Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Cualquiera de tus amigas y posibles anfitrionas tiene pase al local, que es lo que importa, tu vas de polizón." Se rio bajo.

"Correcto, los patrones del Loto y el Pétalo es la familia Otomo así que la exclusividad parte desde allí. ¿A quién sino se le habría podido ocurrir montar una pequeña ciudad prohibida fuera de la ciudad prohibida?" sonrió de medio lado.

"Por suerte somos Grullas, no otro clan, hacer injerencias en los asuntos ajenos haciendo que parezca una buena obra es nuestra especialidad." bromeó

"Puede que si lo supiera y por eso visitaba menos de lo debido a su hermana Doji." se rio bajito.

"Pues si el Fénix no quiere eso debería hacer que el chico estuviera dentro de su Clan ¿no crees? Y eso es mucho trabajo y papeleo..." que mantenerlos ocupados, claro.

"Una escuela así podría ser más sencilla de aquella forma, sin duda, sólo haría falta un poco de actuación grulla que a veces a nuestros hermanos más cercanos se les escapa..."

"¿Es cruel o te hago mejor yojimbo? sonrióLos criados en esta ciudad no son un peligro físico, para tu suwerte, son más bien el terror de los cortesanos que saben dónde se meten y te sorprendería saber todos los que no lo saben... Nuestra misión es hablar y la suya escuchar... ¿Cómo no iba a ser que alguien se diera cuenta de ello y lo usase en su favor?"

Estabais hablando cuando por el fondo del patio de pronto se vieron a las dos Damas de Compañía que formaban la Hidra. Kotoko miró hacia vuestra dirección y alzó la mano para saludaros desde lejos y empezar a acercarse.

"Si se habla mucho de ella se la invoca, lo tengo visto y comprobado." se rio Kamoko bajo.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Qué golpe tan bajo para mi orgullo -bromeo con una risotada -Pero tenéis razón claro, y en el fondo es mejor así. Además, como dijo el filósofo, creo que dejaría de interesarme en el acto un club exclusivo que admitiera de pleno derecho a alguien como yo -añado fingiendo seriedad.

-Bueno se nos podría haber ocurrido a los grullas, pero supongo que no es tan divertido si no puedes excluir a tantos como realmente querrías. Hay que reconocer que en eso los Otomo nos llevan mucha ventaja.

A eso es justo a lo que me refería. Nosotros somos tan encantadores que todo lo que hacemos parece una buena obra
-sonrío siguiéndole la broma al final.

Sin embargo sólo puedo suspirar tras el comentario sobre Dama Doji, ya que yo también tengo hermanas, así que me inclino por solidarizarme con el bushi Akodo, lo que me resulta desasosegante.

-No sería una mala opción para nadie... Lady Rokujo tendría a Kazumi-sama fuera del séquito, y a Arousou-sama disponible para casar con una Asahina. Seiryo-sama también tendría que alegrarse al menos de que su protegida no abandonase la competición, y los escorpiones... en fin, ellos introducirían un espía en las altas esferas Isawa. Lo dicho, un buen final para todos -replico sobre la opción de que fuese el chico Soshi quien se convirtiera en fénix.

-Eso le dije yo a Arousou-sama, que en la grulla lo habríamos solucionado con un matrimonio, ese asunto de la rivalidad entre las dos facciones Isawa. Sobre todo en un caso así en el que los dos máximos exponentes del enfrentamiento son una pareja en la edad perfecta casadera.
Pero ellos lo ven, y eso no puedo negárselo, más como nosotros los kendokas. A veces hay duelos que por su propia naturaleza deben ser llevados hasta el final; no se pueden "arreglar" de otro modo, porque todo lo que fuera eso sería un cierre en falso... Debe abrirse una herida para poder cerrarla luego, si se queda dentro nunca se cura del todo
-suspiro rascándome el antebrazo de la cicatriz.

-Eso es peor. Si fueran un peligro físico podría interponerme, o matarlos. Pero siendo así, "nada más" que transmisores de palabras como el viento mismo, ni siquiera puedo hacer nada -le explico mis dificultades a Kamoko, y lo digo medio en broma pero también en serio. Existen muchos peligros en la corte contra los que una espada poco puede hacer, y eso resulta muy frustrante a veces para un bushi yojimbo como yo.

Al menos hasta que aprenda a dar puñetazos como un Hida, pienso para mi aguantando una carcajada al ver acercarse a Kotoko y a Kuronuma con ella, como un yojimbo muy a medida de la corte, incapaz de sostener un arma que por otro lado aquí es bastante inútil, no te ofendas Kashin.

-Oh, pues siendo así debe de ser una sensación espantosa para quien acaba de nombrarla para mal y justo la ve aparecer -sonrío de medio lado. -Afortunadamente para nosotros es una presencia bienvenida.
Muy afortunadamente, ju...
-termino de decir justo antes de inclinarme profundamente ante las recién llegadas.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

Kamoko se rió.

"Lo interesante de los clubs exclusivos más que quién está es quién quiere estar y quien no... Esa es la información realmente importante."

"Es barra libre para poder hacer los desprecios que quieran y bueno, no es el sueño de la Grulla pero si seguro que el de alguno por ahi."

Bromeó. El hecho de poder hacer eso y que te dieran las gracias encima era algo que estaba sólo al alcance de los Otomos.

"Todos ganan."

Más o menos, sonrió Kamoko enteniendo tu mismo pensamiento y encontrando en aquella cierta diversión sarcástica.

"Y aún así, aún llegando hasta el final los Kakita sabéis mejor que nadie que hay cosas que no se cierran ni tras la muerte... ¿O acaso dejó Kakita-shyrio dicho que casaran a alguien de su linaje con el de Mirumoto para saldar de todas las maneras posibles aquella disputa?"

"En la corte los yojimbos es lo que uno no desea necesitar, porque llegados a ese punto... pero aún así hay quien entiende las viejas costumbres y se amilana con vuestra presencia asi que no sois inútiles aunque a veces sientas que no puedes hacer nada. Y todo eso sin contar con que yo tengo de yojimbo al pájaro de la temporada juju"

Podéis ver como desde lejos als dos damas van saludando a unos y a otros, se nota que se conocen a todos en esta ciudad, nada nuevo, ahora de hecho que te fijas incluso Kotoko hace algún gesto con un algún criado. Lo que es ver más allá de lo que pensabas...

"Buenos y lustrosos días" dijo Kotoko sonriente"¿No es una mañana encantadora para ver cómo el caos cunde por la ciudad por los últimos imprevistos?"

Sonrió divertida.

"Eso es algo que sólo a ti te divierte."

"Eso es mentira y lo sabes, pero te lo perdono igualmente porque venimos de la Ciudad Prohibida y sabes que allí arriba tras el estupor inicial estan todos tan contectos como yo por saber qué demonios va a pasar ahora y quién se va a tirar antes al cuello de quién."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Pero es justo para eso para lo que se funda un club, desde el principio; para poder dejar fuera a quien interese por el motivo que sea... Sin ese detalle deja de ser algo "exclusivo" y entonces pierde casi todo el interés con el que fue fundado -sonrío de medio lado, resignado. Un privilegio sólo vale la pena si puedes negárselo a tu vecino, es la naturaleza humana.

-Bueno yo diría que Kakita-shiryo consideraría aquella disputa como completamente zanjada tras derrotar al heredero del Niten. Así que pretender "seguir arreglándolo" implicaría reconocer que no está terminado, y eso iría contra la historia misma.
Claro que los Mirumoto quizás piensen otra cosa, pero es lógico cuando se pierde que cualquier otra alternativa a ese final te parezca una posibilidad mejor, incluso a costa de negar los hechos
-murmuro con un tonillo de orgullo Kakita.

-Así que en teoría la elección del Maestro debería solventar la rivalidad entre las facciones Isawa, al menos en el elemento del Aire. Pero existe el riesgo de que la familia perdedora se empeñe en mantener vivo el conflicto con argucias y tratando de reinterpretar lo que suceda estos días.
Nadie tan bueno para convertir una derrota en una victoria como un historiador con los suficiente pocos escrúpulos con "la verdad"
-bromeo sonriendo de medio lado de nuevo. Es un arte en el que siempre han sobresalido los Ikoma, pero otros no se quedan atrás.

-Es un consuelo no ser "del todo" inútil, sino sólo parecerlo -replico con socarronería antes de soltar una risotada.
-Oh, eso sin duda. Por eso los kendokas Kakita seguimos siendo los mejores yojimbos, pese a todo -asiento al decir que soy el pájaro de la semana, y esta vez sin sarcasmo. -No en vano nuestra escuela pone un notable empeño en entrenar ciertas habilidades sociales que nos den si no ventaja al menos cierta utilidad para nuestros señores en la corte; el arte sólo es uno de ellos, aunque sin duda el mejor -explico sonriendo.


Me quedo observando con el ceño levemente fruncido a los criados a los que saluda de un modo más directo Kotoko, dentro de lo sutil de sus gestos que jamás me habrían llamado la atención de no haberlo dicho Kamoko.
Mi esfuerzo no está tanto en que me moleste eso sino en tratar de hacer memoria por si hubiera visto a ese sirviente antes... Y cerca de quién...

-Saludos de nuevo, Kotoko-sama. Kuronuma-san -les hago una marcada reverencia a ambas al acercarse.
Pienso que me gustaba más como había empezado la mañana que como ha ido evolucionando luego; y creo que seguiré considerando eso al menos hasta que consiga quitarme el olor a humo del cabello.
-¿A qué últimos imprevistos os referís, mi señora Kakita? ¿Y el cuello de quien? -pregunto curioso, porque no estoy nada seguro de que el hospital incendiado sea aún algo que le importe lo más mínimo a la Ciudad Prohibida, al menos hasta que Agasha Feng comience a hacer ruido.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Y en esta ciudad no sólo para eso, Koji-san, en esta ciudad se usa más y es más valioso lo que pasa al ser rechazado que el rechazo en si mismo... Esa información es la realmente valiosa."

Y por eso los patrones eran los Otomos, porque no era sólo una cuestión de élite, era de sacar defectos.

"Ese es sin duda el pensamiento de un Kakita, el pensamiento de un Doji es que una disputa resuelta a sangre sólo se puede limpiar del todo a base de otra clase de mezcla de sangre."

Te dijo sonriendo, casamientos y más casamientos hasta que la venganza no fuera opción al ser tu propia familia.

"Los bushi Kakita entendéis mejor que nada que toda en esta vida es la corte, al fin y al cabo no podemos separar la sociedad del ser humano, ni las reglas de etiqueta, ni el honor, ni la cortesía, ni el deseo, ni lo hermoso..." asintió acerca de que eras un yojimbo perfecto en este ámbitoY en cierto sentido me da pena quien viene a esta ciudad sin entenderlo porque es como aquel que decide hacer un camino a la pata coja, teniendo dos piernas y ninguna necesidad de tal hecho, porque tan siquiera se ha parado a querer hacerlo de manera consciente y como una proeza..."

Te das cuenta que Kotoko es capaz de saludar a muchos de ellos y aunque no puedes leer sus labios intuyes que conoce sus nombres y los llama por estos. La mayoría de los criados grullas son anodinos en sus formas delicadas y hermosas, que destacarían muchos en otros ámbitos pero rodeados de tanta belleza son como margaritas en un jardín lleno de las flores más hermosas del Imperio. Aún así jurarías haber visto algunas de la recepción de la Embajada, puede de los que ronden a la Embajadora, sin lugar a dudas crees reconocer alguno que has visto acompañando a algún cortesano como Lady Rokujo.

"Oh! Por lo del León, por supuesto, pero no sólo eso, al parecer han habido ciertas filtraciones de las listas de última hora y parece ser que algunos Imperiales han nominados a ciertas personas que, aún sin el consentimiento de sus clanes, parecen haber destacado entre los presentes, creando este pequeño y maravilloso caos de si lo han hecho por sembrar caos entre los clanes, dentro de estos mismos o realmente piensan sobre ello jujuju"

Kuronuma suspiró.

"Pero es cierto una cosa. dijo esta de pronto.La Gran Madre ha preguntado esta mañana por vos y estaba delante de algunos dignatarios en un desayuno informal, así que... no os extrañéis que vuelen las serpientes desde la cima cual dragones..."

