entrado no llegábais al distrito exterior Takuni, habéis tenido que internaros en la ciudad y perderos más de una y de tres y diez veces hasta llegar a él. Aquella ciudad era como una maraña de calles a veces con sentido y otras sin este en el cual cada habitante de distrito no sabía más que del suyo y a veces ni eso. La construcción de la capital es caótica debido a los terremotos que hacen y desahacen edificios y que forman nuevas calles y recovecos cada tanto por lo cual siempre los mapas están desactualizados, o al menos el que os habéis podido permitir.

Con trabajo y siendo consciente que a pie la ciudad se hace enorme llegáis por fin a Takuni. El Distrito Exterior esta regentado por un León, de la familia Matsu, y eso se nota en el carácter del distrito. Las calles son más angulosas y rectas que en otros distritos por los que habéis pasado. Parece que impera un cierto orden arquitectónico más regio y sobrio, aunque sigue siendo un distrito con mucha animación como suponéis que son los exteriores donde todo el mundo puede estar.

Hay enormes calles donde pasan carros, palanquines, rickshaws, caballos y muchas personas a pie, de todas las castas mezcladas pero siempre siendo unas más conscientes que las otras de su posición y de lo invisible que deben ser hasta cierto punto.

Decidís ir a la zona del muelle en donde las posadas suelen ser más baratas y en donde hay muchos establos y barracones y así llegáis hasta una de ellas que parece ser lo suficientemente decente como para que si te caes inconsciente por el alcohol al suelo no te maten pero no tanto como para que estando de esa guisa no te robaran. Algo asequible calidad precio.

Mogu, Akechi y tu entráis en esta y en aquella hora de la tarde está casi llena, aunque te da la sensación que esta ciudad siempre está llena.
Hay mesas donde se bebe, otras donde se come y en general el ambiente es heimin, no divisas a ni un samurai, muchos de los trabajadores de allí son del muelle y del puerto y huelen a pescado y a las faenas en el mar.

Mogu se sienta en una mesa al afondo y os indica que toméis asiento con él. Así lo hacéis y en poco tiempo el posadero se acerca.

"¿Qué os sirvo, señores?" pregunta.

"Sake y algo de comer." Dice Akechi.

"¿Y hay habitaciones libres? ¿A cuánto sale la noche?"

"Una habitación son 3 zenis la noche, señores. Hay varias libres."

Mogu os mira a los dos y os hace una señal de si, para empezar y no malgastar recursos, cogéis una para los tres y así iríais a un zeni por cabeza. Akechi asiente, no le parece mal.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
KUBO
Mensajes: 176
Registrado: Vie Jul 26, 2019 11:00 am
Ubicación: Fuera de lugar
Contactar:

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por KUBO »

En la zona de los muelles encontramos, por fin, un sitio bastante más decente y asequible de lo que habríamos esperado. Podremos comer, beber un poco sake y dormir apretados como pescado en salazón, los tres en un cuartucho, por sólo un zeni por cabeza.
Dejo mi equipaje en la habitación (no puedo pasear por la ciudad con un arco a la espalda y una nage y un ono en la mano) y me coloco correctamente el daisho para evitar susceptibilidades de algún guardia. He aprendido a ocultar adecuadamente el tanto, lejos de miradas indiscretas y registros de guardias celosos. Optamos por volver a la sala común y colocarnos en un extremo de la mesa, al fondo, para decidir qué hacer como siguiente paso
Última edición por KUBO el Lun Ago 26, 2019 8:07 pm, editado 1 vez en total.
No hay deuda más gravosa
Que la que contraes contigo mismo
Sólo es libre quién alcanza a pagarla
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por Isawa_Hiromi »

OUT
No hables por Pnjs Kubo, tu no puedes darte información de la ciudad porque no la conoces XDD Esta vez te lo dejo pero no lo hagas porque y si te digo que no hay ni un kitsune que pasa??? Y si no estan en este distrito por lo que sea??
En el rol tu interpretas por ti y por nadie más, el ambiente, los demás personajes y todo depende del resto, esto es como una obra de teatro en la que tu eres el personaje.
Y eso incluye a los otros ronins, una cosa es que hables un poco pero autodiálogos... Para eso escribes un libro XD
Eso incluye las descripciones de los sitios, si dices que hay X personas o las describes vale siempre que sea razonable que existan esas personas pero si no sabes si podría haber, por ejemplo... y si en el distrito este no hay yakuza?? de nuevo no lo sabes, sabes que hay pescadores, es logico ya que estas en el puerto pero supones cosas que no tienen porqué ser ya que no conoces la ciudad.
Te voy a dejar pasar esto esta vez para no hacertelo reescribir pero si tienes dudas de cómo se escribe puedes leer otro post de los demás y verás que nadie toma el control de nada más que de lo que hace el personaje, piensa o del entorno que este toma posesion en movimientos.
IN



El posadero, que mientras estáis hablando ha estado poniendo la comida pedida en la mesa os dice:

"Señores, se ven guerreros honorables, si lo que están es buscando trabajo honrado ahora mismo en el muelle ha llegado un cargamento de la Tortuga y para transportarla a los lugares que les corresponden van a necesitar brazos fuertes. Siempre pueden hablar con ese hombre" Os señala a uno grande y tosco que bebe solo en la barra. "Es quien se ocupa de los portes y hace un rato se ha estado quejando que se le va a partir el espinazo de tanto trabajo y tan poca gente preparada para cargar como se necesita."

Puso varias viandas más en la mesa.

"La Tortuga no es la que mejor paga, ni la peor, pero en esta ciudad si queréis sobrevivir siempre es una buena idea esta a buenas con ellos, después de todo "son el Clan del Emperador" y pueden estar bebiendo en esta posada o estar en la Corte de la Ciudad Prohibida con la misma facilidad..."

Os informó.

"Además..." Murmuró. "Creo que uno de los cargamentos es de libros. Pesados, sin duda, pero nada que os pueda meter en un lio."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
KUBO
Mensajes: 176
Registrado: Vie Jul 26, 2019 11:00 am
Ubicación: Fuera de lugar
Contactar:

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por KUBO »

OUT:
No te cortes en censurarme, si te das cuenta edito todo siempre para ajustarlo a tu redirección.

