Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Ciudad imperial, morada del Hantei, la ciudad más grande e importante del imperio esmeralda.<br>Aqui se narran los hechos dentro de los distritos exteriores y los distritos interiores.
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3719
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-¿Es posible que quizás siga siendo más Otomo que Hantei pese a todo? -pregunto cruzándome de brazos curioso.

-Sin duda. Esta ciudad... y todo lo demás, supongo. Por eso los León tienen a la familia Ikoma, para que así los que tengan que parecer héroes con sus hazañas sean los que "deben" -bromeo con ironía.
-Pero claro no es que los Escorpión no hagan lo mismo por ejemplo, aunque a su modo turbio y oscuro -a ellos no les interesa el papel de héroe, pero sigue siendo cierto el hecho de que quien cuenta la historia lo decide todo.

-Resulta chocante cuando el que menos desea un puesto es precisamente por ello el mejor candidato. No diría que es el único caso, claro... A veces de tanto desear algo, corrompemos ese mismo "algo" -suspiro encogiéndome de hombros, sin referirme a nadie en concreto más que al asunto en general.

-Movimientos pendulares -repito rascándome el mentón. ¿A qué se referirá? Entiendo que Yukirohime sólo puede desear de Asano la posición de primera favorita de Benten, que debe ser la única jerarquía en la que la Ama aún tenga a alguien mortal por encima de ella en todo el mundo.
Pero por lo que la propia Satomi me contó, ambas mujeres son de una filosofía similar dentro del culto, por lo que el cambio de favoritismo de una a otra no sería exactamente un movimiento pendular, ni tendría que importarle demasiado a la dama Soshi influir en él, o no.

¿Es posible entonces que mientras la Ama y Asano compiten por ese favor, el péndulo del que habla Kotoko sea el deseo de Satomi para hacerse ella misma con esa posición?

Sólo que... hum, esto no es política. No se bien como funcionan los méritos para lograr algo así, y de todos modos ya conocí a Benten encarnada en el cuerpo de la maestra Satomi, honor que se supone le reservaba a su favorita, así que... está claro que me falta mucha información al respecto de todo esto.

En fin, supongo que mientras que no afecte a Yashiko, no tiene porqué ser asunto mío, suspiro al final.

-Pues si la maestra Soshi lo considera así, que sea como ella dicte -concluyo dándole la razón a Kotoko en no querer saber demasiado de todo ello.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8458
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Un buen Hantei nunca debería dejar de ser Otomo. El problema es que si es demasiado bueno puede acabar o como Okucheo o en el mejor de los casos como Yukirohime, y ya ves..."

Sonrió Kotoko.

"Oyeeeeeeeeeeee ¡acaso estas diciendo que nuestros cuenta cuentos no cuentan?!"

Se rio la bufón.

"Porque claro, a los bufones no se nos dan bien los cantares de gestas..."

"Yo creo que ellos hacen lo mismo pero en el teatro, sino mira quién es quien copa la escena sobre el escenario. Al final ellos cuentan sus historias a su forma." Te dijo la Hida sobre los Escorpión.

"No desear no implica ser el mejor, para mi lo que implica es que cuando te llegue el deseo habrá pasado tiempo y tendrás un margen antes que te devore el ansia, si se da el caso... Y esta ciudad suele dar esos casos a menudo. Personas que creían que no querían poder pero al conseguirlo........"

Las dos damas de compañía asintieron sobre lo que haría la dama Soshi.

"No se puede confiar en muchos escorpiones desde el inicio, pero Satomi-sensei es una de ellas."

"Bueno... ¿volvemos? ¿O crees que es mejor dejar con la emoción a la Ama del hecho de haber encontrado sitio y aparecer ya mañana para empezar con los preparativos?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3719
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Supongo que si el Hantei es demasiado buen Otomo, ¿para qué le sirven entonces los Otomo? -me pregunto encogiéndome de hombros.

-Oh, claro que cuentan... Pero tendréis que reconocer que tenéis el trabajo más sencillo; las gestas heroicas de los Kakita se escriben prácticamente solas -bromeo exagerando la vanidad grulla con deliberada socarronería.

-El teatro es una dimensión mayor incluso. En él los escorpión no sólo cuentas sus propias historias, sino las de todos los demás también. Por ejemplo en la obra que están actualmente ofreciendo en ese famoso teatro, el Pavo Chillón, no sólo aparece Bayushi, es decir la interpretación de Bayushi del autor de la obra, sino también todos los demás hermanos incluido el Hantei.
Así que en cierta medida nos están definiendo a todos, con mucha sutileza por supuesto, pero siempre bajo su control -explico mi punto de vista al respecto de la poderosa arma propagandística que es el teatro.

-Es posible... -suspiro frotándome la barbilla pensativo, sobre todo aquello del deseo y el poder. -Aunque yo al menos estoy bastante seguro de que si yo lo tuviera, no sabría qué hacer con él y me aburriría de tenerlo -bromeo, al final sólo podemos poner la mano en el fuego respecto de nosotros mismos, y tampoco demasiado.

-Pues... creo que es mejor dejar a la Ama tiempo para pensar en ello por si misma. Mi querida abuela solía decirme que un artista, tras cada acto, siempre debía dejar a su público con ganas de más. Así que tal vez sea una opción muy deseable dejar germinar con tranquilidad esa emoción en un público tan exigente como la Ama, antes de comenzar mañana con el proceso -le contesto a Kotoko, quien lo ha dicho, pero como siempre por extensión a ambas por si les parece buena o mala idea.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8458
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Es una buena forma de verlo y en realidad si te paras a pensarlo, cuando han sido demasiado buenos Otomos entonces el Imperio lo ha sufrido, pero si no lo han sido han habido más tiempos de paz..."

Asintió Kuronuma.
Kotoko se rió ante lo del dramatismo de la familia e hizo seña como que ella no sería quien dijera nada en contra de aquello.

"¿Y no es eso maravilloso? Es decir, quien se niegue a ver que los demás tienen opiniones de nosotros está condenado a morir en la corte, pero tener no sólo la oportunidad de saber esa certeza sino de encima saber qué clase de pensamientos sobre nosotros tienen los demás... es como leer el libro de almohada de otra persona... excitante y muy beneficioso si eres capaz de ver más allá de tu propio ego."

Comentó Kotoko con sonrisa pícara.

"Manten esa cualidad, Koji-san, sólo aquellos que tienen un deseo exorbitado por el poder o que no lo tienen logran sobrevivir aquí. Mejor no tenerlo. Creéme."

Te dijo la Hida.

Las dos damas asintieron a tu idea.

"Si, será lo mejor, además ahora empezarán las audiencias con las Embajadas y sus listas, lo harán los funcionaros y algunos de los miembros del comité que la Ama ha montado pero por supuesto ella estará, haciendo como que no le interesa sin ser verdad y es mejor dejarla con sus siguientes que haceres..."

Meditó en voz alta la Hida.

"Yo quiero acercarme a ver qué es lo que se está diciendo, la dama Hanashirusato estará en la reunión pero la dama Mizumi también, así que la información puede verse comprometida si no nos pasamos por allí para hacer ciertos movimientos."

"Sé que estarán algunos de tus efectivos."

Le dijo la Hida a esta.

"Eso siempre, un general tiene que movilizar a sus tropas ante cada evento sino perderá la guerra...
¿Y vos Koji-san? ¿Volvéis con yashiko-san?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3719
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Hasta la fecha al menos. Hantei Yukirohime-dono es quizás la más Otomo de cuantos Hantei han habido, y sin embargo ha conseguido iniciar un tiempo de paz.
Aunque el caso es que ella técnicamente no es ni Emperatriz ni Otomo, y a la vez es las dos cosas. Así que en realidad no se si su caso confirma la norma o es la excepción
-suspiro encogiéndome de hombros. Una mujer excepcional para una época excepcional, supongo.

-¿Está diciendo que le gustaría ser la protagonista de una obra de teatro escrita por escorpiones? Porque eso sería polémico desde luego... Parece una locura que no se a qué Escorpión en sus cabales se le ocurriría, pero sin duda atraería mucho público a sus funciones.
Claro que también saldríais vos en la escena, Kuronuma-san
-bromeo hablando con la dama Hida como si la bufón no estuviera presente. -Tal vez deberíamos escribirla vos y yo, mi señora Hida, y simplemente firmar con un pseudónimo de escorpión. Nos haríamos ricos -sonrío antes de soltar una carcajada divertida.

-Bueno, poder pintar, poder cenar tranquilamente en un restaurante sobre un árbol, poder ir y venir... es la clase de poder que a mi me interesa. Las cadenas de oro que atan a los tronos, no -me reafirmo pensando en aquello, metafóricamente. Poder abrazar a Yashiko...

-Oh, hablando de la lista, acabo de recordar algo importante. Verán, se, aunque de momento no hay nada oficial, que desde nuestra embajada están presionando al maestro Sho-sama para que su nieta Kohane-san sea incluida entre las candidatas, y no hace falta ser mago para intuir que eso significa que no sólo sería candidata al séquito sino también al desposorio de Su Majestad.
El maestro, claro, se resiste. Por eso se le ha pedido a ciertos asiduos de los círculos de artistas que traten de convencerlo... Y la verdad es que me gustaría mucho escuchar la opinión de ambas al respecto.
Por un lado, sin duda es un riesgo poner a alguien tan inocente en medio de un jardín repleto de serpientes, escorpiones y todo tipo de seres venenosos. Pero por otro, confundir inocencia con debilidad es un error; Kohane-san lleva años siendo la única capaz de tratar con el temperamento de su abuelo, es inteligente y muy perspicaz; ¿por qué no iba a ser capaz de trasladar esas cualidades al entorno del séquito y convertirse en alguien igualmente importante para el Hantei?
-les pregunto exponiéndoles el caso. No se si ya les habría llegado algún rumor, pero quiero saber su pensamiento sobre algo así para decidir si yo debería apoyar la causa o lo contrario.

-¿Yashiko-sama? ¿Por qué, la habéis visto por aquí...? -replico levantando la cabeza de pronto, mirando a nuestro alrededor.
-Quiero decir, que ehm... me gustaría poder darle la noticia como mi patrona que es, antes de que se entere por otros canales. Del cuadro de la Ama, ya saben. Y todo eso.

¿Creen que le llegará la noticia antes de la cena? Porque si no fuera el caso, podría esperar y preparar algo... para darle semejante buena nueva como merece la ocasión. Con pastelillos, claro.
Así mientras tanto podría comenzar el retrato de la señora madre de Mirumoto Tenshi-sama. No se cuando lo requerirá listo Nisio-sensei, así que más vale tenerlo y no necesitarlo aún, que lo contrario
-murmuro tratando de cambiar de tema.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8458
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Las madres de los Emperadores siempre tienen que ser Otomos. ¿Nunca le han dicho el dicho de la ciudad prohibida?"

Te pregunto Kuronuma.

"Son las hijas de Amaterasu-oh-mi-no-kami las que ponen en el trono al Hijo de los Cielos."

Recitó esta con solemnidad. Kotoko asintió.´

"No sólo porque los paran sino porque son las que se aseguran que sean ellos los que llegan al trono y no otro. Hasta hace no demasiado el Emperador podía tener varias esposas y el concubinaje tampoco es algo que se desprecie en este lugar, así que era la madre del hijo del Emperador y siguiente la que siempre ha tenido la función de custodia, y en los primeros tiempos, cuando había más de una esposa quienes luchaban unas contra otras por asegurar que fuera su hijo quien se sentara en el trono."

Comentó la Grulla.

"Los Otomos tienen un dicho... "quien desea sentarse en el trono tiene que sacrificarlo todo por el trono"... Y es un dicho que las mujeres de esa familia siguen a rajatabla."

la Grulla se rio sobre lo de la obra y asintió:

"¿Quién querría una obra de autoego? ¿O mejor dicho qué bufón querría eso? sería ir en contra de mi arte!" Se rio.

"Por Hida... no quiero ni pensar cómo saldríamos en una obra semejante, así que sí, puede que debieramos ser nosotros quien lo hicieramos antes que ellos."
Bromeó la Hida.

"Creo que tu serías mucho más dura que los escorpiones jaja" señaló la bufón.

Las dos Damas de la Corte se quedaron pensativas cuando hablaste del asunto de Kohane. Kotoko miró a Kuronuma y dejó que ella hablase primero.

"Creo que Kohane-san sabría sobrevivir a la corte. Ha nacido y se ha criado en esta ciudad, es otosanita de pleno derecho y la sangre de la corte corre por sus venas, creer que por ser inocente y dulce es poco peligrosa... Bueno, digamos que la subestimarán como lo hicieron conmigo, y quien soy dama de la Ama soy yo a día de hoy. Creo que está lista y no es para nada una mala baza la pregunta es... ¿ella quiere?"

Kotoko se cruzó de brazos pensativa.

"Aunque claro, esa es la clave." Siguió hablando la grulla por su compañera "¿Acaso podemos elegir? Por mucho que le duela a Sho-sensei, él mismo, su nieta, nosotras... todos somos parte de los clanes y de nuestro deber para con el Imperio. No se puede pedir las ventajas de ser de noble cuna sin las responsabilidades que esto atañe...

