Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"También nunca se debe olvidar que porque ahora una solución nos parezca mejor no significa que pueda aguantar como las otras el paso de los siglos." Asintió Kotoko.

"Eso es verdad, si los escorpiones no pudieran iluminarse no tendrían Antepasados Bendecidos." Asintió Kuronuma a esa idea."Aunque no sabría decirte si lo es... pero claro, esa sería de lo que estamos hablando ¿no?"

"Bah....... que aburridos...." Suspiró Kotoko por lo de la Ama.

"No le hagas caso, le gusta fingir que es más kamikaze de lo que realmente es.
En la batalla uno no busca florituras sino ganar."


"Oh varios suicidios por amor." susurró Kotoko."Y varios duelos por el amor de una dama y.."

"Shhh! Deja de cotillear."

"¡Pero me lo ha preguntado!"

"Digamos que una serie de incidentes que ayudaron a limpiar ciertas zonas de contrarios en diferentes estilos, desde los que pasaron del amor al odio, pasando por los que amaban y mataron a los que odiaban o los que de pronto no pudieron soportar esta existencia. Y algunos daños colaterales."

"Koji-san.... sois adorable." Dijo Kotomo sonriendo como quien sonríe a un niño que no entinde nada"Hay mujeres y hombres que sueñan con ser grandes en combate, los hay que desean ser artistas, hay quienes esperan el dia de su boda y todo lo que significa con ansia y las hay que han nacido con aspiraciones al trono, a eso me refiero.

¿Te has parado a pensar quién es Hantei Yukirohime? Bien... déjame que te iluestre..."


Empezó a relatar Kotoko, su voz cambió como la de una cuenta cuentos llamando al momento tu atención.

"En la Ciudad Prohibida, entre las familias imperiales todos son cercanos a la línea principal. Nuestra Hantei era la hija de un tío segundo del padre de Okucheo, de una edad unos siete años menor que este y sin embargo se criaron cercanos, ya que en esta ciudad... todo es cercano.

Una chica que destacó desde siempre por su belleza, su gracia y su educación. Una muchacha que pronto despertó deseos de muchos antes de su gempukku y que nunca tuvo un comportamiento indigno ni se la vio jamás sola en presencia de ningún hombre. Bueno, de ningún hombre, ya que era una de las "sobrinas" preferidas del Emperador y por consiguiente era conocida por sus hijos los cuales al inicio la veían como una hermana pequeña pero viendo su crecimiento... Todo puede cambiar.

Hay viejas Otomos en esta ciudad que te pueden decir que Yukirohime ya miraba con ojos de lobo a los Hantei desde que tuvo capacidad para hacerlo, pero en especial a Okucheo. Tenía claro que el hermano mayor, alguien de muy buen carácter que se quedaba rendido a sus encantos jamás podría ostentar el puesto mientras el otro viviera. Y acertó. Aunque nunca perdió el contacto con él, ni cuando se fue a tierras dragón a un monasterio, decían que en verano algunas veces había ido a visitarle, todo suspicacias, claro.

Lo cierto es que en esa misma época, la de las idas y venidas supuestas a tierras dragón y en el inicio del ascenso de la locura de Okucheo fue cuando todo el mundo conoció aunque sin que nadie lo hablara en voz alta la cantidad de tiempo que el Emperador pasaba con su adorada prima.

Puede que no lo sepas pero la Ama es capaz de tocar el koto de manera asombrosa. Decían que era la única persona capaz de tranquilizar la creciente ira del Emperador.
¿Es casual que tocase justo el instrumento predilecto de este igual que lo hacía su madre? Eso ya te lo dejo a ti mismo...

Lo cierto es que llegado cierto momento la Ama quedó en cinta y al inicio pareció que nada malo podía salir de ello pero... tras el primer intento de asesinato de esta con veneno y con su hijo quedó patente algo... ¿Había sido Okucheo o sus detractores? Sea como fuere ese intento, cerca del Emperador fue el pistoletazo de salida a la muerte de los Imperiales en una purga por saber quiénes eran realmente los leales.

La persona que salvó la vida de la Ama por el veneno... la tienes ahora sentada a su lado. Una joven Mizumi que se supone que no tendría que haber estado allí pues en la comitiva en la que estaba tendría que haber ido su hermano, uno que había muerto en un duelo justo el día antes.

El resto... como se dice... es historia."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Cierto. Además los Kamis después de todo trataron de imitar el modelo de sociedad y gobierno que para ellos funcionaba en Tengoku, al menos eso dice la leyenda. Pues en ese caso es nuestra responsabilidad hacerlo funcionar adecuadamente, y nuestra culpa que falle, no suya. -murmuro cruzándome de brazos. ¿Tendrían los Kamis este modelo allá si supieran que otro es más eficaz o éste hubiera demostrado su caducidad? Es una buena pregunta pero los yobanjin no parecen vivir mejor.

-Yo diría que sólo un iluminado por completo puede identificar a otro. Incluso cuando alguien proclama que lo es, o todo lo contrario que no lo es; si estamos a oscuras, ¿cómo podemos saber que lo que no vemos más que como una sombra es del color que una voz nos dice que es?

El problema es que... si, podemos preguntarle a Otsumoko-sensei por Mizumi-sama, pero lo más probable es que no comprendamos del todo su respuesta hasta que no nos iluminemos nosotros mismos, ju.
-digo al final riéndome con resignación. Así es la vida fuera de la caverna, por mucho que oigas mientras sigues dentro, no puedes nunca imaginar del todo algo que jamás has conocido.

-Es verdad, lo he preguntado yo... Es culpa mía -confieso encogiéndome de hombros.
-Entiendo que Benten-Kami no estuviera especialmente optimista en esa época... -suspiro, sin dejar claro, por no lo tengo yo, si el hecho de considerar a alguien como Yukirohime una de sus favoritas fue una consecuencia o una de las causas de su mal humor. Puede que un poco de ambas.
Por supuesto, eso le da más mérito aún al hecho de que Soshi Satomi mantuviera su posición.
-¿Y en esos incidentes, se sabe a ciencia cierta que siempre estuviera implicado el nombre de Yukirohime-dono, aunque no se pronunciara obviamente? ¿No es posible que alguien como Otomo Asano-sama estuviera detrás de alguno de ellos para favorecer a la futura Ama o a si misma? Hipotéticamente hablando, claro -murmuro curioso, porque se me hace raro pensar que ella viera todo ese despliegue del favor de Benten a su alrededor y no hiciera ni participara en nada.


-Pareciera que si, pero en realidad nunca es bueno cuando comienzan diciendo eso -bromeo con Kuronuma en voz baja al escuchar el modo en que Kotoko me llama "adorable"
Después escucho todo el relato con interés, atendiendo a cuanto dice y comparándolo con lo que sabía, rellenando las lagunas de mi escaso conocimiento anterior y rebatiendo algunas otras cosas que había dado erróneamente pro buenas.

-Así que... Entiendo... -murmuro asintiendo en ciertas ocasiones, con la vista fija en ninguna parte centrándome en el relato, ya que no tengo ningún motivo para desconfiar de quien lo cuenta y por ello no me parece trascendental escudriñarla al hacerlo.
-¿Así que Yukirohime-dono apreciaba de corazón al hermano del anterior Emperador...? -pregunto al hilo de que fuera a visitarlo a tierras Dragón nada menos, cuando evidentemente ya no era una pieza en el tablero. Rumores había de que Kiyasu era sobrino de Okucheo y no hijo directo de éste, aunque en realidad eso no cambiaría en nada su legitimidad al trono, pero no se hasta qué punto Kotoko considera eso plausible, ni si le importa demasiado siquiera porque como digo no cambia nada actualmente. Un sobrino del Hantei sigue siendo de lejos el primero en la lista de sucesión.

-¿Pero Yukirohime-dono huyó de la capital después de ese primer atentado, o más tarde? Porque se me hace difícil entender cómo el caos pudo haber estado provocado en primera instancia por el intento de asesinarla, y que después ese mismo caos apuntara hacia ella. Es decir, es como si el Hantei hubiera tratado de purgar a quienes habían intentado matar a su descendiente, y luego se le hubiera ido de las manos... pero mucho. Aunque claro, no le llamaban como le llamaban por nada -suspiro pensando en el sobrenombre del Hantei Loco.

-¿Mizumi-sama es experta en venenos, y los conspiradores no contaban con su presencia...?

En cualquier caso es aquí cuando surgen mis dudas. De no haberse agudizado en locura la ira del emperador, Yukirohime-dono no tendría que haber huido y por tanto su hijo se habría criado aquí, en la corte y supervisado por su padre. En tal caso la Ama no habría tenido nunca el tipo de influencia que desarrolló sobre él al tener que huir y vivir ambos escondidos, creo yo. Puedo estar equivocado claro, pero es la impresión que me da. Así que si el plan de la Ama contaba con ser el sol y la luna de Hantei Kiyasu, como terminó siendo a causa de la purga descontrolada en la corte, ¿acaso esa misma masacre entraba en sus planes desde el buen principio que puso sus ojos sobre los Hantei? Porque en tal caso... ¿cómo pudo preveer semejante sucesión de actos catastróficos o incluso aleatorios en su demencia?
-le pregunto a Kotoko con curiosidad, porque en realidad ése es el sentimiento predominante en mi. Querer conocer a mi modelo, por extensión a la Ama, más allá de juzgar sus actos o intenciones en una dirección o en otra, cosa que en realidad no me interesa. ¿Acaso cuando un artista pinta una flor le importa si su néctar es dulce o venenoso? Puede que al asno que trate de comérsela si, pero no es mi caso...
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Como en la corte de Jade del Tengoku." Asintió Kotoko.

"Debe ser como ver un color que los demás no conocen o como explicarle los colores a un ciego... ¿Cómo se hace eso?" 

Preguntó la Dama Kuronuma sobre la iluminación.

"No sé cómo va ese asunto pero... Satomi-sensei y Sanzo-sama siempre dicen que hace unos tres años, al inicio del reinado, fueron tiempos turbulentos para el amor..."

Mencionó pensativa Kotoko.

"Aunque, todo sea dicho, creo que aún así ella habría adquirido su puesto."

"Bueno, no siempre estaba su nombre o no siempre se podía conducir a esta, eso sería... escandaloso."

Pensó en voz alta la Grulla.

"¿Asano-san?" Preguntó Kuronuma. "Bueno............. si te paras a pensar, siendo un poco retorcido... si. Por aquel entonces antes de saltar al Consejo Asano-san estaba al servicio de la Ama."

"Bueno, quién dice su corazón dice que era una persona mucho menos temperamental, volátil, iracunda...."
Musitó la Grulla del hermano del Emperador.

"No fue al momento. Primero hubo un intento de asesinato, de ella y de uno de sus padres, del mismo que había facilitado las idas y venidas de esta de la capital. Por un tiempo se quedó pero cuando el embarazo podía comenzar a hacerse patente fue cuando decidió huir. Lo hizo a tiempo, en el siguiente atentado es cuando murieron sus padres."

La Grulla se quedó callada mientras ibas exponiendo y miró de reojo a Kuronuma.

"Mizumi-san nunca ha dicho que sepa de venenos." Dijo la Hida seria. "Pero si que es cierto que es experta herbolaria." Tampoco que había nada más que añadir.

"¿Quieres mi opinión?" Te preguntó Kotoko. "Hantei Okucheo estaba loco, era un ególatra narcisista con una carente falta de empatía que cuando volvió del incidente con los cangrejos y como le salvaron nunca miró el mundo de la misma manera...
Un tipo muy peligroso con el que sería una locura jugar con su psique...Pero ya sabemos qué es lo que separa la genialidad de la locura...No quiero decir que ella hiciera nada pero no descarto que usase las corrientes a su favor, después de todo ella siempre ha sido experta en navegar entre los pensamientos de los demás.¿Y se expondría tanto como para perder a sus padres y estar a punto de morir por los siguientes años hasta que este muriera?Bien... ¿Le merecería la pena? Si salía bien sería Hantei Yukirohime, si salía mal... una ficha más descartada del tablero.Y aquí estamos."


Entre los Otomos había un dicho que se susurraba del trono..."Para llegar al trono tenías que estar dispuesto a dejar todo atrás salvo este"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Eso es. ¿Cómo defines el color azul? El mar, el cielo, si... pero quien nunca los ha visto, sigue sin entenderlo. Sin embargo para quien lo ve todos los días resulta tan simple, el azul es azul, que es difícil argumentarlo. -suspiro dándole toda la razón a Kuronuma y su sabiduría tan netamente Hida.

-Algo de eso he oído si. Fue cuando la daimio Kuni perdió el favor de Benten, el mismo que ahora ostenta la Ama -pienso en voz alta cruzándome de brazos. La mujer más bella del imperio.
-Resulta cruel imaginar como debe sentirse un mortal a quien de repente una Fortuna le retira su favor. Como si de repente se apagaran las luces a tu alrededor y te quedases a oscuras... -añado sin estar muy seguro. Es probable que Kuronuma la conociera antes y después, aunque no se hasta qué punto la Kuni hablaría con nadie de aquello.