IN:
El posadero trae la comida que habíamos pedido. Y parece interesado en nuestra conversación. Trabajo como estibadores en el puerto, descargando un cargamento de libros, para el clan tortuga, hasta para un ronin eso es un insulto. Me adelanto a mis compañeros para contestar:

- ¿Peón de carga te parece un trabajo "honrado" para estos "honorables guerreros", heinin? -le escupo la pregunta amenazante cargando mi peso sobre mi katana- ¿sabes si hay algún señor Kitsune en el distrito o prefieres ofrecerme un trabajo fregando la taberna?
No hay deuda más gravosa
Que la que contraes contigo mismo
Sólo es libre quién alcanza a pagarla
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por Isawa_Hiromi »

OUT
No me gusta cortar lo ya escrito salvo que sea un fallo gordo, no suele merecer la pena.
IN


El posadero da un paso atrás intimidado.

"No... no he querido desmerecerle, señor, sólo digo que en la ciudad hay samurais más que de sobra para la clase de trabajos que quizás están acostumbrados en otras poblaciones menos numerosas y aquí especialmente no se toman bien la intrusión en sus asuntos... al menos ciertos clanes..."

Alzó las manos en símbolo de disculpa.

"Pero si que hay Kitsunes en el Distrito. No son líderes, pero tiene sus asuntos. La Embajada de los Clanes Menores está en la ciudad interior a donde no tienen acceso y es donde viven los más importantes por eso les decía... sobretodo porque la Tortuga suele ser amigable..."

Akechi te hizo una seña para que bajases tu pose amenazante y sonrió de medio lado.

"¿Y sabes de algún nombre de alguien que nos pueda ser de utilidad del Zorro de este distrito entonces?"

"De utilidad no sé, mis señores, lo que sí que les puedo decir es que en este distrito hay una escuela de baile llevada por tres hermanas Kitsunes que son reconocidas en la ciudad... "las tres colas de zorro"... ellas son las Kitsunes de más rango del Distrito. Aunque no sé si contratan esta clase de servicios... "
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
KUBO
Mensajes: 176
Registrado: Vie Jul 26, 2019 11:00 am
Ubicación: Fuera de lugar
Contactar:

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por KUBO »

Akechi intercede para tranquilizar al posadero, aterrorizado por mi respuesta, y que pueda contestar a nuestra pregunta e informarnos sobre los zorros de este distrito. Las responsables de una escuela de danza parecen nuestra mejor opción. Quizá pueda hacer valer mis referencias, serví bien a varios señores menores defendiendo su frontera y quizá estén emparentados con alguno de ellos, los zorros no son tantos...

- Parece que vinimos aquí en busca de trabajo y no lo hay - digo una vez se ha largado el posadero- quizá no se nos haya perdido nada aquí, prefiero ser un ronin haciendo el trabajo sucio de los samuráis en el culo del mundo, que convertirme en un puto hinin en la puta Otosan. Propongo presentar nuestros respetos a esas Zorro, presentarnos allí con un honorable regalo y confiar en que mis referencias nos abran la puerta de algún trabajo decente con los suyos o alguna recomendación con los leones.
Última edición por KUBO el Jue Ago 29, 2019 12:41 am, editado 1 vez en total.
No hay deuda más gravosa
Que la que contraes contigo mismo
Sólo es libre quién alcanza a pagarla
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por Isawa_Hiromi »

OUT
en realidad no te haría gracia porque el zorro en oriente no es despectivo es un símbolo de astucia, pero si te hace gracia por eso guay, pero no por lo que aquí te haría.
Como nota de color aclaratoria.
IN


"Bueno tampoco ha dicho nada que no sepamos ¿no? ¿O te esperabas que fueras a trabajar para el propio Emperador Kubo-san? jajaja" se rie Akechi.

Mogu te mira con expresión sombría y te dice:

"Los hinins son perros con dueño, nosotros no. No sé que esperabas.
No te lo he preguntado hasta ahora pero está claro que tendría que haberlo hecho porque creo que... eres un tipo razonable por un lado pero problemático por otro."
añade mirando hacia el posadero."¿Naciste siendo ronin? Y sino es así... ¿Qué te hizo caer?"

Akechi pone cara de "uuuh eso es muy personal" pero no le corta, de hecho se interesa también.

"Sí, la verdad es que es mejor que hablemos de eso ahora antes que sea demasiado tarde por problemas que nos metamos."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
KUBO
Mensajes: 176
Registrado: Vie Jul 26, 2019 11:00 am
Ubicación: Fuera de lugar
Contactar:

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por KUBO »

OUT
Ni un post sin su cagada. Ya está borrado. Yo creía que Kitsune venía de Kitsune la criatura con forma de zorro que guardaba los bosques y que tenía la capacidad de convertirse en humano y que además de inteligente y astuto era travieso y lascivo, y una de sus tretas favoritas era convertirse en joven doncella para acostarse con hombres (de ahí las kitsunemimi y su sexualización). Entonces aunque el concepto no tuviese el doble significado despectivo del castellano tiene el sentido picante-sexual que, como en castellano, sería lo que haría reír, no la parte despectiva.

IN:
Akechi no parece tener, de repente, pese a su entusiasmo inicial por la multitud de oportunidades de la ciudad, mucha fe en encontrar ningún trabajo mejor para su espada que ¿¿estibador??

- Sólo espero… esperaba, poder poner mi espada al servicio, como ronin, de alguna noble casa samurái que necesite perros sin amo para solucionar sus asuntos sucios, como siempre. Pensaba que eras un ronin, Akechi-san, y que cuando hablabas de buscar trabajo con los Escorpiones, los Cangrejos, el Fenix o la Tortuga, te referías a dar trabajo tu espada, no a cargar leña para sus cocinas como un hinin.