¿Me da lástima? Sin duda. ¿Creo que es una gran jugada de Aki-san para el séquito? Sin lugar a dudas. Creo que Kohane-san se colaría de lleno en el frente del séquito, sin ser vista como una amenaza, con tantos aliados que ir a por ella sería peligrosa, con un linaje que llega hasta Kakita, con amigos en la ciudad, con conocimientos de esta que muchos no poseen, con la clase de actitud tranquila que la Ama quiere para su hijo y encima siendo artista, lo cual es un plus por lo que hemos hablado, las chicas cortesanas sufrirán perjuicios al tener su mente más entrenada para ser lo que es la Madre del Emperador, pero por contra, una artista... tiene la educación, delicadeza, sensibilidad y saber estar justa y necesaria y gustos que la alejarían de las terjiversaciones de la corte.

Es como una Dama Noriko en la Grulla, un elemento conocido, agradable, con la personalidad justa y necesaria y los intereses que no se contraponen con la Ama...

Entiendo que Sho-sensei esté tan preocupado... él debe ser el primero en darse cuenta que su nieta tiene madera de Emperatriz."


Kuronuma te miró con una ceja alzada ante tu reacción.

"Apostaría a que está en el Palacio de los Otomos."


Te dijo sobre si estaría por allí.

"Por las mañanas se la suele ver allí."

"Es complicado que una noticia así aguante hasta la cena..." Meditó Kotoko "pero podemos hacerlo por ti." dejó caer "Podemos dejarle caer a la Ama que sería una buena idea dejar una noticia así para mañana para que la avalancha de estas fuera más controlable e impactante. Nadie quiere que su gran momento este minimamente eclipsado..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3719
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Hum, desconocía esa costumbre. Tiene sentido, aunque claro desde un punto de vista meramente de supervivencia, sería más eficaz si los que compitieran fueran los propios herederos, así se seleccionaría al más fuerte cada generación -rumio tras cruzarme de brazos. No tenía ni idea de que la sucesión hubiera llegado a ser tan complicada, siempre había supuesto que incluso en el caso de varias esposas, habría habido una oficial por encima de las demás y... demonios, ¿quién querría una vida así?


-Eso pienso yo, precisamente -voy asintiendo dándole la razón a Kuronuma cuando comienza a exponer su punto de vista, con el que coincido plenamente. Kohane podría ser mucho más apta para la corte de lo que se podría llegar a pensar a la ligera. Infravalorarla es un error que muchos cometerían.

-Podemos elegir, cuando nos dejan la opción de hacerlo. Es decir, por descontado que Aki-sama podría simplemente ordenarlo, explícita o implícitamente, y sólo quedaría obedecer. Pero yo sospecho que eso no es lo que la embajadora desea. Ella sabe bien que no puede conformarse sólo con tener la cabeza de Kohane-san, quiere también su corazón, el que pone cuando trata con su abuelo, y eso... podría no tenerlo si en el camino le ha roto precisamente el corazón a Sho-sensei.

En otras palabras, Doji Aki quiere convencer a Sho. Quiere que éste pueda elegir, y que escoja convencido dejar a su nieta en manos de la embajada, para que ésta a su vez sienta que está haciendo lo mejor para el maestro. Los necesita a ambos, por decirlo así.

Si no, ¿por qué iba a recurrir a alguien como Nozomi-san para tal empresa? -les planteo.


-Es bueno mantener contentos a los mecenas, y un encargo así vale mucho -le explico a la dama Hida como una especie de explicación discreta sobre mi entusiasmo por saber donde estaba Yashiko.
-Pero en fin, el palacio Otomo... supongo que será mejor no molestarla allí, estará muy ocupada con sus asuntos -murmuro chasqueando la lengua, hasta que Kotoko ofrece aquella posibilidad. -¿De veras? ¿Pueden hacerlo? Eso sería... fantástico, mis señoras. Les estaría eternamente agradecido -respondo sonriendo tratando de mostrar menos entusiasmo aquella segunda vez, aunque me cuesta disimular. Pero yo diría que es lógico, ¿quien no querría contar algo así personalmente?

-Entonces puedo ir a buscar a Mirumoto Tenma-sama ahora -sonrío mientras me pierdo en mis pensamientos sobre a donde podría llevar a Yashiko para darle la noticia, sólo para recordar que yo no conozco la ciudad, y ella si.

OuT: Perdona, antes he dicho Tenshi, y es Tenma, la hija de Enma-Oh
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8458
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"La regla general dicta que el príncipe heredero es el mayor a menos que este renuncie o se le desherede el trono por algo grande ¿verdad?"

Te preguntó Kotoko.

"Y entonces es cuando empiezan los accidentes."

Añadió la Grulla.

"Esta también es una forma de que llegue el más fuerte, solo que son niños, así que la custodia les toca a sus madres y a sus familias. Casarse con un buen linaje es más de lo que parece, una vez que te casas con el trono lo haces con toda la estructura de la Ciudad Prohibida, los familiares pasan a formar parte de los ministros o de puestos importantes y tienen que enraizar lo antes posible y dentro de las posibilidades que los Otomos les permiten y controlan, porque sin la ayuda de estos no se puede sobrevivir aquí."

Plantéo la Grulla.

"Yo también creo que quiere hacer las cosas por las buenas la embajadora Grulla."
Asintió Kuronuma. "Y debería porque es como dices, puedes tener a una Kohane sólo de cabeza o tenerla de por entera."

Kuronuma miró hacia Kotoko y esta suspiró meditabunda.

"Supongo que tarde o temprano me quedará hablar también con Sho-sensei para darle mi opinión..."

Musitó esta. Kuronuma asintió.

"¿Qué vas a decirle?" Preguntó al final la Hida.

"Que no estará para siempre... ojalá lo estuviera, pero no estará para siempre... Debe asegurarse que su preciada nieta emprende mientras esté con vida, el camino hacia donde deba llegar, mejor con él a su lado, para que cuando no lo esté tenga la fuerza de seguir y de culminar. Retenerla, sea cual sea el caso, sólo lo hará más complicado a posteriori."

Kuronuma se cruzó de brazos y asintió.

"Mejor no ir por allí si no es completamente necesario."
Te dijo la Hida del palacio Otomo. "Uno sabe cómo entra pero no cómo sale, y lo peor es que el cómo sale no lo sabes hasta que es tarde."

"Nos deberás una."
Sonrió la Grulla con aquello. "Ya nos lo cobraremos en pintura." Bromeó.

Las dos Damas de compañía te llevaron hasta la zona baja de la Ciudad Prohibida para que supieras salir y se despidieron de ti allí. Bajar hacia la ciudad interior entonces fue sencillo.


Embajada Dragón

 Pensaste que lo mejor sería ir a la Embajada Dragón para ver dónde podría estar Tenma y acertaste, te dijeron que la trueno acababa de terminar con un entrenamiento con más personas y que en aquel momento aunque ya estaba acabado y se había bañado y cambiado, estaba en el dôjo recogiendo. Tenma era muy metódica y le gustaba hacer las cosas ella misma, pensaba que el dôjo era un lugar para bushis no para criados y que su mantenimiento y orden era parte de la disciplina de un guerrero.

Allí estaba, mirando una pared llena de shinais y de bokkens meditabunda cuando entraste en la sala.

OUTte entendí XD me quedé GUAT y luego pensé, se ha trabucado XD
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3719
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Vaya, ahora entiendo porqué decíais que eran las mujeres casi siempre los individuos más peligrosos de la corte. Las épocas de los grandes harenes del Hantei debieron ser muy turbulentas, es normal que las costumbres fueran reduciendo ese número hacia una única emperatriz consorte -deduzco pensativo, cruzándome de brazos mientras lo rumio.


-Exacto; una Kohane a medias no le vale. Si Aki-sama cuenta con ella para la posición de esposa, necesita que la chica ponga en la empresa el mismo corazón y empeño que pone con su abuelo. Lo segundo se puede ordenar, pero alguien como la embajadora sabe que lo primero hay que ganárselo -reafirmo con un cabeceo, dándole la razón a la dama Hida.

-Pero Sho-sensei podría considerar que el mejor camino que su nieta puede emprender fuese otro diferente al del séquito. Es decir si, mejor que lo inicie mientras él aún pueda cuidar de ella, ¿pero porqué el de la alta corte y no cualquier otra senda más humilde y con menos riesgos?
Sin embargo déjenme decir que en mi opinión, personas como Kohane-san o Noriko-sama, cuanto más cerca están del fuego, más se templan y endurecen. No digo que se vuelvan diferentes a como son, pero ahí tenemos el caso de la dama Otomo; cuanto más cerca está de la presión de servir directamente a la Ama, más resistente se ha vuelto, sin cambiar de personalidad.

Es... un rasgo de la personalidad particular, pero ya lo he visto otras veces. Hay personas que en entornos más relajados se apagan y son más proclives a perderse que cuando saben que están en el ojo del huracán
-trato de explicar, aunque me resulta un poco complicado al no encontrar la palabra exacta. Pero quizás no sea casualidad que el mayor talento artístico de Kakita Kohane salga a escena cuando tiene que recomponer los trozos rotos de una porcelana que se suponía ya era perfecta antes.

-Tenéis toda la razón, mejor no ir por allí -suspiro repitiéndome que no debo preocuparme por Yashiko; ella sabe lo que hace.
-Sin duda, les deberá una y buena a mis señoras -añado al final con una franca sonrisa de agradecimiento, antes de seguirlas hacia el pie de la colina y despedirme de ellas con una profunda reverencia de respeto.

...

La embajada dragón siempre expedía una sensación de armonía que resultaba tranquilizante. Supuse que seguramente por eso Kotome había decidido viajar allá en la última etapa de su vida, aunque también era posible que fuese al revés, aquello la causa y esto el efecto...
En cualquier caso aquel lugar parecía otro mundo dentro de Otosan Uchi.

Pregunté por Tenma, y acabé dirigiéndome hacia el dojo. Allí está, recogiendo y poniéndolo todo en orden. Me recuerda a mi mismo, escoba en mano, y a mi padre antes que yo.

-Mi señora madre nunca entendió la necesidad del bushi de dedicarle tiempo a cierta clase de tareas. Recuerdo como mi padre siempre trataba de explicárselo, con mejor humor que éxito -sonrío carraspeando desde la puerta, para advertir mi presencia.
-La filosofía de la perfección a través de la rutina. Sólo cuando la mente esté en armonía con las pequeñas cosas, podrás aspirar a que lo esté también con las más grandes, la vida y la muerte.
Me pareció siempre un buen argumento, pero ella se limitaba a suspirar y decir sonriendo que si tenía tiempo para barrer es que tenía demasiado tiempo libre. Él también se reía y supongo que al final la armonía de la rutina era precisamente eso.

Es un honor volver a veros, Mirumoto Tenma-sama
-le digo al final con una reverencia marcial.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8458
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Te recomiendo que algún día te leas los archivos de esa época de cuántos segundos, terceros y otros hijos de otras esposas terminaban vivos y ya entenderás por qué en esta ciduad nadie se extraña si rio abajo viene flotando un cuerpo...."

Te dijo Kotoko.

"Quien desea sentarse en el trono sólo puede pensar en el trono..." Repitió aquel lema Otomo.

La Hida asintió ante tus palabra de Kohane.

"Yo creo lo mismo. Hay personas que se crecen con las adversidades y otras que son ellas mismas en estas. Personas que aunque sean tanquilas necesitan de esa clase de dificultades para sentirse ellas mismas. El mismo ejemplo de la Dama Noriko nos sirve, no la conocí antes de ser dama, sin embargo todo el mundo que la conoció antes dice que ahora es mucho más ella que nunca, que antes es como si estuviera apagada y sin rumbo, es como que encuentran en la adversidad su motivo de ser y su camino.

Creo que alguien como Kohane-san, que ha estado siempre junto a un hombre de tanto carácter como su abuelo, no puede negar que necesita cierto nivel de acción en su vida."


"Convencer al abuelo va a ser lo realmente complicado, hacerle entender que a una flor se la puede matar por no regarla pero también por regalarla demasiado...."

Musitó pensativa Kotoko.

...


Tenma estaba con una mano en la cadera y un bokken en la mano mirando a la pared ordenada como si contase las armas y se asegurase que todo estaba en orden cuando empezaste a hablar y se dio media vuelta para verte.

"El dôjo es como el alma del guerrero. Si un alma está desordenada y sucia es imposible que esta se mantenga firme y clara cuando el honor y el camino sea puesto en entredicho... Eso es lo que decía mi padre."

Compartió contigo mientras asentía pensativo a tus palabras e iba hacia el último hueco para dejar el bokken que tenía en la mano.

"Yo siempre he pensado, además, que era una forma de meditar mucho más efectiva que sentarse bajo una catarata a sentir el agua en los hombros. Cuando recoges y limpias..."

Miró a su alrededor.

"La mente se queda en blanco, te centras sólo en lo que estás haciendo y dejas de sentirte tu para sentirte parte de este lugar, como un elemento más... Y creo que de eso se trata la iluminación, de dejar de ser el yo para ser el todo."

Avanzó hacia ti a la vez que iba hablando, al llegar a tu lado te hizo una reverencia.