-Lo interesante de eso es que, en el escalafón de Benten-Kami, es muy probable que Asano-sama esté por encima de Yukirohime-dono. No demuestra nada, pues los asuntos divinos y los mortales siguen cursos separados, pero yo diría que ambas han debido tener mucho cuidado en no provocar demasiado a la otra, y a la vez dejar claro cada cual su terreno.
No se si para un simple mortal habría sido divertido estar en medio, pero seguro que la diosa se ha tenido que divertir de lo lindo estos años
-deduzco asintiendo despacio para mi mismo.

-Todo herbolario sabe de venenos y de medicinas, en la naturaleza vienen a ser lo mismo aunque para nosotros representen efectos opuestos -murmuro distraído. -Lo que cualquiera supongo que se preguntará es si alguien en el Escorpión disponía de información privilegiada y actuaron discretamente en consecuencia para desbaratar el atentado; aunque atendiendo a la inesperada muerte de ese hermano suyo parece indicar que todo se debió a una casualidad, poco a poco voy aprendiendo a no confiar demasiado en el azar...

Me recuerda a un dominó -respondo pensativo a lo que Kotoko describe finalmente -Visto desde dentro pueden parecer fichas que caen desordenadamente, empujándose unas a otras siguiendo un patrón caótico. Pero si te alejas y lo ves en la perspectiva adecuada vez que todas esas piezas estaban alineadas y en realidad caen siguiendo un armonioso orden, bello incluso en su simpleza...

¿Acaso alguien ordenó las fichas para que cayeran de un determinado modo, o simplemente tomó esa perspectiva antes que nadie, y calculó como caerían las que ya estaban allí puestas? Quizás sólo con rellenar uno o dos huecos con piezas colocadas directamente por su mano ya tenía ese perfecto orden de caída, que al resto le parecería caos... esperando esa primera pieza que fuera empujada. El resto era previsible, para una mente privilegiada claro.

Entonces surge la gran pregunta. ¿Cual fue la primera ficha en caer, la que movería a todas las demás como sólo ese visionario habría previsto? ¿El intento de asesinato, o el embarazo?
-me pregunto encogiéndome de hombros, porque en realidad nada de esto tiene ninguna base más allá de una conjetura filosófica.
Sin embargo es más fácil descartar la opción complementaria, es decir que Hantei Yukirohime simplemente tuvo suerte de forma concatenada. Así que eliminando esa posibilidad, sólo queda el dominó...
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Es cuestión de fe.
No será jamás igual si Satomi-senshi pierde el favor que si lo perdiera yo, si me fuera concedido."


Te dijo la Hida.

"Oh, yo creo que es habilidad de la Ama y una demostración ridícula de poder que sea Sentido aunque no sea el Avatar. Piénsalo... Ella "es una diosa", no va a doblegarse de por entera ante otra. Y que aún así sea un Sentido... ¡eso si que es un sinsentido! Por contra Asano-san está dispuesta a hacer lo que haga falta..."

"Si sabían del atentado, si sabían del veneno y si sabían de los planes... de esos escorpiones creo que sólo queda Mizumi. Muchos murieron ese último invierno."

"Por ello decimos que podría ser Campeona de Clan si quisiera."

"Yo creo que, como siempre, el escorpión jugó con dos barajas y Mizumi supo elegir una que tendría más riesgo pero que si salía mano ganadora..."

Miró hacia ella, sentada al lado de la Ama.

"Sólo los dioses pueden ver el dominó desde arriba, ella ahora lo es, pero no siempre fue así.
Yo creo que ella es una cortesana como pocas han existido y por tanto sabía que formaba parte de ese dominó y supo ver los huecos, las corrientes, los cambios y los giros y lo uso para impulsarse.

En cuanto al desencadenante.....
Te diría que este dibujo con fichas no sólo tiene un inicio, y no todas las fichas fueron lanzadas a la vez... Creo que hubo momentos determinantes y creo que uno de ellos fue cuando Okucheo mató a esa chica por Yukirohime."


Kuronuma frunció el ceño.

"No es lugar para hablar de eso, y son conjeturas."

Kotoko tenía la boca tapada con el abanico.

"Lo son... lo son... pero siempre me ha llamado la atención cómo aquella chica que parecía predestinada al hermano mayor, a ser una emperatriz, murió de pronto y nadie quiso saber los motivos reales, estando sólo en aquel momento Okucheo-sama y Yukihime-sama...

No mucho tiempo más tarde abdicaría en favor a Okucheo su hermano...."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Satomi-sensei puede perder el favor, pero nunca perdería su fe. Es diferente porque ella no se quedaría nunca a oscuras del todo, siempre tendría esa luz en su camino -respondo dándole la razón a la Hida con un cabeceo afirmativo.

-Asumís que Benten-Kami tiene un sentido del humor tan afilado como vos misma entonces -digo con una pequeña carcajada. -No creo que andéis demasiado desencaminada, aunque no deja de ser una Fortuna... Lo que significa que jugar con Ella entraña un permanente riesgo de colapso, ya que como suele decirse los designios de los dioses son inescrutables. -a un nivel que ni siquiera una mente como la de la Ama alcanza a comprender en su totalidad, y he ahí el riesgo.

-¿Pero era Mizumi-sama la única baza del Escorpión, o acaso había enviado también apostadores junto al resto de potenciales supervivientes, de tal modo que fuese cual fuese la carta que saliera al final como ganadora, ellos ganasen también...? -le pregunto curioso a Kotoko. Claro que eso implicaría que muchos de ellos habrían muerto junto a los no agraciados con la mano ganadora, pero son el Clan Escorpión después de todo, nunca les ha importado intercambiar sangre por poder.

-Alguien me dijo una vez que incluso en un bosque donde los árboles hubieran crecido, muerto y vuelto a crecer durante siglos de forma aleatoria, si un dios pudiera ver el tablero en toda su extensión necesitaría un número razonablemente limitado de movimientos, hacer desaparecer un árbol, mover otro, brotar uno nuevo... aquí y allí, para conseguir un perfecto dominó.

Claro que no es fácil verlo, y mucho menos mover un árbol. Desde luego requiere determinación
-suspiro dibujando unos trazos sobre el papel, más intuitivos que precisos aún en este momento.

-¿Amor verdadero cerca del trono? -siseo indagando sobre lo que la dama grulla insinúa. Que la pérdida de éste hizo al heredero legítimo perder la esperanza y abdicar en Okucheo para retirarse a un monasterio lo más lejos posible de todo, en tierras dragón.
No creo que al menos él culpase a Yukirohime, claro; en ese caso no habría querido volver a verla más tarde en aquellos viajes.

En fin, puede que lo instigara, o no, quien sabe. Lo que si está claro es que la sala del trono no es apta para personas de buen corazón; demasiados intereses, conjuradores y oportunistas se reúnen en ella. Y sin embargo, ¿se puede denegar que quien se alza con el premio no es el rival más fuerte?
No es lo peor que le pueda suceder a un Imperio, que sea dirigido por alguien duro de corazón. Los débiles suelen traer desgracias y caos, sin duda Okucheo se contaba entre estos pese a lo que podría parecer por su historial.

Desgraciadamente, las virtudes que hacen a alguien buena persona no son las mismas que las que hacen un buen samurai, ni tampoco éstas son las de un buen gobernante.

-¿Nos acercamos ya con el resto de la comitiva, mis señoras? Creo que ya estoy preparado para un dibujo más cercano -les propongo al final tras exhalar un suspiro.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Eso también es cierto, pero creo que me refiero a que el golpe no es lo mismo en alguien que cree en si mismo por encima de todo o quien cree en los dioses por encima de si mismo." Comentó Kuronuma.

"Yo asumo que Benten-kami, como toda Forturna fue humana así que tiene más mala baba."
se rio Kotoko. 

"No te puedo decir si había más apuestas del clan, eso es algo que Mizumi jamás ha comentado ni reconocido pero yo apostaría a que si."

"Incluso los dioses juegan a la corte... sino no habrían creado este Imperio tal y como lo hicieron."

"Oh no!" Se rio. "No creo que fuera amor verdadero, creo que todo fue ambición y el precio que unos pueden pagar y otros no. Creo que Yukirohime pudo hacer prender la chispa entre los hermanos y creo que ella sabía quien era el fuego y quien la madera."

"Yo no creo que el trono sea sólo para personas de corazón duro, de hecho suele ablandarlo por culpa de estar sentado ahí sin que nadie te deslumbre." Dijo la Hida "Por eso creo que debe ser alguien o que venga con buena protección o que sepa manejar bien los hilos, o al menos alguien que no molesta al que los mueva por el."

"Oh si, vayamos."

Indicó Kotoko mientras os acercabais hacia la tienda. Como habías visto la guardia estaba de nuevo camuflada casi con el ambiente y allí estaban sólo la Ama y Mizumi. Esperasteis a una distancia prudencial hasta que ella hizo una seña con la mano para que entrarais. 

El gazebo tenía dos mesas, una donde estaba ella y Mizumi y otra donde os indicó con un gesto de la mano que os sentarais ustedes tres a unos tres metros de su mesa, aunque ella estaba al otro lado de esta.

"¿Ya tiene todo lo que necesita?"

Preguntó sin apartar la mirada hacia su hijo.

"Kotoko-san, Kuronuma-san, quedense en esa mesa con el artista, seguro que por ahora eso le da mejor perspectiva para seguir haciendo esbozos. No tengo habilidades pictóricas propias, lo mio siempre ha sido más la música, pero Noriko-san siempre habla de la perspectiva..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-En ese caso, yo pienso que quien creyera por encima de todo en los dioses saldría mejor parado de ese abandono, paradójicamente. Después de todo alguien con una fe inquebrantable siempre podría consolarse pensando que la Fortuna tiene un plan, y que como mortal debe sentirse honrado por haber formado parte de éste aunque sea un instante, en vez de devastado porque su participación haya concluido. -me explico, dejando escapar un leve suspiro. Alguien mucho más sabio que yo escribió una vez que la fe verdadera era como un flotador en mitad del mar, quien contaba con él siempre tenía algo a lo que agarrarse para jamás hundirse del todo.

-El problema con el sentido del humor de los dioses es que ellos son inmortales, así que su chiste puede durar un instante o generaciones, y nosotros ser sólo testigos en vida de una parte inacaba... ¿Cómo se le encuentra la gracia a algo que no sabes como comienza, ni que verás acabar? -le pregunto a Kotoko con cierta sorna, porque en realidad si alguien puede responder a esa cuestión es una bufón experta como ella.

-Eso tiene sentido... -respondo rascándome el mentón con la yema de los dedos, pensando en Yukirohime entre los dos hermanos Hantei.
-¿Pero porqué no... hipotéticamente... quedarse con la madera y convertirse ella en la llama? Podría no haber acabado de un modo muy diferente a como es hoy -expongo sobre el hecho de que en todo caso controlaría a quien se sentase en el trono tanto como si lo hiciera ella misma. Y también tendría a su hijo, y con el tiempo nietos.

-¿Pero no es acaso manejar esos hilos un ejercicio de endurecimiento continuo del corazón? Porque eso al final implica necesariamente enviar a unos a destinos indeseables, favorecer a otros... Jugar con las vidas de los demás como un titiritero lo hace con sus muñecos. Pero para éste, aquellos no son más que trozos de madera pintada y... bueno, ésa es la definición de un corazón duro, ¿no lo creéis así, Kuronuma-san?

La soledad del poder, lo llaman algunos filósofos. Como el general que vuelve victorioso pero solo, tras enviar a todos sus hombres a la muerte en batalla
-me pregunto en voz alta dirigiéndome a la sabiduría Hida de la dama de piedra.


-Casi todo, Majestad -contesto con una inclinación de etiqueta a la pregunta de la Ama, y una apenas insinuada sonrisa ya que no me refiero sólo a los bártulos sino a mi conocimiento de la modelo.

-Noriko-sama tiene mucha razón, como es obvio. La perspectiva puede cambiarlo todo en nuestro arte.

¿Puedo preguntarle a Su Majestad qué instrumento gusta tocar?
-digo con el debido respeto que da la habitual clase grulla para el trato, hasta con los dioses.
-Por ejemplo... Recuerdo haber leído en la academia una obra clásica sobre el origen del Imperio, y siempre me llamó la atención un pasaje donde el autor describe a Amaterasu-Kami tocando un instrumento mientras veía a Hantei-Kami entrenar para liberar a sus hermanos.
Sin embargo la obra deliberadamente omitía qué tipo de instrumento era, y he ahí esa perspectiva de la que Noriko-sama hablaba...
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Pero alguien que no cree sería abandonado por los dioses y por tanto jamás conseguiría nada." 

Te dijo Kotoko.

"¿Qué Kami iba a permitir eso? Si yo fuera uno me dedicaría a todo lo contrario jujuju a hacerle la vida imposible juju"

"Ah.... ¿Pero no es eso acaso la vida del alma? Un chiste al que llegas a la mitad y quieres saber como acaba, o deberías, porque si lo consigues te ries, le encuentras la gracia y el sufrimiento de no entender termina."


Respondió la Grulla.