Kotoko asintió sonriente.

"No estábamos pero al parecer, por lo que nos ha contado alguien de confianza, ha estado meditando en voz alta debido a vuestra capacidad para pintar de una manera diferente cómo seríais capaz de pintar algunas otras cosas... Y no ha dicho qué otras cosas o quiénes pero yo me puedo hacer una idea..." sonrió de medio lado."No creo que a nadie se le pase por alto el don que tenéis de hacer más hermosas las cosas y a alguien como ella pues..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Si a mi me rechazasen, yo fundaría otro club mejor que el suyo. O al menos hasta que fuera lo suficientemente bueno como para ya no admitirme a mi tampoco.
Así que al final me quedaría igual, pero yo sabría que he ganado. Lo que es, literatura aparte, el núcleo de la filosofía de los duelistas
-le digo al final, medio en broma medio en serio.

-Ésa es un arma de doble filo. Las generaciones incesantes también pueden perpetuar un conflicto que de otra manera habría quedado resuelto, o al menos olvidado, hace siglos.
Mirad a las Matsu, por ejemplo. Hay quien dice que son tan proclives a la multiplicación porque tienen demasiados conflictos que dejar en herencia a cada generación siguiente, por lo que éstas deben ser cada vez más numerosas
-sonrío encogiéndome de hombros, confiando en que no me oiga ninguna, ju.

-Supongo que los Doji piensan que toda la vida es corte, incluso el iaijutsu, y los Kakita que toda la vida es iaijutsu, incluso la corte. Pero al final viene a ser lo mismo, la comprensión de que la vida social es demasiado compleja para englobarla toda en una única visión académica, salvo que ésta sea lo suficientemente amplia y flexible.

Por descontado coincido que quien trata de ignorar esto se pierde, como poco, la mitad de la diversión
-añado sonriendo de medio lado.


Mientras observo a Kotoko y pienso en lo que Kamoko me ha dicho, me vienen a la mente las caras de ciertos sirvientes cercanos a la embajadora o a otros altos cortesanos, pero en el fondo todos ellos me importan mucho menos que Yashiko. Aunque ella más que en la embajada suele moverse por la Ciudad Prohibida, no puedo evitar preguntarme si Kotoko no tendrá acaso los mismos "tratos" con los criados allá arriba.

-Ah si. El león, el paraguas, y la serpiente. Dicho así quien podría imaginar que se pudiera hilar un nexo común entre esos tres seres
-salvo que fuera Nisio, claro. Entonces todo cobra un extraño sentido.
-Tal vez también habría que preguntarse si los imperiales han nominado a esas personas con el consentimiento de esas mismas personas aún sin el de sus clanes, o si lo han hecho sólo para fastidiarles deliberadamente -pienso con cierta sorna en que pocas cosas deben ser más frustrantes para alguien que no quiere verse envuelto en estos asuntos que el hecho de que te envuelvan en ellos a la fuerza, ja, ja.

-¿La Gran Madre...?
-pregunto volviendo la cabeza de repente hacia Kuronuma -¿Por mi...?

Oh, pero eso es... ¿en serio...? Ju, pero esa idea sería tan... terrible y hermosa a la vez... Desasosegante y atractiva como... como un reto
-murmuro al decir esa última palabra con esa clase de expresión única que los kendokas Kakita ponemos ante un auténtico desafío. Temerario, suicida y glorioso a partes iguales, y mucho más que eso, ju...
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

Kamoko se rió bastante con aquel sarcasmo.

"Cuidado, estás preparado para casarte con ese pensamiento con una Otomo, que no se te note."

"No voy a negar lo de las Matsus solo que tu argumento tiene un fallo, si todo el casamiento termina en la familia que se siente ofendida claro que el conflicto sigue, la cosa es que la sangre se una en ambas partes para que de esta forma haya una consonancia mejor..."

Te refutó.

"En realidad son los Kakita los que piensa como los Doji, después de todo el iaijutsu es parte del arte y este de la corte. No sois unos obtusos como otros guerreros y entendéis el arte de la espada más allá del metal. Y es por eso que fue con kakita-shyrio con quien la Dama Doji se caso."

Sonrió esta.

Kotoko se volvió hacia ti con los ojos algo abiertos y una sonrisa en los labios.

"Eso sería una clásica maniobra Otomo sin duda de sembrar el caos y encima con permiso imperial, hay que tenerlo en cuenta."

"me temo que si."

Asintió Kuronuma seria.

"Así que ahora mismo seguramente más de uno en la Ciudad Prohibida habrá mandado a sus oídos a seguirte y Noriko-san no duco que aparezca en breve por aquí o por donde se suponga que debas estar para habar contigo."

"Si Ella no le llama antes, Kuro-chan, no olvides eso..."

Kuronuma asintió despacio.

"No deberías descartar esa opción, todo depende de lo ocupada que se encuentre hoy."

"Y no es que no haya cosas que hacer, pero está claro que lo del Séquito hoy estará rondando y haciendo el caos en la ciudad interior, pero desde la Ciudad Prohibida sólo se ve la diversión, así que le da tiempo de hacer más cosas..."

"Si quieres un consejo." Te dijo Kuronuma"Si terminas delante de ella no te dejes arrastrar por la masa y lo que todos presuponen. La Ama es experta en saber cuando uno miente y cuándo es sincero."

"¡Y le gustan las personas sinceras!"

"Y educadas." Miró Kuronuma a Kotoko haciendo que esta se riera bajito.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

Dejo que me salga una risa sincera ante aquel comentario. Quizás con una Otomo no, pero con mi Doji, si.

-Tendrían que ser muchos casamientos para que la sangre nueva acabara por superar a la mala sangre... O eso, o uno o dos matrimonios pero al máximo nivel.
Pero no se si veo a los daimios Kakita y Matsu con un cónyuge de la otra familia, ni tampoco a demasiados samurai de menor rango haciendo cola para desposarse con uno de los otros.

Es decir, algún fallo debe tener la ecuación para que en todo este tiempo no se haya podido usar para conseguir una solución a este conflicto en particular, tomado como ejemplo.
Salvo que deduzcamos como última opción lógica que en realidad ninguna de estas dos partes tiene demasiada voluntad de solucionar nada, ni con matrimonios ni sin ellos. Ante eso quizás ni siquiera los voluntariosos Doji puedan hacer nada -suspiro al final sonriendo de medio lado.

-Es una cuestión filosófica, claro. Tenéis razón en que cuando Kakita-shiryo aseguraba que todo era iaijutsu, no se refería a que todo se pudiera resolver blandiendo una espada.
Quizás "casi todo", pero todo todo no.

Sin duda él dejó escrito que había sido gracias a esa misma filosofía, que es de vida y no sólo de combate, por la que había conseguido casarse con una diosa.

Aunque aquí la pregunta es, ¿hasta qué punto esa diosa sabía que proponerle un reto imposible a aquel hombre era la garantía de que Kakita no descansaría hasta superarlo? -le pregunto al final con socarronería, porque la historia normalmente se cuenta desde la perspectiva del duelista, obviando que quizás Doji fuese la primera interesada en que ese mortal se hiciera digno de ella, y deliberadamente lo provocara en ese camino.

Así dicho, ¿quien "sedujo" a quien en realidad? ¿El mortal al kami, o el kami al mortal?


-Sin duda, porque además de fastidiar a alguno que no quisiera verse envuelto en todo el asunto del séquito, y del que ahora no pueda librarse fácilmente rechazando un honor semejante, ¿no crearía eso también suspicacias en el propio clan? Quiero decir que si un embajador le propone a uno de sus samurais ser nominado, y éste lo rechaza educadamente... pero más tarde ese embajador asiste atónito a la nominación de ese mismo samurai por una familia imperial, ¿no creerá acaso que este desdichado samurai ha jugado a dos bandas con su propia familia? -le planteo a Kotoko un extremo plausible en ciertos casos.

-Oh, pues se supone que debería estar aquí, así que supongo que cualquiera de ello debe tener muy fácil encontrarme esta mañana -siseo mirando a mi alrededor con curiosidad. Si los Otomos ya han oído sobre eso, ¿lo sabrá también Yashiko? Y si es así, ¿me dejará subir sólo a la ciudad Prohibida, ju, ju?

-Ser llamado directamente por el Trono... y no para ser desterrado, aunque es una opción que nunca hay que descartar por completo... suena bastante interesante para un artista... -es algo que podría restregarles por la cara a mis hermanas el resto de mi vida, en cualquier reunión familiar con sus importantes carreras y maridos...

-¿Qué es lo que todos presuponen? Nunca he hecho demasiado caso de esas cosas así que no sabría decir.
Sin embargo que le guste la sinceridad creo que juega a mi favor; soy terriblemente malo mintiendo así que mis mejores golpes de efectos siempre se basan en la verdad. Es un poco como mi propia pintura, claro...

Lo cual me recuerda que quizás no debiera subir solo allá arriba, si es que fuera el caso. No se muy bien como funciona el protocolo de Palacio, pero digo yo que sus damas de compañía siempre podrán estar presentes, ¿no es así?
Entonces... en fin, siempre puede acompañarme alguien sensato y evitar que meta la pata -sonrío como un corderito mirando... a Kuronuma. Y a Kotoko, claro; a su lado mi sentido del humor casi parece inofensivo.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Es un problema complicado de solventar ahora, algo que ellos saben y del que se benefician... Lo cual no significa que nosotros no tuviéramos o tengamos razón en nuestra solución."

Érais Grulla, quién iba a decir la verdad, que solíais estar acertados...

"Los kamis quieren nuestra sublimación, no se puede desear otra cosa para nosotros y no se debería desear otra cosa ni ellos ni nosotros."

Te respondió esta.

"¿Sino qué clase de kamis serían?"

"Cómo se nota que empiezas a entender la ciudad, Koji-san... sonrió KotokoHay agentes del caos Otomo que sólo quieren eso y también los hay que quieren a sus juguetes, ellos opinen en contra o no, y todo a la vez es parte de su sagrado cometido ¿no es maravilloso? Tienes una sala de juegos todo para ti y hagas lo que haga está bien."

"También puedes ser llamado por un buen motivo y ser desterrado por un desafortunado encuentro." se rió Kotoko,

"Pero si, en esta ciudad "es la gran cosa"." Pero no para Kuronuma, al menos no por el tono que lo decía.

"Pues es obvio ¿no? Por ahora sólo dibujáis mujeres poderosas y hermosas. Y hasta ahora, al menos, ninguna de ellas ha deseado mataros..."

"Puede que eso cambie si en el lío que me habéis metido me dáis, los dos, demasiados dolores de cabeza..."

Dijo Kuronuma haciendo que Kotoko se riera.

"Cuando se es llamado a la Corte Imperial el visado es personal. Puedes subir tu sólo o con aquellas personas, que de paso pueden subir, como por ejemplo dos Damas de Compañía, a la Ciudad Prohibida. A la sala de recepciones dependerá de si es visita en abierta o cerrada, aún así, por suerte o desgracia, las damas de compañía de la ama suelen estar autorizadas en la enorme mayoría de reuniones aunque sean privadas."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Por descontado que tenemos razón. Somos grullas después de todo -le contesto sonriendo de medio lado, y no me refiero ya sólo a como solucionar el conflicto sino a la raíz misma de aquel, ju.

-Se me ocurre un buen ejemplo, pero no sería sensato decirlo pues podría estar oyéndome -bromeo con una risotada pensando en Akodo y en como fue rechazado una y otra vez por Matsu en su deseo de tomarla como esposa. En todo caso, puede que en éste fuese la mortal quien ayudó al kami a sublimarse y comprender ciertas cosas.


-Supongo que son las ventajas de estar tan cerca del sol -suspiro encogiéndome de hombros -Por lo menos siempre que recuerden de quien es la sala de juegos en realidad -añado pensando al final en ese Otomo que acabó con una flecha, como la de mi hombro, clavada en la espalda y flotando mansamente por la bahía.

-Por eso nunca hay que descartarlo del todo. Somos samurais al fin y al cabo, los encuentros desafortunados que terminan mal son una de nuestras especialidades -sonrío socarronamente. Una simple espada desenvainada a destiempo, y cuarenta y siete ronins más tarde ya tenemos incluso una historia épica de todo ello.