"Un placer tenerle en nuestro dôjo, Koji-san... ¿Ha despertado bien el día para usted? La ciudad está... bueno, supongo que deberemos acostumbrarnos a pensar que esta ciudad nunca se despierta en calma."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3719
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Como bien ha dicho Kotoko-san, no se debe olvidar que Kohane-san tendrá que seguir un rumbo, el que sea, cuando su abuelo ya no esté entre nosotros. Pues bien, si ella es del tipo de persona que se crece ante la presión, que necesita ese cierto nivel de incertidumbre, o acción como ha dicho Kuronuma-san que ahora le proporciona tratar con Sho-sensei, para desarrollar toda su personalidad, ¿qué será de ella cuando eso desaparezca algún desgraciado día, y de la noche a la mañana se vea sola? -me pregunto como parte de un argumento más a favor del hecho de que el propio Sho debería animarla, y no lo contrario, a iniciar ese camino antes de que su vida concluya. Y en tal caso, el séquito podría ser el destino más deseable por muchos motivos.

-El maestro tendría que poder ver que las obras de cerámica reparadas por Kohane-san tienen tanto valor como las propias de Kakita Sho, y más del que poseían cuando él las rompió. Así que si pudiéramos volver atrás y esas piezas nunca fueran rotas, el talento de su nieta jamás habría sido legado a la historia de su familia.

Esto es lo mismo. Tratar de preservar su burbuja, su escudo o como se quiera llamar, tal vez sólo esté impidiendo que ella pueda reconstruirlo de un modo aún más brillante, convirtiéndolo en una obra de arte que perdure siempre.
-suspiro encogiéndome de hombros. En mi opinión será difícil convencer a Sho con argumentos de cortesanos, ni de bushis; es un artista, y habrá que recurrir al alma del arte para abrirle los ojos.

...

-Así es. Aunque se lo que diría mi señora madre: que los criados también pueden dejar el dojo tan ordenado y limpio como el que más -sonrío de medio lado, como si estuviera recordando una conversación que hubiera oído mil veces de pequeño.
-Yo creo que la clave es ésa. La repetición de la rutina más simple, focalizada hacia un objetivo mayor, permite a la mente acercarse de una manera positiva a ese estado del no-pensamiento que resulta tan crucial aprender a dominar para los bushis, pero no para los cortesanos.

Es una especie de... meditación sin meditar. Sólo siendo parte de lo más pequeño se puede terminar por comprender como ser parte de lo más grande, incluso de la vida y la muerte; entonces se comprende el karma y... como decís, la iluminación se abre ante nosotros.
Así dicho parece muy fácil, ju. Aunque en realidad barrer sólo es el primer paso de muchísimos, siempre hay que comenzar por el primero.

Pero claro, como digo eso no sirve para los cortesanos. Ellos no pueden permitirse el no-pensamiento, siempre deben ser conscientes de todo a su alrededor. Por eso mi señora madre no lo entendía, y mi padre si.

O al menos eso creo yo ahora
-añado con una leve carcajada elegante, reconociendo que sólo podría estar seguro cuando estuviera iluminado.

Me inclino ante ella al llegar a su altura, asegurándome de que la reverencia sea más profunda que la que ella me dedica a mi, en señal de respeto a su posición.

-Oh, bueno, no puedo decir que haya despertado nada mal -murmuro pensando por un fugaz instante en los ojos azules de Yashiko a través de su cabello enmarañado -Aunque ha sido una noche extraña. He soñado que caminaba por la Ciudad Prohibida y que pintaba un cuadro para Yume-dono... Afortunadamente eso no ha evitado que el descanso haya sido eficaz, todo lo contrario. Así que no puedo quejarme de nada -sonrío de medio lado, sin dejar claro si todo lo que estoy diciendo es real o aún onírico.

-Para pensar que esta ciudad se despierta o no en calma habría que suponer primero que alguna vez duerme. Y no estoy muy seguro de ello.
En cualquier caso, he aprendido ciertas cosas desde la última vez que hablamos, Tenma-sama. Apuesto a que recuerda el asunto del retrato de su señora madre que Enma-Oh-Kami me pidió para cedernos su Reino como campo de batalla donde emboscar con ventaja a ese príncipe gaki que persigue a Nisio-sama... Cómo olvidar todo eso
-me río por un momento ante lo evidente de esto. -En fin, el caso es que ella misma me dijo como conseguir que en el retrato fuera reconocible su primera esposa para la Fortuna.
Simplemente, reencarnación tras otra, el rostro siempre ha seguido siendo el mismo... Tan sencillo como eso. Y tan complicado si lo tratamos de ver teniendo en cuenta factores kármicos y metafísicos ya, pero en lo que a nosotros respecta, la solución ya estaba delante de nuestros ojos.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8458
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Si quiere presión poco hay como estas, sin duda... y diversión y... No voy a mentir, el precio que se paga por llegar aquí es alto pero también lo que tienes una vez has llegado."

Comentó Kotoko con sinceridad.

"Sino míranos, somos dos mujeres, en edad de tener ya varios hijos, sin estar casadas, dirgiendo opiniones públicas, moviendo dictámenes, movimientos y avances en la política internacional... Una de nosotras tras que toda la vida nos hayan dicho que los Cangrejos no son animales de corte y otra a través de bromas."

"Siempre me ha resultado cuirioso que una chica tan joven sea maestra del kinsugi como ella... es como que es capaz de ver el valor de lo viejo siendo ella tan joven mejor que muchos otros..." Musitó pensativa Kuronuma."Tarde o temprano su abuelo deberá darse cuenta que esa habilidad de remendar hasta el alma de los objetos es algo que le será útil el día de mañana, empezando para cuando él mismo no esté, pues será esa misma fuerza la que la remenderá a ella misma y la hará seguir...

Sea como fuere esa es nuestra opinión y si Sho-sensei nos la pide... es lo que obtendrá."


...


"Mi padre se reiría ante eso, diría que de ahí a que los criados puedan sostener las espadas no hay entonces tanto trecho... Ya lo hacen con las yaris ¿no?"

Sonrió de medio lado.

"Pero si, creo que esta es la clase de cosa que vuestra escuela y la mía comparten con total seguridad, y las demás. Cuando eres pequeño no entiendes los cientos de ¡Kyas! lanzados al aire repitiendo una y otra vez los mismos golpes hasta que te das cuenta que eres capaz de pensar cualquier cosa mientras lo haces o lo que es incluso más increíble... de no pensar."

"A veces me pregunto si los cortesanos tienen esa habilidad ¿No os pasa? Piensan tanto que creo que el no-pensar es opuesto a todo en su vida y su camino."

Te preguntó.

"Un sueño donde pintáis un sueño.... No soy Togashi pero podría decir perfectamente que eso suena profético."

Tenma asintió despacio a tus palabras sobre el motivo por el cual estabais de nuevo el uno frente al otro y al terminar de hablar una vez más.

"Madre no está en la ciudad... pero... si lo que buscáis es algo que usar, tengo un retrato de ella conmigo."

Te dijo.

"Lo que no sé si valdría... puede que un retrato de un retrato no sea suficiente...
Otra cosa que... se me ocurre es que los shugenjas de agua son expertos en hacer formas en este que pueden cambiar para mostrar lo que desea, como un estanque reflectante. Podríamos preguntar a alguien, los Agasha están más cercanos al fuego pero conozco a uno que maneja el agua y que trabaja en un hospital balneario de la ciudad."


Y claro, otra posibilidad, después de lo que habías visto ayer... era el propio sueño.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3719
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Eso es cierto. Hay personas como yo que preferirían el encanto de una casa en el campo, pero hay otras que no podrían vivir sin esto -suspiro trazando un gesto con la mano para referirme a la ciudad prohibida. -Se puede ver el vaso medio vacío por los riesgos que conlleva pero también medio lleno por todos los privilegios que otorga. Después de todo, desde mi casita de campo mis obras difícilmente habrían llegado a ser vistas por casi nadie, cuanto menos reconocidas como auténtico arte, por poner un ejemplo -concluyo moviendo la cabeza afirmativamente. Tampoco creo que Satomi o Yukirohime hubieran ido hasta allí para ser retratadas. Bueno, quizás la maestra Soshi si, las iluminadas son un mundo aparte.

-Sin duda el kinsugi es un arte muy especial. Yo solía asociarlo con artesanos mayores, que habían visto ya mucho y contaban con mucha experiencia de lo que cada pieza había sido y podía volver a ser, pero como decís en alguien tan joven es... llamativo sin duda -reafirmo de nuevo de acuerdo con la dama Hida.

...

Levanto la vista pensativo, dejando escapar un leve suspiro -Muchos autores suelen comparar la corte con un campo de batalla, pero yo no estoy seguro de que se parezcan tanto. O al menos que el mismo desempeño sirva en uno y otro escenario.
En la guerra debemos ser capaces de no pensar; ni en tus heridas, ni en lo que te duele, o si volveremos a ver un nuevo día o a nuestra familia... debes ser capaz de deshacerte de todo ese pensamiento y simplemente dar el corte perfecto. Para eso debes haberlo repetido cientos, miles de veces hasta poder ejecutarlo sin pensar, sin dudar.
En la corte es todo lo contrario. Cada movimiento tiene decenas de ramificaciones y consecuencias, y las mentes maestras deben visualizarlas todas para escoger el mejor cauce de actuación. Nunca pueden dejar de pensar, de calcularlo todo... La rutina es su enemigo, no un aliado.

Supongo que por eso es tan raro quien es capaz de destacar en ambos campos
-añado al final cruzándome de brazos. Y eso que si algún dojo se empeña e intentarlo somos los duelistas Kakita.

-No se qué pensaría Otsu-sensei de esto, pero apuesto a que se reiría con el hecho de que ni soñando pueda dejar de expresarme mediante el arte -bromeo rascándome la barbilla.

-No está en la ciudad, vaya...
Un retrato sólo muestra dos dimensiones. La forma del agua serían tres, pero por perfecta que fuese seguiría sin... tener alma que reflejar en mi cuadro.
Pero esos rasgos si están en vuestra mente, ¿quién la conoce mejor que vos después de todo...?

Apuesto a que en Yume podríais darle forma a ese recuerdo a vuestro antojo, creando una imagen de vuestra madre que si poseyera alma, desde el punto de vista del sueño claro, pero podría ser suficiente
-rumio pensativo -El problema es que todo eso escapa con mucho de mi control, pero podríamos preguntarle directamente a Nisio-sensei; todo esto es en su beneficio después de todo, así que seguro que nos ayudará.
Si no está en otro mundo, por supuesto. Literalmente.


De pronto no puedo evitar soltar una risotada al darme cuenta de algo -Vaya, apuesto a que ha sido la propuesta para dormir juntos menos romántica que os haya hecho nunca alguien de mi familia, ju... Creo que debo disculparme por ello, Tenma-sama. Tenemos una reputación que mantener -añado riéndome de nuestra propia fama de donjuanes.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8458
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Justo..." asintió la bufón.

"Es una diferencia más de Kohane-chan comparado con otras, una chica que tiene la capacidad de ver lo nuevo, lo viejo, todo a la vez y siempre desde el prisma de la belleza y de la conservación. Aunque empezase por tratar de conservar las obras de su abuelo, no puedo dejar de maravillarme de la capacidad también para rehacer algo que ha sido destrozado, es una habilidad que no todo el mundo tiene." Comentó Kuronuma.


...


"Es curioso porque la rutina puede significar dos cosas muy distintas en un bushi que en un cortesano pero ambas las necesitan de una manera especial. El bushi de una manera ritualista que le ayude a llegar al estado del no-pensar, el cortesano a que su rutina sea tan diferente que el mero hecho de tenerla se llame así pero no los elementos que lo componen, sin embargo si que el continente sigue siendolo. Esa cantidad de acciones reiteradas aunque dispares que van dirigidas al mismo fin una y otra vez.

Y sin duda estoy con vos de acuerdo en que esa complejidad de cambio es el que hace que sean pocos los que puedan navegar entre ambos mundos a la vez."


Tenma sonrió de medio lado pensando en lo de la maestra dragón y dijo:

"O quizás piense que en realidad no sois más que el sueño de vuestro arte que ha cobrado realidad y que por eso es lo que respiráis."

Tenma se quedó pensativa un momento hasta que hiciste aquella broma y no pudo evitar fruncir el ceño un momento pero luego al final reirse.

"Una propuesta que si no fuera tan descabellada y absurda, además de diferente que podría haber teminado en duelo, sin duda." Bromeó esta."Pero........"

Tenma se quedó pensativa de pronto.

"Hay otra opción...."

Murmuró.

"El otro día, cuando la ginkana de su exposición me pasó algo raro en una de las pruebas... cuando fui a la tienda de Deseos Olvidados, estuve hablando con el tendero y me dijo <<Sé que está preocupada por su madre y su salud, habiendo tenido que dejarla atrás en las montañas dragón, pero no se preocupe, que cuando la necesite ella estará aquí para que pueda asegurarse que esta bien.>>........ El aquí lo dijo de una forma que parecía señalar aquel lugar en concreto..."

Fue contando.

"Luego, durante el día, estuve hablando con algunas personas que pasaron por allí y me dijeron que habían tenido extrañas experiencias en aquel lugar, aunque nadie concretó nada... Creo que en esa tienda hay algo que podemos usar, recuerdo que mi tio, que es Agasha, tenía un espejo con el cual se comunicaba con mi madre cuando estaba vivo, al menos para verse unos instantes.
Mi madre conserva su espejo pero el de mi tio desapareció tras su muerte, y la verdad es que tampoco fui a su casa a buscarlo... Puede que en esa tienda haya algo similar."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3719
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-El sueño de mi arte... -me quedo unos segundos pensativo. Sería entonces el sueño del arte de Kotome, yo. Pero no sabría decir si yo respondería a esa descripción, me cuesta verlo. Quizás a Hana si, o espero que sólo fuera a eso; no me gustaría ser la proyección de las novelas oscuras de su primera época.

