Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Oh, el lado oscuro no es tener miedo y dudas sino lo que estos pueden hacer contigo, las emociones, aunque sean llamadas negativas, no tiene que ser malas, el problema es lo que estas hacen con nosotros..."

Dijo este con total convencimiento.

"En mi corte las estaciones pasan pero los sentimientos se mantienen.
Fluir es parte de la vida y admirar lo que cada estación te trae también.
El hanami en primavera.
Los fuegos artificiales del verano.
La caída de las hojas en otoño.
Los maravillosos copos de nieve del invierno.

La vida es así y así hay que vivirla. Plenamente."


"Lo que hay que buscar no es alguien que llene nuestras carencias sino que recoja las virtudes para que no se desparramen y nos enseñe a ver los puntos débiles para que trabajemos en ellos.
Un cuenco donde el agua que eres tu mismo repose."


Señaló.



"Oh jaja eso decimos nosotros usualmente, aunque él no se entera jaja Que todos esos hombres que se quejan de Tamaki-sama o de nosotros tienen suerte que estemos aquí... si salieramos fuera... O si tan sólo Tamaki-sama saliese fuera a buscar lo que tiene aquí y a hacerlo de la misma forma malpensada de los que hablan... entonces no habría mujer en la ciudad que se le resistiera."

Bromeó este no sin razón.

"¡Me gusta el dulce muy muy dulce! jijiji No sé porqué Takeshi no me deja, a él le encanta el picante muy picante y lo ve bien."

Pero tu estabas pensando que seguro que era por la cantidad de dulce que era Hani capaz de comer mientras que Takeshi era todo disciplina y contención, así que si, tu si que podías imaginártelo.

"¿Y qué te pone nervioso de ellas?"

Te preguntó Hani realmente curioso.

"¿Es porque son bonitas? ¿Pequeñas? ¿Crees que son delicadas? ¿Que se van a romper?
Lo digo porque... con tu hermana no parecías nervioso.
¿Qué diferencia hay?"



Cuando hablaste de aquella forma sin contención Hani sonrió ampliamente asintiendo con fuerza y la Grulla, pillada algo por sorpresa se inclinó un poco ante el comentario con un leve rubor en las mejillas mientras susurraba un "arigato."

"Un gran poder que conlleva una gran responsabilidad..." Musitó Suzume.

"O a un gran Kyoya detrás." Se rió Hani.

Suzume negó con la cabeza ante tu comentario sobre si no la habías reconocido.

"Ah no, no nos cruzamos, creo que me suena de haberle visto... pero no estaba muy segura, éramos bastante la verdad."

Hani suspiró al ver que tu no lo tomabas en demasiada consideración y sonriendo dijo:

"Ya sabéis, Suzume-hime que aquí sólo vienen los que destacan ante los ojos de nuestro particular príncipe, así que de una forma u otra Shin-dono es increíble."

"Ahm, eso no lo voy a negar, ni antes ni después de saber que había estado en una clase tan selecta, perdornad mi descortesía si lo he parecido."

Hani negó con la cabeza mientras los tres andabais hacia la zona en donde estaba Matsuhiro sentado con Yuu y otras mujeres charlando tranquilamente, y tu hermana con ellos.

"¿Y noticias del sur?"

Preguntó Hani.

"Todo en calma... hemos debido patrullar más los caminos que otra cosa debido a que el invierno este año se ha extendido a la primavera por la cantidad de eventos que está habiendo en la ciudad. Por eso algunos hemos vuelto, para reforzar la seguridad.
Pero no hay que descartar problemas en verano si las cosas siguen así..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 335
Registrado: Sab Nov 22, 2008 10:59 am

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Shinkyu »

-Eso es cierto -reconoció-. Las dudas y miedos, si no los controlamos, pueden hundirnos. Por eso hay que aprender a sobreponerse... o al menos intentarlo.

Él mismo estaba teniendo muchas dudas con el tema de las damas y se ponía nervioso, y sabía que le llevaría algo de tiempo acostumbrarse... y que era posible que cometiera errores. Pero por eso mismo escuchaba lo que Tamaki le decía con atención y trataba de aprender, para, algún día, estar listo y superar con confianza esos obstáculos que ahora le entorpecían.


-Eso es hermoso. Ojala su corte pudiera extenderse más allá de los muros de este palacio -comentó-. Seguro que ayudaría a muchos a disfrutar más de la vida.


-Nunca había pensado en las parejas de ese modo, como agua y su recipiente -y, explicado con las palabras del Otomo, tenía hasta lógica-. ¿Alguna vez habéis pensado en escribir un libro? -preguntó de repente.

Puede que a primera vista no lo pareciera, pero Tamaki era un tipo con muchas ideas y pensamientos interesantes y que podría enseñar muchas cosas con su forma de vivir y ver la vida. Pero no todo el mundo lo tenía a mano como él, así que plasmarlo todo en un libro podía ser una manera de difundirle al resto del Imperio.





-Pensar en lo que Tamaki-sama podría hacer si tuviera esa malicia, la de tragedias y corazones rotos que podría crear... da hasta un poco de miedo -comentó-. Pero si encima los demás también decidierais hacer lo mismo, creo que eso se podría llegar a considerar una catástrofe -bromeó también.

Por suerte, no creía que eso pudiera pasar. Otosan Uchi seguía a salvo, al menos en ese frente.

-¿Takeshi-sama toma mucho picante diariamente? -preguntó para confirmar sus suposiciones. Si no se equivocaba, el bushi tomaría su picante con moderación mientras que el Isawa... no estaba seguro de su concepto de moderación con el dulce.


-Mi hermana y yo nos conocemos, es diferente. Sé qué le gusta y lo que no... y ella sabe que lo que diga o haga no es con malas intenciones, incluso si no estamos de acuerdo -respondió a por qué con su hermana era diferente. Había confianza-. Pero las demás... No sé como debería actuar o si lo que pueda decir las incomodará... y siendo que ellas vienen aquí a pasar un rato agradable puede que se lo estropee por mi torpeza... y además puede que no me de cuenta si eso ocurre...Y entonces me preocupo y me entran los nervios, dándole vueltas a lo que debería hacer... -terminó con un suspiro.

Sabía que aquella era una espiral autodestructiva y tenía que esforzarse por cambiarlo... pero si fuera tan fácil no tendría ningún problema.

-De hecho, ya lo hablé con Tamaki-sama y me dijo que ellas se darían cuenta de que no tengo mala intención si me equivocaba y demás, y por eso hoy vengo con la mentalidad de tratar de estar más relajado... Pero pasar de la teoría a la práctica no siempre es tan fluido como nos gustaría -por eso, aunque no estaba hecho un flan, Shin sí que sentía esos nervios que precedían una prueba importante-. Así que si ve que voy a meter la pata, le pediría que me advierta de alguna manera.

Cuando la Grulla se ruborizó y le agradeció, él también se sonrojó en respuesta sin poder evitarlo. Había dicho lo que le pasó por la cabeza sin meditarlo mucho, pero ahora que lo pensaba también a él le daba algo de vergüenza. ¿Había sido demasiado directo en su respuesta? La sonrisa de Hani y el “arigato” de la joven le daba a entender que al menos había disparado con acierto... Era más o menos lo que le había pasado el día anterior con la chica de las flores, su boca había disparado antes de pensar... aunque al menos esta vez no había unas tijeras a las que huir.
Y, ahora que había hecho ruborizar a la chica y a él mismo, se había quedado totalmente sin palabras...


-Responsabilidad y un gran Kyoya detrás sería incluso mejor -añadió a la broma de Hani.


-Me quita un peso de encima -dijo claramente aliviado.

Si se hubieran cruzado y la hubiera olvidado tan rápido habría sido muy feo por su parte. Entonces sí que no sería capaz de mirarla a los ojos.

-Oh, no. No se preocupe, no lo ha parecido -se apresuró en responder. Al menos a él no se lo había parecido-. Además, no soy tan increíble como puedan decir. Es solo que estoy dispuesto a aprender y mejorar, y hace que me vean con buenos ojos, simplemente eso -dijo convencido de que no era tan especial como Tamaki y otros le habían dicho ya.

Saber que las cosas estaban en calma era bueno. Pero por contra parecía que los problemas se habían ido a la ciudad y eso le hacía preguntarse si había quienes no se estaban llevando demasiado bien, y de ahí los posibles problemas en verano. Él, como recién llegado y desconocedor de la corte y sus tejemanejes, no se había enterado de nada.

-¿Está habiendo problemas aquí? -preguntó curioso, sin intención de ocultar su desinformación.
Todo viaje comienza dando un paso.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Isawa_Hiromi »

Tamaki te sonrió al ver tu aceptación, ampliamente.

"Bueno, es un gran sueño que hay que empezar poco a poco... pero es un sueño compartido. Por ejemplo, las escuelas de buenas esposas de Soshi Satomi-san tienden a crear este mismo clima en el hogar..."

"¿Un libro?" Se sorprendió como si aquello fuera totalmente inesperado aunque lo raro era que no se lo hubiera planteado."Pues no... nunca me había planteado más allá de los textos religiosos que leo el hacer mi propia versión...." Musitó."¿crees que sería de interés?"




"Los Kamis no nos dan más de lo que podemos soportar!" Sonrió Hani con el hecho que ese "Tamaki oscuro" no existiera."Por suerte en su pecho conviven el mon Otomo y el Miya."

"¿Diariamente?" Pillado. Pensaste al ver la cara de Hani que no es que estuviera mintiendo sobre Takeshi sino que de por seguro no calibraba lo que él tomaba con respecto a los demás."Pu... Puede que no.... o que si pero...."

"¿Y no has conocido en estos días de pronto a alguna mujer que no conocieras de antes y en poco tiempo ya te llevas bien?"

Te preguntó haciendo que obviamente pensaras en Tarako o en Kokó.

"¿Qué diferencia hay entonces?" Te planteó.

"OH! Eso seguro jiji Piensa que aunque las reglas del Kin no Bu sean dejar la corte en las puertas de este castillo todas ellas son samurais y todas ellas estan entrenadas para la verdad y la mentira de una u otra forma, de forma que aunque dejen sus enseñanzas y su forma de ser de corte en la puerta saben perfectamente cuando algo es malintencionado o no.

Nosotros les pedimos que tengan fe en nosotros y nosotros nos pedimos a nosotros mismos no tener nunca mal corazón hacia ellas.
Es una regla MUY IMPORTANTE, fundamental, la regla de oro en este lugar, las buenas intenciones.

El Kin no Bu es un lugar "sagrado" en ese sentido."


"Tenemos al mejor primer consejero que se puede pedir juju" dijo Hani de Kyoya."A nadie le extrañará que el día de mañana esté en la Cancillería Imperial..."

"En realidad a pocos les extrañará que todos ustedes estéis dentro del Alto Funcionariado Imperial, Hani-san"

Dijo Suzume.

"Que lo esperen o que lo estemos son dos cosas diferentes! Después de todo está bien quién quiera llegar a esos niveles, pero quizás no sea la aspiración de todos."

Sonrió este.
Y era cierto algo, Tamaki por el puesto que tenía en la jerarquía a fin de cuentas terminaría en una posición tan alta como uno de los grandes consejos o puestos en la cancillería y claro, puestos a elegir a personas competentes bajo tu mando... ¿Qué mejor que las personas a las que ya conoces tan bien y que sabes de sus aptitudes?

Tarako te dijo que tenías que tener amigos a todos los niveles. Eso se te cruzó por la mente...

"Bueno, esperemos en realidad que no haya problemas.... pero tenemos que estar preparados." Comenzó diciendo Suzume."El León acaba de asumir la Mano Derecha, el Cangrejo parece estar replegando paulatinamente a sus quehaceres y sin peleas pero eso no significa que no vaya a ver resistencia. Y todo eso sin contar que si la Grulla hace lo mismo con el Escorpión no creo que la desescalada sea tan amistosa. Y todo eso sin contar que el León, aprovechando que sea Mano Derecha y la Grulla no Mano Izquierda quiera reclamar desde los terriorios Matsus alguno de los territorios tradicionales en conflicto con la Grulla y con la familia Daidoji...

¿Y qué significa eso? Pues que muchas órdenes no sólo pueden salir de esta ciudad sino que como creo que ya sabréis esta ciudad es como un micro imperio en sí misma, los problemas que hay en todo este se representan cual obra de noh aquí..."