- Los hinins son perros con dueño, nosotros no. No sé qué esperabas. –tercia Mogu, con una mirada desafiante que no me gusta- No te lo he preguntado hasta ahora pero está claro que tendría que haberlo hecho porque creo que... eres un tipo razonable por un lado pero problemático por otro. ¿Naciste siendo ronin? Y sino es así... ¿Qué te hizo caer? –Akechi lo secunda.

- Quizá sea yo quién os entendió mal a vosotros, mi espada está en venta, el poco orgullo que me queda, NO –devuelvo la mirada al viejo ronin.- ¿Acaso tú naciste ronin?¿acaso me importa por qué has llegado hasta aquí?¿qué problemas teméis que os cause?¿creéis que os atraeré problemas con los Escorpiones a los que os he ayudado a evitar?¿o vuestros problemas no son problemas?¿o quizá teméis que os traiga problemas con los Cangrejo a los que hasta hoy he evitado para manteneros alejados de esos “problemas”? Tomad el camino que queráis, tres espadas juntas valen más que tres espadas por separado, si queréis marchar y descargar las bodegas de los barcos como un par de mugrientos hinins, hacedlo, pero os recomiendo que vendáis a un armero vuestros daishos, ya no los vais a necesitar. Yo hoy acabaré mi cena y mañana iré a presentar mis respetos a las Tres Colas del Zorro, a no ser que vosotros tengáis una idea mejor y no me la hayáis hecho saber cuando decidimos hacia donde poníamos rumbo –digo proyectando mi mirada desde toda mi altura en los ojos de Mogu, intentando reflejar toda la dureza que estos años en el camino, y mi talla, me proporcionan.
No hay deuda más gravosa
Que la que contraes contigo mismo
Sólo es libre quién alcanza a pagarla
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por Isawa_Hiromi »

OUT
Correcto, viene de eso, pero no, en Asia no se asemeja a la zorra con un concepto lascivo y negativo sino de astucia y sabiduría como dices al inicio, somos nosotros los occidentales los que somos unos gaijins sin modales con un machismo todavía más marcado y estúpido que ponemos a la mujer siempre como un ente lleno de pecados carnales.
Y aunque fuera el caso de asia esto es Rokugan donde no existe ese machismo, así que no, no tiene esa acepción.
IN



"No quiero ser descortés Kubo-san pero habláis como un suicida que no entiende cómo es la vida de un ronin, así que de pronto esa pregunta de Mogu-san me parece razonable...
Cuando llegas a una ciudad querer ser el perro de unos amos que ni conoces, ni conoces su ego, ni sus amistades, ni nada... denota que o habéis tenido mucha suerte siendo ronin o aún no habéis vivido suficiente como nosotros, como lo que eres.

Tentarle el pulso a la ciudad, a sus habitantes, conocer detalles de lo que pasa, hacer amigos... eso es lo primero que alguien que quiere sobrevivir haría. Y trabajar para la Tortuga, de lo que sea, es una buena opción."


Mogu asintió.

Los dos ronins te miraron con expresión seria y sombría.

"Está claro que no llevas siendo ronin lo suficiente como para entender nada." Dijo Mogu seriamente."Hablas de orgullo aún... JA. Sí, sin duda fuiste samurai y sin duda ese orgullo te ha hecho ser el perro que eres ahora. Seguramente no entiendes ni entenderás esta vida hasta tu muerte..." Caviló."Pero tu muerte es tuya igual que tu pasado, no tienes que compartirlo con nosotros si no lo deseas. Está claro.

Pero lo que pareces no comprender es que puede que tu creas que ser un perro sin amo sea algo bueno, que puedes ser usado para los asuntos propios de los demás pero.. ¿De qué demás? ¿De los Kitsune? ¿Qué asuntos turbios crees que pueden tener ellos para necesitarnos? Quieres ser el perro de un samurai y sabes que debes elegir a un Clan que te pueda dar ese trabajo y sin embargo eliges clanes que nos repudiarían a la primera...

Eso me habla de quién fuiste y me hace pensar si sabes realmente lo que estás haciendo...

Akechi, tu haz lo que te de la gana, pero yo no voy a ir con el Zorro."


Negó este con la cabeza.

"No hasta que éste no entienda nuestra posición en esta ciudad, aprecio mi vida de perro sin amo aún lo suficiente como para saber ver la mirada de quien ha caído y aún no lo asume."

Fue entonces Mogu el que se levantó, pasó a tu lado y se marchó.

Akechi se quedó mirándole. Suspiró profundamente y te dijo:

"No te lo tomes mal, él es así, pero sigue habiendo dicho cosas reales.
Te acompañaré a ver al zorro, porque me vas a necesitar."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
KUBO
Mensajes: 176
Registrado: Vie Jul 26, 2019 11:00 am
Ubicación: Fuera de lugar
Contactar:

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por KUBO »

Akechi es el tipo de individuo que te tracionaría por un par de cobres, es decir, ni mejor ni peor que cualquier otro ronin, sus palabras pretenden acariciar curiosas mis oídos, sin ofenderme.

Mogu habla con dureza, pero con transparencia, no pretende ofenderme, sólo muestra su carácter. No sé cuándo ni cómo empuñó una katana por primera vez, pero es evidente que en su juventud participó en más cosechas de arroz que batallas.

- Mogu-sama tiene razón. Es un perro sin amo y como tal es libre de ir donde quiera. No seré yo quién lo impida. Yo seré tan ronin como vosotros, pero no pienso hacer el trabajo de un hinin, para ganar una sopa caliente. El día que lo necesite será el último de mi vida. No conozco Otosan Uchi, ni vosotros. No conozco a sus gentes, ni vosotros.
Tenéis prisa por poneros al servicio de la Tortuga como hombres sin alma, como si conocieseis a sus damyos y sin embargo teméis presentaros ante el zorro al que he servido por años. ¿Qué ha cambiado hoy desde que aceptasteis seguirme en busca de los Kitsune?¿Qué ha cambiado desde que os entusiasmaba trabajar para los Fenix o incluso, pese a vuestras cuentas pendientes, con los Escorpiones?¿A caso confiáis más en vuestras amistades con los Cangrejos que en las mías con los Zorros? Mañana iré ver a Las Tres Colas del Zorro, repito, a presentar mis respetos y si tú o Mogu deseáis acompañarme seréis bienvenidos, si no, os deseo suerte.
No hay deuda más gravosa
Que la que contraes contigo mismo
Sólo es libre quién alcanza a pagarla
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"No ha cambiado nada en mi y sin embargo mucho en ti." te dijo Mogu.