-Oh bueno, no pretendía ofender, ni fingida ni literalmente. La gracia no estaba en eso ni mucho menos, sino en que Miya Nisio-sensei conoce una técnica por la que físicamente puede dormir a dos personas o más, y vincular los sueños de todas de tal forma que todos ellos pasan a estar "conscientemente" en Yume-do, pero en el sueño del que esté actuando como base para los demás.
El caso es que las normas que están vigentes en ese caso son las del Reino del Sueño, pero somos conscientes para controlarlas de una forma más directa de lo que suele hacer nuestro subconsciente cuando entramos ahí por nuestra cuenta, en nuestros propios sueños.

En este escenario, por ejemplo, vos podríais "soñar" con vuestra señora madre y ella misma aparecería en el sueño, tal como vos la recordáis. Y como yo también estaría allí, podría conocerla y hablar con ella, y eventualmente retratarla.

Por eso decía lo de... "dormir juntos"
Claro, el problema está en que el cuadro se quedaría también en el sueño, y traerlo de allí es más complicado. Supongo que llevarlo al Reino de Enma-Oh lo sería igualmente así que... me temo que en realidad funcionaría tan mal como idea que como broma
-me lamento chasqueando la lengua. Necesitas mejorar, pensé para mi mismo.
Pero es que sin cierta dosis de sentido del humor, la vida sería tan aburrida a veces...
Hum, pues piénsalo, pero no lo digas.
Ah pues mira, no es una mala idea ésa, sigo rumiando para mi.

-Ah si, la tienda de objetos perdidos, la recuerdo. Así la llamó Nisio-sensei, que si no me equivoco es la promotora del local. Aunque yo diría que como tal, pertenece al dependiente, el señor Kimihito. Alguien encantador, todo sea dicho.

Recuerdo que encontré unos viejos dibujos, de cuando apenas era un adolescente en el dojo de Kyuden Kakita... Todavía no se porqué encontré precisamente esos dibujos, pero bueno. Desde luego resultó un lugar de lo más interesante.

Buena idea, estoy seguro de que si el dependiente dijo aquello es porque en la trastienda debe tener algún otro de esos espejos, y quizás se pueden conectar entre ellos aunque no formara parte del juego original de su tío, como los fetiches Asahina.
-le digo asintiendo a la idoneidad de su idea. De hecho se que no se parecerá, sino que será exactamente el mismo que Tenma recuerde de su tío. Porque la tienda por algún motivo sigue las leyes de Yume, no las de Ningen. O ambas, no se.
Pero quizás no estaríamos tan lejos de estar durmiendo juntos, como todos los que entren allí. Es gracioso que al final yo tuviera razón en mi idea, pero Tenma haya tenido que dar un rodeo antes de llegar al mismo sitio.
Tiene gracia, pero no lo voy a decir. Puede que eso me convierta en alguien más reflexivo pero también más gris, pero al menos me evitará duelos innecesarios.

-¿Como planteamos que yo quiera pintar un retrato de vuestra señora madre sin conocerla? Lo único que se me ocurre con sentido es que fuera un encargo de vuestra parte -añado pensativo a todo aquello.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8458
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

Tenma se quedó con el ceño fruncido pensando en la extravagancia que le habías contado sobre lo de Nisio y al final se encogió de hombros.

"Sin duda es la forma, como decís, de pedirme dormir más rara que he oído nunca, y os doy el mérito, ya que soy dragón y he oído y visto muchas cosas raras en mi vida."

Luego se quedó pensativa.

"¿Y sólo podríais pintar el cuadro en el sueño? Es decir... no podríais tomar notas mentales de cómo es ella en este para luego en la realidad poder hacerlo o se difuminaría en vuestra mente igual que cuando nos despertamos tras un sueño?"

Te preguntó.

"Parece la clase de descripción de lugar que podría contener algo así..."


Musitó de la tienda.

"Qué tal si hacemos lo siguiente..."

Empezó a hablar.

"Habéis dicho que él quiere un retrato de ella... Veo justo que nosotras tengamos otro. Es decir... en vez de hacerlo como en un relicario, donde estén las dos imagenes, serían dos cuadros, el nuestro no tiene que ser tan grande como el que este quiere, pero estaría bien tener algo similar... Es decir, te contrato para que hagas dos cuadros, uno de mi madre y otro de él. La cuestión es que puede que el de mi madre nunca termine en mi casa, quien sabe. Y puede que el de él nunca nadie sepa muy bien por qué tengo un cuadro de un hombre que nadie conoce, pero sigue siendo arte ¿verdad?"

Te preguntó.

"Si aceptáis entonces, si tenéis lo necesario vayamos a la tienda. Un cuadro no se hace en unos minutos, necesitaréis tomar apuntes. Si el espejo funciona como el de mi tio puedo hablar con ella y podréis verla moverse, seguro que eso os ayuda."


OUT
Lastima que Tenma sea tan sequita a vecs porque la broma me hizo mucha gracia a mi XDD
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3719
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Creo que el mérito en todo caso sería de sensei Nisio-sama -replico encogiéndome de hombros.

-Ése es el problema... No soy un experto en el asunto, ni mucho menos. Pero no se como se despertaría la parte de mi memoria que hubiese estado activa durante el sueño. Es decir, quizás durante el sueño yo pensara que lo estoy recordando todo nítidamente, en esas notas mentales, sólo para descubrir al despertar que no me resulta tan sencillo ya acceder a esa parte de mi memoria, y además que lo que allí se ha guardado está... como decirlo, escrito en el lenguaje onírico, no el habitual que usamos despiertos.

¿Qué clase de retrato podría hacer entonces? Pues no lo se, ésa es la verdad
-explico lo poco que se sobre todo esto. Pero teniendo en cuenta lo que costaría organizar el asunto, no parece la mejor idea salvo que fuera la única posible.

-¿Retratar a una Fortuna? -repito enarcando las cejas sorprendido -Bueno, en realidad si que tengo una imagen... y ésa no proviene de ningún sueño sino de lo que nosotros llamaríamos real.
Así que supongo que podría... Y se quien podría juzgar si está a la altura o no
-murmuro pensando en Kashin. ¿Verdad?

-Está bien, puedo hacerlo -concluyo asintiendo.

-De acuerdo pues, vayamos a ver al señor Kimihito-san y a buscar un espejo que funcione como el de vuestro tío.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8458
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Si, puede ser que en el sueño no fuera lo mejor salvo que fuera a ser entregado en el propio sueño."

Después de todo... ¿Quién decía que los kamis no podían acceder al Yume-Do?

Tenma se quedó pensativa, asintió al final al hecho de ir a la tienda y tras coger sus cosas salisteis para ir hacia allá.
Ibais andando por el camino, estaba bastante callada, meditabunda, cuando te dijo:

"No es sencillo."

Un largo silencio.

"Crecer escuchando cuchicheos horribles de mi madre... y que ella lo negase y yo la creyera y sin embargo..."


Miró hacia la nada.

"Había noches de luna nueva que no parecía ella y que parecía más ella que nunca a la vez... Cantaba con un tono que no reconocía y era capaz de recitar poesías que no recordaba jamás de dónde las había leído. Hablaba siendo ella y sin serlo... Y en esas noches... en esas noches me decía que "no se arrepentía pero que lo sentía por mi, por lo que me había hecho"...."

El silencio prosiguió pesado.

"Padre nunca la repudió ni dejó que nadie hablase mal de mi, pero creo que... cuando volví con la cabeza de ese oni que le quedó claro lo que realmente era... Y sin embargo... nunca dijo nada más que... "un padre es quien se comporta como tal"..........."

Tras calles y calles la tienda cada vez estaba más cercana.

"... Mi madre hace tiempo que ha dejado de ser ella, es como si la culpa que no sentía la hubiera consumido... y ahora solo es ella y no es ella esas noches de luna nueva..."

Bajó la vista hacia su mano, que acariciaba la empuñadura de su wakizashi.

"Tiene un cuerpo, un alma y dos mentes... así que... Cuando la veamos... no le puedo asegurar quién de las dos será..."


Miró hacia el cielo.

"Es de día... pero... hace tiempo ya que en su mundo las lunas nuevas no se rigen por los mismos principios que los nuestros..."


Sus rojizos ojos pasaron por el cielo hasta tus ojos.

"Es parte del motivo por el que quiero ser campeona y daimyo de mi familia, para protegerla. Si yo soy la señora de los Mirumoto nadie jamás se atreverá a ofenderla, ni a ella ni a padre."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3719
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

Me entretengo un instante pensando si para los Kamis mayores existe también la prohibición de extraer cosas nacidas en el Yume. ¿Acaso los dioses sueñan? ¿Y si lo hacen, cumplen las mismas normas que nosotros los mortales?

Supongo que Nisio lo sabrá, pero yo no tengo ni idea; así que esa línea de pensamiento ya quedó descartada, quizás para bien, quizás para mal.

-La culpa... -suspiro rumiando las palabras de Tenma, respetando su decisión de compartirlas conmigo con un agradecimiento sentido.
-Enma-Oh-Kami me contó la historia. Cómo él la "abandonó" para convertirse en la Fortuna de la Muerte, cómo ella se niega una y otra vez a abandonar la Rueda del Karma para poder volver a verlo...
Creo, bueno estoy seguro que él se siente culpable por haberla abandonado. Pero a sus ojos sigue siendo su esposa, ya que por lo que se ahora, el cuerpo de ella ni siquiera cambia.
También creo que vuestra madre, cuando es la esposa de Enma-Oh, también se culpa por no ser capaz de salir de ese bucle. Añadamos a eso que cuando vuestra madre es la esposa de vuestro padre, se siente culpable por aceptar la visita de Enma-Oh. Sólo una vez cada vida, y a veces conciben un hijo. No se si siempre, pero mi antepasado lo fue, como vos.

Son normas crueles para todos. La culpa y la pérdida por toda la eternidad...

No puedo imaginar cómo debe sentirse vuestra madre. Yo mismo a veces he tenido visiones de mi vida pasada, y cuando suceden son tan nítidas como si las estuviera viviendo. Son demasiado fugaces pero si no fuera así, no se qué pasaría si durante una de ellas hiciera o dijera algo que pudiera malinterpretarse en este mundo, porque aunque mi mente esté en otro lugar, mi cuerpo sigue aquí.

En fin, se que era una escritora. Puedo ir ahora mismo a una librería y comprar uno de mis escritos. ¿Pero es mío? ¿Puedo sentirme orgulloso de mi obra, dedicarlo como el autor cuando ni siquiera lo he leído?

Resulta muy extraño, y sólo es una existencia. Si fueran miles... ¿os lo podéis imaginar? ¿El peso de un karma tan denso?
Pienso, aunque no lo se, que cuando alcance la iluminación ambas visiones se sincronizarán, de alguna forma. Pero hasta ese momento sólo generan confusión. Lo que si se es que la culpa nunca ayuda a encontrar ese camino a la paz del alma, y mucho menos a los samurai.

Aunque tampoco tengo yo la respuesta, claro. Si fuera así, no tendría una maestra Togashi y otra Soshi
-confieso encogiéndome de hombros.

-Bueno, portáis la espada de la muerte. ¿Acaso hay quien se atreve a ofenderos ahora, Tenma-sama? -le pregunto curioso. Es posible que si pese a que ella sea capaz de matar a cualquiera en un reto, pero no a todos se les puede retar. Aunque tampoco los daimios tienen acceso a cualquiera.
Aún así, sólo lo pregunto por curiosidad. Quizás ella misma sea su peor rival, la no aceptación de quien es ella, su madre, o su padre. En todo caso se que su tenacidad es demasiado intensa como para que se plantee siquiera otras alternativas, es su camino y poco más hay que decir ya.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8458
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Mi maestro decía que los kamis tienen formas crueles de aprender las cosas, que como el tiempo es diferente para ellos hacer méritos debe ser respetado de una manera especial...

Sigo pensando que sea humano o divino es una forma terrible de aprender... pero quizás tiene sentido porque los sentimientos y no al cuerpo es a lo único que se puede apelar en ese aprendizaje..."


Murmuró pensativa.

Tenma se quedó callada, escuchando tus palabras sobre otro tu que no recordabas o que si, que a veces sentías propio y otras ajeno. Puede que nadie más que ella entendiera no sólo esa situación sino lo que puede traer consigo.

"El peso del alma.... y aún así supongo que la maestra Soshi os diría que el peso del amor es más grande que este...
Y creo que es cierto. O al menos eso me lo parece... ¿pero creo que merece la pena después de saber y de vivir lo que sé y lo que he vivido?"


Suspiró y miró al cielo.

"Debería odiar el amor... ¿no es cierto? Tendría lógica..."

Pero no era esa la voz de quien odiaba, puede más que quién lo temía.

"Buena pregunta... ¿Hay quién se atreva a ofenderme?" 

Más allá de ella misma, te quedaba muy claro que Tenma era la clase de personas que al mirarse al espejo de su peor enemigo se miraba a los ojos.

Hablando de eso llegasteis a la tienda de Kimihito, el cual daba la casualidad que estaba sentado en la entrada, al sol, en el patio delantero, mientras fumaba distraidamente, con una taza de té a su lado. Tenía esa pinta del que no tiene nada que hacer o está esperando a alguien y no dudabas que fuera lo segundo.

"Me alegra de volverlos a ver, mis señores."