"Con suerte habrá suficiente actividad para que no le den prioridad a esos asuntos... digo la gente de la ciudad."

Suzume sonrió de medio lado como si dijera "no lo creo, al final todo se filtra".
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 335
Registrado: Sab Nov 22, 2008 10:59 am

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Shinkyu »

-¿Escuela de buenas esposas? -preguntó con curiosidad.

Shin había tenido el placer de conocer a la Soshi y su alumna durante la Gran Cena y por lo que había escuchado a Tamaki estaba claro que era seguidora de Benten, pero tampoco es que hubieran hablado mucho, así que no tenía ni idea de lo que eran esas escuelas realmente.

-¡Claro que lo sería! -afirmó con total seguridad. Lo que le sorprendía era que ni él, ni ninguno de los demás chicos del club, lo hubiera pensado ya.- Estoy seguro de que, si escribiera sobre su visión del mundo y el Amor, hay mucha gente a lo largo del Imperio que se sentiría inspirada por sus palabras, no solo en esta ciudad. No todo el mundo tiene la suerte de poder venir aquí y recibirlas de primera mano, pero eso no quiere decir que solo los que tienen esa suerte sean quienes puedan comprenderle... Así que sí, creo que merece la pena que lo intente.





-Supongo que los Kamis siempre encuentran una manera de darnos equilibrio – en el caso de Tamaki, equilibrando su lado Otomo con el Miya.

El joven ronin sonrió con la respuesta de Hani. Estaba claro que su ingesta de dulces era superior que la de picante por parte de Takeshi y era eso lo que preocupaba al Shiba, no el hecho de que comiera dulces en sí.

-Quizás eso es lo que preocupa realmente a vuestra “madre”. La cantidad y no el hecho en sí -comentó-. Pero, bueno, hoy es un día para pasarlo bien y divertirse, así que no creo que pase nada por que hoy tomemos unos cuentos dulces -le sonrió. Hoy no quería aguarle el día... ya habría más tiempo para ver si podían controlar el problema de Hani con los dulces.

-Claro. Que me ponga nervioso no significa que no pueda llevarme bien... es solo que el primer contacto es más difícil y me cuesta abrirme del todo -respondió al shugenja sobre si no se había llevado bien rápidamente con ninguna mujer-. Y ellas son uno de los motivos por los que intento mejorar, porque incluso con ellas a veces me cuesta todavía... y no quiero que sea así. Se merecen algo más por mi parte.

Era obvio que Tarako entraba en ese grupo. La ronin se había convertido en parte de su familia a una velocidad asombrosa y tenía la confianza del chico, eso era un hecho... e incluso así había momentos en los que se había avergonzado y los nervios le habían impedido hablar con toda la libertad que debería, como cuando le había preguntado por el tema de si había alguna chica que le interesase... No se había sentido cómodo... Pero era algo que tenía intención de remediar.

-Sé que las buenas intenciones son uno de los pilares de este lugar y doy gracias por ello. De no ser así, sí que estaría en un problema. Como resultará obvio no es que tenga experiencia en temas cortesanos, ni la soltura necesaria con las palabras... y sería presa fácil, estoy seguro -sonrió con cierta vergüenza al reconocer su clara carencia, pero era obvio que cualquiera de aquellas damas podría destrozarle verbalmente si quisieran-. Pero todas las damas que conocí ayer fueron muy amables y agradables en todo momento, la verdad, y lo agradezco.

De la única que Tamaki le hizo huir fue cuando apareció Otomo Asano... y esperaba no tener que volver a hacerlo pronto. Si el propio Tamaki le había advertido sobre ella, era porque ella sí que le podía suponer un riesgo incluso en aquel lugar.


Cuando el Fénix comentó la posibilidad de que Kyoya acabara en la Cancillería Imperial y la Grulla añadiese al resto de los chicos como posibles funcionarios imperiales, la realidad sobre el Príncipe del Kin no Bu volvió a golpearle. Era fácil olvidar que Tamaki era un Otomo bien posicionado y que seguramente acabaría en un puesto importante... y que los que estaban cerca suya podrían aspirar a ir a la cima con él.

-Es cierto... todos podrían llegar allá arriba si es su aspiración -comentó con asombro, mirando a Hani, como si fuera la primera vez que se le pasara por la cabeza... que de hecho lo era.

No estaba seguro de si era eso a lo que Tarako se refería con “amigos a todos los niveles” pero estaba claro que Tamaki era un amigo de alto nivel en todos los aspectos, tanto personal como social.

La explicación sobre la situación actual por parte de Suzume le hizo ver cuales eran los problemas que podía esperar y que, sin duda, le darían trabajo. Aunque el Cangrejo se retirara de la posición en favor del León sin hacer mucho ruido, siempre estarían los que se resistieran y, quizás, por salvar su imagen y que no pareciera que lo cedían sin pelear por ello, decidieran pues... eso mismo, pelear.
Porque el tema entre el Escorpión y la Grulla, lo veía como algo que los cortesanos resolverían lanzándose dardos envenenados, más que con en enfrentamiento armado, como suponía que era más del gusto de ambos clanes.
Lo que veía más peligroso era el tema entre el León y la Grulla. Hasta él conocía un poco la visión del León sobre el clan de Suzume... y si ellos iban a recuperar su puesto de Mano Derecha les daba una oportunidad perfecta de aprovechar para golpear a la Grulla en su momento de debilidad.
Eso era lo que pensaba.

-Espero entonces que todo se quede en preocupaciones y no necesitéis llevar a termino ninguna de las preparaciones y así no tengáis ningún problema que solucionar -le deseó con todas sus buenas intenciones a Suzume, pensando especialmente en que dos de esas situaciones implicaban directamente a su Clan y podían suponerle un perjuicio-. Al igual que espero que hoy podáis relajaros un poco y disfrutar del día que nos espera.

Shin miró hacia donde se encontraba su hermana con Matsuhiro, Yuu y las damas. En parte quería darle libertad para pasar el día con las otras chicas, ya que no tenía muchas oportunidades como aquella, pero también estaba su parte que le decía que tenía que asegurarse que estaba pasándolo bien... Sabía que era absurdo pensar que no lo haría, pero era su trabajo como hermano mayor, ¿no?
Todo viaje comienza dando un paso.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Si, es una escuela complementaria a las demás, ya seas bushi, cortesano... que lo que trata es de preparar a la mujer para ser una esposa del Tao de Benten."

Tamaki se quedó sorprendido por tu efusividad de convicción y puso cara de pensarlo, como si dijera con aquella expresión que debería entonces meditarlo seriamente y quizás ponerse a ello, ya que sin duda tu respuesta no albergaba duda alguna.




"Los kamis son kamis." Se rió Hani como si dijera algo obvio pero a la vez importante, los dioses son dioses y son superiores por algo.

"Bueno, pero todo eso son miedos sin fundamentos... podemos hacer la prueba y luego... ¡Puede que no pase nada malo!"

O si, pensaste mientras mirabas a Takeshi de reojo, el cual tenía bastante claro lo impulsivo que era su amigo, pero bueno... ¿Cómo negarle algo a Hani con esa cara de perrito abandonado que te ponía?

"Se merecen algo más por mi parte"..... ¡Eso es muy hermoso! Y sin duda es algo que diría Tamaki-sama jaja Si antes no tenía la menor duda de por qué estabais aquí cada vez que habláis lo reafirmáis."

Te dijo Hani.

"La corte es como jugar en un lago helado cuando termina el invierno... ¿Alguna vez lo habéis probado? Es una insensatez sin duda porque no sabes qué parte está blanda y qué dura, no lo sabes hasta que no plantas el pie y tampoco sabes si lo que aguanta ahora lo haré diez segundos más tarde... Pero es que en el centro del lago esta lo que más deseas... Y por eso muchos están dispuestos a intentarlo al menos...

Además, el hecho que haya quien esté en ese centro, que haya llegado sin que le haya pasado nada o al menos tu lo no sepas... hace que sea aún más complicado huir de ese impulso..."


Suspiró al final.

"Por eso entiendo a mis hermanos que se encierran en bibliotecas y tratan de salir lo menos posible..."

"Por eso tratamos que esto sea un alto en ese camino, una zona segura, aunque es complicado a veces..."

Ahí fue cuando pensaste en Asano.

"Porque la buena fe se presupone pero no se puede obligar en cierta manera del todo."

Hani sonrió de medio lado ante tu expresión de darte cuenta del nivel que estabais hablando de puestos.

"Es un lugar seguro para seguir el camino y conseguir lo que más quieres...."

apostilló.

"¿Qué hay en tu centro del lado, Shin-dono? ¿Qué es lo que más deseas?"



"Yo también espero que quede en nada o en lo menos posible...
Entiendo que habrá quien se resista al cambio, el agua no fluye en el ser de todos por igual, por eso espero que al menos si en sus líderes, que son los que a fin de cuentas controlan el grueso..."


Mirando hacia Sakura que estaba con el resto de las damas y con los chicos Hani te dijo:

"¿Vamos a por dulces y volvemos con tu hermana o prefieres sentarte y yo lo traigo?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 335
Registrado: Sab Nov 22, 2008 10:59 am

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Shinkyu »

-¿Entonces son algo así como para aprender a ser una esposa guiada por el amor?

Suponía que un hogar llevado con amor y con la bendición de Benten sería mucho mejor que uno sin esta, aunque no estuviera seguro de lo que implicaba en su totalidad... Porque no sabía si ellas trataban el amor universal como Tamaki o cómo lo hacían.

-¿Y no hay una para hombres? -Preguntó con verdadera curiosidad. Estaba seguro de que en muchos casos los hombres necesitarían más aprender sobre como ser un buen esposo amoroso que las mujeres... especialmente los bushi que rehuían de las emociones. Y no todo el mundo tenía a Tamaki para enseñarles sobre el Amor.

Shin se alegró al ver como el Otomo parecía tomarse en serio lo que le decía del libro. No dijo nada más al respecto, porque tampoco quería presionarle, pero estaba seguro que de ahí podía salir algo bueno para mucha gente.




-Tiene razón. Puede que no pase nada y todo vaya bien -sonrió, cediendo ante el Isawa.

Shin, realmente, no era especialmente bueno diciendo “no” a los demás... así que si encima el chico le miraba como una cachorrito que ponía, pues tenía pocas posibilidades de no ceder y darle su capricho. De las consecuencias ya tendrían que encargarse más tarde, si llegaban.

Cuando Hani citó lo que acababa de decir y dijo que era hermoso, le dio algo de corte. Cuando él decía lo que sentía no se paraba a pensar en como sonaba, pero escucharlo en boca de otro le hacía ser más consciente de eso mismo que había dicho... incluso si era algo bueno.

-Bueno... tan solo estaba siendo honesto. No creo que sea para tanto -trató de restarle importancia-. Quizás se me esté pegando algo de Tamaki-sama tras hablar con él -o al menos aprendiendo de esa sabiduría que mostraba cuando se ponía un poco serio.

El símil entre la corte y el lago podía ser válido... Ambas cosas podían ser peligrosas, eso era cierto. La diferencia es que andar por el lago, a pesar de todo, podía ser divertido; la corte era como si tuvieras a alguien detrás tuya golpeando el hielo para ver si te hundías... o así era como la imaginaba él más bien. Así que no creía que tuviera ese elemento divertido.

-Supongo que lo divertido era la emoción de ver como de lejos puedes llegar antes de tener que darte por vencido o hundirte en el lago... Pero no estoy seguro de cual es la parte divertida de la corte, la verdad.


-¿Qué es lo que más deseo...? -Se quedó pensativo por un momento. Había tantas cosas que podía desear y que ahora mismo no tenía, como por ejemplo llegar a ser samurai. La posición social, aunque no lo era todo para él, facilitaría las cosas. Hace unos días quizás incluso hubiera dicho que quería ser un gran bushi, de gran habilidad con la katana... Y sin embargo no fue lo primero que le vino a la cabeza.- Supongo que... ser mejor... Mmm... Es decir, lo que quiero es crecer y mejorar como persona. Llegar a ser una persona en la que los demás puedan confiar y depender... y hacer que mi familia esté orgullosa de mi – y por familia no solo se refería a Sakura, sino a aquellos que ahora también eran importantes para él.


