Día 8.- Kakita Koji.- Mañana

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Responder
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8790
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Día 8.- Kakita Koji.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

Al Alba

Aún con pocas o casi ninguna hora de sueño, algo que luego sentirías y que deberías meditar para evitar estar descentrado el resto del día, los rayos de Amaterasu te avisaron entre las sedas del futón que esta quería empezar su día y que aquellos y preciados primeros rayos pronto se alzarían con más fuerza.

Era ese momento en donde la negrura se volvía más suave haciendo que el rostro de Yashiko dormida a tu lado se viera un poco más nítido...
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3811
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 8.- Kakita Koji.- Mañana

Mensaje por Kakita Koji »

Al sentir los rayos de sol en la cara, me despierto tras haberme pasado la mayor parte de la noche esperando este momento. Incluso cuando Yashiko ya dormía y sentía su respiración contra mi pecho mientras la abrazaba por la espalda, no podía evitar sentirme nervioso por la culminación al fin a la siguiente mañana de uno de mis proyecto más deseados en esta Ciudad. Puede que el que más. Pensando e imaginando cada pincelada, repitiendo mentalmente cada trazo...

Entre eso y lo de anoche no se puede decir que haya dormido demasiado, pero yo siempre he tenido la costumbre de meditar mientras pinto así que si el resultado de esta mañana es bueno estoy seguro de que tendré energía de sobras para todo el día. Si por el contrario, Benten y todas las musas me libren de ello, es malo, se que estaré malhumorado y cansado hasta que pueda corregirlo.

Pero de momento la musa que más me importa sigue dormida, su precioso rostro se comienza a distinguir con esos primeros rayos de luz y su belleza me convence de que he elegido la hora adecuada.
Me quedaría horas observándola, pero necesito que se despierte para comenzar la fase final del cuadro o esa luz se desvanecerá pronto. Tras pensarlo unos segundos soy consciente de que algo en mi interior me dice que a Kotome le encantaba que la despertaran con un beso, como en los cuentos, pero el león rara vez era tan "atrevido" debido a... bueno, eso, ser un león. Sin embargo que no siempre se atreviese no implica que a él no le gustase también hacerlo, así que decido que ahora que depende de mi y ella es la dama...

Gateo un poco para acercarme en silencio, y entonces le beso en la boca hasta despertarla de una forma que espero que ella encuentre tan deliciosa como era para mi. ¿Acaso hay algo que nos infunda de más energía positiva a los enamorados que un beso por la mañana?

-Buenos días, princesa... -le susurro cariñosamente. Por favor, no me muerdas, ju.


P.D.
Me debes pequis XDDD
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8790
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Kakita Koji.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

OUT
Se te va a olvidar a ti los peequis jajaja
Si, a ver si esta tarde lo hago.
IN


Hay algo en ese final del desvelo, justo antes de despertar cuando estás medio sonámbulo entre el mundo del Yume-Do y el Ningen-do donde todo se confunde  que hace que veas extrañas imágenes en tu mente. Es un sueño, debe serlo.
Hay luz, la misma tenue que ahora, puedes ver filtrarse por una fusama medio abierta y sientes de la misma forma el futón encima tuya, y alguien que te abraza, pero es fuerte, y tu espalda apoyada en su pecho se nota musculado. La luz del sol se filtra y rebota en decoraciones que hacen que la luz se vea más dorada. No tienes abierto los ojos del todo pero estás en medio del duermevela, como antes, como ahora... como... ¿siempre?

"¿Nerviosa?"

De pronto una voz a tu espalda te sobresalta. Es conocida, es familiar, jamás la has oído, es canto en tus oídos, es totalmente extraña, la amas.

Te das la vuelta y en el duermevela no puedes ver bien pero unos ojos color azul tan oscuro que parecen negros te devuelven la mirada. Siempre has pensado que era curioso ese color, pero es normal, tiene demasiado agua en su interior, por eso es como una balsa para ti, por eso es calma.

"Un poco."

Respondes. Esa no es tu voz. Esa es tu voz.

"No te preocupes, irá bien. Ya has hecho que te publiquen cosas que otros pensarían impensables... ¿qué es esto más que otro paso?"

"Hum... puede que tengas razón..."

"¿Puede?" sonríe y hay una seguridad en esa sonrisa y templanza, pero también cierta diversión que te es familiar, que antes, que ahora estás viendo.

"Vale, puede que más que puede." te ries bajito.

"Si quieres que tu obra perdure para siempre podríamos, ya que vamos a la capital, ir al templo del Aliento Eterno, a pedir por ello."

Niegas con la cabeza.

"No es lo que quiero que sea eterno."

Te abraza y besa en la frente.

"Eso ya lo tienes. Sea en esta o en otra vida. Siempre voy a amarte."

Te abrazas a él, fuerte, ocultando tu rostro en su pecho.

"Quiero ir a ese templo..."

Murmuras.

"Voy a pedir para que los dioses nos protejan siempre..."

Notas la caricia en el cabello con calma mientras apoyan su rostro sobre el tuyo y asienten.

"Entonces iremos... hay sitios en la capital que no has visto que quiero enseñarte."


Entonces es cuando realmente despiertas, despertando a Yashiko.
Unos ojos muy azules, esta vez no tanto como para ser negros, si, hay mucha agua en ella, en él.

"Hum.... ¿ya es la hora'?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3811
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 8.- Kakita Koji.- Mañana

Mensaje por Kakita Koji »

OuT: Jamás, los peequis ni se olvidan ni se perdonan. Regla nº1 del buen rolero XDDD

Por cierto que escenas más preciosísimas te marcas, hija mía. Casi que me enamoro de un león, tiene guasa la cosa :lol:
IN.

-Cada día es un paso, cada obra... Pero cada vez que hablo de ti... siento nervios... -susurro sin tener aún demasiado claro si ya he terminado de despertar o aún sigo en ese duermevela a medio camino entre allí aquí.

-Porque tiene que ser tan perfecto como tú -sonrío mirando los ojos azules de Yashiko despertar.

Me encojo a su lado al ver que se despereza, me abrazo a ella de nuevo y apoyo la cabeza sobre su pecho justo del mismo modo. La escala no es la misma, y su pecho es más bonito ahora, pero sigue ofreciéndome la misma seguridad y templanza. La misma diversión y la misma luz.

-Volviste para cumplir tu promesa... Te amo -le digo aferrado a su cuerpo.

-Y por fin se lo puedo contar a todo el que sepa escuchar. En esta generación y en las que estén por venir durante siglos. Tu cuadro, con el sol que regresa para amanecer cada día.