"Ha cambiado el hecho de saber lo que somos y estar dispuesto a tener opciones a que hables de honor, de superioridad y de mejores y peores como si hubieras olvidado lo que somos, como si de nuevo te fueras a un tiempo atrás, no sé cuánto, donde te pensabas que eras mejor y quizás hasta lo eras. Un tiempo que ya, por lo que eres ahora, ha quedado atrás.

Y ha cambiado el hecho de pensar si eso nos puede traer a una muerte prematura.
¿Quieres ir a ver al Zorro? Vale, iremos, iremos a ver a esas mujeres y su escuela de danza a ver si esa amistad que dices sobrepasa a una ciduad que ninguno, como bien dices conocemos, pero luego, cuando pase lo que pasará ni te extrañes ni te asombres."


Terminó de decir Mogu, tras lo cual comió lo que quedaba en el plato y se levantó de golpe.

"Voy a ir a dar una vuelta, quiero conocer el distriro, al menos sondearlo, si queréis podeis quedaros aquí o venir."

Pronunció sin más dilación.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
KUBO
Mensajes: 176
Registrado: Vie Jul 26, 2019 11:00 am
Ubicación: Fuera de lugar
Contactar:

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por KUBO »

Mogu se gira y vuelve a sentarse para volver con su tono sombrío a reprocharme mi negativa a trabajar como estibador para la tortuga. Me acusa de prepotente por querer ganar mi ración con la espada y no trabajando como un hinin. Me acusa de irresponsable por querer trabajar con el Zorro en vez de con la tortuga. He conocido muchos ronin que nunca habían sido samurái, muchos que son sólo ladrones o asesinos y que nunca aceptarían trabajar como mercenarios porque nunca se enfrentarían a un igual cara a cara, otros nacieron en una plantación de arroz y cuando el hambre aprieta dejan la espada y vuelven a abrazar el arado. Pero Mogu parece ser capaz de trabajar amortajando cadáveres por un cuenco de sopa. Mis compañeros no aceptaron entusiasmados acudir al distrito León ni tampoco parecían eufóricos por trabajar con el Zorro, habíamos hablado mirar opciones con el Fénix o la Tortuga si no surgía trabajo allí, igual que acordamos no acudir al Escorpión o el Cangrejo para evitar nuestros mutuos problemas. Así que no acabo de entender su súbito interés en dejar la katana y trabajar en el puerto como un medio hombre, ni su pánico a cumplir el plan original de hablar con el Zorro. Sin embargo contesto “complacido” al cambio de posición final del viejo ronin:

- Me alegra tu decisión, Mogu-san, tres espadas son mejor que dos. Nada ha cambiado esta tarde, acordamos alejarnos del Escorpión y del Cangrejo y con ello de los problemas de cada quién, y lo hemos hecho. Acordamos venir al distrito de los Leones, y aquí estamos. Acordamos buscar trabajo con el Zorro y eso es lo que propongo. Acordamos hablar con la Tortuga o el Fénix, si el Zorro no necesitaba nuestros servicios, pero para trabajar con la espada, no como medio hombres en el puerto. Sé bien quién soy, un ronin, sé cual es mi trabajo, aquel que ningún samurái acepte, pero también sé el que no es, el que hasta un hinin rechazaría. Ninguno conocemos esta ciudad ¿no?, ninguno sabemos quién puede decidir cortar nuestros cuellos. He servido durante años al Zorro en la frontera, contra los Cangrejos, eso no es garantía de que un orgulloso samurái Kitsune no decida separar nuestras cabezas de nuestros hombros, nunca lo olvido, pero tampoco tengo garantía alguna de que no decida hacerlo una Tortuga. No entiendo tu repentino terror a presentarnos antes las señoras Kitsune, pero agradezco que hayas decidido acompañarnos. También estoy de acuerdo en acompañarte esta noche a conocer la ciudad ¿Vienes Akechi-san?

Me levanto, con mis armas en el Obi, y sigo a Mogu que ya se dirige a la puerta.
No hay deuda más gravosa
Que la que contraes contigo mismo
Sólo es libre quién alcanza a pagarla
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"No han cambiado cosas pero lo han hecho, al menos si has tenido ojos al mirar al llegar a la ciudad..."

Murmura este sombrío mientras los tres os levantáis tras comer y pagar y salir a las calles. El Distrito se nota que tiene presencia León, se puede respirar su aura aunque no lo estés viendo, en la forma más ordenada que en otros de disponer las calles y los edificios, en lo clásico de la arquitectura, en los jardines tipo zen de arena rastrillada, en la forma más taimada de actuar en aquel lugar y servicial de las castas menores hacia las mayores.

La zona del puerto es sin duda donde los samurais no suelen acercarse salvo para negocios completos, es pues una zona heimin, transitada por toda clase de personas y en poco tiempo os dais cuenta que también ahí cercano esta el barrio rojo, el barrio del placer del Distrito. No os hace falta haber estado en la ciudad para entender que seguro que hay un barrio rojo por cada uno de ellos, al menos en la ciudad exterior.

Os dais cuenta que en las avenidas principales los samurais de casta se pasean y se entremezclan de muchos clanes, aunque el marrón sigue siendo el color natural de aquella zona.
Hay toda clase de negocios, barrios entero de mercaderes, grandes fondas, teatros, santuarios... la ciudad parece que cada rincón tiene un detalle que contar y un lugar especial.

"Yo diría de recorrer un poco el centro cuando esté menos transitado y haya menos jaleo y problemas y tener bien en cuenta la zona del muelle, que seguro que es una zona más tranquila y libre de problemas con los samurais."

"Y de paso ir al barrio rojo ¿neh'" Preguntó Mogu haciendo que Akechi se riera.