Asiento comprendiendo a la Hida. Supongo que para ella todo debió comenzar más o menos del mismo modo, siendo llamada a la corte para recibir el honor de verse impedida de su deseo de morir en combate y teniendo que quedarse en esta jaula de oro.
Que los gigantes se fijen en uno siempre es un honor, pero eso no significa que tenga que acabar bien para ese alguien. Que se lo pregunten si no al pollo más lustroso y gordo del corral, cuando la cocinera lo escoge entre todos los demás.

-Bueno puede que Nozomi-san un poco, pero... no, no creo que quisiera matarme realmente -sonrío pensando en lo rápido que eso podría cambiar si estropeo alguna de sus preciosas rosas, mucho peor que pedirle que perdone a Yashiko, ju.
-Pero sin duda son poderosas, si. Me gustan los ideales de belleza alejados del clásico canon de dama débil y sumisa. Puede que en una vida anterior estuviera prendado de un gran general, ja, ja, ja... -resoplo riéndome yo mismo de aquello.

-Oh, nada más lejos de mi intención, Kuronuma-san... Estos días los dolores de cabeza van a estar centrados en el asunto del séquito, así que en realidad lo que yo os ofrezco es una refrescante pausa de todo lo que supone eso.

Pero ya que hemos comenzado a hablar de dolores de cabeza...
-me quedo mirando a Kamoko, por si cree conveniente decirles a las dos damas lo que hemos hablado sobre la conveniencia de que nos ayuden con Isawa Seiryo, y especialmente la Hida.

-Es lo lógico. No debe haber muchos en la corte siquiera que sean dignos de quedarse a solas con la Gran Madre -expongo con lógica, y sin segundas en realidad, pensando en que los guardias de la Rosa y alguna de sus damas más cercanas como Soshi Miaka probablemente no se alejen jamás demasiado de la Ama, así que necesito compensar la inferioridad con los escorpiones.
-Así que en cualquier caso para mi sería un honor y todo un privilegio si mis señoras quisieran acompañarme... Además así no tendríais que enteraros luego por otras vías de lo que suceda, sino que seríais vos la que podría iniciar los rumores esta vez, lo cual estoy seguro que debe ser mucho más divertido que simplemente limitarse a oírlos, ¿no es verdad? -le digo a Kotoko medio en broma medio en serio, porque sin duda que tiene que serlo.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Ese es el mayor de los trabajos entre ellos, que a ninguno se le olvide, y puede pasar, pero al menos teniendo en cuenta cómo juegan son los que menos..."

Te dio la razón Kotoko.

"En esta ciudad se tiende a olvidar eso, es cierto que quien vienen de fuera olvida que se puede morir por una mala palabra y los que viven aqui se olvidan que un mal encuentro puede matarte de la misma manera... Es una ciudad... de olvidadizos..."

Dijo Kuronuma haciendo que Kotoko se riera.

"Por eso yo viajo contigo." sonrió Kotoko

"Y yo contigo."

Respondió Kuronuma. Llendo las dos juntas cada una cuidaba de la otra en el peligro que recordaba con más facilidad.

Kamoko te dio un cabeceo para que continuases hablando después de todo eran parte del plan.

"Te vas a librar porque soy una cotilla y quiero saber a todo costa que pasa."

Se rio Kotoko como si en realidad solo le importase ir contigo por eso.

"Así no estarás al menos con más escorpiones que Grullas en la sala, Miaka-san está esta mañana con la Ama, como siempre y el turno de guardia de la mañana le toca a Dansan-san..."

"Podríamos empujar la reunión, de manera que no se note, hacia uno de los patios en donde Notatsu-sensei esta con el Emperador y con Kirako-san, así al menos, aunque esten lejos, dará más la impresión de inferioridad numérica."

Sonrió Kotoko.

"¿Y crees que eso serviría de algo?"

"Pues claro, deberías saberlo mejor que nadie, la guerra psicológica es más importante de lo que los demás pueden sospechar y más en esta ciudad. Un jardin de setos altos puede dar la falsa sensación de intimidad o puede activar todas las alarmas para un paranoico que en cualquier parte te estan escuchando..."

"Sea como sea dijo KamokoSería bueno, antes que pasen más cosas que os hagáis coincidir con quien venga a dar la noticia para subir lo antes posible."

"Con nosotras se puede dar casi ya por avisado de manera oficial juju"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Mi maestro siempre decía que la muerte era la sombra de todo samurai, y que llamaba por igual a las puertas de los ricos y de los pobres, en el jardín más ornamentado o en el campo de batalla más frío...

Supongo que en Otosan Uchi en realidad hay un poco de todo
-añado encogiéndome de hombros, dándole la razón a la Hida claro.

-Si la Grulla y el Cangrejo se unieran, dominarían el mundo -bromeo mirándolas a ambas, antes de soltar una risotada. Menos mal que hay Otomos para evitar que pierdan el tiempo entendiéndose, ju.


-Pues verán, hay algo de lo que estábamos hablando Kamoko-sama y yo hace un instante, y antes de eso había tratado con Isawa Arousou-sama... en resumen casi todo giraba en torno al nuevo maestro de fuego, Seiryo-sama, y su natural reticencia como recién nombrado líder a permitir que los samurais de otros clanes participen demasiado de los asuntos Fénix.
Lo que tiene sentido claro, pero estorba un poco nuestra pequeña alianza imperialista ya que nosotros sabemos que nuestro "viejo enemigo" no respeta límites entre clanes, y por tanto no podemos pretender erradicarlo por completo sin actuar del mismo modo conjunto. Es como... la limpieza de Año Nuevo; si sólo se hace en una habitación, el polvo simplemente es empujado de una estancia a otra. Hay que abrir todas las ventanas y limpiar toda la casa a la vez.

Lo que sucede es que no es fácil diferenciar quien es quien si todos llevamos el mismo color -digo refiriéndome a gozokus e imperialistas en las filas de un mismo clan como el grulla -Así que el aislacionismo fénix es un riesgo cierto, y que por sistema Seiryo-sama desconfíe ahora de todos nosotros.

Así que, pensando un poco, se nos ha ocurrido quien podría hablar con el Maestro Isawa en sus mismos términos de sensatez y rectitud, pero a la vez ofrecer una imagen mucho más alentadora de las ventajas que tiene confiar si no en todo el clan grulla al menos si en las personas adecuadas de éste... Me refiero por supuesto a vos, Kuronuma-san.

Y ahí entra en juego Kotoko-sama, consiguiendo que los dos se queden a solas en tiempo y modo oportuno para que se pueda dar esa charla. Arousou-sama me ha dicho que Isawa Seiryo tiene previsto subir hoy mismo a la Ciudad Prohibida, así que el encuentro parece bastante propicio para suceder de forma nada sospechosa.
Todo lo "nada sospechoso" que puede pasar algo en la corte, claro
-explico dándoles los detalles que he hablado antes con Kamoko, esperando por si ésta tiene algo más que añadir o quitar.


-Hum, por algo Sun Tzu afirmaba que siempre había que escoger el campo de batalla antes de que el general enemigo se adelantara. Supongo que es lo mismo aplicado a... patios.
Además quizás eso le traiga recuerdos a la propia Gran Madre de lo alto que tiene en estima la grulla el concepto de la perfección y la belleza. Eso es una ventaja cuando se habla de arte
-y apuesto a que cuando se habla de ella misma también.

-Oh cierto, Kamoko-sama tiene toda la razón. Todo esto no es más que un capítulo del cuento de la lechera hasta que no llegue esa comunicación, si es que llega -suspiro estirándome un poco el kimono. El bushi no debe desear nada, así ni espera ni desespera.

-¿Oficial...? Pero... ella no os ha dicho nada expresamente a ninguna, ¿no? Entonces, lo sepan o no, no es técnicamente oficial... ¿O si? -acabo preguntándole confuso a la Hida.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"En mi familia siempre se ha dicho que la muerte es eso que nos da el valor a cada uno por lo que realmente hemos hecho, seas de la condición que seas." Dijo Kuronuma

Las dos damas de compañía se quedaron pensativas mientras te escuchaban, de vez en cuando se miraban y parecía que entre ellas había una conversación mental que a veces por los segundos de miradas parecían largas e incluso discusiones, por algún gesto de ojos de la Cangrejo.

"Hacer que se queden a solas me es sencillo."

Dijo Kotoko.

"Si tu quieres, claro."

Le preguntó.
Kuronuma se rascó la nuca y suspiró.

"Tampoco es que tenga muchas opciones, es decir, debo ese comportamiento como cangrejo, como dama de compañía y de manera personal, estoy con la facción en tres grados..."

"Pues nada más que decir!"

"Sabéis que eso hará que tenga que apoyarle en ciertas cosas ¿verdad? Como el tema del campeonato de jade..."

Kotoko asintió sonriente.

"No es algo que sea incompatible, si queremos volver a las viejas y buenas costumbres por qué a esa no..."

"Olvida de elegir campo de batalla propicio para ti allá arriba, mientras antes pienses que estas siempre en desventaja ys eas cauteloso por ello mejor."

Señaló la Hida.

"Nosotras no estuvimos en ese momento pero si poco después, es decir, el paje ha debido de ser mandando a buscaros, seguramente primero habrá ido a vuestra residencia, quizás a la de vuestra patrona o aquí, tras eso, no sé en que orden pero tampoco importa mucho, si vamos hacia arriba seguro que nos lo topamos."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

Asiento a lo que dice la Hida, degustando la filosofía con la calma que merece. Poco después todo se vuelve de nuevo un poco más frenético, aunque en realidad es el ritmo normal de la existencia diaria de la corte.

-No se cual es la posición oficial del Cangrejo respecto al Campeonato de Jade, si a favor o en contra... pero no necesitamos que convenzáis a Seiryo-sama de una cosa o de la otra, ni mucho menos que vos misma cambiéis de opinión, Kuronuma-sama. De lo que se trata es de que el Maestro Isawa vea con los mejores ojos posibles la opción de confiar en la Grulla, al menos en nuestra facción de ésta, incluso en un tema tan sensible y doméstico para el Fénix como son sus asuntos de... "embajada", digamos. Es decir, que comparta la postura de Arousou-sama de apoyarse en nosotros, y viceversa.
Es difícil siempre para un samurai librarse de ciertas suspicacias, y dejar de pensar que los supuestos aliados tengan docenas de cartas ocultas escondidas en las mangas. Pero eso, esa confianza auténtica, es precisamente lo que hace tan fuertes a Kotoko-sama y a vos misma; estoy convencido de que más de un cortesano, al menos al principio, cometió el error de pensar que podía sembrar cizaña entre mis señoras, y no es si no es confianza mutua la que las hace invulnerables a eso. Ésa es la clase de relación que las facciones imperialistas deseamos mantener, porque nos va a hacer falta.

Después de eso, lo que nuestra camarilla decida sobre el Campeonato... pues será lo que sea. De hecho Arousou me dijo que en realidad él no está en contra de que exista un Campeón de Jade, sólo de los términos en los que se ha planteado el asunto hasta la fecha. Así que no es que esténa favor ni en contra, si no todo lo contrario
-murmuro encogiéndome de hombros.


-Eso no será difícil, incluso aquí ya pienso que estoy en desventaja -bromeo mirando a mi alrededor en ese jardín de la embajada propia, aunque no deja de ser una verdad como un templo.

-Oh, entonces... ¿eso significa que podemos ir ya? Si ya me he dado por enterado oficialmente, hacer esperar sería muy poco cortés, creo yo... -pregunto con una expresión de interés -¿Puedo? -le digo al final expresamente a Kamoko con una sonrisa inocente.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Entiendo el punto...." Asintió Kuronuma."De hecho creo que Arousou-san tiene razón en ver que el Campeonato de Jade no es malo per se, sino que es una falta de tacto hacia su Clan y hacia su cometido que se plantee y que quizás no sean ellos mismos los que consigan el puesto...

Seiryo-sama se ve un hombre complejo y a veces terco, pero el elemento de tierra es mi especialidad y en cuanto a su inteligencia, eso sólo facilita las cosas no las empeora si eres capaz de usar eso a tu favor...."