La Grulla antes había dicho que un gran poder conllevaba una gran responsabilidad... y en su caso una buena posición traía consigo un buen puñado de preocupaciones al parecer. Shin, de haber podido, se habría ofrecido a ayudarla en lo que necesitara, pero su conocimiento prácticamente nulo de la corte y sus tejemanejes seguramente no la ayudarían en nada.

-Ciertamente, esperemos que sea así. Pero supongo que por hoy deberíamos dejar de hablar de trabajo, ya que no creo que haya venido por eso, y deberíamos centrarnos en disfrutar del día -dijo esbozando la mejor sonrisa que pudo-. Estoy seguro de que disfrutará de las cosas que están por venir, Suzume-sama.

Sabía que no podría ayudarla en su trabajo directamente, pero al menos podía intentar que la joven se relajase por un día, que también era algo totalmente necesario si quería seguir rindiendo en sus deberes.

-Le acompaño a por esos dulces. Entre los dos podremos traer más y asegurarnos de que haya para todas... y algún extra para usted, Hani-sama -dijo con complicidad.

Además estaba convencido de que todos se alegrarían más si llegaba con dulces que si lo hacía con las manos vacías.
Todo viaje comienza dando un paso.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Se trata de ser una esposa que entienda el significado del amor amplio de Benten-kami y eso ayude a que la armonía del hogar esté completa.
Una buena esposa que sepa gestionar las tierras, el dinero, la familia, las emociones y que de estabilidad al hogar. Que, como digo, sea el Tao que lo contiene.

Y para eso hay que entender las diferentes clase de amor, abrazarlas todas y hacer que sean compatibles entre ellas."


Te dijo.

"Esa misma pregunta es la que muchos le hacen a Satomi-san, pero me temo que aún no hay para hombres, esto es lo más cercano que hay para hombres. Y es debido que aunque lo necesitemos y mucho... el hecho que una escuela así te enseñe cómo debes afrontar ciertos aspectos es conflictivo a más niveles de los que te puedas imaginar.

Alguna vez ella y yo lo hemos hablado, de la posibilidad de abrir una escuela para hombres en esta ciudad con el uso de mi influencia para aminorar los conflictos familiares que se puede dar... No es algo descartable...

Pero entiendo los problemas que le representa incluso antes de abrirla, después de todo que para mi sea sencillo tener el Kin No Bu ha sido algo más por mi posición al inicio que por mi idea. Te aseguro que mi idea al inicio era tomada por una locura tonta."






"¡Claro que si!"

Alzó sus manos al aire Hani contento al haberte convencido aunque ya te estabas arrepintiendo de ello.

"La honestidad es un buen precepto del bushido." Dijo este con una amplia sonrisa"Así que si es tuyo o se te ha pegado, ambas cosas son buenas."

"¿Que cuál es la parte divertida de la corte?" Se sorprendió este."Vale, es cierto que hay muchos peligros, pero no podemos decir que no son peligros cuanto menos hermosos. Esta ciudad, sus localizaciones, sus actividades, sus juegos... Si, puede que dentro de la caja pueda haber una serpiente que te pique pero hasta el momento en el que terminaste el baile, el banquete, las charlas y abriste esa caja había sido divertido."

Trató de expresar que si bien era cierto que era una jungla, si sabías ver los peligros tampoco podías evitar fijarte en los detalles hermosos. Y te vinieron muchos a la mente, por ejemplo en aquella enorme Gran Cena en la Ciudad Prohibida.

"Si vas a abrir la caja al final y te va a picar ¿Por qué no disfrutar de todo lo que hay antes de ese suceso? Y si nunca vas a abrir la caja porque no te causa tanta curiosidad como para asumir el riesgo... ¿Por qué no disfrutar de todo lo que has tenido sin abrir la caja?"

Hani escuchó aquello que decías y asintió despacio pensativo:

"Y para ser esa clase de persona... ¿te basta con ser la mejor versión de ti mismo tal y como eres ahora?
¿Te bastaría con ser la mejor versión de ti mismo siendo una persona confiable como un joven pescador en una pequeña aldea? ¿O no es suficiente eso para ti?
Lo expondré de otro modo... ¿te vale la diversión y ser esa versión mejor de ti mismo sin abrir la caja o abriéndola para pagar el precio de que seas "mejor" en todos los ámbitos de la vida?"


Suzume sonrió ante la idea de dejar de hablar de trabajo y asintió, tras lo cual esta se dirigió hacia donde estaban Yuu y Matsuhiro y os dejó que Hani y tu fuerais hacia los dulces.

Kyoya había preparado un centro neuralgico para la comida no muy lejos del escenario, unas enormes mesas repletas de los manjares más exquisitos que habrías visto en tu vida de no ser porque estuviste en la Gran Cena. Además decorado todo de una manera maravillosa.
Estaba Hani cogiendo una bandeja para llenarla cuando de pronto a cada lado tuya aparecieron de golpe Hikaru y kaoru, los gemelos Grulla.

"Shin, Shin, Shin...." Comenzó a decir Kaoru con una media sonrisa.

"Al final no te fue tan complicado la actuación." Siguió Hikaru mientras te pasaba el brazo por los hombros y te atraía hacia él."¿Lograste disfrutar algo? Y lo que es más... ¿Lograste decidirte si te daba más timidez hacer que las damas tímidas participaran o seguirle el juego a las lanzadas?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 335
Registrado: Sab Nov 22, 2008 10:59 am

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Shinkyu »

-Mmm... Y, aparte de aprender sobre el amor y aceptarlo en todos sus aspectos, ¿qué cree que se debería aprender en una escuela de buenos esposos? -preguntó. Ya que ellas tenían que estudiar la gestión del hogar y demás, se preguntaba qué estudiarían ellos en concreto. Él no estaba seguro de que la gestión se le fuera a dar bien.

Saber que no había escuela de buenos esposos era un poco decepcionante, ya que podría ayudar a muchos... por eso saber que aquel lugar era lo más parecido no le sorprendía. Después de todo pensaba que Tamaki estaba hecho de otra pasta que la mayoría, al igual que debía estarlo Satomi para montar su escuela. No era fácil apreciar y aceptar la variedad de amores que existían, mucho menos usarlo para ayudar a otros... Así que sí, ambos debían ser personas especiales.



Ver tan contento a Hani era bueno, pero algo le decía que no debería consentirlo mucho e, internamente, pidió perdón a Takeshi. Aunque sabía que debería de tener un poco de mano dura con el Isawa, y comportarse como si fuera el mayor, esperaba que por una vez no pasara nada... El problema es que aquello se repitiera más de una vez.

-Está bien, admito que quizás haya algunas cosas divertidas... y que lo paso bien -reconoció-. Pero preferiría que en la caja hubiera un perrito al final, en vez de una serpiente dispuesta a picarme en cuanto levante la tapa -suspiró. Sabía que eso sería como hacer trampas, pero sin duda era mejor que morir envenenado.

Luego, que Hani le preguntase de una manera más seria y profunda sobre si se conformaba con ser su mejor versión, o si pagaría el precio para ser “mejor” en todos los aspectos, fue casi una traición. De Tamaki ya se esperaba que de vez en cuando le soltase alguna pregunta que tuviera que meditar a consciencia, pero del alegre Isawa no la había visto venir... Pero siendo los dos parte del Kin no Bu, quizás debería haberlo previsto.

-Supongo que visto así... pagaría el precio y abriría la caja -dijo-. Coger solo lo bueno y no llegar a “mejorar” todo lo posible por no abrir la caja sería como abandonar a medias... Además, siendo algo más que un humilde pescador, que no es malo, podría ayudar mejor a quienes lo necesitasen.

Eso sí, las cajas sorpresa iban a ir directas a la lista de cosas que quería evitar a este ritmo.

Después de despedirse momentáneamente de Suzume con una sonrisa para que se uniera al grupo, Hani y Shin se fueron a por dulces... y no podía evitar maravillarse con la cantidad y variedad de cosas que habían preparado, con las cuales ni habría atrevido a pensar antes de llegar a la ciudad...

Y entonces fue emboscado.

Los gemelos Grulla se habían coordinado para ponerse cada uno a un lado y Hikaru incluso le pasó el brazo por los hombros, por lo que no había posibilidad de retirada. Y algo le decía que esa manera de pronunciar su nombre tres veces podía tener dos significados: Que bien había hecho algo mal y era hora de la reprimenda, o bien estaban tramando algo y querían involucrarlo... Su instinto le decía que era lo segundo.

-Ha sido divertido -aunque hubiera estado nervioso al principio, cuando estuvo metido de lleno más o menos se olvidó y disfrutó-... Pero no sabría decir cual es más difícil. No estoy seguro de cómo debería proceder con las más tímidas, pero si son muy lanzadas no sé si podré seguirles el ritmo... -creía que eso resumía bastante bien como se sentía al respecto y lo dijo sin miramientos, pues ahora había otra cosa que le rondaba la cabeza-. ¿Por? ¿Estáis... Estáis planeando algo...? ¿Y yo estoy en eso que hayáis planeado?

No conocía mucho a los gemelos... pero tenía la sensación de que si alguno del grupo tenía un espíritu especialmente pícaro debían de ser ellos. Que no es que fuese algo malo, pero sí algo que podría llevarles a querer “jugar” con él.
Todo viaje comienza dando un paso.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Oh... ¡¡Pues muchas cosas!! Tantas que tan sólo con la asignatura de conócete a ti mismo te podrías llevar cinco años.
Pero si te das cuenta, que tengamos esposa eso no significa que todo tenga que caer sobre ella.
Hay que saber cómo tratarlas, cómo criar a nuestros hijos, cómo aprender a que la masculinidad no está reñida con la sutilidad y con la belleza, a que los sentimientos tienen un por qué y una cabida y dónde y cuándo.
Cómo compatibilizar la corte, el honor, la familia...

Uno se da cuenta que hay mucha necesidad de educación en este sentido cuando muchos mal hablan del Kin no bu pensando que si nos aprovechamos de las damas, que si esto es una tapadera, que si en realidad somos unos afeminados..."


Suspiró.

"Como entenderás, quien habla de esa forma le hace falta sin duda una buena educación...."





"¡Es que tu no sabes si es un perrito por eso te arriesgas!!

Hani hizo un movimiento con la mano y te señaló a tu alrededor.

"Mira esto... Es una caja de oro. Tiene serpientes grabadas en ellas. Y sin embargo... ¡Es un perrito!"

Señaló a Tamaki,

Luego Hani te escuchó hablar de tu decisión de una manera más seria y mientras lo hacía lentamente su expresión aniñada fue cambiando. Se tornó seria, adulta, casi pareció crecer un metro ante tus ojos cuando la sobriedad y un aire místico comenzó a invadirle haciendo que aquella faz aniñada de pronto no lo pareciera de la misma forma, era la imagen de una estatua religiosa llena de calma y seguridad; con una sonrisa amigable, comedida pero a la vez llena de una sabiduría insondable que te hizo darte cuenta que estabas después de todo ante uno de los reputados miembros de las mejores familias de los renovadores Fénix.

"Ahora que ya lo sabes y que entiendes el valor de lo que hay dentro de esa caja entenderás el por qué se lanzan otros al lago helado, el por qué del sufrimiento, del miedo, de los problemas, de la lucha... hasta llegar a ella.

Y eso es bueno, eso lo hace más sencillo y eso es lo que te acompañará en los peores momentos cuando creas que has perdido el norte y no veas hacia dónde te diriges, es tu estrella polar.

Así que no lo olvides, porque si en tu caja hay un perrito, lucha por sacarlo de ella."


Por suerte o desgracia, cuando llegó Suzume aquel rostro y aquella imagen que se había agrandado a tus ojos de Hani desapareció como una ilusión para volver a ser el dicharachero Isawa que hasta aquel momento pensabas que conocías. Porque sí... parecía que como Tamaki aquel lugar era mucho más...



Los dos gemelos grullas, con sus encatadoras sonrisas encandiladoras y aquel fondo pícaro te hicieron suponer lo peor mientras Hani, haciéndose el ajeno a todo aquello o como si lo viera normal comenzara a comerse casi uno de cada tres pasteles que hacía un momento había puesto en la bandeja y que luego debería rellenar sólo los kamis sabrían si para seguir comiendo más luego, interesado por el giro de los acontecimientos.