"Amanecer", así se va a llamar. ¿Qué te parece?
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8790
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Kakita Koji.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

OUT
Ayer se me lio el dia, a ver si hoy, pero TRANQUILO que tendrás tus peequis jaja alta traición sin duda es a un rolero no darselo.

jaja gracias, me ha molado meter algo así, también es síntoma que vas caminando por el sendero de la iluminación y me molaba hacer algo así =^^=
IN



"Artista bobo..." se rio Tashiko bajito al ver la "cantidad de insensateces" que ella no entendía y que decías por la mañana mientras te daba un beso en la mejilla."Amanecer... me gusta..."

Musitó pensativa. Se levantó un poco y llevó su mano hacia el largo cabello blanco, ahora suelto, para tratar de recogerlo en una trenza con maña y rapidez mientras se tapaba con la mano un pequeño bostezo.

"Anoche dejamos aquí las pinturas... miró hacia donde estaban¿Crees que vas a poder pintar recién despierto?"

Te preguntó mientras se recolocaba un poco mejor la yukata en un gesto elegantemente natural.

"Será mejor que abra un poco las fusamas para que entre más la luz pero..."

Se levantó y abrió una de ellas pero entonces corrió otra especie de fusama tras una de esas, era una fusama de cristal de manera que entraba toda la luz pero no el aire frio de la madrugada.

"¿Te enseñé este invento?
Me salió bastante caro pero conseguí que los Kaiu me lo hicieran junto con una técnica Asahina de soplar el vidrio. Las encargué para las habitaciones de A-chan, para que pudiera ver mejor el patio cuando estuviera enferma, pero al final terminé poniendo más de una en la casa."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3811
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 8.- Kakita Koji.- Mañana

Mensaje por Kakita Koji »

OuT: Sep, alta traición a los más altos valores del rol. Los peequis XDDDD

Pues te ha quedado de escándalo, en mi opinión.
IN.

-Recordé que una vez la maestra Soshi Satomi-sensei se refirió a Benten como "la Fortuna de los dulces despertares", así que qué mejor concepto podría haber que el amanecer para este cuadro.

También he pensado el verso que será la descripción de la obra, y que escribiré en el propio lienzo:
"Una Flor no es el final, sólo el inicio de un nuevo Amanecer"
¿Te gusta?
-le pregunto, teniendo en cuenta que Hana significa literalmente Una Flor. Aunque no aspiro a que lo comprenda realmente, no necesariamente ahora al menos.

-Si, debería estar todo ahí. Así no tenemos que llamar aún a los sirvientes y podemos tomarnos todo el tiempo... hasta que Kirako venga aquí espada en mano a buscarme, al menos.

¿Invento?
-repito sorprendido, acercándome enseguida a ver de lo que me habla.

-Vaya, qué ingenioso... ¿Y todo es cristal? -exclamo con asombro golpeando el cristal de la fusama con la uña del dedo para comprobar que lo es. El cling es inconfundible, aunque nunca lo había visto a este tamaño.
-La luz entra, pero el aire frío no... sensacional. Esto debe costar una fortuna, eso seguro -murmuro estudiando aún aquel curioso panel.

-Resulta que no soy el más heterodoxo de los grullas aquí presentes, después de todo -bromeo refiriéndome a lo supuestamente tradicionalistas que se espera que seamos, en mi opinión de manera injustificada y objetos como esta fusama de cristal de Yashiko lo demuestran.

-Mira, justo aquí está empezando a dar el sol. Calculo los primeros rayos iluminarán toda esta zona... y después seguirán hacia allá pero... estos son los que me interesan.

Le explico mientras comienzo a ordenar del modo adecuado que ya habíamos probado ayer los cojines y sedas donde debe situarse la modelo. De hecho me dirijo hacia donde están mis cosas y el enorme lienzo esperando y rebusco hasta encontrar el boceto preciso donde todo estaba colocado y me dedico a reproducirlo.

Luego tomo otro boceto y la miro a ella misma. De nuevo el papel y de vuelta a ella. Al final lo arrugo y lo dejo caer con desdén. -Estás mucho mejor así; esa expresión de recién despertada, el rostro tan limpio... Claro, ¿cómo no lo vi? Incluso el cabello, apenas arreglado con las manos, es perfecto.
Cualquiera que vea el agua de tus ojos en este momento y no se enamore de ti, es que está ciego
-le confieso sonriéndole, tan entusiasmado que su duda sobre si voy a ser capaz de pintar recién levantado se responde sola al verme en tal estado sin más estimulante que la idea de comenzar a pintarla por fin.

-Sólo queda una cosa... ¿Haces los honores? -le pido con una sonrisa lobuna refiriéndome a su yukata, extendiendo una mano con elegancia para que me la entregue.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8790
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Kakita Koji.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Hum... sin duda la maestra Soshi mejor que nadie hacer que cualquiera siente interés por el culto de Benten..." Sonrió al decir aquello.

Luego se quedó meditando un momento y asintió:

"Unas palabras hermosas, ahora te tocará ponerlas en una caligrafía igualmente hermosa para que esté en consonancia con lo que pintes.
Tendrás que ir a que Guren-sensei te repase la caligrafía o dejar que yo lo haga ju"


""Te tocará pintar con rapidez antes que mi hermana se impaciente al esperarte...
Para tu suerte me conozco bien su rutina. Tiene que estar despertandose ya, pero antes de ir al dôjo meditará al menos media hora mientras sale el sol. Luego ya se vestirá e irá al dôjo, eso nos deja algo de margen."


Te comentó, una vez más demostrando que no había detalle en esa casa que no controlase.

"Es una sana costumbre esa que tiene que en realidad compartimos varios en esta casa, solo que padre luego vuelve a dormirse juju También es la edad."

Sonrió al decirlo.
Te dejó acercarte al cristal y tocarlo mientras asentía sobre si todo era cristal.

"Bueno, no todas son láminas pero tengo varias, de manera que son como puertas correderas, no trato de hacer un shoji (pared) de cristal sino más bien las puertas fusamas."

Se explicó.

"Oh si, créeme, una fortuna. Además hice que un Asahina las encantase para impedir que las inclemencias del tiempo entrasen por ellas, como te dije las encargué por mi hermana pero... la verdad, creo que es la extravagancia a la que más partido le he sacado y le saco, está amortizada para mi sin lugar a dudas."

No era una excusa pero sin duda valía de dos por uno.

"Soy una mujer práctica a la vez que amante de las artes. La gente no supone lo práctica que puedo llegar a ser a veces."

Porque la gente no sabía el alma de león que llevaba en su interior, claro.
Mientras ella hablaba tu ibas ordenado las cosas en aquel lugar y ella tomó asiento donde le pedías.