"Porque por mucho que puedas ser la llama de la madera, hay otro fuego aún peor... que era Okucheo. Era cuestión de tiempo. " 

"No se puede luchar contra las mareas."
Asintió Kuronuma.

"Entonces si eso es cierto, Koji-san, estaríais diciendo que los generales tienen el corazón de piedra por mandar a sus hombres a la guerra y no lo creo. Creo que pueden tenerlo, claro, pero que muchas veces quienes estan en esos puestos son los que más sufren por las decisiones que deben tomar. Después de todo muchas veces pensamos que queremos ser los que estemos arriba, los que mandemos pero... cuando llega el momento... ¿quién no ha añorado su infancia cuando era libre de preocupaciones y de problemas?"

Kuronuma se cruzó de brazos ante aquel pensamiento de soledad.

"No es tanto como te lo de el poder como no estar preparado de antemano..."


Una vez en la carpa...

"Mis habilidades se basan sobretodo en la cuerda, el koto en especial, mi abuela era una amante de este instrumento."

Dijo la Ama. Parecía que se había quedado pensativa en cierto recuerdo cuando hablaste de esa obra y pudiste ver como curvaba sus labios hacia arriba con una leve sonrisa ante ese recuerdo.

"Mi abuela decía algo semejante... Era una mujer digna de haberla conocido...Ella siempre me decía que una de las cosas que puede enseñarnos el arte por encima de este en sí mismo y de la belleza es sobre la distancia.
La distancia necesaria, la distancia que enseña, la distancia que da luz... Puede que por eso me guste en especial el koto. El instrumento está en su lugar, yo en el mío, puedo ver las vibraciones de las cuerdas no sólo sentirlas en mis dedos... sientes las notas como resbalan y se forman en melodía o las puedes parar abruptamente.

La música como el arte puede verse de muchas formas... a mi me recuerda a la vida en esta ciudad. Incluso la melodía más desordenada y caótica es eso, una melodía que puede que pocos conozcan pero que sigue existiendo."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Si, una visión muy acertada... -suspiro hondamente pensando yo también eso mismo, que el ciclo del karma no se diferencia demasiado de los chistes de los dioses. Te lo cuentan una y otra vez sin que le veas la gracia, siempre hay algo que no entiendes hasta que ese mismo algo hace "click" dentro de ti y de pronto lo ves tan claro como el agua. Y entonces ríes, claro.

-Así que la Ama siempre supo lo que quería, y lo que estaba dispuesta a arriesgar o incluso sacrificar por lograrlo, pero a la vez nunca fue tan temeraria como para morder más de lo que en cada momento de su vida pudiera masticar y tragar -murmuro frotándome la barbilla. Enfrentarse a Okucheo y tratar de sacarlo del tablero a él en vez de a su hermano habría sido un movimiento demasiado arriesgado entonces; valía más la pena arriesgarse a navegar bajo su viento que contra éste.

-Oh, se bien lo que queréis decir, Kuronuma-san. Soy un duelista Kakita, de hecho ni siquiera estoy seguro de que nosotros abandonemos alguna vez nuestra vida infantil sin preocupaciones -bromeo exagerando, un poco.
-A lo que me refería es... ¿conocéis esas órdenes monacales que practican artes marciales en las que golpean con el hueso de la tibia a sus oponentes? Al principio esos golpes también le hacen daño a su hueso, ¿y qué hace éste? Pues endurecerse para resistirlo.
Es algo parecido si un general debe enviar a sus soldados a la muerte; sabe que debe hacerlo, pero como bien decís la responsabilidad también les causa sufrimiento a quienes ostentan el poder. Así que por lógica evolutiva del ser humano, aquello que sufre tiende a endurecerse con el tiempo y la persistencia de ese dolor.

No siempre, claro, y no en todos los casos por igual, pero... para mi es un hecho muy humano. Todo veterano tiene cicatrices que nunca dejarán de dolerle, pero por cada nueva que sufra le dolerá cada vez menos que las que sufría cuando era un novato
-le explico realmente lo que había querido decir.
-Aunque claro, quien soy yo para hablarle de heridas de guerra a un bushi Hida... Supongo que para uno Kakita resultaría más apropiado que planteara la metáfora diciendo que cuantas más veces se rompe un corazón, menos duele comparado con la primera, ju -bromeo un poco al final con los habituales clichés grullas.


-La armonía y la distancia son dos variables estrechamente unidas. La belleza no es más que la combinación de ambas.
Los maestros pintores tratan de explicarle esto a los inexpertos, pero aún así a menudo estos caen en el error de permanecer demasiado tiempo pintando tan cerca del lienzo que pierden la perspectiva de conjunto de la obra, la cual sólo puede percibirse alejándose y tomando la suficiente distancia.. a veces más, a veces menos. Hay multitud de obras que se arruinan por no atender a este detalle
-suspiro con una sonrisa tenue, en la zona de "curvatura Kakita" como la llama mi madre.

Pero en un modo más amplio no me refiero sólo a obras de arte, cosa en la que creo que coincido con la Ama pues ella tampoco debe estar pensando sólo en su música.

Escucho con atención el pensamiento que comparte, mientras me apresuro por dibujar la leve sonrisa que le ha causado ese recuerdo de la obra de Amaterasu, y todo a la vez. Ella, su abuela, su ciudad y su música.
Acostumbrado a haber dibujado mucho a Yashiko, se bien que debo aprovechar cada expresión que ella se permita mostrarme para dibujarla, aunque ni siquiera vaya dirigida a mi.

-Sin embargo no todas las melodías son bellas. ¿O puede que si y que incluso las músicas más desordenadas y ruidosas de cada rincón de la ciudad tengan su propia belleza y armonía, aunque a veces sólo los gatos de un callejón puedan apreciar alguna de ellas? -le planteo relacionándolo con lo que Yukirohime acaba de decir.

-Lo que me lleva a una cuestión, si Su Majestad me lo permite. ¿Cual de las muchas melodías de la ciudad, o de cualquier otro lugar de los dominios del Trono Esmeralda, es la favorita de Su Majestad?
O mejor dicho, junto a cual le gustaría ser recordada, si esa armonía musical pudiera ser trasladada a una pintura, en este caso
-le pregunto cortésmente con un gesto de excusa por haberme llevado el arte a mi terreno al final, el pictórico.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"La mayor virtud de un cortesano en esta corte es saber cuánto te toca del pastel en cada momento de la fiesta y saber ver también lo que los demás cojen, desean y están dispuestos...

Esa educación le venía de familia, Yukirohime-sama proviene de la línea directa del segundo hijo del primer Hantei, de la segunda hija, no son hostigadores profesionales, son creadores de dinastías, expertos en controlar a la familia Otomo y entender el precio del trono."


"No sólo en ordenes monacales, ese estilo de lucha se enseña en tierras cangrejo.

Entiendo lo que dices pero también entiendo que, al menos yo, que practico justo esa clase de arte marcial, no dejamos de olvidar, o no deberíamos, el coste de ese endurecimiento y el camino que lleva. Por supuesto que hay y habrá quien lo olvide, pero puede una vez más ser esa la diferencia entre hacerlo bien y mal, porque olvidar esa clase de cosas hace que no le demos suficiente valía a veces por ejemplo al enemigo.

Mi padre siempre decía que si no olvidamos los pasos que hemos dados hasta donde estamos no cometeríamos los mismos errores que en el pasado.

Pero mi madre siempre también decía que "el sentido común es el menos común de los sentidos"..."


..

"El espacio como forma curativa de males y de defectos..."

Dijo la Ama con una divertida sonrisa en los labios mientras bebía, de por seguro pensaba en más cosas que en la pintura.

"Para plantearnos si toda la música puede ser bella nos deberíamos plantear si todos pensamos que la belleza es lo mismo...

Mi padre era un hombre serio y severo, parte de su familia provenía de los Seppuns y tenía una forma de vida que cualquier diría... muy... militar. Se despertaba al alba y siempre decía que mientras los demás dormían él planeaba, que es una maravillosa forma que tiene nuestra familia de decir otras cosas..."


Como maquinar.

"Pues... a mi amado padre le gustaba el que para mi madre era un sonido muy desagradable de un gallo que cantaba cerca de las murallas desgañitado al alba. Había un viejecito cangrejo que tenía una casita cerca de la muralla con animales como este que despertaba a los que tenían el sueño más liviano, como a mi padre. Hasta el día de su muerte siempre le pareció un sonido maravilloso y hermoso que unía con el despertar de la Dama Sol y el inicio de su rutina.
¿Era entonces aquel sonido algo bello o algo espeluznante?"


Sonrió de medio lado mientras miraba hacia un punto indeterminado en la nada, tenía cierta expresión de añoranza, de recuerdo, perdida en una pequeña neblina de esta.

Luego escuchó aquella pregunta mientras rozaba con la punta de su dedo el borde de su taza de té pensativa. Vistes como la Dama Mizumi que hasta aquel entonces era como inexistente en su aura te miraba de reojo. Podías entender lo que Kotoko y Kuronuma decian de ella, estaba allí pero se te podía olvidar, algo terriblemente peligroso en una corte como esta, el olvidar que estas frente a un escorpión cuando hablas.

"Es una pregunta muy complicada..."

Sonrió la ama muy poco en sus comisuras pero era una sonrisa realmente interesada, como de quien ve en esa complicación un detalle a tener en cuenta, no de lo que responde ella sino de ti.

"Creo... que si tuviera que elegir un sonido, una pequeña melodía del Imperio que en esta ciudad signifique algo sería..."


La Ama miró hacia donde estaba el Hantei entrenando.

"La campanilla que tengo en una de las ventanas de mis aposentos. Es una campanilla que me regaló mi abuela y que se partió hace años antes de estar en esta ciudad... La misma que tuve el honor de tener reparada por las manos del Hantei a través de la técnica del kintsugi que un artesano Kakita le ayudó a llevar a cabo cuando vivimos en ese Kyuden, por la misma época que conocimos a la dama Kotoko."

La Ama hizo una especie de dibujo en el aire de dónde estaba en aquella campanilla la grieta dorada y añadió:

"Un sonido pasado y renovado..."

Un sonido sin duda de poder, como una alegoría en si misma de su camino, de su destino, de la sangre dorada que corría por sus venas y de cómo incluso aquello podía llegar a su final. Suyo. Aunque claro, eso no quedaría dicho de aquella forma.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Nadar y guardar la ropa, supongo -murmuro asintiendo al comentario de Kotoko sobre ese talento de los grandes cortesanos. -Saber donde arriesgar y cuanto para sacar el máximo provecho con el menor riesgo, incluso aunque estés tratando de llegar a nado al Tengoku, ju.

-Hum, si... Esa frase también la he oído yo -suspiro con una media sonrisa recordando a mi propia madre decirla. -Supongo que son ellas quienes más sentido común suelen tener así que es lógico -añado dejando escapar una leve risa de añoranza.

...

-El punto de vista... Una pincelada puede parecer no tener sentido, por tanto ser un error, hasta que se descubre el punto de vista adecuado desde el que mirarla; entonces se convierte en virtud.

La distancia puede convertir defectos en virtudes, pero también al revés -replico yo, "hablando sobre arte" -Incluso el tiempo... Es una forma de distancia a fin de cuentas. ¿Quién ve igual las obras de arte ahora que en el pasado? Pues es lógico suponer que sucederá lo mismo cuando viajen hacia el futuro
-añado a la reflexión. Como mensajes en botellas arrojadas al mar.

Me tomo mi tiempo dentro de la cortesía debida, para escuchar con atención lo que la Ama cuenta sobre la belleza, la música y esa anécdota familiar.

-Doy por sentado que en los salones Isawa se hablará sobre la magia y los kamis, en los Akodo sobre el arte de la guerra, en los Togashi... quien sabe, y en los Doji por supuesto se habla de la belleza.
Pues bien, se que no es la primera vez que se han mantenido encendidos y largos debates sobre la cuestión que Su Majestad ha planteado, ¿es la belleza objetiva, o subjetiva?

Una vez un maestro planteó algo más radical aún; ¿existe siquiera eso que llamamos belleza, fuera de nuestra mente?
Su planteamiento se basaba en que en realidad lo que consideramos bello no es más que cualquier cosa a la cual nuestra psique asocia recuerdos positivos, agradables y que por el motivo que sean nos hacen sentir bien al evocarlos. Entonces al ver, oír, saborear o incluso pensar en esa cosa, esos recuerdos nos invaden y producen una alegría inconsciente que tratamos de racionalizar afirmando que la cosa en si es bella.

No se qué sensaciones habría asociado la mente del señor padre de Su Majestad, pero la pregunta ahora sería, ¿qué recuerdos son los que ese canto del gallo evoca en Su Majestad?
-planteo, dejándolo en el aire. Dependerá muy probablemente de si su padre le caía bien o mal a Yukirohime, lo cual no es asunto mío; así que sólo es una cuestión retórica, no espero una respuesta concreta claro.