Cuando preguntaste qué tramaban ambos ampliaron sus sonrisas de una forma que no te gustó nada y te dijeron:

"Elije a uno de los dos y entonces sabremos qué es lo que puede pasar...
¿Hikaru o Kaoru?"


Dijo uno de ellos que ahora que lo pensabas no tenías muy claro cuál de los dos era cual.... ¿O era tu imaginación porque hasta hacía un momento creías haberlos tenido más o menos calados...?
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 335
Registrado: Sab Nov 22, 2008 10:59 am

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Shinkyu »

-¿Cinco años? -se sorprendió cuando dijo que solo la asignatura de conocerte a ti mismo podía llevar ese tiempo. ¡Eso era casi un tercio de su vida!- Es mucho tiempo... Además de que es una asignatura muy subjetiva en cada caso. ¿Cómo valoraría cuando se conoce uno lo suficiente como para dar por finalizada la asignatura... o si realmente se conoce o solo cree conocerse?

No dudaba que quizás el Otomo tuviese su fórmula para responder a esas preguntas, pero para Shin parecía algo complejo y sin unos límites definidos que indicasen el progreso real que realizaba, así que no veía el posible final de esa enseñanza.

-Sé que una esposa no debería cargar con todo. Sería ilógico que una persona cargase con todas las responsabilidades de la familia, cuando son dos los que forman una pareja -afirmó con seguridad-. Pero, aunque estoy seguro de eso y entiendo lo que dice, no estoy seguro de que supiera hacerlo.

Para empezar ni siquiera estaba seguro de como tratar a las mujeres en general, mucho menos tenía esposa, ni tampoco había tenido un modelo familiar común en el que inspirarse. Así que, si en ese momento se viera en la situación de tener que ser un buen esposo, tendría que improvisar y dejarse llevar por el momento, como siempre había pensado que ocurriría si llegaba a pasar... Claro que, hasta que había conocido a Tamaki, pensaba un tanto de lo mismo respecto al amor y este le había dejado claro que no podía dejarlo todo al azar, que había que prepararse. Por lo que era mejor no decirlo y aprender lo que tuviera que enseñarle directamente.

-El problema de ese tipo de pensamientos es que vienen por los prejuicios de la educación que han recibido precisamente ¿no cree? -comentó respecto a los que hablaban negativamente sobre el Kin no Bu.


Cuando Hani dijo que esa “caja” tenía un perrito, por mucho que la decoración fuera de serpientes, y le señaló a Tamaki, se le escapó una risa. Era inevitable. Estaba claro que por mucho que se llamara Otomo Tamaki, el joven no era ni de lejos una serpiente venenosa como se pudiera pensar de cualquier Otomo... pero era un caso extraño y apartado, estaba seguro.

-Pero eso no vale, en esta caja se ve venir el perrito -rió-. Por muchas serpientes que pusieras de decoración externa, se escucharían los ladridos dentro.

Entonces se sorprendió del momento de madurez, calmada y mística, del Fénix al explicarle por qué la gente se arriesgaba por la caja, a pesar de no saber si realmente tendría lo que deseaban... Estaba claro que las apariencias engañaban y en aquel lugar parecían querer demostrárselo continuamente, y cuando menos se lo esperaba, con esos momentos iluminados como pasaba con Tamaki y ahora con Hani.

-Lo haré lo mejor que pueda -asintió, aunque esperaba que la suya realmente tuviera un “perrito”.

Y tan rápido como llegaban esos momentos de madurez y sabiduría, se marchaban con la aparición de una dama. En este caso, Suzume.


Que los gemelos, en respuesta a su pregunta, ampliasen sus sonrisas y le dieran a elegir entre uno de ellos no le gustó. De hecho, estaba seguro que haberles hecho esa pregunta había sido un error y les había dado pie a empezar con lo que fuera que estuviesen tramando... Debería haberse quedado calladito y dejarlo pasar, así tal vez hubieran perdido el interés de jugar con él.

Shin, como primera respuesta, miró a Hani en busca de apoyo ante aquella emboscada, esperando que el Fénix hiciera algo... pero le parecía más preocupado de dar buena cuenta de los dulces, que de ayudarle a salir de esa. Estaba claro que lo había abandonado a merced de los Grullas.
Así que procedió a observar a los dos chicos con detenimiento... tratando de ver cada detalle de cada uno y discernir sus intenciones ocultas... Y cuanto más lo pensaba menos seguro estaba de quién era quién incluso, a pesar de que hasta hacía un segundo estaba convencido de que había sido Hikaru el que le había pasado el brazo sobre los hombros. ¿Pero realmente había sido ese?

-No sé... ¿Hikaru? -preguntó inseguro, más que respondió. Fue entonces que se le ocurrieron las preguntas que debería haber hecho antes de responder.- ¿Pero por qué tengo que elegir a uno de los dos? ¿Y en qué debería haberme basado?

Es posible que hacer esas preguntas antes de responder hubiera sido más inteligente y cauto, cierto. Pero se había dejado llevar por el desconcierto del momento y el instinto, o el hecho de que pensaba que Hikaru era con el que había tenido contacto, le había hecho responder. Solo esperaba haber elegido al gemelo correcto, si es que alguna de las dos opciones podía ser correcta o incorrecta en este caso.
Todo viaje comienza dando un paso.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Bueno, yo diría que es muy poco tiempo." se rió"¿No hay acaso adultos que tiene más de cincuenta y no saben cómo son? Si sólo es ese tiempo estará muy bien empleado.
No hay un medidor, amigo mío, el medidor es uno mismo. Cómo se sabe. Pues cuando uno es capaz de saber por ejemplo por qué se ha enfadado, qué le frusta, cuándo está enamorado, por qué, por quién, qué le apasiona... y es capaz de poner en palabras todas esas sensaciones que nos hacn la cabeza un lío siendo consciente de ellas. ¡Ojo! Pero no digo que se sepa actuar contra ellas jaja pero al menos si reconocerlas, no sé si me explico."


Comentó.

"¿Ves? Entiende que es de dos y sin embargo serías incapaz de asumir tu parte. ¿Entiendes lo asombrosa que es esa escuela y lo necesario que sería para nosotros actuar en consecuencia?"

"Oh, por supuesto, ha sido y es un sesgo en nuestra religión." Dijo de pronto sorprendiendote por dónde había salido la cosa."Creemos en los dioses y en las Fortunas pero parece que es normal que un bushi adore a Bishamon y no le preste atención a Benten. ¿Y no son dos Fortunas mayores? ¡Cómo de engreído es el ser humano para "decidir elegir" entre los dioses! Ese es nuestro problema."




"Si, esta caja está boca abajo y se le ven las patitas al andar al perrito."

Se rió Hani.

"Eres un chico duro, Shin. dijo Hani con esa apariencia de pronto como si fuera más mayor.Seguro que entiendes bien en "esos intentos" el lema Cangrejo de "caete siete, levántate ocho." No lo pierdas nunca de vista."

Sonrió.



Los dos Grullas se quedaron callados un segundo y cuando por fin hiciste esa pregunta comenzaron a reirse.

"Se ha dado cuenta." Dijo Kaoru.

"Al final." asintió Hikaru.

"No es un caso perdido." terció Kaoru.

"Los casos de Tamaki-sama nunca lo son." asintió Hikaru.

Luego te miraron a ti y ambos sonriendo empezaron a decir:

"Una ciudad como esta, la capital, tan hermosa y llena de primavera termina dando la sensación que todo es igual de hermoso, no en un mal sentido, pero nos hace perder la realidad de que las cosas son únicas y que hay que escarbar más allá de la superficie." Kaoru.

"Es un error común que porque algo sea bello, atractivo y nos de esa sensación de familiaridad calmada nos dejemos llevar... yt entonces..." prosiguió Hikaru.

"En la caja aparece una serpiente."

Cortó de pronto Hani la frase con la boca medio llena. Los gemelos se rieron y asintieron.

"Somos muy iguales." dijo kaoru

"Somos muy diferentes." añadió hikaru.

"Yo soy diestro." Comentó Kaoru

"Yo soy zurdo." Dijo Hikaru.

"Soy Magistrado Esmeralda, Capitán en realidad de un Escuadrón de la Tercera División Imperial, asignado a la capital." Te dijo Kaoru.

"Yo soy juez-árbitro de la Corte Imperial al servicio de Otomo Ikesu." Dijo Hikaru.

"Soy el hermano pequeño, aunque todos creen que soy el mayor, porque fui el primero en tomar un camino propio e irme de casa" Dijo Kaoru.

" Yo soy el hermano mayor, y sinceramente no se me da para nada bien ser el sucesor de nada jaja." bromeó Hikaru.

Hani, que se había puesto a tu lado con la bandeja te tendió un pastelito y te dijo:

"¿Ves? Las flores pueden ser flores, pero una rosa no es un lirio."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 335
Registrado: Sab Nov 22, 2008 10:59 am

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Shinkyu »

-Visto así… puede ser… -respondió no muy convencido. Era cierto que cinco años, para una persona de cincuenta, podían parecer pocos y una buena inversión; para él cinco años aun le parecían una vida entera. -Aun así preferiría que fuese algo menos de tiempo.

Y pensando en si se conocía a sí mismo… Bueno, al menos había algunas cosas que normalmente podía responder, como cuando estaba enfadado, frustrado, alegre y cual era la fuente. Puede que no fuera algo infalible y tuviera una certeza el cien por cien de las veces, pero al menos era algo… El problema era que para una de las cosas que había mencionado no tenía una respuesta para nada clara.

-¿Cómo… - dudó - Cómo sabes cuando estás enamorado? - Terminó preguntando sinceramente, con cierta inquietud de quien no lo había experimentado de primera mano. - ¿Qué es lo que hace a ese amor diferente al resto?

No es que él fuera desconocedor del amor, pues había personas a las que sabía que quería. Su hermana era un claro ejemplo y Tarako, sin duda, se había ganado un lugar entre la gente que quería. Pero, ¿como de diferente era ese amor que sentía por quienes consideraba su familia, de estar enamorado? ¿Y si no se conocía lo suficiente a sí mismo para darse cuenta de esos sentimientos cuando le pasase...? Ese era un pensamiento que le asustaba un poco.


-Yo al menos lo intentaría. Pero sí, entiendo el bien que podría hacer esa escuela y que yo mismo podría hacer uso – Era algo que había entendido desde el primer momento que se mencionó el tema. Hasta ahora, para él, hacerse cargo de su familia había significado asegurar un plato de comida para Sakura y preocuparse constantemente de lo que pudiera ocurrir. Y estaba seguro que ese no era seguramente lo que considerarían el funcionamiento normal de una familia.

Por donde acabó saliendo aquella conversación le pilló por sorpresa y abrió la boca para responder, quedando un momento así, simplemente con la boca abierta. Tamaki volvía a tener razón. Era cierto que los humanos siempre rezaban a los dioses que más le convenían y podían llegar a olvidar a aquellos que no representaban sus intereses directos. Y, tal como lo había expuesto el Otomo, podía sonar realmente arrogante por parte de los humanos verse con la capacidad de elegir a unos sobre otros, cuando todos los dioses eran dioses, indiferentemente de lo que representasen.

-¿Siempre tiene razón cuando habla de religión? - Preguntó finalmente – Seguro que Sanzo-sama debe de estar encantado con usted y su manera de pensar en las cosas… Porque creo que la mayoría no se para siquiera a pensar que todos los Kamis y Fortunas son eso: Kamis y Fortunas, y que, por eso mismo, todos merecen el mismo respeto, independientemente de nuestra voluntad y necesidades… Simplemente vemos normal elegir al que más nos interesa según la situación – y, tristemente, debía incluirse, pues no podía presumir de haber prestado una atención justa a todas las deidades por igual.




Cuando los Grullas se quedaron callados por un momento, Shin se preocupó pensando que, fuera lo que fuera que esperasen aquellos dos, se había equivocado… simplemente para acabar totalmente confundido cuando empezaron a reírse. Y era fácil darse cuenta, pues pillado por sorpresa por aquella elección, no había tenido tiempo de mentalizarse y su cara debía ser un poema a la confusión.

Solo una vez empezaron a hablar nuevamente, el joven ronin comenzó a percatarse de que aquello no era algún tipo de juego que tuvieran pensado aquellos dos, sino que parecía a todas luces una lección sobre la ciudad y él ni se había dado cuenta de sus intenciones.
En su defensa había que decir que los gemelos no habían sido claros, ni había habido una transición palpable como cuando Tamaki o Hani se ponían serios… Simplemente habían llegado naturalmente y había pasado.