Kotoko sonrió al oir aquello, seguramente pensando que esa era la especialidad de su compañera.

"Con nosotras puedes ir cuando y donde quieras."

Se rió Kotoko. Kamoko sonrió.

"La Ama no le gusta esperar así que no te retendré. No voy a salir aún asi esta mañana de la Embajada, podemos vernos a la tarde, descuida. Tengo muchas reuniones aquí."

Dijo Kamoko.

"Decidido. Nos vamos!"

Sonrió Kotoko.

"Tenemos el rickshaw en la puerta así que...."

Kamoko se despidió de vosotros y fuisteis hacia la salida. Uno de los criados que estaba en esta entonces al veros salió corriendo hacia vosotros, bueno, corriendo todo lo que se podía siendo correcto con lo que parecía algo en la mano.

"Una misiva para Kakita Koji-sama."

"Ya sabemos lo que es, te lo he dicho, primero irían a tu residencia y luego aquí."

Te dejó coger la misiva y te señaló hacia un transporte. Era un rickshaw bastante más amplio de lo normal, con tonos verdes y dorado y muy ostentoso, para que fuera llevado entre dos personas o hasta tres de hecho había dos criados cerca de este muy bien vestidos.

"Como veniamos de manera oficial... "

Te dijo esta.

"Bueno, así subimos más rápido y entramos por la puerta sur antes."

Kuronuma se subió primera y os ayudó a subir, era amplio y cómodo, con cojines e incluso un techadito del que se podían descolgar cortinas para que no se viera el interior.
Las telas de las cortinas tenían bordados de rosas doradas en el verde. Los criados, una vez subidos se dispusieron a empezar a andar cuando vistes aparecer por la puerta de la Embajada a Yashiko que iba a compañada por una Otomo, ni más ni menos que Asano.



OUT
Si no haces nada obviamente os vais, claro, lo dejo solo por si acaso la opcion, puedes elegir hasta no haberlo visto
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Exacto. Y exacto -sonrío reafirmando lo que la Hida replica tanto sobre el campeonato, como sobre el propio carácter de Seiryo. -Por eso pensé que vos erais la persona perfecta para tratar con él. Además alguien tan inteligente como el Maestro de Fuego habrá previsto la mayoría de posibilidades con las que una facción y otra intenten abordarle recién nombrado como está, pero seguramente no haya visto venir un abordaje Cangrejo, lo que desarmará buena parte de las estrategias cortesanas que ya haya decidido de antemano contra Otomos, grullas, escorpiones... y le dejará la honestidad como su única, o al menos su mejor "arma" contra una Hida.

Pero por supuesto sigue siendo, como tan bien habéis dicho, terco, complejo e inteligente. Algo en lo que nadie puede negar vuestra excelencia en cuanto a como tratar a esa clase de personas, mi señora Hida
-le digo al final mirando de soslayo a Kotoko, que además de caótica y excesiva en apariencia, es sobre todo justo eso, inteligente, complicada y cabezota.


No puedo evitar sonreír cuando Kamoko me da su permiso, pero esta vez no de forma socarrona ni irónica sino con una mezcla divertida entre emoción y nervios.
-¿Tengo buen aspecto para la Ciudad Prohibida? -le pregunto a la dama Doji, estirándome el kimono con la habitual coquetería grulla.


-Gracias... -le digo al criado sosteniendo la carta ya en las manos.
-Oh, sabemos lo que es, Kotoko-sama. Pero esto es importante, es como... un regalo en si mismo -le explico lo que aquel trozo de papel representa para alguien como yo, un artista que ha conseguido llamar la atención de la persona más influyente de la corte, la personificación de la propia corte en si misma.

-Ju, incluso a mi me parece excesivo -bromeo sobre el rickshaw, en el que el decorador no ha escatimado detalles para recordarle a todo el que le pase cerca que en él viajan personas muy importantes.

En eso andaba pensando, agradeciendo la ayuda de Kuronuma al subir, cuando de pronto vi aparecer a Yashiko. Por un segundo estoy tentado de ir corriendo hacia ella y explicarle todo, pero descarto la idea al verla acompañada de una serpiente, y nada menos que de Asano.
No puedo ir allí y contarle esto sin mostrar mi entusiasmo y hacerla partícipe de él, pero eso es algo que para nada debo hacer delante de Otomos, y de Asano menos que ninguno.

Así que en lugar de acercarme y fingir que apenas me interesa lo que le cuento, decido detener un instante el transporte y pedirle a un criado de la embajada que busque a la dama Doji Yashiko y que le entregue de parte de Kakita Koji la misiva que acabo de recibir y aún sostenía como un tesoro entre las manos.
Al leerla, ella lo comprenderá todo, y se las arreglará para que la Otomo sólo perciba lo que ella desee, no lo que yo no fuera capaz de disimular lo suficiente.

Encargado lo cual, sin más me siento de nuevo y pido reemprender la marcha.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

Tu exposición de por qué la Dama Hida era la mejor opción era innegable, nadie estaba preparado en esta ciudad para esta mujer pero menos cuando tan siquiera lo veías venir.

La Hida suspiró sobre su capacidad con personas así y añadió:

"He terminado una maestría en los últimos tiempos sobre cómo tratar a esas personas."

Kotoko asintió y dijo:

"Es que la Ama es una mujer complicada."

Kuronuma la miró con expresión socarrona y añadió:

"Si. La Ama."

Y Kotoko hizo como si no entendiera a qué venía aquella expresión.

"Tienes el aspecto de quien esta mañana casi ha muerto en un ataque, es decir, mejor que el 95% de la población de Otosan Uchi, es lo que uno tiene al nacer Grulla."

Respondió Kamoko sonriente.

En un hábil movimiento de corte le entregas al criado tu propia misiva antes de subir en el rickshaw al que solo le faltan criados que vayan vociferando de parte de quien van los sentados en él y este se puso en marcha.
Kotoko que estaba en uno de los lados estaba muy atenta de la gente que veía por las calles mientras que Kuronuma se apoyó en un lateral como aburrida por el camino, aunque en ambos casos sabías que ambas mujeres estaban cien por cien atentas a todo a su alrededor.

"El Escorpión va a tratar de colarnos una esposa para el Emperador seguro en sus elecciones al séquito."

"Un intento." matizó Kuronuma.

"Pues claro, un intento, nada es oficial hasta que se beba el sake" hizo Kotoko alusión a parte del ritual de la boda donde los casados compartían aquel en la ceremonia religiosa."Lady Rokujo debe estar en plena guerra contra eso... la verdad es que no me gustaría estar en su piel."

"Y aún así piensas meterte." añadió Kuronuma mientras miraba en dirección opuesta a donde estaba Kotoko.

La bufón se rio mientras parecía saludar a alguien con un cabeceo en la calle que había conocido.

"Ser Dama de la Gran Madre y Grulla no es incompatible, si vamos a restaurar las viejas y buenas tradiciones eso debe empezar por una Emperatriz Grulla, como siempre ha sido."

Hablando de aquello las puertas sur de la Ciudad Prohibida se hicieron cada vez más enormes mientras aquellos altísimos muros parecían titilear con la luz del sol con toques de una aurora boreal que parecía estar y no estar ahí. Podías ver a los Seppun sobre la muralla y a las puertas y como estas al ir llegando el rickshaw se fueron abriendo lentamente mientras la hueste Seppun abría paso un poco. Pero el rickshaw desaceleró para que el capitán de aquella guardia pudiera ver bien a sus integrantes, lo cual era fácil porque ya fuera por la altura de Kuronuma o por la extravagancia de Kotoko u obviamente por el rickshaw en si mismo al cruzar las puertas se anunció el nombre de las Damas y acompañante.

La Ciudad Prohibida, de día o de noche era como estar en el tengoku, una belleza indescriptible en cada detalle y en cada rincón, una armonía que parecía cobrarse el sonido de la ciudad y sólo oirse los pájaros piar, las fuentes de aguas y el sonido de música lejana como si la llamada hacia los ancestros se tratase. Las personas que caminaban por allí parecían parte de lienzos en movimiento, ya fueran soldados o cortesanos. Verde y dorado por doquier, en árboles, en tejados y en kimonos, por supuesto.

El rickshaw avanzó entre jardines, dejando a los lados los pequeños y cuidados palacios, paseando cerca de fuentes y dejando atrás la mirada de algunos curiosos hacia las inmediaciones del Palacio de Hantei, pero en vez de ir a la parte central las damas pidieron ir hacia el ala oeste y así este paró en una de las puertas laterales, que eran aún así enormes, pero no la principal. Aquel ala era el de la Gran Madre y allí se podían ver sis motivos por doquier.

Las Damas bajaron contigo y te hicieron un gesto para que las siguieras. Tu ya habías estado allí, de noche, con Nisio, hacía apenas nada pero aquello era extraño, porque era como si nunca hubiera pasado.

Los criados al veros os saludaron y a la orden de las damas fueron rápido a poder anunciar a la Ama la llegada.

"Esperaremos a que ella nos llame."

Te dijo Kotoko mientras te decía que la siguieras y de pronto empezabas a ver estancias llena de arte.

"Es par de la colección privada de la Ama."

Te señaló.

"Hay verdaderas joyas..."

Musitó señalando unos haikus muy hermosos, capaces de hacer llorar a quien los leía, en la pared.

"Esos haikus son de Hantei Genji, Hantei II, decían que tenía una sensibilidad artística tan a flor de piel que oirlo leer sus propios versos hacía llorar hasta al campeón Cangrejo."

Kuronuma se quedó mirando los versos.

"No haría falta que los leyese..."

Porque, realmente, tan sólo al leer aquello se saltaban las lágrimas sin ser consciente ni de ello por la extraordinaria belleza y toque al corazón de aquellas palabras.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Vuestras memorias serán un libro que los eruditos estudiarán por siglos, como El Arte de la Guerra, mi señora Hida -le contesto con una sonrisa de comprensión cuando suspira y mira a la grulla.

-¿Sólo el noventa y cinco...? -replico suspirando con una resignación divertida. Para la vanidad grulla ese cinco por ciento es el que cuenta, pero a falta de perfección tendré que compensarlo con socarronería, eso me proporciona cierto encanto si no me excedo.


-¿Por qué sólo el Escorpión? Lo lógico sería que todos lo intentaran, con más o menos esperanzas de éxito pero... El Fénix por ejemplo, tiene alguna buena candidata de la edad apropiada según tengo entendido. Luego siempre podría "retirarse" para hacernos un favor y que le debamos una buena, pero para eso primero debe estar en posición.
Y quizás el León le tome el gusto a eso de los desposorios imperiales. Una Emperatriz bushi Matsu sería todo un espectáculo, mejorando lo presente
-bromeo con Kuronuma sobre que también pudiera ser una bushi Hida. Aunque sin duda una Matsu suena mucho más divertido.


Así llego a la Ciudad Prohibida de nuevo. Incluso cuando llegué a Otosan Uchi, no abría apostado que la vería ni una vez, y aquí estoy otra vez...
La tranquilidad y la belleza representan perfectamente el sistema de castas de Rokugan; una burbuja desconectada del alboroto de los distritos interiores, a su vez estos desconectados de los problemas de los exteriores, y ya no digamos aquellos de las lejanas provincias.
Una burbuja, dentro de otra burbuja, dentro de... una burbuja más.

-La luz de Amaterasu mejora incluso lo que ya es hermoso -murmuro para mi mismo mientras me bajo del transporte y camino tras las dos damas, comparando lo que había visto anoche con lo de ahora, a la luz del día.

En seguida me quedo más deslumbrado aún por las obras de arte expuestas, que desde luego ayer no vi, quizás porque no pasamos por aquí, quizás porque era de noche.
Voy saltando de una pieza a otro fascinado por los autores más famosos de la historia de mi Clan y del propio Imperio, algunos de los cuales sólo sabía de sus obras por algún libro de arte, jamás por haber visto nada en persona.