"Entonces no vas a poder enseñar el cuadro a nadie."

Dijo sobre si este conseguía enamorar a cualquiera con una media sonrisa y una caída de ojos que podría haberte parado el corazón allí mismo.

"Tu parte favorita."

Bromeó cuando le tendiste la mano para quitarse la yukata. Despacio tiró de la cinta del obi y el frufru de la seda sonó mientras se deslizaba. Con un elegante movimiento de hombros hizo que la seda resbalase por su piel descubriendo que podía ser más blanca incluso que las de las telas que pintaban Kyuden Doji en invierno.

Te tendió la yukata mientras estaba sentada peinando con naturalidad un momento sus cabellos blancos y algo ondulados por la forma de haber estado recogidos el día anterior mientras la luz comenzaba a filtrarse justo por donde habías previsto.

Lo primero en iluminarse no fue la estancia en aquel jardin sino las flores, una vez más.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3811
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 8.- Kakita Koji.- Mañana

Mensaje por Kakita Koji »

-Has acertado, ju. Mi intención es que tú misma escribas esas palabras de tu puño y letra. No sólo tendrá una mayor carga simbólica si es de esta forma, sino que tu caligrafía sin duda es mucho mejor que la mía -reconozco sin ningún problema, dándole además el mérito de haber adivinado lo que pretendía, justo lo mismo que le pedí a Soshi Satomi para que ella misma escribiera aquellas oraciones de su templete.

-Claro, sin presión... -bromeo soltando una risotada -No hay forma de que pueda acabar una obra de este tamaño en treinta minutos, pero puedo avanzar lo suficiente para que más tarde a lo largo del día pueda acabarla sin necesidad de que vuelva a hacerte perder el tiempo una vez más. Entre lo que haga ahora y los bocetos de ayer, tendré suficiente.

No todo lo que querría, pero si suficiente -recalco esa palabra sonriéndole de medio lado. Porque lo que de verdad me gustaría sería encerrarme con ella y emplear el día entero en aquello. Desgraciadamente Doji Yashiko está demasiado solicitada para eso, qué se le va a hacer.

-¿Tú también meditas tras despertar...? Realmente no me sorprende, y no es que yo no lo haga pero no del modo tradicional. Me aburre sentarme a esperar la iluminación, me gusta más tomar un pincel y salir a buscarla. Yo medito pintando -le explico mientras monto el caballete y coloco el lienzo en su posición, antes de asegurarme una vez más que todo esté perfecto.

-¿Y nunca se te han roto? Dicen que el cristal es bastante quebradizo y delicado cuando se lamina de este modo tan delgado -le pregunto curioseando sobre todo aquello que a decir verdad es bastante nuevo para mi.
-Aunque a decir verdad creo que aún así vale la pena, poder ver el jardín sin necesidad de dejar entrar el frío de buenas a primeras parece algo sacado de un cuento de fantasía -asiento para mi mismo, mirando a través del cristal. Afortunadamente el jardín exterior también pertenece a la propiedad de Yashiko, de lo contrario también podrían verla a ella desde fuera recién levantada, pero seguro que ya pensó en ello, ju.

-Enseñar el cuadro... yo... no... -murmuro quedándome absorto en su gesto y sus ojos durante unos largos segundos -Quiero decir... que yo no voy a enseñarle el cuadro a nadie, porque... el cuadro... eres tú. O sea es tuyo. Serás tú quien decida a quien mostrárselo, si es que lo haces, y podrás escoger a los que ya estén enamorados de ti, no te importe que pasen a estarlo o sepas a ciencia cierta que nunca lo estarían. Y que conste que no se cómo alguien, hombre o mujer, humano o no, podría pertenecer a este último grupo, pero... supongo que de todo debe haber en este mundo -suspiro encogiéndome de hombros. Esta vez no hay exposición para el público, no es una novela sino una carta de amor.

-Es mi parte favorita cuando estás tú -replico con una media sonrisa lobuna que a duras penas trata de fingir que no me afecta verla desvestirse, aunque lo haga y mucho. -Cuando no estás tampoco está mal, pero en esos casos te echo de menos.

Aún así diré que... salvando lo evidente... la mejor parte no es tanto cuando yo veo a la modelo, sino cuando ella se ve a si misma cuando acabo el cuadro.
Lo que me recuerda, que si voy a dejar el trabajo a medias, tienes que prometerme que no vendrás a verlo antes de que pueda acabarlo. ¿De acuerdo? -le pido haciendo un esfuerzo por hilar las palabras mientras la veo arreglarse el cabello como sólo una Doji podría hacerlo, tan natural como seductora a la vez.

Por ultimo, y no menos importante, me aseguro de que su cuerpo esté en la posición perfecta. Ladeando un poco su cabeza, haciendo que apoye la barbilla en una de sus manos, dejando relajado el otro brazo... Girar un poco más la cadera, deslizar una pierna sobre la otra... Y es simplemente perfecta. No es que no lo fuera desde que abrí los ojos, pero ahora se ajusta a lo que soñé para el lienzo, ju.

-Polvo de oro -le digo señalando un tarrito mientras comienzo a trabajar dando pinceladas sobre la tela, primero más amplias y enérgicas y capa a capa más detalladas y delicadas -Y eso otro es polvo de diamante. Lo conseguí del gremio de joyeros, comprándoles gran cantidad de los pequeños recortes que les sobran al tallar cada diamante y pidiéndoles que los pasaran por un molinillo. Y te diré una cosa, no es nada fácil moler esto... Con todo y con eso, no es tan caro como el polvo de oro, ju.
Amarillos, naranjas, blancos... puedo añadir pequeñas cantidades de esos polvos al pigmento y crear una pintura extraordinariamente brillante, de tal modo que la pincelada resulte fulgurante sin que el espectador sepa el motivo.
Pensaba llamarlos "color Doji" y "color Amaterasu", y si funcionan tal como espero... los comercializaré a un precio desorbitado, ju, ju...

Es la primera vez que los voy a usar, más allá de las pruebas. Confío en que así pueda captar en el cuadro los reflejos de la luz del amanecer sobre tu piel de una forma que nunca jamás se haya visto en el arte.

En realidad había pensado utilizarlo y no decírtelo hasta que lo vieras, pero creo que así consigo aumentar la expectación de verlo terminado, ¿no te parece? -le confieso sonriendo de medio lado, preguntándole directamente como mi patrona si he jugado bien mis cartas.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8790
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Kakita Koji.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

OUT
Ayer te deje tus peequis.
IN


"Saber ver el valor en los demás y los defectos propios es de sabios." sonrió"O de ser un listillo." ¿Qué eras tu? parecía preguntarte con la mirada, aunque ambos lo sabíais, por supuesto un listillo.