Dijo mientras se levantaba y se inclinaba un poco ante ustedes mientras aquel árbol de cerezo de la entrada dejaba caer sus hojas rosadas, era el único cerezo de la ciudad que estaba florecido.

El dependiente sonrió mientras abría las puertas de la tienda.

"¿Vienen a comprar algo?"

Tenma pasó primero saludando.

"Estoy interesada en ver si tenéis algo para mi. Bueno... para nosotros."

Mencionó mientras te miraba de reojo.

"Oh, me encantan los regalos en conjunto." Dijo este mientras os guiaba hasta la puerta de uno de los salones de té. "pero me temo que si es algo vuestro Tenma-sama tendréis que ir vos a por ello. Koji-san se puede quedar conmigo aquí."

Abrió la fusama para dejarte entrar.

"Os acompañaré hasta la puerta del almacén y luego nos veremos aquí, comos siempre tómese su tiempo."

Sonrió con calma mientras te indicaba que entrases en la sala para acompañar a Tenma y momentos más tarde volver a aparecer.
"¿Puedo ofrecerle algo de comer? ¿De beber? ya pronto será la hora de almorzar..."

Te indicó Kimihito cuando entró en la sala.

"¿Cómo han ido sus sueños? Siento el mundo....... más estable."

Comentó con una media sonrisa.
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3719
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Si que lo es. Y creo que es aún más terrible cuando ese aprendizaje de los Kamis involucra también a los mortales, porque lo que para ellos es un mal día a nosotros nos puede arruinar o al menos complicar toda la vida -suspiro pensando en Enma-Oh, pero también en Yume y en Benten, por ejemplo.

-Creo que lo diría, así es. Ningen-do está definido por el amor y la muerte en casi toda su extensión; no se puede comprender ningún aspecto de nuestra existencia sin una dependencia en mayor o menor medida de esas dos constantes, por lo que ellas dos entre si siempre están vinculadas a través de lo que somos, pero a la vez son independientes. Por eso para Enma-Oh es más complicado amar, y para Benten aceptar el rechazo.

En fin, supongo que un matemático lo definiría mejor. Pero básicamente...
-suspiro encogiéndome de hombros.

-¿Odiar el amor? Cielos, no. Tanto vos como mi antepasado, y por tanto yo, son resultado directo del amor. No existirían sin él; su alma habría encontrado acomodo, pero de otra forma... Ambos seríamos personas diferentes.
Así pues, ¿qué resultado tendría odiar aquello que nos hace quienes somos? Pues que nos odiaríamos a nosotros mismos.

Y a ese enemigo... ni siquiera el mejor duelista del mundo puede derrotarlo.

Para mi lo lógico sería todo lo contrario, aprender a amar al amor. Así tendríamos que comprenderlo primero, y haciéndolo nos comprenderíamos a nosotros mismos, entenderíamos esa pregunta kármica que sólo nosotros respondemos y... eso es la iluminación, ¿no es así?

Desde luego yo puedo hablar por experiencia propia. No es el mismo caso que el vuestro, Tenma-sama. Pero en mi anterior vida, ésa de la que os he hablado, se que fue cuando encontré a Benten-Kami, que pude librarme de la oscuridad que quizás arrastraba de otras muchas anteriores...
-le confieso a la Mirumoto.

-¿Qué quien puede atreverse a ofenderos? Vos misma, tal vez. Como mi maestro decía, ese reto nadie puede ganarlo ni siquiera la mejor kendoka, alguien invencible.
Es interesante que hayáis pensado en un espejo para hablar con vuestra señora madre, si me permitís decirlo. Pero "casi" somos familia, así que me atreveré a hacerlo... y por favor no me retéis por ello.

¿Qué ve Mirumoto Tenma cuando se mira a un espejo? ¿Ve una ofensa para si misma, para el honor de su madre y su padre?
¿Aquello de lo que desea proteger a su familia para que no escuchen, es acaso algo que ya le es conocido al resonar en el fondo de su alma?

Porque en ese caso... en mi humilde opinión, daría igual que llegase a ser Daimio, Campeona Esmeralda, o incluso Emperatriz. Siempre seguiría habiendo un igual a vos que le continuaría ofendiendo, y a quien no podría derrotar ni acallar; vos misma.

Como ha dicho, la maestra Soshi diría que el peso del amor es el más grande. Entonces también lo es su complementario, el desamor
-expongo mi opinión a Tenma, mirando por el rabillo del ojo por si acaso desenvaina de repente sus dos espadas. Nunca se sabe con quien no tiene sentido del humor, como puede encajar una realidad molesta.


-El placer es mío, Kimihito-san -le respondo al dependiente sonriendo, devolviéndole la reverencia. No tengo muy claro si es samurai, ni siquiera si es humano, pero se que en aquel lugar, al menos en el espacio de esa tienda, es sin duda el rey ante el que inclinarse sin complejos.

-Os esperaré aqui, Tenma-sama -le digo a la mujer, siguiendo las normas que establece el dependiente. No se qué pasaría si le llevasen la contraria, pero desde luego dudo que encontrásemos el espejo.

-Comer, hum... pues no querría abusar de su hospitalidad, pero lo cierto es que si me apetece algo -sonrío con mucha elegancia -Ayer mismo hablé con mi patrona Yashiko-sama sobre unos bombones, algo inspirado en el beso de un amante, que no he probado porque aún no existen, la cocinera escorpión que deberá fabricarlos no ha podido tener tiempo pero... supongo que si podría haber soñado ya con ello.
¿No tendrá ya algunos de esos, por casualidad?
-le pido con expresión de buen chico.

-Oh, si... mis sueños... Resultaron en una noche muy productiva, a decir verdad. Soñé que viajaba hasta el sueño de Otomo Etsuko-sama, y que la pintaba de una forma que... me cuesta recordar con detalle ahora, pero si se que era impresionante. La obra incluso fue del agrado de Benten-Kami, y eso ya es mucho.
Luego también soñé que accedía a la parte más profunda, al Reino del Soñador como lo describió Nisio-sensei. Y le ofrecimos el cuadro a Yume-dono como un presente. Creo que eso le ha traído paz... hasta me dejó llevarme algo de su Reino como recompensa, y según tengo entendido no es nada sencillo que acceda a conceder tal privilegio
-le explico orgulloso a Kimihito. Bueno, al menos no es sencillo fuera de este lugar, ju.

-Lo único malo es que ahora debo "evitar el tres", según me advirtió la maestra Nisio-sama. No se si es una consecuencia de aquello o simplemente casualidad, pero... ¿os puedo pedir que permanezcáis con nosotros mientras hablamos con la madre de Mirumoto Tenma?
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8458
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"No diga eso muy alto, no es muy popular con ellos, creo."

Te dijo Tenma con media sonrisa.

"Eso que decís es............. muy cierto."

Lo dijo con una sorpresa enorme no tanto por que lo dijeras sino por la ENORME verdad que eso entrañaba.

"Puede que os hayáis iluminado sólo hablando de esa verdad."

Aunque tu no te sentías diferente... ¿o si?

Tenma se aguanto una sonrisa al oirte decir que sería imposible que odiarais amar y se encogió de hombros.

"No te diré que no lo he intentado. Pero puede que nos pase eso, somos más cercanos a la muerte por nuestro antepasado que al amor y nos cuesta más este que la muerte pero no significa que no sea parte de esa otra mitad... de este yin y yan tan peculiar..."

Miró al cielo.

"Sabeis, habríais sido un gran marido de pega."

Bromeó.

"Pero supongo que ahora deberé buscarme a otro que me haga de pantalla mientras decido qué hago con estos sentimientos tan alejados y cercanos a la muerte como es el amor. Con suerte.... nada..."

Musitó al final.

Tenma se quedó pensativa, tenía su mano sobre la empuñadura de su espada cuando andaba así que el mirar de reojo si era capaz de sacarla no era del todo mala idea, pero no movió su expresión para hacerla furibunda sigo quizás más ensimismada en sus propios pensamientos.

"Puede que tengáis razón... lo que veo al otro lado del espejo... es un demonio" pronunciado como Tenma, su nombre. Esa terrible dualidad.

"Soy fruto del amor........ el pecado de este...."


..


El dependiente sonrió ante tu petición y señaló una bandeja de plata tapada que había encima de la mesa.

"Por favor, sírvase lo que desee."

Te dijo mientras tu retirabas la tapadera de plata y allí estaban, esos bombones.

"Son realmente una exquisitez. Sin lugar a duda mi momento del día preferido es cuando los artistas vienen a este lugar y dejan aquí parte de su arte, sus ensoñaciones, fantasías, deseos y recuerdos..."

Y tu eras un artista también, ahora te preguntabas si tu habrías dejado algo más atrás.

"Oh... entonces sin duda fue una gran noche, no todos los días uno puede pintar uno de los Sentidos de Benten en su explendor sin quedar metido en el laberinto que ellas suponen y mucho menos que Yume-dono acepte algo semejante... debió ser muy especial, si, para que os concediera algo asi."

Asintió. Luego señaló a su alrededor.

"Este lugar es un regalo también de Yume-dono a la anterior persona que lo llevaba, a quien espero."

"Claro, el cuatro puede ser un mal número pero el tres puede ser peor si no se duplica." Te respondió el dependiente haciendo que no entendieras nada pero que a la vez te sonase como si para él tuviera mucho sentido.

"Así que vamos a hablar con... ella..." asintió."No es la primera vez que la veré, seguramente seguirá igual que la última vez que la vi, aunque con colores distintos... se refería a su kimono Decidme... ¿ya ha perdido la cabeza? preguntó con cierta pena Cada vida le cuesta más llegar a la vejez con su cabeza intacta... Estoy esperando a que en esta o en otra vida venga aquí por alguna de sus cosas que le puedan ayudar a estar más estable, pero es complicado, la tienda siempre está aquí y ella... muchas veces no viene a la ciudad, pero cada uno de los retazos que ha dejado aquí son hermosos y creo que la ayudarían pero...."

negó con la cabeza y cogió un bombón.

"Esto no funciona así."

La fusama se abrió justo cuando dijo eso y apareció Tenma.

"Sabía que estaría aquí."

Dijo enseñando un espejo redondo de tocador de mujer.

"Cuando mi tio lo perdió y mi tia fue incapaz de encontrarlo con su muerte... al estar aquí supe que podría estar aquí."

Entró en la sala con este.

"Si lo sabía entonces lo estaba, claro."

Kimohito le pidió con la mano que le dejase ver el espejo.

"Oh... es un espejo muy valioso... no hay muchos de estos en el Ningen-do que funcionen tan bien..."

Recorrió con sus dedos el borde.

"Pero debe tener cuidado al usarlo, no queremos que nadie más vea nuestra conversación ¿verdad?"

Tenma negó con la cabeza.

"¿Se acuerda de si tenía una clave?"

"¿Una clave?"

"Si, una frase que dijera su madre al inicio o al final de cada vez que hablaba con él...."

Tenma se quedó pensando.

"Si.... recitaba siempre un poema... cómo era... algo sobre el brillo y las flores de cerezo, era del autor basho..."

Tenma estaba pensativa pero a ti pronto te vinieron los versos a tu mente:

Mis ojos brillan
de tanto contemplarte,
flor de cerezo
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3719
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Pueden enfadarse, pero no quitarme la razón -bromeo con eso.

-Oh, gracias -murmuro, pensando que no se como interpretar que alguien se sorprenda tanto porque haya dicho algo cierto. Aunque en el fondo debo agradecérselo.
-¿Iluminado? -repito levantando las manos y mostrando las palmas hacia mis ojos, como si esperase ver algo diferente -Pues no estoy seguro. Aunque tampoco se cómo debería sentirse alguien en esos casos, así que... creo que me siento igual. Bueno, igual no; mejor porque lo hayáis pensado, eso si -termino sonriendo de medio lado, pero sin dobleces socarronas esta vez.

-Se nos da mejor la muerte, claro. Pero como decían en mi dojo, y apuesto que en los Mirumoto también, "lo que peor se te de, es lo que más debes entrenar"
No es algo baladí, a todos nos gusta hacer aquello que mejor se nos da. Lo difícil es afrontar lo que no, pues... ahí tenemos el trabajo
-suspiro diciéndole a Tenma lo que probablemente ya sabe aunque no le guste reconocer, que no porque el yin sea más complicado se puede abandonar.

-Soy un Kakita. Habría sido el mejor marido de pega -reconozco con una pequeña risotada ante su comentario.

-Oh, se que la maestra Satomi-sensei diría que el pecado nunca está en el amor, sino en malas interpretaciones de éste. En mi opinión, tanto Enma-Oh como vuestra señora madre, en su momento, tomaron su decisión. Eso no os convierte a vos en el pecado, sólo en la consecuencia de las decisiones de otros. Lo que en el fondo es la vida de cualquier samurai.

Lo que si os diferencia a vos de cualquier otro, es que sois única; la hija del amor y la muerte. ¿Un demonio? Bueno, pues utilizad esos sentimientos tan alejados de la muerte, los del amor, para aprender a amar a ese demonio antes que a nadie más.

A vos misma, es el primer paso para comprender a Benten. Quizás entonces entendáis por qué vuestros padres hicieron lo que hicieron, y os deis cuenta de que por ello vos sois única, como un ave de fuego formado por el danzar caótico de las llamas que nunca se repetirá.

Dama Doji-Kami habría dicho un copo irrepetible en mitad de la nieve, pero dado vuestra afinidad me ha parecido más apropiado usar el fuego
-sonrío encogiéndome de hombros de nuevo.