-Hantei Genji... -repito susurrando asombrado, acercándome a la dama Hida que también observa esos versos.
-Se puede medir la fiereza de los enemigos de un Clan por la bravura con la que adiestran a sus guerreros. Éste, todo esto, es el demonio de los artistas... un rival invencible. ¿Quién en su sano juicio perdería su tiempo escribiendo poesía cuando ya está esto escrito? ¿Por qué seguir trabajando en un campo en el que ya se ha alcanzado la perfección? -le digo reflexionando sobre lo que está en aquella pared -Sólo alguien tan vanidoso y arrogante como un grulla, creería que puede crear algo que esté a la altura de este "rival", por eso nos adiestran así -añado al final. Tal vez un Matsu, o un Hida jamás se haya parado a pensar que nuestra forma de ser no es gratuita, sino que tiene un fin, como todo. Como ellos mismos.

-Sólo un necio retaría a duelo al general de un ejército de cien mil soldados ante las puertas de su propio hogar. Sólo otro necio aceptaría el reto -añado al final sonriendo ante lo que veo a mi alrededor. No se cual de los dos duelistas soy, pero sin duda debo ser muy arrogante para pensar que ni una sola pincelada de mi mano es digna de compartir colección con nada de esto.
Menos mal que nací Kakita, ju...
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"No tengo claro si eso ofendería tanto que daría problemas a mi Clan o peor aún, demostraría que no somos lo que se piensen y alguno que otro de mis compañeros quedasen atrapados en las cortes..."

Dijo con cierta sorna la Hida.


"Todos lo van a intentar, la cuestión es quién puede realmente ser un problema. El León "se lleva" a la Gran Madre, creo que saben más que de sobra que ella no querrá poner todos los huevos en la misma cesta, el Fénix tiene buenas candidatas pero siempre puede haber algún acuerdo de última hora... en el supuesto más extraño podría cruzarse una inesperada dragón, quién sabe, ni ellos mismos seguro... pero sin duda el mayor problema planeado son los escorpión."

Te dijo Kamoko.

"Haces bien en evitar a mi clan... ¿Qué chica cangrejo en su sano juicio querría vivir aquí todo el año?"



Delante de aquellos versos que no podían ser reproducidos ni dichos en voz alta sin que el alma se removiera las dos Damas estaban escuchándote.

"Si la perfección, como la iluminación, pudiese encontrarse sólo en un camino no habría escuelas."

Determinó la Hida entendiendo de aquella forma que daba igual que aquello fuera como la técnica suprema del iai artísitico, siempre habrían escuelas como el nitten u otras tratando de mostrar su perfección, una perfección que a fin de cuentas podía ser igual y diferente.

Kotoko sonrió ante el comentario de la Hida y asintió.

"Esta galería está llena de la demostración de lo que Kuronuma-san dice... Sino... venid a ver esto..."

Te hizo un gesto para que te acercases a un dibujo estilo sumi-e, en los negros de tinta en donde se veía una mujer, de espalda, mirando a un pequeño espejo de mano. El dibujo era simple pero sublime por su simpleza, el trazo parecía el corte perfecto del iai, de un duelista. Había un haiku, simple y hermoso como la caída de un copo de nieve hablando de esa mujer.

Había un nombre que lo firmaba. Sólo un nombre. Kakita.

Estabas con aquello delante tuya cuando de pronto se abrieron las puertas de la galería y un criado informó:

"Su Alteza Imperial la Gran Madre."

Tras lo cual se oyeron unos pasos por el pasillo, entraron dos Guardia de la Rosa Primero, a modo de escolta delantera, luego entraron en la sala Bayushi Mizumi y Otomo Etsuko y al final... la Ama, seguida de una pequeña hueste de criadas y custodiada el final de la comitiva por más guardia de la rosa.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-¿Pero importa acaso que los ciegos se ofendan cuando les dices que no ven? -le replico a la Hida encogiéndome de hombros divertido. La falsa modestia nunca ha sido una cualidad cangrejo, ju.

-Bueno ya habéis oído a Kotoko-sama; en realidad no importa si al final el Emperador se casa con una chica Hida, lo que cuenta es que exista la posibilidad; así siempre se podrá negociar una retirada elegante en favor de otra candidata, y obtener una buena posición a cambio con unos, y fastidiar a otros en la corte, mi señora Hida.

De todas formas alguien enviarán al séquito, ¿o quizás no? -le pregunto al final a Kuronuma.

-No creo que el problema sea el Escorpión en si, si no una persona en particular, Soshi Satomi-sensei -sonrío de medio lado asintiendo a lo que la Kakita expone. -Con una de sus academias en la ciudad, tienen una posición muy ventajosa... O eso me parece a mi -añado levantando los hombros de nuevo.


-La perfección es otra cosa. En ese aspecto cada individuo compite contra si mismo, por eso hay tantas sendas o formas de alcanzarla como individuos, y no las hay mejores o peores sólo exitosas o fallidas.
Pero cuando se trata de una colección de arte, para mi es una competición entre unas obras y otras, y por tanto entre unos autores y otros. Y aquí si las hay mejores y peores, por descontado.

Como un torneo de esgrima. Puede haber participantes que hayan alcanzado la perfección en una técnica menor, y sean derrotados por otros con una mejor incluso aunque no la ejecuten a la perfección... Así el primero quizás se gane el respeto de sus ancestros y del karma, pero la gloria del torneo no.

Así que cuando cualquier otro poeta escriba un haiku tratando de emocionar esos mismos sentimientos, y lo coloque al lado de éste, dará igual si ese verso fue lo más perfecto que ese poeta podría haber hecho, se comparará con el de Hantei Genji... y lo más probable es que "no gane", "sea vencido"... da igual como se exprese, llegados a este punto sólo es semántica.
Por supuesto hay espacio para muchos haikus aún. El mundo del arte es muy amplio, incluso esta sala de exposición lo es. Pero eso no minimiza la magnitud del reto -les explico a las damas, tratando de mostrarles este asunto tal como yo lo veo. Dicho de un modo coloquial, el mugido perfecto de una vaca podrá granjearle la iluminación, quien sabe, pero nadie querrá escucharlo en una sala de concierto en vez de la voz de una cantante profesional, aunque no sea perfecta.

-Oh, vaya... Kakita-shiryo... -murmuro mientras se me quiebra un poco la voz. Esto si podría hacerme llorar, por muchos motivos... Es tan perfectamente vanidoso retratar a Doji-Kami sosteniendo el espejo que él mismo le había regalado... Incluso en eso, su iai era perfecto -Todo lo que significa ser Kakita, y estar enamorado de Doji, en todo su esplendor. A esto me refería... -suspiro embelesado, pensando en mis propios asuntos.

Tuve que hacer un esfuerzo por no derramar alguna lágrima, o al menos que no se me notara demasiado, mientras a lo lejos escucho una voz. Algo sobre la madre de alguien... a quien le importa...
¡Espera!
Afortunadamente mi consciencia vuelve a tiempo para escuchar los pasos acercándose, no son silenciosos precisamente. Varios.

Guardia rosa. Más damas de compañía. Luego la Ama y... ya no se quien más, porque a esas alturas ya estoy inclinándome como marca la etiqueta. Afortunadamente éste debe ser uno de los pocos casos en los que no puedes equivocarte con el protocolo; haz la reverencia más profunda que seas capaz. Con la mayor gracia grulla que puedas, claro. Quédate así todo el tiempo necesario, hasta que ellos hablen antes que tú, si lo consideran oportuno.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

Kotoko sonrió ante eso.

"En el juego de la corte al final el camino no es tan importante como quien lo acaba, me temo, no es tan didáctico como nos gustaría juju pero es la realidad... Si la Grulla puede mover una candidata Cangrejo, por ejemplo, para luego deponerla y poner a una Grulla, no importará más que el resultado."

"Pero deja fuera de tus ejemplos a mi clan, por favor, aunque no dudo que os lo pudieramos poner complicado."

Kotoko la miró divertida.

"Quizás tu no lo sabes, aún, pero yo si que sé que hay varios nombres que podrían suponeros un problema a todos en nuestras filas, para vuestra suerte ese no es el juego del Cangrejo pero... si te metes demasiado con mi clan quizás si que tenga yo misma que apadrinar a alguna...."

"Amenazo" la Hida haciendo que Kotoko se riera.

"Entonces deberé hacerlo sin duda, no me perdería la posibilidad jamás de verte jugar al shogi con toda tu concentración."


Kuronuma suspiró.

"Eres imposible."

"No, tan sólo tus "amenazas" suenan a cántico celestial en mis oídos jujuju"

"Al séquito enviarán, claro, pero no a la carrera de la futura Emperatriz, al menos no conscientemente..."

te respondió al final.

"Ese es el problema, esa escuela es una fábrica de regentes y de esposas de alto standing y por ahora la única salida que tenemos es la desconfianza absurda a su clan por encima de ella, pero esa baza pronto dejará de contar..."

Chistó Kotoko.

"Merecido nos lo tendremos, ya apoyé yo la apertura de una escuela en nuestras tierras hace años y me llamaron loca."

"Es que lo estas."

"¡Y es cierto! Ambas cosas, digo." Sonrió de medio lado. "las primeras grullas que por fin han entrado en la escuela en esta ciudad ha sido por presión mía."


...

Delante de los versos de Hantei Genji las dos quedaron escuchando tus palabras.

"Pero el arte al final no es una disciplina exacta, siempre habrá zonas intermedias. Aunque ahora mismo estemos ante la excelencia no significa que bajo este no pueda haber varios muy parecidos... y es el receptor al que le llegará más uno que otro. Por eso el arte es complicado ¿no?"

Te dijo.

Una lágrima resbaló desde tu mejilla hacia el suelo, estando tan inclinado aquella perla por la belleza del cuadro quedó como secreto entre el tatami y tu. Las dos damas, a tu lado, también se inclinaron y los tres os mantuvisteis así mientras se oía a la guardia de la rosa entrando y poniéndose en posición por la sala y unos pequeños pasos, de las otras damas de compañía, que se abrían para dejar que la Ama avanzara unos pasos más.

Apenas habías podido contemplarla pero ya de refilón podías suponer que iba engalanada como sólo un dios en la tierra puede estarlo. Su kimono violáceo caía en capas y capas hacia el suelo con bordados en oro y plata de flores y rosas entre las cuales, en ese color plateado, reptaban serpientes que escondidas podrían picarte si tratabas de tomar una flor. Su cabello negro estaba medio recogido pero aún así caía una enorme cascada lleno de cuentas y de piedras preciosas hasta detrás de sus rodillas y donde podías ver, ahora mismo, sostenía un abanico con plumas de pavo real muy hermoso.

"¿No es acaso el arte el mayor legado que el ser humano puede dejar como símbolo de su sangre relacionada con los dioses?"

Preguntó de pronto esta haciendo un gesto con la mano para que, lentamente, levantarais la postura. Era curioso, porque a cada uno de sus lados, a su izquierda estaba Mizumi, a su derecha Etsuko, y a tu izquierda estaba Kotoko y a tu derecha Kuronuma, casi parecían séquitos de cada uno, aunque era una mentira más en aquel mundo, todo pertenecía a ella.

Por el rabillo del ojo pusiste ver a Dansan, colocado de manera estratégica para estar a apenas un segundo de la Ama pero dejándole espacio, fundiéndose con las obras de arte.
La ama era sin duda una de las mujeres más hermosas que jamás había existido, incluso en aquel lugar lleno de hermosas flores era innegable la presencia de Benten sobre ella, pero al contrario que con Etsuko o con Satomi exhudaba una oleada de poder que subsumía a quien la miraba y lo hacía sentir pequeño e indefenso, aunque su sonrisa, taimada y escueta parecía decir que <<aunque era normal que te sintieras inferior a ella, no tenía por qué mostrarlo así esta, después de todo el sol no necesita decir que es el astro rey, tan sólo lo es.>>

"¿Ha visto alguna obra que le haya gustado en particular, Kakita Koji-san?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Bueno, importan los acuerdos y alianzas a los que se lleguen por el camino... Si la grulla es quien mueve todos los hilos, sólo tendrá que negociar consigo misma claro; pero si otro clan coloca a una de sus candidatas en buena posición sólo para empujar a la grulla a negociar que la retire y apoye a su candidata a cambio de... un buen acuerdo económico, cualquier disputa fronteriza, o simplemente deberle un favor, eso importará -expongo, explicándole lo que quería decir. Puede que al Cangrejo no le importe quien se case con el Hantei, pero seguro que si le importará un buen acuerdo comercial sobre el arroz para sostener su maquinaria militar, por ejemplo.