"Por qué no, y más ahora que aún tenemos dinero en el bolsillo... jujuju"

"Lo primero que me interesa es ver qué clase de guardia del distrito hay y si en este lugar hay que tener en cuenta algún que otro grupo distinto al "oficial"..."

Dijo mirando hacia los viandantes.

"¿Y ustedes?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
KUBO
Mensajes: 176
Registrado: Vie Jul 26, 2019 11:00 am
Ubicación: Fuera de lugar
Contactar:

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por KUBO »

Mogu sale a la calle rezongando entre dientes.
Paseamos los tres, sin rumbo fijo, por el distrito. El orden, la tradición y la marcialidad, la estricta jerarquía, la sobriedad y la contención, todo respira León. No es bueno para tres ronin harapientos deambular por las concurridas avenidas donde impera el marrón de los señores león, así que optamos por recorrer los muelles, donde no hay presencia de samuráis, y buscar el barrio rojo del distrito. Pero Akechi es un tipo espabilado, no sólo el sake y los faroles del barrio rojo ocupan su atención.

- Lo primero que me interesa es ver qué clase de guardia del distrito hay y si en este lugar hay que tener en cuenta algún que otro grupo distinto al "oficial"... -dice mirando hacia los viandantes.- ¿qué opináis?

- Si queremos esperar a que se haga un poco más tarde y “explorar” el resto del barrio tenemos que saber quiénes y cómo de celosos son los guardias del distrito. Saber quién pinta algo por aquí y qué grupos y en que equilibrio existen, es fundamental si queremos estar una temporada en esta ciudad, saber qué tipo de trabajos y qué patrones nos ofrecerá y qué problemas podemos encontrar y debemos evitar. Nuestro “amigo” el posadero no me ha parecido el tipo más inteligente de la ciudad, seguramente en algún local del barrio rojo encontremos ojos más agudos y oídos más finos, dispuestos a hablarnos de quién es quién por aquí si aflojamos nuestra bolsa en la penumbra de algún reservado, alejadas de oídos que puedan traer problemas a lenguas desatadas. De todas formas me gustaría comprar un presente para las Tres Colas del Zorro, no quiero faltarles al respeto presentándonos mañana con las manos vacías. Podemos aprovechar para ver qué tienen que contarnos los comerciantes del distrito, podemos solucionar eso antes, o esperar a recopilar algo más de información tras los biombos de las geishas , no veo muy prudente buscar en los bajos fondos de los muelles informadores de dudosa reputación y meternos en problemas por preguntar demasiado. ¿Qué opinas Mogu-sama?- contesto yo.
No hay deuda más gravosa
Que la que contraes contigo mismo
Sólo es libre quién alcanza a pagarla
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Donde se encuentran las mejores informaciones incluso por encima de la que en los prostibulos te pueden dar es donde los puestos de comida ambulante del barrio rojo." Dijo Mogu.

"En esos sitios la borrachera se baja o se empieza, se habla con más cabeza, con más verdad y sobretodo sin prestar atención al que cocina, o si se presta no en un mal sentido. Si vamos a ir al barrio rojo yo esperaría a que bajase el sol para poder ver esos puestos y ahí conseguir información."

Dijo este.

"Así de paso podemos ir contando guardias y ver cómo se compone el del distrito." Añadió Akechi.

"Si quieres ir a comprar algo al venir vi una enorme calle llamada "de los comerciantes" sería el mejor lugar."


Distrito Takuni.
Calle de los comerciantes.



Decir "calle de los comerciantes" era quedarse corto pero de por seguro aquello empezó como una enorme calle con comercios, una vía principal, que con el paso de los año se ramificó y extendió de forma que a día de hoy era un barrio entero de comercios a partir de una avenida principal con las mejores tiendas de las cuales como venas salían pequeñas calles aledañas llenas de pequeños comercios de todos tipos.

La calle principal era tan ancha que podían ser recorridas por dos caravanas en direcciones opuestas y en aquel momento estaba llena de viandantes de todas las condiciones sociales, desde samurais a caballo, palanquines, heimins, hinis haciendo exposición de arte callejero...

Parecía haber cierto orden sin estar concretado en donde los artesanos se iban uniendo en distintas calles para facilitar así que el que quería comprar algo pudiera tener todas las opciones a mano y comparar.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
KUBO
Mensajes: 176
Registrado: Vie Jul 26, 2019 11:00 am
Ubicación: Fuera de lugar
Contactar:

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por KUBO »

- Me parece una excelente idea- contesto a Mogu y Akechi- Veamos qué nos tienen que contar esos vendedores ambulantes y aprovechemos hasta entonces para echar un ojo a la guardia, mientras buscamos en la calle de los comerciantes un regalo que no ofenda a Las-tres-colas-del-zorro. Yo había pensado gastar un par de kokus, así que podemos hacerlo cómo queráis, si preferís que ejerza yo de "portavoz", yo elijo, yo pago y después...decidiremos entre los tres, pero dos koku es el precio de tener la última palabra, y de convertirse en capitán de nuestra pequeña compañía, la soldada y el botín irá por tanto en consecuencia. Si preferís compartir el gasto podremos presentarnos con un regalo mejor, causar mejor impresión y conseguir mejor salario, y además mantendríamos la igualdad de decisión en nuestro grupo. Vosotros decidís ¿qué preferís honorables señores?- pregunto con un cierto tono de ironía.

Mientras encaramos la concurrida calle, más que calle barrio, en busca de una tienda de artículos para samurais de cierto nivel. Mi presupuesto no es ninguna fortuna pero espero que sea suficiente para un presente qeu al menos no consideren un insulto y les haga tomar una buena consideración de nosotros. La colaboración económica de mis compañeros podría garantizar eso, pero no niego que me gustaría tomar de una vez el mando de nuestro pequeño grupo; estos últimos años como jefe mercenario me han hecho sentir cómodo dando órdenes. En mente tengo encontrar tres abanicos con motivos de zorros, o quizá de zorros y leones luchando juntos contra cangrejos, lo suficientemente delicados, no cómo para que los usen tres señoras samurai, pero al menos para que aprecien el detalle, al fin y al cabo son tres señoras menores dentro de un clan ya de por sí menor.
No hay deuda más gravosa
Que la que contraes contigo mismo
Sólo es libre quién alcanza a pagarla
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"¿Dos kukus?!" casi se atraganta Akechi."Esos son dos meses de arroz, Kubo-san. Dos meses de comida."