...

-Gracias, Kimihito-san.

Tomo uno de los bombones, lo examino con detenimiento porque luego tendré que explicarle a Yashiko como es algo que aún no existe, disfruto del aroma y finalmente le doy un bocado cerrando los ojos durante un instante para concentrarme en ese sabor tan especial que espero encontrar...

-Es curioso que digáis eso, porque hay quien dice que todo el arte proviene de Yume-do. Sueños de los artistas que estos consiguen recordar y darles forma material, pero, en esencia, siempre seguirán siendo sueños...

Hum, ¿venía aquí Akodo Kotome? ¿Dejó algo de ella...? Se que las normas de este lugar exigen que sólo el dueño del objeto puede reclamarlo, pero en teoría... Kotome y yo, pues...
-me pregunto pensativo.

-Tuve una buena ayuda con Nisio-sensei claro. No habría sabido ni por donde comenzar sin ella, ni siquiera qué pedirle llevarme de allí a Yume-dono.
En teoría yo le hice un favor a la dama Miya, pero... creo que todos salimos ganando.

¿Esperáis a alguien? ¿Puedo preguntar desde hace cuanto?
-digo con curiosidad, porque me parece que podrían ser cientos de años, dado el nivel de conocimiento que el dependiente tiene de todo y de todos.

-Cuatro, tres, seis... Parece que sea algo que tenga mucho sentido para usted y para Nisio-sensei, pero les aseguro que yo no entiendo qué relevancia tiene ninguno de esas cifras.
A ver, creo que llegué a entender que el cuatro era la muerte, y que el tres conducía al cuatro pero... Es decir, ni siquiera veo porqué son números. ¿Es alguna clase de magia olvidada?
-suspiro frustrado, aunque sospecho que me voy a quedar así. Si me he iluminado, debo ser el más tonto de todos los que lo han conseguido, tsk.


-Bueno, según Tenma-sama, su madre ya sufre de cierta confusión, y cada vez sus ciclos de ser una mente u otra son más cortos, por lo que supongo que eso entraría en la definición de haber comenzado a perder la cabeza.

¿No hay ninguna forma de que su hija le llevara algo de aquí?
-le pregunto a Kimihito como una opción -¿Y Kashin? Ella no es mortal, fue creada por Enma-Oh y como regalo para la madre de Tenma, o para la que fue madre de mi antepasado, lo que... viene a ser casi lo mismo. Pocos pueden estar tan vinculados, ¿no?
Ya se que este lugar tiene normas, pero quizás sean distintas para alguien que nació en Meido. Es una espada pero... de hecho Nisio-sensei dijo que si quería conocer su forma humana, éste era el lugar, así que...
-murmuro mirando a mi alrededor.


-¿Es como el que Doji-Kami le regaló a su hermana Shinjo-kami? -pregunto curioso mirando el espejo que sostienen. Probablemente es la reliquia más valiosa de todo el Clan Grulla, de ese nivel hablamos.

Después me quedo pensando en ese poema, el caso es que me suena...

-"Mis ojos brillan
de tanto contemplarte,
flor de cerezo"


Recito sonriendo por haberme acordado. Para que luego digan que la poesía no vale para nada.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8458
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"No querría ver yo a ninguna de esas Fortunas enfadadas..." Te miró de soslayo.

"Supongo que eso sólo lo sabréis a ciencia cierta cuando estéis frente a nuestro antepasado ¿no? O puede que Otsu-sensei si que diga que sabe cómo se siente ella, aunque no como te deberías sentir tu."

Bromeó de vuelta un poco.

"Cierto..........." Suspiró con la molestia de quien ha escuchado eso mil veces y de quien en el fondo sólo quiere por una vez que le dejen hacer lo que mejor se le da, pero la vida no es así, sobretodo su personalidad, ella era la primera que se autoperseguía.

"No para una Mirumoto." Se rio Tenma de vuelta siguiendo tu broma sobre ser los Kakitas los mejores siendo ellos los rivales eternos.

Tenma se quedó escuchando tus palabras con el rostro se mi gacho, en aquellos rasgos fuertes y a la vez suaves al fijarte podías ver parte de Enma-Oh en ella, en sus ojos afilados y en la forma que tenía de moverse, en el color de su cabello y su mentón. Tenma era como la hoja de una katana, limpia, fría, poderosa, temible y hermosa, todo a la vez.

Esta asintió despacio y en sus carnosos labios se tornó una pequeña sonrisa en la comisura de sus labios, una que dijo "arigato" sin decirlo, tan sólo con un cabeceo al terminar tus palabras.

Habían mejores y peores consecuencias de nuestras acciones... puede que no fueran las peores el fruto del amor...


...

Es complicado de describir algo que nunca has tomado y que puede que no estés tomando pero que a la vez si, y ahí estaba la magia de aquel lugar mientras te inundaba aquel sabor.

"Yo diría todo lo contrario, el Yume-do es el joyero de los sueños de los artistas, donde se maceran y crecen para luego que den a luz en el Ningen-do, este es como el seno materno, pero al final, ese seno es el interior del artista."

Te comentó.

"Oh... Pues si que estuvisteis aquí en alguna ocasión, recuerdo que la primera vez que aparecisteis fue cuando tuvisteis la oportunidad de publicar uno de vuestros libros más polémicos que no había conseguido promoción hasta que una editorial de aquí la quiso sacar... os perdisteis y acabásteis aquí, como uno de mis objetos."

Sonrió de medio lado.

"Luego, cuando vuestro trabajo os traía a la ciudad solíais venir a tomar el té aquí conmigo. Si os soy sincero nunca os llevasteis nada. Una vez os pregunté si no teníais curiosidad y me dijisteis que "cualquier cosa que pudierais recuperar de antes de hacerlo con el habla no os traería nada bueno en este momento" así que preferíais el ahora y el atesorar lo que en ese momento teníais... Me pareció muy sabio, a veces las cosas del pasado nos anclan y no siempre a lo adecuado."

"Bueno, ayudar a la sensei es ayudarnos a todos... así que os doy las gracias por la parte que a mi respecta." Te dijo sobre aquello.

"Oh si... espero a alguien..." Dijo mientras comenzaba a sacar su larga pipa con mariposas pintadas en ella. "A la verdadera dueña de este lugar... Yo era su aprendiz..." se quedó pensativo. "Cuánto tiempo.... no sabría decirle.... creo que.... este lugar fue de los primeros negocios de la ciudad tras la caída de los kamis... pero ella ya existía por aquel entonces..."

Miró a la nada pensativo.
"Lo que sí que le sé decir es que yo vi la coronación de Hantei Genji."
"Oh, es una magia casi olvidada muy poderosa, Koji-san como la de los números. El tres es un número bueno y poderoso bien usado porque es la mitad que seis y en este contiene el poder del universo."
Señaló sonriente.
"Sólo que esta magia es como la de los shugenjas, no todo el mundo la sabe porque no todo el mundo la estudia, pero al contrario que la lengua de los kamis, es más cercana ya que está en la nuestra, lo que dista es nuestra educación..."

Kimihito negó con la cabeza.

"Me temo que la única forma en la que algo pudiera salir de aquí sería con ella, ya que lo que sea está vinculado a ella... Sólo podría pasar si viniera a la ciudad o si una de mis puertas se abriera en donde ella se encuentra, ya que esta tienda si bien es cierto que es permanente en esta ciudad de vez en cuando tengo visitas de otros lugares... Pero para eso su alma tiene que buscar este lugar y estará perdida, tanto que quizás no sepa lo que busca..."

Fumo despacio.

"Puede que Tenma-san se pueda pensar el hacerla traer por métodos mortales...."

"Se parece, más o menos, es decir, mi tio lo hizo imitando eso, pero al contrario que el de Doji-kami tiene limitaciones, ya que su poder no era el de un dios... Pero desde Kyuden Agasha a Kyuden Mirumoto servía.... ESpero que lo haga ahora."

Kimihito hizo una señal con la mano como si dijera que eso no era problema.

Tenma estaba pensando en aquello cuando recitaste eso y el espejo al momento comenzó a emitir una suave onda en verde.

"Era eso."

Dijo Tenma animada. Kimihito se levantó para ponerse un poco más cerca cuando Tenma se sentó a tu lado y dejó el espejo apoyado delante vuestra y lentamente este empezó a mostrar una habitación de un dormitorio. Algo se movió por este y de repente...

Una mujer.

Una mujer que te sorprendió por lo joven que parecía, aunque a la vez tenía ese aura de madurez que envuelve más que al cuerpo al alma. Tenía unos ojos parecidos a los de Tenma y sin duda una elegancia regia, como la de un juez en cierto sentido, orgulloso y altivo pero sin llegar a ser cortante.

"Madre."

Dijo Tenma haciendo que la mujer volviera sus ojos que por un momento se mostraban muy inteligentes y pronto cambiaron a otros más apaciguados.

"¿Tenma?"

Preguntó la mujer con sorpresa.

"Hija... ¿qué haces? ¿Dónde estás? ¿estás con tu tío?"


Tenma que se había alegrado de pronto puso una expresión sombría.

"No, madre, no estoy en Kyuden Agasha... os dije... que venía a la capital..."


La madre se quedó pensativa e hizo un ademán de haber olvidado algo.

"Ah si... es verdad... que cabeza la mía... me dijiste ayer que te ibas..."


Tenma bajó los ojos y dijo bajo:

"Hai, ayer..."

"¿Entonces has llegado hasta Kyuden Agasha?"


Tenma negó una vez más.

"No, ya estoy en la capital."

"¿Tan pronto?"

Ella asintió. Su madre asintió también.

"Los días pasan tan rápidos a veces... Ayer mismo eras una niña y... mírate hoy..."

Tenma asintió despacio.

"Madre, estoy aquí con unos amigos, uno de ellos es... un pintor, amigo de padre, este ha expresado que quería pintar un retrato."

Esta puso expresión pensativa.

"¿Tu padre también ha ido a la capital? Esta mañana creía haberle visto..."

Tenma negó de nuevo.

"No importa. Os presento a mi amigo, Kakita Koji-san, cuando vuelva os enseñaré algunas cosas que ha hecho, es un gran artista."

Tenma separó un poco más el espejo de forma que pudieras entrar en el reflejo. La madre no pareció sorprendida y te saludó con una elegancia que bien podría haber sido la de alguien en la Ciudad Prohibida, pero a la vez el aura de aquella mujer es como que podría ser cualquier cosa, como que había sido cualquier cosa y todo lo dominaba.

"Un placer, Koji-san... mi nombre es..."

"Naru." te dijo Tenma.

No debía ser su nombre en esta vida pero tenma sabría bien que era el mejor nombre al que referirse a ella para que su mente se centrase, el nombre al que se autollamaba cuando estaba en esos períodos, su primer nombre.
Naru asintió.

"¿Y va a dibujarme desde allí?"

preguntó curiosa.




Imagen
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3719
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Yo tampoco. Aunque entre nosotros, no deja de ser curioso que un dios pueda llegar a actuar de la forma que nosotros llamaríamos inmadura, porque la inmadurez es algo que se corrige al envejecer, pero las Fortunas son inmortales.
Pero claro no todos somos Miya Nisio, así que de una forma o de otra es más prudente no cruzar ciertos umbrales
-suspiro con un gesto de resignación.

-Creo que precisamente Otsumoko-sensei si que sabe el nivel de iluminación de cada alma que ve a su alrededor, porque después de todo ella ve esos tatuajes suyos bajo la piel, y para eso... pues justamente, tiene que poder ser capaz de ver más allá de la superficie, hasta el karma y el alma.
Que no pueda ver el camino de cada cual no significa que no vea el estado de progreso en aquel.

Es decir, creo. No se exactamente cómo funciona, y aunque se lo preguntara dudo que respondiera algo que pudiera entender con claridad. Es una Togashi después de todo
-bromeo, aunque sea cierto.
-Supongo que si en algún momento yo comienzo a decir cosas que a mi me parecen muy evidentes pero los demás no entienden, podría ser un indicativo de que ya he llegado -añado socarronamente.

-Sería divertido ver una competición entre dos cónyuges tratando de demostrar quien es el mejor esposo de pega -apuesto a que sería una receta irremediable para que ambos acabasen enamorados, que vendría a ser como el último y arrogante paso que darían para intentar derrotar al otro, pienso conteniendo una carcajada. Es material para una comedia, eso seguro.

...

-Puede ser... Pero el interior del artista también existe en Yume cuando éste duerme. Quizás la obra nazca ahí si, sin embargo sigo pensando que la libre asociación de ideas y emociones que se produce en el Reino del Sueño permite a esas obras de arte en potencia tomar forma de un modo más eficaz. Por eso yo no creo en cánones ni normas; la racionalidad debe ponerse al servicio de la imaginación, y eso es más sencillo que suceda en Yume-do.

Tampoco es imposible que se produzca en Ningen a través de un proceso racional, sólo más complicado
-argumento con el dependiente, aunque en realidad creo que básicamente decimos lo mismo salvo algún detalle formal.

-Si me perdí y acabé encontrándome aquí, significa que alguien soñó conmigo. ¿No es cierto? -sonrío pensando en aquel Akodo, hoy Doji. No creo que funcione así, pero me transmite un simbolismo muy adecuado.
-Supongo que me faltaba algo, así que no tenía sentido mirar atrás, sino adelante. Para entender el amor más allá de lo pasajero, creo que tenía que comprender a la muerte, como sólo hacen los bushi, lo que en mi caso ahora incluso tiene tintes familiares.
Y al final como conclusión, entender la vida. O eso espero al menos.