-Bien, como digo casi todos los entendidos consideran que este planteamiento es demasiado radical, porque si existen cosas que son intrínsecamente bellas, debido a... su armonía natural. Así que si existe la belleza más allá de la consciencia. Pero otras si dependerían, las que suelen llamarse subjetivas, de las experiencias y los recuerdos de cada cual. Por tanto sólo serían belleza en la mente de esas personas; una belleza virtual en el mejor de los casos.
¿Pero en qué porcentaje? ¿Acaso hay equilibrio?

En mi humilde opinión, si Su Majestad me da permiso para expresarla, sólo unas pocas cosas, muy pocas y muy selectas entrarían en la primera categoría, y una inmensa mayoría, todo lo demás, en la segunda, la subjetiva
-termino exponiendo aquel pensamiento filosófico al hilo de lo que ella misma ha planteado como cuestión.

Observando a Mizumi no dejo de preguntarme si acaso estar cerca de la Ama es un triunfo en si mismo para ella, pues sólo al lado de alguien así podría pasar inadvertida una escorpión de semejante naturaleza en un lugar tan concurrido como la corte. ¿Y no es eso lo que buscan todos, el escondrijo perfecto?

-Tengo entendido... que aplicar la técnica kintsugi al metal es una de las formas más difícil de llevar a cabo ese arte -murmuro pensativo, y más una campana que por pequeña que sea podría volver a romperse en cuanto se hiciera sonar de nuevo. Es impresionante, aunque entiendo que el Hantei necesitara la ayuda de un artesano Kakita.

-Un objeto destruido, resurge renovado gracias al oro, el arte y la fe -me atrevo a decir de ese arte, pensando en si acaso no sería en el fondo una alegoría de la mismísima dinastía Hantei, en las manos de Yukirohime, la auténtica artesana transformadora.

-Si tuviera que imaginar como traducir ese concepto en un arte pictórico como el mío... bueno, me viene a la cabeza la simbología de la vida que brota tras la muerte; la luz que surge en medio de la oscuridad.
Vida y luz, son como ese oro que sutura las grietas... ¿no le parece apropiado a Su Majestad?
-le pregunto con cierta intención, porque bien podría ser una opción para enmarcar su retrato, su legado.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"La corte es moda, Koji, todo es moda."

Literal o no.

"Las madres suelen ser las que te dicen que si vas a saltar de una Muralla al menos llevate por delante diez o doce sino no lo hagas."

...


"Una pincelada fuera de contexto puede ser una mancha o convertirse en una nube en un cuadro."

Dijo esta mientras bebía algo de té.

"El tiempo da perspectiva pero tampoco tenemos que caer en la paradoja de medir todo con la visión que tenemos ahora para valorar el arte que se hizo, desapegándolo de su momento de creación y del contexto que lo rodeaba."

La Ama jugo con un anillo que tenía en las manos, dándole vuelta, era el sello del crisantemo, pensando en aquellas preguntas.

"Creo que hay una parte objetiva y una subjetiva... siempre la hay. Hay cosas que son objetivamente hermosas como por ejemplo si pudieramos ver el descenso de un kami delante nuestra, fuera como fuera seguro que hermoso, además de aterrador y quizás un tormento de sensaciones que serian demasiado estarían entre ellas... pero a la vez como digo hay un tono subjetivo de lo que le parece...

A mi padre ese sonido le era hermoso. A mi madre un horror... A mi...
se quedó pensativa más bien un recuerdo sobre una forma de vida y una filosofía de enfrentar ciertas cosas que es... útil.
¿Puede ser lo útil hermoso? Supongo que de manera subjetiva si."


Observando de soslayo a la dama Mizumi te das cuenta que tiene esa mirada que se parece a la de una madre que todo lo ve y todo lo recuerda, podrías imaginarla tomando nota de todo sin destacase en el ambiente, no tiene pluma y papiro pero sin duda está tomando nota.

"Es muy complicado, sin duda... pero su Alteza Imperial el Hijo de los Cielos tiene talento natural para el arte."

Comentó.

"Le viene de familia."

Se decía que Okucheo además de estar loco sabía pintar muy bien. También se decía que su hermano mayor era un gran poeta. Ella tocaba. ¿A qué parte de la familia se refería?

La Ama quedó pensativa y dejó un pequeño suspiro mientras meditaba aquella última frase y asintió despacio.

"Si... en cierto sentido es, además el arte es algo que nos conecta más allá de los cuerpos y de las vidas, el arte que llega lo hace al alma así que es capaz de ver esas grietas y ser parte de estas y de llegar por donde nos recorren..."

Miró a Mizumi y le hizo una seña, esta asintió y comenzó a servir una tercera taza al lado de esta misma. Cuando la taza estuvo servida la Dama Escorpión te hizo una seña para que pudieras beber de ella, es decir, te acercases un poco más a la otra mesa.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Si, bueno... supongo que las madres grulla lo interpretan de otro modo, pero... en el fondo es parecido -sonrío rascándome la nuca.

...

-O ser ambas cosas -contesto educadamente sobre esa pincelada -Una mancha si se ve desde muy cerca, pero una preciosa nube si se toma la distancia adecuada... Hasta que casi desaparece si nos alejásemos demasiado.

La vida a veces era así, especialmente la política. Existía cierta dictadura de un relativismo que lo cubría todo. Pero de eso precisamente se valía la Ama deseando mostrar una imagen para la posteridad no falsa pero si a su gusto.

-Sin duda. De hecho espero que si en el futuro mis obras son aún admiradas, tengan en cuenta todas las circunstancias en las que fueron creadas para apreciarlas -suspiro con esperanza. En tal caso, y en el muy hipotético caso de que luego me imitasen, yo siempre sería un rebelde innovador, ju.

-Se podría deducir que las pocas cosas que son objetivamente hermosas son las que provienen directamente de la mano de los dioses. Pero lo que es intrínseco del mundo mortal, incluido aquello que fabricamos nosotros, sería siempre subjetivo.

Ahora bien, y he aquí parte del fundamento filosófico de mi obra... Yo reivindico que la piel humana, tanto como su alma, son obra de los dioses y por tanto objetivamente bellos, más allá de la subjetividad de cada uno de nosotros al contemplarlas.
Después de todo, somos las lágrimas de Amaterasu...
-argumento recordando el supuesto origen de la raza humana, y porqué nos parecemos hasta cierto punto a los dioses, pero sólo nosotros y ninguna otra raza de Ningen.

Asiento cuando Yukirohime explica hasta cierto punto lo que para ella supone el recuerdo del canto de ese gallo, y su reflexión sobre si lo útil es bello. La arquitectura Kaiu, por ejemplo...

-Es natural -murmuro con un cabeceo de admiración sobre el talento para el arte de Hantei Kiyasu. Quizás la Ama ni siquiera esté pensando en su padre o ella misma sino que se remonte hasta Genji, como demostraría ese poema suyo que se expone en la sala que antes vi.

Agradezco el gesto de la dama Mizumi con una profunda reverencia, que en realidad a través de ella está dirigida a la propia Ama, y me acerco obedientemente como me indica la taza que me ha servido.
-Su Majestad me honra con su infinita generosidad -le digo a modo de agradecimiento, inclinándome de nuevo, antes de probar el té. Aunque es algo que ella ya sabe, que honra a todos con su mera presencia y mucho más aún con su cercanía, la etiqueta debida exige recordar lo obvio, ju.

-La luz y la vida son constantes muy poderosas en la pintura. Por eso hay toda una disciplina dedicada al paisajismo, la metáfora más habitual de la vida.
En cuanto a la luz, por supuesto todo color nace de la luz. Pero existe una técnica que acentúa notablemente ésta mediante el contraste con las sombras... Lo que además es muy filosófico; sólo la luz más potente puede crear las sombras más oscuras.

Como el oro del kintsugi, que trae la luz con su brillo y renueva lo que está destruido, devolviendo la vida
-explico extendiendo mi idea algo más, insinuando algo que en realidad es una simbología que se suele aplicar a Amaterasu, la portadora de luz y de vida, pero que bien podría identificarse con Yukirohime, en esa renovación de la que ella misma habla; la madre del Hantei, la que vela por éste y toca su música mientras aquel entrena, destinado a salvar el Reino.

-Si esta visión de su propio legado le es grata a Su Majestad, ¿podría suplicar su permiso para hacerle una pregunta personal, pero necesariamente relacionada con el encargo que me ha realizado? -le pido a la Ama con toda la debida sumisión y respeto necesarios.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Ser ambas, asumirlas y manejarlas a tu gusto..." Sonrió divertida.

"Para vuestra suerte en este Imperio se guarda respeto a la tradición y la tradición no es más que algo que consigue perdurar lo suficiente como para ser visto de tal forma."

Y con el ofrecimiento a dónde estarían tus obras... no es que fueran a salir ardiendo en una revuelta campesina de pueblo.

"Para vuestra desgracia esa misma tradición es la que se tragará a la larga vuestra innovación. Es irónico ¿verdad?!

"Por eso el ser humano puede ser intrínsecamente y objetivamente hermoso...."

Susurró esta sonriendo de medio lado ante lo que decías, después de todo... ¿No erais la raza creada por los dioses?

"Por eso me gustó vuestra obra desde el primer momento, porque veo la divinidad en esta."

Una vez te acercas aún así la distancia entre ustedes es de los diez pasos debido ante alguien como ella, pero quizás es lo más cercano que hayas estado jamás de... Bueno, si te parabas a pensar habías estado sentado justo al lado de Enma-Oh así que no sería correcto pensar que era lo más cercano a un ser divino, pero seguía estando eso ahí.

El té servido en aquella mesa tenía melisa y un toque de limón, fresco, algo ácido.
La Dama Mizumi dio un cabeceo al oir tus palabras y sonrió solo un poco, cerca de aquella mujer te dabas cuenta que su aura inocua era aún más patente, tenías que esforzarte en pensar que ella estaba allí, aunque estuviera a tu lado. No podías dejar de imaginar el escorpión que sube por la espalda en tus ropajes sin que lo sepas hasta que lo tienes en el cuello y te ha picado.

"¿Será esa parte de vuestra nueva idea?"

Te preguntó sobre la luz.

"Vi el uso de la luz con las flores del cuadro de Nozomi-san causando azulados en este, y el rosado del de Satomi-san... ¿Es la luz y el marcado contraste con la oscuridad el siguiente punto en la serie?"

¿En su cuadro?

Era curioso, porque en todo momento de la conversación no es que hubiera existido mucho sonido de fondo, se oía al Emperador en la lejanía practicando sus katas, el sonido del viento, del agua caer por las cañas de bambú y si acaso algún siseo ahora de la mesa que habías dejado atrás entre Kuronuma y Kotoko pero al hacer esa pregunta fue como si aquel silencio se intensificara.

La Ama te miró a los ojos tres segundos y luego los apartó con una elegante caída de pestañas mientras volvía a beber.

"Adelante..."

Musitó. Uno que sonaba a "últimas palabras" si pisabas la losa que estaba suelta y te despeñabas en el precipicio.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Justamente -contesto tras la sonrisa de la Ama.

-Sin duda es irónico. Toda innovación está "condenada" al olvido o a pasar a formar parte del canon que una vez retó; pero forma parte de la belleza de la fugacidad, y eso lo hace emocionante a su manera. -suspiro pensando en cuantas cosas del reino mortal son tan atractivas precisamente porque tienen un principio y un final.

-Pero si algún día llego al Reino de los Ancestros, creo que contemplaré complacido si mi arte se ha convertido en tradición. No obstante, dada la naturaleza polémica del desnudo en si mismo, es probable que cada cierto tiempo vuelvo a convertirse en una controversia, así que mi complacencia será aún mayor -añado sonriendo levemente de medio lado.

-Su Majestad es muy generosa en su perspicaz opinión -le agradezco debidamente con un cabeceo profundo, al decirme que le gustó mi obra desde el principio. Que sea muy acertada también es algo obvio que ella ya sabe, pero al menos me permito el recalcar su perspicacia al ver ese reflejo de divinidad en la temática de mi obra tal como pretendía mostrarlo, ju.

Me detengo unos segundos en aspirar y apreciar el aroma del té. No todos los días se puede degustar el de la mesa de la emperatriz, de hecho nunca lo había hecho, y no sólo es un honor también un placer que merece ser disfrutado para valorarlo en justicia.
Tras darle unas vueltas en la taza para que despierte esos aromas, lo pruebo saboreándolo con pausa.

-Pues si. Los matices nocturnos del jardín de Nozomi-san, y la luz rosada de Satomi-sensei que lo invade e ilumina todo a su alrededor como una marea alta, funcionan perfectamente precisamente con ellas como modelo.
No tendría sentido pretender repetirlo en la misma serie, pero los contrastes más potentes no son... digamos para cualquiera. Sin embargo qué mejor manera de representar la deidad en este mundo mortal que con un marcado contrapunto entre la oscuridad rota por la más intensa luz en mitad de ésta.
A fin de cuentas, en mi imaginario artístico, pienso que así pudo ser cuando los Kamis cayeron a la tierra. ¿No brillaría para ellos su Madre más que ningún otro día, Amaterasu-Kami?
-planteo la cuestión de forma retórica, evidenciando que para mi gusto es una técnica perfecta para simbolizar el contraste de la divinidad, por encima de cualquier otro uso.