"Me supongo que no puedes hacerla en 30 minutos, lo que me pregunto es si puedes tomar todos los apuntes necesarios o tu plan realmente es hacer esto todas las mañanas."

Y mira, puede que una vez más la de la mente retorcida hubiera sido ella porque quizás no se te había ocurrido eso.

"Ohm si, suelo hacerlo al amanecer, tengo el sueño ligero y con el sol me levanto... desde siempre. Una costumbre malísima para una cortesana, mi padre siempre me ha dicho que debo centrar mi descanso para mi bienestar y cuidarme, pero no sé... es algo que sale de mi solo. En mi familia siempre han bromeado con eso, desde pequeña me han llamado "la pequeña general" porque decían que era la primera en levantarme como si tuviera que dar ejemplo."

Las costumbres de una vida al parecer si estaban muy asentadas podrían no quitarse con facilidad.

"Suelo meditar realizando ceremonia del té, el primer té de la mañana me gusta en especial por eso. Me lo tomo sola, mirando al jardín, escuchando los pájaros, el viento entre los árboles, el sonido distante de la ciudad que se despierta... Siento la sangre de la ciudad corriendo por la tierra, latiendo como si bajo las calles estuvieran las venas y el corazón en la Ciudad Prohibida."

Ella señaló la lámina a los bordes y te dijo:

"Encargué a un artesano Kaiu que había estudiado la técnica de trabajar el cristal de los Kunis a que me lo hicieran. Hay uno muy bueno en la universidad. Por suerte, por raro que sea algo en el Imperio siempre habrá alguien en esta ciudad que sepa hacerlo, y sino, que venga, que tiene negocio asegurado.

Así que es más resistente de lo que parece. Está como "templado" fue la metáfora que me hicieron."


"Ah... sonrió divertida al verte perder el hilo sobre lo que decías del cuadro."Entonces lo dejaremos como secreto entre el autor y la musa." Que era otra forma de decir que no pensaba dejarlo ver a "nadie más"."Se supone que este cuadro es tu carta de convencerme que el arte de dormitorio es soez y que debería ser sustituido por algo semejante ¿no?"

"Oh... por mucha curiosidad que sienta no le haría eso jamás a un artista, así que te doy mi palabra que el lienzo tendrá una sábana por encima en tu estudio y que nadie más que tu podrá verlo hasta que esté acabado a tus ojos."

Dijo con tono liviano pero sin lugar a dudas con mucha entereza en lo que decía, ella no prometía en valde.

"Si lo que "realmente" te gusta es esa expresión no voy a arrebatártela"

Comentó finalmente mientras se dejaba colocar.

"Lo has hecho bien." te dijo sobre tu avance"Te hubiera terminado preguntando qué es eso que brilla y si me lo hubieras ocultado me habrías tenido con mohín la media hora, odio no saber y odio que no se me obedezca ju...

Pero ahora, de esta forma, me lo has dicho y estoy obligada por mi palabra a cumplirlo, lo cual crea más expectación

No sé si lo has hecho a posta o no pero te ha salido un movimiento muy de cortesano. Parece que vas aprendiendo."


Dijo divertida mientras te miraba trabajar.
Una vez más en aquellos reflejos del sol sobre todo lo que se iba abriendo no pudiste pensar en que quizás esa clase de apretón en las entrañas y en el corazón fue lo que el señor Kakita debió sentir al ver a la Dama Doji la primera vez. Hermosamente perfecta.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3811
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 8.- Kakita Koji.- Mañana

Mensaje por Kakita Koji »

"Un listillo que cada día es un poco más sabio, o como mínimo un poco menos de su antónimo", bromeo replicándole con una media sonrisa divertida.

-¿No puedo hacer las dos cosas? -pregunto levantando la vista hacia ella como si de pronto hubiera dicho algo que no hubiera considerado ni por un momento.
-Es decir, puedo tomar todos los apuntes necesarios para este cuadro... Y además seguir haciendo esto para otras obras. Incluso a otras horas del día... O en otros lugares. Otras técnicas... Hay muchas opciones, ¿no esperarías que un pintor Kakita obsesivo abandonase a su musa después de haberla encontrado tras el primer cuadro, verdad? -explico formulando una pregunta con una respuesta obvia.
-Después de todo tú tienes tu propia galería con las obras de los artistas que más te gustan. Yo querría tener lo mismo pero dado que yo soy todos los pintores que más me agradan, las de mi colección tendrán que ser todas mías -añado con una sonrisa enseñando los colmillos, insinuando sin mucho disimulo que ella bien podría ser la protagonista de unas cuantas de ellas, no sólo la actual.

-Ya no eres tan pequeña, ju. Pero no me importaría empezar a llamarte "mi general", si lo deseas -bromeo, en serio. -Aunque por otro lado, quizás alguien deba ocuparse de retenerte en la cama un poco más, no puedo quitarle la razón a vuestro señor padre -apostillo con una leve socarronería, porque ese alguien bien podría ser yo.

-Lástima, porque seguro que ese té es delicioso. Suena delicioso. De buena gana me gustaría acompañarte para probarlo pero entonces romperías la condición de tomarlo a solas, y ya no sería el mismo -suspiro encogiéndome de hombros. Si a ella le gusta disfrutar de ese primer momento de paz sin compañía, no seré yo quien quiera arrebatárselo. Bueno, en realidad querer si querría, pero se que no debo, ju.

-¿De veras? ¿Templado, como el acero...? Una vez escuché que existían artesanos capaces de fabricar incluso armas de cristal, pero nunca pensé que fuera posible siquiera -me digo pensativo. Ni siquiera estoy seguro de que fueran Kaius, ni samurais.

-Pues... bueno, supongo que sería un excelente argumento, pero... en realidad este cuadro es más bien... o al menos yo lo veo como una misiva, si, pero de otro tipo. Aunque eso también está bien, si... -murmuro sonrojándome al hacerlo y carraspeando para desviar la cara y disimular. Todas las obras de arte establecen una comunicación entre el autor y el espectador, sólo que en este caso el destinatario está especificado de forma individual con nombre y apellido. Es mi carta "oficial" de declaración de amor, la conclusión de un destino y la apertura a la vez de uno nuevo para ambos. Y seguro que no será la primera ni la segunda declaración que recibe alguien como Doji Yashiko, pero espero que la mía le agrade más que las otras.
De ahí el motivo por el que sea ella quien decida a quien enseñársela. ¿Se comparte el contenido de esa clase de correspondencia? Pues a veces si, a veces no... No lo se porque tampoco es que haya recibido jamás ninguna, claro.