De todas formas... se perfectamente que la compañía de una Kitsune es más agradable, es su naturaleza, pero confío en que no le importe si con esta nueva imagen retomo la costumbre de venir a tomar el té con vos, Kimihito-san.
Podría haber sido yo cosas mucho peores que un grulla con un particular sentido del humor
-bromeo dejando escapar una pequeña carcajada de propia resignación mientras me permito disfrutar de otro de aquellos bombones. Algo delicioso de lo que me acabo de dar cuenta es de que probablemente no engorden, lo que los hace más perfectos aún; me temo que en eso ni siquiera la vieja amiga de Yashiko podrá igualar estos.

Inclino la cabeza con gracia aceptando su agradecimiento por haber ayudado a Nisio -Aún espero poder ayudarla más veces, lo que ahora pasa por conseguir el retrato de la esposa de Enma-Oh.
Bueno, y que a éste le agrade el resultado... Eso me plantea un dilema, porque ¿debería retratar a la Naru más joven y vigorosa que él recuerda de cada vez, o a la atormentada que tiene que sufrir el trance del final de la vida una y otra vez? Quizás esto segundo sea más realista, pero podría deprimirle y... si la Fortuna del Amor deprimida es terrible, la Muerte no debe serlo menos
-le pregunto a Kimihito por su opinión.

-¿La... coronación de Hantei Genji? ¿De aquel Hantei Genji...? -repito incrédulo -Vaya, eso es... mucho tiempo... ¿Y decís que la dueña de esta tienda era anterior a eso incluso? Entonces... hasta podría haber visto caer a los Kamis...
Cielos, uno de los descendientes de aquel Hantei haría bien en nombraros Fortuna de la Paciencia y la Esperanza, Kimihito-san
-suspiro con honesta admiración.
Por un segundo me invade la curiosidad de seguir preguntando donde está esa anterior dueña tanto tiempo, pero algo me contiene. Es probable que la respuesta, la sepa el dependiente o no, no sea demasiado agradable. Él desprende devoción, y hay pocas fuerzas que puedan interponerse en una como ésa durante tanto tiempo, y la mayoría serán malas.

-¿El universo está en el seis? -murmuro frunciendo el ceño mientras dibujo ese número en el aire -¿Entonces qué es el doce? -pregunto sin entender ni media.
-Ah, como esa magia de las palabras de la que me habló la maestra Nisio... o era de los nombres, bueno. El caso es que se realizaba en nuestro idioma, no en el de los kamis. Así que en teoría... podría hacer magia hasta yo. Me sigue resultando un concepto extraño, que alguien como yo pudiera pero... no lo pongo en duda -no viniendo de quienes viene la información, por descontado.

-Tenma-sama podría traerla. Aunque para eso primero debería estar convencida de la capacidad sanadora de lo que hay aquí, y no creo que se de cuenta.
Tal vez podríais explicárselo, ¿funcionaría?
-le pregunto.


Después asisto como espectador a la conversación entre la Mirumoto y su madre, y no puedo evitar sentirme incómodo pensando que es algo perteneciente a su intimidad que no debería presenciar, pero por otro lado me ayuda y mucho a hacerme una idea más fidedigna de la modelo que busco retratar, así que supongo que si es aquí donde debo estar.

-El placer es todo mío, mi señora Mirumoto -le saludo cuando Tenma me presenta, inclinándome profundamente ante el espejo. -Vuestra hija me ha hablado maravillas de vos, es un honor conocerla al fin Mirumoto Naru-sama.

-Oh, verá me he acostumbrado a retratar a notables damas de la corte, demasiado atareadas como para posar durante horas por lo que he desarrollado la capacidad de hacer esbozos, tomar algunas notas iniciales a lo largo de uno o varios encuentros en persona, y después realizar la obra en si con toda esa información.
Al final sólo tengo que corregir pequeños detalles, pero en este caso alguien que os conoce tan bien como Tenma-sama puede también ayudarme en eso, así que... no os molestaremos demasiado, se lo aseguro.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8458
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"¿Y cuánto tiempo se necesita algo para curarse con la edad si tienes todo el tiempo del mundo?"

Te preguntó esta de vuelta. 

"No, no creo que lo entendieramos pero sería nuestra culpa."

Sonrió por lo de la maestra.Al final no pudo evitar reirse bajo ante tu frase sobre lo de cuando hablases y los demás no te entendieran.

"Es más común de lo que parece eso en tierras dragón y creo que funciona."

"Sería un gran libro que leer, ya que algo así no se podía ver por una mirilla, deberías vender tu idea a algún autor."

Asintió.


...


"Lo que tengo claro es que en el Yume-do no existe la frustración de "no poder hacer debido a nuestra habilidad lo que está en nuestra mente"... por eso es... tan especial."

Y miró a su alrededor y despacio hacia los bombones.

"Es muy posible, si, que fuerais el sueño de un sueño...¿No es hermoso pensar que somos el sueño de otra persona?"

Te sonrió.

"Ha sido un gran viaje el suyo, Koji-san, en la vida, la muerte, las palabras, la falta de este... espero de corazón que pueda llegar al final."

Asintió con un cabeceo solemne y unas palabras marcadas por un cariño innegable.

"Es una costumbre que me parece encantadora que retome." Sonrió sobre lo de ir a tomar el té con él.

"Creo que estáis en el lugar perfecto para poder soñar con cómo eran ellos juntos." te indicó sobre la mujer."Que podéis verla ahora tal y como es pero a la vez podríais luego verla como era antes, ambas cosas, por eso podíais tomar las notas necesarias para que cuando pintéis tengáis ambas referencias."

"Oh si... ella era ya como yo cuando yo llegué a esta tienda." Como él en el sentido que aquí estabais, seiscientos años más tarde hablando de hantei Genji.

"Esto.... miro a su alrededor... es el sueño del propio Ningen-do... Y ella la mariposa del caos que la creó."

Susurró mirando a la habitación con un cariño inconmensurable.

"¿Qué es el doce?" sonrióPues está claro, es un ciclo completo, es el zodiaco."

tan claro para él como para Otsu la realidad pero tu, no veías nada sin duda.

"Justo. Es que antes, Koji-san, que los kamis cayeran y tratasen de enseñar a aquellos con poder espiritual las viejas fórmulas los humanos ya hacían magia, sino... ¿qué era Isawa? Y esa magia tenía su propio lemguaje, de esta hablamos.
Nisio-sensei es experta en esa clase de magia y como ya hace mucho tiempo que nadie la usa el poder acumulado en el paso del tiempo es increíble y está a su alcance."


"Tenm-sama deberá tomar una decisión de si cree que traer a su madre a curarla es algo que tiene que hacer justo ahora, que está tratando de demostrarle a su clan y al imperio que merece ser cabeza de dragón." Te contestó.


Naru tenía ese algo, ese algo distinguible de quien pasa a tu lado y la puedes recordar, incluso en aquel momento en el que el girasol miraba cabizbajo a la tierra seguía teniendo ese aura poderosa y esos rasgos marcados y ojos inteligentes tras la neblina de la memoria.

"Oh... entonces... está bien..." asintió esta a tus palabras."¿Y debería hacer algo en especial?"

Te preguntó.

"No soy una mujer tan atareada, la vida en Kyuden Mirumoto es taimada como el rio que baja despacio por pendiente suave ya casi cercano al mar."

La voz de esta era suave pero tenía un matiz poderoso, era como la tierra, firme y cálida pero bajo la hierva era regia y dura, podía ser ambas cosas.

Tenma la miraba con una mezcla de dolor y amor, podías verlo en sus ojos, y se fijaba en cada microgesto de su madre como si buscara el inicio de algo.

"¿Cómo estas entonces Ten-chan?"

Le preguntó a Tenma mientras tanto.

"Bien, madre."

"¿Han remitido las pesadillas?"

Tenma se quedó callada y asintió.

"Me alegra..."

Susurró mientras se colocaba bien con elegancia las mangas del kimono.

"¿Te fuiste con tu daisho completo verdad?"

Ella asintió y su madre también.

"Entonces todo está bien... estarás bien..."

Tenma una vez más asintió.
Naru miró hacia ti.

"Dígame, Koji-san... ¿Está la ciudad en calma o ya ha explotado la tormenta?"
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3719
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

-Pues... todo el tiempo del mundo -le contesto con una sonrisa resignada -En matemáticas, el concepto de "infinito" es algo complejo que sólo los teóricos utilizan, un concepto más filosófico que numérico por así decirlo. Pero se conviene en que el infinito, para serlo, debe ser inabarcable por medios finitos...
Entonces el infinito dividido por cualquier número, sigue siendo el infinito. ¿Por qué? Pues porque si de esa división resultase un número finito, significaría que multiplicando dos números finitos llegaríamos al infinito, y eso por definición está fuera de nuestro alcance.

O sea que una porción de "todo el tiempo del mundo", sigue siendo "todo el tiempo del mundo". Los dioses no se pueden curar con la edad, a diferencia de nosotros. O en todo caso les llevaría, literalmente, una eternidad. Ésa es su maldición
-suspiro pensando en la forma en la que Enma-Oh es incapaz de superar la pérdida de su esposa, sin ir más lejos.

-Pero por otro lado... los dioses están influidos por la fe de los mortales. Nuestra naturaleza les alimenta y viceversa. Supongo que por ese motivo nosotros podemos trascender, y también implicaría que ellos aún pueden "curarse" si nuestra fe les incita a ello.

Lo que es algo que también le sucede a Benten-kami. Como he dicho, creo que el amor y la muerte tienen una relación tan estrecha y única con Ningen-do que, en cierto modo, les hace formar parte de este mundo pese a seguir siendo divinos.

Eso pienso, al menos
-murmuro volviendo a sonreír.

...

-No sólo la falta de habilidad, también pueden faltarnos los medios... Yo por ejemplo podría desear pintar como la luz dibuja un paisaje, pero sólo tengo mis pigmentos y pinceles. En Yume sin embargo, puedo pintar con la propia luz. Claro que luego no puedo sacarlo de allí, pero al menos ya tengo una idea, un sueño, de como querría que fuese mi obra.
Seguramente nunca llegue a igualarlo aquí, pero siempre que tenga una meta puedo seguir avanzando. Eso es lo que nos dan los sueños, metas inalcanzables a las que perseguir toda nuestra vida y así seguir deseando mejorar hasta nuestro último día de vida
-explico mi punto de vista, observando aquellos bombones.

-Ser el resultado del sueño de otra persona... Si, desde luego, sería hermoso -asiento dándole la razón levantando la vista hacia el espléndido cielo que se ve a través de las fusamas, pese a que se que no había esa claridad cuando hemos llegado a la tienda.

-Gracias, Kimihito-san. Le agradezco de todo corazón sus buenos deseos. Ojalá que en todo caso, mis pasos por este lugar hayan dejado algo hermoso para vos a cambio -respondo con una sentida reverencia.

-¿Puedo verla como era antes, a Naru-sama? Bueno, se de ella, de la esposa de Enma-Oh, lo que éste me contó. Pero aparte de eso no la conozco, ¿cómo puedo imaginarla entonces? ¿No sería una idealización mía y no ella misma en todo caso? -le pregunto curioso al dependiente.

-¿Y ella... aquella mariposa del caos a la que esperáis... se marchó de la tienda, saliendo a la ciudad? -murmuro, pensando que cada vez estoy más convencido de que Kimihito está por algún motivo atrapado eternamente en este reducto de Yume, hasta el punto que quizás ya ni siquiera pudiera existir más que como un sueño en vida. Así que si por algún motivo saliera de aquí... tal vez simplemente se desvanecería para siempre, como los sueños al despertarse.

¿Pero quién construiría esta especie de trampa eterna entonces, y por qué motivo?
Aunque desde luego, él no se comporta como si esto fuera una prisión. Así que resulta bastante chocante todo.

-¿El zodiaco? Hum, bueno... nunca he sido muy creyente en eso, pero... Mi abuela si, y me contó que yo nací bajo el signo del caballo. De pequeño siempre pensaba que ojalá me hubiera tocado alguno más impresionante, como el tigre o el dragón, pero por otra parte al menos no era una rata.
Supongo que ser un caballo está bien. No se especifica de qué tipo, así que podría ser un unicornio... pero azul, no rosa. O mejor, un Ki Rin
-suspiro sin estar demasiado seguro de que nada de eso tenga la más mínima importancia.

-Es que no todos conocimos a Isawa-dono en persona -bromeo con media sonrisa -Lo único que se de él es lo que cuentan nuestros hermanos Isawa, y nuestros hermanos Isawa son casi tan herméticos con sus asuntos como nuestros... primos, Bayushi.
Por algo ellos eran gemelos. Bueno, Shiba, claro.

Así que aparte de ser "el shugenja más poderoso de la historia", no se nada sobre su magia. Siempre supuse que practicaba la elemental, como cualquier sacerdote
-expongo pensativo frunciendo el ceño. Aunque es verdad que si esa magia sagrada se supone que la renovaron los Kamis, algo no encaja.

-Entre nosotros, yo diría que antes de eso Tenma-sama debería encontrar dentro de ella un auténtico motivo por el que desear ser daimio. Los samurai a menudo olvidamos que colocar una armadura delante de lo que nos duele no es igual a sanarlo -resoplo encogiéndome de hombros.