Puedo fijarme en los ojos de la Ama cuando me mira, ya que sigo teniendo la prebenda de estar trazando algunos esbozos. No me da tiempo a dibujarlos en ese mismo instante pero no es algo que pueda olvidar fácilmente.
Sonrío un poco porque en realidad mi duda ya está resuelta en parte. El mismo hecho de que alguien superior te de permiso para hacerle una pregunta implica que tiene interés en saber qué quieres preguntarle, además de estar dispuesta a responder o no; y tratándose de la Ama eso ya es muy interesante en si mismo. Significa que al menos he despertado su curiosidad lo suficiente como para querer saber en qué pienso respecto a ella...

Por supuesto no soy tan necio, o eso quiero creer, como para hacerle ninguna pregunta impertinente ni juicios morales que no me atañen, para empezar porque eso sólo le respondería a ella que soy alguien vulgar y que lo expone todo a la ligera, a quien no debería haber prestado tanta atención. Habiéndome respondido ya buena parte de lo que quería saber, la cuestión que debo formular sólo debe ser una especie de punta de iceberg de forma que ella siga interesada en mi tras haberla escuchado, y en lo que yo siga diciendo sin decir, tanto como en lo que si digo.

-Bueno, no soy un gran experto dado que soy el menor de los hijos de mi señora madre, por lo que nunca vi a un recién nacido en mi casa. Pero si se que alguna damas de alta alcurnia utilizan los servicios de amas de cría para alimentar a sus bebés, mujeres fuertes que hayan criado ya con éxito a numerosos vástagos...
En fin, no me gusta fabular en mi pintura, así que ni siquiera me planteo como una opción nada que no sea cierto, por eso me interesa la siguiente cuestión, con su venia... si Su Majestad amamantó personalmente a Su Hijo
-termino preguntando.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"No puede existir la innovación sin la constante de la tradición así que es un ciclo como el del ying y el yang."

Asintió esta.

"Ir en contra de este ciclo si es prepotente y absurdo."

El tema del desnudo y que eso fuera una controversia continua pero sobretodo que eso te satisfaciera hizo que la Ama esbozara una divertida sonrisa.

"¿Puede ser que le haya oído a la Dama Hana hablar de usted, Koji-san? Lo digo porque ese humor es muy compartido y bien visto entre los imperiales..."

"En realidad ya sabe su Alteza Imperial que la Dama Hana lleva con bastante secretismos sus asuntos."

Fue la primera vez que Mizumi abrió la boca, su tono era susurrado y suave, se deslizaba en los oídos como si fuera melodía pero aunque parecía quitarle importancia al asunto en su entonación parecía saber que ella si que lo sabía.

"Ah, es cierto, le encanta el suspense..."

La Ama dejo despacio la taza sobre la mesa escuchando tu explicación de la luz y de la oscuridad y miró hacia fuera de la carpa, hacia la luz del sol con una expresión neutra aunque en sus labios siempre había una perfecta sonrisa de complacencia, que podrías pensar que quizás era impostada o tan propia que era perenne.

"En el inicio de todo......."

Musitó.
Lo interesante de la Ama es que era lo suficientemente lista como para que le encantasen los halagos indirectos o directos y a la vez consciente que eran estos. Era como coger flores para olerlas sabiendo que las puedes cortar y hacer en tus manos lo que quieras pero que son caducas y perecederas.
Una habilidad que no todos tenían y por los que muchos acababan muertos.

Puedes notar cierta tensión en el ambiente por lo que vas a preguntar, no tanto por la pregunta en si misma, que si, sino por todo lo que ese movimiento significa. En aquellas dos mesas tenías a cortesanas expertas y experimentadas por muchas batallas de corte y sin duda si ejecutabas el movimiento de manera adecuado estabas en el mejor lugar para que se viera el valor.

La pregunta que haces pilla sin lugar a dudas a todas por sorpresa. Es el hecho que NO se nota que les ha sorprendido lo que denota que si lo ha hecho. Hay un pequeño silencio que al final rompe la Ama con una diminuta risa baja.

"De todas las preguntas que alguien ha tenido intención de formularle... esa jamás me la hubiera esperado."

Reconoce.

"No que no se hiciera sino que existiera dicha.... insolencia...."

Miró a Mizumi y esta a ella.

"O genialidad."

Luego a Kotoko.

"Debe ser eso lo que inspira a los mejores artistas..."

Bebió tras decir aquello y pudiste oír cierto cuchicheo a tus espaldas de Kuronuma y Kotoko, unas palabras de la Grulla que no entendiste, una contestación seca y baja de la Hida, una risilla de Kotoko.

"Os he dejado preguntar así que sería tramposo responder con una pregunta mía... Aunque podría hacerlo, claro."

Sonrió ladinamente.

"Pero hoy... me siento de buen humor."

Anunció.

"Así que responderé de buen grado..."

Le dio un trago al té y dijo:

"¿Sabéis que es lo que hizo sobrevivir a los grandes kamis en las entrañas del Señor Luna? Más allá de su divinidad propia fue la divinidad, la luz, que su madre les había dado.

¿Cómo sino criar a un dios? ¿Dejando que una mortal lo haga?"


Alzó una ceja.

"Me temo que no ha nacido mujer en este Imperio al que yo le hubiera cedido un honor tan enorme y tan vital como ser quien diera vida y sustento al Hijo de los Cielos."

Un plan de vida. Una apuesta al todo o nada.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Muy cierto. Incluso tiene algo violento, como el ciclo de la vida la muerte en el mundo mortal; cada uno intenta destruir al otro pero se necesitan mutuamente para existir.
La tradición trata de sobrevivir negando la posibilidad de cambiar, y la innovación necesita derribar lo que ya está establecido para poder brotar... Y a la vez, como ha dicho Su Majestad, no existiría uno sin el otro ya que incluso la tradición más antigua fue algo innovador en algún momento.

Es el tipo de mezcla entre estabilidad y disputas constantes que hacen tan interesante el mundo del arte
-sonrío de medio lado, entre otras cosas porque no pocos cortesanos afirman lo mismo de la política. El cuerpo humano y la concepción que de éste teníamos nosotros mismos no era diferente; lastre para unos, un milagro para otros. Hermoso o sucio, nuestra debilidad o nuestro mayor templo...

-Oh, sería un inmenso honor que la dama Otomo Hanashirusato-sama me hubiese nombrado siquiera. Tuve el placer de conocerla durante el seminario de esgrima de Notatsu-sensei, y resultó que coincidíamos en gustos curiosos como que a ambos nos agrada comenzar las novelas por el final -explico en tono de anécdota, sin afirmar ni negar nada más sobre que yo fuera un asunto pendiente de la dama Hana o no. Así que podría decirse que si, quizás tengamos cierto sentido del humor compartido, salvando las distancias obvias en cuanto a estatus.

No necesito observar durante mucho tiempo a Mizumi para saber que ella debe conocer a la perfección todo el interés de Otomo Nazoko, pero por otro lado estoy bastante seguro de que Hanashirusato no habrá compartido nada sobre Hidekazu, así que aunque el Escorpión sepa que le falta una pieza del puzzle respecto al juego de ambas Otomo, desconocerá cual.

Después, cuando la Ama comienza a contestar y reconocer que le ha sorprendido la cuestión, reprimo mi natural arrogancia Kakita para mantenerme callado y dejar que Ella monopolice la conversación en ese punto, ya que me conviene calibrar la dirección de ésta antes de volver a abrir la boca.
Mi abuelo Daidoji más de una vez me dijo que el mayor defecto que había encontrado en la familia Kakita era no saber gestionar los silencios tan bien como las palabras.

Por suerte ese silencio me permite escuchar al menos el susurro entre las damas cangrejo y grulla, y la risilla de esta última. Eso es bueno, supongo.

-Quien tiene el derecho a establecer la ley nunca la quebranta, sólo ejerce su potestad para cambiarla -suspiro con una inclinación de agradecimiento, admitiendo que Yukirohime podría "hacer trampas" si quisiera, y que de hecho no lo serían porque es ella quien pone las normas. Así que si decide no hacerlo no puedo más que darle las gracias por ese buen humor de hoy.

-La luz... -repito asintiendo, lo que nos devuelve al argumento anterior de nuevo; la luz como símbolo de la divinidad.

Además puedo notar que la Ama no miente, no lo haría sin necesidad delante de sus damas quienes probablemente se darían cuenta. Así que sin duda Yukirohime cree en lo que dice, en su propia divinidad y en el destino manifiesto que ella siempre ha tenido como restauradora de la dinastía Hantei. No como una madre más, sino como parte de los propios herederos del primer Kami. El kintsugi de oro.
No es un acto de propaganda, o una justificación más o menos brillante de su ambición. Es simplemente su papel en la vida, emperatriz y creadora de emperadores.

-Se trata sin duda de un acto divino entonces, darle la vida a un dios.
¿Quién se atrevería entonces a pensar lo contrario al contemplar tal acto...?
-murmuro al final exponiendo, si es que no se había dado cuenta ya, el motivo por el que lo he preguntado. Si la retrato en ese momento precisamente, quien se atreviera a fruncir el ceño al considerar indecente una escena como ésa en un cuadro no podría ser más que un blasfemo...

Pero por otro lado, quienes aún creyeran que en algún momento existirá una oportunidad de distanciar a madre e hijo, se darán cuenta de un modo evidente de que ellos dos siempre tendrán un tipo de vínculo tan cercano, íntimo y superior a cualquier otro en el mundo que es en la práctica indestructible. Incluso el propio Emperador lo recordará en el mismo retrato cada vez que lo viera... ¿Cómo dudar de quien, en el momento más tierno y vulnerable de su vida cuando sólo era un bebé, le alimentó incluso de su propio cuerpo, le protegió de todo y le hizo quien es en el presente?
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Somos una sociedad que es como el iris rokuganí después de todo, capaz de crecer en el agua y en la sangre."

Sonrió esta de medio lado sobre la naturaleza del samurai y todo lo que este traía, aunque fuera arte.

"Me alegra que seáis capaz de verlo de esa forma, pues es muy parecido, el mundo del arte a la familia Otomo."

Hacedores de un arte entre las artes, el de la innovación, disputa y tradición, el ciclo de ying y yang que lo vuelve todo igual. Y ella, una artista de esto.

La Ama cogió su abanico para guardar su sonrisa ante el detalle en el que habías conectado con la dama Hana y asintió con su mirada como si dijera con ella "que eso era mucho de Hana".

"Es una mujer de muchos dones y muy interesante... ¿no le parece?"

Te preguntó. Ambos sabíais que esa pregunta y respuesta tenían muchas lecturas, por eso seguramente la había realizado.

Otra de las grandes virtudes de los silencios, que los Daidoji propugnaban eran en saber hacer que el resto del mundo hablase a tu alrededor y fueran estos sonidos, inclusive el de tu silencio, el que pudiera entrar en esa conversación. La Ama se había tomado la molestia, libertad y sinceridad de responderte y aquella decisión se notó como sagrada.

Lo que había dicho había hecho que la Dama Mizumi realizara una levísima inclinación de cabeza ante esto como si la reverenciara desde lo más profundo de su subconsciente por aquello.
¿Era una egolatría del tamaño de aquella mujer considerarse como una especie de nueva Amaterasu capaz de salvar la tierra de los humanos bárbaros incontrolables trayendo a esta a un Hantei? Podías apostar a que sí, pero... ¿Era aquellos menos cierto por muy ególatra que fuera?

"Lo es."

Determinó esta con solemnidad.

"Por que el ying femenino que da vida puede traer desde un cachorro de lobo a la vida y al sustento en esta tierra, pasando por seres espirituales que crecen desde otros planos hasta los nuestros, como los propios hengeyoukais o diosas que con su luz llenan al mundo del don más preciado que tenemos... su sociedad."


Yukirohime al decir aquello miró en el fondo de tus ojos y vio tu idea, supistes que la había visto, había llegado hasta lo más profundo de tu mente y de tu alma, surfeado entre los pensamientos sin importancia, apreciaciones que podrías tener incluso de ella misma pero que en aquel momento no significaban nada y... allí estaba... el esbozo de tu obra...

Lento una sonrisa comenzó a abrirse en sus labios cuando aquella imagen pasó de tu mente a la suya y sus ojos volaron de los tuyos en busca de su hijo, asintiendo quedamente a aquella idea que ahora ambos sabíais, pues ella había dejado su esencia en ti, en tu mente. No era algo mágico, ni una aptitud esencial, es esa habilidad del cortesano experto capaz de llegar a saber lo que los otros entrañan y dejar su nota al salir diciendo que esa información vuelve con ellos.

"Dansan-san."

Dijo en un susurro y entre las sombras de la carpa apareció la figura enmascarada de aquel hombre.

"Mañana... en la mañana ¿qué tenía?"

Preguntó.

"Su Alteza Imperial tiene a las diez reunión con el Consejo de los Seis y a las doce reunión con los Embajadores."

Ella asintió.

"Entiendo... Retrasa todo una hora."

Este asintió inclinándose. Luego ella se volvió hacia ti.