Asiento con un cabeceo de agradecimiento sentido, asumiendo por descontado que su palabra es más que suficiente para mi.

-Pero piensa que en ese caso habrías quedado inmortalizada con un mohín de fastidio de gatita consentida, lo cual es... ju, ju, adorable. Lo que implica que en lo que a tu expresión se refiere, puedes adoptar la que desees. Puedes mirarme como quieras que te retrate, tú decides; así el dibujo tendrá aún más de tu personalidad -le propongo sin dudarlo.

-Prefiero decir que lo he hecho aposta. Así ahora tendrás que juzgar si es cierto o si sólo he tenido suerte -bromeo soltando una carcajada divertida. -Si yo fuera un cortesano, creo que nunca sería de los que quieren parecen los más listos; preferiría que me tomaran simplemente por afortunado y pillar a mis rivales siempre desprevenidos cuando me infravalorasen como tal. Y en el fondo siempre se seguirían preguntando, ¿lo hizo adrede o volvió a tener suerte? -confieso riéndome.

No me cabe duda, de hecho, de lo que sintió mi ancestro cuando Dama Amaterasu-Kami le mostró por primera vez a su hija favorita. Pero como le dije a Hana, no es porque piense que soy Kakita-shiryo ni que esté a su altura, sino porque quien está entre nosotros es el mismo cristal, Benten-Kami. Y todos saben que la realidad depende del color de aquel a través del cual se mire.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8790
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Kakita Koji.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"O un poco más disimulado."

Sobre lo de no ser tan tonto te respondió esta.

Negó con la cabeza mientras sonreía por tu defensa sobre lo que un artista obsesivo haría y dejó un largo suspiro fingido como si dejase patente que estaba claro que seria imposible convencerte de otra cosa.

"Cuando la arrogancia grulla y de artista se mezclan sale arte sin duda."

Se tuvo que reir por aquello que eras tu mismo tu propio autor preferido.

"Ah... ¿tu también? ya dormiré cuando esté muerta. dijo de manera dramáticaO cuando sea anciana  o... irrelevante! que es más o menos lo mismo en esta ciudad." no existir en esta ciudad era estar muerto o peor.

"O invitaré al segundo té de la mañana sonrió de medio ladoo a hacer taichi para meditar, si lo prefieres.

La meditación en movimiento siempre me ha sentado mejor que estar sólo sentada, supongo que porque eso ya lo hago muchas horas al día, es agradable desentumecer los músculos de esa forma."


"Oh si, en la Universidad hay una rama especializada en el cristal Kuni, esos son los mejores forjadores, lo hacen a través de la magia pero han depurado con los Kaiu formas de hacerlo más rápido, optimizable para el ejercito y para sus cazadores de brujas."

Te explicó.

"Lo cierto es que la Universidad es una pequeña joya en esta ciudad a veces infravalorada por los cortesanos porque son incapaces de ver el uso más allá de la guerra de sus estudiantes."

"Aja...."

Con una sola medio palabra mientras te escrutaba mientras decías lo de la misiva de pronto volviste a tener quince años y ninguna idea de cómo lidiar con la vergüenza de la adolescencia.

"Nada de ser inmortalizada de manera que haga que me arrepienta de no coger como dice Kira-chan un boken y dejartelo en la cabeza."

"Ah... se te daría bien lo de hacerse el tonto lo que pasa es que tendrías problemas para que no se te viera la sonrisa de kitsune que pones cuando estás disfrutando del espectáculo." sonrió"No te extrañará saber que cuando Kotoko-san llegó a la ciudad esa fue parte de su estrategia para poder ir tanteando por donde entraba y bueno, ahora todo el mundo tiene claro los problemas de haberla subestimado."

"¿Eso se lo dijiste a la dama Hana o a Satomi-sensei para convencerla que te aceptase? bromeó
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3811
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 8.- Kakita Koji.- Mañana

Mensaje por Kakita Koji »

-Aprender a disimular poco a poco también se puede considerar ir aumentando en sabiduría, ¿o no? -le pregunto con un gesto inocente, a punto de echarme a reír por los pelos.

-Yo no he hablado de dormir, sólo de retenerte en la cama por más tiempo. -bromeo enseñándole un colmillo al sonreír con descaro
-Por otro lado nadie se creería que tú fueses a ser irrelevante ni siquiera cuando seas una adorable anciana grulla, así que eso no cuela. Aunque si de descansar hablamos, para mi lo más eficaz no es dormir hasta más tarde, eso sólo es un pequeño vicio inconfesable que adoro pero en realidad no necesito, como cualquier vicio; no, lo mejor es hacer algún tipo de ejercicio agotador antes de dormir, luego darse un baño, frío caliente dependiendo de la estación, y después de eso meterse en el futón. Al menos a mi eso me sirve para dormir profundamente como un niño -le explico mi particular truco de bushi.

-Hum, ahora es cuando un canalla preguntaría si ese taichi lo haces con la ropa de cama, o incluso menos aún. Para que no estorbe la fluidez de los movimientos ya sabes.
Pero como yo soy un caballero grulla por supuesto que no haré tal pregunta, y me limitaré a imaginármelo. Así que... puedes contar conmigo para ese segundo té, y ese taichi. Incluso podemos practicar algo de kaze-do, si tienes ilusión por retorcerle un brazo a alguien y estamparlo contra el suelo
-le doy mi palabra con galantería solemne.

-Lo cierto es que a mi también me ha aburrido desde que recuerdo todo eso de meditar sentado como los monjes. Puede que incluso desde mi vida anterior ya tuviera mucha necesidad de desentumecerme constantemente y eso de sentarme a contemplar el universo sólo me hiciera dormirme.
Entre otras cosas, ése fue uno de los motivos por lo que madre me enseñó el arte de pintar. Así podía dejar la mente en blanco y por tanto meditar, sin necesidad de pretender que me quedase inactivo.
En cuanto a los músculos, bueno soy un bushi así que es obvio que eso no es un problema para mi. Dedico muchas horas al día a mis ejercicios de entrenamiento y katas
-le explico con cierto aire distraído, pero no es porque no preste atención sino porque la otra parte de mi cabeza está trabajando e el lienzo, y ésa capacidad para disociar es también un fruto ventajoso de mi manera de afrontar la meditación.

-Ah cierto, eso sin duda. En esa universidad fue donde llevamos a Kashin para que un maestro forjador la sometiera a un hechizo de fuego extremo diseñado por el mismísimo Maestro de Fuego Isawa. Bueno, que conste que la idea no era ésa desde el principio, pero cuando fue resistiendo todo lo anterior, el Kaiu sacó su mejor arma en cuanto a temperatura se refería.
Cuando pese a ello apenas se calentó, es cuando nos dimos cuenta de que había algo "inusual" en mi espada, ju.