-Oh no, Naru-sama. Nada especial. Yo tomaré algunos dibujos mientras hablamos, si me dais vuestro permiso -le solicito formalmente con una inclinación muy cortés.

Pienso que es curioso que haga esa comparación, porque Kyuden Mirumoto está en las montañas, mientras que es Otosan Uchi quien se encuentra en esa suave pendiente cercana al mar. Así que... bueno, imagino que da igual.

-¿Puedo preguntaros a qué profesión os habéis dedicado antes de hallar esta actual vida tranquila, mi señora Mirumoto? -curioseo un poco para conocerla mejor.

-¿Tormenta? -repito levantando la vista sorprendido por aquella cuestión -Bueno, yo no describiría Otosan Uchi como un lugar tranquilo nunca, pero... no sabía nada de que se esperase una tormenta.
De hecho, comparado con algunos años atrás, ahora todo está bastante calmado
-añado pensativo, mirando de soslayo a Tenma y a Kimihito. ¿De qué tormenta se supone que habla?
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8458
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Así que el adolescente lo será de por eternidad." Que era su "de por vida""Que horror... no querría yo serlo de por eternidad."

Bromeó un poco.

"Pero si que creo que tenéis razón en algo, puede que no sea curarse, pero si modificarse o al menos volcarse de un lado a otro de la moneda."

Justo como en el caso que Satomi te había hablado del amor, unas veces de un modo, otras de otro, siempre amor, sólo dependiendo de lo que el ser humano moviese en este.


+++

"No puedes pintar con la luz pero si que puedes ver el color que la luz refleja en las cosas y puedes tratar de conseguir ese color y es por eso, como decís, que el sueño nos inspira."

Te comentó.

El dependiente sonrió tanto por tus gracias como por el hecho de compartir con él aquellos pensamientos y asintió despacio mientras bebía un poco de té y decía:

"Ah... hoy este té me recuerda a los que ella infusionaba en primavera..."

"Oh, si que puedo hacerlo, lo que tiene que hacer es que ella piense en "ella antes" no le hable de un momento en concreto, haga que ella sola vuelva atrás, que piense en su juventud pero no en cuál, que piense en el ser amado, pero no en cuál... y entonces..."

Sonrió.

"Ella...." Miró a una fusama hermosa pintada con mariposas."Ella se marchó para que este lugar pudiera permanecer y pudiera seguir haciendo su trabajo cuando un enorme mal azotó el reino de los humanos... Era una mariposa del caos... pero también del orden, porque todo está en la misma moneda... Dejó por un lado un enorme caos, como en mi, pero por otro lado el mundo se benefició de la estabilidad que trajo..."

Miró a la nada.

"¿Alguna vez ha pensado la brecha que los kamis dejaron entre los reinos y cómo esta se cerró cuando salieron del Ningen-do para volver la mayoría al Tengoku? El precio de cerrar ese pasaje sin que alterase nuestro reino...."

Kimihito se rió bajo con lo de la rata.

"Y aún así fue el primero que llegó en presencia del kami y el que recibió más dones, la rata."

Te dijo.
Denostada si, pero agraciada en cuanto al zodiaco y sus dones.

"Antes no existía el concepto de magia elemental como existe ahora, porque no había una separación tan absoluta sobre lo que es y lo que no es, lo bueno y lo malo, eran energías universales que se movían en círculos y en megumis, en puntos y comas del karma... Isawa era uno de los que conocían bien estas energías y sabía muchos leguajes que hablaban de ella, como la nomimancia, la numeromancia y...... bueno... otras denostadas."

No dijo que más pero intuiste que se trataba de algo que ahora no se usaba y sonaba a prohibido.

"Oh... me temo que esa clase de deseos olvidados y perdidos no lo tengo en esta tienda."

Te dijo sobre lo de Tenma.

"Pero, Koji-san, es un deseo muy hermoso ese que exponéis, sin duda."


Ya junto a Naru esta asintió y te dio permiso sin lugar a dudas a que tomases las notas que quisieras mientras tu sacabas tus artilugios de dibujo.

"Qué profesión...."

Aquella pregunta vistes que la dejaste algo parada, en sus ojos hubo una neblina y casi pudiste sentir las cientos de vidas y de conocimientos, las de profesiones que habría tenido hasta que... pestañeo un par de veces y llevandose una mano a la mejilla sonrió un poquito.

"Perdón, me he quedado... espaciada... ¿Me habíais dicho por qué he hecho en mi vida antes de ser madre y esposa a tiempo completo verdad?" Parecía que tenía que decirselo más a ella misma que a ti."He sido... en esta vida, no lo dijo pero podías oirlo herbolaria... "

Dijo despacio.

"Siempre se me han dado bien las plantas, recordar listas enormes de propiedades y la atención al detalle... hay algo en la preparación de medicinas que.... requiere toda tu atención y a la vez calma la mente."

Cuando dijo lo de la tormenta Tenma te miró sin saber muy bien de lo que hablaba pero el dependiente desvió la mirada.

"Ah... aún no ha empezado..."

Dijo Naru llevandose la mano a la boca pensativa.

"¿De qué habláis madre?"

Los ojos de Naru se habían quedado espaciados hasta que Tenma preguntó eso, entonces una vez más pestañeó varias veces y sus ojos se aclararon.

"¿Qué?"

"¿De qué tormenta habláis?"

"¿Tormenta? preguntó esta¿ha empezado siendo una primavera tormentosa allí cerca del mar?"

Tenma negó con la cabeza y te miró de reojo y susurró bajito.

"Dejémoslo pasar pero.... madre... madre tiene ciertos dones..."

"¿Y cuándo vuelves a casa Tenma?"

Le preguntó esta.

"Acabo de llegar, madre, aún quedará para volver."

"Oh... pero tienes que volver como muy tarde antes que termine el verano."

"No se preocupe, madre, espero estar de vuelta al final de la primavera, a lo sumo, espero."

Naru asintió mucho más tranquila de pronto.

"¿Y usted vive en la ciudad, Koji-san? "
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Avatar de Usuario
Kakita Koji
Sarcástico duelista
Mensajes: 3719
Registrado: Dom Sep 21, 2008 6:09 pm

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Kakita Koji »

Le devuelvo la sonrisa y pruebo el té tras escuchar al dependiente hablar sobre el sabor al que le recuerda, aunque sin saber exactamente a cual se refiere no se si yo podré saborear algo o no será más que agua tibia.

Asiento entendiendo lo que Kimihito me dice como método de enfocar la mente de Naru en aquella que es en cada vida, pero en ninguna en particular. Lo que no se es como reaccionaría Tenma a algo así, a ella todo esto le afecta mucho más de lo que jamás reconocerá me temo.

-Pues... no, la verdad. He escuchado esa historia mil veces pero nunca me he detenido a pensar si esa brecha se cerró, o como. Siempre había dado por supuesto que ese pasaje seguía estando ahí, en alguna parte... De hecho Nisio-sensei dice que todo Otosan Uchi está repleto de conexiones con otros Reinos.

Así que, ¿fue su mariposa quien cerró la brecha que dejaron los Kamis? ¿Es que ésa también era peligrosa?
-le pregunto desde la ignorancia, porque claro cualquiera asumiría que la influencia de Tengoku, a diferencia de la de las tierras sombrías, habría sido positiva.

-Ya, pero el Kami no le concedió el don de dejar de ser una rata. Ya sabe, alimentarse de basura, transmitir enfermedades y ser odiada por todos -bromeo sonriendo de medio lado. Sigo prefiriendo el noble caballo, puestos a comparar.
¿Alguien se imagina el Clan de las Ratas? Ni siquiera Bayushi-Kami se atrevió a llegar tan lejos en su socarronería, ju.

-¿Denostadas? ¿Significa que Isawa utilizaba magias prohibidas? -repito enarcando una ceja -¿Y los orgullosos Fénix pueden vivir con ello? -bueno, eso explicaría sus reticencias habituales a hablar sobre sus propios secretos, claro.

-Ojalá pudiera ser algo más que un buen deseo. Pero me temo que Otsu-sensei diría que cada tormento Mirumoto debe encontrar su propio camino por si mismo, o algo parecido -murmuro pensando que ahora veo más lógico que ella en particular apoye a otro de ellos.



-Herborista. Oh, entiendo perfectamente lo que decís, para mi pintar supone algo parecido, me lleva a un estado de paz y calma dentro de mi mismo, justo como lo que habéis descrito, Naru-sama.

¿Puedo preguntaros también por vuestra juventud? Si habéis tenido un ser amado, no tenéis que decir nada que no deseéis por supuesto, pero tal vez simplemente querríais pensar en él... Ese tipo de matices emocionales en cada uno de nuestros gestos son los que trato de reflejar en mi pintura, es lo que la hacen diferente a los grabados más tradicionales
-le propongo a Naru, siguiendo el consejo de Kimihito.

Luego al hablar de esa supuesta tormenta, me doy cuenta de que el dependiente si parece saber de lo que habla Naru. No es la madre de Tenma la que habla, bueno si, pero ese "recuerdo" de la tormenta debe pertenecer a la especie de matriz que es ahora la mente de la Naru original, sobre las de cada una de sus reencarnaciones.

-Lo comprendo -muevo la cabeza con un gesto de cortesía, suponiendo que esos dones de los que habla Tenma serán lo que había pensado, retazos de la memoria milenaria del alma de Naru. Lo que en ese caso no serían tanto presagios como recuerdos... ¿De hechos que están condenados a repetirse cada cierto tiempo?

-Oh, pues yo he llegado a la ciudad como yojimbo de una importante dama, Doji Kamoko-sama. Se suponía que iba a ser una estancia temporal, pero después de conocer este lugar... creo posible quedarme aquí de manera estable.
Así que podría decirse que si, que ahora vivo en Otosan Uchi.
-sonrío contestándole con la debida etiqueta.

-¿Suele haber tormentas aquí después del verano? Sería bueno saber eso antes de comprar una casa en propiedad -le pregunto con curiosidad, volviendo a mirar al dependiente con cierta notoriedad por si él sabe algo más que Naru no puede recordar del todo.
"La genialidad no es más que la locura revestida de triunfo"
Avatar de Usuario
Isawa_Hiromi
Dominatrix in WonderRokugan
Mensajes: 8458
Registrado: Lun Sep 08, 2008 4:09 pm
Ubicación: En la Biblioteca de la Ciudad Prohibida... posteando!!

Re: Día 7.- Mañana.- Kakita Koji

Mensaje por Isawa_Hiromi »

"Y es cierto, porque el Ningen-do está muy cerca de todos lados, si hablamos de reinos, pero hay ciertos corredores que mejor mantener cerrados o al menos no abiertos para que cualquier equívoco pueda pasar.

Los caminos no son malos per se, sino más bien quién puede recorrerlos..."


Te dijo sobre aquel camino y sobre por qué lo había cerrado.

"Bueno.... sería mal educado tener un clan de las ratas cuando los Cangrejos conocen de ciertos individuos en las tierras sombrías con ciertas características similares, no sería muy adecuado para con nuestros vecinos."

Comentó como si tal cosa.

"No se puede hacer magia prohibida si no existe el concepto de prohibida."

Te guiño un ojo.

"Nuestros amigos los Fénix manejan la terminología mejor que nadie"

El dependiente asintió a lo que diría Otsu y bebió un trago despacio.

"Hay montañas más pedregosas de subir que otras..."

..

"¿Hacéis vuestros propios pigmentos? El arte de hacer crecer las plantas, cortarlas cuando se debe y mezclarlas tiene mucho de eso..."

Te dijo Naru.

"Un ser amado..."

Sus ojos se nublan por un momento antes de sonreir con estos de nuevo más claros y taparse un poco la boca con la manga.

"Bueno... todo el mundo tenemos personas a las que amamos..."

Tenma te miró con el ceño algo fruncido sin entender bien qué es lo que pretendías y lo que estabas haciendo.

Naru asintió a lo de tu estancia temporal pero cuando hablaste que te gustaba demasiado y que puede que te quedases se llevó la mano a la boca y la tapó pensativa.

"Oh... bueno... parece una buena ciudad en donde vivir siempre que..."

Se quedó callada.

"Es una ciudad de tormentas estacionales volátiles."

Te dijo el dependiente.

"No le diría que sólo veraniegas aunque la hemos tenido."

"Vuelva a casa para finales de verano."

Te dijo de pronto Naru.

"Seguro que su familia querrá verle no sólo en invierno."

Aquello era una sugerencia pero parecía más bien una petición encubierta.

"El final del verano es cuando termina la temporada de floración de ciertas hermosas flores que suelen conmocionar cuando llegan a su final..."

"Pero madre.. vos siempre decís que tras el final de una estación floral llega otra."

"Ah... y es cierto... el otoño es la estación de los crisantemos..."

Aquello sonó más importante de lo que era hablar de una flor.

"Este año va a ser importante... muy importante... Por eso, Ten-chan, tienes que ocuparte de tus asuntos y volver pronto."

Tenma asintió tratando de no perturbar aquella visión más.

"¿Y se queda por un ser querido?"

Te preguntó de pronto Naru.

"Habláis de tal forma..."
"Nací con el mar
Libertad del estío
y profundidad."


"Los caminos no están para llegar a nuestro destino sino para recorrerlos"

"NOSOTROS somos Otosan Uchi, el resto son sólo palabras."
Isawa Hiromi, Dominatrix in Wonderland
Responder