"A las ocho. Mañana a las ocho de la mañana hasta las diez y media. Quiero que empieces a trabajar ya en el lienzo grande, aunque puedan haber otras sesiones... para qué posponerlo si la idea ya está tomada. ¿Verdad?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Somos una casta guerrera después de todo. Necesitamos la naturaleza misma del combate para hacer florecer nuestras virtudes, aunque no siempre sea en el campo de batalla -digo refiriéndome claro al tradicional de armaduras, estandartes, cargas de caballería y lanzas; ya que para muchos la corte también lo es.

Eso incluye a su modo a la familia Otomo, así que en eso tiene razón. También en que al menos ella lo ha elevado al nivel de arte.

-Si que me lo parece -contesto sobre la dama Hana, con un cabeceo de asentimiento muy cortés -Si tuviera que pintarla, diría que tendría que usar tantos matices, tantos colores y pinceladas distintas para formar un todo coherente pero que de otro modo no podría ser comprendido si faltara alguna de sus diferentes capas, independientemente de que éstas se percibieran siquiera o no...
En fin, lo que quiero decir es que ese tipo de personas son sin duda las más interesantes para un artista, por lo mucho que se descubre de ellas y de uno mismo en el proceso.

Está claro que su visión del amor es diferente de la de Soshi Satomi-sensei, pero yo diría que no por ello deja de ser una pieza del complejo puzzle que es Benten-Kami -añado honesto. ¿Pero del lado oscuro o del optimista? Pues eso ya no lo se, quizás dependa de su estado de ánimo, como la propia Fortuna.


Al observar el gesto de Mizumi, no puedo estar seguro de si reverencia a la Ama por ser ésta capaz de mostrarse sincera a voluntad y aún así seguir manteniendo el control absoluto de todo cuanto le rodea, porque un escorpión no sabría hacerlo y se vería desnudo sin su máscara, o si hay algo más, una adoración más profunda.
O quizás nada en absoluto; ahora entiendo cuando Kotoko y Kuronuma dijeron que la dama Bayushi era casi indescifrable.

Pero la Ama sigue teniendo razón; sobrevenida o provocada, la catástrofe de Okucheo bien podría haber traído el fin de la dinastía Hantei. No se puede más que lanzar hipótesis sobre lo que habría sucedido entonces, pero el hecho es que si han seguido siendo sólo eso, hipótesis, es porque Yukirohime hizo renacer en si misma, en su vientre, la dinastía.
Después de eso, es difícil no tener el ego de un dios en la tierra cuando se es un dios en la tierra, supongo.

-Oh, eso es... tan preciso y perfecto... ¿Puedo pedir a Su Majestad permiso para usar ese argumento en su nombre? En ocasiones me interrogan, con cierta lógica hay que decir, por el hecho de que si yo defiendo la belleza del cuerpo humano porqué todas mis modelos son mujeres, yin...
Es justo por ese mismo motivo. No todos los humanos son iguales, tampoco el yin y el yang lo son pese a ser complementarios. El femenino posee el don de crear vida, pero el masculino no... y el hecho de que algunos bushi consideren que el yang es el destructor, el guerrero, lo cierto es que para mi eso es irrelevante si es cierto o no.
Inari, Suitengu, Benten... Amaterasu, son entidades creadoras. La belleza del ser humano surge de ellas en primera instancia. Por eso tiene toda la razón del mundo analizar el yin si lo que se busca es eso... -planteo para mi mismo francamente sorprendido por la exactitud con la que la Ama ha expresado el argumento que a mi normalmente siempre me cuesta más verbalizar, pese a estar completamente de acuerdo.

Tras decir aquello, y apenas haber vislumbrado mi idea en mi mente, la Ama consigue adivinarla a través de mis ojos y también es consciente de ella.
La ventaja es que esta vez no necesito mostrar bocetos ni nada por el estilo, lo malo es lo vulnerable que resulta sentirse transparente ante alguien así, ju. Sin embargo lo que ve le agrada, y es todo un alivio verla sonreír de un modo algo más sentido que su máscara habitual, porque eso significa que seguimos a salvo, mi arte y yo.

-A las ocho, comprendo -respondo con una inclinación de obediencia, como no podría ser de otro modo. No creo que a la Ama le importe mucho que yo suela trabajar de otro modo, si soy lo suficientemente bueno como para pintarla tengo que ser capaz de adaptarme yo, para eso es quien es. -Se hará como Su Majestad desea -añado exponiendo que tiene razón, como es obvio. Si Ella ya ha tomado la decisión, para qué posponerlo.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Miya Nadesiko
Shisha sonriente
Mensajes: 3460
Registrado: Vie Oct 31, 2008 10:03 pm
Ubicación: Donde mis pies me lleven

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Miya Nadesiko »

"Mi abuela decía que el alma del rokuganí por encima del combate está templado en el drama. Somos un pueblo adicto al drama, también estaría de acuerdo la Dama Hana. Ya sea en el combate, por honor, por amor... no sabemos vivir de otra forma."

Comentó esta.

"Hay personas que son como flores o como arte..." Musitó esta. "No son sólo colores y formas bonitas sino pétalos y composiciones más allá del primer vistazo. Es normal que para alguien entrenado en ver lo extraordinario lo demás pueda parecer un baladí. No me considero artista pero tengo buen ojo tanto para el arte como para las flores..."

Sonrió de medio lado. Si querías entenderte en es grupo, todo tuyo.

Los gestos de Mizumi puede ser tomados de tantas formas y su expresión es tan neutra que otra de las cosas que entiendes es que podría estar sirviendo veneno con la misma expresión de quien ve un amanecer hermoso y a la vez con ninguna en concreto. Es un lienzo en blanco. Todas y cada una de las expresiones que hace son premeditadas, no ves un microgesto conductual que sea llevado por la emoción incontrolable y eso te hace entender aún más el nervio de las otras dos Damas al preguntarse por esta.

"Se lo regalo, artista."

Te dijo la Ama con una divertida sonrisa.

"Use bien mis palabras porque como dice sensei Nisio, estas son la base de toda la magia."

La Ama bebió divertida mientras miraba tu expresión. De la mesa de atrás se oyó la voz de Kotoko.

"Su Majestad debería haber estudiado en la escuela de bufones Kakita, siempre encuentra la manera de demostrar a los demás que viven en un mar de confusiones cuando a vos le es tan sencillo ver el mundo."

Ella se rió con elegancia y se abanico despacio.

"No podría estar todo el tiempo señalando la falta de... todo... de lo que me rodea."


Kotoko se rió.

"Su Majestad debe referirise a hacerlo conscientemente."

Porque ya lo hacía hasta sin pensarlo. La Ama sonrió ante eso.

"Eso te ha dado la suerte de poder ser la mejor del Imperio a costa de perder mi talento."

Bromeó haciendo que Kotoko se riera entonces.

"Es honorable retirarse aún sin pelear cuando el contrincante es mejor, su Alteza Imperial. Y de sabios."

Dansan asiente a la orden de la Ama y cuando tu aceptas dice:

"Le enviaré un carruaje para que suba a la ciudad con todo lo que necesite."

La Ama asintió complacida ante eso.

"Kuronuma-sa." Llamó a esta y esta asintió. "Que el Emperador tenga su clase con vos a primera hora mientras estoy reunida."

Kuronuma asintió.

"Luego quiero que acompañe a Kotoko-san a las reuniones matutinas de los funcionarios imperiales."

Esta asintió.

"Que se reúnan en la sala de Amaterasu y que el Hijo de los Cielos esté tras la celosía."

Kotoko asintió de nuevo.

"Y, Kotoko-san..."

"¿Hai?"

"Están tratando el tema del séquito así que no sólo espero que estés sino que... participes."

"Hai,sama"

Eso te sonó totalmente a permiso por parte de la Grulla a comenzar su acoso y derribo contra todo aquel que estuviera en esas listas y con el Emperador delante...

La Ama te miró de nuevo habiendo reorganizado su agenda y sabías que hacerlo delante tuya no era casual.

"¿Trabaja solo o le importa que llame a la Dama Noriko para hacerme compañía mientras pinta?"
"Oye mi voz, pues es la del Emperador"


"El arte de la guerra es la manera de conservar la paz"

Miya Nadesiko, heralda del Imperio Esmeralda
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Sin duda... Después de todo somos mortales a quienes nos inquieta la muerte, algunos incluso la temen... hasta que abrimos los ojos y salimos del karma, momento en el cual dejamos nuestra mortalidad atrás.
En si mismo es un concepto chocante, huir de lo que nos define. Así que es lógico que apliquemos ese drama dicotómico en todos los demás aspectos de nuestra vida. Somos y a la vez no somos, deseamos y a la vez no queremos...
-murmuro pensativo, dándole evidentemente la razón a la Ama.

-Mi madre siempre me decía que quien no entendía una mirada tampoco entendería una explicación, así que yo he considerado desde bien pronto que tener buen ojo para el arte y para las personas es más o menos lo mismo, de ahí que me interese no sólo el retrato físico en mi obra sino también el psicológico.
Pintar una sonrisa, o una gran porción de piel, sin que haya nada que entender tras ella es como... bueno, lo peor que le puede suceder a un artista, convertirse en un mero decorador de paredes
-sonrío levemente de medio lado, pensando en algún otro pintor al que considero indeseable, como ese primo de Yashiko.

Dejo un cabeceo galante tras su sonrisa. Soy un duelista Kakita, la humildad mediocre jamás es nuestro fuerte así que claro que me considero dentro de un grupo de individuos extraordinarios, para bien o para mal. Quien no lo hace así es derrotado incluso antes de desenvainar la espada.
Además después de todo, ¿quién más está ahora aquí charlando con la Emperatriz del mundo civilizado? Pues eso.

La imperturbable expresión de la dama Mizumi me lleva a pensar que la Ama también ha tenido que darse cuenta de que podría servirle veneno con la misma naturalidad con la que le admira. ¿Pero porqué a Ella no le importa? ¿Acaso ve más allá, o es que asume ese viejo principio de que es mejor tener cerca a los amigos, y a los enemigos más aún?

-Su Majestad es muy generosa -le agradezco el regalo con una reverencia.
-Oh, usaré bien las palabras de Su Majestad, se lo aseguro. La fidelidad en una cita es la base de su poder, si no no es más que charlatanería -explico mostrando una pequeña sonrisa.


Escucho la conversación entre la Ama y Kotoko luego, de nuevo adueñándome de mi silencio y dejando que ellas hablen. Por un instante observo a Kuronuma, pensando en que su filosofía Cangrejo de retirarse para pelear otro día también es aplicable, ya que sin duda la bufón tratará de ser mejor y "superar" ese supuesto duelo con Yukirohime cada día, sin limitarse a aceptar que alguien sea mejor que ella ni siquiera un dios, como haría alguien menos kamikaze que la dama grulla hasta para eso.
Seguro que la Hida también lo piensa, ju. Pero por otro lado probablemente ésa es la base de su genialidad, así que...

No puedo evitar esbozar media sonrisa por un momento al pensar en la dama Kotoko desatada entre esos pobres aspirantes al séquito del Hantei. Todos tendrán un gran talento, pero la mayoría serán jóvenes y por tanto inexpertos... Demasiado como para enfrentarse a un bufón tan enamorada de su trabajo, pero sin duda los que se sobrepongan a la tormenta habrán ganado muchos puntos.
No quisiera estar en el pellejo de esos pobres, pero a la vez me encantaría estar allí y verlo como uno más, ju, ju.

-Soy yo quien se adapta, mis métodos son como una hoja de artesanía Kakita, flexible sin romperse. Así que trabajo como más cómoda se sienta mi modelo, eso resulta crucial... Cuanto más aún en el caso de Su Majestad. La dama Noriko-sama será tan bienvenida como siempre es su compañía -respondo plegándome a sus deseos sin problemas.
-Eso me recuerda que, si lo desea, también puede quedar al criterio de Su Majestad escoger el escenario donde desee ser retratada. A mi me gusta que no se trate de un simple fondo decorativo, sino que signifique algo... sin embargo yo no conozco la mayoría de los rincones del Palacio ni de la Ciudad Prohibida como es natural.
Aunque puedo dedicarme a investigarlos, si lo desea así
-le explico a la Ama, ofreciéndole las dos opciones. Y no deja de resultarme curioso cual escogerá porque lo lógico es que alguien acostumbrada a tener el control de todo quiera decidir por ella misma, pero tal vez prefiera esperar a ver qué se me ocurre a mi... antes de tomar ella la decisión, ju.

-Se me ocurre que puedo preguntarle al pintor oficial de cámara de la Familia Imperial, que supongo será el maestro de pintura de Su Alteza el Emperador... Seguro que ha estudiado aunque sea en bocetos cada uno de los rincones más interesantes y significativos de este sagrado lugar -murmuro pensativo, frotándome el mentón con elegancia. Tendré que preguntarle a Yashiko quien es el fulano, claro. Quizás se ofenda porque la Ama me haya encargado una obra, pero qué más da soy un duelista...
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"¿Cree que en el momento el que dejemos atrás el karma y la mortalidad la añoraremos?"