Pero te diré una cosa, por muy listos que sean esos maestros Cangrejo no tienen demasiado sentido del humor
-resoplo encogiéndome de hombros.

-Ajá, pues... claro. Eso decía yo. Ajá -murmuro sintiendo de pronto como Yashiko es capaz con el mínimo esfuerzo de hacerme ver que no tengo ningún control ni sobre mi mismo ni mucho menos sobre ella, salvo que precisamente ella quiera.
Si, es justo como estar de vuelta en la adolescencia tratando de hablar con la cortesana más hermosa y no poder hilar ni dos palabras.
Aunque a diferencia de la inseguridad que me generaba entonces, ahora no hace que deje de sentirme seguro, al menos no con ella.

-Ah, entonces mírame con cariño y así quedarás inmortalizada. Puede que no sea nada objetivo contigo, pero aún así dibujo lo que veo, ju -lo que implicaba que yo la miraba con un amor infinito, sin embargo seguía siendo decisión de la modelo lo que de ella quería ofrecer.

-¿Sonrisa de kitsune? ¿Ése es un término técnico en las escuelas de cortesanos? -le pregunto divertido. -Hum, Kotoko-san es lista como un zorro, eso seguro. La cuestión es si volvería a funcionar el truco otra vez... conmigo, quiero decir. Con ella está claro que no, ja, ja.

No exactamente. Digamos que a ambas damas les caí en gracia, y además tuve a Benten de mi parte; de hecho en el caso de la maestra Soshi, fue ella misma quien me abrió la puerta cuando fui a visitarla. La propia Fortuna quiero decir, literalmente imbuida dentro del ser de Satomi-sensei, pero era Ella. Le di el regalo que había llevado para presentarme, ya que somos grullas y siempre se espera que hagamos el regalo perfecto. Se lo di, perdí el conocimiento a causa de ello y lo siguiente que recuerdo es a la dama Soshi despertándome, y ya si era ella. Sin embargo el caso es que a la Diosa le gustó el presente, e intercedió para que la maestra me admitiera.

En cuanto a la dama Hana, en realidad fue algo más sencillo. Le conté una historia que le gustó más que la del grulla heroico que salva a la joven princesa Otomo y se casa con ella. A partir de ahí, mi personalidad encantadora hizo el resto
-sonrío orgulloso de mi mismo.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8790
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Kakita Koji.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Un poco, al menos te hace más astuto, que no sé si sabio." se rio.

"Osea que para ti descansar es caer muerto como un niño hiperactivo tras un dia de festival que se rinde al sueño en la noche." sonrió al decir aquello.

"Si, mejor no preguntes se rio Bueno, el taichi es como el kaze-do pero sin la parte que puede usarse tan bien a la defensa, aunque tiene los mismos preceptos, en realidad es otra forma de ir cambiando los movimientos de meditación para que el cuerpo ayude a la mente a concentrarse, cuando estás centrado en una cosa puedes abrir la mente a todas las demás."

"Vuestra madre hizo bien en reconducir el rio de manera que supiera salir de bajo tierra para seguir fluyendo hacia el mar." asintió.

"¿Qué pasó?" preguntó por lo de Kashin con el ceño fruncido.

"Aaah bueno, todo depende, el sentido del humor es diferente dependiendo de las regiones, son los mayores amantes del kabuki o pueden partirte de un puñetazo la mandíbula si bromeas con lo que no debes.
Es lo que ellos llaman "el encanto cangrejo" ¿no?
Totalmente... encantador... si."


Yashiko sonrió al ver como las palabras se te trababan mientras jugaba con su cabello de manera distraida peinandolo con los dedos.

"¿Debería tomarme eso como que no te miro con cariño?" alzó una ceja falsamente molesta.

"No, no es un término cortesano, puede que sea más un modismo común... no sé, es algo que he pensado siempre desde que os conozco. que tenías sonrisa de zorro

"Claro, no podía ser de otra forma, porque para vos las historias sencillas no existen." sonrió un poco con lo de la dama Soshi"Así que no sabes lo que pasó mientras estabas inconsciente en la casa de la malvada maestra Satomi y tu regalo fue ser aceptado en su escuela...

Por favor, no se lo pongas tan sencillo a los demás cortesanos y guardemos esa historia como algo personal."
Dijo con cierta diversión.

Luego hubo un momento de molestia al recordar algo de lo que hablaste de la dama Hana, con respecto a eso de "un grulla salvando a una Otomo" y asintió con un cabeceo.

"No dudo de su habilidad de quitarse de en medio esa clase de problemas pero.... estaré atenta, Nazoko-sama no es tan insistente como puede serlo una jovencita enamorada. suspiró es tu culpa por ser Grulla, no se puede ser perfecto como ves sin que tenga consecuencias en todo...

Puede que al final si que tengas espacio en el Kin no Bu, salvar y hacer que se enamore de ti una jovencita por ese hecho debe granjearte al menos un pase de plata ju"
 
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3811
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 8.- Kakita Koji.- Mañana

Mensaje por Kakita Koji »

-Viene a ser lo mismo, ¿no? El sabio porque lo es, y el astuto porque puede fingir que lo es -bromeo soltando una risotada socarrona.

-Ehm, bueno dicho así... supongo que si, ju. Mi problema es que de otro modo no concilio bien el sueño, y luego por la mañana me cuesta mucho despertarme, lo que comprenderás que no es un buen comienzo del día para un bushi -confieso con una sonrisilla de qué se le va a hacer.

-Eso lo comprendo -contesto sobre las bondades del taichi -Pero a nadie le hace daño, además de centrar la mente y meditar, aprender a dislocar articulaciones o arrojar a personas por los aires, digo yo -añado como si para mi resultase tan evidente que no pudiera ver otras opciones.

-Mi madre siempre ha sido la más sabia de la familia, mi padre era el primero en decirlo -sonrío recordándolos juntos. -Según él, sólo fue más listo que ella una vez, cuando consiguió que aceptara casarse... -le explico mientras trato de contener una carcajada al contarlo.

-¿Lo de Kashin? Bueno, en realidad ella, o más bien su origen siempre había estado rodeado de cierto misterio. Mi abuelo paterno, el que la portó antes que yo, pasó mucho tiempo estudiando los registros familiares para dar con el artesano que la forjó, sin éxito. Y ya te digo que es raro porque las auténticas espadas Kakita están bien documentadas en mi familia desde que el hijo de Doji y Kakita comenzó la tradición de forjarlas él mismo.
El caso es que mi abuelo nunca contó con los recursos de la capital, y siguiendo cierta pista Nozomi-san me llevó a ver a un maestro forjador Kaiu a la universidad. Éste me habló de las míticas espadas de Enma-Oh, forjadas en los fuegos de Jigoku y... que el único modo real de comprobarlo era someter la hoja a un calor extremo.