-Aunque nos guste comparar la vida con una partida de go en la que sólo cuenta el resultado final, la realidad ha demostrado muchas veces que incluso los movimientos más pequeños a lo largo de esa partida pueden tener, a veces, ramificaciones cruciales en el medio o largo plazo, aunque en el corto no cambien el desenlace.
Las piezas de un tablero no son más que piezas inertes, que se mueven y ya está. Pero los seres humanos reales están atados por hilos de destino que se cruzan, enredan y desenredan con cada movimiento, convirtiéndose en daños o beneficios colaterales de estos
-murmuro al final, tal y como yo veo la realidad.

-La daimio Kuni era una de las favoritas de Benten, Kotoko-sama. La Fortuna ve mucho más allá que cualquiera de nosotros -sonrío de medio lado dándole la razón a Kuronuma, con que a buen seguro podrían tener opciones en esa carrera si se lo propusieran.
Aunque eso probablemente sólo haría que Kotoko deseara aún más jugar a eso, ju, ju.

-Y de algunos esposos también. No se si regentes, pero encantadores seguro -protesto con media sonrisa socarrona sobre lo que fabrica la maestra Soshi.

-Todo visionario comienza por ser un loco, mi señora Hida -bromeo -Kotoko-sama tenía entonces toda la razón, y más aún ahora. Cuanto más tarde nuestro Clan en disponer bajo su control de una de esas escuelas, más terreno perderemos en lo que antes siempre había sido una de nuestra especialidades, el arte del matrimonio.

Claro que el término "bajo control" tratándose de Soshi Satomi-sensei es... peliagudo. Apuesto a que ni siquiera el Escorpión lo tiene, ju
-añado riéndome. La Grulla en realidad sólo tendría que tener fe, no control absoluto.


-Así es. El arte es tan extenso como puedan serlo las emociones y la imaginación humanas. Pero eso no quita para que cada generación de artistas lo tenga más complicado que la anterior, porque no puede limitarse a repetir lo mismo, ya que entonces la comparación los dejaría fuera de juego hasta que volviera a nacer alguien como Hantei Genji-dono, en cada campo; y si no pueden repetir lo mismo pero la disciplina es la misma, la poesía, las reglas de la métrica son las mismas, el haiku... ¿cómo añadirle un nuevo valor, que respete lo que ya existe sin imitarlo?

Ésa es la magnitud del reto, y muchos artistas se acobardan y se limitan a crear repeticiones mediocres una y otra vez, y a eso lo llaman... "academicismo", con la excusa de... ¿tratar de perfeccionar lo que ya era perfecto en su origen? ¡Ja!
Esto no se puede perfeccionar
-digo señalando hacia los versos del hijo de Hantei -Pero si se puede hacer diferente. Y esa diferencia entonces si es posible perfeccionarla, y así sucesivamente añadir nuevos valores al mundo del arte -hago un gesto con la mano arriba y abajo mientras avanzo a través de una sinuosa línea imaginaria, en contraposición con un giro infinito en círculos alrededor de un punto ya conocido. El movimiento es el mismo, pero en uno se avanza, y en el otro no.


Mientras estoy inclinado, apenas puedo hacerme una idea de lo que sucede a través de mi oído. Primero los pasos ruidosos y arrogantes de los bushi de la guardia, ocupando sus posiciones para controlarlo todo y a todos. Luego los mucho más delicados de las damas, y entonces los perfectos de la Ama, engalanados por aquel kimono bordado en oro y plata... estropeados finalmente por más bushis ruidosos.

Sin embargo, al levantar la vista me doy cuenta de que todo aquel desvío de atención que sus guardias realizaban en cuestiones auditivas, resulta muy diferente a la vista. La Ama los eclipsa a todos, volviéndolos prácticamente invisibles.
La vista de Benten, recuerdo de una de mis conversaciones con Soshi Satomi.

-Ningún filósofo podría haberlo expresado mejor que Su Majestad -contesto convencido de que tiene mucha razón respecto a que el arte es el auténtico nexo en común entre los hombres y los dioses.

-Otomo Etsuko-sama, me alegra comprobar que vuestro estado de salud continúa mejorando -le digo respetuosamente a la dama.

-Todas, en realidad. Pero reconozco que el dibujo firmado por la mano de Kakita-shiryo me ha... emocionado especialmente.
No sólo por la autoría del fundador de la familia a la que sirvo, sino porque me ha resultado muy inspirador comprobar que él tampoco podía resistirse a intentar capturar en un cuadro los reflejos de Benten-Kami sobre este mundo... En su caso por descontado a través de la perfecta y directa sencillez del iaijutsu. Sencillo, pero no simple...
-confieso mi parecer inclinando la cabeza en un ademán sumiso pero elegante.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"No me hagas pensar eso mucho o puede que os desplume yo misma."

Sonrió de medio lado Kuronuma.

"Nos encanta hablar del go pero la vida al final es el dicho del tao que cuenta que "Los caminos son para recorrerlos no para llegar a su destino"... sobretodo porque quizás el destino que pensemos no es el que realmente es... A veces el destino es hasta el camino."

Comentó Kotoko.

"Aún tenemos la opción de que Kuro-chan sea la siguiente emperatriz. Está casadera y tiene que dar hijos y no sería la primera vez que hay diferencia de edad, total el Emperador si quiere puede casarse con otra además..."

"¿Tantas ganas tienes de casarme que hasta planteas eso?"

Preguntó la otra con el ceño fruncido haciendo que Kotoko se riera.

"Piensa que en realidad, ya que te obligan sería una resolución perfecta."

"Sobre el papel."

"El matrimonio siempre es sobre papel. Total si no puedes casarte conmigo qué más dará con quién ¿no?"

Se rió esta.

"Los kamis me han librado de esa...."

"Y sin embargo vamos a estar juntas siempre..."

Sonrió Kotoko haciendo que Kuronuma al final sonriera también.

"Qué remedio... quién te va a soportar sino... Alguien deberá hacer que tu futuro marido no se tire de cabeza a la bahía del Sol..."

Kotoko sonrió ante eso también.

"De locos e iluminados sé un poco, una lástima que grandes de mis consejos quedarán en el olvido...."

Suspiró dramáticamente la grulla.

"No tienes tantos grandes y menos olvidados. No te pases."

Kotoko se rió.

"Pero tienes razón en eso de las escuelas... y Koji-san también con el hecho que no pertenecen a ningún clan en la actuliadad... ni al escorpión... Pertencen a Satomi-sensei y a Benten-kami..."


"Así que tu forma de hacer nuevo arte perfecto es hacer directamente un nuevo arte...." Dijo Kotoko mirando el haiku de Genji."Tiene mucho sentido con tu obra..."


No puede quedar duda que en el Imperio la Ama representa lo que debe ser a Benten ya que brilla de una manera que opaca el resto del mundo, es como una pequeña Amaterasu en aquella sala, un sol que irradia el todo y que hace que sea imposible no mirar aunque te dejes la vista en ella. Entre sus exquisitos ropajes, sus gestos elegantes y el aura que la envuelve no cabe la menor duda que lo que dicen de que podría enamorar con una caída de ojos debe ser cierto. Lo sería incluso para ti si tu corazón no estuviera ya protegido de Benten por la propia Benten, pero puedes notar ese hormigueo por todo tu cuerpo de la emoción de quien ve algo glorioso que tratar de retener en tu retina para siempre, como hombre, como mortal pero sobretodo como artista.

Una media sonrisa se pinta en sus labios ante la complacencia que le des la razón . Etsuko hizo una elegante reverencia ante tus palabras.

"Le doy las gracias por su preocupación, Koji-san, para mí es una bendición poder volver estar al servicio de la Gran Madre y del Emperador...."

La Ama avanzó un paso hacia un lateral, en dirección al cuadro de Kakita shyrio y como si fuera el movimiento de los planteas todo a su alrededor se recolocó con calma y ahora en un silencio casi sepulcral. Dansan avanzó por el lateral de la sala, algunos hombres dieron un par de pasos más hacia el lado y las Damas la siguieron dejando espacio entre ellas, Kotoko y Kuronuma hicieron lo mismo y se abrieron en un abanico ante el paso de la Ama que se acercó a ti.

Te llamó la atención no sólo aquella coordinación sino la extrema perfección de la fluctuación de las personas a su alrededor como si gravitasen en torno a esta incluidas las dos damas que iban contigo, alguien como Kuronuma podría parecer a un no experto que destacaría para mal en aquella situación, incorrecto, era la más marcial de todas ellas por lo que de manera más inconsciente sabía dónde colocarse atendiendo a dónde estaba "el general" y ver esos movimientos quizás más cortos y secos pero aún así elegantes de la Hida era un espectáculo.

A unos pasos tuyos, sobre unos diez, la Ama miró hacia el cuadro habiendo dejando lo que habías comentado en el aire.

"¿Puede verlo?"

Te preguntó.

"¿Puede... verla?"

Y no, no estaba hablando de Doji, estaba hablando de Benten en ese cuadro, como elemento oculto igual que había estado en el cuadro de Satomi aunque quizás no hablase de una manera tan literal como aquel último pero... ¿Y si era así? ¿Y si al menos los Sentidos, como la Ama, si que podían ver algo así en cada creación tocada por esta?

La Ama te miró de reojo con media sonrisa divertida.

O puede que sólo fuera una forma de ponerte a prueba para saber cómo ves el mundo y el arte...
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Así es, puede que el destino de alguna candidata no sea jamás el de convertirse en Emperatriz, sino simplemente el de recorrer el camino que le llevaría a serlo... -para que su clan negocie, o como simple superación personal. O tal vez sólo para después ser una dama de compañía; quien podía saberlo tratándose de las madejas de destino.

-"Esa otra" podríais ser vos, Kotoko-sama -replico sonriendo de medio lado -Es aún más perfecto. Kuronuma-san tendría hijos, la Grulla a su emperatriz, y vos tendríais... diversión para toda la vida -le digo a la Kakita. Supongo que sería lo más cerca que podrían estar de casarse ellas, ju.

-Justamente, esas escuelas pertenecen a Benten-Kami en última instancia. Todos sabemos cuanto ama esa Fortuna al Clan de la Grulla, así que si algo debiera preocuparnos no es sino la vergüenza de no tener ya al menos una de aquellas.
Después de todo el Escorpión se afana por hacernos creer que debemos desconfiar de ellos, pero en realidad es un engaño, como no, y de quien estamos desconfiando en realidad es de la propia Benten... Algo nada recomendable tras haber recibido sus bendiciones desde hace generaciones
-suspiro cruzándome de brazos.


-Un nuevo estilo, si. ¿Y si al haiku le añadiéramos un verso más, o si invirtiéramos la métrica? -bromeo con una de las reglas más sagradas de la poesía tradicional.
-A fin de cuentas esto es Ningendo, el reino mortal. Aquí todo tiene un principio y un final, así que incluso las tradiciones más antiguas fueron novedosas en algún momento, y si se hubieran rechazado... en fin, ya me entendéis. Incluso la tradición de rechazar las novedades fue novedosa en su origen -añado soltando una leve carcajada.


Pero si Yukirohime es una pequeña Amaterasu, ¿quien es su Onnotangu...?
Eso no lo se, pero desde luego por la forma en la que ilumina la estancia y todos se mueve a su son, sin duda lo es. No se cuantos habrán quedado ciegos tratando de pintar el sol, pero puedo notar con claridad como mi voluntad se debate entre la etiqueta sumisa de mantener la vista baja sobre sus pies y la necesidad de mi artista interior de analizar cada detalle de esta mujer, de este ser excepcional dibujado por la mano de la propia Benten.

Le devuelvo la reverencia a Etsuko, más profunda.

¿Dansan...? Hum, no. Como Onnotangu sería menos que mediocre. Incluso sólo como un pequeño Onnotangu. Pienso mientras todos se desplazan en armonía con la Ama. Yo permanezco inmóvil demostrando quien es el único que desentona, pero es lógico dado mi papel como invitado; ellos forman un todo, una galaxia y yo paso por allí como un pequeño asteroide, esperando a ver si me estrello contra algo y estoy hecho de oro o de barro.