-Entonces… ¿esa pregunta era una prueba? - Acertó a preguntar una vez terminaron de hablar y exponer sus diferencias – Aunque reconozco que esta me habéis pillado un poco fuera de lugar y no me lo esperaba, sé que no debería juzgar las cosas solo por sus apariencias, ya que no es oro todo lo que brilla y en la caja más bonita puede esperarme esa serpiente – si bien era cierto que a veces podía pecar de incauto, dejarse llevar y abrir la caja simplemente porque se la han puesto delante –. También sé que, a pesar de que seáis gemelos y cueste diferenciaros solo por la apariencia, sois personas diferentes: con vuestros propios gustos y personalidades distintas – y eso al menos no lo había dudado en ningún momento -. Pero agradezco lo que me habéis contado – conociendo un poco mejor a cada uno, ahora debería ser algo más fácil diferenciarlos.

-Lo que no llego a entender es el por qué… ¿Pensabais que simplemente os juzgaría por vuestra apariencia? - Realmente esperaba no inspirar esa sensación - ¿Y por qué decís que no soy un caso perdido? ¿He hecho algo? - Miró interrogante al Isawa, con el que había estado hasta ahora, en busca de confirmación.

La verdad es que seguramente le estaba dando alguna vuelta de más al asunto y se preocupaba por nada, pero los nervios estaban ahí. Todo aquello era nuevo para él y no podía estar seguro de haber hecho algo sin darse cuenta. A veces pasaba. De hecho había cogido el pastelillo que le ofrecía Hani de manera instintiva y solo al verlo en sus manos miró al shugenja nuevamente, esta vez interrogante. ¿Era ese uno de los dulces que tanto le gustaban?

Y, por si acaso, mejor asegurarse…

-¿Tengo que seguir eligiendo a uno de los dos?
Todo viaje comienza dando un paso.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Claro que puede ser, en la vida del alma todo es relativo. Lo que para ti es mucho tiempo para la inmortalidad de esta es un suspiro." Sonrió Hani.

Haniozuka suspiró ante esa pregunta.

"¿Cómo se sabe que estás enamorado? Hum... es algo que se sabe, se tarda más o menos pero se termina sabiendo porque toda tu mente queda ocupada por esa persona, por sus gestos, por sus sonrisas, por sus palabras... Sólo quieres pasar más tiempo con ella y estar cerca. Pero no sólo de una manera familiar, hay un ansia acaparadora y física, claro. Estar enamorado supone querer ver todos los amaneceres y atardeceres juntos y todo lo que eso supone."

Lo que trae el día entre dos personas. Lo que trae la noche entre dos personas.

Hani se rió ante tu reacción y asintió.

"Bueno, no siempre, pero por sorpresa de muchos el Kin No Bu no es sólo un lugar donde las damas vienen a beber té y a charlar de las artes, es un lugar donde cada uno de nosotros cultiva su yo interior y exterior, lo que quiere ser y lo que aspira ser sin más interferencias que la de uno mismo y que nos ayuda a ver las cosas de otra forma.

En mi caso, el estudio de los Kamis, Fortunas y Ancestros de una manera y en una relación con ellos que muchos pueden obviar por el simple hecho que nos dedicamos a charlar distendidamente con las princesas."


Los gemelos, uno a cada uno de tus lados te dieron sendas palmaditas en los hombros cuando preguntaste si era una prueba pero no respondieron a eso.

"Es una lección muy importante en esta ciudad, Shin-san, que no todo es lo que parece, una lección que puede salvarte la vida, por eso queríamos que la tuvieras clara." Te dijo Hikaru.

"Eres listo y sabemos que sabes cosas y que entiendes muchas otras, pero nunca está de más que te lo repasen personas que sólo quieren lo mejor para ti." añadió Kaoru.

Los gemelos se rieron ante tu pregunta.

"No, no creemos que nos fueras a juzgar sólo por nuestra apariencia. Pero entendemos que este lugar, el Kin no Bu y en esencia toda la ciudad suele ser juzgada de esa forma." Dijo Hikaru

"Y si formas parte de nuestro club te va a pasar, te juzgaran a ti por tu apariencia pero tu no debes devolver la misma moneda nunca y menos en esta ciudad." comentó Kaoru.

"Así que no, no tienes que elegir ninguno, en esta clase de lugares, por suerte, puedes tenerlo todo." Señaló este hacia la mesa de los dulces todo lleno de cosas increibles.

"Nosotros te vamos a enseñar a saber ver cuando mires." Dijo Kaoru."Que no es lo mismo mirar que observar."

Los Grullas te señalaron hacia una zona donde había varias mujeres, una de ella destacaba no solo por sus ropajes elegantes en colores plata y azul oscuro, sino porque tenía un potente aura sensual y a la vez misterioso. Era una mujer muy hermosa, de cabello negro, piel blanca y ojos gatunos. Aquella mujer estaba sirviendo a otras, en ese momento a una en concreto a una león que tenía porte de bushi y mirada regia, su expresión era neutra sin embargo sus gestos muy delicados al servirla.

"Esa es Kakita Bara, primera de las Cinco Flores con Espinas de la ciudad, nietas de O-Togue-sensei una cortesana Grulla muy reputada. Dime... ¿Qué ves?"

OUT
la cara de Bara esta en el Archivo
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 335
Registrado: Sab Nov 22, 2008 10:59 am

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Shinkyu »

OUT: Creo que ha habido una confusión. La primera parte es hablando con Tamaki, no con Hani, aun antes de la obra. Que la conversación se ha estirado bastante. Aunque no creo que la respuesta cambie mucho a la de Hani, a no ser que Tamaki decida revelarle los secretos de Benten a Shin y explotarle la mente, espero al siguiente post para responder a esa parte con una confirmación... Que ya no creo que se alargue mucho más, que me pongo a darle palique al Otomo y al final el pasillo del Kin no Bu es más largo que el campo de Oliver y Benji xD

Así que te pongo solo la parte con los Grullas aquí. Y si quieres, a no ser que los gemelos tengan algún plan que requiera toda mi atención, podemos ir haciendo la parte de los juegos para elegirle una príncipe a Tamaki y avanzar un poco más.
________________________________________________________________________________________________________________


Los jóvenes Grullas no respondieron a su primera pregunta. Al menos no de una forma directa y que el ronin se diera cuenta. De lo que sí se daba cuenta era de la familiaridad y cercanía con la que le trataban, y del hecho que no parecía importarles mucho el contacto físico. Que, personalmente, a Shin tampoco molestaba, aunque no era algo a lo que estuviese acostumbrado. De hecho le hacían sentir como si fueran viejos amigos, con los que era fácil relacionarse y dejar un poco de lado las cortesías.

Suspiró al escuchar el recordatorio de que no todo es lo que parece.

-No sé si seré tan listo como creen -Shin se consideraba más una persona de instinto que de inteligencia-. Pero que las apariencias engañan creo que es algo que se cumple tanto aquí, en la ciudad, como fuera. Y tarde o temprano se aprende la lección -tal como había hecho él.

También había que decir que esa era una de las lecciones que le había recordado Tarako tras llegar a la ciudad. El chico había esperado que todo fuera más idílico al ser la ciudad donde residía el Emperador, pero la mujer no tardó en hablarle de las yakuzas, drogas y corrupción que existía, como en cualquier otro lugar… Entonces se había sentido decepcionado, la verdad, pero ya se había hecho a la idea.

Shin sintió alivio cuando le dijeron que no pensaban que fuera a juzgarlos tan a la ligera. Le quitaban un peso de encima. Era consciente, o más bien lo habían hecho consciente, de que no era la persona con mejores aptitudes sociales y su formación tenía algunas carencias… pero de ahí a ser visto como un tipo superficial y de prejuicio rápido habría sido devastador para su moral.

-Bueno, no tenéis que preocuparos por eso por eso. Estoy acostumbrado a que me juzguen… y no precisamente para bien. Si fuera tan solo por mi apariencia, puede que ni estuviera tan mal - respondió forzando una leve sonrisa, para restarle importancia al asunto. Después de todo, para muchos, no era más que un perro callejero -. Y seguro que hay mejores motivos para chocar cabezas con alguien que unas malas palabras sobre mi.

No es que el chico fuera un santo, ni nada por el estilo... le daba rabia cuando lo trataban como un chucho al que es mejor ni acercarse, eso era innegable, pero había aprendido a no dejarse llevar por ello. Como bien pensaba, había mejores motivos para pelearse.

Entonces llegó el momento de una nueva lección y el ronin siguió con la vista, curioso, a donde le señalaban los gemelos, esperando comprender a qué se referían con “saber ver cuando mires”… Y entonces llegó el momento de la prueba. Así, sin clase teórica primero, ni nada, como parecía gustarles por el Kin no Bu.
Shin miró a la mujer, que era lo suficientemente hermosa para que, en la inocencia del chico, se sonrojara un poco solo por observarla. ¿Observar a una dama sin que lo supiera no era de mala educación? Después miró a Kaoru, luego a Hikaru. Volvió a mirar a la mujer, a Kaoru y, finalmente, a Hikaru.

-No sé… ¿Está sirviendo de beber a una León? -Respondió, sabiendo que seguramente no era la respuesta que buscaban y que no le dejarían escaquearse tan fácilmente. - Aunque supongo que lo que buscáis es más bien lo que creo de ella a simple vista, ¿no?

¿Por qué no podía haber una manera fácil de aprender? Suspiró y se llevó a la boca el dulce que le había dado Hani, aunque por desgracia no pudo concentrarse en el sabor. Simplemente era para ganar algo de tiempo sobre qué decirle a los Grullas sobre Kakita Bara.

-Bueno, está claro que es una dama hermosa -comentó con algo de corte. Era algo tan obvio que no mencionarlo quedaría claro que era una omisión intencionada -… Es grácil y refinada, tiene unos movimientos bonitos. También parece una mujer seria; pero no seria tipo estirada, sino misteriosa… Y, probablemente, sea un persona considerada.

Hizo una parada para tomar otro bocado del dulce y conseguir un poco más de tiempo, rezando para que la mujer no se percatase de que estaban observándola y haciendo un examen con ella como sujeto.

-También parece una dama independiente, de las que sabe lo quiere y lo que no… de las que lo nuevo le puede causar curiosidad, pero que si no le interesa no le prestará mucha más atención. Y… no sé… La verdad es que, sin conocerla, esto no son más que suposiciones -terminó mirando nuevamente a Kaoru y Hikaru.

Posiblemente Shin no había dicho ni la mitad de lo que los otros dos jóvenes podrían haber deducido con un vistazo, ni habría puesto la mano en el fuego porque fuera como él decía. No tenía la experiencia de ellos, ni la seguridad, y se sentía un tanto incómodo “espiando” a la mujer.

-Así que… ¿cómo se me da eso de saber ver? -preguntó no muy seguro de querer conocer la respuesta.
Todo viaje comienza dando un paso.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Pero es sencillo de olvidar en un jardín que las rosas tienen espinas si sólo vemos pétalos hermosos" Te dijo Kaoru.

"Lo cual no significa que no esté todo lleno de flores hermosas, es que una cosa no quita la otra." te dijo Hikaru.

Y eso era cierto, porque aunque en una ciudad así pudiera haber cosas que no esperabas que estuvieran habían muchas otras que ninguna otra ciudad tenía.

"El problema es cuando uno no encuentra motivos propios para sentir orgullo de uno mismo. Es decir... Si, eres un perro. ¿Y? ¿Acaaso has podido elegir nacer de otra forma? ¿Acaso yo elegi nacer con plumas? No, pero una vez repartidas las cartas lo que importa y lo que cuenta es lo que haces con las que tienes y cómo juegas la partida." Te dijo Kaoru.

"Si, además tu condición no es como si lo hubieras hecho tu mismo... En cuyo caso hay que entrar en muchas otras cosas. Algo que la mayoría no ve, algo que es real, por supuesto y que la visión sesgada de estos también lo es pero esa visión tunel tiene sus pros y contras."

Los dos Grullas se quedaron mirando hacia la mujer de manera no tan disimulada como cabía de esperar y luego te miraron a ti.