En ese momento yo bromeé con la posibilidad de que mi daisho acabase convertido en carbonilla, y por algún motivo al Cangrejo no le pareció tan gracioso como resultaba en mi cabeza, así que tuve que disculparme para no iniciar una tercera guerra por Shiro Yasuki, ya sabes.
Resuelto eso, fue probando diferentes temperaturas de su forja hasta que al final usó su mejor arma, un hechizo de fuego extremo escrito por el mismo Isawa Seiryo.

Pero la señorita aquí presente apenas se calentó -murmuro señalando el atril donde descansa viendo la escena del retrato, tal como le prometí ayer -Aún podía sostenerse con las manos sin ningún riesgo. Aparte de cortarse claro.
Fue su forma burlona de decirnos que ningún fuego del mundo mortal podía compararse con los del infierno... Así que por eso no había registros de su creador, claro. Había sido el propio Enma-Oh, como regalo para uno de sus hijos, mi antepasado Kakita Rensei-shiryo. Lo que significa que la Fortuna también es mi antepasada, ju.

Ah, y por si te lo estás preguntando. Soy su segundo portador favorito tras Rensei, ¿te lo puedes creer? Pero llegaré a ser el primero, ya verás. -asevero totalmente convencido, para que Kashin me oiga alto y claro.

-¿Con cariño...? Oh, pues claro que si. Pero eres demasiado Doji como para sostener demasiado tiempo esa mirada y que pueda malacostumbrarme, ju, ju... Lo único que digo es que ahora tal vez deberías hacer el esfuerzo de mantenerla un poco más, lo necesario para que pueda dibujarla. Lo que puede llevarme un montón de tiempo, a decir verdad -le digo mostrando un colmillito al sonreír.

-Ya veo, así que es un rasgo particular que ves en mi. ¿Y... debo entender que te gusta? -mi sonrisa kitsune, quería decir. Aunque se que si claro, no puedo evitar querer observar su expresión al preguntarle por ella.

-Hombre, así dicho... si, estuve un tiempo indeterminado inconsciente en la casa de una shugenja Soshi. Reconozco que fuera de contexto suena extraño, y si, cuando me desperté me aceptó contra todo pronóstico.

¿Crees que eso indica que en realidad yo ya podría no ser yo sino un doble fabricado con magia escorpión? -le pregunto como si me lo planteara en serio.

-Está bien, la historia se quedará entre nosotros cuatro. Tú, Satomi-sensei, Benten, y yo -le prometo guardarlo en secreto. -Y mi otro yo, de haberlo -añado al acordarme.

-Tampoco creo que la joven dama Otomo esté tan enamorada... A ver, si que me abalancé sobre ella y rodamos por el suelo para salvarla de un caballo desbocado, pero... en esta ciudad hay muchos grullas, no es como si nunca hubiera visto a ninguno. Quizás no tan de cerca... ya sabes -suspiro chasqueando la lengua.
-¿Cómo que pase de plata? -pregunto de golpe enarcando una ceja -Perdona, pero deberían darme el de oro, o el de diamante, o el que sea el más distinguido que tengan, por haber seducido a la favorita de Otomo Nishi-sama. Y... no haber muerto -aún- en el intento.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8790
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 8.- Kakita Koji.- Mañana

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Te olvidas los mentirosos, que no lo son pero pueden fingirlo.

"Debías de ser un verdadero problema para tu sensei si eres mal madrugador, se os penaliza o algo ¿no? no creo que haya ningún bushi que reconozca ese defecto aunque lo tengan juju" se rio

"Ah, eso nunca, además en la ciudad hay una escuela de Kaze-do para cortesanos y en la escuela de Soshi Satomi hay una asignatura en concreto para ellas, aquí en la ciudad desde hace ya muchos años es muy normal que todos los cortesanos lo practiquen, eso y la naginata, aunque obviamente todo es "extracurricular", por supuesto, nada que haga que no puedas elegir a un duelista si pasa lo que sea, es sólo por.... entrenar el cuerpo.

Aún así te aseguro que esas habilidades, que se puso "de moda" aprenderlas cuando Okucheo subió al trono han dado más de una solución a problemas."


"Por las palabras de tu padre... es listo también." sabía cómo adular a una mujer grulla.

Yashiko estuvo atenta a tu relato, sonrió en ciertas partes imaginándose, por ejemplo, lo de la falta de humor del Kaiu y tu comentario de Shiro Yasuki.

Estuvo muy atenta y por supuesto hubo sorpresa genuina al enterarse de lo que contabas.

"He oído historias, es decir... mi hermana pequeña es una apasionada de ciertos pasajes de la historia y de relatos medio místicos, alguna vez oí sobre cosas semejantes pero..."

No que fueran reales.
No que estuvieran delante suya.
No que fueras tu una de ellas.

Yashiko miró con interés renovado a tu daisho.

"Qué Kakita eso de tratar de ser el favorito de una espada incluso por encima de su portador original... se tuvo al final que reir sin lugar a dudas a ella le gustará esa actituddijo del arma si lleva con nosotros desde hace tanto es imposible que la actitud de un grulla tan grulla no le guste."

Yashiko alzó una ceja cuando le dijiste de sostenar la mirada más tiempo como si te dijera "¿de verdad te crees que no sé que si cierras los ojos puedes verla perfectamente?", se atusó el pelo de manera distraída y entonces abriendo un poco una sonrisa que te arrebató al menos tres latidos del corazón la sostuvo, sólo para demostrar que por supuesto que podía, aunque fuera un reto absurdo y que el problema sería tuyo, pues tu corazón parecía ahora querer saltarse latidos.

"Es peculiar."dijo de tu sonrisa"Puedo oirte hablar sólo con ella."

Yashiko se tuvo que reir por lo del doble escorpión.

"Es una cuestión interesante, supongo que, luego, deberé asegurarme que no me han dado el cambiazo y hacerte un análisis escrupuloso palmo por palmo... Otra vez."

Dijo con tonillo divertido.

"Es la adolescencia Koji ¿acaso no recuerdas cómo era? Yo agradezco a Bishamon-kami-sama todos los días por haberla dejado atrás jujuju"

bromeó de manera socarrona.
Luego se tuvo que reir por tu indignación.