Mogu asintió a eso.

"Comprar un regalo TAN caro y encima sin saber si quiera si será bien recibido... Yo no apostaría por ello, pero si queréis gastar vuestro dinero en eso, es vuestra bolsa." asintió este.



OUT
El dinero que tienes es el de tu equipo más lo que te dije al final del preludio, mira bien lo que te vas a gastar que eso es lo que tienes y nada más mientras no consigas trabajo.
Te lo digo esto porque el dinero que tengan Mogu y Akechi es el que tienen hasta el mismo caso... y de ahi esa reaccion.
IN


La calle de los mercaderes estaba llena de toda clase de tiendas, desde kimonos, adornos para el pelo, orfebrería, cerámica, de abanicos...
Ibais mirando sin tener muy claro qué podríais comprar aunque con la idea de algo que llevase el mon del Zorro al menos o alguna referencia. Estabais parados en una tienda con toda clase de objetos femeninos cuando una de las dependientas se os acercó.

"¿Estáis buscando un regalo, señores? Ahora mismo nos han entrado unos nuevos lazos para el pelo de muy buenos materiales desde las tierras Yasuki que están siendo un furor en la ciudad, pues tienen varios fetiches que dan buena suerte anudados al final y también bordados los símbolos de las Fortunas. Dependiendo de para quién o qué lo quieran le pueden llevar uno con Benten-kami-sama para la suerte en el amor, Daikoku para que atraiga el trabajo, Inari si están deseando tener descendencia..."

Explicó esta mientras enseñaba una serie de lazadas muy hermosas con las Fortunas, aunque se veía que tenían más clases de dibujos.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
KUBO
Mensajes: 176
Registrado: Vie Jul 26, 2019 11:00 am
Ubicación: Fuera de lugar
Contactar:

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por KUBO »

OUT
Entiendo que incluso gastando un par de koku, a Kubo le queda dinero para cubrir sus necesidades básicas durante varios meses. Corrígeme si no es así. De igual manera, entiendo también que presentarse en la casa de un samurai sin llevar un regalo es una falta de respeto, y un buen regalo conlleva casi la obligación de una "contrapartida". Los ronin se van a presentar ante unas señoras samurais para pedir que acepten tomarlos a su servicio, pueden estar buscando desesperadamente mercenarios, pero es más posible que no los necesiten demasiado y que no les guste mezclarse con ronin, una muestra de respeto así podría inclinar la balanza a su favor y darles la oportunidad de recuperar ese dinero en distintas formas en un periodo relativamente pequeño de tiempo. Además para Kubo entrar a su servicio y que se le mirase con ojos menos severos que al común de los ronin podría ser un primer paso para sus objetivos. Si me estoy equivocando en la interpretación del lore y la partida, al respecto, dímelo y cambio el enfoque.
IN

Mis amigos no parecen muy dispuestos a aflojar la bolsa, ni muy dados al trato con samurais de cierto rango, para mí no tiene por qué ser una mala noticia.

- Bien entonces será mi regalo, mi negociación y mi "ejército".

Una vendedora capta mi atención en mitad del jolgorio de la calle, lazos para el pelo finamente elaborados, con motivos de temática variada.

- ¿Tienes algo con los colores y motivos del zorro? ¿O quizá con las kami-fortunas de la guerra, la danza, los bosques y la protección o la caza de los onis que bagan a este lado de la muralla Kaiu? Algo digno de unas señoras samurai- pregunto a la mujer que nos ofrece su mercancía.
No hay deuda más gravosa
Que la que contraes contigo mismo
Sólo es libre quién alcanza a pagarla
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por Isawa_Hiromi »

OUT
No me acuerdod e cuanto dinero tenias en tu equipo, miratelo y haz cuentas, me refiero a que no es lo mismo comer arroz y tal y vivir en tu casa que tener que pagar posada, estancia, comida... Que esas cosas tu tienes que tenerlo en cuenta ya que no tienes fondos de clan y tu vida gira en torno a lo que puedes y no hacer por el dinero.
Es de mala educación presentarse sin regalo, claro, pero no implica que te tengan que devolver más que un regalo, no un favor, si lo aceptan, claro.
En cuanto a que eso te ayude a presentarte, si, ayuda, la cuestión es que te recuerdo que tu como ronin no puedes exigir nada, es decir, eso te puede ayudar, si, a priori, es obligatorio no, es obligatorio que ellas se sientan en posición de pedirte algo para compensar, pues no, porque de nuevo eres un ronin y no importas.
No sé si has leido 2El nombre del viento" y los problemas económicos que tenía el prota siempre, pues lo mismo XD
IN



la dependienta asiente y te dice:

"Claro, sama, tenemos unas cintas muy bonitas que suelen ser del gusto de los Kitsune, con la imagen de Inari entre el verde del color que suelen elegir, verde y colores anaranjados como de un bosque a punto de llegar el otoño."

Te dice mientras te muestra varias cintas del pelo muy bonitas y de buena manufactura.

"Además este año están muy de moda desde que la Dama de la Corte Otomo Etsuko las ha empezado a llevar, todas las mujeres de la ciudad quieren llevar algo que es del agrado de una de las mujeres más hermosas del Imperio, con perdón de la Alta Madre del Emperador, claro, que ella es el crisantemo de este."

Te cuenta.

"A las mujeres les encantan ese tipo de bagatelas..." Te dice Akechi."además si bailan les vendría bien para recogerse el cabello..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
KUBO
Mensajes: 176
Registrado: Vie Jul 26, 2019 11:00 am
Ubicación: Fuera de lugar
Contactar:

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por KUBO »

OUT
Intentaría regatear, pero supongo que alargaríamos innecesariamente un diálogo bastante irrelevante con mínimas réplicas y contraréplicas.
IN

La mujer me ofrece varias de sus bagatelas . No sé mucho sobre moda femenina en la capital, pero es una vendedora convincente y Akechi, que se vanagloria de conocer a las mujeres, parece muy de acuerdo con la elección. Claro que no será él quién pague. Intentaré al menos que el precio sea razonable.