"Te ha faltado lo más evidente y quizás lo más importante." Dijo Kaoru"Que parece ser amiga de la León. Una amistad por sus gestos y su forma de tratarla bastante sincera. Sino mira la comparativa de sus movimientos cuando habla con unas y con ella o la forma de servirla."

"A eso nos referimos, en esta ciudad hay que aprender a ver no sólo lo que nuestros ojos ven, a entender lo que queremos sino a leer a las personas a través de su educación y sobretodo de los microgestos que no se pueden controlar. En un cortesano eso es harto complicado pero la ciudad no sólo está lleno de estos, la educación de un artista es alta pero no tan detallada en esos aspectos y el de los bushis aún menor y a veces se nos olvida que gracias a eso podemos tener más información de la que pensamos y podríamos necesitar." comento Hikaru

"¿Y para qué puede servirnos por ejemplo esa información? Pues para mucho, claro, pero por ejemplo, que la Grulla y el León se lleven bien fuera de las Embajadas puede ser una señal interesante en el cambio de Manos.
¿Eso te repercute a ti? La política nos repercute a todos, hay que empezar a dejar de creer que lo que pase arriba no cala. Es ridículo ¿sabes? llueve desde el cielo y nos mojamos los que estamos en la tierra, claro que importa lo que pasa en las nubes. Y eso es lo que queremos enseñarte."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 335
Registrado: Sab Nov 22, 2008 10:59 am

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Shinkyu »

-Es cierto que cuando se juntan muchas cosas agradables pueden hacer que se baje la guardia -reconoció Shin-, pero por suerte estoy rodeado de personas que se preocupan por mí y se encargan de recordarme el peligro de las espinas… Así que cuento con ustedes si parece que me dejo llevar por la hermosura de las rosas para que me recuerden la presencia de las espinas – les dedicó un gesto agradecido.

La verdad es que, desde que había llegado a la ciudad, consideraba que había tenido mucha suerte con las personas que había conocido hasta ahora -en gran parte gracias a Tarako- y eso podía hacer que se relajase y pecar de confiado. No era perfecto, ni podía estar alerta en todo momento. Por suerte, aunque no tuviera intención de bajar la guardia, sabía que podía confiar los chicos del Kin no Bu para darle un toque de atención si ocurría.

-Bueno, no es que esté avergonzado de lo que soy. Incluso si no lo elegí, y me vino dado así, he intentado hacerlo lo mejor que he sabido con lo que tenía y creo que no lo he hecho mal -dijo con confianza-. Y no es como si fuera a arrepentirme de haber nacido solo por no haberlo hecho en circunstancias más favorables.

Había nacido ronin y vivido toda su vida como tal, era algo que Shin no podía cambiar por sí mismo. Pero, aunque algunos pensaran que era imposible para un ronin, siempre había tratado de vivir del modo más honorable posible y que menos arrepentimientos pudiera causarle, que ya era más de lo que muchos otros podían presumir.

-Así que, aunque mis cartas pueden no ser las mejores -especialmente en un ambiente más cortesano como aquel-, no tengo intención de rendirme y dejar esta partida a medias. De hecho estoy intentando conseguir cartas nuevas para adaptarme -sonrió con confianza.

En parte por eso estaba ahí, para conseguir habilidades y opciones de las que hasta ahora no había dispuesto.


Cuando Shin terminó de decir lo que veía y los gemelos le dijeron lo más importante, que él no había sabido ver, tuvo que volver a mirar en dirección a la mujer. Esta vez ni siquiera se acordó de la vergüenza que le había dado mirar hacía un momento, simplemente observó y prestó más atención a lo que la rodeaba, concentrado en ver lo que ellos decían.
Claro que era obvio que la Kakita y la León tenían una buena relación… pero él se había concentrado tanto en observar a la joven que no había sabido mirar la escena en conjunto, olvidando por completo a la bushi. Y ahí tenía otra lección que aprender.

-Tenéis razón… Me he centrado solo en ella y he obviado la situación y con quién estaba. Y, seguramente, si no me lo hubierais dicho no me parado a pensarlo siquiera -admitió su fallo, pensando ahora en cuantos detalles se le pasarían por alto diariamente-. Fijarme en esos detalles va a ser algo en lo que tendré que trabajar.

Y pensando en eso, le surgía otra duda:

-Para vosotros, que se os da bien observar… ¿yo soy fácil de leer entonces? -Preguntó con curiosidad, aunque estaba bastante seguro de la respuesta. Puede que no fuera gritando las cosas a los cuatro vientos, pero de seguro que no controlaba todos sus gestos y mucho menos los microgestos.

-Tiene sentido que la política y los que la manejan repercutan sobre los que estamos más abajo. Después de todo son los que deciden el rumbo que toman las cosas -hasta alguien tan ajeno a ese mundo como él era capaz de verlo-. Pero, ¿cómo me sirve a mi y cómo puedo usar esa información, yo que no tengo ningún peso en ello?

Era cierto que si conocía el rumbo de la cosas podía prepararse para que no le pillasen por sorpresa y le cruzasen la cara al más mínimo cambio, sí. ¿Pero había algo más que pudiera hacer?
Todo viaje comienza dando un paso.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Mientras estés en nuestro castillo no tendrás que temer." sonrió Kaoru.

"Bueno, no está mal desear algo mejor, de eso se tratan las vidas ¿no? De la sublimación del alma hasta llegar a los Antepasados Bendecidos pero está claro que esta es la partida que se está jugando ahora misma y de ella dependerá lo que ganes para poder apostar en la siguiente, así que no se puede desperdiciar esta oportunidad para mejorar." Comentó Hikaru.

Los Grullas asintieron encantados al ver que entendías lo que te querían decir.

"Todo camino empieza con un paso." sonrió Kaoru al decirlo.

Ante aquella pregunta los gemelos se quedaron un momento parados y se miraron.

"Depende." Dijo Hikaru haciendo que Kaoru asintiera."Tienes expresiones muy claras, algo que no creas que te hace peor, en cierta medida es lo que se espera de un bushi, a un cortesano poder leer a las personas con facilidad le da calma, también es cierto que muchos se pensarán mejores por eso, pero eso es otro asunto del que hablar. "

"Pero a veces... como justo antes que hicieras esa pregunta tu rostro se bloquea y eres casi una roca a la hora de leerte, hemos estado observando que justo después suelen venir preguntas como esta, o algunas que te hemos oído, preguntas quizás más profundas y meditadas que nos habland e cómo has tenido que ir al fondo de tu yo para buscarlas." Siguió Kaoru.

"Y que recuerda mucho a la cara que pone un duelista en un duelo. Y esa es tu baza, porque está claro que de natural sabes hacerlo, sólo hay que enseñarte cómo usarlo a voluntad." Dijo Hikaru.

"¿Para qué te sirve? Pues para la vida oblicua, claro! jaja" se rió Kaoru"Me explico, no es educado hablar directamente ni actuar de una manera directa y agresiva, ya lo sabes, así que si quisieras hablar con esa león la forma adecuada sería a través de Bara. De la misma forma, si quisieras caerle mejor a Bara actuaría a través de empatizar con la León. Si quisiera demostrar algo a la Grulla o al León trataría de ayudar en esa alianza y encontrar los pros que los unen y disminuir los contras. Y así sucesivamente. La capacidad de observación nos da los elementos precisos para poder tomar nuevas decisiones con respecto a nuestra vida y mejorarla.

Por ejemplo... ¿Has pensando cuáles quieres que sean los beneficios de tu estancia en el kin no Bu? ¿Más allá de algo persona o sólo tienes pensado crecimiento personal?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 335
Registrado: Sab Nov 22, 2008 10:59 am

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Shinkyu »

Hacía bastante tiempo desde que Shin no sentía que alguien se preocupaba realmente por él y ahora, casi de un día para otro, se encontraba rodeado de personas que lo hacían. Era una sensación rara, sí, pero también estaba infinitamente agradecido con todos ellos y le encantaría poder hacer cualquier cosa para compensarles, aunque sabía que seguramente no había mucho que pudiera hacer por ellos actualmente. Por eso mismo ahora solo podía agradecerles y seguir mejorando.

-Muchas gracias. Seguiré esforzándome – les agradeció con sinceridad.


En cuanto a lo fácil que era leerle, el chico no se sorprendió cuando le dijeron, básicamente, que normalmente estaba en el lado fácil de leer. No había esperado lo contrario, la verdad. Era cierto que, con menor o mayor acierto, podía controlar sus emociones hasta cierto punto, pero no había recibido ningún tipo de entrenamiento como esos cortesanos que le permitiera controlar hasta el más mínimo detalle… Y, al menos, podía quedarse con que cuando pensaba no ponía caras raras y era cuando era más difícil de verle venir. No lo hacía voluntariamente, cierto, pero menos era nada.

-Así que soy bastante fácil de leer, salvo cuando me pierdo en mi mismo buscando preguntas -expuso en voz alta su interpretación-. ¿Y cómo se aprende a usar algo así a voluntad? Porque cuando estoy pensando me concentro en ello y, la verdad, me olvido un poco de todo lo demás. Pero si tengo que estar completamente atento a la persona con la que esté hablando, no puedo perderme en mí mismo solo para que no pueda leerme un momento, ¿no?

Sabía que lo habían comparado a la cara de un duelista y que, seguramente, intentarían explicárselo asemejándolo a ello. Tamaki también le había explicado algunas cosas tratando hacerle ver las similitudes con algo que ya conocía. Pero al chico le costaba verlo por sí mismo.


-Sé que no debería cargar directamente cuando quiera acercarme alguien -salvo si eras un Tamaki de la vida, que probablemente podía entrar ahí, hacerse amigo de quien fuera y salir de escena con la misma naturalidad con la que uno respiraba-. Tamaki-sama me ha explicado un poco sobre como debería abordar las situaciones e incluso como podría acercarme a un grupo con el que quisiera hablar… con un caso práctico incluso -miró en dirección a Hani, recordando como Tamaki le había hecho introducirse en la ceremonia del té de Takeshi con la excusa de la cuchara-. Y digamos que creo que aun estoy un poco verde en ese frente.

Y, para qué mentir, el joven ronin estaba verde en muchos aspectos en cuanto a temas sociales se trataba.

-Pero tengo una pregunta. En el caso de que quisiera acercarme a Bara-sama, entiendo que debo hacerlo a través de su amiga León… ¿Pero como me debería acercar primero a la León si no tuviera ningún conocido en común, ni la soltura de… cualquiera de vosotros? -Porque estaba seguro de que no solo Tamaki tenía el carisma y desparpajo necesario para lograrlo, y el no siempre iba a tener la excusa de la cuchara.


-¿Beneficios aparte del crecimiento personal? -repitió, pillado por sorpresa.

Probablemente solo con eso era suficiente para que los miembros del Kin no Bu vieran que, realmente, no había pensado mucho más allá de lo que venía siendo su objetivo de aprender todo lo que pudiera de ellos. Aunque en el fondo entendía la de posibilidades que tenía para él el simple hecho de estar ahí, se había centrado en su objetivo y no se había puesto a pensar en lo demás… o quizás, simplemente, no tenía los dobleces y codicia necesarios para buscar esos beneficios extras.

-Claro, claro… Es verdad que cuando vine, al principio, solo pensaba que era para aprender. Pero ahora realmente, aunque solo sea un poco porque aun no pueda hacer mucho, quiero ayudar de cualquier manera posible, incluso si lo único que puedo hacer es escuchar a las damas y pasar un rato con ellas… -dijo con total sinceridad, como si fuera lo más obvio del mundo. Porque el beneficio ajeno, seguía siendo beneficio- Y, bueno, también me gustaría llevarme bien con todos ustedes, por supuesto – terminó con una sonrisa.
Todo viaje comienza dando un paso.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Isawa_Hiromi »

Tu agradecimiento fue recibido por sonrisas, porque no era necesario nada más, es lo que parecía decir. Si. El Kin no Bu era visto desde fuera como un lugar petulante y pomposo en donde sólo se hacían divertimentos suplerfluos y estaba lleno de personajes que según muchos deberían estar dedicandose a otra cosa, y empezabas a entender el por qué te sentías tan en casa y por qué ellos te entendían tan bien, porque podía no ser oro todo lo que relucía, pero cuando lo era a muchos les costaba verlo por la envidia y el ego.