Me hizo una pregunta, y diez pasos de una dama como ésa eran realmente poco. Temo que quien baje la concentración ante ella simplemente se quede en blanco, paralizado como un pasmarote.

-Verla, hum... -murmuro desviando la vista, no sin cierto esfuerzo, hacia el dibujo de Kakita que antes casi me hace llorar. O sin casi.

-Claro que si. ¿Quien no vería a Benten-Kami en una declaración de amor verdadero? -respondo tras unos segundos a modo de afirmación.

-No sabría decir si literalmente la veo con los ojos, no soy un iluminado -aún -Pero su presencia es evidente en cada trazo; cada uno como un verso de un poema perfecto -expongo siguiendo esos trazos de tinta hasta señalar el haiku donde está "traducido" al lenguaje escrito ordinario. Una muestra de arrogancia netamente Kakita pensar que de otro modo no lo entenderíamos, ju.

-Los kenshinzen dicen que cuando el duelista se sumerge en el chi, su mano es guiada por los dioses al realizar el iai. Por eso el resultado de un duelo sirve como un juicio de estos. Por descontado que al tratarse de Kakita-shiryo, el iaijutsu es perfecto, pero además es evidente que la divinidad que guiaba la mano del autor en el momento de realizar estas pinceladas, era Benten. Admiración por la Dama Doji, lealtad, devoción... amor... todo eso está ahí, y ahí veo a la Fortuna. -contesto finalmente sin saber si es la respuesta correcta o no, o siquiera si había tal. Así que simplemente he sido honesto con lo que realmente sentí desde la primera vez que miré ese lienzo..
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Creo que el Emperador nos mandaría a las tierras Cangrejos para combatir a las Tierras Sombrías y te quitaría tu edicto de en medio con tal de quitarme a mi de encima si me empecino en estar a tu lado." Bromeó Kotoko con Kuronuma.

"Mira, quizás esa sea la solución a mi problema." sonrió la Hida.

"Si te paras bien a pensarlo es un feo enorme que le estáis haciendo a una Fortuna que siempre os ha bendecido...." Musitó Kuronuma.

"Son endiabladamente listos...." Suspiró Kotoko"Yo ya lo dije, sólo hay una persona con poder que me hace caso, Daidoji Tsumeo."

Motivo más por el cual lo de los rumores entre ellos.

"Pues si hicierais eso al menos a los parlanchines como a esta le daríais más cancha para decir más cosas en menos espacio, que es lo que peor lleva de los haikus."

Señaló Kuronuma a Kotoko.

"Por eso me gustan más los tankas..." Suspiró la otra reconociendo aquello.


...


Diez pasos del sol es quemarse vivo en el ardor de quien se debate continuamente en admirar su belleza hasta quedarse ciego. Diez pasos en los que flotaba desde ella un perfume embriagador que era penetrante y floral, fresco pero a la vez que te intoxicaba y que bailaba a tu alrededor como si las sedas vaporosas te tocasen.

La Ama juntó sus manos delante suya, jugando con sus dedos en las puntas del abanico mientras miraba el cuadro y te escuchaba en silencio. Como no la mirabas a la cara sólo podías ver aquellas preciosas manos de dedos largos y elegantes con uñas muy cuidadas y pintadas jugar con las plumas de la cola del pavo real.

"Que hermoso..."

Dijo ella de pronto cuando terminaste de hablar.

"Si, sin duda Ella debería ser vista por todos, estén iluminados o no, porque, como decís, Ella está en cada uno de esos trazos... ¿Cómo podría ser de otra forma si esta es una de las historias de amor más magníficas de la historia?"

La Ama hizo un gesto hacia una de sus Damas que se acercó un poco, era Mizumi.

"Es sin duda el cuadro preferido de la Dama Hanashirusato por algo, su Alteza Imperial."

Dijo la Bayushi haciendo que esta asintiera.

"Cierto, cierto... la Dama Hana ama este lienzo... por todo lo que su simpleza es capaz de mostrar, porque al final los sentimientos son simples de enunciado y complejos como un cielo estrellado en la magnitud de estos mismos..."

Mizumi dio un pasito hacia atrás y la Ama se acercó un poco más al lienzo, te miró entonces de medio lado, pudiste notarlo más allá de si de vez en cuando una de tus miradas se escapaba por la posición de su cuerpo y el sentimiento que te están observando.

"¿Hay acaso un lugar mejor que este, la residencia del Hijo de los Cielos, para exponer una obra que a todas luces es una de las representaciones más exquisitas del amor, Koji-san?"

Su pregunta pareció liviana pero entonces sentiste la mirada de Kotoko sobre ti como si tratase de advertirte de algo, aunque no sabías qué, pero estabas seguro que la Dama Grulla te estaba diciendo sin palabras <<Está a punto de hacerte jaque>>.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-No se como llevar a Kotoko-sama a una campaña de vuestras tropas podría solucionar ninguno de vuestros problemas, Kuronuma-san. Tendríais que protegerla todo el tiempo mientras ella se empeña en ponerse en peligro una y otra vez, así que... vendría a ser parecido a lo de aquí, solo que allí habría demonios.

No, esperad... sería lo mismo
-sonrío frotándome la barbilla; aquí también los hay aunque se visten de seda.

-Pues si pero, como en otros aspectos, la Grulla está trabajando para enmendar esos "pequeños" desajustes del pasado reciente -me encojo de hombros sobre el feo a Benten. Yo mismo soy un ejemplo. Si podemos hacernos perdonar lo del gozoku, esto debería ser incluso más sencillo; los dioses siempre han sido mucho más condescendientes en el perdón que los humanos.

-¿Es el mismo Daidoji que persigue escorpiones casadas? No me digáis que eso ha sido idea vuestra para reconciliarnos con la Fortuna del Amor Romántico, mi señora Kakita -bromeo, a medias.

...

Aspiro el aroma de la Ama al respirar, como si de repente su presencia fuera copando todos los sentidos a su alrededor, saturándolos sólo de ella.
Pero es agradable, concluyo. Como el de un jardín repleto de flores exóticas y perfectas... y un montón de serpientes venenosas rodeándolas.

Hay algo tan hipnótico como sobrenatural en ella, el aura de Benten a su alrededor. Tan cierto como que aún no poseía ese don cuando fue perseguida, porque dudo que nadie fuera capaz de sostener su mano en alto contra esta mujer.

-Es lógico... -murmuro al saber que es el cuadro favorito de Hanashirusato. No se si debería comenzar a preocuparme lo mucho que coincidimos en gustos, la dama Otomo y yo.
-La simpleza de esta obra denota a la vez una maestría incomparable. El iaijutsu, como los sentimientos, es tan sencillo en su concepción como complejo en su dominio -asiento dándole la razón en todo.

-Su Majestad me concede un honor desmesurado preguntándome a mi... Yo creo que cada obra tiene un lugar perfecto en el que existir, pero eso no sólo depende del espacio sino también del tiempo.
Esta obra, en este momento, si. Sin duda está en el lugar que le corresponde. Porque ya no es sólo una historia de amor entre Kakita-shiryo y Doji-Kami, ni siquiera es una historia grulla... ya ha trascendido todo eso y se ha convertido en una historia que es propia de todo Rokugan.
Más allá, nos habla del amor y la devoción existente entre los mortales y los kamis, dos razas que hasta ese momento nunca se habían unido formalmente y que al hacerlo dieron origen a nuestra civilización... Así que es lógico que esta prueba de esa alianza se guarde precisamente en el centro neurálgico y espiritual de esa civilización.

No obstante, como digo hay otra variable, el tiempo. Esta obra representa lo que he dicho... ahora. Pero cuando se creó, sólo era la declaración de amor de un samurai hacia su dama enamorada.
Como tal, el lugar de una declaración así sólo podía ser custodiado por la propia dama. ¿No habría sido acaso inapropiado en aquel momento que el hombre le entregase su carta de amor al hermano de ésta, aunque se tratase de Hantei-Kami...?

No conozco la historia de esta obra ni cuando llegó a este lugar. Pero el amor, incluso uno como éste, para mi es como una rosa; en el comienzo de su vida no es más que un brote vulnerable que hay que proteger en un invernadero.
Cuando crece un poco, aparecen las primeras espinas y algunas hojas, y aunque ya puede ser trasplantada al jardín aún debe ser cuidada con esmero.
Más tarde, las espinas ya son afiladas y duras. Las flores surgen por doquier y el tallo es grueso y resistente. Ya es capaz de sobrevivir y florecer a la intemperie.

Cuando esta obra se creó, como ese amor, era un brote. La intimidad de la Dama Doji habría exigido que se mantuviera a buen recaudo. Sólo para sus ojos y su corazón. Una dama no comparte sus emociones a la ligera, y mucho menos las expone.
Ahora ha crecido, ha trascendido ese ámbito de lo personal y es la gran historia de amor de nuestra civilización. El honor de Doji-Kami brilla florido en el firmamento con espinas de estrellas y esta obra de arte sólo la glorifica, no la banaliza.

Por eso ahora, sólo en este momento, si, creo que debe estar expuesta aquí
-suspiro mostrando mi opinión al respecto. No se el motivo por el que Kotoko me ha tratado de advertir, pero al menos me ha incitado a no contestar a la ligera y a cuidar cada argumento de mi respuesta, como poco para saber que se trata de mi pensamiento más honesto y racional, nada dicho a la ligera.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

Kuronuma se rió ante ese comentario como si dijera "¿ves? Pero al menos esos demonios son menos falsos". A Kotoko no pareció importarle nada que hablasen de ella en esos términos y os miró con cara de no haber roto un plato en su vida.

"Que persiga a una mujer casada no ha sido mi idea, aunque sea algo del culto de Benten, aunque bien es cierto que sobre Tsumeo-san siempre hay rumores de todas clases, como conmigo, no sé hasta qué punto serán ciertos. Lo cierto es que, si te digo la verdad, nunca le he visto muy interesado en las mujeres... es decir, si, tiene sus cosas y seguramente habrá tenido lo que un caballero no debe contar, pero he estado mucho con él para darme cuenta que no parece estar movido por las mismas pasiones bajas que muchos otros... Así que no le doy demasiada credibilidad a eso más allá de la que él me cuente, que aún no me ha contado nada, por cierto..."

Murmuró esta pensativa.


...



La presencia de Benten es algo que no se puede negar desde el nacimiento de una persona, no dudas que en los tiempos de Okucheo la Ama hubiera ido creciendo como una rosa excepcional pero sin duda sería cuando la diosa puso sus ojos en ellas cuando aquella rosa floreció como dorada en un mar de rosas rojas.

Sólo una mujer como aquella podría haberse "hecho" con el linaje imperial y haber salido viva de aquello con un loco en el trono así que era innegable que de una u otra forma fuese una elegida por las Fortunas y los kamis...

"La Dama Hanashirusato tiene especial amor por esta sección de la galería..."

Dijo señalando a vuestro alrededor.

"En ella la Dama Noriko ha querido unir los ideales del amor en toda su grandeza..."

Cuadros y obras a esta temática que de pronto resaltaban con más facilidad.
La Ama, con sus manos jugando con las plumas del abanico, escuchó tus palabras sintiendo que miraba el cuadro de Kakita casi en todo momento, a veces asentía a tus palabras y sentías que te miraba de reojo para asentir una vez más. Pero estabas seguro que tenía una media sonrisa pintada en sus labios, algo que te ponía nervioso aunque no supieras por qué.

Los ojos de Kotoko te habían advertido que tomases en serio aquella respuesta y así lo habías hecho. Pudiste ver por el rabillo de tu ojo como Kuronuma y Kotoko se observaban en una conversación muda entre ellas, seguramente decidiendo si habías sido muy sincero y cómo aquello cambiaría el movimiento, pero no compartías esa capacidad aún para saber todo lo que pasaba en la mente de las damas.

"Así que un lugar especial por el tiempo y por el lugar..."

Musitó esta llevándose el abanico a sus labios escondiendo su rostro salvo sus enormes ojos que al mirarlos un segundo te diste cuenta que relucían con destellos violáceos.