"Lo de la favorita de Nishi si que te podría hacer valer un pase de oro pero claro, eso es secreto así que me temo que no vas a poder presumir, aún, de eso."

le picó.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3811
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 8.- Kakita Koji.- Mañana

Mensaje por Kakita Koji »

-Oh si, claro que había castigos por llegar tarde al primer entrenamiento de la mañana... En los dojos suele haber muchos, a los sensei les gusta mantener la disciplina y el espíritu combativo. Cada uno tiene libertad para escogerlos en su dojo, en el mío si alguien cometía ese fallo en particular... ya sabes que normalmente los bushi limpian y mantienen su dojo en vez de los sirvientes, lo recogen todo, barren, pulen el suelo, reparan el tatami, lo que haga falta, y eso se hace a diario por todos los estudiantes; pues quien llegase tarde ese día tenía que ocuparse de todo el dojo él solo, y créeme si te digo que en uno de ese tamaño la tarea llevaba más de un par de horas.

Y si, yo fui uno de los que alguna vez se quedó a limpiar después de clase. Aunque, éste es un detalle que te cuento extra, en una de ésas fue cuando conocí a Kakita Mai. Bueno la conocía de vista entre el resto de alumnos claro, pero mientras ambos recogíamos todo el dojo, fue la primera vez que nos quedamos a solas.
Tiempo más tarde su hermano me confesó que en realidad ella no había llegado tarde ese día, ni nunca. Debí darle pena y se quedó a recoger conmigo porque quiso
-suspiro encogiéndome de hombros al recordar la anécdota.

-Me alegra saber que al menos en una disciplina seré el alumno aventajado de Soshi Satomi-sensei -bromeo con una risotada.
-En cualquier caso, si quieres podemos practicar juntos. Por entrenar el cuerpo, por descontado.
Lo bueno de no ser bushi es que no tienes porqué renunciar a todo lo que uno de nosotros "nunca haría" en una situación de combate, ju... Recuerda, que un rufián se propase con una dama sin darse cuenta de que ésta lleva una daga guardada no implica que ella la escondiera deliberadamente, sólo que él era idiota y no prestó suficiente atención hasta que acabó apuñalado
-añado con media sonrisilla de mi sangre Daidoji.

-Quizás entonces tu hermana haya oído hablar sobre las leyendas que cuentan que la Fortuna Enma-Oh de vez en cuando se persona en el mundo humano, seduce a una mujer mortal y deja aquí algún descendiente. Lo que tal vez no sepa es que en realidad siempre es la misma mujer, o mejor dicho cada reencarnación de la misma mujer, su esposa. La que tenía cuando Enma-Oh era mortal.

Y para proteger cada estirpe, fabrica una espada que regala a la madre. Kashin nació para ser la guardiana de la línea de descendencia que inició Kakita Rensei, allá por... el siglo segundo, más o menos
-le explico esos detalles también, para que no piense que la buena Fortuna es un mujeriego sin más. Tarde o temprano eso le hará atar cabos con la tormento Mirumoto.

-Oh, si que le gusta... ¿verdad? -respondo mirando de soslayo a la propia espada -Ella también es realmente muy Kakita, fue creada para serlo así que es tan grulla como el que más.
Además le caes bien, lo que es bueno porque se toma muy en serio su papel de protectora. Y ella a ti también te encantaría si la conocieras, estoy seguro de ello.
-murmuro asintiendo convencido.

Al ver su expresión me quedo absorto mirándola, como si no hubiera nada más. Si, puedo recordarla, pero la memoria del sol nunca brilla tanto como éste.
-Es... ésa... justo ésa... si -acierto a decir, como si ella no lo supiera. Al rato hasta me doy cuenta que llevo un rato conteniendo la respiración, y se que disimular a esas alturas es imposible así que me limito a rendirme con una sonrisa, cerrar los ojos, aspirar profundamente para llenar mis pulmones, y exhalar.
-Está bien, quédate justo así... no te muevas -murmuro comenzando a dibujar sobre el lienzo -Dime una cosa, ¿alguna vez habías posado para una obra de arte? No digo así... sino... de un modo más convencional, supongo. Lo que quiero decir es, ¿sientes algo especial siendo observada de un modo tan intenso? Se que en la corte muchos te miran, pero imagino que la mayoría desviará la vista al cruzarla con la tuya, por cortesía, y un poco de temor, ju.
Esto es diferente, ¿no te lo parece...?
-le pregunto curioso, porque yo suelo estar de este lado claro.

-Entonces cuando alguna vez pinte un autorretrato, me aseguraré de hacerlo con una de esas sonrisas kitsune en mi cara -le dije para que a ella le gustase mirarlo, y le hablase.

-Si, yo también creo que es lo más... prudente. Podría serlo, y no saberlo para que resultara más creíble que no lo soy... Es muy retorcido, algo típicamente escorpión, así que coincido en que más vale que te asegures... mediante ese reconocimiento lo suficientemente concienzudo... y prevenir, que luego lamentar -respondo asintiendo con una media sonrisita divertida, dándole toda la razón.

-Me acuerdo de mi adolescencia, claro que si. Nunca me enamoré de ningún... bueno si, pero... es totalmente distinto -protesto refunfuñando de que me haya pillado.
-En fin, si. Supongo que los grulla tenemos un atractivo especial, qué se le va a hacer.
Aunque, ¿sabes qué? Ahora me ha picado la curiosidad saber cómo eras de adolescente tú, ju, ju. Seguro que eras una Doji preciosa, cabezota, caprichosa y encantadora... Espera no, eso es ahora...
-bromeo tratando de sonsacárselo con cierta irreverencia.

-Es cierto... tiene razón, no puedo presumir de ello -resoplo una carcajada socarrona -Pues entonces que no cuenten conmigo en el Kin no Bu. No voy a ir por ahí con un pase de plata sabiendo que merezco el de oro; alardear de tu "supuesta" mejor victoria cuando sabes que no es la mejor es tan... poco Kakita, que... no me resulta nada aceptable.

Sin embargo, tú... delante de ti si puedo presumir... de ti, aunque sea redundante. Así que si tú fueras una -hime clienta de ese lugar, entonces si podría ser tu anfitrión de nivel de oro... ¿verdad?

Si me escogieras, por supuesto.
-apostillo al final mirándola de reojo con media sonrisa un poco canalla.

-De lo contrario al menos dime que te quedarías con el Otomo; eso podría entenderlo, incluso a mi me gusta, ju... ¿Quiénes más hay disponibles? Por lo que se algún Fénix, incluso decirlo ya suena aburrido. Grullas, muy visto para ti. Ese Kitsune... ¿Hay algún otro anfitrión? ¿Cual es tu preferido? -le pregunto con descarada curiosidad nada disimulada.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Responder