"Es una gran pregunta."Dijo Kaoru"Seguramente la respueta está en usar eso que tanto te interesa y que te abstrae en tu beneficio. Es como un escudo que tienes y que levantas, una armadura, que te la pones sin darte cuenta, sólo tienes que lentamente ser consciente de ella y hacerlo a voluntad."

"¿Te gusta jugar a algun juego Shin-san? ¿Go? ¿Shogi?" Preguntó de pronto Hikaru.

"A la mayoría le cuesta años naturalizar esos comportamientos, no es que estés verde, es que es educación" Trató de restarle importancia Kaoru.

"Salvo si eres Tamaki-sama, el cual es un natural en ello, está tocado por los kamis." se rio Hikaru haciendo que Kaoru asintiera.

"Pero incluso él ha estudiado y ha recibido clases todo el tiempo." señaló aún así Kaoru advirtiéndote que tratar de compararte con los que te sacaban kilómetros te daba una falsa sensación de fracaso.

"¿Cómo?" preguntó Kaour"Pues con la observación, claro está, por eso esta es nuestra lección."

Kaoru te cogió del hombro y comenzó a pasear contigo en una posición que podíais mirar hacia ellas sin que fuera muy evidente seguidos de su gemelo.

"Conocer a las personas ya sea porque uno siente un interés romántico, de amistad o sólo de negocios se basa en la misma premisa, tratar de conocer a la otra persona lo máximo posible sin que haya una previa comunicación antes para luego poder usarlo en nuestro favor, y entiende esto de una manera no mezquina... me explicaré..."

kaoru señaló hacia la león con sus ojos y prosiguió:

"la información no verbal es muy importante en la corte y en esta ciudad y es básica para aprender de los demás de esta forma... Por ejemplo podemos ver que esta león es ambidiestra, mirad como ha servido antes con una mano y ahora está comiendo pastas con la otra.
También podemos ver cómo en su kimono que es parco pero muy elegante no sólo aparecen motivos del clan sino ciertas flores como las silvestres, es un pequeño detalle pero que ya la diferencia puesto que no a todas las león le tiene porqué interesar las flores tanto como para buscar estampados con sus preferidas. Además, siguiendo justo con eso si nos fijamos en las flores como te decía son silvestres lo cual evoca al campo, a la naturaleza y seguro que a una zona rural, un lugar donde se admiren las flores simples como los girasoles, las margaritas o las amapolas, así que es muy posible o que ella venga de una zona rural o parte de su corazón esté en este.

Todo esto que te he señalado es tan sólo con un pequeño vistazo, sin tratar de ver con quién se relaciona ni nada más pero ya tenemos información interesante que usar en nuestro favor.

¿Y cómo lo usaría? Pues es sencillo, hay arreglos florales en todas las mesas como puedes ver pero todas son flores exhuberantes tipicas de jardines bien cuidados, nada del campo. Así que yo elegiría acercarme como si fuera por cualquier motivo o quizás sentarme porque como veis las invitadas van de un lado a otro tan tranquilas, cogería una pasta y beberia algo de té y de pronto, en voz alta y sin aparentemente ir dirigida a ella hablaría de esos preciosos arreglos florales pero... pero que en tu opinión a veces puede que se olvide que las flores del campo son igualmente hermosas y que puede que tu gusto sea más sencillo, quizás hasta rural, pero que justo esa perfección taimada e impuesta es la que te hace apreciar aún más la perfección de la ley natural de los kamis."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 335
Registrado: Sab Nov 22, 2008 10:59 am

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Shinkyu »

Tener esa armadura podía ser llegar a serle muy útil, de eso estaba seguro, simplemente tenía que aprender a ponérsela cuando quisiera. Claro que eso era mucho más fácil de decir que de hacer… como la mayoría de las cosas que debía aprender.
Entonces Hikaru intervino, preguntándole por juegos, antes de que su mente empezase a plantearse si iba a ser capaz.

-Mmm… Me gustan los dos, pero supongo que el Shogi un poco más -respondió, un poco confundido, sin saber muy bien a qué venía la pregunta en ese momento-. Pero no es que sea muy bueno a ninguno, me sé las reglas y poco más.


-No es como si fuera a compararme con Tamaki-sama. Sé que él, aparte de que los kami le quieran y su carisma innato, ha entrenado para esto -comentó cuando hablaron sobre el Otomo.

Después de todo nadie podía llegar al dojo queriendo derrotar al sensei el primer día y, mucho menos, esperar conseguirlo de verdad. Incluso el más grande de los genios tiene que aprender las bases al menos antes de poder competir, y, personalmente, no se consideraba un genio… Así que, aunque a veces podía ser un poco impaciente, le tocaba armarse de paciencia y aprender paso a paso.


Luego dio comienzo la lección de Kaoru, mientras paseaban, de manera que pudieran observar a la dama en cuestión con discreción.

-Sé que querer saber cosas de alguien no tiene que ser mezquino en sí, sino más bien como lo haces y como usas ese saber -afirmó para que el joven no temiera una mala opinión por su parte-. Y sé qué nadie de aquí lo usaría con malas intenciones.

Cuando Kaoru empezó a revelar detalles, y las deducciones correspondientes, respecto a las acciones y vestimenta de la bushi, a Shin casi se le habría la boca. Ambos veían las mismas cosas, eso seguro, pero el Grulla sabía interpretarlas de una manera que el ronin pasaba completamente por alto… o, al menos, no les daba tanta importancia. Por ejemplo, respecto a los estampados de flores, Shin podría haber deducido que le gustaban las flores, pero no específicamente las silvestres, así que mucho menos habría llegado a la conclusión de su vinculación o gusto por las zonas rurales.

-Debo reconocer que es impresionante -alabó la capacidad de Kaoru-… Yo, aunque lo viera, habría pasado por alto la mitad y la otra mitad no la habría exprimido nada en comparación.

En cuanto a como procedería con el acercamiento el joven grulla… Aquello era impensable para Shin. Llegar ahí y soltar su pensamiento en voz alta, como quien no quiere la cosa, y esperar que todo fluyera con naturalidad… Lo peor es que creía que a Kaoru seguro que le funcionaba, pero seguro que él mismo se quedaría hecho un flan.

-Para mi eso sería una locura -reconoció-. ¿Ir ahí y decir lo que pienso en voz alta? -que a veces lo hacía sin darse cuenta.- Seguro que me acabaría poniendo nervioso y a saber qué diría… ¿No hay una manera más fácil? En plan… no sé, ¿algo que yo pueda hacer?

Aquello era el nivel de los profesionales para él, tenía que haber uno para iniciados. O quizás necesitaba una buena dosis de confianza cuando se trataba de usar sus dotes sociales.

-Y, en el sorprendente caso de que lo consiguiera, ¿luego qué? -preguntó.- ¿Ella respondería a tu pensamiento en voz alta y empezaríais una conversación como si nada?
Todo viaje comienza dando un paso.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"No importa que seas bueno o malo sino si te gusta y sabes jugar." Dijo Hikaru."la cosa es igual, cuando se juega nos concentramos, ponemos nuestra mejor máscara para que no se sepan nuestros movimientos y seamos más conscientes de nosotros mismos, de lo que vamos a hacer, de las jugadas que nos pueden hacer, planificamos o lo intentamos porque somos conscientes de ello. Esto es igual. Hasta que llega un momento que lo interiorizas, pero hasta entonces... "es tu mirada de jugar al go" o al shogi, lo que más te guste." se rio este.

Kaoru se paró al oirte tu respuesta y rió con ganas.

"Eso es porque ves, no miras." Te dio con su dedo en la frente."Tienes que observar, la información como ves está ahí y mis deducciones no son muy descabelladas. Son deducciones, no verdades absolutas, pero como puedes ver suenan realmente a tener una base y una fundamentación que le daría validez. ¿No crees? Y más en una ciudad donde nada es casual, eso es lo bueno, jugamos con lo que ya de por si las personas quieren decirnos aunque no con palabras, sólo tenemos que saber prestar atencion."

Kaoru se cruzó de brazos y te preuguntó:

"¿Por qué sería tan terrible hablar sobre lo que te gusta o disgusta el campo? ¿Crees que es una manera complicada de hacer las cosas hacer un simple comentario sin malicia que si no se quiere responder se quedará en el aire y nada más? ¿acaso crees que acercarte directamente es más sencillo?"

Hikaru se rió tras vosotros por tu pregunta y te dijo:

"Observa, la vida es más sencilla cuando uno no se pone piedras en el camino."

Tras lo cual fu hacia donde estaban las damas. Kaouru te hizo una seña para que observaras. Hikaru se sentó pidiendo permiso y pronto una de las chicas les sirvió, la león estaba hablando con Bara, parecía haber mirado al Grulla pero no haber prestado demasiada atención. Entonces mientras Hikaru bebía miró las flores del centro de mesa y dijo:

"Creo que Kyoya-san ha tenido un gran gusto eligiendo las flores de los centros de mesas aunque... desde mi humilde perspectiva si queríamos hacer un picnic emulando el campo a mi me hubiera gustado la simplicidad de las flores del campo, tiene una hermosura natural que a veces ni los crisantemos pueden emular."

Kaoru desde lejos te susurró:

"Recuerda que esa forma de hablar es la de mi hermano, que es más recargado, pero al final el comentario es el mismo en boca y con la expresión de cada cual"

No había terminado de decir eso cuando de pronto la león se volvió hacia él y dijo:

"Vaya... justamente estábamos hablando de eso."

Hikaru sonrió a la león pero en realidad sonreía en vuestra dirección. Tras lo cual este comenzó a hablar con ellas sin ninguna prisa.

"No me extraña del todo, después de todo lleváis ese precioso estampado." señaló el Grulla.

la león agradeció su cumplido.

"¿La elección se debe al picnic o quizás Akodo-hime venís de una zona más lejana a Shiro Akodo?" Del campo, vamos, preguntó el Grulla.

Tras lo cual la consersación empezó a fluir.
Kaoru te miró y dijo:

"Yo no las he visto muy rehacias a hablar ¿y tu? No me ha parecido tan complicado... Quizás el no estaba en tu mente."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 335
Registrado: Sab Nov 22, 2008 10:59 am

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Shinkyu »

Shin entendía la comparativa que quería hacerle Hikaru con el go. Ponerse la máscara, observar y planificar, como debería hacer a la hora de prepararse para abordar una conversación… y quizás eso explicaba por qué tampoco era bueno al go o al shogi. También era cierto que nunca se había tomado jugar demasiado en serio, como sí hacía otros, sino simplemente como una manera de pasar un rato ameno.

-Entonces, siendo que tampoco soy muy bueno jugando, ¿cual es mi mayor punto débil?¿Mi “mirada de jugar”, la observación o la planificación? -preguntó a los gemelos, interesado por saber su opinión.


¿No miraba? El toque en la frente le hizo pensar sobre aquello. ¿Realmente no miraba o no le daba la importancia debida a lo que observaba?

-Sus deducciones parecen bastante razonables, sí -reconoció-. Y una vez lo ha dicho, pues sí que lo veo… pero por mí mismo habría visto las flores y pensado que solo era porque le gustaban. No creo que hubiera llegado a la conclusión de que eran silvestres porque le gustase el campo, simplemente habría pensado que era algo más casual y no le habría dado muchas vueltas.


-No creo que una carga directa sea más sencilla -eso era una locura directamente-, ni creo que hacer un comentario sobre si te gusta algo o no sea algo horrible… Es solo que… no sé… me entran dudas. ¿Y sí le resulta inoportuno o molesto o algo así? -Expresó sus dudas.- Así que, aunque le doy vueltas, no me veo haciéndolo.

Cuando se trataba de iniciar una conversación el pequeño ronin pensaba demasiado en ello y, lo peor, tendía hacerlo de manera negativa. Era demasiado consciente de la diferencia entre ellos y él, en la educación, y las dudas le inundaban y ponían, como decía Hikaru, muchas piedras en su camino.

-Ya sé que no debería ser tan difícil, que aquí todos vienen con buena predisposición. Y, de hecho, ayer lo pasé bien aquí una vez todo empezó a fluir -y había conversado con cierta normalidad incluso-, pero dar el primer paso para que todo empiece a marchar… es una barrera que me cuesta sortear -y el día anterior Tamaki le había ayudado a pasarla, pero verse solo ante ella le causaba problemas.