"Una obra que trasciende y que muestra un amor universal..."

Miró de nuevo el cuadro.

"Entonces... esta obra es como las vuestras ¿no lo cree? No tratan de ser muestras de amor íntimo como quizás en su día fue este cuadro de dos amantes sino una exposición clara del Amor en todas sus formas y personas, brutalmente honesto y que desea trascender el tiempo y hasta a su autor... ¿Me equivoco?"

Te miró entonces en aquella pregunta final.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Hum, entiendo las ventajas que podría proporcionarle la fama de mujeriego... Aunque se trate de cierto sacrificio a su honra, muchos de sus movimientos en cualquier corte podrían justificarse tras esa mascarada y así no llamar demasiado la atención mientras él se dedica a asuntos más elevados en realidad.

Pero claro, si es el caso... significaría que esta vez o es de nuevo un rumor falso, la tapadera de otro asunto, o realmente es "algo más". Que estén involucrados los pinzados haría suponer lo primero, no obstante la presencia de Soshi Satomi...
-dejo en el aire sin terminar la frase, encogiéndome de hombros.

-Oh, vaya -chasqueo la lengua al ver esa expresión en la cara de Kotoko, como si de pronto acabara de darse cuenta de que se le había escapado algo, y ahora fuera a remover todo lo que hiciera falta hasta tener todos los detalles.
-Por favor, decidle a Tsumeo-sama que yo no he tenido nada que ver -le sonrío suplicante a Kuronuma, por la que se le viene encima al Daidoji.

...

Que la Ama es una elegida de los dioses no deja lugar a dudas, y en su presencia se puede dudar menos aún. No es poca cosa afirmar que su ambición y determinación salvaron la dinastía Hantei, o al menos evitaron una guerra por la sucesión entre a saber cuantos familiares próximos de Okucheo... los pocos que hubieran quedado con vida, claro.
Quizás Yukirohime no actuó movida por la generosidad, quizás el linaje ahora sea su juguete, pero no parece que esa clase de "detalles" importe mucho a los dioses, vista la situación actual. Sigue habiendo un Hantei, sólo uno; el sol sale y el arroz sigue creciendo.

Admirable, como poco.

Cuando habla de la temática especial de la sala y señala a todo su alrededor, no puedo evitar tomar una perspectiva más amplia de la estancia y de toda la colección, pasando inevitablemente los ojos por la mujer misma al hacerlo.

-Un trabajo incomparable -murmuro para mi mismo, porque eso ya lo sabe ella.

Creo que si se el motivo de mi nerviosismo; aquí me siento como una oveja rodeada de pastores, que la miran decidiendo si les apetece cenar asado esa noche, o se conforman con esquilarla. Para ellos no hay mucha diferencia entre dormir con la barriga llena o calientes, y desde luego no le van a pedir opinión a la oveja, ju.
No debería hacerme gracia dado que ésta soy yo, pero la tiene.

-Su Majestad no se equivoca nunca -replico apuntando en la comisura de los labios una sonrisa que no llega a aflorar -Mi obra, como todo lo que está inspirado por Benten-Kami, trata de trascender el tiempo, y por descontado la fugacidad de mi propia existencia.

Se que suena arrogante que yo lo diga, pero el auténtico arte siempre es así. Sin embargo... una cosa es que lo intente, y otra que esté a la altura. Aún.
Como esa flor de la que hablaba a Su Majestad antes, su objetivo es crecer y alcanzar el Sol. Pero al principio siempre está rodeada de árboles más altos que le quitan la luz; tal vez esté destinada a llegar a su altura, pero ese proceso requiere mucho esfuerzo.

Allí está Hantei Genji, a este lado la Dama Doji... La dama Noriko-sama no sólo ha conseguido reunir algunas de las mejores obras que representan los ideales del Amor, también a las personalidades más importantes que han estado tocadas por éste.

Una cosa es tratar de capturar destellos de Benten, y otra diferente pintar un reflejo tan nítido como el que Kakita-shiryo veía en ese espejo mientras su esposa lo sostenía.
Como he dicho, aquí no sólo está Benten-Kami. Todos los protagonistas son divinidades de nuestro panteón. ¿Cómo podría mi obra competir con eso para ser digna de compararse con las de esta colección...?
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Lo bueno de ser un mujeriego y el hijo del daimyo es que te vas a casar bien igualmente." Dijo Kotoko como si dijera que el análisis de daño de ese defecto en esa posición era mínimo así que si era impostado era aún más beneficioso"No lo sé, la verdad, no hemos hablado de eso desde que ha llegado pero lo que si que es cierto es que si no es una tapadera más le vale saber lo que está haciendo porque Satomi-sensei está muy cerca de esa chica y..."

Tras lo cual Kotoko sonrió con carita de no entender porqué tendría que ser malo que ella acudiera a hablar con él... Aunque a Kuronuma y a ti se os ocurrían medio millar de razones así de vote pronto.

...


La sala, como muestra la Ama es una alegoría a los sentimientos relacionados con el amor, pero no se te escapa que no sólo del romántico, tampoco que ella misma aparece como al pieza central de aquella sala y lo sabe. Es increíble, ahora que pasas tus ojos por algunas de las otras colecciones la cantidad y calidad de las piezas expuestas, de cerámica, pintura, joyería...

En ese momento te das cuenta no sólo que eres una oveja sino que puede que seas el cuadro de una de ellas. Y entonces comienzas a ver el tablero de shogi delante tuya y la pieza que tu representas y el avance de las demás, que como los que han entrado en esta sala se han ido acomodando a tu lado lentamente.

La Ama avanza un poquito hacia el cuadro de la Dama Doji y alza la mano, no para tocarlo en si mismo sino para delimitar su contorno a varios centímetros del papiro.

"La obra del Amor sólo puede ser juzgada por este... Y sin embargo aquí estamos todos nosotros, con las pretensiones uno de trascender a sus ojos y los demás de poder entender su grandeza..."

Te miró de medio lado.

"Me gustan sus pretensiones. Me gustan las personas que tienen grandes pretensiones."

Porque obviamente se gustaba ella, que era la que mayor pretensión había tenido en el Imperio.
Pudiste ver como más de una de sus Damas inclinaba un poco la cabeza al oir aquello como si recalcaran el honor que sentían con el mero hecho de poder oír unas palabras sinceras y movidas por la pasión de la Ama, aunque también podía tener otra lectura, todas ellas de una u otra forma eran personas con pretensiones sino no estarían allí.

"Tengo una buena noticia para vos, Koji-san."

Dijo entonces la Ama dándose la vuelta y andando hacia una parte de la sala, con un gesto de la mano te hizo que la siguieras y avanzasteis juntos, seguidos de aquella marea de fichas que silenciosas se recolocaban a su paso hasta una parte de aquella sala que.... extrañamente estaba... vacía de obras...

La Ama señaló aquella parte desprovista de arte y dijo:

"El trabajo de juzgar la calidad del arte debe siempre depender de los expertos en ella, y la Dama Noriko es la mejor garante de esto. Así que... este señaló el espacio es su espacio, artista. Donde serán expuestas sus obras al Amor hasta el final del tiempo de los dioses."

¿Se podía ir en contra de los deseos de un dios?
Jaque mate.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Oh... creedme Kotoko-sama, ningún hombre sabe bien lo que hace cuando está cerca de Soshi Satomi-sensei -murmuro con media sonrisa, refiriéndome tanto a la dama Soshi físicamente como a Benten de un modo más amplio.
Los que se enamoran, los que la retan, los que creen que pueden controlarla, los que intentan ignorarla... ninguno sabe lo que hace.

...

-Qué oportuno -susurro con admiración al contemplar la sala de un modo más amplio y percibir su temática, y como la Ama es la pieza central, pero aún así no hay ningún retrato suyo, ni siquiera un espejo como el de Doji.

Vamos, ovejita; muestra algún truco que les haga gracia para que decidan no cenarte hoy.

-Su Majestad me honra con sus palabras -sonrío inclinándome tras su halago, dejando cierto misterio en el aire como si pensara en alguna otra pretensión propia que aún está por llegar.
Aunque también pienso en que quien vuela alto hace más ruido al caer que los demás. Pisa el suelo, no lo olvides... Y vigila donde lo haces.

Después vuelvo a inclinarme y la sigo obedientemente hacia aquella parte descarnada de las obras que abundaban antes. Así que estoy en lo cierto, la Ama quiere las obras, pienso para mi. ¿Todas? ¿Las habidas y por haber...?

Claro que si, es la Ama de Rokugan por algo.

-¿Mío? -pregunto mostrando sorpresa -Nadie hay más sabia para juzgar la calidad del arte que la marchante de Su Majestad, Otomo Noriko-sama.
No obstante... es mi deber decir que el gremio de artistas puede ser muy celoso, y tal vez el de la ciudad no me perdone el recibir tan inmenso honor, siendo como soy un... mero autodidacta que no ha pasado por sus academias
-la reverencio una vez más, mostrando que no trato de llevarle la contraria, si acaso de asumir la tradicional etiqueta debida cuando se recibe un regalo. Rechazarlo al menos una segunda vez de forma razonable.
Porque es un regalo que los dioses se fijen en uno, claro; y si eso queda claro en la corte con algún tipo de notoriedad, podría evitarme ciertos problemas, en este o en otros asuntos.
Un encargo de la Ama no es algo que se pueda mantener en silencio, y no querrá que nadie me dificulte poder terminar el trabajo con cualquier lance desafortunado antes de tiempo.

-Dicho lo cual, los deseos de Su Majestad Imperial son órdenes para mi. Es muy generoso por su parte adquirir toda la serie, incluso las obras no realizadas aún... porque imagino que Su Majestad no deseará una serie incompleta, por supuesto.

Asumo como lógico, porque Yukirohime no parece la clase de personas que dejan a medias algo que desean, mientras lo deseen.
Levanto la vista hacia el espacio vacío, estudiándolo con otros ojos tras aquel anuncio. Coloco las manos con las palmas estiradas y los pulgares en ángulo recto, formando un marco virtual a través del cual mirar, imaginando el espacio que ocuparía cada lienzo.
No es un mal lugar donde dejar mi huella... ¿Por qué debería quejarme? Ya lo hará Yashiko por no haber defendido yo mejor mis intereses, pero a mi no me parece tan malo... Hasta podría decirse que es el lugar perfecto, ju.

-¿Puedo suplicar a Su Majestad, para el mejor desempeño posible del encargo adquirido, permiso para subir hasta aquí las veces que sean necesarias para ayudar humildemente a Noriko-sama a ocupar este espacio con mis cuadros, que tan graciosamente me ha sido cedido, de la mejor manera posible?

Ahora que se donde van a ir las pinturas... podría adaptar el tamaño de alguna de las siguientes, para que encajara, aún más perfectamente...
Incluso podríamos... disponerlas de una forma especial para crear algún tipo de recorrido a través de las obras, ya que van a permanecer todas juntas, por ejemplo interrumpiendo los ángulos de visión con algún elemento oportunamente añadido para que no se pudieran ver todas sin seguir un cierto orden. Crear un hilo conductor que permitiera contar la historia que yo he pensado para mi serie y... por descontado, los capítulo que aún quedan...
-explico casi como si pensara en voz alta, observando el espacio y señalando con leves gestos cosas que aún no están ahí, sólo en mi mente.
-Rara vez un autor tiene el privilegio de poder organizar el escenario de modo que forme parte mismo de la obra, imitando el mismo proceso de creación de éstas, su evolución... Es un valor añadido que se pierde al acabar cada pintura en un lugar de exposición diferente.

Claro que semejante privilegio ahora me hace pensar necesariamente en la serie completa, y principio ya tiene, pero el final... Ninguna historia es perfecta sin un clímax, lo cual no tiene porqué ser siempre el capítulo final, a la altura del escenario que ocupa... Y éste que se me ha entregado es... único
-suspiro encogiéndome de hombros, como si fingiera cortésmente no saber cual sería esa modelo ideal, pese a tenerla delante. Simplemente por el hecho de que ni siquiera podría pensar en algo semejante sin el permiso de la propia Ama, no ya para hacerlo, sino incluso para imaginarlo.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Responder