Preguntó esta apoyada su rostro en su mano de manera pensativa e interesada por tu respuesta mientras este estaba apoyada en la mesa con el codo.

"Me preguntó qué pensará de ese comentario un pintor de fusamas y de shojis."

Bromeó esta con una ceja alzada y con una sorna marcada que decía que si aún así te interesara poco lo vería aún más divertido.

Con ese pensamiento sobre la Dama Mizumi en mente te entran otros a la vez, sobre por ejemplo hasta qué punto uno puede acariciar un escorpión con mano clemente y si ese escorpión antes ha sido vaciado de veneno para ser dejado en libertad, algo así tampoco sería muy extraño en alguien como la Ama. Sea como fuere aquella respuesta no tiene cabida en aquel momento.

Yukirohime miró hacia Kotoko cuando hablaste que usarías esa frase en un futuro y creíste ver una orden muda en el sentido que ella deseaba enterarse si alguna vez servía en un debate público para callar a otros, a quién, cuándo, qué pasaba y si esta estaba presente que rematase la faena.

Ya te suponías que las pruebas del séquito podían ser un sin fin de problemas que sortear de una manera entre lo políticamente correcto y la vida real en la corte, es decir, cruel, pero oir cómo las rejas se levantan para dejar salir a la jauría en contra de los conejos es otra cosa. Kotoko parece radiante ante esa idea, se le nota por la forma de sumo gusto a la hora de hacer una reverencia y aceptar su misión y en aquella sonrisa que busca sangre.

"Esta bien, entonces Noriko-san estará con nosotros."

Y seguramente una decena de Guardia de la Rosa entre bambalinas, pero no se trata tanto de guardar su honor como Emperatriz sino porque esta quiere compañía o puede que una forma más de evaluarte.

"El lugar...."

Meditó esta.

"Si, vaya a hablar con nuestro pintor de cámara oficial pero deje abierta la opción que de aquí a mañana yo tenga ya una idea clara, aún así..."

Miró hacia Kototoko y Kuronuma.

"Llevadle con él, seguro que está con Noriko-san, hace no demasiado se estaban planteando los cambios de esas pinturas de fusamas que le resultan tan poco interesantes a Koji-san."

Sonrió divertida de medio lado.

"Si ya ha tomado varios bocetos que le interesa pueden ir ahora..."

os dio la gracia de hacerlo.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Pues... es una pregunta interesante. Me inclino a pensar que si, al menos en cierto modo.

Después de todo existe la creencia de que los dioses "envidian" la mortalidad humana pues el hecho de saber que cada día puede ser el último hace que los vivamos de un modo tan intenso que... sería insostenible en una perspectiva de eternidad.
Es como es poema en el que el monje intenta explicarle a Amaterasu la belleza del atardecer y del amanecer, ya que para el Sol es imposible verlos.
-trato de argumentar, aunque quizás sería una cuestión para Nisio más bien.

-No es tanto el soporte que se utilice sino el modo en que se use... Para la familia Kakita, siempre ha sido fundamental expresar la diferencia entre el arte y la artesanía. Mientras que lo primero combina la destreza estética con lo intelectual, tratando siempre de expresar un sentimiento, crea objetos únicos donde se combina lo mundano con la trascendencia en el tiempo. Lo segundo sin embargo, la artesanía, consiste en crear con pericia un objeto con un patrón ya establecido, sea decorativo o funcional; la repetición del proceso manual es la que lleva al artesano a la perfección para reproducir indefinidamente un mismo objeto.

El artesano que pinta fusamas puede hacer muchas en serie, repitiendo la misma escena una y otra vez con una maestría exquisita adquirida por la prueba y error constante.
El artista que pinta una fusama, la hará sólo una vez pues además de la estética tendrá intrínseco un proceso intelectual que no tiene sentido repetir, del mismo modo que un poeta no vuelve a escribir un haiku que ya ha compuesto una vez.

En fin, con el debido respeto a la profesión, debo decir que "artesano" es uno de los peores insultos que puedan escucharse en los salones de Kyuden Kakita
-le confieso a la Ama encogiéndome de hombros.

Así que dependerá de ese pintor de fusamas ser una cosa, o la otra. Por lo que si, sigue interesándome muy poco el mal llamado arte decorativo, si en el interés por producir más y más se ha olvidado la emoción y el alma únicas de cada obra en pos de la decoración estética y la perfección en la ejecución repetitiva.
Un artesano puede llegar a modelar millares de guerreros de terracota perfectos, pero nunca tendrán alma así que sólo sirven para decorar, no pueden amar ni combatir.

No se si todo este asunto interesa de verdad a la Ama, pero al menos ahora ya conoce una palabra con la que destruir el ego de cualquier pretendido artista, si es que Kotoko no se lo había revelado ya antes, ju.


-Por supuesto -admito con un cabeceo sumiso que la última decisión sobre el lugar elegido será siempre suya, como no.

Me inclino de nuevo hacia ella a modo de agradecimiento por su gracia. En realidad si he tomado bastantes bocetos de las distintas expresiones de la Ama mientras hablábamos, así como algunos detalles de sus manos o sus facciones que me permitían la distancia a la que estaba.
Termino de dar unos últimos retoques precisamente a la sonrisa que ha expuesto al hablarme sobre esos pintores de fusamas y enviarme a ver a uno de ellos, el pintor oficial de cámara. Supongo que su alma Otomo estará deseosa de saber si soy capaz de plantear una buena y divertida, para ella, rivalidad o no... Aunque yo tengo que conocerle primero, ju.

Me giro para cruzar la vista con las dos damas en la otra mesa y así partir, pero antes recuerdo algo mientras recojo mis cosas y veo los bocetos que he ido realizando.
-Un ojo, una mano... cualquier parte del ser humano se puede dibujar una y mil veces hasta conseguir la perfección. Pero si se le dota de alma, bastará con haberla dibujado sólo una... -le digo para explicarle mi particular punto de vista y porque deseo romper con el canon, no por capricho sino por motivos genuinos, ya que cualquier facción visible dibujada en serie por un experto parecería sin duda humana y realista, pero sólo cuando se ha conseguido capturar una pequeñísima parte del alma de un modelo se puede lograr que ese detalle se reconozca de inmediato como perteneciente a una determinada identidad aunque no se vea nada más de esa persona en el papel, incluso aunque el trazo sea el imperfecto de un boceto.
Ésa es la diferencia entre el arte y la artesanía para mi, por eso no me interesan nada los cánones que repiten las mismas formas humanas clásicas de los grabados una y otra vez hasta arrebatarles el alma.

Hecho lo cual, invito a Kuronuma y Kotoko a dejar el lugar como nos ha indicado Yukirohime.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Nisio-sensei siempre dice que el corazón es voluble y el de los seres espirituales no."

Puede que en eso se basase "la envidia" si es que pudiera llamarse así.

La Ama miró hacia Kotoko y esta asintió a tus palabras con una sonrisa divertida.

"¿Recordáis el incidente del puente norte?" Preguntó Kotoko."Pues todo fue ese insulto."

La Ama rodó sus ojos mientras sonreía de medio lado.

"Kotoko-san, recuerdeme hacer que deje de causar problemas absurdos en esta ciudad."


"Pero, su Alteza, usted me tiene a su lado justamente para crearle esos problemas a la ciudad."

La Ama se quedó mirando a Kotoko muy seria hasta que las dos sonrieron.

"Cierto..."


Susurró divertida.

"Y además fue especialmente bochornoso y divertido. Su Alteza estuvo de buen humor una semana."

Recalcó la Grulla con sorna. La Ama bebió mientras sonreía mientras Kuronuma le susurraba algo a Kotoko que sonaba a un "no te la juegues tanto".

La Ama os dejó marchar con un leve gesto de su mano y tras inclinaros salisteis los tres.

"Hoy está de buen humor." Dijo Kotoko contenta mientras andabais por el jardín.

"Pero hazme el favor de no tentarle los límites tan temprano en la mañana."
Comentó Kuronuma

"Sabes que estaba lejos del límite."

Suspiró la Hida ante eso, la otra la conocía demasiado bien.

"Has estado ya en una capilla de Benten para una obra así que supongo que no te interesará ver la de la Ama aquí verdad?"


Te preguntó Kotoko.

"Tiene un jardín de rosas doradas... pero ya tiene alguno en jardines..."


Musitó la Hida.

"Hum... ¿Sería muy descabellado visitar la sala del trono?"


Preguntó Kotoko.

"Eso sería una estupidez que tu harías, un cuadro en un lugar así... No se si sería mejor una zona más íntima y privada..."

Musitó la Hida.

"¿Se te ocurre algún lugar que creyeras adecuado para tu obra?"


Preguntó Kotoko.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

Asiento a la opción que argumenta la Ama. No le falta razón, yo lo habría definido como "impulsividad", un rasgo propio de los mortales entre otras cosas porque el concepto de largo y corto plazo de un ser inmortal es idéntico, a diferencia de nosotros.
La impulsividad puede llevarnos a la gloria o a la humillación, y eso es un privilegio.

Después me quedo en silencio observando la conversación entre la Ama y Kotoko, poniendo más interés por lógica en la primera como objeto de mi estudio actual.

Más tarde, lejos ya del alcance de la guardia rosa, me atrevo a preguntarle a la dama grulla. -¿Qué incidente fue ése del puente norte? -planteo evidentemente fuera de juego al faltarme la referencia del asunto en si.

-Y, hum... ¿cómo se sabe cuando está del suficiente buen humor y cuando no? -añado a la duda, refiriéndome a la Ama.
-¿Y qué sucede cuando supera ese límite y deja de estarlo? -concluyo mi curiosidad esta última vez hacia Kuronuma, ya que no me cabe la menor duda de que Kotoko habrá explorado ya esa línea roja.


-Así es. No creo que fuera un buen escenario, resultaría repetitivo -murmuro pensativo dándole la razón sobre la posibilidad de la capilla personal de Yukirohime.

-Jardines... -levanto la vista pensando en algo. Aunque en ese momento la dama Kakita menciona el trono. -Quiero decir que... no creo que sea el lugar adecuado para esta escena en particular, ya que resultaría antinatural que una Emperatriz le diese el pecho a su hijo mientras despacha con la corte desde el Trono de Jade.
Es una escena íntima, y debe parecer que se ha interrumpido precisamente eso cuando el espectador vea el cuadro. Sin embargo apuesto a que hay poca intimidad y si mucha etiqueta cuando se usa la sala del trono.

Aún así... ¿de verdad podemos ir a verlo?
-pregunto al final con una ilusión difícil de ocultar. ¿Qué samurai no querría verlo? Especialmente cuando lo que se juzga no es su cuello, ni el de nadie, sólo como una majestuosa estancia durmiente.

-Pues se me ocurre... se que la tradición dice que el primer lugar donde el primer Kami pisó la tierra es una enorme roca que estaba en lo alto de la colina. Supongo que construirían el templo de los Kamis alrededor de esa roca. Quizás resultaría demasiado burdo usar justo ese lugar, porque no creo que ni siquiera los Hantei tengan la costumbre de sentarse allí a descansar. Sin embargo aquí arriba si algo sobra es espacio, por lo que un gran templo sagrado como ése contará con muchos jardines vinculados a su alrededor... y en alguno de ellos si podría haber el tipo de rincón íntimo y apartado donde una madre se detendría para alimentar a su bebé.
Así estaríamos asociando la estirpe de Yukirohime-dono con los Kamis y el Templo de la Roca igualmente, pero de un modo más tangencial y menos descarado y pretencioso, creo yo.

¿Existen ese tipo de recodos allí?
-les planteo al final, porque yo no conozco nada aquí arriba y a diferencia de ellas sólo puedo especular.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Un tipo dramatico." Te dijo Kotoko encogiendose de hombros.

"Se suicidó." Te dijo Kuronuma"No llevó nada bien una humillación pública que le hizo ella justo referido a un tema de artesanos y artistas. Fue en el puente norte."

"Montó un espectáculo, mira, mucho mejor que sus últimas obras, de eso si que se habló." Se encogió de hombros."No fue mi culpa, yo sólo señalé algo que todo el mundo sabía. Mi arte es eso, señalar con elocuencia los fallos de los demás e inspirarlos a hacer algo con sus vidas. Él pensó que lo mejor era marcharse a la otra. Fue su elección."

"En tu defensa diré que no fuiste nada mezquina, todo sea dicho, te he visto otras veces con más inquina."

"Graaaaaaaaaaaaacias! No sueles decirlo, pero no suelo hacer sangre por sangre, lo mio es un arte sutíl del desprecio."

Mencionó.

"Pero es cierto que la Embajadora no lo llevó nada bien. Era de nuestro clan y era de sus aliados... Pero claro, la corte es la corte ¿y qué reputación tendría yo como bufón del Emperador si no tratase a la Grulla igual que a otros?"

"¿Tu sabes cuando tu señora, tu madre, tu patrona o tus hermanas están de buen humor?" Te preguntó Kuronuma."Un bushi y un hombre debería saberlo como forma de supervivenciabásica." Sonrió socarrona.