Ver a Hikaru en acción era, para Shin, como ver a un mago en acción: asombroso. Había hecho parecer tan simple algo que él era incapaz de imaginarse haciendo que casi le hacía avergonzarse de sí mismo. Era obvio que no podían comparar la forma de hablar del Grulla y la propia, como bien decía el otro gemelo; probablemente ni habiendo sido educados igual hablarían de la misma manera… Lo que realmente le gustaría a Shin era tener la seguridad del otro chico a la hora de expresarse y entablar conversación.

-No… no se las veía reacias -reconoció con cierta vergüenza-. Sé que soy yo el que tiene el no en la mente, ¿pero como me deshago de él si no creo estar a la altura de la situación?
Todo viaje comienza dando un paso.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Quizás tu mayor punto débil es que no hayas querido jugar hasta ahora" Te dijo Kaoru."la buena noticia es que eso puede dejar de serlo. De hecho puedes usar a tu favor, no tienes pinta de jugador, así que no juegues a jugar, juega a no hacerlo."" Aquello era un poco lioso asi que este se rió entendiendo la confusión."En un mundo de apariencias y de medias verdades a veces encontrar a alguien sincero es muy reconfortante. Sólo tienes que saber tú quién al otro lado del tablero también lo es contigo."

"¡Bueno! Algo es algo! Si piensas que le gustan las flores ya también tienes un tema de conversación porque en la mesa hay flores, empiezas por ahí y es muy posible que ella te de el resto de la información." Dijo Kaoru animandote.

"Mira, Shin, todas esas dudas son razonables fuera del Kin no Bu, pero aquí dentro juegas con nuestras reglas, así que... ¿qué tal si te preocupas de lo que pasa fuera, fuera y de lo que pasa dentro, aquí dentro?"

Mientras Hikaru actuaba Kaoru estaba a tu lado.

"Mira, te voy a decir una cosa muy buena que tienes y es que ese miedo te puede ayudar, porque eres muy consciente de todo lo que pasa. Piensalo de esta manera... es como cuando estás tenso porque parece que hay una situación complicada de pelea, estás en guardia y puedes actuar antes que nadie ¿verdad? Pues esto es lo mismo, teniendo en cuenta que estás tenso en el mínimo momento que alguna se sienta rara lo vas a notar. Pero hasta entonces no dejes que tu sensación te controle como no dejas que lo haga en mitad de una pelea."

Te dijo.

"¿Y cómo salir de una conversación tensa?...."

Estaba a punto de decirlo cuando Shiba takeshi apareció cerca vuestra.

"Es el momento de la lección de Takeshi!" Sonrió Kaoru.

Takeshi puso expresión de no saber de qué hablaba pero se encogió de hombros. Kaoru sonrió y os pidió un momento para ir a por su hermano.

"¿Te estaban incordiando?" Preguntó Takeshi con su tono calmado y su aura en paz."No te preocupes, lo hacen si les caes bien. Son siempre... asi de animados."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 335
Registrado: Sab Nov 22, 2008 10:59 am

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Shinkyu »

Al principio, la explicación de Kaoru le hizo torcer el gesto, confundido, con aquello de jugar a no jugar, pues ¿cómo se hacía algo sin hacerlo? Pero la aclaración le ayudó a formarse una idea de lo que intentaba decirle y suponía que sería más fácil para él, antes que cambiar su forma de ser.

-Así que… ¿significa que no debo cambiar para adaptarme al juego, sino aprender a detectar a los que no sean sinceros conmigo? -preguntó para confirmar si estaba entendiendo lo que trataba de decir el grulla.


-Bueno, algo tenía que poder sacar, no es como si no viera nada. Es solo que no hago una relación tan profunda como ustedes, que parecen ver hasta lo que no está ahí. Y, personalmente, me impresiona -reconoció-. Aunque tampoco es que sirva de mucho si no me atrevo a iniciar la conversación.

-Sé que aquí se juega con unas reglas y todo tiende a verse de mejor forma… pero… -tenía dudas de todas formas.- Pero trataré de mentalizarme. No puedo prometer un cambio radical… pero voy a intentarlo.

Y realmente quería intentarlo, aunque también sabía que no iba a ser tan rápido como simplemente desearlo y que ya todo fuese bien. Tendría que practicar como iniciar una conversación, mantenerla y también a captar los detalles. Por suerte ahí tenía un montón de expertos dispuestos a enseñarle.

-Entiendo lo que me dice -respondió al símil con un combate-. Y si tuviera la misma confianza en mis palabras que en mi habilidad en una pelea, seguramente, no tendría tantos problemas. Porque, por mucho que sea capaz de darme cuenta de las cosas, si no sé reaccionar seguiría perdiendo… pero lo tendré en cuenta.

Ojalá todo aquello le resultara tan natural como combatir, pero él llevaba practicando con la espada toda su vida mientras que con las palabras apenas acababa de empezar. Y uno de sus miedos era resultar molesto o causar incomodidad por su inexperiencia... Al menos era una alivio saber que podía sacar algo bueno de todo eso.

Entonces, justo cuando parecía que iba a llegar otra lección importante de mano de Kaoru, Takeshi entró en escena y el joven grulla marchó en busca de su hermano.

-Oh, no. No me estaban incordiando. De hecho me gusta como son -era agradable encontrar a gente alegre-. Estaban enseñándome a observar y como podría iniciar una conversación. Y… creo que quieren dejarte la siguiente lección a ti -informó, lo cual también significaba que le tocaba hacerse cargo del nuevo.

Echó un vistazo a los gemelos para ver si tenían intención de volver con ellos para la lección de Takeshi, o si por el contrario iban a ir por su cuenta.

-¿A dónde vamos? -preguntó, por si el fénix estaba solicitado. Tampoco quería acaparar a los chicos del Kin no Bu y robarle a las damas su tiempo con ellos… cosa que creía hacer bastante ya.
Todo viaje comienza dando un paso.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Correcto. La clave de la corte no es copiar la forma de hacer de los demás sino encontrar la propia. De manera que un cortesano Grulla no se comportará como un Ikoma ni como un Bayushi." Asintió el grulla.

"Es práctica, lo vemos porque alguien alguna vez nos lo señaló y desde entonces no podemos evitar fijarnos. ¿Nunca te ha pasado que has tenido algo y de pronto te das cuenta que lo ves por todos lados?" pregunto Kaoru.

Kaoru sonrió con tu afirmación que lo intentarías y no te pidió más, tenía claro que el camino no era sólo un paso.

Takeshi asintió a tus palabras con una pequeña y cálida sonrisa y te hizo un gesto para que le siguieras por el patio. El Shiba tenía un aura calmada, ahora, sin las ropas de mujer y aquel fallido intento que había sido hilarante te dabas cuenta que el aura seguía siendo el mismo, cálido como los rayos de sol en la mañana de una primavera fría que calienta tu cuerpo y te hace entrar en calor.

Los jardines eran muy hermosos y las damas estaban sentadas por mesas, compartiendo té y pastelillos y charlando unas con otras distendidamente. La luz del sol se filtraba entre los árboles en flor y relucía en el estanque. Cuando te habías querido dar cuenta llevabais al menos die minutos caminando en silencio.

"¿Y bien?"

Te pregunto de pronto Takeshi.

"¿Es o no es el silencio algo tenso?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Shinkyu
Hombre Ola
Mensajes: 335
Registrado: Sab Nov 22, 2008 10:59 am

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Shinkyu »

Suponía que hacer la corte a su manera siempre sería más sencillo que intentar imitar la manera de otros, aunque eso no lo hiciera fácil de por sí. Pero al menos no tendría que preocuparse por no tener un dominio y forma de hablar como la de Hikaru, por ejemplo, ni el desparpajo de Tamaki… Ahora solo tenía que saber como era exactamente su estilo y aprender a usarlo.
Por lo que le decían, ser sincero parecía algo más bien novedoso en el entorno de la corte y podía ser su punto central, pues no era muy dado a dobleces y medias verdades.

-¿Entonces podría ser el chico sincero con el que no hay que preocuparse mucho por los engaños y con el que se puede estar un poco más relajado, sin necesidad desplegar todas las habilidades cortesanas que se poseen? -preguntó a Kaoru.

Si se podía elegir el papel en la obra de la corte, aunque los demás pudieran verlo como una presa fácil y lo subestimaran, Shin firmaría por ese puesto en el que los demás no intentaran despedazarlo con sus palabras


-Es cierto que cuando te llaman la atención sobre algo es más fácil verlo -asintió-. Pero en su caso creo que la práctica y dedicación han hecho que fijarse en los detalles sea ya algo natural -y era algo que admiraba y, algún día, esperaba poder hacer también.


Cuando el Shiba le indicó que lo siguiera, Shin se apresuró a hacerlo y caminar con él por el patio. Y, como un niño al que acababan de enseñar algo nuevo, el chico intentó poner en práctica sus dotes de observación, fijándose en los detalles del jardín, como los árboles en flor o el reflejo de la luz en el estanque… y, con algo más de discreción, a las damas que conversaban y disfrutaban del día.
Por supuesto, tampoco perdió la atención al fénix, que caminaba en silencio. Y, la verdad, el pequeño ronin no podía evitar querer parecerse a Takeshi… No sabía por qué, pero el samurái le inspiraba una sensación de serenidad y tranquilidad enorme, como si mientras estuviera con él era imposible que pasara algo malo.

"¿Y bien?"

Aquella repentina pregunta le pilló por sorpresa y, sin poder esconder su desconcierto, inclinó la cabeza a un lado al no entender a qué se refería.

-¿El silencio? -era cierto que llevaban ya un rato andando sin decir nada, pero en ningún momento había sentido tensión o incomodidad alguna.- No, al menos este no… Quiero decir, es cierto que hay silencios que son tensos o incómodos, pero caminar con usted en silencio no ha sido así. Simplemente ha sido… tranquilo -dijo, sin que se le ocurriera una palabra mejor para definir el momento-. Supongo que más que del silencio en sí, que sea tenso o no depende más de la situación y con quién sea ese silencio, ¿no?
Todo viaje comienza dando un paso.
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8235
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 5.- Tarde.- Shinkyu

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"¡¡COOOOOORRECTO!!"

Se rio Kaoru mientras te daba una palmada en el hombro.

"Lo has sacado tu solo, muy bien. Verás... si de algo estamos muchos hartos es de vivir siempre pensando en qué tienes que decir y qué no. Por eso existe este lugar y por eso existen los distritos licenciados, porque son una manera de relajarse y de dejar de estar siempre alerta. Tu debería ser ese espacio de confort. Todos necesitamos eso en algún momento y todo el mundo sabe que ese espacio al final es vital para mantenernos cuerdos."

Kaoru sonrió de medio lado.

"Así que ten cuidado que si lo haces demasiado bien se van a enamorar todas de ti juju"

Los patios del Kin no Bu eran como la ciudad, una forma perfecta y bucólica, mágica en mitad del caos de la civilización que te hacían maravillarte y sentirte a la vez en paz y armonía.
Takeshi se paró un momento cerca de un laguito con carpas y oyó tu respuesta y asintió.

"En la corte hay quien habla mucho. Quien usa los silencios como cuchillos. Y quien olvida que el silencio es otra forma de conversar. En la ausencia de palabras es sólo nuestro chi el que lo hace por nosotros, nuestro alma, nuestras intenciones, nuestros sentimientos y sensaciones..."

Su voz era calmada y sus ojos miraban a las carpas con serenidad.

"Muchos tratarán de hacer que hables para que cometas fallos, porque las palabras que salgan de tu boca se perderán de tu control, pero el silencio... el silencio siempre es nuestro.

Y no tienes por qué luchar contra él, puede ser tu aliado."


Se volvió un poco hacia ti.

"¿Alguna vez has tenido un perro?"

Preguntó de pronto.

"Los perros no hablan, lógicamente, y sin embargo pueden hacernos más compañía que los humanos, pueden demostrarnos más cariño y empatía y pueden convertirse en algo como la familia sin una sola palabra. Sin una sola."

Señaló.

"No necesitas hablar para ser interesante. No necesitas hablar siempre para ser querido. No necesitas hablar para rellenar los espacios vacíos.
¿Te han llamado perro muchas veces verdad?"


Sonrió de medio lado.

"Pues bien, usa eso a tu favor. Si, eres un perro ¿y no son acaso estos muchas veces mejor que algunos humanos?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Responder