- Supongo que el precio no será el mismo al comprar tres. ¿Tendrás tres que no siendo iguales formen un conjunto, con esa temática? Y envuélvelas en un paquete digno de las señoras que lo van a lucir.

Me giro a mis compañeros y les pregunto con cierto disimulo:

- ¿Habéis visto algo interesante respecto a la guardia? ¿creéis que ya es buena hora para buscar esos puestos de comida o vamos a dar un vistazo más a ver qué ocurre con esos guardias?
No hay deuda más gravosa
Que la que contraes contigo mismo
Sólo es libre quién alcanza a pagarla
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por Isawa_Hiromi »

OUT
Digamos que te regateo y te bajo el precio, te digo lo que vale y tu ves si lo aceptas o no.
IN

La vendedora, tras varios regates, ofertas y contraofertas te ofrece un conjunto de tres lazos de colores similares pero con patrones distintos y que tienen temática del bosque, de zorros y de la diosa Inari, cada uno de ellos en una forma distinta, algunos de ellos son zorros que juegan, otro que duermen, otros que simplemente posan, igual que la deidad que cambia de apariencia unas veces más misteriosa y otra más misericordiosa.

"Serán dos kokus por las tres, entonces."


OUT
Si aceptas ve a tu equipo y te quitas ese dinero.
IN


Cuando acabas de comprar Akechi y Mogu que se han salido fuera te dicen:

"Llevo un rato mirando, veo en las murallas desde aquí a la Guardia Seppun, por lo que entiendo esta se ocupa sobretodo de las Murallas y los he visto pasar pero no parecen guardias de distrito sino quizás más como disuasoria y para conflicto de intereses.

Luego he visto también algún mon con el laurel, es decir, Magistrado Esmeralda, pero parecía más bien que estaba de paso, normalmente en estos distritos hay al menos uno, no creo haber visto al de este distrito sino quizás a uno de la Magistratura Central que esta en la ciudad pero no sé donde paseando de compras.

En cuanto a la Guardia del Distrito si miras bien están por todas partes."


Te señaló a un grupo de hombres vestidos en colores marrón poco llamativos que estaban en una esquina hablando.

"Llevan el símbolo del Distrito y de la Guardia en la Espalda y al pecho veo que alguno de ellos lleva el mon león."

Comentó Akechi.

"No parecen de los más enfadados que conozco... quizás es que es buena hora pero este barrio parece relajado..."

"De todas formas nunca está de más saber cómo sean realmente con algunas copas de más, podríamos ir, como dije, ahora a la zona del barrio rojo, allí suele haber buena comida, barata y buena información."

Añadió Mogu haciendo que Akechi asintiera, tras lo cual os pusisteis en marcha.
El barrio rojo de aquel distrito no era muy grande pero estaba bien acotado por aquel torii rojo de entrada a la calle principal con las casas de prostitución en primera fila con sus balconadas abiertas para mostrar a las mujeres que dentro descansaban y llamaban a los visitantes. En una segunda tanda, en calles secundarias solían estar las casas de apuestas y un poco más allá los fumaderos. Era una estética natural de aquellos sitios. Y entre los callejones estaban esa clase de negocios, de locales para comer, a veces no eran más que tenderetes de los que se desprendían deliciosos olores.

Akechi señaló a Mogu hacia ciertos individuos con kimonos negros con detalles en blanco y Mogu asintió.

"Yakuza... siempre hay yakuzas..."

"Es la forma de controlar el barrio, ya sabes que aquí "no vienen samurais"... Ya sabes..." se rió este.

"Vamos ahí."

Te dijo Mogu hacia un puesto ambulante que parecía servir ramen donde un viejo hombre lo servía y hablaba con una mujer que estaba sentada en el puesto.

"Ponnos algo de beber abuelo."

Dijo Mogu sentandose en uno de los taburetes en el medio, dejando que Akechi se sentara junto a la mujer, la cual tenía esa extraña apariencia de pertenecer y no a aquel lugar, no parecía prostituta, tampoco samurai, tampoco yakuza, ni geisha... era extraño y sin duda iba sin mon, quizás de incógnito.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
KUBO
Mensajes: 176
Registrado: Vie Jul 26, 2019 11:00 am
Ubicación: Fuera de lugar
Contactar:

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por KUBO »

Dos koku son el límite de mi presupuesto, pero sin la aportación de mis compañeros no me queda más remedio que pagarlo si quiero presentarme con un presente decente ante la casa Kitsune. Hacerlo es, creo, mi mejor baza ahora mismo para que no nos miren como perros mendigos y tengamos una oportunidad de ser considerados mercenarios de alguna utilidad. Además esos dos koku compran la capitanía de nuestra pequeña compañía y también, no hay que despreciarlo, una parte acorde del salario. Espero que la jugada salga bien si no quiero acabar saliendo de esta ciudad arrastra para mendigar trabajo a algún Escorpión.

Con el paquete a buen recaudo salimos hacia el barrio rojo del distrito repasando nuestras observaciones en torno a la guardia, y en qué medida debemos preocuparnos de ella. Estamos de acuerdo en que no es un distrito del que los Seppun y los magistrados esmeralda se ocupen demasiado y el grueso de la guardia, encargado a los leones, parece estar formado por Bushis algo más relajados,quizá por la vida de la capital, de lo habitual en el clan, alejado de lo que se suele ver en sus tierras y seguramente en los distritos interiores entre la élite de lo guardias y yojimbos de sus grandes señores. Esto nos beneficia y relaja a mis compañeros, ya que los leones no tiene fama precisamente de apreciar a los ronin, ni de ser flexibles en la aplicación de las normas.

El barrio rojo es como cabía esperar, aunque para quienes no hemos estado antes en la capital deslumbra, como todo en ella. Aquí la yakuza es bastante evidente, de hecho parece claro que dentro de esa "relajación" del celo León, se incluye una entente con ellos para no inmiscuirse mucho en sus asuntos a cambio de que mantengan el orden en el barrio rojo.