"Oooooh si. Ella de buenas pues te hace que la pintes y que seas un autor reconocido por el resto de la eternidad y si la pillas de malas... espero que no seas de familia numerosa porque borrará hasta el último de tus allegados consanguíneos hasta que la historia os deje en menos que nada."

Las dos iban pensando en las localizaciones.

"Oh si, podemos, si vas con nosotras podemos. En la Ciudad Prohibida hay niveles de seguridad y de paso por ciertos lugares y las Damas estamos vetadas en muy pocos lugares, diría que más que en lugares sólo podemos no entrar cuando se nos indica. Por ejemplo si la Ama quiere tener una reunión privada, pero no implica que en esa sala no podamos estar."

Las dos se quedaron pensativas ante tu pregunta.
Kotoko miró a Kuronuma como si le preguntase qué pensaba ella.

"Se me ocurren dos lugares así...

Uno de ellos es el jardín inverso de glicinas.
Y el segundo es la espiral de crisantemos...

¿Muy obvio el segundo?"


Te preguntó.

"A ver.... el primero tiene un lugar poco común pero no es oculto aunque da la sensación de estar sobre nubes lilas... y el segundo tiene cierta intimidad pero quizás es obvio... no sé ambos me gustan..."

Pensó.

"También podemos ir al ala de la Ama siempre que uno pinta estancias que se ven personales se ven aún más personales.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Es una elección... -suspiro pensando en eso de quitarse la vida como opción más racional, a veces. Otras sólo es melodrama mal entendido claro.

-¿Era pintor? -pregunto curioso. Quizás pueda ver sus obras y deducir si yo habría expuesto lo mismo que Kotoko. Supongo que al menos lo habría pensado pero mi trabajo no es decirlo necesariamente.

-Ah, así que era un grulla cercano a Aki-sama... ¿Y fue eso también lo que divirtió a la Ama, o no tuvo nada que ver? -curioseo un poco más. Después de todo Yukirohime nació serpiente y de eso no se libra nadie fácilmente.


-Deberíamos, si... Digamos que la mayoría de las veces si lo se, pero el problema es ese reducido porcentaje de veces en el que están de mal humor pero tratan de ocultarlo, y se molestan porque tienen éxito y realmente consiguen ocultármelo... Entonces no me doy cuenta y se enfadan, sumando a eso que ya estaban molestas antes. Es muy confuso, y contradictorio... y peligroso.
Tendrían que añadir alguna asignatura al respecto en los dojos de bushis, pero imagino que es un secreto celosamente guardado
-bromeo a medias, esbozando una sonrisa socarrona. No se si las mujeres Cangrejo mantienen también silencio al respecto o sólo fingen ignorar el tema, ju, ju.

-Ahm, ya veo. En fin, lo bueno de que llegue a pintarla es que si después de eso quisiera borrar mi huella en la historia, tendría que destruir su propio retrato, y quizás eso no le seduzca -me encojo de hombros, resignado a que la mayor parte de las veces el destino y la vida de un samurai no está en sus propias manos. No puede elegir cuando ni donde, con suerte sólo "como".


-Hum, me gustan los crisantemos... No digo que no sea obvio, pero nunca me ha gustado demasiado cuando los autores añaden complejidades artificiales a su simbología, convierte cualquier obra de arte en un acto de pedantería.
La pregunta sería, ¿alguna vez la Ama ha mostrado un especial interés por ese lugar? ¿Significa algo para ella?

Eso nos lleva también a la opción de sus aposentos. Una escena interior ofrece más posibilidades a la hora de jugar con la luz, los claros y oscuros, mientras que en el exterior es el Sol quien dicta su voluntad, o la ausencia de ésta...
Y supongo que en el Ala de la Ama si que habrá muchos espacios con algún tipo de significado para ella, así que... si es posible, me encantaría comenzar por ahí, y utilizar el conocimiento de mis señoras sobre ella y esos espacios entonces
-les pido con una reverencia formal de petición, pero permitiéndome una etiqueta algo más familiar con ellas de lo que sería normalmente con otras en su misma posición, pero desconocidas para mi.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8241
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Una elección muy digna que le salvaba de problemas, sin duda, pero no se puede decir que fue una elección que yo tomé por él, yo sólo fui la última pieza del dominó que lo lanzó de la mesa."

"Si que lo era." asintió Kuronuma"Paisajista, de ahí la posibilidad del evidente juego de palabras con lo de las fusamas, por eso le ha hecho tanta gracia a la Ama que pusieras ese ejemplo. No era malo."

"Pero era terriblemente aburrido. Técnicamente bien, sabía lo que se hacía pero un niño pintaría algo con más pasión. Era mecánico, justo como has explicado. El arte no puede ser mecánico!"

Se quejó esta.

"Que fuera además cercano del grupo de confianza de Aki-san hizo que además la Ama lo viera más interesante, por aquel entonces ya había empezado a pensar lo que iba a pasar ahora, se estaban sentado las bases de esa ayuda y a la vez ella ya estaba preparando para desmantelarla así que le pareció interesante lo que provocó Kotoko."

"Nunca defraudo."

Bromeó.

"Ya, lo que si que es cierto es que yo tuve que impedir casi dos intentos de asesinato de esta que "nunca defrauda" por aquel hecho. No porque el tipo tuviera los mejores amigos del mundo sino porque era el primer ataque hacia algo que se creía imposible de tocar."

"Es la mejor yojimbo sin licencia del mundo." Señaló esta.

"La corte se parece mucho a lo que te hacían en tu casa pero si el enfado que no notas se vuelve demasiado fuerte pues... mueres." Se encogió de hombros Kotoko diciéndolo divertida.

"Supongo que le costaría deshacerse de un retrato si ella sale como le gusta... no en medio de un arrebato pasional pero si le costaría más."

"Bueno, es uno de sus jardines preferidos, no es que vaya todos los días pero recuerdo que alguna que otra vez nos ha hablado de cuando era pequeña y cómo le gustaba." Dijo del jardín de los crisantemos.

"Creo que incluso más de una vez y de dos lo usaba como punto de encuentro con Okucheo... así que no tengo claro si eso es muy bueno o muy malo..."

"No ha dicho nunca que le disgustase tras eso."

"También es cierto. Y el mensaje sería muy claro para la posteridad, la diosa que da a luz al crisantemo."

Las dos asintieron a lo de las dependencias de la Ama y comenzaron a llevarte hacia ellas.

El ala del Ama es el ala Este, por donde salía el sol, causalidad ¿neh? Juju... El ala del Emperador es el Norte, como símbolo de la brújula o esa es la explicación dada de manera oficial, también tiene que ver con sus puntos de conexión con el feng sui. El templete privado de Benten del Ama está en el patio que los une el noreste."

Fue contándote Kotoko.

"Okucheo tenía su ala privada en el Oeste, decían que le gustaba ser la última persona en ver como el sol se iba y dejaba el Imperio a su marido.... Personalidades, supongo."


"El Palacio del Emperador sólo tiene dos plantas debido a que esta ciudad tiene muchos seismos, en realidad la mayoría de las edificaciones de esta ciudad tratan de no superar esta altura por eso mismo pero es muy amplio."

En la Ciudad Prohibida no había sólo un palacio, había muchos aunque en central era el del Emperador, donde en su zona central estaba la corte imperial en si misma, la zona del trono.

"Nosotras, las Damas estamos en el ala sur, junto con otros miembros cercanos a la Ama como la Guardia de la Rosa."

Pronto pudiste ver entre los jardines el precioso palacio en dorado y verde. Las filigranas y el detalle y finura con el que estaba hecho sin duda era digno del Hantei.
Rodeasteis los jardines para entrar por la zona adecuada y te diste cuenta que el ala donde estaba la exposición estaba en la sureste, de manera que era la parte perfecta para estar custodiada.

Todas las alas de la zona de la ama tenían una clara gama cromáticas en morados, lilas, lavandas, dorados y verdes. Después de todo los tonos salidos del violeta en aquella ciudad estaban reservados de una manera no oficial a esta, nadie que quisiera ser alguien y no terminar bajo el agua debería vestir el color que la Ama había elegido como propio sin su permiso. Por eso, que las damas de compañía, como estas, llevasen muchas veces no sólo flores doradas sino detalles en estos colores las marcaban como quienes eran de manera sutil. De hecho, por ejemplo, el kimono de Kuronuma en vez de parecer el gris azulado cangrejo era más bien un gris añil que con el sol reflejaba tonos más tirando a violetas y morados. Una sutileza. Por contra, Kotoko, la reina de la obviedad, vestía con colores grulla pero en sus bordados solía llevar flores de estos colores, muchas veces de tonos llamativos como púrpuras o morados intensos.

Sin duda, las dependencias de la Ama estaban muy estudiadas. Era elegantes, llenas de detalles armoniosos, de elementos de altísima calidad y obras de artes que se armonizaban entre ellas pero a la vez no era especialmente recargado aunque pudiera parecer que lo sería. Era un contraste perfecto entre el mostrar quién era y la "humildad" de quien no necesita dormir entre monedas de kokus porque siempre ha vivido rodeada de la opulencia, así que es vulgar mostrarlo.

"No te fijes tanto en querer recrear algo en concreto sino en el ambiente, su Majestad rehace la decoración cada estación."

Te dijo Kotoko.

"Pero siempre deja ciertos elementos comunes en todas ellas."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3671
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Tsk, podría haber optado por reconocer sus errores y tratar de volver a encontrar la creatividad con la que salió de la academia. Puede que hubiese sido el camino más largo y difícil pero de haberlo conseguido es en el que mejor servicio le habría dado a su familia -chasqueo la lengua pensando en que a veces el suicidio sólo es la salida fácil, y que no pocos abusan de ella.
-En ese caso, incluso habría tenido que esta agradecido con vos, Kotoko-san -añado encogiéndome de hombros.

-Pintar fusamas es el equivalente al arte del dormitorio respecto a lo que yo hago, ju. No es malo en si mismo, pero la tentación de caer en la vulgaridad es enorme.
A fin de cuentas no son pocos los que escogen fusamas pintadas que encajen con la decoración de la estancia, y entonces lo que una vez fue arte ya es sólo ornamento vertical...
-suspiro con un cierto tono de desprecio en aquellas dos últimas palabras.

-Ya veo. ¿Pero que fuera del grupo de Doji Aki-sama o no, era algo que aumentase vuestro interés entonces, mi señora Kakita? -pregunto con curiosidad, sobre si ese particular hizo que se fijara especialmente en él, o lo contrario, o no tuvo nada que ver en absoluto.

-Y eso desarmada -bromeo dándole la razón a Kotoko sobre lo buena yojimbo que es Kuronuma. No me quiero ni imaginar el terror que causaría en todos los cortesanos si le permitieran llevar su tetsubo, aunque aún le prohibieran usarlo, ju.


-Al crisantemo de Okucheo, por si alguien en su sano juicio aún se atreve a pensar otra cosa, ahora o... dentro de cientos de años -añado pensativo a esa supuesta relación de la Ama con el jardín y el padre de Hantei Kiyasu. Una simbología más o menos directa pero aún así elegante y sutil, como más me gustan a mi.


-Siempre he tenido sentimientos encontrados con el feng sui. Una parte de mi familia son fervientes creyentes de esa filosofía, pero otra la consideran poco más que una fábula.
Supongo que Nisio-sensei diría que la verdad suele estar en un punto intermedio, rodeada de maleza que hace tiempo nos olvidamos de podar
-sonrío de medio lado imaginando esa no-sonrisa de su máscara.

-Norte, sur, este y oeste... ¿Y qué hay justo en el centro del Palacio? ¿Algo interesante? -pregunto curioso. Hay arquitectos realmente obsesionados con el valor de la geometría, y el centro de cualquier figura es uno de sus puntos vitales. Para otros no tiene más valor que un simple cruce de caminos.

-¿Por qué el violeta? -les planteo a las dos damas al ir acercándonos al ala de la Ama -Quiero decir, siempre me lo he preguntado y lo cierto es que la mayoría de Hanteis se reservaban el oro, esmeralda y tonos así, pero... ¿es acaso habitual en la clase gobernante la devoción por la gama de violetas, o tiene algún tipo de significado personal para Yukirohime-dono?

La mayoría de las zonas que veo me parecen extraordinarias, pero al precisamente me parecen faltas de personalidad a cambio de tanta perfección. -Todo está medido, todo controlado y renovado... claro que puede que ésa sea precisamente la personalidad de la Ama, pero... ¿demasiado perfecto, quizás? -chasqueo la lengua, sin estar seguro del todo.
-¿Tiene ella algún "refugio" en sus aposentos? Algún rincón al que le guste retirarse cuando quiere un instante de intimidad, para estar sola... Un espacio donde se sintiera especialmente segura, es donde le gustaría llevar a su bebé, creo.
Y no me refiero a la seguridad que proporcionaría un destacamento de guardias rosas, sino al tipo de seguridad emocional que nos viene de nuestros instintos más primarios, como... quien se escapa de casa y se sube a un árbol especial, ya saben. ¿Nunca han conocido a alguien así?
-digo con una sonrisilla, porque yo si lo hacía en mi niñez, ju.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Responder