Nos dirigimos hacia un puesto donde un viejo vende ramen. Sin embargo mi mirada no puede evitar, desde el mismo momento en que Mogu nos encamina hacia el puesto, fijar mi mirada en la única cliente del puesto, una mujer que sentada en uno de los taburetes cuchichea con el viejo. Durante mis años en el dojo aprendí a enfrentar a un rival de frente, con el arco o katana en mano. Los últimos años en los caminos, sin embargo, he aprendido a cumplir con mi deber de forma pragmática, y ese deber casi siempre ha consistido en salvar el pellejo y eliminar sin contemplaciones a quién corresponda. Pero la mayor parte de mi vida la pasé aprendiendo a descubrir la traición en un titubeo, la mentira en una mirada, a buscar un gesto delator, esa persona que intentaba pasar desapercibida por tener algo que esconder o aquel que no era quién parecía ser. Aquella mujer tenía algo, no debía estar allí. Evidentemente no era una prostituta, ni ningún tipo de gehisa. Podría ser una dama samurai, pero una dama samurai nunca iría a ese barrio, y su ropa parecía pretendidamente escogida para no parecerlo. ¿Una espía en busca de información? He conocido espías Escorpión, ni su madre los reconocería si estuviesen frente a ella, no es una profesional.

Mis compañeros piden bebida y Akechi se siente junto la mujer, yo me uno al brindis, aparto mis ojos de la mujer para no levantar ninguna sospecha, pero algo en ella tiene atrapada mi atención, mis risas distraidas ocultan mi interés. Me acerco a Akechi y con un disimulado tirón en su kimono pretendo indicarle a mi espabilado amigo que distraiga a Mogu y disimule para no llamar la atención, ni interrogar aun al camarero, mientras con mi brazo en su hombro me coloco a su lado, lo más cerca posible de la mujer, intentando escuchar su conversación con el viejo. Tal vez no sea nada, tal vez sean temas que no nos incumban, o quizá sea una oportunidad de adquirir conocimiento, y el conocimiento es valioso, o simplemente nos enseñe algo más sobre lo que se cuece a nuestro alrededor en esta ciudad.
No hay deuda más gravosa
Que la que contraes contigo mismo
Sólo es libre quién alcanza a pagarla
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por Isawa_Hiromi »

Os sentáis los tres en el puesto y mientras pedís algo y haces que Akechi distraiga a Mogu para que no comience a hacer preguntas innecesarias tu tomas la botella de sake haciendo como el que sirves y bebes distraidamente y escuchas la conversación que están teniendo.

"¿Y qué se sabe entonces de él?"

Preguntó esta.

"No mucho más, se le vio hace un par de días, pero nadie lo ha vuelto a ver, tampoco quieren ¿sabes? ¿Acaso no sabes lo del cuerpo del otro día en el río que encontraron flotando cerca del muelle del Distrito Hiro? Si a alguien de tanta alcurnia le pasa imagina cómo estan las cosas..."

"Entiendo... supongo que debe haber más vigilancia..."

"O menos, como os digo, con la situación que hay ahora de unos contra otros... Este distrito quizás esté más tranquilo y sea el mejor lugar para vivir en estos meses, ya que el León va a recuperar su lugar como Mano Derecha y en cuanto Akodo Senbei se case con la Madre del Emperador el poder volverá en todo su auge... Sin contar con que aquí ya sabe que estamos protegidos por la Kasuga, claro.

Así que, mi consejo, niña, es que se quede tranquila y trate de vivir lo más alejada de los problemas que pueda, si puede incluso evitar salir del distrito mejor, que no tiene ni por qué, aquí hay de todo! No necesita salir para nada..."


De reojo miraste a la mujer que bebía tras haber comido.



OUT
Te dejo imagenes de la mujer:
Imagen


Y por fin tengo tiempo para subir a Mogu
Imagen

Y Akechi
Imagen
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
KUBO
Mensajes: 176
Registrado: Vie Jul 26, 2019 11:00 am
Ubicación: Fuera de lugar
Contactar:

Re: Día 6.- Kubo.- Tarde

Mensaje por KUBO »

La conversación es interesante. La mujer es evidentemente samurai de una familia menor. Se mantiene oculta por temor a algo o alguien (evidentemente no con el León), sin duda por las rencillas políticas de la ciudad, evidentemente y está preocupada por alguien cercano de quién no tiene noticias hace algún tiempo.

Hay algo en aquella conversación y en aquella mujer que me atrapa. De repente tengo la sensación de que podría ser una puerta a conocer las rencillas internas entre clanes y familias, y quizá acercarme al clan León y hacer algún mérito ante ellos, quizá la oportunidad de... Pero en todo caso puede ser una buena oportunidad de buscar nuestro lugar en aquel distrito y de ganar unas monedas mientras, nuestra pequeña compañía, atesora información. Lo bueno de ser un pequeño grupo de mercenarios independientes es que podemos aceptar encargos de distintos señores y cumplirlos al mismo tiempo. Así que quizá allí haya algo en lo que ocuparnos mientras las señoras Kitsune deciden si hacernos, o no, algún encargo.

Me acerco con naturalidad al camarero y con cierta apariencia de discreción le digo, como pretendiendo que nadie nos escuche pero lo suficientemente alto como para que lo haga la mujer:

- Amigo, ponnos otra botella -un ronin tiene que saber conchabar con los medio-hombres- y dime; dicen que la ciudad está un poco revuelta y los señores samurai no llegan siempre a tiempo de desenvainar su katana cuando caminan por callejones apartados. Dicen incluso que algunos no están a salvo ni en sus mansiones ¿conoces de alguno que necesite los servicios de un buen grupo de espadas para proteger su espalda o su casa? Eso sí, alguien que no tenga sus problemas con la yakuza, ni con los Leones que controlan este barrio y, se rumorea, volverán a controlar el imperio.
No hay deuda más gravosa
Que la que contraes contigo mismo
Sólo es libre quién alcanza a pagarla
Responder